Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Venezuela. Situación y perspectivas. Entrevista de Rel. Dig. al jesuita rector de la Universidad Andres Bello.

José Virtuoso sj: “Si Venezuela quiere dejar de ser un Estado fallido, toca salir de este régimen”

José Virtuoso sj: "Si Venezuela quiere dejar de ser un Estado fallido, toca salir de este régimen"

José Virtuoso sj: “Si Venezuela quiere dejar de ser un Estado fallido, toca salir de este régimen”

Para el rector de la Universidad Católica Andrés Bello, en la comunidad universitaria “el tema de la lucha por el cambio político en Venezuela, la inclusión, la atención a las víctimas, la defensa de la democracia… es fundamental”

“La gran ventaja que tenemos en Venezuela es que no padecemos todavía el mal de la indiferencia religiosa”

“Venezuela no me deja dormir. Veo esta sociedad en peligro, porque aquí la pobreza es multidimensional”

“Intentamos seguir el aliento profético de los obispos, que ha sido muy claro, y denunciar esta situación”

Rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el jesuita José Virtuoso la ha llevado a estar entre las 100 mejores de América Latina, pese a la dificultad de este esfuerzo en el contexto de la actual Venezuela, en el que “se están desmoronando” muchas cosas. Le entrevistamos para conocer los éxitos de la universidad y su postura ante la crisis venezolana, a la que ve “una salida electoral” mediante la esperanza y “la presión pacífica”.

¿La suya es la mejor universidad de Venezuela?

Decir eso es demasiado en estos tiempos, en los que hacemos un esfuerzo por sobrevivir en medio de las circunstancias del país, pero yo creo que sí. La Andrés Bello ocupa un lugar importante en el ránking de las universidades de América Latina, está entre las 100 mejores. Antes, este era un dato que yo no tomaba demasiado en cuenta, pero ahora soy consciente de que reconocer a la universidad como recinto de calidad en la formación universitaria es fruto de un esfuerzo que hacemos en medio de múltiples carencias. Esforzándonos, además, en que sea una universidad inclusiva, no solo para un grupo, sino accesible para todos. ¿Por qué inclusión? Aproximadamente el 43% de los estudiantes tiene alguna forma de ayuda económica. Estas ayudas por nuestra parte son un gran esfuerzo en una universidad de 12.000 estudiantes, que agradecemos a mucha gente solidaria: particulares, instituciones… que ciertamente ayudan con este tipo de becas.

Una universidad con mucha incidencia en el entorno

Para nosotros hay dos líneas. Una es la de todo lo que tiene que ver con la universidad en sí misma, que responda a los retos educativos de la sociedad del siglo XXI. Retos que están muy asociados a la diversificación del curriculum, a la innovación educativa, al uso de la tecnología, a la comprensión de nuestros estudiantes como ciudadanos del mundo que, como tales, quieren ser capacitados, combinando su tradicional formación universitaria con otros muchos saberes, que les posibiliten diversas competencias.

Universidad Católica Andrés Bello

“Desde nuestro Centro Social Padre Manuel Aguirre, los estudiantes y profesionales universitarios ofrecen espacios de servicio -sanitario, jurídico, administrativo…- a los desprotegidos de la sociedad”

Además de esa línea de trabajo, la otra gran preocupación es que, como bien decía Ignacio Ellacuría, no se puede formar profesionales exitosos para sociedades fracasadas. Para nosotros, la idea es profesional exitoso en una sociedad exitosa. El tema de la lucha por el cambio político en el país, por la inclusión, por la atención a las víctimas, por la defensa de la democracia… es fundamental.

Las necesidades del país

Sí. En esa línea, nos servimos de varias áreas. Una es la que tiene que ver con todo el área de investigación. La universidad sigue desarrollando investigaciones muy importantes en el área social, humanística, del Derecho, de los Derechos Humanos… Tratamos de construir, desde la potencia de lo que somos, desde la academia, propuestas para el país. Actualmente la universidad es abanderada de todos los estudios sobre la realidad social del país especialmente en materia de pobreza y de empobrecimiento de las condiciones de vida. Trabajamos prospectivamente cuáles son los grandes retos en salud, en alimentación, etc.

Jardines de la UCAB

Otro área de acción en esa línea tiene que ver con la concepción de la universidad como un espacio de encuentro. Esta es una sociedad que necesita debatir, encontrarse, orientarse. Y nada mejor que la universidad como un gran aforo público para la discusión pública.

El último gran tema es nuestra defensa de las víctimas, de los desprotegidos de toda esta tragedia social. Esto incluye la defensa de todo derecho humano, pero también todo lo que podamos hacer desde la labor asistencial. Tenemos un Centro Social importante, el Padre Manuel Aguirre, que es una iniciativa que nació hace algo más de 20 años en la universidad, con la idea de construir un parque social. Donde los profesionales y los estudiantes pudieran ofrecer, desde sus conocimientos, espacios de servicio a toda la comunidad.

¿Servicios de salud, de educación…?

Acompañamiento en todas las cuestiones, también jurídicas, de asesoría psicológica… Es algo así como una proyección de lo que es el saber de la universidad puesto al servicio de la comunidad. Realmente no conozco en América Latina una experiencia como ésta.

José Virtuoso y el cardenal Porras

José Virtuoso y el cardenal Porras

¿Es la vocación de su universidad?

Exacto, es lo que somos, algo muy nuestro. Todo esto lo hacemos desde una identidad, muy claramente marcada, de seguir a Jesús. Para nosotros, la fe en Jesús tiene que mostrarse con coherencia, tratando de vivir conforme a sus valores y haciendo del mensaje cristiano un mensaje, una palabra, acompañado de las obras. La inspiración cristiana está ahí y, dentro de ella, la profunda inspiración de la Compañía de Jesús.

¿Logran transmitirle esos valores cristianos a la gente joven de ahora, que no se muestra muy receptiva?

La gran ventaja que tenemos en Venezuela es que no padecemos todavía el mal de la indiferencia religiosa. Frente al mal del ateísmo, en Venezuela la religión católica todavía es muy practicada. Es prioritaria para aproximadamente el 76% de la población, que se declara católico. Si hablamos de cristianismo, mucho más: estaríamos hablando casi de un 86%. Lo que hay menos, como en otros países, es el cultivo de esa fe. En la universidad, el mensaje cristiano, sus valores, sí que encuentran mucha acogida. No nos encontramos esa resistencia de la que hablas en el mundo joven. Lo que nos encontramos son las dificultades propias del tiempo moderno, para asimilar ese mensaje entre otros mensajes y distracciones.

Virtuoso sj

Virtuoso sj

¿Le duele Venezuela?

Muchísimo. No me deja dormir. Veo esta sociedad en peligro. Cada día se convierte en una sociedad de mayor dolor y tragedia. En Venezuela la pobreza es multidimensional y alcanza a más de la mitad de la población. Estamos hablando de familias que no solamente tienen problemas para conseguir el ingreso necesario para vivir, sino que poseen varios problemas que agudizan esa pobreza: no tienen vivienda, están enfermos, el tema educativo… Dentro de todo ello, por estar metido, me duele mucho la educación. Este es un país donde el sistema educativo se está desmoronando cada vez más.

Cuando el sistema que había era bueno y gratuito

Las universidad del país están viviendo un momento muy malo. Por eso para nosotros pensar en la Universidad Católica como un espacio de calidad abierto a todos, es fundamental.

¿La denuncia profética que hacen ustedes, como Iglesia Católica, les expone demasiado? ¿Tienen miedo?

Sí, porque nos pone en el foco. Intentamos seguir el aliento profético de los obispos, que ha sido muy claro. La Compañía de Jesús, como orden, también se caracteriza por esa claridad… Y, en lo personal, como rector universitario me toca asumir esa bandera y llevarla adelante. Lo hacemos con todos los temores y dificultades propias de asumir posturas críticas. Nos sentimos, efectivamente, bajo riesgo y amenaza constante. Pero no puedo decir que yo haya recibido una amenaza personal y directa, como por ejemplo pasa con nuestro rector en la universidad de Nicaragua, la Católica de Managua. No he llegado a esta situación, gracias a Dios. Pero evidentemente estamos lejos de celebrar nuestra situación.

Porras, Hünermann, Luciani y Virtuoso

Porras, Hünermann, Luciani y Virtuoso

¿Qué salida propone? Los obispos hablan de elecciones libres…

En Venezuela la democracia se bloqueó. Digamos que somos una sociedad sin instituciones, sin Estado de Derecho protegido por la Constitución. Una sociedad en donde un grupo, a su propio arbitrio, controla el Estado. Somos un buen ejemplo de lo que significa un Estado fallido, donde el gobierno no hace lo que tiene que hacer.

Eso, en Europa, suena muy fuerte.

Es así. Es un Estado que, más bien, promueve el delito y vive del delito abiertamente. Entonces, en definitiva, si Venezuela quiere avanzar, toca salir de este régimen. Nuestra propuesta es que sea bajo una solución democrática. Será muy difícil, pero el arte de la política consiste en negociar, persuadir al otro, y presionar protestando. Nuestra sociedad se ha manifestado en las calles y lo sigue haciendo a pesar de la frustración y el desencanto. Hay que construir las condiciones para que haya una salida electoral. Será por etapas… Un largo camino. Pero es la tarea que tenemos hoy día en la sociedad venezolana.

Virtuoso y Porras, en Comillas

¿Evitando, por encima de todo, la violencia?

Claro: el camino de la violencia no nos lleva a ninguna parte. Ese camino no lo podemos buscar… Otra cosa es que se presente, pero nosotros no podemos pretender salir de la violencia con más violencia. Tampoco son factores exógenos los que nos van a sacar de esta crisis: los venezolanos seremos protagonistas. Pero construyendo una salida política sin violencia, a través de la presión ciudadana y la presión externa (creo que el mundo, en este sentido, se ha portado bien con Venezuela). Creo que este sería un proceso que podría funcionar. Por supuesto, con el empeño de todos nosotros.

Entonces, al final, ve cierta esperanza.

Yo sí. Soy un convencido de que esta lucha nos traerá luz. Porque en este camino hay mucha buena voluntad comprometida, muchos venezolanos que quieren el cambio y muchos países de fuera acogiendo estas propuestas. Soy optimista y tengo esperanza, aunque también soy consciente de que es un proceso difícil, que llevará su tiempo.

¿Qué le dice al padre Sosa?

Que nos siga acompañando con la ilusión de su apoyo y de sus grandes orientaciones. Que siga siendo ese líder inspirador que fue en Venezuela.

¿Y al Papa Francisco?

Que nos dé su bendición, que nos anime a seguir luchando.


Deja un comentario

Se necesitan 1.350 millones de dólares para los refugiados y migrantes venezolanos.

Se necesitan 1350 millones de dólares para asistir a los refugiados y migrantes venezolanos

© ACNUR/Jaime Giménez Sánchez
Una trabajadora de ACNUR en el Puente Internacional Rumichaca asiste a los refugiados y migrantes venezolanos que cruzan de Colombia a Ecuador.

13 Noviembre 2019

Los recursos también servirían para ayudar a los países de acogida. La solicitud forma parte del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes y busca atender a lo largo de 2020 las necesidades más urgentes de los millones de venezolanos que han salido de su país.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) anunciaron este miércoles un plan regional de 1350 millones de dólares para asistir a los refugiados y migrantes venezolanos, así como a las comunidades de los países latinoamericanos y caribeños que los acogen.

Al lanzar el llamamiento en Bogotá, Colombia, los organismos destacaron las crecientes necesidades humanitarias que afrontan tanto los venezolanos que han salido de su país como sus anfitriones.

Los datos más actuales dan cuenta de unos 4,6 millones de venezolanos que han abandonado el país, el 80% de los cuales está en América Latina y el Caribe, sin perspectivas de retorno a corto o mediano plazo.

Además, las agencias estiman que, de mantenerse la misma tendencia, la cifra podría alcanzar los 6,5 millones de personas a finales de 2020 en el mundo.

La solicitud de recursos se inscribe dentro del Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes que fuera presentado originalmente en diciembre de 2018 para asistir a ese colectivo en 2019.

Instrumento de coordinación

ACNUR y la OIM recordaron que el Plan es un instrumento de coordinación y recaudación de fondos preparado e implementado por 137 organizaciones, que trabajan en toda la región con el objetivo de beneficiar a casi 4 millones de personas en 17 países.

Informaron también que este llamamiento es resultado de un amplio proceso de consulta en el que participaron los Gobiernos de los países de acogida, organizaciones religiosas y de la sociedad civil, comunidades locales, donantes, y las propias personas refugiadas y migrantes.

Para 2020, la iniciativa contempla incidir en nueve sectores: salud, educación, seguridad alimentaria, integración, protección, nutrición, alojamiento, artículos de ayuda y transporte humanitario, y agua, higiene y saneamiento.

Por otra parte, intentará facilitar la integración social y económica de los refugiados y migrantes de Venezuela en los países donde se encuentran.

Un problema mayor que la capacidad de respuesta

El representante especial conjunto de ACNUR y OIM para ese grupo destacó el aumento y el carácter cambiante de las necesidades de esas personas y subrayó la importancia de que la respuesta a la emergencia sea coordinada para que también sea eficaz.

El Plan Regional de Respuesta para el año 2020 “es un instrumento fundamental para movilizar recursos para una acción colectiva más coordinada”, dijo Eduardo Stein.

Agregó que pese a haber muchos esfuerzos e iniciativas, “la dimensión del problema es mayor que la capacidad de respuesta actual, por lo que es necesario que la comunidad internacional duplique sus esfuerzos y contribuciones para ayudar a los países y a las organizaciones internacionales que están respondiendo a la crisis”.

Stein aprovechó para pedir mayor apoyo para los Gobiernos, “con un énfasis en los temas de desarrollo, además de las necesidades humanitarias inmediatas”.

El Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes 2020 fue elaborado por la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial, el mecanismo de coordinación para responder a la crisis de refugiados y migrantes de Venezuela coliderado por ACNUR y OIM, con la participación de una amplia gama de agencias de la ONU, ONG y organizaciones de la sociedad civil.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

La ONU y la UE convocan una conferencia en favor de los refugiados y migrantes venezolanos

El encuentro tiene por objetivo crear conciencia sobre la crisis de desplazamiento más grande en la historia reciente de la región. Casi el 80% de los aproximadamente 4,5 millones de venezolanos y venezolanas que abandonaron su país desde el año 2015 se han quedado en América Latina o el Caribe.

ACNUR pide apoyo internacional para las zonas de Brasil con refugiados venezolanos

El Alto Comisionado de la Agencia de la ONU para los Refugiados solicitó ayuda internacional para las comunidades que acogen a refugiados venezolanos en Brasil. El número de refugiados y migrantes venezolanos en ese país ya supera los 180.000.


Deja un comentario

ONU: Venezuela no debe formar parte del Consejo de derechos humanos (HRW)

La ONU debe negarle a Venezuela un asiento en el Consejo de Derechos Humanos

Costa Rica acaba de postularse y ofrece una alternativa consistente con los derechos humanos

Imprimir


Deja un comentario

Venezuela en espera de la justicia

JUSTICIA PARA VENEZUELA

Las fuerzas bajo la línea de mando de Nicolás Maduro son responsables de ejecuciones extrajudiciales, de uso de fuerza excesiva contra manifestantes y de la detención arbitraria de centenares de personas.

Este es el caso de miles de venezolanos víctimas de las Fuerzas de Seguridad bajo el mando de Nicolás Maduro, que se han ensañado con quienes salieron a las calles en enero a exigir alimentos, medicinas y un cambio de gobierno.

En lugar de buscar soluciones al sufrimiento de la gente, las autoridades respondieron enviando militares y policías a las calles para reprimir y castigar a quienes piensan diferente. En sólo cinco días, al menos 49 personas fallecieron durante las protestas, todas por  arma de fuego. Más de 900 fueron detenidas de forma arbitraria, entre ellas 137 adolescentes.

Sin que ninguna autoridad le brindara auxilio, Alixon fue trasladado a un centro de salud, donde murió.

Las autoridades bajo el mando de Nicolás Maduro ejecutaron extrajudicialmente y de forma selectiva a personas que habían participado en las protestas, y que luego fueron presentadas como “delincuentes” muertos en enfrentamientos con las autoridades.

En Venezuela no hay esperanza de verdad ni justicia para las víctimas.  Es hora de que la ONU actúe y los apoye. Pide a los Estados miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU que cree un mecanismo de investigación independiente sobre la situación de derechos humanos en Venezuela.


Deja un comentario

Venezuela: situación actual derechos humanos según Bachelet

¿Qué ha pasado en Venezuela desde la visita de Michelle Bachelet?

© UNICEF/Arcos
Una madre venezolana de 21 años migra sola con su hijo de 3 meses.

9 Septiembre 2019

La Alta Comisionada de la ONU hizo un repaso y actualización sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela este lunes ante el Consejo encargado de estas garantías fundamentales. Bachelet aseguró que, aunque hay avances, la situación económica y social del país continúa deteriorándose y hay nuevas denuncias de ejecuciones extrajudiciales.

Michelle Bachelet reiteró este lunes su llamado al Gobierno y a la oposición de Venezuela para que superen sus diferencias y den prioridad a la negociación, lo que ella considera la única manera para poder superar la situación actual.

En un discurso en el marco de la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos, la Alta Comisionada informó que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro ha confirmado su voluntad de avanzar sobre los compromisos acordados durante su visita al país en junio, pero que aún queda mucho por resolver.

La jefa de derechos humanos expresó una vez más su disponibilidad y la de su oficina dentro y fuera del país para acompañar todos los esfuerzos que contribuyan a superar la crisis que afecta a millones de venezolanos.

Situación de los detenidos

Bachelet aseguró que se ha logrado restablecer el trabajo de un equipo de su Oficina en Caracas, al cual se le autorizó visitar el Centro de Procesados Militares Ramo Verde.

“Se está avanzando en un protocolo y un calendario de visitas en los próximos meses. El Gobierno ha cumplido con la excarcelación de 83 personas, incluidas aquellas cuya detención había sido considerada como arbitraria por el Grupo de Trabajo de Detención Arbitraria y que seguían en régimen de detención, así como otros casos señalados por la Oficina.  Queda pendiente la liberación plena de la Jueza Afiuni y del periodista Braulio Jatar, quienes obtuvieron medidas parciales”, dijo.

Bachelet afirmó además que el Gobierno se ha comprometido a establecer un mecanismo para atender casos de detención arbitraria; y que ha puesto medidas en marcha para aliviar la situación médica de algunos detenidos.

ONU/Jean Marc Ferré
Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en la 42ª sesión del Consejo de Derechos Humanos,

Ejecuciones extrajudiciales

Sin embargo, la Alta Comisionada informó que se han seguido documentando posibles ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de las Fuerzas de Acción Especiales de la Policía Nacional, conocidas como FAES.

“Tan sólo en el pasado mes de julio la organización no gubernamental Monitor de Víctimas identificó 57 nuevos casos de presuntas ejecuciones cometidas por miembros de las FAES en Caracas. Los casos documentados muestran el mismo patrón identificado en mi informe de junio y revelan la ausencia de mecanismos eficaces para proteger a los testigos y familiares de las víctimas, quienes en su mayoría son mujeres. Mi Oficina no ha recibido información sobre medidas para implementar la recomendación del informe sobre la disolución de las FAES y prevenir la posible comisión de ejecuciones extrajudiciales. Por el contrario, las FAES han recibido apoyo al más alto nivel del Gobierno”, dijo.

Bachelet sostuvo que, según información recibida recientemente por parte del Ministerio Público, de agosto de 2017 a mayo de 2019, se condenaron a 104 miembros de fuerzas de seguridad por violación a los derechos humanos.

“Mi oficina espera información detallada sobre el tipo de violación a los derechos humanos, la adscripción institucional de los funcionarios, y el perfil de las víctimas”, recalcó.

Además, en el mes de julio, el Tribunal Supremo de Justicia ratificó la condena de un miembro de los Servicios Bolivarianos de Inteligencia Nacional (SEBIN) por el homicidio de Bassil Dacosta, quien murió de un disparo en la cabeza en las protestas antigubernamentales de 2014. Asimismo, se capturó en España a uno de los presuntos responsables de la muerte de Orlando Figuera, a quien prendieron fuego durante las manifestaciones convocadas por la oposición en 2017.

“Llamo a las autoridades de justicia a agilizar las investigaciones y procesos penales del resto de los casos de muertes en el contexto de protestas”, dijo Bachelet.

UNICEF / Velasquez
Un niño hace malabares por dinero en las calles de Caracas, la capital de Venezuela

La situación económica y social

La jefa de derechos humanos aseguró que el ejercicio de los derechos económicos y sociales continúa restringido.

“La economía atraviesa lo que podría ser el episodio hiperinflacionario más agudo que haya experimentado la región, afectando la capacidad de compra de alimentos básicos, medicamentos y otros bienes esenciales”, informó al Consejo.

Agregó que en la actualidad el salario mínimo de un venezolano equivale a 2 dólares mensuales, 5 dólares menos que en comparación con junio, y que una familia necesita recibir el equivalente a 41 salarios mínimos para poder cubrir la canasta básica alimentaria. También afirmó que la dolarización de facto en varios sectores de la economía está exacerbando las desigualdades; que los servicios públicos siguen fallando, especialmente en el estado de Zulia; y que el desabastecimiento de combustible fuera de Caracas está agravando la situación.

“En este contexto, el 8 de agosto pasado expresé mi preocupación por el impacto potencialmente severo en los derechos humanos del nuevo conjunto de sanciones impuestas por el Gobierno de los Estados Unidos de América. Pese a las excepciones contempladas en las últimas sanciones en el área de asistencia humanitaria, el escrutinio estricto del sector financiero, la reducción de los ingresos públicos y la caída en la producción petrolera está teniendo ya un fuerte impacto en los programas sociales y en la población en general. Todo esto contribuye a agravar la situación humanitaria y el éxodo de personas venezolanas”, recordó.

La Alta Comisionada además informó que durante junio de este año, la ONG Caritas reportó un 35% de desnutrición crónica en los niños menores de 5 años.

PMA / Dianna Dauber
Michelle ha cruzado el río que hace de frontera entre Venezuela y Colombia con su bebé, Ashley, en los brazos. Necesita medicinas que no puede conseguir en su país y que sí obtendrá de la Cruz Roja en el lado colombiano.

La salud

Bachelet dijo que le preocupaba particularmente la falta de acceso a medicamentos y tratamiento para 400.000 personas que padecen enfermedades crónicas.

“Se ha registrado la muerte de pacientes con insuficiencia renal debido a la escasez de medicamentos e insumos para ser dializados desde 2017. Debido al desabastecimiento de suministros, los únicos dos centros en el país donde se pueden practicar trasplantes de médula ósea se enfrentan a serios problemas operativos”, dijo.

Además, debido a problemas financieros al menos 39 personas, incluidos niños y niñas, se encuentran en Venezuela esperando viajar al extranjero para recibir trasplantes en el marco de programas estatales. En los últimos meses, al menos 4 niños y niñas habrían fallecido durante la espera. Un paso positivo es que según la Organización Panamericana de la Salud ha ampliado la cobertura de vacunación contra la poliomielitis, el sarampión y la difteria.

ACNUR / Reynesson Damasceno
Una mujer y un niño indígenas de Venezuela en un albergue en Pacaraima, Brasil.

Los pueblos indígenas

“Me preocupa el aumento de presencia de militares en el territorio del pueblo indígena Pemón, así como casos recientes recibidos de violencia en contra de personas indígenas, como las muertes de dos jóvenes Warao en julio presuntamente por elementos del FAES, las muertes de una mujer indígena Warao embarazada, y una niña de 6 años, así como la muerte de un líder indígena Curripaco en Amazonas, cometidos supuestamente por miembros de la Guardia Nacional Bolivariana”, expresó Michelle Bachelet.

Me preocupa el aumento de presencia de militares en el territorio del pueblo indígena Pemón, así como casos recientes recibidos de violencia en contra de personas indígenas.

Agregó que también le preocupa el impacto que la extracción de oro, diamantes, coltán y otros metales en el Arco Minero del Orinoco tienen en la forma de vida de los pueblos indígenas, así como el impacto ambiental en sus territorios.

La Alta Comisionada recalcó que a pesar de que el Gobierno considera que se realizaron consultas con los pueblos indígenas antes del establecimiento del Arco Minero, las autoridades indígenas y las ONGs sostienen que no hubo consultas, ni  estudios de impacto ambiental adecuados.

La justicia

Michelle Bachelet expresó su rechazo a la condena el pasado 13 de agosto del líder sindical Rubén González a 5 años y 9 meses de prisión por un tribunal militar, y sostuvo que su familia ha sido objeto de diversas formas de hostigamiento.

“La aplicación de la justicia militar para juzgar a civiles constituye una violación del derecho a un juicio justo, incluido el derecho a ser juzgado por un tribunal independiente e imparcial”, recordó.

También dijo que le preocupaban las recientes acciones para aprobar una ley que tipifica como delito las actividades de las organizaciones de derechos humanos nacionales que reciben fondos del extranjero. “Esa ley, si se aprueba y aplica, reducirá aún más el espacio democrático. Lamento también los recientes ataques del Gobierno en contra de la autonomía universitaria”, dijo.

La Oficina de la Alta Comisionada también documentó casos de tortura y malos tratos, tanto físicos como psicológicos, de personas arbitrariamente privadas de su libertad, en particular de militares. Las condiciones de detención no cumplen con los estándares internacionales básicos y las personas detenidas no tienen acceso a atención médica adecuada.

Bachelet solicitó a las autoridades pasar a la  acción para corregir estas prácticas, permitir el acceso médico e investigar las violaciones a los derechos humanos.

“La autopsia del Capitán Acosta Arévalo, quien falleció bajo custodia el 29 de junio, reveló que había sufrido múltiples golpes, contusiones, excoriaciones y quemaduras en varias partes del cuerpo. Sufrió fracturas en 16 costillas, el tabique nasal y el pie derecho. Las autoridades reportaron que dos oficiales de la DGCIM fueron detenidos y acusados de homicidio preterintencional, pero no de haber cometido actos de tortura. Aliento a las autoridades a que investiguen las denuncias de tortura, castiguen a los responsables, reparen a las víctimas y adopten medidas para evitar su repetición”, expresó.

ACNUR / Siegfrid Modola
Refugiados y migrantes venezolanos cruzan a pie el puente Simón Bolívar, uno de los 7 cruces legales en la frontera entre Venezuela y Colombia

Los emigrantes

Según las últimas cifras de Naciones Unidas hay más de 4,3 millones de personas venezolanas refugiadas y migrantes en el mundo.

Michelle Bachelet celebró los esfuerzos realizados en materia de recepción, documentación y acceso a derechos en los países de acogida e hizo eco a las palabras de Eduardo Stein, Representante Especial del Secretario General para los refugiados y migrantes venezolanos, sobre la necesidad de adoptar medidas para garantizar una migración segura, ordenada y regular.

No deberían imponer obstáculos de acceso al territorio que pueden incrementar la migración irregular, y exacerbar los riesgos a ser víctimas de diversas formas de violencia y explotación”, dijo.

Agregó que le preocupan los informes de brotes de xenofobia en países de la región y redobló su pedido a las autoridades de los países de acogida para mitigarlos y prevenirlos preservando los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

La Oficina continúa documentando casos de personas migrantes víctimas de trata, particularmente mujeres, niñas y niños, con fines de explotación sexual, laboral y de reclutamiento para actividades ilícitas por parte del crimen organizado y de otros grupos armados.

“Las víctimas rara vez denuncian por temor a represalias o a ser deportadas, así como debido a la corrupción, impunidad y falta de servicios de atención adecuados. Asimismo, se documentó la desaparición de decenas de personas migrantes cuyas lanchas naufragaron o desaparecieron en las costas caribeñas, aparentemente relacionada con redes de trata y tráfico de personas hacia las islas del Caribe”, informó.

Las ONG

Finalmente, la Alta Comisionada dijo que le preocupaba la información recibida por su Oficina según la cual algunas organizaciones de la sociedad civil y sus representantes que colaboraron en la preparación de su último informe al Consejo de Derechos Humanos fueron víctimas de descalificaciones públicas y amenazas por altos funcionarios siguiendo su publicación.

Las represalias por haber cooperado con las Naciones Unidas son inaceptables e insto a las autoridades a que tomen medidas de prevención. Mantengo la certeza de que las recomendaciones de mi informe puedan servir como una guía para superar la actual situación. Mi Oficina seguirá brindando la asistencia técnica y apoyo a las instituciones y a las víctimas que sea requerida, a la vez que seguirá monitoreando y reportando”, concluyó.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a


Deja un comentario

Venezuela: ONU debe crear comisión de estudio de violaciones de derechos humanos.

Venezuela: La ONU debería crear una comisión de investigación

Es indispensable que se rindan cuentas por delitos internacionales y la emergencia humanitaria

Imprimir


Deja un comentario

“Resilencia” Documental sobre Venezuela presentado en Rímini (Italia)

“Venezuela. Resiliencia”, documental sobre el drama y la esperanza de un país

Presentado la tarde de este 21 de agosto, en el XL Encuentro de Amistad entre los Pueblos en Rímini, el documental: “Venezuela. Resiliencia”, sobre la dramática situación que atraviesan los venezolanos, y sobre la capacidad de resiliencia del pueblo venezolano.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Este documental muestra la dramática situación que atraviesan los venezolanos, el hambre que están sufriendo aquellos que no pueden huir del país y que está causando tristeza y muerte; pero muestra también un poco de esperanza, porque dentro de esta pobreza hay muchos héroes anónimos que están trabajando en favor de los niños y los ancianos, en favor de los que son abandonados por esta migración de masas y ahí está esa capacidad de resiliencia del pueblo venezolano que puede ayudar a un cambio en Venezuela”, lo dijo la periodista italo-venezolana, Marinellys Tremamunno, durante la presentación del documental “Venezuela. Resiliencia”, en el marco del XL Encuentro de Amistad entre los Pueblos, iniciativa también conocida como Meeting de Rímini, en Italia, la tarde de este 21 de agosto.

Sensibilizar a la comunidad internacional

La productora de este reportaje, que tiene una duración de 35 minutos, presenta la dramática situación que viven los pobladores que se han quedado en Venezuela y non han podido salir de su país en búsqueda de mejores condiciones de vida; además, la periodista describe la importante labor de la Iglesia en favor de los más necesitados. “Este proyecto es parte de una campaña de sensibilización que hemos desarrollado a través de la Asociación ‘Venezuela, la pequeña Venecia’ – precisó la periodista explicando el origen del documental – con el cual desde 2017 buscamos realizar ayudas concretas en favor de Venezuela y este documental forma parte de las actividades de esta Asociación”.

La dramática realidad venezolana

“Este documental muestra el hambre que padecen los venezolanos que no pueden escapar y que está ocasionando tristeza y muerte – señaló Marinellys Tremamunno – estuve en Venezuela el año pasado para recoger estos testimonios, entrevistas a expertos y también testimonios de las personas que están en el país y que no han podido escapar en este éxodo de masas que hemos visto en los últimos tres años y que además están sufriendo el hambre, la pobreza que por cierto en los dos últimos años ha alcanzado al 90% de la población, es una situación dramática en la cual ni si quiera se logra comer tres veces al día, ya que más del 10% de la población ha dejado el país”.

Asimismo, la periodista refiriéndose a la situación nutricional de los venezolanos citó las cifras de las Naciones Unidas que habla de 3.7 millones de venezolanos que están desnutridos. Además, dijo que “desde hace tiempo no se tiene acceso a una información oficial, eso quiere decir que la realidad podría ser aún más dramática, no se sabe realmente lo que está sucediendo en Venezuela, pero basta recorrer las calles, incluso en Caracas en la capital, para ver como los venezolanos están comiendo de la basura, es algo que se ve incluso a la luz del día, se ve también en la calles a personas muy delgadas o excesivamente gordas que también es una señal de mala alimentación”.

Las ollas comunitarias de Caritas

Ante esta dramática situación la Iglesia en Venezuela ha respondido a través de Caritas con la iniciativa de las “ollas comunitarias”. “La Iglesia venezolana es una de las pocas instituciones que aún está en pie en el país y está presente a nivel nacional. Ellos – subrayó Marinellys Tremamunno – realizan en las parroquias con el aporte de los mismos pobres, que es la cosas más impresionante, estas ollas comunitarias, donde se prepara una sopa con algún carbohidrato o frijoles y se le da de comer a 100, 150 incluso 200 personas a través de una sola olla. Este proyecto se está realizando a nivel nacional, es una iniciativa que nació en 2016 y que en este momento se ha convertido en un programa de emergencia indispensable para ayudar a esas personas que no tienen nada que comer”.

La capacidad de resiliencia

Finalmente, la autora del documental afirmó que, “lo que se está viviendo en Venezuela es consecuencia del quiebre económico y social de un sistema político que no ha funcionado y que ha llevado al empobrecimiento del país. Venezuela necesita un cambio de rumbo que aún no se come se dará, pero en este contexto, este tipo de documentales muestra también un valor agregado, muestra esperanza, muestra en paralelo la capacidad de resiliencia de los que tienen fe en la recuperación del país suramericano. Más allá de presentar los problemas de la pobreza y la tristeza que la población, también estoy mostrando esa capacidad que resiliencia que tenemos los venezolanos para afrontar nuestras dificultades desde el punto de vista positivo, siempre intentado sacar lo positivo de las dificultades y reinventándonos para salir adelante. En Venezuela existe un pueblo que está tratando seguir adelante en medio de esta crisis”.

Entrevista a Marinellys Tremamunno

Photogallery