Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Crece en el mundo la cifra de migrantes internacionales

La cifra de migrantes internacionales crece más rápido que la población mundial

IOM/Amanda Nero
Refugiados y migrantes de Venezuela en la ciudad brasileña de Pacaraima en la frontera con Brasil.

17 Septiembre 2019

Un nuevo estudio señala que Europa y Estados Unidos son las regiones que más migrantes reciben; India, México, China y Rusia, los países que más personas abandonan. La mayoría de los intercambios se produce dentro de las mismas regiones o continentes. Los hombres migran ligeramente más que las mujeres.

Un informe de la ONU que evalúa las últimas tendencias en migración internacional señala el aumento de ese número de personas durante la última década, el liderazgo de Europa y América del Norte como regiones con un mayor número de receptores y que la mayoría de ellos se desplazan entre países situados dentro de la misma región.

El número de migrantes internacionales a nivel global ascendió en la actualidad a 272 millones, un registro que indica un incremento de 51 millones de personas desde el año 2010.

Pese a que el número de migrantes internacionales en todo el mundo representan una proporción bastante pequeña respecto a la población total, esta ha aumentado del 2,8% en 2000 al 3,5% en 2019, lo que significa que en los últimos años el número de migrantes internacionales ha crecido más rápidamente que la población mundial.

Todas estas nuevas estimaciones forman parte del estudio de población de migrantes internacionales 2019, un conjunto de datos compilado por el Departamento de Asuntos Económicos y sociales de las Naciones Unidas (DESA), donde se publican las estimaciones de ese conjunto de población por edad, sexo y origen para todos los países y zonas del mundo.

El secretario general adjunto de DESA, Liu Zhenmin, destacó la relevancia de contar con estos datos “para comprender el importante papel de los migrantes y la migración en el desarrollo tanto de los países de origen como de destino”.

Zhenmin destacó que favorecer la migración y la movilidad de las personas de una forma “ordenada, segura, regular y responsable”  servirá de gran ayuda a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

© ACNUR/Markel Redondo
Un bote de la Guardia Costera de España después de rescatar a 146 migrantes y refugiados del Mediterráneo.

Orden regional y nacional

La distribución regional de los migrantes internacionales está liderada por Europa que alberga a 82 millones de personas, seguidas por América del Norte con 59 millones, mientras que África del Norte y Asia Occidental hospedan a 49 millones.

Sin embargo, los datos recopilados demuestran que, pese a que Europa y Norteamérica alojan al mayor número de migrantes, la población que se desplazó al norte de África, el Asia occidental y el África subsahariana creció más rápidamente.

Del mismo modo, y contrariamente a la opinión popular, la mayoría de los migrantes internacionales se desplazan entre países situados dentro de la misma región.

Así un 80% de los migrantes internacionales en el África subsahariana, el 83% de Asia oriental y sudoriental, el 73% de América Latina y el Caribe (73%) y el 63% de Asia central y meridional  proceden de la región en la que residen.

En cambio, la mayoría de los que vivían en América del Norte, un 98%, Oceanía un 88%, y África del Norte y Asia Occidental, un59% nacieron fuera de su región de residencia.

El país que recibió a más migrantes fue Estados Unidos con 51 millones, seguidos por Alemania y Arabia Saudita con unos 13 millones respectivamente, Rusia con 12 millones, el Reino Unido con 10 millones y los Emiratos Árabes Unidos con 9 millones.

Distribución por países de origen, edad y sexo

En cuanto a su lugar de nacimiento, un tercio de todos los migrantes internacionales proceden de sólo diez países. El país líder en este apartado es India con 18 millones de personas, seguidos a una distancia considerable por los 12 millones de mexicanos que viven en el extranjero, junto a 11 millones de chinos y 10 millones de rusos.

En términos de edad, uno de cada siete migrantes internacionales es menor de 20 años. Durante este año, el conjunto de datos indica que 38 millones de migrantes internacionales, una cifra equivalente al 14% de la población migrante mundial, tenían menos de 20 años. La mayor proporción de jóvenes de todos los migrantes internacionales la acogió el África subsahariana, en torno a un 27%, seguida de América Latina y el Caribe, y África septentrional y Asia occidental, alrededor del 22% cada una.

Además, tres de cada cuatro migrantes internacionales, o unos 202 millones, están en edad laboral, fijada entre los 20 y los 64 años.

En la distribución por sexos, las mujeres representan algo menos de la mitad de todos los migrantes internacionales en 2019 y disminuyó ligeramente, del 49% en 2000 al 48% en 2019. La mayor proporción de mujeres migrantes se registró en América del Norte (52%) y Europa (51%), y la más baja en el África subsahariana (47%) y en el África septentrional y Asia occidental (36%).

Crece el número de desplazamientos forzados

Otro apunte destacado del estudio es que los desplazamientos forzados a través de las fronteras internacionales siguen aumentando.

Entre los años 2010 y 2017, el número mundial de refugiados y solicitantes de asilo aumentó en unos 13 millones, lo que representa cerca de la cuarta parte del aumento del número total de migrantes internacionales.  África septentrional y Asia occidental acogieron alrededor del 46% del número mundial de refugiados y solicitantes de asilo, seguidos por el África subsahariana (21%).

Las cifras del estudio del Departamento de Asuntos Económicos y sociales de las Naciones Unidas se basan en estadísticas oficiales nacionales a partir de censos de población, registros de población o encuestas representativas a nivel nacional.


Deja un comentario

Europa debe salvar vidas migrantes en el Mediterráneo. (AMN.INT.)

#PuertoSeguroYa para las personas rescatadas en el mar

#PUERTO SEGURO YA PARA LAS PERSONAS RESCATADAS EN EL MAR

Solidaridad, humanidad, justicia, dignidad, responsabilidad,… Son muchas las razones por las que los Estados europeos deben priorizar salvar vidas e impulsar el desembarco inmediato en puerto seguro de las personas rescatadas en el mar.

Sin embargo las muertes en el Mediterráneo siguen ocurriendo ante la mirada indiferente de los gobiernos europeos. Para muestra botón: Tan solo en 2019 ya son 909 personas las que han perdido la vida en el mar Mediterráneo.

Todo el mundo pudo contemplar casos como el del Open Arms, en el que la falta de un acuerdo europeo hizo que cientos de personas que necesitaban asistencia urgente fueran obligadas a permanecer semanas en el mar. ¡No podemos permitir que algo así vuelva a ocurrir!

Urge acordar un mecanismo europeo para el desembarco en el puerto seguro más cercano junto a la acogida de las personas solicitantes de asilo entre los Estados europeos.

Además, es necesaria una política decidida con recursos apropiados de los Estados para salvar vidas en el Mediterráneo. Mientras esto no ocurra, son las ONGs las que están llevando a cabo actividades de salvamento para no abandonar a su suerte a quienes se lanzan al mar en busca de una vida mejor o huyendo de la persecución.

El Gobierno español puede y debe ser parte de la solución: participará en una reunión de representantes de Estados europeos el próximo 23 de septiembre en Malta donde se debatirá un posible acuerdo. PRESIONA para que mueva ficha. No tenemos tiempo que perder.

¡Firma!


Deja un comentario

El presidente vasco Urkullu en pleno acuerdo con la doctrina del Vaticano sobre la migración.

Urkullu destaca la “sintonía” con el Papa Francisco en la acogida a los migrantes

Urkullu saluda al Papa Francisco

Urkullu saluda al Papa Francisco

El líder vasco entregó a Bergoglio una insignia del árbol de Gernika antes de reunirse con Pietro Parolin

Desde el Vaticano, “se van a poner en contacto con las conferencias episcopales para que desde la iglesia se impulse esta iniciativa”

“Con el Santo Padre compartimos su planteamiento de cuatro partes frente al fenómeno migratorio: acogimiento, protección, promoción e integración”

El lehendakari, Íñigo Urkullu, destacó hoy la “sintonía” sobre el fenómeno migratorio que ha encontrado con el papa Francisco y las autoridades vaticanas, a los que presentó el plan del Gobierno vasco para el acogimiento e integración de estas personas.

Urkullu asistió por la mañana a la audiencia papal en la plaza de San Pedro, donde fue saludado por el pontífice, al que entregó una insignia del árbol de Gernika, antes de reunirse durante una hora con el secretario de Estado vaticano, cardenal Pietro Parolin, para hablar sobre la propuesta “Share” que impulsa el Gobierno vasco para dar una respuesta compartida y coordinada a la llegada a Europa de inmigrantes y refugiados.

Acoger, proteger, promover e integrar

Destacó que Francisco ha tenido “gestos muy significativos” sobre su posición frente al fenómeno de la inmigración, “como acudiendo a Lesbos, a Lampedusa, o en sus manifestaciones ante el cuerpo diplomático o en el avión en sus viajes”.

Con Parolin -con quien también cenó anoche en su primer día de visita a Roma- dijo que había “profundizado en el pacto social para la inmigración que queremos impulsar en el País Vasco y también en la propuesta “Share” de compartir desde un principio de corresponsabilidad, con una estrategia coordinada y ordenada sostenible en la UE por parte de los Estados miembros y gobiernos de entes subestatales y del ámbito municipal” el flujo de la inmigración.

El lehendakari explicó al responsable de la diplomacia vaticana dicho plan para refugiados, solicitantes de asilo, migrantes en tránsito y menores no acompañados “atendiendo a tres indicadores” que facilitarían su acogimiento, protección, promoción e integración.

“Que las comunidades receptoras estén caracterizadas en un 50 % por el indicador del PIB, un 30 % por el índice de población y un 20 % por el nivel de desempleo en cada una de las comunidades dispuestas a recibir a migrantes”, señaló.

Dijo haber encontrado “sintonía absoluta en los principios” y la interpretación de que “están dispuestos a analizar la propuesta en profundidad y a colaborar con la misma” dado que con ella se pasa de “las palabras a los hechos”.

Urkullu, con Parolin

En sus encuentros en el Vaticano, Urkullu defendió ese papel que pueden desempeñar “las comunidades más cercanas al fenómeno de la inmigración”, como son las comunidades autónomas y ayuntamientos, en vista de las recientes crisis que se han vivido sobre la recepción y reparto de migrantes rescatados en el Mediterráneo.

“Aún así hemos abogado por una coordinación nivel de los Estados, lo estamos intentando con el estado español… y en las instituciones de la UE”, señaló.

Desde el Vaticano, dijo que “se van a poner en contacto con las conferencias episcopales para que desde la iglesia se impulse esta iniciativa”.

La propuesta “Share” cuenta por el momento con la participación de los gobiernos de Canarias, Navarra, Cataluña, Melilla, la Communauté d’Agglomération Pays Basque, Attica y Nouvelle Aquitaine, además de Euskadi,

Fin de ETA y pacificación

Urkullu y el secretario de Estado vaticano también pasaron hoy revista a los avances que se han dado desde su anterior encuentro en enero de 2017, cuando le presentó los grandes ejes de actuación del plan vasco de Convivencia y Derechos Humanos.

“Hemos podido explicar cómo pasamos de un plan de paz y convivencia a un plan de Derechos Humanos y Convivencia, atendiendo a los trabajos que hemos venido desarrollando sobre la situación que dramática y tristemente afectó a la sociedad vasca”, señaló el lehendakari.

“Y que a partir de ahí hemos pasado a trabajar por la promoción de los derechos humanos ante fenómenos emergentes como la inmigración”.

El lehendakari viajó acompañado por la secretaria general de Acción Exterior, Marian Elorza, y el secretario general para los Derechos Humanos, la Convivencia y Cooperación, Jonan Fernández.


Deja un comentario

Congo: nota de ACNUR sobre los desplazamientos.

Miles de personas refugiadas de la República Democrática del Congo regresan a sus hogares en la región de Kasai desde Angola

Vista general del asentamiento de refugiados de Lóvua, en Angola (marzo de 2018).

Vista general del asentamiento de refugiados de Lóvua, en Angola (marzo de 2018).  © ACNUR/UNHCR/Omotola Akindipe

Unas 8.500 personas refugiadas se han marchado desde el 18 de agosto de forma espontánea del asentamiento de refugiados de Lóvua, en la provincia angoleña de Lunda Norte, con la intención de regresar a sus hogares en la República Democrática del Congo (RDC). Parece que este fenómeno responde a los informes que señalan una mejora de la seguridad en algunos de sus lugares de origen y al deseo de regresar a sus hogares a tiempo para el comienzo del curso académico.

Más de mil personas refugiadas han cruzado a la RDC y muchas otras se dirigen hacia la frontera con la región congoleña de Kasai.

La provincia de Kasai se encuentra en proceso de recuperación tras los mortíferos enfrentamientos de 2017 entre grupos armados y las fuerzas de la RDC, que causaron el desplazamiento de cerca de 1,4 millones de personas de sus hogares. Aproximadamente 37.000 refugiados cruzaron la frontera hacia Angola huyendo de la violencia.

Los retornos espontáneos de esta semana desde el noreste de Angola están vinculados con las elecciones presidenciales, y responden a las conversaciones recientes entre autoridades de la RDC, que se encontraban de visita, y las personas refugiadas, durante las cuales recibieron información sobre las mejoras de la situación de seguridad en las provincias de Kasai.

Hasta ahora, el asentamiento de refugiados de Lóvua acogía a más de 20.000 personas refugiadas. El gobierno de Angola ha facilitado medios de transporte a algunas de las personas que decidieron dirigirse a la RDC, mientras que otras han abandonado el campamento por sus propios medios. Muchos refugiados –entre ellos, mujeres y niños– están acampando junto a las carreteras principales en el noreste de Angola.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está trabajando con sus socios y con ambos gobiernos para satisfacer las necesidades humanitarias y ha situado personal a lo largo de las rutas de retorno para monitorizar, realizar entrevistas a las personas refugiadas e intervenir con ayuda humanitaria en caso necesario. El personal de ACNUR también está proporcionando información a los refugiados.

En la República Democrática del Congo, ACNUR está trabajando con las autoridades locales para poner en marcha sistemas de monitorización en los puntos de entrada fronterizos para evaluar la naturaleza de estos retornos espontáneos y recabar información de primera mano sobre el tipo de asistencia necesario para la población tras el retorno.

ACNUR también está manteniendo conversaciones tripartitas con Angola y la República Democrática del Congo para establecer un mecanismo para el retorno voluntario, digno y sostenible. En este sentido, debe aplicarse el principio internacional que establece que el regreso de una persona refugiada a su país de origen debe ser voluntario. Al tiempo que se comprende el deseo de las personas refugiadas de volver a sus hogares, ACNUR insta a ambos gobiernos a evitar situaciones en las que miles de refugiados puedan estar expuestos a riesgos por la ausencia de una planificación, transporte y asistencia adecuados.

A pesar de que en los últimos meses ha mejorado la seguridad en la región de Kasai, en el resto de la RDC sigue existiendo una situación de inseguridad que causa el desplazamiento de miles de personas de sus hogares en áreas inestables como las provincias de Kivu Sur, Kivu Norte e Ituri, cerca de la frontera con Uganda.


Deja un comentario

USA: críticas a las nuevas normas sobre detención de familias inmigrantes ilegales.

archivoarchivo 

Trump anuncia nueva regulación para retener a los niños migrantes indefinidamente

El gobierno de Estados Unidos anunció una nueva regulación que le dará facultades de detener de forma indefinida a familias de migrantes que cruzan la frontera de forma ilegal

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Kevin McAleenan, anunció la medida para extender unilateralmente el tiempo de detención de familias migrantes con niños que cruzan la frontera. La medida forma parte de la política de ‘tolerancia cero’ de Trump.

Según el portal de Univisión, el gobierno de Donald Trump anunció este miércoles que no seguirá el Acuerdo Flores, que le prohibía encarcelar a migrantes menores de edad por más de 20 días, además de exigirle que les brinde cuidados, atenciones y les provea información sobre abogados para que puedan defender sus derechos de permanencia en Estados Unidos.

Se espera que la nueva regla se publique en el Registro Federal esta semana y se abra un periodo de 60 días para comentario público, y se prevé que sea impugnada en los tribunales. . Al término de este plazo, el gobierno redactará la regla final que permitirá implementar la detención indefinida de las familias migrantes con niños hasta que terminen sus procesos en las cortes de inmigración. El Acuerdo establece hasta un plazo máximo de 20 días de privación de libertad, pero reportes a los que tuvo acceso Univision Noticias, en algunos casos las detenciones en los centros del HHS sobrepasan los 120 días. .

El Acuerdo Flores, que ha sido atacado por Trump desde su llegada a la Casa Blanca, era uno de los principales obstáculos para el mandatario en su intento de negar asilo en la frontera y acelerar las deportaciones.

El Acuerdo Flores 

El Acuerdo Judicial Flores de 1997 , llamado así por el caso de una menor migrante centroamericana detenida en 1985, establece que la Patrulla Fronteriza, en un plazo de 72 horas, debe entregar a los menores detenidos en la frontera, pero de acuerdo con varias denuncias publicadas por Univision Noticas, las detenciones van más allá de los plazos legales establecidos. Lo mismo ocurre en los centros de detención de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y del Departamento de Salud y recursos Humanos (HHS), que reciben a los menores arrestados.

“El gobierno está en violación del Acuerdo Flores”, dice Bárbara Hines, una abogada de inmigración y es profesora de la Clínica Legal de la Facultad de Leyes de la Universidad de Texas, en Austin. Agrega que “el Acuerdo requiere condiciones seguras y sanitarias para los menores. La política de Trump es inmoral, inhumana y viola los principios del derecho humano”, precisa.

En similares términos se pronunció recientemente la Organización Naciones Unidas (ONU). La alta comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo en un comunicado que está “profundamente conmocionada” por las condiciones en que los migrantes y refugiados, niños y adultos, están detenidos en Estados Unidos después de cruzar la frontera”.

¿Por qué se da el cambio?

Funcionarios de seguridad nacional creen que los límites de tiempo en las detenciones de familias migrantes han impulsado la llegada masiva de familias centroamericanas que cruzan la frontera. Argumentan que la nueva regulación contrarrestará la creencia de que traer niños a Estados Unidos es “un pasaporte” para ser liberados de la detención después de un corto período. Las autoridades migratorias han visto un aumento en el número de migrantes indocumentados adultos que llegan con niños a EE.UU.

Aplicando el Acuerdo Flores, mientras los niños indocumentados son detenidos no más de 20 días, los padres se benefician de una liberación mientras aguardan por un juicio en tribunales que defina su situación migratoria.

Ante las nuevas reglas que está solicitando el gobierno la Unión Estadodunidense por las Libertades Civiles emitió un comunicado en el que que “este es otro ataque cruel contra los niños, a quienes el gobierno de Trump ha apuntado una y otra vez con sus políticas antiinmigrantes. El gobierno no debería estar encarcelando a niños”, dijo la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles en el comunicado.

Freno legal

Hasta ahora, la mayoría de medidas migratorias del gobierno de Trump, que no cuentan con el respaldo del Congreso, se han visto entorpecidas por la vigencia del Acuerdo Judicial Flores de 1997 y la Ley TVPRA de 2008, sobre prevención de tráfico humano, que prohíbe la deportación inmediata de menores de países no fronterizos y exige que sea un juez quien decida sus futuros en Estados Unidos.

En 2018 el gobierno de EE.UU. aplicó una controvertida política de separación de niños migrantes y sus familias y optó por una separación de niños y padres como una forma de eludir el acuerdo Flores. El Departamento de Salud y Servicios Humanos detuvo a los niños, mientras que los adultos fueron retenidos en otros centros mientras esperaban juicio por violar las leyes de inmigración.

¿Qué está pasando en la frontera?

Según la BBC, el número de detenciones fronterizas cayó un 28% en junio, según las autoridades estadounidenses. 3 factores que explican el por qué ha disminuido el número de migrantes que llegan a la frontera sur de EE.UU:

La disminución viene después de que en mayo se registró un récord de aprehensiones en la frontera de EE.UU. con México, el más alto en más de una década.

La caída en la migración es típica durante los meses de verano, cuando las temperaturas pueden elevarse por encima de los 32 °C, pero en junio se produjo un descenso más pronunciado que en años anteriores.

Los funcionarios del gobierno de Trump atribuyeron la disminución a nuevas políticas acordadas con México para frenar el flujo de migrantes centroamericanos.

Los obispos de Estados Unidos consideran de “ilegal, injusta e imprudente” la última ley migratoria

Por otra parte, la Conferencia Episcopal del país ha realizado una declaración mostrando su preocupación ante la limitación en las peticiones de asilo, ya que como dijo el obispo de Austin,  Mons. Joe S. Vásquez, como presidente del Comité de Migración del episcopado esta nueva ley  “pone en peligro la seguridad de las personas y familias vulnerables que huyen de la persecución y amenaza la unidad familiar”.  La Conferencia Episcopal de Estados unidos ha vuelto a manifestarse contraria a la Regla Final Provisional emitida por el Gobierno de Donald Trump porque “casi destruye nuestro sistema de asilo actual”. Dicha normativa limita a los migrantes la posibilidad de pedir asilo por cualquier razón si la entrada en el país norteamericano.   Por ello, los prelados recuerdan “al Departamento de Justicia y al Departamento de Seguridad Nacional que la forma en que respondemos a los solicitantes de asilo que llegan a nuestra frontera es una prueba de nuestro carácter moral e instamos encarecidamente a la Administración a que revoque esta norma”.


Deja un comentario

Nota de Amn. Int. sobre los migrantes en el Mediterráneo, publicada antes del desembarco del Open Arms en Lapedusa

amnistia“La respuesta caso por caso tiene que acabar. Solo prolonga el sufrimiento y tiene efectos devastadores sobre el sistema de salvamento. Por ejemplo, la falta de puerto de desembarco disuade a los capitanes de barcos mercantes de cumplir con su obligación de prestar asistencia a barcos en apuros. La solución a situaciones como las que hoy afrontan el “Open Arms” o el “Ocean Viking” pasa por un mecanismo de desembarco entre países Europeos, que asegure que el desembarco es predecible y se realiza cuanto antes en el puerto seguro mas cercano, de acuerdo con el derecho internacional, seguido de un reparto de las personas solicitantes de asilo”.

“A medio plazo, hay que reformar el reglamento de Dublin que obliga a los estados de primera llegada a asumir la responsabilidad de asistir y proteger a las personas solicitantes de asilo”.

Además, Amnistía Internacional considera a las organizaciones de rescate como defensoras de derechos humanos. Como tal su labor debe ser protegida y facilitada, en línea con la Declaracion de Naciones Unidas sobre Defensores de Derechos Humanos. Los Estados deben abstenerse de criminalizarlas, o de impedir su legitima actividad a través de procedimientos judiciales, investigaciones, obstáculos burocráticos, y deben aplaudir sus actividades, en lugar de castigarlas.


Deja un comentario

MSF vuelve al Mediterráneo

MSF vuelve al Mediterráneo para salvar vidas: buscar seguridad no es un crimen

El nuevo barco que utiliza la organización humanitaria Médicos sin Fronteras para la causa, el Ocean Viking, está operado conjuntamente con la ONG francesa SOS Mediterranée. Trabajan en equipo vigilando esta ruta marítima que está considerada actualmente como la más mortal de todo el mundo.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

A través de un comunicado, la organización internacional sanitaria explica que ha reanudado sus operaciones de búsqueda y rescate para salvar vidas en el Mediterráneo central, a la vez que condena la inacción de los gobiernos europeos para hacer frente a esta crisis humanitaria.

 

El nuevo barco que utilizan para la causa, el Ocean Viking, está operado conjuntamente con la ONG francesa SOS Mediterranée. Trabajando en equipo se encargan de vigilar esta ruta marítima que está considerada actualmente como la más mortal de todo el mundo.

En lo que va de año, al menos 426 hombres, mujeres y niños han muerto al intentar alcanzar Europa, 82 de ellos en un solo naufragio ocurrido hace tan sólo dos semanas.

Además, los buques comerciales se encuentran en una posición insostenible, atrapados entre el deber de rescatar y el riesgo de quedar varados en el mar durante semanas debido al cierre de los puertos de varios países y la incapacidad de los Estados de la UE para acordar un mecanismo de desembarque.

Ataques a los centros de detención

Por otra parte, los combates que asuelan Trípoli, la capital de Libia, desde hace más de tres meses han provocado el desplazamiento de más de 100.000 personas y han dejado atrapados y sin capacidad para huir a refugiados y migrantes en los centros de detención. Los enfrentamientos se han cobrado ya la vida de 60 de estas personas.

Asimismo, las evacuaciones humanitarias fuera de Libia siguen siendo únicamente puntuales e inadecuadas, dejando la ruta mortal por el Mediterráneo como una de las únicas vías de escape posible. Mientras tanto, MSF denuncia que los gobiernos europeos están violando sus obligaciones legales y los principios humanitarios que firmaron anteriormente, al apoyar a la Guardia Costera Libia para que devuelva a estas personas vulnerables a Libia, en algunos casos a centros de detención donde quedan expuestos a disparos y ataques aéreos, como lo atestigua el ejemplo más reciente del centro de detención de Tayura.

70 millones de desplazados en todo el mundo

Ante semejante panorama, MSF recuerda que el mundo ha cumplido otro triste récord: 70 millones de personas desplazadas y refugiadas en toda la tierra. Es la cifra más alta desde la segunda Guerra Mundial.

 

Hablamos de millones de personas obligadas a dejar sus países, expulsadas de sus hogares por la violencia y la guerra. Algunas son desplazados internos dentro de su propio país, y otras han cruzado las fronteras para convertirse en refugiados. Se trata de hombres, mujeres y niños sometidos a constantes abusos y que no tienen cubiertas sus necesidades más básicas, en especial de atención médica, cobijo, alimentación, agua y saneamiento.

Ya sea en el Mediterráneo, en México, en Etiopía, en Sudán del Sur, en Nigeria, Bangladesh… en todo el mundo, existen grandes movimientos de población motivados por las necesidades extremas y la miseria, a lo largo de rutas migratorias a menudo peligrosas y marcadas por la explotación y la violencia. En este sentido, la organización señala que por su extrema vulnerabilidad, los refugiados, migrantes y solicitantes de asilo son la prioridad: “estamos comprometidos con ellos”.

MSF vuelve al Mediterráneo 

En este contexto, David Noguera, presidente de MSF en España, asegura que la inacción de los gobiernos europeos y su nociva política migratoria no han hecho otra cosa que aumentar las posibilidades de morir en el mar. “En lo que va de año, al menos 426 hombres, mujeres y niños han muerto al intentar alcanzar Europa en la que ya es la ruta migratoria más mortal del mundo. 426 muertes y un sufrimiento inhumano que podían haberse evitado”, concluye.

“Migrar no es un crimen”