Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Egipto: ejecuciones extrajudiciales.

Un maestro de escuela, entre las últimas víctimas de la aterradora oleada de ejecuciones extrajudiciales en Egipto

8 de agosto de 2017

La información recabada por Amnistía Internacional apunta a que las fuerzas de seguridad egipcias sometieron a desaparición forzada y ejecutaron extrajudicialmente a un maestro de escuela que estaba en paradero desconocido tras su detención el 9 de abril; es la última manifestación del escalofriante patrón de homicidios ilegítimos observado en el país.

Según pruebas documentales y el relato de testigos presenciales, colegas y familiares, Mohamed Abdelsatar fue detenido por las fuerzas de seguridad en la escuela en la que trabajaba, en la gobernación de Behira. Esta información contradice una declaración emitida por el Ministerio del Interior de Egipto el 6 de mayo, en la que se aseguraba que Abdelsatar había resultado muerto en un cruce de disparos con las fuerzas de seguridad.

“La desaparición y muerte bajo custodia de Mohamed Abdelsatar es la última de una cadena de terribles ejecuciones extrajudiciales llevadas a cabo en Egipto. Estos homicidios ilegítimos se celebran habitualmente como la satisfactoria ‘eliminación de terroristas’ por la policía, que actúa sabiendo que no debe temer que se investiguen sus crímenes”, ha afirmado Najia Bounaim, directora de Campañas de Amnistía Internacional para el Norte de África.

“Las autoridades egipcias deben llevar a cabo sin demora una investigación exhaustiva e imparcial sobre la desaparición y muerte de Abdelsatar. Deben llevar ante la justicia a los responsables e indicar que retiran el consentimiento que han dado a las fuerzas de seguridad para cometer crímenes atroces sin miedo a ser castigadas.”

Amnistía Internacional entrevistó a dos familiares y tres compañeros de trabajo de Abdelsatar y examinó una decena de documentos, entre ellos las cartas remitidas por su centro de trabajo, el registro de asistencia escolar y las denuncias por arresto y desaparición presentadas por sus familiares. Según indica la información reunida, fue detenido el 9 de abril en la escuela Abdel Samie Saloma afiliada a Al Azhar antes de ser sometido a desaparición forzada y ejecutado.

El hermano de Abdelsatar, Ahmed, dijo que la última vez que la familia lo había visto fue cuando se iba a trabajar la mañana de su desaparición. Acudieron varias veces a la comisaría de policía y la fiscalía locales, pero no volvieron a tener noticias de él hasta que el Ministerio del Interior anunció su muerte.

Aunque la policía había detenido a Abdelsatar en su lugar de trabajo, el Ministerio del Interior aseguraba en su declaración que había resultado muerto junto a otra víctima, Abdallah Ragab, en un cruce de disparos con la policía en Tanta, gobernación de Gharbia, después de oponer resistencia a su detención.

Asimismo, constaba en la declaración que ambos hombres pertenecían a los grupos armados Hasm y Liwaa al Thawra y que se los buscaba por ayudar a “grupos terroristas”. Amnistía Internacional no conoce ninguna prueba facilitada por el Ministerio del Interior que sustente estas acusaciones.

Las autoridades egipcias vienen haciendo anuncios como éste desde 2015, pero siempre sin revelar las circunstancias de estas operaciones ni las circunstancias precisas de las muertes.

Un colega de Abdelsatar que había presenciado su detención contó a Amnistía Internacional que había visto que un automóvil de color rojo se detenía frente a las puertas de la escuela a las 10.30 de la mañana del 9 de abril, y a varios individuos vestidos de civil en su interior. Afirmó que un hombre que iba vestido de traje entró en el edificio escolar y ordenó a Abdelsatar que subiera al coche. Los agentes de la Agencia de Seguridad Nacional normalmente van vestidos de civil y usan vehículos civiles en sus operaciones.

Otro colega de Abdelsatar, que no había visto su detención pero sí estaba en la escuela en ese momento, afirmó que varios estudiantes y trabajadores del centro le habían dicho que también habían presenciado la detención alrededor de las 10.30 de la mañana.

Por otra parte, Amnistía Internacional examinó varios documentos, entre ellos una serie de cartas enviadas por el director de la escuela a la comisaría de policía de Abu Elmatamer y a la oficina local de Al Azhar, en las que confirmaba su detención en la escuela ese día y solicitaba más información.

En las copias del registro de asistencia escolar que vio Amnistía Internacional, donde el personal registraba las entradas y salidas, constaba la entrada de Abdelsatar a la escuela ese día, pero no la salida. Y el comentario “detenido en la escuela en horario laboral” aparecía junto a su nombre.

La organización examinó asimismo el cuaderno de notas del profesorado de Abdelsatar, actualizado a diario y también confirmaba que el último día que estuvo presente en la escuela fue el 9 de abril.

Ahmed Abdelsatar contó a Amnistía Internacional que, cuando le entregaron el cadáver de su hermano en el depósito el 8 de mayo, vio que presentaba grandes rasguños en la mano derecha y dos heridas de bala en la espalda.

“Abdelsatar estuvo al menos 27 días bajo custodia policial mientras su familia lo buscaba sin descanso, para encontrarse finalmente con que su cadáver estaba en el depósito con múltiples heridas de bala”, ha dicho Najia Bounaim.

“Estos crímenes abominables son una prueba inequívoca de que, en la actualidad, los servicios de seguridad egipcios tienen libertad absoluta para cometer abusos impunemente. Las autoridades deben poner fin de inmediato al reciente aumento de las desapariciones forzadas y las ejecuciones extrajudiciales.”

Amnistía Internacional examinó asimismo las denuncias presentadas por la familia ante la fiscalía el 9 de abril, y ante la oficina de Al Azhar en Behira y la fiscalía local el 24 de abril. Ahmed Abdelsatar afirmó que la fiscalía lo había convocado para interrogarlo el 11 de abril pero que no había vuelto ha saber nada más de la investigación.

Amnistía Internacional ha documentado varios casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas de seguridad en 2017. En relación con el más reciente, la organización solicitó una investigación sobre cuatro hombres a los que mataron los días 20 y 23 de junio y que, según sus familias, fueron sometidos a desaparición forzada y tortura durante un periodo de hasta cuatro semanas. En otro caso documentado en abril de 2017, un video filtrado que fue examinado por Amnistía Internacional mostraba a miembros del ejército en Sinaí del Norte ejecutando extrajudicialmente a siete hombres desarmados, entre ellos un joven de 17 años. El 13 de enero, en Sinaí, la policía ejecutó extrajudicialmente a seis hombres que llevaban hasta tres meses recluidos en régimen de incomunicación


Deja un comentario

Contra la mutilación genital femenina. Campaña de la iglesia copta.

EGIPTO – La Iglesia copta pone en marcha una campaña de sensibilización contra la mutilación genital femenina

El Cairo – La Iglesia copta-ortodoxa se está preparando para lanzar entre los fieles una intensa campaña contra la práctica de la infibulación y la mutilación genital femenina, que sigue estando muy generalizada entre los cristianos coptos en diversas zonas del Alto Egipto. Ha sido el Patriarca Tawadros II quién ha solicitado que se sensibilice a toda la comunidad copta también sobre los peligros y las graves consecuencias físicas y psicológicas de esta práctica – refieren los medios de comunicación que siguen de cerca los acontecimientos eclesiales en Egipto. La campaña utilizará diversos instrumentos de sensibilización, como carteles de advertencia contra la infibulación femenina que serán colocados en las proximidades de las iglesias locales en las que se administra el bautismo. Pero el patriarca y los obispos coptos cuentan sobre todo con hacer crecer entre los fieles la conciencia crítica de estas prácticas a través de los cursos de preparación al matrimonio y algunas reuniones de sensibilización dirigidas a las parejas casadas.
Los orígenes históricos de la práctica de la infibulación están vinculados a las prácticas comunes del antiguo Egipto. Por eso, su nombre árabe corresponde al de “infibulación faraónica” . La infibulación femenina y la circuncisión femenina no se mencionan en el Corán y el Islam, como tal, no requiere ninguna mutilación genital femenina. La práctica de la infibulación, aunque está prohibida por la Iglesia copta, sobrevive en las comunidades cristianas del Alto Egipto y del Cuerno de África, Eritrea y Etiopía como un legado de costumbres tribales anteriores al comienzo de la predicación apostólica.


Deja un comentario

Egipto: protestas por la muerte de un ciudadano copto en una comisaría.

Denuncian torturas a un copto que murió en una comisaría de Egipto

Martes 25 Jul 2017 | 08:51 am

El Cairo (Egipto) (AICA):

Cientos de egipcios se manifestaron en frente de una comisaría del distrito de Manshiet Nasser, de El Cairo, donde un hombre copto murió tras ser detenido y después de denuncias de torturas y otros apremios ilegales por parte de la policía.

La víctima fue identificado como Jamal Kamal Aweidah, de 40 años, quien era funcionario en el centro de concesión de licencias para conducir vehículos y fue arrestado el 19 de julio tras una demanda por fraude y corrupción relacionado con su trabajo.

Tras la detención de Ameidah, su hermano se presentó en la comisaría y las autoridades policiales no le permitieron verlo.

Diez horas después de la detención, la fuerza de seguridad egipcia informó a los familiares sobre el deceso de Ameidah.

Oficialmente se informó que el hombre se suicidó, pero la familia atribuyó la muerte a las torturas a las que fue sometido.

Las autoridades judiciales ordenaron una autopsia del cuerpo del difunto, a fin de determinar las causas de la muerte.

En diciembre del año pasado, efectivos de policía también habían sido acusados de torturar hasta la muerte al copto católico Magdy McCain.+ (Con información de Fides)


Deja un comentario

Egipto: las violaciones de derechos humanos y la UE

Unión Europea: El siniestro historial de Egipto en materia de derechos humanos no debe pasarse por alto

© Engy Imad/AFP/Getty Images

19 de julio de 2017

La Unión Europea (UE) corre peligro de suavizar su postura respecto a las violaciones de derechos humanos en Egipto al reanudar la próxima semana las reuniones de alto nivel con el ministro egipcio de Asuntos Exteriores y su delegación en Bruselas, ha declarado Amnistía Internacional.

La próxima reunión del Consejo de Asociación UE-Egipto tendrá lugar el 25 de julio en Bruselas.Las reuniones se habían suspendido tras el levantamiento de 2011 pero, debido a la preocupación por la seguridad regional y el auge de la migración, se teme que los Estados miembros de la UE estén más dispuestos a cerrar los ojos ante las graves violaciones de derechos humanos que se cometen en el país.

Existe el peligro real de que la preocupación por el historial de Egipto en materia de derechos humanos se pase por alto en la medida en que la UE priorice la seguridad, la migración y el comercio a costa de los derechos humanos. La UE debe dejar absolutamente claro en esta reunión, y tras ella, que no va a hacer concesiones sobre el historial de Egipto en materia de derechos humanos”, ha afirmado David Nichols, director ejecutivo de Amnistía Internacional para la Política Exterior de la UE .

Tras la matanza de Rabaa ocurrida en agosto de 2013, cuando las fuerzas de seguridad de Egipto mataron al menos a 900 personas en un sólo día, los Estados miembros de la UE decidieron suspender las licencias de exportación de todo material que pudiera ser empleado con fines de represión interna.

Sin embargo, en el informe de la UE sobre Egipto publicado con motivo de la reunión ni siquiera se menciona la matanza de Rabaa de 2013 o el hecho de que, desde entonces, ningún miembro de las fuerzas de seguridad haya rendido cuentas ni haya sido aún investigado por los homicidios. En el documento también se ha guardado silencio sobre el uso de ejecuciones extrajudiciales, los desalojos forzosos de miles de familias en Sinaí, y el hecho de que no se haya enjuiciado a las personas responsables de los ataques sectarios cometidos contra la población cristiana copta.

Las fuerzas de seguridad de Egipto gozan de total impunidad por las violaciones de derechos humanos que cometen, tales como desapariciones forzadas, tortura, muertes bajo custodia y ejecuciones extrajudiciales. A pesar de ello, casi la mitad de los Estados miembros de la UE continuaron exportando varios tipos de armas que pueden emplearse con fines de represión interna, incumpliendo así las obligaciones contraídas en virtud del derecho internacional.

“Mientras la Unión Europea y Egipto se reúnen en Bruselas, en el país sigue teniendo lugar una oleada sin precedentes de violaciones de derechos humanos continúa. En el último año y medio, a decenas de defensores y defensoras de los derechos humanos les han congelado sus bienes, les han prohibido viajar o les han hecho comparecer ante jueces de instrucción por cargos falsos que podrían acarrearles la cadena perpetua y el cierre de varias organizaciones independientes.

“Resulta inquietante que, a pesar de que se ha limitado más a la sociedad civil, se haya dado vía libre a las fuerzas de seguridad para cometer abusos generalizados, entre ellos detenciones arbitrarias, tortura y homicidios ilegítimos. La UE debe utilizar su influencia sobre Egipto y dejar claro que no va a permanecer en silencio sobre el siniestro historial de Egipto en materia de derechos humanos, especialmente durante la visita que el ministro egipcio de Asuntos Exteriores realizará a Bruselas la próxima semana”, ha manifestado David Nichols.

La reunión se celebra casi un año y medio después del terrible asesinato del estudiante italiano de doctorado Giulio Regeni, y cuando un ciudadano irlandés y preso de conciencia, Ibrahim Halawa, cumple su cuarto año de prisión en espera de un juicio colectivo manifiestamente injusto. Ninguno de estos casos se menciona en el informe de la UE. Amnistía Internacional pide a la UE que apoye un llamamiento a que se realice una investigación efectiva, independiente e imparcial sobre la desaparición y trágica muerte de Giulio, y se ponga en libertad de inmediato y sin condiciones a Ibrahim Halawa.

Amnistía Internacional ha abordado estos motivos de preocupación en una carta enviada a la alta representante de la UE, Federica Mogherini, el 4 de julio.


Deja un comentario

ONU condena ataque terrorista en Egipto.

Unánime condena al ataque terrorista en la frontera egipcia

El cruce de Rafah entre Egipto y la Franja de Gaza. Foto de archivo: OCHA

08 de julio, 2017 — El Secretario General de la ONU condenó el ataque terrorista ocurrido el viernes en un puesto de control en la ciudad fronteriza egipcia de Rafah, en el que más de 20 soldados murieron o resultaron heridos.

En un comunicado emitido este sábado, António Guterres dijo que espera que los responsables del ” cobarde acto” sean llevados con rapidez ante la justicia.

Tras el ataque, el Titular de la ONU reiteró el apoyo al gobierno de Egipto en su lucha contra el terrorismo y el extremismo violento.

Rafah limita con la Franja de Gaza en la península de Sinaí del Norte, donde el grupo terrorista ISIS lleva adelante una insurgencia contra las autoridades egipcias.

ISIS se atribuyó la responsabilidad del ataque y el ejército egipcio dijo que alrededor de 40 terroristas habían muerto durante el asalto.

El Consejo de Seguridad de la ONU también emitió una declaración de prensa en la que condena en los términos más enérgicos el ataque terrorista y lo califica de atroz y cobarde.

El comunicado subraya que el terrorismo en todas sus formas constituye una de las amenazas más graves para la paz y la seguridad internacionales.


Deja un comentario

Incremento de condenas a muerte en Egipto.

Egipto: Ejecución inminente de siete hombres torturados bajo custodia

16 de junio de 2017

Las autoridades egipcias deben detener de inmediato la ejecución inminente de siete hombres que fueron condenados a muerte en juicios manifiestamente injustos, ha afirmado Amnistía Internacional tras pedir que se remita el asunto a los magistrados supremos de la más alta instancia judicial de Egipto, el Tribunal de Casación. La organización ha advertido recientemente de que las reformas jurídicas aprobadas por el presidente Abdel Fattah al Sisi, que limitan el proceso de apelación judicial, pueden contribuir a que se produzca un repunte de las condenas de muerte y las ejecuciones en el país.

Al menos seis de estos hombres fueron sometidos a desaparición forzada y torturados para obtener “confesiones”, que un tribunal penal de Mansoura utilizó luego para declararlos culpables de asesinar a un agente de policía y de establecer una organización “terrorista”. El Tribunal de Casación confirmó la sentencia la semana pasada. En una causa aparte, otro hombre corre riesgo inminente de ejecución tras haber perdido su recurso definitivo ante el mismo tribunal. Tras un juicio manifiestamente injusto, había sido declarado culpable de matar a un hombre durante una protesta en Alejandría.

“Con independencia de los hechos en los que estos hombres puedan estar implicados, someter a desaparición forzosa a presuntos delincuentes y torturarlos para hacerlos confesar no es justicia. La pena de muerte es la forma más extrema de pena cruel, inhumana y degradante. Nadie debe ser privado del derecho a la vida, por horrible que sea el delito del que haya sido acusado”, ha señalado Najia Bounaim, directora de Campañas para el Norte de África de Amnistía Internacional.

“Se está agotando ya el tiempo para salvar la vida de estos hombres, que pueden ser ejecutados en cualquier momento. Las autoridades egipcias deben detener de inmediato estas ejecuciones y ordenar que los siete hombres sean sometidos a un nuevo juicio, que sea justo, en el que no se recurra a la pena de muerte y que no este basado en pruebas obtenidas presuntamente mediante tortura.

El 7 de junio, el Tribunal de Casación de Egipto confirmó las condenas de muerte de Bassem el-Khereby, Ahmed Meshaly, Ibrahim Azab, Mahmoud Wahba, Khaled Askar y Abd el-Rahman Atteia tras un juicio lleno de irregularidades. El hombre de cuyo asesinato están acusados era guardia policial de un juez que formó parte un tribunal ante el que fue juzgado el presidente Mohamed Morsi. El presidente egipcio dispone de 14 días para reducir la condena antes de que se fije la fecha definitiva de la ejecución.

Los abogados de los condenados presentaron el 15 de junio un recurso final ante la Fiscalía para solicitar un nuevo juicio, por considerar que en el anterior había habido errores que afectaron al debido proceso. Si se admite el recurso, el asunto será examinado por los magistrados supremos del Tribunal de Casación.

De acuerdo con sus familias y sus abogados, los hombres fueron detenidos por la Agencia de Seguridad Nacional en marzo de 2014 y estuvieron sometidos a desaparición forzada por periodos de entre tres días y tres meses, en los que no tuvieron acceso a sus familiares y abogados ni al mundo exterior y fueron torturados para obtener de ellos “confesiones” grabadas en vídeo . Los tuvieron recluidos en distintos lugares de todo el país, incluida la sede de la Agencia de Seguridad Nacional en El Cairo.

Los padres de al menos tres de ellos dijeron a Amnistía Internacional que no supieron que habían sido detenidos  hasta que los vieron “confesando” en la televisión, con contusiones en la cara. Cuando se permitió por fin a sus familias ir a verlos a prisión, los hombres les dijeron que habían sido torturados con métodos como violarlos analmente con un palo en reiteradas ocasiones, aplicarles descargas eléctricas en los genitales y en otras partes del cuerpo y tenerlos hasta cuatro días colgados en posturas en tensión. Explicaron que los agentes de la Agencia de Seguridad Nacional les habían hecho quemaduras en el cuello con colillas de cigarrillos y habían amenazado con violar a sus madres y sus hermanas para obligarlos a confesar.

Los hombres se retractaron posteriormente de sus confesiones ante un fiscal de los servicios de Seguridad del Estado de El Cairo, explicando que los habían torturado. Sin embargo, los llevaron de nuevo a la Agencia de Seguridad Nacional, donde volvieron a torturarlos para castigarlos por haber retirado sus declaraciones y los llevaron por segunda vez al fiscal, ante el que “confesaron” tener miedo de sufrir más represalias.

Los abogados de los hombres han dicho también a Amnistía Internacional que les negaron el acceso a asistencia letrada durante el interrogatorio y que las sentencias estuvieron basadas totalmente en pruebas obtenidas por medio de tortura y en investigaciones de la Agencia de Seguridad Nacional llenas de irregularidades. El tribunal ignoró además pruebas periciales según las cuales al menos dos de los hombres presentaban en el cuerpo contusiones y quemaduras causadas bajo custodia, y se negó reiteradamente a remitir a los acusados la Autoridad Médico Forense para que se investigaran sus denuncias de tortura.

Aunque el Tribunal de Casación admitió el recurso y revisó los incidentes de la causa, no fijo una fecha para un juicio donde los abogados pudieran presentar sus argumentos. Además, el tribunal aplicó unas draconianas reformas jurídicas del sistema de apelación judicial aprobadas recientemente, que anulan el derecho de los acusados a un nuevo juicio y limitan la presentación de recursos a una etapa, en vez de dos, lo que prepara el terreno para más condenas de muerte y ejecuciones aún.

La causa de Alejandría

El Tribunal de Casación ha confirmado también la condena de muerte impuesta a Fadl Abdel Mawla en abril de  2017 en una causa aparte. Tras un juicio manifiestamente injusto, había sido declarado culpable de matar a un hombre copto durante una protesta celebrada en Alejandía el 15 de agosto de 2013, y corre también riesgo inminente de ejecución. Su abogado ha dicho que agentes de la Agencia de Seguridad Nacional lo sometieron a malos tratos en la dirección de seguridad de Alejandría para intentar, en vano, hacerle confesar.

Abogados que conocen el caso han explicado a Amnistía Internacional que, para declararlo culpable, el tribunal se basó por completo en el testimonio de un testigo que, según abogados y grupos locales de derechos, fue presionado por un agente de la Agencia de Seguridad Nacional para que prestara declaración.  Sus abogados presentaron también al tribunal documentos oficiales donde se afirmaba que Fadl Abdel Mawla estaba en el trabajo en el momento de la protesta. Han presentado un recurso en la Fiscalía solicitando un nuevo juicio. Si se admite el recurso, el asunto será examinado por los magistrados supremos del Tribunal de Casación.

Información complementaria

El uso de la pena de muerte en Egipto ha aumentado enormemente desde 2013, año en que no se registró ninguna ejecución y se condenó a muerte a 109 personas. El número de ejecuciones aumentó de 15 en 2014 a 22 en 2015, y se duplico hasta alcanzar las 44 en 2016. El número de personas condenadas a muerte aumentó a 509 en 2014 y a 538 en 2015, antes de descender a 237 en 2016.


Deja un comentario

El atentado contra los coptos en Egipto. Objetivos.

 

EGIPTO – “La masacre de los coptos es una respuesta al discurso del presidente al Sissi en Arabia Saudita”

sábado, 27 mayo 2017terrorismo   persecuciones  

el autobús que ha sufrido el atentado

El Cairo (Agencia Fides) – “La masacre de los cristianos coptos es una respuesta al discurso que el presidente de Egipto, Abdel Fattah al-Sisi ha tenido en la conferencia entre los Estados Unidos y el mundo árabe islámico que se ha celebrado la semana pasada en Arabia Saudita”, dice el padre Rafic Greiche, sacerdote y director de comunicaciones greco-católico de los obispos de Egipto, al comentar la masacre de al menos 29 personas coptas cometido ayer, 26 de mayo, por una docena de yihadistas en la ciudad de Minya, al sur de Egipto.
“Se ha tratado de un discurso muy fuerte y franco contra el fundamentalismo y el radicalismo”, explica el p. Greiche. “Creo además – añade el sacerdote -,que los terroristas tratan de dividir a la población egipcia sembrando discordia entre cristianos y musulmanes. Hasta el momento no han tenido éxito, y de hecho la población está unida en el rechazo de la violencia”.
Según el p. Greiche “los terroristas tienen como objetivo a largo plazo: expulsar a los cristianos de Egipto como ocurrió en Iraq, donde tan pronto como el Estado Islámico conquistó Mosul, lo primero que hizo fue expulsar a todos los cristianos. Lo mismo ocurrió en Siria, Sudán y ahora tratan de hacerlo en Egipto, que posee la primera comunidad cristiana de Oriente Medio y la comunidad islámica más grande del mundo árabe”.
“Los cristianos del resto del mundo pueden ayudarnos en primer lugar con la oración. Además también pueden hacerlo no permitiendo que el radicalismo religioso y el terrorismo islamista se enraíce en sus países. Se debe promover el discurso religioso moderado pero no sólo en Egipto sino también en Europa, en las mezquitas europeas hay imanes que hacen discursos radicales e incendiarios. Por último, pueden ayudarnos a asegurar que nuestra gente reciba una educación mayor” concluye el p. Greiche. (L.M.) (Agencia Fides 27/5/2017)