Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Realidad preocupante del cambio climático. Datos estadísticos. ONU. Informe

¿Cuántas más alarmas se necesitan para que el mundo afronte el cambio climático?

ONU/R. Kollar
Con los esfuerzos actuales, para 2030 solo se alcanzaría un tercio de la reducción de emisiones requerida para cumplir los objetivos climáticos. Foto: PNUMA

29 Marzo 2018

Para António Guterres el cambio climático continúa siendo la mayor amenaza que enfrenta la humanidad pese a las constantes noticias de escaladas de tensiones y conflictos.

En una rueda de prensa en Nueva York, el Secretario General de las Naciones Unidas llamó a los líderes mundiales a reducir el número de emisiones contaminantes a la atmósfera al menos en un 25% para el año 2020 y les convocó a asistir el año próximo a una cumbre sobre el cambio climático.

“La ciencia lo exige. La economía mundial lo necesita. El sustento de cientos de millones de personas depende de ello. La seguridad alimentaria, la salud y la propia estabilidad están en juego”, destacó  tras conocer los recientes datos sobre el estado del clima del planeta  publicados por la Organización Meteorológica Mundial, el Banco Mundial y la Agencia Internacional de Energía.

El titular de la ONU manifestó su preocupación sobre el tema al destacar que en 2017  se alcanzaron varios graves hitos y destacó que el costo económico de los desastres relacionados con el clima registró un récord: 320.000 millones de dólares.

Añadió a ese dato que las concentraciones en la atmósfera de gases de efecto invernadero, como eldióxido de carbono, metano y óxido nitroso, son las más altas en 800.000 años

A su vez, recordó que la temporada de huracanes en el caribe fue la más cara de la de la historia y produjo efectos negativos a décadas de desarrollo en la región, . Tamtibén resaltó la grave sequía en África que obligó a casi 900.000 personas a abandonar sus hogares y las inundaciones causadas por las lluvias monzónicas que afectaron a 41 millones de personas en Asia.

 

De no tomarse medidas con rapidez los objetivos del Acuerdo de París serán inalcanzables.

De no tomarse medidas con rapidez los objetivos del Acuerdo de París serán inalcanzables.

La dificultad para  cumplir con el Acuerdo de París

El Secretario General compartió la preocupación de la comunidad científica que señala que, de no tomarse medidas con rapidez serán inalcanzables los objetivos del Acuerdo de París, entre ellos el mantener el aumento de la temperatura mundial por debajo de los 2 grados.

“Empiezo a preguntarme cuántas alarmas más deben sonar antes de que el mundo esté a la altura del desafío”.

Pese a destacar que las energías limpias y ecológicas son más asequibles que nunca recordó las enormes ayudas que reciben las industrias que trabajan con combustibles fósiles. Estas subvenciones dificultan la transición a energías más verdes.

“Como muchos han señalado, la Edad de Piedra no terminó porque el mundo se quedó sin piedras. Terminó porque había mejores alternativas.  Lo mismo se aplica hoy en día a los combustibles fósiles” dijo.

Guterres destacó que el cambio climático avanza con más rapidez que la humanidad por lo que se necesita voluntad política, innovación, financiación y asociaciones para ganar esa competición.

Anuncios


Deja un comentario

Mexico y la FAO crean un fondo para el cambio climático en el Caribe.

México y la FAO crean un fondo para luchar contra el cambio climático en el Caribe

ONU/Rick Bajornas
Vista aérea de Condrington, Antigua y Barbuda

8 Marzo 2018

El país aportó 4,3 millones de dólares para la iniciativa que se oficializó este jueves durante la conferencia regional del Fondo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura en Montego Bay, Jamaica.

El nuevo fondo trabajará con los veinte países miembros y asociados de la Comunidad del Caribe (CARICOM, por sus siglas en inglés) y con naciones de Mesoamérica en cuestiones sobre el cambio climático.

Según el acuerdo firmado este jueves, México y la FAO apoyarán el diseño y la ejecución de proyectos para obtener recursos de fuentes como el Fondo Verde para el Clima y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial.

“Con estos fondos de México, la FAO podrá preparar proyectos de inmediato y movilizar recursos. El carácter multiplicador de este fondo es muy importante, ya que cada dólar invertido se multiplica. Creo que podremos movilizar hasta 300 millones de dólares para los países del Caribe”, explicó el director general de la FAO, José Graziano da Silva.

El Fondo también luchará por fortalecer las agencias e instituciones caribeñas involucradas en la adaptación y resiliencia ante el cambio climático, promoviendo la cooperación sur-sur con otros países de la región.

La FAO estima que se necesitan cien mil millones de dólares para mitigar el cambio climático en América Latina, por lo que llama a los gobiernos a invertir en programas ambiciosos a gran escala.

“Todos los países tienen la necesidad de acceder a todos los fondos disponibles, independientemente de su nivel de desarrollo. El cambio climático es un desafío mundial, y la cooperación internacional es la única forma de enfrentarlo”, dijo da Silva.

Actualmente dieciocho países de la región están trabajando con la FAO para desarrollar cuarenta y cinco proyectos del Fondo para el Medio Ambiente Mundial, mientras que siete países están creando ambiciosas propuestas de financiación para el Fondo Verde del Clima.

El peligro de los pequeños Estados insulares en desarrollo

“Para los pequeños Estados insulares en desarrollo en el Caribe, el cambio climático es una cuestión de vida o muerte”, dijo el director general de la FAO, quien explicó que, debido a su pequeña área geográfica, aislamiento y exposición, los efectos de este fenómeno se agravan.

La FAO ayuda a estos pequeños Estados a integrar el sector agrícola en las prioridades del cambio climático y las contribuciones determinadas a nivel nacional.

El proyecto del Sector Pesquero del Caribe Oriental está trabajando en siete países (Antigua y Barbuda, Dominica, Granada, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas y Trinidad y Tobago).

La iniciativa desarrolla las capacidades de los pescadores al mismo tiempo que mejora la gobernanza de la pesca e introduce medidas de adaptación al cambio climático en este sector, que resulta clave para garantizar la seguridad alimentaria en el Caribe.


Deja un comentario

Tres grandes compañías deciden unirse a la lucha contra el cambio climático.

Tres grandes compañías de inversiones se unen a la lucha contra el cambio climático

La Coalición de Descarbonización de Portafolios, ahora cuenta con 31 inversores que monitorean un total de 800.000 millones de dólare. Foto: ONU/ Vibhu Mishra

12 de diciembre, 2017 — Tres grandes compañías se unieron este martes a la Coalición de Naciones Unidas que busca reducir la huella de carbono en miles de millones de dólares de inversiones.

El propietario de activos La Caisse de dépôt et placement du Québec , así como los gestores de Sarasin & Partners y SURA Asset Management con sede en América Latina ahora serán parte del grupo de inversionistas que se comprometieron a medir, reportar y reducir su huella de carbono.

La Coalición de Descarbonización de las Carteras, ahora cuenta con 31 inversores que monitorean un total de 800.000 millones de dólares. Una cifra que superó dramáticamente el objetivo original del grupo, que era de 100.000 millones en 2015.

El anuncio ocurre cuando líderes mundiales se reúnen en París para la Cumbre One Planet del presidente francés Emmanuel Macron, y envía una fuerte señal sobre la importancia de mitigar el cambio climático.

“Las inversiones con más carbono se traducen en un mayor riesgo, no solo por las posibles tarifas o precios del carbono, sino también por los cambios en la tecnología que pueden dejar atrás a los activos con alto contenido de carbono”, dijo Erik Solheim, director de ONU Medio Ambiente.

La descarbonización de las carteras significa que los inversionistas integran sistémicamente la información relacionada con el carbono, como los ingresos provenientes del combustible fósil, en el diseño de la cartera y la asignación de capital, señalando que el cambio climático y la respuesta corporativa serán críticos para el valor del accionista y los intereses de los inversionistas en el futuro.

“El éxito de la Coalición es una señal clara para los gobiernos y las empresas de que el cambio climático y las estrategias con las que responden las empresas de todos los sectores ya están firmemente en el radar de los mayores inversores del mundo y están allí para quedarse”. “, dijo Solheim.


Deja un comentario

Insuficiente respuesta del mundo al cambio climático. Declaración del secret. gen. ONU

Secretario General afirma que todavía no se está ganando la batalla contra cambio climático

Un pastor atiende a su rebaño en el norte de Pakistán. Foto: FIDA/Joanne Levitan

12 de diciembre, 2017 — “Todavía no estamos ganando la batalla contra el cambio climático”, destacó el Secretario General de Naciones Unidas durante la cumbre medioambiental One Planet que se celebra este martes en París.

El cambio climático representa el desafío más determinante de la época en que vivimos, pero contamos con aliados importantes para combatirlo: la ciencia y la tecnología, dijo António Guterres.

El titular de la ONU destacó que el progreso tecnológico ya ha puesto de manifiesto la falsedad de que la respuesta al cambio climático supone una amenaza para la economía y subrayó los beneficios de invertir en la economía verde.

El costo de la energía renovable está cayendo en picado y un número cada vez mayor de ciudades adopta medidas y establece objetivos medioambientales ambiciosos, puso como ejemplo Guterres.

“El mensaje es sencillo: los que no apuesten por una economía verde vivirán en un futuro gris”, dijo.

El Secretario General exhortó a los países ricos a cumplir la promesa hecha en París el año 2015, de aportar 100.000 millones de dólares al año para los países en desarrollo, con el objetivo de satisfacer las necesidades de mitigación y adaptación al cambio climático de esas naciones.

Además, instó a los gobiernos a realizar una mayor inversión en el Fondo Verde para el Clima.

Guterres destacó que los países en desarrollo no son responsables del problema al que se enfrentan y, por lo tanto, es de justicia que los países desarrollados les ayuden.

El titular de la ONU subrayó la importancia de contar con inversiones de capital privado ya que los gobiernos no pueden solventar solos los problemas generados por el cambio climático.


Deja un comentario

La cumbre de Bonn sobre el cambio climático.

Bonn: Una veintena de países anuncian una alianza contra el carbón

La región de América Latina y el Caribe arroja a la atmósfera 371 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono por el consumo de madera y carbón. Foto de archivo: Banco Mudial/Lundrim Aliu

17 de noviembre, 2017 — La Cumbre del Clima de Bonn (COP23) ha reunido durante las últimos dos semanas a cerca de 25.000 personas de unos 200 países. El objetivo era analizar la letra pequeña del Acuerdo de París. De la cumbre, salen algunos compromisos concretos.  Canadá y Reino Unido lanzaron este jueves una alianza para pedir a los países que establezcan un calendario de cierre de sus centrales de carbón, el combustible fósil que más contribuye al cambio climático.

A alianza se suman también Angola, Austria, Bélgica, Costa Rica, Dinamarca, Fiyi, Finlandia, Francia, Italia, Luxemburgo, Islas Marshall, México, Holanda, Nueva Zelanda, Portugal, y Suiza. Y el objetivo es llegar a la próxima cumbre del clima de Katowice (Polonia) con al menos 50 países en la plataforma.

El objetivo es llegar a la próxima cumbre del clima de Katowice (Polonia) con al menos 50 países en la plataforma.

El carbón genera el 40 % de la electricidad en el mundo, pero que es “una de las mayores fuentes de contaminación, y de problemas para la salud de las personas”, dijo al hacer el anuncio la ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, Catherine McKenna.

La creación de alianzas de países es para clave para Jose Luis Samaniego, Director de la División de Desarrollo Sostenible de la Comisión Económica para América y el Caribe (CEPAL). “El gran reto es lograr trabajar con los mejores ejemplos regionales y hacer grandes grupos de países que favorezcan el cambio”, explica en una entrevista con Noticias ONU.

Samaniego cree que en América Latina se lograrían más avances si se abordara el cambio climático como región y no país a país.

“Por ejemplo comparar metodologías es mejor hacerlo a nivel regional y permite que los países aprendan más rápido. Alcanzar un estándar de contabilidad o medición también es un esfuerzo que funciona mejor regionalmente que yendo país por país, porque acabas no teniendo datos comparables”, explica.

Considera que el mayor reto de la región es generar una mentalidad coherente en torno a los nuevos requerimientos del desarrollo.

“Y ahí tenemos el problema no sólo del cambio climático, sino de la Agenda 2030 y no todos los objetivos son compatibles entre sí, en el sentido de que una tasa de crecimiento alta puede favorecer las emisiones y una tasa que no sea suficientemente alta no te resuelve los problemas del empleo”, remarca. “Tienes que lograr el punto donde ambas políticas se encuentran. Tienes que lograr que la política climática se convierta en una política de desarrollo, que mejore en todos los campos: empleo, crecimiento, genere diversificación productiva y proteja tus divisas”.

¿Cómo se logra esto? “Con una combinación de, por ejemplo, mayor absorción de energías renovables, mayor penetración de vehículos de transporte eléctricos a escala masiva, pero junto con una política industrial que te permita fabricar regionalmente los componentes de esos nuevos sectores industriales. Ahí estarías combinando, protección de divisas, protección de empleo y un motor nuevo para el desarrollo con protección del clima”.

Samaniego insiste en que las alianzas hacen ver a los países reticentes que no es imposible reproducir políticas comparables.


Deja un comentario

La WWF y la Conferencia de Bonn sobre el cambio climatico

 

Llega noviembre y con él, una nueva Cumbre del Clima. La ronda de negociaciones sobre el cambio climático de las Naciones Unidas. La COP (Conferencia de las Partes) es el principal órgano de toma de decisiones de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC). Su tarea principal es evaluar las medidas adoptadas por los 198 países miembros para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Este año se celebra en Bonn (Alemania) y es la número 23.

Las expectativas en cuanto a avances concretos para esta cumbre son bastante “discretas”. Marrakech (la COP 22) tampoco supuso grandes avances. Ahora bien, los últimos estudios científicos alertan de la importancia de lograr avances y compromisos reales y urgentes:

  • La reunión de este año se inaugura con un recién estrenado estudio científico de la Organzación Mundial de la Metereología (OMM) muy poco esperanzador. En él, se pone de manifiesto que 2016 fue un año con un índice de CO2 en la atmósfera de 403,3 partículas por millón (ppm), una cifra peligrosa (en 2015, la concentración de dióxido de carbono fue de 400ppm).
  • Además, la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de los Estados Unidos (NOAA) han declarado 2016 como el año más cálido registrado desde que hay datos.
  • En el caso de España, el calor del verano, que se está alargando con lo que la gente en la calle ya ha bautizado como “veroño“, sumado a la sequía que arrastramos, preocupan a toda la ciudadania.
  • Por último, el anuncio del abandono de EEUU (decisión de la Administración Trump) del Acuerdo de País es la guinda del pastel, siendo Estandos Unidos uno de los países con mayores emisiones de CO2 a la atmósfera.

Lejos de desanimarnos por las malas noticias, para todos los que estamos comprometidos con el Planeta, estas noticias nos empujan aún más en nuestro empeño por buscar soluciones que nos permitan cumplir con el principal objetivo del Acuerdo de París: no rebasar la temperatura del Planeta en 2º para final de siglo, y hacer todo lo necesario para no subirla en 1,5º. 

En esta edición, Fiji asumen la presidencia. Su Primer Ministro, Frank Bainimarama, ha establecido las prioridades que tendrá esta cumbre climática. Fiji es un país formado por más de 300 islas en el Océano Pacífico, y es un lugar altamente vulnerable a los efectos del cambio climático. Para evitar sus peores impactos, esperamos que en Bonn:

– Se aceleren las acciones climáticas de aquí al 2020 para asegurar que ese año se alcanza el pico máximo de emisiones y comience el descenso.

– Se obtenga un borrador de las directrices para la aplicación del Acuerdo de París, que incluya sistemas de evaluación de los avances en la lucha contra el cambio climático

Otra novedad de esta edición es: en el pasado, la COP era exclusivamente el dominio de los gobiernos nacionales, pero este año, la comunidad global de ciudades, gobiernos regionales, empresas y organizaciones han sido invitadas a participar en el proceso.

El Acuerdo de París permite que incluso cuando gobiernos nacionales (como ha pasado con EEUU) “abandonen” la buena dirección, sean organismos supranacionales los que asuman ese liderazgo climático. La coalición ‘We Are Still In’ de alcaldes, gobernadores, líderes locales, directores ejecutivos y presidentes universitarios de los Estados Unidos son un ejemplo de cómo hay respuestas contrarias a la “negación climática” del Gobierno de Trump.

Desde WWF, el mensaje que llevamos a Bonn es claro y contundente:

Juntos somos más fuertes

Es hora de aprovechar el Acuerdo de París y aumentar la ambición de energía limpia en los próximos años. Necesitamos utilizar las acciones del sector privado, la sociedad civil y los gobiernos nacionales y locales para hacer más fuerte y más ambiciosa nuestra respuesta colectiva. Necesitamos estar en esto durante mucho tiempo, por lo que los planes a largo plazo y las estrategias son esenciales para la transición a la economía del futuro – una impulsada por fuentes limpias y renovables Síguela en Twitter@marasuncionwwf

Mar Asunción – Responsable del programa de Cllima y Energía de WWF España

Una delegación de WWF estará presente en la Cumbre del Clima en Bonn.

Los políticos no van a estar solos. Vamos a estar ahí, junto todos aquellos ciudadanos que se nos unan, llevando nuestro mensaje hasta las mesas de decisión. Nuestro equipo ha creado un HUB de WWF junto al lugar donde se celebrarán las reuniones.

Empezamos el sábado 4 de noviembre, antes del inicio de la Cumbre, con una manifestación pidiendo “Justicia Climática” en las calles de Bonn, y nuestro trabajo continuará durante la semana las semanas siguientes hasta que culmine la cumbre. 


Deja un comentario

El mensaje del Papa sobre el cambio climático. Texto oficial.

Mensaje del Santo Padre al Presidente de la 23ma Sesión de la Conferencia de los Estados Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-23)

Publicamos a continuación el mensaje que el Santo Padre ha enviado a S.E.  Frank Bainimarama, Primer Ministro de las  Islas Fiji, Presidente de la 23 ma Sesión de la Conferencia de los Estados Partes  de la  Convención Marco de  las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-23 que se celebra en  Bonn (Alemania)  del 6 al 17 de noviembre 2017 y leído en el curso de los trabajos.
Mensaje del Santo Padre
A Su Excelencia Sr. Frank BainimaramaPrimer Ministro de las Islas Fiji Presidente del 23 ° período de sesiones de la Conferencia de los Estados Partes en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP-23) (Bonn, 6-17 de noviembre de 2017) Su Excelencia, Hace poco menos de dos años, la comunidad internacional estaba reunida en este foro de la  CMNUCC, con la mayor parte  de sus principales representantes gubernamentales  y, después de un largo y complejo debate,  llegó a la adopción del histórico Acuerdo de París mediante el cual se logró el  consenso sobre la necesidad de lanzar una estrategia  compartida para contrarrestar uno de los fenómenos más preocupantes que vive nuestra humanidad: el cambio climático. La voluntad de dar curso a  este consenso se confirmó posteriormente con la rapidez de la entrada en vigor del  Acuerdo de París, menos de un año después de su adopción. El Acuerdo apunta a una transición clara hacia un modelo de desarrollo económico bajo o nulo de carbono, promoviendo la solidaridad y haciendo hincapié en  los estrechos vínculos entre la lucha por el cambio climático y la lucha contra la pobreza. Esta transición se ha visto  relanzada por la emergencia climática que requiere un mayor compromiso por parte de los países algunos de los cuales deben tratar de asumir el papel de guía de la misma, teniendo en cuenta las necesidades de las poblaciones más vulnerables.
En estos días, os habéis reunido en Bonn para dar curso a  otra fase importante del Acuerdo de París: el proceso de definición y construcción de directrices, reglas y mecanismos institucionales para hacerlo verdaderamente efectivo y capaz de contribuir a la consecución de los objetivos complejos que se propone. En ese camino  es necesario mantener una elevada voluntad de colaborar.
En esta perspectiva, deseo recordar mi ” invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos.. […]Lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás. Las actitudes que obstruyen los caminos de solución, aun entre los creyentes, van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega en las soluciones técnicas. (ver encíclica Laudato si ‘n.14).
Tenemos que evitar caer en estas cuatro actitudes perversas, que ciertamente no ayudan a la investigación honesta y al diálogo sincero y fructífero sobre la construcción del futuro de nuestro planeta: la negación, la indiferencia, la resignación y confianza en soluciones inadecuadas.
Además, no podemos limitarnos solamente a la  dimensión económica y tecnológica: las soluciones técnicas son necesarias pero no suficientes; también es esencial y justo tomar en consideración los aspectos y las repercusiones  éticas y sociales del nuevo paradigma de desarrollo y progreso a corto, medio y largo plazo.
En esta perspectiva, parece cada vez más necesario prestar atención a la educación y los estilos de vida inspirados  por  una ecología integral, capaces de asumir un enfoque honesto de la investigación y  un diálogo abierto donde las diferentes dimensiones del Acuerdo  de París se entrelazan. Éste, es bueno recordar, “nos recuerda la grave responsabilidad […] de actuar sin demora, de la forma lo  más libre posible de presiones políticas y económicas, superando  los intereses y comportamientos particulares “(ver Mensaje a la COP-22 ). Se trata, concretamente, de favorecer la difusión de  una “conciencia responsable” hacia nuestra casa común (ver encíclica Laudato si ‘nn 202.231) a través de la contribución de todos, estableciendo con claridad  las diferentes formas de acción y de  asociación entre las  diversas partes interesadas, algunas de los cuales no dejan de destacar el talento del ser humano en favor  del bien común.
Al tiempo que  le saludo  Sr. Presidente, y a todos los participantes en esta Conferencia, espero que, bajo su respetable guía  y la  de las Islas Fiji,  los trabajos de estos días estén animado por el mismo espíritu colaborativo y  propositivo  manifestado  durante la COP-21.  Así será posible acelerar la toma de conciencia y la consolidación de  la voluntad de adoptar decisiones realmente eficaces para combatir el fenómeno del cambio climático y, contextualmente, combatir la pobreza y promover un verdadero desarrollo humano integral. ¡Que la sabia providencia del Altísimo os sostenga en este esfuerzo!