Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

USA: el racismo y la iglesia católica.

Catholic bishops take on racism in society and the church

This article appears in the USCCB Fall 2017 feature series. View the full series.

20171113T1429-0314-CNS-BISHOPS-MEETING.jpg

Bishop George Murry of Youngstown, Ohio, chair of the U.S. bishops’ Ad Hoc Committee Against Racism, listens Nov. 13 during the fall general assembly of the U.S. Conference of Catholic Bishops in Baltimore. (CNS/Bob Roller)

BALTIMORE — The head of the U.S. Catholic bishops’ anti-racism task force told his colleagues that racism “lives in a particular and pernicious way” in the United States.

“Christ wishes to break down the walls created by the evils of racism,” Bishop George Murry of Youngstown told the bishops on Monday (Nov. 13) as they gathered in Baltimore for their annual November meeting.

“Racism still exists and has found a troubling resurgence in recent years,” he said, noting the “white supremacists and neo-Nazis [who] marched with hate-inspired messages in Charlottesville, Virginia,” in August.

“The hatred that is often in hiding for some was on full display,” said Murry, who is African-American.

NCR-Podcast-logo_web.jpg
Our weekly podcast takes an in-depth look at the week’s news. Sign up for email notifications when new episodes publish.

Murry is chair of the U.S. Bishops Ad Hoc Committee Against Racism, which was established after Charlottesville by Cardinal Daniel DiNardo, archbishop of Galveston-Houston and president of the U.S. Conference of Catholic Bishops (USCCB).

Without naming names, Murry acknowledged that “some leaders and institutions within the Church have, at times, been part of the problem or failed to live up to our teaching in resisting racism.”

“But the Church as an institution and Catholics in all walks of life have also dedicated themselves, arm-in-arm with many others, to rooting out racism throughout the years,” he said.

He recalled the 1979 pastoral letter, “Brothers and Sisters to Us,” where the U.S. Bishops wrote: “Racism is a sin: a sin that divides the human family, blots out the image of God among specific members of that family, and violates the fundamental human dignity of those called to be children of the same Father.”

Since its creation in August, the Ad Hoc Committee has worked with the USCCB staff to produce resources to assist in preaching and teaching against racism, some of which is available on the USCCB website.

The committee is also planning a national ecumenical and interfaith convening to take place in 2018, reported Murry. “This event is meant to begin a series of listening sessions and dialogues about racism within and outside of the Church, including its roots and impacts — spiritual and civil, individual and structural.”

Murry also reported meeting with members of Congress and their staffs to “learn about the work that is already being done, as we consider ideas about how best to go forward.”

[Jesuit Fr. Thomas Reese is a columnist for Religion News Service and author of Inside the Vatican: The Politics and Organization of the Catholic Church.]

Editor’s noteSign up to receive free newsletters, and we will notify you when new columns by Fr. Reese are out.

Anuncios


Deja un comentario

Preocupación del Papa por Jerusalén y la actitud del presidente USA

Jerusalén; el Papa pide evitar nuevas tensiones en un mundo convulso

En vista del anuncio de Trump sobre la embajada estadounidense, Mahmoud Abbas llama por teléfono a Francisco. En la Audiencia general se dijo profundamente preocupado y pidió respetar el “Status quo”

Jerusalén

91
0
Pubblicato il 06/12/2017
Ultima modifica il 06/12/2017 alle ore 11:12
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

El Papa expresó su «profunda preocupación» por Jerusalén, en el día en el que el presidente estadounidense Donald Trump debería anunciar el traslado de la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén. Lo hizo llamando, al final de la audiencia general de hoy, 6 de diciembre de 2017 , a respetar el “Status quo” de la ciudad, que tiene una vocación «especial a la paz» y es «sacra para los hebreos, cristianos y musulmanes». Francisco indicó que espera que prevalezcan «la sabiduría y la prudencia, para evitar añadir nuevos elementos de tensión en un panorama mundial de por sí convulso y marcado por muchos y crueles conflictos».

 

El presidente palestino Mahmoud Abbas llemó por teléfono ayer al Papa y hoy por la mañana, antes de la Audiencia general, Francisco recibió al Comité permanente para el Diálogo con personalidades religiosas de Palestina.

 

 

REUTERS

 

«Mi pensamiento ahora va a Jerusalén», dijo el Papa al final de la catequesis en el Aula Pablo VI. «Al respecto, no puedo callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días y, al mismo tiempo, hacer un fuerte llamado para que se comprometan todos a respetar el “Status quo” de la ciudad, conforme a las pertinentes Resoluciones de las Naciones Unidas. Jerusalén es una ciudad única, sagrada para los hebreos, los cristianos y los musulmanes, que en ella veneran los Lugares Santos de las respectivas religiones, y tiene una vocación especial a la paz. Ruego al Señor que tal identidad sea preservada y reforzada para beneficio de la Tierra Santa, del Medio Oriente y del mundo entero, y que prevalezcan la sabiduría y la prudencia, para evitar añadir nuevos elementos de tensión en un panorama ya de por sí convulso y marcado por tantos y crueles conflictos».

 

Sobre la cuestión del traslado de la embajada de Estados Unidos a Jerusalén que el presidente estadounidense Donald Trump debería anunciar hoy, el presidente palestino Mahmoud Abbas llamó al Papa por teléfono. El director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, confirmó la noticia y especificó que la conversación forma parte de una serie de contactos que se han tenido con el Presidente de la ANP después de su entrevista con Trump.

 

Antes de la Audiencia general en el Aula Pablo VI, el Papa recibió en la salita que se encuentra al lado a los que participan en la reunión del Comité permanente para el diálogo con personalidades religiosas de Palestina: huésped del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, «vino al Vaticano –explicó él mismo– para explorar las vías para la creación de un Grupo de trabajo permanente para el diálogo entre este Dicasterio y la Comisión palestina para el Diálogo Interreligioso. Si para la Iglesia católica siempre es una alegría construir puentes de diálogo con comunidades, personas y organizaciones –insistió el Papa–, es ciertamente una alegría particular hacerlo con personalidades religiosas e intelectuales de Palestina».

 

«La Tierra Santa, para nosotros los cristianos, es la tierra por excelencia del diálogo entre Dios y la humanidad», dijo el Papa. «Un diálogo que culminó en Nazaret entre el Ángel Gabriel y la Virgen María, hecho al que se refiere también El Corán. El diálogo continúa en manera singular entre Jesús y su pueblo en representación de la humanidad entera. De hecho, Jesús es el Verbo de Dios y su hablar a los hombres y a las mujeres es, para retomar las palabras de un exponente musulmán, “el diálogo de Dios con la humanidad”. El diálogo se instaura a todos los niveles: consigo mismo, mediante la reflexión y la oración, en la familia, dentro de las comunidades religiosas, entre las diferentes comunidades religiosas y también con la sociedad civil. Su condición primaria –dijo Francisco– es el respeto recíproco y, al mismo tiempo, pretender consolidar este respeto para reconocer a todas las personas, en donde se encuentren, sus derechos. Del diálogo surge un mayor conocimiento recíproco, un mayor aprecio recíproco y una colaboración para conseguir el bien común y para una acción sinérgica para con las personas necesitadas, garantizándoles toda la asistencia necesaria».

 

«Espero –prosiguió el Papa– que sus consultas conduzcan a crear un espacio sincero de diálogo a favor de todos los elementos de la sociedad palestina, especialmente el elemento cristiano, teniendo en cuenta su exigua consistencia numérica y los desafíos a los que está llamada responder, especialmente en relación con a emigración. Estoy consciente de la atención que las Autoridades del Estado de Palestina, en particular el presidente Mahmoud Abbas, tienen hacia la comunidad cristiana, reconociendo su sitio y su papel en la sociedad palestina. Invoco sobre todos ustedes abundantes bendiciones y deseo paz y prosperidad para el pueblo palestino, para la Tierra Santa y para todo el Medio Oriente, tan amado por mí y por la Iglesia católica».


Deja un comentario

USA: consecuencias negativas de la política inmigratoria de Trump.

 

Republican presidential candidate Donald Trump speaks to supporters as he takes the stage for a campaign event in Dallas, Monday, Sept. 14, 2015. (AP Photo/LM Otero)

EE. UU.: Impacto devastador de la política inmigratoria de Trump

Las deportaciones violan derechos fundamentales

Imprimir


Deja un comentario

USA: algunos síntomas de racismo en la Iglesia católica: artículo de Thomas Reese, jesuita

Catholic bishops take on racism in society and the church

This article appears in the USCCB Fall 2017 feature series. View the full series.

20171113T1429-0314-CNS-BISHOPS-MEETING.jpg

Bishop George Murry of Youngstown, Ohio, chair of the U.S. bishops’ Ad Hoc Committee Against Racism, listens Nov. 13 during the fall general assembly of the U.S. Conference of Catholic Bishops in Baltimore. (CNS/Bob Roller)

BALTIMORE — The head of the U.S. Catholic bishops’ anti-racism task force told his colleagues that racism “lives in a particular and pernicious way” in the United States.

“Christ wishes to break down the walls created by the evils of racism,” Bishop George Murry of Youngstown told the bishops on Monday (Nov. 13) as they gathered in Baltimore for their annual November meeting.

“Racism still exists and has found a troubling resurgence in recent years,” he said, noting the “white supremacists and neo-Nazis [who] marched with hate-inspired messages in Charlottesville, Virginia,” in August.

“The hatred that is often in hiding for some was on full display,” said Murry, who is African-American.

A-Nation-Under-Trump.jpgSign up for NCR emails, and we’ll send you this complimentary eBook exploring the one-year anniversary of the election of President Donald Trump.

Murry is chair of the U.S. Bishops Ad Hoc Committee Against Racism, which was established after Charlottesville by Cardinal Daniel DiNardo, archbishop of Galveston-Houston and president of the U.S. Conference of Catholic Bishops (USCCB).

Without naming names, Murry acknowledged that “some leaders and institutions within the Church have, at times, been part of the problem or failed to live up to our teaching in resisting racism.”

“But the Church as an institution and Catholics in all walks of life have also dedicated themselves, arm-in-arm with many others, to rooting out racism throughout the years,” he said.

He recalled the 1979 pastoral letter, “Brothers and Sisters to Us,” where the U.S. Bishops wrote: “Racism is a sin: a sin that divides the human family, blots out the image of God among specific members of that family, and violates the fundamental human dignity of those called to be children of the same Father.”

Since its creation in August, the Ad Hoc Committee has worked with the USCCB staff to produce resources to assist in preaching and teaching against racism, some of which is available on the USCCB website.

The committee is also planning a national ecumenical and interfaith convening to take place in 2018, reported Murry. “This event is meant to begin a series of listening sessions and dialogues about racism within and outside of the Church, including its roots and impacts — spiritual and civil, individual and structural.”

Murry also reported meeting with members of Congress and their staffs to “learn about the work that is already being done, as we consider ideas about how best to go forward.”


Deja un comentario

El sistema de inmigración USA. Crítica de HRW

EE.UU.: El Congreso no debería financiar políticas abusivas

El video de Samantha Bee y Molly Crabapple explica el porqué

Imprimir


Deja un comentario

Los obispos norteamericanos ante el atentado en Texas

 
Dolor y condena de los obispos norteamericanos al tiroteo en la Iglesia Bautista

Lunes 6 Nov 2017 | 10:44 am

Vigilia con velas, después del tiroteo masivo en la Primera Iglesia Ba… ver más

Washington (Estados Unidos) (AICA): “

“Estamos en unidad con ustedes en este momento de terrible tragedia, en el que un lugar sagrado fue profanado hoy por una horrible violencia”, expresa la nota de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), firmada por su presidente, el cardenal Daniel DiNardo, enviada a la Primera Iglesia Bautista en Sutherland Springs, Texas, y a la comunidad en general después del tiroteo, durante los servicios del domingo, que se cobró la vida de al menos 27 personas e hirió a varias más.

Con el arzobispo de San Antonio, monseñor Gustavo García-Siller, “Extiendo mis oraciones y las oraciones de mis hermanos obispos por las víctimas, las familias, nuestros hermanos y hermanas bautistas, de hecho, a toda la comunidad de Sutherland Springs”, se lee en el texto.

El domingo 5 de noviembre un hombre armado ingresó a la iglesia bautista, alrededor de las 11.30, mientras unas 50 personas asistían a los servicios dominicales. Casi todos en la congregación recibieron disparos. Sutherland Springs está a 30 ó 40 millas al sureste de San Antonio.

La policía persiguió al atacante mientras huía de la iglesia y se informó que murió. El tirador fue descrito como un hombre blanco de unos 20 años. Por ahora se desconoce el motivo del ataque.

“Pedimos al Señor por la curación de los heridos, el eterno descanso de los que murieron y el consuelo de sus familias”, expresó el cardenal DiNardo en su nota.

“Este acontecimiento incomprensiblemente trágico se une a una lista cada vez mayor de tiroteos masivos, algunos de los cuales también se realizaron en iglesias mientras las personas adoraban y oraban”, agrega la nota de los obispos católicos.

“Debemos llegar a la firme determinación de que hay un problema grave en nuestra sociedad”, subrayó el purpurado.

“Una cultura de la vida no puede tolerar, y debe evitar, la violencia armada sin sentido en todas sus formas. Que el Señor de la paz nos envíe su espíritu de caridad y no violencia para alimentar su paz entre todos nosotros”, concluyó el cardenal DiNardo.+


Deja un comentario

USA: AMN.INT. En favor de un mexicano condenado a muerte.

Expertos de la ONU piden a EEUU que paralice la ejecución de un preso mexicano

06 de noviembre, 2017 — Dos expertos* en derechos humanos de la ONU han pedido al gobierno de EEUU que detenga la ejecución de un ciudadano mexicano.

Rubén Cárdenas Ramírez, de 47 años, fue condenado a pena de muerte en 1998 por el asesinato de su prima de 15 años, ocurrido un año antes.

Su ejecución está prevista para el 8 de noviembre a las 6 de la tarde, hora del centro de Estados Unidos.

Los expertos de la ONU tienen dudas de que recibiera un juicio justo y dicen que si la ejecución sigue adelante “el gobierno de Estados Unidos habrá aplicado la pena de muerte sin haber cumplido con los estándares de derechos humanos”.

“Sería equivalente a una privación arbitraria de la vida”, aseguran en un comunicado.

Por ello, piden que la sentencia se anule y que Cárdenas tenga un nuevo juicio que cumpla con los estándares internacionales de debido proceso y juicio justo.

Cárdenas no tuvo acceso a un abogado durante 11 días tras ser detenido. Algunas de las declaraciones que hizo durante ese tiempo fueron usadas por los fiscales durante el juicio. Como ciudadano mexicano, Rubén Cárdenas tenía derecho a ponerse en contacto con el consulado de México para recibir asistencia “sin retraso alguno” después de su detención (artículo 36 de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares). Sin embargo, no le informaron de este derecho. Lo interrogaron y finalmente confesó, sin asistencia consular y sin un abogado que lo asesorara.

En 2004, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) resolvió que Estados Unidos violó la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares en el caso de Rubén Cárdenas y pidió al gobierno que reconsiderara el caso y la condena. La Comisión Interamericana de Derechos humanos también ha pedido un nuevo juicio.

*Agnes Callamard, relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias y Elina Steinerte , vicepresidenta del grupo de trabajo sobre detención arbitraria.

* Los relatores especiales y expertos independientes forman parte de lo que se conoce como los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos, es el nombre general de los mecanismos de investigación y monitoreo del Consejo de Derechos Humanos para hacer frente a situaciones concretas en países o a cuestiones temáticas en todo el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su labor. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual. Más información en:http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/SP/Pages/Welcomepage.aspx