Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Migrantes y refugiados en América.

UNICEF/Tanya Bindra
Una mujer llora antes de reunirse con su hijo que fue deportado desde México.

19 Octubre 2018

El relator de la ONU para los derechos de los migrantes considera que involucrar a las fuerzas armadas puede llevar “inevitablemente” a que no se respeten los derechos de los centroamericanos. Sobre los venezolanos que han salido del país, Felipe González Morales pide a los países de destino que “atiendan las peticiones de asilo”.

El relator especial para los derechos de los migrantes*, Felipe González Morales, considera que recurrir a las fuerzas armadas para frenar la llegada de la caravana de migrantes a Estados Unidos sería “muy peligroso”.

“Inevitablemente, cuando se emplean las fuerzas armadas para tareas que no le son propias esto termina en violaciones de los derechos humanos”, señala en una entrevista con Noticias ONU.

La caravana de migrantes, compuesta por unas 3000 personas, que partió de San Pedro Sula, en Honduras, el sábado pasado llegó a la frontera entre Guatemala y México este viernes y, según informaciones de prensa, algunas personas lograron ingresar a la fuerza por el paso fronterizo de Tecún Umán. Los migrantes quieren que les dejen pasar hasta Estados Unidos pese a que el presidente Donald Trump ha amenazado con cerrar la frontera con México y enviar al ejército.

El relator cree que esta propuesta “da cuenta de un enfoque en el cual la protección de la seguridad es un valor absoluto sin consideración de los derechos humanos”. Los centroamericanos, asegura, tienen derecho “a solicitar asilo, a que sean consideradas seriamente esas solicitudes de protección internacional o a migrar de otra manera”.

Precisamente, González Morales, acaba de presentar un informe ante la ONU sobre el acceso de los migrantes a la justicia. En este sentido, asegura que “hay un serio déficit” en Estados Unidos, especialmente cuando los migrantes son retenidos en centros aislados a los que los abogados y organizaciones tienen difícil acceso. “Aquí en Estados Unidos la posibilidad de conseguir asilo es de cuatro a uno según se tenga representación legal o no”, explica.

En Estados Unidos la posibilidad de conseguir asilo es de cuatro a uno según se tenga representación legal o no

El relator también ve “problemas serios” porque la legislación establece que los casos migratorios solo excepcionalmente son vistos por un tribunal ordinario, dependiente del sistema judicial, y no por un juez de migración, que depende del Fiscal General que es parte del ejecutivo. “Además, en la mayoría de los casos no se suspende la deportación si está en curso con lo que la posibilidad de recurrir se vuelve ilusoria”, añade.

También le parece “sumamente grave” la intención de la administración estadounidense de modificar el reglamento sobre el concepto de ‘carga pública’. El cambio dificultaría la obtención de tarjetas de residencia para los inmigrantes que legalmente usan beneficios públicos, como cupones de alimentos o subsidios para tener un seguro médico (Medicaid). “Las personas tienen derechos independientemente de cuál sea su estatus migratorio, como a la alimentación, salud o acceso a la justicia”, explica. “Ese tipo de represalias van en contra de lo que establece el derecho internacional en la materia”, asegura. De hecho, en su informe pide a los Estados de la ONU “que refuercen las barreras cortafuegos” entre migración y los servicios públicos.

No he recibido respuesta a la solicitud para visitar Estados Unidos

Felipe González ha solicitado visitar Estados Unidos para poder presentar un informe más detallado sobre las condiciones que enfrentan los migrantes indocumentados, pero aún no ha recibido respuesta. “La solicitud se hizo en el mes de marzo y fue reiterada hace pocos meses”, explica. “Sería importante poder realizar la visita, ya que es parte de la cooperación internacional que los Estados tiene que brindar a los mecanismos de derechos humanos de Naciones Unidas”. Aun así, González se ha dirigido al Gobierno federal para mostrar su preocupación por los niños migrantes separados de sus padres, los detenidos y los Dreamers (jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños). “Estoy haciendo un seguimiento estrecho de la situación, pero no es comparable a poder hacer una visita y hacer un informe basado en ella”, señala.

Peticiones de asilo de venezolanos

González también está siguiendo de cerca la salida de más de dos millones de venezolanos desde 2015. “Me preocupa que tengan una recepción adecuada en los países (de acogida)”, dice. “He visto como los Estados latinoamericanos han empezado a adoptar algunas iniciativas de carácter multilateral, que creo que es muy importante, ya que esto no se puede solucionar, por su envergadura, de una manera bilateral”.

Dada la situación, explica, los Gobiernos latinoamericanos tienen que “atender las peticiones de asilo que se presenten”, analizando quienes son los que tienen necesidad de protección internacional y “abrir sus puertas para una migración regular de los ciudadanos venezolanos”.

El relator recuerda que, durante varias décadas, Venezuela fue un país de destino de migrantes de otros países de América Latina y de Europa. Ahora, “ha llegado el momento de que otros países latinoamericanos tomen medidas para acogerlos”.  Para ello, explica, “regularizarlos de manera expedita es un aspecto clave” para lograr que se puedan integrarse a esas sociedades.

Buena acogida a los venezolanos

A diferencia de lo que ocurre en otras regiones del mundo, el que se hable español en la mayoría de los países de acogida de venezolanos “facilita” la integración, remarca González, que cree que “si hay buena disposición de los Gobiernos” a nivel social también la habrá, “como ha ocurrido hasta ahora”.

Aunque “ha habido algunos episodios de xenofobia, han sido puntales”, aclara. “Yo diría que en general la población de los otros países ha recibido bien a los migrantes venezolanos”.

 

Pacto global de migración

La regularización de los indocumentados es uno de los puntos en el espíritu del Pacto Mundial sobre Migración, que se aprobará formalmente en diciembre en Marrakech.  Con la excepción de Estados Unidos, todos los Estados miembros de Naciones Unidas participan en este proceso, que es el primer gran intento de gestionar los flujos migratorios a escala internacional.

“Es un paso importante que tampoco va a cambiar las cosas de un día para otro, pero es importante tener un instrumento internacional en materia de migraciones al cual hayan concurrido prácticamente la totalidad de los estados”, opina González.

Los efectos reales del pacto en la vida de los migrantes dependerán “del seguimiento que se dé”, algo para lo que las agencias de Naciones Unidas han creado una red.  “Va a tener efectividad, pero hay qué ver cuánta y en qué lapso se desarrolla”, concluye.

Para estar informado de la actualidad internacional, descárgate nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android

*Felipe G

Anuncios


Deja un comentario

Grecia: situación de las mujeres refugiadas

Grecia: Mujeres refugiadas denuncian violencia, condiciones peligrosas y abandono oficial

Llegada a Eliniko, Atenas// Lene Christensen/Amnesty International
  • El secretario general de Amnistía, Kumi Naidoo, en Lesbos cuando la situación en las islas alcanza un punto crítico
  • Mujeres refugiadas alzan la voz por el cambio y exponen 10 peticiones para los líderes europeos

Mujeres que han huido de guerras y conflictos se están uniendo para luchar contra los horrendos abusos, incluida la violencia sexual, y para reclamar una vida mejor en Europa, revela Amnistía Internacional en un nuevo informe que se publica hoy.

I want to decide my future: Uprooted women in Greece speak out revela las arriesgadas travesías que hacen mujeres y niñas y las terribles condiciones y peligros a los que han de enfrentarse cuando por fin llegan a las islas o al territorio continental de Grecia. También pone de relieve la tremenda resiliencia y la fuerza que estas mujeres han demostrado para superar la adversidad.

La deplorable inacción de los gobiernos europeos a la hora de abrir rutas seguras y legales para las personas refugiadas que huyen de la guerra pone a las mujeres y niñas en riesgo de sufrir terribles abusos”, ha afirmado Kumi Naidoo, secretario general de Amnistía Internacional.

“Pero a pesar de las dificultades y contra viento y marea, estas mujeres encuentran fuerza para alzar la voz. Quienes ocupan posiciones de poder deben escuchar sus voces, atender a sus palabras y actuar en consecuencia. En estos tiempos de movimientos como #MeToo y #TimesUp, nos enorgullece apoyar a nuestras hermanas desarraigadas en Grecia para decirles que las vemos, las oímos, las creemos, y lucharemos con ellas.

Amnistía Internacional ha hablado con más de 100 mujeres y niñas que viven en campos de refugiados y otros alojamientos en Atenas y sus alrededores y en las islas griegas desde marzo de 2017. A partir de sus reflexiones, el informe que hoy se hace público presenta 10 peticiones claras para abordar las violaciones de derechos humanos que sufren las mujeres refugiadas.

Las mujeres que viajan a Europa corren un riesgo especial de acoso físico, verbal y sexual por parte de los traficantes de personas.

 

“Cuando los gobiernos europeos cerraron las puertas a las personas refugiadas, nosotras las mujeres quedamos más expuestas a los abusos de los traficantes”, dijo una refugiada siria a Amnistía Internacional. “No puedes pedir ayuda a la policía ni a otras personas porque eres ‘ilegal’. Los traficantes se aprovechan de eso.”

Incluso cuando llegan a las costas europeas, su suplicio no acaba. La mayoría de las personas refugiadas y migrantes que llegan a Grecia son ahora mujeres, niñas y niños: constituyen algo más del 60% de las personas que han llegado este año. Pero debido al acuerdo sobre migración alcanzado entre la Unión Europea (UE) y Turquía en marzo de 2016, las personas que llegan a las islas griegas se encuentran atrapadas en terribles condiciones en precarios campos de refugiados patrocinados por la UE.

El hacinamiento ha alcanzado un punto crítico, con casi 15.500 personas viviendo en cinco campos en las islas que fueron diseñados para albergar a unas 6.400 personas. Miles de personas, en muchos casos con necesidades específicas, como las que tienen una discapacidad y los bebés, duermen en tiendas de campaña alrededor de las zonas principales de los campos. La falta de saneamiento, el insuficiente suministro de agua potable para el consumo, las corrientes de aguas residuales y las plagas de ratones y ratas son habituales en todos los campos.

“Cada día es peor […]. El campo está tan abarrotado”, dijo una mujer en el campo de Moria, en Lesbos, que actualmente multiplica por 2,5 su capacidad inicial de 3.100 personas.

Aunque todas las personas refugiadas y migrantes padecen las consecuencias de estas condiciones, las mujeres y niñas sufren consecuencias específicas. Varias mujeres embarazadas explicaron a Amnistía Internacional que tenían que dormir en el suelo y tenía muy escaso o ningún acceso a atención prenatal. El mes pasado, según informes, una mujer dio a luz a su bebé en una tienda de campaña en el campo de Moria sin apoyo médico alguno.

Debido a la falta de cerraduras en las puertas de los baños y a la deficiente iluminación, actividades cotidianas como ir a los sanitarios, ducharse y hasta el mero hecho de caminar por la noche se convierten en actos plagados de peligros para las mujeres y niñas.

Una mujer dijo a Amnistía Internacional en el campo de Vathy, en Samos: “La puerta de la ducha no tiene cerradura. Los hombres entran cuando estás dentro. No hay luces en los sanitarios. Si es de noche, a veces voy a los sanitarios con mi hermana, o bien orino en un balde”.

En la Grecia continental hay unas 45.500 personas refugiadas y migrantes viviendo en alojamientos temporales en zonas urbanas o en campos de refugiados.

Las condiciones en los campos del territorio continental siguen siendo deficientes, y este año la falta de alojamiento ha obligado a reabrir tres campos que habían sido cerrados por considerarse inhabitables, sin ninguna mejora sustancial de las condiciones.

Una mujer yazidí procedente de Irak y residente en en el campo de Skaramagas, situado cerca de Atenas, dijo a Amnistía Internacional: “Nos sentimos totalmente olvidadas. Algunas de nosotras llevamos dos años en el campo y nada ha cambiado […]. Apenas puedo comunicar mis problemas porque nadie habla nuestra lengua”.

Tanto si viven en campos de refugiados como en pisos en zonas urbanas, la falta de información adecuada y de mujeres intérpretes son grandes obstáculos para acceder a servicios esenciales, como instalaciones de salud sexual y reproductiva o asistencia jurídica.

Sin embargo, pese a estos descomunales desafíos, las mujeres refugiadas en Grecia trabajan para transformar su situación. Las mujeres se unen para poner en marcha iniciativas que les permitan cambiar su vida, como espacios adecuados para mujeres en zonas urbanas donde mujeres y niñas se reúnen y pueden acceder a servicios, reconstruir redes de apoyo y adquirir conocimientos y aptitudes que necesitan para labrarse una vida mejor para ellas y sus familias.

“Unidas por crueles giros del destino, mujeres refugiadas que huyeron de lugares peligrosos en todo el planeta encuentran unas en otras valor, puntos en común y una notable resiliencia”, ha afirmado Kumi Naidoo.

“Estas hermanas lo están ‘haciendo por sí mismas’, pero cuando la situación en las islas ha llegado a un punto crítico, piden a las autoridades griegas que dejen de atrapar a las personas en las islas. Deben mejorarse las condiciones de recepción en el territorio continental, y los gobiernos europeos deben proporcionar con urgencia a las mujeres refugiadas el apoyo y la protección a los que tienen derecho y la bienvenida que merecen.”


Deja un comentario

UNICEF informa que son cada vez más los niños que llegan a Grecia entre refugiados y migrantes

Más de 7.000 niños refugiados han llegado a Grecia en 2018

Tal como informa UNICEF, cada día llegan más familias de refugiados con hijos a las islas griegas, que se enfrentan a riesgos de salud, seguridad y un fuerte estrés psicológico. A diario se registran episodios de violencia, abuso doméstico, protestas y disturbios.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

El número de niños refugiados y migrantes que llegaron a las islas griegas entre enero y agosto de 2018 ha aumentado un 32% respecto al mismo periodo del año pasado.

Más de 7.000 niños –una media de más de 850 al mes– han arriesgado sus vidas realizando un peligroso viaje por mar, para finalmente acabar en instalaciones masificadas e inseguras. Tomando como base los patrones de años anteriores, se espera que el índice de refugiados y migrantes que llegan a Grecia por mar siga incrementando en los próximos meses.

 

“A medida que el número de niños aumenta, las condiciones de los centros que los albergan se hacen más terribles y peligrosas”, explica el coordinador de UNICEFpara la asistencia a los refugiados y migrantes en Grecia, Lucio Melandri.

“Todas las personas que están viviendo en los centros de recepción e identificación, especialmente los niños, necesitan que se les derive sin demora al interior del país para garantizarles alojamiento adecuado, protección, atención médica y otros servicios básicos”, añade.

Más de un año de espera para recibir alojamiento

Aproximadamente el 80% de los 20.500 refugiados y migrantes que hay actualmente en las islas griegas, incluidos más de 5.000 niños, viven en centros de identificación y recepción, que se encuentran saturados y en condiciones insalubres.

Según la legislación nacional, los refugiados y migrantes deberían pasar un máximo de 25 díasen estos centros para completar los procesos de llegada. Algo que en la práctica no es posible ni viable.

 

A pesar de su gran fuerza de voluntad y compromiso, las autoridades y el personal local están desbordados y no han podido derivar a todos los niños en situación de vulnerabilidad ni a sus familias, a los servicios sociales apropiados. Algunos menores llevan más de 1 año en estas instalaciones saturadas y mal equipadas.

“ A medida que el número de niños refugiados y migrantes que llegan a las islas griegas aumenta, las condiciones de los centros que los albergan se hacen más terribles y peligrosas ”

El centro de Moria, en la isla de Lesbos, con capacidad para albergar a 3.100 personas, acoge actualmente a cerca de 9.000, más de 1.700 de ellas son niños. El de Vathi, en Samos, fue construido para 650 personas. Ahora viven en él 680 niños, y en total unos 4.000 refugiados y migrantes.

Niños refugiados: 1 baño para 70 personas

La realidad que se respira en este ambiente es dura de sobrellevar con dignidad.

Tal como informa UNICEF, cada día llegan más familias con hijos, que se enfrentan a riesgos de salud y protección, y a una grave angustia psicológica. A diario se registran episodios de violencia, abuso doméstico, protestas y disturbios.

El acceso al saneamiento e higiene es inadecuado. En algunos casos, 70 personas dependen de un solo aseo, lo cual causa filtraciones de aguas residuales y olores desagradables en los campos.

“ La realidad que se respira en este ambiente es dura de sobrellevar con dignidad ”

“La mayoría de niños y jóvenes que he conocido arrastran el trauma de la guerra y de haberse visto obligados a huir de sus casas. Ahora viven en condiciones lamentables, sin vislumbrar el final de su situación. Muchos sufren un grave estrés emocional”, explica Melandri, quien visitó los centros de Lesbos y Samos la semana pasada:

“Las autoridades griegas y las comunidades han hecho todo lo que podían para apoyar a los niños refugiados y migrantes, pero ya no pueden hacer frente a tantas llegadas y necesidades”, afirma.

“ El acceso a saneamiento e higiene es inadecuado. En algunos casos, 70 personas dependen de un solo aseo, lo cual causa filtraciones de aguas residuales y olores desagradables en los campos ”

Además de la derivación inmediata de refugiados y migrantes de las islas al interior de Grecia, se necesita urgentemente un mayor compromiso por parte de otros estados miembros de la Unión Europea, que prioricen a los niños y agilicen los procesos de reunificación familiar.

¿Qué hace UNICEF en Grecia?

UNICEF da apoyo a los niños refugiados y migrantes y sus familias en Grecia desde mediados de 2016, garantizando que más de 60.000 niños tengan acceso a servicios de protección infantil vitales –como apoyo psicosocial–, atención médica y educación.

Además, está trabajando con el Ministerio de Salud mediante la provisión de 85.000 vacunas por año para proteger a los más pequeños de posibles enfermedades, que dadas las condiciones extremas en las que viven, podrían resultar mortales.


Deja un comentario

Aplauso ONU por la acogida entre varios Países de 450 refugiados en el Mediterráneo.

                                                                                           (Foto de archivo)
19 Julio 2018

La Agencia de la ONU para los Refugiados celebra que los países europeos hayan alcanzado un acuerdo entre varios países europeos para acabar con el para acoger a unos 450 refugiados y migrantes que habían quedado varados en el mar en medio de una batalla por su desembarco. No obstante, considera que se necesita una solución a más largo plazo.

Desde el sábado, los gobiernos de Francia, Alemania, Italia, Malta, España y Portugal han acordado desembarcar y compartir el procesamiento de las 450 personas, incluidas las peticiones de asilo que puedan presentarse.

“Esperamos que estos acuerdos se implementen ahora de manera rápida y efectiva”, dijo Filippo Grandi, alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. “Además de poner fin a una dura prueba para estas personas, esto establece un ejemplo positivo de cómo, al trabajar juntos, los países pueden defender el rescate marítimo y gestionar las fronteras al mismo tiempo que cumplen con las obligaciones internacionales de asilo”.

“Sin embargo, se necesitan soluciones que vayan más allá de acuerdos poco sistemáticos o que se resuelvan barco por barco”, agregó Grandi.

“En la cumbre de la UE a fines de junio, los gobiernos europeos se comprometieron con un enfoque de colaboración más sostenido, predecible y mejor administrado para tratar con todas las personas rescatadas en el mar. Hasta que esto suceda, los arreglos para las llegadas en el Mediterráneo continuarán siendo a corto plazo e insostenibles; los intereses de un enfoque común en Europa se verán socavados y las vidas estarán en peligro con cada nuevo intento de viaje en barco “.

Sin embargo, se necesitan soluciones que vayan más allá de acuerdos poco sistemáticos o que se resuelvan barco por barco.

Acuerdos para gestionar el rescate

Hoy por hoy, los acuerdos mediterráneos más amplios para gestionar el rescate, el desembarco y el seguimiento del proceso subsecuente están lejos de ser adecuados. Las acciones recientes para rechazar el desembarco de personas rescatadas por buques no gubernamentales y otras restricciones a las operaciones de las ONG son profundamente preocupantes y no abordan las causas fundamentales que impulsan los flujos de refugiados y la migración irregular, ni la desesperación que impulsa a las personas a huir en barcos peligrosos. Esto significa que las personas continúan cruzando y se están perdiendo vidas.

Al mismo tiempo, aunque los Estados tienen la obligación de salvar vidas y brindar protección a los refugiados, las personas que son rescatadas no tienen el derecho irrestricto de elegir adónde desean ir. El desembarco debe realizarse en un lugar verdaderamente seguro, incluso para quienes puedan necesitar protección internacional; pero no necesariamente en un lugar de su preferencia.

Esta no es la primera vez que Grandi insta a los países europeos a trabajar juntos en la atención de esta crisis humanitaria. En una visita a Dinamarca en junio, el alto comisionado instó a las naciones a diseñar políticas de asilo coherentes en vez de lanzar carreras para introducir restricciones unilaterales que dañan a los refugiados y al propio continente.

“En un momento en que la gente está preocupada por el impacto de los conflictos en Medio Oriente y África, entiendo las preocupaciones de muchos europeos. Pero la solución radica en que los países trabajen juntos. Eso significa unirse para brindar seguridad a quienes lo necesitan, mediante acuerdos justos y coherentes en línea con el marco internacional que los europeos ayudaron a construir”, expresó Grandi.

Una solución amarrada con tensión

En la memoria reciente está el caso del barco Aquarius, donde las más de seiscentas  personas que viajaban en estaba bloqueada en las aguas entre entre Malta e Italia, y  sin que ningún país aceptabase  desembarco.

Finalmente, el Gobierno español decidió recibirlos en sus costas.

A pesar de que los arribos de migrantes y refugiados ha disminuido desde que alcanzó su punto máximo 2015, la situación continúa sacudiendo a Europa. Países como Italia y Malta, que se cuentan entre los primeros destinos, cada vez son más renuentes a recibir migrantes y refugiados.


Deja un comentario

A los cinco años de Lampedusa la voz del Papa en favor de los refugiados.

2018.07.06 Santa Misa2018.07.06 Santa Misa  (Vatican Media)

El Papa: ante los desafíos migratorios la respuesta es solidaridad

Al cumplirse cinco años de su visita a Lampedusa el Romano Pontífice celebró una misa en el altar de la Cátedra de Pedro por los migrantes, a la que participaron, precisamente, migrantes y socorristas.

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

Poco después de su elección como Sucesor de Pedro, el Santo Padre Francisco decidió visitar Lampedusa, la isla italiana que recibe cada día cientos de migrantes que buscan un futuro mejor y que huyen de guerras y carestías: era el 8 de julio de 2013. Así el Papa Francisco marcaba, con su primer viaje Apostólico, una de las prioridades de su pontificado: los migrantes.

Al cumplirse cinco años de aquella visita el Romano Pontífice celebró una misa en el altar de la Cátedra de Pedro por los migrantes, en la que participaron, precisamente, migrantes y socorristas.

Migrantes, víctimas de la cultura del descarte

En la homilía el Santo Padre partió de la advertencia del profeta Amós, «Escuchen esto los que buscan al pobre sólo para arruinarlo…Vendrán días en que les haré sentir hambre… hambre de escuchar la palabra del Señor», para recordar las víctimas de la cultura del descarte, entre ellas, a los migrantes y refugiados, “que siguen golpeando las puertas de las Naciones que disfrutan de un mayor bienestar”.

Las respuestas no han sido suficientes

Sucesivamente recordó su visita a Lampedusa, en la que se hizo eco del llamamiento perenne de Dios a la responsabilidad humana: “¿Dónde está tu hermano? La voz de su sangre clama a mí”, y manifestó que no se trata de una pregunta dirigida a otros, sino “a cada uno de nosotros”. Lamentablemente, las respuestas a esta apelación- dijo –  aunque sean generosas, no han sido suficientes, y hoy lloramos a miles de muertos.

Dios cuenta con nosotros para ayudar a nuestros hermanos

Haciendo presente la promesa de Dios «Vengan a mí todos los que están afligidos y agobiados, y yo los aliviaré» (Mt 11,28), Francisco puso de relieve que Dios Padre necesita de nuestros ojos para ver las necesidades de los hermanos y hermanas, nuestras manos para ayudar, nuestra voz para denunciar las injusticias cometidas en el silencio, a veces cómplice, de muchos y nuestro corazón para manifestar el amor misericordioso de Dios por los últimos, los rechazados, los abandonados, los marginados.

La hipocresía estéril de quien no quiere ensuciarse las manos

El Papa Francisco también puso en guardia sobre la tentación de tener una actitud de cerrazón ante quienes tienen derechos como todos a la seguridad y a una condición de vida digna, y también se refirió a quien construye muros, “reales o imaginarios”, en lugar de puentes. Para ello recordó el Evangelio de Mateo del día, en que Jesús reprocha a los fariseos sobre la estéril hipocresía de quien no quiere “ensuciarse las manos”: «Vayan y aprendan qué significa: Yo quiero misericordia y no sacrificios» (9,13).

La respuesta es la solidaridad y la misericordia

“Ante los desafíos migratorios de hoy, la única respuesta sensata es la de la solidaridad y la misericordia” afirmó el Papa, precisando que se trata de una respuesta “que no hace demasiados cálculos”, y que “requiere una división ecua de las responsabilidades, una honesta y sincera valoración de las alternativas y una gestión prudente”.

La política justa – aseguró – es aquella que se pone al servicio de la persona, de todas las personas interesadas; que prevé soluciones adecuadas para garantizar la seguridad, el respeto de los derechos y la dignidad de todos; que sabe buscar el bien de su país teniendo en cuenta el de los otros países, en un mundo cada vez más interconectado. Es éste el mundo que buscan los jóvenes.

Se necesita lealtad y compromiso

El Romano Pontífice aludió luego a la necesidad de un compromiso de lealtad y de buen juicio a llevar adelante junto con los gobernantes de la tierra y las personas de buena voluntad y manifestó que por este motivo, se sigue con atención el trabajo de la comunidad internacional para responder a los desafíos planteados por las migraciones contemporáneas.

En la conclusión, dirigió palabras en su lengua materna a los fieles presentes en la Basílica provenientes de España, socorristas y rescatados en el Mediterráneo: a los primeros expresó su gratitud por encarnar la parábola del Buen Samaritano, y a los rescatados reiteró su solidaridad y aliento y les pidió “que sigan siendo testigos de la esperanza en un mundo cada día más preocupado de su presente, con muy poca visión de futuro y reacio a compartir, y que con su respeto por la cultura y las leyes del país que los acoge, elaboren conjuntamente el camino de la integración”.

Escuche y descargue la homilía del Papa

 


Deja un comentario

El actor Ben Stiller nuevo embajador de buena voluntad ACNUR

El actor Ben Stiller tiene un nuevo papel como defensor de los refugiados

ACNUR/ Michael Muller
El actor Ben Stiller, embajador de buena voluntad de ACNUR, visita a refugiados en Guatemala

2 Julio 2018

La estrella de Hollywood ha sido nombrada Embajador de Buena Voluntad del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados. Stiller acaba de visitar Centroamérica, donde se ha reunido con víctimas del crimen organizado.

El actor estadounidense Ben Stiller, conocido por su papel en películas como Dodgeball, Zoolander y Meet the Parents, fue nombrado este lunes embajador de Buena Voluntad por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Stiller, que también es conocido por su labor humanitaria, empezó a colaborar con esta agencia en 2016 y, desde entonces, se ha dedicado a concienciar al mundo sobre los desplazamientos forzosos.

“Con más de 68 millones de personas desplazadas en todo el mundo actualmente, nunca ha habido una razón más apremiante o una mayor urgencia para mostrar solidaridad y apoyo a los refugiados. Por mi parte, haré lo que pueda como Embajador de Buena Voluntad de ACNUR, para abogar por los refugiados y alentar a otras personas a unirse a mí”, dijo Stiller.

Recientemente, Stiller visitó de Centroamérica, donde conoció a víctimas de la violencia del crimen organizado, que incluye asesinatos, violaciones, secuestros e incluso el reclutamiento forzoso de niños en pandillas.

“Aquí en Guatemala, conocí a familias, incluidos los niños, que experimentaron, en sus lugares de origen, un miedo y una violencia más allá de lo que podemos imaginar. Son vulnerables y han sufrido inmensamente”, declaró Stiller sobre su visita.

 

En los últimos años, un número creciente de personas en el Triángulo Norte de Centroamérica -El Salvador, Guatemala y Honduras- ha huido de la violencia sin control a manos de grupos criminales organizados y de las pandillas.

Según ACNUR, más de 7 millones de personas están ahora desplazadas y han solicitado asilo, especialmente de países de Centroamérica como El Salvador y Guatemala.

Con respecto a la crisis humanitaria en el sur de la frontera de Estados Unidos y la política de separación de los niños de sus padres, Stiller se ha declarado a favor de mantener a las familias juntas, muchas de las cuales vienen de Centroamérica.

“Ben será un gran Embajador de Buena Voluntad. He sido testigo personal de su compromiso con los refugiados del mundo y su extraordinaria capacidad para hablar sobre el complicado tema del desplazamiento de una manera clara, apasionada y convincente”, dijo Filippo Grandi, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados.

ACNUR trabaja con Gobiernos y socios sobre el terreno en lugares de todo el mundo para apoyar y proteger a los refugiados y ayudarlos a construir un mejor futuro. En Guatemala, ACNUR está trabajando con el Gobierno y los socios de la sociedad civil como parte de una respuesta integral regional.


Deja un comentario

Guterres visita a los refugiados rohinyas en Bangladesh

Guterres escucha los testimonios desgarradores de los refugiados rohinyás

Naciones Unidas
El Secretario General de la ONU, António Guterres, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim (en el centro), y el alto comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi (a la derecha) hablan con una joven refugiada rohinyá en Cox’s Bazar.

2 Julio 2018

El Secretario General visitó los campamentos en Bangladesh y aseguró que nada le había preparado para la escala de crisis y sufrimiento que encontró y apeló a la comunidad internacional para que aumente su apoyo.

“La violencia que enfrentaron los rohinyás en Myanmar desde agosto pasado es probablemente una de las historias más trágicas de violación sistemática de los derechos humanos jamás registrada”, expresó António Guterres durante su visita a Cox´s Bazar, el campamento de refugiados al sur de Bangladesh donde viven casi un millón de personas.

“Es inaceptable que estas personas que tanto han sufrido en Myanmar ahora tengan que vivir en las difíciles circunstancias que estos campamentos representan de manera inevitable”, agregó.

El titular de la ONU elogió al gobierno y al pueblo de Bangladesh por recibir “generosamente” a los refugiados y por brindarles protección y apoyo fundamental.

Al mismo tiempo, hizo un llamado a la comunidad internacional para que su solidaridad se convierta en apoyo para la minoría rohinyá que aún vive en Myanmar y a los desplazados que cruzaron la frontera.

“Hay que intensificar el plan y aumentar sustancialmente el apoyo financiero a todos los que trabajan en Bangladesh para proteger y ayudar a los refugiados”, expresó.

Guterres resaltó que la ONU continuará insistiendo en el derecho de retorno voluntario de los rohinyás a Myanmar, pero únicamente cuando existan condiciones que garanticen una vida con dignidad.

El titular de la ONU llegó a Bangladesh el domingo en la mañana para llamar la atención sobre la difícil situación de los refugiados y apelar a la comunidad internacional. En su visita le acompaña el presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, que el viernes anunció casi 500 millones de dólares en donaciones.

Ambos escucharon relatos de primera mano de la violencia que sufrieron los rohinyás en Myanmar. Algunos describieron vívidamente un clima de miedo por las incursiones militares en sus aldeas. Un hombre contó cómo las mujeres de su familia fueron violadas y asesinadas mientras él se escondía en el bosque. Otros describieron las continuas restricciones de libertad de movimiento y la falta de acceso a los servicios que les impone el gobierno de Myanmar.

En una conferencia de prensa, Kim hizo eco a las palabras del Secretario y pidió al mundo solidarizarse con los rohinyás para que puedan vivir una vida digna y tener acceso a lo básico.

“Nosotros, como Grupo del Banco Mundial, nos comprometemos a hacer más y más para asegurarnos de que los rohinyás obtengan algo de justicia”, declaró

Tanto Kim como Guterres se reunieron con mujeres y niñas, que también les contaron historias de violencia indescriptible contra ellas y sus familias.

UNFPA Bangladesh/Allison Joyce
El Secretario General, António Guterres, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, la directora ejecutiva de UNFPA, Natalia Kahem, y el Alto Comisionado para los Refuigiados, Filippo Grandi, comparten con refugiados rohinyás.

Los desafíos de las agencias humanitarias

La compleja crisis de los refugiados rohinyás estalló en agosto pasado tras los ataques a puestos remotos de la policía por parte de grupos armados que presuntamente pertenecían a la comunidad. Estos fueron respondidos con ataques sistemáticos a la minoría principalmente musulmana. Los grupos de derechos humanos, incluidos altos funcionarios de la ONU, han dicho que estas campañas equivalen a una limpieza étnica.

En las semanas siguientes, más de 700.000 rohinyás, la mayoría de ellos niños, mujeres y ancianos, huyeron de sus hogares hacia Bangladesh, con poco más que la ropa que llevaban puesta. Ya más de 200.000 refugiados rohinyás se refugiaban en el país vecino como resultado de desplazamientos anteriores.

Las agencias de las Naciones Unidas y los socios humanitarios han estado sobre el terreno, respondiendo a las necesidades tanto de los refugiados como de las comunidades que los acogen. Sin embargo, sus esfuerzos a menudo han sido abrumados por la magnitud de la crisis y el clima extremo.Uno de los desafíos más apremiantes es la temporada de los monzones, que trae lluvias torrenciales y la amenaza de ciclones, deslizamientos de tierra e inundaciones repentinas.

“Las fuertes lluvias y su impacto ya están agravando el sufrimiento de los refugiados mientras intentan reconstruir sus vidas”, dijo Natalia Kanem, directora ejecutiva del Fondo de Población de la ONU (UNFPA), que también formó parte de la delegación del Secretario General.

Kanem se comprometió a continuar haciendo todo lo posible para proporcionar servicios que salven las vidas de las mujeres y las niñas dentro de la población refugiada y sus comunidades de acogida, que han sido generosas al recibirlas.

UNIFEED
Gul Zahar, refugiada rohinyá de 90 años

La falta de financiación

Además del clima, la grave falta de recursos también ha obstaculizado la respuesta humanitaria. Un Plan de Respuesta Conjunta, lanzado por la ONU en marzo, solicitando 951 millones de dólares para proporcionar asistencia vital, solo cuenta con un 18% de financiación.

El apoyo anunciado por el Banco Mundial ayudará a mejorar las condiciones y a aumentar la asistencia de una respuesta puramente “humanitaria y de día a día”, dijo el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, quien también estuvo presente en Cox’s Bazar.

“De verdad contamos con estos recursos adicionales, y tal vez con más financiación que el Secretario General y el presidente del Banco Mundial podrán movilizar en el futuro, para estabilizar las condiciones y crear soluciones duraderas”, dijo el jefe del ACNUR.

Junto con el UNFPA y el ACNUR, todo el sistema de la ONU sigue comprometido para garantizar que los refugiados y las comunidades de acogida tengan acceso a la ayuda y la protección que tanto necesitan.