Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

ACNUR (Onu) y el incremento de venezolanos que llegan a Brasil

Ante el aumento de llegadas de venezolanos, se refuerza la respuesta en Brasil Imprimir
Las familias venezolanas que duermen en la plaza pública Simón Bolívar, en el centro de la ciudad de Boa Vista, son reubicadas de manera voluntaria en el albergue Jardim Floresta, con la ayuda de trabajadores de ACNUR, el ejército brasileño y las autoridades federales y locales. © ACNUR / UNHCR / Reynesson Damasceno.
Las familias venezolanas que duermen en la plaza pública Simón Bolívar, en el centro de la ciudad de Boa Vista, son reubicadas de manera voluntaria en el albergue Jardim Floresta, con la ayuda de trabajadores de ACNUR, el ejército brasileño y las autoridades federales y locales. © ACNUR / UNHCR / Reynesson Damasceno.

GINEBRA, Suiza, 6 de abril de 2018 (ACNUR/UNHCR) – ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está trabajando con el gobierno de Brasil y sus socios en el país, para intensificar la respuesta humanitaria ante el creciente número de venezolanos que llegan al norte del país con cada vez más necesidades.Según las últimas estimaciones del gobierno, más de 800 venezolanos entran cada día en Brasil. A medida que la compleja situación política y socioeconómica de su país continúa empeorando, los venezolanos van llegando con cada vez mayores necesidades de alimentos, vivienda y atención médica. Igualmente, muchos de ellos necesitan protección internacional.

Más de 52.000 venezolanos* han llegado a Brasil desde principios de 2017. Se estima que unos 40.000 han llegado al norte de Brasil a través del estado fronterizo de Roraima y están viviendo en Boa Vista, la capital del estado.

Debido al incremento de llegadas, los servicios públicos, como la atención médica y las infraestructuras de saneamiento están al límite de su capacidad. Las autoridades declararon recientemente el estado de emergencia y han asignado 190 millones de reales brasileños (aproximadamente 58 millones de dólares) para brindar asistencia humanitaria de emergencia a las personas que vienen de Venezuela.

ACNUR ha estado trabajando en estrecha colaboración con el Gobierno Federal de Brasil para registrar a los venezolanos y garantizar que quienes llegan cuenten con la documentación adecuada. Una vez documentados, los solicitantes de asilo venezolanos, así como aquellos con permisos especiales de estadía, tienen derecho a trabajar y acceder a servicios de salud, educación y otros servicios básicos.

El Comité del Gobierno Federal de Brasil para la Respuesta de Emergencia para la afluencia venezolana, que está coordinando la respuesta humanitaria en Roraima, está trabajando con ACNUR para garantizar que los venezolanos tengan acceso a atención médica y vivienda adecuada, así como que reciban materiales de primera necesidad como colchones y artículos de higiene personal.

ACNUR y las autoridades brasileñas están cada vez más preocupados por los crecientes riesgos a los que se enfrentan los venezolanos que viven en la calle, incluyendo la explotación sexual y la violencia. Para cubrir las necesidades de alojamiento y mitigar estos riesgos, se han abierto dos nuevos albergues en Boa Vista en las últimas dos semanas. Los nuevos albergues pueden acoger a 500 personas cada uno y ya están casi llenos. Se da prioridad a las familias con niños, mujeres embarazadas, personas de edad avanzada y otras personas con necesidades específicas.

ACNUR está gestionando los nuevos albergues y ha puesto en marcha un registro biométrico para emitir tarjetas de identificación que les den derecho a recibir alimentos y la asistencia. Al mismo tiempo, las autoridades federales, a través del ejército brasileño, brindan tres comidas calientes al día y garantizan la seguridad física. El gobierno municipal está llevando a cabo vacunaciones.

Mientras tanto, ACNUR está trabajando con las autoridades para identificar a los venezolanos dispuestos ser trasladados de manera voluntaria desde Roraima a otras partes de Brasil. La reubicación proporcionará soluciones a más largo plazo para las personas necesitadas y aligerará la presión sobre las comunidades y los servicios locales en el estado de Roraima. Esta semana está previsto que partan desde Boa Vista dos vuelos operados por la Fuerza Aérea Brasileña. Uno salió ayer, llevando a 104 venezolanos a São Paulo. Se espera que el segundo parta hoy hacia São Paulo y Cuiabá, la capital del estado de Mato Grosso, ubicado en el centro del país.

Hasta el momento, unos 600 venezolanos han sido reubicados en otras ciudades, donde las autoridades locales y los grupos de la sociedad civil los están ayudando a integrarse y a ser autosuficientes. Una encuesta de ACNUR, llevada a cabo por la Universidad Federal de Roraima, reveló que el 77% de los venezolanos que viven actualmente en Roraima esperan ser trasladados a otras regiones de Brasil.

ACNUR agradece las acciones del Gobierno brasileño, que incluyen mantener sus fronteras abiertas a los venezolanos y velar por que todos los refugiados y solicitantes de asilo en Brasil puedan ejercer sus derechos fundamentales y acceder a servicios básicos.

ACNUR solicitó recientemente a los donantes un monto inicial de 46 millones de dólares para implementar su plan de respuesta regional para los venezolanos en los principales países de acogida, incluido Brasil. Hasta el momento, este plan solo ha recibido un 4% de los fondos solicitados.

ACNUR hace un llamamiento a la comunidad internacional para que brinde un mayor apoyo a Brasil, que ha sido generoso en su respuesta y necesita más apoyo para mejorar las capacidades de recepción, prevenir la discriminación contra los venezolanos y garantizar la coexistencia pacífica.

*De los 52.000 venezolanos que viven en Brasil, 25.000 son solicitantes de asilo, 10.000 tienen permisos de residencia temporal, mientras que el resto está trabajando para regularizar su situación.

Anuncios


Deja un comentario

Unos 90 migrantes mueren ahogados en a costa de Libia

90 migrantes mueren ahogados en el Mediterráneo frente a las costas de Libia

Unos 275 migrantes esperan a ser desembarcados en el Puerto de Pozzalo, Italia, tras ser rescatados por los equipos de salvamento marítimo. Foto: ACNUR/F. Malavolta

02 de febrero, 2018 — La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) indicó que hasta el 28 de enero llegaron a Europa más de 6500 migrantes y refugiados

Al menos 90 migrantes se ahogaron hoy frente a las costas de Libia cuando naufragó la embarcación que los transportaba, informó la Organización Internacional para las Migraciones.

Según la portavoz de la OIM, Olivia Headon, hasta el momento se ha conseguido recuperar 10 cadáveres correspondientes a dos personas de nacionalidad libia y ocho pakistaní.

Headon destacó que dos supervivientes consiguieron nadar hasta la costa, mientras que otro fue rescatado por un barco pesquero. La OIM trabaja para obtener más detalles sobre la tragedia y ver la mejor manera de ayudar a los supervivientes.

El número de migrantes pakistaníes que llegaron a Italia vía marítima hasta finales de enero aumentó en relación con el 2017, pasando 9 a 240.

Hasta el 28 de enero llegaron a Europa por mar 6624 migrantes y refugiados, una cifra ligeramente superior a los registrada el año pasado cuando se contabilizaron menos de 6000.

La mayoría de ellos, un 64%, eligió Italia como país de entrada al viejo continente, seguida por España y, en último lugar, Grecia.


Deja un comentario

Ucrania: crecen las hostilidades.

Ucrania: Oficina Alto comisionado para los DD. HH ratifica incremento de las hostilidades en el país

Un grupo de personas esperan en la fila para cruzar la línea divisoria en Marinka, en el este de Ucrania. Foto: ACNUR/Tania Bulakh

12 de diciembre, 2017 — La misión de vigilancia de los derechos humanos en Ucrania destacó hoy que durante el periodo comprendido entre mediados de agosto y noviembre de 2017 murieron 15 personas y 72 resultaron heridas, mientras el conflicto en ese país se encuentra en su cuarto año de duración.

Las violaciones diarias del cese al fuego, junto con el descenso de las temperaturas, agravaron aún más una grave situación humanitaria y de derechos humanos a ambos lados de la línea de contacto situada en las regiones de Donetsk y Luhansk, en el este de Ucrania.

El informe proporciona detalles de 20 casos individuales de asesinatos, privación de libertad, desapariciones forzadas, tortura y violencia sexual cometidos en los dos lados de la línea de contacto.

El estudio también advierte sobre la situación de las personas detenidas e incomunicadas tanto en la autoproclamada “República Popular de Donetsk” como en la “República Popular de Luhansk”, a las que no pudo tener acceso la misión de vigilancia.

El recrudecimiento de los enfrentamientos en Ucrania también provocó nuevos daños en infraestructuras que almacenan sustancias químicas peligrosas, situación que supone una grave amenaza para la vida humana y el medio ambiente.


1 comentario

Violencias de todo género contra refugiados sirios.

Estudio del ACNUR revela nivel desconcertante de violencia sexual contra niños y hombres refugiados sirios

Tres niños refugiados sirios en el norte de Iraq. Foto: ACNUR/L.Veide

06 de diciembre, 2017 — Un nuevo estudio de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), que involucró a decenas de testigos y discusiones con casi 200 refugiados en Iraq, Líbano y Jordania a finales de 2016, indica que la violencia sexual y la tortura de niños y hombres en Siria por parte de múltiples actores del conflicto es mucho más común de lo que se pensaba anteriormente.

La Agencia escuchó relatos de violencia contra niños de 10 años y hombres de hasta más de 80 años.  Las personas de la comunidad LGTBI son particularmente vulnerables a la violencia sexual.

Dentro de Siria, los grupos armados fueron reportados como los principales perpetradores mientras que fuera del país, los ataques ocurrieron generalmente debido a la posición de vulnerabilidad como refugiados.

“Cuando estaba detenido en Siria fui torturado de todas las formas posibles. Estuve en una celda oscura durante 30 días con 80 personas y todos estábamos desnudos. Por la noche, nos torturaban con electricidad en los genitales y entraban en la celda a violarnos, todo estaba oscuro y no podíamos verlos. Pensábamos que íbamos a morir”, relató al ACNUR un refugiado homosexual, identificado como Tarik.

También se reportaron casos de explotación sexual y chantaje en los países de asilo, especialmente para aquellos trabajando en la economía informal. Varias víctimas aseguraron que algunos empleadores se negaron a pagarles sus salarios hasta que realizaran favores sexuales.

Entre los niños en países de asilo, uno de los encuestados describió la violencia sexual, a menudo por parte de jóvenes mayores, como algo que sucede “a diario”. El informe indica que muchos menores abandonan la escuela debido a la intimidación y los abusos.

“Estas perturbadoras revelaciones demuestran cuál es el nivel de riesgo de violencia sexual, no sólo para las mujeres y las niñas, sino también para hombres y niños. Nos enfrentamos a un círculo vicioso de poca ayuda disponible y una cultura del silencio que refuerza el mito de que este problema es raro”, aseguró Volker Turk Alto Comisionado adjunto para la Protección del ACNUR:

El informe incluye una serie de recomendaciones dirigidas a las agencias humanitarias y otras personas involucradas en el trabajo con refugiados. Entre ellas está la necesidad de estrategias de prevención más efectivas, más confidencialidad y protección contra represalias, más atención para sobrevivientes y en general, una mayor conciencia sobre el problema.

Encuentra el informe completo aquí.


Deja un comentario

Aumentan las llegadas de migrantes y refugiados a Grecia y España

ACNUR: Aumentan las llegadas de migrantes y refugiados a Grecia y España

Unos 275 migrantes esperan a ser desembarcados en el Puerto de Pozzalo, Italia, tras ser rescatados por los equipos de salvamento marítimo. Foto: ACNUR/F. Malavolta

23 de noviembre, 2017 — Cerca de 21.700 personas llegaron a Italia por vía marítima entre julio y septiembre, la cifra más baja para este periodo en los últimos cuatro años, reveló la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) en un informe divulgado este jueves.

España ha notado un aumento del 90% en las llegadas de migrantes en el tercer trimestre de 2017 en comparación con el año anterior. La mayoría de las 7.700 personas que llegaron al país provenían de Marruecos, Costa de Marfil y Guinea. Las llegadas por vía terrestre fueron en su mayoría refugiados de Siria.

Grecia también ha registrado más llegadas por vía terrestre y marítima desde el verano.  En septiembre, cerca de 4.800 personas alcanzaron sus costas, la cifra más alta desde marzo de 2016. El 80% de los migrantes y refugiados eran oriundos de Siria, Iraq y Afganistán, dos tercios de ellos mujeres y niños.

Asimismo, ACNUR reporta más llegadas a Chipre, y por primera vez desde febrero de 2015, nuevas llegadas a Rumania desde Turquía a través el Mar Negro.

Aunque menos migrantes han elegido la ruta del Mediterráneo central, más de 3.000 han fallecido en el mar en lo que va de año.

El informe resalta la vulnerabilidad de los migrantes, incluidas las mujeres y los niños víctimas de la trata, así como la de los más de 15.200 menores no acompañados y separados que han llegado a Europa en 2017.

“ACNUR continúa abogando por un mayor acceso a vías seguras y legales, tal como el reasentamiento y la reunificación familiar”, declaró Pascale Moreau, la directora de la oficina de ACNUR para Europa. “Es crucial que las personas puedan tener acceso al asilo en los países europeos”, apuntó.

Las llegadas se acompañan del rechazo de varios países, una práctica que se debe investigar y eliminar, recalcó el ACNUR, que pide más apoyo de los países europeos para encontrar 40.000 lugares de reasentamiento adicionales a lo largo de 15 países en la ruta del Mediterráneo central.


Deja un comentario

Apátridas; son 10 millones hoy en el mundo.

Al menos 10 millones de personas en el mundo son apátridas, advierte ACNUR

La apatridia a menudo exacerba la exclusión a la que hacen frente los grupos minoritarios, afectando profundamente todos los aspectos de su vida. Foto: ACNUR/Roger Arnold

03 de noviembre, 2017 — Al menos 10 millones de personas son apátridas en todo el mundo, asegura un nuevo informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

El nuevo reporte de ACNUR alerta sobre la discriminación, la exclusión y la persecución que sufren diariamente muchos apátridas a nivel mundial, y exige medidas inmediatas para garantizar la igualdad de acceso al derecho a la nacionalidad para todas las personas.

El informe indica además que más del 75% de las poblaciones que carecen de nacionalidad legal en el mundo pertenecen a grupos minoritarios y/o son refugiados o nómadas.

Myanmar, Kuwait, Costa de Marfil, Tailandia, Iraq y República Dominicana lideran la lista de países con mayor cantidad de personas indocumentadas.

Asimismo, las grandes poblaciones apátridas también viven en países que no les permiten a las madres conferir su nacionalidad a sus hijos en igualdad de condiciones que los padres, agrega el informe.

Según ACNUR, si no se aborda la situación de estas personas, su marginación de larga duración puede ser fuente de resentimiento, alimentar el miedo y, en los casos más extremos, generar inestabilidad, inseguridad y desplazamiento de poblaciones.

La agencia recordó que los tratados internacionales existen para prohibirle a los Estados negar ciudadanía a las personas o despojarlas de su nacionalidad.

El informe “Este es nuestro hogar: las minorías apátridas y su búsqueda de la ciudadanía” se publicó con motivo del tercer aniversario de la campaña de ACNUR #IBelong (#YoPertenezco) para terminar con la apatridia.

La campaña cuenta con el respaldo de un Plan de acción mundial, que establece pasos concretos para que los Estados ayuden a resolver el problema.

Al adquirir una nacionalidad, millones de apátridas en todo el mundo podrían obtener pleno acceso a sus derechos humanos y disfrutar de un sentido de pertenencia en sus comunidades, asegura ACNUR.


Deja un comentario

ONU: gran aumento del número de desplazados en el mundo

El mundo cuenta con casi 66 millones de personas desplazadas

El Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi, en Baga Solo, en Chad, con niños refugiados. Foto: ACNUR / Ibrahima Diane

02 de noviembre, 2017 — Ante el crecimiento de los desplazamientos forzados en el mundo, Filippo Grandi, el Alto Comisionado para los Refugiados, pidió este jueves al Consejo de Seguridad más acción a favor de la paz y la seguridad.

“Con casi 66 millones de desplazados en el mundo, estamos cerca de alcanzar un número récord”, declaró Grandi, refiriéndose a un aumento del 70% desde 2009.

“Será que ya no sabemos cómo negociar la paz?” preguntó a los miembros del Consejo, después de enlistar la crisis de Siria, un “conflicto catastrófico” que ya está en su séptimo año, y la de Burundi, Sudán del Sur, República Centroafricana, Afganistán, Somalia y Myanmar.

“El Consejo de Seguridad tiene como propósito resolver los conflictos y mantener la paz – yo veo el fracaso cada día en las vidas de docenas de millones de personas, desterradas y forzadas a abandonar sus hogares”, insistió.

El Alto Comisionado detalló varias propuestas de acción por parte del Consejo de Seguridad y aseguró que éste principalmente debe apoyar medidas de prevención para actuar sobre las causas profundas de desplazamiento y evitar que las crisis empeoren.

“Los actores humanitarios y las fuerzas de mantenimiento de la paz deben de hacer uso de sus fortalezas para proteger a los civiles, en el respeto de los principios humanitarios de neutralidad e imparcialidad”, agregó.

Asimismo, Grandi pidió “acciones determinadas” para enfrentar el tráfico de personas, y proceder con la identificación y el juicio de los perpetradores de esos “horribles crímenes”.

Además, recordó la necesidad de proteger a los desplazados, sea en los países afectados o en las comunidades de acogida.

Sin embargo, el Alto Comisionado aseguró que el retorno de los desplazados es imposible sin la restauración de la paz y la seguridad y que solo medio-millón de refugiados regresaron a sus hogares el año pasado.

Finalmente, Grandi lamentó que la solidaridad internacional esté debilitándose. “Mientras muchos países dejan sus fronteras abiertas para los refugiados y los albergan generosamente, algunos, frecuentemente ricos y poco impactados por los flujos de desplazados, limitan el acceso al asilo e impiden la entrada”, concluyó.