Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Los bancos israelíes se benefician de los asentamientos ilegales en territorio palestino.

Summary

Israel’s largest banks are providing services that help support, maintain, and expand unlawful settlements by financing their construction in the occupied West Bank, including partnering with developers to build homes on land unlawfully seized from Palestinians. The banks’ involvement is direct and substantial: they acquire a property interest in the development projects and shepherd them through to completion. The transfer by the occupier of members of its civilian population into the occupied territory, and the deportation or transfer of members of the population of the territory, are war crimes. The activities of banks finance a critical step in this transfer.

The activities of these banks also raise concerns about pillage, due to land seizure policies by the Israeli military that make it difficult to ascertain whether the landowners have freely given their consent.

In addition to construction projects, banks provide loans to settlement councils (local authorities) and mortgage loans to home-buyers in settlements and operate ATMs and bank branches there. Israeli banks generally do not offer these services to Palestinians, because Palestinian residents of the West Bank are forbidden by military order to enter settlements, except as laborers bearing special permits. Palestinian and foreign banks provide services to Palestinian customers outside the settlements.

Most of Israel’s largest banks are providing services that help support, maintain, and expand unlawful settlements by financing their construction in the occupied West Bank.

Settlements are unlawful under international humanitarian law. They contribute to a discriminatory regime in which Israeli authorities restrict and stunt Palestinian economic development, while subsidizing and supporting Israeli settlements built on land unlawfully seized from Palestinians. International humanitarian law forbids an occupying power from using land except for military purposes or for the benefit of the local population living under occupation.

Most Israeli banks finance or “accompany” construction projects in the settlements by becoming partners in settlement expansion, supervising each stage of construction, holding the buyers’ money in escrow, and taking ownership of the project in case of default by the construction company. Most of that construction takes place on “state land,” which can include land unlawfully seized from Palestinians and which Israel uses in a discriminatory fashion, allocating one third of state land in the West Bank, not including East Jerusalem, to the World Zionist Organization and just 1 percent for use by Palestinians.

Settlements inherently contribute to serious violations of international human rights and humanitarian law.  Companies, including banks, that conduct business in or with settlements cannot mitigate or avoid contributing to these abuses, because the activities they conduct take place on unlawfully seized land, under conditions of discrimination, and through a serious violation of Israel’s obligations as an occupying power.

Human Rights Watch therefore believes that, in order to comply with their human rights responsibilities, banks, like other businesses, should cease doing businesses in or with Israeli settlements. This means they should stop locating or carrying out activities inside settlements, financing, administering, or otherwise supporting settlements or settlement-related activities and infrastructure, and contracting to purchase settlement-produced goods, because, in Human Rights Watch’s view, these activities inherently contribute to serious abuses.

Anuncios


Deja un comentario

Fuerte acusación a Israel de Amn.Int. por demolición de poblados palestinos

Israel: La demolición de un pueblo beduino palestino y el traslado forzoso de sus habitantes son ilegales y un crimen de guerra

Las autoridades israelíes deben anular de inmediato su plan de demolición del pueblo beduino palestino de Jan al Ahmar y traslado forzoso de la comunidad que vive allí, ha manifestado Amnistía Internacional ante la llegada prevista de las excavadoras el 1 de junio tras haber autorizado el Tribunal Supremo de Israel la demolición la semana pasada.

La comunidad va a ser trasladada a un lugar situado cerca del antiguo vertedero municipal de Jerusalén, en las proximidades del pueblo de Abu Dis.

“La indignante decisión, tomada la semana pasada por el Tribunal Supremo, de permitir al ejército israelí demoler el pueblo de Jan al Ahmar entero fue un golpe terrible para las familias, que llevan casi un decenio haciendo campaña y librando una batalla judicial para continuar en sus tierras y conservar su forma de vida. Seguir adelante con la demolición no sólo es cruel, sino que constituye también traslado forzoso, acto tipificado como crimen de guerra”, ha explicado Magdalena Mughrabi, directora adjunta de Amnistía Internacional para Oriente Medio y el Norte de África.

 

Jan al Ahmar tiene alrededor de 180 habitantes, pertenecientes a la tribu beduina yahalin. Está rodeado por varios asentamientos ilegales israelíes, establecidos al este de Jerusalén.

Los miembros de la tribu beduina yahalin llevan más de 60 años luchando para conservar su forma de vida. Expulsados de sus tierras del desierto del Néguev/Naqab en la década de 1950, han sido sometidos de manera recurrente a hostigamiento, presión y reasentamiento por los sucesivos gobiernos israelíes.

A finales de agosto de 2017, el ministro israelí de Defensa, Avigdor Lieberman, anuncióque su gobierno iba a evacuar a la comunidad entera dentro de unos meses. El 24 de mayo, el Tribunal Supremo de Israel falló en favor de la demolición del pueblo entero, incluida la escuela, que está construida con neumáticos y proporciona educación a unos 170 niños y niñas de cinco comunidades beduinas distintas.

El Tribunal determinó que el pueblo se había construido sin los permisos de edificación necesarios, algo que es imposible conseguir para la población palestina de las partes de Cisjordania controladas por Israel, conocidas como “Zona C”.

“Las autoridades israelíes han destruido la vida a miles de personas palestinas, debido al trauma y la angustia causados durante años a hombres, mujeres, niños y niñas con su política totalmente discriminatoria de, primeramente, denegarles los permisos de construcción y, luego, demoler sus hogares, sus escuelas y sus estructuras para el ganado”, ha señalado Magdalena Mughrabi.

“En vez de tomar constantemente medidas punitivas contra la población palestina por construir sin permiso, las autoridades israelíes deben detener la construcción y ampliación de asentamientos ilegales en Cisjordania, como primer paso para retirar a la población civil israelí que vive en ellos.”

“El fallo del Tribunal Supremo es sumamente peligroso y puede sentar un precedente para otras comunidades que se oponen a los planes israelíes de realojarlas en centros urbanos. Las autoridades israelíes deben cumplir sus obligaciones jurídicas internacionales y abandonar todo plan de traslado forzoso de Jan al Ahmar y otras comunidades.”

Información complementaria

Jan al Ahmar se encuentra unos kilómetros al sur del asentamiento de Kfar Adumin, en el territorio ocupado de Cisjordania. La comunidad beduina que vive allí sufre constantes actos de violencia de los colonos israelíes, dirigidos incluso contra niños y niñas, así como ataques contra sus hogares. Las autoridades israelíes se niegan a conectar el pueblo con la red de suministro de agua y electricidad y han limitado su acceso a las zonas de pastoreo.

La comunidad lleva oponiéndose a las órdenes pendientes de demolición de edificios y estructuras, incluida la “escuela de neumáticos”, desde 2009. Ese año, los habitantes de los cercanos asentamientos israelíes de Kfar Adumin, Alon y Nofei Prat elevaron una petición al Tribunal Supremo de Israel para que permitiera al ejército israelí ejecutar las órdenes de demolición pendientes.

Jan al Ahmar forma parte de un conjunto de 46 comunidades palestinas de Cisjordania que corren riesgo de traslado forzoso debido a los planes israelíes de realojo y la presión que se ejerce sobre ellas para que se marchen. Estas comunidades están situadas en la denominada “Zona C” de los Acuerdos de Oslo, firmados entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en 1993. En esta zona, que abarca más del 60 por ciento de la Cisjordania ocupada, el ejército israelí mantiene el control total en materia de seguridad. La Administración Civil de Israel, organismo militar, controla la planificación y zonificación.

El ejército israelí ha anunciado recientemente nuevos planes de demolición de los pueblos de Ein al Hilweh y Umm Yamal, en el valle del Jordán; Yabal al Baba, al este de Jerusalén, y la quinta parte de los edificios del pueblo palestino de Susiya, en los montes del sur de Hebrón.

Las políticas de Israel de establecer a civiles israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados, destruir gratuitamente bienes y llevar a cabo traslados forzosos de población palestina que vive bajo ocupación violan el cuarto Convenio de Ginebra y constituyen crímenes de guerra, tipificados en el Estatuto de la Corte Penal Internacional.

Desde 1967, Israel ha sometido a desalojo y desplazamiento forzosos a comunidades enteras y ha demolido más de 50.000 viviendas y estructuras palestinas.


Deja un comentario

Gran número de heridos en Gaza por la represión israelí. Denuncia de la OMS

El número de heridos en Gaza en una semana iguala al de toda la crisis en 2014

OCHA
Heridos durante las protestas en Gaza son atendidos en el Hospital de Ash Shifa, el 14 de mayo de 2018

22 Mayo 2018

De acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud, el número de heridos debido a la represión israelí de las protestas palestinas en Gaza se eleva a 12.000 desde el 14 de mayo, un número similar al registrado durante la crisis en 2014, aunque en aquel entonces esa cifra se alcanzó en cincuenta días.

Así lo afirmó este martes el director de los programas de salud de la UNRWA, Akihiro Seita, tras una visita a Gaza en la que destacó que de esa cifra, 7000 fueron atendidos en los hospitales y la mitad de ellos por heridas de bala.

Informe Anual sobre Salud

Durante el transcurso de una conferencia de prensa en Ginebra, Seita presentó también el Informe Anual sobre Salud de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos.

Las enfermedades no transmisibles como la diabetes, la hipertensión y el cáncer son el principal problema sanitario de los refugiados palestinos e indicó que esta situación se debe a la pobreza.

La comida más fácil de conseguir y la única entre las básicas es el pan ya que no hay otros alimentos sanos disponibles. El resto son carbohidratos causantes de un alto grado de obesidad.

De los 18 millones de dólares que la agencia de la ONU compra cada año, el 46% lo gasta en medicamentos para tratar la diabetes y la hipertensión, según Seita.

Al hacer un breve repaso de la historia de la UNRWA, Seita destacó que durante los primeros 15 a 20 años la tarea principal de la Agencia fue proveer asistencia alimentaria y refugio. Entre los 70 y los 90 se centró en la asistencia materno infantil y durante los últimos veinte años se ha centrado en las enfermedades no transmisibles.

Entre los últimos avances médicos, UNRWA trajo la medicina familiar y el historial médico electrónico, también llamada cibersalud.

Tres millones de refugiados palestinos forman parte del programa de cibersalud, lo cual supone una cifra muy grande”, indicó Seita.

Asimismo, señaló que el año pasado se aumentaron los servicios de salud mental y que el objetivo de la Agencia es expandirlos a todos los centros de salud en un periodo de entre dos y tres años.

Otra destacada tarea es la asistencia a los hospitales, especialmente en Líbano, donde los refugiados tienen difícil acceso a los centros sanitarios.

Seita destacó las dificultades financieras por las que atraviesa la UNRWA tras la retirada de fondos estadounidense. Pese a las ayudas de varios países por 200 millones de dólares durante los últimos dos meses, el déficit actual todavía es de 246 millones de dólares.

“En este momento está en riesgo el inicio del curso escolar para el próximo verano, la asistencia alimentaria a un millón de personas en Gaza y la atención sanitaria”.

En concreto, destacó como un riesgo para la salud pública la posibilidad de que la UNRWA no pueda llevar a cabo su programa anual de vacunación.


Deja un comentario

Jerusalén y la paz entre palestinos e israelíes. Entrevista.

 

 

Evitar que se siga ensangrentando Tierra Santa

Además de Guatemala, Paraguay ha inaugurado este 21 de mayo su embajada en Jerusalén, mientras que Honduras ha dado pasos en ese sentido. La experiencia de estos días “debe llevar a una reflexión y compromiso por parte de aquellos países que están pensando instalar sus embajadas”. Entrevista

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

La inauguración de la Embajada de Paraguay en Jerusalén este 21 de mayo, que sigue los pasos de las Embajadas de Guatemala el 16 de mayo, y la de los EE.UU, el lunes 14,  “aumenta los obstáculos” para lograr la paz en Tierra Santa. Así lo aseguró el padre Donaciano Paredes ofm, fraile franciscano mexicano en servicio en la Custodia de Tierra Santa como Rector del Seminario Franciscano de Jerusalén.

En más oportunidades en estos últimos días el Santo Padre Francisco se ha pronunciado pidiendo por la paz en Tierra Santa y en Oriente Medio, tras el crescendo de las tensiones en la zona, que ha provocado protestas y un baño de sangre en Gaza.

Lamentablemente, no ha sido todavía escuchado -por algunos- el pedido del Papa Francisco de preservar el “status quo de Jerusalén” para que haya una paz estable y duradera, “basada en la justicia y en el reconocimiento de los derechos de todos”, ni el de acoger las pertinentes resoluciones de Naciones Unidas en relación a ello, la última de ellas, el 21 de diciembre pasado.

Al contrario, la decisión del Presidente de los Estados Unidos y la de los hermanos países latinoamericanos de instalar sus embajadas en Jerusalén reconociendo, de este modo, la Ciudad Santa como capital de Israel, no hace otra cosa que alejar la posibilidad de un acuerdo que lleve a la convivencia pacífica de israelíes y  palestinos. A este respecto conversamos con el Padre Donaciano Paredes ofm.

El miércoles 16 y también este domingo 20 el Santo Padre se pronunció una vez más pidiendo paz para Tierra Santa, tras el recrudecimiento de las tensiones, debidas en parte a la inauguración de la Embajada de EE.UU. ¿Cuál es el clima actual en la sociedad de Jerusalén?

La reciente inauguración de la embajada de EE.UU en Jerusalén el pasado 14 de mayo ha creado tensiones en la sociedad en ambas partes, tanto de quien vive de cerca el conflicto como para quien lo vive de lejos.

Han sido evidentes los actos de odio y de violencia en las zonas que conocemos, y donde se siente más, por ejemplo la Franja de Gaza, Hebrón, Belén, parte de territorios palestinos. En la sociedad de Jerusalén se respira un clima de incerteza sobre el futuro, de un camino seguro para lograr la paz. Mucho se cree que ese acontecimiento ahora lo ha debilitado, y aleja más de la vía del diálogo, y como tal, de la paz.

En este contexto, ¿cuán importantes son las palabras que el Santo Padre ha tenido?

Las palabras del Santo Padre son muy importantes porque nos indican la vía única de solución, y este es el diálogo. Él siempre nos dice que para que haya un camino de paz y reconciliación es necesario apostar por el dialogo. Este diálogo como tal nos tiene que llevar a la renuncia de la violencia, porque como bien lo dice, ésta genera más violencia y jamás lleva a la paz.

Además de Guatemala, que inauguró el miércoles 16 su embajada, Paraguay ha inaugurado hoy la suya. También Honduras ha dado pasos para el traslado de su Embajada a Jerusalén.  ¿Qué implicación puede tener esto en el camino hacia la paz? ¿Podrá retomarse este camino? 

La presencia de estas embajadas como lo hicieron EE.UU. Guatemala, ahora Paraguay, Honduras, aumentarían los obstáculos. Más obstáculos a aquellos que ya se tienen para un posible acercamiento y ese deseo de retomar el camino hacia la paz. Esta es una lección y nos enseña la necesidad de tomar un compromiso serio para evitar estas acciones o decisiones de ese tipo que siguen alejando a los pueblos. Esto crea más odio y violencia entre ellos, y no nos acerca a lo que todos deseamos y rezamos constantemente, la presencia de la paz.

¿Es posible que la espiral de violencia aumente tras la instalación de las embajadas latinoamericanas en el país? 

Puede ser. Como lo decía, hay que aprender la lección ante lo que ha acontecido recientemente. La experiencia de estos días debe llevar a una reflexión y compromiso por parte de aquellos países que están pensando instalar sus embajadas. Se debe evitar que se siga ensangrentando otra vez más esta tierra, por eso es importante la reflexión y el compromiso evitando estos signos que aumentan más la violencia.

Con respecto a la compleja situación de conflicto entre Israel y Palestina, la postura de la Santa Sede y la de la Comunidad internacional es clara: que haya dos estados y que todos puedan convivir en la justicia, en la libertad y en el respeto mutuo. ¿Por qué es tan difícil este acuerdo?

Remarcamos lo que el Santo Padre dice y a lo que los ordinarios de Tierra Santa siempre invitan, es decir, la necesidad del dialogo, de un acuerdo bilateral que garantice una paz duradera. Para que exista un acuerdo real y ambos Estados convivan en la verdad, la justicia, en el amor y en la libertad, se necesitan la voluntad y gestos de diálogo y de reconciliación, como lo recordó el Santo Padre recientemente, para retomar ese camino seguro hacia la paz. Sólo de ese modo se puede llegar a un acuerdo, de lo contrario sería difícil, por no decir imposible.

Recientemente en Jerusalén se tuvo un día de ayuno y se oró, tanto en la vigilia de Pentecostés, como en el día Solemne, por la paz en Jerusalén, en Tierra Santa y en todo Oriente Medio. La Iglesia local, todos los ordinarios de Tierra Santa, las comunidades orientales y ortodoxas, sacerdotes, religiosos, laicos, y la Custodia de Tierra Santa, nos sentimos comprometidos a continuar orando por la paz verdadera que el mismo Jesús nos promete y que sólo Él nos da, no como la dá el mundo. Esa paz que fue ofrecida en el Cenáculo en el día de Pentecostés, esa paz que no suprime las diferencias, pero sí las distancias, que sabe acoger cordial y sinceramente al otro y que busca el diálogo: una paz en la cual el miedo y la desconfianza son sustituidos por el amor y donde las diferencias son oportunidad de amistad y convivencia humana. Esto seguimos pidiendo e invito a todos a que sigamos pidiendo al Señor por intercesión de la Virgen María, que hoy celebramos como Madre de la Iglesia, paz para Jerusalén, paz para Medio Oriente y para el Mundo entero.

Escuche y descargue la entrevista al padre Donaciano Paredes, OFM


Deja un comentario

Gaza: el ejército israelí usa armas españolas contra los palestinos?

GAZA: LA HISTORIA SE REPITE

Medicos palestinos evacuando a un herido en camilla

España puede estar siendo cómplice de las atrocidades de Israel.

Desde el 30 de marzo, decenas de personas palestinas han muerto y miles han resultado heridas como consecuencia de los disparos del ejército de Israel. El número de muertes durante las manifestaciones organizadas alrededor de la “Gran Marcha del Retorno” supera ya las 100, incluidos menores de edad.

No es la primera vez… y lamentablemente, es posible que no sea la última en la que Israel lleva a cabo agresiones criminales contra manifestantes palestinos. Agresiones en las que francotiradores israelíes han disparado a la cabeza o el pecho, con el objetivo de matar, o a las rodillas y extremidades inferiores, con el objetivo de mutilar y causar intencionadamente lesiones que arruinan la vida de la persona herida.

Las imágenes que llegan de la zona nos horrorizan, pero en el caso de España, además nos avergüenzan: solo entre 2015 y 2017, el Gobierno español ha exportado más de 4 millones de euros en municiones, bombas, torpedos, cohetes y misiles, entre otros, a Israel.

España puede estar siendo cómplice de las atrocidades de Israel. Nos gustaría saber si las armas que España viene vendiendo a Israel durante años se han usado o se están utilizando contra manifestantes, incluidos niños y niñas, que no hacen más que pedir el fin de las políticas brutales de Israel hacia Gaza y una vida con dignidad.

Envíale al Gobierno español un mensaje muy claro: no queremos armas españolas para asesinar civiles, pongan fin a las exportaciones de armas españolas a Israel.

¡Firma!


Deja un comentario

Gaza; los hospitales desbordados por los heridos.

Los hospitales de Gaza, desbordados por los heridos

Save The Children / Mohamed N Ali
Un chico de 14 años herido de bala en las dos piernas el pasado 30 de marzo en Gaza.

15 Mayo 2018

Los responsables de la ONU para los derechos humanos están preocupados por la situación crítica de los hospitales en la Franja que, tras años de bloqueo, no tienen medicamentos ni equipos para atender a los heridos. Además, han pedido que los responsables militares y políticos de Israel rindan cuentas, tras condenar la “espantosa violencia” que tuvo lugar el lunes.

“El desmoronado sistema de salud está sometido a una tensión increíble y los que sufren heridas de vida o muerte enfrentan un escenario de pesadilla por la ausencia de camas y servicios médicos” explicó el portavoz de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Rupert Colville, durante una rueda de prensa en Ginebra.

La conferencia se produjo tras los incidentes violentos este lunes en Gaza, donde las fuerzas de seguridad israelíes han matado a 58 personas y herido a más de 2700, de las que 1300 lo han sido de bala. Seis de los muertos son niños y 155 personas están en estado crítico.

El vocero agregó que también se han dado casos de manifestantes heridos a los que Israel ha impedido salir de Gaza para su tratamiento.

Sus palabras fueron confirmadas por Tarik Jasarevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud, quien dijo que “la capacidad del sector de la salud en Gaza está amenazada por la larga escasez de medicamentos y equipos médicos esenciales”.

“Este mes, dos de cada cinco medicinas esenciales están completamente agotadas y la mitad de las que quedan sólo durarán un mes. Los medicamentos que se usan para salvar vidas en situaciones de emergencia, como antibióticos y adrenalina, escasean”, explicó Jasarevic.

También faltan otros recursos fundamentales para hacer frente a enfermedades: el 80 % de las medicinas para tratar el cáncer están agotadas y, de las que quedan, solo hay existencias para un mes.

“La OMS quiere destacar la necesidad de que se permita la llegada de medicamentos y que los trabajadores de la salud sean protegidos”, dijo el portavoz después de que uno de ellos haya muerto por las acciones de las fuerzas militares israelíes.

El sistema sanitario en Gaza tambén sufre la falta de combustible para generar electricidad y los bajos salarios que reciben los trabajadores de la salud.

Tras condenar la “espantosa violencia”, el portavoz de la Oficina para los Derechos Humanos, Rupert Colville, dijo: “las reglas para el uso de la fuerza según las normas internacionales se han repetido muchas veces, pero se ignoran una y otra vez. Parece que cualquiera puede ser asesinado o herido; mujeres, niños, reporteros, personal de primeros auxilios, si se acercan a más de 700 metros de la valla”.

Colville recordó que las leyes internacionales solo permiten el uso de la fuerza como último recurso, no como primero.

“Un intento de acercarse, cruzar o dañar la valla no supone una amenaza de muerte o de heridas graves y no es para el uso de munición real. Ocurre lo mismo si tiran piedras o cócteles molotov a distancia a unas fuerzas de seguridad que están bien protegidas detrás de posiciones de defensa”, explicó.

La Oficina de Derechos Humanos considera que Israel hizo un uso excesivo de la fuerza y ha pedido una investigación sobre lo ocurrido.

“Estamos muy preocupados por lo que pueda suceder hoy, un día emocional para todas las partes, y en las próximas semanas. Ya basta”, concluyó.

Rendir cuentas

Por su parte, el relator especial para la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967 hizo un llamamiento “al Gobierno de Israel para que cese inmediatamente su asalto letal contra los manifestantes de la valla en Gaza”.

“Este descarado uso excesivo de la fuerza por parte de Israel – ojo por pestaña – debe terminar, y debe haber una verdadera rendición de cuentas para aquellos en el mando militar y político que han ordenado o permitido que se emplee esta fuerza nuevamente en la cerca de Gaza” dijo Michael Lynk.


Deja un comentario

Grave preocupación en la ONU por la violencia en Gaza

La violencia en Gaza puede arrastrar a la región a otra confrontación mortífera

ONU/Shareef Sarhan
Grupo de jóvenes en un edificio abandonado de Gaza.

15 Mayo 2018

La ONU condenó este martes la pérdida injustificada de vidas en la valla fronteriza entre Gaza e Israel y advirtió que si no finaliza la violencia en Gaza, la región está en grave riesgo.

Ayer fue un día trágico para la gente de Gaza no hay otras palabras para describir esos sucesos. No hay justificación para los asesinatos. No hay excusa. No le sirve a nadie”, así se expresó este martes el coordinador especial de las Naciones Unidas para el proceso de paz en Oriente Medio, tras los enfrentamientos entre palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes.

Dirigiéndose al Consejo de Seguridad, Nickolay Mladenov condenó en los términos más enérgicos este martes las acciones que han provocado la pérdida de tantas vidas en Gaza y exhortó a todos los países a unirse a su llamada.

El diplomático recordó a Israel su responsabilidad de medir el uso de la fuerza y no usar métodos letales a no ser que los responsables de seguridad se encuentren bajo amenaza inminente de muerte o graves lesiones.

Señaló que el país  debe tener la facultad de proteger sus fronteras del terrorismo, pero de una manera proporcionada, a la vez que solicitó una investigación independiente de todos los hechos que han provocado la pérdida de vidas humanas.

En relación con Hamas destacó la necesidad de no usar las protestas “como tapadera para intentar colocar bombas en la valla entre Gaza e Israel ni suscitar provocaciones”. Igualmente, indicó que sus efectivos no han de esconderse entre los manifestantes y arriesgar la vida de civiles.

Unas 35.000 personas participaron este lunes en manifestaciones en Gaza y cientos en diversas ciudades de Cisjordania como parte de la “Gran Marcha del Retorno”, así como en protesta por el traslado de la Embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén.

Mladenov cifró en unos sesenta el número de fallecidos este lunes, entre ellos seis niños, y más de 1300 el número de heridos. Por el bando israelí un soldado sufrió heridas leves y fue hospitalizado.

“Este ha sido el día más sangriento en Gaza, con el mayor número de muertos y heridos desde el conflicto de 2014”, dijo. Igualmente recordó que desde el inicio de las protestas palestinas el pasado 30 de marzo han muerto más de cien personas.

Asimismo, señaló que, encubiertos entre los manifestantes palestinos, había miembros de Hamas que participaron en actos violentos y de provocación, como la colocación de artefactos explosivos improvisados en la valla y otros intentos de derribarla para perpetrar ataques.

Informó que en los hospitales de Gaza se han agotado los suministros médicos esenciales, los medicamentos y el equipo necesario para atender a los heridos.

Ante esta situación llamó a Israel, a Egipto y a las autoridades palestinas a facilitar la salida de Gaza de los heridos graves para que reciban tratamiento médico.

Las promesas a los palestinos no se han hecho realidad

Mladenov recordó las duras condiciones de vida de los palestinos y las protestas de decenas de miles de ellos durante las últimas seis semanas.

“Estas personas quieren que sus voces sean escuchadas; quieren un futuro más allá de la mera supervivencia. Sus líderes les han fallado. Las promesas que les han hecho no se han cumplido. Y ahora la gente está enfadada. Pero su ira, si no se encauza de manera constructiva, llevará a más destrucción y sufrimiento”.

El diplomático enfatizó que es necesario finalizar este ciclo de violencia en Gaza, “porque de lo contrario estallará y arrastrará a todos los habitantes de la región a otro enfrentamiento mortal”.

Situación humanitaria

La grave situación humanitaria en Gaza se ha visto agravada por el hecho de que la Autoridad Palestina sigue reteniendo el pago de los sueldos de unos 20.000 empleados de la administración pública en Gaza.

Además, señaló que manifestantes palestinos destruyeron las instalaciones situadas en el lado de Gaza del cruce de Kerem Shalom, el principal punto de entrada de bienes y materiales.

Una evaluación inicial de los daños por parte de la ONU estima que dificultarán durante semanas la entrega de combustible y bienes.

“Hamas, que controla Gaza, no impidió esta destrucción, que no hizo sino aumentar el sufrimiento de la población de Gaza”, destacó.

Israel: La población palestina es rehén de Hamas

Por su parte, el representante permanente de Israel, Danny Danon, manifestó que los eventos sucedidos en la valla de separación  no eran protestas sino violentos disturbios con los que se buscaba derribar la valla con el objetivo de adentrarse en territorio israelí para matar a su población.

“Hamas ha tomado como rehén a la población palestina”, destacó ante la destrucción el pasado viernes de gran parte de las instalaciones en el cruce de Kerem Shalom, cuyos daños costará millones de dólares en reparaciones.

Dannon también acusó a ese grupo de querer secuestrar y matar a israelíes a través de la construcción de túneles que empiezan en Gaza y finalizan en ciudades israelís circundantes.

Además, reiteró que usa a la población de Gaza como escudos humanos.

“Cada vez que los palestinos tienen la oportunidad de cambiar el curso de la historia, de asociarse con nosotros, en el camino de la paz, siempre eligen la violencia”, dijo el embajador israelí.

Palestina: La principal fuente de violencia en la región es la ocupación

“Hoy nos reunimos en un momento triste y doloroso para el pueblo palestino” destacó el embajador de Palestina ante la ONU.

Riyad Mansour condenó en los términos más enérgicos la “masacre cometida por Israel en la franja de Gaza”, exigió que se finalice la agresión militar contra su pueblo y solicitó la apertura de una investigación internacional, transparente e independiente.

Manifestó que la ocupación es la principal fuente de violencia en la región y que cualquier intento de falsear esta situación, por parte de algunos, no coincide con la realidad.

Mansour se preguntó si pese a las múltiples alertas que han formulado al Consejo de Seguridad sobre la situación en Palestina es posible que no se hayan escuchado sus llamados.

Añadió si era posible que un solo miembro del Consejo, sin mecionar cual, pueda impedir al resto cumplir con sus obligaciones más fundamentales al bloquear tres intentos de comunicados de prensa en los que se solicita la investigación imparcial para determinar los hechos sobre el terreno.