Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

ONU condena el atentado en Bogota

La ONU condena el atentado en Bogotá

Imagen de la ciudad de Bogotá. Foto de archivo: Dominic Chavez/Banco Mundial

19 de junio, 2017 — Las oficinas, agencias y programas de la ONU en Colombia condenaron en los términos más enérgicos el atentado terrorista a un concurrido centro comercial en la capital, Bogotá.

El incidente dejó tres muertos y nueve heridos. Dos de las víctimas fatales eran colombianas y la tercera de nacionalidad francesa.

Los medios de prensa locales reportan que el ataque, perpetrado el sábado, en vísperas del día del padre, fue hecho con explosivos detonados en un baño de mujeres ubicado en la segunda planta del mall “Andino”.

En un comunicado conjunto, las dependencias de la ONU lamentaron el hecho y subrayaron que el terrorismo constituye una amenaza para la paz y la seguridad.

Además, reiteraron el compromiso de continuar apoyando al país en el proceso para construir una paz sostenible y duradera.

Por otra parte, ofrecieron sus condolencias a los familiares de las víctimas, al pueblo y al Gobierno de Colombia, así como al de Francia por la pérdida de uno de sus nacionales en la tragedia.


Deja un comentario

El recuerdo de García Márquez en la próximo visita del Papa a Colombia.

“GABO” TAMBIÉN ESTARÁ PRESENTE EN LA CARTAGENA QUE VISITARÁ EL PAPA. En el 50º aniversario de Cien años de soledad comienza a construirse un centro cultural dedicado a García Márquez

Un mural de García Márquez en Bogotá. Foto AP-Fernando Vergara

Un mural de García Márquez en Bogotá. Foto AP-Fernando Vergara

En la última etapa que hará en tierra colombiana, en la espléndida Cartagena de Indias, después de visitar las catedrales de Santa Catalina de Alejandría y San Pedro Claver en el centro histórico de la ciudad colonial, la bendición a la Virgen de la Bahía y la posterior misa antes de regresar a Roma, el Papa Francisco pasará más de una vez muy cerca del futuro “Centro Gabo”, el espacio que Colombia está preparando en homenaje al hijo más ilustre de Macondo. El Centro dedicado a Gabriel García Márquez está dando sus primeros pasos en el 50º aniversario de la obra cumbre del escritor colombiano, “Cien años de soledad”, y la Fundación que lleva su nombre ha previsto que la inauguración se realice en 2018.

En su interior, el centro albergará un museo, un espacio cultural abierto al público y un programa de investigación sobre la memoria del Premio Nobel de Literatura en los diferentes ámbitos en los que incursionó: la literatura, el periodismo, el cine y la reflexión crítica sobre la realidad latinoamericana. Allí se dictarán también cursos y seminarios de periodismo propuestos por la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), fundada por el mismo escritor para promover la profesión en el contexto de las democracias latinoamericanas.

Jaime Abello, director de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), será asimismo el director del proyecto y anunció que el futuro Centro Gabo trabajará también con niños y jóvenes – al principio de Cartagena – a los que propondrá talleres y cursos de formación en la comunicación. Con ese mismo propósito, ya comenzó un proyecto piloto para jóvenes del barrio Nelson Mandela, uno de los más pobres de Cartagena.

Se sabe que también se encuentra en preparación un libro sobre una faceta menos conocida de García Márquez, precisamente como periodista riguroso y escrupuloso. “Lo que queremos es un libro sobre Gabo en su acercamiento a los temas de ciencia, que es un poco el perfil que nos interesa en este proyecto: el Gabo sin mariposas amarillas”, explica el director de la Fundación. A continuación recuerda que el autor de “Cien años de soledad” y “El amor en los tiempos de cólera” se consideraba a sí mismo “fundamentalmente un periodista”. En 1991 García Márquez dijo que sus libros “son libros de periodista, aunque se vea poco”. En ellos “hay una cantidad de investigación y de comprobación de datos y de rigor histórico, de fidelidad a los hechos” y en el fondo “son grandes reportajes novelados o fantásticos” en los que “el método de investigación y de manejo de la información y los hechos es de periodista”.


Deja un comentario

Colombia:; la visita del Papa en Septiembre, según Carriquiri

“El Papa en Colombia en el signo de la reconciliación”

Habla el vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, Guzmán Carriquiry. «En el país el verdadero objetivo es arrancar la cultura de la violencia». El narcotráfico es una tragedia para toda la región

El profesor Guzmán Carriquiry

Pubblicato il 14/06/2017
FRANCESCO PELOSO
ROMA

Papa Francisco visitará Colombia del 6 al 11 de septiembre de 2017 y allí también participará en un «encuentro de reconciliación» entre las víctimas de la guerrilla y algunos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). En encuentro se llevará a cabo en la ciudad de Villavicencio (localidad simbólica por el papel que ha tenido en el conflicto con la guerrilla y en las recientes negociaciones entre el gobierno y las FARC) y será un signo tangible de esa propuesta de reconciliación que el Pontífice llevará consigo. Como telón de fondo, naturalmente, estarán los acuerdos de paz suscritos, y que van entrando lentamente en vigor, entre el gobierno guiado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y la guerrilla más antigua de América Latina, cuyos objetivos revolucionarios se desdibujaron hace tiempo.

 

El presidente colombiano fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 2016 precisamente por haber sacado adelante una difícil negociación, marcada por fuertes y bruscas pausas (como el referéndum popular que bloqueó en un primer momento los acuerdos, aunque la participación fue bastante baja), críticas, temores, sentimientos de venganza. Pero al final venció la negociación, y no es ningún misterio que la apoyaban, entre otros muchos, el Papa y la diplomacia vaticana.

 

Francisco jugó un papel muy importante en este caso, tal y como también sucedió con el fin del «hielo» entre Cuba y Estados Unidos (ahora un poco amenazado por la nueva administración); en ambas situaciones la Santa Sede dio un impulso importante para acabar con conflictos particularmente largos cuyo origen, en el siglo pasado, fueron las contraposiciones que nacieron con la Guerra Fría. No es casual, en este sentido, que una parte de las negociaciones entre el gobierno y las FARC se haya llevado a cabo en la isla caribeña.

 

Sin embargo, ahora el problema es otro: «Hay que tener presente que el país viene de 60 años de violencia, que se ha arraigado una cultura de la violencia que es difícil de arrancar, que hay contradicciones muy fuertes por lo que quienes asesinan pueden llevar al cuello el rosario o la imagen de la Virgen María». Lo afirmó el profesor Guzmán Carriquiry, vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina, uno de los hombres clave del Papa para la región latinoamericana. Carriquiry se reunió con la prensa durante un congreso promovido por «Aleteia». «El viaje del Papa —dijo— no debe ser instumentalizado políticamente, ni por parte de quienes están a favor de los acuerdos de paz, ni por parte de los que están en contra; por otro lado, en el país la expectación por la visita del Papa es muy fuerte, cada día se habla sobre el viaje que Francisco hará en septiembre». Misericordia, perdón, verdad y justicia son las palabras del Papa para Colombia, y ninguna de estas debe ser interpretada sin las demás.

 

Pero decir Colombia también quiere decir narcotráfico, es decir una de las razones profundas por las cuales la violencia está tan difundida. Las FARC también se dedican al tráfico de droga, y con esta actividad reunieron mucho dinero, pero el problema también afecta desde hace mucho (demasiado) tiempo a otros Estados como México, los países centroamericanos o la misma Argentina, y, sobre todo, las grandes organizaciones criminales tienen entre las manos un negocio inmenso.

 

«El Papa hablará seguramente sobre el problema del narcotráfico —explicó el vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina—, por lo demás Colombia es el primer país productor de hojas de coca; habrá que convertir todas las tierras utilizadas para el cultivo de la coca, pero sobre todo el desafío más importante es el desafío de la educación para los jóvenes. En contra del narcotráfico, la Iglesia está comprometida a todos los niveles, en la denuncia, claramente, en la transformación social, pero sobre todo a nivel educativo, con estructuras para recuperar a los jóvenes, en el trabajo con los chicos».

 

«El tráfico de la droga —subrayó el profesor— constituye la mayor multinacional de América Latina; en este sentido se ha dado un salto de cualidad que ha creado una ola enorme de corrupción que envenena el tejido social y desacredita la política». En efecto, el avance del narcotráfico procede al mismo paso que la difusión de elementos de crisis social y política: «En el continente estamos asistiendo a una fase de regresión social, de depresión, después de una década de “vacas gordas” en la que todos los índices económicos eran positivos».

 

Otro capítulo importante sobre lo que está sucediendo en América Latina tiene que ver con Venezuela, sobra la que el Papa podría, con mucha probabilidad, pronunciar algunas palabras para animar a la población venezolana que tanto está sufriendo por la crisis tan grave que se está prolongando demasiado. «La Santa Sede —dijo Carriquiry— tiene una preocupación enorme por lo que está sucediendo en Venezuela; en un primer momento trató de facilitar el diálogo y las negociaciones entre el gobierno y la oposición», pero las negociaciones no acabaron nada bien. «La Santa Sede —continuó— no puede no estar abierta a cualquier pequeño espacio de diálogo y negociación; por su parte, el episcopado venezolano comparte los sufrimientos de su pueblo, pero es equivocado (como ha hecho una de las partes más radicales de la oposición a Maduro) contraponer al Papa con el episcopado del país. El problema fundamental es evitar que todo acabe en una especie de guerra civil».

 

Entre las citas importantes que tendrá el Papa en Colombia está su reunión con el Celam, el Consejo Episcopal Latinoamericano, encuentro en el que participarán obispos de todos los países del continente y, probablemente, será la ocasión para que el Papa hable sobre toda América Latina con un mensaje muy específico. Para concluir, siempre en sintonía latinoamericana, existe la hipótesis de que se lleve a cabo un Sínodo para la Amazonia; Bergoglio se había referido a esta posibilidad durante un encuentro con el Celam de 2016, después habló de ello nuevamente con los obispos peruanos. «El Papa está madurando algo dentro el propio corazón sobre este tema», dijo al respecto Carriquiry. Tal vez, pero es solo una hipótesis, relacionará a la Amazonia con otros temas semejantes, como el de los grandes lagos en África; pero lo que es cierto es que un tema muy importante que se relaciona con la Amazonia es el de una Iglesia que debe ser cada vez más misionera; de cualquier manera, en la hipótesis de un Sínodo de este tipo, habrá que tener en cuenta la elaboración fundamental que constituye la “Laudato si’”».


Deja un comentario

Colombia: según ONU sigue adelante el proceso de paz de Colombia.

El Secretario General alaba el proceso de entrega de armas en Colombia

Punto de recogida de armas de la Misión de la ONU en Colombia. Foto: Misión de la ONU en Colombia

08 de junio, 2017 — El Secretario General de la ONU consideró alentador el progreso alcanzado en la implementación del acuerdo de paz en Colombia, especialmente la finalización el miércoles de la entrega a la Misión de la ONU de un 30% de las armas de los miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP).

António Guterres exhortó a las partes a continuar avanzando en la implementación de estos compromisos y reiteró la disposición de Naciones Unidas de continuar apoyando el proceso de paz.

Recientemente la Misión de la ONU en Colombia detalló su capacidad logística para recibir las más de 7.000 armas registradas e identificadas por las FARC.

El operativo cuenta con 44 contenedores y 8 depósitos ubicados en 26 zonas donde serán recibidas las armas.

Para ello, la Misión dispuso 450 observadores internacionales y 72 oficiales de civil que se harán cargo de la recepción.

El cronograma establecido en el Acuerdo de Paz estipulaba como fecha límite para esta etapa del proceso el pasado 30 de mayo.

Pero, debido a retrasos en las distintas fases de implementación el plazo se extendió.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, señaló que de común acuerdo con la ONU y las FARC, se decidió que la entrega de armas se termine el 20 de junio.


Deja un comentario

Colombia: desarme de las FARC para el 20 de junio.

La ONU en Colombia tiene todo listo para finalizar la recogida de armas de las FARC el 20 de junio

Un puesto de entrega de armas de las FARC-EP. Foto: Misión de la ONU en Colombia

02 de junio, 2017 — La Misión de la ONU en Colombia informó que está lista para dar cumplimiento a los nuevos plazos acordados entre el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) para el desarme de ese grupo, establecido para el 20 de junio.

En un comunicado, la Misión indicó que se encuentra trabajando intensamente en el despliegue logístico, para el cual cuenta con 44 contenedores y 8 depósitos ubicados en las 26 zonas donde se recibirán más de 7.000 armas registradas e identificadas por las FARC.

Para esto, han dispuesto a 450 observadores internacionales y a 72 oficiales civiles que se harán cargo de la recepción.

El cronograma establecido en el Acuerdo de Paz estipulaba como fecha límite para esta etapa del proceso el pasado 30 de mayo. Sin embargo, debido a retrasos en las distintas fases de implementación del acuerdo el plazo se extendió.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, hizo ese anuncio esta semana. Señaló que de común acuerdo con la ONU y las FARC, se decidió que la entrega de armas termine el 20 de junio.


Deja un comentario

Colombia: se pide mayor protección de los activistas

El Consejo de Seguridad pide medidas más enérgicas para proteger a los activistas en Colombia

Los embajadores del Consejo de Seguridad de la ONU y el jefe de la Misión de Naciones Unidas en Colombia visitan una zona veredal de transición y normalización en el departamento del Meta. Foto: Misión de la ONU en Colombia

11 de mayo, 2017 — Tras su visita a Colombia, entre el 3 y el 5 de mayo, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió este jueves una declaración en la que reconoce los desafíos que plantea la implementación del Acuerdo de Paz en el país y aplaude los progresos del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) para lograrlo.

Uno de los puntos de preocupación expresados se refiere a los recientes asesinatos de líderes y otros miembros de comunidades que han sido, de por sí, muy afectadas por el conflicto.

Reconoció los esfuerzos del Gobierno y la determinación para abordar este problema, pero subrayó la necesidad de medidas aún más enérgicas para garantizar la seguridad de esas personas y la protección de sus dirigentes.

El Consejo encomió la llegada pacífica de casi 7.000 miembros de las FARC a las zonas y puntos acordados para la dejación de armas.

También, subrayó la importancia de la plena participación de las mujeres para garantizar el éxito del proceso, especialmente en aspectos como la dejación de armas, además de la adopción de medidas para la reincorporación de los ex combatientes a la sociedad y para la reconciliación.

Finalmente, agradeció la contribución de los países garantes y reiteró su compromiso de apoyar la implementación del Acuerdo.


Deja un comentario

Colombia: visita histórica del Consejo de Seguridad ONU

En visita histórica a Colombia, el Consejo de Seguridad hace patente su respaldo a la paz

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos (derecha), saluda al presidente del Consejo de Seguridad, el embajador de Uruguay Elbio

04 de mayo, 2017 — El Consejo de Seguridad de la ONU inició hoy una visita histórica a Colombia en la que reafirmó el respaldo “sólido y unánime” al proceso de paz que tiene lugar en ese país tras 52 años de conflicto.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, recibió a los embajadores integrantes del Consejo en la Casa de Nariño, donde al término de una reunión privada agradeció la ayuda de Naciones Unidas en la administración del cese al fuego.

“El cese al fuego en cualquier conflicto es muy difícil de administrar, pero el caso colombiano ha sido realmente exitoso. Desde que se decretó hace ya más de ocho meses, hemos tenido cero muertos, cero heridos de la población civil y de nuestras fuerzas armadas por cuenta del conflicto con las FARC, cero enfrentamientos entre las FARC y nuestra fuerza pública, cero secuestros”, subrayó Santos.

El mandatario informó al Consejo los avances de la implementación del Acuerdo de Paz y aseveró que la primera fase se ha cumplido ya en un 75%.

El presidente colombiano adelantó que habrá una segunda misión de la ONU, cuyo apoyo será “muy importante” y cuya conformación y mandato están por establecerse.

Santos afirmó que Colombia seguirá trabajando con la ONU a favor de la paz no sólo en su país sino en el mundo entero.

El presidente en turno del Consejo de Seguridad, Elbio Rosselli, destacó, por su parte, “la obstinada vocación por la paz” de los colombianos, encomió el coraje político para llevar adelante ese objetivo y subrayó que el proceso de paz tiene implicaciones más allá de Colombia.

“El continente Americano, de la punta norte a la punta sur, es la única zona del mundo en la cual no existe un conflicto activo, la única zona del mundo”, puntualizó el diplomático uruguayo.

Rosselli refrendó el compromiso del Consejo con Colombia y recordó que los procesos de paz nunca son lineales y pueden, incluso, registrar retrocesos. Pero lo que importa es mantener el rumbo y este Consejo “está totalmente comprometido en brindar el respaldo que los colombianos deseen”, dijo el embajador.

Mañana 5 de mayo, los integrantes del Consejo viajarán a una de las zonas veredales de transición y normalización. La visita coincidirá con la recepción y almacenamiento de las primeras mil armas de los combatientes de las FARC que se encuentran en esos campamentos.

La Misión de la ONU en Colombia, encargada de supervisar el cese el fuego y la dejación de armas, tiene la meta de almacenar las 7.000 armas registradas para el 31 de mayo.