Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Errores de ataques aéreos USA en Afganistán.

Afganistán: Presuntas instalaciones para el tráfico de drogas no eran objetivos legítimos

UNAMA/Fardin Waezi
Un día en el popular mercado de Mandawi en Kabul, Afganistán.

9 Octubre 2019

Un informe de la ONU publicado este miércoles señala que los “múltiples” ataques aéreos del ejército estadounidense en mayo contra presuntos laboratorios de fabricación de drogas en una zona remota del oeste de Afganistán, y en el que fallecieron o resultaron heridas decenas de civiles, no debieron considerarse como objetivos militares.

El informe especial sobre el impacto de los daños ocurridos el 5 de mayo en más de 60 localizaciones del distrito de Bakwa, ubicado en la provincia de Farah, y en el distrito vecino de Delaram, verificó 39 víctimas civiles, entre ellas 14 niños y una mujer que arrojaron un saldo de 30 muertos, cinco heridos y cuatro de carácter “indeterminado”.

“Mientras que algunos de los civiles muertos o heridos en los ataques aéreos trabajaban en los laboratorios de drogas, otros -incluidos mujeres y niños- no lo hacían”, destaca el informe de los investigadores de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA).

La Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, que elaboró conjuntamente el informe con la UNAMA, indicó haber recibido informes fidedignos y creíbles de que hubo al menos 37 víctimas civiles más -30 muertos y siete heridos-, la mayoría de los cuales eran mujeres y niños.

Los hogares de las personas ‘no son un objetivo’

Además, especifica que el bombardeo no proporcionaba ninguna ventaja militar y que algunos de los edificios atacados no poseían ningún vínculo aparente con la fabricación de drogas, como los domicilios de las personas.

“La Misión determinó que las estructuras civiles que supuestamente operaban como laboratorios de drogas y que fueron atacadas durante los bombardeos, no presentaban un vínculo suficiente con las operaciones de combate de los talibanes para justificar su clasificación como objetivos militares”, destaca el informe.

Aunque los talibanes controlaban el distrito de Bakwa y usaban las instalaciones para la fabricación de drogas con el objetivo de financiar sus operaciones, el estudio destaca que dichas dependencias “no estaban controladas y operadas exclusivamente por los talibanes, sino que eran propiedad de grupos delictivos con conexiones con redes internacionales de narcotráfico y estaban operadas por ellos”.

Discrepancias de lenguaje

Asimismo, indicaron que “aunque se produjeron previos ataques aéreos contra presuntas instalaciones de procesamiento de drogas, esta era la primera vez que la UNAMA recibía informes de que se había producido un gran número de víctimas civiles como resultado de una operación de ese tipo”, se indica en el informe.

Sin embargo, y de acuerdo con la investigación efectuada por las Fuerzas de los Estados Unidos en Afganistán (USFOR-A), esta determinó que no hubo víctimas civiles durante los ataques aéreos.

Este resultado, se indica, está en consonancia con la “política de larga duración de Estados Unidos”, por la que considera que los objetivos económicos que contribuyen a los logros bélicos de una parte son “objetivos militares legítimos”.

Sin embargo, los autores del informe señalan que, según el derecho internacional humanitario, las instalaciones que contribuyen económica o financieramente a los logros bélicos de una de las partes en conflicto “se consideran objetivos civiles”.

En relación con el tema del consumo de drogas en Afganistán, el informe reconoce la creciente amenaza que representa la industria de las metanfetaminas, pero sugiere llevar a cabo una respuesta “apropiada” y mediante “la aplicación de la ley” como alternativa a los ataques aéreos “que ponen en peligro a los civiles”.

Entre las recomendaciones del informe se incluye un llamado a la USFOR-A para que conduzca una investigación independiente y transparente que examine el impacto de la operación del 5 de mayo en la población civil.

Estas conclusiones deben ver la luz pública, así como las medidas que garanticen la rendición de cuentas, y las acciones destinadas a proporcionar una “reparación adecuada” a las víctimas y sus familiares.


Deja un comentario

Afganistán: urgencia de un diálogo entre Gobierno y talibanes.

Afganistán: Las conversaciones entre los talibanes y el Gobierno deben comenzar ya

UNAMA/Mujeeb Rahman
El pasado mes de agosto cientos de personas salieron a la calle con banderas afganas en Kandahar y en todo el país para celebrar el centenario de la independencia de Afganistán.

10 Septiembre 2019

Los preparativos para las elecciones presidenciales de finales de septiembre progresan adecuadamente, aunque preocupa la posible interferencia de los talibanes durante todo el proceso electoral.

El representante especial del Secretario General de la ONU para Afganistán destacó este martes ante el Consejo de Seguridad que el conflicto que vive esa nación asiática solo puede resolverse mediante negociaciones directas entre los afganos y que estas han de ser inclusivas y representar a toda la sociedad.

Pero a la vez, Tadamichi Yamamoto destacó que es “imprescindible” el inicio “lo antes posible” de las conversaciones entre las autoridades afganas y los talibanes, y exhortó a todas las partes implicadas en los esfuerzos de paz, especialmente las partes en conflicto, a aprovechar la oportunidad de celebrar dichas pláticas.

“He escuchado a muchas personas de todo el país expresar sus esperanzas y temores sobre el futuro. Esperan que finalice el conflicto, pero también temen que la paz pueda llegar a costa de la libertad y los derechos que el país se ha esforzado por proteger y promover durante los últimos 18 años”.

Ese temor afecta especialmente a los jóvenes y más en concreto a las mujeres que temen que se produzcan las futuras limitaciones a su participación en la vida política y socioeconómica de Afganistán.

Yamamoto recordó que cualquier solución política que se alcance debe garantizar la protección y promoción de los derechos humanos y las libertades básicas de todos los afganos, incluidos los de los jóvenes, las mujeres y las minorías, así como la libertad de expresión y de prensa.

En este apartado, destacó que las recientes conversaciones informales entre representantes de la sociedad afgana y los talibanes en Moscú y Doha brindaron oportunidades de diálogo para abordar algunas cuestiones clave necesarias para la paz.

UNAMA/Zachary Golestani
Mujeres se disponen a votar en Afganistán.

Temor ante la reacción talibán

Acto seguido, Yamamoto recordó que el próximo 28 de septiembre el pueblo afgano está convocado a las urnas para elegir a un nuevo presidente con lo que el país dará un paso adelante “en el fortalecimiento de los cimientos” de un sistema político democrático representativo.

Indicó que los preparativos técnicos y operativos van en la dirección correcta, se actualizó el censo electoral y que más de nueve millones de registros pasaron la fase de presentación pública y correcciones.

“Estas y otras medidas contribuirán en gran medida a mejorar aspectos clave de las medidas de mitigación del fraude destinadas a aumentar la transparencia y la credibilidad de la votación”, dijo.

Preocupa la seguridad

Pese a estos progresos, mostró su preocupación por la seguridad durante los comicios, la participación de los votantes y el fraude o las irregularidades.

Con relación a la protección resaltó los esfuerzos realizados por los efectivos de defensa, que servirán para garantizar los dispositivos de seguridad adecuados durante los preparativos y la jornada electoral, pero destacó el temor ciudadano ante las amenazas de desestabilización del proceso manifestadas por los talibanes.

Asimismo, indicó que percibe un menor interés electoral del que debería generar en los votantes y lo atribuyó, en parte, a un mayor interés en el proceso de paz, pero también a que las campañas electorales que se iniciaron el 28 de julio no han tomado suficiente impulso.

Respecto a la credibilidad, el fraude y las irregularidades recordó que tanto los candidatos como los partidos políticos, la sociedad civil y los medios de comunicación tendrán la capacidad de enviar observadores durante la jornada electoral.

“La tarea más difícil para los candidatos después de unas elecciones es aceptar la derrota, pero representa un acto supremo de habilidad política en un proceso democrático. Se realizan todos los esfuerzos técnicos y operativos necesarios para que las elecciones presidenciales sean creíbles. Llamo e insto a todos los candidatos y partidarios a respetar el proceso democrático para alcanzar un resultado aceptable para el pueblo y el país”, destacó.

La violencia que no cesa

Del mismo modo resaltó que el incremento de la violencia vivido durante los últimos días, especialmente los múltiples ataques de las fuerzas insurgentes en Kabul o en las localidades de Kunduz, Baghlan y Farah, no acompañan a los esfuerzos en pro de la paz.

“Tratar de obtener una posición de fuerza en una negociación no puede ser una excusa para el aumento de las hostilidades violencia. Las partes en conflicto deben reducir tanto la violencia como las bajas civiles para demostrar su compromiso en favor de la paz”, enfatizó.

Negativos efectos económicos de la corrupción y las drogas

Por su parte, el director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito informó al Consejo de Seguridad que la situación de la producción y el tráfico de drogas junto a la del crimen organizado continúa siendo compleja.

Yuri Fedotov destacó que “los insurgentes y otros agentes no estatales controlan las zonas de cultivo de amapola y recaudan cientos de millones de dólares” y que los problemas que provocan el comercio ilícito de narcóticos, la corrupción, el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo continúan socavando la estabilidad del país.

“Estos delitos tienen un impacto profundamente negativo en los objetivos macroeconómicos del Gobierno de integración financiera, creación de empleo, crecimiento sólido impulsado por el sector privado e ingresos nacionales estables”.

Pese a esta larga serie de eventos negativos indicó que, a falta de disponer de los resultados finales que se conocerán en octubre, la superficie de cultivo de amapola durante 2019 disminuyó con relación a los niveles récord alcanzados en 2017 y 2018.


Deja un comentario

La Navidad en Afganistán, un país en guerra. Entrevista

Celebrazione religiosa in AsiaCelebrazione religiosa in Asia  (ANSA)

Afghanistan: p. Scalese, un Natale di testimonianza per i cristiani

Celebrare il Natale in un Paese da decenni in guerra: la testimonianza di padre Giovanni Scalese, superiore ecclesiastico della missione cattolica in Afghanistan

Giada Aquilino – Città del Vaticano

Un “piccolo gregge” con la missione di offrire la “testimonianza” cristiana in un Paese in guerra da decenni, l’Afghanistan: così padre Giovanni Scalese, superiore ecclesiastico della missione cattolica nel Paese asiatico, presenta la piccola comunità locale che celebra in queste ore la nascita di Gesù.

Una comunità di stranieri

“Il Natale in Afghanistan è una festa un po’ particolare, non è condivisa dalla popolazione locale, che è nella totalità musulmana. Quindi è una festa che riguarda esclusivamente i cristiani, che sono solo stranieri”, spiega il barnabita raggiunto telefonicamente a Kabul da Vatican News. “Molti di coloro che fanno parte della nostra comunità cristiana e che frequentano regolarmente la Chiesa – racconta – in queste occasioni tornano a casa per celebrare la festa con le loro famiglie; però ci sono altri che rimangono per tanti motivi e che in queste occasioni partecipano alle celebrazioni. Per noi è molto importante, perché proprio in questi momenti si prende maggiore consapevolezza della propria identità, di ciò che siamo. Il fatto di celebrare la nascita di Cristo significa per noi ricordarci che siamo cristiani e quindi anche quel dovere di dare una testimonianza” (Ascolta l’intervista a padre Scalese).

La realtà religiosa

L’Afghanistan è una Repubblica islamica, per gli stranieri “non ci sono limitazioni” nell’esercitare la propria religione, “per gli afghani” la situazione è diversa. “In questo Paese – aggiunge padre Scalese – vige la legge islamica. E quindi, anche se la Costituzione riconosce la libertà religiosa, di fatto questa libertà è molto limitata. Ci sono poche minoranze religiose, come quelle induista o sikh, e non esiste di fatto una minoranza religiosa cristiana: è semplicemente un piccolo gregge, la cui parte più significativa – evidenzia – è costituita dai religiosi che risiedono qui in maniera più stabile” rispetto ai rappresentanti del corpo diplomatico, ai militari, agli operatori di organizzazioni internazionali o associazioni umanitarie “che si fermano nel Paese per brevi periodi”.

Prevale ancora l’insicurezza

Il Paese è in guerra da decenni. Gli Stati Uniti hanno annunciato il dimezzamento delle loro truppe. La Nato al momento prosegue il proprio impegno. I talebani controllano un’ampia parte del territorio. E l’Afghanistan, osserva il barnabita, “è un Paese ancora molto insicuro, gli attentati proseguono, i morti continuano ad esserci, si vive nella paura”. Tanto che Papa Francesco ha parlato di “disumana violenza”, auspicando di continuare a lavorare per “costruire la pace”. Padre Scalese assicura comunque di “percepire un certo ottimismo”. “In questo ultimo periodo – evidenzia – ci sono stati vari incontri a livello nazionale e internazionale: ad alcuni di questi, hanno partecipato anche i talebani, che sembrerebbero animati pure loro da una volontà di porre fine a questa situazione che ormai si trascina da 17 anni. Gli americani – prosegue – si è capito che vogliono a poco a poco disimpegnarsi e così anche gli altri Paesi occidentali. Quindi si spera che si possa arrivare ad una soluzione pacifica, con un accordo”.

Le conquiste in senso democratico

La popolazione è stanca “di questa guerra infinita”, nonostante le “conquiste democratiche che pure ci sono state negli anni”. Padre Scalese cita come esempio “le ultime elezioni che, nonostante i limiti oggettivi, sono un segno di una iniziale maturità democratica del popolo afghano”. Il riferimento è alle parlamentari di ottobre, per le quali si sono susseguite accuse di frodi e irregolarità in varie zone del Paese, in un momento in cui crescono pure i timori di ulteriori infiltrazioni terroristiche dalla Siria. Nel caso di un ritiro definitivo delle truppe internazionali dall’Afghanistan, padre Scalese non vede comunque il rischio di un ritorno “alla situazione precedente questa lunghissima guerra, cioè al periodo talebano che era molto chiuso, senza alcun tipo di libertà”.

L’impegno della piccola Chiesa locale

Le tre comunità religiose presenti sul territorio, “i gesuiti, le suore di Madre Teresa e una realtà inter-congregazionale”, rimangono al fianco della popolazione. “I gesuiti – sottolinea il religioso – sono impegnati in campo educativo. Le suore di Madre Teresa hanno un orfanotrofio per bambini abbandonati e assistono qualche centinaio di famiglie bisognose. La comunità Pbk – Pro bambini di Kabul ha una piccola scuola” per piccoli con disabilità psichiche, per introdurli all’istruzione pubblica. “Sono dei piccoli ma significativi segni – conclude padre Scalese – della presenza della Chiesa in questa realtà”.


Deja un comentario

Conferencia int. ONU sobre la paz en Afganistán.

En Afganistán hay un “hambre enorme” de paz

PNUD/S. Omer Sadaat
Niños en la aldea de Shade Bara, en la provincia de Herat, Afganistán.

27 Noviembre 2018

Tras casi 40 años del comienzo de la inestabilidad en su país, la mayoría de los afganos no han conocido más que la vida bajo el conflicto. Pese a todo se han producido avances y mejoras con la ayuda de la ONU. Desarrollar la nación es fundamental para la paz.

La sede de la ONU en Ginebra acoge durante dos días la Conferencia sobre Afganistán con el objetivo de mostrar la solidaridad de la comunidad internacional con el pueblo afgano y de fortalecer los esfuerzos del Gobierno para promover el desarrollo, pero también la paz y la seguridad en todas las regiones.

Durante una rueda de prensa en la sede de la ONU en Ginebra, el representante especial adjunto de la Misión de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA), Toby Lanzer, dijo que todas las personas con las que se ha reunido en el país asiático quieren una solución para poner fin a la violencia.

Lanzer indicó que la ONU, con el apoyo de la comunidad internacional, hará todo lo que pueda para ayudarlos, al indicar que la paz en Afganistán sería “lógicamente” un aspecto de las discusiones.

“El año 2019 marcará el 40º aniversario de la inestabilidad en Afganistán”, dijo. “La gran mayoría de afganos han crecido conociendo el conflicto y nada más, así que hay una  -y ustedes lo sabrán mejor que yo- hay un  hambre enorme de paz.”

La relevancia del desarrollo para garantizar la paz

Uno de los objetivos de la conferencia, que contará con la presencia del presidente afgano Ashraf Ghani, su director general Abdullah Abdullah -el primer ministro de facto de Afganistán- y numerosos ministros de Asuntos Exteriores, incluidos los de Rusia, Turquía y la Unión Europea, es destacar la importancia del desarrollo para garantizar la paz y la seguridad.

La reunión de Ginebra también brindará la oportunidad de medir los logros alcanzados por el país asiático después de que la comunidad internacional le prometiera hace dos años, 15.200 millones de dólaresen el marco de un plan cuatrienal.

“Tanto si se trata de paz, de seguridad, de desarrollo o de comercio, estos asuntos pertenecen a los afganos y ellos han de dirigirlos”, dijo Lanzer, antes de señalar que el progreso ha sido “más rápido y mejor” de lo que cabía esperar, sobre todo en la reforma del sector de la seguridad del Gobierno.

El alto funcionario explicó que el país ha superado las metas establecidas por el Fondo Monetario Internacional y apuntó una serie de áreas en las que se podría evaluar la reforma.

“Solidificar la gestión de las finanzas públicas, combatir la corrupción, invertir en los servicios básicos de salud y educación, capacitar al sector privado mediante la aprobación de legislación básica y asegurar que se tomen medidas reales, no estratégicas, para combatir la corrupción”, dijo.

La sequía ha provocado una emergencia humanitaria

A continuación, Lanzer recordó que el actual periodo de sequía  ha provocado que millones de personas precisen asistencia humanitaria de emergencia.

“En Afganistán hay tres millones y medio de personas en situación de inseguridad alimentaria.”, dijo Lanzer. “Creo que, para que quede claro,  el país está a un paso de la hambruna; así de dura ha sido esta sequía de 2018.”

Además, apuntó que la llegada del invierno genera un problema adicional como es la falta de refugio para las personas desplazadas por esta situación o las que regresan a Afganistán provenientes de Irán.

Las elecciones en abril

En relación con las informaciones que apuntan a un aplazamiento de las elecciones presidenciales previstas para abril, el funcionario de la ONU explicó que la Comisión Electoral Independiente  no le había comunicado ningún cambio en la fecha.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín. 


Deja un comentario

Afganistan: elecciones. Intervención de la ONU

Afganistán: La ONU pide a las autoridades garantizar que los ciudadanos puedan votar

UNAMA/Zachary Golestani
Mujeres se disponen a votar en Afganistán.

20 Octubre 2018

Las elecciones parlamentarias en Afganistán tuvieron lugar este sábado en medio de amenazas, brotes de violencia y fallas técnicas, por lo que la Misión de Asistencia de la ONU en el país (UNAMA) llamó a las autoridades electorales a permitir que todos los ciudadanos aptos tengan las condiciones razonables para emitir su voto.

Durante la jornada se registraron varias explosiones cercanas a las casillas de votación en todo el país, así como en Kabul, la capital, causando la muerte de varias personas y dejando decenas de heridos.

Esta violencia, sumada a una serie de problemas técnicos, provocó retrasos que obligaron a miles de electores a esperar horas para poder votar. Las demoras dieron a pie a que algunos puestos electorales extendieran sus horas de apertura o anunciaran que estarán abiertos el domingo.

La UNAMA felicitó a los ciudadanos que salieron a expresar su voluntad en las urnas desafiando las amenazas de violencia y recordó que estos son los primeros comicios organizados en su totalidad por el Gobierno afgano desde 2001. Se trata de “un importante hito en la transición de Afganistán”, apuntó.

La Misión también instó a las autoridades del país a mostrar su compromiso con el proceso electoral y a proteger su integridad, sobre todo en lo que se refiere al conteo de votos y el anuncio de los resultados.

Asimismo, tomó nota de las medidas contra el fraude que se implementaron, que incluyen la presencia de unos 400.000 observadores y representantes de los candidatos, así como monitores de los partidos políticos, para asegurar la transparencia de los comicios.

En este sentido, exhortó a los afganos que sean testigos de algún fraude a reportarlo con las autoridades pertinentes y a éstas las conminó a investigar a fondo las denuncias y a enjuiciar a los responsables.


Deja un comentario

Afganistán: ONU aplaude la propuesta de alto el fuego provisional.

La ONU aplaude el alto el fuego en Afganistán

UNAMA/Fardin Waezi
Una concurrida rotonda en Kabul, la capital de Afganistán; las Naciones Unidas han acogido con beneplácito un alto el fuego por la festividad de Eid al Adha.

20 Agosto 2018

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) celebró la decisión del Gobierno de ese país de solicitar un alto al fuego provisional con los talibanes para celebrar la festividad musulmana del Eid al Adha, que tendrá lugar este martes.

El representante especial del Secretario General en Afganistán, Tadamichi Yamamoto, destacó que el cese de hostilidades aumenta las probabilidades de celebrar conversaciones de paz que sirvan para encontrar una solución política al conflicto.

“Es importante aprovechar todas las oportunidades para lograr un final negociado del conflicto para que todos los afganos puedan disfrutar de la vida en paz que tan desesperadamente desean y necesitan”, dijo Yamamoto.

Por su parte, la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU destacó que durante los seis primeros meses del año murieron 1692 civiles a causa del conflicto, el mayor número de fallecimientos en la última década, que más de 130 escuelas sufrieron ataques y dos centros sanitarios fueron destruidos por completo.

Además, durante el primer semestre los ataques contra trabajadores humanitarios crecieron un 20%, con 23 de ellos muertos, 37 heridos y 74 secuestrados.

“Las guerras tiene sus normas. Cada vez que se rompen aumenta el sufrimiento de los niños y niñas de Afganistán”, declaró el coordinador humanitario en ese país, Toby Lanzer con motivo de la celebración del Día Mundial de la Asistencia Humanitaria.

Afganistán es uno de los tres países más peligrosos del mundo para los trabajadores humanitarios junto a Sudán del Sur y Siria.

La Oficina de la ONU también destacó que la violencia afecta cada vez más a los centros sanitarios y a los profesionales de la salud, en especial a médicos, enfermeras y parteras.

Más de 140 hospitales tuvieron que cerrar el año pasado debido a las actividades de grupos armados. Esta situación impidió el acceso a los centros de salud a dos millones de afganos.

Esta preocupante tendencia continua este año y entre los meses de julio y agosto más de 300.000 personas fueron privadas de atención médica en la provincia de Zabul.


Deja un comentario

Afganistan: atentado suicida a una escuela privada. 37 muertos

Al menos 37 muertos en el atentado a una escuela de Afganistán

El terrorista suicida hizo estallar su chaleco explosivo en un establecimiento educativo de un barrio chiita de Kabul. El grupo fundamentalista Islámico (ISIS) se atribuyó públicamente el operativo.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

Al menos 37 personas murieron este miércoles 15 de agosto, en un ataque terrorista perpetrado por el grupo Estado Islámico (también conocido como ISIS, por sus siglas en inglés) contra una escuela privada en un barrio chiita en la capital de Afganistán, Kabul.

Atentado suicida con explosivos

Los portavoces del Ministerio del Interior y el de Sanidad confirmaron el balance de víctimas señalando que además, otras 40 personas resultaron heridas tras producirse el impacto.

El ataque tuvo lugar sobre las 16:00 hora local, cuando un terrorista suicida hizo detonar los explosivos que portaba en su chaleco en el interior de una escuela del distrito policial número 18, según indicó el portavoz de la Policía de Kabul, Hashmat Stanekzai.

El edificio atacado fue un centro educativo privado en el que estudian principalmente menores, tanto niños como niñas.

Niños: víctimas más vulnerables del conflicto

En este contexto, UNICEF expresa, a través de un comunicado emitido por su Directora general, Henrietta H.Fore, su gran preocupación por la creciente oleada de violencia en Afganistán, registrada especialmente en los últimos días y que afecta de manera más drástica a los niños y niñas del país: víctimas más vulnerables de este conflicto armado.