Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Venezuela: cómo transcurrió la jornada de oración por el País

Venezuela; la odisea de rezar en un país que precipita

La jornada de oración convocada por los obispos venezolanos movilizó a millones de personas. Pero no fue fácil para muchos fieles, que debieron superar obstáculos como la inseguridad y la falta de transporte para elevar una súplica común por el fin del drama que azota al país
REUTERS

Fieles rezando por Venezuela

8
0
Pubblicato il 22/05/2017
Ultima modifica il 22/05/2017 alle ore 14:40
CARLOS ZAPATA*
CARACAS

Las protestas continúan en las calles de Venezuela. Suman 52 días de marchas y represión. La violencia y el hambre crecen en el país. En medio de la peor crisis de su historia, los obispos convocaron a una Jornada de Oración por la Paz este domingo 21 de mayo. Pero en esta tierra no es fácil ni siquiera elevar plegarias. Por eso, los fieles debieron pasar verdaderas odiseas para llegar a los templos que todavía se encuentran en medio de barricadas.

 

Son tiempos atípicos. Pero no impidieron que millones respondieran a la convocatoria de la Conferencia Episcopal. Pudo más la sed de consuelo y oración. Las iglesias lucieron abarrotadas. Rostros emotivos, lágrimas y espontáneos cantos de fragmentos del himno nacional de rodillas, en el momento de la consagración.

 

La jornada se desarrolló de forma diferente según cada región. En algunas, con pocos actos externos. En otras, con grandes altares en plazas, acompañados de procesiones y cantos al mejor estilo de las nutridas romerías de Semana Santa. Encendió la nostalgia de la lectura de los nombres de los casi cincuenta muertos en las últimas semanas de protestas, cual letanías de un conmovedor rosario.

 

El denominador común fue la exposición del santísimo. Regiones fronterizas como Táchira o céntricas como Chacao y Los Teques, en Miranda, se convirtieron en centros de adoración perpetua. Otras tuvieron apenas breves momentos de reflexión durante las misas, con prácticas silenciosas y pocos signos externos, por razones de seguridad.

 

El rezo del rosario en las comunidades es ya una de las prácticas más comunes en medio de la crisis. Ni bien cae la tarde, vecinos se congregan en sus barrios y urbanizaciones para orar. La súplica coincide: todos piden por Venezuela. La mayoría ruega por justicia y libertad. Otros agregan perdón y reconciliación. Anhelan un cambio urgente en una nación cuyas calles lucen desoladas, con trancas, residuos de hollín producto de la quema del caucho, cartuchos de perdigones y múltiples huellas de la represión.

 

Este domingo fue distinto. Mientras muchos asistían a misa, pequeños grupos de muchachos jugaban fútbol en las calles, en las cercanías de las barricadas con los que se protegen de motorizados armados y la acción represiva de agentes del orden público. Los choques violentos no tienen horario, pero la oscuridad es cómplice de los grupos paramilitares (los “colectivos”). Arrecian con robos disparos, saqueos y destrozos en comercios.

 

Durante la semana las actividades varían, pero distan mucho de la “normalidad”. Por la mañana suelen haber concentraciones o marchas. Pocos locales abren y, quienes lo hacen, cierran al mediodía. Cada tarde comienza un no anunciado toque de queda. En regiones como San Cristóbal (en la frontera con Colombia) la situación se agudiza, por el paro de transporte y largas colas en las pocas estaciones de servicio que surten gasolina.

 

La capital de Táchira se mantiene sitiada. Allí el gobierno aplica la segunda fase del plan Zamora, que incluye la movilización de dos mil funcionarios de la fuerza armada nacional. Ahí mismo, también tuvo lugar la jornada de oración y ayuno organizada por los obispos. En sus templos se leyó la más reciente exhortación episcopal, que rechazó por “innecesaria y peligrosa” la propuesta del presidente Nicolás Maduro de reformar la Constitución con una Asamblea comunal.

 

En la plaza Bolívar de Chacao, el municipio donde fuera alcalde Leopoldo López (uno de los presos políticos más conocidos del país) se llevó a cabo un Rosario por la Paz de Venezuela. En la diócesis de Los Teques, todas las comunidades parroquiales reportaron nutridas asistencias. Por decenas se contaron las horas santas por la paz, los altares fueron ataviados con banderas del país y las oraciones siguieron las líneas indicadas por el cardenal Jorge Urosa Savino, arzobispo de Caracas.

 

En la catedral de esa ciudad se hicieron dos minervas con el Santísimo Sacramento y se renovó la consagración de Venezuela al Santísimo Sacramento, otro punto común en la mayoría de los templos de la nación.

 

En los Altos Mirandinos “se agravó la situación. No hay gasolina y comienza a escasear fuertemente la comida. Por la geografía, es más difícil movilizarse. Regresar a la residencia del obispo es una hazaña. Todas las reuniones están suspendidas”, contó a Vatican Insider el obispo auxiliar de Caracas, Jesús González de Zárate. Mientras, en San Antonio de los Altos, “un muro con bloques superpuestos en la Panamericana afectó el normal tránsito de las personas. El movimiento ‘Resistencia’ ha dicho que no cederán hasta que Maduro se vaya”, agregó.

 

Este lunes 22 se realizará otra marcha nacional, esta vez “por la salud de Venezuela”. Se exigirá la urgente apertura de un canal humanitario, principal petición de los obispos al recibir una comitiva presidencial el pasado viernes 19 de mayo en la sede de la Conferencia Episcopal.

 

La jornada de este domingo permitió renovar la consagración del país al santísimo sacramento, que hiciera por primera vez Juan Bautista Castro, el 2 de julio de 1899. El octavo arzobispo de Caracas se convertiría en padre fundador de la Congregación Siervas del Santísimo Sacramento y su legado alimenta hoy la esperanza del pueblo venezolano que, como en tiempos del “limosnero del señor”, se arrodilla ante Dios para suplicar un nuevo milagro.

 

* Periodista y ex editor del Diario Católico de Venezuela


Deja un comentario

Venezuela: aumenta la tasa de mortalidad infantil y materna.

VENEZUELA – Emergencia por desnutrición, aumenta la tasa de mortalidad infantil y materna

viernes, 19 mayo 2017

Internet

Caracas (Agencia Fides) – Con la economía en caída libre, la escasez de alimentos y medicinas y el aumento de los precios de los productos alimenticios, la mitad de los niños venezolanos menores de cinco años están en riesgo inminente de desnutrición. La voz de alarma la ha lanzado Cáritas Venezuela que está realizando una investigación sobre la malnutrición infantil en cuatro estados Vargas, Miranda, Zulia, Distrito Capital y Caracas. Las últimas cifras muestran que el 11,4% de los niños menores de cinco años sufren de malnutrición aguda o moderada. “Estamos extremadamente preocupados”, se lee en un comunicado del director de Cáritas Venezuela recibido en la Agencia Fides.
“Desde octubre – continúa – estamos monitoreando los niveles de desnutrición y proporcionando atención a los niños menores de cinco años. Nuestros resultados muestran claramente que los niveles generales de desnutrición están aumentando y la desnutrición aguda en los niños ha superado el umbral crítico. Si no actuamos ahora, será difícil para estos niños reanudar su curva de crecimiento nutricional”. A los niños más vulnerables Cáritas distribuye kits especializados que contienen suplementos alimenticios, en particular, proteínas y minerales como el hierro. A las personas con mayor riesgo también se les dan fármacos.
Más de 8 de cada 10 familias, en 31 localidades investigadas por Cáritas, están comiendo menos que antes, y casi 6 de cada 10 ha afirmado que algunos miembros de la familia no comen para que otra persona de la familia pueda hacerlo. Es más, una familia de cada 2 comer hurgando en la basura de los restaurantes o en los contenedores de basura. Incluso el sistema de salud de Venezuela se ha desplomado. Los hospitales han quedado sin medicamentos ni suministros médicos, y aumentan las enfermedades transmitidas por mosquitos, como Zika, dengue, malaria y Chikungunya, y la tasa de mortalidad infantil y materna. Además de la escasez de alimentos, el otro gran riesgo para la salud es la falta de agua potable. Cáritas ha querido publicar esta investigación para instar a la comunidad nacional e internacional a que intervenga ante la crisis, ya que considera crucial para garantizar una ayuda alimentaria directa, incluso con integradores alimenticios, y restaurar las estructuras sanitarias, el agua potable y el saneamiento. (AP) (19/5/2017 Agencia Fides)


1 comentario

Venezuela: peticiones de los obispos al gobierno de Maduro.

Venezuela: Obispos urgen al gobierno canal humanitario

En conversación exclusiva con el Vatican Insider el presidente del episcopado venezolano, Diego Padrón, brinda detalles del encuentro con funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro y confirma que habrá nueva cita “en circunstancias diferentes”
AFP

Manifestaciones en Venezuela contra la Constituyente del gobierno e Maduro

17
1
Pubblicato il 20/05/2017
Ultima modifica il 20/05/2017 alle ore 11:02
CARLOS ZAPATA*
CARACAS

Mientras la violencia sigue agudizándose en las calles de Venezuela, una comitiva del episcopado recibió al vicepresidente de la República, Elías Jaua, para escuchar la propuesta del presidente Nicolás Maduro de reformar la Constitución mediante una asamblea “comunal”. En el encuentro, los obispos ratificaron su rechazo a la iniciativa y, en cambio, abordaron su prioridad número uno: la urgencia de abrir un canal humanitario a través de la organización Cáritas, que permita el ingreso al país de las medicinas y alimentos que escasean sistemáticamente.

 

“Yo lo planteé como un elemento clave allí. Y luego de la reunión formal, hablé en particular con el ministro Elías Jaua y quedamos en que él iba a tratar ese tema con el presidente de la República. Y acordamos que seguiremos las conversaciones sobre ese punto”, dijo al Vatican Insider Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal.

 

Confirmó, además, que ambas partes sostendrán un nuevo encuentro, pero dejó claro que será en circunstancias diferentes al sostenido este viernes 19 de mayo en la sede de la CEV. “Sí habrá otra reunión, pero en otra forma, no como hoy; porque esta fue muy aparatosa, con mucho ruido y demasiado protocolo. Pero sí continuaremos conversando sobre eso”, añadió.

 

Precisó que la apertura plena de la frontera entre Colombia y Venezuela no logró ser considerada, “porque no podíamos tocar todos los puntos”, y agregó: “Ellos venían con un objetivo muy claro, el de presentar el diseño de la Asamblea Constituyente. Nosotros nos comprometimos en oírles y así lo hicimos. Mantuvimos nuestra postura, ya indicada en los comunicados, pero escuchamos atentamente lo que querían decirnos”.

 

En la reunión quedó ratificada la postura de los obispos: que la Constitución de Venezuela “no es una reforma, sino pleno cumplimiento”. “No hace falta una Constituyente para reformar la carta magna”, insistió Padrón, en una rueda de prensa posterior.

 

“La Constituyente no es lo que el pueblo necesita. Lo que la población reclama es comida, medicinas, seguridad, paz y elecciones justas. De tal manera que nosotros no hemos querido discutir la formalidad o los elementos jurídicos sino, más bien, el carácter ético y social”, señaló.

 

No obstante, Padrón apuntó que la viabilidad de la Constituyente exige, necesariamente, “una consulta al pueblo venezolano”. Y sobre la insistencia gubernamental de impulsar un “diálogo nacional”, constató que “el único diálogo legítimo es el diálogo con el pueblo. Porque es el pueblo, en definitiva, el sujeto social de la democracia”.

 

Aclaró que, para lograr un diálogo eficaz, “debe estar basado en unos presupuestos que ya había señalado el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, y últimamente en sus declaraciones dadas el 13 de mayo en Portugal, cuando señaló que un camino necesario para resolver la crisis de Venezuela pasa por las elecciones”.

 

Ratificó que esa ha sido y sigue siendo la propuesta: “La presentamos nosotros y nos apoyamos en un criterio tan valioso como el del cardenal Pietro Parolin. Creemos que la Constitución no es, hoy por hoy, el elemento fundamental necesario que pide el pueblo. El pueblo pide otros aspectos de los cuales sí nos gustaría conversar con el gobierno: por ejemplo, la necesidad de permitir que Cáritas sea instrumento para llevar a nuestra población: comida y medicinas”.

 

El arzobispo de Cumaná reveló también que los obispos solicitaron a la delegación gubernamental ver a “los privados de libertad, a quienes los organismos de seguridad les restringen las visitas y toda Venezuela lo sabe”. Pidió que les autoricen poderlos visitarlos, “porque ellos y sus familias necesitan consuelo, fortaleza y un trato humano”. “La Iglesia está siempre dispuesta a prestar ese servicio”, insistió.

 

La cita pareció abrir una rendija de esperanza. Lo constató Padrón al referir que permitió “romper algunas barreras que se oponen al diálogo” y aseguró que, “en muchas materias”, el gobierno y la Iglesia podrían trabajar juntos “en beneficio del país”. Aceptó que hubo insistencia de los funcionarios por reunirse con la CEV, atribuyendo eso al “carácter moral y ético sólido de la Iglesia”, por lo cual “todos han manifestado respeto a la opinión de la Conferencia Episcopal”.

 

“Hemos tomado partido por el pueblo y queremos que el pueblo tenga lo que hoy no tiene, sobre todo: comida, asistencia médica, libertad y elecciones justas”, sostuvo.

 

Las muertes derivadas de la acción represiva a las marchas opositoras también se incluyeron en el cara a cara. “Denunciamos la represión. Dijimos que ese no es el camino para lograr la paz que tanto anhelamos”, indicó. Y sostuvo haber recibido como respuesta oficial la promesa de que os guardias nacionales o miembros de los “cuerpos represivos” son y serán castigados. “Hemos hecho el esfuerzo por hacerles notar que hay que cesar. Hemos pedido un cese a la represión”, estableció.

 

Recordó que este domingo 21 de mayo, Venezuela se unirá en una especial jornada de ayuno y oración, una iniciativa que –indicó- “ha sido acogida con un gran entusiasmo” y con la esperanza de un cambio profundo muy cercano.

 

* Periodista y ex editor del Diario Católico de Venezuela


Deja un comentario

Venezuela: los obispos insisten en la necesidad de las elecciones

Episcopado venezolano dice que “camino electoral” resolvería la crisis

2017-05-19 Radio Vaticana

(RV).- La Conferencia Episcopal de Venezuela ha realizado esta semana la XLIII Asamblea Extraordinaria Plenaria para analizar la delicada situación que vive la nación, como fruto del encuentro han publicado una Exhortación Pastoral para “ser compañeros de camino en los momentos de crisis, de recuperación y de reconciliación”.

Los Obispos se reunieron en Caracas, del 16 al 18 de mayo, mientras en todas las regiones se agudizan las protestas y los fallecidos ya son más de 45 personas. La frontera con Colombia fue militarizada, ante la escalada de violencia y saqueos registrados en los últimos días.

El episcopado venezolano que ya ha rechazado la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente recibirá este viernes a un representante del Gobierno para escuchar su propuesta; sin embargo, insisten los arzobispos y obispos que la manera de resolver la crisis es “el camino electoral”, además de la liberación de los presos políticos, la apertura de un canal humanitario y el reconocimiento pleno de la Asamblea Nacional.

“Crece la Violencia con acciones que van desde la ofensa personal hasta atentados contra la paz ciudadana, como los saqueos y enfrentamientos entre grupos. La represión ha arreciado y es cada vez más dura en contra de los manifestantes en protestas cívicas, muchos de los cuales son jóvenes. Aumenta el número de quienes son enviados a tribunales militares negándoseles el derecho al debido proceso ante sus jueces naturales”, expresan los Obispos en la Exhortación Pastoral.

Ante esta situación los prelados presentan cuatro desafíos para afrontar la crisis, entre ellos el compromiso por la paz, la denuncia profética, la solidaridad fraterna, caridad y oración. “En Venezuela hemos de difundir una cultura de la vida que podrá realizarse si nos esforzamos por ir consiguiendo las condiciones que la favorezcan”.

Exhortan también a guiarse por los criterios del Evangelio, e invitan a participar de “la Jornada de Oración, Ayuno y Solidaridad por la restauración de la paz y el progreso de la convivencia entre los venezolanos, el próximo 21 de mayo”.

Pbro. Johan Pacheco para RADIO VATICANA. @padrejohan


Deja un comentario

ONU: preocupación por la situación en Venezuela.

La ONU continúa trabajando para mediar en la crisis de Venezuela

En los hospitales públicos venezolanos se agotan la mayoría de las medicinas y el material médico necesario. Foto: IRIN/Meridith Kohut

17 de mayo, 2017 — El Secretario General de la ONU se dijo hoy muy preocupado por la compleja situación que atraviesa Venezuela.

António Guterres afirmó que está siguiendo con mucha atención las dificultades políticas, la violencia y la grave situación económica y social que vive el país sudamericano.

El titular de la ONU hizo estas declaraciones en la rueda de prensa que ofreció tras su discurso ante el pleno del Parlamento Europeo en la localidad francesa de Estrasburgo.

“He tenido contactos con diferentes mediadores, expresidentes, la Santa Sede, y varios líderes regionales a fin de facilitar que se encuentren las formas de mediación indispensables para resolver esta crisis política, para así encontrar soluciones a las cuestiones que afectan al pueblo venezolano en el plano social económico y sanitario”.

El Consejo de Seguridad de la ONU analiza este miércoles la situación en Venezuela en una reunión informal a puerta cerrada.
Estados Unidos, uno de los cinco miembros permanentes del Consejo, solicitó la inclusión del tema de Venezuela en una reunión que ya estaba programada para analizar otros asuntos.

La petición tuvo lugar horas después de que el presidente Nicolás Maduro informara sobre la aprobación de un nuevo decreto de “estado de excepción y emergencia económica”.


Deja un comentario

La Conf. episcopal venezolana ante las reformas de Maduro.

 

Comunicado de la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana

“No reformar la Constitución sino cumplirla”

1. Atendiendo la grave situación que hoy afecta la vida y la convivencia en nuestro país, los obispos miembros de la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana, consideramos necesario y urgente hacer llegar nuestra palabra a todo el pueblo venezolano.

2. Luego de las desacertadas decisiones 156 y 157 del Tribunal Supremo de Justicia que han dado origen a las últimas manifestaciones de la población, la reciente iniciativa del Presidente de la República de convocar una Asamblea Constituyente, ha sido percibida por la inmensa mayoría de la población, como una iniciativa divorciada de las urgentes necesidades del país y como un paso más en el socavamiento del Estado Social de Derecho previsto en la actual Constitución.

3. Actualmente lo que más necesita el pueblo venezolano es comida, medicamentos, libertad, seguridad personal y jurídica, y paz. Todo ello se conseguiría, si el Gobierno actuara apegado a lo previsto en el texto constitucional vigente y con mayor sensibilidad ante tantas carencias. Los temas presentados por el Presidente de la República para apoyar su propuesta, no apuntan a resolver los graves problemas que aquejan a los venezolanos sino a prolongar la permanencia de su Gobierno en el poder.

4. La propuesta Presidencial de una Asamblea Constituyente sectorizada para la reforma de la Constitución es innecesaria y resulta peligrosa para la democracia venezolana, para el desarrollo humano integral y para la paz social, pues el objetivo fundamental de dicha Asamblea es “constitucionalizar” el “Estado Comunal”. Esto equivale a reeditar la reforma constitucional de 2007, planteada también por el Poder Ejecutivo, que fue rechazada por el pueblo en el Referendo Consultivo de ese mismo año. En definitiva, esta propuesta es querer imponer el “Plan de la Patria”, traducción operativa del “Socialismo del siglo XXI”, sistema totalitario, militarista, policial, violento y represor, que ha originado los males que hoy padece nuestro país.

5. La convocatoria a una Asamblea manejada en sus bases y en la elección de sus miembros por el Gobierno, la hace parcial, monocolor y excluyente. Es un nuevo intento en el afán de sustituir a la actual Asamblea Nacional, elegida por una mayoría abrumadora representativa de la soberanía popular. Pero, además, esta iniciativa presidencial es engañosa, al dejar en la penumbra muchos aspectos de su diseño y aplicación, y daría amplio margen a interpretaciones ambiguas de su reglamentación.


6. No podemos olvidar ni poner de lado la tristeza y el sufrimiento que este régimen está provocando a nuestro pueblo. Además, en el último mes ha hecho alarde de su naturaleza represiva mediante la sofocación de la legítima protesta con excesiva e inhumana violencia, generada por los organismos de seguridad del Estado, particularmente de la Guardia Nacional Bolivariana, y los grupos armados llamados “colectivos” que actúan bajo la mirada protectora de las autoridades. Se agrava la situación, al actuar no sólo en contra de quienes, apoyándose en sus derechos civiles levantan su voz de descontento y reclamo en la calle, sino también en contra de grupos familiares que en sus propias residencias han sido blanco de lo que parece ya violencia institucionalizada. Hacemos nuestro el dolor del pueblo venezolano y decimos: ¡Ya basta de tanta represión!

7. Ante toda esta lamentable situación, rechazamos la convocatoria a esa Asamblea Constituyente, y exhortamos a la población en general a no resignarse, a levantar su voz de protesta, pero sin caer en el juego de quienes generando violencia quieren conducir al país a escenarios de mayor confrontación con el fin de agravar la situación y mantenerse en el poder.

8. Este es un momento en el cual necesariamente debemos fijar nuestra mirada en el Dios de la Vida y de la Paz. Invitamos a todas nuestras parroquias y comunidades a organizar una Jornada de Oración por la Paz de Venezuela, el próximo domingo 21 de mayo, por el cese de la violencia, la represión oficial y por la búsqueda de caminos para el entendimiento y la reconciliación que tanto necesitamos. Es necesario acrecentar la escucha de la Palabra de Dios y la oración en cada hogar, en cada institución y en cada comunidad cristiana.

9. Acogemos con vivo agradecimiento las palabras del Santo Padre Francisco: “No dejan de llegar noticias dramáticas sobre la situación en Venezuela y el agravarse de los enfrentamientos, con numerosos muertos, heridos y detenidos. Mientras me uno al dolor de los familiares de las víctimas, para quienes aseguro oraciones de sufragio, dirijo un apremiante llamamiento al Gobierno y a todos los componentes de la sociedad venezolana para que se evite cualquier ulterior forma de violencia, sean respetados los derechos humanos y se busquen soluciones negociadas a la grave crisis humanitaria, social, política y económica que está agotando a la población. Encomendamos a la Santísima Virgen María la intención de la paz, de la reconciliación y de la democracia en ese querido país”.

10. Jesús resucitado y María de Coromoto nos bendigan y acompañen en nuestro caminar histórico hacia la reconstrucción del país por los caminos de la paz y de la no violencia.

Caracas, 5 de mayo de 2017

+Diego Rafael Padrón S
Arzobispo de Cumaná
Presidente de la CEV.

+José Luis Azuaje Ayala
Obispo de Barinas
1° Vicepresidente de la CEV

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
2° Vicepresidente de la CEV

+Víctor Hugo Basabe
Obispo de San Felipe
Secretario General de la CEV

+Jorge Cardenal Urosa Savino
Arzobispo de Caracas
Presidente Honorario de la CEV

+Baltazar Cardenal Porras C.
Arzobispo de Mérida
Presidente Honorario de la CEV


Deja un comentario

ONU: el secretario Gen. preocupado por la situación en Venezuela.

Guterres habla con los mediadores para Venezuela

António -Guterres en la sede de la ONU. Foto de archivo: ONU/Manuel Elías

02 de mayo, 2017 — El Secretario General de la ONU está muy atento a los acontecimientos en Venezuela y durante la última semana ha conversado por teléfono con los mediadores internacionales para ese país, así como con el Vaticano, para discutir lo que está ocurriendo y lo que se puede hacer, informó hoy el portavoz de António Guterres.

En su encuentro diario con la prensa, Stephane Dujarric dijo que la violencia que se ha registrado durante las manifestaciones de protesta contra el gobierno es muy preocupante.

“En este momento también es importante que el gobierno y la oposición se comprometan sinceramente con la reactivación de un diálogo abierto y con encontrar medidas concretas de todas las partes para crear las condiciones necesarias para la unidad y para abordar los desafíos del país”, dijo Dujarric.

Agregó que la ONU está presente en Venezuela a través de sus oficinas en el país, que trabajan en los frentes de desarrollo y humanitario.

El grupo de mediadores internacionales para el país sudamericano está formado por los ex presidentes Marín Torrijos, de Panamá; Leonel Fernández, de la República Dominicana; Ernesto Samper, de Colombia; y José Luis Rodríguez, de España.

Venezuela ha registrado una ola de movilizaciones tras una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia a finales de marzo que dejaba sin competencias al Parlamento y que fue rectificada días más tarde. Esas manifestaciones se han tornado violentas, causando la muerte de más de 20 personas y polarizando al país.