Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


1 comentario

Mensaje del Papa a los presos. Necesidad de la esperanza

El Papa a los presos: “La pena debe tener un horizonte de esperanza”

Videomensaje de Francisco al Complejo Penitenciario argentino de Ezeiza: «de lo contrario queda encerrada en sí misma y es solamente un instrumento de tortura, no es fecunda»

El Papa a los encarcelados: “La pena debe tener un horizonte de esperanza”

17
0
Pubblicato il 24/08/2017
Ultima modifica il 24/08/2017 alle ore 18:34
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

«No olvidemos que para que la pena sea fecunda debe tener un horizonte de esperanza, de lo contrario, queda encerrada en sí misma y es solamente un instrumento de tortura, no es fecunda». Lo dijo el Papa Francisco en el videomensaje enviado el jueves 24 de agosto por la tarde al Centro de Estudiantes Universitarios del Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza, en Argentina. Una cárcel con la que el Papa tiene una relación constante y particular: dos veces al mes, el domingo por la tarde, Bergoglio pasa una hora al teléfono con los que están tras las rejas. La ocasión del videomensaje de hoy fue la apertura del curso de música.

 

«Amigos míos, que forman parte del Centro de Estudiantes Universitarios de Ezeiza –afirmó Francisco–, un cordial saludo, un saludo que evoca esas llamadas dominicales que hago al penal. Estoy al tanto de todas vuestras actividades y me da mucha alegría la existencia de este espacio, un espacio de trabajo, de cultura, de progreso, es un signo de humanidad. Y no podría existir si entre ustedes no hubiera personas de tanta sensibilidad humana entre los internos, los agentes del servicio carcelario, directivos, jueces, miembros de la Universidad de Buenos Aires y estudiantes. Gracias».

 

«Ahora un paso más. Impulsaron la apertura del taller de música –añadió Bergoglio, refiriéndose a algunos de los protagonistas del curso. Quiero agradecer a todos los que ayudaron en esta iniciativa: al señor jefe Claudio Segura, al director, señor Alejandro González, al apoyo y el aval de la Universidad de Buenos Aires y del poder judicial, y, sobre todo, a los secretarios de Casación, Luis y Víctor, y a los internos encargados del Centro de Estudiantes (Marcelino, Guille, Edo), que conozco por teléfono. Gracias por todo lo que han hecho. Es un aliento de vida esto que está sucediendo en el penal entre ustedes. Y la vida -ustedes lo saben- es un regalo, pero un regalo que hay que conquistarlo cada día. Nos lo regalan pero tenemos que conquistarlo cada día».

 

«Los internos –constató el Papa argentino– están pagando una pena, una pena por un error cometido. Pero no olvidemos que para que la pena sea fecunda debe tener un horizonte de esperanza, de lo contrario, queda encerrada en sí misma y es solamente un instrumento de tortura, no es fecunda. Pena con esperanza, entonces es fecunda. Esperanza de reinserción social, y para eso, capacitación social, mirando al futuro, y esto es lo que están haciendo ustedes».

 

«Con este nuevo taller de música –concluyó Francisco– están mirando a la reinserción social, ya ahora se están reinsertando con los estudios, con la Universidad de Buenos Aires, están mirando a la reinserción social. Es una pena con esperanza, una pena con horizonte. Vuelvo a decir, problemas hay y los habrá, pero el horizonte es más grande que los problemas, la esperanza supera todos los problemas. Queridos amigos, rezo por ustedes, los tengo cerca al corazón, les pido que no se olviden de hacerlo por mí. Que Dios los bendiga y adelante, siempre con una sonrisa. ¡Hasta el próximo llamado!».

Anuncios


Deja un comentario

Argentina: aniversario del asesinato de Mons. Angelelli

  ARGENTINA – Un 4 de agosto fue asesinado Mons. Enrique Angelelli, el obispo de los pobres

La Rioja – El 4 de agosto de 1976, el padre Arturo Pinto y Mons. Angelelli mientras regresaban de una celebración en honor de dos sacerdotes asesinados. A lo largo de la carretera hacia Córdoba, dos coches se acercaron chocando contra ellos. El padre Pinto, único testigo de lo sucedido, comunicó que, al despertarse, encontró al obispo asesinado con varios disparos en la cabeza. Durante años, la muerte de Angelelli fue enmascarada como un accidente automovilístico. Solo en el 2009 las cosas cambiaron porque ese año se reabrió el caso.
41 años después de su muerte, la comunidad recuerda sus palabras: “hay que tener el oído atento, siempre puesto a lo que dice el Evangelio y a lo que dice el pueblo”.Mons. Enrique Angelelli , obispo de la diócesis de La Rioja, era uno de los obispos más conocidos del País, contrario a la dictadura. Murió en un accidente de automóvil simulado, poco después de instaurarse la dictadura militar. Tras 38 años, el 4 de julio de 2014, fueron condenados a cadena perpetua dos altos mandos del ejercito por el homicidio del obispo. Durante décadas las autoridades sostuvieron que su muerte fue un accidente. En 2015 se abrió la fase diocesana de su causa de beatificación .


Deja un comentario

Por qué el Papa no visita Argentina?

¿POR QUÉ EL PAPA NO VISITA ARGENTINA? El obispo de una gran diócesis responde: “Para no provocar más conflictos, para evitar que se use su figura como bandera política”

Si no es ahora, ¿cuándo?

Si no es ahora, ¿cuándo?
La pregunta está en el aire desde hace tiempo, dentro y fuera de la Argentina, y no resulta fácil ni sencillo obtener una respuesta: ¿por qué el Papa Francisco no ha querido hasta hoy visitar su país natal, Argentina, al que abandonó en febrero de 2013 pensando que volvería apenas terminara el Cónclave? En algunos ambientes aclaran: no es correcto decir que el Papa Francisco “no desea volver a su patria”. ¡Vaya si lo desea! Es problema es otro: “El Papa quiere ir a Argentina, pero hasta el momento, cada vez que se planteó la cuestión, ha considerado que no era el momento oportuno ni apropiado”.
¿Y cuál sería ese momento? ¿Cuándo y cómo se podría imaginar de manera realista una visita a la Argentina de Jorge Mario Bergoglio, el hijo más ilustre de esta gran nación sudamericana? Visita que por el momento no parece entrar en los planes ni siquiera en el caso de una posible peregrinación a Perú (a la que se refirió el arzobispo de Lima, cardenal Luis Cipriani) que tal vez incluya Chile y Uruguay, en 2018.
El obispo argentino de Gualeguaychú, provincia de Entre Ríos, recientemente nombrado, mons. Héctor Zordán, en una entrevista concedida a un medio digital de su región habló abiertamente sobre el tema y propuso algunas reflexiones plausibles que podrían formar parte de la respuesta. El prelado observa que “este es el peor momento en cuanto a división. Ya sea que lo llamemos grieta o enfrentamiento, no puede no tener solución. No podemos seguir viviendo así porque nos estamos deshilachando como sociedad, como país”.
Cuando el periodista de “El día”, le pregunta “¿Ni el Papa Francisco nos va a poder unir?”, monseñor Zordán responde:
“Ni él se salva. Esa diferencia entre los argentinos, eso de no converger en nada, ni siquiera en la figura del Sumo Pontífice, hace que esa esperada visita a la Argentina de Francisco se dilate siempre. Esa confrontación permanente es la que hace que Bergoglio no quiera venir al país por ahora”.
¿Le duele que no venga?, insiste el periodista:
“No sé si es dolor”, responde el obispo y concluye: “Me gustaría (que viniera), pero respeto su decisión. Creo que no viene para no generar más conflictos, para que no se use su figura como bandera política”.


Deja un comentario

Argentina: casi la mitad de los niños viven en situación de pobreza

ARGENTINA – Casi seis millones de niños y adolescentes viven en condiciones de pobreza

Buenos Aires – La crisis argentina sigue afectando de manera dramática, especialmente a los niños. A partir de un estudio realizado por el Centro para la Investigación Participativa en Política Económica y Social muestra que la mitad de los niños y adolescentes en el país viven por debajo del umbral de la pobreza. El Cippes ha declarado que 46 de cada 100 niños en el grupo de edad entre 0 y 17 años sufren de este estigma. En total, se trata de casi seis millones de los 13 millones y medio de niños y adolescentes en el país. Además, el 10,07% de los niños en Argentina viven en un estado de indigencia.


Deja un comentario

En la agenda del Papa no consta, por ahora, un viaje a Argentina.

El Papa a Hebe: “Nada decidido sobre el viaje a Argentina”

Francisco responde a una carta enviada por la titular de las Madres de Plaza de Mayo y reafirma que ante el dolor de una madre él tiene necesidad de acompañarla. Pero el texto sale a la luz luego que la destinataria fue procesada en un caso de corrupción
AFP

Manifestación en la Plaza de Mayo, en el centro de Buenos Aires

19
0
Pubblicato il 17/05/2017
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

“Todavía no hay nada decidido sobre mi viaje a Argentina”. El Papa respondió así a la petición insistente de Hebe de Bonafini, presidente de la asociación argentina de las Madres de Plaza de Mayo. Ella le había escrito una carta para implorarle que viaje pronto a la Argentina. Francisco le respondió con un texto autógrafo, en el cual la trató con confianza. Y aunque precisó que aún no existe nada decidido sobre una futura visita apostólica a su país, no cerró definitivamente la posibilidad. Y a la mujer le señaló: “Tengo en cuenta tus palabras”.

 

El intercambio epistolar salió a la luz este martes en Buenos Aires. Lo dio a conocer la propia asociación, pocas horas después que el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi ordenó el procesamiento de Bonafini y su ex apoderado, Sergio Schoklender, por el supuesto desvía de 200 millones de pesos públicos (unos 13 millones de dólares de la actualidad) por un programa de construcción de viviendas sociales llamado Sueños Compartidos.

 

Las cartas datan de unos días atrás. La mujer escribió al “queridísimo Papa Francisco” el 14 de abril para decirle “cuánto lo necesitan todos” en Argentina. “La estamos pasando muy mal, el país parece una montaña que se cae a pedazos como cuando sucede un terremoto”, indicó.

 

“Sé que no vas a venir”, apuntó. Recordó que el pasado 30 de abril las Madres cumplieron 40 años de lucha sin faltar un solo jueves a la Plaza de Mayo, lo cual significa dos mil 36 marchas. “Quedamos muy pocas, pero construimos un puente indestructible entre nuestros hijos y las nuevas generaciones que se tomaron la patria en serio, así que las Madres moriremos tranquilas porque la lucha y la defensa de la vida está en las mejores manos, ¡la juventud! que está comprometida con la lucha por los otros y para los otros”, siguió.

 

Luego le pidió al pontífice que ese día, el 30 de abril, no se olvide de ellas, que le pida al “Tatita Dios” que no las abandone. Se despidió con un “fuerte abrazo” y un “vení que te necesitamos”. Y agregó una postdata: “Sé que vos pensás que si venís le hacés un favor al pastor Mauricio. Yo te pido que pienses en cuanto bien le harías a millones si venís”.

 

En estas últimas líneas, Bonafini hizo referencia a Mauricio Macri, el presidente argentino. Sobre la religiosidad personal del mandatario, existen numerosos rumores. Pero existe también, cierta convicción en los ambientes políticos, de su adscripción a cultos de tipo “new age”. Sólo así podría explicarse aquello de “pastor Mauricio”.

 

La respuesta del Papa se escribió el 5 de mayo. De su puño y letra, el pontífice encabezó el texto a la “Sra. Hebe de Bonafini” y después añadió: “Querida Hebe”. En el texto, es vistoso que Jorge Mario Bergoglio no hizo referencia a las críticas políticas de la señora ni se manifieste, a favor o en contra. En cambio, le agradeció la carta que le llegó el 19 de abril, así como un libro que le envió con motivo de la conmemoración de los 40 años de Asociación Madres de Plaza de Mayo.

 

“Te agradezco lo que me decís en la carta y quisiera reiterar lo que dije tantas veces y te lo expresé cuando estuviste en el Vaticano: frente al dolor de una madre que pierde a sus hijos de una manera tan cruel y violenta siento un profundo respeto y la necesidad de acompañarla con mi cercanía y oración. Sólo ella sabe lo que es ese sufrimiento”, señaló. En esta ocasión usó las mismas palabras con las cuales explicó su decisión de recibir en audiencia a la propia Bonafini el 27 de mayo de 2016, un encuentro largo y cordial en la Casa Santa Marta del Vaticano.

 

Ya entonces, la reunión había dividido las aguas en Argentina. Sobre todo por el alto perfil público de las Madres de Plaza de Mayo y su alineación política con el “kirchnerismo”, el movimiento de adhesión al ex presidente Néstor Kirchner y su esposa, que también fue presidenta, Cristina Fernández. Durante ese diálogo en el Vaticano, Bonafini le pidió perdón a Bergoglio por haberlo tratado en pésimos términos cuando él era arzobispo de Buenos Aires e, incluso, por haberle tomado la catedral a la fuerza en alguna ocasión.

 

Hacia el final de su carta, el Papa apuntó: “Todavía no hay nada decidido sobre mi viaje a Argentina. Tengo en cuenta tus palabras. Por favor, no te olvides de rezar por mí. Que Jesús te bendiga y la Virgen Santa te cuide”. Y se despidió con un “afectuosamente, Francisco”.

 

Por estas horas, el intercambio epistolar divide a la opinión pública argentina. Tratándose de una carta autógrafa, pertenece a las comunicaciones privadas del pontífice. Pero en Buenos Aires las interpretaciones sobre su contenido y el gesto se han multiplicado al infinito. Empero, la única información objetiva que se desprende del texto es que el Papa no tiene en agenda visitar su país natal, como lo anticipó hace días el Vatican Insider.


Deja un comentario

Los viajes del Papa y Argentina.

¿Un viaje a Argentina? “No lo tengo en agenda”

Pope_Francis_6_at_the_general_audience_in_St_Peters_Square_Feb_3_2016_Credit_Daniel_Ibanez_CNA_2_3_16

Tras las especulaciones en su país natal, el Papa Francisco confiesa a un amigo que no tiene previsto visitar Argentina en 2018 y habla por primera vez de una gira por Perú y Chile, “para cerrar el eje del Pacífico”.

“No lo tengo en agenda”. La respuesta no dejó espacio a la especulación. Este domingo, tras cumplir sus actividades públicas, el Papa llamó a Luis Liberman, director general de la Cátedra del Diálogo y la Cultura del Encuentro. Lo felicitó por su cumpleaños y, en la conversación, quiso despejar dudas. No viajará a Argentina el próximo año, como trascendió semanas atrás. En cambio, sí tiene planeado visitar Chile y Perú, “con el fin de cerrar el eje del Pacífico”. 

 

Pero la negativa fue clara. Entonces, el felicitado recordó que algunas semanas atrás la prensa argentina difundió informaciones precisas sobre el supuesto viaje papal. Según se publicó entonces, durante una reunión con la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y con la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, el pontífice habría revelado su voluntad de pisar suelo argentino en 2018.

Incluso se aportaron datos muy concretos: la visita sería “entre marzo y abril”, incluiría etapas en “cinco provincias” para congregar “a más de 20 millones de personas” y “un equipo ya está trabajando en Roma”. Planteados así, los datos resultaban (al menos) extraños. Hasta ahora, el Papa no ha cumplido una visita apostólica con tantas paradas dentro de un mismo país. Claro, siendo Argentina podría hacer una excepción. No obstante, en medio de los dos meses indicados se encuentra la Semana Santa, que el próximo año irá del 25 de marzo al 1 de abril. Eso restringía aún más las opciones.

Inmediatamente después de la filtración periodística, la Santa Sede negó con firmeza el particular. “Ni siquiera está en estudio”, indicaron acreditadas fuentes vaticanas. Aun así, en Argentina las especulaciones siguieron. Se llegó a indicar una fecha específica: el 18 de marzo y hasta los mismos amigos del Papa creyeron en la versión.

El gobierno argentino no recibió el debate público sobre un hipotético viaje papal como una buena noticia. Se temió, con razón, que unos datos inconexos filtrados sin más a la prensa “embarraran la cancha”, afectando la relación institucional. “El gobierno quiere que el Papa venga, es un deseo, pero que salgan estas informaciones no ayuda”, confió por esos días una fuente acreditada al Vatican Insider.

Al respecto, fue indicativa la respuesta que dio la canciller argentina, Susana Malcorra, a la pregunta de si había hablado con el pontífice sobre la ansiada visita, el pasado viernes 21 de abril. Ella precisó: “No hablamos. El santo padre ha sido invitado en reiteradas ocasiones, todas las veces que habló o se vio con el presidente. La invitación de parte de la Argentina está abierta y se va a hacer en el momento en que el Papa juzgue oportuno, en función de su amplia agenda. Así que ni siquiera toqué el tema”.

Con estos antecedentes, el comentario de Francisco de este domingo tuvo un valor aclaratorio. “Nunca hubo interacciones en esa línea”, precisó el líder católico a su amigo. Es más, recordó que él mismo le había dicho a Liberman que no tenía agendada una visita a Argentina en 2018 cuando ambos se vieron en el Vaticano en febrero último, con motivo de un seminario mundial sobre el derecho al agua organizado por la Cátedra del Diálogo y la Pontificia Academia para las Ciencias Sociales.

En la llamada, en cambio, sí confirmó su intención de volver a América Latina, con una gira por Chile y Perú. Algo que ya había informado a los obispos chilenos y que adquiere sentido si se considera la anterior visita a Ecuador y Bolivia, o la futura a Colombia. De allí la frase “cerrar el eje del Pacífico”.

Los amigos hablaron de otras cosas. Sobre su paso por El Cairo, este viernes 28 y sábado 29 de abril, Jorge Mario Bergoglio expresó entusiasmo. Un tema propio de la cultura del encuentro. “Fue un viaje extraordinario, conmovedor. Me fui con la certeza de que hay un pueblo que ama la paz”, apuntó.

También felicitó a Liberman por “impulsar desde la Cátedra actividades centradas en el medio ambiente, la educación y el trabajo”. Una apuesta que va a redoblar ese espacio “académico y plural”, como se autodenomina. Esta semana que comienza, el organismo tendrá en Colombia reuniones preparatorias para un taller sobre el derecho humano al agua en la cuenca del Amazonas, a realizarse en septiembre próximo en ese país, en coincidencia con la visita apostólica a esa nación, prevista del 6 al 10.

En esos encuentros participarán referentes de la Red Eclesial Panamazónica (Repam), que preside el cardenal brasileño Claudio Hummes, arzobispo emérito de Sao Paulo, y actores locales, entre los que destacan integrantes de la fundación Goias Amazonas.

Andrés Beltramo  –  Ciudad del Vaticano

Vatican Insider   –   Reflexión y Liberación


Deja un comentario

Brasil y Argentina: problemas de los obispos con sus gobiernos.

Rumbo de colisión

Dos grandes episcopados de América del Sur, Brasil y Argentina, critican reformas de sus respectivos gobiernos

El presidente brasileño Temer y el argentino Macri

Pubblicato il 30/04/2017
Ultima modifica il 30/04/2017 alle ore 16:18
ALVER METALLI

Dos Conferencias Episcopales, la de Argentina y Brasil, las más grandes del continente latinoamericano junto con la mexicana, se encuentran en rumbo de colisión con sus respectivos gobiernos sobre temas importantes de sus programas de gobierno. Hace pocos días, una nota de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) pone en tela de juicio la reforma de la Constitución que pretende el ejecutivo encabezado por Michel Temer “porque genera exclusión social y perjudica a los sectores más débiles de la sociedad”. Más adelante, hace un fuerte llamamiento “a las personas de buena voluntad a movilizarse para buscar lo mejor para nuestro pueblo brasileño, sobre todo para los más vulnerables”.

 

Algunos obispos brasileños llegaron un poco más lejos y pidieron abiertamente a los fieles de sus diócesis que salgan a la calle y adhieran a la huelga general.

 

La huelga fue convocada por todos los sindicatos brasileños para protestar contra la reforma laboral y jubilatoria propuesta por el gobierno del presidente Temer. Las reformas aprobadas tras duras discusiones parlamentarias apuntan a elevar la edad mínima para optar a la jubilación y suprimen numerosas leyes de protección de los trabajadores, presuntamente para reducir el déficit fiscal y favorecer la creación de puestos de trabajo. El obispo de Barra do Piraí-Volta Redonda, Francesco Biasin, un religioso italiano que pertenece al movimiento de los Focolares, se refirió con dureza a los sucesores de Dilma Rousseff: “Vamos a mostrar a nuestros gobernantes nuestra indignación en relación a las reformas impuestas a la población sin diálogo con la sociedad civil organizada” declaró, “y a expresar nuestro deseo de construir un Brasil mejor para todos”.

 

La petición de monseñor Biasin de participar en la protesta activa no es un hecho aislado. Fernando Antônio Saburido, obispo benedictino de la arquidiócesis de Olinda y Recife, en el nordeste de Brasil, también convocó abiertamente a sus fieles a participar en la manifestación nacional de protesta afirmando que “la clase obrera no puede perder los derechos que conquistaron con tanto esfuerzo”.

 

En el país vecino, Argentina, la crítica de la Iglesia apunta contra una medida del gobierno del presidente Mauricio Macri que reforma la ley inmigratoria con el propósito de acelerar las expulsiones y restringir el ingreso de extranjeros que hayan cometido delitos en sus países de origen. El decreto 70/2017 del Poder Ejecutivo justifica la medida en referencia a “hechos de criminalidad organizada de público y notorio conocimiento”, ante los cuales “el Estado Nacional ha enfrentado severas dificultades para concretar órdenes de expulsión dictadas contra personas de nacionalidad extranjera”. El obispo jesuita Manuel Hugo Salaberry, presidente de la Comisión Argentina de Migraciones de la Conferencia Episcopal Argentina, declaró que no existe dato alguno “que justifique la necesidad o urgencia de la reforma de la Ley de Migraciones a través de un decreto presidencial”. Como es sabido, la nueva ley aumenta las restricciones para el ingreso y permanencia de los extranjeros en Argentina, endurece los controles a los extranjeros que tienen antecedentes penales, sobre todo si están relacionados con la criminalidad organizada y el tráfico de estupefacientes, y acelera las prácticas de expulsión. Sin embargo, los obispos consideran que “Si bien el DNU está dirigido a enfrentar la criminalidad, vulneraría derechos de las víctimas de delitos y los derechos constitucionales garantizados por la constitución nacional y los tratados internacionales”.

 

La reforma de la ley migratoria es una de las tres cuestiones que enfrentaron en los últimos meses a la Iglesia con el gobierno de Macri. Otros temas fueron la reforma de la ley penal para los menores, con el propósito de bajar de 16 a 14 años la edad de imputabilidad, y la represión de un grupo de indígenas mapuches en la Patagonia que habían bloqueado un ramal ferroviario.