Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Las comunidades indígenas y el cambio climático.

Los pueblos indígenas son esenciales en la lucha contra el cambio climático

Datu Rico Pedecio, jefe de la tribu Manobo en Filipinas. Tras la devastación del tifón Haiyan, los Manobo reforestaron bosques y parques destruidos por las tormentas. Foto: FAO/Rommel Cabrera

26 de abril, 2017 — Las comunidades indígenas son esenciales para el éxito de las medidas para combatir el cambio climático, según un informe presentado este miércoles por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Oficina de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR).

El reporte sugiere que estas comunidades son afectadas significativamente por el fenómeno climático así como por las iniciativas que se toman para contrarrestarlo.

“Aunque los indígenas son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático, también son actores clave en los esfuerzos de mitigación y adaptación contra este flagelo debido a su conocimiento tradicional y ocupaciones únicas”, aseguró el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, en su encuentro diario con la prensa.

Según la pesquisa, las comunidades indígenas constituyen un 5% de la población mundial, cuidan cerca de un 22% de la superficie de la tierra y protegen el 80% de la biodiversidad del planeta.

El estudio enfatiza que para que la acción climática sea efectiva, los pueblos indígenas deben ser vistos como agentes de cambio y deben tener acceso a oportunidades de trabajo decente de manera que puedan desarrollarse como una comunidad innovadora que aporta al diseño de iniciativas y políticas.

Asimismo, las medidas que se tomen para combatir este fenómeno natural deben abordar los factores de riesgo que sufren específicamente estas comunidades.


Deja un comentario

La ONU en la Hora del Planeta y el cambio climático.

La ONU se une a la Hora del Planeta

El edificio de la ONU apagará sus luces este sábado por la Hora del Planeta. Foto: ONU-Kensuke Matsueda

25 de marzo, 2017 — Este sábado se celebra la ¨Hora del Planeta”, una iniciativa global que convoca a un apagón eléctrico de una hora en casas, empresas y dependencias públicas para concienciar sobre el cambio climático.

El edificio de la Secretaría de las Naciones Unidas se unirá a las 8 y 30 pm hora de Nueva York.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, recordó en un video que el cambio climático continúa afectando la vida de las personas y sus formas de subsistencia.

“El pasado año fue nuevamente el más caliente desde que se llevan registros y el histórico Acuerdo de París nos ofrece una oportunidad sin precedentes para ponerle un tope al ascenso de la temperatura, promover energías limpias y crear un futuro sostenible”, dijo.

Guterres añadió que los Gobiernos, el sector privado, y todos los individuos deben actuar por la construcción de un futuro sostenible y los invitó a incorporarse en la Hora del Planeta.

La iniciativa surgió en Sídney, Australia, hace 10 años y cuando se realizó por primera vez convocó dos millones de personas. En 2016 alcanzó un récord con cientos de millones de individuos en más de 7.000 ciudades de más de 170 países de todos los continentes, que apagaron sus luces para demostrar que el cambio climático “es una problemática que importa”.


Deja un comentario

Es necesario ayudar a los agricultores frente al cambio climático.

No apoyar a los agricultores frente al cambio climático pone en riesgo la producción futura de alimentos: FAO

La FAO instó a apoyar a los agricultores para su adaptación al cambio climático. Foto: FAO/Saliendra Kharel

13 de febrero, 2017 — El director general de la FAO, José Graziano da Silva, advirtió hoy que si no se actúa ahora para hacer los sistemas alimentarios más resistentes al cambio climático, se corre el riesgo de comprometer seriamente la producción de comida y se pone en peligro la meta de erradicar el hambre y la pobreza extrema para 2030.

Al participar en una mesa redonda sobre el cambio climático durante la 5ª Cumbre Mundial de Gobierno que se celebra en Dubai, Da Silva enfatizó especialmente la necesidad de apoyar a los agricultores pequeños del mundo en desarrollo, para que se adapten a los efectos del fenómeno.

“La gran mayoría de las personas que viven en pobreza extrema o sufren hambre dependen de la agricultura como medio de vida y son los más vulnerables a los impactos del calentamiento global y a las condiciones meteorológicas inestables”, apuntó.

El director de la FAO consideró que existen enfoques innovadores que pueden ayudarles a mejorar los rendimientos y a fortalecer su capacidad de recuperación, como el mayor uso de cultivos que fijen el nitrógeno, la mejora del manejo sostenible del suelo y la integración de la producción animal en los sistemas de cultivo.

Da Silva recordó que esos agricultores no tienen acceso a créditos y ni a los mercados, además de no contar con información y conocimientos y padecer inseguridad con respecto a la propiedad de la tierra.

También citó como ejemplo que 70 países no cuentan con sistemas meteorológicos, por lo que la FAO labora con la Organización Meteorológica Mundial (OMM) para el desarrollo de sistemas de bajo costo y de servicios para beneficiar a esos agricultores.


Deja un comentario

Cambio climático y emigraciones.

La tragedia de las migraciones por el cambio climático

Cuando se habla del cambio climático, normalmente los conceptos que la mayoría de personas asocian son la contaminación, el aumento de las temperaturas, el derretimiento de los polos, la lluvia ácida… Sin embargo, existe una realidad más desconocida pero que afecta a millones de personas en todo el mundo y que en el futuro se intensificará: los desplazados por el cambio climático.

La tragedia de las migraciones por el cambio climáticoLa tragedia de las migraciones por el cambio climático

¿Quiénes son los involuntarios protagonistas de este fenómeno? Según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), “los migrantes por motivos ambientales son personas que debido a cambios repentinos o graduales en el medio ambiente, que inciden negativamente en sus condiciones de vida, se ven obligados a -o deciden- abandonar sus viviendas habituales, ya sea de manera temporal o permanente, y se desplazan a otras partes de su propio país o fuera del mismo”.

Una figura sin legislación internacional

En la actualidad es complicado cuantificar el número de estos migrantes climáticos puesto que la legislación internacional no ofrece amparo a quienes huyen por este motivo, pero ACNUR –agencia de Naciones Unidas para el refugiado- vaticina que en los próximos 50 años entre 250 y 1.000 millones de seres humanos abandonarán su hogar a causa del cambio climático.

Por su parte, la OIM asegura que en las últimas tres décadas se han triplicado las sequías y las inundaciones y los cambios en el medio ambiente han provocado desplazamientos superiores a aquellos causados por los conflictos bélicos.

¿Qué factores provocan la migración climática?

La escasez de recursos naturales también provoca desplazamientosLa escasez de recursos naturales también provoca desplazamientos

Según la OIM, existen multitud de factores que causan los desplazamientos por el cambio climático y no siempre se pueden separar de los aspectos políticos, sociales y económicos. Sin embargo, señala algunas claves ambientales:

– La creciente aparición de desastres naturales derivados de la variación en las condiciones del clima aumenta el número de emergencias humanitarias y  por lo tanto desplazamientos de la población afectada.

– La incidencia del calentamiento global y sus consecuencias en las condiciones de vida, la sanidad y la alimentación de una zona en desarrollo puede potenciar la migración al empeorar una situación ya de por sí complicada.

– Al subir el nivel del mar, muchas zonas costeras y pequeñas islas pueden empeorar notablemente sus condiciones de albergar vida humana hasta volverse directamente inhabitables e incluso desaparecer.

– Problemas derivados de la escasez de recursos naturales como agua o alimentos pueden desembocar en situaciones tensas o conflictos armados, que a su vez obligan a la población civil a abandonar su lugar de origen.

Mitigación y adaptación de los países como solución

Para paliar los efectos del cambio climático en lo que se refiere a los migrantes climáticos, Naciones Unidas recoge en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible la necesidad de llevar a cabo medidas de mitigación reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero y de adaptación de las ciudades e infraestructuras haciéndolas más resilientes a los cambios. La innovación tecnológica, la eficiencia energética y la implantación de energías renovables, entre otras medidas,  cumplirán un papel clave en el futuro de la protección ambiental, crecimiento económico y desarrollo social.

Por su parte, la OIM ha financiado más de 500 proyectos como respuesta a la migración por motivos ambientales desde el año 2000.


Deja un comentario

Cambio climático: la proclamación de Marrakech

La COP 22 concluye con un firme compromiso de lucha contra el cambio climático

Las Maldivas se encuentran entre los países que sufren de manera desproporcionada los efectos del cambio climático. Foto: FAO/Prakash Singh

18 de noviembre, 2016 — La 22º Conferencia de las Partes de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático (COP 22) concluyó este viernes en Marruecos con la firma de la “Proclamación de Marrakech”, declaración de intenciones que refleja el compromiso mundial para frenar el calentamiento global.

El texto recoge la voluntad de todos los asistentes en torno a las acciones que implementarán antes de 2020 y cómo se responderán las necesidades de los países más vulnerables.

El documento también llama a “facilitar el acceso a la financiación para los proyectos climáticos y reforzar las capacidades y esfuerzos de países desarrollados hacia los más pobres para adaptarse a los impactos del calentamiento global”.

Aziz Mekouar, canciller de Marruecos, tuvo a su cargo la lectura de la declaración final. En una entrevista con Radio ONU, consideró que la reunión marcó un nuevo hito dentro de las negociaciones de Naciones Unidas sobre el tema.

“Creo que este cambio que se está operando va a impactar todas las nuevas COPs que van a venir. Lo más importante es que hay un acuerdo y no vamos a volver atrás. Hay que entrar en acción y esta es hacia el desarrollo sostenible”.

Los países más vulnerables a los efectos del cambio climático se comprometieron a llevar a cabo acciones concretas para la implementación del Acuerdo de París.

Las más de 45 naciones que conforman el Foro de Países Vulnerables al Clima (CVF) emitieron una declaración conjunta en la que subrayaron que van a “sobrevivir y a prosperar”.

Este foro agrupa a los Estados que se ven afectados de manera desproporcionada por los impactos del cambio climático y su misión es ejercer presión adicional para afrontar ese desafío.

Sus miembros provienen de todas las regiones del planeta e incluyen a las Islas Maldivas, Costa Rica, Afganistán, Bangladesh, Etiopía, Tuvalu, Madagascar y Nepal.

En la declaración, dada a conocer como la “Comunicación de Marrakech”, se propone que los países cuya contribución determinada a nivel nacional no corresponda de manera equitativa a su respectivo nivel de emisiones, según lo establece el Acuerdo de París, actualicen esas contribuciones a más tardar en 2020.


Deja un comentario

Marrakech: buenas perspectivas sobre la respuesta al cambio climático.

COP 22: líderes de todo el mundo respaldan el Acuerdo de París en Marrakech

Banderas de los países participantes en la COP 22 ondean en la entrada donde se celebra esa conferencia, en Marrakech. Foto: UNFCCC

15 de noviembre, 2016 — Pocos días después de la entrada en vigor del Acuerdo de París sobre cambio climático, líderes de todo el mundo mostraron hoy un fuerte apoyo a su implementación.

Así lo destacó el Secretario General de la ONU este martes en la apertura del segmento de alto nivel de la Conferencia sobre Cambio Climático ( COP 22) que se celebra en Marrakech, Marruecos hasta el 18 de noviembre.

Ban Ki-moon señaló que los países han apoyado firmemente el Pacto porque se han dado cuenta que sus propios intereses nacionales están mejor asegurados cuando persiguen el bien común.
El Acuerdo de París entró en vigor el 4 de noviembre pasado, años antes de lo que se esperaba.

El Secretario General destacó que el Pacto logró 109 ratificaciones que contabilizan el 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero, sobrepasando el umbral mínimo requerido para que este Pacto se haga efectivo.

“Las ciudades, sus ciudadanos y los ejecutivos de empresas han sido cruciales para movilizar apoyo político para el Acuerdo de París. También se encuentran entre los más visionarios y ambiciosos para construir economías bajas en carbono y resilientes que prosperarán en un mundo cambiado por el clima”, dijo el titular de la ONU.

Ban llamó al sector empresarial a aprovechar las oportunidades que se han generado en energías renovables e innovaciones amigables con el medio ambiente. A su vez, animó a asociaciones entre el sector público y privado para transformar áreas clave de las economías que incluyen el uso del suelo agrícola hasta el transporte sustentable.

Asimismo, pidió a la sociedad civil continuar con sus esfuerzos para hacer rendir cuentas a los gobiernos de manera a que cumplan con sus promesas en este campo.

El Secretario General ofreció además una conferencia de prensa en la que subrayó que la entrada en vigor del Acuerdo de París demuestra que el cambio climático es real y que ningún país, por más poderoso que sea, está inmune a los impactos de este fenómeno.
También señaló que las naciones se han dado cuenta que es de su propio interés actuar ahora.

Al ser preguntado sobre las declaraciones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, en relación con sus intenciones de retirarse del pacto, Ban Ki-moon consideró que Trump entiende que existen fuerzas de mercado incursionando en este campo y que todos necesitamos aprovechar esas tendencias por el bien del planeta y de las especies.

A su vez, remarcó que “la unidad global en torno al cambio climático que antes parecía impensable ahora se ha vuelto imparable”.


Deja un comentario

Marrakech: conferencia sobre cambio climático. Mensaje del Papa

El Papa envía su mensaje a los participantes en la COP22

(RV).- El Papa Francisco envió su mensaje a los participantes a la segunda sesión de la COP22 sobre el cambio climático, reunidos en Marrakech.

Dirigiéndose al Ministro del Exterior y presidente de la 22ª Sesión de la Conferencia de los Estados Parte en la Convención – Cuadro de las Naciones Unidas sobre los cambios climáticos, Sr. Salaheddine Mezouar, el Papa inicia su mensaje partiendo de la actual situación de degrado ambiental que se vive, la que indica como “fuertemente vinculada al degrado humano, ético y social”. Una situación que interpela a todos – señala –  y que “lleva a reunirse con un sentido renovado de conciencia y de responsabilidad”.

En el mensaje el Santo Padre afirma que la adopción por parte del reino de Marruecos de la COP22, representa una toma de conciencia de que – frente a temas tan complejos como el cambio climático – la acción individual y/o nacional no es suficiente, sino que se necesita de “una respuesta colectiva responsable comprendida como la colaboración para construir la casa común”.

Asimismo nota que la rápida entrada en vigor del Acuerdo refuerza la convicción de que “es posible y debido, vehicular la inteligencia para dirigir la tecnología, cultivar y limitar el propio poder y poner esto al servicio de otro tipo de progreso, más sano, más humano, más social y más integral (Enc. Laudato si’ ibid.,112) que sea capaz de poner la economía al servicio de la persona humana, de construir la paz y la justicia, y de salvaguardar el ambiente”.

“El acuerdo de París, – escribe – ha trazado un camino claro sobre el cual la entera comunidad internacional está llamada a compremeterse; la COP22 representa una etapa central de este recorrido. Este incide sobre toda la humanidad, en particular sobre los más pobres y las generaciones futuras, que representan la componente más vulnerable del preocupante impacto de los cambios climáticos y vuelve a llamar a la grave responsabilidad ética y moral de actuar sin demora, de la manera más libre posible de presiones políticas y económicas, superando los intereses y los comportamientos particularistas”.

Así es como con tal perspectiva, el pontífice dirige sus saludos al Presidente y a los participantes en dicha conferencia, con el aliento para que los trabajos de estos días estén animados por el mismo espíritu colaborativo y propositivo puesto de manifiesto en la COP21.”Después de ésta ha iniciado la fase de aplicación del Acuerdo de París, delicado momento en el que nos confrontamos, entrando en modo más concreto en la elaboración de las normas, de los mecanismos institucionales y de los elementos necesarios para su correcta y eficaz aplicación. Se trata de aspectos complejos que no se pueden delegar únicamente al diálogo técnico, sino que necesitan de un apoyo continuo y de impulso político, basado en la conciencia de que ‘somos una sola familia humana. No hay fronteras ni barreras políticas o sociales que nos permitan aislarnos, y por eso mismo tampoco hay espacio para la globalización de la indiferencia’ (ibíd., 52)”.

Así es como uno de los aportes principales del acuerdo que destaca el Papa Bergoglio es aquel de estimular y promover estrategias de desarrollo nacional e internacional que estén basadas en una calidad ambiental solidaria, que anime asimismo a la solidaridad hacia las poblaciones más vulnerables, y que haga pie en los vínculos existentes entre la lucha al cambio climático y la lucha contra la pobreza. “Somos conscientes – agrega– que no se puede limitar todo a la dimensión económica y tecnológica”, las cuales define como “necesarias pero no suficientes”: “es esencial y obligado tener en consideración también los aspectos éticos y sociales del nuevo paradigma de desarrollo y de progreso”.

En este punto del Mensaje el Obispo de Roma dirige la atención  – citando nuevamente la Laudato sí  – a la educación y a la promoción de estilos de vida dirigidos a favorecer modelos de producción y de consumo sostenibles, con el consecuente crecimiento de una conciencia responsable hacia nuestra casa común, y llama a los Estados miembros y a la sociedad civil, al sector privado, al mundo científico, a las instituciones financieras, a las autoridades sub nacionales, a las comunidades locales, y a las poblaciones indígenas a dar su propia contribución a tal fin.

El Sucesor de Pedro concluye enviando sus mejores deseos para que los trabajos de la Conferencia “estén guiados por una conciencia de responsabilidad que impulse a cada uno a promover de modo serio una cultura del cuidado de la creación y del prójimo que impregne a toda la sociedad”.

“El estilo de vida basado en la cultura del descarte es insostenible y no debe tener lugar en nuestros modelos de desarrollo y de educación”, reitera, e indica, por último, el desafío educativo y cultural al cual “no se puede dejar de responder” durante el proceso de implementación del Acuerdo de París.

(Griselda  Mutual – Radio Vaticano)