Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Audiencia del Papa a unos obispos argentinos.

Francisco recibe a una Comisión Ejecutiva de obispos argentinos

En preparación a los sínodos de Amazonía y de los jóvenes los obispos argentinos se encuentran con el Santo Padre en el Vaticano.

Patricia Ynestroza- Ciudad del Vaticano

Esta mañana el Santo Padre recibió a la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal argentina, que conforman el cardenal Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina y primer vicepresidente, Mons. Oscar Ojea, Presidente de la CEA, Mons. Marcelo Colombo, Obispo de La Rioja y vicepresidente II, y Mons. Carlos Malfa, Obispo de Chascomús y Secretario General del Episcopado.

Los miembros de la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina, durante su estadía en Roma, visitaron distintas Congregaciones y Dicasterios, entre ellos, la Congregación de Educación Católica, la Congregación del Clero, la Secretaría del Sínodo de los Obispos, la (CAL) Comisión para América Latina y el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo humano e integral.

La comisión presidida por el Cardenal Primado de Argentina y el presidente de la Conferencia Episcopal argentina, fueron recibidos por el Papa quien en primer lugar les orientó sobre las preparaciones de los sínodos dedicados a la Amazonia y a los jóvenes.

En esta entrevista, Mons. Ojea nos cuenta qué sugerencias les dio el Santo Padre y responde a dos preguntas concretas sobre qué directrices seguirá la Conferencia en las distintas pastorales  y cuándo cree que será el momento oportuno para que su Santidad visite su querida Argentina.

Anuncios


Deja un comentario

Obispos argentinos con el Papa en Chile.

Encuentro del Papa con obispos argentinos en la catedral de Santiago

Jueves 18 Ene 2018 | 09:24 am

Santiago (Chile) (AICA):

El papa Francisco saludó y mantuvo un encuentro breve con los obispos argentinos que viajaron a Chile, para acompañar su visita apostólica al país trasandino.

El diálogo del pontífice con sus compatriotas se produjo el martes tras el encuentro del Papa con sacerdotes, religiosas, religiosos y consagrados en la catedral de Santiago.

El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Lozano, dio detalles del encuentro a través de la red social Facebook.

“El papa Francisco saludó a cada uno de los obispos argentinos. Cuando me tocó estrecharle la mano, me dijo que al venir había volado sobre San Juan y rezado por nosotros”, expresó.

“Sentí en mi corazón una gran alegría por el reencuentro, me sorprendió que el Santo Padre estuviese tan atento a su sobrevuelo por el espacio aéreo de San Juan en un momento tan especial, a minutos de su llegada a Chile, y ya no me sorprende, su delicadeza al decir que reza por todos nosotros”, añadió.

Además de monseñor Lozano, en la comitiva argentina estuvieron los obispos Oscar Ojea (San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina), Samuel Jofré (Villa María), Dante Braida (auxiliar de Mendoza y administrador apostólico sede vacante), Marcelo Mazzitelli (auxiliar de Mendoza), Vartán Boghossian (Eparquía San Gregorio de Narek en Buenos Aires) y Alfonso Delgado, arzobispo emérito de San Juan de Cuyo.+


Deja un comentario

Argentina: Quiénes son los voceros del Papa. Sigue la polémica.

Argentina: “los voceros de Francisco”, una novela sin fin

El nuevo capítulo de un debate sin fin sobre quienes están o no autorizados para transmitir el mensaje del Papa en su país natal, pero su pensamiento es públicamente archiconocido
0
Pubblicato il 13/01/2018
Ultima modifica il 13/01/2018 alle ore 10:00
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Dos interrogantes desvelan a los argentinos. ¿Por qué el pontífice no visita su país natal? Y ¿Quiénes son sus “voceros”? Esos parecen los únicos temas de discusión, al menos en los grandes medios. En estos días surgió un nuevo capítulo de la novela “los voceros de Francisco”. Un debate añejo que cotidianamente se repite. De manera extraña. Artificial. Esta vez intervino la Conferencia Episcopal Argentina con una nota que incluyó sugestivas entrelíneas. Mientras los curas villeros advirtieron: “La palabra de Papa interpela… y molesta”.

 

“Francisco se expresa en sus gestos y palabras de padre y pastor, y a través de los voceros formalmente designados por él. Nadie ha hablado ni puede hablar en su nombre”. Con esas declaraciones, los obispos cortaron de raíz la especulación. Lo hicieron tras una seguidilla de publicaciones de prensa que apuntaron, en tiro por elevación, contra Jorge Mario Bergoglio.

 

¿El motivo? Algunas declaraciones de Juan Grabois, hombre cercano a él, referente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y consultor del extinto Pontificio Consejo Justicia y Paz del Vaticano. Entre otras cosas, él advirtió que “el vicio” del presidente Mauricio Macri “es la violencia y el resentimiento”, que “parece tener una necesidad constante de reafirmarse degradando a otros” y aunque lo considera “un camino peligroso” los sigue “porque está obsesionado con mostrar autoridad” (Página/12, 02.01.2018).

 

No es la primera vez que Grabois dice eso. En otras ocasiones ha sostenido públicamente lo mismo, opinando en todo momento como líder social. Él siempre ha aclarado que no habla por el Papa y no es su vocero. Un detalle que reconoció incluso la misma conferencia episcopal en su comunicado, aunque sin nombrarlo. Pero los periodistas insisten en presentar sus comentarios como una voz que llega subrepticiamente desde Santa Marta, la residencia papal en el Vaticano.

 

“En nuestro país, gran parte de los medios de comunicación han puesto más la atención en hechos menores e incluso han identificado al Papa con determinadas figuras políticas o sociales. Algunos de ellos han sido claros afirmando que no representan ni pretenden representar al Papa ni a la Iglesia. Sin embargo, esta constante asociación ha generado muchas confusiones y justificado lamentables tergiversaciones de su figura y sus palabras que llegan incluso a la injuria y la difamación”, escribió la Comisión Ejecutiva en su nota, fechada el 10 de enero.

 

Tres días antes, una nota del diario Clarín se preguntaba: “¿Es Grabois el que habla o es el Papa?”. Un programa del canal de televisión Todo Noticias presentaba al líder social como “Soldado del Papa y de CFK”, refiriéndose a la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner. Un artículo del diario La Nación lo acusaba a él y a los curas villeros de usar a los pobres para consolidar “su poder”. Otro más, en la misma publicación, hablaba de un intelectual que “puso en jaque al Papa”.

 

Una elevada tasa de ataques contra Bergoglio, más o menos velados, concentrados en pocos días. Justo cuando el pontífice se alista a volar a Chile y Perú, sin detenerse en Argentina. Un inflamado debate mediático sobre un asunto añejo y ya explicado. De hecho, en esos mismos medios de comunicación se interpretó la nota de los obispos como una “toma de distancia” de Grabois. Sin reparar en las sugestivas entrelíneas.

 

“La inmensa mayoría del pueblo argentino ama al Papa, no se deja confundir por quienes pretenden utilizarlo, sea pretendiendo representarlo, sea atribuyéndole posiciones imaginarias en función de sus propios intereses sectoriales. El pueblo sencillo quiere escuchar las enseñanzas del santo padre, y lo reconoce por su lenguaje claro y llano”, precisaron los clérigos.

 

Por ello, invitaron a encontrar el verdadero pensamiento del Papa en su “abundante magisterio” y sus “actitudes como pastor”, deseando ardientemente que él “sea valorado y escuchado como se merece”. El comunicado episcopal tuvo amplia difusión. Incluso repercutió en Roma, donde fue publicado en el flamante portal único de noticias de la Santa Sede, Vatican News.

 

Si se lo lee completo, es claro que tiene múltiples destinatarios. Los más evidentes los “voceros”, reales o presuntos, de Francisco. Que existen es innegable. Con excepción de aquellos que, abiertamente, han explicado no serlo en lo absoluto. Algunos personajes son amigos del obispo de Roma y, como tales, cuentan lo que ven y lo que saben. Para ello no necesitan un certificado de autenticidad, ni una venia del Vaticano. Hablan por sí mismos y nada más, incluso cuando relatan intimidades de Santa Marta. Ningún periodista serio podría darse el lujo de prescindir de su testimonio, pero el oficio obliga a la prudencia.

 

Los otros destinatarios son aquellos que se empeñan a poner en boca del Papa palabras que surgen de otros labios. Lecturas que, como precisó el texto de los obispos, alimentan “interpretaciones tendenciosas y parciales” sobre la figura del líder católico, que “sólo agrandan la división entre los argentinos”. Ellos recordaron que la Iglesia acompaña a los movimientos populares, incluso que Francisco los promueve abiertamente, pero eso “no implica, de ninguna manera, que se le atribuyan a él sus posiciones o acciones, sean estas correctas o erróneas”. Una advertencia válida no sólo para los líderes de esos movimientos sino, también, para quienes analizan sus reivindicaciones desde la prensa.

 

En otro frente, quienes también respondieron a las críticas fueron los curas villeros, sacerdotes y obispos que prestan servicio en los barrios más pobres de Buenos Aires y alrededores. Ellos expresaron su perplejidad ante la acusación de que la Iglesia y el Papa, “no quieren que los pobres dejen de ser pobres, porque de esta manera se perdería lugar de influencia”.

 

Sostuvieron que, en el mundo de hoy, la palabra de Francisco es “para algunos molesta”. Y añadieron, citando el documento papal Evangelii Gaudium: “¡Cuántas palabras se han vuelto molestas para este sistema! Molesta que se hable de ética, molesta que se hable de solidaridad mundial, molesta que se hable de distribución de los bienes, molesta que se hable de preservar las fuentes de trabajo, molesta que se hable de la dignidad de los débiles, molesta que se hable de un Dios que exige un compromiso por la justicia. Para nosotros, su ejemplo y su palabra son una invitación renovada a estar al servicio de los más pobres y no de nosotros mismos”.

 

Considerando todos estos antecedentes, no es descabellado pensar que la novela “los voceros de Francisco” tendrá secuela. Tuvo un pasado y tendrá un futuro. Aparecerán nuevos capítulos. Incluso después de esta inobjetable declaración del episcopado. No resulta descabellado advertir como demasiado atractiva, para comentaristas y observadores de ocasión, la fórmula de invalidar al mensajero. Pero con otro objetivo: invalidar el mensaje.


Deja un comentario

Argentina: discrepancias en torno a la figura del Papa

“En Argentina, algunos ‘voceros’ del Papa quieren sacar réditos”

Diálogo con el obispo castrense de Argentina. Anunció la apertura del libro de bautismos del más emblemático centro de desapariciones forzadas en tiempos de la dictadura militar. Abordó la polémica sobre los “voceros” de Francisco y reconoció cierto clima “anti-papal” en su país

El obispo castrense de la Argentina, Santiago Olivera, con el Papa Francisco

114
0
Pubblicato il 11/01/2018
Ultima modifica il 11/01/2018 alle ore 11:13
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Entre 1975 y 1979, unos 127 bebés fueron bautizados en las instalaciones de la Escuela de Mecánica de la Armada. En esos mismos años, el predio naval fungía como centro clandestino de detención y tortura de desaparecidos. Ahora podrán conocerse los datos de los infantes que recibieron el sacramento en la capilla Esma y, quizás, permitir la recuperación de algún hijo apropiado. Lo anunció Santiago Olivera tras reunirse con Francisco la tarde de este miércoles en la Casa Santa Marta, su residencia del Vaticano.

 

En entrevista con el Vatican Insider, el obispo castrense de la Argentina también se refirió al persistente debate mediático en su país sobre los “voceros” del Papa, tras el posicionamiento de la conferencia episcopal que, en las últimas horas, pidió valorar correctamente la palabra del pontífice porque él “habla por sí mismo”.

 

¿Cómo fue el encuentro con el Papa?

“Le pedí la entrevista después de seis meses de haber asumido en el obispado castrense para pedirle algunos consejos. Hablamos del sentido de las capellanías, del sacerdocio al servicio de esta particular vocación que tienen los militares. Le compartí la inquietud de que todas las fuerzas de seguridad estén incluidas en la órbita del obispado, como ahora Prefectura y Gendarmería. La idea es incluir también, por ejemplo, a la Policía Federal”.

 

¿Algún otro tema?

“También hablamos de la posibilidad inminente de que monseñor (Enrique) Angelelli, (obispo de La Rioja asesinado por militares durante la dictadura, en 1976) sea declarado mártir, en la Congregación para las Causas de los Santos el proceso está muy avanzado, junto a tres otros sacerdotes riojanos. Agradecemos la vida de hombres de Dios que supieron estar con la gente y defendiendo la causa de los derechos humanos”.

 

¿También abordaron la decisión de abrir los archivos de la Iglesia del tiempo de la dictadura militar?

“Le comenté que, en la línea del Vaticano y de la Conferencia Episcopal Argentina de colaborar para ir sanando la historia y aportando luz a aquel triste período de la historia argentina, vamos a poner a disposición los documentos sobre los bautismos realizados en la capilla Stella Maris de la ESMA (la Escuela de Mecánica de la Armada, uno de los centros de detención de desaparecidos ndr)entre los años 1975 a 1979”.

 

¿Cómo surgió esa iniciativa?

“Una periodista me lo solicitó, yo lo estuve buscando, lo encontré y lo tengo. Esperemos ver los detalles con la conferencia episcopal. Lo importante es abrir todo lo que pueda ayudar a ir descubriendo o entendiendo situaciones del pasado. Asumo el pedido de memoria, verdad y justicia con una mirada completa en los tres ámbitos: Una memoria sin ideología, una verdad completa y justicia en el sentido más amplio”.

 

¿Entre esos bebés bautizados existirán algunos hijos de desaparecidos?

“No se sabe, pero estamos dispuestos a ver si se pueden encontrar. Son bautismos de ese periodo, pueden ser de militares o de matrimonios que, por su relación, han bautizado a sus hijos ahí”.

 

¿Los datos son sólo de ese centro?

“Lo que me solicitaron y tengo a disposición es eso. Hablaré con la conferencia episcopal y el presidente sobre este tema. Lo comenté con el santo padre y él vio que es muy importante trabajar en esa línea”.

 

¿Qué ánimo existe en las Fuerzas Armadas sobre la reconciliación?

“He podido comprobar que muchos tenemos clara la necesidad de una reconciliación entre los argentinos. Cuando hablamos de reconciliación es importante aclarar, porque a veces algunos en nuestra patria interpretan a la reconciliación como sinónimo de olvido y de mirar para adelante simplemente. Pero la reconciliación es importante realizarla en la verdad, en la reparación. De otra manera no existe verdadera reconciliación. Al Papa le conté que la Navidad la pasé en dos cárceles y en el hospital de Ezeiza donde hay militares enfermos, le hablé de la necesidad de vivir la justicia y cómo, ahí, hay situaciones que no la respetan”.

 

¿Cuáles?

“Por ejemplo, en el caso de presos ancianos a los cuales no se les reconoce lo dictado por la ley y se les otorga el vivir en domicilio o algunos otros que han paso muchos años sin proceso. En diciembre un militar fue puesto en libertad tras haber pasado 10 años sin culpa y sin cargo, esas son nuevas injusticias que no ayudan al futuro. Es importante que la ley y los derechos humanos sean para todos, con una mirada más misericordiosa, pero sin olvidar la verdad y la justicia”.

 

La Conferencia Episcopal Argentina emitió un fuerte pronunciamiento para aclarar que el Papa “habla por sí mismo” y que nadie puede erigirse en su vocero, ¿cómo lo valora?

“Comparto totalmente el comunicado. Tenemos un Papa que es un lujo, debemos saber que nuestro pueblo lo quiere más allá de algunas cosas que no se saben o no se entienden de él, quizás porque tenemos una mirada más parcial y no una mirada en la totalidad como la que él puede tener”.

 

¿Siente que el Papa no es valorado adecuadamente?

“Es un líder y referente mundial que nadie discute, se puede estar de acuerdo o menos con lo que hace, pero él actúa en modo evangélico. Él tiene sus voceros oficiales, tiene sus canales, la Iglesia tiene años de diplomacia y de sabiduría, yo me adhiero a eso. Sobre los que se convierten en voceros, allá ellos; nosotros preferimos quedarnos con la palabra del Papa y de la institución vaticana cuando tiene que hablar la Iglesia”.

 

¿Este pronunciamiento no llega un poco tarde? ¿No se podía evitar la alimentación de un sentimiento “anti-papal” en Argentina?

“Si el clima es “anti-papal” es porque mucha gente espera que el Papa vaya (al país), pero él sabe mucho más que nosotros. Sabe si están dadas las condiciones o no están dadas, de verdad confío plenamente en la cintura del Papa y en la capacidad de la diplomacia vaticana. En Argentina el Papa es muy querido, sobre todo en el interior, es muy aceptado. Cuando se lo quiere teñir, de uno o de otro lado de una mirada política, ahí estamos en problemas. El Papa nos trasciende, es un referente y los argentinos tenemos que salir de nuestro propio ombligo y saber que tenemos un argentino que nos está dejando de maravillas. Mirémoslo a él y sigamos sus pasos”.

 

¿Por qué sigue debatiendo tanto sobre el Papa?

“Algunos quieren ser más papistas que el Papa o cosa similar, pero eso corre por cuenta de cada uno. Creo que, a veces, algunos voceros quieren sacar réditos diciendo que conocen mucho del Papa o hablan directamente con él, que el Papa les comenta o les dice. Esto porque él es argentino y eso parece hacernos creer que por ser argentinos nos sentimos con derecho a hablar de todo”.

 

Era necesario clarificar…

“Clarificar ayuda mucho, llamar a las cosas por su nombre es fundamental. Los argentinos somos buenos directores técnicos, buenos obispos, buenos presidentes, buenos senadores, buenos diputados, buenos papas. Nosotros creemos que lo sabemos todo y que podemos hablar sobre el Papa lo que queremos. Pero su figura es algo serio. Es un referente mundial y tenemos que darnos cuenta, de una vez por todas, que nos está dejando muy bien en el mundo. Debemos seguirlo, si lo hacemos nos va a ir muy bien”.


Deja un comentario

Argentina: sobre algunas críticas al Papa, declaración de los obispos

El Episcopado pidió valorar y escuchar al Papa como pastor

Miercoles 10 Ene 2018 | 08:25 am

Buenos Aires (AICA):

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) pidió evitar “interpretaciones tendenciosas y parciales” del magisterio y las actitudes de pastor del papa Francisco, y expresó su deseo de que el pontífice sea “valorado y escuchado como él se merece y como nos lo merecemos todos los argentinos”.

El Episcopado destacó que “la inmensa mayoría del pueblo argentino ama al papa Francisco”, al advertir que “no se deja confundir por quienes pretenden utilizarlo, sea pretendiendo representarlo, sea atribuyéndole posiciones imaginarias en función de sus propios intereses sectoriales”.

“El pueblo sencillo quiere escuchar las enseñanzas del Santo Padre, y lo reconoce por su lenguaje claro y llano”, sostuvo en una declaración con el título “Francisco, el Papa de todos”.

“En vísperas a su próxima visita a los pueblos hermanos de Chile y Perú, queremos reiterar que el papa Francisco se expresa en sus gestos y palabras de padre y pastor, y a través de los voceros formalmente designados por él. Nadie ha hablado ni puede hablar en nombre del Papa”, subrayó.

La CEA aseguró que su aporte a la realidad del país “hay que encontrarlo en su abundante magisterio y en sus actitudes como pastor, no en interpretaciones tendenciosas y parciales que sólo agrandan la división entre los argentinos”.

“Deseamos ardientemente que el Papa Francisco sea valorado y escuchado como él se merece y como nos lo merecemos todos los argentinos”, concluyó.

La Comisión Ejecutiva de la CEA es presidida por monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro, e integrada por el cardenal Mario Aurelio Poli, arzobispo de Buenos Aires; monseñor Marcelo Daniel Colombo, obispo de La Rioja, y monseñor Carlos Humberto Malfa, obispo de Chascomús.

Texto de la declaración “Francisco, el Papa de todos”
Los argentinos tenemos un enorme privilegio, hace ya casi cinco años un hermano nuestro ha sido elegido Papa, es decir, la máxima autoridad de la Iglesia en el mundo; para los cristianos, vicario de Cristo en la tierra. Desde aquel momento nuestro querido Papa Francisco adquirió en todos los países un prestigio y un apoyo crecientes, y hoy es un referente global incuestionable para la inmensa mayoría de los cristianos y personas de buena voluntad.

En nuestro país, gran parte de los medios de comunicación han puesto más la atención en hechos menores e incluso han identificado al Papa con determinadas figuras políticas o sociales. Algunos de ellos han sido claros afirmando que no representan ni pretenden representar al Papa ni a la Iglesia. Sin embargo, esta constante asociación ha generado muchas confusiones y justificado lamentables tergiversaciones de su figura y sus palabras que llegan incluso a la injuria y la difamación.

La inmensa mayoría del pueblo argentino ama al Papa Francisco, no se deja confundir por quienes pretenden utilizarlo, sea pretendiendo representarlo, sea atribuyéndole posiciones imaginarias en función de sus propios intereses sectoriales. El pueblo sencillo quiere escuchar las enseñanzas del Santo Padre, y lo reconoce por su lenguaje claro y llano.

Acompañar a los movimientos populares en su lucha por la tierra, techo y trabajo es una tarea que la Iglesia ha realizado siempre y que el propio Papa promueve abiertamente, invitándonos a prestar nuestras voces a las causas de los más débiles y excluidos. Esto no implica de ninguna manera que se le atribuyan a él sus posiciones o acciones, sean estas correctas o erróneas.

Por ello, en vísperas a su próxima visita a los pueblos hermanos de Chile y Perú, queremos reiterar que el Papa Francisco se expresa en sus gestos y palabras de padre y pastor, y a través de los voceros formalmente designados por él. Nadie ha hablado ni puede hablar en nombre del Papa. Su aporte a la realidad de nuestro país hay que encontrarlo en su abundante magisterio y en sus actitudes como pastor, no en interpretaciones tendenciosas y parciales que sólo agrandan la división entre los argentinos.

Deseamos ardientemente que el Papa Francisco sea valorado y escuchado como él se merece y como nos lo merecemos todos los argentinos.

Que la Virgen de Luján nos ayude a construir como hermanos nuestra Patria.+


Deja un comentario

Argentina: elogios de la ONU por las sentencias contra culpables de la dictadura.

ONU encomia veredicto por crímenes de lesa humanidad durante dictadura argentina

El relator especial sobre la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, Pablo de Greiff, aplaudió el veredicto. Foto: Jean-Marc Ferré

05 de diciembre, 2017 — Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos acogió con beneplácito la condenade 48 personas acusadas de cometer torturas, asesinatos y desapariciones forzadas, durante la última dictadura militar en Argentina.

Un tribunal federal de Buenos Aires determinó el pasado miércoles que los acusados cometieron crímenes de lesa humanidad contra casi 800 personas en la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).

El juicio es “un paso fundamental hacia la realización del derecho a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición que tienen todas las víctimas de graves violaciones a derechos humanos, así como sus familiares”, destacaron los expertos.

29 de los imputados fueron condenados a cadena perpetua y el resto recibieron penas de entre 8 y 25 años de prisión, con la excepción de 6 absueltos.


Deja un comentario

Argentina: oración en todo el País por las víctimas del submarino ARA San Juan

Argentina se unirá en jornada de oración por víctimas de submarino ARA San Juan

 

Imagen referencial / Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)

Imagen referencial / Foto: Daniel Ibáñez (ACI Prensa)

 

BUENOS AIRES, 02 Dic. 17 / 11:13 am (ACI).- La Conferencia Episcopal Argentina (CEA), expresó su cercanía y afecto a las familias de las 44 personas que desaparecieron dentro del submarino ARA San Juan, e invitó al país a unirse en una jornada de oración para pedir a Dios por “estos valientes servidores de la patria” y por sus seres queridos.

El jueves 30 de noviembre la Armada Argentina dio por culminada la etapa de rescate de los 44 tripulantes del submarino que desapareció el 15 de ese mismo. En ese sentido, aunque el portavoz Enrique Balbi no lo dijo expresamente, esto significa que las autoridades dan por muertos a los marineros.

Balbi explicó que se había extendido “a más del doble la cantidad de días que determinan las posibilidades de rescate de la dotación (tripulación). A pesar de la magnitud de los esfuerzos realizados, no ha sido posible localizar al submarino”, señaló en una conferencia de prensa.

En su mensaje del 1 de diciembre, la Comisión Ejecutiva de la CEA expresó que los obispos están “conmovidos y perplejos” ante esta tragedia. “Queremos como pastores de la Iglesia expresar nuestra cercanía y afecto a los familiares de estos valientes servidores de la patria que desaparecieron en el mar a bordo del ARA San Juan”, indicó.

El Episcopado dijo que “en momentos como estos ninguna palabra es suficiente consuelo. Los cristianos solamente encontramos alivio al sufrimiento en ese encuentro con el Señor Jesús que es posible en la oración y en la fe”.

“Por eso, queremos invitar a los hermanos de cada una de nuestras comunidades, de cada parroquia, capilla o centro de culto, a elevar a Dios, nuestro Padre, una oración especial este próximo 3 de diciembre, Primer Domingo de Adviento”, señalaron.

Los obispos pidieron elevar plegarias “desde todos los rincones de nuestro país”.

“Pidamos unidos por quienes han sufrido esta pérdida irreparable, para que con María Santísima, madre de todo consuelo, puedan encontrar en la fe un alivio a su dolor; y para que esta tragedia fortalezca, en nuestra querida Argentina, un auténtico amor de hermanos”, expresaron.

El ARA San Juan, de fabricación alemana, servía en la Armada Argentina desde 1985.

El pasado 11 de noviembre zarpó de su base en Mar del Plata para participar en unos ejercicios de adiestramiento. Sin embargo, desapareció el miércoles 15 cuando retornaba desde la región austral de Ushuaia.

En su último contacto por teléfono registrado a las 7:30 a.m. (hora local), informó que había superado una avería en las baterías a raíz de un cortocircuito por ingreso de agua. Tres horas después se registró un ruido similar a una explosión a 30 millas del lugar donde había hecho el reporte.

En las operaciones de rescate participaron 18 países. Ahora que concluye el convenio internacional para buscar a los tripulantes, estas naciones decidirán si apoyan en las labores para recuperar los restos del submarino.