Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La inadmisible tragedia de Siria. Ultimos datos estadísticos. (ONU)

Ante la dimensión de la violencia e inestabilidad en Siria, las dinámicas pueden y deben cambiar

ONU/Eskinder Debebe
El secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, Mark Lowcock, se dirige al Consejo de Seguridad el 29 de agosto de 2019.

29 Agosto 2019

La magnitud de la violencia y la inestabilidad en Siria continúan produciéndose a niveles alarmantes, destacó este jueves el enviado especial del Secretario General de la ONU para ese país, Geir O. Pedersen, durante una reunión en el Consejo de Seguridad sobre la situación en la nación árabe.

“Tenemos un número cada vez mayor de víctimas civiles; millones de desplazados; decenas de miles de detenidos o desaparecidos; grandes partes del territorio sirio fragmentadas entre los diferentes actores; enfrentamientos entre estados; un ISIS renacido que intensifica sus ataques guerrilleros; y la falta del lanzamiento de un proceso político real. Estas dinámicas pueden y deben cambiar”.

Entre las grandes preocupaciones inmediatas relacionadas con la situación en el terreno, Pedersen enumeró cinco, la primera de ellas en el noroeste del país, especialmente en Idlib.

El diplomático recordó que, pese al intento de Rusia y Turquía de restablecer un cese del fuego a principios de agosto, las hostilidades en Idlib y sus alrededores se reanudaron rápidamente.

Un punto en el que también ahondó el secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios de la ONU, Mark Lowcock, quien se dirigió al Consejo antes de la intervención de Pedersen.

Lowcock dijo que, según las estimaciones más conservadoras, más de 500 civiles han muerto y muchos cientos más han resultado heridos desde el comienzo de la escalada en el noroeste de Siria a finales de abril, como indica el reciente informe del Secretario General sobre la aplicación de las resoluciones del Consejo para Siria, que se publicó el 21 de agosto.

A esa devastadora cifra, añadió que durante el fin de semana del 16 al 18 de agosto fallecieron otros 44 civiles como consecuencia de ataques aéreos y que durante esta semana perecieron 32 civiles más.

La Organización Mundial de la Salud y UNICEF informaron, por su parte, que desde el inicio de los combates en abril se vieron envueltos en las refriegas 43 centros sanitarios, 87 educativos, 29 estaciones de agua y 7 mercados.

La necesidad de un cese del fuego

Pedersen también manifestó su preocupación por la situación en el noreste del país debido a las tensiones iniciadas el pasado julio, cuando se produjo una concentración de tropas en el lado turco de la frontera. El diplomático dijo que se pudo evitar el conflicto gracias a las conversaciones entre Estados Unidos y Turquía en agosto.

A todas estas inquietudes le sumó las crecientes tensiones entre Israel e Irán; los informes sobre detenciones, manifestaciones, desapariciones y asesinatos en el suroeste de Siria y los numerosos peligros a los que se enfrentan las familias sirias.

En este contexto, señaló que “debería estar más claro que nunca” que no hay una solución militar para Siria y que nunca ha sido más pertinente y necesario un cese del fuego de alcance nacional, como lo estipula la resolución 2254 del Consejo.

Añadió que solo un proceso político puede “restaurar la soberanía de Siria, proteger los derechos y el futuro de todos los sirios, y comenzar a abordar las profundas divisiones dentro de la sociedad siria”.

El Comité Constitucional, estancado

Del mismo modo, subrayó los esfuerzos que ha emprendido para cumplir con su mandato de facilitar las negociaciones entre sirios con el fin de iniciar un proceso para elaborar una nueva constitución, en virtud de la cual se celebrarían elecciones bajo la supervisión de las Naciones Unidas.

Entre esos esfuerzos mencionó las consultas que mantuvo con el Gobierno y la oposición para tratar de alcanzar un acuerdo sobre la creación de “un comité constitucional creíble, equilibrado e inclusivo”, e informó haber alcanzado un “sólido consenso” en varios aspectos importantes como la copresidencia del Comité, entre otros.

Finalmente destacó las conversaciones que mantuvo con ambas partes a principios de julio sobre “los detalles restantes de un conjunto de medidas para resolver los nombres pendientes [de los integrantes del comité constitucional] y acordar el mandato y el reglamento básico”, y expresó su esperanza de que las Naciones Unidas estén en condiciones de anunciar un acuerdo antes de la Asamblea General.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

El Consejo de Seguridad le ha fallado a los presos sirios, afirma una de las víctimas

El órgano encargado de garantizar la seguridad internacional “debe poner fin a la impunidad y el horror” ha suplicado Amina Khoulani, fundadora de una organización de de víctimas del conflicto sirio, que ha expuesto a la luz pública las condiciones de desamparo en las que se encuentran las familias de miles de desaparecidos.


Deja un comentario

Siria: víctimas de la violencia acusan al Consejo de Seguridad de no auxiliarles.

El Consejo de Seguridad le ha fallado a los presos sirios, afirma una de las víctimas

ACNUR/Christopher Reardon
La vida vuelve lentamente a esta calle en el distrito Juret Al-Shayah de Homs, Siria. Los residentes que regresan a los barrios a los que huyeron para escapar de los combates se encuentran con calles desiertas y sin vida.

7 Agosto 2019

El órgano encargado de garantizar la seguridad internacional “debe poner fin a la impunidad y el horror” ha suplicado Amina Khoulani, fundadora de una organización de de víctimas del conflicto sirio, que ha expuesto a la luz pública las condiciones de desamparo en las que se encuentran las familias de miles de desaparecidos.

El Consejo de Seguridad ha escuchado este miércoles el testimonio del familiar de dos personas que fueron ejecutadas arbitrariamente en Siria, Amina Khoulani, para quien este órgano “ha fallado por completo” en la protección de los presos en Siria.

Fundadora de la organización Familias para la Libertad, Khoulani suplicó al órgano encargado de garantizar la paz y la seguridad internacional que ponga “fin a la impunidad y el horror” durante un debate abierto para tratar la cuestión de los presos y los desaparecidos en el país árabe durante todos los años que ha durado el brutal conflicto.

“Es su responsabilidad proteger a los sirios de un sistema que mata, tortura y detiene ilegalmente a sus propios ciudadanos”, afirmó.

Hablando en nombre de esa organización, fundada por mujeres en 2017, la activista habló de las miles de personas enfermas, heridas, torturadas o ejecutadas que dijo “no recibieron un juicio justo”.

Tras comentar que no estaba diciendo “nada nuevo”, Khoulani subrayó que “el Consejo puede salvarles la vida si decide actuar hoy“, pero recordó que, “a pesar de los informes y las noticias sobre los presos, las desapariciones forzadas y la tortura, el número sigue aumentando, incluso entre los que han intentado regresar”.

Vetos y excusas

“Han permitido que los vetos y las excusas se interpongan en el camino de lo que es correcto y justo”, dijo, y agregó que era responsabilidad del Consejo encontrar una manera de “poner fin a la impunidad y detener este horror“.

Es su responsabilidad proteger a los sirios de un sistema que mata, tortura y detiene ilegalmente a sus propios ciudadanos.

Declaró no tener palabras suficientes para describir cómo se sintió cuando dos de los miembros de su familia fueron condenados a muerte “el mismo día en el mismo minuto el 15 de enero de 2013”.

En la actualidad alrededor de 100.000 hombres, mujeres y niños sirios siguen desaparecidos. “La mayoría fueron detenidos por el régimen sirio, aunque los grupos extremistas y de oposición también son responsables de las desapariciones”, dijo.

Khoulani imploró a los 15 miembros del Consejo de Seguridad que “den prioridad a la cuestión de la detención y la desaparición forzada en Siria”, y los instó a adoptar una resolución que presione al régimen y a los grupos armados de oposición para que revelen los nombres y el paradero de todos los detenidos y permitan a las organizaciones humanitarias visitar los centros de detención.

Y para que “aquellos de nosotros cuyos seres queridos fueron ejecutados o torturados hasta la muerte, sepan la ubicación de sus lugares de entierro para que podamos hacer el duelo adecuadamente“, añadió.

Según su testimonio, las detenciones ilegales y la desaparición forzosa han afectado a Siria durante décadas hasta convertirse en una “epidemia” en los últimos ocho años que ha destrozado para siempre millones de vidas.

“El primer paso hacia la paz y la justicia duraderas es la verdad, el fin de la detención arbitraria y la desaparición forzada, y la liberación de miles de civiles presos”, concluyó.

ONU/Loey Felipe
Amina Khoulani, una de las fundadoras de Familias por la Libertad, se dirige al Consejo de Seguridad.

Apagón de información

La continua falta de acceso a los sitios de detención y a las personas detenidas en Siria ha dejado a las Naciones Unidas “sin estadísticas oficiales sobre los detenidos, secuestrados o desaparecidos“, explicó por su parte la responsable de Asuntos Políticos de la ONU, Rosemary A. DiCarlo, al intervenir en la misma reunión.

“Si bien la ONU no puede verificar, los informes sugieren que hasta ahora más de 100.000 personas han sido detenidas, secuestradas, o desaparecidas, en gran parte, pero no solo, por el Gobierno sirio”, coincidiendo con el testimonio de Khoulani.

Después añadió que muchas familias no tienen información sobre el destino de sus seres queridos y subrayó que los detenidos, incluidas mujeres y niños, están encerrados “sin el debido proceso o acceso a representación legal o sus familias“.

Además de ser víctimas, las mujeres también corren el riesgo de perder sus hogares, tierras y derechos de propiedad en Siria cuando, después de que sus esposos o parientes varones desaparecen, no pueden explicar su paradero y carecen de documentación legal o un certificado de defunción.

“Muchas mujeres en estas circunstancias llevan la pesada carga de mantener a sus familias enteras”, explicó DiCarlo. “Para las refugiadas o las desplazadas internas, estos desafíos se multiplican“.

Después recordó la existencia de casi “7000 fotografías de cadáveres con marcas de tortura” que fueron sacados de contrabando de Siria por un desertor militar y se hicieron públicos en 2014, diciendo que eran “evidencia prominente de la tortura y los malos tratos sufridos por los presos en centros de detención del Gobierno”.


Deja un comentario

Seis años sin noticias del jesuita P. Dall’Oglio secuestrado en Siria

Familia del jesuita italiano secuestrado en Siria pide que se busque la verdad
Seis años después del secuestro del jesuita Paolo Dall’Oglio en Raqqa, Siria, sus familiares piden en una conferencia de prensa que no se olvide el dolor que padece el pueblo sirio y que se haga todo lo posible para llegar a la verdad sobre el paradero del sacerdote.
Ciudad del Vaticano

Immacolata, Francesca y Giovanni Dall’Oglio se aferran a la esperanza de poder tener noticias de su hermano Paolo Dall’Oglio, sacerdote jesuita secuestrado en Siria desde hace seis años, el 29 de julio de 2013, fundador del monasterio siro-católico de Mar Musa, reconstruido por los religiosos en 1982.

Desde entonces, no han sabido nada de él. En este contexto, ha tenido lugar hoy un encuentro en la Asociación de Prensa Extranjera de Roma, en el que la familia ha contado los altibajos de esta historia, marcada por muchas informaciones que se han hecho eco a lo largo de los años: desde la muerte del Padre Dall’Oglio, que habría tenido lugar supuestamente en Raqqa después de su secuestro, hasta su encarcelamiento en Baghouz, también en Siria.

El silencio no quiere decir que Paolo no esté allí
En la conferencia de prensa, los familiares reiteraron que no saben si está vivo o muerto, pero que confían ciegamente en la esperanza de volver a abrazarlo. “El silencio – explicó Immacolata Dall’Oglio – no significa que Paolo ya no esté allí. El contexto sirio es particular, todo es posible, en el pasado ha habido largos encarcelamientos que han terminado de manera positiva”.

Para dar fuerza a la familia también llegó la caricia del Papa Francisco, quien se reunió con ellos el pasado 30 de enero en Santa Marta, “un encuentro confidencial -dijo Francesca- con palabras de cercanía y profundo afecto a nuestra madre. Hablar con el Papa nos ha dado confianza, nos ha dado esperanza cristiana”. “Un gesto fuerte y valiente”- añade Francesca Dall’Oglio- el que el Papa haya escrito al presidente sirio Assad porque, de esta manera, se ha convertido en el intérprete del dolor sirio.

Busquen la verdad
Asimismo, la familia pide que aquellos que puedan saber algo sobre el Padre Paolo hablen, que investiguen a fondo, que lleguen hasta Raqqa, que ahora ha sido liberada de la presencia del llamado Estado islámico. Una petición que llega después de momentos difíciles como el descubrimiento de una maleta perteneciente al jesuita, que contiene efectos personales, y que fue entregada a la familia sólo 4 años después. “Crucial”, según los hermanos, es la cuestión de los secuestrados; su resolución ayudaría a pacificar a Siria.

Antes de la rueda de prensa, Francesca Dall’Oglio explicó la iniciativa de hoy entrevistada por nuestro colega Fabio Colagrande:

– El hecho de que hoy sea precisamente el sexto aniversario del secuestro de nuestro hermano Paolo, nos ha llevado -y me ha llevado- a pensar que era correcto promover un acontecimiento que en algún lugar del mundo podría llamar la atención sobre él como persona y también sobre lo que ocurrió hace seis años en Raqqa.

– ¿Cómo lo recuerda como persona para aquellos que no lo conocían?

– Para mí, Paolo representa a alguien que siempre ha tratado de dar sentido a su vida, de ser coherente y de testimoniar el amor al otro que veía encarnado precisamente en la relación entre musulmanes y cristianos, pero también entre seres humanos que sobre todo se relacionan entre sí, incluso en las situaciones más difíciles y conflictivas.

– Recientemente el Papa Francisco envió una carta al Presidente sirio Assad, pidiendo que se salve a la población que todavía sufre los bombardeos en Idlib, y que se preste atención a las personas que desaparecieron durante el conflicto, como recordó el Cardenal Parolin. ¿Cómo recibió usted estas palabras del Papa?

– Lo escuché como un mensaje muy importante. Como hermana de Paolo, me siento de alguna manera hermana, cercana a esta población que sufre y en particular a todas las familias, de aquellos que tienen parientes cercanos que desaparecieron o fueron detenidos en Siria sin noticias. Se trata de una verdadera tragedia sobre la que es importante que haya atención internacional. Al respecto, el Papa Francisco envió un fuerte mensaje; también el cuenta el hecho de que fue llevado por el mismo Nuncio Apostólico en Siria, el Cardenal Zenari y el Cardenal Turkson.

– La actualidad del mensaje, de las palabras del Padre Paolo en este momento del conflicto sirio, aunque no tenemos información sobre su paradero, parece mantener una actualidad muy fuerte. ¿Está de acuerdo?

– Me gustaría confirmar eso que dice. Recuerdo haber leído y escuchado la última entrevista que mi hermano Paolo dio el 28 de julio de 2013, un día antes de ser secuestrado en Raqqa por la televisión local. En esa entrevista subraya lo que está sucediendo, pero también reitera la necesidad de llegar a una sociedad inclusiva; habla de una federación, lo que no significa aplastar las identidades de las diferentes comunidades, sino crear una ciudadanía capaz de incluir todas las diferencias.

Photogallery
Imágenes personales del padre Paolo Dall’Oglio


Deja un comentario

Bachelet: los actuales ataques a la población en Siria demuestran el fracaso del Consejo de seguridad ONU.

Bachelet: Los bombardeos a civiles en Siria representan el fracaso del Consejo de Seguridad

UNICEF/Watad
Niños que huyeron de la creciente violencia en Idlib en un refugio sobrepobldo en la localidad siria de Atmeh Village, junto a la frontera turca.

26 Julio 2019

La responsable de velar por los derechos humanos en el mundo lamenta que, ante los últimos ataques a hospitales y otras instalaciones civiles, la respuesta de la comunidad internacional sea encogerse de hombros y señala el fracaso del Consejo de Seguridad y sus cinco miembros permanentes de ponerse acuerdo para usar su poder e influencia en detener los combates y las matanzas.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha dado nuevamente la voz de alarma este viernes por la indiferencia internacional ante la serie de bombardeos que están matando un buen número de civiles en la región de Idlib y otras partes del noroeste de Siria.

“A pesar de los reiterados llamamientos de las Naciones Unidas para respetar el principio de precaución y distinción en la conducción de las hostilidades, esta última campaña implacable de ataques aéreos del Gobierno y sus aliados ha seguido afectando a instalaciones médicas, escuelas y otras infraestructuras civiles, como mercados y panaderías”, dijo Michelle Bachelet.

Para ella, “estos son objetivos civiles, y parece muy improbable, dado el patrón persistente de tales ataques, que todos estén siendo bombardeados por accidente”.

Los ataques aéreos matan y mutilan a un número significativo de civiles varias veces a la semana, y la respuesta parece ser encogerse de hombros.

Tan solo en los últimos diez días, los bombardeos de al menos diez lugares diferentes, ocho en Idlib y dos en la zona rural de Alepo, han causado la muerte de 103 civiles, incluidos 26 niños. Tres de los ataques tuvieron lugar el miércoles 25 de julio. Desde hace tres meses el número de víctimas mortales civiles asciende a 450.

Bachelet dijo que le preocupaba que la continua carnicería en Siria “ya no esté en el radar internacional“.

Los principios de distinción y precaución están recogidos en las Convenciones de Ginebra y sus Protocolos Adicionales por ellos se asegura que: “A fin de garantizar el respeto y la protección de la población civil y de los bienes de carácter civil, las partes en conflicto harán distinción en todo momento entre población civil y combatientes” y que esas partes tomarán “todas las precauciones factibles en la elección de los medios y métodos de ataque para evitar o, al menos, reducir todo lo posible el número de muertos y de heridos que pudieran causar incidentalmente entre la población civil, así como los daños a los bienes de carácter civil”.

La Alta Comisionada recordó que “los ataques intencionales contra civiles son crímenes de guerra, y aquellos que los han ordenado o ejecutado son responsables penalmente de sus acciones”.

Parálisis del Consejo de Seguridad

“Varios cientos de miles de niños, mujeres y hombres han sido asesinados en Siria desde 2011. Tantos que ya ni siquiera es posible dar una estimación creíble. Durante los primeros años de este conflicto mortífero, cuando las víctimas fueron decenas, luego cientos, luego miles, el mundo mostró una considerable preocupación por lo que estaba sucediendo. Ahora, los ataques aéreos matan y mutilan a un número significativo de civiles varias veces a la semana, y la respuesta parece ser encogerse de hombros, con un Consejo de Seguridad paralizado por el fracaso persistente de sus cinco miembros permanentes en aceptar usar su poder e influencia para detener la contienda y las matanzas de una vez por todas”, dijo Bachelet.

Y añadió: “Este es un fracaso del liderazgo por parte de las naciones más poderosas del mundo, lo que resulta en una tragedia en una escala tan vasta que parece que ya no podemos relacionarnos con eso”.

UNICEFWatad
Niños en una escuela montada en una tienda de campaña en el norte de Idlib.

El cese de las hostilidades es esencial

Ante esta situación, pidió a las partes influyentes y a las que acordaron reducir las hostilidades a detener la actual campaña militar y dialogar en una mesa de negociación.

“A pesar de ser el objeto de un acuerdo para la distensión en 2017 y de otro acuerdo para crear una zona desmilitarizada en 2018, Idlib y las áreas circundantes están presenciando una grave escalada militar con graves consecuencias humanitarias y para los derechos humanos de los millones de civiles que intentan sobrevivir allí”, dijo Bachelet.

“Es esencial que haya un cese de las hostilidades para dar un espacio en el que las negociaciones políticas puedan respirar. La alternativa es simplemente más muerte y destrucción sin sentido en una guerra sin fin”.

El personal de la Oficina de la Alta Comisionada continúa recopilando información sobre tres ataques recientes, en los que murieron al menos 11 víctimas civiles y que fueron perpetrados por grupos armados no estatales en áreas controladas por el Gobierno, en el barrio de Hama de la ciudad de Masyaf en 21 de julio, y en los de al-Hamadaniya y al-Jamiliya en la de Aleppo los días 22 y 24 de julio.


Deja un comentario

Carta del Papa al presidente de Siria.

Siria guerra Idlib carta papa asadBombardeo en Idlib, Siria  (AFP or licensors)

Parolin: “El Papa pide a Assad iniciativas concretas para la población

Continúan las acciones bélicas y los bombardeos contra civiles indefensos: decenas de centros de salud destruidos o cerrados en Idlib. Francisco hizo llegar, por medio del Cardenal Turkson, una carta al Presidente sirio

Andrea Tornielli – Ciudad del Vaticano

Protección de la vida de los civiles, detención de la catástrofe humanitaria en la región de Idlib, iniciativas concretas para el regreso seguro de los desplazados, liberación de los detenidos y acceso de las familias a la información sobre sus seres queridos, condiciones de humanidad para los detenidos políticos. Junto con un renovado llamamiento a la reanudación del diálogo y la negociación con la participación de la comunidad internacional. Son estas las preocupaciones y peticiones concretas contenidas en una carta que el Papa Francisco quiso dirigir al Presidente sirio Bashar Hafez al-Assad. La carta del Papa, que lleva la fecha del pasado 28 de junio, ha sido entregada en estas horas por el Cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. El purpurado, portador del documento escrito en inglés, estuvo acompañado por el Rev. P. Nicola Riccardi, O.F.M., Subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, y por el Cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria. Sobre el contenido y la finalidad de la carta, Vatican News entrevistó al Secretario de Estado Pietro Parolin, primer colaborador del Pontífice

Su Eminencia, ¿por qué el Papa decidió escribir al Presidente Assad?

“El origen de esta nueva iniciativa es la preocupación del Papa Francisco y de la Santa Sede por la situación de emergencia humanitaria en Siria, particularmente en la provincia de Idlib. En la zona viven más de 3 millones de personas, de las cuales 1,3 millones son desplazados internos, obligados por el largo conflicto en Siria a encontrar refugio precisamente en aquella zona que había sido declarada desmilitarizada el año pasado. La reciente ofensiva militar se sumó a las ya extremas condiciones de vida que tuvieron que soportar en los campamentos, obligando a muchos de ellos a huir. El Papa sigue con aprensión y gran dolor el dramático destino de la población civil, especialmente de los niños que están involucrados en los sangrientos combates. Desafortunadamente la guerra continúa, no se ha detenido, los bombardeos continúan, varias instalaciones de salud han sido destruidas en esa zona, mientras que muchas otras han tenido que suspender sus actividades total o parcialmente”.

¿Qué le pide el Papa al Presidente Assad en la carta que ha sido entregada?

“El Papa Francisco renueva su llamamiento  para que sea protegida la vida de los civiles y sean preservadas las principales infraestructuras, como escuelas, hospitales y centros de salud. Realmente lo que está ocurriendo es inhumano y no se puede aceptar. El Santo Padre pide al Presidente que haga todo lo posible para detener esta catástrofe humanitaria, por la salvaguardia de la población indefensa, en particular de los más débiles, en el respeto del Derecho Humanitario Internacional”.

Por lo que dice transparenta que la intención de la iniciativa papal no es, por lo tanto, “política”. ¿Es así?

“Sí, es así. Como ya he explicado, la preocupación es humanitaria. El Papa sigue rezando para que Siria pueda recuperar un clima de fraternidad después de estos largos años de guerra, y para que la reconciliación prevalezca sobre la división y el odio. En su carta, el Santo Padre utiliza tres veces la palabra “reconciliación”: este es su objetivo, por el bien de ese país y de su población indefensa. El Papa anima al Presidente Bashar al-Assad a hacer gestos significativos en este proceso de reconciliación tan urgente y da ejemplos concretos: cita, por ejemplo, las condiciones para el regreso seguro de los exiliados y desplazados internos y para todos aquellos que quieran volver al país después de haber sido obligados a abandonarlo. También menciona la liberación de los detenidos y el acceso de las familias a la información sobre sus seres queridos”.

Otro tema dramático es el de los presos políticos. ¿El Papa lo menciona?

“Sí, el Papa Francisco está particularmente preocupado por la situación de los presos políticos, a quienes – él dice – no se pueden negar condiciones de humanidad. En marzo de 2018, la Independent International Commission of Inquiry on the Syrian Arab Republic  publicó un informe sobre este tema en el que se hablaba de decenas de miles de personas detenidas arbitrariamente. A veces, en prisiones no oficiales y en lugares desconocidos, serían sometidas diversas formas de tortura sin tener ninguna asistencia legal ni contacto con sus familias. El informe señala que, lamentablemente, muchos de ellos mueren en prisión, mientras que otros son ejecutados sumariamente.

¿Cuál es, pues, la finalidad de esta nueva iniciativa de Francisco?

“La Santa Sede siempre ha insistido en la necesidad de buscar una solución política viable para poner fin al conflicto, superando los intereses partidistas. Y esto debe hacerse con los instrumentos de la diplomacia, el diálogo, la negociación, con la asistencia de la comunidad internacional. Tuvimos que aprender una vez más que la guerra llama a la guerra y la violencia llama a la violencia, como el Papa ha dicho muchas veces, y como repite también en esta carta. Lamentablemente, nos preocupa el estancamiento del proceso de negociación, especialmente aquel de Ginebra, para encontrar una solución política a la crisis. Por eso, en la carta enviada al Presidente Assad, el Santo Padre lo anima a mostrar buena voluntad y a trabajar para encontrar soluciones viables, poniendo fin a un conflicto que dura desde hace demasiado tiempo y que ha causado la pérdida de un gran número de vidas inocentes”


Deja un comentario

Siria: crítica situación en Alepo e Islib

Siria guerra desplazados carta Papa párroco AlepoSiria, la población se desplaza en búsqueda de un lugar seguro para vivir  (ANSA)

Párroco de Alepo: agradecido al Papa por su gesto de amor a Siria

El Padre Firas Lutfi agradece al Papa Francisco por sus numerosos llamamientos por la paz y por su carta a Assad, que una vez más ha demostrado su amor por Siria. En las palabras del párroco de Alepo, el drama de los cristianos de Idlib que sufren persecución y ultrajes

Federico Piana – Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

“Estamos agradecidos al Papa por sus intervenciones directas. Muchas veces se dirigió a nuestro país llamándolo ‘mi amada Siria’, nunca nos olvidó”: son palabras del padre Firas Lutfi, párroco de Alepo, entrevistado por Vatican News, tras la carta que el Santo Padre dirigió al presidente sirio Bashar Hafez al-Assad, invitándolo a hacer todo lo posible para detener esta ‘catástrofe humanitaria’, por la salvaguardia de la población indefensa, en particular de los más débiles, en el respeto del Derecho Humanitario Internacional.

La noticia de la entrega de la carta que el Pontífice envió al presidente sirio llegó ayer, el mismo día en que otros misiles cayeron a pocos kilómetros de Alepo: “Han matado 8 civiles, niños y adultos, provocando tantos heridos. Diría que la situación es verdaderamente muy preocupante”, relata el padre Lutfi. Con sinsabor el sacerdote cuenta que en la zona viven más de 400 cristianos, que son maltratados por los yihadistas. “Para citar un último evento, hace una semana una enseñante fue secuestrada por 6 yihadistas, violentada y lapidada”.

Dramática situación humanitaria

“La situación humanitaria, desde cuando comenzó la guerra en Siria, se ha vuelto tremenda”, continúa explicando el párroco de Alepo. “Pensemos en las personas que han perdido las casas, en las personas que han tenido que emigrar, en las personas que han sufrido la muerte, mutilaciones y en los centenares de miles de personas que han sufrido estrés y traumas psicológicos que necesitan años para recuperarse y restablecerse”.

Hablando de la situación en Idlib, el padre Firas recuerda que “son tantas las personas que por miedo viven allí cerca al acampamento de las tropas, escapan, dejan sus casas, en fuga hacia una demora más segura y estable”. En Siria, “antes de la guerra eran 23 millones de habitantes, y ahora son más o menos la mitad, y todos han debido escapar, de una manera u otra. La situación de los prófugos continua siendo la misma tanto en el Líbano como en Turquía y también en Jordania. Si la guerra no cesa, si la paz no se logra lo antes posible, ciertamente queda una herida abierta que necesita sanación”.


Deja un comentario

Siria. Atentados mortales.

Siria: cadena de atentados en tres ciudades dejan 13 muertos y decenas de heridos

Dos coches bomba y una moto bomba cargados con explosivos detonaron en la tarde de ayer en las ciudades sirias Qamishli, Afrin y Hassaké. Al menos 13 personas han perdido la vida y decenas han resultado heridas.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Un automóvil repleto de explosivos estalló en la tarde de ayer, en torno a las 16:00 horas, en la ciudad siria Qamishli, concretamente a las afueras de la iglesia de la Virgen María situada en el barrio cristiano al-Wasta, según ha informado AsiaNews. La explosión causó graves daños en el lugar de culto – blanco del coche bomba – así como en los edificios y vehículos de la zona, dejando un saldo de al menos 12 heridos, sin provocar víctimas fatales.

Atentado en Qamishli desata clima de inseguridad y desorden

Según un cristiano del lugar, que pide permanecer en el anonimato, el saldo podría haber sido mucho más grave, “si los terroristas no hubieran fallado al calcular el horario de la salida de los fieles, al término de las oraciones vespertinas, que comenzaron a las 17:30 horas”. De haber ocurrido pocos minutos después, “hubiera sido “una masacre” con varias decenas de muertos” declara. Por su parte, el patriarcado siro-ortodoxo de Antioquía y de todo Oriente ha condenado el atentado, asegurando que ha desatado “una atmósfera de ansiedad y desorden en la ciudad” y su patriarca, Mar Ignatius Efrem, ha recordado a los cristianos residentes que “deben permanecer en su tierra y no deben dejarse atemorizar”.

El atentado en Afrin mata a 13 personas

Aunque el atentado contra la iglesia no es un hecho aislado, también se registró en la tarde de ayer otro atentado con coche bomba en las inmediaciones de un puesto de control en la ciudad siria Afrin que provocó 13 muertos, 8 de ellos civiles – siendo dos de ellos menores de edad y cuatro rebeldes – y 35 heridos, según el último balance ofrecido por el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos. El atentado se produjo a la entrada de la localidad, donde había varios vehículos detenidos para su inspección.

Moto bomba explota en Hassaké

A estos dos ataques se le suma un tercero, en esta ocasión perpetrado en el centro de Hassaké, situada en el extremo noreste de Siria, donde explotó una moto cargada con explosivos. No se registran víctimas por el momento.

Ante esta cadena de atentados, las principales sospechas se levantan hacia los grupos extremistas activos en la zona: las células locales o lobos solitarios del Estado Islámico (EI, ex ISIS) pero por el momento ningún grupo ha reivindicado la responsabilidad del ataque.