Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Nuevo salto en Ceuta con decenas de heridos

espanaEspaña: Decenas de heridos en un intento de salto en Ceuta de más de 400 personas

Una de las personas heridas en el salto del pasado mes de septiembre con la que se entrevistó Amnistía Internacional / Amnistía Internacional

17 de febrero de 2017

Amnistía Internacional, ante el intento de salto de valla de la madrugada de este viernes, ha declarado:

“Este salto multitudinario, en el que se han producido tantos heridos, es un ejemplo más acerca de cómo las vallas que separan Ceuta y Melilla son un fracaso más de las políticas migratorias de España, basadas en la seguridad, desoyendo las obligaciones que el Estado tiene en relación a las personas migrantes y solicitantes de asilo. La falta de rutas legales y seguras, la imposibilidad que tienen las personas de origen subsahariano para poder acceder a la frontera y solicitar asilo con todas las garantías, les aboca a tomar este tipo de acciones, poniendo además en riesgo sus vidas e integridad física”.

“Pedimos a las autoridades que todas las personas heridas reciban el tratamiento médico adecuado, así como que aquellas que deseen solicitar protección internacional puedan acceder a los procedimientos de asilo con todas las garantías. Además, aprovechamos para recordar, una vez más, que es urgente que se establezcan procedimientos legales en frontera, para que no se produzcan expulsiones sin ningún tipo de procedimiento y garantías jurídicas”

“Amnistía Internacional ha estado en Ceuta y Melilla investigando la situación de las personas migrantes y refugiadas, y hemos denunciado las violaciones de derechos humanos que allí se producen. Estaremos pendientes de qué sucede con estas personas que han entrado y de cómo es la situación en los Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes (CETIS)”

Eva Suárez, directora adjunta de Amnistía Internacional


Deja un comentario

Neil Gaiman nuevo embajador de buena voluntad del ACNUR

El escritor inglés Neil Gaiman, nuevo embajador de Buena Voluntad de ACNUR

Neil Gaiman se reunió en Jordania con refugiados sirios en un campamento como éste, el de Azraq, donde viven numerosas familias procendentes de aquel país. Foto: ACNUR/Tanya Habjouqa

20 de febrero, 2017 — El escritor inglés Neil Gaiman fue nombrado este lunes embajador de Buena Voluntad por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Desde que comenzó su colaboración con ACNUR en 2013, el destacado autor británico se ha dedicado a concienciar sobre la situación de los desplazados forzosos y ha apoyado varias iniciativas de recaudación de fondos, campañas y eventos.

Tras su nombramiento, Gaiman declaró sentirse “profundamente honrado” por la distinción y destacó el “privilegio” que supuso para él poder viajar a Jordania y reunirse con refugiados sirios donde encontró que “entre el horror y las pesadillas había pequeñas espléndidas historias de supervivencia y esperanza, resistencia y dignidad”.

Para celebrar su designación como embajador de Buena Voluntad, Gaiman participa este lunes en una conversación en directo transmitida por Facebook a las 16:30 GMT, donde hablará sobre sus motivos para apoyar a los refugiados y responderá a preguntas de la audiencia


Deja un comentario

La OIT denuncia las desigualdades y pide empleos dignos.

La OIT llama a crear empleos dignos para alcanzar la justicia social

Trabajadoras de la industria de la confección fabrican camisetas en Accra, Gana. Foto de archivo: Banco Mundial/Dominic Chavez

20 de febrero, 2017 — La pobreza y los conflictos están perjudicando la vida de demasiadas personas, aumentando la desigualdad, lo que va en detrimento de sociedades más prósperas, afirmó este lunes la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Un mensaje del director de la OIT subraya que el Día Mundial de la Justicia Social, este 20 de febrero, se celebra en un periodo de gran incertidumbre.

Guy Ryder explicó que los beneficios de la globalización se han distribuido de forma desigual y que paradójicamente en un mundo más interconectado se siguen abriendo brechas sociales y económicas que parecen insalvables.

Ryder destacó que millones de personas perciben la falta de justicia social en sus vidas, como los hijos sin un futuro garantizado, los padres sin empleos dignos y una sensación generalizada de abandono.

Por esto, llamó a encontrar alternativas políticas para ofrecer oportunidades de trabajo en buenas condiciones, además de generar prosperidad y estabilidad.


Deja un comentario

Colombia: las FARC se preparan para el desarme.

Todos los miembros de las FARC-EP se encuentran ya en las zonas donde dejarán sus armas

Los últimos miembros de las FARC-EP llegan a las zonas veredales. Foto: Misión de la ONU en Colombia

20 de febrero, 2017 — La Misión de la ONU en Colombia informó que se ha completado el ingreso de cerca de 7.000 miembros de las FARC-EP a las 26 áreas donde harán dejación de las armas y donde comenzarán su reinserción a la vida civil.

Según un comunicado, con la llegada de alrededor de 300 hombres y mujeres el sábado a la zona de Agua Bonita, en el departamento de Caquetá, se concretó este hito y en total, unos 6.900 rebeldes ya se encuentran en las llamadas “zonas veredales”.

El Jefe de los Observadores y Coordinador del Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación, Javier Pérez Aquino, describió el momento como “histórico”, y aseguró que la Misión y el Mecanismo consideran que la decisión de las FARC-EP de trasladarse a las zonas, a pesar de la logística limitada en la mayoría de ellas, es muy positiva.

Agregó que la decisión reduce considerablemente la posibilidad de contacto armado y expresó sus esperanzas de que la presencia de los miembros de las FARC acelere las obras de construcción en los campamentos, dándose así las condiciones adecuadas para continuar con el proceso que conducirá a la reinserción de los rebeldes a la vida social, económica y política.

El General Pérez Aquino elogió el arduo trabajo de los miembros del Mecanismo Tripartito y su compromiso con el proceso de paz, acompañando al movimiento FARC-EP y monitoreando la cesación del fuego y el cese de las hostilidades.

Agregó que para que este proceso sea eficaz, es necesario consolidar otros aspectos del Acuerdo Final, como el apoyo logístico, la seguridad y las condiciones sociales y económicas que permitan la transición a la vida civil y lleven a una paz sostenible y duradera.


Deja un comentario

El Papa explica el cónclave a los chicos.

Francisco explica el Cónclave a los niños

Respondiendo a un chico, Bergoglio contó su elección: «el Espíritu Santo ayuda. Y luego, cada uno da su voto y se cuentan. El que es elegido tal vez no es el más inteligente»
ANSA

Papa Francisco con los chicos

122
0
Pubblicato il 20/02/2017
Ultima modifica il 20/02/2017 alle ore 13:25
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

«El que es elegido tal vez no es el más inteligente, tal vez no es el más listo, tal vez no es el más rápido para hacer las cosas, pero es el que Dios quiere para ese momento de la Iglesia». Papa Francisco, durante la visita a la parroquia romana de Santa María Josefa, el pasado domingo 19 de febrero, habló sobre el Cónclave que lo eligió, y explicó a los chicos que lo interrogaron la amalgama de factores humanos y de intervención del Espíritu Santo, que, según la mirada de fe, acompaña la elección papal. Aquí incluimos el diálogo completo, teniendo en cuenta las respuestas corales del pequeño público y las expresiones irónicas del Pontífice.

 

Alessandro preguntó: «¿Por qué te convertiste en Papa?». Francisco respondió: «Porque hay “culpables”. Uno de los culpables es este [dijo indicando al cardenal Agostino Vallini, Vicario de Roma. Los niños se echaron a reír]. Porque, ¿tú sabes cómo se hace el Papa? Pues bien, te lo explico yo. ¿Ustedes saben cómo se hace el Papa?». «¡Nooooo!», respondieron los niños. «¿Se paga para volverse Papa?». «¡No!». «Pero, si uno paga mucho, mucho, mucho, ¿al final lo hacen Papa?». «¡No!». «No. ¿Se sortea el Papa?». «¡No!». «No, no se sortea. ¿Y cómo se hace? ¿Quiénes son los que eligen al Papa? Piensen bien: ¿quiénes son?». «Los cardenales».«Los cardenales. Y don Agostino [Vallini] es un cardenal, es el Vicario de Roma, y él era uno de esos 115 que estaban reunidos para elegir al Papa. ¿Entendieron?».

 

«Y ellos se reúnen –continuó Francisco–, hablan entre ellos, piensan… “Eh, pero pensemos en esto, pensemos en esto, y este tiene estas ventajas, este tiene otras ventajas”, y razonan… Pero, sobre todo (y esto es lo más importante), se reza. ¿Entendido? Esta gente que está en clausura, es decir que no pueden hablar con gente de fuera, están como aislados, de la Casa Santa Marta van a la Capilla Sixtina a elegir al Papa. Hablan entre ellos sobre lo que necesita la Iglesia hoy, y por esto es mejor una personalidad de este perfil o de ese otro… todos razonamientos humanos. Y el Señor envía al Espíritu Santo y el Espíritu Santo ayuda en la elección. Después, cada uno da su voto y se cuentan, los sufragios, y el que tiene dos terceras partes de los números es elegido Papa».

 

«Como ven –añadió Francisco– es un proceso que se hace con mucha oración. No se paga, no hay amigos potentes que impulsan, no, no. Entonces, ¿quién hace al Papa? No, mejor hago la pregunta así: ¿cuál es la persona más importante en ese grupo que hace al Papa? ¡Piénsenlo bien! ¿Quién es?». «El Papa»; dijo uno de los chicos. «No, todavía no hay Papa». Otros respondieron: «Dios». «Dios, el Espíritu Santo, que mediante el voto hace al Papa. Luego, el que es elegido, tal vez no es el más inteligente, tal vez no es el más listo, tal vez no es el más rápido para hacer las cosas, pero es el que Dios quiere para ese momento de la Iglesia. ¿Entendieron?». «¡Sí!», respondieron los chicos.

 

Después, Francisco hizo una pregunta a sus interlocutores: «Les hago una pregunta, pero piénsenlo bien. En la elección, tú hiciste la primera pregunta, Alejando, en la que me hicieron Papa a mí, éramos 115. Les hago una pregunta: ¿quién era el más inteligente de estos 115?». «Tú»; respondieron los chicos. «¡No!». Otros dijeron: «Todos». «No, no, el más, más…». «Dios», respondieron los chicos. «Dios. Dios es el 116… pero, no se sabe, pero el que es elegido no es necesariamente el más inteligente. ¿Entendieron? Hay más inteligentes que él, pero Dios eligió a ese. Y, como en todas las cosas de la vida, el tiempo pasa, el Papa debe morir como todos, o jubilarse, como hizo el gran Papa Benedicto, porque no tenía buena salud, y llegará otro, que será diferente, será diverso, tal vez será más inteligente o menos inteligente, no se sabe. Pero llegará otro de la misma manera: elegido por el grupo de los cardenales bajo la luz del Espíritu Santo. ¿Entendieron? Dime, Alejandro, ¿estás satisfecho con la respuesta? ¿Es verdadera? ¿No me equivoqué? ¿No he dicho una mentira? Gracias».

 

Entonces, no es necesariamente el más inteligente o el más preparado, sino el que a ojos humanos y en el silencio de la oración sus colegas consideran que se adapta mejor al perfil que se discutió antes de la elección, a las necesidades de la Iglesia en ese momento, cuya elección (respetando los procedimientos canónicos) es consagrada por el 116° protagonista, el Espíritu Santo. Teniendo en cuenta siempre la máxima que se atribuye a San Vincenzo de Lérnis, quien afirmó en el siglo V: «Dios algunos Papas los da, otros los tolera y otros más los inflige».

 

Un gran obispo de Génova, el cardenal Giuseppe Siri, celebrando en agosto de 1978 una de las misas de sufragio por Pablo VI con las que comenzaba el Cónclave, tendía a no reducir demasiado el factor humano, recordando a los colegas purpurados: «Me parece que necesario que me dirija a los venerados hermanos del sacro colegio y les recuerde que la tarea a la que nos preparamos no sería decorosamente recibida diciendo: “¡Se ocupa de todo el Espíritu Santo!”. Y abandonándonos sin trabajo y sin sufrimiento al primer impulso, a la sugestión irracional».

 

También son famosas las palabras de la carta número 24 en el epistolario de San Bernardo, abad de Claraval, llamado “doctor melifluo”, en la que hablaba de la virtud necesaria para los que gobiernan. La resumió así, maravillosamente, Albino Luciani, en un capítulo de su afortunado libro “Ilustrísimos”, escribiendo justamente a san Bernardo: «Había un Cónclave. Los cardenales se movían inciertos entre tres candidatos conocidos uno por la santidad, el segundo por la cultura y el tercero por sentido práctico. Un cardenal acabó con la indecisión, citando su carta. “Es inútil titubear más, dijo, nuestro caso ya está contemplado en la Carta 24 del Doctor Melifluo. Basta aplicarse y todo saldrá a pedir de boca. ¿El primer candidato es santo? Pues bien, oret pro nobis, que diga algún Padrenuestro por nosotros pobres pecadores. ¿El segundo es docto? Pues qué maravilla, doceat nos, que escriba algún libro de erudición. ¿El tercero es prudente? Iste regat nos, que este nos gobierne y sea Papa”». «Inclinémonos, pues, ante los que entre nosotros son sabios y tienen piedad, pero elijamos al que está dotado de prudencia», añadió el mismo Luciani durante un discurso en la Universidad Federal de Santa María, en Brasil, en noviembre de 1975.

 

Otra vez san Bernardo, doctor de la Iglesia, dedicó una serie de advertencias a su alumno Eugenio III, que reinó entre 1145 y 1153, tituladas “Consejos para un Papa”. Se trata de un librito todavía precioso: «Tú eres Papa, actúas como siervo: a los apóstoles se les prohíbe el dominio», afirmó Bernardo. «Es tiempo de podar, el Papa es sucesor de Pedro, no de Constantino». Particularmente significativas, sobre todo si se aplican a la situación actual, son las palabras dedicadas a los colaboradores que rodean al Pontífice y al ambiente de la Curia: «Entre más se digan tus siervos, más querrán el dominio»


Deja un comentario

Larga audiencia de los obispos chilenos con el Papa.

Los obispos chilenos tuvieron audiencia de tres horas con el Papa

Visita «ad Limina» de la Conferencia Episcopal. El cardenal Ezzati: afrontamos «los temas de pederastia, aborto, jóvenes, futuro del país a 40 años del régimen de Pinochet»

Los obispos chilenos en visita “ad limina” con Papa Francisco

33
0
Pubblicato il 20/02/2017
Ultima modifica il 20/02/2017 alle ore 19:11
REDACCIÓN
ROMA

Los casos de pederastia, el aborto y las uniones entre personas del mismo sexo, la cuestión de los mapuches y el futuro del país, a 40 años del régimen de Pinochet. Son los temas que afrontaron hoy Papa Francisco y los obispos de la Conferencia Episcopal de Chile, que fueron recibidos esta mañana en visita «ad Limina». Los guiaba el presidente del episcopado, monseñor Santiago Jaime Silva Retamales.

 

Entre los que participaron también estaba el cardenal Ricardo Ezzati Andrello, arzobispo de Santiago de Chile, quien reveló a los micrófonos de la Radio Vaticana el contenido de la audiencia que duró alrededor de tres horas. «Dialogamos con él (con el Papa, ndr.) de todos los problemas, con una sencillez y con una apertura excepcionales, que considero verdaderamente un signo de la reforma de la Iglesia que quiere Papa Francisco, en sentido de comunión, de sinodalidad», explicó el purpurado .

 

En particular, se afrontaron los «problemas concretos de un pueblo que está secularizado» y que es «gobernado fundamentalmente por personas que no son creyentes pero que son abiertas, que tienen buena voluntad, para acoger también el mensaje de la Iglesia». Hablaron sobre los ancianos, los pobres y, sobre todo, de los jóvenes, para quienes el Papa sugirió una «pastoral de la oreja», es decir «caminar con ellos escuchándolos y anunciando la novedad de Jesucristo».

 

No se eludió el drama de la pederastia que ha afectado también a la Iglesia chilena: el argumento fue tratado «con mucha sinceridad, con la capacidad (que el Papa nos pidió) de estar atentos a los problemas, a las injusticias que, cuando se trata sobre todo de pederastia, son faltas gravísimas en relación con los derechos humanos y son también un grave pecado frente a Dios», explicó el cardenal. «El Papa -añadió- nos contó que una vez, saliendo del metro de Buenos Aires, en una plaza llena de gente porque había una manifestación, había unos padres con un niño y estos le gritaron al pequeño: «¡Ven, ven, porque hay pederastas!”. El Papa quedó dolido, pero ahora nos dijo: “Vean hasta qué punto puede llegar una mentalidad que ve el mal por todas partes”. Después nos invitó a superar también esta situación».

 

Durante la conversación se dio particular importancia a los problemas de la sociedad contemporánea, sobre todo en relación con los temas del aborto y de las uniones entre personas del mismo sexo. Ezzati dijo a la emisora vaticana que «nosotros estamos trabajando mucho sobre la familia; sabemos que el ambiente cultural es adverso; sabemos cuánto incide la “doctrina de género” y cuánto influye también en la vida concreta el tema del matrimonio y el tema de la vida. Hemos trabajado y estamos trabajando fuertemente sobre esto», a la luz de las indicaciones de la exhortación «Amoris laetitia».

 

También se afrontó la situación de los mapuches, pueblo nativo originario del centro y sur de Chile y del sur de Argentina que sobrevivió a la conquista española y que ahora lucha por su autodeterminación, por el reconocimiento de la plurinacionalidad del estado argentino, por recuperar las tierras que les quitaron o que están amenazadas por proyectos mineros o petrolíferos. El cardenal Ezzati se dijo convencido de que «el pueblo Mapuche tiene todas las cualidades y las posibilidades para dialogar con el Estado chileno: es un pueblo maduro, que tiene convicciones profundas, que tiene formación profunda». Aunque el Estado sea laico, añadió, «tiene, como sea, cierta confianza en nosotros, aunque nos critique, al final viene a buscarnos. Y creo que esta es una obra muy bella de la Iglesia».

 

En relación con el futuro de Chile, que, después de décadas sigue sufriendo las consecuencias de la dictadura del general Augusto Pinochet, el arzobispo expresó un deseo: «Que podamos caminar con decisión por la vía de la reconciliación profunda. La reconciliación no olvida los hechos: olvidar sería olvidar la historia que es maestra de vida. Pero la reconciliación significa ir más allá de los hechos y, entonces, creo que los valores y el mensaje del Evangelio nos invitan a reconocer las situaciones, sobre todo las faltas en el campo de los derechos humanos que han hecho un daño enorme y que siguen haciéndolo», a cuarenta años de distancia. Esto, concluyó el purpurado, «significa también voluntad del perdón en la conciencia de que lo que se perdona es gratuito: el perdón es siempre gratuito. Unir, pues, la verdad con una vía nueva de construcción del futuro».


Deja un comentario

Justicia sí, venganza no. Palabras del Papa Francisco.

“Justicia sí, venganza no”, el Papa en el Ángelus

(RV).- “Aquello que Jesús nos quiere enseñar es la neta distinción que debemos hacer entre la justicia y la venganza. Nos es consentido pedir justicia; es nuestro deber practicar la justicia. En cambio, nos es prohibido vengarnos o fomentar de cualquier modo la venganza, en cuanto es expresión del odio y de la violencia”, lo dijo el Papa Francisco a los fieles y peregrinos presentes en la Plaza de San Pedro para rezar la oración mariana del Ángelus del tercer domingo de febrero, VII Domingo del Tiempo Ordinario.

En sus palabras pronunciadas antes de la oración dominical, el Santo Padre reflexionó sobre una las páginas que mejor expresa la “revolución” cristiana, es decir, donde Jesús muestra la vía de la verdadera justicia mediante la ley del amor que supera aquella de la ley del talión, que predicaba: «ojo por ojo y diente por diente». “Esta antigua regla – precisó el Pontífice – imponía aplicar a los transgresores penas equivalentes a los daños causados: la muerte a quién había asesinado, la amputación a quién había herido a alguien, y cosas así”. Jesús no pide a sus discípulos de padecer el mal, al contrario, pide reaccionar, pero no con otro mal, sino con el bien. Sólo así, dijo el Papa, se rompe la cadena del mal, y cambian verdaderamente las cosas.

“Para Jesús – agregó el Santo Padre – el rechazo de la violencia puede comportar también la renuncia a un legítimo derecho. Pero esta renuncia no quiere decir que las exigencias de la justicia sean ignoradas o rebatidas; al contrario, el amor cristiano, que se manifiesta de modo especial en la misericordia, representa una realización superior de la justicia”. Lo que Jesús nos quiere enseñar, subrayó el Obispo de Roma, es la neta distinción que debemos hacer entre la justicia y la venganza. “Nos es consentido pedir justicia; es nuestro deber practicar la justicia. En cambio, nos es prohibido vengarnos o fomentar de cualquier modo la venganza, en cuanto es expresión del odio y de la violencia”.

La Virgen María nos ayude a seguir a Jesús en este camino exigente, que de verdad exalta la dignidad humana, invocó el Papa Francisco, y nos hace vivir como hijos de nuestro Padre que está en los cielos. Que ella dijo el Papa, nos ayude a practicar la paciencia, el diálogo, el perdón, y a ser así artesanos de comunión y de fraternidad en nuestra vida cotidiana.

Texto y audio completo de las palabras del Papa Francisco en el Ángelus

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En el Evangelio de este domingo (Mt 5,38-48) – una de esas páginas que mejor expresa la “revolución” cristiana – Jesús muestra la vía de la verdadera justicia mediante la ley del amor que supera aquella del talión, es decir, «ojo por ojo y diente por diente». Esta antigua regla imponía aplicar a los transgresores penas equivalentes a los daños causados: la muerte a quién había asesinado, la amputación a quién había herido a alguien, y cosas así. Jesús no pide a sus discípulos de padecer el mal, al contrario, pide reaccionar, pero no con otro mal, sino con el bien. Sólo así se rompe la cadena del mal: un mal lleva a otro mal, y otro trae otro mal… Se rompe esta cadena de mal, y cambian verdaderamente las cosas. El mal de hecho es un “vacío”, un vacío de bien, y un vacío no se puede llenar con otro vacío, sino sólo con un “pleno”, es decir, con el bien. La represalia no lleva jamás a la solución de los conflictos. “Tú me lo has hecho, yo te lo haré”, esto jamás resuelve un conflicto, ni siquiera es cristiano.

Para Jesús el rechazo de la violencia puede comportar también la renuncia a un legítimo derecho; y pone algunos ejemplos: poner la otra mejilla, dar el propio vestuario o el propio dinero, aceptar otros sacrificios (Cfr. vv. 39-42). Pero esta renuncia no quiere decir que las exigencias de la justicia sean ignoradas o rebatidas; no, al contrario, el amor cristiano, que se manifiesta de modo especial en la misericordia, representa una realización superior de la justicia. Aquello que Jesús nos quiere enseñar es la neta distinción que debemos hacer entre la justicia y la venganza. Distinguir entre justicia y venganza. La venganza no es jamás justa. Nos es consentido pedir justicia; es nuestro deber practicar la justicia. En cambio, nos es prohibido vengarnos o fomentar de cualquier modo la venganza, en cuanto es expresión del odio y de la violencia.

Jesús no quiere proponer un nuevo orden civil, sino en cambio, el mandamiento del amor al prójimo, que comprende también el amor a los enemigos: «Amen a sus enemigos, rueguen por sus perseguidores» (v. 44). Y esto no es fácil. Esta palabra no se debe entender como aprobación del mal realizado por el enemigo, sino como invitación a una perspectiva superior, a una perspectiva magnánima, semejante a aquella del Padre celestial, quien – dice Jesús – «hace salir el sol sobre malos y buenos y hace caer la lluvia sobre justos e injustos» (v. 45). También el enemigo, de hecho, es una persona humana, creada como tal a imagen de Dios, si bien en el presente esta imagen se haya ofuscado por una conducta indigna.

Cuando hablamos de “enemigos” no debemos pensar a quien sabe cuáles personas diversas y lejanas de nosotros; hablamos también de nosotros mismos, que podemos entrar en conflicto con nuestro prójimo, a veces con nuestros familiares. Cuantas enemistades en la familia, ¡cuántas! Pensemos en esto. Enemigos son también aquellos que hablan mal de nosotros, que nos calumnian y nos hacen daño. Y no es fácil digerir esto. A todos aquellos estamos llamados a responder con el bien, que también esto tiene sus estrategias, inspiradas en el amor.

La Virgen María nos ayude a seguir a Jesús en este camino exigente, que de verdad exalta la dignidad humana y nos hace vivir como hijos de nuestro Padre que está en los cielos. Nos ayude a practicar la paciencia, el diálogo, el perdón, y a así ser artesanos de comunión, artesanos de fraternidad en nuestra vida cotidiana, sobre todo en nuestra familia.

(Traducción del italiano, Renato Martinez – Radio Vaticano)