Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El verdadero desarrollo de aquí al 2030. Fuerte mensaje de Guterres (ONU)

El mundo necesita una senda para que el crecimiento económico sea “socialmente inclusivo y sostenible ambientalmente”

Grant Ellis/Banco Mundial
El Secretario General de la ONU, António Guterres, en el Comité Monetario y Financiero Internacional de Bali, Indonesia.

13 Octubre 2018

António Guterres propuso la Agenda 2030 como hoja de ruta para conseguirlo, “indica el camino hacia una globalización justa e inclusiva y unas sociedades resistentes”, al dirigirse a los ministros de finanzas y a los gobernadores de los bancos centrales en el Comité Monetario y Financiero Internacional.

El Secretario General de las Naciones Unidas advirtió este sábado que el mayor problema al que se enfrenta el mundo no se encuentra en ningún plan presupuestario ni contable, sino que se ha de atribuir a un déficit de confianza. “Un caso grave de lo que llamé “trastorno por déficit de confianza”  durante el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU”.

Durante su discurso ante el Comité Monetario y Financiero Internacional del Fondo Mundial,   que se celebra entre el 8 y el 14 de octubre en la isla indonesia de Bali, Antonio Guterres indicó que ese desorden se traduce “en descontento e inestabilidad”; y que, a su vez, erosiona la fe en las instituciones políticas y en las normas en las que se basa el sistema multilateral.

Restaurar y construir esa confianza que el mundo necesita depende “esencialmente de ustedes”, dijo refiriéndose a los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales que asistieron al evento.

La Agenda 2030 como faro de una globalización justa

Ante la estabilidad del crecimiento económico mundial, Guterres señaló que la comunidad internacional necesita establecer una senda para que este incremento sea “socialmente inclusivo y sostenible ambientalmente”. Como hoja de ruta para conseguirlo propuso la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, a través de sus 17 Objetivos.

“La Agenda 2030 indica el camino hacia una globalización justa e inclusiva y unas sociedades resistentes”, indicó, al observar que, debido a los aumentos de los niveles de la deuda, los países tienen menos margen de maniobra que hace diez años.

Puso como ejemplo que treinta de los países menos adelantados y de bajos ingresos ya se encuentran con problemas de endeudamiento o corren un alto riesgo de llegar a ese nivel, y que “muchas naciones se enfrentan a niveles de endeudamiento que reducen su espacio fiscal en un momento en que se necesitaría mucho más gasto público para alcanzar los objetivos de desarrollo del Milenio”.

Ante este escenario destaca la importancia de la cooperación internacional y la necesidad de atraer al sector privado a que cumpla su cometido con la Agenda 2030 en su totalidad, añadió.

En ese contexto, destacó la importancia de la plena aplicación del Programa de Acción de Addis Abeba y recordó su apoyo a la estrategia de financiación de la Agenda 2030 que puso en marcha antes del debate general de alto nivel de este año en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La estrategia establece tres áreas de acción prioritarias: armonizar las políticas financieras y económicas mundiales con la Agenda 2030; mejorar las estrategias nacionales y regionales de financiación e inversión sostenibles; y fomentar la inclusión financiera y el acceso equitativo a la financiación para todos, en particular para las mujeres y los jóvenes.

“Esta estrategia no puede aplicarse sin su participación activa”, señaló, “trabajando conjuntamente como Comité Monetario y Financiero Internacional, y a título individual como Ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales en su país”.

El Cambio climático nos afecta a todos

Asimismo, el Secretario General recordó el reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de la ONU, que emitió una dura advertencia sobre el aumento de la temperatura global.

El titular de la ONU subrayó la urgente necesidad de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero “si queremos evitar que los objetivos del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático sean irreversiblemente inalcanzables”.

“Tenemos a la tecnología de nuestro lado, la economía verde es cada vez más el mejor camino para el desarrollo. Pero todavía sigue faltando voluntad política”, señaló,  e instó “a que se fije un precio significativo para las emisiones de carbono, finalizar los subsidios a los combustibles fósiles, y a que se invierta en infraestructuras respetuosas con el clima que no nos bloquee durante décadas en un camino insostenible”.

António Guterres finalizó su discurso resaltando la importancia del cambio climático ya que  “no es un tema de los ministros de medio ambiente. Es un tema todos los líderes mundiales. Es un tema que nos afecta a todos.”

Anuncios


Deja un comentario

ONU: importantes desafíos actuales en el sureste de Asia. Mensaje de Guterres

SECRETARIO GENERAL
PRENSA

SUSCRÍBETE
Guterres urge a las naciones asiáticas a invertir contra la inequidad y el cambio climático
El Secretario General de la ONU, António Guterres.ONU/Mark Garten
El Secretario General de la ONU, António Guterres.

11 Octubre 2018
ONU y Secretario General
Tras reconocer los logros de la región del sureste asiático en materia de reducción de pobreza extrema, mortalidad materna e infantil y paridad de género en la educación, el titular de la ONU destacó la creciente desigualdad y el cambio climático como dos de los grandes desafíos de esos países. También citó la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres como factores esenciales para el desarrollo sostenible de la región.

El Secretario General de la ONU se dirigió este miércoles a los líderes de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) para instarlos a actuar con celeridad en el combate a la inequidad y la mitigación del cambio climático.

António Guterres participó en la reunión de la ASEAN que tiene lugar en la ciudad de Denpasar, Bali, en Indonesia, donde sostuvo que para alcanzar una globalización justa y no dejar atrás a nadie, es necesario un desarrollo sostenible que siga las pautas acordadas en la Agenda 2030.

Ese plan común constituye el camino hacia un futuro inclusivo, resiliente y seguro para todos, afirmó, agregando que los avances en esa dirección no son lo suficientemente rápidos y que aún existen muchos obstáculos para erradicar la pobreza.

Avances y desafíos
Tras reconocer los logros de la región del sureste asiático en materia de reducción de pobreza extrema, mortalidad materna e infantil y paridad de género en la educación, Guterres destacó la creciente desigualdad y el cambio climático como dos de los grandes desafíos de esos países, y llamó a la acción para afrontarlos.

“Esto significa mejorar el acceso a una educación y un sistema de salud de calidad. Significa reformar el sistema tributario, haciéndolo más equitativo y capaz de aumentar los recursos para inversiones en desarrollo sostenible. Significa ampliar el acceso a los mercados de trabajo y crear esquemas de protección social, además de proteger a la juventud asiática”, dijo.

El titular de la ONU citó también la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres como factores esenciales para el desarrollo sostenible de la región.

No es demasiado tarde
Con respecto al cambio climático, Guterres recordó que cuatro países del sureste asiático -Myanmar, Filipinas, Tailandia y Vietnam-, se cuentan entre las diez naciones del mundo más afectadas por ese fenómeno.

Podemos limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 grados. Tenemos muchas de las tecnologías que necesitamos y cada esfuerzo cuenta.

Según el más reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) esa amenaza se mueve más rápido que nosotros y el tiempo se agota, apuntó.

“Pero no es demasiado tarde. Podemos limitar el aumento de las temperaturas a 1,5 grados. Tenemos muchas de las tecnologías que necesitamos y cada esfuerzo cuenta. Si duplicamos la reducción de emisiones para 2020 y limitamos el aumento de las temperaturas así sea medio grado, podremos hacer un mundo de diferencia”, aseveró.

En este contexto, el Secretario General reiteró la urgencia de tomar medidas ambiciosas y aumentar las inversiones destinadas a la mitigación y adaptación al cambio climático.

Al final de su discurso, Guterres conminó a los líderes asiáticos y mundiales a resolver los puntos pendientes para la implementación plena del Acuerdo de París contra el Cambio Climático durante la próxima reunión en Polonia de la Conferencia de las Partes (COP24), a celebrarse en diciembre.

Por otra parte, el jefe máximo de la ONU anunció que mañana viernes visitará Palu, una localidad devastada por el terremoto y tsunami que asolaron a las islas indonesias de Célebes y Lombok, causando la muerte de más de 2000 personas, de acuerdo con cifras preliminares.


Deja un comentario

Escaso crecimiento de la economía en Latinoamérica y Caribe-en 2018

La economía de América Latina y el Caribe crecerá un 0,6% en 2018, pero sin cumplir las expectativas

Gerardo Pesantez/Banco Mundial
Trabajo de construcción para al expansión del Canal de Panamá. Foto de archivo: Banco Mundial/Gerardo Pesantez

5 Octubre 2018

Las perspectivas económicas de crecimiento para América Latina y el Caribe durante 2018 no cumplirán con las previsiones iniciales debido en gran parte a los desafíos que afrontan algunos países de la región, especialmente en Sudamérica.

Según las estimaciones del último informe regional semestral del Banco Mundial publicado este viernes, la economía regional región crecerá este año  un 0,6% y un 1,6% durante 2019.

Las principales razones de este leve crecimiento se deben la crisis macroeconómica que empezó el pasado mes de abril en Argentina, la desaceleración del crecimiento en Brasil, el continuo deterioro de la situación económica y social en Venezuela, y un entorno de factores externos menos favorable.

“Hemos encontrado baches en el camino a la recuperación”, señaló el Economista Jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Carlos Végh, quien añadió que ante esta situación es “ aún más necesario mejorar la comprensión y la gestión de los riesgos y otros impactos, desde turbulencias financieras hasta desastres naturales”.

El descenso de la actividad económica vendrá propiciado principalmente por la parálisis del crecimiento en Sudamérica cuya economía se contraerá un 0,1% este año, pero se espera que crezca un 1,2% el 2019.

El organismo financiero apuntó que si se excluyera a Venezuela de las previsiones las cifras serían de un crecimiento del 1,2% este 2018 y un 1,9% el año que viene.

América Central y el Caribe lideran los aumentos

Sin embargo, el contrapunto a esta situación se producirá en Centroamérica, que aumentaría un 2,8% en 2018 y un 3,2% en 2019; el Caribe, con un 3,7% este año y un 3,5% el que viene; y México, con una subida del 2,3% durante ambos años.

Entre los factores externos que benefician a la economía de la región se apunta al sólido crecimiento de Estados Unidos; a la subida, algo más lenta pero aún superior al 6%, de China y a una recuperación en los precios de las materias primas.

Pese a estas circunstancias favorables, el Banco Mundial advirtió de futuras turbulencias “como la normalización de la política económica en los Estados Unidos, con tasas de interés más elevadas y que han llevado a una caída drástica en los flujos netos de capital hacia la región, el fortalecimiento del dólar, la depreciación de la mayoría de las monedas emergentes y tensiones comerciales”.

Asimismo, apreció que, pese a la previsión de crecimiento de un 1,9% para 2019, “la situación general sigue siendo preocupante” por la incerteza política en Brasil, un posible empeoramiento de la actual recesión en Argentina, los interrogantes sobre la sostenibilidad de algunas reformas clave en México y posibles guerras comerciales.

Ben Parker/IRIN
Destrucción causada por el huracán María en Dominica. Foto: IRIN/Ben PArker

El peligro que representan los desastres naturales

El Banco Mundial recordó que la región es propensa a fenómenos meteorológicos, como terremotos huracanes e inundaciones, y una “de las más vulnerables” en relación con fallecimientos y daños económicos, debido a la alta densidad de población en esas zonas y la necesidad de mejorar la aplicación de la gestión de riesgos.

Teniendo en cuenta la incertidumbre existente en el panorama económico, es más importante que nunca construir resiliencia para afrontar el futuro con mayores garantías”, dijo el vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar.

Entre estas garantías se encuentran los bonos catastróficos para terremotos de la Alianza del Pacífico o el Mecanismo de Seguro contra Riesgos Catastróficos del Caribe.

Ante la posibilidad de riesgos imprevistos y que no pueden asegurarse el Banco Mundial destacó que “depende de la asistencia posterior al hecho, aunque se pueden adoptar medidas antes de que ocurran” y que “el fortalecimiento de las instituciones y los mercados puede ayudar a los países” a una rápida recuperación.


Deja un comentario

Economía, trabajo, vida social. Entrevista del Papa

Papa Francisco trabajo dignidad dinero economía El Papa Francisco con un trabajador en Cagliari 

El dinero verdadero se hace con el trabajo que crea dignidad y más trabajo

La sola persecución del beneficio ya no garantiza la vida de la empresa: se necesita formación en los valores y una ética amiga de la persona. Lo afirma Francisco en la entrevista que publica hoy el periódico italiano, Il Sole 24 ore, en la que se refiere también a una economía que “mata” porque el hombre ya no está en el centro de sus propias dinámicas

Giada Aquilino – Ciudad del Vaticano

La gestión de la economía y de la finanza, la creación de nuevo trabajo, el respeto del ambiente y la acogida de los migrantes pasan todos por una ética “amiga de la persona”, “fuerte incentivo” para una conversión de la que “tenemos necesidad”. Es la reflexión del Papa Francisco en la entrevista concedida a Il Sole 24 Ore, que se encuentra hoy en los quioscos.

Falta la conciencia de un origen común, de una pertenencia a una raíz común de humanidad y de un futuro que debemos construir juntos. Esta conciencia de base permitiría el desarrollo de nuevas convicciones, nuevas actitudes y estilos de vida. Una ética amiga de la persona tiende a la superación de la distinción rígida entre realidades volcadas a la utilidad y las orientadas no al mecanismo exclusivo de las ganancias, dejando amplio espacio a actividades que constituyen y amplían el llamado tercer sector.

El ídolo llamado dinero

La economía de hoy es una economía que “mata”, porque – reafirma el Papa – “la persona ya no está en el centro”, “obedece sólo al dinero”, “hacer dinero se vuelve el objetivo primario y único”. Francisco pone de manifiesto que se construyen “estructuras de pobreza, esclavitud y de descarte”.

La importancia actual de la actividad financiera con respecto a la economía real no es casual: detrás de esto está la elección de alguien que piensa, equivocándose, que el dinero se hace con el dinero. El dinero, el verdadero, se hace con el trabajo. Es el trabajo lo que confiere la dignidad al hombre, no el dinero. El desempleo que atañe a diversos países europeos es la consecuencia de un sistema económico que ya no es capaz de crear trabajo, porque ha puesto en el centro a un ídolo, que se llama dinero.

Que el trabajo produzca más trabajo

Cuando se le pregunta cómo un empresario pueda ser un “creador” de valor para la propia empresa y para los demás, a partir de la comunidad en la que vive y trabaja, el Papa recuerda cuán importante es “la atención a la persona concreta”, lo que significa “dar a cada uno lo suyo”, “sacando a las madres y a los padres de familia de la angustia por no poder dar un futuro, y ni siquiera un presente a sus propios hijos”.

Significa saber dirigir, pero también saber escuchar, compartiendo con humildad y confianza proyectos e ideas. Significa hacer que el trabajo produzca más trabajo, que la responsabilidad cree más responsabilidad, que la esperanza cree más esperanza, sobre todo para las generaciones jóvenes, que hoy más que nunca tienen necesidad. Creo que es importante trabajar juntos para construir el bien común y un nuevo humanismo del trabajo, promover un trabajo respetuoso de la dignidad de la persona que no ve sólo la ganancia o las exigencias productivas sino que promueve una vida digna sabiendo que el bien de las personas y el bien de la empresa caminan juntas.

Un desarrollo integral

Francisco exhorta “a desarrollar la solidaridad y a crear un nuevo orden económico que no genere más descartes, enriqueciendo la actividad económica con la atención a los pobres y la disminución de las desigualdades”. Tenemos necesidad, subraya, “de coraje y genial creatividad”.

La distribución y participación en la riqueza producida, la integración de la empresa en un territorio, la responsabilidad social, el bienestar empresarial, la paridad de retribución salarial entre hombres y mujeres, la conjugación entre los tiempos de trabajo y los tiempos de vida, el respeto del medio ambiente, el reconocimiento de la importancia del hombre con respecto a la máquina y el reconocimiento del justo salario, así como la capacidad de innovación son elementos importantes que mantienen viva la dimensión comunitaria de una empresa. Perseguir un desarrollo integral requiere atención a los temas que acabo de enumerar.

La acción económica es un hecho ético

Una sana economía, señala Francisco, no está “nunca desconectada” del significado de lo que se produce y la acción económica es “siempre” también un hecho ético.

Mantener unidas acciones y responsabilidades, justicia y beneficio, producción de riqueza y su redistribución, funcionamiento y respeto del ambiente se convierten en elementos que con el tiempo garantizan la vida de la empresa.

Aún mucho trabajo por hacer para desarrollar la dimensión ecológica

Desde este punto de vista, el significado de la empresa “se amplía” y hace comprender que “la búsqueda del beneficio por sí sola ya no garantiza la vida de la empresa” y que “ya no es posible que los operadores económicos no escuchen el grito de los pobres”. Por eso el Papa piensa no sólo en la formación técnica en la empresa, sino también en una “formación en los valores”: solidaridad, ética, justicia, dignidad, sostenibilidad, para enriquecer el “pensamiento y la capacidad operativa”. Con la perspectiva de un desarrollo de la dimensión ecológica, apunta a la “convergencia de varias acciones: políticas, culturales, sociales, productivas”, aunque “el trabajo que queda por hacer sigue siendo mucho”.

Compartir un viaje común

Vuelve el grito de los pobres al recordar que, cuando se mueven, “asustan especialmente a los pueblos que viven en el bienestar”. Francisco observa que “no existe un futuro pacífico para la humanidad si no es en la aceptación de la diversidad, en la solidaridad, en el pensar en la humanidad como una sola familia”. La referencia es a los migrantes, “gran desafío para todos” hoy: el viaje que realizan, destaca, después de todo, “se hace en dos” y no hay que tener miedo de compartirlo, con esperanza.

Aquellos que vienen a nuestra tierra, y nosotros que vamos hacia sus corazones para entenderlos, entender su cultura, su lengua, sin descuidar el contexto actual. Esto sería un signo claro de un mundo y una Iglesia que busca ser abierta, inclusiva y acogedora, una Iglesia madre que abraza a todos en el compartir el viaje común.

Dignidad del trabajo y sociedades justas y democráticas

Instado a responder acerca de los consensos obtenidos en Italia por fuerzas políticas definidas populistas, que no comparten la apertura de las fronteras nacionales a los inmigrantes, y  sobre las orientaciones que deben darse a Europa, el Papa exhorta a mirar a las personas que huyen de la pobreza y el hambre, instando a “muchos empresarios” y a otras tantas “instituciones europeas que no carecen de genialidad y coraje” a “emprender caminos de inversión”, en sus países, en la formación, desde la escuela hasta el desarrollo de verdaderos sistemas culturales y, sobre todo, en el trabajo”, con el objetivo de beneficiar a los Estados “hoy todavía pobres “, “dando a esas personas la dignidad del trabajo y a su país la capacidad de tejer lazos sociales positivos capaces de construir sociedades justas y democráticas”.

Las respuestas a las peticiones de ayuda, aunque generosas, quizás no han sido suficientes, y hoy nos encontramos llorando miles de muertos. Ha habido demasiados silencios. El silencio del sentido común, el silencio del siempre se ha hecho así, el silencio del nosotros siempre contrapuesto al de ellos. El Señor promete consuelo y liberación a todos los oprimidos del mundo, pero necesita de nosotros para hacer eficaz su promesa. Necesita nuestros ojos para ver las necesidades de los hermanos y de las hermanas. Necesita nuestras manos para socorrer. Necesita nuestra voz para denunciar las injusticias cometidas en el silencio, a veces cómplice, de muchos. Sobre todo, el Señor necesita nuestro corazón para manifestar el amor misericordioso de Dios hacia los más últimos, los rechazados, los abandonados, los marginados.

Integración y alojamiento digno

Por parte de los migrantes, añade, es necesario que respeten la cultura y las leyes del país que los acoge, “con el fin de implementar conjuntamente un camino de integración y superar todos los temores y preocupaciones”.

Encomiendo también estas responsabilidades a la prudencia de los gobiernos, para que encuentren modalidades compartidas para dar una acogida digna a tantos hermanos y hermanas que piden ayuda. Se puede recibir a un cierto número de personas, sin descuidar la posibilidad de integrarlas y organizarlas de manera digna. Es necesario prestar atención al tráfico ilegal, conscientes de que la recepción no es fácil.


Deja un comentario

ONU condena las sanciones contra Irán.

Las sanciones contra Irán son injustas y perjudican a los ciudadanos comunes

Eskinder Debebe
Idriss Jazairy, el relator especial de la ONU sobre derechos humanos y sanciones internacionales.

22 Agosto 2018

El relator especial de la ONU Idriss Jazairy alertó sobre la guerra económica generalizada que ya ha causado protestas en la república islámica, cuya economía se tambalea debido al alto desempleo y a la acelerada inflación.

“Las sanciones deben ser justas y no deben conducir al sufrimiento de personas inocentes”, dijo el relator especial de las Naciones Unidas Idriss Jazairy al referirse a la reimposición de estas medidas contra Irán, decisión que además calificó de ilegítima.

“Esta ilegitimidad fue confirmada por la oposición de todos los demás miembros permanentes del Consejo de Seguridad y, de hecho, de todos los socios internacionales. La Carta de la ONU exige que las sanciones sean aplicadas solo por el Consejo de Seguridad de la ONU precisamente para garantizar que se eviten esos ataques indiscriminados contra las naciones”, acotó el relator especial.

El gobierno de Estados Unidos decidió unilateralmente retirarse del acuerdo nuclear signado en 2015 y reimponer sanciones económicas a Irán, acusándolo de representar una amenaza para la seguridad. También ha instado a los demás países a suspender todas las importaciones de petróleo iraní a partir del 4 de noviembre o enfrentar también medidas financieras en su contra.

La vuelta de las sanciones podría empeorar lo que se vive en Irán. Su moneda, el rial, ha perdido la mitad de su valor desde abril. A esto se le suman el alto desempleo y la inflación acelerada que han comenzado a calentar el descontento entre las clases más desprotegidas de la sociedad iraní.

Lo que va del año se ha caracterizado por las protestas que se han encendido en diferentes puntos del país. Ante estas manifestaciones, Jazairy dijo que las medidas punitivas estaban fuera de orden y medida.

“Estas injustas y dañinas sanciones están destruyendo la economía y la moneda de Irán, llevando a millones de personas a la pobreza y haciendo que los bienes importados sean inalcanzables”, recalcó el experto, al tiempo que cuestionaba si Estados Unidos proporcionaría alimentos y medicinas a los millones de iraníes que ya no pueden costearlos.

“El sistema actual crea dudas y ambigüedades que hacen casi imposible que Irán importe estos bienes humanitarios que se necesitan con urgencia. Esta ambigüedad causa un ‘efecto escalofriante’ que probablemente lleve a muertes silenciosas en los hospitales a medida que se agoten los medicamentos, mientras que los medios internacionales no lo notan “, dijo el relator.

Jazairy además pidió a Estados Unidos que aclare a los bancos y compañías que las importaciones de productos esenciales para Irán están permitidas.

“Hago un llamamiento a los Estados Unidos para que demuestren su compromiso de permitir productos agrícolas, alimentos, medicinas y dispositivos médicos en Irán tomando medidas reales y concretas para garantizar que los bancos, las instituciones financieras y las empresas puedan garantizar de forma rápida y gratuita que las importaciones y los pagos estén permitidos “, dijo.

El experto aplaudió los esfuerzos de la comunidad internacional por rechazar el acoso económico. “Estoy agradecido por los esfuerzos de la Unión Europea para hacer frente a esta injusticia, tanto a través de los esfuerzos diplomáticos y de la legislación para proteger a las empresas europeas de las sanciones estadounidenses. Sinceramente espero que la comunidad internacional se una para que el mundo no se convierta en un campo de batalla para la guerra económica generalizada “, recalcó.

Jazairy destacó la Declaración de la ONU sobre Principios de Derecho Internacional sobre Relaciones Amistosas y Cooperación entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, que insta a los Estados a resolver sus diferencias mediante el diálogo y las relaciones pacíficas, y evitar el uso de políticas económicas y políticas u otras medidas para coaccionar a otro Estado con respecto al ejercicio de sus derechos soberanos.

Estas sanciones unilaterales, junto con otros acontecimientos recientes, llevaron al experto a advertir contra la generalización de la guerra económica a nivel mundial.


Deja un comentario

Etica y beneficios económicos. Conflicto entre la moral y las ganancias?

¿Invertir es católico? Un fondo desafía los prejuicios de la finanza

Se llama Altum Faith-consistent Equity y su misión es invertir sólo en empresas que respeten la doctrina social de la Iglesia. Su creador, un joven bróker español, advierte: “La clave es que sea rentable”. El desafío de la integridad
REUTERS

¿Invertir es católico?

Pubblicato il 21/07/2018
Ultima modifica il 21/07/2018 alle ore 12:37
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

“Hay un mito: si inviertes tu dinero con criterios morales, automáticamente sacrificas rentabilidad. ¡Nada más lejos de la realidad!”. La palabras de Borja Barragán desafían los prejuicios del mercado. Pero él está empeñado en hacerlas realidad. Por eso, acaba de crear un fondo de inversión para colocar capitales en compañías que respeten la doctrina social de la Iglesia. ¿Una contradicción? No, al menos para este joven bróker, que dejó el mundo de la alta finanza para apostar por las inversiones con integridad. Y está dispuesto a demostrar que se puede invertir según la propia fe, y ser tan rentable como los otros.

 

“En Europa hay muy pocas alternativas de lo que nosotros hacemos y se cataloga como Faith Consistent Investment, invertir de una manera coherente con tu fe. Este concepto en Estados Unidos y en el mundo anglosajón lleva mucho tiempo pero en Europa, por razones culturales, ni siquiera ha empezado a despegar”, explicó Barragán, en entrevista con el Vatican Insider.

 

La idea le vino en la universidad, cuando compartió cursos con religiosos cuyas instituciones ni siquiera tenían conciencia que invertían parte de sus recursos en compañías cuyos principios o acciones estaban reñidos con la doctrina católica. El principal problema estaba en la ausencia de buenos asesores.

 

Fue así como cayó en la cuenta que los “inversores católicos” no tenían una oferta de productos financieros que les permitiesen invertir con tranquilidad y según sus propios valores. Desde sus tiempos de estudiante de Administración y Dirección de Empresas en la Pontificia Universidad de Comillas, comenzó a hacer prácticas en banca de inversión. Con el tiempo llegó incluso a hacer carrera a nivel comercial. Mientras tanto se quebraba la cabeza: ¿Es factible invertir en católico y ser rentable?

 

Con esa convicción creó Altum Faithful Investing.  Un “bicho especial”, según él mismo reconoce. Que basa su acción en cuatro pilares que los mercados tradicionales jamás tomarían como variables: La promoción de la dignidad humana, de la vida, de la familia y el cuidado del medio ambiente. “Analizamos a las compañías para ver si siguen estos cuatro pilares, siempre buscando invertir para obtener rentabilidad”, explicó Barragán.

 

Sostuvo que la mayoría de los “fondos éticos” sólo aplican criterios de inversión excluyentes, por ejemplo rechazando de plano el tabaco, el alcohol, etc. En cambio, él aseguró tener una “mirada distinta” y buscar empresas que pongan la economía “al servicio de la persona”. Porque todo tiene su truco.

 

“Queremos dar una vuelta de tuerca y aplicar el sentido común: ¿por qué no invertiríamos en una empresa de vinos? En este caso, lo que es punible no es el acto de producir vino sino que las compañías instiguen comportamientos adictivos en los consumidores. Hasta ese punto queremos llegar para conocer si, por ejemplo, la campaña de marketing de una empresa promueve un consumo responsable o indiscriminado. Aquí el fin no justifica los medios. El fin, que es obtener un beneficio legítimo, no justifica cómo lo hagamos”, añadió.

 

Pero el bróker quiso ir más allá. Puso como política inderogable de su empresa que el 100 por ciento de los recursos asesorados cumplan la doctrina social de la Iglesia. No valen consultorías a mitad. “Queremos ser coherentes 100 por ciento, creemos que esto es la manera correcta de vivir nuestra fe a la hora de invertir”, insistió. Además, se aseguró que la totalidad de los beneficios distribuibles de Altum sean dedicados a proyectos de evangelización, con tres sectores principales: la oración, la misión y la promoción de vocaciones.

 

Hasta ahora, la compañía ha financiado una película sobre el perdón cristiano (“El mayor regalo” del director Juan Manuel Cotelo), un orfanato de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María en Dakar (Senegal) y el proyecto de regreso de los cristianos a la Llanura del Nínive (Irak) promovido por la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada.

 

“Existen algunos fondos para los cuales el ticket mínimo era alto y por eso parecía que, para invertir en católico, era necesario ser rico y yo quería huir de eso. Católico es igual a universal y universal es accesible para todo”, constató Barragán. De allí nació la idea de Altum Faith-consistent Equity, un fondo en el cual se puede invertir desde 100 euros en adelante.

 

Lanzado en mayo último, ha recibido una primera ola de respuesta entusiasta. Para su creador, esto se debe a que “la gente tiene necesidad de trascendencia” y, por sus productos, quienes creen “tienen mayor libertad de poder elegir el bien”. Pero el principal reto es mantener alta la atención, porque las reglas son iguales para todos los que operan en España, como él, registrados ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores

 

Barragán sabe que la clave de todo es ser rentable en un mundo “que se debe tomar con pinzas”. Como constató el reciente documento publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe “Oeconomicae et pecuniariae quaestiones. Consideraciones para un discernimiento ético sobre algunos aspectos del actual sistema económico y financiero” (17.05.2018).

 

Según él, este texto demuestra que la economía está comenzando a cobrar importancia en el mundo eclesiástico y aseguró que está “bien asesorado”, sobre todo cuando “le saca tarjeta roja” a la búsqueda exclusiva del beneficio como guía única de la ingeniería financiera.

 

“Denuncia la falta de ética a la hora de conducir la acción financiera, donde se ha sustituido la ética por la codicia, y eso ha sido a nivel global. Esto porque no ha habido una regulación, unos líderes bancarios o comités éticos dentro de los bancos que pusiesen un freno. Nos da un buen tirón de oreja a todos para que seamos conscientes de aspectos inmorales que dañan a los mercados financieros”, recordó.

 

Consideró que el problema de los fraudes y las crisis provocadas desde el mundo financiero depende sobre todo de las personas que se dejan guiar por la codicia.

 

“El dinero puede dar un buen servicio pero es muy mal señor, ante él se ve dónde está tu corazón. Cuesta porque tenemos muy metido en nuestro ADN que el dinero es un fin y da igual cómo se obtenga, pero tenemos que tener dinero. A ojos de la sociedad aquel que tiene más dinero, es quien tiene más éxito, no importa cómo lo haya obtenido. La visión de Altum es exactamente contraria, que el fin no justifica los medios”, dijo.

 

Y abundó: “A final de cuentas cada uno de nosotros debe asumir su propia responsabilidad. Tu manera de consumir, tu manera de invertir va a marcar la diferencia. Va a ser la manera de dar testimonio de aquello en lo que crees”.


Deja un comentario

Proyectos para Latinoamérica de la fundación Populorum progressio

Fundación “Populorum Progressio” para América LatinaFundación “Populorum Progressio” para América Latina  (Vatican Media)

La Fundación “Populorum Progressio” examina 100 proyectos en Latinoamérica

El Consejo de Administración de la Fundación “Populorum Progressio” para América Latina realiza su reunión anual en São Salvador de Bahía, Brasil, del 12 al 14 de junio de 2018.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que, del 12 al 14 de junio, en la Archidiócesis de São Salvador de Bahía (Brasil) tendrá lugar la reunión anual del Consejo de Administración de la Fundación “Populorum Progressio” para América Latina, confiada al  Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

Más de 100 proyectos de desarrollo

Durante la reunión, los miembros del Consejo examinarán  unos 100 proyectos para decidir sobre su eventual financiación, que es posible, en particular, gracias al apoyo de los fieles italianos, a través del fondo del ocho por mil de la Conferencia Episcopal Italiana. Los proyectos abarcan diversas dimensiones del desarrollo humano integral de las comunidades indígenas, mestizas, afroamericanas y campesinas en América Latina y el Caribe: producción (agropecuaria, artesanal, comercial), desarrollo de microempresas, infraestructuras (sistemas de agua y alcantarillado, energía, salones polivalentes, almacenes, comedores comunitarios, unidades sanitarias), finanzas (microcrédito, tiendas comunitarias), salud (centros de salud y equipos, letrinas y pozos),educación (aulas, equipos informáticos, herramientas para la formación),comunicación (emisoras y equipos locales de radio y televisión).

El servicio de caridad de la Iglesia

La reunión brindará también la oportunidad de reflexionar sobre las modalidades más eficaces de llevar a cabo el servicio de caridad de la Iglesia con los necesitados, y de identificar las directrices para el trabajo de los próximos años. En 25 años de actividad (1992-2017), la Fundación ha financiado 4.296 proyectos, con un valor total de alrededor de 41 millones de dólares.

Los miembros del Consejo de Administración

Los miembros del Consejo son: el Cardenal Peter K.A. Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, así como Presidente y Representante Legal de la Fundación, Mons. Javier Augusto del Río Alba, Arzobispo de Arequipa (Perú), Presidente del Consejo de Administración, Mons. Oscar Urbina Ortega, Arzobispo de Villavicencio (Colombia), Vicepresidente del Consejo de Administración, el Cardenal Chibly Langlois, Obispo de Les Cayes (Haití), Mons. José Luis Azuaje Ayala, Obispo de Barinas (Venezuela) y Mons. Segundo Tejado Muñoz, Secretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

A la reunión también asistirán: Mons. Giovanni d’Aniello, Nuncio Apostólico en Brasil, una delegación, encabezada por Mons. Leonardo di Mauro, en nombre del Comité para las intervenciones caritativas en favor del Tercer Mundo de la Conferencia Episcopal Italiana, Mons. Edmundo Luis Flavio Abastoflor Montero, Arzobispo de La Paz (Bolivia), Presidente saliente del Consejo de Administración. Coordinará los trabajos el nuevo Secretario del Consejo, P. Luis Ferney López Jiménez, que sucede al Dr. Juan Vicente Isaza Ocampo, que ha concluido su labor después de más de veinte años.