Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Miles de refugiados de Camerún

Miles de refugiados de Camerún llegan a Nigeria

31 de octubre, 2017 — La agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) ha registrado a cerca de 2.000 cameruneses que llegaron al estado de Cross River en el sureste de Nigeria, huyendo de la violencia en las zonas anglófonas en el sur del país.

El ACNUR y la Comisión Nacional de Nigeria para los refugiados y personas desplazadas proporcionan ayuda humanitaria, incluidos colchones, mantas, utensilios de cocina, kits de higiene, además de comida a los recién llegados.

Los socios humanitarios y el gobierno trabajan en un plan de contingencia para poder asistir a 40.000 personas, pero temen que las cifras alcancen niveles mucho más altos.

“Se estima que hasta 50.000 personas podrían llegar a Nigeria”, informó este martes el portavoz del ACNUR, Babar Baloch, en una rueda de prensa en Ginebra.

Con 2,5 millones de personas desplazadas por la insurgencia de Boko Haram en la cuenca del lago Chad, Nigeria y Camerún ya enfrentan una crisis humanitaria que presenta desafíos importantes para la población, las autoridades y la comunidad humanitaria.

Anuncios


Deja un comentario

Camerún: movimiento secesionista

CAMERÚN – Después de Kurdistán y Cataluña también en África se vive el fantasma secesionista: fuertes tensiones en la parte anglófona de Camerún

Yaoundé – Se ha vuelto a abrir un nuevo frente separatista, esta vez en África, después del referéndum sobre la independencia del Kurdistán iraquí y el de la independencia de Cataluña, anunciado para mañana, domingo 1 de octubre.
También mañana, la parte anglófona de Camerún ha pedido un día de movilización popular, coincidiendo con el aniversario de la independencia de esta parte del país de Gran Bretaña para protestar contra las políticas de las autoridades centrales de Yaoundé, que en su opinión discriminan el uso de la lengua inglesa y el derecho de origen anglosajón en beneficio del francés y del derecho fundado en el código francés .Las autoridades han impuesto la prohibición de reunión con más de cuatro personas, el cierre de tiendas y limitaciones en la libertad de circulación durante los próximos tres días, además de enviar refuerzos militares y policiales.
La raíz de la crisis proviene de la división entre Francia y Gran Bretaña de la entonces colonia alemana después de la Primera Guerra Mundial. La parte de habla francesa se hizo independiente en 1960, mientras que la inglesa en 1961. Esta última con un referéndum decidió unirse al Camerún francófono.La protesta está tomando cada vez más el tono de una petición de secesión del resto del país. Mientras tanto, en la vecina Nigeria, continua el movimiento por la independencia de Biafra, la región suroeste rica en petróleo, protagonista de un intento secesionista, llevó a la dramática guerra de 1966-1970.


Deja un comentario

Camerún: profanación de la tumba de un Obispo

  CAMERÚN – Profanan la tumba de Mons. Bala en la catedral de Bafia

Yaoundé – “Se ha producido un claro acto de profanación en la Catedral de Bafia en la noche entre el domingo 27 y el lunes 28 de agosto. Se han encontrado rastros de sangre en la catedral”, ha afirmado Su Exc. Mons. Sosthène Léopold Bayemi Matjei, obispo de la cercana diócesis de Obala, que ha sido enviado al lugar por Su Exc. Kome Abraham, obispo de Bafang y Administrador Apostólico de Bafia.
Los restos de sangre estaban sobre la tumba de Su Exc. Mons. Jean Marie Benoît Bala, obispo de Bafia, cuyo cuerpo fue hallado son vida en el río Sanaga, el 2 de junio. Según la Conferencia Episcopal local Mons. Bala fue asesinado mientras que las autoridades afirman que se ha tratado de un suicidio .Después de la profanación, se ha decidido cerrar la catedral de San Sebastián al público, que sólo será reabierta después de la purificación del lugar. “La catedral está cerrada al culto público hasta que se celebre un rito penitencial según lo prescrito por el Código y el rito litúrgico”, ha declarado Mons. Sosthène Bayemi.


Deja un comentario

Camerún: torturas de las fuerzas de seguridad en la lucha contra Boko Haram.

Camerún: Crímenes de guerra en la lucha contra Boko Haram

AI
  • Personas detenidas sometidas a brutales palizas, dolorosas posturas en tensión y ahogamientos, y algunas torturadas hasta morir
  • Tortura generalizada en 20 lugares, entre ellos 4 bases militares, 2 instalaciones pertenecientes a los servicios de inteligencia, una residencia privada y una escuela
  • Llamamiento a Estados Unidos y a otros socios internacionales para que investiguen si su personal militar tenía conocimiento del uso de la tortura en una de las bases

20 de julio de 2017

En un nuevo informe publicado hoy, Amnistía Internacional afirma que las fuerzas de seguridad en Camerún están torturando brutalmente a cientos de personas acusadas de apoyar a Boko Haram, a menudo sin pruebas.

Basado en decenas de testimonios, corroborados con imágenes de satélite, datos fotográficos y videográficos, el informe Cameroon’s secret torture chambers: human rights violations and war crimes in the fight against Boko Haram documenta 101 casos de detención en régimen de incomunicación y tortura entre 2013 y 2017, en más de 20 lugares diferentes.

Amnistía Internacional ha condenado de forma reiterada y sin reservas las atrocidades y los crímenes de guerra cometidos por Boko Haram en Camerún, pero nada puede justificar la práctica cruel y generalizada de la tortura por las fuerzas de seguridad contra cameruneses comunes, a quienes a menudo detienen sin pruebas y obligan a soportar dolores inimaginables”, ha dicho Alioune Tine, director regional de Amnistía Internacional para África Occidental y Central.

“Estas terribles violaciones de derechos humanos constituyen crímenes de guerra. Teniendo en cuenta el peso de la información que hemos obtenido, las autoridades deben iniciar investigaciones independientes sobre estas prácticas de detención en régimen de incomunicación y tortura, así como las posibles responsabilidades individuales y de mando.”

En abril de 2017, Amnistía Internacional escribió a las autoridades camerunesas para hacerles llegar las conclusiones del informe, pero no obtuvo respuesta y todas las solicitudes posteriores para celebrar reuniones han sido desatendidas.

Amnistía Internacional calcula que, desde 2014, Boko Haram ha matado a más de 1.500 civiles en Camerún y ha secuestrado a muchas otras personas.

“Decidir sobre la vida o la muerte de cada persona detenida”

Las víctimas han descrito al menos 24 métodos de tortura a los que fueron sometidas. En una postura en tensión habitual, conocida por las personas detenidas como “la cabra”, les ataban las manos y los pies a la espalda antes de golpearlas. Otra técnica, a la que las personas detenidas llamaban “el columpio”, consistía en suspenderlas en el aire con las manos y los pies atados a la espalda y golpearlas.

A la inmensa mayoría de las víctimas las torturaron en dos centros de detención no oficiales: la base del Batallón de Intervención Rápida (BIR) en Salak, cerca de la ciudad de Maroua, en el norte del país, y un centro de la capital, Yaundé, situado cerca del Parlamento del país y perteneciente a la Dirección General de Investigación Externa (DGRE), los servicios de inteligencia de Camerún.

Mediante reproducciones arquitectónicas, descripciones de personas que estuvieron detenidas, vídeos, imágenes de satélite y fotografías, un equipo de especialistas en arquitectura forense ha creado una reconstrucción en 3D del centro de Salak y de una escuela en Fotokol convertida en base militar.

En Salak hay dos celdas principales de aproximadamente nueve por cinco metros, con hasta 70 personas en cada una. Normalmente, las personas detenidas eran torturadas en una sala de interrogatorio conocida como “Sala de la DGRE”, situada cerca de la oficina de un oficial de alto rango  que, según las víctimas, daba órdenes a los interrogadores y, como describe una de las víctimas, “decidía sobre la vida y la muerte de cada persona detenida”.

Samou (nombre ficticio), que fue detenido en marzo de 2016, dijo a Amnistía Internacional sobre su interrogatorio en Salak, pocos días después de su detención:

“Me ordenaron que les dijera si conocía a algún miembro de Boko Haram. Fue entonces cuando el guardia me ató las manos y los pies a la espalda y empezó a golpearme con un cable eléctrico, al mismo tiempo que me echaba agua. Me dieron una paliza que casi me mata”.

Mohamed (nombre ficticio) estuvo seis meses en detención incomunicada y fue interrogado y torturado varias veces en Salak. Dijo a Amnistía Internacional:

“Los soldados nos ordenaron que confesáramos. Nos dijeron que si no confesábamos nos llevarían a Yaundé para matarnos. Les respondimos que preferíamos que nos mataran a confesar algo que no sabíamos, y nos golpearon durante cuatro días”.

Presencia de personal militar estadounidense y francés en Salak
El informe también destaca la presencia de personal militar estadounidense y francés en la base del BIR en Salak y pide a ambos gobiernos que investiguen hasta qué punto su personal, estacionado o con presencia regular en Salak, podría haber sabido que se estaban realizando detenciones ilegales y actos de tortura en la base.

Durante una visita a la base de Salak, la delegación de Amnistía Internacional observó directamente la presencia de soldados franceses, y más de una decena de personas que estuvieron detenidas allí entre 2015 y 2016 han dicho que vieron y oyeron a hombres blancos que hablaban en inglés en la base, entre ellos algunos con uniforme militar. Esta presencia ha sido confirmada por datos fotográficos y videográficos que muestran a personal estadounidense uniformado, que en algunos casos está estacionado allí.

“Teniendo en cuenta la frecuencia y la presencia posiblemente prolongada de su personal militar, el gobierno de Estados Unidos y otros socios internacionales deben investigar hasta qué punto su personal sabía que se estaban realizando detenciones ilegales y actos de tortura en la base de Salak y si adoptaron medidas para informar a sus superiores y a las autoridades camerunesas”, ha declarado Alioune Tine.

El 23 de junio de 2017, Amnistía Internacional escribió a las embajadas de Estados Unidos y Francia en Camerún para solicitar información adicional sobre lo que su personal sabía y lo que se informó. La carta de respuesta de la embajada de estadounidense, de 11 de julio, puede consultarse aquí. No se ha recibido respuesta de la embajada francesa.

Uso de una escuela como base para torturar

Amnistía Internacional ha identificado una escuela en la ciudad de Fotokol, en el norte del país, utilizada por el BIR como base militar desde mayo de 2014. El equipo de investigación de Amnistía Internacional ha entrevistado a seis hombres que estuvieron recluidos y fueron torturados allí entre diciembre de 2015 y marzo de 2016 y ha analizado un vídeo en el que aparecen soldados uniformados del BIR torturando a personas detenidas. En una escena, varios soldados arrastran a un hombre unos 50 metros y golpean con palos de madera afilados a otros hombres que tienen los ojos vendados.

A finales de 2016 la escuela reanudó la actividad docente, pero en junio de 2017 el BIR todavía la utilizaba parcialmente y al menos nueve personas estaban detenidas allí. El uso de la escuela como base militar mientras también la utilizan los niños y niñas pone en peligro al alumnado y constituye un incumplimiento de las obligaciones contraídas por Camerún en virtud del derecho internacional humanitario de proteger a la población civil durante los conflictos armados.

Identificados oficiales de rango alto y medio

Aunque habitualmente la tortura la llevaban a cabo oficiales de graduación baja y media del BIR y agentes de la DGRE, muchas víctimas también han identificado a oficiales de rango alto de la DGRE que habían participado en los interrogatorios. Dada la magnitud y la frecuencia de las violaciones de derechos humanos, así como la ubicación de las salas utilizadas, es muy probable que otros oficiales de alto rango en bases como Salak tuvieran conocimiento de lo que estaba ocurriendo, y parece que no tomaron medidas para prevenir o castigar tales actos.

En Salak, más de 50 víctimas identificaron la misma sala en la que normalmente se llevaba a cabo la tortura. Las imágenes de satélite muestran que esta dependencia está en el mismo edificio que las oficinas de los oficiales de alto rango del BIR. Las celdas, en las que había hasta 70 personas detenidas al mismo tiempo, y donde se perpetraba la tortura, están a sólo 110 metros de las oficinas de los oficiales de alto rango del BIR.

“Debe investigarse a los oficiales de alta graduación a cargo de los centros de detención por su presunta responsabilidad de mando en las denuncias de detención en régimen de incomunicación, tortura, muerte bajo custodia y desaparición forzada”, ha dicho Alioune Tine.

La información a la que ha tenido acceso Amnistía Internacional indica que sigue habiendo decenas de personas detenidas en estas bases militares y en otros lugares y sometidas a actos horribles de tortura.


Deja un comentario

Camerún: obispo muerto por asesinato, no por suicidio.

CAMERÚN – “Mons. Bala no se suicidio, sino que fue brutalmente asesinado; que se haga justicia”, afirman los obispos

miércoles, 14 junio 2017obispos   persecuciones  

Mons.Jean Marie Benoît Bala

Yaoundé (Agencia Fides) – “Mons. Jean Marie Benoît Bala no se suicidio, sino que fue brutalmente asesinado” afirma el comunicado de la Conferencia Episcopal de Camerún sobre la muerte de Su Exc. Mons. Jean Marie Benoît Bala, Obispo de Bafia, cuyo cuerpo fue encontrado en las aguas del río Sanaga, el 2 de junio.
La desaparición del obispo fue denunciada la mañana del 31 de marzo, cuando su coche fue encontrado en el Pont de l’Enfance. En el coche se encontró también “un mensaje extraño (…) junto a su documento de identidad y otros cosas personales”, recuerda el mensaje enviado a la Agencia Fides.
Al principio algunos habían sugerido que el Obispo se había suicidado y las autoridades enviaron buzos para buscar el cuerpo en el río. El 2 de junio, un pescador encontró los restos de Mons. Bala a pocos km del Pont de l’Enfance.
“Actualmente el cuerpo está a disposición de las autoridades judiciales para la investigación de las circunstancias, de las causas exactas y de los autores de este crimen atroz e inaceptable. (…) Nosotros, los obispos de Camerún afirmamos que Mons Jean Marie Benoît no se suicidó; fue brutalmente asesinado. Se trata de un asesinato más, uno de más”, se lee en el comunicado.
Los Obispos subrayan “la triste memoria de varios prelados, sacerdotes y personas consagradas que fueron asesinadas en circunstancias poco claras hasta la fecha. En particular, recordamos a Mons. Yves Plumey, Arzobispo Emerito de Garoua (asesinado en Ngaoundéré – 1991), don Joseph Mbassi (Yaoundé – 1988), p. Antony Fontegh (Kumbo-1990), las Hermanas de Djoum (1992), P. Engelbert Mveng (Yaoundé – 1995), solo por citar algunos”.
“Tenemos la impresión de que el clero de Camerún está particularmente perseguido por fuerzas oscuras y malvadas” denuncian los obispos de Camerún.
Al tiempo que piden que “se haga luz sobre las circunstancias y los motivos del asesinato del Mons. Bala, y que sean identificados y llevados ante la justicia para ser juzgados según la ley, todos los responsables”.
También exigen al Estado que “asuma el deber real de proteger la vida humana”; a los medios de comunicación y a los usuarios de las redes sociales que no difundan mentiras y respeten la dignidad de los seres humanos. Por último, los Obispos piden a los asesinos de Mons. Bala “qué realicen un camino de conversión urgente y radical”. (L.M.) (Agencia Fides 14/6/2017)


1 comentario

Camerún: un obispo asesinado

Camerún; el obispo de Bafia habría sido asesinado

Según indiscreciones tras la autopsia, habría señas de violencia en el cuerpo de Jean-Marie Benoît Balla, que fue encontrado en el río Sanaga. Además fue encontrado otro sacerdote muerto

Jean-Marie Benoît Balla

66
0
Pubblicato il 08/06/2017
Ultima modifica il 08/06/2017 alle ore 13:47
LUCA ATTANASIO
ROMA

«Uno de los médicos que llevaron a cabo la autopsia me reveló que un brazo y una pierna de monseñor Balla resultan fracturados, mientras que los órganos genitales fueron mutilados. Con estos elementos podemos descartar con certeza la hipótesis del suicidio». No dejan lugar a dudas las palabras con las que el director del periódico «L’Anecdote» explicó a Radio France Internationale las últimas revelaciones sobre el caso de monseñor Balla, el obispo camerunés de Bafia que desapareció y cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el pasado 2 de junio.

 

Por el momento no existen ni versiones ni declaraciones oficiales por parte de los investigadores, así como tampoco de la jerarquía católica, pero los rumores de un posible plan para eliminar a Balla se hacen cada vez más reales.

 

El cuerpo del religioso, poco después de que fuera hallado, fue trasladado a la capital Yaoundé para la autopsia. El examen fue encomendado a un equipo de médicos del que formaba parte también el experto designado por la Conferencia Episcopal. Según las primeras revelaciones, los signos hallados en el cadáver de Balla, se relacionarían con una tortura, además de excluir la primera hipótesis del suicidio. «Francamente —explicó en una conversación telefónica con Vatican Insider el padre García Fernando, superior provincial de los Javierianos en Camerún— yo nunca creí que Balla se hubiera quitado la vida. Es un evento extremo para todos, mucho más para un obispo. Me pareció inmediatamente una maniobra para desacreditar a la Iglesia y para poner en circulación rumores inquietantes. También el caso de la muerte del padre Jean Armel (el joven rector del Seminario de Saint André cuyo cuerpo sin vida fue hallado en la propia habitación dos semanas antes de la muerte de Balla, ndr.) inmediatamente hablaron de un suicidio. Pero puedo garantizarle que hablé con una de las monjas en servicio allí y me dijo que la noche anterior el padre Jean se había sentido mal. En su caso, estoy seguro de que se trató de una mente natural. En el caso del obispo de Bafia, podemos hablar, sin duda, de homicidio». ¿Por qué, entonces, habría sido asesinado el obispo de Bafia? ¿Quién se beneficia desacreditando a la Iglesia con la difusión de falsas noticias?

 

«Probablemente los mismos ambientes —responde el padre García. Aquí en Camerún hay muchas realidades, movimientos ambiguos que tratan de dañar a la Iglesia. Grupos muy fuertes, vinculados con el poder o sociedades secretas como la Orden de la Rosa Cruz. La muerte de Balla sigue siendo un misterio. No recuerdo que haya emprendido nunca campañas públicas o que haya puesto en marcha batallas a nivel nacional como para justificar una oposición tan violenta».

 

«Yo creo más en la pista interna de la Iglesia católica y en sus conexiones con grupos de poder en el gobierno —sostiene un periodista camerunés que prefiere mantener el anonimato por razones de seguridad. Hay mucha tensión por el momento en nuestro país y puedo decir con certeza que estamos frente a verdaderas “faidas” dentro de la Iglesia y entre la Iglesia y el poder político. Según mi opinión, hay que buscar en esos ambientes los motivos del homicidio de Balla».

 

La investigación judicial, que comenzó un día después del hallazgo del cadáver en el río Sanaga, tendrá que aclarar el caso y ofrecer respuestas a muchas preguntas pendientes (todavía circulan algunas teorías sobre un presunto tráfico para ambientes pederastas a los que Balla se habría opuesto fieramente).

 

Mientras tanto, en un país todavía sacudido por esta historia dramática, llega la noticia de una nueva muerte en los ambientes eclesiales: otro sacerdote, Ndi Augustin, fue hallado sin vida el 7 de junio en su habitación de Nguti, departamento de Kupe-Manengumba, en la zona sud-oriental anglófona de Camerún. «Por la mañana no se presentó al desayuno —declararon personas cercanas al sacerdote a cameroon.net—; fuimos a buscarlo y encontramos su cadáver».

 

Es la tercera muerte en tres semanas. Y en los tres casos eran sacerdotes católicos.


1 comentario

Crímenes de Boko Haram en Camerún.

africa

Camerún: Casi 500 muertes en un año por ataques de Boko Haram

30 de junio de 2016

Al menos 480 civiles han muerto desde que Boko Haram aumentó de manera significativa sus ataques en Camerún y comenzó a matar deliberadamente a civiles en atentados suicidas con explosivos, ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

El miércoles 29 de junio por la noche, seis personas resultaron muertas al hacer explotar un muchacho una bomba en Djakana, distrito de la localidad de Limani, situada en el norte del país, cerca de la frontera nigeriana. El atacante murió en el acto. Cinco personas que sufrieron heridas murieron posteriormente en el hospital.

Este terrible atentado suicida con explosivos no es más que el más reciente de una sucesión de ataques contra civiles, y demuestra una vez mas el absoluto desprecio de Boko Haram por la vida humana. Ilustra la amenaza que representa Boko Haram en la región camerunesa de Extremo Norte y en toda la zona del lago Chad”, ha señalado Alioune Tine, director regional de Amnistía Internacional para África Occidental y Central.

“Las fuerzas de seguridad camerunesas deben tomar todas las medidas legítimas necesarias para proteger a la población civiles de estos ataques a la vez que garantizan el respeto de los derechos humanos. Los responsables de abusos contra los derechos humanos y delitos de derecho internacional deben ser llevados ante la justicia, para que sean sometidos a un juicio justo y en el que no se imponga la pena de muerte.

Desde julio de 2015 hasta julio de 2016, Boko Haram ha llevado a cabo al menos 200 ataques, entre ellos casi 40 atentados suicidas con explosivos perpetrados en la región camerunesa de Extremo Norte, que han matado a 480 personas como mínimo. Boko Haram efectuó el primero de estos ataques en Camerún el 12 de julio, en Fotokol, donde mató a 13 civiles y 2 militares.