Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Egipto: carácter represivo de las medidas contra la violencia.

  

 Egipto: Las autoridades deben abordar la violencia sectaria, no abusar de los poderes de excepción

Funerales de las víctimas de los ataques reivindicados por el autodenominado Estados Islámico // MOHAMED EL-SHAHED/AFP/Getty Images

10 de abril de 2017

Las medidas del estado de excepción declarado por el presidente Abdel Fatah al Sissi a raíz de los tres deplorables atentados con bombas perpetrados contra iglesias en Egipto no servirán de mucho para resolver las causas originarias de los ataques sectarios contra los coptos en Egipto, y lo más probable es que den lugar a un deterioro mayor de la situación de los derechos humanos, según ha afirmado hoy Amnistía Internacional.

El grupo armado autodenominado Estado Islámico ha reivindicado la autoría de los atentados con bombas cometidos de manera sincronizada en Tanta, y otros dos en Alejandría, dirigidos contra los servicios religiosos celebrados con motivo del Domingo de Ramos.

“Los mortíferos atentados contra las iglesias demuestran un lamentable desprecio por la vida humana y deben ser condenados en los términos más enérgicos. Nada puede justificar un ataque terrorífico contra ciudadanos corrientes que asisten a un lugar de culto”, ha afirmado Najia Bounaim, directora adjunta de Campañas de la Oficina Regional de Amnistía Internacional en Túnez capital.

Las autoridades egipcias tienen la obligación de proteger la vida y la seguridad de la población, pero la solución no está en seguir restringiendo y endureciendo las restricciones sobre las pocas libertades que quedan en Egipto. Para resolver el problema de la violencia sectaria hace falta sincera voluntad política de poner fin a la impunidad y ofrecer protección.

“Egipto tiene un historial de varios decenios recurriendo a medidas de excepción que otorgan a las fuerzas de seguridad amplios poderes para cometer violaciones de derechos humanos sin control, y que dan lugar a detenciones arbitrarias, tortura y otros abusos graves.”

Estado de excepción en Egipto
En agosto de 2013 fue declarado una vez más el estado de excepción en Egipto por un periodo de tres meses tras la violenta disolución de las sentadas de Rabaa y Al Nahda.

Anteriormente, durante el régimen del presidente Hosni Mubarak, Egipto estuvo sometido al estado de excepción durante 31 años, hasta 2012, lo que facilitó la comisión sistemática de violaciones de derechos humanos y permitió a las fuerzas de seguridad egipcias recluir durante años a miles de personas en detención administrativa sin respetar las garantías procesales concebidas para garantizar la administración imparcial de justicia. En 2013, el Tribunal Constitucional revocó la disposición que permitía la detención administrativa en virtud de la Ley del Estado de Excepción (Ley 162 de 1958).

Desde que se levantó el estado de excepción, las autoridades egipcias han recurrido al sistema ordinario de justicia penal para aplicar la detención preventiva y celebrar juicios colectivos ante salas especiales sobre terrorismo que han impuesto la pena de muerte o la cadena perpetua en cientos de casos tras un juicio sin las debidas garantías.

Sin embargo, resulta más preocupante que la Ley del Estado de Excepción permita a las autoridades celebrar juicios ante unos tribunales de seguridad del Estado para el estado de excepción que son manifiestamente injustos y no respetan el derecho de apelación.

“El estado de excepción nunca puede servir de excusa para cometer violaciones de derechos inderogables. No se puede legalizar la tortura, el homicidio ilegítimo, la desaparición forzada y la detención arbitraria declarando el estado de excepción”, ha dicho Najia Bounaim.

El presidente de Egipto, Abdel Fatah al Sissi, también ha firmado y aprobado la Ley Antiterrorista (Ley 94 de 2015), que concede a las autoridades amplias atribuciones normalmente reservadas al estado de excepción y que en la práctica restringe arbitrariamente los derechos a la libertad de expresión, de asociación y de reunión pacífica.

Las autoridades habían usado durante décadas el estado de excepción como excusa para reprimir la disidencia, conculcar los derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión pacífica, remitir causas a los tribunales militares y de excepción y poner a personas bajo custodia sin orden judicial.

Las imprecisas disposiciones de la Ley del Estado de Excepción facultan al presidente para privar de libertad a las personas y restringir su libertad de circulación. También conceden amplias atribuciones a las autoridades para llevar a cabo operaciones de vigilancia que vulneran el derecho a la intimidad y para imponer censura previa a los medios de comunicación. Según el diario egipcio Albawaba, una hora después de declararse el estado de excepción, las autoridades confiscaron su edición del lunes debido a la información que contenía sobre los ataques a iglesias.

De acuerdo con la Constitución de Egipto, el presidente está facultado para declarar el estado de excepción tras consultar a su consejo de ministros. La decisión debe ser aprobada por el Parlamento en el plazo de siete días.

En vista del historial de violaciones graves asociadas a un prolongado estado de excepción en Egipto, Amnistía Internacional ha pedido al Parlamento egipcio, que mañana tiene previsto debatir sobre el estado de excepción, que analice detenidamente los argumentos del gobierno para justificar el estado de excepción. El Parlamento debe cerciorarse de que la emergencia pública declarada alcanza el estricto umbral exigido por el derecho internacional de los derechos humanos y de que todas las medidas de excepción propuestas son las estrictamente necesarias para afrontar esa emergencia pública declarada. Esto debe incluir la aportación de pruebas que demuestren que sólo es posible abordar eficazmente la amenaza adoptando las medidas de excepción propuestas, y no aplicando correctamente las leyes existentes, así como un análisis cuidadoso de la estricta necesidad y proporcionalidad de tales medidas.

Aunque la Constitución egipcia limita la duración del estado de excepción a tres meses prorrogables una vez, las autoridades egipcias vienen burlando estas limitaciones constitucionales desde 2014 en Sinaí del Norte al prorrogar cada tres meses el estado de excepción, propiciando la comisión de violaciones graves de derechos humanos, como desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y homicidios ilegítimos.

Información complementaria sobre ataques sectarios
Los ataques contra la minoría religiosa de cristianos coptos de Egipto han ido en aumento desde el derrocamiento del ex presidente Mohamed Morsi en julio de 2013. Se han incendiado iglesias y hogares coptos, y se ha agredido físicamente a miembros de la minoría copta, cuyos bienes además han sido saqueados. En los tres últimos años se han registrado 400 episodios de violencia sectaria, según los cálculos del Instituto Tahrir. La Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales ha documentado al menos 64 episodios de violencia sectaria de 2011 a 2016 en los que las autoridades recurrieron a la vía de la reconciliación en vez de aplicar la ley.

Resulta alarmante la persistente falta de medidas por parte del gobierno para proteger a los cristianos coptos de la violencia sectaria. En diciembre de 2016, al menos 25 personas resultaron muertas en un atentado con explosivos perpetrado en una iglesia de El Cairo. Tras los asesinatos de siete personas en Sinaí del Norte entre el 30 de enero y el 23 de febrero de 2017, un grupo afiliado al Estado Islámico en el Sinaí anunció que estaban planeados más ataques violentos contra los coptos. En Tanta, una semana antes, un agente de policía perdió la vida y 15 personas más resultaron heridas en un atentado con bomba contra uno de los centros de formación dirigidos por el Ministerio del Interior.

Además, las autoridades egipcias no han procesado en ningún caso a los responsables de ataques sectarios contra cristianos, y en su lugar han recurrido a acuerdos de reconciliación promovidos por el Estado que, en ocasiones, implican arreglos económicos o incluso el desalojo forzoso de familias cristianas de sus hogares. Como consecuencia, no ha habido castigo para los instigadores de la violencia sectaria contra los cristianos.


Deja un comentario

Haití: situación de emergencia. Nuevos datos.

Haití: El huracán Matthew causó daños por 2.700 millones de dólares

El huracán Matthew causó cientos de víctimas y grandes daños materiales en Haití. Foto: ONU/MINUSTAH/Logan Abassi

06 de marzo, 2017 — El paso del huracán Matthew por Haití hace seis meses causó daños por 2.700 millones de dólares, el 32% del Producto Interno Bruto (PIB), reveló un estudio de evaluación de los efectos del meteoro, que también destacó la urgencia del apoyo internacional para la recuperación del país caribeño.

El análisis, liderado por el gobierno haitiano, subrayó además la necesidad de mejorar la gestión de riesgos de desastres en esa nación.

“El huracán Matthew mostró la realidad preocupante sobre los países menos desarrollados que carecen de la capacidad para responder adecuadamente al cambio climático y al aumento de la intensidad y frecuencia de los desastres relacionados con ese fenómeno”, dijo el representante especial de la ONU para la Reducción de Riesgos de Desastres, Robert Glasser.

Señaló que si bien el sistema de protección civil haitiano evitó muchas muertes, más de 600 personas perecieron, una cifra “inaceptable” en el caso de un huracán muy bien pronosticado y monitoreado.

Glasser recordó que las pérdidas provocadas por Matthew se sumaron a dos años de sequía que afectan la seguridad alimentaria de un millón de personas y al gran impacto del terremoto de 2011, que costó el 120% del PIB nacional.

En este contexto, el representante especial conminó a la comunidad internacional a respaldar el plan de recuperación de tres años elaborado por el gobierno, la ONU y otros organismos, que busca reunir 2.720 millones de dólares para construir mejores estructuras, fortalecer los sistemas de alerta temprana y reducir la exposición de las comunidades más pobres a los riesgos de tormentas, terremotos y otras catástrofes.

Glasser hizo este llamamiento en vísperas del 5ª Plataforma Regional para la Reducción de Riesgos de Desastres en América, que se inaugurará mañana martes en Montreal, Canadá.


Deja un comentario

Siria: emergencia sanitaria en Alepo.

El 20 de agosto de 2016 varios niños juegan alrededor de una tubería de agua dañada por los combates en un barrio en el este de Alepo, Siria. Foto: UNICEF / Ismail AbdulrahmanSiria.

27 de septiembre, 2016 — La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló hoy que el aumento de la violencia en la ciudad siria de Alepo ha mermado las instalaciones y ha reducido a los trabajadores sanitarios a un nivel insuficiente frente a las necesidades de la población.

Fadela Chaib, portavoz de la OMS en Ginebra, dijo en una rueda de prensa que sólo 25 centros de salud, clínicas u hospitales permanecen abiertos y se calcula que hay únicamente 35 doctores atendiendo a un número cada vez mayor de heridos.

“La escalada de violencia en Alepo se cobra cada día más víctimas…En el último fin de semana, más de 200 personas fueron heridas y llevadas a las instalaciones médicas con personal escaso en Alepo. El resto de los centros de salud en esa zona están al borde de la destrucción”, apuntó.

Según las agencias de la ONU, hasta 275.000 personas precisarían ayuda urgente.

La OMS ha llamado a las partes en conflicto a permitir la evacuación de los enfermos y heridos.

Por su parte, UNICEF informó que está apoyando los trabajos urgentes para reparar una estación de bombeo dañada por los bombardeos que ha dejado sin agua potable a unas 250.000 personas en Alepo, lo que coloca a unos 100.000 niños en riesgo de contraer enfermedades infecciosas graves.


Deja un comentario

Previsiones sobre los posibles afectos del Niño los próximos meses.

El Niño hace bajar las perspectivas iniciales de producción agrícola en África austral

La FAO se moviliza para minimizar el impacto en la agricultura

Foto: ©FAO/Rodger Bosch

Una campesina en una pausa del trabajo, Swazilandia

22 de diciembre de 2015, Roma – Las perspectivas para la producción agrícola y ganadera en África austral se han visto mermadas por el fenómeno climático de El Niño, que ha hecho disminuir las lluvias y aumentar las temperaturas.

Una producción agrícola reducida seguiría a la mala temporada del año pasado, que ya ha contribuido al alza de precios de los alimentos y “podría afectar de forma aguda la situación de seguridad alimentaria en 2016”, según una alerta especial lanzada hoy por el Sistema Mundial de Información y Alerta Temprana de la FAO (SMIA).

La temporada para la siembra de maíz en África austral ya ha sufrido retrasos, mientras que los cultivos ya sembrados se ven afectados negativamente por las lluvias insuficientes y temperaturas más elevadas. “Estamos ya en la sexta semana de la temporada agrícola y no hay suficiente humedad en el suelo”, advirtió Shukri Ahmed, responsable adjunto del Programa Estratégico de la FAO sobre resiliencia.

Los pequeños campesinos de la región dependen casi por completo de la lluvia, haciendo que su producción sea altamente susceptibles a sus variaciones. Si bien el impacto de El Niño depende en gran medida de la ubicación y la temporada -el impacto en la producción agrícola parece más moderado en el norte de la región- los últimos episodios intensos se han asociado con la producción reducida en varios países, entre ellos Sudáfrica, que es el mayor productor de cereales en la subregión y normalmente exporta maíz a los países vecinos.

La FAO ya había advertido en marzo que el actual fenómeno de El Niño sería fuerte, y ahora parece que se trata del episodio más fuerte en 18 años. Llegará a su máximo a principios de 2016, antes de la época habitual de recolección para los agricultores en África austral.

“Las previsiones meteorológicas indican una mayor probabilidad de que prosigan las lluvias inferiores a lo normal entre diciembre y marzo en la mayoría de los países”, señala la alerta del SMIA.

Sudáfrica ya ha declarado el estado de sequía en cinco provincias -sus principales regiones productoras de cereales-, mientras que Lesotho ha lanzado un plan de mitigación de la sequía y Swazilandia ha aplicado restricciones de agua al bajar el nivel de los embalses.

El alza de precios intensifica las amenazas

La probabilidad de una nueva mala temporada agrícola es inquietante, ya que llega justo después de otra similar que ya ha agotado las existencias, limitado los suministros y hecho subir los precios a nivel local. La producción de maíz cayó un 27 por ciento en 2015 a nivel subregional, provocando un fuerte aumento en el número de personas que ya eran vulnerables a la inseguridad alimentaria en la región.

“Los precios del maíz en África austral realmente están subiendo”, afirmó Shukri Ahmed. “Por otra parte, las monedas de la subregión son muy débiles, lo que en conjunto puede agravar la situación”.

Mientras que la sequía afecta a muchos cultivos, incluyendo las legumbres -que contribuyen de forma importante a la nutrición local-, el maíz lo cultivan el 80 por ciento de los agricultores de subsistencia en la subregión.

Los precios mayoristas del maíz han subido un 50 por ciento respecto al año anterior en Sudáfrica, mientras que los precios al por menor se han duplicado en Malawi y Mozambique. Como las familias están ya en situación precaria a causa de la mala cosecha anterior, dedican más ingresos a necesidades básicas y ven peligrar el acceso a insumos agrícolas vitales como semillas y fertilizantes.

Además de África austral, el análisis del SMIA de las condiciones relacionadas con El Niño apunta también a condiciones de estrés agrícola en el norte de Australia, partes de Indonesia y una amplia franja de América Central y Brasil.

Los efectos de El Niño se hacen sentir igualmente en otras partes de África, como Etiopía, donde los expertos de la FAO sobre el terreno informan de pérdidas elevadas para los agricultores y pastores.

Este mes, la FAO lanzó también una alerta sobre el incremento del riesgo de fiebre del Valle del Rift (FVR), en especial en África oriental. Los brotes de FVR, que afectan principalmente a ovejas, cabras, vacas, camellos, búfalos y antílopes -pero que también puede ser letal para los humanos-, están estrechamente asociados a períodos de fuertes lluvias provocadas por El Niño, que favorecen el hábitat de los mosquitos que transmiten la enfermedad. Para combatir la amenaza potencial para seres humanos y animales, las opciones incluyen usar repelentes de insectos en los hogares y vacunar a los animales en zonas seleccionadas, pero son necesarias vacunas de calidad, así como el envío inmediato de equipos sobre el terreno.

Plan de acción para África austral

Para reducir los efectos adversos de El Niño, la FAO ya ha promovido varias intervenciones en África austral, que se basan también los programas puestos en marcha tras la reducción de la producción la pasada temporada.

“La FAO está trabajando en un enfoque de doble vía con los gobiernos y otros asociados en toda la subregión para abordar a la vez las necesidades inmediatas y a largo plazo. Ya se están ampliando las intervenciones agrícolas y ganaderas apropiadas destinadas a minimizar el impacto”, señaló David Phiri, Coordinador Subregional de la FAO para África austral.

Las intervenciones inmediatas se centran en el apoyo a los agricultores, suministrándoles cultivos tolerantes a la sequía, semillas y piensos para el ganado y realizando campañas de vacunación. La FAO apoya igualmente enfoques a largo plazo de creación de resiliencia entre los grupos vulnerables, incluyendo la rehabilitación de sistemas de riego, la mejora del acceso de los agricultores a la financiación rural y el apoyo a un mayor uso de las tecnologías agrícolas climáticamente inteligentes. Varios países ya han elaborado planes nacionales para hacer frente al impacto de El Niño en la agricultura.

Las intervenciones innovadoras implementadas África austral en los últimos años han sido particularmente exitosas. Muchas de estas buenas prácticas han obtenido buenos resultados en otras crisis, incluyendo la rápida expansión de las intervenciones basadas en el mercado, las transferencias de dinero no condicionadas y los bonos y la adopción de tecnologías climáticamente inteligentes para los sistemas de producción ganadera y agrícola.

“Estamos agradecidos por las contribuciones realizadas por los socios para el desarrollo hasta el momento, pero existe todavía un importante déficit de financiación. Tendremos que adoptar y ampliar con rapidez las innovaciones que han tenido éxito en el pasado”, concluyó Phiri.


Deja un comentario

A quién perjudica más el cambio climático.

faoEl cambio climático golpea más duramente a los pobres y hambrientos

El desarrollo sostenible está indisociablemente unido a la paz, asegura el Director General de la FAO en la Conferencia de París

Las inundaciones se están haciendo más frecuentes y devastadoras para los cultivos y los medios de vida rurales

30 de noviembre de 2015, Paris –Al intervenir hoy en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21), el Director General de la FAO, José Graziano Da Silva, hizo un llamamiento a los líderes mundiales para que muestren coraje y resiliencia y opten por efectuar  cambios que promuevan un mundo más seguro, justo e inclusivo.

“No habrá paz sin desarrollo sostenible y nunca habrá desarrollo sostenible mientras se siga dejando a gente atrás y haya personas que estén sufriendo pobreza extrema y hambre”, aseguró el responsable de la FAO, añadiendo que “hay que demostrar que no tenemos miedo” para impulsar los cambios necesarios para lograr este objetivo.

Graziano da Silva se dirigía a los participantes en una reunión de alto nivel de la COP 21 sobre resiliencia y adaptación al cambio climático. Fue la ocasión para el lanzamiento de una nueva iniciativa del Secretario General de la ONU: Iniciativa sobre resiliencia: anticipar, absorber, reformar (A2R) destinada a impulsar los esfuerzos de los países en la reducción del riesgo de desastres.

El cambio climático “nos afecta a todos, pero especialmente a las personas más pobres y que sufren hambre”, señaló Graziano da Silva, subrayando cómo los pequeños campesinos y los agricultores familiares están “en primera línea”.

Los más vulnerables deben recibir ayuda para adaptarse al cambio climático, añadió, recordando que en relación con los sectores agrícolas, ello requiere iniciativas respetuosas para el ambiente y que deben ir mano a mano con la mitigación de las consecuencias del cambio climático.

Reforzar la resiliencia antes, durante y después de las crisis

Las sequías, inundaciones, tormentas y otros desastres provocados por el cambio climático han aumentado en frecuencia y gravedad en las últimas tres décadas. Un reciente estudio de la FAO señala que en los países en desarrollo, un 25 por ciento del impacto económico negativo de estos desastres es asumido tan solo por los sectores agrícola, ganadero, pesquero y forestal.

La iniciativa A2R acelerará los esfuerzos para mejorar la resiliencia frente al clima de las personas más vulnerables en 2020, según Graziano da Silva. Aseguró que la FAO está trabajando en estrecha colaboración con los otros organismos de la ONU con sede en Roma -el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA)- en una estrategia común para aumentar la resiliencia actuando antes, durante y después de las crisis.

La estrategia tiene como objetivo fortalecer la capacidad de los países para anticipar y absorber los choques y crisis. Al mismo tiempo, ayuda a estos países a transformar de manera sostenible sus sistemas alimentarios, agrícolas y los medios de vida que en su mayoría están amenazados.

El Director General de la FAO observó que la iniciativa ya se ha puesto en marcha en Guatemala, Kenya y Níger “con resultados muy prometedores”, y que está vinculada al enfoque de Socorro, Recuperación y Resiliencia que la FAO ha venido aplicando con éxito en países como Filipinas y Vanuatu.

La FAO agradeció la oportunidad de albergar conjuntamente la Secretaría de la iniciativa A2R junto con el FIDA, el PMA y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), dijo Graziano da Silva, haciendo hincapié en que el logro de resiliencia a gran escala se basa en las alianzas intersectoriales, por lo que invitó a otros organismos e instituciones a sumarse a este esfuerzo.


Deja un comentario

Brasil: crisis actual. Declaración del episcopado

Brasil2015-10-30

BRASIL – Diálogo y democracia ante la crisis que empeora, mensaje de los Obispos

Brasilia (Agencia Fides) – “La realidad socio-política brasileña: dificultades y oportunidades” es el título de la declaración de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), publicado el 27 de octubre con la aprobación del Consejo Permanente de la CNBB, que se ha reunido en Brasilia del 27 al 29 de octubre.
En el comunicado, enviado a la Agencia Fides, la CNBB se ha pronunciado sobre el momento de la crisis de este periodo: “El deterioro de la crisis política y económica, que afecta a todo el Brasil, parece indicar el fracaso de las instituciones republicanas, que no encuentran una manera de superar el conflicto de intereses que ahoga la vida nacional y paraliza todas las actividades del país, sin una vía de salida”.
Los obispos no sólo denuncian el sistema actual, sino que también han hecho un llamamiento a favor del compromiso político y social: “La construcción de puentes que promuevan el diálogo entre todos los sectores que representan legítimamente la sociedad es un requisito indispensable para la superación del odio, la venganza, el castigo selectivo, que generan un clima de hostilidad y conflicto permanente entre los ciudadanos y los grupos sociales. Este estado de ánimo beligerante, a veces alimentado por los medios de comunicación y las redes sociales, puede contaminar aún más los corazones y las mentes de las personas, con las divisiones que históricamente dañan nuestra organización social. Mientras nos acercamos al periodo electoral del 2016, es responsabilidad de todos los actores políticos y sociales, comprometerse con la ética, la justicia y la paz, perfeccionar el clima democrático, para que las elecciones no estén infectadas discursos segregacionistas que confirman los prejuicios y limitan las actividades de la ciudadanía en nuestro país”. (CE) (Agencia Fides, 30/10/2015)


Deja un comentario

Ayuda a los saharauis refugiados en Argelia.

ACNUR lleva ayuda de emergencia a miles de refugiados saharauis en Argelia

Ayuda almacenada para refugiados saharuis en Tindouf, Argelia Foto ACNUR

30 de octubre, 2015 — La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha enviado tiendas, mantas y otros artículos de emergencia para aliviar la situación de unas 11.000 familias saharauis que residen en cinco campamentos en el sudoeste de Argelia.

Esas instalaciones han registrado numerosos daños a causa de las fuertes lluvias e inundaciones recientes.

Un avión con 5.000 mantas, un millar de equipos para cocinar y 750 tiendas de campaña, entre otros artículos, salió el pasado miércoles del aeropuerto de Accra, en Ghana, con destino a la zona y otro partía este viernes con más equipamiento de emergencia.

Se calcula que alrededor del 60 por ciento de los edificios en esos campamentos, incluidos hospitales y escuelas, necesitarán reparaciones. También miles de familias han perdido sus hogares.

Además de ACNUR, otras agencias de la ONU y organizaciones asociadas y el gobierno argelino están colaborando en los esfuerzos para aliviar la situación de esas familias. Proveer alimentos, agua potable y refugio es lo más urgente.

Este mes de octubre se cumplen 40 años desde la formación de esos campamentos en las cercanías de Tindouf, que albergan a familia que salieron del Sahara occidental en 1975, en lo que constituye una de las crisis humanitarias más duraderas a nivel mundial.

ACNUR. UNICEF, la OMS y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU solicitaron esta semana a la comunidad internacional 20 millones de dólares para mantener la ayuda a los saharauis refugiados en Argelia.