Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El Angelus del Papa. La contemplación y la acción.

Ángelus Papa Francisco El Papa saluda a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro a la hora del Ángelus dominical  (Vatican Media)

Papa: sabiduría del corazón es combinar contemplación y la acción

Antes de recitar la oración mariana del Ángelus, el Santo Padre comenta el pasaje del evangelista Lucas que narra la visita de Jesús a la casa de Marta y María. Y en el Tweet de hoy invita a pedir “la gracia de amar y servir a Dios y a los hermanos con las manos de Marta y el corazón de María”

María Cecilia Mutual – Ciudad del Vaticano

Contemplación y acción. La sabiduría del corazón está en el saber conjugar estas dos actitudes, siguiendo el ejemplo de María y Marta, que reciben a Jesús en casa. Lo afirmó el Papa Francisco antes de guiar la oración del Ángelus de este décimo sexto domingo del tiempo ordinario. Dirigiéndose a los peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro no obstante el sol ardiente de julio, el Pontífice comenta el pasaje del Evangelio de san Lucas que relata la visita de Jesús a la casa de Marta y María, hermanas de Lázaro, recordando que María se sienta a los pies de Jesús para escucharlo, porque “no quiere perder ninguna de sus palabras” mientras a Marta “los servicios la cautivan”.

El Señor siempre nos sorprende

Francisco precisa que cuando el Señor viene a visitarnos a nuestra vida,  “todo debe ser dejado de lado”, porque “su presencia y su palabra están por encima de todo lo demás”. “El Señor siempre nos sorprende” – asegura – y “cuando realmente lo escuchamos, las nubes se disipan, las dudas dan paso a la verdad, los miedos a la serenidad, y las diferentes situaciones de la vida encuentran su justo lugar”.

Saber escoger la mejor parte

“Se trata de hacer una pausa durante la jornada, de recogerse en silencio para dar cabida al Señor que ‘pasa’ – prosigue Francisco – y encontrar el valor de permanecer un poco ‘al margen’ con Él, para volver después, con más serenidad y eficacia, a las cosas de la vida cotidiana”.

El Obispo de Roma afirma que Jesús, alabando el comportamiento de María, es como si repitiera a cada uno de nosotros:

“ No te dejes abrumar por las cosas que tengas que hacer, sino escucha ante todo la voz del Señor, para llevar a cabo bien las tareas que la vida te asigna ”

El carisma de la hospitalidad

El Papa comenta seguidamente las palabras de Jesús a Marta, que fue quien recibió a Jesús y “tenía el carisma de la hospitalidad”: “Marta, Marta, estás ansiosa y agitada por muchas cosas”. Con estas palabras, – precisa Francisco – Él ciertamente no pretende condenar la actitud del servicio, sino más bien la ansiedad con la que a veces se la vive. También nosotros compartimos la preocupación de Santa Marta y, siguiendo su ejemplo, nos proponemos hacer que en nuestras familias y en nuestras comunidades se viva el sentido de la acogida, de la fraternidad, para que cada uno pueda sentirse “como en casa”, especialmente los pequeños y los pobres”.

María y Marta nos muestran el camino

Por eso, continúa el Santo Padre, “el Evangelio de hoy nos recuerda que la sabiduría del corazón reside precisamente en saber combinar estos dos elementos: la contemplación y la acción”, y “si queremos saborear la vida con alegría”, por una parte, “debemos ‘estar a los pies’ de Jesús, para escucharlo mientras nos revela el secreto de todo; y por otra, estar atentos y dispuestos a la hospitalidad, cuando Él pasa y llama a nuestra puerta, con el rostro del amigo que tiene necesidad de un momento de descanso y de fraternidad”.

De ahí su oración final: “Que María Santísima, Madre de la Iglesia, nos conceda la gracia de amar y servir a Dios y a los hermanos con las manos de Marta y el corazón de María, para que permaneciendo siempre en la escucha de Cristo podamos ser artesanos de paz y esperanza”.

Después de la oración mariana, antes de saludar a los peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro, el Papa quiso recordar los cincuenta años del alunizaje del hombre:

“ Queridos hermanos y hermanas, hace cincuenta años, como ayer, el hombre pisó la luna, realizando un sueño extraordinario. Que el recuerdo de este gran paso de la humanidad encienda el deseo de progresar juntos hacia metas aún mayores: más dignidad para los débiles, más justicia entre los pueblos, más futuro para nuestra casa común. ”

Seguidamente, saludó como de costumbre a los fieles presentes en la plaza, romanos y peregrinos, dirigiendo un saludo especial a  las novicias de las Hijas de María Auxiliadora procedentes de diversos países:

“Las saludo de manera especial y espero que algunas de ustedes irán a la Patagonia: ¡hay tanta necesidad de trabajar allí”. 

El cordial saludo del Papa fue también para los alumnos del Colegio Cristo Rey de Asunción (Paraguay); los seminaristas y a los formadores de la Obra Don Guanella de Iaşi (Rumania); los jóvenes de Chiry-Ourscamp (Francia) y a los fieles de Cantù. A todos ellos Francisco les deseó un feliz domingo, con la habitual recomendación: “no se olviden de rezar por mí”.


Deja un comentario

Oración del Papa por el pueblo venezolano

El Papa en el ÁngelusEl Papa en el Ángelus  (Vatican Media)

Venezuela. El Papa: se llegue a un acuerdo que ponga fin al sufrimiento

El Papa está cercano al pueblo venezolano que sufre por la prolongada crisis y pide que las partes involucradas lleguen lo antes posible a un acuerdo que ponga fin al sufrimiento de la gente

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

En los saludos tras el Ángelus, en el corazón del Papa, el dolor del pueblo venezolano, que sigue sufriendo por la crisis. El pedido del Papa al Señor es para que “inspire e ilumine a las partes involucradas, para que puedan lo antes posible llegar a un acuerdo que ponga fin al sufrimiento de la gente por el bien del País y de toda la región”. Éstas sus palabras:

Se llegue a un acuerdo lo antes posible

«Una vez más, quisiera expresar mi cercanía al amado pueblo venezolano, particularmente extenuado por la prolongada crisis. Pidamos al Señor que inspire e ilumine a las partes en causa, para que puedan llegar lo antes posible a un acuerdo que ponga fin al sufrimiento de la gente por el bien del país y de toda la región».

Urgente la entrada masiva y distribución de alimentos y medicinas

Los Obispos de la Conferencia Episcopal venezolana habían hecho pública su Exhortación Pastoral en el jueves 11 de julio, señalando entre otras cosas, la necesidad perentoria para la recuperación del país, de que “quienes se dedican al ejercicio de la política, o aspiren a hacerlo”, lo hagan como “una alta forma de caridad” que mire al bien común y no a los intereses particulares, pidiendo también, una vuelta a la Constitución. Apremiante ha sido el pedido de los prelados para que se permita la entrada masiva y distribución de la ayuda de alimentos y medicinas, con participación y supervisión internacional.

Solidaridad del CELAM

Solidaridad con el pueblo y la Iglesia venezolanos expresó el viernes el Consejo Episcopal Latinoamericano, al día siguiente de la exhortación pastoral de los Obispos de la Conferencia Episcopal venezolana pidiendo un “cambio de rumbo” para el país. El CELAM aseguró que toma “muy en cuenta” los señalamientos de los obispos del Venezuela respecto a “las decisiones urgentes que se deben tomar en Venezuela, en especial, de la necesidad de la gobernabilidad legítima que requiere el país” .

“Le manifestamos nuestra plena solidaridad con el pueblo y la Iglesia venezolanos, frente a la compleja y dramática situación política, económica y social que les toca vivir en estos difíciles tiempos, donde está en juego la democracia, derechos humanos y cuidado de la Creación de forma tan aguda, como la describen con mucha precisión en el Documento”, escribieron los prelados.


Deja un comentario

El Papa sobre los migrantes en el sexto aniversario de su visita a Lampedusa.

El Papa: Los migrantes son personas, no se trata de cuestiones sociales o migratorias

«¡Son personas, no se trata sólo de cuestiones sociales o migratorias! “No se trata sólo de migrantes”». Homilía del Papa Francisco en la Santa Misa por los Migrantes, con motivo del VI Aniversario de su Visita a la Isla italiana de Lampedusa.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“En este sexto aniversario de mi visita a Lampedusa, pienso en los ‘últimos’ que todos los días claman al Señor, pidiendo ser liberados de los males que los afligen. Son los últimos engañados y abandonados para morir en el desierto; son los últimos torturados, maltratados y violados en los campos de detención; son los últimos que desafían las olas de un mar despiadado; son los últimos dejados en campos de una acogida que es demasiado larga para ser llamada temporal”, lo dijo el Obispo de Roma en su homilía en la Santa Misa por los Migrantes, con motivo del VI Aniversario de su Visita a la Isla italiana de Lampedusa, celebrada en el Altar de la Catedra de la Basílica de San Pedro, este lunes 8 de julio de 2019.

“Hoy la Palabra de Dios nos habla de salvación y liberación”

Salvación: es Dios quien baja, se revela y salva

En su homilía, el Santo Padre comentando las lecturas bíblicas que fueron proclamadas en la celebración dijo que, la Palabra de Dios hoy nos habla de salvación y liberación. Refiriéndose a la salvación, el Pontífice recordó el viaje de Jacob desde Berseba a Jarán y el sueño que tuvo en el cual vio a los ángeles de Dios subir y bajar del cielo, y como este sueño se cumplió históricamente en la encarnación de Cristo. “La escalera – precisó el Papa – es una alegoría de la iniciativa divina que precede a todo movimiento humano. Es la antítesis de la torre de Babel, construida por hombres que con sus propias fuerzas querían alcanzar el cielo para convertirse en dioses. En este caso, por el contrario, es Dios quien ‘baja’, es el Señor quien se revela a sí mismo, es Dios quien salva. Y el Emmanuel, el Dios-con-nosotros, cumple la promesa de que el Señor y la humanidad se pertenezcan mutuamente, en el signo de un amor encarnado y misericordioso que da la vida en abundancia”.

“El Dios-con-nosotros, cumple la promesa de que el Señor y la humanidad se pertenezcan mutuamente, en el signo de un amor encarnado y misericordioso que da la vida en abundancia”

El refugio de los que invocan en la tribulación

Antes esta revelación, subrayó el Papa Francisco, Jacob realiza un acto de entrega al Señor, que se traduce en un compromiso de reconocimiento y adoración que marca un momento esencial en la historia de la salvación. “Como un eco de las palabras del patriarca – evidenció el Pontífice – hemos repetido en el Salmo: «Dios mío, confío en ti». Él es nuestro refugio y fortaleza, nuestro escudo y armadura, ancla en los momentos de prueba. El Señor es refugio para los fieles que lo invocan en la tribulación. Por lo demás – señaló el Papa – precisamente en estas situaciones es donde nuestra oración se vuelve más pura, cuando nos damos cuenta de que las seguridades que ofrece el mundo valen poco y no nos queda más que Dios. Sólo Dios abre el Cielo al que vive en la tierra. Sólo Dios salva”.

“Jesús revela a sus discípulos la necesidad de una opción preferencial por los últimos, que han de ser puestos en el primer lugar en el ejercicio de la caridad”

La liberación de la enfermedad y la muerte

Es precisamente, este confiar de modo total y extremo, agregó el Santo Padre, lo que une al jefe de la sinagoga y a la mujer enferma en el Evangelio. Son episodios de liberación. Ambos se acercan a Jesús para obtener de él lo que ningún otro les puede dar: la liberación de la enfermedad y la muerte. Por una parte, tenemos a la hija de una de las autoridades de la ciudad; por otra, tenemos a una mujer que padece una enfermedad que la convierte en una excluida, una marginada, una persona impura. Pero Jesús no hace distinciones: la liberación se concede generosamente en ambos casos. La necesidad coloca a las dos, a la mujer y a la niña, entre esos “últimos” que hay que amar y levantar.

“San Juan Pablo II: «los “pobres”, en las múltiples dimensiones de la pobreza, son los oprimidos, los marginados, los ancianos, los enfermos, los pequeños y cuantos son considerados y tratados como los “últimos” en la sociedad» (Exhort. ap. Vita consecrata, 82)”

Los últimos claman pidiendo ser liberados

En este sexto aniversario de mi visita a Lampedusa, señaló el Papa Francisco, pienso en los “últimos” que todos los días claman al Señor, pidiendo ser liberados de los males que los afligen. “Son los últimos engañados y abandonados para morir en el desierto; son los últimos torturados, maltratados y violados en los campos de detención; son los últimos que desafían las olas de un mar despiadado; son los últimos dejados en campos de una acogida que es demasiado larga para ser llamada temporal. Son sólo algunos de los últimos que Jesús nos pide que amemos y ayudemos a levantarse”.

“¡Son personas, no se trata sólo de cuestiones sociales o migratorias! “No se trata sólo de migrantes”, en el doble sentido de que los migrantes son antes que nada seres humanos, y que hoy son el símbolo de todos los descartados de la sociedad globalizada”

“No se trata sólo de migrantes”

Desafortunadamente, agregó el Santo Padre, las periferias existenciales de nuestras ciudades están densamente pobladas por personas descartadas, marginadas, oprimidas, discriminadas, abusadas, explotadas, abandonadas, pobres y sufrientes. En el espíritu de las Bienaventuranzas, estamos llamados a consolarlas en sus aflicciones y a ofrecerles misericordia; a saciar su hambre y sed de justicia; a que sientan la paternidad premurosa de Dios; a mostrarles el camino al Reino de los Cielos. ¡Son personas, no se trata sólo de cuestiones sociales o migratorias! “No se trata sólo de migrantes”, en el doble sentido de que los migrantes son antes que nada seres humanos, y que hoy son el símbolo de todos los descartados de la sociedad globalizada.

“Una gran responsabilidad, de la que nadie puede estar exento si queremos llevar a cabo la misión de salvación y liberación a la que el mismo Señor nos ha llamado a colaborar”

Se requiere compromiso, esfuerzo y gracia

Antes de concluir su homilía, el Papa Francisco precisó que, parece como algo natural el retomar la imagen de la escalera de Jacob, señalando que en Jesucristo, la conexión entre la tierra y el cielo es segura y accesible para todos. “Pero subir los escalones de esta escalera requiere compromiso, esfuerzo y gracia. Hay que ayudar a los más débiles y vulnerables. Me gusta pensar, entonces, que podríamos ser nosotros aquellos ángeles que suben y bajan, tomando bajo el brazo a los pequeños, los cojos, los enfermos, los excluidos: los últimos, que de otra manera se quedarían atrás y verían sólo las miserias de la tierra, sin descubrir ya desde este momento algún resplandor del cielo”. Finalmente, el Santo Padre agradeció a los diferentes inmigrantes que han llegado recientemente y que ya están ayudando a los hermanos y hermanas que han venido recientemente. “Quiero agradecerles por este hermoso signo de humanidad, gratitud y solidaridad”.

Homilía del Papa Francisco


Deja un comentario

El angelus del Papa y los problemas actuales del mundo.

Papa Francisco desde el Balcón del Palacio Apostólico. Papa Francisco desde el Balcón del Palacio Apostólico.   (Vatican Media)

Papa, Ángelus: La misión no es proselitismo, sino anuncio y testimonio

El Pontífice recuerda las características de la misión dadas por Jesús y asegura que la misión se basa en la oración, requiere desapego y pobreza y que no es proselitismo, sino anuncio y testimonio.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

“La alegría de ser discípulos de Jesús” es el tema sobre el que ha reflexionado este mediodía el Pontífice antes de rezar la oración mariana del Ángelus. Se trata – ha explicado – de la alegría de ese “don” que hace de cada discípulo un misionero, también de la alegría de aquel “que camina en compañía del Señor Jesús, que aprende de Él a gastarse sin reservas por los demás, libre de sí mismo y de sus propias posesiones”.

La misión de la Iglesia

Además, es un tema con el que, apoyándose en la página del Evangelio de hoy – que presenta como Jesús, además de los doce apóstoles, envía a setenta y dos discípulos en misión – ha explicado ante los fieles presentes la importancia de la misión: “El número setenta y dos probablemente indica todas las naciones. En efecto, en el libro del Génesis se mencionan setenta y dos naciones diferentes. Así pues, este envío prefigura la misión de la Iglesia de proclamar el Evangelio a todas las naciones”.

Las oraciones deben ser de carácter universal, no personal

Francisco también ha señalado que esta petición de Jesús “es siempre válida” y por tanto, siempre debemos rezar al “dueño de la mies”, es decir, a Dios Padre, “para que envíe obreros a trabajar en su campo que es el mundo”. Pero – puntualiza – este rezo debe hacerse “con el corazón abierto” y con “con actitud misionera”, y no debemos limitarnos “sólo a nuestras necesidades”; “una oración es verdaderamente cristiana si también tiene una dimensión universal” ha recordado.

Características de la misión dadas por Jesús

Después el Papa ha recordado las características de la misión dadas por Jesús a los setenta y dos discípulos: “La primera – ya la hemos visto –:  orar; la segunda: ir; y después: no llevar una bolsa, o una alforja…; digan: “Paz a esta casa”… quédense en esa casa… No pasen de una casa a otra; curen a los enfermos y díganles: “El Reino de Dios está cerca de ustedes”; y, si no los acogen, salgan a las plazas y despídanse”.

La misión se basa en la oración

Por último, el Pontífice explica que estas características muestran “que la misión se basa en la oración”, que es “itinerante”, “que requiere desapego y pobreza” y “que lleva paz y sanación, signos de la cercanía del Reino de Dios”. Aunque también muestran – concluye – “que no es proselitismo sino anuncio y testimonio” y que también requiere “la franqueza y la libertad evangélica para irse, subrayando la responsabilidad de haber rechazado el mensaje de la salvación, pero sin condenas ni maldiciones”


Deja un comentario

La visita de Putin hoy al Papa. Nota histórica sobre las relaciones Rusia-Vaticano.

2019.07.04 Vladimir Putin Presidente della Federazione RussaEl Santo Padre y el presidente de la Federación Rusa.  (Vatican Media)

El Papa recibe al presidente ruso Vladimir Putin: una hora de charla

Tal como informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, durante las cordiales conversaciones, ambas partes expresaron su satisfacción por el desarrollo de las relaciones bilaterales, que se han visto reforzadas hoy con la firma de un protocolo de entendimiento relativo a la colaboración entre el Hospital “Bambino Gesù” y los Hospitales Infantiles de la Federación Rusa. También se abordaron algunas cuestiones de importancia para la vida de la Iglesia Católica en Rusia.

Ciudad del Vaticano

La audiencia en el Vaticano del Papa Francisco con el Presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, duró alrededor de una hora. La conversación privada tuvo lugar en la sala de la biblioteca, tras la llegada del jefe del Kremlin poco después de las 14 horas al Palacio Apostólico, precedido por el Ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serghei Lavrov. Al final, se llevó a cabo el encuentro del mandatario ruso con el Cardenal Parolin y el Arzobispo Gallagher.

Tal como informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, durante las cordiales conversaciones, ambas partes expresaron su satisfacción por el desarrollo de las relaciones bilaterales, que se han visto reforzadas hoy con la firma de un protocolo de entendimiento relativo a la colaboración entre el Hospital “Bambino Gesù” y los Hospitales Infantiles de la Federación Rusa. También se abordaron algunas cuestiones de importancia para la vida de la Iglesia Católica en Rusia.

En el transcurso de la conversación se discutió la cuestión ecológica y algunos temas internacionales de actualidad, con especial referencia a Siria, Ucrania y Venezuela.

Las visitas de Vladimir Putin al Vaticano

La de hoy constituye la sexta visita del Presidente Putin a la Ciudad del Vaticano y la tercera audiencia con el Papa Francisco.

El 5 de junio de 2000: Juan Pablo II recibe en audiencia al Presidente ruso Vladimir Putin. “El encuentro privado – declaraba el entonces  Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Navarro Valls – prosiguió ante la presencia de Su Eminencia el Cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado, S.E. Mons. Jean-Louis Tauran, Secretario para las Relaciones con los Estados, y S.E. Igor Ivanov, Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa. Durante las conversaciones se revisó el papel de la Santa Sede y de Rusia en el proceso de integración entre Oriente y Occidente, en el que, en opinión del Presidente Putin, la misión de la Santa Sede es particularmente importante. Se prestó especial atención a los problemas del desarme y a la situación internacional”.

5 de noviembre de 2003: Juan Pablo II recibe en audiencia al Presidente ruso Vladimir Putin. “El Santo Padre – declaraba el Director de la Oficina de Prensa Navarro Valls – quiso que en la sala de reuniones fuera colocado el Sagrado Icono de la Virgen de Kazán, que mostró al Presidente Putin. El encuentro, muy cordial, duró 30 minutos. El Papa y el Presidente recordaron su reunión anterior. ‘Si bien han transcurrido algunos años – dijo el Presidente Putin – me parece que fue ayer’. Durante las conversaciones se trataron temas de interés mutuo y, en especial, la situación de los católicos en Rusia y sus estructuras eclesiásticas. Ambas partes manifestaron su deseo de un desarrollo positivo en el diálogo entre la Santa Sede y el Patriarcado de Moscú. Entre los temas internacionales que se trataron se produjo un intercambio de opiniones sobre el conflicto en Tierra Santa y sobre la cuestión iraquí. Al mismo tiempo, el Cardenal Secretario de Estado, Angelo Sodano, se reunió con el Ministro de Asuntos Exteriores, Igor Ivanov, y con los demás Ministros del séquito. También durante esta conversación hubo un intercambio de opiniones sobre la situación del diálogo ecuménico entre católicos y ortodoxos. Por último, se examinaron las nuevas iniciativas que se están estudiando en favor de la paz en Tierra Santa e Irak”.

13 de marzo de 2007: Benedicto XVI recibe en audiencia al Presidente Putin. Se examinaron algunos temas bilaterales de interés común, atinentes también a las relaciones entre la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa, con especial atención a los problemas del extremismo y la intolerancia.

25 de noviembre de 2013: El Papa Francisco recibe en audiencia al Presidente Vladimir Putin. “Durante las cordiales conversaciones – informa a la Oficina de Prensa de la Santa Sede – se prestó especial atención a la búsqueda de la paz en Oriente Medio y a la grave situación en Siria. Se subrayó asimismo la urgente necesidad de poner fin a las violencias y de prestar la asistencia humanitaria necesaria a la población, así como de fomentar iniciativas concretas para una solución pacífica del conflicto, que privilegie la vía de la negociación e implique a los diversos componentes étnicos y religiosos, reconociendo su papel indispensable en la sociedad”.

10 de junio de 2015: El Papa Francisco recibe en audiencia al Presidente Putin. La conversación privada, en la Biblioteca del Palacio Apostólico, duró aproximadamente 50 minutos, dedicados principalmente al conflicto en curso en Ucrania y a la situación en Oriente Medio. Se subraya la urgencia de buscar la paz.

Asimismo se recuerda:

21 – 23 de agosto de 2017: Visita a Rusia del Cardenal Pietro Parolin, la primera para un Secretario de Estado del Vaticano después de 18 años. En vísperas del viaje, el Cardenal declaró a la agencia Tass que el encuentro con la jerarquía ortodoxa “atestigua la apertura que se ha establecido en los últimos años, hasta el encuentro del año pasado en La Habana” entre el Papa Francisco y el Patriarca Kirill. El encuentro – observaba – sirvió para “dar ojos nuevos para verse no prevalecientemente con el telón de fondo del pasado”, sino en la “comunión deseada y buscada”.

La visita se inauguró con una conversación con el Metropolita Hilarión, Presidente del Departamento para las Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú, un encuentro que tuvo lugar en un clima “muy constructivo”, en el que, como explicó el Cardenal Parolin al término del coloquio, también se abordaron “temas espinosos”, pero “siempre con la voluntad de construir y superar las dificultades que existen”. Entre ellos, el tema de Ucrania que, “con la cuestión de la comunidad greco-católica pero en comunión con Roma, sigue siendo para la Iglesia rusa de rito ortodoxo un obstáculo para el desarrollo de las relaciones con la Iglesia católica”.

Uno de los momentos centrales de la visita fue después el encuentro con el Patriarca Kirill en el Monasterio de Danilovsky. Entre los principales temas que se abordaron figuraba aún el conflicto en Ucrania. “La Iglesia no puede desempeñar otro papel que el de la paz cuando las personas están en conflicto entre sí”, dijo a este propósito el Patriarca Kirill, manifestando su aprecio por “el hecho de que esta vez, una vez más, hayamos encontrado comprensión mutua sobre el papel que nuestras iglesias deben desempeñar en la reconciliación de la población de Ucrania”. Otro frente común mencionado durante el encuentro fue Oriente Medio.  “La colaboración entre las Iglesias Ortodoxa y Católica en la asistencia humanitaria a las poblaciones que sufren por los conflictos en Oriente Medio puede ser un importante factor de unión”, declaraba el Patriarca de Moscú, añadiendo que la cooperación en el campo humanitario puede crear la base para proyectos conjuntos en la región.

Durante el encuentro se habló también del traslado temporal a Rusia de las reliquias de San Nicolás, ejemplo de ese “ecumenismo de santidad” que une, subrayaba el Cardenal Parolin. Libertad condicional. El Secretario de Estado también se reunió con los obispos católicos rusos, el Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serghei Lavrov, y el Presidente Vladimir Putin en Sochi.

Photogallery


Deja un comentario

Papa Francisco: mensaje para la jornada del migrante y el refugiado (Sept. 29)

Videomensaje del Papa para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado

Se hizo público el mensaje en video que el Papa ha realizado en preparación para esta próxima Jornada Mundial que se celebrará el 29 de septiembre, ocasión para la cual eligió el tema de “No se trata sólo de migrantes”

Ciudad del Vaticano

La Iglesia celebra la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado desde 1914 como ocasión para expresar su preocupación por las diferentes categorías de personas vulnerables en movimiento; para rezar por los desafíos a los que se enfrentan y para sensibilizar acerca de las oportunidades que ofrecen las migraciones.

Mediante el tema que el Santo Padre eligió este año – “No se trata sólo de migrantes” – Francisco insiste en que nadie debe permanecer excluido de la sociedad, independientemente del tiempo que una persona lleve residiendo en un determinado país.

“No se trata sólo de los migrantes”

A través de esta iniciativa prosigue la campaña de comunicación lanzada por la Sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio Humano Integral  con ocasión de la 105ª edición de la próxima Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado (JMMR), que se celebrará el domingo 29 de septiembre.

En efecto, cada mes, la campaña ofrece reflexiones, profundizaciones y recursos para la promoción de diversas actividades pastorales sobre temas inherentes a esta JMMR, que abordarán varios subtemas con diferentes textos e imágenes. Los dos primeros subtemas tratados fueron: “También se trata de nuestros miedos” y “También se trata de la caridad” . Mientras el nuevo subtema es “Se trata de nuestra humanidad”.

Cabe destacar que este tema y los subtemas forman parte integrante del Mensaje del Santo Padre Francisco para la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, que se hizo público el pasado 7 de mayo.

Texto del Videomensaje

«Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en los cielos el rostro de mi Padre celestial» (Mt 18,10). No se trata sólo de migrantes: se trata de no excluir a nadie. El mundo actual cada día es más elitista y cada día es más cruel con los excluidos. Los países en vías de desarrollo siguen agotando sus mejores recursos naturales y humanos en beneficio de unos pocos mercados privilegiados. Las guerras afectan sólo a algunas regiones del mundo; sin embargo, la fabricación de armas y su venta se lleva a cabo en otras regiones, que luego no requieren hacerse cargo de los refugiados, no quieren, no lo aceptan esos refugiados que dichos conflictos bélicos generan.

Muchas veces se habla de paz pero se venden armas. ¿Podemos hablar de una hipocresía en este lenguaje? Quienes padecen las consecuencias son siempre los pequeños, los pobres, los más vulnerables, a quienes se les impide sentarse a la mesa y se les deja sólo las “migajas” del banquete (cf. Lc 16, 19-21). La Iglesia «en salida […] sabe tomar la iniciativa sin miedo, salir al encuentro, buscar a los lejanos y llegar a los cruces de los caminos para invitar a los excluidos» (Exhortación apostólica Evangelii gaudium, 24), a los que nosotros mismos estamos excluyendo como sociedad.

El desarrollo exclusivista hace que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres. El auténtico desarrollo es aquel que pretende incluir – es inclusivo – pretende incluir a todos los hombres y mujeres del mundo, promoviendo su crecimiento integral, y preocupándose también por las generaciones futuras. El verdadero desarrollo es inclusivo y fecundo, lanzado hacia el futuro.


Deja un comentario

Encuentro Papa Francisco y Presidente Putin el 4 de julio

Papa Francisco y Presidente PutinPapa Francisco y Presidente Putin 

Encuentro Papa Francisco-Putin. Monseñor Pezzi, es un signo de diálogo

Entrevista con el Arzobispo de Moscú sobre el encuentro del 4 de julio en el Vaticano entre el Papa Francisco y el Presidente ruso. “En los temas en discusión, la paz y la defensa de la creación no faltarán -afirma-. ¿La invitación del Papa a Moscú? Deseable, pero no creo que esté en la agenda de Putin. Primero se necesita el consentimiento de la Iglesia Ortodoxa”

Federico Piana – Ciudad del Vaticano

Paolo Pezzi es Arzobispo Metropolitano de la Madre de Dios en Moscú y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de la Federación Rusa. Está entusiasmado con el próximo encuentro entre el Papa Francisco y el Presidente ruso, Vladimir Putin, previsto para el 4 de julio en el Vaticano. “Es la continuación de un diálogo que comenzó hace mucho tiempo. Aunque no conozco el orden del día de la reunión, puedo imaginar que en la mesa de discusión habrá temas queridos por el Santo Padre: el progreso de la paz, la salvaguarda de la casa común, la defensa de la creación” trata de plantear como hipótesis al prelado.

El encuentro entre el Papa y el Presidente ruso será el tercer cara a cara: el primero tuvo lugar el 25 de noviembre de 2013, el segundo poco menos de dos años después, el 10 de junio de 2015. La Santa Sede y la Federación Rusa restablecieron plenas relaciones diplomáticas en 2009. En 1990 habían establecido relaciones bilaterales.

Mons. Pezzi, no cabe duda de que el tema de la paz, dada la creciente inestabilidad en el mundo, no faltará en el orden del día de la nueva reunión.

R. – Absolutamente. También porque sabemos bien que Rusia es una nación esencial para la paz, que puede permitir el logro de un objetivo tan importante. Y luego el Papa está muy interesado en la paz entre los pueblos. Lo ha repetido a menudo.

¿Es posible que el Presidente ruso, durante esta reunión, invite al Papa a Rusia?

R. – Personalmente creo que es deseable. Pero no creo que esté en las intenciones de Vladimir Putin. Al Papa Francisco le importa que, en una nación determinada, es el poder político el que hace una invitación formal. Pero sobre todo debe ser la realidad religiosa de ese lugar la que debe estar interesada en tener al Papa como invitado. Y hasta ahora me parece que, por parte de la Iglesia Ortodoxa en Rusia, el elemento religioso más significativo, no hay una invitación oficial. Así que no creo que el Presidente ruso pueda dar ese paso por su propia voluntad sin el apoyo claro de la Iglesia Ortodoxa.