Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Ucrania: cuatro años de conflicto armado.

Ucrania entra a su cuarto año de conflicto sin cumplir acuerdos de alto el fuego

Un refugio antiaéreo en una escuela de la localidad de Hranitne, en el Este de Ucrania. Foto: UNICEF/Kozalov

13 de junio, 2017 — El conflicto armado en el este de Ucrania entra a su cuarto año sin que las partes enfrentadas hayan implementado los acuerdos de alto el fuego, lo que ha escalado las hostilidades y ha causado más muertes.

La ONU publicó hoy un informe que abarca los tres meses del 16 de febrero al 15 de mayo durante los cuales registró 36 civiles muertos y 157 heridos, números que dan cuenta de un aumento de 48% con respecto a las víctimas del trimestre anterior.

El estudio, elaborado por la Misión de Monitoreo de los Derechos Humanos en Ucrania, reportó violaciones diarias al alto el fuego y uso de armas ligeras y pesadas en la zona del conflicto y destacó la destrucción de escuelas, hospitales e instalaciones de agua como resultado de esos choques armados.

Según Naciones Unidas, desde el inicio del conflicto entre las fuerzas ucranianas y los grupos separatistas en abril de 2014 han muerto al menos 10.000 personas y unas 24.000 han sido lesionadas.

Además, más de 1,6 millones de personas han debido huir de sus hogares convirtiéndose en desplazados que requieren asistencia y tres millones más viven en territorio controlado por los grupos armados, sufriendo incertidumbre y desesperación crecientes.

El informe subraya las privaciones que padece la población en el este de Ucrania y denuncia la división de familias y comunidades a las que niega su derecho a la libertad de movimiento.

Por otra parte, las agencias humanitarias de la ONU informaron que han aumentado su apoyo a las autoridades ucranianas suministrándoles material de construcción y otros bienes básicos.


Deja un comentario

Cascos azules ONU muertos en Malí.

Mueren tres cascos azules en un ataque a la Misión de la ONU en Mali

Cascos azules de la MINUSMA patrullan las calles de Kidal en Mali. Foto de archivo: MINUSMA/Sylvain Liechti

09 de junio, 2017 — Tres cascos azules murieron en un ataque cometido este jueves contra el campamento de la Misión de la ONU en Mali (MINUSMA) en la localidad de Kidal.

El Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó el asalto y recordó que los ataques a las fuerzas de paz de la ONU constituyen crímenes de guerra según la legislación internacional.

En este contexto, pidió que los responsables sean identificados para que rindan cuentas ante la justicia.

La agresión al campamento de la Misión en Mali comenzó con disparos indirectos que lesionaron a cinco efectivos.

La MINUSMA desplegó entonces tres unidades de sus Fuerzas de Reacción Rápida alrededor de la base y orientadas hacia el punto desde el que se le atacaba.

Un grupo de asaltantes no identificados arremetió después contra un puesto de observación de la base de la MINUSMA, causando la muerte de tres militares e hiriendo a tres más.

La Misión de la ONU repudió estos ataques y reiteró su determinación de mantener su apoyo al proceso de paz y de proteger a la población de Mali.

La MINUSMA también ofreció sus condolencias a las familias de los cascos azules caídos y deseó la pronta recuperación de los heridos.


Deja un comentario

Venezuela: militarización del conflicto por parte del gobierno.

Venezuela: Militarización de la crisis por parte de autoridades intensifica violencia y promueve miedo

Manifestación del 29 de mayo en Caracas © Juan Barreto/Getty Images

2 de junio de 2017

El incremento en el despliegue de fuerzas militares para reprimir protestas, el aumento en el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y otros, y el uso de tribunales militares para tratar de silenciar voces disidentes, ilustra un terrorífico cambio de enfoque de las autoridades venezolanas para lidiar con la crisis de derechos humanos sembrando el caos a lo largo y ancho del país, declaró Amnistía Internacional después que al menos 60 personas fueron asesinadas durante protestas en los últimos 60 días.

“Al desplegar fuerzas y cortes militares para confrontar una situación política y social cada vez más tensa, la administración de Maduro sólo está intensificando la crisis, como quien intenta apagar un incendio con gasolina,” dijo Erika Guevara-Rosas, Directora para las Américas de Amnistía Internacional.

El nivel de violaciones de derechos humanos y las acciones despiadadas de las autoridades venezolanas son una reminiscencia de los peores tiempos para los derechos humanos en las Américas.”

“Al desestimar a los manifestantes como ‘terroristas’ y acusar a civiles de crímenes que solo son aplicables a los soldados, la administración de Maduro está convirtiendo esta crisis política en un conflicto violento, cuando debería estar escuchando las preocupaciones legítimas de la gente y trabajando para encontrar soluciones.”

Durante las últimas semanas, las fuerzas de seguridad han utilizado fuerza excesiva para evitar que manifestaciones pacíficas se lleven a cabo. Personas que viven en áreas residenciales, y que no toman parte en las manifestaciones, también han reportado ser víctimas de ataques indiscriminados con gas lacrimógeno.

La comunidad de La Isabelica, Carabobo, es un ejemplo notable del alcance del uso indiscriminado de la violencia contra las personas que no participan en la reciente ola de protestas. Amnistía ha recibido reportes directos de disparos al azar a transeúntes, gas lacrimógeno disparado directamente hacia casas y un miedo generalizado de reportar estos incidentes a las autoridades.

La situación ha sido particularmente grave en los estados de Carabobo, Lara, Barinas y el estado fronterizo de Táchira, donde más de 600 soldados han sido desplegados para responder a manifestaciones pacíficas.

Desplegar fuerzas militares para contener manifestaciones y perseguir manifestantes en cortes militares son formas infalibles e ilegales de escalar aún más esta crisis. Por el contrario, las autoridades deben retirar urgentemente al personal militar de las manifestaciones, investigar las diversas violaciones a los derechos humanos reportadas en las semanas recientes y asegurar que las personas puedan protestar sin temor a ser lastimadas o asesinadas.”

Grupos de civiles armados –algunos de ellos presuntamente apoyados por el gobierno- han sido también reportados por haber agredido manifestantes y a cualquiera que proteste en contra de la administración de Maduro. Estos reportes son particularmente preocupantes, teniendo en cuenta la activación del gobierno del “Plan Zamora”, un programa gubernamental que aparentemente moviliza el uso conjunto de fuerzas civiles y militares para confrontar la crisis que se apodera del país.

Las autoridades no han publicado todos los detalles del plan, pero la referencia a la movilización de civiles junto con las fuerzas de seguridad del Estado es muy preocupante en el contexto actual de creciente violencia y tensión.

Desde el 4 de abril, hubo al menos 60 personas reportadas muertas y 1.000 heridas en el contexto de la crisis política, según cifras oficiales.

De acuerdo con ONG locales, cientos de personas han sido injustamente encarceladas en el marco de manifestaciones masivas contra el Gobierno, que han tenido lugar en toda Venezuela. Se cree que más de 300 personas han sido llevadas a tribunales militares, acusadas de delitos como “rebelión”, “terrorismo” y “traición”, y tratadas efectivamente como soldados en un conflicto armado.

Recientemente, la Fiscalía General de Venezuela ha pedido acceso a los detenidos.

En un informe publicado en abril, Amnistía Internacional resaltó el catálogo de acciones ilegales por parte de las autoridades venezolanas para reprimir la libertad de expresión y detener arbitrariamente a disidentes a lo largo y el ancho del país.


Deja un comentario

También en los ataques al ISIS hay que evitar las víctimas civiles.

ONU advierte sobre incremento de víctimas civiles en operaciones contra el ISIS

El Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra´ad Al Hussein. Foto: ONU / Juan-Marc Ferré

Share

26 de mayo, 2017 — El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, instó este viernes a las fuerzas de todos los Estados involucrados en el conflicto en Siria a esforzarse por distinguir mejor a los objetivos militares legítimos de los civiles y a cumplir con sus obligaciones internacionales de proteger a la población.

El portavoz en Ginebra del Alto Comisionado, Ruppert Colville, informó a la prensa sobre un comunicado emitido por Zeid.

“Estamos muy preocupados porque los mismos civiles que sufren de ataques indiscriminados, ejecuciones sumarias y otras atrocidades cometidas por el ISIS, de manera creciente también están sufriendo con el incrementos de golpes aéreos contra el grupo fundamentalista, principalmente en el norte de Siria”, dijo.

El portavoz añadió que las provincias más afectadas por estos incidentes son las de Al-Raqqa y Deir-ez-Zor, desde las se han recibido numerosos informes de muertes.

Varias organizaciones han acusado a la coalición liderada por Estados Unidos de matar al menos 100 personas, entre ellos más de 40 niños, durante los más recientes ataques contra miembros del ISIS.

En el comunicado, Zeid precisó que dos docenas de campesinos, la mayoría mujeres, murieron a mediados de mayo en los alrededores de Raqqa, así como 59 civiles fueron abatidos en áreas residenciales de Deir Ezor.


Deja un comentario

Sudán del sur y el deseo de una visita del Papa.

 Sudán del Sur; Lukudu: “Trabajando para una visita el Papa el 15 de octubre”

El arzobispo de Yuba: «Francisco puede mediar para el acuerdo de paz»

Paolino Lukudu Loro, arzobispo católico de Yuba

8
0
Pubblicato il 22/05/2017
LORENZO SIMONCELLI
YUBA (SUDÁN DEL SUR)

«La situación humanitaria en Sudán del Sur es dramática debido al contexto político y a los enfrentamientos, que han vuelto a comenzar en todo el país. Hay soldados por todas partes que, además de combatir entre ellos, tienen comportamientos indignos con los civiles (según denunció el presidente del país Salva Kiir, ndr.). La población está huyendo, ya no logra trabajar, faltan las bases para sobrevivir, empezando por la comida. Esperamos que la visita del Papa Francisco pueda ser clave en el proceso de paz». Las palabras de Paolino Lukudu Loro, arzobispo católico de Yuba desde 1983, resuenan como un mensaje desesperado para que la comunidad internacional no se olvide de Sudán del Sur y de los cuatro millones de católicos que viven en el país, alrededor de una tercera parte de la población.

 

¿Está confirmado el viaje del Pontífice?

 

Estamos trabajando para llevar a Yuba el 15 de octubre al Santo Padre y al arzobispo de Canterbury, Justin Welby, Primado de la Iglesia anglicana (la mayor confesión religiosa del país, ndr.). En estos días algunos emisarios del Vaticano vendrán a Sudán del Sur para comenzar con los preparativos. Además de los encuentros institucionales con el presidente y las oposiciones, existe la voluntad de concelebrar una misa en un espacio público y de organizar una visita relámpago al campo de desplazados bajo protección de la ONU en Yuba.

 

¿Se garantiza la seguridad?

 

El contexto es muy fluido. Pero estoy seguro de que el día que llegue el Papa habrá un acuerdo entre las partes en conflicto para un cese al fuego y la incolumidad de ambos líderes espirituales será preservada.

 

¿Cree que la visita podría representar un cambio en el proceso de paz?

 

Todos escucharán las palabras de Welby y de Francisco, representantes religiosos de la mayor parte del país, empezando por el presidente Kiir, que también es católico. Espero que, concluidos los encuentros y los apretones de manos, el mensaje de paz sea implementado y que pueda durar.

 

¿Cuál es el primer paso que hay que dar y cuál es el papel de la Iglesia católica?

 

Basta armas, basta violaciones, basta muertes. Mientras siga habiendo cadáveres por las calles será difícil dialogar. Nuestro papel es crucial, junto con las otras confesiones religiosas hemos instituido el Consejo de las Iglesias de Sudán del Sur, actor protagónico en el acuerdo de paz firmado en agosto de 2015.

 

¿Cómo ayudan a los civiles en fuga?

 

Las Iglesias, sobre todo en el norte del país, se han transformado en refugios para los desplazados. Pero el dinero desapareció de los bancos, por lo que no podemos comprar comida para ellos. La población ha comprendido que ya no somos capaces de ayudarla, pero prefieren venir a morirse de hambre en nuestras parroquias que estar en sus casas.

 

Algunos los han acusado de ayudar a los rebeldes…

 

Las raras veces en las que logramos distribuir comida entre la población, tal vez en las zonas en las que operan las milicias anti-gubernamentales, se nos acusa de proveer a los rebeldes. Yo no sé quiénes sean, sé solamente que es un ser humano que se está muriendo de hambre, y no podemos darnos la vuelta.

 

Este artículo fue publicado en la edición de hoy, 22 de mayo, del periódico italiano «La Stampa».


Deja un comentario

República Centroafricana. Balance de víctimas.

REP. CENTRO AFRICANA – Regresa la calma a Bangassou, pero el balance de víctimas es duro

jueves, 18 mayo 2017grupos armados  

REPÚBLICA CENTROAFRICANA

2017-05-18
Regresa la calma a Bangassou, pero el balance de víctimas es duro

2017-05-17

Bangui (Agencia Fides) – “En Bangassou la situación parece tranquila. Los rebeldes, gracias a la mediación del Card. Nzapalainga, Arzobispo de Bangui, que probablemente ha sido determinante, han aceptado deponer las armas” refiere a la Agencia Fides desde la República Centro africana el padre Federico Trinchero, misionero carmelita en Bangui.
“El balance del ataque realizado por un centenar de anti Balaka ha sido muy duro, aunque no tanto como en Alindao, (donde han muerto al menos 150 personas entre el 7 y el 9 de mayo en enfrentamientos entre los anti Balaka y los ex rebeldes Seleka, ndr.).
En Bangassou algunas fuentes hablan de 30 muertos y otras incluso de 60. Son situaciones en las que no es fácil hacer un recuento”, dice el padre Trinchero. Según informamos ayer en la Agencia Fides, la ONU afirma que las víctimas son 26, mientras que la Cruz Roja local afirma que son 150 (véase Fides 17/5/2017).
Por otra parte, el número de desplazados es alto, seguramente miles de personas. Algunos han atravesado el río Oubangui para dirigirse a la República Democrática del Congo”.
Otro grupo de rebeldes ha decidido abandonar la ciudad de Niem – más al oeste con respecto a Alindado y Bangassou – que habían ocupado hace unos diez días y donde se habían producido una docena de muertes (pero según las fuentes locales se habla de 30)” añade el misionero.
El p. Federico concluye con una nota de esperanza. “El 16 de mayo, pasando a través del KM5 (el barrio musulmán de Bangui), en la zona deshabitada y casi destruida por los acontecimientos del 2013-2014 (ahora una especie de tierra de nadie que rodea el Km 5 como un enclave), vi que estaban reconstruyendo una casa. No sé si esto sucede con la ayuda de una ONG, pero es una buena señal”. (L.M.) (Agencia Fides 18/5/2017)


Deja un comentario

Palestina: en vísperas del 50 aniversario de la ocupación israelí

Experto de la ONU pide el fin del conflicto palestino-israelí en vísperas del 50º aniversario de la ocupación

Asentamiento israelí de Halamish, en Cisjordania. Foto: UNICEF/Mouhssine Ennaimi

19 de mayo, 2017 — En vísperas del 50º aniversario de la ocupación israelí, el relator especial de la ONU sobre Derechos Humanos en los Territorios Palestinos Ocupados expresó profunda preocupación por la situación que se vive en esta área.

“Las ocupaciones son normalmente de corto plazo en virtud del derecho internacional. Sin embargo, ésta, después de cinco décadas, no divisa un fin. Al contrario, está profundamente arraigada e Israel muestra señales de querer hacerla permanente”, aseguró Michael Lynk al finalizar una misión de cinco días a Amman, Jordania.

Link agregó que las violaciones sistemáticas de los derechos humanos que acompañan la ocupación –el castigo colectivo, la confiscación de bienes, la falta de libertad de movimiento, la expansión de asentamientos y los homicidios– intensifican una situación que ya es peligrosa.

El relator dijo estar impresionado por el sentimiento de desesperanza y frustración que percibió durante su visita a la Franja de Gaza y llamó la atención sobre la crisis energética que se vive allí, advirtiendo que a mediados de junio es posible que una porción significativa de los servicios esenciales de salud, agua y saneamientos sean inoperables.

“Exhorto a Israel y a la comunidad internacional a que presten atención urgente a esta situación, que no puede ni debe ser ignorada por más tiempo. Los derechos humanos de los residentes de Gaza deben ser respetados, este es el único camino hacia adelante”, dijo.

El coordinador humanitario de la ONU para los Territorios Palestinos Ocupados, Robert Piper, llamó la atención este viernes sobre este tema y pidió a las partes que se unan para evitar una crisis humanitaria en Gaza.

Link también expresó preocupación por la situación de Cisjordania, señalando que Israel controla el 60% del área, en asentamientos que rodean completamente las áreas controladas por los palestinos.
Con relación a Jerusalén Oriental, agregó que sus habitantes se limitan a vivir en el 13% de la zona, reciben amenazas constantes de perder los derechos de residencia y enfrentan obstáculos al solicitar permisos de construcción.