Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El drama de los Rohingyas demuestra la inactividad de los gobiernos con los refugiados.

Crisis Refugio: La situación de rohingyas, último ejemplo de la inacción de los gobiernos

  • En el espacio de tres semanas han huido a Bangladesh más personas refugiadas rohingyas que el total de personas refugiadas que huyeron por mar a Europa en 2016
  • La situación mundial va de mal en peor, ya que los países ricos no cumplen con su parte respecto a abordar la crisis de refugiados, y dejan que sean los países más pobres los que recojan los pedazos

Mientras casi 400.000 personas refugiadas huyen de la limpieza étnica en Myanmar, los líderes mundiales reunidos en la Asamblea General de las Naciones Unidas deberían avergonzarse no sólo por haber incumplido sus promesas de admitir más refugiados, sino por haber desmantelado activamente derechos de las personas refugiadas en muchas partes del mundo.

Un año después de la Cumbre de Líderes sobre los Refugiados, celebrada en Nueva York, en la que los dirigentes se comprometieron a aceptar más personas refugiadas y a ayudar a las personas vulnerables que se ven obligadas a huir de su país, las cifras globales de personas refugiadas están aumentando año tras año, mientras los conflictos se intensifican hasta salirse de control.

La terrible situación en Myanmar es exactamente el motivo por el que necesitamos algo más que un mero enfoque de parches para ayudar a quienes huyen de la guerra y la persecución. Tras verse sometidas a una violencia atroz, incluidos homicidios y la quema de sus poblados, estas personas refugiadas rohingyas se enfrentan ahora a una crisis humanitaria mientras Bangladesh se esfuerza por darles apoyo”, ha manifestado Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

Los indicios más recientes publicados por Amnistía Internacional señalan una campaña de tierra arrasada en gran escala en el norte del estado de Rajine, donde las fuerzas de seguridad de Myanmar y los grupos parapoliciales están quemando pueblos rohingyas enteros y disparando indiscriminadamente a la gente que intenta huir. En términos legales, se trata de crímenes de lesa humanidad: ataques sistemáticos y expulsión forzada de civiles.

A consecuencia de ello, en el espacio de menos de tres semanas, casi 400.000 personas refugiadas rohingyas han huido de Myanmar a Bangladesh. Esta cifra supera el número total de personas refugiadas que llegaron a Europa por mar en 2016.

“Los países pobres y de bajos ingresos, como Bangladesh, Uganda y Líbano, están teniendo que esforzarse por atender a cifras altísimas de personas refugiadas, mientras que los países ricos que acogen a muchas menos deberían intervenir para proporcionar ayuda y plazas de reasentamiento. Los líderes de los países ricos prefieren fingir que el problema no existe. ¿Qué tiene que suceder para que los gobiernos abran los ojos a la realidad de que su respuesta a la crisis global de refugiados es totalmente inservible?”, ha manifestado Salil Shetty.

La inacción de los gobiernos va de mal en peor
En la Cumbre sobre los Refugiados celebrada el año pasado, convocada por el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama, los gobiernos se comprometieron a aceptar más de 360.000 personas refugiadas: el doble de las plazas ofrecidas en 2015.

Aunque estas cifras representaban un incremento, se basaban en el capricho de los gobiernos, más que en las necesidades de las personas a las que pretendían ayudar.

Desde la Cumbre de Líderes, muchos gobiernos no sólo han eludido abordar de forma significativa la creciente crisis de refugiados, sino que se han superado unos a otros en su intento de desmantelar los derechos de las personas refugiadas, y no han respondido a las nuevas crisis que han estallado en el mundo.

Un ejemplo destacado es el de Estados Unidos, que, bajo el gobierno del presidente Trump, está anulando el compromiso de Obama de admitir a 110.000 personas en 2017 y, en su lugar, ha puesto como cifra límite 50.000, y el posible que en 2018 admita a aún menos personas refugiadas.

“La política de Estados Unidos respecto a las personas refugiadas debe contemplarse dentro de un contexto global. A la sombra de las crueles políticas de Trump, otros países de todo el mundo han seguido deshumanizando a las personas refugiadas y dándoles la espalda”, ha manifestado Salil Shetty.

Ya sea la conducta de la UE al condenar a las personas refugiadas al abuso y la explotación a manos de bandas criminales en Libia, o la de Australia al someter a las personas refugiadas a graves daños físicos y psicológicos en sus centros de detención fuera de su territorio, los países ricos han contribuido sustancialmente al alarmante deterioro de los derechos de las personas refugiadas.”

“Es contra este trasfondo de crueldad con que los gobiernos tratan a las personas que huyen de los conflictos y la violencia, contra el que la crisis de refugiados más rápida del mundo se está desplegando ante nuestros propios ojos en Bangladesh.”

Se espera que los líderes mundiales reunidos en Nueva York para la Asamblea General de las Naciones Unidas de este año debatan la espiral de la situación en el estado de Rajine, en Myanmar, de donde la población rohingya, perseguida desde hace mucho tiempo, se está viendo obligada a huir a causa de una respuesta militar ilegal y totalmente desproporcionada a los ataques de un grupo armado rohingya.

“En lugar de asistir a las cumbres para estrecharse unos a otros la mano y formular promesas que no tienen intención de cumplir, los jefes de Estado deberían mostrar cierto liderazgo”, ha manifestado Salil Shetty. “Eso significa llevar a cabo un plan integral para proteger a las poblaciones civiles en situaciones de conflicto, poner fin a los crímenes de lesa humanidad y poner en práctica soluciones adecuadas para las personas refugiadas como los rohingyas, que están en una situación desesperada.”

“Por si acaso lo han olvidado, para eso es para lo que sirven las Naciones Unidas.”


Datos de contexto

  • A 12 de septiembre, unas 379.000 personas refugiadas, la gran mayoría de ellas rohingyas, habían huido de Myanmar a Bangladesh desde que estalló la violencia el 25 de agosto.
  • En 2016, el ACNUR registró 362.000 llegadas por mar de personas refugiadas a Europa.
  • En el mundo hay en estos momentos más de 22,5 millones de personas refugiadas. Sin embargo, sólo una pequeña fracción de esta población, que es sumamente vulnerable –por ejemplo, quienes han sufrido violación o tortura–, necesita reasentamiento en un tercer país. Se calcula que este año esa cifra superará los 1,19 millones, justo el 0,02% de la población mundial.
  • En 2016 sólo se ofrecieron plazas de reasentamiento a 189.300 personas refugiadas, una diminuta fracción de quienes están en situación desesperada.
  • La Cumbre de Líderes sobre los Refugiados convocada por el entonces presidente estadounidense Barack Obama se celebró en Nueva York el 20 de septiembre de 2016.
Anuncios


Deja un comentario

Bangladesh; Caritas en ayuda de los Rohingya

BANGLADESH – Cáritas se moviliza por los refugiados Rohingya, “totalmente necesitados de asistencia”

Dhaka – Cáritas de Bangladesh se ha movilizado para ofrecer asistencia humanitaria a 14.000 familias de refugiados Rohingya, que han llegado desde Myanmar por la crisis actual en el estado de Rakhine. Lo explica ala Agencia Fides Francio Atul Sarker, laico católico, Director ejecutivo de Cáritas Bangladesh. “Loa refugiados Rohingya – señala Sirkar – actualmente son unos 400.000 y, si el flujo de las llegadas continua, es fácil que la cifra pueda llegar a 500.000 antes de que termine este mes. Hemos actuado una primera intervención de emergencia, y estamos programando el segundo. La red de Cáritas Internationalis nos está apoyando: por ejemplo Cáritas de España ha contribuido con un donación de 100 mil euros, que nos han permitido ofrecer a las familias un paquete de alimentos con arroz, legumbres, aceite, sal, azúcar y agua. Además les entregamos una pequeña cantidad de dinero que les permita comprar otros bienes para satisfacer sus necesidades de base”.
“Un gran número de refugiados – continua el Director Sarker – se encuentra en la ciudad de la frontera Cox’s Bazar. Han construido refugios temporales o viven al aire libre. Para su sustento dependen totalmente de la asistencia humanitaria. El agua potable es escasa y también la situación sanitaria no es de las mejores. Más de 200.000 niños Rohingya corren peligro de epidemias y necesitan ayudas urgentemente. Hay que señalar que, como ha confirmado Unicef, el 60% de los desplazados son niños”.Las necesidades inmediatas, con las que se ha encontrado Cáritas Bangladesh son la necesidad de comida, agua, servicios sanitarios, refugios, medicamentos, medidas para la protección de los menores.
Casi medio millón de musulmanes de etnia Rohingya, llegados a Bangladesh en el último decenio, viven en dos campamentos registrados y el gobierno tiene la intención de organizar uno nuevo en Tyingkhali, para acoger a los refugiados que han llegado en las últimas semanas. Algunas Ong locales están proporcionado asistencia pero las iniciativas en curso son fragmentarias. Cáritas Bangladesh, una vez obtenidos los permisos de la Oficina gubernamental para las Ong, ha planificado la distribución de productos alimenticios y no alimenticios distribuyendo a las familias alimentos y kit sanitarios.


Deja un comentario

Crece el número de refugiados Rohingya en Bangladesh

Aumenta la cifra de refugiados Rohingya en Bangladesh: ACNUR

Refugiados Rohingya que huyeron de Myanmar a Bangladesh. Foto: ACNUR/Saiful Huq Omi

15 de septiembre, 2017 — El número de refugiados Rohingya que han llegado a Bangladesh huyendo de la violencia en Myanmar sigue aumentando y suma ya 391.000 personas, informó hoy la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

El personal de los organismos humanitarios en Bangladesh continúa distribuyendo alimentos, lonas plásticas, agua y otros suministros básicos en el área de Bazar Cox, a lo largo de la frontera entre ambos países, donde se concentran los refugiados.

ACNUR señaló que hasta el momento han llegado a 15 de 35 camiones que se dirigen a la zona con ayuda de emergencia.

Otras agencias envían por vía aérea la asistencia para entregar en Bangladesh.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que trabaja con el gobierno bengalí para brindar servicios médicos, anunció que este fin de semana emprenderá una campaña de vacunación contra el sarampión y la polio que tiene el objetivo de inmunizar a 150.000 niños de entre seis meses y 15 años que han llegado recientemente a Bangladesh.

Además, la OMS ayuda a las autoridades sanitarias del país con el envío de equipos médicos a los asentamientos de refugiados y en los próximos días repartirá kits de emergencia, tabletas purificadoras de agua y productos para prevenir el cólera.


Deja un comentario

España y sus deberes con los refugiados. AMN.INT.

NO DEJES QUE SE AHOGUEN: INSTA AL GOBIERNO DE ESPAÑA A CONSIDERAR LA VIDA POR ENCIMA DE TODO

2016 fue el año más mortal para las personas refugiadas que tratan de cruzar el Mediterráneo central. Más de 4.500 hombres, mujeres, niños y niñas se ahogaron o desaparecieron cuando huían en embarcaciones no aptas para navegar o llenas por encima de su capacidad.

Este año ya se han perdido muchas más vidas. Pese a ello, los gobiernos europeos han reducido las patrullas de salvamento marítimo, y han dejado a las ONG solas para salvar vidas en el mar.

En lugar de salvar vidas y ofrecer rutas seguras para quienes se embarcan en travesías marítimas desesperadas, Europa empezó a cooperar con las autoridades libias para ayudarlas a interceptar a personas refugiadas y migrantes y llevarlas de vuelta a Libia, donde son detenidas y sometidas a abusos terribles, tales como tortura y violación.

Esto tiene que acabar. Salvar vidas en el mar es nuestro deber moral y legal. También lo es establecer rutas legales y seguras para que las personas refugiadas y migrantes no se jueguen la vida en el mar.

Y repetiremos hasta la saciedad que el gobierno tiene que cumplir con el compromiso adquirido con la Unión Europa de acoger a 17.337 refugiados y refugiadas que finaliza en septiembre de este año.

Queremos conseguir al menos 100.000 firmas para lograr que el gobierno abra los ojos al sufrimiento de miles de personas refugiadas, y que cumpla con su obligación de ofrecer una acogida digna a quienes lo han perdido todo.

Pídele que lo haga. Porque el tiempo se acaba para quienes lo han perdido todo.


Deja un comentario

Asistencia humanitaria de la ONU a los refugiados Rohingya

ONU responde con asistencia humanitaria a la crisis de refugiados Rohingya en Bangladesh

Llegada de refugiados Rohingya a Bangladesh. Foto: Saikat Biswas/OIM

12 de septiembre, 2017 — Los organismos de la ONU y sus socios en Bangladesh trabajan en conjunto con el gobierno de ese país para responder a la emergencia humanitaria creada por el flujo masivo de refugiados Rohingya que han llegado a ese país en las últimas semanas.

Según Naciones Unidas, unos 370.000 refugiados apátridas de esa minoría musulmana han huido de Myanmar a Bangladesh a partir del 25 de agosto pasado. La mayoría de ellos se encuentra en campamentos improvisados y con comunidades que los acoge en el área de Bazar Cox, en la frontera entre los dos países.

La Agencia para los Refugiados (ACNUR) envió hoy por vía aérea 91 toneladas de suministros que incluyen materiales para cubrirse de la intemperie, bidones, mantas y colchonetas, además de tiendas de campaña para 1.700 familias.

ACNUR explicó que esperan satisfacer las necesidades inmediatas de unos 25.000 refugiados y adelantó que planea ampliar la entrega de ayuda en los próximos días para alcanzar a unas 120.000 personas.

El portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Chris Lom, explicó a Noticias ONU desde Bazar Cox que las agencias operan lo más rápido que pueden en vista de la gravedad de la situación; sin embargo, dijo es muy difícil atender a todos los refugiados debido a la cantidad y ritmo de llegada de esas personas. Se trata de gente muy desesperada, acotó.

“Cualquier plan de contingencia en Bazar Cox, un área relativamente pequeña, es claramente insuficiente. Las agencias de la ONU y el gobierno bengalí consideran posible que 100.000 personas más crucen la frontera”, detalló Lom.

Añadió que los organismos humanitarios precisan con apremio 77 millones de dólares para continuar asistiendo a los refugiados y ampliar la ayuda.

UNICEF, por su parte, indicó que el 60% de los refugiados son niños que no han dormido durante varios días y que padecen hambre y debilidad. Algunos de ellos están enfermos y precisan cuidados médicos urgentes, añadió.


Deja un comentario

España y su compromiso de acoger a refugiados.

A un mes de que finalice el plazo España solo ha cumplido el 13% de sus compromisos de acogida de personas refugiadas

  • El gobierno español se comprometió a reubicar a 9.323 personas desde Italia y Grecia y solo han llegado 1.257
  • En total, la Unión Europea ha cumplido tan solo con el 25% de los compromisos en materia de reubicación

25 de agosto de 2017

Madrid.- Mientras las ONG están siendo atacadas y criminalizadas por salvar vidas en el Mediterráneo y a falta de un mes para que se cumpla el plazo, el próximo 26 de septiembre, impuesto por la Unión Europea para que los Estados miembros acogieran a un total de 120.000 personas refugiadas desde Italia y Grecia, por el momento Europa solo ha cumplido con el 25% de lo pactado. La cifra resulta más ridícula en el caso de España, que, con apenas un 13% cumplido, ocupa uno de los peores puestos en materia de acogida.

“Llevamos dos años esperando que las autoridades españolas dejen de decir que van a acelerar el número de llegadas y lo hagan de verdad, pero ya es tarde: España habrá cumplido sólo con una mínima parte de lo comprometido”, ha asegurado Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional España. “En lugar de dar ejemplo, el Gobierno español continúa incumpliendo cada palabra que dice: desde la última promesa, el esfuerzo adicional de reubicar a 500 personas más al mes durante los próximos meses, solo han llegado 24 desde Italia y 164 desde Grecia”, añade el director de AI España.

Del total de 17.337 personas refugiadas que España se comprometió a acoger, tanto por la vía de la reubicación como por la de reasentamiento, antes del próximo 26 de septiembre de 2017, solo han llegado en los dos últimos años 1.888, a pesar de la respuesta de la sociedad civil, que se ha mostrado a favor de la acogida.

La organización resalta además que es necesario que España, así como  otros países europeos, reubique a personas refugiadas de forma rápida desde Italia, donde este año han llegado más de 96.000 personas. “Los gobiernos europeos deberían permitir que los solicitantes de asilo que lleguen a Italia después de ser rescatados en el mar sean trasladados con mayor prontitud y rapidez”, declara Beltrán.

Salvar vidas, un peligro
Mientras se incumple el compromiso sobre acogida impuesto por la UE y crucial para ofrecer rutas legales y seguras de manera que las personas refugiadas no tengan que arriesgar sus vidas en el mar, las organizaciones de salvamento y rescate están siendo criminalizadas y estigmatizadas.

“Es una terrible contradicción: la UE, además de fracasar a la hora de ofrecer alternativas a esos viajes peligrosos, en los que ya han muerto 2.000 personas en lo que va de año, se dedica a obstruir el trabajo de las ONG que salvan vidas”, denuncia Beltrán. “Estas ONG, que realizan una importantísima labor, tienen derecho a que se les permita un acceso sin trabas a las aguas internacionales cercanas a Libia”, afirma. Sin embargo, iniciativas como las del Ministerio de Interior italiano, que ha obligado a las ONGs a firmar un Código de Conducta que dificulta que realicen las labores de rescate de la manera más efectiva, añaden trabas a las organizaciones.

Amnistía Internacional también ha denunciado en varias ocasiones las consecuencias que tienen los acuerdos de cooperación con Libia, un país que no respeta los derechos humanos de las personas refugiadas. Recientemente el parlamento italiano ha votado a favor de desplegar buques de guerra en aguas libias para apoyar a la guardia costera de Libia en la interceptación y devolución de personas refugiadas y migrantes a ese país, algo que, según Amnistía Internacional, supone eludir su responsabilidad y poner en peligro a las mismas personas a las que dice que intenta ayudar. Facilitar la interceptación y devolución de personas refugiadas y migrantes a Libia da lugar a que sean recluidas arbitrariamente en centros en los que, casi con toda seguridad, corren peligro de tortura, violación e incluso homicidio.

Además, según informaciones aparecidas en prensa, en el marco de la formación a guardacostas libias que está dando la Unión Europea desde octubre, 291 guardacostas más la recibirán en Italia y España. La Sección española de Amnistía Internacional se está dirigiendo al Ministerio de Defensa de España para pedir información y asegurar que la formación de los guardacostas y cualquier forma adicional de cooperación esté sujeta a la estricta condición de que sólo realicen rescates cuando exista un peligro inminente para sus vidas, con el fin de mitigar los riesgos para los derechos humanos que supone un desembarco en Libia para las refugiadas y migrantes.

Amnistía Internacional, que se ha dirigido al gobierno español para solicitarle una declaración pública de reconocimiento al trabajo que llevan a cabo las ONG en el Mediterráneo, recuerda que sólo en los cuatro primeros meses de 2017, rescataron a más de 12.000 personas. Un número que se suma a las más de 68.000 personas rescatadas entre 2014 y 2016. A menudo este fundamental trabajo no ha sido reconocido convenientemente por políticos y autoridades de algunos países europeos.

Más información
Con más de 22,5 millones de personas refugiadas en total, el mundo se enfrenta a la mayor crisis de refugio desde la Segunda Guerra Mundial. El 84% de quienes huyen de la guerra y la persecución se encuentran en países de ingresos bajos y medios. Así, Turquía Jordania albergan en torno a tres millones cada uno, LíbanoPakistán y recientemente Uganda, sobrepasan ya el millón de personas refugiadas cada uno. Irán da refugio a más de 900.000, Etiopía alberga a casi 800.000 personas y, en Europa, Alemania, con más de 600.000, ocupa el octavo lugar en el mundo en número de personas refugiadas.

Para hacer frente a esta crisis, la UE llevó a cabo unos compromisos en materia de acogida que expiran el próximo 26 de septiembre, a través de dos figuras: el reasentamiento y la reubicación. El reasentamiento hace referencia a la acogida de personas de los países vecinos a los países en conflicto, que se encuentran normalmente en campos de refugiados. La reubicación, sin embargo, se refiere a las personas refugiadas que llegan desde países de la UE, como por ejemplo Italia y Grecia.

Amnistía Internacional tiene en marcha una ciberacción para exigir al Gobierno español que abra los ojos de una vez por todas al sufrimiento de miles de personas refugiadas


Deja un comentario

Diferencias entre los gobiernos y la población sobre acogida a refugiados.

Una nueva encuesta revela que los gobiernos están completamente desconectados de la ciudadanía en lo que respecta a las personas refugiadas

Casi tres cuartos de las personas jóvenes del mundo daría la bienvenida en su país a personas refugiadas

28 de agosto de 2017

Una nueva encuesta publicada por el Foro Económico Mundial (FEM) sobre las actitudes de la gente joven hacia las personas refugiadas pone al descubierto la profunda desconexión de los gobiernos con la ciudadanía, dijo hoy Amnistía Internacional.

Según la Encuesta Anual de la Comunidad de Impulsores Mundiales (Global Shapers), una amplia mayoría (72,6%) de las personas de entre 18 y 35 años daría la bienvenida en su país a personas refugiadas. Más de un tercio de ellas (27,3%) dijo que incluso acogería a personas refugiadas en su propio hogar.

“Las personas que huyen de la violencia y la persecución han visto reiteradamente cómo los gobiernos ricos les daban con la puerta en las narices arguyendo su imposibilidad para ayudarlas. La investigación del FEM muestra que la gente joven no se cree este discurso y está consternada por las actitudes desalmadas de sus líderes”, dijo Salil Shetty, secretario general de Amnistía Internacional.

“Casi dos años después de que la trágica foto de Alan Kurdi conmocionase al mundo, muchos gobiernos aún continúan sin cumplir incluso sus exiguos compromisos de reasentamiento, y todo apunta a que 2017 será el año más mortífero para las personas migrantes y refugiadas que cruzan el Mediterráneo. Pero no tiene por qué ser así: con demasiada frecuencia las leyes y las políticas son los principales obstáculos a las respuestas compasivas de la ciudadanía de a pie.”

El año pasado, Amnistía Internacional publicó su propia encuesta como parte de su campaña Yo Acojo, que reveló que cuatro de cada cinco personas recibiría a personas refugiadas en su país. Los resultados de la encuesta del FEM demuestran que poco ha cambiado.

A la pregunta de qué deberían hacer los gobiernos en relación con las personas refugiadas, más de la mitad de las personas encuestadas (55%) respondió que creía que los gobiernos debían “intentar incorporar a las personas refugiadas al mercado laboral nacional”. Sólo el 3,5% cree que los gobiernos deben “expulsar/deportar” a las personas refugiadas.

Es significativo que en Estados Unidos el 85% de la gente joven afirme que daría la bienvenida en su país a personas refugiadas, lo que supone un incremento superior al 10% con respecto a la encuesta del año pasado.

“Esto desmiente la pretensión de Donald Trump de que su retórica del odio contra las personas refugiadas representa a la población de Estados Unidos. Es esperanzador ver cuántas personas jóvenes se resisten a la narrativa tóxica del presidente Trump, y muestra hasta qué punto es vital que sus voces se escuchen”, manifestó Salil Shetty.

La campaña Yo Acojo de Amnistía Internacional continúa movilizando la presión de la opinión pública para pedir a los países ricos que hagan más para dar la bienvenida a las personas refugiadas. En el marco de la campaña, Amnistía Internacional y Sofar Sounds celebrarán conciertos el 20 de septiembre en más de 200 ciudades de todo el mundo en apoyo a los derechos de las personas refugiadas. En los conciertos, bajo el título de Dales un hogar, participarán artistas reconocidos como Ed Sheeran junto con músicos refugiados y refugiadas que tocarán en secreto en los domicilios de gente corriente.

En esa fecha se cumple un año de la Cumbre de Líderes sobre los Refugiados, celebrada en Nueva York el 20 de septiembre de 2016, en la que los líderes mundiales asumieron compromisos tremendamente escasos en comparación con lo que se necesita para abordar la crisis global de refugiados.