Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

USA: respuesta de AMN. INT. al presidente Trump en su discurso sobre el estado de la unión

Respuesta de Amnistía Internacional Estados Unidos al discurso sobre el estado de la Unión

Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Estados Unidos, ha dado a conocer la siguiente respuesta al discurso sobre el estado de la Unión del presidente Trump:

El presidente Trump está pidiendo a los y las contribuyentes estadounidenses que paguen un muro que no sólo cerrará la puerta a niños y niñas traumatizados y a familias que buscan protección humanitaria en Estados Unidos, sino que además atraviesa temerariamente tierras de pueblos indígenas. El muro tendría un impacto devastador en los derechos humanos de ambos lados de la frontera.

“Millones de personas de todo el mundo se ven forzadas a huir de su país debido a una persecución y una violencia cuyo origen, en algunos casos, puede rastrearse hasta acciones de Estados Unidos. El radical recorte del presidente Trump de las cifras de personas refugiadas y de la ayuda humanitaria es irresponsable y cruel. Es el primer presidente que elimina unos fondos enormemente necesarios para la población refugiada palestina, y sus políticas, como la prohibición de entrada a los musulmanes, se basan en una discriminación infundada y dejan en peligro a personas en situación de vulnerabilidad.

“En lugar de prometer acabar de una vez por todas con una vergüenza nacional de larga data, el presidente ha firmado una orden que mantendrá a los detenidos bajo custodia sin cargos ni juicio en Guantánamo.

“El discurso de este año ha sido destacable, no sólo por lo que ha dicho el presidente, sino por lo que ha callado. En lugar de prometer defender los derechos humanos en todas partes, el presidente Trump ha seguido abandonando los compromisos de Estados Unidos con la comunidad internacional menospreciando acuerdos firmados hace tiempo.

“Aunque el presidente no habló de la importancia de los derechos humanos en su discurso de esta noche, sabemos que existen en el mundo poderosos movimientos de activistas pacíficos que han demostrado estar dispuestos a alzarse por estos derechos en todo el planeta y que son capaces de hacerlo.

“Sabemos que hay ciudadanos y ciudadanas estadounidenses de todas las tendencias políticas que creen que Estados Unidos debe defender los derechos humanos. Seguiremos exigiendo responsabilidades al presidente cada vez que se ataquen los derechos humanos”.

Anuncios


Deja un comentario

Chile: primer discurso del Papa en su visita al País.

El Papa: “Dolor y vergüenza por el daño irreparable de los abusos”

Francisco en su primer discurso en Chile pide perdón por la violencia cometida por los sacerdotes: “Apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, empeñarnos para que no se vuelva a repetir”. E invita a las autoridades políticas a escuchar a los pobres y a los pueblos indígenas cuyos derechos deben recibir atención”
REUTERS

El Papa Francisco en el palacio presidencial de la Moneda

84
0
Pubblicato il 16/01/2018
Ultima modifica il 16/01/2018 alle ore 13:14
ANDREA TORNIELLI
ENVIADO A SANTIAGO DE CHILE

En el país de la América Latina católica donde la Iglesia ha perdido mucha credibilidad y que está atravesado por las protestas, Francisco decide comenzar pidiendo perdón. Frente al escándalo provocado por el caso del padre Fernando Karadima, carismático e influyente sacerdote reconocido culpable por la Santa Sede de haber abuso de menores en 2011, y de otros casos ocurridos en Chile, el Papa Bergoglio afirma sentir “dolor y vergüenza” por “el daño irreparable” que los abusos han provocado “en los niños”. Desde el año 2000 hasta hoy en el país, según los datos difundidos por BishopAccountability.org alrededor de 89 sacerdotes católicos han sido acusados de abusos a menores.

 

La fuerte solicitud de perdón por parte del Pontífice, además de reconocer la responsabilidad por la incapacidad de la Iglesia de tutelar a los más pequeños, es un modo de buscar calmar el clima en vista de la visita, dado que el padre Karadima ha sido el formador de muchos sacerdotes y algunos de éstos, cercanos a él, se han convertido en obispos en el país: el caso más polémico es el de Juan Barros, nombrado por Francisco obispo de Osorno después de haber sido militar. Desde hace años algunos grupos de feligreses le reprochan su cercanía a Karadima.

 

Frente al palacio presidencial de la Moneda, ideado por el arquitecto italiano Gioacchino Toesca, un edificio que toma su nombre porque durante la época colonial albergaba la casa de moneda, Bergoglio ha sido recibido por la presidenta saliente de Chile, Michelle Bachelet Jeria, hija de un general de la aviación encarcelado y asesinado tras el golpe de Pinochet el 11 de septiembre de 1973. El Papa ha atravesado los dos grandes patios internos donde le esperaban las autoridades, el cuerpo diplomático y los representantes del mundo civil y de la cultura.

 

En su discurso de bienvenida Bachelet, visiblemente emocionada, ha dicho: “Santidad, le recibimos con afecto y esperanza. Sus palabras fomentan la solidaridad y la esperanza, y nos ayudan a combatir la ignorancia y el egoísmo. Estamos orgullosos de tenerle con nosotros”. La presidenta ha recordado la visita hace 30 años de Juan Pablo II, en la que el papa polaco “conoció un país herido al que le faltaba la libertad. Es bonito poder decir que el Chile de ahora es otro, diferentes caminos nos han llevado a encontrar este desarrollo, a hacer fuerte la democracia, mirando a los ciudadanos como personas y no como consumidores, como usted nos ha enseñado. En estos 30 años hemos pasado del dolor a la esperanza, del miedo a la confianza”.

 

Bachelet ha nombrado los desafíos de hoy en Chile: tutelar a las familias, crear puestos de trabajo y respetar el medio ambiente a la luz de Laudato sì. “Sabemos que tenemos una deuda hacia la sociedad y que debemos unirnos para derrotar las desigualdades. Necesitamos también cerrar nuestra deuda con el pueblo Mapuche –ha añadido–, nos avergonzamos de la vulnerabilidad que sufre nuestra infancia, también con ellos tenemos una deuda”. “No podemos olvidar que fue la mediación de un papa la que evitó la guerra y no olvidamos a los miembros de la Iglesia católica que han dado su vida por aquellos que eran perseguidos en el país”.

 

Tomando la palabra, Francisco ha recordado que Chile “se ha distinguido en las últimas décadas por el desarrollo de una democracia que le ha permitido un notable progreso”. Ha observado que las recientes elecciones políticas, las cuales han llevado a la designación del nuevo presidente, Sebastián Piñera Echenique, han sido “una manifestación de solidez y madurez cívica” que es aún más significativa dado que precisamente este año se celebran 200 años de la declaración de independencia. El Papa recuerda, aludiendo a la dictadura sin nombrarla, que “el pueblo chileno ha debido afrontar distintos periodos turbulentos consiguiendo sin embargo –no sin dolor– superarlos”. Francisco ha recordado después que la paz y los derechos no están nunca por descontados y que “cada generación ha de hacer suyas las luchas y los logros de las generaciones pasadas y llevarlas a metas más altas aún. El bien –ha explicado– como también el amor, la justicia y la solidaridad, no se alcanzan de una vez; han de ser conquistados cada día”.

 

Bergoglio ha invitado a no olvidar que en Chile, a pesar de sus conquistas económicas y sociales, “muchos hermanos nuestros sufren situaciones de injusticia que nos reclaman a todos”. Esto es por tanto lo que tenemos que hacer: “seguir trabajando para que la democracia y el sueño de sus mayores, más allá de sus aspectos formales, sea de verdad lugar de encuentro para todos. Que sea un lugar en el que todos, sin excepción, se sientan convocados a construir casa, familia y nación.

 

Un Chile “generoso y acogedor”, con el pueblo y las autoridades políticas capaces “de escuchar”. “Tal capacidad de escucha –ha continuado– adquiere gran valor en esta nación donde su pluralidad étnica, cultural e histórica exige ser custodiada de todo intento de parcialización o supremacía y que pone en juego la capacidad que tengamos para deponer dogmatismos exclusivistas en una sana apertura al bien común”. Es indispensable escuchar, “escuchar a los parados, que no pueden sustentar el presente y menos el futuro de sus familias”. Escuchar “a los pueblos originarios, frecuentemente olvidados y cuyos derechos necesitan ser atendidos y su cultura cuidada, para que no se pierda parte de la identidad y riqueza de esta nación”. Es necesario “escuchar a los jóvenes, en su afán de tener más oportunidades, especialmente en el plano educativo y, así, sentirse protagonistas del Chile que sueñan, protegiéndolos activamente del flagelo de la droga que les cobra lo mejor de sus vidas”.

 

Francisco ha pedido también “escuchar a los niños que se asoman al mundo con sus ojos llenos de asombro e inocencia y esperan de nosotros respuestas reales para un futuro de dignidad. Y aquí –ha dicho pronunciando bien cada palabra con el rostro serio– no puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia. Me quiero unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que no se vuelva a repetir”.

 

Finalmente, Bergoglio ha invitado a prestar “una preferencial atención a nuestra casa común”, fomentando “una cultura que sepa cuidar la tierra” sin conformarse con “ofrecer respuestas puntuales a los graves problemas ecológicos y ambientales que se presentan”; pero también se requiere la audacia de ofrecer “una mirada distinta, un pensamiento, una política, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad que conformen una resistencia ante el avance del paradigma tecnocrático”.

 

Tras el encuentro, Francisco se ha reunido de forma privada con la presidenta Bachelet en el Salón Azul de la Moneda.


Deja un comentario

Empeora la cuestión social en USA

Un hombre sin hogar en las calles de Nueva York. Foto de archivo: ONU / Pernaca Sudhakaran

18 de diciembre, 2017 — Miles de personas migran a Estados Unidos atraídos por la tierra de las oportunidades. Los estadounidenses confían en que pueden llegar a ser lo que quieran independientemente de la clase social en la que uno nazca. Sin embargo, “Estados Unidos ahora tiene la menor tasa de movilidad social de cualquier país rico”, advierte un experto en Derechos Humanos de la ONU tras visitar el país.

Philip Alston, relator especial sobre pobreza extrema y derechos humanos, asegura que “el sueño americano se está convirtiendo rápidamente en un espejismo americano”.

El experto viajó por varios estados durante dos semanas. “El excepcionalismo estadounidense era un tema constante en mis conversaciones”, dice “pero hoy Estados Unidos está demostrando que es excepcional en otras formas mucho más problemáticas y que están sorprendentemente en desacuerdo con su inmensa riqueza y con los compromisos sobre derechos humanos que están en sus principios fundadores”.

Entre esas excepciones, el relator señala que “no hay ningún otro país desarrollado con tantas personas privadas del derecho a votar, donde tan pocos votantes pobres se interesen por las elecciones y donde los votantes corrientes tengan tan poco impacto de los resultados políticos”.

40 millones de pobres

El comunicado del relator cita las estadísticas oficiales del Censo de Estados Unidos que muestran que más de 40 millones de personas (más de 1 de cada 8 estadounidenses) viven en la pobreza. De ellos, 18,5 millones viven en pobreza extrema, con unos ingresos anuales menores de la mitad del umbral de pobreza

Alston destaca que, aunque se asume que los pobres son de grupos étnicos minoritarios, en realidad hay ocho millones más de personas blancas que afroamericanas viviendo en condiciones de pobreza.  “La cara de la pobreza en Estados Unidos no es sólo negra o hispana, también blanca, asiática y de muchos otros colores”, señaló.

El relator explica que “le chocó la medida en la que se han caricaturizado” las diferencias entre los ricos y los pobres. “Los ricos son trabajadores, emprendedores, patrióticos y los que impulsan el éxito económico. Los pobres son vagos, perdedores y timadores”, resume.

Aunque esta imagen no se corresponde con la realidad, asegura que algunos políticos con los que habló “han comprado completamente la narrativa de que esos timadores están sentados en sus cómodos sofás, viendo su colorida televisión, mientras navegan en sus teléfonos, todo pagado por programas públicos”. “Me pregunto cuántos de estos políticos ni siquiera han visitado áreas pobres y mucho menos hablado con los que viven ahí”, añade.

La reforma fiscal aumentará la desigualdad

El relator teme que la reforma fiscal que se está tramitando en el Congreso de Estados Unidos y los recortes sociales tendrán consecuencias devastadoras para el 20 por ciento más pobre de la población.

“La propuesta de reforma fiscal afianza la apuesta de Estados Unidos para convertirse en la sociedad más desigual del mundo”, dice Alston. “Aumentará significativamente los niveles ya muy altos de desigualdad de riqueza e ingresos entre el 1 por ciento más rico y el 50 por ciento más pobre”.

Los recortes en programas sociales, “básicamente destrozarán parte cruciales de la red de protección social que ya está llena de agujeros”.

Que en Estados Unidos siga habiendo pobreza extrema es, para Alston  “una elección política”, ya que “con voluntad política, podría eliminarse inmediatamente”.

Durante su visita de dos semanas, Alston, académico australiano y profesor de la Universidad de Nueva York (NYU), visitó Los Ángeles, San Francisco, Alabama, Georgia, Puerto Rico y Virginia Occidental, donde conversó con familias pobres y funcionarios públicos. Su informe final se publicará en mayo y se presentará ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Lee la declaración completa o mira el video de la rueda de prensa (en inglés)

Los Grupos de Trabajo y Relatores Especiales forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos, es el nombre general de los mecanismos de investigación y monitoreo del Consejo de Derechos Humanos para hacer frente a situaciones concretas en países o a cuestiones temáticas en todo el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su labor. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual. 


Deja un comentario

OIT: está desapareciendo la clase media en Europa?

La OIT alerta de una “erosión de la clase media” en Europa

El estudio demuestra que la erosión de la clase media afecta sobre todo a los jóvenes y que Alemania y Grecia son los países que sufren un deterioro más grave. Foto: PNUD

23 de noviembre, 2016 — La clase media en Europa se redujo un 2,3% entre 2004 y 2011, una contracción que ha continuado desde entonces y que afecta sobre todo a los jóvenes, según un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la editorial Edward Elgar Publishing dado a conocer este miércoles.

La investigación, financiada por la Comisión Europea y titulada “¿Está desapareciendo la clase media en Europa? Evidencias del mundo laboral”, señala que, en proporción, el deterioro es aún más grave en Alemania y Grecia.

La clase media más numerosa se encuentra hoy en Dinamarca y Suecia, donde representa un 40 y un 39% de la sociedad respectivamente, mientras que Letonia (23%) y Lituania (24%) son los países europeos con tasas más bajas.

El texto define la clase media como los hogares con salarios de entre el 80 y el 120% de los ingresos medios en el continente.

Bajan los ingresos de la clase media

El estudio muestra, además, que el ingreso medio por el cual definimos la clase media disminuyó durante la crisis económica, en particular entre 2008 y 2011, aunque la erosión era ya visible antes de la crisis en países como Alemania, Luxemburgo, Países Bajos, Grecia, Reino Unido e incluso Dinamarca.

Por el contrario, en España esa franja de la sociedad crecía antes de 2008, una evolución que se vio frenada por las consecuencias de la crisis en el mundo laboral.

Además de salarios más bajos y reducción de puestos de trabajo en el sector público, que afectó sobre todo a las mujeres, las causas de esta erosión de la clase media son el aumento de empleos precarios y el debilitamiento de la negociación colectiva.

Se necesitan políticas específicas para frenar esta tendencia

“La erosión de la clase media es alarmante, en particular porque afecta sobre todo a los jóvenes, generando así una brecha de ingresos entre generaciones”, señaló el director para Europa y Asia Central de la OIT.

Heinz Koller añadió que se necesitan políticas específicas para reducir las desigualdades y la erosión progresiva de la clase media. “Esto no sólo contribuiría a mejorar el nivel de vida de los ciudadanos, sino también a impulsar un crecimiento económico duradero”, concluyó Koller.


Deja un comentario

Cómo se vive hoy en Venezuela? Hermanas del Sdo. Corazón.

Venezuela_map

Declaración de las Hermanas del Sagrado Corazón de Jesús en Venezuela sobre la situación en su país

Carta abierta  de las religiosas del Sagrado Corazón de Jesús que viven y trabajan en Venezuela sobre la situación que se vive en aquel país. Un punto de vista muy diferente del que diariamente nos trasladan la inmensa mayoría de los medios de comunicación.

“En Venezuela hay más colas para comprar barato que protestas”

A quienes quieran tener otra lectura de nuestra República Bolivariana de Venezuela
A quienes quieran ensanchar sus comprensiones del mundo
A quienes quieran mirar a América Latina desde, y con, lo que nos pasa a las y los venezolanos.

No hacen falta alas
para hacer un sueño
basta con las manos
basta con el pecho
basta con las piernas
y con el empeño.
Canción de Silvio Rodríguez

En los últimos días, varias compañeras y compañeros latinoamericanos nos han llamado para enterarse de nuestra situación, preocupados por las informaciones que les llegan sobre la falta de alimentos en el país. Agradecemos las llamadas de nuestra coordinación general en Roma por su cercanía y solidaridad.

Las noticias deben ser muy alarmantes. Por esa razón hacemos un relato general que diga desde nosotras, desde nuestros colectivos de trabajo, de militancia, reflexiones y amores, cuál es nuestra situación.

Confirmamos la falta de algunos insumos regulares que se convierten cotidianamente en la base de nuestra alimentación. Es decir: escasea el arroz, se complica conseguir un litro de aceite, la pasta aparece con mayor regularidad. Falta harina de maíz en las tiendas, pero no ha disminuido la venta de arepas y empanadas en las calles. Falta en las tiendas la harina de trigo, y por tanto el pan, pero ninguna panadería de nuestros barrios ha cerrado ni ha dejado de vender pan dulce, tortas y galletitas a muy altos precios. El pan que falta es el pan salado que está regulado a 50 bolívares (4,51€) y cuando se consigue está en 150, 200 o 350 bolívares. ¿Y la regulación de precios? ¡Es que no hay harina de trigo!

Sin embargo, no faltan vegetales en todo su esplendor y variedad, ni falta ningún tipo de proteínas en sus distintas versiones de aves, carnes, y pescados a un precio diez veces mayor a lo que se podía comprar hace un año. Lo mismo pasa con el fresco queso, el jamón y demás variedades de embutidos que no han faltado nunca, aunque, claro, a muy altos costos…. ¿Y la regulación de precios? Fallo gubernamental o imposibilidad de sancionar porque quien hizo la ley, hizo la trampa.

Están desaparecidas las medicinas esenciales para mantener cualquier tratamiento regular de presión, circulación o cancerígeno. Es mucho lo que se tiene que preguntar, negociar o buscar para lograr cualquier medicina esencial. Los insumos de limpieza casera o aseo personal se han encarecido el mil por ciento en comparación al año pasado.

¿Y el adorable café? Impagable si se consigue. 250 gramos contrabandeado en 800 bolívares, casi dos dólares a precio oficial, o menos de un dólar en el mercado paralelo. ¿Cuánto cuestan 250 gramos de café en cualquier parte del mundo?

La leche en polvo está desaparecida y la leche líquida aparece al costo de 500 bolívares, cuando hace un año no pasaba de 25. Un dólar a precio oficial costaba hace un año 10 bolívares, hoy 420. Y la venta paralela que eleva nuestros niveles de costo de cualquier producto es de 1.000 bolívares.

Para intuir la complejidad de lo que pasa en este gran país nuestro, hay que saber esos mínimos datos de mercado. El sistema financiero ha buscado todas las formas de saltarse el control cambiario de divisas que hemos tenido por 15 años, y el control de precios de alimentos básicos. La industria encontró las grietas de estos controles por los cuales hemos podido todos los venezolanos tener acceso a alimentación regulada, y por supuesto, estabilidad emocional de mantener una familia e invertir ingresos en recreación, arte o vacaciones. Hoy es un descontrol de precios, de no producción, y acaparamiento de lo poco producido, para “sacarlo” cuando al dueño de tienda le dé la gana.

Pobre Venezuela, ¿verdad? ¿Cómo es posible que pase esto en este país tan rico? ¿Qué hace el gobierno? “Ese Maduro es un inútil”, dicen unos cuantos pobladores y gobernantes de otros países, que reclaman el respeto que no dan. Hasta Google nos dedicó una icónica foto, tomada en Nueva York en 2011, de una tienda con anaqueles vacíos que supuestamente explicaba por sí sola el desabastecimiento en Venezuela en el 2013, antes de que llegara esta crisis. Pobre, ¿engañaron a Google? ¿O Google engañó al mundo entero? La manipulación mediática existe. Nadie se disculpa con este país por promover medias verdades y la vida sigue como si nada….

Recordemos que hace 20 años todo eso que hoy falta estaba fácilmente en los anaqueles, pero la mayoría de las y los venezolanos no lo podíamos comprar porque no teníamos el dinero ni la seguridad laboral que hoy tenemos con futuro incierto. La escasez en este maravilloso país no es producida por este gobierno, ni por ningún gobierno de antes ni de los que vendrán después. Es producida por una industria capitalista, burguesa, manipuladora en sus precios y ganancias, empecinada en tumbar este gobierno legítimamente elegido con los métodos electorales reconocidos en el mundo entero. Hay gente gobernando en algunos países del mundo que no ha sido elegida por sus pueblos. No es nuestro caso. Y aunque no gusten a algunos, los resultados de las elecciones son legítimos. Si no nos gustan los resultados cambiemos el mecanismo, las formas organizativas de elección, cambiemos el sistema. Pero no injuriemos al elegido.

Se cuestiona la gestión de Maduro, pero no se cuestiona la manipulación de la industria, el acaparamiento de alimentos en grandes almacenes de esa misma industria, la disminución en la producción para hastiar al grueso pueblo que ha sostenido la dignidad de este gobierno. No se cuestiona la dictadura financiera que nos somete a las y los venezolanos a estar en las amenazas del hambre todos los días, en las incertidumbres de las medicinas todas las semanas, en el desasosiego de que llegue el día en que las seguridades salariales que nos dejó el presidente Chávez ya no sean suficientes este mes para enfrentar al monstruo empresarial. Porque es una dictadura financiera la que vivimos, es un golpe industrial que sostenidamente no produce suficiente porque no quiere, porque su deseo es ver derrotados a las y los chavistas que osamos creernos personas con futuro, porque les duele que el gobierno haya producido educación, autoestima, sentido patrio, sistemas de salud gratuitos, derechos laborales, salariales y sociales. Este gobierno produjo la mayor cantidad de dignidad y sentido de vida para las mayorías pobres de este país, y eso no se olvida fácilmente. ¿Será por eso que hay más colas para comprar barato donde se puede que protestas?

Las empresas y las tiendas han preferido jugar con nosotras y nosotros. Producen la mitad para ponernos a pelear en la búsqueda del insumo que algún otro se quedará sin él.

En una cola de 300 personas venden obligadamente paquetes de pasta dental de seis unidades, y cuando faltan 50 personas en la cola, dicen que se acabó el dentífrico. Si se hubiera vendido un tubo de pasta por persona, más de las 300 hubieran tenido. Pero no, es obligatorio comprar el paquete de 6… ¡se nos instiga a la pelea! Buscan matar los sentimientos de solidaridad, esperanza en el porvenir, y construcción colectiva que estaban en flor en esta Matria-patria nuestra.

Esa industria prefiere perder dinero con tal de ganar otra vez el gobierno, y con ello sus privilegios de estar en primera plana de periódico, volver a los teatros sin mezclarse con los pobres, ir a restaurantes exclusivos sin tener cerca de su mesa a cualquier obrero o empleaducho, cuyo sueldo les da para pagar, por lo menos una vez al mes, el mismo restaurante que ese dueño de empresa paga todos los días.

Lo poco que producen las empresas gubernamentales es lo que se vende a bajo costo, con precios regulados desde hace cinco años. La mayoría hoy hace grandes colas para acceder a ellos en justicia y empecinada defensa de esos bajos precios, como una forma de sostener este gobierno; al mismo tiempo también compramos a muy alto costo las carnes, los productos de limpieza, y las verduras que mágicamente suben cada día. Se cambian nuestras rutinas alimenticias, se come yuca en vez de arroz, aromáticas por café, y nos tomamos con curiosidad recetas alternativas para hacer arepas de plátano y hasta estamos sembrando en nuestros patios. Luces y sombras de resistir en diversas visiones y opciones de mundo, la complejidad de la vida misma, aquí o allá donde usted está leyendo.

Este noble pueblo aún no se ha puesto en la calle a manifestar por la falta de comida. ¿Por qué será? Tampoco la oposición lo hace. Protestan por sus presos políticos que en verdad son políticos presos, se concentran unos pocos por la búsqueda de amnistía, o la salida de Maduro. Pero no generan una gran concentración, una marcha contundente para protestar por la falta de alimentos e insumos médicos. Todavía a la oposición no se le ocurre aglutinar el sentimiento de cansancio de ambas tendencias político partidistas. Debe ser que todavía no es negocio…

Hay quienes no hemos dejado de comer en casa con la rutina de siempre. Hay quienes ya resienten la falta de alimentos, el dolor de la muerte ante la falta de un medicamento, el dinero disminuido a fin de mes. ¿Cómo valorar las mayorías y las minorías en las resistencias de modelos políticos, unos enquistados usando su poderío histórico; otros en alternativas y sin mayor experiencia de gobernar siendo señalados para descartarlos del imaginario mundial?

No pudieron tumbar al presidente Chávez las dos veces que pararon la industria en el 2002 y el 2003 porque el momento histórico de relaciones políticas y gobiernos alternativos en América Latina era otro. Se vivía el mejor tiempo de solidaridad e integración. Doce años de estrechas relaciones de intercambio comercial, de unión de fuerzas para evidenciar que otras formas de negociación e intercambio comercial eran posibles, más allá de los ámbitos mercantilistas y pagos de intereses. Esas relaciones nos salvaron de un golpe de Estado en aquel momento. Pero ya las condiciones relacionales gubernamentales en América Latina son otras y el golpe de Estado puede venir. El Gobierno norteamericano vaticina que Maduro no llega a diciembre. Ese gobierno norteamericano que nos considera una amenaza, como si nuestro gobierno les hubiera hecho daño, o hubiera invadido otros países como lo hacen ellos.

En estos 17 años de esplendor latinoamericano, las eternas élites que gobernaron nuestras tierras para enriquecerse y dejar a los pobres en su lugar de pobres tuvieron el tiempo suficiente para estudiar cada país, reorganizar sus fuerzas y arremeter hoy contra nosotros sin medida ni compasión. No nos perdonan que hayamos intentado querer tener nuestras propias formas de gobierno, de decir y hacer, desde América Latina, no desde la banca mundial ni desde la concepción europea colonialista. Las dignas dinastías de familias educadas en colegios y universidades católicas para gobernar (no se dice para oprimir) han pasado mucho tiempo sin hacerlo. Es esa la casta política que hoy destituye a Dilma Rousseff acusada de una corrupción no comprobada, pero es su palabra de mujer dirigente de un partido de trabajadores contra la palabra poderosa de empresarios con inmunidad parlamentaria.

No son los hechos los que más hablan de nuestros gobiernos de izquierda: la seguridad social, la estabilidad laboral, la educación en nuestros pueblos, sino los orígenes de clase, etnia y género de presidentes como Dilma, Evo, Chávez, o Maduro. Esos orígenes no son confiables para las familias de bien y clásica democracia mundial heredada de conquistadores. Esa casta, ese grupo acostumbrado al poder gubernamental no le ha podido ganar elecciones al Partido de los Trabajadores de Brasil ni al Partido Socialista de Venezuela. Sólo el legítimo agotamiento en una parte del chavismo ante esta situación nuestra le dio un Parlamento opositor a Venezuela. Esos grupos de poder, esas empresas, esos intereses financieros han aprovechado la crisis mundial de la economía, los errores de las dirigencias gubernamentales de la izquierda, el hastío que produce la manipulación de información en las poblaciones, y destruyen gobiernos legítimos. Luego de los acontecimientos en Brasil, es más cierta la probabilidad de golpe de Estado en Venezuela o destitución de Maduro por cualquier vía, hasta por el democrático mecanismo del referéndum, habiendo agotado a este pueblo con la falta de alimentos.

Antes de morir el presidente Chávez teníamos la mayor sensación de felicidad colectiva de nuestra historia. Nuestra tasa de desempleo, que en 1999 superaba el 12%, hoy se ubica en el 6,7%; nuestros niñas y niños van diariamente a las escuelas con morrales y útiles escolares dados por el Ministerio del poder popular para la educación; la pobreza extrema se redujo del 23,4% de la población a alrededor del 8%; casi dos millones de personas fueron alfabetizadas; la tasa de escolarización aumentó del 43% al 77% en la educación inicial, del 48% al 76% en la educación media, y se aumentó el número de universitarios del medio millón en el 99, a los más de dos millones y medio que tenemos hoy. El 83% de las personas de tercera edad, más de tres millones, han sido incluidas en el sistema de pensiones del Estado. Entre las nuevas pensionistas nos encontramos las religiosas del Sagrado Corazón de Venezuela, que hoy vivimos de nuestros sueldos remunerados, de la seguridad social y pensiones.

Más que la falta de algunos alimentos e insumos médicos y medicinas, nos preocupa la posibilidad muy cierta de que el triunfo en Venezuela de la industria capitalista, por cualquier medio, implique perder la mayor suma de seguridad social, salarial y educativa que jamás tuvimos. Nos vemos en el porvenir ante el espejo de los despidos masivos del nuevo Gobierno argentino, y en la eliminación del Ministerio de la Cultura del nuevo Gobierno de Brasil que debería ser provisional y ya gobierna como totalitario.

Ante las preocupaciones de las y los compañeros del mundo entero, les decimos que cada día es día de resistencia, preocupación y ocupación para sostener el tejido relacional solidario ante tanta exacerbación del individualismo, ante tanta especulación con el presente y tanto nerviosismo con el futuro. Cada día se necesita renovar esperanzas que resguarden la memoria de lo conquistado en justicia y dignidad, para evitar la tentación de volver la vista atrás y convertirnos en estatuas de sal. Necesitamos recuperar la confianza en la propia humanidad y en otras formas de poder construido colectivamente y a nuestro ritmo. Urge seguir reinventando la política y sus distintas formas de políticas públicas a favor de olvidados de la historia y vencidos de hoy por las industrias bélicas e informativas, que no perdedores en la búsqueda de otro mundo más justo y sororal.

Agradecemos la solidaridad y la disposición para oír distintas voces de nuestra realidad.

Hermanas del Sagrado Corazón en Venezuela. Caracas, 17 de mayo del 2016.


Deja un comentario

Un donativo importante al Papa y las dudas sobre su significado.

Argentina: Una donación imprevista y la perplejidad del Papa

La sorpresa de Francisco ante una donación millonaria en Argentina que involucra a la fundación pontificia “Scholas Occurrentes”

Papa Francisco

145
0
06/06/2016
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Para el Papa fue una sorpresa. Y no positiva. Una imprevista donación millonaria del gobierno argentino a “Scholas Occurrentes”, la fundación pontificia por él creada, despertó más que perplejidad. A decir verdad Francisco desconocía el monto de la contribución. Supo por la prensa que se trataba de 16 millones de pesos y no quedó para nada contento. Sobre todo porque en Buenos Aires el aporte fue presentado como una “señal de distención” entre la presidencia de Mauricio Macri y el pontífice compatriota. Pero un hombre cercano a él fue lapidario: “Se ve que no conocen a Francisco”.

 

Todo ocurrió la tarde del domingo 29 de mayo, en el Aula Nueva del Sínodo del Vaticano, durante el cierre del congreso mundial de “Scholas”, la red mundial de escuelas para el encuentro. Uno de los seis actos convocados por ese organismo desde 2013, al cual asistieron estrellas de Hollywood como Richard Gere, George Clooney y Salma Hayek.

 

En medio de un desfile de personalidades e instituciones que se sumaron a las labores de la red mediante convenios, la conductora llamó al frente al subsecretario de Culto de la Nación Argentina, Alfredo Abriani, para que leyese el decreto con el cual se oficializaba la donación. Pero él, una vez con el micrófono en mano, confesó que no tenía el documento y sólo dirigió unas palabras.

 

“Es simplemente afirmar el compromiso del gobierno argentino con la fundación pía autónoma Scholas Occurrentes. Sabemos el rol importante que podemos tener los Estados para ayudar a Scholas a cumplir con sus objetivos en esta tarea tan grande que tienen y por supuesto el presidente de la República quería transmitir ese compromiso, sobre todo tratándose de un proyecto que nació en Argentina y en la Ciudad de Buenos Aires”, manifestó entonces.

 

En ese momento no se habló de cifras concretas. Ni públicamente, ni en privado. El Papa se quedó con la idea de que los recursos servirían para remozar una escuela o algunas instalaciones. Pero un día después se enteró por la prensa que el monto era cercano al millón de dólares. Exactamente 16 millones 666 mil pesos argentinos. Cantidad juzgada como del todo excesiva en tiempos en que su país afronta una delicada situación económica.

 

Un día después, el lunes 30 de mayo, el Boletín Oficial argentino publicó el decreto número 711 que determinó: “Otórguese a la Fundación Pía Autónoma de Derecho Pontificio Scholas Occurrentes un aporte financiero no reintegrable con cargo de rendición de cuentas por un monto de $ 16.666.000, destinados a sufragar los gastos de personal, equipamiento e infraestructura de la sede central en nuestro país durante el presente año”.

 

Nadie explicó de dónde surgió el monto exacto, pero el 666 (el número de la bestia) hasta pareció una broma de mal gusto. Según detalló el decreto, la contribución se hizo porque los representantes legales de la red educativa pidieron “una asistencia financiera destinada a atender el sostenimiento del equipo profesional, infraestructura y equipamiento”.

 

Además de la donación, otros detalles se presentaron como “gestos de cercanía” del macrismo con el líder católico. Como el diálogo cercano y cordial de Bergoglio con Esteban Bullrich, el secretario de Educación nacional, ese mismo domingo 29 en un rincón del Aula Pablo VI del Vaticano. O la decisión de llevar el Partido por la Paz, organizado por Scholas, a la Argentina. Un cotejo que se disputará el 10 de julio en la ciudad de La Plata.

 

Pero las reacciones no se hicieron esperar. “El que piensa que por darle plata, máxime fondos públicos, a una fundación, escuela, ONG, cooperativa u movimiento popular por el sólo hecho de estar directa o indirectamente vinculada al Papa está haciendo un ‘gesto a Francisco’ es realmente un pelotudo, además de un corrupto y un prevaricador”, advirtió, seco, Juan Grabois.

 

El dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular es un hombre cercano a Bergoglio. Entre otras cosas él coordinó los dos Encuentros Mundiales de Movimientos Populares que contaron con la presencia del Papa, el primero en el Vaticano (octubre de 2014) y el segundo en Santa Cruz de la Sierra (julio de 2015).

 

“Si el Estado financia una organización debe ser por su capacidad para mejorar la realidad del pueblo de la Nación. Scholas hace una tarea enorme en la Argentina y todo el mundo, es por eso que merece el acompañamiento del Estado. Pero presentarlo como un favor al Papa es una barbaridad y algo que de ninguna manera él aceptaría en esos términos. Se ve que no conocen a Francisco”, apuntó Grabois (Página/12, 01.06.2016).

 

Él no fue la única persona cercana al pontífice que se manifestó en esos términos. Otro fue Gustavo Vera, legislador del partido Bien Común en Buenos Aires y referente de la organización de lucha contra la trata de personas “La Alameda”. Vera confirmó que Francisco no conocía los detalles y fue elocuente al asegurar que, al saber del monto, se sorprendió y no positivamente.

 

“Si hay algo que quiere Francisco es una Iglesia pobre para pobres. Yo creo que Scholas está haciendo un muy buen trabajo, tratando de ligar la educación con el deporte y con la cultura. Pero Francisco no está al tanto de lo que ocurre con los convenios que firma. Nunca se habló de un millón de dólares en ese coloquio”, precisó (La Nación, 04.06.2016).

 

Negó que –por la donación- el Papa cambiará su opinión sobre el presidente Macri y, sobre todo, su mirada con respecto al difícil tiempo social que vive su país como consecuencia de las medidas económicas tomadas por el gobierno. “Y menos cuando no es transparente, cuando no dice ‘hay tanto dinero’ y se tiene que enterar por el diario”, estableció.

 

Según el legislador, quien cree “que un acuerdo económico con tal o cual situación -por más loable que sea- puede cambiar la opinión de Francisco sobre tal o cual proceso, está completamente equivocado, no lo conoce”.

 

“Al gobierno de la Ciudad lo conozco hace muchos años. Nosotros cuando anunciábamos temas de trata, de trabajo esclavo, eso molestaba al poder. No faltaron las oportunidades en las cuales nos ofrecían convenios de acá, de allá, que nosotros rechazábamos porque sabíamos que aceptar después iba a significar un pase de factura de que ‘todas las denuncias que hacías era porque necesitabas plata’. Insisto, Scholas está haciendo un buen trabajo, pero Francisco está muy lejos de cualquier cuestión que tenga que ver con el dinero”, apuntó.


Deja un comentario

Sobre la visita del Papa a Lesbos. Análisis de Daniel Izuzquiza,jesuita.

La santidad solo puede ser radical (más sobre Francisco en Lesbos)

WelcomerefugeesDaniel Izuzquiza. Ya he escrito en otro lugar sobre el viaje del papa Francisco a Lesbos y su regreso a Roma, acompañado de tres familias de refugiados, acogidas en el Vaticano. He leído también cómo algunas personas, creyentes y comprometidas, andanincómodas con el gesto. Yo mismo sigo notando cierta incomodidad, en parte por cómo me interpela este hecho, en parte porque hay interpretaciones que me parecen distorsionadas e injustas. Una de ellas se puede ver en este artículo de Ruth Toledano, de quien tomo el título y varias de las frases entrecomilladas que cito a continuación. A ver si consigo aclararme en tres pasos y medio.

Lo que se ve. Me parece indudable que el viaje del Papa ha servido para visibilizar una realidad sufriente e injusta, para llevarla al centro del debate. Quizá sea excesivo decir que la ha llevado al centro de los corazones y de las decisiones, pero ahí está, visibilizando lo invisible y a los invisibles. Poniendo rostro, palabra y llanto. Ya sé yo (y lo sabe Francisco) “que las autoridades ‘adecentaron’ el recorrido que haría el Papa, llegando a encalar muros en los que había pintadas de apoyo a los refugiados y de denuncia de su indecente situación”. Ya sé yo que hay ambigüedad cuando se televisan estas cuestiones (“que no sepa tu mano derecha lo que hace tu mano izquierda…”). Pero me parece que lo que hemos visto ha sido nítido. Solo que no hay peor ciego que quien no quiere ver. Hemos podido ver palabras, gritos, plegarias, pancartas, silencios, lágrimas, anhelos, abrazos, dibujos. Lo que se ve es lo que se vive.

Lo que se hace. Si el Papa habla de la situación de los refugiados, dicen que es palabrería; si los visita, le acusan de ‘postureo’; si toma una medida concreta como acoger a doce refugiados, dicen que “no pasa de ser un gesto caritativo y no una solución justa”. Pero, ¿por qué se oponen caridad y justicia? Cuando alguien está perseguido, encerrado, estigmatizado o amenazado de expulsión, sentir una palabra cercana y un gesto cálido es algo muy importante. Lo hemos vuelto a ver este sábado en Lesbos. ¿Eso es caridad o justicia?  Dicen que lo ha hecho “para acallar las conciencias”. ¿Para acallarlas o para incomodarlas, movilizarlas, agitarlas? Dicen que las Iglesias no han hecho caso a la petición del Papa, ya hace meses, de abrir las puertas de sus parroquias y conventos. “No lo ha hecho ni uno”. Eso es sencillamente falso y solo se puede afirmar por ignorancia o por mala fe. Lo cierto es que, a pesar de las trabas de los Estados a la reubicación de refugiados, en estos meses las Iglesias han acogido ya a cientos de personas (sin llamar la atención ni tocar la trompeta, trabajando en red con otras entidades y movimientos ciudadanos, como veníamos haciendo desde hace años), practicando la hospitalidad.

Lo que se dice. “¿Por qué no se refirió explícitamente a los acuerdos de la vergüenza?”. La pregunta es razonable. Incluso puedo pensar que el Papa “podía y debía” haberlo hecho. No siempre es fácil medir las palabras. Pero de ahí a decir que “la caridad es complaciente con los culpables” y que, por ello, el Papa “acaba por ser cómplice”, me parece excesivo. El Papa  debía “lanzar un mensaje a los gobiernos” sin “permitirse la tibieza”. Pero, ¿de verdad se la permitió? ¿Acaso no recordamos las palabras vigorosas del Papa denunciando que “esta economía mata” y criticando “la globalización de la indiferencia” que genera tanta muerte y exclusión? ¿O  es que no sabemos leer entre líneas? ¿O tampoco sabemos leer lo que explícitamente dice la Declaración firmada en Lesbos el sábado en la que pide urgentemente desarrollar un programa internacional de asistencia, “para sostener el estado de derecho, para defender los derechos humanos fundamentales, para proteger las minorías, combatir la trata y el contrabando de personas, eliminar las rutas inseguras, como las que van a través del mar Egeo y de todo el Mediterráneo, y para impulsar procesos seguros de reasentamiento”? ¿O tampoco recordamos las manifestaciones, explícitas y contundentes, de la Iglesia católica contra el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, incluyendo recogida de firmas y declaraciones de obispos?

Dicho esto, vuelvo al título. La santidad solo puede ser radical. Radical porque va a la raíz. Radical, pues, en el sentido místico del término, que nos enraíza en la Raíz más honda (para los cristianos, Jesús de Nazaret, el Cristo). Radical, también, en el sentido político, que nos exige luchar por la justicia social, no ceder ante poderes injustos y generar alternativas radicales. Para ello, la santidad debe ser radical también en el sentido eclesial, para alimentar una comunidad creyente que sea verdadera alternativa al sistema dominante. (Si alguien quiere, puede seguir leyendo en este post y en este libro). Pero, aún más importante que leer, es vivir, ver, hacer y decir.

Welcomerefugees

Imagen extraída de: Gráffica