Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Fundación Juan Pablo II para el Sahel. Reunión en Dakar

SahelSahel 

Dakar, sede de la reunión anual de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel

Comunicado del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral: Reunión del Consejo de Administración de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel.

Ciudad del Vaticano

Del 19 al 23 de febrero,  se celebra en Dakar, Senegal, la reunión anual del Consejo de Administración de la Fundación Juan Pablo II para el Sahel, que fue confiada por San Juan Pablo II desde su nacimiento en 1984 al Consejo Pontificio Cor Unum y ahora es competencia del Dicasterio para el Servicio Integral del Desarrollo Humano. En la reunión tomará parte el Subsecretario del Dicasterio, Mons. Segundo Tejado Muñoz  y durante la misma se examinarán los proyectos a la espera de financiamiento. Los aprobados en 2017 fueron 127, con una asignación total de 2,3 millones de dólares aproximadamente. Hasta 2016, los proyectos financiados ascendieron a más de 3.200, por un total de 38 millones de dólares aproximadamente.

Los miembros del Consejo de Administración son: Mons. Lucas Kalfa Sanou, Obispo de Banfora (Burkina Faso), Presidente; Mons. Paul Abel Mamba, Obispo de Ziguinchor (Senegal), Vicepresidente; Mons. Martin Albert Happe, M.Afr., Obispo de Nouakchott (Mauritania), Tesorero; Mons. Ambroise Ouedraogo, Obispo de Maradi (Níger); Mons. Furtado Arlingo Gomes, Obispo de Santiago de Cabo Verde (Cabo Verde); Mons. Edmond Djitangar, Arzobispo de N’Djamena (Chad); Mons. Gabriel Mendy, Obispo de Banjul (Gambia); Mons. José Câmnate na Bissign, Obispo de Bissau (Guinea Bissau); Mons. Augustin Traoré, Obispo de Segou (Mali).

Proyectos contra la desertificación

Con la cooperación, en particular, de la Conferencia Episcopal italiana, de la Conferencia Episcopal Alemana y de la Iglesia local, la Fundación lleva a cabo, en nombre del Santo Padre, proyectos contra la desertificación, para la gestión y el desarrollo de las unidades agrícolas, las instalaciones de bombeo de agua, la mejora del agua potable y la energía renovable, a favor de las comunidades de los países miembros (Burkina Faso, Cabo Verde, Chad, Gambia, Guinea Bissau, Mali, Mauritania, Níger y Senegal). También se ocupa de la capacitación de personal técnico especializado, que pueda ponerse al servicio de su país. Asimismo, a lo largo de los años, la Fundación también ha fomentado el diálogo interreligioso: la mayoría de los beneficiarios, de hecho, son de religión musulmana.

Según el Human Development Index, que mide el índice de desarrollo humano para cada país, entre los 20 últimos de la lista, 19 pertenecen a África y, de ellos, 7 están ubicados en el área del Sahel. La situación se ve agravada por las crisis alimentarias, el agotamiento de los recursos naturales, especialmente hídricos, y la violencia perpetrada contra la población de la zona donde se hayan grupos extremistas.

Fundación Juan Pablo II para el Sahel
Anuncios


Deja un comentario

Mary Ann Glendon deja el IOR del Vaticano.

IOR; Mary Ann Glendon renuncia al consejo

La primera mujer que con un encargo en la cúpula del “banco vaticano”, y que había sido embajadora de los Estados Unidos ante la Santa Sede, deja su puesto

La sede del IOR

6
0
Pubblicato il 17/02/2018
Ultima modifica il 17/02/2018 alle ore 16:38
PAOLO PETRINI
CIUDAD DEL VATICANO

 

Mary Ann Glendon, ex embajadora de los Estados Unidos ante la Santa Sede, renunció al consejo del IOR. Lo anunció en un comunicado el mismo Instituto para las Obras de Religión el 16 de febrero de 2018.

 

Tomando nota de su decisión de renunciar «al Consejo de Superintendencia, el IOR desea agradecer a la profesora Mary Ann Glendon por su aportación al Instituto en los últimos años, especialmente en el proceso de definición del marco jurídico del IOR. La profesora Glendon ha expresado el deseo de dedicar más tiempo a otras causas católicas, y el IOR le desea lo mejor para el futuro, tanto personal como profesionalmente».

 

Al leer la nota publicada por el ente, se deduce que la decisión de la profesora de 79 años se debe a motivos personales. Católica, casada, experta en problemas jurídicos, Glendon fue nombrada en 1994 miembro de la Pontificia Academia de las Ciencias Sociales, de la que asumió la presidencia en el año 2000. El 2 de enero de 2002 fue incluida en el President’s Council on Bioethics (Consejo Presidencial de Bioética) por el entonces presidente estadounidense George W. Bush.

 

En 1995 Mary Ann guió la delegación vaticana que participó en la Cuarta Conferencia mundial sobre las Mujeres, promovida por las Naciones Unidas en Pekín, China, y se convirtió en la primera mujer que tuvo una responsabilidad de este tipo por cuenta de la Santa Sede. En noviembre de 2007 Bush la eligió como embajadora de los Estados Unidos ante el Vaticano.

 

Del 26 de junio de 2013 a mayo de 2014, fue también miembro de la Pontificia Comisión referente del Instituto para las Obras de Religión, el grupo de trabajo nombrado por el Papa Francisco y guiado por el cardenal Raffaele Farina, encargado de reunir información y proponer posibles reformas para el “banco vaticano”. Desde el 9 de julio de 2014 fue parte del Consejo de Superintendencia del IOR, el consejo de laicos que se ocupa del gobierno del Instituto.

 

Según algunas fuentes, Glendon no estaría de acuerdo con algunas de las últimas decisiones que ha tomado la actual dirigencia del IOR, por lo que habría preferido renunciar a su puesto en el Consejo.


Deja un comentario

El Papa habló claro al Foro de Davos. Cuál fue la respuesta?

Pues no, el papa Francisco no se calló en Davos

PUES NO, EL PAPA FRANCISCO NO SE CALLÓ EN DAVOS

Eduardo Rojo. El 27 de marzo del pasado año escribí una entrada para este blog con el título “Del pasado al futuro de la Unión Europea. ¿Escucharán los Jefes de Estado y de Gobierno al papa Francisco?”, del que reproduzco ahora un breve párrafo “Llega el viernes 24 de marzo de 2017. En la Sala Regia del Vaticano el Santo Padre Francisco se reúne con los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea presentes en la capital italiana para la celebración del 60 aniversario del Tratado de Roma que instituyó la Comunidad Económica Europea. Con respeto y silencio los dirigentes políticos escuchan al papa Francisco… ¿o fingen que le escuchan?”

Le escucharon, ciertamente, pero los avances que el papa pedía en materia de derecho sociales para las personas que lo necesitan, que son muchas en el espacio geográfico de la Europa de los (todavía) 28 Estados, va a ritmo de tortuga, si me permiten utilizar una expresión coloquial. Ojalá que el desarrollo efectivo del pilar europeo de derechos sociales, solemnemente suscrito por los representantes de la Comisión Europea, el Consejo y el Parlamento, el 17 de noviembre en la cumbre de Gotemburgo, aporte más esperanza a esas personas que ven cada día su futuro inmediato (no tienen tiempo para pensar ni en el medio ni, mucho menos, en el largo plazo, con preocupación).

Y del ámbito europeo al mundial, de Roma a Davos, de la reunión institucional de Jefes de Estado y de Gobierno a otra no menos importante, celebrada del 23 al 26 de enero, en la que se encuentra el poder político y el poder económico (si es que puede establecerse una diferencia entre ambos, ciertamente ficticia en muchos países) y en la que cada año se debate y discute sobre la realidad mundial y en la que se fijan, sin ningún tipo de formalismo jurídico pero sí con un alto grado de efectividad por la importancia de quienes participan en la reunión, las líneas de trabajo de los próximos meses (o años), y en donde en ocasiones la presencia de potentes ONGs y del sindicalismo europeo e internacional contribuye, modestamente, a que se tomen en consideración los problemas del cada vez más diversificado mundo del trabajo. De la importancia que se le concede a reunión da debida cuenta su página web: “reunirá a una cantidad récord de jefes de estado y de gobierno, además de organizaciones internacionales y líderes de los ámbitos de los negocios, sociedad civil, académico, arte y medios”.

A dicha reunión del Foro Económico Mundial se dirigió, esta vez no físicamente sino a través de un mensaje enviado a su presidente, el profesor Klaus Schwab, atendiendo la invitación formulada para aportar “la perspectiva de la Iglesia Católica y de la Santa Sede en la reunión en Davos”.

Y vuelvo a hacerme casi la misma la pregunta que me hice hace ya casi año. ¿Escucharon, realmente, al papa Francisco, las personas presentes en la ciudad suiza, o simplemente fingieron que le escuchaban y al finalizar su mensaje volvieron a sus asuntos “más importantes”, los de las cuotas de poder entre diferentes Estados y organizaciones económicas? No soy especialmente optimista al respecto, visto lo poco que se ha avanzado, por no decir que se ha retrocedido para muchas personas, en materia de derechos sociales (trabajo, salud, vivienda), pero sí lo soy con respecto a la valentía con la que el papa Francisco ha puesto nuevamente la cuestión social sobre la mesa del debate político, con una nueva llamada de atención a encarar de frente y sin rodeos cómo hacer un mundo mejor para todas las personas que lo habitan y no únicamente para una ínfima minoría, haciendo bueno el lema elegido este año por el Foro, que no debería, pues, quedarse en meras palabras o una imagen de fachada: “Crear un futuro compartido en un mundo fracturado”.

Porque, tras el obligado saludo de cortesía a la invitación formulada, y no la menos educada manifestación de la oportunidad del tema elegido para la reunión, el papa entra ya directo y manifiesta su confianza en que los debates ayudarán a “orientar sus deliberaciones en la búsqueda de mejores bases para construir sociedades inclusivas, justas y solidarias, capaces de restaurar la dignidad de aquellos que viven con gran incertidumbre y que no pueden soñar con un mundo mejor”.

Y ¿por qué es necesario que se encaminen por esa vía? Porque, “a nivel de gobernanza global, somos cada vez más conscientes de que existe una creciente fragmentación entre los Estados y las instituciones. Están surgiendo nuevos actores, así como una nueva competencia económica y acuerdos comerciales regionales. Las nuevas tecnologías están transformando los modelos económicos y el mundo globalizado, de tal forma que, condicionadas por intereses privados y una ambición de lucro a toda costa, parecen favorecer una mayor fragmentación e individualismo, en lugar de facilitar enfoques que sean más inclusivos”. Y sigue sin cortarse un pelo el papa Francisco cuando afirma que “la inestabilidad financiera ha traído nuevos problemas y serios desafíos que los gobiernos deben enfrentar, como el aumento del desempleo y de la pobreza, la ampliación de la brecha socioeconómica y las nuevas formas de esclavitud, a menudo enraizadas en situaciones de conflicto, migración y diversos problemas sociales. Junto a ello, encontramos ciertos estilos de vida bastante egoístas, marcados por una opulencia que ya no es sostenible y con frecuencia indiferentes al mundo que nos rodea, y especialmente a los más pobres entre los pobres”.

En fin, tras poner las cartas sobre la mesa, reafirma una vez más la tesis defendida en anteriores escritos y documentos de que “los modelos económicos también deben observar una ética del desarrollo sostenible e integral, basada en los valores que colocan al ser humano a la persona y sus derechos en el centro”, y que “no podemos permanecer en silencio frente al sufrimiento de millones de personas, ni podemos seguir avanzando como si la propagación de la pobreza y la injusticia no tuvieran ninguna causa. Es un imperativo moral, una responsabilidad que involucra a todos, crear las condiciones adecuadas para permitir que todas las personas vivan de manera digna”.

Lean el mensaje, vale la pena, señores y señoras asistentes a Davos, y aplíquenlo en su actividad política, económica y social cotidiana. Pero esto, lo dice quien firma, y no pasa, de momento, de ser sólo un deseo, que, eso sí, con el esfuerzo y la lucha de muchas personas, puede convertirse en realidad.


Deja un comentario

ONU: Empeora la situación de la población en Venezuela.

“Las alarmantes condiciones de vida en Venezuela se agravan cada día”, alertan expertos en derechos humanos

En los hospitales públicos venezolanos se agotan la mayoría de las medicinas y el material médico necesario. Foto: IRIN/Meridith Kohut

09 de febrero, 2018 — Un grupo de expertos independientes de la ONU en Derechos Humanos ha pedido al Gobierno de Venezuela que tome medidas urgentes para remediar las “alarmantes condiciones de vida” que se viven a causa de la crisis política, económica y social.

“Millones de personas están padeciendo la falta de alimentos, de medicamentos esenciales, la carestía de bienes de primera necesidad, incluyendo de higiene personal, cortes de electricidad y condiciones de vivienda inadecuadas”, señalan los relatores en un comunicado conjunto.

“Las condiciones siguen empeorando día a día, poniendo muchas vidas en riesgo”, añaden.

Según estos expertos, en 2016 más del 50 por ciento de la población venezolana vivía en la pobreza extrema, una cifra que “sin duda ha aumentado si se considera que la inflación alcanzó más del 2,400 por ciento en 2017”, subrayan.

Calculan que, a finales del año pasado, una familia necesitaba ganar 63 salarios mínimos para poder adquirir la canasta básica.

Más de un millón de venezolanos desnutridos

Los expertos consideran que “la población en Venezuela está sufriendo múltiples violaciones a sus derechos humanos” y agregan que muchas personas están desnutridas.

“Las estadísticas muestran que la desnutrición está afectando ya a 1,3 millones de personas y que en promedio cinco o seis niños mueren cada semana por desnutrición,” destaca Hilal Elver, Relatora Especial sobre el derecho a la alimentación.

Además de la falta de comida, el desabastecimiento crónico de medicinas y equipos médicos que se reporta en los centros de salud “está provocando muertes que se podrían prevenir”. Incluso diversos servicios médicos esenciales, como la hemodiálisis, han dejado de operar en muchas partes del país afectando la salud y colocando a alrededor de 15.000 personas que padecen enfermedades renales en riesgo de perder la vida.

Las restricciones financieras no eximen a los Estados de sus obligaciones básicas”, señala Dainius Puras, Relator Especial sobre el derecho a la salud.

“Los Estados deben garantizar, como mínimo la atención primaria básica de salud para todas las personas, y el suministro de medicamentos esenciales, en particular para los grupos que se encuentran en una situación médica vulnerable”, añade.

Leilani Farha, Relatora Especial sobre el derecho a una vivienda adecuada, llama la atención sobre los desalojos forzosos.

“Hemos recibido información que señala que individuos y familias enteras han sido desalojadas de sus hogares, con uso excesivo de la fuerza, dejándolas en situación de calle” dijo la experta. “Sus pertenencias han sido destruidas o confiscadas. El debido proceso y el imperio de la ley no han sido respetados en estos casos”.

El grupo de relatores explica que la falta de información oficial actualizada sobre alimentación, salud y cortes de electricidad hace imposible que se pueda evaluar la verdadera magnitud de la crisis.

Llamamiento al Gobierno

Por todo ello, piden al Gobierno “que tome medidas para enfrentar estas graves condiciones de vida, la crisis en alimentación y salud y a que asegure el servicio eléctrico”.

En diciembre de 2017, varios expertos de la ONU enviaron una carta al Gobierno de Venezuela manifestando su preocupación sobre la situación de extrema pobreza y de varios derechos económicos, sociales y culturales*.

“Si hiciera falta, el Gobierno debería solicitar cooperación internacional para garantizar la protección de los derechos humanos de la población en Venezuela”, subrayan.

“Exhortamos al Gobierno a re-examinar las políticas y decisiones que han llevado a Venezuela, un país rico, a esta crítica situación de derechos humanos.”

Por último, aseguran que no pueden “dejar de señalar que estas violaciones de derechos” suceden en un contexto de “debilitamiento de las instituciones democráticas, de persecución de opositores políticos y de una falta de respeto de los derechos civiles y políticos en el país”.

Crisis de refugiados en Colombia

Miles de venezolanos que huyen de la crisis han cruzado la frontera hacia Colombia. El Sistema de Naciones Unidas en este país está apoyando al Gobierno de Colombia en la respuesta humanitaria.

“Estamos comprometidos con brindar una atención a las personas que han cruzado la frontera y se encuentran en situación vulnerable”, subrayan en un comunicado. “Es un imperativo moral y un acto de humanidad tenderle la mano a quienes hoy están en esta situación”.

Además de atender las necesidades de los recién llegados, la ONU velará porque se respeten los derechos humanos y se les otorgue protección.

La ONU ha pedido a la comunidad de acogida que eviten “la estigmatización de las personas que cruzan la frontera respondiendo a una necesidad extrema”. “La hermandad entre el pueblo colombiano y venezolano tiene que prevalecer”, concluyen.

* La carta al Gobierno de Venezuela de los expertos en Derechos Humanos y la respuesta por parte del Gobierno serán publicadas en los próximos días en https://spcommreports.ohchr.org/ , antes de la sesión 37va del Consejo de Derechos Humanos, que se inicia el 26 de febrero.

*Expertos: Leilani Farha, Relatora Especial sobre el derecho a una vivienda adecuada; Hilal Elver, Relatora Especial sobre el derecho a la alimentaciónDainius Puras, Relator Especial sobre el derecho a la salud; Philip Alston, Relator Especial sobre pobreza extrema y derechos humanos.

Los Relatores Especiales y Expertos Independientes forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos, es el nombre general de los mecanismos de investigación y monitoreo del Consejo de Derechos Humanos para hacer frente a situaciones concretas en países o a cuestiones temáticas en todo el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su labor. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual.


Deja un comentario

Vaticano: condenados dos exdirigentes del IOR banco vaticano.

IOR; Cipriani y Tulli condenados por el Tribunal vaticano

«Mala gestión»; tendrán que indemnizar los daños. El director y su vicedirector habían renunciado en 2013. El Instituto: voluntad de perseguir cualquier mala conducta emprendida en daño nuestro
AFP

La sede del IOR

11
0
Pubblicato il 06/02/2018
Ultima modifica il 06/02/2018 alle ore 22:44
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

El ex director general del IOR, Paolo Cipriani, y el vicedirector, Massimo Tulli, fueron condenados por el Tribunal del Vaticano. El promotor de justicia había anunciado el sábado pasado que era «de inminente publicación» la sentencia sobre los dirigentes del «Instituto para las Obras de Religión, citados por “mala gestio” y consecuentes daños de inversiones financieras altamente onerosas para el Instituto». Y hoy legó la sentencia, en la que se establece la indemnización al IOR «de los daños surgidos».

 

La condena de los dos ex dirigentes del IOR (que renunciaron en julio de 2013 y que fueron condenados en otra investigación por la justicia italiana en febrero del año pasado) confirma «la voluntad del IOR –se lee en una nota del Instituto– de perseguir mediante procedimientos judiciales cualquier mala conducta emprendida en su daño, sin importar dónde ni de parte de quién».

 

«Con decisión publicada el día de hoy, el Tribunal civil del Estado de la Ciudad del Vaticano ha reconocido a dos ex dirigentes de largo servicio ene IOR responsables de mala gestión», indicó el Instituto. «La Corte les ha ordenado indemnizar al IOR por los daños surgidos. La decisión de la Corte es el resultado de la causa civil que puso en marcha el IOR en septiembre de 2014, mediante una profunda inspección de las inversiones financieras emprendidas por el Instituto en la primera mitad de 2013».

 

El «procurador general» del Vaticano, el abogado Gian Piero Milano, dio a conocer «un caso judicial comenzado en sede civil en contra de dirigentes del Instituto para las Obras de Religión, citados por “mala gestio” y consecuentes daños por inversiones financieras altamente onerosas para el Instituto; los convenidos no aceptaron el fundamento de los adeudos y actuaron en reconvencional. Una cuestión muy compleja y debatida, que exigió numerosas audiencias instructorias e incluso pericias de carácter financiero». Se trata de una probable referencia al caso del ex presidente del IOR Massimo Caloia. La oficina del Promotor «intervino en los términos previstos por el código “para hacer valer los derechos en el interés público”. Se está esperando la sentencia, de inminente publicación».

 

 

La decisión de hoy, prosigue la nota del Instituto actualmente guiado por el presidente Jean Baptiste de Franssu y por el director general Gianfranco Mammì, «es un paso que demuestra el significativo esfuerzo del “management” del IOR en los últimos cuatro años para transformar el Instituto. Demuestra el constante compromiso del IOR hacia una fuerte “governance”, hacia la transparencia de la propia operatividad y la determinación para satisfacer los mejores estándares internacionales. Confirma, en fin, la voluntad del IOR de perseguir mediante procedimientos judiciales cualquier mala conducta emprendida en su daño, sin importar dónde ni de parte de quién».

 

En julio de 2013 Cipriani y Tulli renunciaron a sus puestos. En febrero del año pasado, el tribunal de Roma condenó a los dos ex dirigentes del Instituto vaticano: habían sido acusados de omisiones al dar indicaciones a otro banco en relación con tres operaciones bancarias (fueron absueltos, en cambio, «porque el hecho no subsiste», de las acusaciones de violación de normas antireciclaje).

 

La agencia italiana de noticias Ansa, escribió hoy que el Consejo de Superintendencia del IOR ha examinado las propuestas para cambiar el estatuto, cuya última redacción data de 1990, cuando fue promulgada por Juan Pablo II. Se han propuesto actualizaciones y cambios para adecuarlo a la normativa vaticana vigente, aunque ahora será necesaria la aprobación de la Comisión cardenalicia de vigilancia presidida por el cardenal Santos Abril y Castelló, y, naturalmente, la promulgación definitiva del Papa Francisco. Entre los cambios aportados, según lo que escribió la agencia Ansa, en el nuevo estatuto fue eliminado el Colegio de los revisores, mientras que nacerá un nuevo organismo de vigilancia, cuyo nombramiento será tarea de la dirección general del IOR.


Deja un comentario

Palabras del Papa al Foro económico de Davos (Suiza). Comentario

El Papa y la amenaza de los robots; “que el hombre esté al centro de la economía”

Mensaje de Bergoglio a los grandes de Davos: «La tecnología debe proteger la vida». El llamado a los empresarios: «Hay que crear trabajo y promover la justicia social»

Mensaje de Bergoglio a los grandes de Davos

50
0
Pubblicato il 23/01/2018
Ultima modifica il 23/01/2018 alle ore 13:50
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

«La inteligencia artificial, la robótica y las demás innovaciones tecnológicas» deben ser empleadas al servicio de la humanidad y de la protección de nuestra vida en la tierra, en lugar de convertirse en una amenaza «como algunas evaluaciones desgraciadamente prevén». Francisco envió un mensaje al Fórum económico mundial de Davos, que fue leído ayer por la tarde por el cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Prefecto del dicasterio para el Desarrollo Humano Integral. El Papa pide que el hombre esté en el centro de la economía, y no el dinero o las máquinas cada vez más sofisticadas que podrían sustituir a los hombres y a las mujeres que trabajan.

 

En el mensaje, dirigido al presidente ejecutivo del Wef Klaus Schwab, el Papa reflexiona sobre las recurrentes crisis financieras que han provocado nuevos desafíos y problemas para los gobiernos, «como el crecimiento del desempleo, el aumento de varias formas de pobreza, la extensión del abismo socio-económico y nuevas formas de esclavitud», a menudo relacionadas con conflictos y migraciones.

 

La ética del desarrollo

 

Desde hace ya cinco años, el Pontífice insiste en que el actual sistema económico-financiero se está volviendo insostenible y que la economía, la finanza y la defensa del medio ambiente, las migraciones y las guerras son temas relacionados entre sí. En este contexto, explica Bergoglio, «es fundamental salvaguardar la dignidad de la persona humana, en particular ofreciendo a todos verdaderas oportunidades para un desarrollo humano integral y mediante políticas económicas que favorezcan la familia». Los modelos económicos, escribe el Papa Francisco, deben «observar una ética de desarrollo sostenible e integral, basada en valores que pongan en el centro a la persona humana y sus derechos».

 

«Frente a las muchas barreras de la injusticia, de la soledad, de la desconfianza y de la sospecha que todavía son construidas en nuestros días –escribe Francisco–, el mundo del trabajo está llamado a dar pasos valientes para que “ser y trabajar juntos” no sea solo un eslogan, sino un programa para el presente y para el futuro».

 

«Soamente mediante una firme determinación compartida por todos los actores económicos podremos esperar dar una nueva dirección al destino de nuestro mundo –explica el Papa. De la misma manera, también la inteligencia artificial, la robótica y las demás innovaciones tecnológicas deben emplearse de manera que contribuyan al servicio de la humanidad y a la protección de nuestra casa común, en lugar de lo contrario, como algunas evaluaciones desgraciadamente prevén».

 

La encíclica

En la encíclica «Laudato si’», después de haber descrito positivamente las conquistas de la ciencia y de la técnica, Francisco escribió: «Pero no podemos ignorar que la energía nuclear, la biotecnología, la informática, el conocimiento de nuestro propio ADN y otras capacidades que hemos adquirido nos dan un tremendo poder. Mejor dicho, dan a quienes tienen el conocimiento, y sobre todo el poder económico para utilizarlo, un dominio impresionante sobre el conjunto de la humanidad y del mundo entero»

La carta papal al Fórum de Davos concluye explicando que «no podemos quedarnos en silencio frente al sufrimiento de millones de personas cuya dignidad ha sido herida» y que es, precisamente, «un imperativo moral, una responsabilidad que nos toca a todos, crear las condiciones justas para vivir con dignidad». El llamado es rechazar una «cultura usa y tira». Al mundo de los empresarios, el Papa pide aumentar la calidad de la productividad, crear trabajo, respetar las leyes que lo regulan, combatir la corrupción y promover la justicia social: una importante responsabilidad que hay que ejercer con discernimiento, «porque las decisiones serán decisivas al dar forma al mundo de mañana y al de las futuras generaciones».


Deja un comentario

Davos: beneficios económicos de las migraciones.

Davos: Mejores datos sobre migración aportarían miles de millones de dólares a la economía mundial

El informe proporciona cálculos detallados de los beneficios que mejores datos podrían conllevar en una amplia gama de áreas para los países desarrollados y en desarrollo. Foto: PMA

24 de enero, 2018 — Un mejor uso de los datos podría ayudar a convertir a la migración en un activo de decenas de miles de millones de dólares, reveló un nuevo estudio de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presentado en el Foro Económico Mundial en Davos este miércoles.

El informe realizado en conjunto con el Centro Mckinsey, ilustra cómo invertir en datos puede ayudar a gestionar la migración de manera más efectiva y aportar enormes beneficios económicos, sociales y humanitarios a los Estados.

“Con demasiada frecuencia, los datos se consideran un negocio abstracto de los expertos que operan en trastiendas, pero éstos son esenciales para producir resultados reales tales como proteger a los migrantes en situaciones vulnerables, llenar la escasez del mercado laboral y mejorar la integración, gestionar los procedimientos de asilo, garantizar el retorno de los migrantes y reducir o aumentar el flujo de remesas”, declaró el director general de la OIM, William Lacy Swing.

El informe proporciona cálculos detallados de los beneficios que mejores datos podrían conllevar en una amplia gama de áreas para los países desarrollados y en desarrollo.

“Si los gobiernos quieren ver mejores resultados, deben priorizar datos más relevantes, no sólo más datos”, declaró Solveigh Hieronimus, socio de McKinsey.

El estudio también proporciona orientación a los países interesados y sugiere formas en las cuales podrían desarrollar sus propias estrategias para mejorar los datos sobre la migración.

Más allá del dinero

Por ejemplo, muchos migrantes a la Unión Europea tienen habilidades que no coinciden con sus trabajos. El uso de datos para reducir la sobrecualificación aumentaría los ingresos de los migrantes en la UE en 6 mil millones de euros, calcula el informe.

Igualmente, mejores datos también pueden ahorrarles a los trabajadores migrantes 6 mil millones de dólares en aranceles de reclutamiento para trabajos en el extranjero y aumentar el dinero que los migrantes envían a sus hogares en 20 mil millones en todo el mundo.

Pero no se trata solo de dinero, asegura el informe, el uso inteligente de los datos puede duplicar la tasa de éxito de identificar casos de trata de personas, acelerar las solicitudes de asilo o promover retornos humanos y voluntarios.

Pacto Mundial para la Migración 

“Estamos en un momento crucial”, aseguró el director de la OIM. Los estados miembros de la ONU han comenzado negociaciones que conducen a la adopción de un Pacto Mundial para una Migración Segura, ordenada y regular.

Las consultas previas a las negociaciones en 2018 han resaltado la importancia de mejorar la evidencia y los datos sobre la migración.

Los países de la ONU también se han comprometido con varias metas relacionadas con la migración vinculadas al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible acordados en 2015.

Sin mejores datos, será difícil evaluar el progreso hacia estos objetivos comunes. “Ahora es el momento de invertir en mejores datos de migración”, dice Swing. “Solo mirando los ejemplos que hemos ilustrado en el informe se vería un impulso en 35 mil millones de dólares hacia las oportunidades y desafíos que ésta presenta”.