Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La causa palestina, según el observador permanente de la Santa Sede ante la ONU

Enfrentamientos en la frontera de Gaza.Enfrentamientos en la frontera de Gaza.  (ANSA)

Solución al conflicto israelí-palestino. Auza: Dificultad no significa imposibilidad

El Observador Permanente ante la ONU en Nueva York asegura que la formación de un nuevo gobierno palestino ofrece esperanza en medio de la desesperación que caracteriza el conflicto israelí-palestino.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

En la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York el Arzobispo Bernardito Auza, Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU participa en el debate sobre la situación en Oriente Medio, incluida la cuestión palestina y señala que “la formación de un nuevo gobierno palestino ofrece un atisbo de esperanza en medio de las sombras de la desesperación que durante demasiado tiempo han caracterizado el conflicto israelí-palestino”. Además, puntualiza, “la unidad es esencial” para una Palestina políticamente estable y económicamente viable y elogia los esfuerzos “incansables” de los países vecinos “para forjar conversaciones con las distintas facciones palestinas y facilitar el diálogo entre ellos”.

Hablando a cerca de la descripción realizada por el Coordinador Especial para el Proceso de Paz de Oriente Medio, Nickolay Mladenov, quien pinta con frecuencia un panorama sombrío de la situación en la que se afanan las tensiones y donde la violencia entre comunidades tiene el potencial de estallar en cualquier momento, asegura que en Gaza, “la situación humanitaria desastrosa alimenta la desesperación de la población palestina, a veces manipulada por grupos extremistas que recurren a la violencia, mientras aumenta el temor por la seguridad israelí”. En este sentido, Mons. Auza recuerda a los tantos civiles inocentes que, en ambos lados, “han pagado el precio del uso indiscriminado de la violencia y la fuerza”.

La solución de dos Estados: Dificultad no significa imposibilidad

Durante su intervención, Mons. Auza también ha expresado que la tierra palestina está “cada vez más fragmentada” y esto provoca “que la solución de dos Estados sea más difícil de realizar”. Pero – ha señalado – “la dificultad no significa imposibilidad; por lo tanto, corresponde a las partes, a los actores regionales y al resto de la comunidad internacional, hacer todos los esfuerzos y utilizar toda su persuasión política y diplomática para evitar que esta dificultad se convierta en una imposibilidad”. Además, ha pedido que si la solución de dos Estados se convierte en una realidad, “el ciclo de violencia debe romperse y ambas partes deben resolver para evitar acciones unilaterales que socavarían la solución de dos Estados.

Jerusalén: patrimonio común de las tres religiones monoteístas

Al final de su discurso, el Observador Permanente de la Santa Sede ante la ONU advierte de “los movimientos que quieren cambiar la identidad de Jerusalén y su status quo”, los cuales – dice – “no solo afectan a las poblaciones ya frágiles que viven allí, sino que también tienen efectos perjudiciales para la paz y la estabilidad en la región”. En este sentido, recuerda el “llamado conjunto” del Papa Francisco y Su Majestad el Rey Mohammed VI que tuvo lugar durante el Viaje Apostólico del Papa a Marruecos el pasado mes de marzo en el que ambos declararon la importancia de preservar la Ciudad Santa de Jerusalén “como el patrimonio común de la humanidad y especialmente de los fieles de las tres religiones monoteístas, como un lugar de encuentro y como símbolo de la coexistencia pacífica, donde se puede cultivar el respeto mutuo y el diálogo”.

Por último, hace suyas las palabras del Papa durante su mensaje de Pascua de este año: “Que la luz de la Pascua ilumine a todos los líderes gubernamentales y pueblos del Medio Oriente, comenzando con los israelíes y los palestinos, y los aliente a aliviar ese gran sufrimiento y perseguir un futuro de paz y estabilidad”.


Deja un comentario

Hoy viernes santo, colecta en todas las iglesias en favor de los cristianos de Palestina.

2019.03.29 Holy LandTierra Santa 

Cardenal Sandri: Que la Pasión de Cristo sea una ocasión de Caridad para Tierra Santa

El Viernes Santo, como es tradición, la colecta por Tierra Santa se realiza en todas las iglesias del mundo, según la voluntad de Pablo VI. El Cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales comparte una breve reflexión

Ciudad del Vaticano

“La Pasión de Cristo, la Semana Santa, es imposible vivirla permaneciendo sólo en una especie de diálogo entre nosotros y Jesús. Esto debe transformarse también en una ayuda concreta, en la caridad: de la comunión con Cristo surge la vida y la ayuda a toda la comunidad cristiana”. Con estas palabras, ante los micrófonos de Vatican News, el Cardenal Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales, explica cuál es el significado de esta colecta por Tierra Santa.

En efecto, en 1974, en vísperas del Jubileo y en pleno clima de la renovación postconciliar de la Iglesia, el Papa Montini invitó a los católicos de todo el mundo a ofrecer una ayuda concreta a las iglesias de Tierra Santa, con su Exhortación Apostólica Nobis in animo: una forma de caridad eclesial que une a todo el cuerpo eclesial.

Y después de su peregrinación a los Santos Lugares, en 1964, Pablo VI no se cansó de ayudar a las personas y a las iglesias en un camino renovado de paz y prosperidad: humana, social, económica y política.

Una ayuda que perfuma de esperanza

El Purpurado explica que esta solidaridad se hace concreta de muchas maneras, especialmente aportando para la educación y la formación, con subvenciones a las escuelas católicas de Tierra Santa. La colecta también apoya la presencia de los cristianos, que lamentablemente son cada vez menos en los lugares que han visto los pasos de la existencia de Jesús.

“No podemos hacer que la Iglesia permanezca en Tierra Santa como una especie de museo o monumento de piedras muertas – señaló el Cardenal Sandri – porque Cristo vive, vive ahora Resucitado, cerca del Padre del Reino, pero también en la Iglesia, que son los fieles, los miembros vivos del cuerpo de Cristo”.

Escuche al Cardenal Sandri

19 abril 2019, 14:03


Deja un comentario

Siempre grave el conflicto entre Israel y Palestina. Ocupación y ataques.

La ONU condena los actos de provocación de Hamas

OCHA/Muthana El Najjar
ARCHIVO: Ruinas de un edificio residencial de varios pisos en Gaza en noviembre de 2018.

26 Marzo 2019

También destaca que Israel no ha dado un solo paso para detener la construcción de asentamientos en el territorio palestino ocupado, uno de los principales obstáculos para las iniciativas de paz basadas en la existencia de dos Estados que convivan en paz y seguridad. Falta el liderazgo y la voluntad política necesarios para tomar medidas concretas que favorezcan el fin de la ocupación y una paz duradera.

El coordinador para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, expresó este martes al Consejo de Seguridadsu preocupación por el hecho de que “estemos presenciando otra peligrosa escalada de la violencia en Gaza con consecuencias potencialmente catastróficas”.

Y añadió que “el indiscriminado lanzamiento de cohetes con morteros contra ciudades y pueblos israelíes violan las leyes internacionales y ponen a los civiles en grave riesgo. El lanzamiento de explosivos incendiarios hacia Israel también tiene que cesar”.

En las últimas 24 horas se han lanzado al menos al menos 103 cohetes  desde Gaza hacia Israel. El ejército israelí ha llevado a cabo 42 bombardeos aéreos en varios puntos de Gaza y ha disparado 16 proyectiles desde barcos.

Según fuentes locales, siete palestinos han resultado heridos y varios edificios, incluyendo oficinas de Hamas han sido destruidos.

“Como he dicho muchas veces en este Consejo, y lo repetiré hoy de nuevo: nadie tiene interés en una confrontación militar en Gaza. Un nuevo conflicto sería devastador para el pueblo palestino, tendría consecuencias para los israelíes que viven cerca de Gaza y probablemente tendría repercusiones regionales”, explicó Mladenov.

Por este motivo, añadió que pedía al Consejo de Seguridad que se uniera en “la condena del indiscriminado lanzamiento de cohetes por parte de Hamas hacia Israel”.

“Tales actos de provocación aumentan drásticamente el riesgo de un aumento de la violencia y perjudican los esfuerzos en apoyo del pueblo de Gaza y la reconciliación intra-palestina”, añadió.

Los asentamientos israelíes y la crisis de financiación

Mladenov compareció ante el Consejo de Seguridad para informar sobre el cumplimiento de la resolución 2334 en la que se indicaba que los asentamientos israelíes construidos en el territorio palestino desde 1967, incluido Jerusalén Oriental, no tienen validez legal, constituyen una violación flagrante bajo la ley internacional y suponen un grave obstáculo para la creación de dos Estados que convivan en paz y seguridad.

La resolución insta, por tanto, a detener las construcciones de asentamientos en el territorio palestino ocupado, algo que no sólo no ha ocurrido desde 2016 sino que ha aumentado de manera considerable.

“Israel no ha dado un solo paso para el cese inmediato y completo de las actividades de los asentamientos en el territorio palestino ocupado”, declaró Mladenov.

También señaló que tampoco se ha visto una resolución de la crisis financiera creada por la decisión de Israel de retener el 6% de los ingresos que colecta en nombre de la Autoridad Palestina que, a su vez, ha rechazado aceptar el resto de los ingresos hasta que no les sean entregados en su integridad.

La Autoridad Palestina está llevando a cabo medidas de austeridad extremadamente severas que incluyen un recorte del 50% del salario de los funcionarios, entre otras.

Tales medidas “tienen un impacto sustancial en la economía palestina que resultan en un poder de adquisición reducido y una mayor reducción del producto interior bruto palestino en Cisjordania y Gaza”.

Falta de voluntad política

Por todo ello, Mladenov aseguró estar profundamente preocupado por la falta de progreso hacia la realización de una solución de los dos Estados, a la que dijo “no hay alternativa viable”.

“Dada la naturaleza interconectada de los conflictos en toda la región y el potencial del conflicto palestino-israelí para alimentar las narrativas extremistas, la creación de las condiciones para que las partes regresen a negociaciones bilaterales significativas sigue siendo crítica”, indicó, antes de concluir: “lo que se necesita, sin embargo, ante todo, es el liderazgo y la voluntad política necesarios para tomar medidas concretas en apoyo de poner fin a la ocupación y lograr una paz duradera. Hasta que se pueda encontrar eso, otra generación de israelíes y palestinos está destinada a pasar sus vidas buscando en vano una paz difícil de alcanzar”.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a 


Deja un comentario

ONU: Palestina toma la presidencia del G-77

Palestina asume la presidencia del G77, el mayor grupo negociador dentro de la ONU

Manuel Elias
Ceremonia de traspaso de la presidencia del Grupo de los 77 de manos de Egipto a Palestina.

15 Enero 2019

En la ceremonia de traspaso de la presidencia, el presidente palestino aseguró que trabajará en favor del desarrollo, especialmente de los países del sur, lo que incluye acabar con la ocupación extranjera, como la que sufre su pueblo. El Secretario General reconoció la importante labor del G77 en apoyo del multilateralismo y su importante contribución en asuntos como el desarrollo, la paz y la seguridad o el cambio climático.

 

El Estado de Palestina ha asumido este martes la presidencia del Grupo de los 77 en una ceremonia celebrada en la sede de la ONU en Nueva York y en la que estuvieron presentes el presidente palestino, Mahmoud Abbas, el Secretario General de la ONU, António Guterres, y la presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa.

Creado en 1964, el G77 es la mayor organización intergubernamental de países en desarrollo dentro de las Naciones Unidas y su misión es suministrar los medios para que los países meridionales  puedan articular y promover de forma colectiva sus intereses , así como mejorar su capacidad negociadora en todos los grandes asuntos económicos y fomentar la cooperación sur-sur.

Abbas centró su discurso en aspectos relacionados con ese desarrollo económico, como la eliminación de la pobreza y la promoción de la cooperación entre naciones meridionales , así como en el pleno disfrute de los derechos humanos, de los que dijo forman parte de ese desarrollo.

“El derecho al desarrollo es un derecho que debemos esforzarnos por fortalecer y conseguir, junto con todos los demás derechos humanos”, dijo el presidente palestino, quien señaló que tal logro  ha de ser asegurado y protegido también “para los pueblos que viven bajo la bajo la ocupación colonial extranjera” antes de añadir: “Palestina no puede ser una excepción”.

La paz en Oriente Medio, parte del desarrollo universal

En ese contexto, citó el derecho a la autodeterminación y la independencia, y declaró que muchos países en el sur siguen sufriendo las guerras, la violencia, el terrorismo y la ocupación.

“El Estado de Palestina continuará trabajando con otros miembros de este Grupo para confrontar estos desafíos”, destacó antes de agregar que el establecimiento de la paz en Oriente Medio facilitaría el desarrollo para todos los Estados de la región.

“Sin embargo, la ocupación y colonización del Estado de Palestina por Israel socava nuestro desarrollo”, declaró Abbas, por lo que pidió terminar con la ocupación.

En septiembre pasado, la Asamblea General de las Naciones Unidas eligió a Palestina para presidir durante 2019 al Grupo de los 77. Para tal efecto, la Asamblea le confirió privilegios y derechos adicionales que incluyen hacer declaraciones, presentar propuestas y revisiones, copatrocinar resoluciones y explicar su voto.

El Estado de Palestina, que tiene estatus de Estado observador ante la ONU desde 2012, carecía de tales derechos debido a que éstos se consideran exclusivos de los Estados miembros.

Abbas dio las gracias a numerosas organizaciones y países por haber llevado a Palestina al frente del G77, entre ellos a los países árabes, y “especialmente a las naciones asiáticas”.

En su intervención en la ceremonia de traspaso , Guterres declaró que “el Grupo de los 77 y China ha mostrado un fuerte liderazgo durante 2018 y demostrado una vez más ser una fuerza fundamental en verificar que el multilateralismo es el único camino para abordar los desafíos compartidos”.

Logros del G77 en 2018

Entre los logros del G77 durante el pasado año, cuya presidencia estuvo en manos de Egipto, el Secretario General citó su trabajo en asuntos como el cambio climático, la migración y la reforma de las Naciones Unidas.

“Su posición consistente y ejemplar ayudó a lograr un resultado positivo” en la conferencia sobre cambio climático, conocida como COP24, celebrada en Katowice (Polonia), dijo Guterres con respecto al papel representado por el G77.

Después destacó su rol positivo representado en las negociaciones del Pacto Global para una Migración Segura, Ordenada y Regular: “sus propuestas constructivas, basadas en su experiencia como países de origen, países de tránsito y de destino, fueron instrumentales en lograr un acuerdo verdaderamente completo que aborda la migración en todas sus dimensiones”.

Con respecto a la reforma de la ONU, aseguró que el apoyo del G77 fue fundamental el año pasado “para asegurar el consenso entre los Estados sobre esta ambiciosa agenda”, especialmente en lo que se refiere a cuestiones como el desarrollo.

Guterres señaló que continúan algunos de esos desafíos durante el año en curso, entre los que mencionó la Conferencia sobre Cooperación Sur-Sur, que se celebrará en marzo, o la Cumbre sobre Cambio Climático, que se celebrará en septiembre.

El lunes, Guterres se reunió con Abbas para felicitarlo por la elección, desearle un año exitoso para el G77 y reiterarle que la solución de los dos Estados es la una “opción viable” para resolver el conflicto palestino israelí.

La voz del 80% de la población mundial

Por su parte, la presidenta de la Asamblea General coincidió con el Secretario General al resaltar que la voz del G77 representa al 80% de la población mundial, motivo por el que este Grupo representa “un rol transcendental en la defensa del multilateralismo y el sostenimiento de un orden multipolar”.

“No solo el trabajo del Grupo es vital para defender los intereses globales de los pueblos del Sur  y promover la igualdad económica y social en el mundo, sino que ahora debe hacerlo en un contexto internacional más complejo en el que, desafortunadamente, vemos una polarización cada vez mayor y una dificultad creciente para llegar a acuerdos”, explicó.

Con respecto a la asunción de la presidencia del Grupo por parte de Palestina, Espinosa aseguró que “es, sin duda, un triunfo del multilateralismo y una demostración de cuán importante es el papel que cumple (la Asamblea General) órgano más democrático y representativo de las Naciones Unidas”.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Cuarta audiencia del Papa al presidente palestino. Análisis

El Papa y Mahmoud Abbas: la Comunidad internacional debe sostener la paz

Después de la mudanza de la embajada estadounidense, pidieron que Jerusalén siga siendo «Ciudad santa para las tres religiones abrahamíticas». Es la cuarta audiencia desde que comenzó el Pontificado
REUTERS

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, con el Papa Francisco

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 03/12/2018
Ultima modifica il 03/12/2018 alle ore 15:08
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

 

Se necesita «un renovado compromiso de pa Comunidad internacional» para salir al encuentro de las «legítimas aspiraciones» de israelíes y palestinos, y «reactivar el proceso de paz», para «alcanzar la solución de los dos Estados». Es el deseo que surgió durante la cuarta audiencia que el Papa ha concedido al presidente palestino Mahmoud Abbas desde que comenzó su Pontificado. Francisco volvió subrayar la importancia de preservar «el valor universal de Ciudad Santa para las tres religiones abrahamíticas» de Jerusalén, después de la controvertida mudanza de la embajada estadounidense de Tel Aviv, decisión anunciada por el presidente de Estados Unidos Donald Trump en diciembre de 2017. A partir del pasado mayo, pues, con la nueva sede en Jerusalén se le reconoce como capital de Israel.

 

Durante los «cordiales coloquios» entre Abbas y el Papa (y después entre el primero y el “ministro del Exterior” de la Santa Sede, monseñor Paul Richard Gallagher; esta vez no estuvo presente el cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin, puesto que se encuentra en París) se reflexionó sobre «el camino de reconciliación dentro del pueblo palestino», según indicó la nota vaticana en referencia a la relación entre la Organización por la Liberación de Palestina y Hamas. También se habló sobre «los esfuerzos para volver a activar el proceso de paz entre israelíes y palestinos, y alcanzar la solución de los dos Estados, esperando un renovado compromiso de la Comunidad internacional para salir al encuentro de las legítimas aspiraciones de ambos pueblos. Una atención particular se reservó al estatuto de Jerusalén, subrayando la importancia de reconocer y preservar su identidad y valor universal de Ciudad santa para las tres religiones abrahamíticas».

 

Se recordaron también durante el encuentro las «buenas relaciones entre la Santa Sede y Palestina», además del papel «positivo de los cristianos y de la actividad de la Iglesia en la sociedad palestina, marcada por el acuerdo global de 2015». También hubo espacio para reflexionar «sobre los demás conflictos que afligen el Medio Oriente y sobre la urgencia de favorecer caminos de paz y de diálogo, con la contribución de las comunidades religiosas, para combatir cualquier tipo de extremismo o de fundamentalismo».

 

Francisco recibió al líder palestino con un abrazo y un beso. La entrevista, a puerta cerrada y en la que solo participó un intérprete de árabe de la Secretaría de Estado vaticana, duró alrededor de 20 minutos. Cuando Francisco le regaló su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, Abbas comentó: «recemos por la paz en este periodo de Navidad». El presidente palestino, por su parte, le regaló al Pontífice argentino un libro sobre las relaciones históricas entre el Vaticano y la Tierra Santa, y una imagen de Jerusalén: «Esta representa el espíritu de la ciudad vieja de Jerusalén», subrayó.

 

El presidente palestino iba acompañado por una delegación de 16 personas, entre las que estaban el ministro del Exterior Riyad al-Maliki, el embajador ante la Santa Sede, Issa Kassissieh ey la embajadora ante Italia, Mai Alkaila. Al despedirse del Papa, Abbas dijo: «Estoy contento por este encuentro: contamos con usted».

 

La agencia de prensa palestina “Wafa” refirió que Abbas habló con el Papa sobre la situación actual de Palestina y sobre «las implicaciones de la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, transfiriendo la propia embajada a la ciudad». El presidente palestino también refirió al Papa sobre «las violaciones de Israel en contra del pueblo palestino, su tierra y sus lugares sacros, en particular en Jerusalén».

 

En una entrevista con el periódico italiano “La Stampa”, Abbas, que después del encuentro con el Papa se reunirá con el presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella, y con el presidente del Consejo Giuseppe Conte, explicó: «Los Estados Unidos de Trump no pueden ser los únicos mediadores en el Medio Oriente». Y explicó que «en febrero pasado sugerí al Consejo de Seguridad de la ONU que la única manera para hacer progresos era crear un mecanismo que incluya a todos los miembros permanentes del Consejo de Seguridad, del Cuarteto y otros. También Europa puede tener un papel. Y además siempre estamos abiertos a negociaciones directas: he aceptado varias veces encuentros con el primer ministro Netanyahu, también en Moscú, invitado por Putin, pero él nunca se ha presentado».

 

La de hoy en el Vaticano fue la cuarta audiencia privada que el Pontífice ha concedido al líder palestino, después de las del 17 de octubre de 2013, del 16 de mayo de 2015 y del 14 de enero de 2017, sin olvidar la oración de paz en los Jardines Vaticanos con el entonces presidente israelí Shimon Peres y el patriarca de Constantinopla Bartolomé en junio de 2014, después del viaje del Papa Francisco a la Tierra Santa, en donde también se encontró con Abbas en Palestina. El Papa Francisco recibió el pasado 15 de noviembre al presidente israelí, Reuven Rivlin. Abbas y el Papa Francisco también han intercambiado varias llamadas telefónicas después de la decisión de Estados Unidos de mudar la propia embajada ante Israel a Jerusalén. No hay que olvidar que la Santa Sede reconoció el «Estado de Palestina» en enero de 2016.


Deja un comentario

El conflicto palestino-israelí

Padre Patton Tierra Santa grito sufrimiento AbbasPadre Patton con los jefes de las Iglesias de Tierra Santa  (AFP or licensors)

Custodio Tierra Santa: el mensaje de Abbas es un grito de sufrimiento

Desde Jerusalén, el padre franciscano Francesco Patton, ante los micrófonos de Radio Vaticana Italia, explica la señal que el Presidente de la Autoridad Nacional Palestina quiere dar a Occidente y al jefe de la Iglesia Universal

Antonella Palermo – Ciudad del Vaticano

La intención de Abbas- explicitada por él mismo antes de la audiencia en el Vaticano en una entrevista en el diario italiano “La Stampa” – es hacer llegar a los líderes italianos y al Pontífice el mensaje por el cual “América no basta más para alcanzar la paz” y que los Estados Unidos no pueden ser los únicos mediadores en Oriente Medio”.

R.- Diría que la señal es, sobre todo,  el ver que después de tantos años, todavía no se han dado pasos significativos. Es el ver también que el así llamado proyecto de los dos Estados corre el riesgo de evaporarse de a poco. Es un proyecto que parece estar continuamente erosionado por el cambio de la situación y, por lo tanto,  pienso que el mensaje del presidente Abu Mazen es sobre todo – osaría decir – un grito de sufrimiento. Es la situación que vive la gran mayoría de los palestinos, quienes de alguna manera sienten que su sueño, incluso de tener una patria, de tener un Estado, no es para nada cercano. Entonces, más que un tipo de declaración, como decir, política, quizás es también una declaración de un hecho, de un sufrimiento que es el sufrimiento de un pueblo entero.

P.- Y entonces, según usted, ¿de quién debería llegar una obra de mediación que contribuya realmente al logro de este objetivo?

R.- En efecto la tarea es de la comunidad internacional y creo, en primer lugar, de los grandes países como Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea. Pero además es tarea de las dos realidades, es decir, de las realidades de la clase política palestina y de la clase política israelí: encontrar el modo de sentarse realmente entorno a una mesa y retomar el diálogo. Porque hasta que no se retomará el diálogo entre los dos directos interesados, será difícil dar pasos adelante. No puede ser ni siquiera una solución simplemente propuesta o impuesta desde lo alto, debe ser también una solución que ve a los dos pueblos – la clase política de los dos pueblos – directamente involucrada y capaz efectivamente de dialogar, sabiendo que para llegar a resultados es necesario que exista, de parte de ambos, la capacidad de tener una apertura de confianza con respecto al otro, de tener también un lenguaje que sea recíprocamente respetuoso y una serie de actitudes en las que se esté dispuestos a ceder algo y por lo cual, en cambio, se sepa también que se obtiene algo.

P.- Ayer, primer Domingo de Adviento, usted – como es tradición – ingresó solemnemente en Belén, en la Iglesia de Santa Catalina. ¿Cómo vive la población esta espera de la Navidad?

R.- Depende un poco de lugar a lugar: en Belén, el evento Navidad se siente de manera muy fuerte ya desde el comienzo del Adviento, por lo cual los cristianos locales logran, de alguna manera, poner entre paréntesis también todas las dificultades que hay. De hecho, Belén es la realidad un poco más difícil porque es una realidad en la cual los cristianos viven circundados por este muro que pesa en la vida de todos los días. Solo los cristianos que viven en Gaza se encuentran en un contexto más difícil de aquel de Belén. Para los cristianos que viven en las otras comunidades aquí en Tierra Santa, naturalmente está siempre este deseo de esperanza. Muchos cristianos piden incluso explícitamente: “Nosotros rezamos tanto, deseamos tanto, pedimos tanto, pero no vemos nunca el final de una situación en la cual somos la parte frágil”.

P.- Ayer, después de la oración del Ángelus, el Papa Francisco quiso rezar en particular por “la amada Siria”; lo hizo también con el encendido del cirio, que significa la llama de la esperanza que debe permanecer encendida. “Recemos y ayudemos a los cristianos a permanecer en Siria y en Oriente Medio – dijo Francisco – como testigos de misericordia, de perdón y de reconciliación”. ¿Cómo llegó a ustedes este gesto y este renovado llamamiento?

R.- La cercanía del Papa se siente en modo directo y muy fuerte. Sobre todo para nuestros hermanos que viven en Siria en una situación de martirio, en particular, para aquellos que están en la región de Idlib. Ellos viven bajo la presión cotidiana de Jabhat al-Nusra, que es la evolución de Al Qaeda; viven humillaciones cotidianas y se encuentran allí para acompañar a los pocos centenares de cristianos que se han quedado en un valle que antes tenía un millar de cristianos.


Deja un comentario

El presidente palestino en audiencia con el Papa

Papa Francisco Mahmoud Abbas  proceso pazEl Papa Francisco recibe en el Vaticano al Presidente del Estado de Palestina, Mahmoud Abbas   (Vatican Media)

Papa-Abbas: relanzar el proceso de paz israelí-palestino

En el curso de los coloquios el camino de reconciliación en el seno del pueblo palestino, los esfuerzos para reactivar el proceso de paz entre israelíes y palestinos y alcanzar la solución de los dos Estados.

Ciudad del Vaticano

Este lunes 3 de diciembre el Papa Francisco recibió en audiencia en el Vaticano al Presidente del Estado de Palestina, Mahmoud Abbas, quien sucesivamente mantuvo un encuentro con el Secretario para las Relaciones con los Estados, Mons. Paul Gallagher.

En el curso de los cordiales coloquios se evidenciaron las buenas relaciones entre la Santa Sede y Palestina y el papel positivo de los cristianos y de la actividad de la Iglesia en la sociedad palestina, ratificado por el Acuerdo global del 2015. A continuación se analizó el camino de reconciliación en el seno del pueblo palestino, así como los esfuerzos para reactivar el proceso de paz entre israelíes y palestinos y alcanzar la solución de los dos Estados, con el deseo de un renovado compromiso de la comunidad internacional de considerar las legítimas aspiraciones de ambos pueblos. Se dedicó una atención particular al estatus de Jerusalén, subrayando la importancia de reconocer y preservar la identidad y el valor universal de Ciudad Santa para las tres religiones abrahámicas.

Finalmente, se habló de los demás conflictos que afligen a Oriente Medio y de la urgencia de favorecer caminos de paz y diálogo, con la contribución de las comunidades religiosas, para combatir toda forma de extremismo y de fundamentalismo.