Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

ONU: relación entre conflictos y cambios climáticos.

Para prevenir conflictos es urgente reducir los riesgos de desastres relacionados con el clima

ONU/Loey Felipe
Rosemary DiCarlo, secretaria general adjunta de Asuntos Políticos, informa al Consejo de Seguridad.

25 Enero 2019

Un debate ministerial del Consejo de Seguridad de la ONU revela un punto de coincidencia entre los Estados: para prevenir conflictos es imperativo actuar sin dilación en la preparación y reducción de riesgos de desastres frente a los fenómenos naturales exacerbados por el cambio climático.

Las implicaciones del cambio climático en materia de seguridad son un problema colectivo y, por lo mismo, requieren una respuesta colectiva, dijo este viernes la subsecretaria general del Departamento de Asuntos Políticos y Construcción de la Paz de las Naciones Unidas.

Rosemary Di Carlo abrió el debate ministerial del Consejo de Seguridad sobre el impacto en la paz y la seguridad internacionales de los desastres relacionados con el clima, convocado por la República Dominicana, el país que preside ese órgano de la ONU durante el mes de enero.

En su intervención, la alta funcionaria señaló que los riesgos vinculados con los desastres que tienen que ver con el clima no forman parte de un futuro lejano, sino que son ya una realidad para millones de personas en distintas partes del mundo y advirtió que no desaparecerán.

Di Carlo citó el informe más reciente del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, que predice más olas de calor, lluvias más intensas, aumento del nivel del mar y mayores daños a la agricultura.

Amenaza a la seguridad mundial

“Estas tendencias representan un riesgo de seguridad para el mundo entero. Sin embargo, sus consecuencias son más agudas en regiones que son de por sí vulnerables, donde el cambio climático y los eventos extremos agravan los problemas y las amenazas”, apuntó.

Explicó que la compleja relación entre los riesgos relacionados con el clima y los conflictos se manifiesta a través de factores políticos, sociales, económicos y demográficos.

Como ejemplo recordó que en tan sólo un mes, los huracanes Irma, Harvey y María desplazaron a 3 millones de personas en la costa Atlántica de América y en el Caribe. “Y el peor impacto lo sufrieron los pequeños Estados insulares en desarrollo de la región”, dijo.

Ante esta realidad, lo principal es que los hechos sigan a las palabras y se cumplan los compromisos de implementar medidas preparatorias y preventivas que se han adquirido anteriormente, afirmó la subsecretaria.

“Numerosos ejércitos y empresas importantes reconocen desde hace mucho tiempo la necesidad de prepararse ante los riesgos relacionados con el clima, y que perciben atinadamente al cambio climático como una amenaza multiplicadora [de esos riesgos]. No podemos quedarnos atrás. Debemos actuar ahora con un sentido de urgencia y compromiso que coloque a la gente, sobre todo a la más marginada y vulnerable, en el centro de los esfuerzos”, puntualizó.

El debate con más de 80 oradores presidido por el ministro del Exterior de la República Dominicana, Miguel Vargas Maldonado, también contó con la presencia de 13 cancilleres y con Pavel Kabat, científico en jefe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), y Achim Steiner, administrador del Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD).

Información científica

Los participantes en el debate coincidieron al recalcar que los desastres relacionados con el clima presionan los sistemas de gobernanza y, con excepción de Estados Unidos, destacaron que es imperioso mitigar el cambio climático toda vez que éste exacerba los fenómenos meteorológicos que causan calamidades.

El científico en jefe de la OMM indicó que el informe sobre riesgos globales para 2019 publicado esta semana por el Foro Económico Mundial, celebrado en Davos, resalta los eventos climáticos extremos, los desastres naturales, el cambio climático y las crisis de agua como las cuatro principales amenazas en el actual escenario mundial.

“El cambio climático tiene impactos múltiples en la seguridad. Revierte los avances en la esfera de la nutrición y el acceso a la comida; aumenta los riesgos de incendios y exacerba la mala calidad del aire; e incrementa el potencial de los conflictos por el agua, factores, todos que provocan mayores desplazamientos y migración. Cada vez más es una amenaza a la seguridad nacional de los países”, enfatizó.

Kabat subrayó que ésta es la primera vez que la OMM participa en un debate del Consejo de Seguridad y confió en que marque el inicio de una colaboración en la que esa agencia provea información científica para la toma de decisiones y que apoye el trabajo del Consejo en las áreas pertinentes.

Anuncios


Deja un comentario

ONU; importantes retos a la humanidad este nuevo año. Declaración de Guterres

Guterres: Hay que pisar el acelerador en cambio climático, desarrollo sostenible y nuevas tecnologías

ONU/Eskinder Debebe
El Secretario General de la ONU, Antónoi Guterres (centro) durante la presentación de su visión para el año 2019.

16 Enero 2019

Tal y como advirtió un año atrás cuando hizo saltar la señal de alarma para el planeta, el Secretario General de las Naciones Unidas advirtió este miércoles que este 2019 el mundo sigue el mismo rumbo que doce meses atrás: “Las alarmas siguen sonando”.

“Los conflictos armados amenazan a millones de personas y el desplazamiento forzado se encuentra en niveles sin precedentes… La pobreza está lejos de ser erradicada y el hambre crece de nuevo. La desigualdad sigue aumentando”, destacó António Guterres durante una reunión informal de la Asamblea General donde presentó su visión para el año en curso.

Entre las principales áreas de trabajo, sobresalen la amenaza que representa para el mundo el cambio climático, la urgencia de acelerar los esfuerzos para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la ayuda que puedan prestar las nuevas tecnologías para conseguirlo.

La ONU cumple con su trabajo

Ante estas amenazas mundiales, Guterres resaltó que “no es difícil comprender” que las personas pierdan su confianza en las instituciones políticas, duden que los gobiernos nacionales se preocupen por ellas y cuestionen el valor de las instituciones internacionales.

“Seamos claros. Esa falta de fe también alcanza a las Naciones Unidas”, afirmó entonces.

Sin embargo, el Secretario General quiso resaltar que la unión de los países permitió a la ONU cumplir con múltiples objetivos durante 2018. “Gracias a su compromiso, hemos marcado la diferencia. Nos hemos centrado en los resultados, haciendo que las Naciones Unidas sean más respetadas y tengan mayor capacidad de reacción.

Entre los logros, destacó el impuso diplomático en varios frentes como el registrado en Yemen, donde un alto el fuego negociado por la ONU “ha abierto una ventana de esperanza para poner fin a la peor catástrofe humanitaria del mundo”; el inicio de un diálogo para la desnuclearización de la península de Corea; o la consecución del acuerdo de paz en Sudán del Sur.

Además, recordó la importancia de la adopción del Pacto para una Migración, Segura, Ordenada y Regular en Marrakech; la adopción en Katowice, Polonia, de un programa de trabajo basado en el Acuerdo de París contra el Cambio Climático; y el apoyo recibido para prestar asistencia humanitaria que ascendió a la cifra récord de 15.000 millones de dólares.

Asimismo, reconoció que algunos problemas de ámbito internacional están en fase de parálisis o continúan sin resolverse “desde el Cáucaso y Ucrania hasta Myanmar y el conflicto entre palestina e Israel”.

Por esa razón, calificó de “crucial” la unidad y el apoyo del Consejo de Seguridad para superar la inmovilización.

PNUD Tuvalu / Aurélia Rusek
La isla de Funafuti en el archipiélago de Tuvalu, en el Pacífico Sur, es muy susceptible al aumento del nivel de mar ocasionado por el cambio climático.

Cambio climático y desarrollo sostenible

“En un mundo que cambia rápidamente, quedarse quieto significa quedarse atrás”, por ese motivo el Secretario General pidió apretar el acelerador en tres temas claves para el siglo XXI: el cambio climático, los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el impulso de las nuevas tecnologías.

El mayor peligro tanto presente como futuro para el mundo es el cambio climático tal y como lo advierten los nuevos estudios científicos, recordó.

“La semana pasada, un estudio reveló que la temperatura de los océanos está aumentando un 40% más rápido de lo que predijeron los científicos hace apenas cinco años. Durante la próxima década, necesitamos transformar nuestras economías a una escala sin precedentes para mantener el aumento de la temperatura a 1,5 grados”.

Guterres alentó a los Estados miembros a evaluar los avances en materia medioambiental y presentar nuevos compromisos para alcanzar los objetivos acordados en virtud del Acuerdo de París para el año 2020.

Del mismo modo, destacó que, pese a “los considerables esfuerzos de los gobiernos y de muchos otros actores”, no se han llevado a cabo los cambios que exige la Agenda 2030.

Para conseguirlo es necesario concentrarse “en lo que funciona para reducir la pobreza y la desigualdad, y lograr una economía fuerte e inclusiva que, a su vez, proteja el medio ambiente. Para ello precisamos una mayor financiación para esas soluciones”.

El Secretario General apuntó que tanto la Cumbre sobre el Clima prevista para el 23 de septiembre como la primera reunión de Jefes de Estado y de Gobierno de la Asamblea General del Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible pueden colaborar a conseguir ambos objetivos.

A estas dos cumbres le seguirán otras reuniones sobre otros tres desafíos clave: la financiación para el desarrollo, la cobertura sanitaria universal y los riesgos a los que se enfrentan los pequeños Estados insulares en desarrollo.

Aspectos positivos y negativos de las nuevas tecnologías

Con relación a las nuevas tecnologías ensalzó las nuevas posibilidades que la cuarta revolución industrial abre para la salud, la educación o la ayuda humanitaria, pero también destacó la necesidad de abordar los peligros que pueda traer como la disrupción de los mercados laborales o la militarización de la inteligencia artificial.

Indicó que su Grupo de Alto Nivel sobre Cooperación Digital informará a finales de año sobre diversas propuestas para reducir la brecha digital.

Los valores de la Carta, en peligro

En último lugar, advirtió sobre los ataques que sufren en todo el mundo valores como la paz, la justicia, la tolerancia o la solidaridad, a menudo a través de mensajes y opiniones nocivas que nos retrotraen al pasado y que se están asimilando en las corrientes principales.

“No olvidemos las lecciones de los años 30. Nunca debe haber lugar para la incitación al odio, la intolerancia o la xenofobia. Lucharemos en cualquier momento y lugar. Pero debemos hacer más…. para que los valores que defendemos prevalezcan realmente, debemos demostrar que comprendemos las ansiedades, los temores y las preocupaciones de las personas.  Tenemos que abordar las causas profundas que llevan a las personas a sentirse abandonadas en un mundo en rápida evolución”, finalizó el Secretario General.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a 


Deja un comentario

La Iglesia y su apoyo a los pueblos indígenas. El próximo Sinodo en octubre sobre la Amazonia.

Indios del Amazonas peruanoIndios del Amazonas peruano 

Papa sobre el Amazonas ante los dramáticos los efectos del calentamiento global

“También en este año, las poblaciones de varias regiones del continente americano y el sudeste asiático han sufrido duramente indescriptibles dificultades y sufrimientos, causados por aluviones, inundaciones, incendios, terremotos y sequías. Por lo tanto, las cuestiones ambientales y el cambio climático son algunos de los temas en los que se hace particularmente urgente encontrar un acuerdo por parte de la comunidad internacional”

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Eran las palabras del Papa en su discurso al tradicional discurso al Cuerpo Diplomático que hace cada año para darles las felicitaciones navideñas. En su discurso, el Papa abordó el tema del próximo Sínodo de los obispos dedicado a la Amazonía, que será en octubre.

En este sentido, dijo, y a la luz del consenso alcanzado en la reciente Conferencia internacional sobre el clima (COP-24) celebrada en Katowice, espero un compromiso más decisivo de los Estados que fortalezca la colaboración para hacer frente con urgencia al fenómeno preocupante del calentamiento global. La Tierra pertenece a todos y las consecuencias de su explotación recaen sobre la población mundial, y de manera más dramática en algunas regiones. Entre ellas se encuentra la Amazonia, que será la protagonista de la próxima Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos en el Vaticano el próximo mes de octubre, y que, aun cuando se ocupará principalmente de los caminos de la evangelización para el Pueblo de Dios, no dejará de abordar los problemas ambientales en estrecha relación con sus consecuencias sociales.

Los pueblos indígenas están en el corazón de la Iglesia

“Una vez más, deseo llamar la atención de los gobiernos para que se ayude a quienes han emigrado a causa del flagelo de la pobreza, de todo tipo de violencia y persecución, así como de los desastres naturales y el cambio climático, y para que se tomen las medidas que permitan su integración social en los países de acogida, dijo el Papa en su discurso al Cuerpo Diplomático, “Todo ser humano anhela una vida mejor y más feliz, y no se puede resolver el desafío de la migración con la lógica de la violencia y del descarte, ni con soluciones parciales”. Al respecto, el prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, cardenal Fernando Filoni, dijo que los pueblos indígenas están en el corazón de la Iglesia.

El purpurado recuerda que debemos sobre todo privilegiar la atención sobre el hombre, tener una antropología positiva hacia estos pueblos del Amazonas, pequeños o grandes que sean. Puesto que, si hace falta este concepto, de consecuencia sufre el medio ambiente, porque la dignidad de estos pueblos y el cuidado del medio ambiente están interconectados.  La Iglesia necesita, sobre todo, dijo, tener una actitud positiva de afecto, amor y atención hacia estos pueblos.

Es necesaria una antropología positiva

Quisiera hacer un pequeño ejemplo, afirmó el cardenal, mientras estaba visitando un vicariato apostólico, hace dos años en la Amazonía colombiana, un jefe de una tribu, que llegó luego de muchas horas de navegar en canoa, me pregunto: ¿Por qué Ud vino de Roma hasta aquí, a este pueblo perdido del Amazonas?. Y le respondió que el hecho que estos pueblos del Amazonas estén geográficamente lejos de Roma no significa que ustedes no estén en el corazón de la Iglesia. Ustedes, le dijo el purpurado, son el corazón y están en el corazón de la Iglesia. El jefe de esta tribu me miró con satisfacción y con interés. Así que, dijo el cardenal, es importante el hecho que tomen conciencia de sí mismos, que estos pueblos no se sientan emarginados, aunque si están lejos, por ejemplo de Roma, es importante y debemos resaltarlo en el sínodo, o sea una antropología positiva de valor y de valorización de estos pueblos que ya tienen una rica experiencia espiritual, ética y ambiental. Teniendo atención de las personas, dijo, creo que haremos un gran paso hacia el cuidado del medio ambiente.

Nos viene la pregunta sobre cómo colaborar en la construcción de un mundo, que respete la vida y contraste la mentalidad de la colonización para construir juntos plataformas de solidaridad e interculturalidad. Al respecto, el purpurado dijo que piensa en el gran paso que se puede hacer, acercándose y vivir con estos pueblos, estar en medio de ellos, como lo hacen muchos misioneros, y esto es un aspecto muy importante, por ello la Iglesia es enemiga de estas realidades que tienen un interés de explotación colonial en el Amazonas. Estar con ellos les da la conciencia de sentirse pueblos con una dignidad. Además, desarrollan el sentido del derecho nativo de vivir, de estar y ser consultados sobre todo lo que les pertenece.

Misiones en la zona Amazónica

Nuestra Congregación tiene decenas de vicariatos apostólicos en la región, obispos, sacerdotes, religiosos, laicos que viven allí y trabajan, señaló por último el Prefecto, éste es el compromiso concreto con el que nosotros ya estamos allá y podemos mejorar, naturalmente, con la colaboración de todos. Sabemos que hay dificultades y las conocemos, pero no nos desanimamos. Pienso que así estamos en la línea de la visión del Papa, la de atraer la atención a esta región y sobre todo a estos pueblos.

El sínodo del Amazonas y el mes misionero

Por último el purpurado recordó la coincidencia del sínodo con el mes misionero extraordinario, que permitirá reflexionar también sobre cómo el Evangelio pueda ser anunciado y llevado a estos pueblos. La dignidad del hombre está unida al misterio de Cristo, dijo, y creemos que también el anuncio del Evangelio ayudará a los indígenas y al medio ambiente, para obtener un rescate espiritual, moral y material. Sobre las misiones, el cardenal dijo que el ser misionero no está concentrado solamente en los grupos religiosos, que era su principal vocación. Hoy día como lo subraya el Papa, todos nosotros somos en virtud del bautismo, misioneros.

La Congregación para la Evangelización de los Pueblos, dijo el cardenal, está involucrando a las diócesis para que asuman una responsabilidad directa con los vicariatos, sobre todo donde los institutos religiosos no están en grado de trabajar en su misión. Ser misionero es parte de todos.


Deja un comentario

El problema del cambio climático antes de la conferencia de Katowice (dic. 2018)

Cambio climático

Foto Vidar Nordli-Mathisen
El parque eólico Los Granujales en Vejer de la Frontera, en Cádiz (España).

El cambio climático es el mayor desafíos de nuestro tiempo y nos encontramos en un momento decisivo. Desde pautas meteorológicas cambiantes, que amenazan la producción de alimentos, hasta el aumento del nivel del mar, que incrementa el riesgo de inundaciones catastróficas, los efectos del cambio climático son de alcance mundial y de una escala sin precedentes. Si no se toman medidas drásticas desde hoy, será más difícil y costoso adaptarse a estos efectos en el futuro.

La huella humana en los gases de efecto invernadero

Los gases de efecto invernadero (GEI) se producen de manera natural y son esenciales para la supervivencia de los seres humanos y de millones de otros seres vivos ya que, al impedir que parte del calor del sol se propague hacia el espacio, hacen la Tierra habitable. Pero después de más de un siglo y medio de industrialización, deforestación y agricultura a gran escala, las cantidades de gases de efecto invernadero en la atmósfera se han incrementado en niveles nunca antes vistos en tres millones de años. A medida que la población, las economías y el nivel de vida crecen, también lo hace el nivel acumulado de emisiones de ese tipo de gases.

Se han relacionado científicamente varios hechos:

  • La concentración de GEI en la atmósfera terrestre está directamente relacionada con la temperatura media mundial de la Tierra;
  • Esta concentración ha ido aumentando progresivamente desde la Revolución Industrial y, con ella, la temperatura mundial;
  • El GEI más abundante y que representa alrededor de dos tercios de todos los tipos de GEI, es el dióxido de carbono (CO2), resultado de la quema de combustibles fósiles.

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU (IPCC)

El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) fue creado por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y la ONU Medio Ambiente con el objetivo de proporcionar una fuente objetiva de información científica. En 2013 el IPCC proporcionó más claridad sobre el papel de la actividad humana en el cambio climático cuando publicó su Quinto Informe de Evaluación. Su conclusión es categórica: el cambio climático es real y las actividades humanas son sus principales causantes.

Quinto Informe de Evaluación

El Informe proporciona una evaluación exhaustiva del aumento del nivel del mar y sus causas a lo largo de las últimas décadas. También calcula las emisiones acumuladas de CO2 desde la época preindustrial y ofrece una estimación sobre futuras emisiones de CO2 con el objetivo de limitar el calentamiento a menos de 2 ˚C. En 2011, ya se había emitido aproximadamente la mitad de esta cantidad límite. El informe encontró que:

  • De 1880 a 2012 la temperatura media mundial aumentó 0,85 °C.
  • Los océanos se han calentado, las cantidades de nieve y hielo han disminuido y el nivel del mar ha subido. De 1901 a 2010, el nivel medio mundial del mar ascendió 19 cm, ya que los océanos se expandieron debido al hielo derretido por el calentamiento. La extensión del hielo marino en el Ártico ha disminuido en cada década desde 1979, con una pérdida de 1,07 × 106 km2 de hielo cada diez años.
  • Debido a la concentración actual y a las continuas emisiones de gases de efecto invernadero, es probable que el final de este siglo la temperatura media mundial continúe creciendo por encima del nivel preindustrial. Así, los océanos se calentarán y el deshielo continuará. Se estima que el aumento del nivel medio del mar será de entre 24 y 30 centímetros para 2065 y de 40 a 63 centímetros para 2100 en relación al periodo de referencia de 1986-2005. La mayoría de los efectos del cambio climático persistirán durante muchos siglos, incluso si se detienen las emisiones.

Existen pruebas alarmantes de que se pueden haber alcanzado o sobrepasado puntos de inflexión que darían lugar a cambios irreversibles en importantes ecosistemas y en el sistema climático del planeta. Ecosistemas tan diversos como la selva amazónica y la tundra antártica pueden estar llegando a umbrales de cambio drástico debido al calentamiento y a la pérdida de humedad. Los glaciares de montaña se encuentran en alarmante retroceso y los efectos producidos por el abastecimiento reducido de agua en los meses más secos tendrán repercusiones sobre varias generaciones.

Calentamiento global de 1,5ºC

En octubre de 2018, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó un informe especial sobre los impactos del calentamiento global a 1,5°C, encontrando que limitar el calentamiento global a este nivel requerirá cambios rápidos, de gran alcance y sin precedentes en todos los aspectos de la sociedad, según mencionó el IPCC en su nueva evaluación. Con ventajas claras para la gente y ecosistemas naturales, el informe encontró que la limitación del calentamiento global a 1.5ºC comparado con 2ºC podría ir de la mano con el compromiso de asegurar una sociedad más sostenible y equitativa. Mientras estimaciones previas se enfocan en determinar el daño que se ocasionaría si la temperatura media llegara a los 2°C, este informe establece que muchos de los impactos adversos del cambio climático se producirían ya en los 1,5°C.

Además, el informe destaca una serie de impactos del cambio climático que podrían evitarse si la marca de calentamiento global máxima se establece en 1,5ºC en lugar de 2ºC o más. Por ejemplo, para 2100, el aumento del nivel del mar mundial sería 10 cm más bajo con un calentamiento global de 1,5°C. Las probabilidades de tener un Océano Ártico sin hielo durante el verano disminuirá a una vez por siglo con el máximo en 1,5ºC, en lugar de una vez por década, si la marca se establece en los 2ºC. Los arrecifes de coral disminuirían entre un 70 y 90 por ciento con un calentamiento global de 1,5 ° C, mientras que con 2ºC, se perderían prácticamente todos (99 por ciento).

El informe expone que limitar el calentamiento global a 1,5°C requeriría transiciones “rápidas y de gran calado” en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades. Las emisiones netas mundiales de dióxido de carbono (CO2)  de origen humano tendrían que reducirse en un 45 por ciento para 2030 con respecto a los niveles de 2010, y seguir disminuyendo hasta alcanzar el “cero neto” aproximadamente en 2050. Esto significa que se debería compensar cualquier emisión remanente eliminando el CO2 de la atmósfera.

Los instrumentos jurídicos de las Naciones Unidas

Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático

El sistema de las Naciones Unidas está a la vanguardia de los esfuerzos para salvar nuestro planeta. En 1992, la Cumbre para la Tierra dio lugar a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) como primer paso para afrontar el problema. Hoy en día cuenta con una composición casi universal. Un total de 197 países han ratificado la Convención, convirtiéndose en Partes de la misma. El objetivo final de la Convención es prevenir una interferencia humana “peligrosa” con el sistema climático.

Protocolo de Kyoto

En 1995 los países iniciaron las negociaciones para fortalecer la respuesta mundial al cambio climático y, dos años después, adoptaron el Protocolo de Kyoto. Este obliga jurídicamente a los países desarrollados que son Parte a cumplir unas metas de reducción de las emisiones. El primer período de compromiso del Protocolo comenzó en 2008 y finalizó en 2012. El segundo período de compromiso empezó el 1 de enero de 2013 y terminará en 2020. Hoy en día hay 197 Partes en la Convención y 192 en el Protocolo de Kyoto.

Acuerdo de París

En la 21ª Conferencia en Parísel 2015, las Partes en la CMNUCC alcanzaron un acuerdo histórico con el objetivo de combatir el cambio climático y acelerar e intensificar las acciones y las inversiones necesarias para un futuro sostenible con bajas emisiones de carbono. El Acuerdo de París se basa en la Convención y, por primera vez, agrupa a todas las naciones bajo una causa común: realizar ambiciosos esfuerzos con el objetivo de combatir el cambio climático y adaptarse a sus efectos, con mayor apoyo para ayudar a los países en desarrollo a que lo hagan. De esta manera, define un nuevo camino en el esfuerzo climático a nivel mundial.

El principal objetivo del Acuerdo de París es reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento de la temperatura mundial en este siglo por debajo de los 2 ˚C con respecto a los niveles preindustriales y proseguir con los esfuerzos para limitar aún más el aumento de la temperatura a 1,5 ˚C.

En el Día de la Tierra, el 22 de abril de 2016, 175 líderes mundiales firmaron el Acuerdo de París en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Este fue, con diferencia, el acuerdo internacional que más países firmaron en un solo día. Otros también lo han firmado desde entonces. Actualmente hay 184 países que se han sumado al Acuerdo de París.

Cumbre del clima 2019

El 20 de septiembre de 2019, el Secretario General António Guterres convocará a los Estados Miembro a que participen en una cumbre sobre el clima donde se reunirán los líderes del mundo, el sector privado y la sociedad civil con la finalidad de respaldar el proceso multilateral e incrementar y acelerar la acción climática. Para dirigir los preparativos de la Cumbre sobre Cambio Climático 2019 el Secretario General nombró a Luis Alfonso de Alba, ex diplomático mexicano, como su Enviado Especial. La Cumbre se enfocará en sectores clave donde la acción puede generar una mayor diferencia —industria pesada, soluciones ecológicas, ciudades, energía, resilencia y finanzas para el cambio climático. Los líderes del mundo reportarán en lo que ellos estan haciendo, y en lo que van a intenar hacer cuando ellos sean convocados en el 2020 para una nueva Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Clima, donde los compromisos serán renovados y podrán ser incrementados.

Premio Nobel de la Paz

En 2007, el Premio Nobel de la Paz se concedió de manera conjunta al ex-Vicepresidente de los Estados Unidos, Al Gore, y al IPCC «por sus esfuerzos para construir y difundir más conocimientos sobre el cambio climático provocado por el hombre y sentar las bases de las medidas que se necesitan para contrarrestar ese cambio».

Recursos:

Video:

En un discurso en la ONU, el Secretario General, António Guterres, advirtió de la peligrosa amenaza que representa el cambio climático y señaló los enormes beneficios que la acción climática generará. Ha pedido a los líderes de todo el mundo que afronten este reto y se mostró esperanzado de que los jóvenes de hoy serán la guía hacia un nuevo futuro más ecológico.


Deja un comentario

Katowice: intervención de la Santa Sede sobre el cambio climático

Intervención del Cardenal Pietro Parolin en la COP24.Intervención del Cardenal Pietro Parolin en la COP24. 

Declaración final de la Delegación de la Santa Sede en la Convención de la COP24

La delegación de la Santa Sede que participó en la Conferencia de los Estados en el marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre la COP24 de Katowice, da conocer su declaración final sobre el fin de las negociaciones y acuerdos al que todos los estados participantes llegaron a ratificar el pasado 14 de diciembre.

José Villanueva – Ciudad del Vaticano

Tras culminar las negociaciones conformado por los estados que se reunieron la semana pasada en Katowice, Polonia, el jefe de la delegación de la Santa Sede, Cardenal Pietro Parolin, da a conocer la declaración final establecida por los estados participantes en la COP 24.

Tras el Pacto de París

La Santa Sede agradece que los estados hayan firmado el Libro de regulación establecido en el acuerdo de París adoptado en 2015, sea operativo, con el objetivo de contener el aumento promedio de la temperatura global por debajo de 2 grados centígrados.

En ese sentido, la delegación de la Santa Sede, recomienda la urgencia necesaria en que los estados miembros apliquen de inmediato las políticas ya establecidas para enfrentar el cambio climático.

Lucha por la tierra

Según el reglamento establecido por la Santa Sede, no se pueda considerar a los derechos humanos de una manera apropiada, cuando no se hace nada por atender el clamor de las personas más vulnerables y terrenales requiere mayor urgencia y ambición.

Por consiguiente; la Santa Sede hace hincapié en el progreso de la dignidad de la persona humana, el alivio de la pobreza a través de la promoción del desarrollo humano integral y la mitigación del impacto del cambio climático van de la mano.

Planeta sin carbonización

En relación al tema de la descarbonización sostenible la Santa Sede desea destacar la Encíclica Laudato Si del Papa Francisco, donde sostiene la necesidad de fortalecer un uso adecuado de las políticas vinculadas al cambio climático tanto en el ámbito del medio ambiente, social, económico, político y la distribución equitativa de bienes, con los cuales se logre gestionar la descarbonización de la economía basada en combustibles fósiles y el uso de mecanismos más fuertes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Como último punto de la declaración, la Santa Sede recomienda promover la educación para la sostenibilidad y alentar cambios en el estilo de vida, empezando por las escuelas, donde se enseñe a los más pequeños sobre la problemática que existe en el cambio climática y se forje una iniciativa por el cuidado del planeta la cual perdure en las próximas generaciones.


Deja un comentario

Katowice. Resultados de la conferencia sobre el cambio climático

New Era of Global Climate Action To Begin Under Paris Climate Change Agreement

UN Climate Change News, Katowice, 15 December – Governments have adopted a robust set of guidelines for implementing the landmark 2015 Paris Climate Change Agreement.

The implementation of the agreement will benefit people from all walks of life, especially the most vulnerable.

The agreed ‘Katowice Climate Package’ is designed to operationalize the climate change regime contained in the Paris Agreement. Under the auspices of the United Nations Climate Change Secretariat, it will promote international cooperation and encourage greater ambition.

The guidelines will promote trust among nations that all countries are playing their part in addressing the challenge of climate change.

The President of COP24, Mr. Michal Kurtyka of Poland, said: “All nations have worked tirelessly. All nations showed their commitment. All nations can leave Katowice with a sense of pride, knowing that their efforts have paid off. The guidelines contained in the Katowice Climate Package provide the basis for implementing the agreement as of 2020”.

The Katowice package includes guidelines that will operationalize the transparency framework.

It sets out how countries will provide information about their Nationally Determined Contributions (NDCs) that describe their domestic climate actions. This information includes mitigation and adaptation measures as well as details of financial support for climate action in developing countries.

The package also includes guidelines that relate to:

  • The process for establishing new targets on finance from 2025 onwards to follow-on from the current target of mobilizing USD 100 billion per year from 2020 to support developing countries
  • How to conduct the Global Stocktake of the effectiveness of climate action in 2023
  • How to assess progress on the development and transfer of technology

The UN’s Climate Chief, Ms. Patricia Espinosa said: “This is an excellent achievement! The multilateral system has delivered a solid result. This is a roadmap for the international community to decisively address climate change”.

“The guidelines that delegations have been working on day and night are balanced and clearly reflect how responsibilities are distributed amongst the world’s nations”, she said.

“They incorporate the fact that countries have different capabilities and economic and social realities at home, while providing the foundation for ever increasing ambition”, she added.

The agreed guidelines mean that countries can now establish the national systems that are needed for implementing the Paris Agreement as of 2020. The same will be done at the international level.

Functioning together, these systems will ensure that nations can act in an atmosphere of trust and assess progress of their climate actions.

“While some details will need to be finalised and improved over time, the system is to the largest part place”, Ms. Espinosa said.

The main issues still to be resolved concern the use of cooperative approaches, as well as the sustainable development mechanism, as contained in the Paris Agreement’s article 6. These would allow countries to meet a part of their domestic mitigation goals through the use of so-called “market mechanisms”.

Market mechanisms provide flexible instruments for reducing the costs of cutting emissions, such as carbon markets.

Here, the Paris Agreement recognizes the need for global rules to safeguard the integrity of all countries’ efforts.

These global rules are important to ensure that each tonne of emissions released into the atmosphere is accounted for.

In this way, progress towards the emission limitation goals of the Paris Agreement can be accurately measured.

“From the beginning of the COP, it very quickly became clear that this was one area that still required much work and that the details to operationalize this part of the Paris Agreement had not yet been sufficiently explored”, explained Ms. Espinosa.

“After many rich exchanges and constructive discussions, the greatest majority of countries were willing to agree and include the guidelines to operationalize the market mechanisms in the overall package”, she said.

“Unfortunately, in the end, the differences could not be overcome”.

Because of this, countries have agreed to finalise the details for market mechanisms in the coming year in view of adopting them at the next UN Climate Change Conference (COP25).

Talanoa Dialogue and Action Before 2020

The Fiji-led Talanoa Dialogue, a year-long inclusive dialogue around ambition as it relates to the Paris Agreement, concluded at COP24, with the Global warming of 1.5C report by the Intergovernmental Panel on Climate Change (IPCC) as a major input.

“As the decision adopted indicates, there is a clear recognition of the IPCC’s role in providing scientific input to inform countries in strengthening their response to the threat of climate change”, Ms. Espinosa underlined.

“I thank all experts for their hard work and important contribution to the IPCC’s work”, she added.

 The final High-Level session in Katowice resulted in the Talanoa Call for Action, which calls upon all countries and stakeholders to act with urgency.

Countries are encouraged to factor the outcome of the dialogue into efforts to increase their ambition and to update their nationally determined contributions, which detail nations’ climate actions, in 2020.

A High-Level stock-taking of actions taken before 2020 gave countries the opportunity to assess their current level of ambition. Another stock-taking is planned for 2019.

“While there are clearly gaps that remain, the stock-take of actions taken before 2020 and the Talanoa Dialogue have clearly shown that the world has built a strong foundation for climate action under the Paris Agreement”, said Ms. Espinosa.

Major Announcements

Many developed countries pledged financial support to enable developing countries to act. This is especially important for the replenishment of the Green Climate Fund.

Countries have sent significant positive signals towards GCF’s first formal replenishment, with Germany and Norway announcing that they would double their contributions.

The Adaptation Fund received a total of USD 129 million.

The engagement of multilateral development banks (MDBs), international organisations, businesses, investors and civil society at COP24 helped to build the political will towards the outcome in Katowice.

Many made key announcements, that were critical to build momentum. These include:

  • The World Bank’s pledge of $200 billion in climate action funding for the period 2021-2025;
  • The MDBs announcement to align their activities with the goals of the Paris Agreement;
  • The commitment by fifteen international organizations to make their operations climate neutral;
  • The announcement by the C40 Cities coalition, which includes cities across the globe, to work with the IPCC to identify how the Global Warming of 1.5C report can apply to cities’ climate actions.

Many more announcements were made and inspiring examples of climate action showcased at the Global Climate Action High-level events (For more information, see here).

The next United Nations Climate Change Conference will take place in Chile and consultations will provide clarity on the city and exact date of the conference in due course.

About the UNFCCC

With 197 Parties, the United Nations Framework Convention on Climate Change (UNFCCC) has near universal membership and is the parent treaty of the 2015 Paris Climate Change Agreement. The main aim of the Paris Agreement is to keep a global average temperature rise this century well below 2 degrees Celsius and to drive efforts to limit the temperature increase even further to 1.5 degrees Celsius above pre-industrial levels. The UNFCCC is also the parent treaty of the 1997 Kyoto Protocol. The ultimate objective of all agreements under the UNFCCC is to stabilize greenhouse gas concentrations in the atmosphere at a level that will prevent dangerous human interference with the climate system, in a time frame which allows ecosystems to adapt naturally and enables sustainable development.

For more information please contact:

Alexander Saier
Communications and Outreach
UN Climate Change
(mobile) +49 172 179 8835; E-mail: asaier(at)unfccc.intUNFCCC Press Office: press(at)unfccc.int

See also: http://unfccc.int

Follow UNFCCC on Twitter: @UNFCCC| español: @CMNUCC| | Francais:  @CCNUCC | Deutsch: @UNKlima,
UNFCCC Executive Secretary Patricia Espinosa on Twitter: @PEspinosaC
UNFCCC on Facebook: facebook.com/UNclimatechange
UNFCCC on LinkedIn: UNFCCC
UNFCCC on Instagram: @UNFCCC


Deja un comentario

Katowice; Guterres sobre los resultados de la conferencia de Katowice

El Programa de Trabajo del Acuerdo de París es la base de un nuevo proceso contra el cambio climático

UNFCCC/James Dowson
Sesión plenaria de clausura de la COP24 en Katowice, Polonia.

15 Diciembre 2018

Tras dos semanas de negociaciones, los Estados concluyeron el Programa de Trabajo para la implementación del Acuerdo de París, un plan cuyo objetivo es limitar el calentamiento global a un máximo de 2º C para fines de siglo. El Secretario General de la ONU afirmó que se ha sentado la base de un nuevo proceso contra el cambio climático.

Los delegados reunidos desde el 2 de diciembre en la ciudad polaca de Katowice sellaron sus discusiones este sábado con un documento que marca las pautas para garantizar que los Estados cumplan sus compromisos de disminuir las emisiones de dióxido de carbono.

La adopción del Programa de Trabajo del Acuerdo de París permitirá que dicho pacto sea operativo a partir del 2020.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, aseveró que el Programa de Trabajo constituye el cimiento de un “proceso transformador que requerirá una ambición reforzada de la comunidad internacional”.

“[La reunión de] Katowice ha mostrado una vez más la resiliencia del Acuerdo de París, nuestra hoja de ruta para la acción contra el cambio climático”, sostuvo Guterres en su mensaje para el cierre de la 24ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre el Cambio Climático (COP24), pronunciado por la Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de la ONU contra el Cambio Climático (UNFCCC), Patricia Espinosa.

Katowice ha mostrado una vez más la resiliencia del Acuerdo de París

Mayor ambición

Guterres recordó que la ciencia ha evidenciado que hace falta una mayor ambición para derrotar al cambio climático. “Ambición en la mitigación. Ambición en la adaptación. Ambición en el financiamiento. Ambición en la cooperación técnica y la creación de capacidades. Ambición en la innovación tecnológica.”

Agregó que esa ambición debe ser el núcleo de la Cumbre sobre el Cambio Climático que se celebrará en septiembre de 2019.

“Y la ambición debe guiar a todos los Estados miembros al preparar las contribuciones nacionales que presentarán en 2020 para revertir la tendencia actual en la que el cambio climático sigue avanzando más rápido que nosotros”, apuntó el Secretario General.

Para terminar su mensaje, Guterres consideró que es un deber hacer siempre más y exhortó a los países a elevar sus ambiciones para, entre todos, vencer al cambio climático.

La ambición debe guiar a todos los Estados miembros al preparar las contribuciones nacionales

Guterres viajó a Katowice tres veces para apoyar las negociaciones durante las dos semanas que duró la COP24, pero dados los diversos aplazamientos para llegar a un acuerdo final, debió partir antes de la conclusión del Programa de Trabajo.

Confianza y financiamiento

Entre los puntos clave del texto destaca un marco de transparencia para promover la confianza entre las naciones en cuanto a lo que todas estén haciendo para abordar el cambio climático. El marco estipula cómo los países proporcionarán información sobre sus planes de acción nacionales, incluida la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, así como las medidas de mitigación y adaptación.

También se acordó un estándar para medir las emisiones de gases de efecto invernadero y si los países más pobres consideran que no pueden cumplir con los parámetros establecidos, pueden explicar por qué y presentar un plan para desarrollar su capacidad al respecto.

Sobre el financiamiento de los países desarrollados para apoyar la acción contra el cambio climático en los países en desarrollo, el documento define una manera de decidir objetivos nuevos y más ambiciosos a partir de 2025 y arrancando del compromiso actual de movilizar 100 mil millones de dólares por año desde 2020.

Otro logro notable se refiere a cómo evaluar colectivamente la efectividad de la acción climática en 2023 y cómo monitorear e informar el progreso en el desarrollo y la transferencia de tecnología.

Diferencias persistentes

El tema más álgido de las discusiones fue el de los “mecanismos de mercado” que permiten a los países cumplir con una parte de sus objetivos de mitigación internos.

Esto se hace, por ejemplo, a través de “mercados de carbono” o “comercio de carbono”, que permiten a los países comerciar con sus derechos de emisión. El Acuerdo de París reconoce la necesidad de que haya normas globales sobre el asunto para salvaguardar la integridad de los esfuerzos de todos los países y garantizar que cada tonelada de emisiones liberadas a la atmósfera se tenga en cuenta.

Las delegaciones dedicaron gran parte de las negociaciones a este punto, causando retrasos en el calendario de la conferencia y sin llegar a un acuerdo, por lo que decidieron retomar esa discusión en su próxima conferencia, la COP25, que tendrá lugar en Chile a finales de 2019.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a