Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Hace 30 años el asesinato de seis jesuitas y dos empleadas en El Salvador.

CRIMEN DE LESA HUMANIDAD

30 años de la masacre de jesuitas en El Salvador

EL SISTEMA JUDICIAL MANTIENE IMPUNE LA MATANZA DE 6 SACERDOTES Y DOS MUJERES, CALIFICADA DE CRIMEN DE LESA HUMANIDAD POR LA PROPIA CORTE SUPREMA

UN REPORTAJE DE HUGO SÁNCHEZ – Viernes, 15 de Noviembre de 2019 – Actualizado a las 06:02h

Un documento de Ignacio Ellacuría que se exhibe en el Museo de los Mártires de San Salvador.

Un documento de Ignacio Ellacuría que se exhibe en el Museo de los Mártires de San Salvador. (EFE)

Un documento de Ignacio Ellacuría que se exhibe en el Museo de los Mártires de San Salvador.Ignacio Ellacuría, en 1988.

Es un crimen de lesa humanidad, lo ha dicho la Corte Suprema de El Salvador en al menos tres ocasiones, pero tras 30 años el sistema judicial sigue manteniendo bajo la sombra de la impunidad la masacre de seis padres jesuitas y dos mujeres cometida en la madrugada el 16 de noviembre de 1989. En abril de 2018, una corte de Paz ordenó la reapertura del proceso para determinar la autoría intelectual, sin que hasta la fecha se hayan dado avances. Las víctimas de la masacre, cometida en el marco de la guerra civil de El Salvador (1980-1992), fueron los españoles Ignacio Ellacuría, Segundo Montes, Ignacio Martín-Baró, Amando López y Juan Ramón Moreno, el salvadoreño Joaquín López, y Elba Ramos y su hija adolescente Celina.

1989, UN AÑO CRUCIAL EN LA GUERRALa guerra interna enfrentó al Ejército, financiado por Estados Unidos, y a la guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) entre 1980 y 1992 y dejó un saldo de 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.

Cuatro eventos hicieron de 1989 un año crucial en el curso que tomó esa guerra: la llegada de Alfredo Cristiani al Ejecutivo, un atentado contra líderes sindicales, la ofensiva guerrillera del 11 de noviembre y la masacre de los jesuitas.

El padre español José María Tojeira, director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (Idhuca), relata que Ellacuría fue uno de los principales impulsores del diálogo para alcanzar la paz desde 1981. “Ellacuría se había vuelto más entusiasta (en 1989). Veía que Estados Unidos estaba más abierto y que Cristiani pertenecía a un sector de la empresa privada partidario de terminar con la guerra y de terminar por la vía dialogada”, señaló.

El atentado con bombas del 31 de octubre contra un local de una opositora federación de sindicalistas, que dejó 10 muertos y 27 heridos, crispó los ánimos en el país. El 11 de noviembre, la guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) lanzó su mayor ofensiva contra la capital. “Con el tema de Fenastras, el FMLN decidió promover una especie de insurrección con esta ofensiva”, apuntó Tojeira. La respuesta militar fue “sumamente violenta”.

EL CRIMEN QUE ACELERÓ LA PAZSegún el Informe de la Comisión de la Verdad, la cúpula militar del Ejército salvadoreño se reunió la noche del 15 de noviembre para “adoptar nuevas medidas” contra la ofensiva, entre ellas la “eliminación” de personas supuestamente vinculadas con el FMLN. Es noche, el director de la Escuela Militar, el coronel Guillermo Benavides, transmitió a sus subalternos del Batallón Atlacatl la orden de asesinar a los jesuitas de la Universidad Centroamericana (UCA). Para Tojeira, esta decisión fue “una estupidez del Ejército” y de la que “no calcularon las consecuencias” por el “miedo” a perder la guerra.

“Tomaron una decisión, aparte de criminal, irracional de eliminar a todos los opositores”, señaló el religioso, que en la época de la masacre era provincial de la Compañía de Jesús. El desprestigio en el que se sumió la Fuerza Armada salvadoreña a nivel internacional dejó a sus dirigentes “sin fuerza para seguir con su postura de ganar militarmente la guerra”. “Yo creo que el asesinato de los jesuitas y la coyuntura internacional (caída del Muro de Berlín) ayudó a que la paz se acelerara”, sostuvo Tojeira. En 1990, el FMLN y el Ejército sellaban un primer acuerdo para respetar los derechos humanos y en 1992 se firmó la paz.

LA LUCHA CONTRA LA IMPUNIDADEn 1991, una corte penal condenó a Benavides y al teniente Yusshy Mendoza a 30 años de prisión, pero una ley de amnistía de 1993 permitió que salieran libres y dejó sepultada por 25 años la posibilidad de enjuiciar a los autores intelectuales. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aseguró en diciembre de 1999 que el juicio fue “simulado” y que la política de “encubrimiento resultó totalmente efectiva” en beneficio del alto mando. El Idhuca intentó en el año 2000 reabrir el proceso para investigar y enjuiciar a los jefes castrenses, pero la justicia dictó un “sobreseimiento definitivo”.

Solo la anulación de la ley de amnistía por un fallo de la Sala de lo Constitucional de julio de 2016 obligó a diferentes tribunales a reabrir las causas pendientes, incluida la de los jesuitas.

En un país en una guerra civil de hecho, el Ejército y la ultraderecha estaban detrás del crimen, pese a sus intentos de culpar a la guerrilla

Esta fue la primera vez que la masacre fue declarada un crimen de lesa humanidad por el Supremo.

Fue hasta abril de 2018 que un juzgado de Paz ordenó la reapertura de la causa penal al declarar la nulidad del sobreseimiento.

Los señalados, cuya inclusión en el proceso está en manos de la Fiscalía General de la República (FGR), son el expresidente Cristiani (1989-1994), los generales Humberto Larios, Juan Bustillo, Francisco Fuentes, Rafael Zepeda, el fallecido René Emilio Ponce y el coronel Inocente Montano, quien enfrenta un juicio en España.

El abogado de la UCA Manuel Escalante señaló que la reapertura significó un “borrón y cuenta nueva”, dado que el estado del proceso vuelve a la etapa de elaboración de una acusación fiscal.

“Lo que esperaríamos es que la Fiscalía haga sus valoraciones técnicas para delimitar quiénes son los responsables de haber dado la orden”, acotó.

Escalante explicó que el proceso se encuentra actualmente en manos de la Sala de lo Penal de la Corte Suprema, dado que los defensores de los militares presentaron un recurso de casación luego de que una corte de apelaciones ratificara en marzo pasado la reapertura.

LA AMENAZA DE UNA AMNISTÍAUna comisión de la Asamblea Legislativa busca llevar a votación una ley que sustituya la amnistía de 1993 por orden de los jueces constitucionales. Sin embargo, diferentes organizaciones sociales han advertido que los diputados buscan emitir una “amnistía de facto” que deje en impunidad los procesos por crímenes de guerra o de lesa humanidad.

“Si acá se continúa entorpeciendo la justicia universal y se continúa la política de obstaculizar la justicia al interior de El Salvador, España estaría habilitado para hacer una tercera solicitud de extradición”, subrayó. El Salvador negó la extradición de los vinculados en el año 2009 y en el 2017. El único encarcelado por la masacre es Benavides, a quien la Corte Suprema le ha negado el beneficio del indulto y de conmutación de la pena, y en ambos fallos catalogó la masacre como un crimen de lesa humanidad.

ELBA Y CELINA, UN ROSAL EN SU NOMBREEl esposo de Elba y padre de Celina, Obdulio Ramos, fue el primero en localizar los cuerpos de sus familiares y de los jesuitas la mañana del 16 de noviembre de 1989. Corrió a la casa en la que se hospedaba Tojeira para anunciarle el crimen. “Han matado a los padres, a mi mujer y a mi hija”, le dijo al religioso. Con el tiempo, Obdulio, que trabajaba como jardinero en la UCA, sembró ocho rosales en el jardín en el que fueron encontrados los cuerpos de los padres: seis rojos en honor de los religiosos y dos blancos por su esposa e hija. Elba era la cocinera de una comunidad de estudiantes y había llegado con su hija hasta la casa de los jesuitas para refugiarse de los combates entre guerrilleros y soldados. Un día, Tojeira encontró a un joven llorando cerca del referido jardín y trató de animarlo al decirle que buscarían justicia por los padres.

“No lloro por ellos, lloro por Elba y Celina”, le dijo el muchacho.

Obdulio falleció en 1994 por tétanos. El jardín que sembró sigue siendo un punto de peregrinación para quienes recuerdan a los jesuitas y a las dos mujeres.


Deja un comentario

Hace 30 años los mártires de la UCA (El Salvador)

A 30 años de los mártires de la UCA, El Salvador

Han pasado ya treinta años de aquel 16 de noviembre de 1989, en el que fueron asesinados seis Padres jesuitas y dos de sus colaboradoras en la Universidad Centroamericana (UCA), en El Salvador. Recordamos aquellos a los que los poderosos les quitaron la vida, aquellos que, alzando la voz por la justicia, fueron acallados, pero no para siempre, ya que sus vidas han sido fermento de esperanza para todo el mundo.

Ciudad del Vaticano

El Salvador vivió una guerra interna. La violencia comenzó en 1980, año en el que se desató una represión generalizada. Especialistas dicen que la guerra comenzó con el asesinato de Monseñor Romero, el 24 de marzo de ese año. Tres años antes, había sido asesinado el padre jesuita Rutilio Grande.

Durante los 12 años de guerra civil (1980-1992) y en años previos, sacerdotes, religiosas y personas afines a la Iglesia Católica, fueron asesinados. Monseñor Ricardo Urioste, presidente de la Fundación Monseñor Romero, dijo que al menos 16 religiosos murieron violentamente en ese período. Todos ellos representan una generación de sacerdotes y religiosos comprometidos hasta la muerte con las causas de los pobres.

Levantando la voz

La UCA iba a cumplir veinticinco años de vida en 1990. El equipo de jesuitas que la dirigía era muy unido. Lograron hacer crecer la Universidad, siendo una de las más importantes en Centroamérica. En ella se encarnaba su amor y entrega.

Los jesuitas asesinados se habían destacado por promover una solución pacífica al conflicto armado salvadoreño y por denunciar las injusticias sociales hacia los grupos mayoritarios del país centroamericano. Por su liderazgo espiritual a favor del pueblo y su voz de denuncia, resultaban incómodos para el poder político y militar de la época.

El momento del martirio

La madrugada del 16 de noviembre de 1989, en medio de una ofensiva guerrillera sobre San Salvador, efectivos del ahora proscrito batallón Atlacatl asesinaron a los seis sacerdotes y a dos de sus colaboradoras, madre e hija, en el campus de la UCA. Fueron alrededor de 30 hombres los que atentaron contra la vida de todos ellos. Un acto que marcó por siempre a la UCA, al Salvador y al mundo entero.

Los mártires de la UCA

El padre César Jerez, que era provincial de los jesuitas centroamericanos a la época de los hechos, hizo una reflexión sobre los jesuitas: “Su afán no era ser promovidos ni dentro de la Iglesia ni dentro de la Compañía. Su afán era quedarse allí, trabajar allí, rendir allí. Se dedicaron a estudiar profundamente los mecanismos de la sociedad para entregarle después a los hombres y mujeres que forman la sociedad esos estudios, esos análisis, sus palabras, sus escritos. Trabajaron por la justicia, por la verdad, por la paz. Hombres de verdad ante Dios, ante los hermanos y ante sí mismos. Mártires: porque la historia de los mártires no es cosa del pasado. En Centroamérica sabemos lo cerca que está el martirio de los que de verdad luchan por la justicia”.


Deja un comentario

El Salvador: comienza la tercera peregrinación en torno a San Arnulfo Oscar Romero

San Óscar Arnulfo Romero peregrinación cardenal Rosa ChávezFieles salvadoreños peregrinarán por tercer año consecutivo hacia la ciudad natal de San Óscar Arnulfo Romero  (AFP or licensors)

Comienza hoy la tercera peregrinación hacia la cuna de San Romero

La peregrinación en honor a Mons. Romero se desarrollará del 1° al 3 de agosto y será inaugurada con una misa de envío presidida por el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, en la Catedral Metropolitana.

Parte hoy desde San Salvador hasta Ciudad Barrios, lugar de nacimiento de San Óscar Arnulfo Romero,  la tercera peregrinación en honor del santo salvadoreño. Una edición que este año tiene tres objetivos: celebrar el primer año de canonización de Mons. Romero, seguir rezando por la paz en el país y fomentar la conciencia del cuidado de la casa común.

Tres días de camino que concluirán el 3 de agosto con la Santa Misa en Ciudad Barrios, concelebrada por el Cardenal Gregorio Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador, junto a obispos y sacerdotes. Ante los micrófonos de Vatican News Mons. Rosa Chavez ilustró el evento que une al pueblo del país centroamericano:

Escuche la entrevista al Card. Rosa Chávez

“Esta es toda una historia muy linda: cuando Mons. Romero cumplió cien años de edad, nos preguntamos cómo marcar esta fecha y decidimos hacer tres días de peregrinación, tres días de camino para llegar desde donde él está sepultado hasta llegar a la cuna del Profeta, en Ciudad Barrios.

En 2017, la hicimos coincidiendo con su cumpleaños número 100, con el lema: “Caminando hacia la cuna del profeta”. El segundo año el lema era: “Caminando con Romero para construir la paz”. Y este año tiene un contexto también ecológico, el lema es: “Caminando con San Oscar Romero, semilla que germina en nuestra tierra y produce frutos de justicia, fraternidad y paz”. Un logo, que es muy lindo,  que tiene el mapa del país y el pie derecho de una persona. El artista logró hacer ver cómo el pie coincide con el mapa del país. Y este año tenemos tres objetivos: primero, es dar gracias porque Mons. Romero está canonizado; segundo, seguir pidiendo por la paz; tercero, tener conciencia de cuidar la casa común, la casa de todos, la ecología.  Hay un ambiente de gran entusiasmo, son tres días de camino. Por momentos procedemos en autobuses, porque no se llega a tiempo, si todo se hace a pie. El día 1° salimos. Primero, a las 5 de la mañana, tendrá lugar la misa de envío en la cripta de la Catedral junto a la tumba de Mons. Romero y después comenzamos ya el recorrido.

¿Qué mensaje daría usted a los jóvenes del mundo para que se unan desde sus países a este momento de peregrinación y oración hacia la tumba de San Romero?

De hecho, a través de radios católicas, conectadas por internet, todo el mundo puede seguirnos y la gente lo hace. Mucha gente toma también de nuestra emisión, noticias y videos, etc. Habrá una cobertura permanente durante tres días. ¿Por qué la gente camina?  Uno es por amor a Romero, dos, para pedirle perdón a él, para estar en paz con él, quienes en su tiempo no lo comprendieron o lo combatieron. Es una peregrinación que tiene también un contexto de reconciliación con el profeta y admiración por su figura realmente extraordinaria. El país entero sigue esta peregrinación y crea un ambiente de esperanza y optimismo en la gente y también fortalece la fe del pueblo. Nos preside una imagen bellísima, va rodeada por los sacerdotes, obispos, una carroza. Llegaremos hasta su cuna el día 3 a las 2 de la tarde y ahí estarán los obispos del país para la misa que se va a concelebrar. Gracias por permitirnos llevar esta noticia al mundo entero.

Para concluir, ¿nos dejaría una frase de San Romero?

Que tenemos que “ir al corazón”. Estamos tan lejos de Dios porque estamos tan lejos del Sagrado Corazón, donde Dios nos espera y nos habla y resucita con nosotros.  ‘Un pueblo que va al corazón’: allí encuentra a Dios presente y le dice quién es, que le ama y que espera de él una respuesta generosa. Que es un peregrino y que el pueblo camina con él. Él dijo: ‘con este pueblo no cuesta ser buen pastor’. En estos días debemos ser oveja del pastor que nos enseña cómo caminar con Cristo y hacia Cristo.


Deja un comentario

El Salvador: estado de emergencia en las prisiones. Satisfaccion de los obispos por la eficacia del nuevo gobierno

Emergencia en cárceles de El Salvador: gobierno e Iglesia luchan contra la violencia

Ante los últimos datos estadísticos el nuevo presidente del país, Nayib Bukele, quien dirige el país desde el 1 de junio, ha declarado que mantiene “la emergencia en las cárceles hasta que las pandillas dejen de matar”. Por su parte, el arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, muestra su satisfacción por el hecho de que se trabaje “tan rápido y preocupados por combatir la violencia”.

Ciudad del Vaticano

Continúa el estado de emergencia en las prisiones de El Salvador debido a la violencia. El nuevo presidente Nayib Bukele informó que esta decisión se debe a que las pandillas siguen matando personas y los homicidios se planean desde las prisiones.

El promedio diario de asesinatos en El Salvador registrados entre el 1 de junio y el 6 de julio de 2019 fue de 7.6, mucho más bajo que el promedio diario de 12.7 asesinatos ocurridos durante el gobierno anterior, según publica la agencia de noticias Fides.

Nuevo plan de seguridad

Si la medición se realiza desde el 20 de junio, cuando comenzó el nuevo plan de seguridad, el promedio diario se reduce a 7.1. Con estos datos, Nayib Bukele, quien dirige el país desde el 1 de junio, ha declarado que mantiene “la emergencia en las cárceles hasta que las pandillas dejen de matar”.

 

Con las nuevas disposiciones legales para los centros de detención, el mandatario, durante una conferencia de prensa celebrada ayer, explicó que hay resultados reales y que habrá que continuar, a pesar de que algunos jueces indican que este tipo de ley debe durar solo 15 días. Las medidas penitenciarias se han adoptado desde el 22 de junio como una estrategia integral para detener permanentemente las operaciones de pandillas, que continúan manejando el crimen en la sociedad desde la prisión.

A este respecto, el 5 de julio se celebró una reunión del Ministro de Justicia con el Presidente de la Corte Suprema para acelerar muchos juicios y verificar la eficacia de los tribunales lo antes posible.

Apoyo de la Iglesia para combatir la violencia

Por parte de la Iglesia Católica, el arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, comentó: “Me complace que se trabaje tan rápido y preocupados por combatir la violencia, porque todos sabemos que se necesita una solución. El tema de la violencia es el que más afecta a la sociedad salvadoreña. Y esto lo saben todos por las investigaciones que se han realizado. Cuando el Presidente de la República enfrenta este problema con tanta rapidez y preocupación, la gente está feliz y llena de esperanza”, comenta el arzobispo. “La población está de acuerdo con estas políticas de seguridad. Me parece que este es un esfuerzo de buena voluntad, y si nos unimos, generará buenos efectos”, concluyó.


Deja un comentario

El Salvador: no a una amnistía que lleva a la impunidad en ciertos graves delitos (ONU)

Relator recuerda a El Salvador que las amnistías son incompatibles con crímenes como la tortura o el genocidio

ONU/Rick Bajornas
Fabián Salvioli, el Relator Especial de la ONU sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición.

16 Mayo 2019

Un experto de la ONU en derechos humanos ha expresado su profunda preocupación por un proyecto de ley de El Salvador que puede ser la puerta para otorgar perdones a graves delitos perpetrados durante el conflicto que vivió el país. Además de ser incompatibles esas medidas de gracias con las leyes internacionales, asegura que la impunidad puede contribuir a que se repitan tales crímenes.

Fabian Salvioli, experto de derechos humanos de la ONU en justicia transicional, insta a la Asamblea Legislativa de El Salvador a no aprobar un proyecto de ley que permita perdones de facto por graves violaciones de derechos humanos y crímenes de guerra cometidos durante el conflicto armado interno que cobró 75.000 vidas entre 1980 y 1992.

Para el experto, no hay razones claras por las que los mecanismos de impunidad como los propuestos en el borrador puedan “considerarse legítimos, o incluso necesarios en términos políticos”. “Tampoco son legales”, señala. “La condena y el castigo efectivo de los responsables es una obligación del Estado salvadoreño, y no puede ser eludida por decisiones legislativas contrarias al derecho internacional de los derechos humanos”.

La Comisión Política de la Asamblea Legislativa examina desde el 14 de mayo de 2019 una nueva ley de reconciliación nacional.

Las víctimas del conflicto armado, sus representantes y la sociedad civil en general no han sido consultadas en el proceso.

El proyecto de ser aprobado en el plenario de la Asamblea antes de que finalice esta semana.

El texto tiene por objeto aplicar una sentencia del Tribunal Supremo de 2016 que declaró la inconstitucionalidad de la Ley de amnistía establecida en 1993, y pidió a la Asamblea Legislativa que emita una nueva Ley de Reconciliación Nacional.

Las disposiciones de dicho proyecto incluyen amnistías o perdones de facto, ya que las penas de prisión serán suspendidas y sustituidas por el servicio a la comunidad, y la responsabilidad penal se atribuirá únicamente por la omisión o acción directa en la realización de un acto punible, con el riesgo de que queden impunes quienes ordenaron, participaron o fueron cómplices de ello.

También establece un plazo de prescripción de cinco años para la investigación y el enjuiciamiento de las violaciones cometidas durante el conflicto, y pide a la Fiscalía General que elabore una lista de casos en un plazo de solo cinco meses.

Además, estipula que toda decisión judicial de este tipo se considere cosa juzgada y, por lo tanto, no podrá ser apelada. La disposición también prohíbe las extradiciones pasivas con fines de enjuiciamiento en tribunales extranjeros.

Profunda preocupación

“Expreso mi profunda preocupación por este intento de abrir la puerta a una amnistía de facto y eliminar la aplicación de sanciones penales por violaciones graves de los derechos humanos y del derecho humanitario y crímenes de lesa humanidad”, señala en un comunicado Salvioli, relator especial en la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición.

El experto recordó la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que prohíbe recurrir a figuras como la amnistía o medidas que pretendan impedir o suprimir los efectos de una sentencia condenatoria para los casos de graves violaciones de los derechos humanos.

“Las amnistías, los plazos de prescripción y los mecanismos que eliminan el efecto de las sanciones penales son incompatibles con los delitos que constituyen graves violaciones de los derechos humanos, como la tortura, las ejecuciones sumarias, las desapariciones forzadas y el genocidio, entre otros”, explica Salvioli.

Además, destaca que la impunidad en relación con esos delitos puede a que se repitan y se creen círculos viciosos de violencia, como ocurre actualmente en el país.

Bachelet comparte esa preocupación

Salvioli ha compartidos estas preocupaciones con las autoridades pertinentes, incluida la Asamblea Legislativa, durante una visita oficial a El Salvador que llevó a cabo del 24 de abril al 3 de mayo. En marzo, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó una opinión similar.

“Me alarma que las partes en el conflicto armado -que corren el riesgo de ser enjuiciadas por violaciones cometidas en ese período- traten de establecer un pacto de impunidad antes de que se produzca un cambio de gobierno el 1º de junio de 2019, que será la primera administración desde los Acuerdos de Paz que no ha sido parte en el conflicto. Este intento es tan espurio como ilegal bajo la ley nacional e internacional”, aseguró el relator.

También indicó haber visto un “compromiso y buenas intenciones en la actual administración para avanzar en el proceso de justicia transicional en los ámbitos de la verdad, las reparaciones y las garantías de no recurrencia” por lo que expresó su esperanza de que este compromiso sea igualmente firme a la hora de sentar las bases para garantizar la justicia a las víctimas.

“Quisiera recordar que los procesos de justicia transicional no son un ejercicio de ‘escoger y elegir’, sino que deben ser implementados de manera integral, abordando cada uno de los elementos constitutivos de una agenda de justicia transicional: verdad, justicia, reparaciones y garantías de no recurrencia”.

Fabian Salvioli (Argentina) fue nombrado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2018 como  Relator Especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición. Es abogado y profesor de derechos humanos. Fabián Salvioli es profesor de Derecho Internacional y Derechos Humanos en la Facultad de Derecho de la Universidad de La Plata. Ha dado conferencias en muchos países y universidades de América, Europa, África y Asia. El Sr. Salvioli es autor de varios libros y artículos sobre derecho internacional de los derechos humanos. Fue miembro del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas entre 2009 y 2016, y su Presidente entre 2015 y 2016.

Como Relator Especial, el Sr. Salvioli forma parte de lo que se conoce como los  Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes del sistema de derechos humanos de las Naciones Unidas, es el nombre general que se da a los mecanismos independientes de investigación y supervisión del Consejo que se ocupan de situaciones nacionales específicas o de cuestiones temáticas en todas partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y prestan servicios a título individual.

Para estar infor


Deja un comentario

El Salvador: nuevo presidente sin el apoyo de los partidos tradicionales. Las propuestas del arzobispo de la capital.

Un hombre lee un periódico con la imagen del nuevo presidente de Gobierno de El Salvador, Nayib Bukele.Un hombre lee un periódico con la imagen del nuevo presidente de Gobierno de El Salvador, Nayib Bukele.  (Luis Hermosillo)

El Salvador: Mons. Escobar recuerda al nuevo Presidente las cuestiones a abordar

El arzobispo de San Salvador pide al nuevo Presidente de Gobierno cumplir con las promesas hechas durante la campaña electoral, entre ellas, aumentar el salario mínimo para la clase trabajadora, no imponer nuevos impuestos y eliminar los injustos.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Como Iglesia, “esperamos que el nuevo Gobierno realmente trabaje para los pobres, para el pueblo, para quienes más sufren, favoreciendo a los más necesitados”: son las declaraciones del arzobispo de San Salvador, Mons. José Luis Escobar Alas, presentando sus buenos deseos al nuevo presidente de El Salvador, Nayib Bukele, y al nuevo vicepresidente, Félix Ulloa, nombrados el pasado 3 de febrero.

Urgente una ley sobre el agua

Para el prelado, el nuevo Presidente debe trabajar en la aprobación de una ley sobre el agua, ya que es un derecho fundamental para la vida. El arzobispo también se expresó sobre el sistema de pensiones en vigor en el país, destacando lo injusto que es porque corresponde a las necesidades de pocas personas. Ante esto, Mons. Escobar Alas espera que el Jefe de Estado introduzca un sistema de seguridad social válido para la mayoría de la población.

Aumentar los salarios mínimos y erradicar la corrupción

El arzobispo también hace un llamamiento para que el candidato electo cumpla con sus promesas realizadas durante la campaña electoral, es decir, no imponer nuevos impuestos y eliminar los injustos e hizo hincapié en dos necesidades: aumentar el salario mínimo para la clase trabajadora y resolver el problema de la corrupción en el país. En este sentido, recordamos que antes del 3 de febrero, Mons. Escobar Alas pidió a los futuros gobernadores “trabajar” por la paz, gobernar “con justicia para el bien común”, y “evitar cualquier intento de privatizar los recursos hídricos”.

Quien es el presidente Bukele

Para las elecciones presidenciales, Nayib Armando Bukele Ortez, de 37 años, se presentó como un independiente, respaldado por el partido GANA. Ganó con 1.4 millones de votos y, por lo tanto, es el primer presidente electo sin el apoyo de uno de los dos partidos que han gobernado El Salvador desde el final de la guerra civil en 1992, Arena y FMLN.


Deja un comentario

El Salvador. Elecciones presidenciales. Resultados provisionales

Nayib Bukele nuevo presidente de El Salvador

El Presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Dr. Julio Olivo, en conferencia de prensa informó “que a esta hora de la noche, tenemos los siguientes resultados electorales que marcan una tendencia definitiva”

Manuel Cubías – Ciudad del Vaticano

Los datos preliminares  proporcionados por el TSE, determinan un total de 1,254,207 votos (53.78%) a favor del partido GANA. La coalición de ARENA obtuvo 737,412 votos (31.62%), mientras que el partido FMLN con 321,274 (13.77%) se posicionó en tercer lugar. Por otro lado, el partido VAMOS contó con 19,825 votos (0.81%).

“Estos son resultados del escrutinio preliminar, porque nuestra legislación reconoce un escrutinio preliminar de las tendencias de las que ya les he hablado. Y, tenemos que verificarlos y confrontarlos con el escrutinio definitivo”, declaró Olivo. Por lo tanto, estos datos están próximos a más actualizaciones. Asimismo, el presidente del TSE informó que el escrutinio final iniciará exactamente a las 48 horas después de esta elección presidencial.

El nuevo presidente

El nuevo presidente salvadoreño es un exalcalde y publicista de 37 años. Su victoria es aplastante, tras lograr casi un 54% de los votos con un cercano 90% de las papeletas contabilizadas. Su triunfo deja muy atrás al partido  de la derecha, ARENA y al FMLN, partido de la izquierda.

Lo importante de esta victoria es que pone fin al bipartidismo que han ejercido ARENA y el FMLN, ambos surgidos en el contexto de los Acuerdos de Paz que pusieron fin a la guerra civil en 1992 y  que duró doce años.

“Podemos anunciar que hemos ganado la presidencia de El Salvador en primera vuelta”, fueron las primeras palabras de Nayib Bukele al conocer los resultados preliminares del Tribunal Supremo Electoral que lo posicionan en primer lugar.

Este triunfo muestra el cansancio del electorado ante la corrupción generalizada en las altas esferas del estado, la inseguridad y la violencia, falta de oportunidades, especialmente para los jóvenes. Esto ha dado como resultado la migración constante de la población más desprotegida.

Bukele afirmó ante la multitud que lo esperaba en el Centro Histórico de la capital, San Salvador, al proclamar su victoria, que le convertiría en el líder más joven de la historia reciente de El Salvador: “Hemos hecho historia y hemos pasado la página de la posguerra”… “ganamos en primera vuelta y sumamos más votos que Arena y el FMLN juntos”.

Los candidatos del FMLN, Hugo Martínez y de ARENA, Carlos Calleja aceptaron su derrota en horas de la noche.