Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Brasil: madres presas a pesar de prohibición legal. HRW

Brasil: Madres presas a pesar de prohibición legal

La justicia no aplica nuevas protecciones legales

Imprimir


Deja un comentario

Los evangélicos y el Brasil actual. Análisis

Brasil, la “tierra prometida” de los evangélicos

Historicamente anti-católicos y anti-comunistas, en la actualidad son anti-“ideología de género”, centrándose en una “agenda moral”, próvida y profamilia

Bolsonaro en un rito evangelico (foto @ EFE)

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 26/04/2019
Ultima modifica il 26/04/2019 alle ore 17:30
SALVATORE CERNUZIO
ROMA

«Brasil ha sido históricamente un hogar y un refugio para los ‘protestantes’ desde la primera migración europea de los siglos XVI y XVII. El hecho que exista una realidad multicultural en el Brasil con la llegada de los reformados holandeses y la influencia luterana alemana marca el inicio de las relaciones entre religión y política». José Luís Pérez Guadalupe preanuncia un proyecto de investigación (con la participación de 15 especialistas brasileros, latinoamericanos y latinoamericanistas) sobre “Los evangélicos y el poder político en Brasil”, el cual se publicará el próximo año en portugués y castellano. Mientras tanto se detiene sobre el caso brasileño, una especie de ‘tierra prometida’ de los evangélicos.

Por cierto, ¿cuál es la razón histórica de esta “predilección evangélica” por Brasil?

«A comienzos del siglo pasado, Brasil y Chile fueron los países donde seminalmente se formó el pentecostalismo latinoamericano, solo que en Chile se ha estancado y en Brasil se han dado nuevas formas como el ‘neopentecostalismo’, que ha sabido aprovechar esa gran sensibilidad espiritual de la sociedad brasilera para seguir creciendo numéricamente y penetrar la sociedad, la cultura y últimamente la política. Pero hay que recordar que el impresionante crecimiento numérico no ha sido gracias a un ‘pentecostalismo de misión’, sino a un pentecostalismo autóctono, criollo y laico, que permitió la tremenda penetración cultural que tiene en la actualidad. Aunque, hay que anotar también que Brasil no es el único caso en el continente, y tampoco tiene los más altos porcentajes de comunidad evangélica, sino Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua; pero sí es el país que mejor ha sabido vincular el factor religioso con la política partidaria. Tanto así que es el único país de América Latina donde las iglesias evangélicas (sobre todo las pentecostales) intervienen normalmente en la política partidaria desde 1986».

El censo del 2010, registra 24, 500,000 evangélicos, o el 22,2% de la población total. 17 millones y medio de ellos son pentecostales. Es bastante probable que en los siguientes veinte años el porcentaje de evangélicos esté a punto de aumentar. ¿Cómo traducen los evangélicos brasileños esta fuerza religiosa y social en fuerza política?

«Brasil, con 210 millones de habitantes, es el país con más católicos del mundo; sin embargo, en los últimos años ha tenido un descenso significativo en su catolicidad, que actualmente es menor del 60%, mientras que los evangélicos se calculan en un 32% (según Lapop y Datafolha). Es interesante constatar que, de acuerdo con el censo de 1980, los católicos eran el 89% y los evangélicos solo el 6,6%; mientras que en el último censo del año 2010, los católicos bajaron a 64,6% y los evangélicos subieron a 22,2%. Si comparamos las cifras del censo de 1980 con los cálculos actuales, veremos que el catolicismo descendió casi 30 puntos, mientras que los evangélicos subieron más de 25 puntos en los últimos cuarenta años.

Junto con ese espectacular crecimiento numérico, las iglesias evangélicas en Brasil han sabido rentabilizar su capital religioso en capital político. Históricamente esta participación comenzó a partir del año 1985 cuando la Asamblea de Iglesias Pentecostales de Brasil decidió formalmente participar en política y lanzar candidatos a la Asamblea Constituyente del año siguiente, pasando de 12 representantes (la mayoría bautistas) a 32 (la mayoría pentecostales). A partir de ese año, se volvió normal que las iglesias evangélicas incursionen en política, tanto así que tenemos candidatos evangélicos en todas las listas de los partidos políticos, y actualmente se tiene representantes evangélicos de 26 denominaciones en 22 agrupaciones políticas diferentes.

Vemos pues, que a diferencia del resto de América latina, las grandes iglesias evangélicas brasileras intervienen directamente en política partidaria desde 1986, sea a través del modelo de “facción evangélica” (que permite que postulen en todos los partidos políticos existentes), o dentro de partidos políticos confesionales (PRB, PSC, etc.), y hasta conforman una “bancada parlamentaria”. Además, el ‘modelo corporativo de participación electoral’, con “candidaturas oficiales” dentro de las denominaciones pentecostales, es la estrategia que más éxito ha tenido en toda la región, ya que evita la dispersión del voto de los feligreses.

Sin embargo, es necesario ubicar el “éxito” político de los evangélicos brasileros en su verdadera dimensión, ya que en toda la región existe una sub-representación política de los evangélicos; aunque, si se unieran, podrían conformar una fuerza innegable en cualquier proceso electoral. No obstante, si analizamos el proceso electoral de 2014, vemos que a pesar que tenían aproximadamente un 25% de población brasilera en ese momento, solo pudieron conseguir el 13% en las elecciones federales, el 7% en las estaduales y el 4% en el Senado. En las elecciones del 2018 las cosas mejoraron un poco para los evangélicos, sobre todo por el arrastre de Bolsonaro, pero tampoco llegaron a porcentajes descollantes, tomando en cuenta que ya conformaban casi un tercio de la población brasilera. Para ese año, siendo aproximadamente el 32% de la población, consiguieron 82 Diputados en la Cámara (de 513), que representa el 16% de sus miembros. Pero, como es obvio, el porcentaje de representantes en las Cámaras no es el único criterio para medir el impacto político de los evangélicos en un país.

En conclusión, en el país con más católicos del mundo y con más evangélicos de toda América Latina, en donde existen “partidos confesionales” —o, mejor dicho, “partidos denominacionales”—, en donde existe un “voto denominacional” y los evangélicos han obtenido el mayor “éxito político” del continente, podemos comprobar que los resultados concretos no reflejan —todavía— el gran potencial social y político que tienen los evangélicos y, menos aún, una unidad religiosa o electoral».

¿Cómo describiría la orientación política prevaleciente de los evangélicos en Brasil?

«En América Latina históricamente los evangélicos han sido anti-católicos (doctrinalmente) y anti-comunistas (ideológicamente), por eso apoyaron a todos los gobiernos establecidos, sobre todo de derecha, incluyendo las dictaduras. En la actualidad son anti-“ideología de género”, centrándose en una “agenda moral”, próvida y profamilia. En Brasil los evangélicos son muy pragmáticos, por no decir oportunistas. Durante la dictadura militar hubo un apoyo explícito pero discreto al gobierno, posteriormente sus inclinaciones políticas fueron muy dispersas, y luego apoyaron durante años al gobierno de izquierda de Lula da Silva y Dilma Roussef (hasta el empeachment), con el mismo entusiasmo que hoy apoyan al gobierno de derecha de Bolsonaro. Con la gran diferencia que ahora la “agenda moral” evangélica es un gran punto de coincidencia con la “agenda bolsonarista”.

En este sentido, si bien los principales temas que debatieron los candidatos durante la campaña electoral del 2018 fueron tres: la crisis económica, la inseguridad ciudadana y la lucha contra la corrupción, no cabe duda que hubo otros dos temas de trasfondo: el “antipetismo” (PT = Partido de los Trabajadores) y la “agenda moral”, que jugaron un rol más decisivo que los racionales y públicos temas de debate político. Sin duda ninguna, este último tema fue el que inclinó la balanza electoral de la mayoría de evangélicos al momento de emitir su voto, que vieron en Bolsonaro al “elegido de Dios”».

La elección de Jair Bolsonaro fue una elección sorpresa. Algo que ha crecido más allá de lo previsible hasta la presidencia. ¿En qué medida se ha beneficiado del voto de los evangélicos?

«Bolsonaro se ha beneficiado del voto de los evangélicos al apelar a una serie de símbolos y discursos lo suficientemente ambiguos que le ha hecho creer a parte del electorado evangélico que Bolsonaro representa políticamente los intereses cristianos. En segundo lugar, Bolsonaro ha tenido gestos concretos de identificación con la “agenda moral” de los evangélicos en torno de la lucha contra el aborto y el matrimonio igualitario. Un buen sector de los evangélicos ha creído que esta “virtud” era razón suficiente para votar por él. En tercer lugar, al afirmarse como un candidato opuesto a los partidos de izquierda, logró convocar esa antigua vena evangélica anti-comunista.

Lo interesante es constatar que en el proceso electoral del 2018 también había una candidata evangélica, de las canteras del pentecostalismo, Marina Silva, que solo obtuvo el 1% de los votos; mientras que Bolsonaro (siendo un católico rebautizado en el Río Jordán por el Pastor Everaldo), sí atrajo el voto de los evangélicos. Lo que nunca había logrado un candidato evangélico en Brasil (unir el voto de los evangélicos para Presidente), lo consiguió Messias Bolsonaro con un discurso autoritario pero conservador, que llenaba las expectativas religiosas de la gran mayoría de evangélicos, y de muchos católicos. Aunque hay que decir también, que en ese proceso electoral se conjugaron una serie de factores complementarios; sino, se podría inferir equivocadamente que basta bautizarse en el río Jordán e invocar la “agenda moral” para ganar las elecciones presidenciales en Brasil».

¿Cree que esto puede afectar su presidencia?

«Creo que puede afectar la gestión de Bolsonaro si es que las demandas evangélicas llegan a ser poco estratégicas para la gobernabilidad del país. En el momento que los evangélicos radicalicen sus demandas procurando que el gobierno y el legislativo se tiñan de una teocracia con sabor veterotestamentario, Bolsonaro tendrá que dirimir la línea valorativa de su gobierno. Pero, como “nadie puede servir a dos señores”, tendrá como resultado, o el rechazo de los evangélicos por no cubrir sus expectativas, o el rechazo del resto de la población por apoyar un neoconstantinismo, que es lo que buscan los neopentecostales.

Como hemos constatado, en toda América Latina la fragmentación eclesial de los evangélicos se acentúa cuando incursionan en el ámbito político, entre otras razones, por la vocación fisípara institucional del movimiento evangélico y su endémico ADN atomizador, que les posibilita multiplicarse y crecer, pero que posteriormente les impide unificarse. Lo que constituye una bendición para su crecimiento numérico, resulta una maldición para su unidad eclesial (y política); ellos crecen y se dividen, se dividen y crecen. Lo mismo pasará en su desempeño político, y eso puede afectar al gobierno de Bolsonaro».

¿Ves “más política evangélica” en el futuro de Brasil?

«Primero hay que entender que el éxito político de los evangélicos en Brasil no comienza con Bolsonaro, sino que se ubica en un estadio diferente; por eso, Bolsonaro no es percibido como un techo, sino como un nuevo piso desde el cual las plataformas evangélicas de la política nacional comienzan a reorganizarse y obtener mayor protagonismo. Bolsonaro no es el fin ni el objetivo de los evangélicos, sino una estación estratégica en este largo recorrido a la teocracia bíblica o “reconstruccionismo”. En este maridaje (o contubernio) entre Bolsonaro y los evangélicos vemos no solo la histórica manipulación del factor religioso con fines políticos, sino también la novedosa utilización estratégica de la política con fines religiosos; es decir una mutua, consciente y perversa utilización instrumental de ambas partes.

Debemos recordar que el romance con las masas, el discurso populista, los mensajes de miedo hacia la población y la experiencia con los medios de comunicación, los evangélicos ya lo tenían bien organizado antes de Bolsonaro. Por eso creemos que este capital religioso de los evangélicos (ahora convertido en capital político) bien podría terminar al servicio de un candidato evangélico para la presidencia del Brasil, en un futuro no muy lejano. Aunque somos muy escépticos respecto de un posible éxito electoral; o, en su defecto, respecto al éxito que pueda tener un gobierno evangélico, ya que terminarán dividiéndose antes de comenzar a gobernar.

Pero independientemente se estás dificultades y límites, vemos que en Brasil se comienzan a ensayar propuestas de gobierno, más allá de las típicas ofertas de “moralización de la política” y de su difundida “agenda moral”, y se preparan planes de gobierno integrales y escuelas de formación política y gestión pública con miras a formar a su feligresía para el ejercicio del poder. Como se puede apreciar, los evangélicos llegaron para quedarse, se quedaron para crecer y crecieron para conquistar. Pero esa conquista no solo se ha restringido al ámbito religioso, sino que se ha extendido también al ámbito social y político».

LEE TAMBIEN – La cruzada evangelica


Deja un comentario

Brasil. Triple asesinato en la Amazonia. Se investiga?

BRASIL – Dilma Ferreira Silva, la primera activista social asesinada en la Amazonía en 2019

jueves, 28 marzo 2019
cpt

Dilma Ferreira Silva, la primera activista social asesinada en la Amazonía en 2019

Tucurui (Agencia Fides) – Una “investigación rápida del crimen” y la implementación de “medidas de seguridad para personas dañadas por la construcción de represas en todo Brasil” son las solicitudes contenidas en el comunicado del Movimiento dos Atingidos por Barragens (MAB, Movimiento de Dañado por las represas) , también firmado por otros organismos para la defensa de los derechos humanos, incluida la Comisión para la Pastoral de las Tierras (CPT) de la Conferencia Episcopal de Brasil.
El texto, enviado a Fides, informa el asesinato, el 22 de marzo, de Dilma Ferreira da Silva, líder del MAB, asesinada junto con su esposo y un amigo de la familia, en Tucuruí, en el estado de Pará. Las tres personas fueron amordazadas, brutalmente torturadas y apuñaladas hasta la muerte. “El asesinato de Dilma es otro momento triste en la historia de las personas afectadas por la construcción de las represas, que en ese día celebraron el Día Internacional del Agua”, se lee en los comentarios del MAB en sus redes sociales.
Como dirigente del MAB, Dilma Ferreira Silva, de 45 años, trabajaba para una política nacional que garantizaba los derechos de las personas dañadas por las represas. A fines de la década de 1970, durante la construcción de la planta hidroeléctrica de Tucuru (la más grande de Brasil), Dilma fue una de las aproximadamente 30,000 familias obligadas a abandonar su hogar debido al proyecto. En 2011, Dilma Ferreira presentó una propuesta a la presidenta Dilma Rousseff para que se aprobara una ley específica para las personas que habían recibido daños debido a la construcción de represas. Ella fue una testigo especial porque creció en esa área, ya que la gran represa de Tucuruí había invadido las tierras de su gente 30 años antes. Desde entonces, Dilma no había dejado de trabajar para detener la explotación del río Tocantins, en detrimento de los derechos de la naturaleza y de las personas que vivían gracias al río y alrededor del río.
Aunque la Secretaría de Seguridad Pública de Pará afirma que la Policía Civil ha organizado un grupo de trabajo para investigar el triple asesinato, “hasta ahora no es posible definir una línea de investigación de este delito”, dice la nota del MAB. La Comisión para la Pastoral de las Tierras (CPT) ha informado que se sabe que el lugar donde se encontraron las víctimas tiene antecedentes de conflictos y ha sido el escenario de numerosos enfrentamientos. Los asesinatos podrían por lo tanto ser fácilmente vinculados a conflictos agrarios. Según el CPT, la líder social es la primera activista asesinada en el Amazonas en 2019. Hace unos días recordamos la tragedia del pasado enero, de la presa de Brumadinho, en la que murieron 300 personas y otros 14 millones están sufriendo los efectos negativos. de agua contaminada. Varias organizaciones informan que en Brasil hay otras 45 represas que están a punto de sucumbir por varios motivos, con todas las consecuencias que se pueden esperar.
(CE) (Agencia Fides, 28/03/2019)


Deja un comentario

Brasil: críticas a la política anticriminalidad del presidente Bolsonaro

Brasil: Bolsonaro debería abordar la criminalidad de manera lícita

Entre las preocupantes primeras medidas está la intención de “supervisar” a organizaciones independientes

Imprimir


Deja un comentario

Brasil: toma de posesión del nuevo presidente.

Jair Bolsonaro- BrasilJair Bolsonaro- Brasil  (AFP or licensors)

Asumió el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

En una ciudad blindada se llevó a cabo la asunción del neo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. El presidente pronunció un discurso en el que delineó las claves del gobierno que ejercerá hasta el 1 de enero de 2023

Ciudad del Vaticano

El nuevo presidente de Brasil Jair Bolsonaro, ex capitán de la reserva del Ejército, asumió el primero de enero de 2019 tras ganar las elecciones en octubre pasado con un 55 por ciento de los votos. La ceremonia se realizó en la sede del Parlamento.

Líneas generales del discurso presidencial

En el discurso, se comprometió a impulsar reformas estructurales que permitan acabar con un crónico déficit fiscal y reiteró que se propone abrir los mercados internacionales para las exportaciones brasileñas, “estimulando la competición, la productividad y la eficacia sin tinte ideológico”, con una especial atención al sector agropecuario,  el cual aseguró que apoyará “en consonancia con la preservación ambiental”. Asimismo, pidió apoyo al Parlamento para “la tarea de liberar definitivamente al país del yugo de la corrupción, de la violencia y de la sumisión ideológica”. Para combatir la violencia, a la que en 2018 se le atribuyeron cerca de 63.000 muertes, pretende flexibilizar el porte de armas a fin de que los “ciudadanos de bien” puedan “defenderse”.

Aseguró que con el inicio de su Gobierno, Brasil ha comenzado a “liberarse del socialismo, de la inversión de valores y de lo políticamente correcto”, para “restablecer los valores éticos y morales” que, a su juicio, comparte la mayoría de la sociedad. Por otra parte reafirmó el compromiso de construir una sociedad “sin discriminación o división” y prometió respetar todas las religiones y especialmente las “tradiciones judeo-cristianas”. También se refirió al desarrollo “buenas escuelas” para preparar a las nuevas generaciones para “el mercado laboral y no para la militancia política”.

Miembros del Gabinete asumen sus cargos el 2 de enero

La ceremonia estuvo enmarcada en la que ha sido la más vasta operación de seguridad que se ha visto en décadas en Brasilia, que movilizó a cerca de 12.000 efectivos de los cuerpos policiales y de las Fuerzas Armadas. “Nuestra bandera jamás será roja, sólo será roja si es necesario defenderla con nuestra sangre”, dijo tras recibir la banda presidencial por parte de Michel Temer. El neo presidente juramentó también a los miembros de su Gabinete, que este miércoles asumirán formalmente sus cargos en sus respectivos ministerios, que eran 29 con el mandatario saliente Michel Temer y que Bolsonaro ha limitado a 22, en aras de reducir el tamaño del Estado y fomentar la austeridad en el gasto público.

Delegaciones de 60 países asistieron a la investidura

A la investidura asistieron delegaciones de unos 60 países. Entre los presentes, un enviado Pontificio, Mons. Andrés Carrascosa Nuncio Apostólico en Ecuador, algunos líderes latinoamericanos, como los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Chile, Sebastián Piñera; Honduras, Juan Orlando Hernández; Paraguay, Mario Abdo Benítez; y Uruguay, Tabaré Vázquez. En representación del Presidente Argentino, Mauricio Macri, quien se reunirá en enero con el nuevo mandatario, asistió a la ceremonia el canciller Jorge Faurie.  Asimismo, asistieron los primeros ministros de Israel, Benjamín Netanyahu; Hungría, Viktor Orbán; y Marruecos, Saadedine Othmani; así como los presidentes de Portugal, Marcelo Rebelo de Souza; y Cabo Verde, Jorge Carlos Fonseca. Estados Unidos, país al que Bolsonaro anunció que dará especial prioridad, estuvo representado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, en tanto que por China asistió el vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular, Ji Bingxuan. La representación de España, país que le sigue a las dos grandes potencias globales entre los inversores extranjeros en Brasil, estuvo a cargo de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y del viceministro de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Juan Pablo de la Iglesia. (Con información de EFE)


Deja un comentario

Brasil. Helder Camara hacia los altares

“Despega” la causa de beatificación de dom Hélder Câmara en el año de San Romero

También el “obispo rojo” se dirige a los altares; termina en Brasil el próximo domingo el proceso y la documentación será enviada a Roma

Dom Hélder Câmara

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 14/12/2018
Ultima modifica il 15/12/2018 alle ore 12:04
ALVER METALLI
BUENOS AIRES

El año de San Romero será también el año de otro latinoamericano que se dirige con decisión hacia los altares el obispo de Brasil dom Hélder Câmara. El domingo 16 de diciembre concluirá la fase diocesana del proceso y una voluminosa caja llena de documentos viajará hacia Roma para llegar a los archivos de la Congregación para las Causas de los Santos. También se sabe que se está estudiando un milagro, que podría ser atribuido a la intercesión de dom Helder Câmara. Y habrá un Congreso Eucarístico Nacional, confirmado, que se llevará a cabo en noviembre de 2020 en Brasil, es decir dentro de poco menos de dos años, tiempo suficiente, según el actual arzobispo de la diócesis que guió en el pasado Hélder Câmara, dom Fernando Saburido, para que se reconozca la beatitud del “obispo rojo”, como lo llamaban despectivamente los militares de Brasil, que gobernaron durante 21 años el país, de 1964 a 1984.

Entre el obispo Romero, santo desde octubre, y Hélder Câmara, próximo beato, hay coincidencias notables. Como Romero, Câmara recorrió un camino que lo llevó a pasar de posiciones tradicionalistas a otras conciliares. Sus biógrafos, y los mismos amigos del sacerdocio, recuerdan que cuando era joven estuvo cerca de instituciones y asociaciones religiosas y laicas de carácter conservador, e incluso de carácter integralista. Se trata de un periodo de su vida que el mismo Câmara consideraba un «error de juventud, fruto de pasiones y no de razonamientos». El cambio comenzó en la ciudad de Río de Janeiro, en donde Pío XII lo nombró obispo auxiliar el 3 de marzo de 1952 (cuando tenía 43 años). Recibió la ordenación episcopal el 20 de abril de 1952.

Una biografía, digamos, autorizada fue redactada como complemento de la petición que se envió a Roma hace años para pedir que comenzaran las investigaciones diocesanas. En ella se recuerda el trabajo social de Dom Hélder Câmara –en los «movimientos estudiantiles y obreros, ligas comunitarias contra el hambre y la miseria»– con el que se granjeó el ostracismo del gobierno militar brasileño. Los datos biográficos que acompañan la carta recuerdan que él fue quien fundó, en 1950, la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB) con la aprobación de Giovanni Battista Montini, futuro Pablo VI, que entonces era subsecretario vaticano. Dom Hélder Câmara fue también el primer Secretario general de los obispos y, como tal, colaboró en el nacimiento del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), en Río de Janeiro, en julio de 1955.

Como Romero, también Hélder Câmara tuvo una relación cercana y particular con Pablo VI. Su biógrafo brasileño, el filósofo Ivanir Rampon (autor del libro “Paulo VI e Dom Hélder Câmara – Exemplo de uma amizade espiritual”, publicado en portugués por Paulinas en 2004) reconstruyó detalladamente la relación entre ambos, demostrando que su amistad tuvo repercusiones importantes. «Para ambos, el Concilio Vaticano II se convirtió en una misión, y sus preocupaciones sociales después se reflejaron en el papado de Pablo VI, en la encíclica “Populorum Progressio” y en el desarrollo de la Iglesia brasileña durante el régimen militar», escribió Rampon refiriéndose a las cartas y a las conversaciones entre dom Hélder y Pablo VI, en las que se aprecia el afecto del segundo por el sacerdote brasileño. «A Montini le gustaba conocer las opiniones de Câmara y las consideraba de fundamental importancia», subraya el académico brasileño. Días antes de comenzara el Concilio, «los dos amigos se reunieron porque sabían que se había planeado un ataque contra la colegialidad episcopal. Ambos defendieron esta idea y trabajaron duramente para que se convirtiera en una práctica constante en la vida de la Iglesia. Dom Hélder dirigió la experiencia positiva de la CNBB y del CELAM, que vivieron la colegialidad antes de que fuera definida por el Vaticano II».

Monseñor Romero y dom Hélder Câmara son hombres del Concilio, ese Concilio en el que América Latina tuvo una participación bastante modesta y que asimilaría en un segundo momento. Câmara fue uno de los pocos obispos latinoamericanos que participaron en el Vaticano II y que ofrecieron aportaciones significativas sobre temas relacionados con la promoción humana. Después, al volver a América Latina, sus reflexiones teológicas y pastorales tuvieron gran peso en la definición de la opción preferencial por los pobres, característica también en el pensamiento teológico latinoamericano.

El filósofo uruguayo Alberto Methol Ferré incluyó a dom Hélder Câmara entre los que llevaron a América Latina los temas conciliares. Methol Ferré, asesor durante varios años del CELAM, recordó que Juan XXIII planteó la cuestión de los pobres cuando comenzó la cumbre de la reunión conciliar, mientras el cardenal Lercaro propuso que el tema de los pobres se convirtiera en el hilo conductor del Concilio. «La propuesta no pasó —observó Methol Ferré— pero provocó y obtuvo fuertes ecos. En Paul Gauthier, por ejemplo, que escribió un libro en Palestina, “Jesús el carpintero de Nazaret”, publicado durante la primera sesión del Concilio». Las reflexiones de Gauthier, anotó Ferré, «obtuvieron una recepción favorable por parte de la delegación de los obispos latinoamericanos, guiada por el brasileño dom Hélder Câmara y el chileno Francisco Larraín, quienes se reunieron con el padre Gauthier». El pensador uruguayo también recordó que Paul Gauthier pronunció varias conferencias para los padres conciliares hispanohablantes (estaba presente dom Hélder Câmara), que después fueron reunidas en un volumen titulado “La pauvreté dans le monde”. «El libro fue publicado al final del Concilio, en 1965, y tendría un fuerte eco en América Latina. Allí se anticipan temas fundamentales que se desarrollarán en los años posteriores, incluida la teología de la liberación en las diferentes líneas que después siguió este pensamiento».

Como Romero, también Câmara fue obstaculizado y calumniado por sus hermanos. El brasileño Ivanir Rampon examinó diferentes estudios que indagan sobre las calumnias lanzadas contra el arzobispo de Recife para concluir que «algunos Dicasterios romanos acogieron las denuncias del gobierno autoritario brasileño y de los sectores conservadores de la Iglesia en Brasil, que se oponían a la línea conciliar de dom Hélder. Hasta el intento de contraponer a Pablo VI y Hélder Câmara». Hubo un momento, observó Rampon en el quinto capítulo del libro, dedicado a la amistad entre Câmara y Pablo VI, en el que «los secretarios del Papa interceptaron la correspondencia y negaron en dos ocasiones la audiencia privada» a Câmara, sin que el Papa estuviera enterado y «contra la opinión de Pablo VI», que confiaba plenamente en el arzobispo brasileño.

Hay que recordar, para concluir, que en 2014, cuando el Papa Francisco comunicó la decisión de beatificar a Pablo VI, el sucesor de dom Hélder Câmara, el arzobispo de Olinda y Recife, dom Fernando Saburido, decidió, a su vez, pedir la autorización de la Congregación para las Causas de los Santos para poner en marcha el proceso de beatificación de Câmara. El “nihil obstat” llegó al año siguiente, el 25 de febrero de 2015. A partir de entonces, la preparación de la causa ha cobrado fuerza con la formación de una Comisión histórica constituida por cuatro especialistas: el profesor Luiz Carlos Luz Marques, de la Universidad católica de Pernambuco, la historiadora Lucy Pina Neta, del Instituto dom Hélder Câmara; el profesor José Oscar Beozzo, miembro de la Comisión de Estudios de Historia de la Iglesia en América Latina del Centro Ecumênico de Serviços de Evangelização e de Educação Popular di São Paulo; y Silvia Scatena, de la Universidad de Módena y miembro de la Fundación Juan XXIII de Bolonia.

Los investigadores reunieron y examinaron la voluminosa correspondencia entre Câmara y varios amigos, sacerdotes y fieles, hicieron una lista de los trabajos por él publicados, sobre él y sobre su acción pastoral, y analizaron noticias y artículos sobre él publicados a lo largo de los años en la prensa nacional e internacional. También analizaron los archivos de uno de los pensadores católicos más importantes de Brasil, Alceu Amoroso Lima, un amigo con quien dom Hélder Câmara mantuvo una correspondencia durante los años del seminario, y los archivos de la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB), fundada por el mismo Câmara y de la cual fue el primer Secretario general (durante doce años). La investigación de los miembros de la Comisión histórica fue más allá de las fronteras brasileñas. Se consultaron también los archivos del periodista francés José de Broucker, el primer biógrafo de dom Hélder, cuyos materiales se encuentran en la Universidad de Louvain-La-Neuve, Bélgica.

Dentro de pocos días, pues, todo el material estará en manos de la Congregación para las Causas de los Santos y al alcance del Papa Francisco, que nunca ha ocultado su admiración por el arzobispo de los pobres. El Pontífice pronunció el nombre de dom Hélder Câmara en mayo de 2016 en el aula del Sínodo, hablando con los obispos italianos. La asamblea tenía como argumento “La renovación del clero”. Y el Papa argentino eligió afrontarlo no con una «reflexión sistemática sobre la figura del sacerdote», sino «invirtiendo la perspectiva», poniéndose «en escucha, en contemplación… casi de puntillas», de figuras sacerdotales ejemplares. Y citó uno de los aforismas que solía anotar el arzobispo de Recife: «Cuando tu barca comience a echar raíces en la inmovilidad del muelle, ¡leva las anclas!».


Deja un comentario

El pésame del Papa por el atentado en la catedral de Campinas (Brasil)

Misa en memoria de las víctimas de la masacre en CampinasMisa en memoria de las víctimas de la masacre en Campinas  (AFP or licensors)

Pésame del Papa por las víctimas del tiroteo en la Catedral de Campinas

El Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin envió en nombre del Papa, un telegrama de pésame por las víctimas del tiroteo en la catedral de Campinas, Brasil; al Padre José Eduardo Meschiatti, administrador diocesano de la Archidiócesis de Campinas.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“El Santo Padre invita a todos, en este momento de dolor, a encontrar consuelo y fuerzas en Jesús resucitado, pidiendo a Dios  que la esperanza no disminuya en esta hora de prueba y haga prevalecer el perdón y el amor sobre el odio y la venganza”, lo escribe en un telegrama de pésame por las víctimas del tiroteo en la catedral de Campinas, Brasil, acaecido este 11 de diciembre al final de la Santa Misa. El telegrama fue enviado en nombre del Papa al Padre José Eduardo Meschiatti, administrador diocesano de la Archidiócesis de Campinas, por el Cardenal Secretario de Estado, Pietro Parolin.

Dolor del Papa

“Profundamente consternado por el dramático atentado durante la celebración de la Santa Misa en la catedral de la archidiócesis de Campinas – se lee en el telegrama – el Papa Francisco encomienda a las víctimas a la misericordia de Dios y asegura su solidaridad y conforto espiritual a las familias que han perdido a sus seres queridos y a toda la comunidad arquidiocesana con sus deseos de pronta recuperación de los heridos”.

Las víctimas del ataque

Hasta el momento, son seis las víctimas de la masacre perpetrada este 11 de diciembre por Euler Fernando Grandolpho, un hombre de 49 años, desempleado y con problemas de depresión. Al final de la Misa de mediodía, entró en la Catedral de Campinas, a unos 100 km de São Paulo, armado con pistolas, asesinando a 5 personas e hiriendo a otras 3 antes de suicidarse al pie del altar mayor. La catedral ha sido reabierta para celebrar una Misa en memoria de las víctimas de la masacre.