Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Guterres (ONU) pide el cese inmediato de los combates en el suroeste de Siria

Guterres pide el fin inmediato de los combates en el suroeste de Siria

ONU/Manuel Elias
El Secretario General António Guterres se dirige a la prensa en la sede de la ONU en Nueva York.

23 Junio 2018

El Secretario General expresó su profunda preocupación por los miles de civiles atrapados en una escalada de enfrentamientos en la zona cercana a la frontera con Jordania, que ha dejado miles de personas desplazadas.

En un comunicado emitido por su portavoz, António Guterres dijo que una intensificación en el conflicto sirio en el suroeste del país, que involucra ofensivas terrestres y bombardeos aéreos, “ha resultado en el desplazamiento de miles de civiles, la mayoría de los cuales se están moviendo hacia la frontera jordana”.

Guterres se encuentra preocupado por los grandes riesgos que estas ofensivas representan para la seguridad regional.

Según despachos de prensa, el ejército sirio lleva a cabo intensos ataques contra zonas controladas por el ISIS en las provincias de Al-Swieda y Daraa.

El titular de la ONU pidió “el fin inmediato de la actual escalada militar” e instó a todas las partes en la guerra a “respetar sus obligaciones en virtud del derecho internacional y las leyes humanitarias, incluida la protección de civiles y la infraestructura civil”.

“Recordando los arreglos de reducción de la escala y el alto el fuego que han proporcionado relativa calma en el sudoeste de Siria durante el año pasado, el Secretario General insta a todos a moderar y respetar estos compromisos como una cuestión prioritaria”, concluye el comunicado.

Anuncios


Deja un comentario

Los jesuitas y la solidaridad con los refugiados sirios.

Publicado: Lunes, 11 Junio 2018

Con los refugiados sirios en Javier y Loyola

Las entidades de la Compañía de Jesús en la PAT de Loyola celebraron este fin de semana la marcha “Caminos de Hospitalidad”. La singularidad de las marchas que se realizan en las PAT de Loyola y de Catalunya consiste en la participación de un centenar de jóvenes refugiados sirios, del colectivo “Go Forward Europe”, residentes en Alemania y otros países de Europa.

El sábado, los participantes pasaron la mañana en Pamplona y caminaron después desde Sanguesa hasta el Santuario de Javier; el domingo lo hicieron desde Aizpurutxo hasta el Santuario de Loyola. En Loyola fueron recibidos por el director del Santuario, Ignacio Echarte SJ, acompañado del lehendakari Iñigo Urkullu; los alcaldes de Azpeitia y Azkoitia, y otras autoridades.

Echarte les dio la bienvenida recordando que se encontraban en un lugar con un fuerte significado para Frans van der Lugt SJ, jesuita asesinado en Siria en 2014, a quien los sirios homenajean con estas caminatas.

En el acto se hizo entrega al lehendakari del manifiesto con diez demandas a las autoridades: asistencia a quienes huyen de la guerra, una política de asilo europea más ambiciosa y promoción de valores interculturales. El lehendakari en sus palabras de agradecimiento hizo suyo el manifiesto y dirigiéndose a los refugiados dijo que “preferiría poder deciros que este es vuestro hogar”.

La jornada se alargó por la tarde tras una multitudinaria comida en los jardines del Santuario: hubo un encuentro intercultural con danzas sirias, poesía y actuación del grupo Arimux. Aunque el tiempo permitió disfrutar del sol a lo largo del día, la fiesta terminó con todos bailando bajo un aguacero entre risas y abrazos.


Deja un comentario

Siria: un proyecto de ley que podría damnificar a miles de desplazados

Siria: Nueva ley sobre la propiedad castiga a las personas desplazadas y podría obstaculizar la investigación de crímenes de guerra

Una severa ley sobre la propiedad aplicada por el gobierno sirio priva en la práctica de sus hogares y tierras a miles de personas desplazadas por el conflicto que asuela el país y entraña el riesgo de que se destruyan pruebas de los crímenes de guerra que el gobierno ha cometido, así lo ha manifestado Amnistía Internacional hoy.

Aprobado en 2012, del Decreto Legislativo 66 permite al gobierno sirio demoler zonas de asentamiento informal de Damasco y Damasco Rural para convertirlas en zonas urbanizables, con bloques de viviendas, mercados y espacios públicos. En virtud de la nueva normativa aprobada en la Ley 10 de 2018, una vez que declarada urbanizable una zona, las autoridades deben notificárselo públicamente a los propietarios de viviendas y tierras en ella, que tienen sólo 30 días para presentar la documentación necesaria para reclamar sus propiedades.

Con más de 11 millones de personas desplazadas dentro de Siria o refugiadas en otros países, es probable que cumplir este requisito constituya una hazaña casi imposible para muchas de las afectadas por la nueva ley.  Según investigaciones del Consejo Noruego para los Refugiados, apenas una de cada cuatro personas refugiadas sirias tiene consigo los títulos de propiedad de sus bienes. El 21 por ciento afirman que su documentación está destruida.

“Si se promulga, esta ley podría utilizarse para poner en práctica un proyecto sobrecogedoramente eficiente de ingeniería social. Miles de personas –principalmente las que están en zonas partidarias de la oposición o han buscado refugio fuera del país– corren el riesgo de perder sus hogares porque sus documentos están destruidos o perdidos. La ley no hace nada para garantizar los derechos de las personas refugiadas o desplazadas que huyeron por temor a perder la vida o a sufrir persecución si regresan a sus hogares”, ha señalado Diana Semaan, investigadora de Amnistía Internacional sobre Siria.

 

“Esta ley se presta claramente a ser utilizada indebidamente por un gobierno que ha dado muestra de despiadada determinación a la hora de aplastar a quienes considera que han estado asociados con sus oponentes. El gobierno debe suspender los proyectos urbanísticos hasta que todas las personas, incluidas las  que han sufrido desplazamiento forzado, tengan una auténtica oportunidad de participar significativamente en el proceso. El objetivo ha de consistir en facilitar el retorno voluntario, en condiciones de seguridad y sostenible de las personas desplazadas por el conflicto.”

Amnistía Internacional ha determinado que las personas refugiadas y demás personas desplazadas por el conflicto en Siria que regresen a sus hogares para reclamar la propiedad serán sometidas a una “limpieza de seguridad” por agentes del gobierno. Aunque no está claro en qué consistirá este proceso, en el clima actual de inseguridad y comisión incontrolada de violaciones de derechos humanos por las fuerzas de seguridad, es probable que disuada a muchas personas de intentar reclamar sus hogares y sus tierras.

Aunque la legislación contiene algunas disposiciones que garantizan el derecho de los propietarios de viviendas de las zonas declaradas urbanizables a solicitar otra vivienda e indemnización económica, no protege los derechos de las personas que vivían en asentamientos informales y cuya residencia muy probablemente no figure en el catastro.

Las mujeres cuyos esposos o padres han resultado muertos o están en paradero desconocido encontrarán grandes obstáculos para reclamar sus bienes, pues los títulos de propiedad están normalmente a nombre de familiares varones.  Podrían carecer de la documentación civil oficial necesaria, como el libro de familia o los documentos de prueba del paradero y la suerte de sus familiares varones, que permiten a las mujeres actuar en nombre de los titulares.


Ocultación de crímenes de guerra

Las personas civiles cuyos hogares ha sido destruidos o dañados y cuyos familiares han resultado muertos o heridos en ataques ilegítimos no reciben ninguna reparación ni indemnización. Además, en algunos casos, la aplicación de la nueva ley sobre la propiedad podría dar lugar a ocultación de pruebas de crímenes de guerra.

En el caso de Daraya, localidad de las afueras de Damasco donde Amnistía Internacional ha documentado violaciones del derecho internacional cometidas por el gobierno, incluidos un prolongado asedio y ataques indiscriminados con miles de bombas de barril, con el consiguiente desplazamiento forzado de la población civil que sobrevivió al asedio, la demolición y reconstrucción de la zona son motivo de honda preocupación por el riesgo de destrucción de pruebas de crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

No hay tampoco disposiciones para ofrecer reparación a los propietarios cuyas viviendas hayan sido saqueadas por las fuerzas de seguridad en las zonas declaradas urbanizables, incluida la localidad de Daraya.

“Las futuras investigaciones sobre crímenes de derecho internacional podría verse gravemente menoscabadas como consecuencia de estas nuevas normativas”, ha afirmado Diana Semaan.

“Las autoridades deben garantizar que toda persona que haya sido privada arbitraria e ilegítimamente de vivienda, tierras o bienes tiene acceso a medios de reparación, incluida la posibilidad de impugnar las decisiones del gobierno ante un organismo independiente e imparcial.”

“Las autoridades deben proporcionar plena reparación a las personas cuyos hogares hayan sido saqueados, expropiados o destruidos ilegítimamente por las fuerzas de seguridad.”

Información complementaria

En 2012, el gobierno sirio adoptó el Decreto 66, que permitía a las autoridades “reurbanizar zonas de viviendas no autorizadas y asentamientos informales” en la capital, Damasco

La Ley 10 es una ampliación de ámbito nacional del Decreto 66 por la que se establecieron en la  gobernación de Damasco dos zonas urbanizables que abarcan Daraya, zona que estuvo sitiada por el gobierno sirio y que está deshabitada desde que las fuerzas gubernamentales obligaron a desplazarse a las 4.000 personas que seguían viviendo en ella en 2016.

El conflicto, que está ya en su séptimo año, ha causado el desplazamiento de más de seis millones de personas dentro de Siria y de cinco millones que han buscado refugio fuera del país.


Deja un comentario

Siria: nuevas situaciones más graves.

Un cerco en Idlib puede ser seis veces peor que el de Guta Oriental

UNICEF/Giovanni Diffidenti
Unos niños de camino a su escuela temporal en la ciudad de Maarat al-Numaan, dentro de la provincia de Idlib.

16 Mayo 2018

El enviado especial de la ONU para Siria destacó la importancia de reducir la intensidad  del conflicto en Siria ante una posible tragedia humanitaria en la provincia de Idlib. También pidió crear un comité constitucional bajo el amparo de las Naciones Unidas.

“Encauzar a los civiles y los combatientes al norte de Siria, mayoritariamente en Idlib, podría servir únicamente para posponer un futuro conflicto que afectaría a muchas más personas. De ahí que se haya de vigilar de cerca los posteriores acontecimientos en esa provincia”, declaró Staffan de Misturas sobre los acuerdos de evacuación en esa zona tras tres años de asedio y ataques intermitentes por parte de los grupos armados que rodean el área.

El enviado especial recordó este miércoles ante el Consejo de Seguridad que los civiles continúan pagando un alto precio ya que durante los dos últimos meses se ha evacuado a 110.000 personas en las zonas protegidas del Éufrates, al noroeste de Siria.

Muchos de ellos traumatizados y necesitados de asistencia y protección.

“Si se repite en Idlib el mismo escenario que en Guta puede ser seis veces, repito seis veces peor, ya que afectará a 2,3 millones de personas, de los cuales la mitad son desplazados internos. Y una vez ahí, no tendrán a otro sitio donde ir porque no existe otro”.

Añadió que teme que cualquier escalada en Idlib o en el nordeste puede constituir riesgos no solamente para los sirios sino para la paz y la seguridad internacionales, ya que están presentes fuerzas locales y extranjeras.

Las discusiones internacionales en cómo prevenir esta situación, particularmente en una reducción del conflicto, están en marcha, pero tienen que ser muy serias.

De Mistura ha mantenido “conversaciones constructivas” sobre cómo conseguirlo en una nueva ronda de negociaciones en Astana, donde se obtuvo un compromiso de los participantes para evitar el peor de los escenarios en Idlib.

Durante las dos últimas semanas, De Mistura también celebró reuniones con la mayoría de las partes implicadas. Su impresión sobre éstas es ambivalente.

Entre los intereses comunes encontró la necesidad de rebajar el conflicto, formar un comité constitucional bajo el amparo de las Naciones Unidas, facilitar el establecimiento de un entorno seguro, tranquilo y neutral que conduzca a los objetivos necesarios dentro del proceso político y respetar la soberanía, integridad territorial e independencia de Siria.

Todos estos puntos en común corren riesgo de perderse si no se establece un proceso de diálogo a nivel internacional. “Se necesita crear las condiciones mínimas para un proceso político real y creíble”, añadió.

De Mistura destacó las importantes contribuciones de la sociedad civil siria durante la Conferencia de Bruselas en Apoyo al Futuro y el de un grupo de mujeres activistas que subrayaron que no se han realizado suficientes esfuerzos para asegurar la participación femenina en el proceso político.

Ante este último pedido, de Mistura indicó que piensa reservar un número relevante de asientos para mujeres en las futuras conversaciones.

Uso de armas químicas en Idlib

Por su parte, la Misión de Investigación de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas confirmó este martes que es probable que se utilizara el cloro como arma química en el ataque perpetrado el 4 de febrero en la localidad de Saraqib, en la provincia de Idlib.

La Misión determinó que el cloro se lanzó a través de cilindros que impactaron en el barrio de Al Talil de Saraqib.

Las conclusiones se basan en la presencia de los dos cilindros que se determinó que contenían cloro; las declaraciones de testigos; las muestras ambientales que demostraron una presencia inusual de cloro en la atmósfera; y el número de pacientes en instalaciones médicas que mostraron síntomas compatibles con la exposición al cloro y a otros productos químicos tóxicos tras el incidente.

El director general de la Organización condenó “enérgicamente el uso continuado de productos químicos tóxicos como arma por parte de cualquier persona, razón o circunstancia”.

El informe de la Misión ha sido enviado a los Estados Partes en la Convención sobre las Armas Químicas y al Consejo de Seguridad de la ONU a través de su Secretario General.


Deja un comentario

Siria: importantes donativos internacionales pero no suficientes.

La Conferencia para Siria recauda 4400 millones de dólares para 2018

© UNICEF/UN013175/Al-Issa
El conflicto en Siria cumplió siete años con cientos de miles de muertes, millones de desplazados y gran destrucción.

25 Abril 2018

La cifra supone un buen comienzo, pero no llega a los 9100 millones que había solicitado la ONU. Ahora, la prioridad es buscar un equilibrio entre cómo cubrir las necesidades de los refugiados y las de los sirios que siguen en el país.

La Conferencia de Bruselas en Apoyo al Futuro de Siria ha logrado que muchos países se comprometieran a entregar 4400 millones de dólares para este año y 3300 millones de 2019 en adelante.

Durante un encuentro con los medios de comunicación en la sede de la Comisión Europea en Bruselas, el coordinador de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios agradeció el compromiso de la Unión Europea y, en particular, los de Alemania y el Reino Unido.

Indicó que faltaba recibir la confirmación del monto de importantes donantes como, por ejemplo, los Estados Unidos.

Mark Lowcock calificó la cifra alcanzada este miércoles “como un buen comienzo” aunque le hubiera gustado conseguir una cantidad mayor que permitiera obtener la totalidad de los 9100 millones dólares solicitados por la ONU para cubrir la asistencia humanitaria y de reconstrucción durante 2018.

El representante de la ONU manifestó que ahora hay que priorizar y lograr un equilibrio en la distribución del dinero entre las personas que precisan asistencia en los países que hospedan a refugiados sirios y las necesidades humanitarias de los trece millones de personas que se encuentran en el país.

Dentro de Siria, la prioridad ha de ser enfocarse en los más vulnerables: “tenemos que abordar las necesidades sobre la base de los principios humanitarios de independencia, imparcialidad y neutralidad”.

“No podemos esperar que los donantes aporten los enormes recursos que buscamos sino podemos asegurarles como la ayuda llegará a los necesitados”.

Esta situación requiere tener a suficiente personal de las Naciones Unidas en el terreno para evaluar las necesidades y supervisar su aplicación.

Siria estuvo al borde de una crisis seria hace una semana

Por su parte, el enviado especial de las Naciones Unidas para Siria destacó como positivo que no se produjera ninguna confrontación durante la Conferencia pese a no llegar a ningún avance político.

Staffan de Mistura recordó que hace una semana se estuvo muy cerca de una crisis muy seria tras los bombardeos llevados a cabo por Estados Unidos, con apoyo de Gran Bretaña y Francia, sobre distintas localidades sirias.

Ante esta situación dijo que tanto su prioridad como la del Secretario General fue “bajar la temperatura”.

De Mistura señaló que la situación actual demanda mantener contactos diplomáticos de alto nivel, no solamente entre los tres países de las conversaciones de Astana (Rusia, Turquía e Irán), sino con muchas otras partes involucradas en lo que pueden ser las futuras soluciones políticas para Siria.

El veterano diplomático destacó que tras el potencial riesgo vivido la semana pasada se necesita negociar una hoja de ruta basada en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad y, al no haber una solución militar al conflicto, instó a trabajar tanto al Gobierno como a la oposición en la comisión constitucional y en la celebración de elecciones bajo la supervisión de las Naciones Unidas.

La Resolución 2254 fue adoptada por unanimidad el 18 de diciembre de 2015. El documento solicitaba al Secretario General que, a través de sus buenos oficios y la labor de su Enviado Especial, convocara a representantes del Gobierno sirio y de la oposición a participar en negociaciones oficiales sobre un proceso de transición política facilitado por las Naciones Unidas


Deja un comentario

Fuerte llamamiento de Guterres sobre la paz en Siria y el uso de armas químicas.

“Necesitamos rendición de cuentas” para poner fin al crimen del uso de armas químicas en Siria, dice Guterres

Moa Haeggblom
El Secretario General junto al Primer Ministro de Suecia,Stefan Löfven, al comienzo del retiro del Consejo de Seguridad.

21 Abril 2018

Los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU deben encontrar la manera de unir y castigar a cualquier persona que se descubra usó armas químicas en Siria, de conformidad con el derecho internacional.

Ese fue el mensaje del sábado del Secretario General Antonio Guterres hablando con reporteros en Suecia, donde se lleva a cabo un retiro para los miembros del Consejo en el hogar que perteneció a su predecesor en la década de 1950, Dag Hammarskjöld, el líder inspirador del cuerpo mundial, que fue asesinado trágicamente en un accidente aéreo en lo que ahora es Zambia, en 1961.

Tras el reciente supuesto uso de armas químicas en la ciudad siria de Duma, anteriormente asediada, y casos previos verificados por la ONU desde que comenzó el brutal conflicto, Guterres dijo que era necesario encontrar una manera de poner fin a su uso.

António Guterres recordó el mensaje de Hammarskjöld: “Este es solo un mundo y no tenemos el derecho de destruirlo, ni el derecho a permitir que estas divisiones continúen causando tanto sufrimiento, causando tantos dolores”, dijo,  y se refirió a Siria como el ejemplo más trágico de todas esas divisiones.

El Secretario General reiteró que no hay una solución militar para el conflicto en el país de Oriente Medio, y que la solución política se encuentra sobre la mesa a través de la resoluciones del Consejo de Seguridad y las conversaciones intra-sirias entre el Gobierno y la oposición para poder superar las diferencias que existen.

“Realmente necesitamos encontrar un camino en relación con las violaciones al derecho internacional que representa el uso de armas químicas, tenemos que encontrar una manera  y necesitamos rendición de cuentas. No podemos seguir viviendo con impunidad en relación con lo que ha sucedido con armas que ya deberían haber desaparecido de la faz del mundo”, expresó.

Moa Haeggblom
El Secretario General António Guterres y los quince miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en Backåkra, SwedenBackåkra, Sweden

Guterres dijo además que lamentablemente todavía queda un largo camino por recorrer para reunir a los miembros del Consejo de Seguridad en relación con el conflicto sirio y espera que haya avances durante el retiro que se lleva a cabo este fin de semana.


Deja un comentario

El ISIS y la guerra en Siria.

ISIS fue expulsado de la ciudad siria de Al-Raqqa, pero los remanentes de la guerra siguen matando

PMA
En Al-Raqqa se ha comenzado a reconstruir después de la guerra.

17 Abril 2018

Desde octubre casi 100.000 personas han regresado a la zona, pero las condiciones aún no son propicias para los retornos debido a los altos niveles de municiones sin detonar, el daño infraestructural y la falta de servicios, informó este martes al Consejo de Seguridad el coordinador de la ONU sobre asuntos humanitarios, Mark Lowcock.

“Semanalmente se han reportado más de cincuenta víctimas de los restos de la guerra. Con el inicio de la primavera, tenemos la preocupación que los niños, que juegan al aire libre, sean particularmente vulnerables”, dijo.

Lowcock informó que al menos un 80% de todos los edificios de la ciudad están destruidos y los servicios públicos se están reanudando lentamente, con un 37% de las panaderías operando, pero la ciudad no cuenta con electricidad o comunicaciones móviles, y el agua se bombea a una capacidad muy limitada.

“Hasta el 90% de las familias que han regresado a Al-Raqqa sufren la escasez de alimentos, los servicios de salud son deficientes o severamente limitados y aunque algunas escuelas han reabierto, faltan materiales escolares y suministros”, expresó.

El coordinador aseguró que el 1 de abril se realizó una evaluación y se hicieron varias entregas humanitarias. La ONU tiene también planes para para apoyar a otras organizaciones que ya están activas y proporcionan alimentos, cuidaos sanitarios y otros servicios básicos.

“La respuesta se complementará con ayuda para los desplazados y necesitados en el norte de Siria, donde casi 900.000 personas reciben asistencia mensualmente”, dijo.

Por otro lado, en Rukban, un campamento desmilitarizado en la frontera entre Jordania, Siria e Iraq, otras 50.000 personas necesitan ayuda humanitaria. El agua y la atención básica de salud está a cargo de los jordanos, pero se necesitan mejores servicios, expresó Lowcock, quien agregó que la última vez que se le entregó ayuda a estas personas fue a comienzos de enero.

El coordinador además informó que se obtuvo la aprobación del gobierno de Siria para que un convoy de las Naciones Unidas entre al campamento. Además, la ONU está trabajando de cerca con Rusia y Estados Unidos para hacer posible la entrega teniendo en cuenta las condiciones de seguridad y la restricción de movimiento, que sólo permiten acercarse a unos diez kilómetros de Rukban.

Guta Oriental está ahora en manos del gobierno

Mark Lowcock reiteró que la ciudad de Duma y otras áreas de Guta Oriental están ahora bajo control del gobierno sirio después de estar años bajo asedio, y que los que permanecen en el área requieren asistencia urgente que no ha podido ser entregada como debe ser.

“El acceso a Guta Oriental es crítico. La ONU y sus socios están ayudando ahora a unos 155.000 desplazados con alimentos, refugio, salud y otros tipos de asistencia. Sin embargo, tanto para los que se encuentran en sitios de desplazados internos como los que huyeron a Idlib y Aleppo, su situación es precaria”, dijo.

Lowcock dijo que la extrema situación ejerce una presión increíble sobre las comunidades de acogida y las organizaciones humanitarias y que los grupos de oposición en Idlib complican aún más la situación para los necesitados en el área.

El 25 de marzo, las Naciones Unidas presentaron una solicitud a las autoridades sirias para el despliegue de un equipo interinstitucional de refuerzo para ampliar la capacidad operativa de las Naciones Unidas en Siria.

“A medida que nos acercamos a la conferencia en Bruselas los días 24 y 25 de abril, tenemos una oportunidad inmediata de progreso para aliviar el sufrimiento humanitario financiando completamente las operaciones humanitarias. Por el momento sólo contamos con el 15% de los fondos, no puedo enfatizar más la importancia de mantener y ampliar la respuesta internacional”, concluyó.

El pedido de Rusia

El Consejo de Seguridad tuvo la sesión informativa sobre la situación humanitaria en Siria a pedido de Rusia, cuyo objetivo era específicamente analizar la situación en Al Raqqa y en el campamento de Rukban, que alberga a decenas de miles de personas internamente desplazadas.

El representante permanente de Rusia llamó una vez más la atención del Consejo sobre la destrucción de Al-Raqqa por parte de la coalición liderada por Estados Unidos para contrarrestar al ISIS en Iraq y criticó al país norteamericano por las dificultades para garantizar el acceso a los civiles en Rukban, dada la proximidad del campamento a la base militar estadounidense de Al-Tanf.

“La coalición expulsó al ISIS de la ciudad y después ocuparon el territorio, la reconstrucción de la ciudad no se ha sucedido y la gente sigue muriendo. Todos los días hay cadáveres bajo los escombros”, dijo Vasiliy Nebenzia.

Nebenzia llamó a los miembros del Consejo a respetar y restablecer las estructuras estatales en Al-Raqqa y terminar con el discurso en contra del gobierno de Al-Assad.

Por su parte la embajadora de Estados Unidos ante el Consejo Económico y Social de la ONU, en reemplazo de Nikki Haley, Kelly Currie, le respondió al representante ruso diciendo que la coalición, que cuenta con 75 miembros, se encontraba asistiendo humanitariamente a los civiles, retirando remanentes explosivos de la guerra y capacitando a los locales para hacerlo.

“Mientras nosotros derrotábamos al ISIS y lográbamos una ganancia real para los sirios , el régimen de Assad estaba ocupado bombardeando civiles en el este de Guta, Aleppo y Idlib. En Al-Raqqa efectuamos una evacuación barrio por barrio y hemos puesto de manifiesto que  apoyamos la entrega humanitaria de las Naciones Unidas en Rukban. Sin embargo la demora de esta ayuda continúa siendo culpa del gobierno de Assad, como siempre, porque seguimos esperando su autorización”, expresó.