Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Roma. Nuevo centro asistencial para inmigrantes forzados

Centro de acogida e integración Mateo RicciCentro de acogida e integración Mateo Ricci 

P. Ripamonti: “La migración debe ser afrontada de manera conjunta”

Entrevista al Presidente del Centro Astalli de Roma, P. Camillo Ripamonti, S.J., con ocasión de la inauguración del “Centro de Acogida e Integración para solicitantes de asilo y refugiados, Mateo Ricci”.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

La Asociación “Centro Astalli”, la sede italiana del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), inauguró el pasado 4 de febrero, en el corazón de Roma, un nuevo Centro de Acogida e Integración para solicitantes de asilo y refugiados llamado “Mateo Ricci”, el gran jesuita que dedicó su vida a ponerse en el lugar del otro y a buscar el camino del diálogo y la integración en China. Este Centro fue inaugurado en presencia del Presidente de la República Italiana, Sergio Mattarella y del Padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa.

Un Centro de “acogida e integración”

El P. Camillo Ripamonti, Presidente del Centro Astalli, dijo que el Centro se inspira en el llamamiento que hizo el Papa Francisco, en su visita al Centro Astalli en el 2013, cuando invitó abrir las casas de los religiosos a los refugiados. “Este Centro se abre en los locales puestos a disposición y reestructurada por la Provincia Euro-mediterránea (EUM) de la Compañía de Jesús, en los espacios adyacentes al Colegio Internacional de Jesús, donde vivió San Ignacio, y a la Iglesia de Jesús, donde está enterrado el P. Pedro Arrupe, fundador del Servicio Jesuita a Refugiados”.

“Creo que la apertura de un Centro de acogida e integración – precisó el P. Ripamonti – es hoy en día, en un momento en que cada vez más a menudo la clave para interpretar la realidad es el cierre, un signo fuerte, desde un punto de vista simbólico y concreto. Se cierran las fronteras a los migrantes, pero también en la vida religiosa el redimensionamiento numérico empuja al cierre de obras y casas. La actitud de cierre se apodera de nosotros, de nuestro corazón y de nuestra mente. Nos marchita, nos hace menos humanos”.

Mateo Ricci: supo ponerse en el lugar del otro

El Presidente del Centro Astalli dijo que le pusieron el nombre de Mateo Ricci, el primer misionero jesuita en China, que fue un maestro en dejarse cuestionar por la riqueza de gente de otra cultura, capaz de ponerse en su lugar. “Cuando Mateo Ricci llegó a China – precisó el P. Ripamonti – intentó comprender la cultura de los chinos, entonces la idea es que hay que ponerse en el lugar de los demás para comprender mejor su vida y lo que están pasando, ponerse en el lugar del otro para comprender como integrarlo mejor en la cultura italiana”.

Escucha la entrevista al P. Camillo Ripamonti

Actividades del Centro Mateo Ricci

El nuevo Centro de Acogida e Integración Mateo Ricci es una estructura que el Centro Astalli dedica a apoyar los procesos de inclusión social y a crear relaciones positivas y constructivas entre los refugiados y la comunidad local. Las actividades del centro ofrecerán a los migrantes forzados, con especial atención a los más jóvenes y vulnerables, la oportunidad de adquirir nuevas habilidades que puedan ser utilizadas en el mundo del trabajo, pero también de establecer relaciones sociales positivas que faciliten su integración en la sociedad italiana.

El Centro Mateo Ricci también se creó con el objetivo de contribuir a la construcción de una sociedad más inclusiva y al encuentro directo entre ciudadanos e inmigrantes.

Recepción

El Centro Mateo Ricci cuenta con 28 plazas para la acogida de migrantes forzados que se dedican a la inclusión social, pero que todavía no tienen la oportunidad de proporcionar su propio alojamiento.

Actividades de formación

En el Centro Mateo Ricci se organizarán actividades de formación, tales como cursos de informática, cursos de idiomas, cursos de educación financiera. Los cursos estarán abiertos a los migrantes forzados, pero también a otros migrantes o ciudadanos interesados. También se activarán grupos de conversación informales, facilitados por voluntarios de diferentes lenguas maternas.

Actividades de apoyo al empleo

Se pondrá en marcha un servicio de orientación y apoyo para la búsqueda de empleo y las oportunidades de formación. Se organizarán actividades, individuales o en pequeños grupos, para fortalecer las habilidades lingüísticas dirigidas a la búsqueda activa de empleo para la identificación y redefinición de objetivos personales y profesionales.

Actividades culturales, artísticas, de socialización y de ciudadanía activa

El Centro Mateo Ricci pretende ser un lugar abierto a todos, donde se puedan cultivar juntos intereses comunes: música, arte, lectura, yoga…. Habrá la posibilidad de organizar encuentros temáticos y debates sobre temas de actualidad. El programa estará abierto a las propuestas de los asistentes al Centro, con el fin de fomentar en la medida de lo posible la participación activa de todos. El Centro Mateo Ricci pretende ser un lugar de encuentro, de diálogo, de planificación compartida y de creación de nuevas oportunidades que impliquen a los inmigrantes, a los ciudadanos individuales, a las asociaciones y a los organismos públicos y privados. Un lugar donde construir juntos una comunidad más cohesionada y abierta, donde la diversidad puede ser un recurso para el bien común.

Anuncios


Deja un comentario

USA: la política de Trump y los migrantes en busca de asilo

  A man in Tijuana, Mexico, holds his son Jan. 3 next to a section of the wall separating Mexico and the United States. (CNS photo/Mohammed Salem, Reuters)

Most of the undocumented immigrants who are in the United States have overstayed a visa and did not cross the border illegally, according to a new analysis from the Center of Migration Studies. This has been the case for the last seven years. The total undocumented population has continuously decreased over that time.

“This is another reason why it doesn’t make sense to have this government shutdown,” Donald Kerwin, the executive director of the Center for Migration Studies, told America. “The wall doesn’t stop visa overstays.”

The United States is 32 days into the longest government shutdown in its history, with President Donald Trump vowing to veto any funding bill that does not include money for border wall construction. Democrats in Congress have promised to oppose funding for a wall. On Saturday, Mr. Trump proposed to exchange temporary protection for certain groups of immigrants, including Dreamers, for $5.7 billion in border wall funding. The proposal also adds $12.7 billion for natural disaster relief.

Cardinal Daniel Dinardo of Galveston-Houston, president of the U.S. Conference of Catholic Bishops, and Bishop José Vásquez of Austin, Tex., chairman of the U.S. bishops’ migration committee, urged Mr. Trump and lawmakers to end the shutdown.

The wall doesn’t stop visa overstays.

“Political leaders must come together to ensure a bipartisan solution is reached which recognizes the economic struggle that many families are facing including those dependent on federal workers and those assisted by critical nutrition and housing programs,” they wrote in a statement issued Jan. 20.

The shutdown has led to hundreds of thousands of government workers going without pay. Democratic leaders have reiterated that they would not discuss border funding until the government is reopened.

While the bishops said they were encouraged by Mr. Trump’s openness to protect recipients of Deferred Action for Childhood Arrivals and Temporary Protected Status, temporary relief is not enough. DACA, an Obama-era policy, protected undocumented immigrants who came to the United States as minors from deportation. The Trump administration has attempted to end the program, though court decisions have thus far kept DACA in effect.

The Trump administration has ended T.P.S. for hundreds of thousands of recipients over the last two years, including almost 200,000 from El Salvador and 57,000 from Honduras. Through this program, the U.S. government gives nationals from certain countries affected by armed or natural conflict temporary permission to live and work in the United States.

“Throughout our parishes, there are many DACA youth and TPS holders, who have lived substantial parts of their lives in the U.S. contributing to this country,” Cardinal DiNardo and Bishop Vasquez said in their statement. “We listen and understand the fear and uncertainty they and their families face and the anguish that they are currently experiencing as their existing immigration protections hang in the balance and come to an end.”

We have a new undocumented population that is different than the population from years past.

Mr. Trump’s proposal includes: $5.7 billion to fund a “steel barrier” system, including technology, in “priority areas” on the southern border as identified by the U.S. Border Patrol; $675 million for increased technology at ports of entry to detect entry of illegal drugs; $130 million for canine units, training and more law enforcement; $800 million in humanitarian assistance and medical assistance for migrants; $782 million for an additional 2,750 Border Patrol officers; and $563 million to hire 75 new immigration judges to address what the White House calls “the logjam” of some 800,000 cases in the nation’s immigration courts.

Despite the impasse on wall funding, the number of undocumented immigrants from Mexico has dropped by 1.3 million since 2010, dropping to 400,000 from 2016 to 2017, according to the Center for Migration Studies. Mexican nationals now, for the first time, constitute less than half of the total number of undocumented immigrants.

“What you have is a new undocumented population that is different than the population from years past,” Mr. Kerwin said. “These are forced migrants and visa overstayers.”

The increase has come from Central America and Venezuela, he said. Those who are coming to seek asylum and cross illegally should not be considered undocumented immigrants, Mr. Kerwin added.

The United Nations recognizes an individual’s right to seek asylum from persecution in other countries and prohibits asylum seekers from being detained simply for seeking asylum. The U.N. also recognizes that seeking asylum may require individuals to “breach immigration rules.”

Immigration advocates often note that asylum seekers from the Northern Triangle countries—El Salvador, Guatemala and Honduras—had to make a choice between joining organized crime or being a victim of it. Sean Carroll, S.J., director of the Kino Border Initiative in Nogales, Ariz., told America that the number of Central American families asking for asylumcontinues to escalate.

Once they arrive at the U.S.-Mexico border, it takes a family an average of 14 to 16 days to be heard by Customs and Border Protection officials, he said. During that time, the families are vulnerable to being kidnapped and held for ransom, robbed or assaulted, Father Carroll said.

Cardinal DiNardo and Bishop Vasquez said in their statement that a resolution to the current standoff must go past temporary measures. “We have long advocated for comprehensive immigration reform,” they said, “reform that will provide permanent solutions: including border security, protection for vulnerable unaccompanied children and asylum seekers, and a defined path to citizenship to enable our immigrant brothers and sisters to fully contribute to our society.”


Deja un comentario

ACNUR: campaña dos mil millones de kilometros en favor de los refugiados.

La nueva campaña del ACNUR de 2 mil millones de kilómetros a la seguridad invita al público a unirse en solidaridad con los refugiados

Refugiados rohingya cruzan la frontera desde Myanmar, cerca del pueblo de Anzuman, hacia Bangladesh, en octubre de 2017.  © ACNUR/Roger Arnold

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, anunció hoy una nueva campaña mundial que hace un llamado a las personas de todo el mundo a cubrir la distancia recorrida por los refugiados cada año.

La Campaña 2 Mil Millones de Kilómetros a la Seguridad alentará a las personas a apoyar a los refugiados con actos individuales de solidaridad. Estos actos, tomados como conjunto, reconocen la resiliencia y la fortaleza de las personas refugiadas.

ACNUR ha seguido el recorrido de personas refugiadas en todo el mundo y calculó que colectivamente, las personas obligadas a huir recorren aproximadamente 2 mil millones de kilómetros anuales para alcanzar la seguridad. En 2016, refugiados sirios recorrieron más de 240 kilómetros para llegar a Turquía. Refugiados sursudaneses viajaron más de 640 kilómetros para llegar a Kenia, y refugiados rohingya viajaron aproximadamente 80 kilómetros para llegar a Bangladesh.

La Campaña de 2 Mil Millones de Kilómetros a la Seguridad invita a las personas a demostrar su solidaridad y alcanzar, corriendo, caminando o en bicicleta, un total acumulado de 2 mil millones de kilómetros. Los participantes pueden usar sus aplicaciones de salud o el sitio web de la campaña- www.stepwithrefugees.org – para registrar los kilómetros y contribuir con el total global.

“Todos los días nos sentimos inspirados por los actos de bondad de las personas que están haciendo todo lo posible para mejorar la vida de los refugiados: los activistas, las comunidades que albergan refugiados, empresas, donantes, voluntarios. Esta campaña alentará a las personas a apoyar a los refugiados a través de algo que ya están haciendo: caminar, andar en bicicleta, correr”, dijo Kelly T. Clements, Alta Comisionada Adjunta del ACNUR. “En un momento en que enfrentamos tantos conceptos erróneos acerca de los refugiados, es vital que recordemos los viajes reales y peligrosos que se ven obligados a tomar”.

En 2019, personas de 27 países de África, Asia, América Central y del Norte, Europa y Medio Oriente participarán en la campaña, incluidos individuos, celebridades colaboradoras, refugiados y personal del ACNUR. Los participantes también pueden buscar patrocinio para recaudar fondos. ACNUR espera recaudar más de 15 millones de dólares para apoyar a los refugiados con servicios de registro y recepción, comida y agua, albergue, asistencia básica, atención médica y apoyo psicológico.

“Las familias obligadas a huir de la violencia y la persecución hacen esfuerzos extraordinarios para sobrevivir”, dijo el Embajador de Buena Voluntad de ACNUR, Ben Stiller. “Están corriendo por sus vidas, por un techo seguro sobre sus cabezas y un lugar donde no tienen que vivir con miedo. Esta es la razón por la que estoy caminando con los refugiados y participando en la campaña de 2 mil millones de kilómetros a la seguridad. Y les pido que se unan a mí”.

Para unirte a la campaña, visita el sitio web: www.stepwithrefugees.org.

* Cifras de 2016.

Para obtener más información sobre esta campaña:


Deja un comentario

Arabia saudÍ: una joven se ve obligada a refugiars fuera de su País

ACNUR entrevista a la joven saudita que huyó de su familia

Rahaf Mohammed Al-qunun
La joven saudita, Rahaf Mohammed Al-qunun, se ha comunicado a través de Twitter desde la habitación de su hotel en Bangkok, Tailandia.

7 Enero 2019

Rahaf Mohammed Al-qunun, de 18 años, asegura que corre peligro si regresa a su país y se había encerrado en el aeropuerto de Bangkok. Tras entrevistarse con ACNUR, ha salido del hotel y se encuentra en un lugar seguro.

La agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, ha conseguido hablar con la joven saudita de 18 años que se había encerrado en la habitación de un hotel del aeropuerto de Bangkok tras denunciar que su vida corre peligro si regresa con su familia.

ACNUR consiguió permiso de las autoridades tailandesas para entrevistar a Rahaf Mohammed Al-qunun y evaluar si necesita protección internacional.

ACNUR no ha desvelado nada de lo que Rafah ha contado en la entrevista, pero recuerda que el principio internacional de “no devolución” impide a los estados expulsar o devolver a las personas si su vida o su libertad corren peligro.

Según informaciones de prensa, Tailandia ha paralizado el procedimiento de deportación.  “Ahora se encuentra en un lugar seguro, fuera del hotel“, explicó la portavoz de ACNUR, Cecile Pouilly. “Está muy afectada psicológicamente después de todo lo que ha pasado y necesita un poco de espacio para respirar, pero en los próximos días seguiremos hablando con ella para establecer sus necesidades de protección”.

La joven ha comentado en su cuenta de Twitter que quiere ir a un tercer país, pero que ahora, bajo la protección de ACNUR se siente “segura” y que ha recuperado su pasaporte.

La joven se había encerrado en una habitación del hotel del aeropuerto internacional Suvarnabhumi de Bangkok, tras ser retenida, el sábado durante una escala en su viaje entre Kuwait y Australia. Asegura que huyó de su familia porque teme por su vida y que quiere pedir asilo en Australia. Habría aprovechado un viaje a Kuwait donde no se requiere la autorización de un familiar varón para permitir la salida del país a una mujer.

“Ha sido muy franca en redes sociales y ha mencionado que su familia la está amenazando“, explicó la portavoz de ACNUR que no puede dar más detalles por razones de confidencialidad y protección.

 

“No voy a dejar mi habitación hasta que no vea a ACNUR y quiero asilo”, dijo en un video publicado en Twitter por el subdirector en Asia de Human Rights Watch (HRW), Phil Robertson

Durante su encierro, Al-Qunun ha utilizado las redes sociales para informar sobre su situación y no ha parado de recibir mensajes de apoyo.

”Querida Rahaf, mis colegas de ACNUR están en el aeropuerto y tratando de contactar contigo”, aseveró Melisssa Fleming, jefa de Comunicación del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a 


1 comentario

ACNUR a la presidencia rumana de la UE en favor de los refugiados.

ACNUR hace un llamado a la Presidencia rumana de la UE para unir a los países de la UE en una respuesta más fuerte y justa para las personas refugiadas

Sam y Sara van a clases de coro dos veces por semana.

Niños y niñas refugiadas asisten a la práctica del coro en la escuela Gimnaziala Ferdinand I en Bucarest, Rumania, mayo 2018.  © ACNUR/Ioana Epure

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, presentó hoy sus recomendaciones para la nueva Presidencia rumana del Consejo de la Unión Europea (UE).

“ACNUR hace un llamado a Rumania para que use su próxima Presidencia para movilizar a la UE en torno a una respuesta más fuerte y justa para las personas desplazadas a la fuerza, que está en el corazón del Pacto Mundial sobre Refugiados. Esto incluye demostrar solidaridad de la UE con las personas refugiadas y los países de acogida”, dijo el Representante Regional de Asuntos de la UE del ACNUR, Gonzalo Vargas Llosa.

ACNUR también está instando a la Presidencia rumana a involucrarse fuera de la UE para ampliar la protección a nivel mundial. Esto incluye alentar a los Estados a prepararse para los movimientos de refugiados y establecer y fortalecer instituciones y procedimientos de asilo relevantes. El aumento de las vías legales, incluyendo la reunificación familiar, para que las personas no tengan que recurrir a traficantes y viajes peligrosos para buscar seguridad, también es vital para garantizar que la protección de los refugiados en todo el mundo sea sólida.

Entre las recomendaciones principales se encuentra la necesidad de garantizar un sistema de asilo justo, eficaz y bien administrado. En particular, una reforma del reglamento de Dublín debe contener un mecanismo efectivo de reubicación para apoyar a los Estados Miembro que reciben un número desproporcionado de solicitudes de asilo. Hasta que se establezca un mecanismo de este tipo, ACNUR alienta acuerdos ad-hoc para fomentar el reparto de responsabilidades entre los Estados Miembro de la UE.

ACNUR sigue dispuesto a proporcionar apoyo a la Presidencia rumana, a la UE y a sus Estados Miembro, para garantizar un sistema de asilo europeo funcional, justo y accesible, y un liderazgo a nivel mundial.

 

Para mayor información sobre el tema, por favor contacte:


Deja un comentario

Pacto mundial sobre migración y ahora sobre refugiados. Distinción. Próxima aprobación en la ONU

Pacto Mundial sobre Refugiados. ¿Es diferente al de migración y por qué es necesario?

ACNUR / Alessio Mamo
La refugiada iraní Maryam Khoshluie es una de las cocineras en el restaurante Orient Experience en Sicilia, que está gestionado por refugiados

16 Diciembre 2018

Los términos “refugiado” y “migrante” se han usado indistintamente para describir a los millones de personas que huyen de los conflictos o que buscan una vida mejor.  La ONU está estableciendo pactos mundiales para proteger mejor sus derechos, pero es crítico entender la diferencia entre migrantes y refugiados.

La Asamblea General de la ONU votará este lunes un nuevo acuerdo para logra una respuesta más sólida, justa y equitativa a los grandes movimientos de refugiados. El Pacto Mundial sobre Refugiados dará más apoyo a los que huyen de sus lugares de origen, pero también a los países que los reciben, que en su mayoría están entre los más pobres del mundo.

Se ha diseñado, tras dos años de consultas, para crear un modelo más sólido y sistemático que mejore las vidas de los refugiados y las comunidades de acogida, y no se debe confundir con el pacto de migración ( cuyo nombre oficial es Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular) que se adoptó en Marrakech la semana pasada.

Noticias ONU ha preparado esta guía para explicar la diferencia fundamental entre migrantes y refugiados y entre los dos pactos apoyados por la ONU que se han diseñado para mejorar las vidas de todas las personas que están en un país distinto al de origen.

Si acaban de aprobar el Pacto Mundial sobre Migración , ¿por qué hace falta otro?

Básicamente porque el Pacto Mundial sobre Migración se ocupa de los migrantes y éste de los refugiados. Aunque ambos son personas que han salido de su país, hay una distinción legal importante entre unos y otros.

La Declaración de Nueva York, adoptada en septiembre de 2016, estableció dos Pactos: uno sobre refugiados y otro sobre migración. Ambos son coherentes entre ellos, pero también persiguen objetivos muy diferentes.  Los dos acuerdos son voluntarios y no vinculantes legalmente.

¿Entonces, qué diferencias hay entre un migrante y un refugiado?

Los refugiados son personas que se encuentran fuera de su país de origen por temor a la persecución, al conflicto, la violencia generalizada, u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público y, en consecuencia, requieren protección internacional. La definición de refugiado se puede encontrar en la Convención de 1951, así como en el Estatuto del ACNUR.

A nivel internacional no hay una definición universalmente aceptada del término “migrante”. Las Naciones Unidas definen al migrante como “alguien que ha residido en un país extranjero durante más de un año independientemente de las causas de su traslado, voluntario o involuntario, o de los medios utilizados, legales u otros”. El uso común incluye ciertos tipos de migrantes a más corto plazo, como los trabajadores agrícolas de temporada que se desplazan por períodos breves para trabajar en la siembra o la recolección de productos agrícolas.

Por ejemplo, el Secretario General de la ONU, António Guterres, que es portugués, es inmigrante en Nueva York. “Pero yo no tuve que arriesgar la vida en un peligroso viaje para llegar allí”, dijo en Twitter.

¿La Convención sobre El Estatuto de los Refugiados ya no es válida?

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados se centra en los derechos de los refugiados y las obligaciones de los Estados, pero no trata de la cooperación internacional. Y eso es lo que el Pacto Mundial busca abordar.

“La Convención de 1951 no especifica cómo compartir la carga y las responsabilidades, y eso es lo que hace el pacto mundial. Responde a uno de los principales vacíos que hemos enfrentado durante décadas”, explica el responsable de protección internacional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Volker Türk. “Reponde a una de las mayores carencias que hemos tenido durante décadas”.

ACNUR / Gabo Morales

¿Por qué hace falta otro pacto para los refugiados?

Al final del 2017, había cerca de 25,4 millones de personas refugiadas alrededor del mundo, de las cuales más de la mitad son menores de 18 años. Además, la gran mayoría de las personas refugiadas (85%) viven en países en desarrollo. Turquía acoge a 3,5 millones de personas refugiadas, más que cualquier otro país.

Otros países realizan contribuciones financieras o de otro tipo a las personas refugiadas, pero su número es limitado. Diez donantes gubernamentales (incluida la Unión Europea) proporcionan casi el ochenta por ciento de los fondos del ACNUR, por ejemplo, y más de los dos tercios de las solicitudes de reasentamiento del ACNUR se dirigen a solo cinco países.

La brecha entre las necesidades de las personas refugiadas y las acciones para atenderlas es amplia y cada vez mayor.

¿Quién decidió crear este Pacto? ¿La ONU, ACNUR?

No, lo decidieron los Estados Miembros.  La Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes en septiembre de 2016, incluyó dos pasos clave sobre refugiados:

· Adoptaron el Marco de Respuesta Integral para los Refugiados o ‘CRRF’ (por sus siglas en inglés), que establece medidas que debe tomar la comunidad internacional en respuesta a una situación de refugiados a gran escala. En Centroamérica, donde hay 307.900 personas refugiadas y solicitantes de asilo, Belice, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México y Panamá crearon el Marco Integral Regional para la Protección y Soluciones (MIRPS), la aplicación regional de este pacto.

· Segundo, los Estados Miembros se comprometieron adoptar un ‘Pacto Mundial sobre Refugiados’ en 2018. Para ello, solicitaron al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que consulte con los Estados miembros y partes interesadas y propusiera un pacto.  La propuesta de pacto se presentó el 20 de julio de 2018.

ACNUR / Aubrey Wade

 

¿Quién ha negociado este pacto?

Estados Miembros de la ONU, expertos, sociedad civil y refugiados. Esto incluyó discusiones temáticas, consultas formales y evaluaciones en el Diálogo del Alto Comisionado sobre los Desafíos de Protección en diciembre de 2017.

El 13 de noviembre, el comité sobre asuntos sociales, humanitarios y culturales de la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución que ratifica el pacto de refugiados con una arrolladora mayoría y lo envió al pleno de la Asamblea para su adopción, prevista para la mañana del 17 de diciembre.

¿En qué consiste el Pacto?

El Pacto Mundial sobre Refugiados establece la arquitectura para que ante una gran crisis de refugiados la respuesta internacional sea “más sólida, más predecible y más equitativa”.  

Aunque no es jurídicamente vinculante, el Pacto orienta a la comunidad internacional para apoyar a los países y comunidades de acogida y a los refugiados. Este apoyo incluye recursos financieros adicionales, respaldo político, asistencia técnica, acuerdos comerciales preferenciales, mayor acceso al reasentamiento…

“Los refugiados son una preocupación internacional y una responsabilidad compartida. En el pacto, por primera vez tendremos un modelo práctico y factible, una serie de herramientas para traducir los principios en medidas”, explicó Filippo Grandi, el Alto Comisionado para los Refugiados, en la ONU. Tras décadas de mantener a los refugiados “apartados, relegados en campamentos en los márgenes de la sociedad”, decía Grandi, “el pacto da paso a un enfoque distinto”. “Incluir a los refugiados en la sociedad y la economía del país de acogida y permitirles que contribuyan a sus nuevas comunidades y que aseguren su propio futuro”, explicó, señalando que el pacto mundial comenzó con la solidaridad de estas comunidades.

Sus cuatro objetivos clave son:

1. Aliviar las presiones sobre los países que acogen refugiados;

2. Desarrollar la autosuficiencia de los refugiados;

3. Ampliar el acceso al reasentamiento en terceros países y otras vías complementarias;

4. Fomentar condiciones que permitan a los refugiados regresar voluntariamente a sus países de origen con condiciones de seguridad y dignidad.

ACNUR / Catianne Tijerina

¿Mi país estará obligado a acoger refugiados?

No más de lo que lo estaba hasta ahora. La convención de 1951 se enfoca en los derechos de los refugiados y las obligaciones de los Estados. El pacto mundial sobre los refugiados reafirma esos estándares y principios.

El pacto no pretende crear cargas adicionales o imposiciones a los países que acogen a un gran número de personas refugiadas, ni tampoco modificar el mandato del ACNUR. Busca desarrollar el régimen de refugiados que se ha establecido durante décadas.

Mi país ya acoge muchos refugiados. ¿Cómo nos ayudará este pacto?

El Pacto Mundial sobre Refugiados establece que un Estado de acogida o un país de origen que necesiten apoyo para responder a una situación de personas refugiadas a gran escala, podrían solicitar a ACNUR que active una Plataforma de Apoyo.

“Lo que queremos conseguir es una movilización muy rápida de apoyo: político, financiero, apoyo para el reasentamiento, de tal manera que los países – cuando se enfrentan a esta situación – no sientan que están solos, que a nadie le importa”, explica Türk. “Que, en realidad sí, la comunidad internacional se preocupa por las personas, pero también por el país afectado. Y que ofrece su solidaridad y actúa de manera solidaria con ellos. Eses es, realmente, el propósito”.

¿Qué diferencia marcará el Pacto en la vida de los refugiados o en las comunidades que los acogen?

Con la aplicación del pacto veríamos “una mejora en la educación de los niños refugiados, así como un mejor acceso a los servicios de salud, y más oportunidades de conseguir trabajo”, explica Volker Türk. ACNUR también espera que las comunidades acojan a los refugiados “de una manera diferente”, apartándose de las políticas de campamentos.

Además, el pacto aseguraría que países que reciben muchos refugiados, como Líbano, Uganda, Rwanda, Irán, y los de Centroamérica,  en los que las infraestructuras y los servicios de salud se ven sobrepasados,  tengan apoyo. “No solo desde una perspectiva humanitaria, sino también desde una perspectiva de cooperación para el desarrollo. Esa es la novedad”, añade Türk, que también espera que obtengan más plazas de reasentamiento y más alternativas para el traslado a terceros países – como la reunificación familiar, las becas para estudiantes o las visas humanitarias.

ACNUR / Santiago Escobar-Jaramillo

Pero si el pacto no es legalmente vinculante, ¿puede realmente marcar la diferencia?

Es cierto que no es legalmente vinculante, pero será adoptado por la Asamblea General de la ONU. “Una vez logrado, se demostrará un compromiso político muy fuerte de los 193 Estados Miembros para implementarlo, incluso si no es jurídicamente vinculante”, señala Türk. “En el mundo actual, a menudo así es como funciona el multilateralismo”.

¿De dónde va a salir el dinero para todo esto?

El pacto analiza lo que pueden aportar, además de los países miembros, el sector privado, las comunidades confesionales y las instituciones financieras internacionales.

El Banco Mundial ha establecido un instrumento financiero específico para los países de bajos ingresos -2000 millones de dólares durante un par de años- para ayudarles a abordar el impacto socioeconómico de los flujos de refugiados.

Si quieres leer más…

Aquí tienes una guía rápida de ACNUR. Aquí está la propuesta completa de ACNUR.

Para obtener más información sobre el Pacto Mundial para la Migración, puedes leer esta guía.

Producción: Beatriz Barral


Deja un comentario

Nuevo plan de ayuda a migrantes y refugiados de Venezuela

UN agencies launch emergency plan for millions of Venezuelan refugees and migrants

© UNHCR/Santiago Escobar-Jaramillo
Cucuta, border of Colombia with Venezuela. Thousands of refugees and migrants from Venezuela continue to enter Colombia daily, through the main regular entry point, crossing the Simon Bolivar International Bridge.

14 December 2018

A new plan to cover the urgent needs of millions of Venezuelan refugees and migrants, coordinated by the UN Refugee Agency (UNHCR) and the International Organization for Migration (IOM), was launchedin Geneva on Friday.

The plan, the first of its kind in the Americas, is a strategy to deal with an estimate three million people, the largest exodus from a single country in the region, in recent years. The vast majority of them have sought refuge in Latin American and Caribbean countries. The numbers leaving Venezuela have increased dramatically from 2017, and now, an average of 5,500 are crossing the border every day.

In the foreword to the plan, Eduardo Stein, UN Joint Special Representative for Venezuelan refugees and migrants, describes the challenges faced by Venezuelans he has met during his visits to the region, saying that they spoke of “hunger, lack of access to medical care, insecurity, threats, fear. They are families, women alone, children, young boys and girls, all in conditions of extreme vulnerability. All of them saw no other option than to leave their country – sometimes walking for days – seeking to live in dignity and to build a future.”

Refugees and migrants from Venezuela in Pacaraima, Brazil, located on the border with Venezuela. ©IOM/Amanda Nero

The launch of the plan was also an appeal for funding, focusing on four key areas: direct emergency assistance, protection, socio-economic and cultural integration; and strengthening capacities in the receiving countries. $738 million is needed in 2019, targeting 2.7 million people spread across 16 countries.

The UN agencies praised the generosity shown towards the refugees and migrants by regional host countries, described by Filippo GrandiUN High Commissioner for Refugees, as “humbling,” adding that the appeal underscores the urgency of this complex and fast-evolving situation and the need to support the host communities.” The infrastructure of these countries, and their ability to deal with the influx of refugees and migrants, are being stretched beyond capacity.