Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Estreno de una película sobre S. Ignacio de Loyola

España: Estrenan la película “Ignacio de Loyola: soldado, pecador, santo”

Viernes 16 Jun 2017 | 09:09 am

Madrid (España) (AICA):

La película Ignacio de Loyola sobre el fundador de los jesuitas se estrena este viernes 16 de junio en 100 salas de cine de España, de 44 localidades. Este proyecto nació del sueño del jesuita filipino Emmanuel Alfonso y su equipo de la productora Jesuit Comunications Philippines: hacer una nueva película sobre la vida de San Ignacio en un estilo moderno, que la audiencia actual –especialmente la juventud- pudiera apreciar y entender.

El objetivo, en palabras de su director, Paolo Dy, era “visibilizar la experiencia emocional y espiritual de Ignacio, una experiencia de conversión, de iluminación y, en última instancia, el descubrimiento del amor de Dios”. Y por tanto, confía en que la manera en que han contado su historia “provoque curiosidad, discusión o cualquier modo de participación. Incluso suscitando el deseo de seguir los métodos y la filosofía de san Ignacio y sus Ejercicios Espirituales”.

El actor que encarna a Ignacio, Andreas Muñoz, agradece haber podido conocer su figura: “No sabía nada de él en profundidad y me sorprendió muy gratamente. Es un personaje muy valiente, concienzudo, determinante del que yo he aprendido la paciencia, el silencio y la escucha”.

El filme narra la vida del que sería fundador de la Compañía de Jesús desde su infancia hasta que emprende camino a París con 37 años. En palabras de su director “la película trata de su conversión o más específicamente sobre la dos partes de su conversión: la primera, cuando olvida su sueño de ser caballero y empieza a perseguir el de ser santo; y la segunda, cuando se da cuenta de lo que significa realmente ser santo”.

Asistimos a su transformación de noble soldado de vida licenciosa a maestro del espíritu entregado incondicionalmente a los más necesitados. También se nos muestran las dificultades e incomprensiones a las que su método de ejercicios espirituales tuvo que hacer frente en la convulsa Iglesia de la época.

Hay escenas de sus primeros años de vida en Loyola y de su relación con su padre, de la batalla de Pamplona, de su recuperación e inicio de vida peregrina y de su juicio ante la Inquisición en Salamanca.

Esta película fue presentada en el Vaticano el 14 de junio de 2016 y estrenada en Filipinas el 24 de julio de ese año. Hace unos días la basílica de Loyola se transformó en cine y acogió su preestreno en España. Días más tarde también se pudo ver la película en la localidad de Manresa, donde Ignacio vivió una profunda experiencia que sería el origen de sus Ejercicios Espirituales.

Ignacio: una historia de película
Iñigo de Loyola era el menor de trece hermanos en una familia cuyo linaje tenía origen en dos poderosos apellidos en Gipuzkoa: los Oñaz y los Loyola. El propio Ignacio reconocería posteriormente que durante su juventud no pensaba en otra cosa que en «el ejercicio de las armas, con un grande y vano deseo de ganar honra». Cuando en 1521 el ejército francés invadió Navarra, Iñigo acudió a la defensa de Pamplona, donde cayó herido de gravedad.

Trasladado a la casa-torre de Loyola, su larga convalecencia la dedicó a la lectura de una historia de Cristo y vidas de santos, produciéndose en él una profunda experiencia espiritual, tras la cual ya no volvería a ser el mismo. De Loyola salió hacia Montserrat y Manresa ―lo que hoy conocemos como el Camino Ignaciano― para viajar como peregrino a Tierra Santa. Después llegaron años de estudio, primero en Barcelona y después en Alcalá y Salamanca. Iñigo iba convirtiéndose en un maestro del espíritu, no sin tener que hacer frente a incomprensiones en el seno de la convulsa Iglesia de la época. Todo ello, mientras se entregaba sin descanso a los más necesitados.

Esa es la historia de transformación que narra la película: la forja de un apasionado por una misión, a quien Dios llevaría siempre por donde él no esperaba. Este «soldado» y «pecador» ―como titula la película―, o simple «peregrino» —como se llamaba Ignacio a sí mismo—, que aprende de sus errores y se deja guiar por Dios, es el creador de los «ejercicios espirituales», que millones de personas de diferentes culturas y sensibilidades han utilizado desde entonces como guía segura para conocer la voluntad de Dios en sus vidas. Es también el fundador, junto con un grupo de amigos que conocería posteriormente en París, de una orden religiosa sin la que no puede entenderse la historia de la Iglesia Católica.

Ignacio de Loyola en el cine
Ignacio de Loyola no ha sido un personaje al que el cine se haya acercado en muchas ocasiones. Existe un precedente en la película española El capitán de Loyola, de 1948, protagonizada por Rafael Durán y dirigida por José Díaz Morales.

En televisión, la serie de TVE Paisajes con figura, que se emitió entre las décadas de 1970 y 1980, dirigida por Mario Camus y con guiones del escritor Antonio Gala, dedicó uno de sus capítulos a Ignacio de Loyola, interpretado por el actor Mario Pardo. El capítulo se emitió el 10 de enero de 1985.+


Deja un comentario

Los yihadistas en Filipinas.

Filipinas, la Iglesia reza por Marawi

Misas, rosarios y adoraciones en la comunidad local mientras a Mindanao llegan las fuerzas especiales norteamericanas para ayudar al Ejército de Manila a derrotar a los yihadistas

Filipinas, la Iglesia reza por Marawi

12
0
Pubblicato il 15/06/2017
Ultima modifica il 15/06/2017 alle ore 17:05
PAOLO AFFATATO
ROMA

En las iglesias esparcidas por el territorio filipino se reza por Marawi. La Iglesia del archipiélago ha lanzado una imponente campaña de sensbilización y oración para acompaañar la crisis que se registra en la isla de Mindanao, en las Filipinas meridionales, donde el asedio a la ciudad de Marawi, ocupada por los yihadistas fieles al Estado Islámico, ha alcanzado su día 24. “Todos los obispos me han asegurado que celebrarán cada día una misa por esta dolorosa situación. Sentimos el apoyo de la entera comunidad católica e incluso de los filipinos emigrados en otras naciones. Nuestra esperanza hoy está puesta sólo en Dios”, dice a Vatican Insider el obispo Edwin de la Pena, que sigue la suerte de su ciudad con aprehensión y con un poco de amargura. Ve con dolor la destrucción de un lugar hasta ayer próspero y lleno de gente, hoy terriblemente abandonado y en ruinas, mientras miles de personas desplazadas son obligadas a ir a centros de evacuación o refugios improvisados.

 

Sobre el terreno se está en fase de estancamiento. Después de que el ejército ha recuperado gran parte de la ciudad de Marawi (sólo tres distritos están todavía bajo el control de los terroristas del grupo ’Maute’), a partir de hoy se ha entrado en la fase más delicada: los últimos militantes (todavía un centenar de los cerca de 500 que pusieron en marcha el ataque, permanecen anidados en los edificios) utilizan rehenes como escudos humanos y en la batalla no se puede lanzar bombardamentos indiscriminados.

 

El obispo cuenta con ansiedad: “La situación en el terreno parece muy difícil. Los jihadistas están bien organizados, tienen suficiente comida y municiones, y se han atrincherado en el sótano y en algunos túneles excavados en los últimos meses. Nuestros feligreses y el vicario episcopal, Teresito Soganub, se encuentran entre los 200 rehenes, estamos preocupados por ellos. Incluso ahora, mientras nadie puede ver destellos de esperanza, sabemos que Dios está junto a nosotros, que no nos abandona. Nuestros hermanos, secuestrados por los terroristas, están en sus manos”.

 

Una cosa parece cierta: la acción del grupo terrorista que ha declarado lealtad al ISIS ha estado bien orquestada. Alimentos y armas, para preparar una larga resistencia, han sido almacenados y escondidos en lugares tales como mezquitas o escuelas religiosas, para después ser tomados en el momento apropiado. Dada la dificultad que se encuentra en esta fase del asedio, el Gobierno de Manila pidió a las fuerzas especiales del Ejército de Estados Unidos asistencia técnica y estratégica para los marines filipinos, encargados de luchar contra los terroristas. Se trata de un giro para el Gobierno de Rodrigo Duterte que en los últimos meses había dicho que recortaría la tradicional alianza política con Estados Unidos (derivando hacia China y Rusia) y había pedido a las fuerzas estadounidenses (presentes en Mindanao desde 2002 para ayudar en la lucha contra el terrorismo) que salieran de la isla.

 

La realidad es que la batalla de Marawi ya ha dejado en el campo más de 200 víctimas: unos 140 yihadistas, 58 soldados y 26 civiles. Los jóvenes soldados muertos en los enfrentamientos son todos católicos y, el lunes, Día de la Independencia, el 12 de junio del año pasado, la nación entera celebró sus héroes caídos en la lucha contra el terrorismo. Muy emocionante fue la despedida a los marines que eran miembros de los movimientos juveniles de la iglesia. En las multitudinarias ceremonias fúnebres, la gente se reunió en torno a sus familias, definiendo como “mártires” a los que “han perdido su vida sacrificándose por el bien de la comunidad, en la lucha contra el terrorismo”.

 

Por otra parte la crisis de Marawi ha creado también un flujo de más de 180 desplazados, generando una imprevista emergencia humanitaria que el Gobierno de Manila está afrontando en colaboración con las instituciones locales. La Iglesia filipina está haciendo su parte: desde los primeros días de la crisis, una carrera de solidaridad ha involucrado a diócesis, parroquias, asociaciones eclesiásticas y en los últimos días el arzobispo Rolando Tirona, presidente de Cáritas en Filipinas, ha hecho un nuevo llamamiento nacional invitando a todos los fieles a no dejar de apoyar a los desplazados.

 

La triste historia de Marawi, dice el episcopado filipino, unido en la expresión de cercanía a la población civil que vive la situación, representa hoy “una oportunidad de poner en práctica su fe y dar un ejemplo de compasión y misericordia”. La urgencia es estar al lado de los que sufren, pero también fortalecer el diálogo islámico-cristiano, útil para desactivar lo que los yihadistas quieren presentar como una “guerra santa” y que en cambio “no es más que un engaño, una trampa para sembrar el odio en el sur de Filipinas y alejar la paz”, concluye el obispo de la Pena.


1 comentario

Filipinas: no a la pena de muerte.

FILIPINAS – No a la pena de muerte: una petición al Senado

Manila – Hoy, 19 de mayo ha llegado a Manila la ‘Marcha por la Vida’, para decir ‘no’ a la pena de muerte. Se trata de una caravana de peregrinos que inicio el 6 de mayo desde Midanao , y ha pasado a lo largo de un camino que atraviesa todo el archipiélago. Entre los católicos, sacerdotes y religiosos, miembros de organizaciones de la sociedad civil, también estaba el padre Edwin Gariguez, secretario ejecutivo de la “Secretaría Nacional para la Acción Social”, un órgano de la Conferencia Episcopal de Filipinas, que ha elogiado oficialmente la iniciativa.
Los manifestantes presentarán una petición al Senado de Filipinas el 24 de mayo, instando a los senadores a rechazar la pena de muerte, una medida promovida por el presidente Rodrigo Duterte y aprobada hace dos meses en el Congreso, la primera rama del Parlamento. “La pena de muerte va a terminar castigando sólo a los pobres, que no pueden pagar abogados, y muchos inocentes” se afirma en el texto de la petición, enviado a la Agencia Fides. El texto señala que “la restauración de la pena capital es ilegal porque violaría los tratados internacionales, los cuales han sido firmados por el gobierno de Filipinas” La adopción de la pena capital, se afirma, también tendrá implicaciones económicas, ya que “la Unión Europea impondrá un impuesto sobre 6.000 productos importados de las Filipinas”, especialmente los productos agrícolas y pesqueros. “Oramos por nuestros senadores para que decidan sobre la base de la conciencia y la razón, rechazando la pena de muerte”, han afirmado los manifestantes que el 21 de mayo se unirán a miles de personas para una misa presidida por el cardenal Luis Antonio Tagle de la Universidad de Santo Tomás de Manila.
“El uso de la pena de muerte debe ser excluido como un instrumento en la lucha contra la delincuencia, y debe ser sustituida por medidas alternativas”, ha dicho el cardenal, al comentar la iniciativa de la marcha. “Todos los delitos violan la vida, peor para castigarles no se puede recurrir a medidas que también violen la vida, como la pena de muerte”, ha afirmado el Cardenal Tagle. “Con la oración, el discernimiento y la acción, esperamos ser un pueblo que promueve una cultura de la vida” ha remarcado.


Deja un comentario

Filipinas: vuelve la pena de muerte.

FILIPINAS – La Camera aprueba la pena de muerte: la iglesia esta “de luto”

Manila (Agencia Fides) – La Iglesia católica filipina está “de luto” después de que la Cámara de Representantes ha aprobado – en la tercera lectura – el restablecimiento de la pena de muerte en la nación. En la votación de ayer, 7 de marzo, 217 miembros de la Cámara votaron “sí” al proyecto de ley que establece la pena de muerte por delitos relacionados con las drogas, 54 dieron un voto negativo y uno se abstuvo. La ley ha sido promovida por la alianza de gobierno que apoya al presidente Rodrigo Duterte y fuertemente apoyado por éste. Ahora el proyecto de ley pasará al Senado, a la asamblea compuesta de 24 miembros, en el que el partido de Duterte tiene la mayoría.
El Arzobispo Sócrates Villegas, Presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas, ha dicho que esta decepcionado porque la Cámara “ha dado el permiso al estado para matar” y ha afirmado que los obispos “no nos sentimos derrotados ni podremos ser silenciados”.
“En medio de la Cuaresma – señaló un comunicado de los Obispos – nos preparamos para celebrar el triunfo de la vida sobre la muerte, y mientras estamos entristecidos porque la Cámara ha votado en favor de la pena capital, nuestra fe nos asegura que la vida triunfará”. Los pastores llaman a los fieles a una movilización general para manifestar “el espíritu de oposición” a la pena de muerte. También piden a los abogados, jueces y juristas católicos “que consientan que la dulzura del Evangelio ilumine su trabajo y la aplicación de la ley”, “llevando vida en su servicio a la sociedad”.
Rodolfo Diamante, secretario ejecutivo de la Comisión episcopal para la Pastoral prisiones, ha declarado que “los legisladores han perseguido sus intereses personales y no el bien común”, “sacrificando su conciencia y sus principios”.
La pena capital fue introducida en la ley de Filipinas, en 1946, y se mantuvo en vigor durante el período de la dictadura de Ferdinand Marcos. Fue suspendido en 1987 durante el gobierno de Corazón Aquino y luego volvió a introducirse durante el gobierno de Ramos para los “crímenes atroces”. Durante la presidencia de Joseph Estrada, en 1999, se produjo la ejecución de Leo Echegaray, tras lo cual se concedió una nueva moratoria. En 2006, el gobierno de Gloria Macapagal Arroyo firmó la abolición de la pena de muerte antes de visitar al Papa Benedicto XVI. Desde 2006, Filipinas ha apoyado la causa abolicionista, promoviendo diversas iniciativas en el ámbito internacional e incluso obteniendo la conmutación de las penas de muerte impuestas a ciudadanos filipinos en el extranjero. (PA) (Agencia Fides 8/3/2017)


Deja un comentario

Filipinas: contra el plan de introducir la pena de muerte.

FILIPINAS – Volver a introducir la pena de muerte es una falsa solución a la delincuencia

martes, 11 octubre 2016 

rappler

Manila (Agencia Fides) – “La pena de muerte no resuelve el problema de la delincuencia. Es una falsa esperanza”: lo afirma, en una nota enviada a la Agencia Fides, la Comisión para la pastoral de prisiones de la Conferencia Episcopal de Filipinas, instando al presidente Rodrigo Duterte y a los partidos políticos a que abandonen el proyecto de volver a poner en vigor la pena de muerte en el país.
Rodolfo Diamante, laico católico y secretario ejecutivo de la Comisión, ha destacado que “la pena de muerte no es un medio eficaz de disuasión para la delincuencia” y volver a introducirla sería “una afrenta a la dignidad humana”.
“Apelamos al Presidente y a nuestros legisladores para que no recurran a una presunta ‘solución rápida’ al problema de la delincuencia, dejando de dar una falsa esperanza a la gente de que esta solución existe, y es la pena de muerte”, ha dicho en el “Día Mundial contra la pena de muerte”, que se celebra el 10 de octubre.
La Iglesia reitera su firme compromiso contra la pena capital y en el sensibilizar las conciencias para mejorar las políticas de lucha contra la delincuencia. “La muerte nunca es la respuesta. Así como la pena de muerte no es la respuesta a los crímenes violentos, el aborto no es la respuesta para los embarazos no deseados”, ha enfatizado Diamante, señalando también que “los homicidios de traficantes de drogas, que ocurren en el país, son una farsa para la eficacia en la lucha contra la delincuencia”.
Mientras se comprometen en la lucha contra la corrupción, las drogas y la delincuencia, los cristianos “están llamados también a defender y proclamar la inviolabilidad de la persona humana, que es la imagen de Dios”, ha dicho Diamante, recordando que “la vida humana es intrínsecamente valiosa e incluso aquellos que cometen crímenes siguen siendo depositarios de la dignidad humana inalienable” (PA) (Agencia Fides 11/10/2016)


1 comentario

Filipinas: los obispos protestan por las ejecuciones extrajudiciales.

FILIPINAS – “No mataras”: campaña de la iglesia contra las ejecuciones extrajudiciales

viernes, 5 agosto 2016
facebook

Manila (Agencia Fides) – “No mataras”: así se titula la campaña lanzada por la Iglesia Católica en Filipinas, para promover el respeto a la vida humana y deplorar el largo rastro de ejecuciones extrajudiciales que están sucediendo en el país. De acuerdo con los datos de las organizaciones no gubernamentales son más de 400 las víctimas en los últimos meses. Muchos creen que el nuevo presidente Rodrigo Duterte directa o indirectamente es responsables, dado su énfasis en la seguridad y el “respeto a la ley y al orden” que empuja a la policía – y a los equipos de los “vigilantes” – a eliminar delincuentes comunes, especialmente vinculados a la venta de drogas.
La campaña, lanzada en las últimas semanas en Manila, tiene como objetivo reunir a las familias de las víctimas de ejecuciones extrajudiciales. El p. Atilano Fajardo, uno de los promotores, ha invitado a las familias a participar en una misa, rezar y unirse a una toma de conciencia por el respeto de la dignidad humana.
La Conferencia Episcopal de Filipinas en las últimas semanas ha hecho un llamamiento oficial, firmado por el presidente, el arzobispo Sócrates Villegas, dirigido especialmente a la policía, en el que les insta a “conservar su humanidad”, en el trato a los delincuentes y traficantes de drogas.
“Se puede disparar a matar sólo con el único motivo de legítima defensa propia o de otras personas”, dice, y “matar a un sospechoso no es moralmente justificable”, incluso si ha tratado de escapar, continúa el texto.
El mensaje también deplora la práctica de “obtener una recompensa en dinero por matar a otra persona” y reitera que “es deber moral de todos los cristianos de denunciar a los ‘vigilantes’ cuando se ve a bandas de vigilantes matando con facilidad, sin respeto al estado de derecho, y con total impunidad. El texto pide “justicia y legalidad” en el respeto de la dignidad de toda persona humana.(PA) (Agencia Fides 5/8/2016)


Deja un comentario

La iglesia filipina aplaude la sentencia sobre el mar de China

FILIPINAS – Los obispos: “Damos gracias a Dios por la sentencia sobre el mar chino meridional”

jueves, 14 julio 2016política   política internacional   paz   justicia  

Manila (Agencia Fides) – “Hemos recibido la decisión de la Corte con alegria y con agradecimiento a Dios Pedimos a todos que sean magnánimos y no presuman, sino que lo tomen con sencillez y humildad”: con este espíritu el obispo de Balanga Ruperto Santos, Presidente de la Comisión Episcopal para el cuidado pastoral de los emigrantes e itinerantes, comenta la sentencia a favor de las Filipinas en el conflicto existente con la China por la jurisdicción del mar del sur de china. El obispo ha instado en especial a los trabajadores filipinos que viven en china a “evitar participar en los debates sobre la sentencia, por su seguridad”, instándolos a “continuar en su trabajo, con un sentido de responsabilidad, respeto y tranquilidad”. El obispo también ha pedido que no se formen grupos y hablar de la decisión en los medios sociales.
En los últimos meses, la Conferencia Episcopal había invitado a todos los fieles filipinos a iniciar una “Oratio Imperata” para buscar una solución pacífica a la disputa territorial entre Manila y Pekín. En los últimos días la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya ha dado la razón a Filipinas en la disputa contra China por el control de los atolones y arrecifes estratégicos en el Mar del Sur de China, afirmando que China no tiene ningún título en ese tramo de mar y que ha violado los derechos de soberanía de las Filipinas. (PA) (Agencia Fides 14/7/2016)