Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Rep. Dem. del Congo: continúa estancado el diálogo político y hay demasiada violencia.

El diálogo político en la República Democrática del Congo continúa estancado

El líder de la MONUSCO, Maman Sidikou

21 de marzo, 2017 — Este martes el Consejo de Seguridad escuchó un informe del representante especial del Secretario General para la República Democrática del Congo y líder de la MONUSCO, Maman Sidikou.

El representante especial insistió en la urgencia de hacer valer los acuerdos de finales de 2016 para garantizar la paz y la estabilidad y advirtió sobre los puntos de vistas discordantes que algunas partes tienen sobre su aplicación.

Sidikou se mostró especialmente preocupado por las secuelas de la violencia en muchas partes del país y afirmó que mientras el diálogo político se mantenga estancado se corre el peligro de que se incrementen las tensiones.

“A pesar de la lentitud en el progreso político, se han logrado avances significativos en la actualización del registro electoral. Hasta la fecha más de 90 millones de electores han sido registrados, y solamente quedan pendiente las actualizaciones en dos áreas”.

Según el informe presentado por Sidikou, los acuerdos del 31 de diciembre pudieran llevar a superar las tensiones políticas, a partir de la celebración de unas elecciones pacíficas, creíbles e inclusivas.

En ese sentido llamó a todos los actores a trabajar de manera responsable de cara a la implementación del pacto de paz y la realización de comicios que garanticen la transición y un futuro en el que no sean necesarias las fuerzas de paz de la ONU.

El presidente de la República Democrática del Congo, Joseph Kabila, se enfrenta a una gran oposición política en su país debido a la postergación de las elecciones presidenciales que estaban previstas para finales del año 2016 sin que él pudiera participar por haber completado dos mandatos. Según el acuerdo, Kabila permanecerá en el poder hasta la celebración de los nuevos comicios.


Deja un comentario

Problemas internos en algunas comunidades cristianas de Medio Oriente.

 

La crisis constante en el Patriarcado greco-melequita
El desmentido de los rumores de la renuncia del Patriarca Grègoire III Laham. Mientras tanto hay quienes hablan de una carta ya enviada a Roma. Un caso emblemático de las dificultades «internas» que viven la jerarquía y el clero de muchas comunidades cristianas del Medio Oriente
0
Pubblicato il 06/03/2017
Ultima modifica il 06/03/2017 alle ore 18:11
GIANNI VALENTE
A pesar de las declaraciones rituales para tranquilizar y sobre el espíritu de «renovada comunión», siguen soplando vientos de crisis sobre las relaciones entre el Patriarca greco-melequita Grègoire III Laham y una gran parte del episcopado de esa Iglesia católica oriental. El Patriarcado acaba de difundir un comunicado para insistir en que el Patriarca permanecerá en su sitio, guiando el Patriarcado, y en que se está preparando para «nuevos proyectos», con la intención de redoblar los propios esfuerzos, «tanto a nivel local como a nivel internacional», para «aliviar los sufrimientos de la población en la crisis actual, sobre todo en Siria, Irak y Palestina». Pero el comunicado, como una especie de «excusatio non petita», ha confirmado las tensiones que existen desde hace tiempo dentro del Sínodo melequita. En Damasco, mientras tanto, se difunden rumores que hablan de una carta de renuncia del Patriarca ya enviada a Roma.
La primera y clamorosa manifestación del malestar reinante en el Sínodo melequita surgió en junio de 2016. En esa época el Sínodo de la Iglesia Católica greco-melequita, después comenzar el 20 de junio en el seminario de Ain Traz, al sureste de Beirut, fue interrumpido pues un buen número de obispos no se presentaron a la asamblea sinodal, con lo que no hubo el quórum necesario para que esta continuara. De los 22 obispos melequitas entonces en sus puestos, solamente 11 participaron en la asamblea inaugural. Desde entonces, las tensiones y los malos humores cobraban cuerpo con la petición de la renuncia del Patriarca Grègorie III, apoyada por un grupo de por lo menos 10 obispos, y la elección de un nuevo Patriarca. Las causas de estos malestares también se relacionaban con algunas cuestiones financiero-administrativas: algunos acusaban al Patriarca de haber acabado con el patrimonio de la Iglesia. En una declaración después de que se fijara una nueva fecha para el Sínodo, Grègorio III, subrayó que el derecho canónico oriental no contempla la posibilidad de imponer al Patriarca la renuncia en contra de su voluntad, y que todas las eventuales controversias debían ser afrontadas dentro de la Asamblea sinodal. El Patriarca citaba en esa ocasión algunas disposiciones propuestas por la Congregación vaticana para las Iglesias orientales.

Del 21 al 23 de febrero de este año, el Sínodo del Patriarcado melequita volvió a reunirse en la sede patriarcal de Raboué, en Líbano. Lo que hizo posible el éxito de la asamblea sinodal fue la obra de persuasión que llevaron a cabo los Nuncios apostólicos en Siria y en el Líbano, el cardenal Mario Zenari y el arzobispo Garbiele Caccia, ambos excepcionalmente presentes durante las sesiones de trabajo sinodal. Al final de la Asamblea se difundió un comunicado con tonos alentadores, en el que los participantes dieron gracias al Señor por haberles dado el «espíritu de reconciliación fraterna» para restablecer la paz en la Iglesia y «retomar el camino de comunión». En el comunicado se aludía al tono «inconveniente» que utilizaron algunos obispos en las polémicas y también a los «errores de gestión, con toda probabilidad involuntarios» que indicaron algunos obispos en la administración del patrimonio. También se estableció la fecha para la próxima Asamblea sinodal, que será del 19 al 24 de junio de 2017, y se subrayó que, mientras tanto, los nuevos miembros permanentes del Sínodo patriarcal, que deben ser nombrados, habrían «asistido» al Patriarca en sus funciones. En realidad, desde Damasco algunas fuentes cercanas al Patriarcado sostienen que durante la Asamblea sinodal de febrero el Patriarca, bajo las presiones de la mayor parte de los obispos, habría firmado una carta para renunciar al propio ministerio patriarcal. La carta ya habría sido enviada a Roma, pero todavía no habría ninguna respuesta. Según algunos observadores, las indicaciones de la Santa Sede podrían llegar después de la Cuaresma y de la celebración de la Pascua. Pero hay quienes creen que el Patriarca no quiera renunciar verdaderamente: habría que leer con esta clave de interpretación el comunicado que acaba de difundir el la oficina para las comunicaciones del Patriarcado. El texto se refiere explícitamente a algunos artículos publicados por algunos medios locales en los que se alude a la posible renuncia del Patriarca, y también invita a los que trabajan en los medios a publicar noticias cuya veracidad haya sido confirmada.

Más allá de las indiscreciones, el estado de malestar en la Iglesia melequita es una de las señales más elocuentes de las dificultades «internas» que viven las jerarquías y el clero de muchas comunidades cristianas del Medio Oriente, desveladas por las convulsiones causadas por los conflictos y las contraposiciones sectarias. Hace algunos días, el arzobispo Samir Nassar, que guía la archieparquía de Damasco de los maronitas, en su carta cuaresmal indicó entre las primeras causas de los sufrimientos que acechan a las Iglesias en Siria la hemorragia de sacerdotes que han huido de Damasco durante los años de la guerra civil, dejando a los fieles sin consuelo pastoral. El Patriarca caldeo Louis Raphael I Sako ha llevado a cabo una larga batalla para denunciar el éxodo de sacerdotes y religiosos que han abandonado su patria y que se han mudado (sin el consenso de sus obispos) al Occidente. Mientras el tejido eclesial local parece disiparse en muchas zonas, aumenta el número de agentes eclesiales comprometidos por completo en operaciones de colectas de fondos y en la gestión de recursos para favorecer a los «cristianos perseguidos».


Deja un comentario

Congo: el País al borde del caos según los obispos.

CONGO RD – “Corremos el riesgo de hundirnos en un desorden incontrolable”: voz de alarma de los Obispos

martes, 28 febrero 2017

Kinshasa (Agenzia Fides) – El bloqueo político es preocupante y amenaza con sumir a nuestro país en un desorden incontrolable”. Esta es la advertencia lanzada por los Obispos de la República Democrática del Congo, donde tras de la muerte del oponente histórico Etienne Tshisekedi (véase Fides 02/02/2017), y mayoría y la oposición no llegan a un acuerdo para formar un gobierno de unidad nacional como estaba previsto en los acuerdos de san Silvestre, encargado de conducir al país a las elecciones (véase Fides 25/2/2017).
“Los desacuerdos dentro de la clase política, y las tensiones en el país, pueden conducir a la nación al caos”, escriben los Obispos en un mensaje enviado a la Agencia Fides.
Volviendo sobre las etapas de la crisis, originada “después del bloqueo del proceso electoral cuya regularidad y continuidad se han visto interrumpidas” (había que votar antes de diciembre de 2016, para elegir a un nuevo jefe de estado), los Obispos recuerdan que fue el presidente saliente, Joseph Kabila, quién solicitó su mediación que llevó a los acuerdos del 31 de Diciembre (véase Fides 3/1/2017).
Los dos nudos en los que se ha parado el diálogo son las modalidades de designación del Primer Ministro y la repartición de los diversos ministerios entre la mayoría y la oposición. Para superar estos obstáculos, los Obispos piden a las fuerzas políticas “un diálogo abierto, basado en la buena fe y la confianza mutua” y recuerdan que la Conferencia Episcopal tiene solamente un papel mediador. Por lo tanto es inaceptable que se produzcan “amenazas y violencia recurrente, resultado de la manipulación, dirigida contra la Iglesia católica por razones que no han sido reveladas” (véase Fides 24/2/2017).
La violencia que agita al país (véase la noticia sobre la ficha técnica) “es una verdadera tragedia”. “¿No es mucha casualidad que esto suceda en el período previo a las elecciones? Tememos una organización que retrase o impida la celebración de las elecciones”, dicen los obispos.
Para superar esta situación, los Obispos piden a los partidos políticos que se involucren con lealtad, aplicando el acuerdo de San Silvestre; al Presidente en ejercicio y a las fuerzas del orden que proporcionen seguridad a la población para evitar caer en la trampa de incitar con discursos de odio y a la comunidad internacional que acompañe a la República Democrática del Congo en esta difícil transición. (L.M.) (Agencia Fides 28/2/2017)


Deja un comentario

La situación en Venezuela. Entrevista con Mons. Porras nuevo Cardenal

Venezuela: “La Iglesia no está con la oposición, está con la gente”

Habla Baltazar Porras, arzobispo de Mérida y nuevo cardenal de Venezuela. Con un estilo franco denuncia la crisis política que atraviesa su país y advierte: “Existe mucha desconfianza hacia el diálogo entre el gobierno y la oposición”

Baltazar Porras (foto de YouTube)

35
0
Pubblicato il 15/11/2016
Ultima modifica il 15/11/2016 alle ore 15:25
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Como cardenal un “outsider”. Así se considera Baltazar Porras, arzobispo de Mérida, quien recibirá el birrete colorado el 19 de noviembre en la Basílica de San Pedro. Ese día, el Papa Francisco consagrará 17 nuevos purpurados, 13 electores y cuatro mayores de 80 años. Previo a ese momento, el nuevo cardenal venezolano se reunió con un grupo de periodistas en Roma y analizó la realidad que vive su país, sumido en una profunda crisis económica, política y social.

 

Su elección como nuevo cardenal, ¿es un mensaje para su país?

 

Si, ciertamente. El santo padre ha demostrado un interés especial por Venezuela, indudablemente la situación del país influyó. Creo que este Consistorio es especial, varios de los nuevos cardenales somos “outsiders”, pertenecemos a diócesis que nunca han tenido cardenales.

 

¿El Papa les mandó una carta?

 

Antes de anunciar el Consistorio no. Se dice que los secretos pontificios no se guardan en Roma, así que el Papa sacó de su bolsillo unos folios que tenía bien guardados y anunció a los elegidos. Así quedó en evidencia que los nombramientos de cardenales no pasaron por ningún filtro, ni de instancias eclesiales, ni de instancias civiles que quisieran ser consultadas. Después sí nos mandó una carta, nos felicitó pero pidió no envanecernos, que esto no es para un goce mundano sino una responsabilidad con los más pobres. Nos pidió dedicarnos a la oración y no ir a tantos homenajes.

 

¿Con su cardenalato el Papa quiere tener más voces de peso en Venezuela?

 

En medio de una pérdida de instituciones en Venezuela, donde todo funciona discrecionalmente en el poder, quizás la institución que se mantiene más unida es la Iglesia, por eso la credibilidad de la gente que va más allá de nuestras posibilidades reales. La jerarquía ha sido bastante crítica sobre los problemas del país con todos los gobiernos y a este mucho más le arde la piel cuando se le señala cualquier cosa. Nosotros recogemos el sentir de la gente, eso se hace más evidente ahora porque la restricción de la libertad de expresión es muy grande. En mi arquidiócesis tenemos varios medios y estamos obligados a pasar una serie de mensajes oficiales, cuando se saca cualquier cosa crítica siempre aparece una llamada, una visita, una amenaza.

 

Se dice que la Iglesia ha estado más bien en la oposición, ¿este nombramiento suyo le asegurará más protección o respeto?

 

Debo decir que a mi me ha irrespetado el alto gobierno, pero la gente nunca me ha faltado el respeto. Incluso la gente cercana al gobierno, cuando me ve en la calle, me cuida. La Iglesia no está con la oposición, la Iglesia y su jerarquía están con la gente. En los últimos 50 años la postura de la Iglesia ha sido siempre la de señalar los problemas; todos los gobiernos nos han visto como si estuviéramos con la oposición y ser oposición es simplemente no recoger la postura oficial. La concepción dualista de este régimen se manifestó desde el principio. El presidente (Hugo) Chávez lo primero que nos pidió fueron nombres de sacerdotes u obispos para nombrarlos ministros. Me tocó a mi decirle, como vicepresidente de la conferencia episcopal, que nosotros no buscábamos negociar puestos. Él replicó: “entonces ustedes no son amigos sino enemigos”. Nosotros estamos al servicio de la gente y no de alguna parcialidad política. Tanto al gobierno como a la oposición, en las reuniones que tenemos, le solemos hablar con bastante claridad, hay quienes lo reciben y quienes no. Una vez Juan Pablo II me dijo: “No hay que hablarle a quienes gobiernan porque no oyen, hay que hablarle a la gente que sí oye”.

 

¿Cómo ha acogido el pueblo venezolano el diálogo entre la oposición y el gobierno?

 

Es una realidad bastante difícil. ¿Por qué? Porque la palabra diálogo en Venezuela en estos momentos es una mala palabra. Las experiencia que ha habido de diálogos en años pasados, siempre en momentos de gran crisis, han quedado absolutamente en nada. Existe una desconfianza muy grande, un quiebre entre el lenguaje que se tiene en la mesa y el que se tiene afuera. Es un quiebre porque los representantes del gobierno en este diálogo son los hombres más radicales de la administración, no es en absoluto fácil conversar con ellos. Esto hace que la gente en general tenga enorme desconfianza porque no se cree en ninguno de los poderes.

 

¿En eso influye la impunidad?

 

En Venezuela de cada 100 delitos que se cometen sólo dos o tres llegan a tener sentencia., la impunidad es total. Existe una verdadera desconfianza y temor porque no hay en quien confiar. Este es el clima que vivimos y por eso la exigencia de la gente es que se den respuestas prontas, concretas, y no sea sólo hablar.

 

¿Cómo se tomó la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos?

 

El mundo ha cambiado. Quizás hace 50 años hablar contra los “yanquis” movía un poco el espíritu, eso hoy en día no dice absolutamente nada. Ese lenguaje del gobierno venezonalo en contra del imperio le resbala a la gente. En este momento el futuro de Estados Unidos es una interrogante, no solo en Venezuela sino en todo el mundo. Qué significa esta asunción de (Donald) Trump y su actitud hacia los latinos. Si Florida votó por Trump, donde buena parte de los votantes son de origen hispano, no se deben hacer lecturas simplistas. Ojalá que la política estadounidense de cara a América Latina sea más real y evidente. Por ejemplo, a nivel eclesial las ayudas que recibe la Iglesia en nuestra región en su mayoría proceden de Europa mientras que los apoyos económicos tanto de Estados Unidos como de Canadá son muy pobres, son mínimos. No compagina lo que a veces se dice con la realidad de las cosas.

 

¿Cómo puede Venezuela salir de esta encrucijada?

 

Con paciencia y con constancia, como dice Santa Teresa. Aquí aplica el verdadero discernimiento. Todos quisiéramos ganar la competencia de salto en largo, pero hay que ir dando pasos y se están dando. La situación de Venezuela no es la misma ahora que hace un año, se ha ganado muchísimo. Hace falta un poco de espiritualidad y temple para ver los resultados, yo creo que vamos por buen camino


Deja un comentario

La crisis de Venezuela según Arturo Sosa.

Chávez y Maduro es insostenible. Pero tampoco la oposición tiene verdaderas alternativas

Arturo Sosa Abascal

Arturo Sosa Abascal

La primera conferencia de prensa del padre Arturo Sosa Abascal, el nuevo “papa negro” elegido para dirigir la Compañía de Jesús el 14 de octubre pasado, estuvo dedicada en gran medida al tema más candente de la agenda política latinoamericana: la situación de Venezuela. Con honestidad e independencia intelectual difícil de encontrar en los análisis a menudo maniqueos sobre la crisis venezolana, Sosa – nacido en Caracas en 1948 – apuntó a poner en guardia contra las simplificaciones que generalmente circulan sobre el país donde ha vivido hasta hace solo dos años. “La situación en Venezuela es muy difícil de explicar a los que no viven allí”, advirtió. “No se puede entender lo que ocurre en Venezuela si no se comprende que el país vive gracias a la renta del petróleo y que esa renta está exclusivamente administrada por el Estado”.

“Esto”, explicó el nuevo Padre General de los jesuitas y conocido politólogo, “implica que el camino que lleva a la formación de una sociedad democrática es todo en subida. El Estado debe estar subordinado a los ciudadanos porque estos son los que lo mantienen, pero en el caso de Venezuela es el Estado el que mantiene a la sociedad, y eso hace que sea muy difícil la creación de un Estado democrático”. Para Sosa, este “modelo de renta” que “comenzó el comandante Chávez y continuó Nicolás Maduro” no se sostiene en un país que mientras tanto ha crecido y se ha convertido en “un gigante”.

Pero el nuevo Superior General de los Jesuitas tampoco dejó al margen de las críticas a la oposición venezolana, que en su opinión no tiene “un proyecto de renta diferente, que es lo que haría falta para salir a largo plazo de la situación en la que se encuentra el país”.

Evidentemente el padre Sosa sabe de lo que está hablando. Él mismo recordó que como estudioso ha dedicado la mayor parte de su vida “a comprender el proceso sociopolítico venezolano y el rol que tiene la Iglesia en el mismo”. Tampoco se lo puede acusar de tener prejuicios negativos contra el chavismo. Como afirmó el director de Il Sismografo, Luis Badilla, en estas mismas páginas, entre Chávez y el padre Sosa existía una buena relación, tan es así que el jesuita apoyó en 1999 la formación de una Asamblea Constituyente para reformar la Constitución y Chávez recurrió a él para detener el intento de golpe de Estado de 2002.

Como hombre de diálogo, Sosa puso el acento en la necesidad de “construir puentes” como pide la sociedad venezolana, porque “nadie quiere la violencia que existe en el país”. Por otra parte, explicó, precisamente en la congregación general – la 36ª, en la cual fue elegido – se destacó la importancia de llevar la “reconciliación” a los conflictos como el venezolano, el de Siria o el de Irak.

Ese objetivo de construir puentes y favorecer el diálogo – en su patria y en todas partes – lo identifica con el Papa Francisco, jesuita como él. Ambos se conocieron en 1983, durante la primera congregación de la Compañía de Jesús en la que participó Sosa, y desde entonces se vieron varias veces en Buenos Aires.

Para América Latina, la acción conjunta de dos “papas” latinoamericanos con estas características solo puede ser una buena noticia.


Deja un comentario

Palestinos e israelíes sin progreso en su negociación.

La falta de avances hacia la paz fortalece las posiciones radicales entre palestinos e israelíes, advierte la ONU

Nickolaly Mladenov informa al Consejo de Seguridad por videoconferencia. Foto de archivo: ONU/Rick Bajornas

Share

19 de octubre, 2016 — El coordinador especial de la ONU para el Proceso de Paz para Medio Oriente dijo hoy al Consejo de Seguridad que los anuncios de más asentamientos israelíes en los territorios palestinos ocupados, sumado a los brotes de violencia y terror y a la ausencia de liderazgo siguen alimentando el conflicto palestino-israelí.

Durante su participación en un debate sobre el tema del órgano de seguridad de Naciones Unidas, Nickolay Mladenov afirmó que la falta de avances ha generado cada vez más enojo y frustración entre los palestinos y desilusión en los israelíes.

Además, apuntó Mladenov, ese estancamiento propicia un mayor radicalismo y debilita las posiciones moderadas de ambas partes.

Por su parte, el coordinador de la ONU para Asuntos Humanitarios, quien también participó en la sesión del Consejo de Seguridad, destacó que es imperativo revertir colectivamente los factores de fondo del conflicto.

“Debemos emprender acciones decisivas que reduzcan las necesidades humanitarias, que garanticen el respeto de las leyes internacionales y que brinden a palestinos e israelíes por igual la esperanza y la realidad de un futuro estable, pacífico y próspero”, enfatizó Stephen O’Brien.

Al referirse concretamente a la situación de los palestinos, indicó que la pobreza y el desempleo han provocado que una cuarta parte de las familias carezcan de alimentos suficientes.

Del mismo modo, detalló que medio millón de niños precisan asistencia vital para poder continuar con su educación y que un millón de personas requieren servicios urgentes de salud y nutrición.

O’Brien señaló que de 4,8 millones de palestinos en los territorios ocupados, 2,3 millones necesitan ayuda de emergencia.


Deja un comentario

Nigeria: los obispos ante la grave crisis económica, social y moral del País.

NIGERIA – “Liberemos juntos la religión de las fuerzas que la han tomado como rehén”: llamamiento de los Obispos a los musulmanes

sábado, 17 septiembre 2016

NIGERIA

 

Abuja (Agencia Fides) – “La santidad y la dignidad de la vida humana se ve socavada constantemente en nuestro país” denuncian los obispos de Nigeria en el comunicado emitido al final de su Asamblea Plenaria, que se ha realizado en el Domus Pacis Pastoral Centre, en Akure, estado de Ondo, del 8 al 16 de septiembre.
“Las personas, especialmente las mujeres y los niños, se ven reducidos a la categoría de mercancía y son objeto de trata dentro, a través y fuera de nuestro país con el fin de utilizarlos para la explotación sexual, la esclavitud y la extracción de órganos”, afirma el documento enviado a la Agencia Fides. La causa de esta situación se debe a la pobreza vinculada a las difíciles condiciones económicas que se derivan de la caída de los precios del petróleo, la principal fuente de ingresos del país. “La economía está en recesión” constatan los obispos. “Muchas personas han perdido sus puestos de trabajo, y los que tienen la suerte de conservarlo no reciben su salario justo”.
Los obispos piden al gobierno la “diversificación de la economía, lanzando políticas fiscales y monetarias, estimulando la inversión, y comprometiéndose en favor de una economía productiva y no consumista”. A continuación, lanzan un llamamiento a los nigerianos “para que reduzcan el despilfarro, moderen sus preferencias por los productos extranjeros y sean más cautelosos con los gastos”.
En el comunicado también se reafirma la preocupación de los obispos por la situación política y social en Nigeria, como ya expresaron en su mensaje “Restablecer la confianza en Nigeria”, publicado poco antes de la conclusión de la Plenaria (véase Fides 16/09/2016). Se pide al gobierno que afronte las causas fundamentales de la violencia en el Delta del Níger y de la perpetrada por los pastores en diferentes zonas del país.
En el plano religioso, el mensaje señala que “es triste ver que la religión es representada como un problema de la nación en lugar de una solución”. Esto debido “al creciente número de personas mal preparadas que fundan iglesias y mezquitas, y a las controversias verbales deletéreas entre miembros de diferentes grupos religiosos que promueven su agenda religiosa miope”.
“En este momento difícil de nuestra historia como pueblo, lanzamos un llamamiento a realizar esfuerzos conjuntos para superar el mal espíritu de la competencia desleal, la sospecha, la negatividad y de todas las actitudes duras entre cristianos y musulmanes. Llamamos a los creyentes en el único Dios verdadero a no ceder en la búsqueda de la verdad y a defenderla. Juntos podemos liberar a la religión de las fuerzas que la tomado como rehén”. (L.M.) (Agencia Fides 17/9/2016)