Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Profunda crisis en la Rep. dem. del Congo.

CONGO RD – Crisis en la RDC: ¿se prepara una intervención extranjera?

Kinshasa – En la reunión del Grupo Internacional de Contacto sobre los Grandes Lagos, que se celebró el 15 de mayo en Washington, con la participación de los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Bélgica, así como los Países Bajos, Suecia, Dinamarca y los representantes de la ONU, Unión Europea, Unión Africana y la Organización Internacional de la Francofonía, para tratar sobre la crisis en la República Democrática del Congo y Burundi, no fueron invitados los representantes de ambos estados y el único país africano admitido fue Angola.
Ante la falta de ejecución de los acuerdos de San Silvestre y la división de la oposición, el presidente Joseph Kabila corre el riesgo real de que se intervenga desde fuera en la crisis congoleña. “Sólo las dos potencias regionales, Ruanda y Angola pueden tocar la campana del final del recreo para la RDC”, ha comentado el periodista camerunés Louis Keumayou.La reunión en Washington, que contó con la participación del Gobierno de Luanda, podría haber sido un paso adelante en esta dirección.
Ante la política de estancamiento, la situación de seguridad en la RDC tiende a empeorar. Actualmente no son sólo las áreas periféricas las que están amenazados por la presencia de bandas armadas; también la capital, Kinshasa, ha sido escenario de un ataque contra la prisión central de Makala este 17 de mayo, causando la fuga de 4.000 prisioneros. Entre ellos se encuentra Ne Muanda Nsemi, líder de la secta Bundu dia Kongo. Las autoridades acusan a Bundu dia Kongo de ser responsable del ataque a la prisión, pero los líderes de la secta han afirmado que no tienen nada que ver con lo sucedido.


Deja un comentario

Los niños víctimas de la violencia en Kasai (Congo)

La violencia en la región congolesa de Kasai afecta a 1,5 millones de niños, alerta UNICEF

Una niña en el poblado de Kamji, en la provincia de Kasai Oriental, República Democrática del Congo. Foto: UNICEF/Serge Wingi

Share

21 de abril, 2017 — La violencia e inestabilidad en la región de Kasai, en la República Democrática del Congo, tiene un impacto devastador y afecta directamente a 1,5 millones de niños, donde 600.000 de ellos se han desplazado, alertó hoy UNICEF.

Las provincias de Kasai Central y Oriental, que se cuentan entre las más pobres del país, viven una crisis desde agoste de 2016, cuando uno de sus líderes tradicionales resultó muerto en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

El representante de UNICEF en la República Democrática del Congo, Tajudeen Oyewale, viajó a esta semana a esa zona y habló hoy por vía telefónica desde Kinshasa a la prensa acreditada de Ginebra.

“UNICEF está especialmente preocupado porque esta crisis agudiza la vulnerabilidad de los niñós e impacta sus derechos. Unos 2.000 menores son utilizados por las milicias de la región afectada. Estos niños son asesinados o heridos y a menudo son arrestados o encarcelados”, detalló Oyewale.

Agregó que desde el inicio de la crisis en agosto, al menos 300 menores han sido heridos de gravedad y más de 4.000 han sido separados de sus familias.

Además, como resultado de la violencia, 350 escuelas han sido destruidas y uno de cada tres centros de salud no funciona, lo que ha interrumpido ciclos de vacunación dejando a los niños en un alto riesgo de contraer enfermedades.

Para responder a las necesidades de los menores en esa región, UNICEF brinda asistencia de sanitaria y nutricional y brinda protección y educación a 173.000 niños. Además, ha logrado la liberación de 384 chicos detenidos.

El representante de la agencia en ese país, advirtió no obstante, la urgencia de recursos para continuar su trabajo e indicó que de los 20,6 millones de dólares que necesita ha recibido sólo 3,5 millones. “Este es el momento de mostrar nuestra solidaridad a los niños y familias congolesas afectadas”, acotó.


Deja un comentario

Encuentran fosas comunes en el Congo.

Hallan más fosas comunes en la República Democrática del Congo

Un equipo de la ONU en la ciudad de Tshimbulu en la provincia de Kasai Central, RDC, donde han sido encontradas 15 fosas comunes. Foto: MONUSCO/Biliaminou Alao

19 de abril, 2017 — Al menos 17 fosas comunes fueron halladas en la provincia central de Kasai, en la República Democrática del Congo, informaron este jueves investigadores de la ONU.

La zona ha visto meses de enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y la milicia local conocida como Kamuina Nsapu.

El nuevo hallazgo eleva a 40 el número de fosas comunes confirmadas en Kasai por la Oficina Conjunta de Derechos Humanos de la ONU y la Policía de las Naciones Unidas.

El equipo de Naciones Unidas recibió reportes de que las fuerzas armadas de la República Democrática del Congo habrían cavado las tumbas tras enfrentarse con las milicias entre el 26 y el 28 de marzo.

Al menos 74 personas, entre ellas 30 niños, habrían muerto como resultado de estos combates.

“Los investigadores también recibieron información de que los soldados asesinaron a 40 personas en Kananga, mientras iban de casa en casa buscando miembros de las milicias. Hay más reportes de violencia en la comunidad de Katoka, en la misma zona, donde presuntamente la policía local hizo operativos que resultaron en la muerte de 3 personas, entre ellos un bebé de un mes de nacido”, informó Liz Throssell, la portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Zeid Ra’ad Al Hussein, declaró en un comunicado que el descubrimiento de más fosas comunes y los reportes de violencia demuestran el horror que ha experimentado Kasai en los pasados nueve meses.

“Para el Alto Comisionado, el descubrimiento hace absolutamente vital que el Gobierno adopte medidas significativas para garantizar que hay una investigación rápida, transparente e independiente sobre las presuntas violaciones y abusos perpetrados por todos los actores del conflicto”, agregó Throssell.

La Oficina del Alto Comisionado exhortó a la comunidad internacional a que apoye una investigación por un mecanismo global independiente, como la Corte Penal Internacional.


Deja un comentario

Congo: fuerte incremento de la violencia.

Más de 400 civiles mueren por la violencia en la RDC

Efectivos de la MONUSCO, en la República Democrática del Congo. Foto: MONUSCO/Sylvain Liechti

05 de abril, 2017 — La Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) se mostró alarmada por continuas informaciones sobre la escalada de violencia que sufre la región de Kasai, al sur del país.

Entre las graves violaciones a los derechos humanos perpetradas en la zona se incluye el incremento de las víctimas civiles, el descubrimiento de fosas comunes y el reclutamiento continuo de niños por parte de las milicias locales.

El representante especial del Secretario General en el país, Maman Sidikou, señaló que la violencia en Kasai se ha cobrado posiblemente más de 400 víctimas civiles y ha de detenerse.

Asimismo, destacó que no hay una solución militar para detener la violencia en el país africano y que un incremento de la respuesta militar por parte del ejército congolés contra las milicias solo incrementaría los riesgos de la población civil.

MONUSCO destacó las iniciativas en marcha del Gobierno congoleño para apoyar el fin de las hostilidades entre los que se incluye el fomento de la rendición de elementos de las milicias y alentó al Gobierno a intensificar estos esfuerzos para encontrar soluciones políticas aceptables.

Además indicó el claro vínculo entre el incremento de la violencia en la región y el retraso en la puesta en marcha del acuerdo alcanzado el 31 de diciembre en Kinshasa que tiene como objetivo la celebración de elecciones presidenciales y legislativas, tanto a nivel nacional como provincial.

La Misión de la ONU instó a todas las partes a buscar con celeridad compromisos que permitan la plena aplicación del acuerdo y la celebración de las elecciones pacíficas en diciembre.

El presidente del país, Joseph Kabila, se negó a abandonar el poder el año pasado, tras la postergación de las elecciones presidenciales, en las que él no podría participar por haber completado dos mandatos.


Deja un comentario

Congo: las tropas ONU seguirán en el Congo hasta 2018.

Las tropas de la ONU seguirán en la República Democrática del Congo hasta 2018

Miembros de la MONUSCO en la provincia de Kasai central en la Republica Democrática del Congo. Foto: MONUSCO/ Bilaminou Alao

31 de marzo, 2017 — El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas adoptó este viernes por unanimidad una resolución en la que extendió el mandato de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO) hasta el 31 de marzo de 2018.

Entre las tareas prioritarias de la MONUSCO durante este periodo estarán la protección de civiles, con especial atención a los afectados por la violencia física y disuadir a los grupos armados y a las milicias locales de agredirlos.

También buscará trabajar conjuntamente con el Gobierno de la República con el objetivo de localizar amenazas a los civiles y poner en práctica los planes de prevención y respuesta existentes.

Además, proveerá apoyo técnico y político para la aplicación del Acuerdo alcanzado a finales de diciembre en Kinshasa para la celebración de elecciones presidenciales y legislativas, tanto a nivel nacional como provincial, con fecha límite de diciembre de 2017.

La resolución insta al Gobierno congolés a que los responsables de violaciones del derecho internacional humanitario o de violaciones y abusos de los derechos humanos rindan cuenta, especialmente los que puedan constituir crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Igualmente, condena enérgicamente las actividades de todos los grupos armados que operan en el país.


Deja un comentario

Rep. Dem. del Congo: continúa estancado el diálogo político y hay demasiada violencia.

El diálogo político en la República Democrática del Congo continúa estancado

El líder de la MONUSCO, Maman Sidikou

21 de marzo, 2017 — Este martes el Consejo de Seguridad escuchó un informe del representante especial del Secretario General para la República Democrática del Congo y líder de la MONUSCO, Maman Sidikou.

El representante especial insistió en la urgencia de hacer valer los acuerdos de finales de 2016 para garantizar la paz y la estabilidad y advirtió sobre los puntos de vistas discordantes que algunas partes tienen sobre su aplicación.

Sidikou se mostró especialmente preocupado por las secuelas de la violencia en muchas partes del país y afirmó que mientras el diálogo político se mantenga estancado se corre el peligro de que se incrementen las tensiones.

“A pesar de la lentitud en el progreso político, se han logrado avances significativos en la actualización del registro electoral. Hasta la fecha más de 90 millones de electores han sido registrados, y solamente quedan pendiente las actualizaciones en dos áreas”.

Según el informe presentado por Sidikou, los acuerdos del 31 de diciembre pudieran llevar a superar las tensiones políticas, a partir de la celebración de unas elecciones pacíficas, creíbles e inclusivas.

En ese sentido llamó a todos los actores a trabajar de manera responsable de cara a la implementación del pacto de paz y la realización de comicios que garanticen la transición y un futuro en el que no sean necesarias las fuerzas de paz de la ONU.

El presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, se enfrenta a una gran oposición política en su país debido a la postergación de las elecciones presidenciales que estaban previstas para finales del año 2016 sin que él pudiera participar por haber completado dos mandatos. Según el acuerdo, Kabila permanecerá en el poder hasta la celebración de los nuevos comicios.


Deja un comentario

Congo: el País al borde del caos según los obispos.

CONGO RD – “Corremos el riesgo de hundirnos en un desorden incontrolable”: voz de alarma de los Obispos

martes, 28 febrero 2017

Kinshasa (Agenzia Fides) – El bloqueo político es preocupante y amenaza con sumir a nuestro país en un desorden incontrolable”. Esta es la advertencia lanzada por los Obispos de la República Democrática del Congo, donde tras de la muerte del oponente histórico Etienne Tshisekedi (véase Fides 02/02/2017), y mayoría y la oposición no llegan a un acuerdo para formar un gobierno de unidad nacional como estaba previsto en los acuerdos de san Silvestre, encargado de conducir al país a las elecciones (véase Fides 25/2/2017).
“Los desacuerdos dentro de la clase política, y las tensiones en el país, pueden conducir a la nación al caos”, escriben los Obispos en un mensaje enviado a la Agencia Fides.
Volviendo sobre las etapas de la crisis, originada “después del bloqueo del proceso electoral cuya regularidad y continuidad se han visto interrumpidas” (había que votar antes de diciembre de 2016, para elegir a un nuevo jefe de estado), los Obispos recuerdan que fue el presidente saliente, Joseph Kabila, quién solicitó su mediación que llevó a los acuerdos del 31 de Diciembre (véase Fides 3/1/2017).
Los dos nudos en los que se ha parado el diálogo son las modalidades de designación del Primer Ministro y la repartición de los diversos ministerios entre la mayoría y la oposición. Para superar estos obstáculos, los Obispos piden a las fuerzas políticas “un diálogo abierto, basado en la buena fe y la confianza mutua” y recuerdan que la Conferencia Episcopal tiene solamente un papel mediador. Por lo tanto es inaceptable que se produzcan “amenazas y violencia recurrente, resultado de la manipulación, dirigida contra la Iglesia católica por razones que no han sido reveladas” (véase Fides 24/2/2017).
La violencia que agita al país (véase la noticia sobre la ficha técnica) “es una verdadera tragedia”. “¿No es mucha casualidad que esto suceda en el período previo a las elecciones? Tememos una organización que retrase o impida la celebración de las elecciones”, dicen los obispos.
Para superar esta situación, los Obispos piden a los partidos políticos que se involucren con lealtad, aplicando el acuerdo de San Silvestre; al Presidente en ejercicio y a las fuerzas del orden que proporcionen seguridad a la población para evitar caer en la trampa de incitar con discursos de odio y a la comunidad internacional que acompañe a la República Democrática del Congo en esta difícil transición. (L.M.) (Agencia Fides 28/2/2017)