Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Argentina: encuentro de los obispos con el Papa en su visita “ad limina”

Menu

Fraterno encuentro del Papa con los obispos argentinos en Visita ad limina

El primer grupo de obispos argentinos en visita ad Limina se encontró en la mañana del 2 de mayo con el Papa Francisco. Más de dos horas de “diálogo fraterno” durante el cual el Pontífice destacó la importancia de la educación, manifestó su preocupación por los jóvenes y pidió a los pastores argentinos “cercanía” a todo el pueblo

María Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

Más de dos horas de encuentro “fraterno” e intercambio fecundo sobre las distintas realidades pastorales del país fue el que vivió en la mañana del 2 de mayo el primer grupo de obispos argentinos, presentes en Roma con ocasión de su visita ad Limina Apostolorum. Un encuentro “cordial y dialogal” en el que los temas “fueron saliendo espontáneamente” después de la invitación del Papa a “compartir cada uno lo que quería compartir”. Así lo explicaron a Vatican News, tres obispos de este primer grupo: Adolfo Canecín, obispo de la diócesis de Goya, provincia de Corrientes; Mons. Andres Stanovnik, arzobispo de Corrientes y Damián Bitar, obispo de Oberá, en la provincia de Misiones.

Jóvenes, tema central del encuentro

En la entrevista, los prelados argentinos señalaron como tema fundamental del encuentro, aquel de los jóvenes: “la realidad juvenil en esta cultura digital que nos toca vivir, y la impotencia que a veces genera su abordaje, para acompañar y para evangelizar a los jóvenes en esta realidad”. También “el tema de la droga dependencia y otras adicciones en el mundo juvenil”, afirmó mons. Adolfo Canecín, obispo de Goya.

Jóvenes y vocaciones

De su diócesis en particular, el obispo de Goya compartió con el Santo Padre una experiencia positiva: una “efervescencia juvenil” que “no tenían” tiempo atrás y que atribuyen a la Jornada Mundial de la Juventud, al Sínodo de los jóvenes y a la Exhortación apostólica Post sinodal ‘Cristo vive’, sobre los jóvenes para rejuvenecer la Iglesia.

Fortalecidos y confirmados en la fe

“Nos vamos del encuentro confirmados en nuestra fe”, afirmó por su parte el arzobispo de Corrientes, Mons. Andres Stanovnik. El prelado destacó además algunos aspectos que los ayudaron a salir fortalecidos del encuentro con el Papa:

“Nos dijo que la Iglesia Argentina, según lo que él percibía, veía y sentía sobre todo en este último tiempo siendo él Pastor Universal, es una Iglesia que está cerca de la gente”, “acompañando la realidad de la gente, sus alegrías y las dificultades por las que está atravesando”. Algo que según el pastor de Corrientes el Romano Pontífice “valora muchísimo”.

La educación, fundamental para el Papa

“Por otra parte – agregó – insistió mucho en la educación: la educación en Argentina tiene muchas carencias. Insistió fuertemente en el tema educativo: no sólo en la educación de la fe, que es natural en el ejercicio de nuestro ministerio, sino la educación en general”.

La invitación a visitar “a su pueblo”

“Fue realmente común la invitación al Santo Padre a que visite su pueblo”, añadió mons. Stanovnik. “Nuestro pueblo, y sobre todo nuestro pueblo sencillo, el ‘santo pueblo fiel de Dios’ lo quiere, y lo quiere mucho. Rezamos por él. Yo le acerqué los sentimientos del pueblo correntino, que lo quiere, reza por él y espera también su visita, cuando él lo disponga”.

La acogida del Papa con un abrazo

“Fue impactante para todos entrar en la biblioteca y ser recibidos personalmente por él con un abrazo” expresó emocionado Mons. Damián Bitar, obispo de Oberá, relatando que era la primera vez que se encontraba “con Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco, Sucesor de Pedro”. “Nos hizo enormemente bien ese gesto humano, ese gesto de padre y de pastor” aseguró. “Fue también hermoso poder decirle al final que nos diera la bendición, una bendición para llevar a nuestros fieles, a los jóvenes, a las familias, a los enfermos”.

Cercanía de pastores con todos

“La Iglesia debe ser ‘hospital del campaña’, en medio del campo del mundo donde lamentablemente hay muchos heridos, sobre todo los heridos hoy por las adicciones, por la falta de trabajo, los heridos por la pobreza”: fue la frase del Papa que el obispo de Oberá quiso subrayar, agregando: “nos pidió, por eso, que nuestras Iglesias sean como un gran hospital de campaña donde podamos ser instrumentos para sanar esas heridas. Y en este tema – añadió el prelado – subrayó una palabra: ‘cercanía’. “Cercanía de pastores con todos, con los sacerdotes, con los jóvenes, y particularmente, con los que más sufren”.

Visita ad limina de los Obispos argentinos, mayo de 2019


Deja un comentario

Beatificados hoy los cuatro mártires de La Rioja (Argentina)

Beatificación de los mártires de La Rioja: testimonio valiente de amor por Cristo

La ceremonia fue presidida por el Cardenal Angelo Becciu, a las 10 de la mañana hora local de Argentina. “Los nuevos Beatos siempre contaron con la ayuda de Dios, incluso cuando tuvieron que sufrir por la justicia”, dijo en su homilía el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, en representación del Papa Francisco.

Ciudad del Vaticano

El sábado 27 de abril en torno a las 10 de la mañana, tuvo lugar en La Rioja, provincia de Argentina, la ceremonia de beatificación del obispo Enrique Angelelli, junto a dos religiosos (Carlos Murias y Gabriel Longueville) y un laico (Wenceslao Pedernera) asesinados en 1976, durante el primer año de la dictadura militar que vivió el país.

La justicia argentina estableció en 2014 que la muerte de Angelelli no se debió a un accidente, como decía la dictadura, sino que fue “una acción premeditada” y “llevada a cabo en el marco del terrorismo de Estado”, y por ello fueron condenados a cadena perpetua los represores Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella.

Cinco años después de aquel veredicto, el Card. Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos fue el encargado de beatificar a estos cuatro mártires en representación del Papa Francisco.

Sacrificar la vida por amor a Cristo

«Hoy la Iglesia se complace en reconocer que Enrique Ángel Angelelli, Obispo de La Rioja, Carlos de Dios Murias, franciscano conventual, Gabriel Longueville, sacerdote misionero fidei donum, y el catequista Wenceslao Pedernera, padre de familia; fueron insultados y perseguidos a causa de Jesús y de la justicia evangélica y han alcanzado una gran recompensa en el cielo», dijo el Card. Becciu en su homilía subrayando que ellos fueron testigos fieles del Evangelio manteniéndose firmes en su amor a Cristo y a su Iglesia a costa del sacrificio extremo de la vida.

 

El régimen dictatorial, vigente desde hacía pocos meses en Argentina, consideraba sospechosa cualquier forma de defensa de la justicia social. En ese contexto, los cuatro Beatos desarrollaban una acción pastoral abierta a los nuevos desafíos pastorales; atenta a la promoción de los estratos más débiles, a la defensa de su dignidad y a la formación de las conciencias, en el marco de la Doctrina Social de la Iglesia.

“Todo esto, para intentar ofrecer soluciones a los múltiples problemas sociales”, añadió el purpurado señalando que los cuatro hombres fueron asesinados debido a su diligente actividad de promoción de la justicia cristiana; en medio de una época, en la que “el compromiso en favor de una justicia social y de la promoción de la dignidad de la persona humana se vio obstaculizado con todas las fuerzas de las autoridades civiles”.

Mártires: ejemplo de fidelidad al Evangelio

En cuanto al Beato Enrique Ángel Angelelli, el Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos recordó que fue un pastor valiente que, “nada más llegar a La Rioja, empezó a trabajar con gran celo para socorrer a una población muy pobre y víctima de injusticias”.

Por su parte, los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville “fueron capaces de individuar y responder a los desafíos concretos de la evangelización siendo cercanos a las franjas más desfavorecidas de la población”. Mientras que Wenceslao Pedernera, catequista y miembro activo del movimiento católico rural, “se dedicó apasionadamente a una generosa actividad social alimentada por la fe. Humilde y caritativo con todos”.

 

“Estos cuatro Beatos son modelos de vida cristiana. El ejemplo del Obispo enseña a los pastores de hoy a ejercer el ministerio con ardiente caridad, siendo fuertes en la fe ante las dificultades. Los dos sacerdotes exhortan a los presbíteros de hoy a ser asiduos en la oración y a hallar, en el encuentro con Jesús y en el amor por Él, la fuerza para no escatimar nunca en el ministerio sacerdotal. Finalmente el padre de familia enseña a los laicos a distinguirse por la transparencia de la fe, dejándose guiar por ella en las decisiones más importantes de la vida”, destacó el cardenal Becciu.

Un legado para el pueblo argentino

Asimismo, Su Eminencia hizo hincapié en que todos vivieron y murieron por amor: “el significado de los Mártires hoy reside en el hecho de que su testimonio anula la pretensión de vivir de forma egoísta o de construir un modelo de sociedad cerrada y sin referencia a los valores morales y espirituales”, aseveró.

“Los admiramos por su valentía. Les agradecemos su fidelidad en circunstancias difíciles, una fidelidad que es más que un ejemplo: es un legado para esta diócesis y para todo el pueblo argentino y una responsabilidad que debe vivirse en todas las épocas”, concluyó el purpurado pidiendo la intercesión de los nuevos beatos para que el Señor “sostenga con la fuerza del Espíritu Santo a quienes hoy trabajan en favor del auténtico progreso y de la construcción de la civilización del amor”.


Deja un comentario

Abril 27: cuatro nuevos beatos argentinos

Carta del Arzobispo de La Plata sobre los mártires de La Rioja

“Que ellos intercedan también por nosotros, para que nos renovemos en la fe y aceptemos amar con todas las consecuencias”, escribe Mons. Víctor Manuel Fernández, Arzobispo de La Plata, Argentina, ante la inminente beatificación de los mártires riojanos que tendrá lugar el 27 de abril.

Ciudad del Vaticano

“El próximo sábado 27 la Iglesia en Argentina, y toda la Iglesia universal, se alegrará con cuatro nuevos beatos que sufrieron persecución por su compromiso evangélico y murieron en la provincia de La Rioja. Uno de ellos es un laico, padre de familia y trabajador, otro es un religioso franciscano, otro es un sacerdote diocesano y otro el obispo”, escribe Mons. Víctor Manuel Fernández, Arzobispo de La Plata, Argentina, en una carta publicada en la Octava de Pascua y ante la inminente beatificación de los mártires riojanos.

Mons. Fernández explica un breve resumen sobre la vida de cada uno de ellos:

El laico Wenceslao Pedernera

«El laico Wenceslao Pedernera nació en Los Jagüeles (San Luis) el 28 de septiembre de 1936. En Mendoza, donde trabajaba en los viñedos, se conoció con Coca, su esposa, cuyo padre administraba las viñas Gargantini. Fue acercándose a Jesús poco a poco. En la capilla de las Bodegas, un día Jesús revolucionó su corazón y a partir de ese momento comenzó una vida nueva de gracia.

 

 

En ese entonces, se conocieron con Carlos Di Marco y Rafael Sifré, amigos de Mons. Angelelli, líderes de la Acción Católica rural. En 1973, buscando una entrega mayor, se mudó a La Rioja para integrar el movimiento rural diocesano, un proyecto de cooperativismo, de evangelización y de aplicación concreta de la Doctrina Social de la Iglesia. Por ayudar evangélicamente a los humildes trabajadores y campesinos, fue asesinado frente a su mujer y a sus hijas el 25 de julio de 1976, en Sañogasta. En su agonía dijo: “Los perdono”.Que todos los laicos y laicas de nuestra Arquidiócesis lo tomen como ejemplo de compromiso y puedan imitar su entrega hasta dar la vida. Que su sangre derramada nos aliente.

El franciscano Carlos de Dios Murias 

El franciscano Carlos de Dios Murias nació en Córdoba el 10 de octubre de 1945. Realizó sus estudios secundarios en el Liceo Militar General Paz y los universitarios en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Córdoba. En medio de su carrera, sintiéndose llamado por el Señor, ingresó a la orden de los Frailes Franciscanos Conventuales. Profesó solemnemente sus votos en 1971 y recibió la ordenación sacerdotal el 17 de diciembre de 1972 en Buenos Aires. Lo ordenó Mons. Angelelli, a quien conocía desde su juventud. A partir de 1974, acompañó varias misiones populares en la diócesis de La Rioja hasta que, en febrero de 1976, formó parte del Convento de Saldán (Córdoba), viviendo en Chamical (La Rioja,) de cuya parroquia fue nombrado vicario en mayo de ese mismo año.

Se destacó inmediatamente por su servicio evangélico a los más pobres y por el reclamo de justicia ante los atropellos a la dignidad de la persona humana en el contexto de la última Dictadura cívico-militar en Argentina. Frente a las amenazas recibidas decía: “Podrán silenciar la voz de Carlos, pero no podrán silenciar el Evangelio”. El 18 de julio de 1976 fue secuestrado en Chamical y asesinado junto al padre Gabriel Longueville.

El sacerdote Gabriel Longueville

El sacerdote Gabriel Longueville nació el 18 de marzo de 1931 en el pueblo rural de Etables (Francia). Cuando percibió signos concretos de vocación sacerdotal, ingresó en el Seminario Mayor de la diócesis de Viviers donde recibió el sacramento del orden el 23 de julio de 1957. Pero su perfil fue decididamente misionero. Para ello, se preparó en México y luego arribó a Corrientes en 1970. Al año siguiente, comenzó su misión en la diócesis de La Rioja y en 1972 fue designado párroco de la Parroquia El Salvador de la localidad de Chamical. Allí, luego de llevar fructuosamente la Buena Nueva a los pobres, fue secuestrado y asesinado el 18 de julio de 1976. En realidad, se llevaban sólo a Carlos Murias, pero él le dijo: “No te dejo solo, yo voy con vos”. Y así se entregó al martirio. Que la ofrenda de su vida nos estimule a ser más misioneros, a ser capaces de renunciar a muchas cosas para llevar el Evangelio más allá de nuestras comodidades, e incluso a ser capaces de ir a la muerte para no dejar a un hermano abandonado.

El obispo Enrique Angelelli

El obispo Enrique Angelelli nació en Córdoba el 17 de julio de 1923.Se ordenó sacerdote el 9 de octubre de 1949. En 1951, obtuvo la licenciatura en Derecho Canónico por la Universidad Gregoriana. Se formó en los tiempos de renovación teológica y eclesial previo al Concilio Vaticano II. A su regreso a la Argentina, desempeñó una destacable labor apostólica en diferentes ámbitos: capillas, barrios humildes, en la docencia, en el Tribunal Eclesiástico, y como asesor de la Juventud Obrera Católica (JOC). Juan XXIII lo designó obispó auxiliar de Córdoba y recibió la consagración episcopal el 12 de marzo de 1961. En, 1963, se hizo cargo del rectorado del Seminario de Córdoba.

Participó en diversos períodos del Vaticano II como padre conciliar (1962, 1964 y 1965). En 1964, la Iglesia en Córdoba vivió momentos conflictivos; Angelelli renunció al cargo de rector del seminario en 1965 y Mons. Ramón Castellano al arzobispado. Trabajó en diversas áreas y en la Conferencia Episcopal Argentina se destacó, entre otras, su actuación en la COEPAL (Comisión Episcopal de Pastoral).

Amar con todas las consecuencias

El 3 de julio de 1968, fue nombrado obispo de La Rioja. Visitaba con frecuencia las comunidades y llevó adelante en su diócesis la aplicación concreta del Concilio, la promoción humana, la defensa de la dignidad de toda persona, hasta el día de su muerte. Murió el 4 de agosto de 1976, después de recibir amenazas y sabiendo que se acercaba su fin, en un accidente automovilístico provocado en la ruta 38, en Punta de Los Llanos. Fue cuando regresaba a la ciudad de La Rioja del sepelio de los sacerdotes asesinados días antes en Chamical. El 8 de junio de 2018, el Papa Francisco lo declaró mártir junto a sus tres compañeros».

Finalmente, Mons. Fernández concluye pidiendo que estos mártires “intercedan también por nosotros, para que nos renovemos en la fe y aceptemos amar con todas las consecuencias”.


Deja un comentario

Argentina: el heroismo de cuatro nuevos beatos sacrificados por la dictadura.

El corazón del Papa en la Argentina de los “cuatro Mártires”

Serán beatos dentro de pocos días el obispo Angelelli y sus tres compañeros asesinados durante los años de la dictadura militar

Muralistas del Grupo Cultural Cruz del Sur pintan murales en las villas miseria de León Suárez para festejar la beatificación de Angelelli y compañeros el próximo 27 de abril (foto © Santiago Barassi)

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 20/04/2019
Ultima modifica il 20/04/2019 alle ore 18:33
ALVER METALLI
BUENOS AIRES

Todo está listo en la provincia argentina de La Rioja para el «memorable evento» «El himno de los cuatro mártires» ha sido ensayado y vuelto a ensayar por el coro que lo interpretará en la misa de beatificación frente al pueblo que asistirá a la pobre provincia argentina desde todos los rincones del país. Las cuatro cortinas, una para cada uno de los beatos, están en su lugar y serán inauguradas el martes 23 de abril por el nuevo obispo de La Rioja Dante G. Braida. A partir de entonces habrá conferencias, presentaciones de libros, representaciones teatrales, manifestaciones artísticas, proyecciones de películas, conciertos, exposiciones fotográficas inspiradas por y en Angelelli, Murias, Longueville y Pedrenera, obispo el primero, religioso el segundo, sacerdote el tercero y laico el cuarto, para representar idealmente todas las vocaciones ordenadas de la Iglesia católica. Después, la larga vigilia que comenzará alrededor de la media noche del viernes 26 de abril, con la caminata de 7 kilómetros desde las puertas de la catedral hasta el parque de la ciudad, y que concluirá el sábado 27 por la mañana para dejar espacio a la ceremonia de beatificación verdadera, presidida por el cardenal Giovanni Angelo Becciu, prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos desde hace poco menos de un año. En nombre del Papa Francisco, evidentemente, que puede ser considerado el gran “patrocinador” de los nuevos veatos argentinos.

Le notizie più importanti della settimana e non solo. Scopri Top10 e La cucina de La Stampa

«El Papa Francisco conoció a Angelelli como provincial jesuita y en esos años visitó la diócesis en la que trabajaban algunos sacerdotes de su congregación, algunos de los cuales también sufrieron la persecución y la cárcel en esos días», cuenta Marcelo Colombo, hoy arzobispo de Mendoza y durante mucho tiempo obispo de La Rioja, otro de los grandes promotores de la beatificación que se llevará a cabo dentro de pocos días. Colombo recuerda que «en 2006, en ocasión del 30 aniversario del asesinato de Angelelli, Bergoglio presidió las celebraciones con la participación de muchos obispos y sacerdotes. Su homilía de entonces fue elocuente. Todos la recuerdan con emoción». Fue Bergoglio el que, en calidad de presidente de la Conferencia Episcopal argentina, decretó la creación de una comisión de investigación sobre la vida y la muerte de los cuatro próximos beatos. También se debe a Bergoglio la búsqueda y el envío a los magistrados de dos cartas que el obispo argentino Angelelli llevaba consigo cuando fue asesinado. Algunos días después también se enviaron copias al Vaticano y llegaron a las manos del Papa, quien las envió al tribunal que condenó a la cadena perpetua a los militares Menéndez, Estrella y Vera en febrero de 2013. «En la causa de monseñor Angelelli fue decisiva la incorporación de dos documentos que el Papa nos envió para que los presentáramos ante los tribunales argentinos», afirmó el obispo Colombo.

Su sucesor, el obispo Braida (también nombrado por el Papa Francisco) puso a toda la diócesis de La Rioja en «estado de beatificación» y extendió «a toda la Iglesia en la Argentina la invitación a unirse con el pueblo de Dios para que los testimonios de Angelelli, Wenceslao, Carlos y Gabriel nos impulsen hoy a prestar “un oído al pueblo y otro al Evangelio”», citando una famosa frase atribuida a Angelelli.

También las biografías oficiales de los próximos beatos están listas y serán leídas durante la ceremonia. Resalta el nacimiento francés de Gabriel Longueville, con todo y su servicio militar en Argelia en 1956, que en ese entonces era todavía colonia francesa. Longueville llegó a Argentina en 1968 como misionero y, después de algunos años, se unió, «con convicción», según precisa su biografía, «al proyecto pastoral de monseñor Angelelli». «Trató de conocer y comprender a su grey, visitando los pueblos y los lugares más remotos, animando la organización de la Caritas y el acompañamiento de los más pobres y excluidos». Hasta que fue secuestrado por la policía junto con el sacerdote Murias, y con él asesinado.

Este último tuvo un camino muy diferente en el entorno de Angelelli. Murias abandonó los estudios de ingeniería para comenzar la vida consagrada y, mientras Longeville maduraba la decisión de ir de Francia a Argentina en el fatídico ’68, Murias pronunció la confesión simple como franciscano conventual ese mismo año. El 31 de diciembre de 1971 pronunció la profesión solemne. Después de haber completado la formación filosófica y teológica, el 17 de diciembre de 1972 Murias recibió el presbiterio de manos del obispo Angelelli. En esos años, el joven Murias entró en contacto con las “villas miseria” de la periferia de Buenos Aires, que evidentemente han anunciado grandes festejos populares con motivo de la próxima beatificación. Murias se mudó a La Rioja para establecerse con una comunidad de la Orden de los Frailes Menores Conventuales. El vínculo con Angelelli se fue estrechando, hasta el trágico domingo del 18 de julio: mientras estaba cenando en la casa de las “Monjas de San José”, algunas personas que se presentaron como miembros de la policía se lo llevaron y lo asesinaron por la noche con Longueville.

Wenceslao Pedernera, en cambio, era un padre de familia de origen campesino. La biografía oficial de su beatificación lo presenta como comprometido en el ámbito de las cooperativas rurales y en el “Movimiento rural de Acción Católica Argentina”. Se encontró con el obispo Angelelli durante un curso de formación en la provincia de La Rioja y poco después se mudó con su mujer y sus tres hijas al mismo territorio. Un paso que tuvo consecuencias en su vida. «En Argentina, en ese momento, este servicio a favor del asociarse solidario de los trabajadores era sospechoso y estigmatizado como subversivo, y por este motivo, particularmente después de la instauración de la dictadura militar, Wenceslao recibió diferentes amenazas con sus familiares». Entre el 24 y el 25 de julio de 1976, mientras estaba reposando en su casa, fue atacado por un grupo de hombres armados que lo acribillaron frente a su esposa y sus hijas; gravemente herido, murió pocas horas después en el hospital Chilecito, «pero no antes de haber perdonado a sus asesinos y de pedir a su familia que no odiara».

El más conocido de los cuatro es el obispo Enrique Angelelli. Su decreto de beatificación recuerda que le fue encomendada la guía de la diócesis de La Rioja en julio de 1968, en una de las zonas más pobres de la Argentina. Allí desempeñó su acción pastoral siguiendo las huellas de la opción preferencial por los pobres. La biografía de Angelelli establece una relación estrecha entre el contexto político que se creó después del golpe militar de marzo de 1976 y la persecución que sufrió con sus colaboradores. Hasta el momento fatal del 4 de agosto de 1976, mientras recorría la carretera nacional 38 (ahora llamada “Ruta monseñor Enrique Angelelli”), a la altura de la localidad de Punta de los Llanos, con el falso accidente automovilístico en el que perdió la vida.

El decreto de beatificación firmado por el Papa también recuerda que con el fin de la dictadura hubo un largo proceso penal que emitió una sentencia por parte de los magistrados. La justicia argentina, efectivamente, volvió a abrir el caso en 2010 después de que varios testigos, personas bien informadas, algunos ex militares arrepentidos, y pruebas aplastantes dejaran en evidencia la falsedad de la tesis oficial del accidente automovilístico. El 4 de julio de 2014 una sentencia reconoció «la naturaleza dolosa del accidente, organizado por los que poseían el poder político en la Argentina de esos años».

Hay que subrayar que la figura de Angelelli, según se deduce de los últimos documentos tanto de la Iglesia argentina como en las palabras que serán pronunciadas dentro de pocos días en las celebraciones de La Rioja, tiene una relación explícita con el Vaticano II y se conecta con la tradición post-conciliar latinoamericana que cuenta con momentos de síntesis que se desarrollan a lo largo de medio siglo y que llegan a la Conferencia general de Aparecida de 2017, pasando por figuras como la de monseñor Romero en El Salvador. Angelelli es, pues, situado en la estela de Romero más de lo que sugieren las simples analogías de la muerte violenta y de las denigraciones que sufrieron ambos en vida. A pesar de todo, fue uno de los primeros obispos latinoamericanos asesinados por la violencia política, y su sacrificio ha sido el último en ser reconocido.


Deja un comentario

Historia de una falsa información sobre el IOR (Banco) del Vaticano

La gran estafa de las “cuentas secretas” de ex presidentes en el “banco vaticano”

La historia desconocida de la más grande “fake news” de los últimos tiempos que involucra al Instituto para las Obras de Religión, al Papa Francisco y a varios ex presidentes de América Latina. Sin pruebas periodísticas que la sostengan

El IOR

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 12/01/2019
Ultima modifica il 12/01/2019 alle ore 11:51
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Ni Cristina Fernández de Kirchner, ni Juan Manuel Santos, ni Luis Inacio “Lula” Da Silva. Tampoco Evo Morales, Rafael Correa, Raúl Castro, Daniel Ortega o Nicolás Maduro. Ninguno de estos presidentes o ex presidentes de América Latina tienen cuenta en el Instituto para las Obras de Religión (conocido coloquialmente como “banco del vaticano”). Lo aclaró el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, tras un extraño reportaje publicado en Colombia y basado en documentos falsos. Aquí la historia desconocida detrás de la “fake news” más comentada de los últimos meses.

“Luego de verificar con las autoridades competentes, puedo afirmar que ninguna de las personas mencionadas en el artículo de El Expediente ha tenido jamás una cuenta bancaria en el IOR, ni la tiene actualmente, ni tiene firma de delegación en cuentas a terceros, ni tendría – bajo las bases de las nuevas normas adoptadas por el Instituto – algún título para acceder a alguna operación en él. Los documentos presentados como prueba son falsos. El IOR se reserva la facultad de emprender acciones legales”, precisó Gisotti en una declaración oficial este viernes 11 de enero.

Con esas palabras, salió a desmentir un reportaje que sacudió a la opinión pública colombiana. El Expediente, un sitio web colombiano cuyo lema es “Periodismo de Investigación”, publicó a mitad de la semana pasada una nota firmada por Gustavo Rugeles y titulada: “La multimillonaria cuenta secreta de Santos en el Banco del Vaticano”.

Una lectura de ese texto, preliminar y con ojo crítico, dejaba al descubierto evidentes lagunas. Eso, incluso, antes de la desmentida vaticana. De entrada confunde el IOR con el Banco Ambrosiano, dos instituciones totalmente distintas. El segundo era un banco italiano que quebró en los años 70 y donde, sí, el Vaticano tenía acciones. El primero es un instituto de depósito que siempre operó dentro de los límites de la Santa Sede.

Sin presentar una sola fuente verificable, el informe asegura que el ex presidente colombiano, Juan Manuel Santos, tiene una cuenta en el IOR con más de 390 millones de dólares. Todo se basa en una “prueba reina”: un supuesto documento de depósito del mismo “banco vaticano” que contiene algunos errores que son propios de un papel apócrifo.

Un ejemplo: en una de sus columnas el módulo pide el “numero banconote” (es decir, el “número de los billetes”, en idioma italiano). Pero el autor del documento confunde ese apartado con el espacio donde colocar el número de cuenta que tendría a su nombre Santos en el instituto vaticano (001-3-16764). Un muy básico error de traducción, que jamás sería cometido por un funcionario del IOR porque, simplemente, resulta imposible. Además, extrañamente, el supuesto depósito se repite hasta 12 veces, algo incomprensible.

Luego, más abajo, aparece la supuesta firma de Santos ubicada fuera de los recuadros correspondientes y a pocos centímetros de otro autógrafo, de un supuesto funcionario vaticano. A ojo desnudo, cualquiera puede observar que ambas firmas tienen un rango de definición completamente distinto, debiendo sembrar, en cualquier periodista, la duda. Luego, a través de Twitter, usuarios diversos publicaron supuestas cartas del mismo IOR escritas en español y que hacen referencia a una “tasa de interés del 9 % anual”.

Cualquier cliente de ese instituto sabe que sus comunicaciones son todas en italiano y que, por su naturaleza, ese ente no ofrece rendimientos ni tasas de interés. Es un instituto de depósito que no tiene servicio en cuentas de cheques, ni maneja carteras de inversión, ni da préstamos. Eso es fácil de comprobar, incluso para un periodista.

Por eso, el vocero vaticano no tuvo duda en calificar como falsos los documentos exhibidos y anticipó acciones legales. Aunque, esta declaración, podría paradójicamente alimentar el círculo de la sospecha ya que, para algunos internautas, la desmentida “demuestra que hay algo oculto”. En esos términos jamás existirá una posibilidad real de conocer la verdad porque, para los amantes de las teorías conspirativas, cualquier aclaración siempre está destinada a esconder algo.

Los dichos de Gisotti constituyen la primera reacción oficial del Vaticano a una enorme “fake news” que empezó a fraguarse hace unos meses atrás en Argentina y se convirtió en una verdadera bola de nieve, difícil de parar y casi imposible de contrarrestar, por esos extraños mecanismos de la información libre en internet.

En esta historia casi nada es verdadero. Lo más sorprendente es que, como ocurrió en Colombia, también en el país natal del Papa muchos incautos cayeron en la trampa de darle crédito a la fabulación. Incluso periodistas, que llegaron a dar espacio a la supuesta revelación “bomba” sobre el Vaticano, sin verificar los datos con una segunda, tercera o cuarta fuente.

A última hora de este viernes 11 de enero, la noticia de El Expediente ya había alcanzado casi 100 mil visitas, 58 mil 400 compartidas en redes sociales y 46 mil 900 “me gusta” en Facebook. Incluso después de la desmentida vaticana que ese portal no publicó, ni refirió en modo alguno.

Una de las claves del origen de esta historia es Jorge Sonnante, personaje argentino que se presenta como diácono de la Iglesia católica. En los últimos meses, él se convirtió en un insistente denunciador del Papa Francisco en las redes sociales, con un objetivo concreto: señalarlo como corrupto. Acusaciones graves, jamás sustentadas por elementos creíbles.

Verificaciones realizadas en Roma y en Buenos Aires por el Vatican Insider con, al menos, siete fuentes distintas (todas ellas del entorno eclesiástico), confirmaron numerosas incongruencias en sus relatos. Según acreditaron fuentes de primer nivel nunca fue ordenado diácono permanente, como sostiene en público y en privado. Es cierto, en tiempos del cardenal Antonio Quarracino como arzobispo de Buenos Aires estuvo por casi dos años en el seminario, pero luego fue invitado a abandonarlo en un contexto turbulento.

Él sostiene que dejó los estudios religiosos en 1995 para “trabajar en la Secretaría de Estado (del Vaticano) desde afuera”, pero jamás pudo acreditarlo. Ni explicar si y cuándo vivió en Roma o Buenos Aires. En alguna entrevista periodística llegó a afirmar que residió en la capital italiana entre 2013 y 2015, pero en esos mismos años aparece en su país como coordinador nacional del Movimiento Indignados Argentina del desconocido Frente Partidario Dignidad. En otro tiempo supo ser el “candidato de la gente” en el Partido Dignidad Republicana.

También afirmó que el nuncio apostólico en la capital argentina (en ese tiempo Ubaldo Calabresi) le habría comisionado una investigación secreta sobre el atentado terrorista de 1992 en la embajada de Israel, para luego reconocer que, en ese tiempo, él apenas superaba los 18 años.

En agosto de 2018 se hizo famoso por hablar en las redes sociales la supuesta “ruta del dinero K al Vaticano”. Lo hizo dibujando en un papel un gráfico de personas y relaciones sin mayor sustento informativo. Pero dio la impresión de haber sacado a la luz un “sistema secreto” de corrupción. Tomó informaciones fragmentarias de internet y las citó, para dar un barniz de credibilidad a sus afirmaciones.

En esos días varios periodistas quisieron profundizar y lo contactaron, pero en cuestión de horas desestimaron sus relatos por inconcluyentes. Desde este sitio web se le hicieron llegar preguntas que jamás respondió, excusándose siempre en la necesidad de mantener el secreto.

Entonces, como ahora, todo aquel que cuestionaba sus afirmaciones (incluso en las mismas redes sociales) era tachado de “cómplice”, “kirchnerista”, “infiltrado” o poco más. Un añejo truco de justificación desde el victimismo y las teorías del complot. Con toda seguridad, a este reportaje del Vatican Insider se le aplicará el mismo mecanismo, que será usado para distraer y evitar respuestas a preguntas incómodas.

Este es, de hecho, el núcleo de toda la discusión. Si existiesen pruebas sólidas, cualquier gran periódico estaría más que interesado en publicarlas. Los escándalos en torno a las finanzas del Vaticano han existido, y la Santa Sede no ha podido evitar que salgan a la luz. Numerosos cronistas los han documentado (también en este espacio) y con acceso a pruebas exclusivas.

Pero la historia de los presidentes latinoamericanos que mandan millones de dólares al banco del Vaticano no ha encontrado ninguna confirmación en la realidad. Incluso después de numerosas verificaciones.

Según Sonnante, el dinero de los políticos habría sido enviado a Roma a través de “baúles diplomáticos” que llevan el emblema de la Cruz Roja. Pero el comité de esa organización ya desmintió la veracidad de un video que circula por internety usurpa su logotipo para colocarlo sobre unas cajas de tipo militar. El mismo supuesto diácono reconoció, en uno de sus tuiteos, que ese video no era realmente lo que él había visto en el Vaticano pero que, en otra entrevista, dijo no haber visto él mismo sino un obispo del cual, claro, nunca quiso dar nombre.

En su cuenta de Twitter muy a menudo publica cartas, documentos y papeles de todo tipo pretendidamente relacionados con el Vaticano. Todos rigurosamente falsos. Como una supuesta carta que lo designa “asesor papal” de Francisco, u otros tantos que muestran sellos de la Secretaría de Estado, en italiano, cuyas inscripciones llevan errores ortográficos. De la misma manera, Sonnante anunció en las redes que había publicado un libro del título: “Francisco corrupto”. Pocos días después la editorial supuestamente responsable, Piedra Papel Libros, lo acusó de apropiación indebida de marca y desmintió todo.

Con todos estos antecedentes, una pregunta queda en el aire: ¿cuál es el objetivo final de toda esta fabulación? La respuesta parece estar contenida en la nota de El Expediente y tiene que ver con un intento por manchar el nombre del Papa: “No ha sido una simple casualidad la intromisión del santo padre en los asuntos políticos, su impulso al proceso entre Santos y las FARC, su silencio frente a los corruptos gobiernos de izquierda de la región y el genocidio de hambre provocado por Nicolás Maduro en Venezuela; un silencio que solo se romperá cuando nuevamente salga humo blanco”.


Deja un comentario

Elecciones previstas en el mundo para el año 2019. Informe de L’ombelico del mondo

El 2019 en las urnas del mundo

Si en 2018 las sorpresas electorales acapararon buena parte de la atención en los análisis en política internacional –alcanzaría con nombrar los resultados de los comicios en México y Brasil, para dar un ejemplo–, el 2019 se presenta como un año particularmente cargado. En más de 60 Estados a lo largo y a lo ancho del mundo están previstas para este año elecciones generales o presidenciales. Algunas de ellas van a tener un fuerte impacto sobre los equilibrios de la política internacional por su peso, como el caso de la Unión Europea, que cambiará sus autoridades en mayo, o por su especial condición actual, como es el caso de Ucrania o Israel, territorios inmersos en tensiones regionales de alto voltaje.

Proponemos aquí un breve repaso por las disputas electorales que pueden llegar a atraer particularmente la atención a nivel internacional, para entender cuáles son los intereses en juego.

Conservadores y progresistas en América Latina

En el continente, marcado por un reacomodamiento de las fuerzas conservadoras y un agotamiento del regionalismo latinoamericano, este año se disputarán elecciones generales o presidenciales en El Salvador, Bolivia, Guatemala, Argentina, Panamá y Uruguay.

bukele
Nayib Bukele, favorito en las encuestas para las elecciones en El Salvador, durante un acto partidario (José Cabezas/Reuters)

El Salvador será el primer escenario electoral para el continente, donde la ola de cambios hacia la derecha parece mantener su continuidad. Luego de la victoria de la derecha de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) en las legislativas del año pasado, que le dieron la mayoría en el Congreso, otra fuerza conservadora aparece como favorita para hacerse con la presidencia en los comicios del 3 de febrero. La Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), creada en 2017 por el exalcalde de San Salvador, Nayib Bukele, es hoy la primera fuerza en todas las encuestas. Expulsado del Frente Farabundo Martí para la Liberación (FMLN) –fue acusado de “actos difamatorios, irrespeto a los derechos de las mujeres, personalismo e irrespeto a los principios del partido”–, que gobierna el país desde 2009, Bukele logró seducir a un electorado aparentemente desilusionado por el alto nivel de violencia callejera y los casos de corrupción que los medios difunden sin parar. Cansados de la ya histórica polarización entre el FMLN y la ARENA, los salvadoreños podrían optar por este tercer partido que apuesta por “la renovación”, con un candidato de tan solo 37 años y una popular campaña a través de redes sociales, basada en la lucha a la criminalidad y a los corruptos.

El actual presidente de Guatemala, el ex comediante y pastor evangélico Jimmy Morales, enfrenta una oleada de protestas tras su decisión de expulsar del país a la Comisión Internacional contra la Impunidad

El 5 de mayo Panamá definirá su presidente en unas elecciones que se presentan como las más reñidas desde la vuelta a la democracia en 1989. Varios precandidatos se acusaron mutuamente de haber violado las nuevas normas electorales, y por primera vez mujeres de diferentes partidos reclamaron con fuerza el respeto de los cupos de género en la confección de las listas. También en Guatemala la campaña hacia el 19 de junio está plagada de polémicas. El actual presidente, el ex comediante y pastor evangélico Jimmy Morales, enfrenta una oleada de protestas tras su decisión de expulsar del país a la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG), auspiciada por la ONU para investigar casos de corrupción, y quien acusó al mandatario y su familia por diferentes ilícitos. Morales llegó al poder en 2015 favorecido por el enorme escándalo de corrupción desatado justamente por la CICIG en contra del entonces presidente Otto Perez Molina y su esposa. Hoy penden sobre él acusaciones muy similares a su predecesor, incluso hasta dos denuncias por abuso sexual presentadas por trabajadoras del estado guatemalteco. De hecho, la principal candidata a sucederlo es la ex fiscal general Thelma Aldana, quien en 2017 ganó el Right Livelihood Award, conocido como el “premio Nobel alternativo”, y principal impulsora de las investigaciones contra exponentes del gobierno y empresarios. Aldana, quien se define como “de derecha progresista”, ya ha sido puesta bajo investigación por la compra de un inmueble, y sin embargo sigue siendo la mujer con más altas probabilidades de llegar a la segunda vuelta del 18 de agosto frente al actual presidente.

Inclusive varias comunidades indígenas han expresado su desconcierto y hasta rechazo a una nueva candidatura de Morales, reafirmando su principio ancestral de desapego a los puestos de poder

El 27 de octubre se celebrarán tres elecciones importantísimas en América del Sur: Argentina, Bolivia y Uruguay. El de Evo Morales es seguramente el gobierno que mejor llega a su cita electoral. Bolivia es el país de mayor crecimiento de América Latina y, según estimaciones del Banco Mundial, lo va a seguir siendo durante este 2019. Desde la llegada al poder del Movimiento Al Socialismo (MAS), los indicadores sociales bolivianos han mejorado sensiblemente, sin sufrir los retrocesos que han tenido los demás países de la región a partir del derrumbe de los precios de las materias primas: se ha disminuido la pobreza (del 59,9% al 34,4%), el salario mínimo pasó de 57 a 298 dólares, se triplicó el PBI y aumentó la esperanza de vida. Sin embargo, la negativa por parte del binomio Morales-Linera a respetar el resultado del referendo de febrero de 2016, con el cual más del 51% del electorado expresó su contrariedad a un cuarto mandato consecutivo para el actual presidente, podrían jugarle en contra en las próximas elecciones, a pesar del fallo favorable del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP). Inclusive varias comunidades indígenas, verdadero punto de fuerza del crecimiento del MAS, han expresado su desconcierto y hasta rechazo a una nueva candidatura de Morales, reafirmando su principio ancestral de desapego a los puestos de poder. Una disconformidad que podría ser aprovechada por el principal candidato opositor, Carlos Mesa, ex presidente y ex funcionario del gobierno de Morales. Arropado por movimientos de izquierda y liberales, Mesa lanzó su campaña haciendo hincapié en los problemas medioambientales del modelo extractivo actual en Bolivia y la lucha por la igualdad de género, dos ejes que a pesar de formar parte del acerbo ideológico del MAS, quedan aún pendientes de revisión en su actuación como gobierno.

sartori
Juan Sartori, dueño del club inglés de fútbol Sunderland AFC, y precandidato a la presidencia de Uruguay por el Partido Nacional

El panorama de Uruguay, en cambio, está aún en construcción. Pocas certezas tenemos acerca de quién va a suceder a Tabaré Vázquez luego de su segunda presidencia no consecutiva. Si bien los binomios se conocerán oficialmente recién el 30 de junio próximo, tras las internas obligatorias en cada fuerza, el plenario del Frente Amplio de diciembre de 2018 proclamó como precandidatos a la ministra de industria Carolina Cosse, el ex ministro de economía y ex presidente del Banco Central Mario Bergara, el intendente de Montevideo Daniel Martínez y a Óscar Andrade, secretario del gremio de la construcción. Por el lado opositor, además del ya conocido Luis Lacalle Pou, se destaca la presencia del multimillonario Juan Sartori entre los precandidatos del Partido Nacional. Sartori, empresario ligado al agronegocio, se destacó a nivel internacional por convertirse en dueño del club inglés de fútbol Sunderland, y casarse con la multimillonaria rusa Ekaterina Rybolovleva, hija del magnate Dmitri Rybolovlev, dueño del club Mónaco de Francia. Todo indica que entre Sartori y Lacalle Pou se va a definir quien va a disputar el ballottage en noviembre contra el Frente Amplio.

La ampliación de los derechos de mujeres, población LGTB+, serán de los temas a tener en cuenta en la observación de las elecciones latinoamericanas.

Más allá del resultado electoral parece que, una vez más, sigue habiendo un hilo conductor en las campañas electorales latinoamericanas. El eje de la corrupción –hoy esgrimido principalmente por los sectores de la derecha para denostar a sus adversarios progresistas que mantuvieron el poder en la década anterior–, la violencia e inseguridad, el crecimiento económico y el lugar del Estado en la economía parecen ser ejes generales de discusión política. Sin embargo, existe otro eje que ha sido y seguramente seguirá siendo fundamental en la construcción del discurso político latinoamericano durante este 2019 que es el de las políticas de género. Tanto en su rechazo –veanse la campaña contra la “ideología de género” de Bolsonaro en Brasil, de las iglesias evangelistas en Colombia, Costa Rica, Paraguay–, como en su defensa, principalmente por parte de los movimientos progresistas y de izquierda, la ampliación de los derechos de las mujeres y la población LGTB+, serán temas a tener en cuenta en la observación de las elecciones latinoamericanas.

La ola post-fascista preocupa a Europa

elezioni-2019
Mural de Bransky, alusivo al Brexit, en la ciudad inglesa de Dover.

El escenario más caliente para este año es, seguramente, el europeo. Aquí, además de definirse los acuerdos del Brexit para marzo, y de las elecciones claves en algunos Estados nacionales, todos los ciudadanos de la Unión Europea estarán llamados a votar entre el 23 y el 26 de mayo, para renovar a los representantes del Parlamento Europeo. En función de la distribución de escaños en el Parlamento, se definirá la composición de la Comisión Europea, brazo ejecutivo de la UE. Desde su fundación, la Unión ha sido gobernada alternativamente por dos familias políticas: los Populares, que reúnen a los partidos nacionales de tendencia liberal-conservadora y de centro-derecha, y los Socialistas, adonde se encuentran los partidos social demócratas y fuerzas de centro-izquierda de los países miembros. Los dos grandes grupos moderados han visto en los últimos años disminuir su capacidad de acción y número de escaños frente al crecimiento de los partidos soberanistas, xenófobos, anti-establishment y, en algunos casos, de la izquierda radical. Las elecciones de mayo de 2019 representan un verdadero rompecabezas para las fuerzas que tradicionalmente llevaron la rienda de la política europea. Todo indica que, a partir de junio, Populares y Socialistas deberán llegar a un gran acuerdo entre fuerzas moderadas –como ya sucede en varios Estados nacionales como en Alemania– para garantizar su supervivencia en el poder de la Unión, frente al crecimiento de otras fuerzas. Los grupos de mayor acumulación en los últimos años han sido el Grupo Europa de la Libertad y la Democracia Directa (EFDD, por su nombre en inglés) y Europa de las Naciones y de la Libertad (ENF), que reúnen a los partidos de la extrema derecha euro-escéptica y xenófoba de todo el continente y que, de mantener el rumbo logrado en sus estados nacionales, podrían obtener un resultado que sería una gran paliza a las políticas actuales de la UE. Mientras la izquierda, representada en el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE-NGL), en medio de una fuerte crisis interna de los partidos que la componen, apuesta todo a la conducción de los franceses de La France Insoummise de Jean-Luc Melenchon.

El gobierno portugués es, hasta ahora, el único gobierno de izquierda que ha logrado proponer una salida sólida a la crisis económica y evitó el crecimiento de derivas neo-fascistas que hoy surgen en toda Europa.

En 2019, también habrá importantísimas elecciones nacionales en diferentes países europeos. Entre ellas se destacan las de Portugal, Grecia y Polonia, las tres en octubre. El gobierno portugués es, hasta ahora, el único gobierno de izquierda que ha logrado proponer una salida sólida a la crisis económica que embistió al continente desde 2008, y evitó el crecimiento de derivas neo-fascistas que hoy surgen en toda Europa. La coalición entre el Partido Socialista, el Partido Comunista y el Blocco de Esquerda, que lidera el socialista Antonio Costa, ha logrado desde su llegada al gobierno en 2015,deshacerse del FMI, de la deuda e impulsar nuevamente el crecimiento económico, sin afectar duramente al estado social portugués, y plantando cara frente a las exigencias de los acreedores en defensa de los derechos ciudadanos. Un modelo que se ha convertido en todo un éxito, y que tendrá en las elecciones de octubre su primera prueba de fuego, aunque los resultados electorales de las elecciones locales y administrativas le han sido favorables hasta ahora.

En Grecia, en cambio, el gobierno de Syriza enfrenta una elección muy complicada. La Coalición de la Izquierda Radical que lidera el primer ministro Alexis Tsipras ha desilusionado a buena parte de sus votantes. Tras roturas internas, divisiones y acusaciones cruzadas, Tsipras llega a los comicios de octubre muy rezagado frente a los liberal-conservadores de Nueva Democracia, principales responsables de la crisis que condenó a Grecia a casi 10 años de recesión y recortes. Sobre Syriza pesa la durísima derrota política que la UE –con Merkel a la cabeza– le infligió en 2014, cuando a pesar de haber recibido el mandato popular por referéndum para rechazar el plan de ajuste de la Troika (formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI), inclusive a costa de amenazar el futuro del Euro, el gobierno de Tsipras aceptó el diktat y las imposiciones de ajuste que sumieron a Grecia en una situación de calamidad económica y en una deuda que va a pesar sobre las próximas generaciones durante décadas. A pesar de haber terminado ya la intervención del FMI en las cuentas griegas, todo indica que el costo político por los millones de jóvenes que emigraron, y los años de penuria y de reducción de gasto social va a ser muy duro en las urnas para el que fue la esperanza de la izquierda europea en 2013 y 2014.

Poland Marks 100th Anniversary Of Independence
Maniferstación neo-fascista en Varsovia durante la celebración del centenario de Polonia el 11 de noviembre de 2018 (Sean Gallup/Getty Images)

Por último, es necesario subrayar la importancia de las elecciones de fines de octubre en Polonia. Desde 2015, el partido ultra-conservador Derecho y Justicia gobierna el país con una serie de medidas que le han valido varias amonestaciones por parte de la UE y las organizaciones internacionales. En Polonia se ha hecho el primer paro de mujeres de la historia moderna, el “lunes negro” de octubre de 2016, frente a las limitaciones impuestas al derecho a abortar de las polacas; varias instituciones internacionales rechazaron el sometimiento del Poder Judicial a las decisiones del gobierno;  también han habido denuncias de censura y falta de libertad de expresión. La derecha neonazi polaca es de las más organizadas y numerosas, con marchas multitudinarias en defensa de las raíces blancas y cristianas de la población. Un fenómeno que ha generado serias preocupaciones, frente a cierto beneplácito gubernamental ante las expresiones racistas y xenófobas de este tipo de grupos. El objetivo del gobierno es transformar las elecciones de 2019 en un plebiscito que le otorgue la mayoría necesaria para acallar las críticas internacionales y seguir con un programa de reformas francamente autoritario. Otros países como Hungría, Austria o Italia, gobernados también por fuerza filo-fascistas, esperan en esa cita electoral, y en las elecciones europeas de mayo, conseguir el respaldo necesario para continuar con sus programas sin que las instituciones internacionales, consideradas ya como un enemigo de sus pueblos, les estorben.

Resto del mundo

nerendra modi
El actual primer ministro indio, Narendra Modi (Getty Images)

Entre abril y mayo se llevarán a cabo las elecciones más largas del mundo. Más de 900 millones de indios deberán elegir los 543 miembros del parlamento encargados de nombrar al primer ministro, en un proceso que puede llegar a durar semanas. El actual premier Narendra Modi es el favorito, a pesar de que buena parte de las esperanzas de cambio y promesas de reforma que giraban alrededor de su figura en la elección de 2014 fueron desatendidas durante su gobierno. Nacionalista hindú, Modi es el primer mandatario nacido luego de la independencia india. Su partido, el derechista Bharatiya Janata Party (BJP), rompió con el secularismo de los gobiernos anteriores, causando inclusive tensiones con los representantes de las demás religiones y generando fuertes preocupaciones en las regiones más densamente pobladas. Así ha resurgido una oposición que hasta hace cuatro años parecía impensada, cuando el BJP se hizo con la mayoría absoluta en el Lok Sabha (el Parlamento indio), llegando casi a los dos tercios con sus aliados de la Alianza Democrática Nacional (NDA). Sin embargo, las recientes elecciones estatales hicieron resurgir la oposición secular del Congreso Nacional Indio (INC) guiado por Rahul Gandhi, que puede contar con el apoyo de algunos sectores de los agricultores, jóvenes y comerciantes, descontentos por las promesas incumplidas del actual gobierno.

Por primera vez en muchos años, la elección canadiense se presenta más reñida de lo previsto

Por otro lado, en Canadá también habrá elecciones parlamentarias en octubre. Si bien el actual primer ministro Justin Troudeau se encuentra en su nivel más bajo de popularidad desde su llegada al poder en 2015, todo indica que debería retener la mayoría que le permita perpetuarse en el cargo. Sin embargo, y por primera vez en muchos años, la elección canadiense se presenta más reñida de lo previsto. En las encuestas, los social-liberales de Troudeau y el conservador  Andrew Scheer se enfrentan en un virtual empate con el 35% de los votos. En tercer lugar con unos 20 puntos está el recién nacido Nuevo Parido Democrático (NDP), liderado por Jagmeet Singh, de origen indio, que se ubica a la izquierda del actual gobierno. Y el resto del panorama electoral se lo disputarían otros partidos más pequeños, entre los que se destaca la coalición de ultra derecha formada entre el flamante primer ministro de Ontario, Rob Ford, y el líder de la oposición en el estado de Alberta, Jason Kenney. No se descarta la posibilidad de una cierta apertura hacia la izquierda por parte de Troudeau para incluir las demandas del NDP y ampliar su base de votantes, como se vislumbró a partir de los cambios de gabinete realizados en julio pasado.

timoshenko
Yulia Timoshenko, la “Juana de Arco de la Revolución Naranja” de 2005 y principal candidata a suceder al primer ministro ucraniano Poroshenko

Por fuera de la UE pero con una relevancia mayúscula en la política exterior europea, Ucrania se ubica como uno de los escenarios electorales más interesantes de 2019. Si todo sigue como lo previsto, ya que las tensiones que la fecha genera llevó a muchos a pensar en postergar las elecciones, el próximo 31 de marzo Ucrania deberá elegir su próximo presidente y en octubre renovar el Parlamento. Se trata de la segunda elección democrática luego de la “revolución” de 2014,cuando enormes manifestaciones que unieron a sectores pro-occidentales, liberales europeistas, cristianos y neonazi, obligaron al entonces presidente Viktor Yanukovich, aliado de Moscú, a exiliarse. Desde ese momento, Ucrania vive una crisis económica sin precedentes, con sus cuentas intervenidas por el FMI y el Banco Mundial y con un plan de ajuste que generó un enorme descontento en la población, y una guerra civil donde se mezcla el nacionalismo ucraniano, bandas nacionalistas y fascistas e intereses estratégicos de la OTAN y la Unión Europea, frente a los sectores pro-rusos, nostálgicos de la Unión Soviética y la intervención más o menos directa del pragmatismo autárquico de Putin. Desde la caída de Yanukovich, Ucrania perdió la península de Crimea, anexada a Rusia tras un referéndum considerado ilegal por buena parte del mundo occidental, a la vez que perdió el control sobre dos de sus provincias orientales controladas por grupos armados pro-rusos. La importancia estratégica de la doble cita electoral de este 2019 queda entonces a las claras. El actual presidente Poroshenko logró recuperarse en las encuestas tras declarar, en noviembre pasado, el Estado de Excepción tras un incidente con la marina rusa en el Mar de Azov. Hasta ese momento su popularidad caía en picada ante la incontrolada crisis económica y el crecimiento de la deuda, y su principal contrincante, la ex primera ministra conservadora y pro-europea Yulia Timoshenko, tenía grandes chances de quedarse con la presidencia en segunda vuelta. Si bien ahora el panorama no parece tan claro, todo se encamina hacia un ballotage entre dos candidatos que serían del agrado de la OTAN y la Unión Europea. El único pro-ruso con posibilidades de sumar un buen número de voluntades es el exministro de Energía, Yuri Boiko, que logró crecer gracias a la generalizada oposición a los acuerdos entre Ucrania y el FMI.

Girl hurls stones during clashes with Israeli troops at a protest where Palestinians demand the right to return to their homeland, at the Israel-Gaza border, east of Gaza City
Una joven palestina ante la represión del ejército israelí durante una de las jornadas de la Gran Marcha del Retorno (Mohamed Salem/Reuters)

Otro país de cuyas elecciones depende la estabilidad de una región es Israel. El actual primer ministro Benjamin Netanyahu decidió convocar a elecciones anticipadas, previstas para el próximo 9 de abril, tras la crisis de gobierno desatada por la renuncia de su ministro de defensa, Avigdor Lieberman, que acusó a Netanyahu de “favorecer a los terroristas” por pactar un cese al fuego en la Franja de Gaza con Hamas, en noviembre pasado. Luego de esa decisión, la extrema derecha de Hogar Hebreo abandonó la coalición de gobierno, obligando al partido de Netanyahu, el Likud, a llamar a nuevas elecciones. Si bien el Likud sigue siendo el primer partido en intención de votos, la campaña de Netanyahu no se presenta nada fácil. A pesar de una situación interna muy favorable desde lo económico, el actual primer ministro está acusado de favorecer con exenciones impositivas a ricos judíos que se establecieron en Israel provenientes de EEUU, a cambio de recibir joyas y dinero durante años. El primer ministro también debe responder de la acusación de usar su cargo para limitar la circulación del diario Israel Hayom, para favorecer a su competidor, el Yediot Ahronot, a cambio de un trato más favorable por parte de sus periodistas. Además de estos escándalos siguen las críticas por la conducción de la guerra contra los palestinos. Desde marzo de 2019, la Gran Marcha del Retorno organizada por las comunidades palestinas desde la Franja de Gaza hasta los territorios ocupados por Israel, ha sido brutalmente reprimida por las fuerzas armadas israelíes que han asesinado a más de 400 palestinos, la mayoría de los cuales eran civiles. A pesar de la indignación y la protesta internacional, Netanyahu cuenta con el apoyo total de la administración Trump, y planea expandir su influencia en el mundo. Un nuevo gran aliado es, por ejemplo, Jair Bolsonaro, que se deshizo en elogios hacia su invitado de honor en su asunción a la presidencia del Brasil el pasado 1 de enero. Para mantenerse en el poder, sin embargo, Netanyahu deberá lograr un mayor equilibrio entre los pedidos de los sectores seculares y religiosos, entre liberales y nacionalistas. Al perder el apoyo de un sector importante de la extrema derecha, el Likud podría recurrir a una alianza más centrista para contrarrestar a su principal rival para el próximo 9 de abril, el recién creado partido “Resiliencia” del ex general Benny Gantz.

Tunisia Protests
La policía tunecina reprime las manifestaciones del pasado 25 de diciembre en Kasserine, donde el periodista Abderrazak Zorgui se prendió fuego por protesta (AP Photo/Walid Ben Sassi)

Entre noviembre y diciembre deberían celebrarse también la esperadísimas elecciones tunecinas. Túnez fue, en 2011, el primer país del Maghreb en protagonizar lo que luego se llamó la primavera árabe. Y fue también el único país en el cual ese proceso de derrocamiento de regímenes autoritarios no concluyó en un desastre orquestado por occidente como en Libia, Siria o Egipto. Luego del gesto extremo de Mohamed Bouazizi, vendedor de fruta que se prendió fuego para protestar contra las condiciones inhumanas de vida de los tunecinos, manifestaciones multitudinarias lograron derrocar el régimen de Ben Ali, comenzando un proceso de democratización extremadamente complejo. Cuando todo parecía convertirse en un caos por la falta de acuerdos entre islamistas moderados y secularistas, cuatro organizaciones de la sociedad civil lograron un acuerdo que permitió la redacción de la primera constitución democrática del país: la Unión General Tunecina de Trabajo (UGTT), la Unión Tunecina de Industria, Comercio y Artesanía (UTICA), la liga Tunecina de Defensa de los Derechos del Hombre (LTDH) y la Orden de Abogados de Túnez. El “Cuarteto para el Diálogo Nacional de Túnez”, fue galardonado con el Premio Nobel de la Paz en 2014, y sentó una base institucional consensuada para el desarrollo de una vida política liberal y democrática en el país. Pero las condiciones económicas, la seguidilla de atentados perpetrados por facciones armadas del salafismo en 2015, y la inestabilidad política generada por la fragilidad institucional del renovado estado tunecino, han hecho que el nuevo sistema constitucional aún no se haya asentado. El 24 de diciembre de 2018, un periodista de 32 años, Abderrazak Zorgui, volvió a prenderse fuego públicamente para protestar contra las condiciones de vida de los jóvenes en la “nueva” Tunez. Al gesto le siguieron nuevamente duras protestas que ponen en jaque la continuidad del proceso democrático. A tal punto que, a enero de 2019, aún no está claro quienes serán los principales candidatos para la elección a presidente y para la renovación del Parlamento.


Deja un comentario

La dimisión de un obispo argentino. Dudas sobre los motivos-

T
Piazza san PietroPiazza san Pietro 

Mons. Zanchetta. Gisotti risponde ai giornalisti

“Non è stato rimosso dalla diocesi di Oran. Fu lui a dimettersi”: lo ha affermato il Direttore “ad interim” della Sala Stampa vaticana a proposito del vescovo emerito di Oran in Argentina, poi Assessore all’Apsa

In merito alle notizie di stampa relative al vescovo argentino Gustavo Oscar Zanchetta, che il Papa aveva nominato nel dicembre scorso come assessore dell’Amministrazione del Patrimonio della Sede Apostolica,  il Direttore “ad interim” della Sala Stampa della Santa Sede, Alessandro Gisotti, rispondendo ai giornalisti ha affermato che il presule “non è stato rimosso dalla diocesi di Oran”, ma “fu lui a dimettersi”.

“La ragione delle sue dimissioni” ha precisato Gisotti “è legata alla sua difficoltà nel gestire i rapporti con il clero diocesano e in rapporti molto tesi con i sacerdoti della diocesi. Al momento delle sue dimissioni vi erano state contro di lui accuse di autoritarismo, ma non vi era stata contro di lui alcuna accusa di abuso sessuale. Il problema emerso allora era legato alla incapacità di governare il clero”.

Nel ripercorrere l’iter del presule argentino,  il Direttore “ad interim” ha affermato che “dopo il periodo in Spagna, in considerazione della sua capacità gestionale amministrativa” mons. Zanchetta “è stato nominato assessore dell’Apsa (incarico che non prevede comunque responsabilità di governo del Dicastero). Nessuna accusa di abuso sessuale era emersa al momento della nomina ad assessore. Le accuse di abuso sessuale risalgono infatti a questo autunno”.

“Sulla base di queste accuse e delle notizie emerse di recente sui media” ha sottolineato Alessandro Gisotti “il vescovo di Oran ha già raccolto alcune testimonianze che devono ancora arrivare alla Congregazione per i Vescovi. Qualora venissero confermati gli elementi per procedere, il caso sarà rimesso alla commissione speciale per i vescovi. Durante l’investigazione previa, mons. Zanchetta, si asterrà dal lavoro”.