Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Advertencia de Amn. Int. a las autoridades de Catalunya y España.

1-O: Las autoridades estatales y catalanas deben garantizar los derechos a la libertad de expresión, reunión y manifestación

Manifestación de apoyo al 1-O en Barcelona, septiembre 2017. Copy: AP Photo/Emilio Morenatti

A una semana de la convocatoria del 1-O, Amnistía Internacional recuerda a las autoridades estatales y catalanas que tienen la obligación de respetar y proteger los derechos a la libertad de expresión, reunión y manifestación de todas las personas, tanto dentro como fuera de Cataluña.

Libertad de expresión y reunión pacífica

En relación a la libertad de expresión y reunión pacífica, Amnistía Internacional recuerda que estos derechos debe ser protegidos en todo momento, y cualquier restricción sobre ellos, debe ser impuesta solo cuando es demostrablemente necesario y proporcionado para proteger la seguridad nacional, el orden público o la salud o la moral públicas, o los derechos de otros. Amnistía Internacional ve con profunda preocupación cómo se han llevado a cabo restricciones desproporcionadas de los mismos, como en el caso de la suspensión por parte del juez de un acto convocado por la plataforma ‘Madrileñ@s por el derecho a decidir’ el pasado 17 de septiembre en el centro cultural Matadero de Madrid, o el caso del auto  judicial que suspendió la charla de la diputada de la CUP Anna Gabriel, en el centro cívico Aldabe de Vitoria.

“La libertad de expresión y reunión comprende el derecho de reunión pacífica y expresar ideas de cualquier tipo, así como el derecho a buscar y recibir información en cualquier forma. Las suspensiones de los actos públicos en Madrid y Vitoria no tienen justificación, y suponen una clara vulneración del derecho a reunirse pacíficamente y expresarse libremente” ha afirmado Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España. Además, En caso de que las autoridades impongan una restricción a la libertad de expresión bajo el argumento de que supone una amenaza para la seguridad nacional, el orden público o al derecho de otros, el Comité de Derechos Humanos de la ONU ha declarado que se debe demostrar de manera precisa la naturaleza de la amenaza, y la necesidad y la proporcionalidad de la medida concreta que se adopte, estableciendo una conexión directa e inmediata entre la expresión y la amenaza, algo que los jueces no hicieron en estos casos.

En otras situaciones, las autoridades locales han hecho, en opinión de la organización, una interpretación que excede los términos de la providencia del Tribunal Constitucional de 7 de septiembre, la cual está dirigida a las autoridades públicas, para “impedir o paralizar cualquier iniciativa [por parte de particulares] que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada (del referéndum)”, como son los casos en Gijón, Zaragoza o Castelldefels. En el caso de Castelldefels, además, el Ayuntamiento denegó de manera genérica la autorización de ocupación de dominio público a siete actos de asociaciones y partidos políticos, algo que supone una clara vulneración del derecho de reunión pacífica.

“Facilitar el derecho de reunión pacífica ayuda a garantizar que la gente tenga la oportunidad de expresar opiniones y es importante para el pleno disfrute de otros derechos humanos como el de libertad de expresión” ha declarado Beltrán. “El derecho a la libertad de reunión abarca tanto las reuniones privadas como las reuniones en lugares públicos, y deben poder tener lugar, como norma general, de manera que puedan ser vistas y oídas por parte del público al que se dirigen.”

Manifestaciones espontáneas

En relación a las manifestaciones espontáneas, que están surgiendo en diferentes ciudades como respuestas inmediatas a los acontecimientos, la organización quiere mostrar una vez más su preocupación por el hecho de que las autoridades puedan esgrimir la obligatoriedad de la notificación previa a la celebración de la manifestación para obstaculizar su desarrollo.

Tal y como señalan las directrices de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), las reuniones espontáneas deben ser legales y deben considerarse como un rasgo saludable de una democracia. El Relator Especial de la ONU sobre los derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación, subrayando la importancia de la libertad de reunión pacífica y la necesidad de garantizar que el requisito de notificación no actúe como barrera para el ejercicio de este derecho, ha recordado reiteradamente que la falta de notificación por los organizadores o convocantes de la reunión a las autoridades no debe ser objeto de sanciones penales ni de sanciones administrativas consistentes en multas. Tampoco puede sancionarse a aquellas personas que participan en manifestaciones pacíficas no comunicadas a las autoridades.

En este sentido, Amnistía Internacional quiere mostrar su preocupación porque en dichas manifestaciones espontáneas se pueda estar multando a manifestantes de acuerdo a lo establecido en la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana actualmente en vigor. “Declaraciones como las del delegado del Gobierno en Madrid, amenazando con multar a las personas que se manifiesten espontáneamente están fuera de lugar y ponen en peligro el derecho de reunión pacífica” ha advertido Beltrán.

Señalamientos públicos, medios de comunicación

Por otra parte, en relación a la instrucción del Fiscal General del Estado para investigar las “campañas encaminadas a ´señalar´ a determinados responsables por su negativa a incumplir la ley”,  Amnistía Internacional quiere destacar que está haciendo un seguimiento de estos hechos para evaluar que no se exceden los límites de la libertad de expresión que podrían derivar en otras acciones (como amenazas o amedrentamiento) prohibidas por el derecho internacional.

En relación al derecho a la información, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, mediante Auto de 13 de septiembre, ha ordenado a la Guardia Civil que investigue “qué medios de comunicación hayan insertado cualquier tipo de publicidad o propaganda sobre la convocatoria del referéndum y, verificado, se procederá a hacerles inmediato requerimiento de que cesen en dicha publicidad, con los apercibimientos de las eventuales responsabilidades en que pudieran incurrir, en caso de que tales requerimientos no fueran atendidos.”

A este respecto, Amnistía Internacional recuerda, en línea con lo recogido en diversos estándares internacionales y regionales de derechos humanos, que las restricciones permisibles a la libertad de expresión se deben referir en general a un contenido concreto, y en ningún caso pueden aceptarse referencias vagas o genéricas, que son incompatibles con las obligaciones internacionalmente asumidas por España. “Restringir cualquier ´publicidad o propaganda´, como indica el Auto, es notablemente impreciso, pudiendo llevar a prohibir comunicaciones que son ejercicios legítimos de la libertad de expresión e información” ha dicho Beltrán.

Amnistía internacional seguirá con atención los acontecimientos de camino al 1-O. “Cataluña vive una situación de alta tensión en la que, más que nunca, es obligación de las autoridades respetar y garantizar los derechos humanos” ha afirmado Adriana Ribas, coordinadora de Amnistía Internacional Catalunya.

Anuncios


Deja un comentario

Yemen: insuficiencia de fondos de ayuda de la ONU

La ONU advierte que la falta de fondos pone en jaque la respuesta humanitaria en Yemen

Familia desplazada viviendo en el asentamiento de Khamir. Foto: OCHA/Giles

22 de septiembre, 2017 — Los esfuerzos por responder a la situación en Yemen, que padece la peor crisis humanitaria del mundo, se están viendo obstaculizados por la insuficiencia de fondos y otros desafíos, advirtió hoy el coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU.

“A pesar de la extraordinaria escala del sufrimiento relacionado con el brutal conflicto, incluida la amenaza de la hambruna y el peor brote de cólera del mundo, Yemen no está recibiendo la atención internacional que merece”, dijo Mark Lowcock en un evento de alto nivel paralelo al debate de la Asamblea General.

El coordinador de ayuda de emergencia subrayó que 21 millones de personas necesitan ayuda de emergencia, la mayoría niños, pero que el plan de respuesta a la crisis para este año sólo ha recibido el 45% de los fondos que necesita.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) consiguió acceder a 7 millones de personas el mes pasado, lo que ayudó a evitar una potencial hambruna, pero fue a costa de reducir las raciones a un 60% de su cantidad normal.

El director ejecutivo del PMA David Beasley calificó lo que está ocurriendo en Yemen como una “absoluta catástrofe”. “De los menos de 30 millones de personas que viven allí, 20 millones literalmente no saben lo que va a pasar al día siguiente; 17 millones están al borde de la hambruna”, señaló.

Lowcock hizo un llamamiento a los donantes para que aporten fondos al Plan de Respuesta Humanitaria, describiéndolo como la manera más rápida y efectiva de cubrir las prioridades más urgentes.

Si bien los esfuerzos coordinados de los socios en todos los sectores están marcando una gran diferencia, todavía queda mucho por hacer, advirtió el coordinador.

Entre los desafíos por superar, Lowcock destacó el retraso o bloqueo de la asistencia humanitaria, las restricciones a las importaciones comerciales, el cierre del aeropuerto de Sana’a al tráfico comercial y los atrasos en el pago de salarios a trabajadores sanitarios, maestros y demás personal de agua y saneamiento que está acelerando el colapso de servicios esenciales.

“Superar cada uno de estos obstáculos está al alcance de la comunidad internacional”, dijo Lowcock.


Deja un comentario

El caso del Dr. Milone, excolaborador del Vaticano.

Ex revisor vaticano rompe el silencio, Santa Sede lo acusa de espionaje

Explota el caso del ex revisor general y hombre clave en la reforma financiera impulsada por el Papa, quien rompió el silencio y denunció que fue obligado a renunciar, pero el Vaticano replica: ordenó espionaje a altos funcionarios
Pubblicato il 24/09/2017
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

“Me obligaron a renunciar con facturas falsas”, denunció Libero Milone, ex revisor general de la Santa Sede. “No respetó el pacto de confidencialidad, ordenó espionaje sobre altos exponentes eclesiásticos”, replicó el Vaticano. En las últimas horas explotó un nuevo caso para la Curia Romana. Uno de los hombres clave de la reforma financiera impulsada por a Francisco rompió el silencio, tres meses después de haber renunciado sorpresivamente a su puesto. Aseguró haber dimitido tras una “puesta en escena” con el único objetivo de precipitar su salida. Pero fuentes vaticanas lo acusan de extralimitarse en sus competencias.

 

“Querían arrestarme y por eso firmé mi renuncia” aseguró Milone, holandés de 69 años y con una reconocida trayectoria en el mundo de las finanzas. Su paso por Armitage&Norton en Inglaterra, Deloitte & Touche y Wind en Italia lo convirtieron en el hombre ideal para llevar adelante la reforma del Papa argentino. Así, el 5 de junio de 2015 se convirtió en el primer revisor general del Vaticano.

 

Un puesto de tal importancia que depende y reporta directamente del Papa. Entre sus tareas destaca la de verificar procesos económicos y financieros, asegurar la eficacia de los procedimientos administrativos y examinar la conveniencia sobre el uso de los recursos. El nombramiento en el cargo tiene una duración de cinco años, pero Milone apenas cumplió dos. El 20 de junio pasado, la sala de prensa vaticana anunció su imprevista renuncia. Nadie se lo esperaba, apenas cuatro días antes él había disertado en un congreso vaticano sobre corrupción.

 

En las siguientes semanas, el ex revisor guardó silencio. La Santa Sede también. El caso parecía haberse olvidado. Porque este domingo el funcionario reapareció en escena, en una entrevista simultánea concedida a varios medios de comunicación (Il Corriere della Sera, Wall Street Journal, Reuters, Sky Tg24). En ella ofreció un amplio relato.

 

Contó que el 19 de junio, en una reunión con el sustituto de la Secretaría de Estado vaticana Angelo Becciu, se le dijo que su “relación de confianza con el Papa se había deteriorado” y que, por ello, el pontífice solicitaba su dimisión. “Ni pedí los motivos, y me ofrecieron algunos que me parecieron increíbles”, sostuvo Milone.

“Respondí que las acusaciones eran falsas y construidas para engañar sea a él que a Francisco; y que, por lo tanto, iba a hablar con el Papa. Pero la respuesta fue que no era posible. Becciu, al contrario, me dijo que fuera a la Gendarmería (Vaticana)”, siguió.

 

Más adelante, el ex revisor denunció haber sido tratado con un “comportamiento agresivo” por parte del comandante de la Gendarmería, Domenico Giani, quien le exigió gritando que “debía confesar todo”. “¿Pero confesar qué? Si no había hecho nada”, insistió.

 

Además, describió que ese mismo día los gendarmes lo llevaron a su oficina y bloquearon a todos sus colaboradores dentro hasta las 8:30 de la noche; les intimaron a entregar todos los documentos y, como un funcionario no estaba presente, llamaron a los bomberos para forzar su armario y su escritorio.

 

Luego que le mostraron dos facturas de un mismo proveedor y lo acusaron de distracción de fondos, es decir de peculado. Él, dice, respondió que una era falsa. Eran 28 mil euros pagados para limpiar oficinas de eventuales micrófonos. Y señaló que, con esa prueba, lo acusaron de haber “buscado inapropiadamente” información sobre exponentes vaticanos. “Descubrí que me investigaban desde hace más de siete meses”, confió.

 

“Como sostenía mi inocencia, Giani me dijo que, o confesaba, o corría el riesgo de pasar la noche en la Gendarmería. Si el objetivo de ustedes es que renuncie, renuncio. Voy a preparar la carta, dije. Respondieron que ya estaba lista. La fueron a buscar. La leí y dije: esta no la firmo. Porque era el 19 de Junio pero la carta estaba fechada el 12 de mayo. Nos equivocamos, dijeron así. Pero cómo, si la fueron a buscar, objeté. De todas maneras se llevaron todo, también mi celular y el iPad. El día después interrogaron por cinco horas a uno de mis colaboradores, Ferruccio Panicco, y le pidieron la renuncia”, relató.

 

Continuó con una amplia descripción. Aseguró haber intentado contactar con el Papa y de haberle escrito una carta enviada “por canal seguro”, a la cual nunca recibió respuesta. De todas maneras, no se refirió a él en términos negativos. “Creo que el Papa es una gran persona, y había iniciado con las mejores intenciones. Pero temo que ha sido bloqueado por el viejo poder que ahí está ahí, y que se sintió amenazado cuando entendió que podía referirle al Papa lo que había visto en las cuentas. Esto dice la lógica”.

 

“Veo una dificultad en el conciliar los principios teóricos con la práctica”, aseguró Milone, sobre la reforma financiera vaticana. Y apuntó: “Cuando se sabrá la verdad, si se sabrá, será claro que soy inocente al mil por ciento. Es más, no quiero ni siquiera decir inocente, porque no me debo disculpar. Se verá sólo que hice mi trabajo”.

 

La réplica vaticana a estas declaraciones fue inmediata. Una nota oficial, difundida por la sala de prensa de la Santa Sede, las lamentó mostrando “sorpresa”. Aseguró que, con ellas, el ex revisor “dejó de cumplir el acuerdo de tener reservados los motivos de la dimisión de su puesto”.

 

Además recordó que, en base a los estatutos, la tarea del revisor general es la de analizar los balances y las cuentas de la Santa Sede y de las administraciones vinculadas. Pero denunció que, “por desgracia”, Milone se “extralimitó en sus competencias” y “encargó ilegalmente a una empresa externa desarrollar actividades investigativas sobre su vida privada y la de exponentes de la Santa Sede”.

 

“Esto, además de constituir un delito, ha irremediablemente deteriorado la confianza sostenida en el doctor Milone el cual, puesto ante los hechos, aceptó libremente presentar su dimisión. Se asegura, finalmente, que las investigaciones fueron conducidas con todo escrúpulo y en el respeto de la persona”, sentenció.


Deja un comentario

Nuevas críticas al Papa.

El banquero Gotti Tedeschi (y otros 61) acusa al Papa de 7 herejías

Publican la anunciada «corrección formal» de «Amoris laetitia»: ninguno de los cardenales u obispos en comunión con Roma la ha firmado. Entre los 62 firmantes destacan los nombres del ex presidente el IOR y de administradores de los blogs anti-Francisco
LAPRESSE

“Amoris laetitia”

59
0
Pubblicato il 24/09/2017
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

Después de una serie de anuncios vía Twitter por parte de sitios tradicionalistas, gracias a la red de blogs, sitios y periódicos en línea vinculados con las facciones anti-Francisco, el 23 de septiembre de 2017 a media noche fue publicada la anunciada «corrección formal» al Papa Bergoglio por presuntos errores contenidos en la exhortación post-sinodal «Amoris laetitia». Pero, sorpresivamente, el documento, que según lo afirmado por quienes lo ha publicado habría sido entregado al Papa el 11 de agosto, no contiene las firmas de ningún cardenal: no aparecen el arzobispo emérito de Bosnia, Carlo Caffarra (que falleció el 6 de septiembre y que, a decir verdad, nunca se quiso referir a «corrección» al Papa) ni el purpurado estadounidense Raymond Leo Burke, el primero que usó la expresión aunque no tenga bases histórico-canónicas serias; tampoco aparece la firma del anciano purpurado alemán Walter Brandmüller. Y ninguno de los obispos en comunión con Roma firmó el documento, ni siquiera el auxiliar de Astana Athanasius Schneider, el más expuesto mediáticamente en las críticas contra el Pontífice. La única firma de un obispo es la del superior de la Fraternidad San Pío X, Bernard Fellay.

 

La «corrección formal» presentada en forma de «corrección filial», firmada por 62 personas (40 son los primeros firmantes, los demás se han añadido recientemente) fue dada a conocer al unísono en Estados Unidos por el sitio ultra-tradicionalista «Rorate caeli» y en Italia, por el blog de Sandro Magister, por la «Nuova Bussola Quotidiana» (dirigida por Riccardo Cascioli) y por el sitio «Corrispondenza Romana» (del profesor Roberto De Mattei, uno de los firmantes).

 

En el texto se afirma que «por medio de palabras, actos y omisiones y por medio de pasajes del documento “Amoris laetitia”, Su Santidad ha sostenido, directa o indirectamente (con cuál y cuánta conciencia no lo sabemos ni pretendemos juzgarlo), las siguientes proposiciones falsas y herejes, propagadas en la Iglesia tanto con el público oficio como con actos privados». Sigue el elenco de las presuntas 7 falsas afirmaciones que los firmantes deducen de su interpretación del documento papal y de otras afirmaciones del Pontífice.

 

«1. Una persona justificada no tiene la fuerza, con la gracia de Dios, para seguir las exigencias objetivas de la ley divina, como si cualquiera de los mandamientos de Dios fuera imposible para los justificados; o como significando que la gracia de Dios, cuando produce la justificación del individuo, no produce invariablemente, y de su propia naturaleza, la conversión de todo pecado grave, o no es suficiente para la conversión de todo pecado grave.»

 

«2. Los católicos que han obtenido el divorcio civil del cónyuge con el cual están válidamente casados y han contraído un matrimonio civil con alguna otra persona durante la vida de su cónyuge, y que viven more uxorio con su pareja civil, y que eligen permanecer en este estado con pleno conocimiento de la naturaleza de su acto y con pleno consentimiento de la voluntad del acto, no están necesariamente en un estado de pecado mortal, y pueden recibir la gracia santificante y crecer en la caridad.»

 

«3. Un creyente católico puede tener pleno conocimiento de una ley divina y elegir violarla voluntariamente en una materia grave, pero no estar en un estado de pecado mortal como resultado de este acto.»

 

«4. Una persona, mientras obedece una prohibición divina, puede pecar contra Dios por medio de este mismo acto de obediencia.»

 

«5. La conciencia puede juzgar verdadera y correctamente que los actos sexuales entre personas que han contraído un matrimonio civil entre sí, aunque uno, o ambos, esté sacramentalmente casado con otra persona, a veces pueden ser moralmente correctos o reclamados o incluso mandados por Dios.»

 

«6. Los principios morales y las verdades morales contenidos en la revelación divina y en la ley natural no incluyen prohibiciones que condenan absolutamente ciertos tipos de actos, porque son siempre gravemente ilícitos a causa de su objeto.»

 

«7. Nuestro Señor Jesucristo quiere que la Iglesia abandone su antiquísima disciplina de denegar la Eucaristía a los divorciados y nuevamente casados, y de denegar la absolución a los divorciados y nuevamente casados que no expresen ninguna contrición, ni el propósito firme de enmendarse de su actual estado de vida Dios.»

 

«Todas estas proposiciones —concluyen los firmantes— contradicen verdades que son divinamente reveladas, y que los católicos deben creer con el asentimiento de la fe divina […] Al enunciar estas siete proposiciones, no pretendemos dar una lista exhaustiva de todas las herejías y errores que un lector imparcial, intentando leer “Amoris laetitia” en su sentido natural y obvio, consideraría como afirmadas, sugeridas o favorecidas por este documento. Una carta enviada a todos los cardenales de la Iglesia y a los patriarcas orientales enumera 19 proposiciones como tales. Más bien, pretendemos listar las proposiciones que las palabras, hechos y omisiones de Su Santidad, tal como ya fueron descritas, han efectivamente apoyado y propagado, para grave e inminente peligro de las almas».

 

El documento y la lista de sus firmantes está en línea en un sitio traducido a siete lenguas: las 7 herejías formuladas en latín van acompañadas de otros materiales. La firma, por varias razones, más relevante pues es la que más tiene que ver con el mundo vaticano, es la del banquero italiano Ettore Gotti Tedeschi, que fue presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), a quien corrieron en 2012. Además del nombre de Fellay, hay otras firmas de sacerdotes, estudiosos, periodistas y blogueros de diferentes naciones, directamente relacionados con el mundo lefebvriano, del tradicionalismo y de la derecha católica.


Deja un comentario

La persecución contra las minorías religiosas hoy en el mundo.

Intervención del Secretario para las Relaciones con los Estados en la 72 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la protección de las minorías religiosas

Publicamos a continuación la intervención que el Secretario para las Relaciones con los Estados S.E. Mons. Paul R. Gallagher, pronunció ayer  en la sede  de las Naciones Unidas de New York en el ámbito de su Asamblea General en el evento paralelo titulado “Protección de las minorías religiosas en conflicto” patrocinado por la Misión Permanente de Hungría ante las Naciones Unidas, la Misión Permanente de Observación de la Santa Sede ante las Naciones Unidas y el Instituto de Diplomacia Cultural.
Intervención de  S.E. Mons. Paul R. Gallagher
Excelencias, Distinguidos compañeros de mesa, Señoras y señores:
Es un honor participar en el acto paralelo de esta mañana sobre la Protección de las Minorías Religiosas en Conflicto, patrocinado por la Misión Permanente de Hungría en colaboración con la Misión Permanente de Observación de la Santa Sede y el Instituto de Diplomacia Cultural.
La necesidad de centrarse en la salvaguardia de las minorías religiosas en situaciones de guerra y conflicto surge de la indignante realidad  de que, como todos hemos visto en los últimos años en varias partes del mundo ensangrentadas, la guerra y el conflicto a menudo proporcionan el telón de fondo para que  las minorías religiosas sean objeto de persecución, de violencia sexual y todas las formas de violencia física, la subyugación, la detención falsa, la expropiación de bienes, la esclavitud, el exilio forzado, el asesinato, la limpieza étnica y otros crímenes de lesa humanidad.
La experiencia reciente hace de la protección de las minorías religiosas una de las responsabilidades más urgentes de la comunidad internacional. Esta protección debe ir más allá de la mera prevención de la aniquilación intencionada o real de las minorías, pero debe incluir el examen y tratamiento de las causas profundas de la discriminación y la persecución contra ellas y estimular la defensa y la protección enérgicas de su dignidad humana,  de sus derechos a la libertad de conciencia y religión.
Cuando examinamos la situación mundial, vemos que la persecución de las minorías religiosas no es un fenómeno aislado en una región, como, por ejemplo, las atrocidad cometidas por ISIS en el Oriente Medio. La Comisión de los Estados Unidos sobre la Libertad Religiosa Internacional en su Informe Anual de 2016 dijo que hay severas violaciones continuas sistemáticas y flagrantes de la libertad religiosa en 27 países diferentes. El Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo de 2016 de Ayuda a la Iglesia Necesitada afirmaba que 38 de los 196 países del mundo mostraban una evidencia inconfundible de violaciones significativas de la libertad religiosa, y 23 de persecución absoluta. El Informe Provisional de 2016 del Sr. Heiner Bielefeldt, entonces Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la Libertad de Religión o Creencia, describió que las violaciones de los derechos religiosos de las minorías superan las violaciones metódicas, continuas y atroces cometidas por actores estatales y no estatales como el terrorismo, la vigilancia policial ,los asesinatos en masa e individuales, las deportaciones forzadas, la limpieza étnica, la violación y el rapto de mujeres y su venta en esclavitud, la destrucción y confiscación de bienes, los  ataques contra los conversos y las personas que se supone que los han inducido, el impulso y la tolerancia de la violencia contra los no creyentes y las personas pertenecientes a las minorías religiosas. También incluyen, prosigue, la legislación anti-apostasía y anti blasfemia, el acoso burocrático y las cargas administrativas con respecto a la construcción de lugares de culto y escuelas, estructuras discriminatorias en derecho familiar y educación y estigmatización de las personas como incrédulas o herejes.
En resumen, estos tres exhaustivos informes del año pasado demuestran que los ataques contra las minorías religiosas están bastante extendidos. Mientras que casi todos los grupos de fe identificables experimentan algún grado de persecución en algún lugar del mundo, los cristianos siguen siendo los más perseguidos. Además, ha habido un aumento de los ataques antisemitas, especialmente en partes de Europa, y los musulmanes enfrentan serias persecuciones, a menudo de grupos fundamentalistas que no comparten la misma interpretación de los principios de su fe.
En este contexto, ¿qué se necesita para proteger a las minorías religiosas? Quisiera mencionar brevemente siete elementos esenciales.
En primer lugar, existe la necesidad de actuar. Los recientes ejemplos de salvajismo contra las minorías religiosas deben sacudir a la comunidad internacional de toda inercia. Aquellos a quienes se les confía la salvaguardia del respeto de los derechos humanos fundamentales deben cumplir con su responsabilidad de proteger a los  que corren peligro de sufrir atroces crímenes. Debemos sensibilizar sobre las emergencias humanitarias y responder generosamente. Asimismo, en lo que respecta a la situación en el Oriente Medio, es necesario establecer  y garantizar las condiciones para que las minorías religiosas y étnicas regresen a sus lugares de origen y vivan con dignidad y seguridad, y con los marcos sociales, económicos y políticos básicos necesarios para garantizar la cohesión comunitaria. No es suficiente reconstruir casas, lo cual es un paso crucial, como  sucede en varias ciudades de la llanura de Nínive, gracias a la generosidad de gobiernos como Hungría o de  organizaciones caritativas como Ayuda a la Iglesia Necesitada o  los Caballeros de Colón. Lo que se necesita también es reconstruir la sociedad sentando las bases de una coexistencia pacífica.
En segundo lugar, el Estado de derecho  y la igualdad ante la ley basada en el principio de la ciudadanía, independientemente de su religión, raza o etnia son esenciales para establecer y mantener una convivencia armoniosa y fructífera entre los individuos, las comunidades y las naciones. La ley debe garantizar igual e inequívocamente  los derechos de todos los ciudadanos, entre los cuales se encuentra el derecho a la libertad de religión y de conciencia, que implica el derecho a cambiar libremente la propia religión sin sufrir discriminación ni ser condenados a muerte. Incluso en los lugares en los que a una religión se le concede un estatus constitucional especial, debe reconocerse y defenderse el derecho de todos los ciudadanos y comunidades religiosas a la libertad de religión, la igualdad ante la ley y los medios adecuados para recurrir cuando se violan sus derechos. Un Estado que funcione adecuadamente y que trabaje por el bien común es un requisito previo para proteger a las minorías religiosas y garantizar su futuro.
En tercer lugar, debe haber una autonomía mutua y una colaboración positiva entre las comunidades religiosas y el Estado. Ambos, en sus propios campos, son autónomos e independientes entre sí. Sin embargo, ambos, bajo diferentes títulos, están dedicados al bienestar de la misma persona que es a la vez fiel y ciudadana. Cuanto más fomenten la cooperación más sólida entre sí, respetando la autonomía del otro, más eficaz será su servicio para el bien de todos. Cuando las comunidades religiosas y el Estado se confunden o se mezclan, como dijo el Papa Francisco en abril en la Universidad Al-Azhar de El Cairo, “la religión corre el riesgo de ser absorbida en la administración de los asuntos temporales y tentada por el atractivo de los poderes mundanos que de hecho la explotan”.
Cuarto, los líderes religiosos tienen la responsabilidad grave y específica de confrontar y condenar el abuso de las creencias y sentimientos religiosos para justificar el terrorismo y la violencia contra los creyentes de otras religiones. Deben afirmar constantemente que nadie puede matar justamente a los inocentes en el nombre de Dios. Como dijo el Papa Francisco en Egipto y antes en Albania y en muchos otros escenarios, debe haber un «¡No!» firme y claro a todas las formas de violencia, venganza y odio llevadas a cabo en nombre de la religión o en el nombre de Dios “. Las cuestiones sociales, políticas y económicas que los demagogos pueden explotar para incitar a la violencia también deben abordarse.
Quinto, existe una necesidad urgente de un diálogo interreligioso eficaz como antídoto contra el fundamentalismo con el objetivo de superar la hipótesis cínica de que los conflictos entre creyentes religiosos son inevitables y de desafiar la interpretación estrecha de los textos religiosos que demonizan o deshumanizan a los de diferentes creencias. El diálogo interreligioso eficaz puede, debe y suele mostrar el paradigma de las conversaciones políticas e interpersonales necesarias para la armonía social.
En sexto lugar, la educación. Una buena educación en general y una sólida educación religiosa en particular son claves para prevenir la radicalización que lleva al extremismo, la persecución de las minorías religiosas y el terrorismo. La sociedad cosecha lo que siembra. Es clave que la enseñanza en las escuelas, en los púlpitos y a través de Internet no fomente la intransigencia y la radicalización extremista sino el diálogo, el respeto por los demás y la reconciliación. En la Universidad Al-Azhar de El Cairo, el Papa Francisco subrayó que la educación en “una apertura respetuosa y un diálogo sincero con los demás, reconociendo sus derechos y libertades fundamentales, en particular la libertad religiosa, representa la mejor manera de construir juntos el futuro, . … La única alternativa a la civilidad del encuentro es la incivilidad del conflicto. … Para contrarrestar con eficacia la barbarie de los que fomentan el odio y la violencia, tenemos que acompañar a los jóvenes, ayudarlos en el camino de la madurez y enseñarles a responder a la lógica incendiaria del mal trabajando pacientemente para el crecimiento de la bondad. De esta manera, los jóvenes, como los árboles bien plantados, pueden estar firmemente arraigados en el suelo de la historia y,  apuntar cada vez más hacia el cielo en la compañía del otro, pueden transformar diariamente el aire contaminado del odio en el oxígeno de la fraternidad.
Séptimo y último. Debemos bloquear el flujo de dinero y las armas destinadas a aquellos que pretenden utilizarlos para atacar a las minorías religiosas. Como señaló el Papa Francisco al final de su discurso en Al-Azhar: “Hay que poner fin a la proliferación de las armas; si se producen y se venden, tarde o temprano se usarán “. Detener las atrocidades no sólo implica abordar el odio y los cánceres del corazón que generan violencia, sino también eliminar  los instrumentos por los cuales ese odio realmente lleva a cabo esa violencia.
La protección de las minorías religiosas en conflicto es, de hecho, una de las responsabilidades más urgentes de la comunidad internacional en la actualidad. Doy las gracias a la Misión Permanente de Hungría, al Instituto de Diplomacia Cultural y a todos ustedes por venir hoy para asegurarse de que reciban la atención que merecen.


Deja un comentario

El conflicto de Catalunya. Comentario del jesuita J. Flaquer

Confesiones propias sobre el problema de España en Catalunya

CONFESIONES PROPIAS SOBRE EL PROBLEMA DE ESPAÑA EN CATALUNYA

Jaume Flaquer. Yo soy de los que nunca he sido independentista, de esos que, al estar entre dos aguas (padre catalán y madre andaluza) he generado una especie de “agnosticismo” frente al nacionalismo catalán y al nacionalismo español, como si de una guerra de religiones se tratara. La impugnación del Estatuto de Catalunya por el Tribunal Constitucional dio el pistoletazo de salida para que este espacio intermedio se fuese progresivamente vaciando, hacia un lado y hacia otro. Los que queríamos una postura media nos encontramos en un no-lugar sin ningún partido que nos represente. Soy consciente, por otra parte, que lo “mediano” en Catalunya no es lo “mediano” en el resto de España puesto que los extremos de opinión son diferentes.

Toda sociedad tiene elementos de pluralidad que la retan constantemente. No sé si encontraríamos un país en el mundo en el que no haya dificultades para integrar alguna minoria, sea cultural, étnica, o religiosa. Hay que reconocer que la diferencia catalana y vasca ha sido sentida siempre como incómoda en España. Mientras lo castellano y lo andaluz eran vividos como algo “universal” en España, lo catalán y lo vasco eran considerados como algo “local”. Lo castellano era visto como “lo que unía”, lo “común a todos”, y lo catalán y lo vasco como lo “particular”, con riesgo de dividir. Por ello, algo castellano y andaluz podía representar a España en el mundo sin generar problemas (¡no en vano a la lengua castellana se la llama Spanish, espagnol…). Ahora resulta que lo “local” y “específico” se ha cansado de ser “particular” o “marginal” y ha decidido ser “universal”, creando un territorio independiente.

El gobierno debería querer saber cuáles son las causas de la dificultad de encaje de Catalunya y Euskadi en España si quiere llegar a solucionar el problema. Y el problema es que estando en una democracia, si no aciertas ni en el diagnóstico ni en las soluciones, pierdes a la gente, y al final tendrás que dejarla votar. Una disolución de los poderes de la Generalitat (con el artículo 155 o de manera encubierta) pueden funcionar en una dictadura pero en una democracia supone un riesgo enorme. Siempre tendrás que dejar votar al final. Una determinada política del Estado puede romper a la España que dice querer proteger.

Los independentistas también la rompen, por supuesto, pero ya es lo que quieren. Por eso la demonización de la CUP, de Pujol, Mas o Puigdemont desde el Estado no lleva políticamente a ningún sitio. Más bien les ayuda en sus objetivos.

Las dos preguntas claves son: ¿Qué están dispuestos a pagar los independentistas con la independencia? (porque no saldría ni gratis ni barato) y ¿qué están dispuestos a ofrecer a Catalunya los unionistas para que ésta se quede (¡a gusto!)?

Yo creo que los partidos independentistas no han dicho la verdad sobre el coste de la independencia. La crisis sería brutal porque España no la dará nunca gratis (¡hay que saberlo!). Y a ningún país europeo, con sus tensiones internas también, le interesa una Catalunya independiente.

Pero –y eso es lo más grave- percibo que pronto la gente de Catalunya dirá “¡la quiero cueste lo que cueste!” y ya no se la podrá comprar con una “tercera vía”, ni se la podrá intimidar con quedar fuera de la UE (con el seguro veto español de que vuelva a entrar).

Por otro lado veo que el Gobierno es incapaz de ofrecer absolutamente nada. El PSOE (con sus barones) se ha opuesto siempre también a una tercera vía. Por eso, en Catalunya ya nadie cree en ninguna oferta. Por ello crece el independentismo. Y, al no haber ninguna oferta durante años, ha ido creciendo la desafección. Montilla lo advertía ya en 2007 dirigiéndose sobre todo a la política de su partido: “He de advertir de las graves consecuencias políticas de una desafección de Catalunya hacia España”.

Si gana el Gobierno, España seguirá unida pero rota de corazón. Catalunya añadirá un episodio más en su lista interminable de “agravios” históricos del Estado (una lista de siglos). Como pasa siempre, el agraviado recuerda y el agraviador olvida. Y después del olvido desde España se volverá a preguntar: “¿por qué se quejan siempre los catalanes?”

Y si gana la separación, el trauma de España será insufriblemente más duro que la pérdida de Cuba y Filipinas. La generación del 98 nos parecerá optimista comparado con lo que puede suceder aquí.

Si no hay diálogo y oferta creíble desde la política del Estado pronto será demasiado tarde. No quiero creer que lo sea ya. Cristianamente, el diálogo debe ofrecerse siempre.