Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El Papa Benedicto XV y la primera guerra mundial

2018.11.08 Primera Guerra Mundial2018.11.08 Primera Guerra Mundial 

La Santa Sede y el mundo postbélico: El papel de Benedicto XV por lograr la paz

“La Santa Sede y los católicos en el mundo postbélico”, es el congreso organizado por el Comité de Ciencias Históricas, que se está llevando a cabo en Roma, en la Universidad Pontificia Lateranense y en la Academia de Hungría

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La Primera y la Segunda Guerras Mundiales, han sido dos de los acontecimientos más importantes y dolorosos en la historia de la humanidad. Entre los temas que se abordaron en el convenio: el Papado y la Santa Sede, el contexto político, religioso, social, cultural e intelectual.

La Primera Guerra Mundial:

El 28 de junio de 1914 un terrorista bosnio de la Mano Negra, un grupo dirigido desde Belgrado, asesinaba al archiduque Francisco Fernando, heredero del Imperio austro-húngaro. Fue el inicio de la Primera Guerra Mundial en la que murieron más de 10 millones de personas, 20 millones de heridos y en la que combatieron más de 70 millones de soldados. La iglesia católica intentó parar aquella catástrofe que embarcó a 60 países y que devastó Europa en el primer gran conflicto del siglo XX.

Papa Benedicto XV

En el 1914 Benedicto XV escribía sin mayores dilaciones el 1 de noviembre de ese año, publicaba la encíclica Ad beatissimi Apostolorum, en la que analizó las causas del conflicto y proclamó una neutralidad estricta que disgustó a las partes beligerantes. El 7 de diciembre promovió y consiguió la tregua de Navidad. Aquella no era oficial, pero los contendientes pararon la guerra en algunos lugares del frente occidental, incluso, durante varias semanas.

Tras sus intentos fallidos por lograr la paz en los primeros meses del conflicto, lo volvería a intentar en 1917 con el envío de una carta a los líderes enfrentados, proponiéndoles un plan de paz que no fue aceptado. Durante el tiempo que duró el conflicto intentó reducir sus consecuencias para las personas, creando en diciembre de 1914 una oficina de prisioneros de guerra.

Esta iniciativa fue el cauce para el reparto de víveres y medicinas, organizó un servicio de búsqueda de desaparecidos, intercedió para liberar a presos de guerra, donó importantes cantidades de dinero (repartió cerca de 5 millones de liras más otros 30 recogidos de colectas), consiguió que no se obligara a trabajar en domingo a los prisioneros de guerra; entre otras acciones. En 1919, ya concluido el conflicto, publicó Pacen Dei munus, en la que argumentó para evitar en el futuro un conflicto tan cruento.

Benedicto XV y la Conferencia de paz

El padre Antón Pazos, miembro del Consejo Superior de Investigaciones científicas del lnstituto de Estudios Gallegos “Padre Sarmiento”, habló sobre la campaña de los obispos españoles en favor de la participación de Benedicto XV en la Conferencia de paz.  La Santa Sede ha desarrollado una acción por la paz, desde que empezó la Primera Guerra Mundial. En 1918, al concluir la guerra, se quiso que la Santa Sede hiciera parte de la Conferencia de paz.

Anuncios


Deja un comentario

Situación desesperada en Yemen. Responsabilidades.

Yemen se encuentra al borde del precipicio

OCHA / Matteo Minasi
Adbulrahamman Yaser tiene 6 meses y sufre malnutrición aguda. Pesa 2,8 kg y se encuentra en el hospital Al-Sadaqah, en Aden, Yemen.

2 Noviembre 2018

El Secretario General de las Naciones Unidas hace un llamamiento a la comunidad internacional para que acabe con el “absurdo ciclo de violencia” en Yemen ante la inminencia de que 14 millones de personas pasen hambre en los próximos meses.

António Guterres describió un sombrío panorama para Yemen: “hoy en día se encuentra al borde del precipicio”, durante una declaración ante la prensa en la sede de la ONU en Nueva York.

Guterres diferenció entre la situación política, al afirmar que “hay signos de esperanza”, de la humanitaria de la que señaló que “debemos hacer todo lo posible para evitar que las condiciones, ya de por sí extremas, se deterioren y se conviertan en la peor hambruna que hemos visto en décadas”.

El titular de la ONU solicitó una vez más la actuación inmediata de la comunidad internacional para finalizar “un absurdo ciclo de violencia” que evitaría “una catástrofe inminente”. “El momento de actuar es ahora”, recalcó.

La crisis sin precedentes que se vive en Yemen, ahora en su cuarto año de guerra, ha llevado a que tres cuartas partes de la población requieran ayuda humanitaria; más de dos millones estén desplazados internos; y 16 millones de personas necesiten ayuda médica. Pero aún pueden empeorar.

Guterres recordó que el país árabe está más cerca que nunca de la hambruna y que de no tomarse medidas urgentes la mitad de la población, unos 14 millones de personas, podría estar en peligro durante los próximos meses.

Entre las medidas necesarias para evitar una catástrofe destacó que con carácter de urgencia ha de cesar la violencia. En este apartado, aplaudió el compromiso mostrado por muchos Estados Miembros durante los últimos días en favor del cese de hostilidades y a los esfuerzos de su enviado especial, Martin Griffiths.

Además, indicó que se ha de permitir las importaciones de alimentos, combustible y otros artículos de primera necesidad, respaldar la economía yemení y aumentar la financiación internacional.

“Al mismo tiempo, es esencial que todas las partes yemeníes participen de buena fe y sin condiciones previas con mi enviado especial, Martin Griffiths, para alcanzar una solución política negociada que ponga fin al conflicto”, dijo.

Guterres instó a todos los actores envueltos en el proceso “a superar los obstáculos y resolver sus diferencias mediante el diálogo”, durante las consultas auspiciadas por las Naciones Unidas y que están previstas a celebrarse a finales de mes.

“Debemos hacer todo lo posible para poner fin al sufrimiento humano y evitar que la peor crisis humanitaria del mundo empeore aún más”, finalizó Guterres.

Para estar informado de la actualidad internacional, descárgate nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android


Deja un comentario

Yemen: graves carencias de todo orden para la salud y la vida de la población.

You are here

About OCHA Yemen

After more than three years of escalating conflict, Yemeni people continue to bear the brunt of ongoing hostilities and severe economic decline. An alarming 22.2 million people in Yemen need some kind of humanitarian or protection assistance, an estimated 17.8 million are food insecure-8.4 million people are severely food insecure and at risk of starvation- 16 million lack access to safe water and sanitation, and 16.4 million lack access to adequate healthcare. Needs across the country have increased steadily, with 11.3 million who are in acute need – an increase of more than one million people in acute need of humanitarian assistance to survive.

The ongoing conflict continues to inflict civilian casualties and to cause extensive damage to public and private infrastructure. All parties to the conflict display a disregard for International Humanitarian Law (IHL) and International Human Rights Law and impede the principled and timely delivery of humanitarian assistance.

Conflict, displacement, and economic decline are placing immense pressure on essential basic services and the institutions that provide them, accelerating their collapse. The public budget deficit has expanded since the last quarter of 2016, resulting in irregularities and disruptions of salary payments and interruptions in the provision of operating costs for basic social facilities. Approximately 1.25 million civil servants have not received salaries or received them only intermittently since August 2016. This salary gap is estimated to affect a quarter of the population – civil servants and their families – leaving them without a regular income at a time of shortages and rising prices.

Because of collapsing public institutions, people’s access to essential services such as water, sanitation, health care and education has been further constrained. Only 50 per cent of the total health facilities are functioning, and even these face severe shortages in medicines, equipment, and staff. Collapse in the public sector is increasingly pressuring humanitarian organizations to compensate for the absence of government spending, which goes beyond their mandate and capacity to respond. For example, the recent cholera outbreak has forced humanitarian partners to cover the operating costs of hospitals and health facilities and to pay incentives to public servants in critical roles, especially health care. This sets a potentially problematic precedent by stretching scarce humanitarian resources beyond their mandate and into the public sector to compensate for the failing social services.

Just as humanitarian assistance cannot compensate for public institutions, it also cannot replace commercial imports and functioning local markets to meet the vast majority of Yemenis’ survival needs. Before the escalation of the crisis, Yemen imported 80 – 90 per cent of its staple foods and required an estimated 544,000 metric tons of imported fuel per month for transportation and powering water-systems and health facilities, among other activities. Fuel imports have fallen since the beginning of the crisis, and reached only 190,000 metric tons in September 2017. The closure of Sana’a airport by the Saudi-led Coalition and the Government of Yemen for commercial aircraft since August 2016 has further limited the ability to move goods into the country and prevented Yemenis seeking medical treatment abroad from leaving the country.

The OCHA Yemen Country Office was established in the capital, Sana’a, in 2010 in response to the humanitarian crisis brought about by widespread flooding in Yemen. In March 2015, conflict escalated between forces loyal to the internationally-recognized Government of President Mansour Hadi and those allied to the Ansar Allah movement. Given the rapidly deteriorating situation, Yemen was declared a System Wide IASC Level 3 Emergency (L3) in July 2015. This designation was reviewed in February 2017 and further extended.

OCHA’s overall goal in Yemen is to ensure the delivery of effective and principled humanitarian action that meets the needs of the most vulnerable people. To achieve this, OCHA supports the Humanitarian Coordinator and humanitarian partners in operational coordination, humanitarian financing, public information, humanitarian analysis, advocacy and information management. To this end, OCHA works closely with the government and humanitarian partners at all levels to enhance the coherence and quality of humanitarian response.

OCHA’s presence has been continual, across the country, since the escalation of conflict in March 2015. Within the L3 framework, expanding operational presence has been a key priority for the Yemen operation. OCHA staff is deployed in the four Operational Hubs of Al Hudaydah, Ibb, Sa’ada and Aden, in addition to the main office in Sana’a. A supporting Yemen office operates from Amman. The Amman hub leads the areas of information management; communications and reporting; analysis; humanitarian financing; and administration. A small team based in Riyadh also supports the Yemen operation. This office focuses mainly on de-confliction support to all humanitarian operations in Yemen for overland movement, flights and shipping of humanitarian goods, as well as ensuring an information and advocacy link between the Yemen Humanitarian Country Team (HCT) and representatives of the Saudi-led Coalition and Government of Yemen officials based in Riyadh. A UN Verification Mechanism team further supports the Yemen operation from Djibouti.


Deja un comentario

Francia y su venta de armas a países en conflicto armado.

Egipto: Francia viola el derecho internacional al seguir exportando armas que se utilizan en operaciones de represión con consecuencias letales

© Ed Giles/Getty Images
  • El análisis de Amnistía demuestra que las fuerzas de seguridad egipcias utilizaron equipo militar suministrado por Francia para reprimir violentamente protestas entre 2012 y 2015.
  • A pesar de la prohibición de la UE y de que el gobierno egipcio no ha tomado medidas para la rendición de cuentas, Francia sigue transfiriendo armas a Egipto.
  • Las imágenes analizadas por Amnistía muestran a las fuerzas de seguridad egipcias disparando contra los manifestantes desde vehículos blindados suministrados por Francia.

Una investigación de Amnistía Internacional publicada hoy revela que vehículos blindados para transporte de personal suministrados por Francia fueron utilizados por las fuerzas de seguridad egipcias con efectos letales para reprimir las protestas y aplastar la disidencia.

El informe, titulado Egipto: Cómo se utilizaron armas francesas para aplastar la disidencia se basa en el análisis de más de 20 horas de imágenes de vídeo de acceso público, cientos de fotos y 450 gigabytes de otro material audiovisual proporcionado por medios de comunicación y grupos de derechos humanos locales. Hay claros indicios del uso de vehículos Sherpa y MIDS suministrados por Francia durante algunos de los incidentes más sangrientos de la represión interna.

Es terrible que Francia haya seguido suministrando a Egipto equipo militar después de que éste se utilizara en uno de los ataques contra manifestantes más mortíferos del siglo XXI”, ha declarado Najia Bounaim, directora de Campañas de Amnistía Internacional para el Norte de África.

“El hecho de que estas transferencias se realizaran —y hayan seguido realizándose— a pesar de que las autoridades egipcias no han dado ningún paso hacia la rendición de cuentas y ni introducido ninguna medida que señale el fin de su constante de abusos, pone a Francia en peligro de ser cómplice en la crisis de derechos humanos que se desarrolla en Egipto.”

Entre 2012 y 2016, Francia suministró más armas a Egipto que en los 20 años anteriores. Sólo en 2017, envió equipo militar y de seguridad por valor de más de 1,4 mil millones de euros.

El 14 de agosto de 2013, las fuerzas de seguridad egipcias utilizaron en El Cairo vehículos blindados Sherpa suministrados por Francia para dispersar varias acampadas que tenían lugar en la ciudad. En lo que se conoce como las matanzas de Rabaa y Nahda, las fuerzas de seguridad egipcias mataron a un total de hasta 1.000 personas, la mayor cifra manifestantes muertos en un solo día de la historia moderna de Egipto. Según manifestantes entrevistados por Amnistía Internacional, las fuerzas de seguridad dispararon fuego real contra las personas que se manifestaban desde vehículos suministrados por Francia, lo cual otorga a estos vehículos un papel central en los homicidios.

La transferencia de vehículos blindados parece una flagrante violación de la Posición Común de la UE de 2008 que rige el control de las exportaciones de equipo y tecnología militar.

Las normas de la Unión Europea exigen legalmente a Francia y al resto de los Estados de la Unión que denieguen una licencia de exportación cuando exista un riesgo manifiesto de que la tecnología o el equipo militar que se vayan a exportar puedan utilizarse con fines de represión interna”. En el caso de las transferencias a Egipto, este riesgo era evidente”, ha afirmado Najia Bounaim.

“En numerosas ocasiones hemos planteado a las autoridades francesas la cuestión del aparente ‘uso indebido’ del equipo militar suministrado por Francia, y hemos tratado de aclarar el volumen y el carácter exacto de estas transferencias, incluidos sus usuarios finales previstos. Hasta ahora, las autoridades francesas no nos han dado una respuesta adecuada.”

Las autoridades francesas informaron a Amnistía Internacional de que sólo han emitido licencias para la transferencia de equipo de estas características al ejército egipcio como parte de la “lucha contra el terrorismo” en Sinaí, no para operaciones de aplicación de la ley.

Sin embargo, en los vídeos y fotos de las operaciones que analizó Amnistía Internacional, el distintivo de las Fuerzas de Operaciones Especiales y de las Fuerzas de Seguridad Central está pintado en la carrocería de los vehículos suministrados por Francia. Asimismo, en las placas de matrícula de los vehículos desplegados para realizar labores de aplicación de la ley en El Cairo se ve claramente la palabra “Policía”.

Un funcionario francés reconoció a Amnistía Internacional que, si bien el equipo de seguridad francés estaba previsto para ser utilizado por el ejército egipcio, las autoridades egipcias desviaron algunos vehículos blindados para que los utilizaran las fuerzas de seguridad internas.

Amnistía Internacional también ha documentado violaciones perpetradas por el ejército egipcio, como el uso de aviones F-16 de fabricación estadounidense para desplegar bombas de racimo en Sinaí del Norte este año. La organización también ha documentado cómo el ejército egipcio mantuvo retenidos al menos a dos hombres desarmados en vehículos blindados estadounidenses Humveeantes de matarlos a tiros el año pasado.

La Secretaría General de la Defensa y la Seguridad Nacional de Francia declinó responder a las preguntas planteadas por Amnistía Internacional Francia respecto al volumen exacto de las transferencias y al carácter de las exportaciones, amparándose en la legislación sobre secretos oficiales y afirmando que los vehículos blindados MIDS no están sometidos a controles de exportación, ni como equipo militar ni como productos de doble uso. Sin embargo, el fabricante de los vehículos Sherpa y MIDS ha declarado que la exportación de todos los vehículos está sometida a los controles de exportación del Ministerio de Defensa.

“Como Estado Parte en el Tratado sobre el Comercio de Armas, Francia no debe autorizar transferencias de armas cuando haya un riesgo sustancial de que sean utilizadas para cometer o facilitar graves violaciones del derecho internacional de los derechos humanos”, ha dicho Najia Bounaim.

“Francia, junto con otros Estados suministradores, debe suspender la transferencia de todas las armas que haya riesgo de que se utilicen en violaciones de derechos humanos hasta que las autoridades egipcias demuestren de forma fidedigna que han investigado su uso indebido en el pasado. Al hacerlo, no sólo evitarán ser cómplices de graves violaciones de derechos humanos, sino que enviarán a las autoridades egipcias el  mensaje claro e inequívoco de que la represión implacable de la disidencia y la impunidad no serán toleradas.”

Dado el contexto de violaciones de derechos humanos sistemáticas y graves en Egipto, Amnistía Internacional pide a Francia que detenga de inmediato las transferencias de armas cuando haya un riesgo sustancial de que se utilicen para cometer o facilitar graves violaciones de los derechos humanos en ese país. Esta suspensión debe seguir en vigor hasta que Egipto realice investigaciones independientes y efectivas sobre los graves crímenes perpetrados por las fuerzas de seguridad y exija que sus responsables rindan cuentas.

Información general

En las conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea de agosto de 2013, los Estados miembros de la Unión Europea acordaron por unanimidad suspender las licencias de exportación a Egipto de equipo empleado para la represión interna. Sin embargo, casi la mitad de los Estados miembros pueden haber incumplido una suspensión de las transferencias de armas a Egipto que afecta a toda la Unión Europea. Los Estados de la UE que han suministrado desde 2013 a Egipto, mediante exportaciones o intermediación, armas del tipo que podría ser utilizado para la represión interna  son: Alemania, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Reino Unido, República Checa y Rumania.

El equipo que incluye armas pequeñas, porras, gas lacrimógeno y vehículos blindados se ha utilizado reiteradamente para reprimir la disidencia. Amnistía Internacional también ha documentado varios incidentes en los que han participado aviones F-16 de fabricación estadounidense y que arrojan dudas sobre la capacidad de la fuerza aérea egipcia de operar dentro de los límites del derecho internacional de los derechos humanos y, cuando procede, del derecho internacional humanitario. Entre estos incidentes figuran los ataques en Libia y el uso de bombas de racimo en 2018 en Sinaí.


Deja un comentario

Por qué las guerras

Los recursos naturales causaron más del 40% de las guerras de los últimos sesenta años

FAO/Giulio Napolitano
La Organización para la Alimentación y la Agricultura suministra comida y asistencia en Niger para aliviar la situación de carestía provocada sequía.

16 Octubre 2018

Ese terrible porcentaje puede crecer, exacerbado por el cambio climático, ha advertido el Secretario General de la ONU. El crecimiento de la población, el consumismo y la degradación medioambiental también están poniendo una presión insostenible sobre recursos naturales como el petróleo, el agua, la tierra o ciertos minerales.

El uso, la explotación o la posesión de los recursos naturales, algunos tan necesarios y básicos como el agua, pueden desencadenar guerras.

“Los estudios de la ONU muestran que más del 40% de los conflictos armados internos de los últimos 60 años están vinculados con los recursos naturales”, aseguró el Secretario General, que participó este martes en una reunión del Consejo de Seguridad sobre “El mantenimiento de la paz y la seguridad internacional: las causas del conflicto, el papel de los recursos naturales”, convocada por Bolivia, que este mes preside el susodicho órgano.

El titular de la ONU añadió que “con el evidente aumento del impacto de cambio climático en todas las regiones, el riesgo de conflicto van a continuar creciendo”.

Además del cambio climático, otras tendencias tales como el crecimiento de la población, el aumento del consumo, la degradación medioambiental “están poniendo una presión insostenible sobre la disponibilidad de muchos recursos naturales”, señaló Guterres.

Esas presiones sobre los recursos también pueden exacerbar las divisiones étnicas o de carácter religioso dentro de los países o entre distintas naciones.

Con el evidente aumento del impacto de cambio climático en todas las regiones, el riesgo de conflicto van a continuar creciendo.

Petróleo, agua, tierra y minerales

Entre tales recursos naturales figuran principalmente el petróleo, el agua, el acceso a la tierra y ciertos minerales estratégicos.

La distribución injusta de los recursos naturales, su mala gestión y la corrupción que emana de ellos son otros vectores que conducen al conflicto, especialmente en los países que tienen instituciones débiles, indicó el titular de la ONU.

Además, los recursos naturales también sirven para financiar guerras. Desde 1995, el 75% de los conflictos en África han sido parcialmente financiados por los recursos obtenidos con aquellos.

Así, la extracción ilegal de minerales, madera, carbón y especies silvestres han servido para alimentar conflictos. Por ejemplo, en la República Democrática del Congo, tales actividades han generado 100.000 millones de dólares para los rebeldes y los grupos criminales.

Herramientas para la distensión

El Secretario General señaló que existen diferentes medios y herramientas que pueden ayudar a rebajar el riesgo de los conflictos y citó cinco formas de hacerlo: regular los recursos, compartirlos, acudir a la mediación, garantizar el derecho a la tierra y empoderar a la mujer.

“Se necesita hacer más para regular la procedencia, venta y comercio de minerales a través de acuerdos que impliquen a la sociedad civil, los gobiernos y las organizaciones regionales”, dijo Guterres, quien comentó que el llamado proceso de Kimberley ha permitido reducir el tráfico de diamantes obtenidos ilícitamente.

A través de la certificación de la extracción, la producción y el comercio justo, y teniendo en cuenta a las comunidades locales, la falta de legalidad puede ser superada y se pueden llevar beneficios tangibles a las poblaciones afectadas por las guerras.

Otra forma de reducir los peligros es compartiendo los recursos, como demuestran multitud de casos, entre ellos los de la cuenca del río Senegal, en África, del lago Titicaca, en Sudamérica, de las existentes entre España y Portugal, en Europa, entre otros.

Un papel importante en la distensión de posibles conflictos es el empoderamiento de la mujer en los procesos de mediación, como ha hecho la iniciativa de ONU Mujeres, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el Programa para el Desarrollo y la Oficina de Apoyo a la Consolidación de la Paz en la iniciativa de apoyo a las mujeres indígenas y afrodescendientes en Colombia.

También se pueden reducir los riesgos mediante la mediación de las instituciones regionales, internacionales y financieras, así como garantizando el derecho a la tierra en muchos países.


Deja un comentario

Violencia en el Congo

Menu

VERSIÓN BETA

Cerca

Continúan los ataques y las persecuciones en la República Democrática del Congo.Continúan los ataques y las persecuciones en la República Democrática del Congo.  (AFP or licensors)

Masacre y revuelta al Nordeste de la República Democrática del Congo

El Obispo de Butembo-Beni condena y lamenta los últimos ataques y masacres ocurridos al noroeste del país y exhorta al gobierno y a la ONU actuar de inmediato para defender a la población y proteger la soberanía nacional.

José Villanueva – Ciudad del Vaticano

Una incursión de rebeldes ugandeses de la Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), irrumpieron en la ciudad congoleña de Beni y en el municipio de Rwenzori y Beu, ubicada al noreste de la República Democrática del Congo, la noche del sábado 22 de septiembre.

Según la información proporcionada por la Agencia Fides, los rebeldes llegaron a la ciudad situada en la frontera con Uganda y cerca de la ciudad de Beni, en Kivu del Norte. El lamentable ataque dejó al menos 14 civiles y 4 militares fallecidos, además de un centenar de personas heridas.

Proteger a la población y salvaguardar la soberanía nacional

El Obispo de la diócesis de Butembo-Beni, Monseñor Sikuli Paluku Melquisedec, instó a las fuerzas del gobierno y a la Misión de la Organización de las Naciones Unidas para la estabilización en República Democrática del Congo (MONUSCO), de revisar su estrategia de lucha contra el ADF en Beni:

“expreso especialmente mis condolencias a las familias que inesperadamente perdieron a sus seres queridos en esta tragedia insoportable y, en la fe en Jesús, que es la resurrección y la vida, recomiendo las almas de estos inocentes en la misericordia de Dios” así lo expreso el purpurado en un comunicado a la Agencia Fides tras ser abordado sobre este atroz incidente.

Por último, el Obispo instó a las autoridades del gobierno a garantizar con mayor responsabilidad su trabajo, proteger a la población, y salvaguardar el territorio y la soberanía nacional del país africano.

Más de 1500 víctimas y 800 secuestros ocurridos en la RDC

Desde que la situación se ha salido de control desde el 2014 en la República Democrática del Congo por consecuencia de los constantes ataques de los grupos rebeldes, más de 1.500 personas han sido asesinadas y cometido 800 secuestros.

Se trata de una formación de matriz islamista en una región mayoritariamente cristiana, donde han tenido presencia los Misioneros de África (Padres Blancos), cuyo trabajo ha sido la promoción de la dignidad humana y la evangelización en medio de los musulmanes. La localidad de Beni también se encuentra en el centro de la actual epidemia de Ébola en el este del Congo, cuyos estragos han matado a 99 personas y ha dejado huérfanos a casi 200 niños, señala la Agencia Fides.


Deja un comentario

Yemen; han comenzado las consultas

Las consultas sobre Yemen “han comenzado”, destaca el enviado de la ONU

Giles Clarke/OCHA
La situación humanitaria en Yemen es la peor de todo el mundo.

8 Septiembre 2018

En una rueda de prensa celebrada en Ginebra el enviado especial de las Naciones Unidas para Yemen destacó que, pese a la ausencia de la delegación de los hutíes en las consultas que se celebran en la ciudad suiza, “no es necesario estar en la misma ciudad” para llevarlas a cabo, e indicó que se desplazará a Oman y Sana’a para hablar con ellos

El enviado especial de las Naciones Unidas para Yemen, Martin Griffiths, indicio este sábado que, pese a la ausencia de una de las delegaciones en las conversaciones de Ginebra y de la inseguridad sobre el terreno, existe un clima positivo para generar confianza entre las partes enfrentadas y buscar una solución política al conflicto del país árabe.

Martins reconoció como ‘tema tabú’  el hecho de que la delegación de los hutíes no esté presente en las consultas, aunque el negociador de la ONU insistió en que no representaba un “impedimento sustancial” para su trabajo.

“El aspecto más importante de estos últimos tres días es que hemos iniciado consultas”, dijo, y añadió que “el entorno para las discusiones es bastante positivo”. A pesar de lo que está sucediendo en el terreno y a pesar de que no tuvimos la oportunidad de recibir a la delegación hutí”.

Griffiths destacó tanto el pueblo de Yemen como la mayor parte de la comunidad internacional desean éxito del encuentro y añadió que tenía la intención de reunirse con los representantes hutíes en Muscat, Omán, y en Sana’a, la capital de Yemen.

“Una de las ventajas de las consultas es que no es necesario estar en la misma habitación, no es necesario estar en la misma ciudad. Es más conveniente pero iremos, y discutiremos con ellos los resultados de las conversaciones en Ginebra….Esto es lo que quiero decir cuando digo que ‘hemos comenzado”.

El enviado insistió en la voluntad de la delegación de los hutíes de participar en el proceso político organizado por la ONU e indicó haber mantenido largas negociaciones con sus representantes en Sana’a y Muscat la semana pasada. Asimismo manifestó, “no tener ninguna duda ” de que están “muy interesados en llevar adelante este proceso”, al igual que la comunidad internacional.

Entre los avances realizados durante los tres días de conversaciones con el Gobierno de Yemen, subrayó  progresos en la liberación de prisioneros, la reapertura del aeropuerto de Sana’a,  cuestiones económicas “de extrema importancia”, permitir el  acceso humanitario a las zonas “donde sea posible” y pausar los enfrentamientos para permitir la vacunación de los niños.

Las consultas se iniciaron el pasado jueves en Ginebra, pero hasta el momento solo los representantes del Gobierno viajaron a la ciudad suiza.