Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Día internacional del migrante el 18 de diciembre.

Día Internacional del Migrante,
18 de diciembre 

“La migración es un poderoso motor del crecimiento económico, el dinamismo y la comprensión. Permite que millones de personas busquen nuevas oportunidades, lo que beneficia por igual a las comunidades de origen y de destino.” —António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas

Migración segura en un mundo en movimiento

A lo largo de la historia de la humanidad, la migración ha sido una expresión valiente de la determinación individual de superar la adversidad y buscar una vida mejor.

En la actualidad, la globalización, junto con los avances en las comunicaciones y el transporte, ha incrementado en gran medida el número de personas que tienen el deseo y la capacidad de mudarse a otros lugares.

Esta nueva era ha creado retos y oportunidades para sociedades en todo el mundo. También ha servido para subrayar el vínculo que hay entre migración y desarrollo, así como las oportunidades que ofrece para el codesarrollo, es decir, para la mejora concertada de las condiciones económicas y sociales tanto en el lugar de origen como en el de destino.

La migración atrae en la actualidad cada vez más atención. Mezclados con factores de incertidumbre, urgencia y complejidad, los retos y dificultades de la migración internacional requieren una mayor cooperación y una acción colectiva. Las Naciones Unidas están jugando de forma activa un rol catalizador en este tema, para crear más diálogos e interacciones entre países y regiones, así como para impulsar el intercambio de experiencias y oportunidades de colaboración.

En 2017, el número de migrantes alcanzó la cifra de 258 millones, frente a los 173 millones de 2000. Sin embargo, la proporción de migrantes internacionales entre la población mundial es solo ligeramente superior a la registrada en las últimas décadas: un 3,4% en 2017, en comparación con el 2,8% de 2000 y el 2,3% de 1980.

Mientras que muchas personas escogen voluntariamente migrar, otras muchas tienen que hacerlo por necesidad. Aproximadamente, hay 68 millones de personas desplazadas por la fuerza, entre los que se incluyen 25 millones de refugiados, 3 millones de solicitantes de asilo y más de 40 millones de desplazados internos.

El 19 de septiembre de 2016, la Asamblea General aprobó un conjunto de medidas durante la primera cumbre en la historia sobre los desplazamientos de migrantes y refugiados. Estas obligaciones contraídas por los Estados Miembros se concretaron en la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes, donde se reafirma la importancia de la protección internacional de estas personas y se subraya la obligación de los Estados de mejorarla.

Dicha declaración allanó el camino para la aprobación de dos nuevos acuerdos mundiales en 2018: el Pacto mundial para establecer una migración segura, ordenada y regular y el Pacto mundial sobre refugiados.

El Pacto mundial para la migración debe ser aprobado en la Conferencia Intergubernamental que se ha celebrado en Marrakech los días 10 y 11 de diciembre de 2018.

Muestra tú también tu apoyo a los migrantes en las redes sociales bajo las etiquetas: #PorLaMigración #ConLosRefugiados.

Anuncios


Deja un comentario

El pacto mundial de la migración. En qué consiste.

Pacto Mundial sobre Migración: ¿a qué obliga y qué beneficios tiene?

PMA / Jonathan Dumont
Las “trochas” son cruces ilegales en la frontera entre Colombia y Venezuela. En esta imagen, venezolanos cruzan un río cerca de Cúcuta, en Colombia en septiembre de 2018.

5 Diciembre 2018

La inmensa mayoría de los países miembros de la ONU adoptarán en Marrakech el primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados. Una docena de países se han desvinculado del texto, que ellos mismos acordaron, a pesar de que el documento no es vinculante y respeta la soberanía de los Estados. Aquí explicamos en qué consiste el pacto y qué está en juego.

La ONU ha convocado una conferencia en Marrakech el 10 y 11 de diciembre para adoptar formalmente un pacto que busca hacer la migración más segura y digna para todos.

El texto del acuerdo, cuyo nombre oficial es Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, fue acordado por todos los Estados miembros de la ONU, con la excepción de Estados Unidos, en julio en la Asamblea General.

Desde entonces, varios países se han desvinculado del texto a pesar de que no es legalmente vinculante y respeta la soberanía de los Estados para gestionar sus fronteras y sus políticas migratorias. El documento reconoce que, para aprovechar los beneficios de la inmigración y mitigar los riesgos y los retos que conlleva, hace falta mejorar la colaboración entre países.

Con más de 68 millones de personas que se han visto forzadas a desplazarse, los migrantes y refugiados recientemente han ocupado titulares en todo el mundo: desde la crisis de refugiados en Europa, a las caravanas de migrantes que viajan de Centroamérica a la frontera sur de Estados Unidos.

Esto es lo que necesitas saber antes de la conferencia de Marrakech que comienza el lunes:

¿Qué es el Pacto Mundial sobre Migración?

El Pacto Mundial sobre Migración, acordado el pasado 13 de julio, es el primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados.

Se trata del primer intento para gestionar los flujos migratorios de forma integral y a escala internacional. “Refleja el entendimiento común de los Gobiernos de que la migración que cruza fronteras es, por definición, un fenómeno internacional y que para gestionar con efectividad esta realidad global es necesaria la cooperación para ampliar el impacto positivo para todos”, apuntó el Secretario General, António Guterres.

El pacto se estructura en torno a 23 grandes objetivos. Entre esas metas, hay algunas genéricas como la cooperación para abordar las casusas que motivan la migración o mejorar las vías de migración legal. Pero también hay compromisos concretos, como medidas contra la trata y el tráfico de personas, evitar la separación de las familias, usar la detención de migrantes sólo como última opción o reconocer el derecho de los migrantes irregulares a recibir salud y educación en sus países de destino.

Los Estados se comprometen también a mejorar su cooperación a la hora de salvar vidas de migrantes, con misiones de búsqueda y rescate, y garantizando que no se perseguirá legalmente a quien les dé apoyo de carácter “exclusivamente humanitario”.

Además, los Gobiernos prometen garantizar un regreso “seguro y digno” a los inmigrantes deportados y no expulsar a quienes se enfrentan a un “riesgo real y previsible” de muerte, tortura u otros tratos inhumanos.

 

¿Si un país lo firma, a qué obliga?

El acuerdo no es vinculante y deja claro que cada Estado es soberano para determinar sus propias políticas en este ámbito. Es un marco para cooperar y lograr los objetivos que los propios países acordaron dos años antes en la Declaración de Nueva York para los Refugiados y Migrantes.

El anterior presidente de la Asamblea General Miroslav Lajčák destacó, en julio, que el pacto “no incentiva la migración y no trata de impedirla”. El documento “no dicta, no impone y respecta totalmente la soberanía de los Estados”, puede proporcionar “una nueva plataforma de cooperación” y es un recurso para “encontrar el equilibrio entre los derechos de las personas y la soberanía de los Estados”.

Poner en marcha el pacto, explicó, supone cambiar “del modo reactivo al proactivo”.

¿Entonces, por qué algunos países ahora lo rechazan?

Hasta ahora, Estados Unidos, Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, República Checa, Israel, Australia y República Dominicana se han desmarcado. Algunos han argumentado que es incompatible con su soberanía o que podría tener un efecto de incitación de la inmigración ilegal.

La representante especial para la migración internacional, Louise Arbour, que presidirá la conferencia de Marrakech, recuerda que “todos estos países estaban en la mesa cuando se adoptó el Pacto Mundial” y considera que “su política exterior y el espíritu del multilateralismo se ven muy seriamente afectados” si se desvinculan de un documento que acordaron hace unos pocos meses. “Creo que deja muy mal a los que participaron en lo que fueron negociaciones reales. Consiguieron concesiones de otros. Defendieron sus intereses durante seis meses en los que uno asume que estaban recibiendo instrucciones de sus capitales, así que es muy decepcionante ver este tipo de revés poco después de que se acordara el texto”, señala.

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, también se ha declarado “muy decepcionada” y piensa que lo que pasa hoy es que muchos líderes, en lugar de dirigir y dar ejemplo prefieren mirar las encuestas para ver si la gente teme a la inmigración”.

Aún así, Arbour recuerda que “una abrumadora mayoría de los Estados miembros de la ONU apoyan este proyecto cooperativo”.

OIM

 

Inmigrante legal, ilegal, refugiado… ¿Cuál es la diferencia?

El pacto y la Conferencia de Marrakech se centran en los migrantes. La migración legal, o regular, se refiere a las personas que entran o se quedan en un país del que no son ciudadanos a través de canales legales. “Su posición en el país es conocida por el Gobierno y están en conformidad con las leyes y regulaciones”, explica Louise Arbour. “La gran mayoría de la gente que cruza una frontera lo hace a través de canales regulares”, por ejemplo, con una visa de estudiante o de trabajo o a través de procesos de reunificación familiar.

La migración ilegal “es la situación de las personas que están en un país y cuyo estatus no está en conformidad con los requisitos nacionales”. La mayoría de los inmigrantes indocumentados ha entrado al país de forma legal, por ejemplo, con una visa de turista, y se quedaron cuando caducó. “Pueden ser regularizados y, si no, necesitan volver a su país de origen”, puntualiza Arbour.

Los refugiados son personas que se encuentran fuera de su país de origen por temor a la persecución, al conflicto, la violencia generalizada, u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público y, en consecuencia, requieren protección internacional. La definición de refugiado se puede encontrar en la Convención de 1951 y en los instrumentos regionales relativos a los refugiados, así como en el Estatuto del ACNUR.

¿Por qué escucho tantas historias negativas sobre los inmigrantes?

Hay varias creencias erróneas muy extendidas sobre la migración. Por ejemplo, que es un fenómeno del sur al norte, de países pobres hacia los ricos. “En realidad la mayor parte de la migración es sur-sur, intrarregional”, explicó a Noticias ONU, Juan José Gómez Camacho, el embajador de México ante la ONU, que lideró la negociación junto a su homólogo suizo. “En América Latina un 60% de la migración se produce dentro de la región, en África es un 75%”, especificó.

Otro mito es que los países de origen de los migrantes son los que se benefician más de su trabajo en el extranjero. “Los migrantes hacen una contribución económica extraordinaria en los países donde están trabajando. Las remesas, tan importantes como son para algunos países, solo representan un 15% de los ingresos del migrante; el otro 85% se queda en el país de destino”, aclaró Gómez Camacho.

En el mundo, existen 250 millones de migrantes, que representan un 3,4% de la población mundial. Sin embargo, contribuyen un 9% del PIB mundial, con casi 7 trillones de dólares al año.

OIM/Amanda Nero

 

¿Qué está en juego con la aprobación de este pacto?

Los últimos datos de la Organización Internacional para las Migraciones muestran que en lo que va de año 3,341 personas han muerto o desaparecido en las rutas migratorias de todo el mundo, la mayoría en el Mediterráneo, donde 2133 personas se han ahogado intentando cruzar para alcanzar las costas europeas.

La migración es cada vez más difícil. La OIM destacó por ejemplo un incidente en el que el barco pesquero español ‘Nuestra Madre Loreto’, “estuvo varado en el mar durante una semana después de rescatar a 12 migrantes que salieron de Libia en un bote inflable. Ningún país europeo les permitía atracar en sus puertos. Finalmente desembarcaron en el puerto de Haywharf, en La Valeta, según informó el periódico ‘Times of Malta. El mismo medio asegura que el Gobierno maltés trata ahora de acordar el reparto de estos inmigrantes con otros países como España.

Sin embargo, muchos países necesitan trabajadores extranjeros. “La demografía sugiere que, si quieren mantener su nivel económico actual o incluso hacer crecer la economía, tendrán que recibir a extranjeros bien formados que cumplan con la demanda del mercado laboral del país”, señaló Arbour. “Fomentar una cultura de exclusión en este caso es contra productivo”.

Entonces, ¿cómo se puede regular la migración para que funcione para todos? El Pacto Mundial de Migración está precisamente diseñado para ello, con medidas nacionales, regionales e internacionales.  “No hay duda de que veremos una mejora en la recogida de los beneficios de la migración y, lo que es muy importante, una reducción de los aspectos negativos como la migración irregular, la gente moviéndose de forma caótica y peligrosa”, dice la representante especial.

Arbour cree que si se adopta el pacto veremos “una gran mejora en los aspectos de desarrollo, humanitarios y en los beneficios económicos que la migración puede producir si todo se aborda de una forma cooperativa”.

Si siempre ha habido migraciones, ¿por qué hay que preocuparnos ahora?

Es cierto que la migración no es un fenómeno nuevo, pero en los últimos años, el número de migrantes ha crecido mucho y se prevé que siga haciéndolo debido al cambio climático, explica Arbour.

“Hoy el 3,4% de la población es migrante. En el año 2000 era un 2,7%”, dijo. “Es un fenómeno que hasta ahora ha aumentado. ¿Seguirá creciendo? Si miramos a la demografía y otros factores, como el cambio climático, sí, se espera que veamos a más gente en tránsito”.

¿De qué tenemos que estar pendientes durante la conferencia?

El 10 de diciembre, la Declaración Universal de los Derechos Humanos cumple 70 años y se ha organizado un evento conmemorativo al que asistirán el Secretario General, Antonio Guterres; la presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa; y la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Además, Guterres lanzará la Red de Migración que agrupará a todas las agencias de la ONU que, tienen la migración como parte de su mandato. Estará liderada por la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), pero también formará parte la Oficina contra la Droga y el Delito (UNODC), que se encarga del tráfico de personas, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR).

Para seguir la aprobación del pacto y todos los eventos visita la página de la conferencia, y sigue nuestras noticias en la weby en nuestras cuentas de Twitter y Facebook. Puedes participar en la conversación con la etiqueta #PorLaMigración.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Producción: Beatriz Barral / Must


Deja un comentario

Marrakech: aprobación del pacto sobre las migraciones

Governments adopt UN global migration pact to help ‘prevent suffering and chaos’

UN Photo/Mark Garten
UN Secretary-General António Guterres and UN Special Representative for International Migration, Louise Arbour, hold a stakeout after the opening of Global Compact for Migration Conference in Marrakech, Morocco. 10 December 2018.

10 December 2018

The Global Compact for Migration was adopted on Monday by leading representatives from 164 Governments at an international conference in Marrakesh, Morocco, in an historic move described by UN Chief António Guterres as the creation of a “roadmap to prevent suffering and chaos”.

Speaking at the opening intergovernmental session, Mr. Guterres, said that the Compact provides a platform for “humane, sensible, mutually beneficial action” resting on two “simple ideas”.

“Firstly, that migration has always been with us, but should be managed and safe; second, that national policies are far more likely to succeed with international cooperation.”

The UN chief said that in recent months there had been “many falsehoods” uttered about the agreement and “the overall issue of migration”. In order to dispel the “myths”, he said that the Compact did not allow the UN to impose migration policies on Member States, and neither was the pact a formal treaty.

“Moreover, it is not legally-binding. It is a framework for international cooperation, rooted in an inter-governmental process of negotiation in good faith,” he told delegates in Marrakech.

The pact would not give migrants rights to go anywhere, reaffirming only the fundamental human rights, he said. Mr. Guterres also challenged the myth that developed countries no longer need migrant labour, saying it was clear that “most need migrants across a broad spectrum of vital roles.”

Acknowledging that some States decided not to take part in the conference, or adopt the Compact, the UN Chief expressed his wish that they will come to recognize its value for their societies and join in “this common venture.”

The United States did not endorse the Compact, and more than a dozen other countries either chose not to sign the accord or are still undecided.

Marrakech Compact, reality vs myth

The Moroccan minister of foreign affairs, Nasser Bourita, banged his gavel announcing the adoption of the Compact, while outlining the various efforts his country has made to bring about global consensus on international migration.

Along with Climate Change, unregulated migration has become a pressing issue in recent years. Every year, thousands of migrants lose their lives or go missing on perilous routes, often fallen victim to smugglers and traffickers.

Mr. Guterres welcomed the overwhelming global support for the pact, saying that for people on the move, “voluntary or forced; and whether or not they have been able to obtain formal authorization for movement, all human beings must have their human rights respected and their dignity upheld.”

The adoption of the pact, now known as Marrakech Compact, coincides with the 70th anniversary of Universal Declaration of Human Rights, a document which is central to the pact. Mr. Guterres said “it would be ironic if, on the day we commemorate the 70th anniversary of the Universal Declaration of Human Rights, we would consider that migrants are to be excluded from the scope of the Declaration.”

After the adoption, the UN chief told journalists that “it was a very emotional moment” for him when he saw “the members of the conference unanimously in acclamation” adopt the Compact.

It was fitting that the conference is taking place in Marrakech, Morocco, a major migration route for centuries. UN data shows that globally more than 60,000 migrants have died on the move since the year 2000, prompting the Secretary-General to call it “a source of collective shame.”

‘Great achievement’ for multilaterlalism

UN senior migration official Ms. Louise Arbour, tasked with overseeing the process, applauded the adoption, calling it “wonderful occasion, really a historic moment and a really great achievement for multilateralism.”

She congratulated Member States for working “very hard to resolve differences, to understand the complexities of all questions related to human mobility for the last 18 months.”

Ms. Arbour, who is the UN Special Representative for International Migration, said the Compact “will make an enormous positive impact in the lives of millions of people – migrants themselves, the people they leave behind and the communities that will then host them.” She revealed that this will depend on the implementation of the Global Compact’s initiatives.

Representing civil society and youth at the conference opening, children right’s activist Cheryl Perera, spoke of her volunteer work against child trafficking. She urged the delegates to make full use of the opportunity the Global Compact for Migration (GCM) provides.

“The GCM offers a historic opportunity now for you to deliver on your existing obligations to protect children and invest in young people all around the world. But it doesn’t end here. You need to address the underlying risks of forced and unsafe migration, like climate change, social political exclusion, disasters and inequality, and you need once and for all to end immigration detention,” she said, adding that everyone needed to do more “to prevent trafficking and protect victims. You need to stop criminalizing migrants.”

‘Go it alone approach’ doesn’t work: Merkel

The longstanding German Chancellor Angela Merkel, welcomed the adoption saying that it was high time the international community came to a more realistic understanding over global migration.

Ms. Merkel warned that the “go it alone approach will not solve the issue,” stressing that multilateralism is the only possible way forward. She admitted that her country – which has already welcomed more than a million migrants and refugees in recent years from countries such as Syria – will need more skilled labour from outside the European Union and has a vested interested in legal migration. But she also reaffirmed that Member States must tackle illegal migration and clearly commit to effective border protection to prevent human trafficking, as put forward in the Compact.

“States cannot accept that traffickers are the ones deciding who crosses into countries. We must settle such matters among us”, Ms. Merkel said.


Deja un comentario

Los obispos europeos ante el Pacto Mundial sobre la migración en programa en Marrakech

Los obispos europeos ante el pacto mundial de migración

Deja un comentario

COMECE confía en el éxito del Pacto Mundial de Migración

El Presidente de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE), Monseñor Jean-Claude Hollerich, expresa el apoyo de la Iglesia ante el Pacto Mundial de Migración que se adoptará el próximo 11 de diciembre.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

“El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular”, que se adoptará el próximo 11 de diciembre en Marrakech, Marruecos, reconoce una “responsabilidad compartida y común de las autoridades y sociedades de los países de salida, de tránsito y de llegada para enmarcar y regular la migración en beneficio de todas las personas y comunidades humanas involucradas”. Así lo ha señalado en una declaración Mons. Jean-Claude Hollerich, Arzobispo de Luxemburgo y Presidente de COMECE, la Comisión de los episcopados de la Comunidad Europea, reiterando una vez más el apoyo de la Iglesia Católica al Acuerdo Global llevado a cabo por los Estados miembros de la ONU, el cual tiene como objetivo aumentar las vías para la migración regular, mejorar la protección de los migrantes y garantizarles servicios básicos.

El Pacto Mundial debe ofrecer seguridad y protección a los migrantes

El documento de dicho Pacto, resultado de una “negociación amplia”, tiene que brindar – declara el Presidente de COMECE – “seguridad y protección” a los migrantes y las sociedades de acogida, promoviendo “caminos de migración legal, evitando así el tráfico de seres humanos, viajes mortales, desintegración familiar y violencia”.

Migrantes: personas con rostro y nombre

Siguiendo las palabras del Papa Francisco – agrega el prelado – la Iglesia Católica en Europa reafirma la “responsabilidad común de acoger, proteger, promover e integrar”, a los migrantes y refugiados en las sociedades del continente. Son por encima de todo – continúa el Presidente de COMECE –  “personas que tienen rostros, nombres e historias individuales” y merecen ser tratados con respeto por su intrínseca dignidad humana y sus derechos fundamentales.

Políticas de la UE y de los Estados miembros

En este sentido, “los principios de la centralidad de la persona humana y de sus necesidades reales y del bien común deben presidir las políticas internas y externas de la UE y los Estados miembros” puntualiza Hollerich, “incluso en cuestiones de migración”.

Dado que el documento de las Naciones Unidas está “en fase final de adopción”, COMECE también alienta a las autoridades políticas nacionales, teniendo en cuenta las palabras del Papa Francisco, “a basar la responsabilidad de la gestión global compartida de la migración internacional en los valores de justicia, solidaridad y compasión”. Por último, el Presidente de COMECE exhorta a los Estados miembros de la Unión Europea a hacer del Pacto Mundial “un éxito para el bien común de una humanidad compartida”.


Deja un comentario

Desde mañana conferencia mundial en Marrakech sobre un Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular

A dos días de la Conferencia sobre Migración, la ONU destaca la vulnerabilidad de los jóvenes

ONU/Mark Garten
Una escultura representa a una persona caminando en el suelo de la Conferencia sobre Migración que tiene lugar en la ciudad marroquí de Marrakech.

8 Diciembre 2018

En vísperas de la Conferencia sobre Migración en Marrakech, las agencias de la ONU han celebrado este sábado una serie de eventos paralelos en esa misma ciudad marrueca en los que han destacado la vulnerabilidad y los desafíos que los jóvenes afrontan durante sus periplos hacia otros países.

La representante especial del Secretario General para la migración internacional, Louise Arbour, inauguró este sábado el Foro de la Juventud, un acto paralelo de la Conferencia sobre Migracion de Marrakech, que arranca el lunes, reafirmando la necesidad de que “las políticas migratorias defiendan los derechos y el mejor interés de los niños”.

“Uno de los principios rectores del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular es la promoción de las obligaciones legales internacionales existentes en relación con los derechos del niño y la necesidad de defender el principio del interés superior del niño en todo momento”, dijo Arbour.

En el Foro se informó de que más de la mitad de los 4000 refugiados y migrantes de entre 14 y 24 años que participaron en una encuesta de UNICEF confesaron que se vieron obligados a abandonar sus países. De ellos, el 44% lo tuvieron que hacerlo solos.

“Mientras los políticos se pelean por la migración, 4000 niños y jóvenes desarraigados nos dicen que necesitan más apoyo”, dijo Laurence Chandy, director de Datos, Investigación y Política de UNICEF.

Chandy instó a los Estados a hacer que la migración sea segura, mediante la adopción del Pacto Mundial para la Migración, y los compromisos y las acciones que se proponen en él, al señalar que “la migración es inevitable, pero el peligro y la discriminación que sufren los niños refugiados y migrantes no lo tiene que ser.”

La migración es inevitable, pero el peligro y la discriminación que sufren los niños refugiados y migrantes no lo tiene que ser.

Explicó que “el Pacto proporciona un manual operativo para las autoridades locales y nacionales sobre buenas prácticas y decisiones en beneficio de los niños desarraigados”.

El número de niños encuestados por UNICEF es una gota en el océano en comparación con el número real de niños en movimiento. La representante especial recordó que “hay 258 millones de migrantes en todo el mundo, de los cuales 50 millones son niños”.

“En este contexto, es importante señalar que el Pacto Mundial es una reafirmación de que los derechos humanos nos pertenecen a todos, independientemente de si es o no migrante. El Pacto enfatiza esto y coloca un enfoque adicional en los más vulnerables, incluidos los niños ”, dijo.

ONU/Mark Garten
Úna instalación artística que representa la migración.

 

Los objetos que los migrantes llevan consigo

En un esfuerzo por arrojar más luz sobre el tema, UNICEF, junto con el gobierno anfitrión, Marruecos, inauguró una exposición de arte titulada “El viaje de un joven migrante: historias a través del arte”.

Kader, un joven migrante marfileño, habló de cuando viajó solo a Italia a través de una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo y relató a la audiencia el consuelo que los migrantes buscan de los objetos que llevan consigo.

“Uno tiene confianza y es más fuerte cuando ve que tiene ese objeto”, dijo Kader, refiriéndose al libro que llevó en su viaje.

“Mi padre solía decir: cuando viajes lleva tres cosas contigo: un libro, un par de zapatos y una pluma. El libro te dará el conocimiento. También tomé algunas cosas de mi mamá, porque estoy muy atada a mi mamá “.

Falta de acceso a servicios básicos

La enviada del Secretario General para la Juventud, Jayathma Wickramanayake, que asistió a la inauguración, habló de su última visita a Cox Bazaar: La mayoría de los 117.000 jóvenes que están en el campamento no van a la escuela. Solo unos 2000 tienen acceso a algún tipo de educación.

Señalando una foto en la exposición de una joven rohinya sosteniendo un libro, la enviada dijo: “En una situación como esa, el hecho de que una persona joven, específicamente una mujer joven, se aferre a un libro, en realidad nos dice mucho sobre cuáles son sus esperanzas y expectativas para el futuro.”

La encuesta de UNICEF muestra la vulnerabilidad de los jóvenes en movimiento, ya que el 58% de los encuestados reportó haber perdido uno o más años de escuela, el 49% no pudo ver a un médico cuando lo necesito y el 38% no recibió ayuda de nadie durante su camino.

Al comentar sobre la encuesta, Chandy dijo que “los niños desarraigados pueden enseñarnos mucho sobre sus necesidades y vulnerabilidades si estamos dispuestos a escucharlos”.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Migraciones y cambio climático a estudio en Marrakech y Katowice

La COP24 aborda la migración del cambio climático en vísperas de la cumbre de Marrakech

UNICEF/Marco Dormino
Inundaciones causadas por el huracán Tomas en Haití.

8 Diciembre 2018

A medida que cientos de mandatarios se reúnen en Marrakech para firmar un pacto sobre la migración mundial, expertos y diplomáticos reunidos en Polonia examinan cómo ayudar a los países a enfrentar el desplazamiento a gran escala causado por los efectos del cambio climático, como la escasez de agua, las inundaciones, las tormentas y el aumento del nivel del mar.

“El clima cambiante, las inundaciones y las sequías amenazan cada vez más la seguridad y los medios de vida de las personas en muchos lugares del planeta. Esto está llevando a muchas familias a tener que considerar si pueden quedarse donde están o tratar de vivir en otro lugar”, dijo Koko Warner, la responsable del área de migración en la Secretaría de la Convención de la ONU sobre el cambio climático.

Si bien es muy difícil cuantificar la cantidad de personas que han sido desplazadas por el cambio climático, sí se sabe que el número de los que tienen que abandonar su hogar por los fenómenos meteorológicos extremos es cuatro veces mayor que el causan los conflictos.

En la actualidad, se calcula que más de 258 millones de personas viven fuera de su país de origen y se espera que el calentamiento global aumente este número, ya que sus efectos hacen cada vez más inhabitable algunas áreas del planeta.

“Por ejemplo, si usted es un agricultor y las lluvias le fallan durante varios años seguidos, de repente puede perder no solo su acceso a los alimentos, sino también su fuente de ingresos mientras el bienestar de toda su familia puede llegar a estar en condiciones muy precarias”, explicó Warner.

Para ayudar a los países a enfrentar el desplazamiento relacionado con el cambio climático, se han presentado una serie de recomendaciones en la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático, conocida como COP24, que se desarrolla en la ciudad polaca de Katowice y en la que se están definiendo las medidas de lucha contra este fenómeno de acuerdo con lo previsto en el Acuerdo de París.

Hemos recorrido un largo camino. La migración del cambio climático estuvo más o menos ausente de las discusiones hasta 2010, en Cancún. Cinco años después, en París, los países solicitaron algunas recomendaciones sobre cómo prepararse mejor y responder a este fenómeno, y ahora esperamos que las adopten en Katowice”, explicó Warner.

Estas recomendaciones entregadas a las 197 partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático incluyen propuestas sobre planificación de contingencias, consultas y análisis de datos, y cooperación entre países.

El objetivo es ayudar a los países a comprender la magnitud de lo que se avecina y prepararse para ello.

“El objetivo es ayudar a los países a comprender la magnitud de lo que se avecina y prepararse para ello”, señaló la experta. “Se trata realmente de encontrar formas de reducir el sufrimiento y garantizar la seguridad y la dignidad de las personas en riesgo de desplazamiento ante el cambio climático”.

Estos debates se llevan a cabo justo dos días antes de la adopción del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, el primer acuerdo mundial de la ONU con un enfoque común sobre la migración internacional, que se llevará a cabo en Marrakech, el próximo lunes y martes.

Las recomendaciones para mitigar el sufrimiento de la migración por el cambio climático varían y su aplicación dependerá del contexto.

En la planificación, por ejemplo, una de las recomendaciones incluye sugerencias como la financiación de proyectos de acuerdo con los pronósticos meteorológicos para que las comunidades que enfrentan desastres naturales puedan prepararse adecuadamente. Otra recomendación es centrarse en la recopilación de datos y el análisis de riesgos para hacer un mejor mapa y comprender la movilidad humana.

El documento insiste en la necesidad de incluir y asegurar la participación de las comunidades afectadas en cada paso del camino, para que se sientan capacitados y bien informados cuando toman decisiones sobre sus vidas.

“Estamos muy satisfechos con el avance de este tema en las discusiones y esperamos que los países utilicen las recomendaciones”, dijo Warner. “El impacto real”, señaló, “solo se medirá a través de las medidas que los países tomen para evitar y minimizar el sufrimiento innecesario, y abordar los riesgos involucrados en el desplazamiento relacionado con el clima”.