Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Campaña de Caritas internacional en favor de las migraciones.

Caritasbis“Compartiendo el Viaje”, campaña de Caritas Internationalis por la migración apoyada por el Papa

 

(RV).-“Compartiendo el Viaje” es el nombre de la campaña dirigida por Caritas Internationalis que lanzará el Papa Francisco el miércoles 27 de septiembre durante su Audiencia General en la Plaza de San Pedro. Se trata de una iniciativa, apoyada por el Pontífice, que busca reforzar la sensibilización pública sobre el tema de la migración, promoviendo oportunidades y espacios de encuentro entre los migrantes y sus comunidades, para que puedan reunirse y compartir sus experiencias de vida, con el objetivo de fortalecer vínculos sociales y fraternales entre todos.

En este contexto, nuestro colega Alessandro Gisotti, entrevista a Michel Roy, secretario general de Caritas Internationalis, quien explica más detalles sobre cómo surgió esta campaña y qué objetivos concretos espera alcanzar.

El origen de la campaña

A lo largo de su pontificado, el Obispo de Roma ha hecho numerosas exhortaciones fomentando la Cultura del Encuentro, con el fin de combatir la “cultura de la indiferencia”, tan dominante en el mundo actual.

«Esta campaña ha sido decidida por el Consejo representativo de Caritas Internationalis después de realizar una encuenta a todos sus miembros sobre este tema de la migración, que ha sido visto como una prioridad sobre la cual trabajar», señala Michel Roy. «Al mismo tiempo el Papa Francisco nos ha alentado a seguir adelante en este campo enfocándonos en lo que decía San Pablo a los romanos: cultiven la hospitalidad».

Se trata por tanto de una campaña educativa que pretende mover a cada uno invitándolo a “salir de sí mismo” para entrar en contacto con los migrantes. “Son personas que han sufrido mucho y han dejado sus hogares a causa de la pobreza, el hambre, la guerra“, continúa explicando el secretario de Caritas Internationalis. “Lo que queremos es que nuestros equipos a nivel local ofrezcan esta posibilidad de encuentro con los migrantes para que las comunidades cambien la visión que tienen sobre la migración y abran sus corazones, haciendo que nuestro mundo sea un mundo más fraterno”.

“Compartiendo el Viaje” mediante gestos concretos

Durante la Audiencia General del 27 de septiembre, el Papa realizará un gesto simbólico de “acogida hacia nuestros hermanos migrantes”, invitando a todos a unirse a él, en señal de unidad y fraternidad ante esta grave crisis migratoria que afecta a tantos rincones de la tierra. Y así lo resalta también Michel Roy: “Es una oportunidad a abrise a ellos y escuchar sus historias. Esto ayuda a percibir la realidad de un nuevo mundo, que es el que queremos crear y que no es un mundo donde cada uno, se esconde detrás de una pared, sino un mundo donde construimos puentes hacia los demás, que sufren”.

“Una de las razones de la pobreza en el mundo es la secularización. El materialismo hace que la persona se centre en sí misma y no piensa en los demás. En Caritas sabemos que el futuro no se construye solo sino con los demás. Con este movimiento buscamos “ir hacia el otro” y conseguir que las comunidades sean más abiertas y solidarias con todos. Si logramos éste objetivo, podremos construir un mundo nuevo, como cristianos católicos que refleje el Reino de Dios”, concluye Roy, para quien el barómetro de nuestra humanidad, “reside en nuestra capacidad de relacionarnos con aquel que sufre, que en este caso puede ser un migrante”.

Anuncios


Deja un comentario

Bangladesh; Caritas en ayuda de los Rohingya

BANGLADESH – Cáritas se moviliza por los refugiados Rohingya, “totalmente necesitados de asistencia”

Dhaka – Cáritas de Bangladesh se ha movilizado para ofrecer asistencia humanitaria a 14.000 familias de refugiados Rohingya, que han llegado desde Myanmar por la crisis actual en el estado de Rakhine. Lo explica ala Agencia Fides Francio Atul Sarker, laico católico, Director ejecutivo de Cáritas Bangladesh. “Loa refugiados Rohingya – señala Sirkar – actualmente son unos 400.000 y, si el flujo de las llegadas continua, es fácil que la cifra pueda llegar a 500.000 antes de que termine este mes. Hemos actuado una primera intervención de emergencia, y estamos programando el segundo. La red de Cáritas Internationalis nos está apoyando: por ejemplo Cáritas de España ha contribuido con un donación de 100 mil euros, que nos han permitido ofrecer a las familias un paquete de alimentos con arroz, legumbres, aceite, sal, azúcar y agua. Además les entregamos una pequeña cantidad de dinero que les permita comprar otros bienes para satisfacer sus necesidades de base”.
“Un gran número de refugiados – continua el Director Sarker – se encuentra en la ciudad de la frontera Cox’s Bazar. Han construido refugios temporales o viven al aire libre. Para su sustento dependen totalmente de la asistencia humanitaria. El agua potable es escasa y también la situación sanitaria no es de las mejores. Más de 200.000 niños Rohingya corren peligro de epidemias y necesitan ayudas urgentemente. Hay que señalar que, como ha confirmado Unicef, el 60% de los desplazados son niños”.Las necesidades inmediatas, con las que se ha encontrado Cáritas Bangladesh son la necesidad de comida, agua, servicios sanitarios, refugios, medicamentos, medidas para la protección de los menores.
Casi medio millón de musulmanes de etnia Rohingya, llegados a Bangladesh en el último decenio, viven en dos campamentos registrados y el gobierno tiene la intención de organizar uno nuevo en Tyingkhali, para acoger a los refugiados que han llegado en las últimas semanas. Algunas Ong locales están proporcionado asistencia pero las iniciativas en curso son fragmentarias. Cáritas Bangladesh, una vez obtenidos los permisos de la Oficina gubernamental para las Ong, ha planificado la distribución de productos alimenticios y no alimenticios distribuyendo a las familias alimentos y kit sanitarios.


Deja un comentario

UE: importante sentencia del Tribunal de justicia.

 Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE: Ningún país puede eludir su responsabilidad sobre las personas refugiadas

Campamento de refugiados en Serbia

6 de septiembre de 2017

Ante la noticia de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha rechazado la solicitud de Eslovaquia y Hungría de quedar exentos del plan de la UE de reubicación de personas refugiadas desde Italia y Grecia en otros Estados miembros, Iverna McGowan, directora de la Oficina de Amnistía Internacional ante las Instituciones Europeas, ha declarado:

“La sentencia de hoy demuestra que ningún país puede eludir sus responsabilidades respecto de las personas refugiadas. Eslovaquia y Hungría han tratado de esquivar el sistema de solidaridad de la UE, pero cada país debe desempeñar su parte en la protección de las personas que huyen de la violencia y la persecución.

“La petición de los gobiernos húngaro y eslovaco al Tribunal de Justicia de la UE era un intento sin fundamento de convertir sus países en “zonas sin personas refugiadas”. Los Estados miembros deben ser solidarios entre sí y con las personas solicitantes de asilo que buscan protección en Europa.”

Información complementaria

Las cuotas de reubicación de la UE asignaban 1.294 personas refugiadas a Hungría, de las que ésta no ha reubicado a ninguna. A Eslovaquia se le asignaron 902 y ha reubicado hasta ahora a 16. Si desean más información, vean Member States’ Support to Emergency Relocation Mechanism.


Deja un comentario

América Central: inmigrantes de Africa y Asia camino de USA

COSTA RICA – Aumentan los inmigrantes de África y Asia mientras la Iglesia denuncia la indiferencia de los gobiernos

lunes, 4 septiembre 2017migrantes   violencia   política  

cb24.tv

Aumentan los inmigrantes de África y Asia mientras la Iglesia denuncia la indiferencia de los gobiernos

San José (Agencia Fides) – Un barco que transportaba migrantes de África y Mongolia se ha hundido este viernes 1 de septiembre en las aguas del noroeste de Costa Rica, causando un muerto y un niño desaparecido, según ha informado el diario El Heraldo del Honduras.
No se conoce el número exacto de inmigrantes que estaban a bordo de la embarcación que ha naufragado en Bahía Salinas, cerca de la frontera con Nicaragua, en el Pacífico, ha precisado el Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica citada en el diario local La Nación. Según la Guardia Costera, 17 personas de Mongolia y de varios países africanos han sido rescatadas, mientras que un adulto ha fallecido y un niño está desaparecido. Un segundo barco cercano transportaba a 14 emigrantes más. Según algunos testimonios dos traficantes de seres humanos han huido.
Este episodio trágico confirma que en los últimos meses han aumentado las personas provenientes de África y Asia que cruzan América Central con la esperanza de llegar a los Estados Unidos de América, ahora se habla ya de miles de inmigrantes. Hace unos días en Tegucigalpa, la Pastoral de la Movilidad Humana, organismo de la Iglesia Católica en Honduras, denunció que 727 personas han desaparecido desde 1996 hasta hoy, mientras viajaban por el país en su camino hacia Estados Unidos y han pedido al gobierno “que incida más” para que México y los Estados Unidos garantizar los derechos humanos de estas personas.
Por su parte el Instituto Nacional de Migración (INM) de Honduras ha revelado que en 2016 aumentó el número de migrantes “sin documentos”, 26.239 en total, provenientes de Haití, RD Congo, Ghana, Somalia, Eritrea, Guinea, Camerún, Nepal y República Dominicana. (CE) (Agencia Fides, 04/09/2017)


Deja un comentario

La ruta de los migrantes entre Guatemala y Mexico.

Alto Comisionado para los Refugiados considera “un infierno” la ruta de los migrantes entre Guatemala y México

Una mujer salvadoreña que huyó de laviolencia en su país transita por México en su ruta hacia Estados Unidos. ACNUR/ Markel Redondo

28 de agosto, 2017 — El Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) prosigue esta semana su gira por Centroamérica, que le conducirá a Honduras, El Salvador y posteriormente a Costa Rica.

Durante su visita a Guatemala y México, Filippo Grandi recorrió una parte de la ruta que los migrantes realizan por la región del Petén, en Guatemala, y el estado de Tabasco, en México.

Grandi pudo hablar con algunas personas que se encontraban realizando la travesía, a la que calificó “como un infierno”.

“El trabajo de ACNUR con sus socios y los gobiernos es intentar crear oportunidades para proteger a estas personas, además de trabajar con los gobiernos a favor de los solicitantes de asilo. Cada vez aumentan más las peticiones en la ruta de Guatemala a México, así que uno de nuestros principales objetivos es reforzar las estructuras de protección de estos países”, dijo en una entrevista al Centro de Información de la ONU en México.

Grandi abogó por implementar estrategias en los países de asilo como serían fomentar la integración de los refugiados en las comunidades que los albergan y abordar los orígenes de la problemática de los desplazados, situación que requiere recursos y medios que van más allá de la tarea humanitaria.

“Por eso, en preparación del Pacto Mundial sobre los Refugiados, promovemos la idea de una iniciativa llamada Marco Regional Integrado de Protección y Soluciones, que tiene el objetivo de crear un acuerdo marco que sirva finalmente como modelo para el Pacto Mundial que la Asamblea General discutirá el año que viene”, explicó.

Grandi indicó que la reunión del Marco Regional tendrá lugar en Honduras a finales de octubre y que cuenta con el apoyo de seis países, los cinco que está visitando más Panamá.


Deja un comentario

Variaciones en el flujo de refugiados hacia Europa.

El flujo de refugiados hacia Europa se redujo en ciertas rutas en el primer semestre de 2016: ACNUR

Llegada de una balsa con decenas de refugiados a las costas de Lesbos, en Grecia. Foto: UNICEF / Ashley Gilbertson

24 de agosto, 2017 — El número de refugiados y migrantes que buscan llegar a Europa a través del Mediterráneo decreció en determinadas rutas durante la primera mitad de este año, según cifras de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) divulgadas hoy.

En comparación con los seis primeros meses de 2016, el nuevo informe de ACNUR indica que la disminución se fundamentó sobre todo en un drástico descenso de los migrantes que usaban la ruta marítima entre Turquía y Grecia.

Por otra parte, las travesías entre el norte de África e Italia permanecen a un nivel similar al del año pasado, mientras que en otras rutas aumentó el flujo, como en el caso de los migrantes que buscan llegar a España, que sumaron 9.500, frente a los 5.000 del primer semestre de 2016.

Pese a la disminución de llegadas, el documento de ACNUR destaca que las probabilidades de fallecer o sufrir abusos por quienes transitan estas rutas siguen siendo muy altas.

ACNUR estimó, conservadoramente, que más de 2.200 las personas murieron o desaparecieron en el Mediterráneo y por lo menos 40 por vía terrestre durante el mismo periodo.

El Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi, enfatizó que es necesario tomar medidas para disminuir el número de migrantes que buscan llegar a Europa, “pero hacerlo sin incrementar los esfuerzos para lograr la paz, el desarrollo y las vías seguras es moralmente inaceptable”, acotó.


Deja un comentario

Mensaje del Papa para la jornada del emigrante y el refugiado.

“Visas temporales para quienes huyen de la guerra, no a las expulsiones arbitrarias”

El mensaje del Papa para la Jornada del Emigrante y del Refugiado 2018. «Acoger, proteger, promover e integrar»: ciudadanía y procesos de regularización extraordinaria para los que se encuentran desde hace mucho tiempo en el país; tutelar a los menores, «la apatridia» debe ser evitada

Papa Francisco con un grupo de migrantes en Lampedusa, 2013

27
0
Pubblicato il 21/08/2017
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

Incrementar y simplificar la concesión de visados humanitarios, favorecer la reunión familiar, conceder la ciudadanía y procesos de regularización extraordinaria para quienes ya viven desde hace tiempo en el país que los aloja. Son algunas de las peticiones que contiene el mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Emigrante y del Refugiado 2018, que se celebrará el próximo 14 de enero. El tema elegido es significativo: «Acoger, proteger, promover e integrar a los emigrantes y refugiados», y revela cuáles son los sentimientos y las preocupaciones del Pontífice, que comienza su mensaje con una cita bíblica del Libro del Levítico: «El emigrante que reside entre vosotros será para vosotros como el indígena: lo amarás como a ti mismo, porque emigrantes fuisteis en Egipto. Yo soy el Señor vuestro Dios».

 

«En el forastero encuentras a Jesús»

 

Después de haber recordado su viaje a Lampedusa de 2013, el Papa escribe: «Cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo, que se identifica con el extranjero acogido o rechazado en cualquier época de la historia», y habla sobre la actitud de la Iglesia frente a las migraciones, invitando a «todos los creyentes y con todos los hombres y mujeres de buena voluntad» a responder «con generosidad, diligencia, sabiduría y amplitud de miras, cada uno según sus posibilidades». Bergoglio después explica uno por uno los cuatro verbos basados en los principios de la doctrina de la Iglesia: «acoger, proteger, promover e integrar».

 

«Se necesitan corredores humanitarios»

 

Acoger significa «ante todo, ampliar las posibilidades para que los emigrantes y refugiados puedan entrar de modo seguro y legal en los países de destino. En ese sentido, sería deseable un compromiso concreto para incrementar y simplificar la concesión de visados por motivos humanitarios y por reunificación familiar. Al mismo tiempo, espero que un mayor número de países adopten programas de patrocinio privado y comunitario, y abran corredores humanitarios para los refugiados más vulnerables». El Papa sugiere la institución de «visados temporales especiales para las personas que huyen de los conflictos hacia los países vecinos». Y afirma: «no son una solución idónea, sobre todo cuando se realizan hacia países que no pueden garantizar el respeto a la dignidad ni a los derechos fundamentales».

 

«Primer alojamiento decoroso»

 

Francisco subraya la importancia de «ofrecer a los emigrantes y refugiados un alojamiento adecuado y decoroso», con «programas de acogida extendida» que permiten «una mejor calidad de los servicios». Citando el principio de la centralidad de la persona humana, «expresado con firmeza por Benedicto XVI, Francisco recuerda la obligación de «anteponer siempre la seguridad personal a la nacional», formando «adecuadamente al personal encargado de los controles de las fronteras» para garantizar «la seguridad personal y el acceso a los servicios básicos» para quienes llegan. «En nombre de la dignidad fundamental de cada persona –se lee en el mensaje–, es necesario esforzarse para preferir soluciones que sean alternativas a la detención de los que entran en el territorio nacional sin estar autorizados».

 

«Protegerlos también en su patria»

 

“Conjugando” el segundo verbo, el Papa recuerda que la protección «comienza en su patria y consiste en dar informaciones veraces y ciertas antes de dejar el país, así como en la defensa ante las prácticas de reclutamiento ilegal». En la medida de lo posible, añade, «debería continuar en el país de inmigración, asegurando a los emigrantes una adecuada asistencia consular, el derecho a tener siempre consigo los documentos personales de identidad, un acceso equitativo a la justicia, la posibilidad de abrir cuentas bancarias y la garantía de lo básico para la subsistencia vital». Francisco afirma que «si las capacidades y competencias de los emigrantes, los solicitantes de asilo y los refugiados son reconocidas y valoradas oportunamente, constituirán un verdadero recurso para las comunidades que los acogen», por lo que espera que, «en el respeto a su dignidad, les sea concedida la libertad de movimiento en los países de acogida, la posibilidad de trabajar y el acceso a los medios de telecomunicación. Para quienes deciden regresar a su patria, subrayo la conveniencia de desarrollar programas de reinserción laboral y social».

 

Tutelar a los menores y garantizarles la ciudadanía

 

Bergoglio pide «evitarles cualquier forma de detención», asegurándoles, por el contrario, «el acceso regular a la educación primaria y secundaria». Es «necesario garantizarles la permanencia regular al cumplir la mayoría de edad y la posibilidad de continuar sus estudios. En el caso de los menores no acompañados o separados de su familia es importante prever programas de custodia temporal o de acogida». Francisco pide evitar que permanezcan sin patria y espera que el estatus migratorio no limite «el acceso a la asistencia sanitaria nacional ni a los sistemas de pensiones, como tampoco a la transferencia de sus contribuciones en el caso de repatriación». «De acuerdo con el derecho universal a una nacionalidad, todos los niños y niñas la han de tener reconocida y certificada adecuadamente desde el momento del nacimiento», afirma el Papa, que pide evitar «la apatridia en la que se encuentran a veces los emigrantes y refugiados» mediante «leyes relativas a la nacionalidad conformes con los principios fundamentales del derecho internacional» sin « limitar el acceso a la asistencia sanitaria nacional ni a los sistemas de pensiones, como tampoco a la transferencia de sus contribuciones en el caso de repatriación».

 

Garantizar la dimensión religiosa

 

EL Papa también recuerda que, para permitir que los emigrantes y refugiados se realicen, «la dimensión religiosa ha de ser reconocida en su justo valor, garantizando a todos los extranjeros presentes en el territorio la libertad de profesar y practicar la propia fe». Además invita a dar valor a las competencias laborales de quienes llegan, promoviendo «la inserción socio-laboral» y «garantizando a todos, incluidos los que solicitan asilo, la posibilidad de trabajar, cursos formativos lingüísticos y de ciudadanía activa, como también una información adecuada en sus propias lenguas. En el caso de los emigrantes menores de edad, su participación en actividades laborales ha de ser regulada de manera que se prevengan abusos y riesgos para su crecimiento normal».

 

Promover la familia

 

En 2006, Benedicto XVI subrayó que el en contexto migratorio la familia es «lugar y recurso de la cultura de la vida y principio de integración de valores». Francisco insiste en que «hay que promover siempre su integridad, favoreciendo la reagrupación familiar —incluyendo los abuelos, hermanos y nietos—, sin someterla jamás a requisitos económicos». Mayores «atenciones y ayudas» se deben garantizar para los emigrantes con discapacidades. «Considero digno de elogio –escribe Bergoglio– los esfuerzos desplegados hasta ahora por muchos países en términos de cooperación internacional y de asistencia humanitaria. Con todo, espero que en la distribución de esas ayudas se tengan en cuenta las necesidades (por ejemplo: asistencia médica y social, como también educación) de los países en vías de desarrollo, que reciben importantes flujos de refugiados y emigrantes, y se incluyan de igual modo entre los beneficiarios de las mismas comunidades locales que sufren carestía material y vulnerabilidad».

 

Integración y ciudadanía

 

Para concluir, Francisco explica que «la integración no es una asimilación, que induce a suprimir o a olvidar la propia identidad cultural. El contacto con el otro lleva, más bien, a descubrir su “secreto”, a abrirse a él para aceptar sus aspectos válidos y contribuir así a un conocimiento mayor de cada uno». Este proceso «puede acelerarse mediante el ofrecimiento de la ciudadanía, desligada de los requisitos económicos y lingüísticos, y de vías de regularización extraordinaria, a los emigrantes que puedan demostrar una larga permanencia en el país». EL Papa insiste en «la necesidad de favorecer, en cualquier caso, la cultura del encuentro, multiplicando las oportunidades de intercambio cultural, demostrando y difundiendo las “buenas prácticas” de integración, y desarrollando programas que preparen a las comunidades locales para los procesos integrativos». Y subraya el «caso especial» de los extranjeros obligados a abandonar los propios países debido a crisis humanitarias: «Estas personas necesitan que se les garantice una asistencia adecuada para la repatriación y programas de reinserción laboral en su patria».

 

Los «Pactos Globales»

 

Francisco concluye el mensaje asegurando que la Iglesia está dispuesta a «comprometerse en primera persona para que se lleven a cabo todas las iniciativas que se han propuesto más arriba. Sin embargo, para obtener los resultados esperados es imprescindible la contribución de la comunidad política y de la sociedad civil, cada una según sus propias responsabilidades». Y recuerda que durante la cumbre de la ONU de noviembre del año pasado los estados se comprometieron a redactar y aprobar antes de 2018 dos pactos globales (Global Compacts), uno dedicado a los refugiados y otro para los emigrantes, esperando que las indicaciones del mensaje papal contribuyan a este proceso.