Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La justicia y los líderes del Perú.

Imagen de archivo del Cardenal Pedro Barreto.Imagen de archivo del Cardenal Pedro Barreto. 

Cardenal Barreto: “El Perú está demostrando que en su justicia no existen intocables”

La Conferencia Episcopal anunció una intervención para comentar sobre la compleja situación que vive el país. En otras declaraciones en la prensa, el cardenal Barreto afirma que “la justicia de Perú le está mostrando al mundo que no hay intocables” y que “el país está avanzando de acuerdo con los parámetros indicados por legalidad”.

José Villanueva – Ciudad del Vaticano

Continua la incertidumbre política en el Perú, tras la sorpresiva solicitud de asilo del expresidente Alan García Pérez a la República Oriental del Uruguay. El sábado 17 de noviembre, la Cancillería Peruana, informó que la Embajada del Uruguay recibió una solicitud de asilo diplomático del dos veces mandatario del país incaico. Luego que dicho organismo judicial solicitara el impedimento de salida del país, por haber recibido dinero ilícito de la constructora brasileña Odebrecht.

Ante esta repentina noticia que tiene a todo el país en zozobra, el Arzobispo Metropolitano de la diócesis de Huancayo, Cardenal Pedro Barreto S.J, manifiesta su disconformidad ante la solicitud de asilo al gobierno de Uruguay por parte de García.

“Esto, claramente hablando, es una inconsistencia, una burla, una mentira lo que le ha hecho a todo el país. Él mismo insinuó que era el único que no se corría de la justicia y que no le impostaba que le hubieran impuesto el impedimento de salida del país. Nos ha mentido una vez más a todos los peruanos”, subrayó el Purpurado.

Justicia igual para todos

El Cardenal Barreto hace referencia a las declaraciones emitidas por el expresidente García el sábado 17 de noviembre: donde señaló que no había violado la orden del tribunal que le había impedido salir del país durante 18 meses, mientras que unas horas más tarde ingresó a la Residencia del embajador uruguayo para solicitar asilo.

Ante la decisión del exmandatario, Arzobispo Barreto, comenta: “El Perú está realizando una reforma y depurando aquellos malos funcionario que por mucho tiempo estuvieron en el sistema judicial, con lo cual se está demostrando que no existen más intocables”.

Crisis e inestabilidad política en Perú

Durante el 2018, la situación política del Perú se ha agudizado tras la renuncia en marzo último del presidente Pedro Pablo Kuczynski, por haber obviado que una de sus empresas recibió dinero de la constructora polémica constructora brasileña. Al igual que los expresidentes Alejandro Toledo, Ollanta Humala y la excandidata presidencial Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, condenado también por temas de corrupción y delito de lesa humanidad.

Tras estos problemas, el gobierno actual presidente Martín Vizcarra Cornejo ha iniciado una reforma del sistema judiciario, con el respaldo de la población peruana, que implica una revisión del comportamiento de los gobiernos anteriores de Fujimori, Toledo, García y Humala.

Ante esta delicada situación, la Iglesia Católica del Perú insiste en el ejercicio de “justicia justa” en todo momento, especialmente después de la visita del Papa Francisco al Perú a principios de 2018, cuando se reunió con los Obispos en Lima, el Pontífice preguntó: “¿Qué sucede en Perú si cada vez que un presidente termina su mandato, y luego lo ponen en prisión?”.


Deja un comentario

Perú: el caso Fujimori. Nota de HRW contra su liberación.

Perú: Presidente debe observar proyecto de ley diseñado para garantizar la libertad de Fujimori

La propuesta atenta contra los derechos de las víctimas

Imprimir


Deja un comentario

Perú; revisión del indulto a Fujimori?

Perú: Tribunal nacional revisará el indulto otorgado al ex presidente Alberto Fujimori

Copy: Getty-images

Amnistía Internacional estará presente hoy en una audiencia en la que se revisará si el “indulto humanitario” otorgado al ex presidente Alberto Fujimori el año pasado viola las obligaciones del Estado peruano de investigar, juzgar y sancionar a responsables de graves violaciones a los derechos humanos.

“Esperamos que los tribunales nacionales aprovechen, sin demora, el camino abierto por la Corte Interamericana de revisar si el beneficio otorgado al ex presidente Fujimori contradice obligaciones de derechos humanos y si ha afectado los derechos de las víctimas de graves violaciones de derechos humanos a la verdad, la justicia y la reparación”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

La revisión, ante el Juzgado de Instrucción Preparatoria de la Corte Suprema de Justicia, se producirá a solicitud de los familiares de las víctimas de los casos La Cantuta y Barrios Altos y conforme a lo establecido por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en su resolución de supervisión de cumplimiento de sentencias de ambos casos del pasado día 15 de junio. Amnistía Internacional estará presente observando la audiencia y acompañando a los familiares de las víctimas.

El 15 de junio, la Corte Interamericana de Derechos Humanos resolvió que la justicia peruana debía revisar si el indulto otorgado al ex presidente Fujimori constituía una afectación innecesaria y desproporcionada al derecho de acceso a la justicia de las víctimas de los casos Barrios Altos y La Cantuta. La resolución señaló además que el Estado peruano “no ha dado cumplimiento total a la obligación de investigar, juzgar y de ser el caso, sancionar las graves violaciones a los derechos humanos determinadas en las sentencias”.

En el marco de dicho proceso de supervisión, el 31 de enero, Amnistía Internacional presentó un memorial en derecho como amicus curiae ante la Corte Interamericana, en el que cuestionó la compatibilidad del indulto concedido a Alberto Fujimori con el derecho internacional aplicable al caso.

Amnistía Internacional seguirá de cerca esta importante decisión de revisión del indulto.

“La decisión que será tomada por los tribunales nacionales deberá tener como centro los derechos de los familiares de las víctimas, quienes llevan décadas de reclamos por verdad, justicia y reparación”, dijo Marina Navarro, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Perú.

Más información:
En 2001 la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó sentencia en el caso Barrios Altos Vs. Perú por la responsabilidad internacional del estado por la ejecución de 15 personas y lesiones a otras cuatro por parte de agentes del grupo paramilitar Colina, así como también por la falta de investigación y sanción de los responsables de los hechos.

En 2006 la Corte dictó sentencia en el caso La Cantuta Vs. Perú por la responsabilidad del estado por la desaparición forzada y ejecución extrajudicial de nueve personas y un profesor de la Universidad Nacional Enrique Guzmán y Valle-La Cantuta por parte de agentes del grupo paramilitar Colina, así como por la falta de investigación y sanción de los responsables.

Ambos casos continúan en etapa de “supervisión de cumplimiento de sentencia” por la Corte.

En 2009, la Sala Penal Especial de Corte Suprema de Justicia del Perú halló culpable el ex presidente Alberto Fujimori – de manera unánime – por los delitos de asesinato, secuestro y lesiones graves perpetrados por sus subordinados contra decenas de personas, constituyendo los mismos crímenes de lesa humanidad, según determinó la Corte, mientras él ocupaba la jefatura del Estado. Se le impuso una sanción de 25 años de cárcel por tales crímenes. El pleno de la Corte Suprema confirmó aquel fallo pocos meses más tarde.

El 24 de diciembre de 2017 el presidente Pedro Pablo Kuczynski, mediante Resolución Suprema No. 281-2017-JUS concedió “indulto y derecho de gracia por razones humanitarias” al ex presidente Alberto Fujimori “respecto de las condenas y procesos penales que a la fecha se encuentran vigentes”.

En junio de 2018, la Corte Interamericana de Derechos Humanos emitió su resolución de supervisión de cumplimiento de sentencia de los casos Barrios Altos y La Cantuta, en la cual otorgó plazo hasta el 28 de octubre para que las partes presenten información sobre los avances por parte de la jurisdicción nacional del control del “indulto por razones humanitarias” concedido a Fujimori, en relación con el cumplimiento de la obligación de investigar, juzgar y sancionar en los casos Barrios Altos y La Cantuta.


Deja un comentario

Con Mons. Barreto los Cardenales serán dos en el Perú

  • Pedro Barreto dará al papa Francisco una visión más amplia de la realidad peruana”
    El coordinador de la Plataforma Jesuita de Piura, Víctor Hugo Miranda S.J., analizó la designación del arzobispo de Huancayo como nuevo cardenal del Perú.
    21 mayo, 2018
    Este domingo el papa Francisco eligió al arzobispo de Huancayo, Monseñor Pedro Barreto, como nuevo cardenal del Perú. Esto ha generado mucha expectativa, pero también dudas sobre qué pasará con el actual cardenal del Perú, José Luis Cipriani.
    CUTIVALÚ dialogó con el sacerdote Víctor Hugo Miranda S.J., coordinador de la Plataforma Jesuita en Piura, quien explicó el significado de esta designación y dio detalles de quién es monseñor Pedro Barreto.
     
    ¿Qué significa para nuestro país tener un nuevo cardenal?
    Es un momento histórico para el Perú. Tradicionalmente la Iglesia en términos geográficos está divida en diócesis o arquidiócesis. La cabeza de una de ellas es el obispo o arzobispo. Esa es la organización de la Iglesia.
    Pero también existen los títulos que se otorgan en el interior de la Iglesia católica. Uno de ellos es el de Cardenal, títulos que a veces coincide o no, con algún cargo de quien ha sido designado. Por ejemplo, en algunos casos se le concede a algún personaje de la Iglesia o a teólogos mayores que no necesariamente son obispos o arzobispos.
    En el caso del Perú, el haber designado un nuevo cardenal ¿significa que va a reemplazar al actual cardenal Juan Luis Cipriani?
    En la historia del país, siempre ha habido un solo Cardenal. Y este título ha estado asociado al cargo del Arzobispado de Lima, es decir, se designaba un nuevo arzobispo de Lima, y al poco tiempo, se le nombraba cardenal. Por eso la creación de un nuevo cardenal es una cosa nueva en el Perú, en ese sentido, es histórico, porque es la primera vez que habrá dos cardenales en el Perú…
    Sobre todo porque tradicionalmente el cardenal ha sido de Lima, la capital, pero ahora es un cardenal de Huancayo.
    Sí. Ahora nombran al arzobispo de Huancayo. Ahora tenderemos en el Perú dos cardenales. Hay países donde hay más cardenales. Por ejemplo, Italia, Brasil.
    ¿Y cuál es el significado de crear un nuevo cardenal en el Perú?
    Yo creo que responde a la última visita del Papa Francisco a nuestro país. Él ha escuchado, ha visto nuestra realidad. Creo que es una manera de ampliar las posibilidades de la Iglesia peruana.
    Por otro lado, ser cardenal es un título, no tiene una función específica como el de gobierno diario de los obispos o arzobispos. La función del cardenal es la de un consejero para el Papa en determinados temas, además de formar el Cónclave para elegir el Sumo Pontífice.
    En ese sentido, el Papa busca ampliar la perspectiva de sus consejeros. Cuando tenga que escuchar a los cardenales del Perú, habrá dos que le pueden dar una visión más amplia de la realidad peruana.
    ¿Eso quiere decir que monseñor Pedro Barreto seguirá en Huancayo y Juan Luis Cipriani, en Lima?
    Así es. Cada obispo o arzobispo son autónomos en su propia jurisdicción. Entonces las funciones que le corresponde a esos territorios, son autónomas respecto a otras jurisdicciones.
    Haber elegido a Pedro Barreto, podría significar que se ha trastocado la imagen del monseñor Juan Luis Ciprinai, que no goza de popularidad por su posición ante 
    Creo que no hay que hacer lecturas más complejas de la realidad. Yo creo que abre la posibilidad de una mirada más amplia, pero, además, hay que entender que el Papa Francisco ha insistido en el tema ecológico y en defender a las comunidades indígenas y monseñor Pedro Barreto está vinculado a estos temas.
    Ahora con dos cardenales, ¿cómo queda representada la Iglesia del Perú actualmente, pues se ha visto a Juan Luis Cipriani como máxima autoridad de la Iglesia católica del Perú?
    No necesariamente es así. Desde el Concilio Vaticano II se insistió en un trabajo colegiado de la Iglesia, un trabajo más organizado, a través de las Conferencias Episcopales en cada país y que es el conjunto de todos los obispos del mismo representada por su presidente.
    Entonces, haber tenido como la figura de monseñor Cipriani como máxima autoridad ¿Ha sido una visión no correcta?
    Claro. Lo que pasa es que los cardenales tienen esa representación porque es un título importante y están cercanos al Papa, son sus consejeros y lo eligen. Pero hay que tener claro que una cosa son los obispos y arzobispos, luego están los cardenales, y finalmente está la Conferencia Episcopal de cada país.
    Ambos cardenales están a punto de cumplir 75 años y tendrían que renunciar según la tradición de la Iglesia Católica.
    Sí. En la tradición de la Iglesia, a los 75 años todo obispo o arzobispo debe presentar su renuncia al Papa, y éste evalúa aceptarla o no. Pero, cuando no la acepta, generalmente, el obispo o arzobispo sigue en el cargo por una determinada cantidad de años, dependiendo del caso.
    ¿Quién es monseñor Pedro Barrreto?
    Él es jesuita. Estudió en el colegio jesuita de La Inmaculada, en Lima. En 1961 entró al noviciado de la Compañía de Jesús. Se ordenó en el año 1971 y luego de su formación, ha tenido trabajos importantes como la Pastoral Juvenil. Luego trabajó en Ayacucho, en tiempos de violencia. Después, en la ciudad de Tacna.
    Luego es en el 2002 donde le encargan el Vicariato de San Francisco del Marañóne, en Jaén, a cargo de los jesuitas. Es ahí donde monseñor Barreto se identifica con la realidad de la Amazonia, el tema ecológico y de las necesidades del pueblo amazónico.
    Y finalmente, lo nombran arzobispo de Huancayo, cargo que actualmente tiene. También es el vicepresidente de la Conferencia Episcopal. Además, es muy cercano a la Compañía de Jesús. Muy vinculado a los jesuitas.
    ¿Qué significado tiene haber sido elegido un jesuita como cardenal?
    Sí. Es un gesto bonito. Es muy significativo. En una razón de alegría, pero también de mucha responsabilidad, que un Jesuita forme parte del entorno más cercano del Papa.
    ¿Cuál es el mensaje que puede transmitir esas decisiones del Papa Francisco, en medio de la situación crítica que atraviesa la Iglesia Católica?
    Creo que lo que hace desde que fue elegido como Papa, es abrir las posibilidades de la Iglesia católica, abrir diálogo, tender puentes con la sociedad, invitar a los católicos y no católicos, creyentes, y no creyentes a construir verdaderamente un mundo mejor.
    Y estas decisiones, estos gestos, son una mirada de esperanza y también devuelven la fe a muchos que forman parte de la Iglesia Católica.


Deja un comentario

La Amazonia del Perú, sus recursos y sus problemas.

La Amazonía, la despensa de Perú

Noticias ONU
Karina Pinasco y Miguel Tang muestran productos con sabor a conservación.

5 Mayo 2018

La asociación Amazónicos por la Amazonía de Perú promueve la colaboración entre las comunidades nativas y los grandes cocineros del país para fomentar los alimentos autóctonos, cuya producción ayuda a preservar el medio e impulsar el desarrollo social y económico de la zona.

La Amazonía cubre el 60 % de la superficie de Perú y genera una amplia variedad de productos que las poblaciones locales utilizan en actividades esenciales para su vida, como son la medicina o la cocina.

Uno de los grandes problemas de la región es que se ve fuertemente amenazada por la deforestación, que arrasa alrededor de 170.000 hectáreas cada año, dañando la zona y las personas que en ella residen.

En este contexto, la organización no gubernamental Amazónicos por la Amazonía de Perú pone en contacto a las comunidades nativas y los grandes cocineros peruanos con el objetivo de fomentar la producción y el consumo de los alimentos de la zona.

Productos con sabor a conservación

La asociación utiliza la gastronomía como una plataforma de desarrollo.

La promoción parte de las poblaciones amazónicas, que durante miles de años han incorporado estos productos a su forma de vida. “Es necesario empezar desde las comunidades, porque son ellos los que habitan esas montañas, navegan esos ríos, comen esos peces y se alimentan del agua de esas palmeras”, indica Karina Pinasco, directora ejecutiva de la organización.

Permitir que la gastronomía de Perú se mantenga en la élite mundial.

Cerca de ochenta comunidades presentan sus productos y técnicas culinarias a los maestros de la cocina, quienes se encargan de adoptarlos para sus creaciones. De esta manera, los grandes cocineros del país, desde la élite del sector, se encargan de promocionar la despensa que les ofrece la Amazonía.

En palabras de Miguel Tang, director del Programa Economías Verdes de la organización, se trata de “permitir que la gastronomía de Perú se mantenga en la élite mundial generando modelos de desarrollo a través del aprovechamiento sostenible de los recursos de los bosques amazónicos”.

Desarrollo a todos los niveles

Noticias ONU

 

Miguel explica que este modelo constituye una nueva tendencia que puede dar lugar al desarrollo económico de las comunidades a partir de los recursos que tiene el bosque, sin necesidad de sembrar cultivos no sostenibles.

Con productos como la semilla de macambo, un fruto amazónico de la familia del cacao, se puede cocinar un guiso y producir helado o mantequilla, pero también se puede disminuir la erosión del suelo y, por lo tanto, prevenir la deforestación.

“El ADN de la Amazonía es mantener la diversidad de los bosques, produciendo alimento y servicios ambientales”, añade Miguel.

Pero la organización no solo trabaja en favor del progreso económico y el desarrollo ambiental, sino que también promueveel avance social.

Por ejemplo, la Concesión para la Conservación Alto Huayabamba se encarga, entre otras cosas, de la producción de quinoa orgánica en los bosques altos andinos. Como parte de su acuerdo con la concesión, en doce años, se han generado alrededor de mil puestos de trabajo y se ha conseguido que cerca de tres mil niños puedan disminuir su índice de malnutrición.

Una cuestión de orgullo

Amazónicos por la Amazonía de Perú utiliza la gastronomía, desde la producción de alimentos hasta la restauración, para integrar a los peruanos y conseguir que se sientan orgullosos.

Un intercambio de saberes y de sabores.

“El sentido de pertenencia, el sentirnos orgullosos y tener una identidad cultural fuerte es una parte importante para recrear, todos, un modelo de desarrollo diferente. Porque si tú no valoras lo que tienes y lo que eres es más complejo, porque siempre vas a estar copiando los modelos que viene de fuera”, señala Karina.

De esta forma, la gastronomía ayuda a valorar la biodiversidad y constituye un aliciente adicional a la hora de conservar los bosques.

“Un intercambio de saberes y de sabores”, concluye Karina.


Deja un comentario

Activistas del medio ambiente perseguidos en Perú y Paraguay

Activistas en Perú y Paraguay criminalizados por defender el medio ambiente

© Amnesty International/Gustavo Luis Pereira Verly

Las autoridades de Perú y Paraguay están usando despiadadas campañas difamatorias, desalojos forzosos y cargos penales infundados contra las y los activistas medioambientales y de los derechos relacionados al acceso a la tierra que se atreven a denunciar cuestiones de derechos humanos, afirma Amnistía Internacional en un nuevo informe publicado hoy.

“Quienes alzan su voz con valentía para defender sus tierras y el medio ambiente son atacados a menudo por su labor. Estos ataques tienen un impacto devastador en su bienestar físico, mental y emocional, así como en el de sus familias y comunidades”, dice Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

“Las autoridades de Perú y Paraguay deben dejar inmediatamente de usar indebidamente sus sistemas de justicia penal para perseguir a personas defensoras de los derechos humanos, obstruir su labor y asustarlas para que guarden silencio. En lugar de criminalizar a personas por defender sus tierras y recursos naturales, ambos Estados deben tomar medidas oportunas y eficaces para protegerlas”.

Una Receta Para Criminalizar: Personas Defensoras del Ambiente, el Territorio y la Tierra en Perú y Paraguay documenta cómo las autoridades utilizan el acoso, la estigmatización y tácticas de intimidación para menoscabar y obstruir los esfuerzos comunitarios dirigidos a proteger sus derechos a la tierra o sus recursos hídricos.

La mayoría de las amenazas y ataques que ha documentado Amnistía Internacional en los últimos años contra las personas que defienden los derechos humanos en las Américas se dirigieron contra comunidades u organizaciones dedicadas a los derechos medioambientales, al territorio y la tierra.

El informe revela que las autoridades de Paraguay someten a líderes de las comunidades a difamación, desalojos forzosos y procesos judiciales infundados para impedir que lleven a cabo su trabajo por los derechos humanos y disuadir a otras personas de denunciar injusticias. También documenta cómo la policía de Perú estigmatiza a las personas defensoras ambientalistas y de los derechos relacionados al acceso a la tierra, recurriendo incluso al uso de fuerza excesiva contra quienes se manifiestan contra proyectos de minería.

El informe destaca casos emblemáticos como el de Raúl Marín, abogado de derechos humanos paraguayo que sufre a menudo acoso y estigmatización debido a su trabajo. El 13 de enero de 2016, la policía lo detuvo arbitrariamente mientras prestaba asistencia letrada a personas desplazadas forzosamente de la comunidad urbana de San Lorenzo. Tras permanecer detenido un mes, estuvo más de dos años bajo arresto domiciliario por presunta “obstrucción a la justicia”.

Raúl, que también está acusado desde 2015 de dos delitos de invasión de inmueble ajeno ha denunciado varias trabas a su derecho a la defensa, entre ellas la denegación de acceso a su expediente durante meses. Tras examinar el caso que se sigue contra Raúl, Amnistía Internacional no encontró ninguna prueba que respaldara los cargos. A la organización le preocupa que las autoridades paraguayas estén haciendo un uso indebido de la ley para obstaculizar el trabajo de Raúl en favor de familias y comunidades cuyos derechos a la tierra se están violando.

El informe documenta otro caso emblemático en Perú, donde la policía detuvo el 26 de abril de 2013 a 16 dirigentes comunitarios que hacían campaña para proteger sus tierras y recursos hídricos frente al proyecto minero de Conga, en la región septentrional de Cajamarca. La fiscalía los acusó de secuestro y coacción, y solicitó penas de más de 30 años de prisión.

Amnistía Internacional concluyó que los fiscales basaban sus argumentos en testimonios contradictorios e indirectos, y que no presentaron ninguna prueba de los presuntos delitos durante las vistas públicas a las que asistió la organización. El 28 de marzo de 2017, un tribunal sobreseyó la causa por falta de pruebas.

Amnistía Internacional pide a los gobiernos de Perú y Paraguay que reconozcan públicamente la legitimidad del trabajo de las personas defensoras de los derechos medioambientales, del territorio y los relacionados al acceso a la tierra; que dejen de usar indebidamente el sistema de justicia para hostigarlos y desacreditarlos; que identifiquen y sobresean todas las actuaciones penales infundadas contra ellos; y que investiguen y pongan a disposición judicial a todos los responsables de ataques contra ellos.

Además, ambos Estados deben incorporar consideraciones de género y etnicidad en las políticas públicas para proteger a quienes defienden los derechos humanos, y tomar medidas para combatir las causas estructurales de la violencia contra estas personas, incluidas la impunidad, la estigmatización y la discriminación.


Deja un comentario

Perú: llamamiento de los obispos ante la crisis política

Crisis política en Perú: Los obispos llaman a recuperar éticos y morales
Viernes 23 Mar 2018 | 12:01 pm

Lima (Perú) (AICA):

A raíz de la crisis política e institucional en el Perú por la renuncia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) hizo un llamado a “recuperar los valores éticos y morales que han construido la esencia de la peruanidad”.

Los obispos advirtieron sobre “un proceso sistémico de corrupción causado por el divorcio entre ética y política, reforzado por ambiciones personales y de grupo, agudizado por la impunidad y maltratado por un sistema que soslaya la justicia”.

“Hemos llegado a un punto de quiebre político. Un nuevo comienzo exige no solo un cambio de mando sino la recuperación ética y moral del país en todos los niveles, porque los altos niveles de corrupción roban la esperanza, especialmente de los pobres y de los jóvenes”, subrayaron en un mensaje ante la crisis actual.

Asimismo, recordaron que “gobernar es una responsabilidad de todos los poderes del Estado” y sugirieron a “quien asuma el liderazgo del Perú” que promueva y reciba “el apoyo de todas las fuerzas sociales para generar paso a paso un ‘Acuerdo de Gobernabilidad’”.

“En este momento crucial urge poner en primer lugar el Bien Común ante los intereses particulares. Recuperemos los valores éticos y morales que han construido la esencia de nuestra peruanidad. No hay nada más contrario al mensaje cristiano que el individualismo: vivir sin prójimos y aprovecharse de ellos”, aseguraron.

“Queremos caminar con todos los ciudadanos para participar vigilantes en los procesos que promuevan la vida y la institucionalidad democrática del país, ‘y así forjar un Perú que tenga espacio para todas las sangres, en el que pueda realizarse la promesa de la vida peruana’”, concluyeron citando un discurso del papa Francisco.+