Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Ghana: 60 años de independencia. Informe

Del sueño de Nkrumah a una economía intervenida

Ghana celebra sus 60 años de independencia británica

 

Por Sebastián Ruiz-Cabrera

 

[Foto superior: Getty Images]

 

“Quiero que venga a visitarnos a Alabama, donde buscamos el mismo tipo de libertad que la Costa de Oro está celebrando”. Estas fueron las palabras incisivas que el reverendo y activista Martin Luther King expresó a Richard Nixon (en representación del presidente Dwight ­Eisenhower) el 4 de marzo de 1957 en Accra, la capital de Ghana. Luther King reconocía un fuerte paralelismo entre la resistencia contra el colonialismo europeo en África y la lucha contra el racismo en Norteamérica. Todos querían estar presentes en el momento del cambio de bandera, en el grito de ‘¡Lo conseguimos!’, en la encrucijada de los sueños alcanzados cubiertos de vértigo. También la diplomacia internacional.

El Gobierno de Kwame Nkrumah tenía una misión, un reto, un desafío: el de creer y atreverse; el de hacerlo e imaginar; el de luchar y trabajar para iluminar a una nación que permanecía suspendida en la desigualdad que trajeron consigo los británicos. Tenían que recorrer el camino a la inversa: gobernar para el pueblo empobrecido que vio en uno de los padres del panafricanismo el puerto en alta mar. Esta élite africana era consciente de su papel en la gestión de esa libertad que se abría paso entre el símbolo colonial, su bandera: la Union Jack. Y la fe descendió de nuevo a la tierra ghanesa.

El 6 de marzo pasado Ghana conmemoraba sus 60 años de independencia del dominio colonial británico. Fueron los primeros en obtenerla en el África al sur del Sahara. Su determinación en 1957 inspiró a otros países para buscar la liberación: en 1960, 17 naciones obtuvieron la independencia en el continente. Desde entonces, muchos de ellos escaparon de facto de la dominación colonial solo para entrar en una nueva era encubierta de explotación de los recursos por potencias extranjeras. Pero la historia reciente de Ghana ha sido una mezcla de avances y retrocesos marcada por la estabilidad democrática, los problemas económicos y los bolsillos de algunos políticos barnizados por la corrupción en medio de grandes desafíos en materia de educación, salud y energía.

De súbditos a soberanos. En la imagen, la Reina Isabel II de Inglaterra saluda a un grupo de mujeres ghanesas junto al primer ministro del país, Kwame Nkrumah, ya con Gahan como país independiente / Fotografía: Archivo MN

Un repaso de los últimos tres años invita a centrarse, en primer lugar, en diciembre de 2016. Hace unos meses Ghana fue testigo de una nueva transferencia pacífica del poder en las elecciones en las que Nana Akufo-Addo, de 72 años, derrotaba al hasta entonces presidente John Mahama (ver Mundo Negro nº 623 enero 2017, p. 10). Era la tercera vez que optaba al sillón presidencial con la promesa de transferir un millón de dólares de los fondos de desarrollo para montar una fábrica en cada distrito electoral. Sonaba bien y ganó. Pero la realidad apunta al segundo hito: en noviembre de 2015, el país se enfrentó a una crisis en la que se llegó a cuestionar el papel del Poder Judicial tras la publicación de informes que señalaban a varios jueces y funcionarios por casos de corrupción. El tercer elemento es que hasta hace unos años, Ghana siempre se encontraba entre las economías más dinámicas de África, pero se desplomó en 2014 debido a la caída generalizada de los precios de las materias primas. Esta grave crisis acentuó la inflación y el aumento del déficit presupuestario. El país se vio obligado a recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) para un rescate en 2015 que ha sumido a la nación en una deuda que alcanza el 70 por ciento del PIB.

Para hacer frente a estos retos, el nuevo presidente, Akufo-Ado, se ha propuesto aumentar la estructura del Estado a 110 ministros y viceministros, el mayor Gobierno desde 1992. Una medida criticada por la oposición –con razón– si se tiene en cuenta que la economía se encuentra en cuidados intensivos y que de forma mensual recibirán un salario de 3.713 euros, además de dos coches, combustible gratis, una vivienda y protección personal gratuita, según informaba el propio Parlamento ghanés. En este punto, la paradoja del reparto de la riqueza vuelve a aflorar: la nación es la segunda productora mundial de cacao –después de Costa de Marfil– y, tras Sudáfrica, la segunda productora de oro del continente.

 

Los desafíos, seis décadas después

Nkrumah trató de implementar un plan de desarrollo (1963-1970) “para llevar a Ghana a las puertas de un Estado moderno basado en un programa agrícola e industrial altamente organizado y eficiente”. La visión del panafricanista era destruir por completo la economía colonial –de dependencia heredada de Inglaterra– para pasar a una economía industrializada modelada a lo largo de un sistema de producción y distribución socialista que haría de Ghana una nación autosuficiente e independiente. Pero nunca se sabrá si este plan hubiera tenido éxito más allá de la teoría porque fue interrumpido por un golpe militar prooccidental en 1966. Después se sucedieron cuatro más en 1972, 1978, 1979 y 1981 –los dos Gobiernos elegidos democráticamente establecidos en 1969 y 1979 fueron derrocados por los militares–.

Ahora, en los últimos 25 años, el país se ha convertido en un referente democrático. En tres ocasiones (2000, 2008 y 2016) el partido dirigente ha cambiado, por lo que no es casualidad que a Ghana se la considere como uno de los países más estables del mundo. De acuerdo con el Índice de Paz Global de 2016, Ghana se encuentra en el puesto número 44, es decir, más pacífico que Francia, en el puesto número 46, y Reino Unido, clasificado en la posición 47.

También ha progresado en bienestar en las últimas dos décadas, especialmente en lo referente a la reducción de la pobreza y las prestaciones sanitarias. Aunque todavía en construcción, el acceso universal a la salud en Ghana es un modelo para otras naciones africanas. No obstante, estos avances enmascaran que existen desigualdades considerables entre el norte y el sur del país, ya que más de un 70 por ciento de la población rural septentrional vive con menos de un dólar al día, muy por encima de la media nacional, que indica que el 28,5 de los ghaneses disponen de esa cantidad diaria. Además, las tasas de desempleo son alarmantes –se estima que un 48 por ciento– con el agravio de una crisis energética, depreciación de la moneda y altas tasas de interés.

Ghana sigue siendo, en gran medida, un referente para muchos países africanos y para la propia comunidad internacional. Un país cuya historia proporciona un amplio forraje para la creación de mitos: Kwame Nkrumah sigue siendo recordado con cariño en todo el continente por su liderazgo en las luchas de emancipación africanas, pero su sueño de una verdadera nación independiente, sin ayudas externas, continúa hibernando.


Deja un comentario

Importante congreso en Roma sobre las finanzas y la sanidad

Finanzas y una sanidad para el ser humano

El congreso promovido por Vatican Insider y Valore: expertos dialogando para interrogarse sobre qué significa hacer finanzas y sobre las finanzas aplicadas al mundo de la sanidad, teniendo presente la doctrina social de la Iglesia
AP

Finanzas y una sanidad para el ser humano

Pubblicato il 20/04/2017
Ultima modifica il 20/04/2017 alle ore 12:47
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

El magisterio social de Papa Francisco, que en muchas ocasiones ha vuelto a proponer la enseñanza de la doctrina social de la Iglesia subrayando la insostenibilidad de un sistema económico-financiero que idolatra el dinero y ya no tiene como centro al ser humano, ha suscitado debates y algunas polémicas. Pero no logra convertirse, incluso en el ámbito católico, en punto de partida para investigaciones y reflexiones capaces de abrir nuevos caminos concretos.

 

¿Es posible hacer que las finanzas sean para el hombre y no que el hombre sea dominado por las finanzas? ¿Es posible crear redes y asumir las enseñanzas de la doctrina social de la Iglesia? Y, ¿cómo aplicar todo esto al mundo de la sanidad, en particular de esa doctrina católica y el valor añadido que trata de proponer mediante sus estructuras que viven en la actualidad no pocas dificultades de orden económico y organizativo?

 

Vatican Insider y Valore (una realidad que ofrece asesoría y servicios para mejorar la gestión económica y financiera de diferentes entes) organizan el jueves 27 de abril por la mañana, en Roma, un congreso para reflexionar sobre estos temas y para poner en marcha propuestas. Se titula “¿El Hombre para las Finanzas o las Finanzas para el Hombre? La Ética y la gestión financiera. Experiencias en el ámbito de la Asistencia Sanitaria”, y se llevará a cabo en la Sala del Camino del Hotel Columbus, en la vía della Conciliazione.

 

Después de la recepción y del registro de los participantes, y de la bienvenida de los organizadores (por Valore, el director Stefano Ronchi), el cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano e Integral, saludará a los participantes. Después tomará la palabra el cardenal Francesco Coccopalmerio, Presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, con un discurso inaugural dedicado a la ética y a la centralidad de la persona.

 

Las tres ponencias centrales del día, coordinadas por el moderador Luca Pierazzi de Advance Sim, serán de Giorgio Majorano (Chief Financial Officer del Instituto para las Obras de Religión, IOR), que hablará sobre las “Líneas guía de la gestión financiera del IOR”, de Roberto Carulli (encargado de la Oficina de Análisis y Negociación de títulos de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica), que reflexionará sobre la frase evangélica «Habría que comprar pan por valor de doscientos denarios para dar de comer a todos» (Marcos, 6, 37), y de Vladi Lumnia (miembro de la Comisión para las actividades del sector sanitario de las personas jurídicas públicas de la Iglesia), que hablará sobre las “Iniciativas católicas en el mundo de la Sanidad: principios y objetivos”, considerándolas en el contexto general de los principios de la doctrina social de la Iglesia.

 

Después de una pausa, las sesiones volverán a comenzar con algunos testimonios aplicados al mundo de la asistencia sanitaria. Intervendrán Anna Maria Trovò, Vicepresidenta del Fondo San.Arti, y Michele Carpinetti, Presidente de QuAS.

 

Entre los patrocinadores de esta iniciativa están Allianz, GPA Wide Group, JC Capital, Selectra, Anima y LFG Holding. El evento ha sido organizado con la colaboración de Betty Barlafante. Para participar en el congreso es necesario inscribirse enviando un correo electrónico a info@valoresrl.it , o llamando al número 391 4676470.


Deja un comentario

Una economía que mata. Por González Faus.

  • José I. González Faus, sj.: “Nuestra economía mata,
    porque está fundada en el robo con guante blanco, en
    la mentira bien vestida”
    “Lo más negativo de nuestra política es la hipocresía de la derecha y el simplismo
    de la izquierda”
    José Ignacio González Faus, sj., 02 de abril de 2017 a las 08:32
    Si el prestamista gana sólo por prestar, eso es claramente usura. La filosofía griega, el
    islam y el primer cristianismo son muy duros con la usura. Aristóteles la compara al
    proxenetismo
    el capitalismo salvaje
    (José Ignacio González Faus, sj.).- Etimológicamente, el interés designa algo que está
    entre la realidad y yo (inter-esse): así me vincula y me pone en relación con las cosas.
    Pero la palabra degenera cuando su significado principal pasa a ser el de “beneficio
    económico”: de modo que lo único que me pone en contacto con la realidad es la
    posibilidad de lucro.
    Eso explica por qué Francisco sostiene que nuestra economía “mata”. He leído
    artículos que, queriendo defender la enseñanza social de este papa, parecen tropezar
    cuando afrontan esa frase tan dura: quizá Francisco sólo quería decir que mata cuando la
    gestionamos mal, etc.
    Pues no: nuestra economía mata porque está fundada en el robo con guante blanco,
    en la mentira bien vestida, en la explotación y en la falta de respeto.
    Veamos:
    1. Fundamental en nuestro sistema es el crédito y el interés. Pero éste último se ha
    convertido hoy en usura pura y dura: de ser compensación razonable por una pérdida o
    un riesgo, ha pasado a ser un lucro gratuito. Si el prestamista gana sólo por prestar, eso
    es claramente usura. La filosofía griega, el islam y el primer cristianismo son muy duros
    con la usura. Aristóteles la compara al proxenetismo: aprovechar la necesidad del otro
    para el enriquecimiento propio. Y escribe que es “la más aborrecible de todas las formas
    de obtener dinero, porque en ella la ganancia procede del dinero mismo y no de los
    objetos naturales”. Si hoy eso nos parece anormal, debe ser por aquello de que “nuestro
    mundo ha perdido el sentido del pecado”. Pero aplicando esa frase donde debe ser
    aplicada…
    2. Ese atraco del interés se apoya además, como ya sugería Aristóteles, en la mentira de
    que el dinero es fecundo por sí mismo. Pero el dinero sólo puede ser oportunidad,
    nunca causa de riqueza. Su presunta fecundidad se apoya además en otra ficción: el
    dinero que me presta el Banco no es tal: el Banco me da un dinero que no tiene (pues en
    cada momento los Bancos están prestando mucho más dinero del que tienen y es falsa la
    idea de que el Banco presta con los depósitos de los ciudadanos). El Banco lo que hace
    es darme una especie de aval o de ficción, poniendo en mi cuenta unas cifras con las que
    1
  • yo podré empezar a invertir. Y por ese dinero que no me ha dado, el Banco me cobrará
    unos intereses grandes mientras que, por el dinero que yo le he depositado, me dará un
    interés mínimo, ridículo (que luego además recupera en comisiones por sacar de un
    cajero etc.)
    Buen ejemplo lingüístico: en griego, tiktô significa engendrar, de ahí viene vg. tokós
    (padre, engendrador); y en griego moderno el interés se llama toketós (= engendrado).
    El dinero queda así, como una especie de semilla: un germen vital que, con sólo caer en
    buena tierra, ya fructifica.
    3.- Esa fábula del dinero, falso y fecundo a la vez, tiene que acabar fallando, sea
    porque a uno no le salen los negocios o porque lo dilapida. Así se producen las crisis
    que por eso, según Piketty y otros economistas, son intrínsecas a nuestro mercado y más
    cuanto más perfecto mercado sea. En las crisis, la reacción lógica es ir a sacar el dinero
    de los Bancos, pero resulta que éstos ya no lo tienen. Con lo que el estado habrá de
    sostenerlos (¡con dinero de los ciudadanos!) para evitar que se pierdan los depósitos de
    la gente. Así se acuñó la más criminal de las defensas: el “too big to fail” (“demasiado
    grande para dejarlo caer”). Como si dijera: no podemos tocar a los Bancos porque tienen
    armamento atómico…
    Y claro: si el Banco siempre está seguro y el ciudadano nunca lo está, esa es una
    economía que mata. Si, cuando se derrumba esa fábula del dinero fecundo por sí mismo,
    lo pagan los otros, no el Banco que se aprovechaba de ella, entonces esa economía tiene
    que matar como el arsénico, por más que nos digan que es “arsénico por compasión”.
    4.- Finalmente, en una sociedad donde todo es mercantil y donde cada cual aspira a
    tragarse al otro buscando el máximo interés, la única manera de crear empleo es no
    pagarlo, o darle una calderilla de hambre. Marx todavía hablaba de pagar “lo justo
    para que pueda reponer su fuerza de trabajo”; hoy ni eso: porque si no repone sus
    fuerzas siempre hay una multitud esperando poder ocupar su puesto. ¿Cómo no va a
    matar esa economía?
    Ya hace tiempo fue acuñada la expresión “capitalismo de casino”. Quiere decir que
    nuestro sistema económico es como uno de esos juegos de cartas donde uno puede
    apostar fuerte con poco juego; pero asusta a los demás y, a lo mejor, gana. La única
    diferencia con los casinos reales es que, cuando en nuestro capitalismo falla la treta y el
    jugador pierde la partida, no pierde él el dinero que apostó: ese dinero lo perderá el
    croupier, o el repartidor por las cartas que dio, o el portero por haberle dejado entrar…
    Ladrona, mentirosa, explotadora e impune. Y gracias a eso eficaz. Dígame Ud si esa
    economía no ha de matar. Por eso creo que lo más negativo de nuestra política es la
    hipocresía de la derecha y el simplismo de la izquierda. Pero éste queda para otro día


Deja un comentario

Si USA, el mayor contribuyente recorta su contribución a la ONU

Si EEUU recorta su contribución a la ONU, socavaría las reformas del organismo

El portavoz de la ONU en Nueva York, Stephane Dujarric. Foto de archivo: ONU/Evan Schneider

16 de marzo, 2017 — El Secretario General de la ONU, António Guterres, advirtió hoy sobre las consecuencias que tendría un recorte abrupto de las contribuciones financieras de Estados Unidos para el organismo mundial.

El portavoz de Naciones Unidas, Stephane Dujarric, transmitió a la prensa la reacción de Guterres ante la propuesta de presupuesto para el año fiscal 2018 presentado este jueves por la Casa Blanca.

El proyecto, que debe pasar por la aprobación del Congreso, reduce sustancialmente la aportación de Washington a las Naciones Unidas, eliminaría la partida para la Iniciativa Global de Cambio Climático, y disminuiría los aportes a las labores de pacificación.

Dujarric señaló que Guterres reconoce el apoyo que el país anfitrión ha ofrecido a la ONU durante años como su mayor contribuyente y reafirmó su compromiso con las reformas destinadas a asegurar que la ONU cumple su propósito, de manera eficiente y productiva.

“Sin embargo, los recortes abruptos de fondos podría provocar la adopción de medidas que socavarían el impacto de los esfuerzos de reformas a largo plazo. El Secretario General está listo para discutir con Estados Unidos y con cualquier otro Estado miembro sobre las mejores formas para que la Organización sea rentable para lograr los objetivos y valores compartidos”, dijo el portavoz.

Dujarric añadió que Guterres suscribe plenamente la necesidad de combatir el terrorismo de manera efectiva, pero consideró que esta lucha requiere algo más que gastos militares.

En ese sentido, subrayó la necesidad de afrontar las causas subyacentes del terrorismo a través de la inversión continua en la prevención y solución de conflictos, en el combate al extremismo violento, en las misiones para la construcción y el mantenimiento de la paz, así como en el desarrollo incluyente, el respeto a los derechos humanos y en la respuesta oportuna a las crisis humanitarias.

Dujaric concluyó afirmando que el Secretario General considera que la comunidad internacional se encuentra ante enormes retos globales, que solo podrán ser resueltos mediante un sistema multilateral fuerte y efectivo, del que las Naciones Unidas continúa siendo su pilar principal.


Deja un comentario

Cómo ayudar a Africa. Fuga de capitales africanos.

¿Qué Plan Marshall para África?

    Por Gerardo González Calvo

Los próximos días 17 y 18 de este mes de marzo se reunirán en Baden-Baden (Alemania) los ministros de Finanzas y directores de bancos centrales del G-20. Se nos ha informado que el Gobierno alemán expondrá la estrategia de su presidencia al frente del G-20, que adelantó hace pocos días el ministro alemán de Finanzas Wolfgang Schäuble a los corresponsales extranjeros en Berlín. Una de esas estrategias sería involucrar a los países ricos en el desarrollo económico de África como vía indirecta de reducción del flujo migratorio.

Wolfgang Schäuble aseguró que ayudar a mejorar las condiciones para incrementar las inversiones en África tendría repercusiones positivas también para Europa, porque reduciría la presión migratoria sobre el continente europeo. Para ello, ha invitado a sus homólogos de Costa de Marfil, Marruecos, Ruanda, Senegal y Túnez a la reunión de Baden-Baden. “El Gobierno alemán -subrayó- está convencido de que África es un continente que requiere un compromiso global. Por eso, hemos insistido en que debemos hacer todo lo posible, tanto a nivel público como privado, para lograr puestos de trabajo en África. La política financiera se ve afectada por la situación política; por eso cuando más estabilidad se logre, más se estabiliza la situación financiera”.

Me parece excesivo que algunos hayan visto en esta propuesta de Wolfgang Schäuble la puesta en marcha de un “Plan Marshall para África”, porque persigue, después de todo, estabilizar la situación financiera en Europa y frenar la inmigración africana.

Es indudable que, mientras la mayoría de la población africana no encuentre en sus países medios de subsistencia, intentará buscarlos en Europa. Es también incuestionable que el empobrecimiento de África, pese a sus cuantiosos recursos, se debe en buena parte a la política agraria europea, que dedica un jugosa cantidad de su presupuesto a subvencionar las explotaciones agrícolas europeas. Con estas políticas proteccionistas, los productos agrícolas africanos nunca serán competitivos.

Hay otro problema que no se quiere abordar: en las últimas décadas ha aumentado escandalosamente el trasvase de capital de África a Occidente. Esta oleada de “emigración” o fuga de capitales, a la que no se pone ningún veto, está diezmando las arcas públicas africanas. Se ha calculado que entre 1970 y 2010 salieron de África 1,7 billones de dólares. Detrás de estas cifras están algunos dirigentes políticos africanos que acaparan los beneficios que proporcionan derivados de la explotación de materias primas por compañías extranjeras. En esta fuga de capitales ha habido cómplices necesarios, entre otros el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, como ha puesto de relieve Borja Monreal Gaínza en un documentado artículo publicado en el número especial de Mundo Negro en mayo de 2016.

Los problemas del empobrecimiento de África no se solucionan con más inversiones, si estas se orientan al acaparamiento de tierras y a incrementar la explotación y exportación de materias primas, sino a impedir la fuga de capitales -casi siempre ilícita- y a favorecer la transformación de las materias primas en suelo africano. África no necesita un “Plan Marshall”, sino sobre todo un nuevo Plan para mantener unas relaciones comerciales más justas y equitativas con el resto del mundo y muy particularmente con el continente europeo.


Deja un comentario

Vaticano: balance económico 2015 y reforma Curia.

Santa Sede: Balances Anuales Consolidados. Continúa la Reforma impulsada por el Papa

(RV).- La Secretaría para la Economía dio a conocer los Balances Anuales Consolidados de la Santa Sede, del Estado de la Ciudad del Vaticano y de las Entidades Afines correspondientes a 2015.

En el Comunicado emitido por este Dicasterio, la Santa Sede ha registrado un déficit de 12,4 millones de euros en 2015. Las principales fuentes de ingresos del año en cuestión, además de las inversiones, incluyen las contribuciones realizadas de conformidad con el Canon 1271 del Código de Derecho Canónico (24 millones de euros) y las contribuciones del Instituto para las Obras de Religión (50 millones de euros). Como en años anteriores, se precisa en la nota, el gasto más significativo para la Santa Sede es el costo del personal.

Por su parte, la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano indica un superávit de 59,9 millones de euros para el año 2015, en gran parte fruto de los continuos ingresos derivados de las actividades culturales, especialmente las relacionadas con los Museos Vaticanos.

En este sentido, el Balance Anual Consolidado de 2015 representa el primer conjunto de información financiera elaborada siguiendo las Políticas Vaticanas de Financial Management (VFMP), aprobadas por el Papa Francisco el 24 de octubre de 2014 y basadas en las Normas Internacionales de Contabilidad del Sector Público (IPSAS). La Secretaría para la Economía ha informado al Consejo para la Economía de que el camino hacia una plena implementación de las VFMP está decididamente en curso pero que, no obstante, se necesitarán unos años más para completar este proceso y realizar una auditoría completa. Por ello, el Balance Anual Consolidado de 2015 representa un paso importante tanto en las reformas económicas como en el camino hacia la adopción de nuevas políticas cuyo progreso es satisfactorio. El Consejo para la Economía ha tomado acto del Balance Anual Consolidado de 2015 que durante este período de transición no ha sido todavía auditado.

También se evidencia en la nota que, la adopción de las VFMP beneficia enormemente a la Santa Sede y al Estado de la Ciudad del Vaticano ya que mejora la calidad y la transparencia de la información financiera, además de potenciar el rigor en el procedimiento de reporting y de control financieros.

El Santo Padre, siguiendo la propuesta del Consejo para la Economía, se lee en el comunicado, ha tomado acto del Balance Anual Consolidado de 2015. En este sentido, se han realizado importantes avances en el proceso de predisposición del presupuesto. Es así que, el presupuesto de 2017 se ha presentado, por primera vez antes del inicio del nuevo año calendario, al Consejo para la  Economía, que ha recomendado su aprobación. Esto permitirá un mayor control sobre la revisión de los gastos, a través del monitoreo de los resultados reales con respecto a los planes financieros aprobados. El Consejo para la Economía ha agradecido a la Secretaría para la Economía su decidido esfuerzo en la implementación de las reformas económicas aprobadas por el Santo Padre


Deja un comentario

Nuevas formas de explotación de los recursos africanos.

La fuente inagotable de los recursos

Por Elena Sánchez Novoa

 

La presentación del libro El reparto de África. De la Conferencia de Berlín a los conflictos actuales denuncia los perjuicios de la invasión europea del s. XIX y alerta sobre los peligros de una nueva colonización.

 

África fue la respuesta a la crisis finisecular de las potencias europeas del siglo XIX. El continente africano supuso un nuevo mercado al que vender la producción europea y donde invertir el capital del viejo continente, un nuevo destino para el excedente de población fruto del boom demográfico, así como una fuente muy rentable de mano de obra y de materias primas, debido a la ocupación territorial. La existencia de un proyecto exterior común permitió, a su vez, la distracción de algunos problemas internos, como muestra el fortalecimiento de las unificaciones italiana y alemana. Los avances militares, sanitarios y de los medios de transporte hicieron posible el colonialismo en una época de nacionalismo conservador con aspiraciones imperialistas.

La Conferencia de Berlín, celebrada entre el 15 de noviembre de 1884 y el 26 de febrero de 1885, dio el pistoletazo de salida a una auténtica carrera por la conquista del continente africano. En los albores de la Primera Guerra Mundial, África estaba repartida, con la excepción de Liberia y Etiopía, los dos únicos países que no fueron colonizados. En la presentación del libro El reparto de África. De la Conferencia de Berlín a los conflictos actuales, Roberto Ceamanos, su autor y profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza, hizo hincapié en la “gran carga de violencia” que entrañó el proceso.

 

Roberto Ceamanos, profesor de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza. Autor de ‘El reparto de África. De la Conferencia de Berlín a los conflictos actuales’ / Fotografía de Elena Sánchez Novoa

 

En el acto, presentado por Pedro Villena, director general de Casa Árabe, y Luis Padrón, director general de Casa África, se destacó la importancia de las consecuencias negativas para los países africanos que trajo consigo no solo la colonización, sino también la descolonización. Ceamanos destaca que “los africanos nunca estuvieron presentes en la delimitación de unas fronteras que separaron a etnias con una misma identidad y, de la misma manera, agruparon a etnias contrarias”. Los trazos rectilíneos rechazaron la diversidad de la realidad africana. La llegada de los europeos tuvo efectos devastadores sobre la demografía, como ejemplifica el caso del Estado Libre del Congo, ya que se estima que la población congoleña quedó reducida a la mitad a causa del dominio extractivo de Leopoldo II de Bélgica. Por otro lado, Europa avivó las llamas de numerosos enfrentamientos previos para hacerse con el control de los territorios. Si bien es cierto que las potencias crearon infraestructuras, estas se dedicaron exclusivamente a la explotación y, de la misma manera que describe Ryszard Kapuściński en Ébano, algunos pueblos quedaron totalmente aislados al carecer de interés económico y esta incomunicación ha llegado prácticamente hasta la actualidad.

Mbuyi Kabunda, profesor honorario de la Universidad Autónoma de Madrid especializado en estudios africanos y miembro del Instituto Internacional de Derechos Humanos de Estrasburgo, es el autor del prólogo del libro. En la presentación, Kabunda rechazó la arbitrariedad de las fronteras africanas, ya que “en todo el mundo las fronteras son creaciones de los seres humanos y ninguna frontera es natural, todas las fronteras, incluso en Europa, son arbitrarias y artificiales”. De hecho, resaltó que África se ha mantenido prácticamente inalterable (solo ha habido modificación en los casos de Eritrea y Sudán del Sur) y que dichas fronteras ya no son europeas, sino que “se están convirtiendo cada vez más en fronteras africanas”. Kabunda, que se define así mismo como panafricanista, también aprovechó el acto para apelar a la superación de esa división, ya que “no tiene sentido mantener tantas fronteras, tantos Estados en un continente tan pobre, no en el sentido de riqueza natural, por supuesto, ya que es el continente con más recursos del mundo; sino en términos financieros”.

 

Mbuyi Kabunda, profesor honorario de la Universidad Autónoma de Madrid / Fotografía: Elena Sánchez Novoa

 

Hay historiadores que hablan de una segunda colonización o una etapa de neocolonialismo para hacer referencia a la relación de predominio e influencia, fundamentalmente en el terreno económico, por parte de las naciones más poderosas y las empresas multinacionales sobre los países descolonizados o en vías de desarrollo. Caucho, petróleo, gas, diamantes, oro, coltán… Actualmente, en una época de calentamiento global y crecimiento de la población mundial, incluso el agua y las tierras adquieren una importancia capital: grandes compañías internacionales están adquiriendo importantes extensiones de terreno y recursos hídricos en el continente africano. Distintos recursos han sido el reclamo de las potencias mundiales en diferentes momentos del tiempo. Su explotación y los conflictos alimentados por esta “maldición de los recursos” han traído consecuencias devastadoras en Angola, Liberia, Sierra Leona, Sudán del Sur, Nigeria o la República Democrática del Congo.

Aunque han ido cambiando los minerales o combustibles objeto de interés e incluso los partícipes del reparto (China es, a día de hoy, el principal socio comercial de diversos países del continente), África se ha mantenido invariablemente como la provechosa fuente inagotable de los recursos del mundo. Mbuyi Kabunda apela a la justicia y la cordura en su prólogo: “África debe abandonar la lógica de economías rentistas o extractivas que ayer justificaron la colonización y hoy el acaparamiento de sus tierras para empezar a producir para África y para los africanos”.