Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Aclaraciones sobre el estado actual de la economía del Vaticano.

2019.01.11 Basílica de San Pedro2019.01.11 Basílica de San Pedro 

Galantino: “No hay alarma de default en el Vaticano”

En una entrevista con el periódico Avvenire, el Presidente de la APSA niega las reconstrucciones periodísticas que hablan de una Santa Sede al borde del colapso.

Ciudad del Vaticano

“Aquí no hay colapso o default. Solo hay necesidad de una revisión de los gastos. Y eso es lo que estamos haciendo. Puedo probártelo con números”. Así, el Presidente de la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, APSA, el obispo Nunzio Galantino, entrevistado por el diario católico italiano Avvenire, desdramatiza los anticipos periodísticos de un nuevo libro sobre el Vaticano.

Después de explicar de dónde proceden los bienes gestionados por la APSA -en parte como resultado de la Convención Financiera anexa al Pacto de Letrán de 1929-, Galantino dijo que “la situación actual de la administración de la Santa Sede no es nada diferente de lo que ocurre en cualquier familia o incluso en los Estados de los diferentes continentes. En un momento dado se mira lo que se gasta, se ve lo que entra y se intenta reequilibrar los gastos”.

En cuanto al balance de la APSA, Monseñor Galantino desminitió que el resultado negativo sea consecuencia de “una gestión clientelar y sin reglas, de la contabilidad fantasma y del obstinado sabotaje a la acción del Papa”, como se ha escrito. “De hecho -explica- la gestión ordinaria de la APSA en 2018 cerró con un beneficio de más de 22 millones de euros. Los datos contables negativos se deben exclusivamente a una intervención extraordinaria destinada a salvar el funcionamiento de un hospital católico y los puestos de trabajo de sus empleados”.

Galantino también niega que la APSA tenga cuentas encriptadas o una contabilidad paralela. “Confirmo e insisto: La APSA no tiene cuentas secretas o encriptadas. Demuestren lo contrario. En la APSA tampoco hay cuentas de personas naturales u otras personas jurídicas, excepto los dicasterios de la Santa Sede, los órganos anexos y el Governatorato. Un Estado que no tiene impuestos o deuda pública solo tiene dos maneras de vivir. Obtener rédito de sus propios recursos y depender de las contribuciones de los fieles, incluso de los que están en el Óbolo di San Pietro. Aquí quieren que la Iglesia no tenga nada y que, en todo caso, dé un pago justo a sus empleados y responda a muchas necesidades, en primer lugar a las de los pobres. Es evidente que no puede ser así. Se necesita una revisión de los gastos para contener los costos de personal y la compra de materiales, y se está trabajando en ello con mucho cuidado y atención. Así que no hay alarma sobre el hipotético default. Más bien, hablamos de una realidad que se da cuenta de que hay que moderar los gastos. Como sucede en una buena familia o en un Estado serio”.

El presidente de la APSA proporciona datos sobre las propiedades gestionadas por su dicasterio: “Se trata de 2.400 apartamentos, la mayoría en Roma y Castel Gandolfo, y 600 entre tiendas y oficinas. Los que no generan ingresos son los apartamentos de servicio o las oficinas de la Curia. En cuanto a su valor de mercado, es imposible hacer una estimación. Tomemos los edificios de la Piazza Pio XII: ¿cuánto valen en la práctica? Si se convierten en un hotel de máximo lujo, es una cosa; si albergan las oficinas de la Curia Romana, tal y como lo hacen ahora, no valen nada. Además, alrededor del 60 por ciento de los apartamentos se alquilan a empleados que tienen necesidades, a los que se les cobra un alquiler reducido. Se trata de una forma de vivienda social. Si esto lo hacen las grandes empresas privadas, son acciones encomiables que cuidan del personal. Si lo hace el Vaticano, somos incompetentes, o peor aún, no sabemos cómo administrar el patrimonio”.

“Poner al Papa contra la Curia -concluye Galantino- es un cliché periodístico desgastado. Todos seguimos trabajando para equilibrar los ingresos y los gastos, y por eso tratamos de hacer exactamente y solo lo que el Papa quiere. Otras lecturas se acercan más al Código Da Vinci, es decir, una aproximación absolutamente novelesca a la realidad”.


Deja un comentario

Vaticano: Extraños fondos de la secretaria de Estado y graves responsabilidades.

Il palazzo del Vaticano nel cuore di Londra comprato con i soldi delle offerte per i poveri

La guerra per accaparrarsi 650 milioni di euro

CITTÀ DEL VATICANO. La Segreteria di Stato vaticano avrebbe fondi propri pari a 650 milioni di euro, che deriverebbero in parte dall’Obolo di San Pietro, le donazioni ricevute dal Papa per le opere di carità e il sostentamento della Curia romana. Un «gruzzolo» tutt’altro che esiguo, non collocato nelle casse dello Ior e dell’Apsa (Amministrazione patrimonio Sede apostolica), ma che sarebbe gestito in modo opaco, con operazioni speculative spericolate di dubbia eticità. È uno degli elementi più rilevanti che emerge dalle carte dell’inchiesta – ricevute e pubblicate da L’Espresso – dentro le sacre mura. Il promotore di Giustizia Gian Piero Milano e l’aggiunto Alessandro Diddi hanno individuato «gravi indizi di peculato, truffa, abuso d’ufficio, riciclaggio e autoriciclaggio» da parte di prelati e laici influenti. Mentre il revisore generale Alessandro Cassinis Righini, in pratica l’autorità anticorruzione, ipotizza «gravissimi reati» come appropriazione indebita, corruzione e favoreggiamento.

Per gestire il «tesoretto» la Segreteria di Stato ha chiesto «aiuto» soprattutto a Credit Suisse, «nelle cui filiali svizzere e italiane risulta versato circa il 77 per cento del patrimonio gestito». Sotto la lente d’ingrandimento della magistratura vaticana ci sono operazioni degli anni di governo degli ultimi due sostituti agli Affari generali, Angelo Becciu e l’attuale, il venezuelano Edgar Peña Parra, nominato da Francesco un anno fa.

Una figura chiave, non indagata, è monsignor Alberto Perlasca, che a fine luglio è stato spostato a un altro incarico per motivi non chiariti. Perlasca per anni ha amministrato in prima persona la «cassa» della Segreteria, da cui nel 2012 è partito l’investimento di 200 milioni nel fondo lussemburghese Athena Capital Global Opportunities, del finanziere Raffaele Mincione. In particolare sull’ormai famigerato immobile di pregio a Londra, di cui il Vaticano ha acquisito l’intera proprietà a fine 2018. Incaricato: il finanziere italiano nella City, Gianluigi Torzi, patron del fondo Jci. Chi guida in quel periodo la prima sezione della Segreteria è Becciu. Il suo nome aleggia, anche perché uno dei cinque dipendenti della Santa Sede «sospesi» dalla magistratura a inizio ottobre è monsignor Mauro Carlino, suo segretario personale a lungo. L’investimento a Londra non va bene, e nel frattempo al posto di Becciu arriva Peña Parra, che chiude con Mincione.

La vicenda giudiziaria per ora è culminata con la sospensione di 5 dipendenti della Santa Sede, tra cui un’altra figura importante: il direttore dell’Aif, l’autorità antiriciclaggio, Tommaso Di Ruzza, che avrebbe, secondo la magistratura, «confezionato e sottoscritto su carta intestata una lettera di “delega ad operare” a favore di Torzi in qualità di intermediario finanziario».

Becciu aveva anche in programma di destinare 250 milioni di dollari in una piattaforma petrolifera in Angola, dove era stato nunzio. Era l’operazione Falcon Oil. Sarà Mincione a segnalare che l’investimento sarebbe stato «antieconomico». Oltretevere si parla sempre più di «guerre per il tesoretto» della Segreteria di Stato. Lo Ior e l’Apsa vorrebbero gestire tutti i soldi dei dicasteri vaticani, anche perché, come si legge dalle carte, Credit Suisse ha bei guadagni.

Dalla Santa Sede per adesso nessun commento ufficiale. Ma a La Stampa un cardinale precisa che, al di là di eventuali azioni illegali, «è normale che si cerchi di investire i soldi dove possono rendere. Ed è chiaro che la Segreteria ha sempre cercato di investire per mantenere la struttura vaticana. L’Obolo di San Pietro è finalizzato al funzionamento della Santa Sede oltre che alla carità del Papa». Poi il porporato precisa: «Ed è normale che ogni Stato abbia fondi riservati per le emergenze».


Deja un comentario

Vaticano: ante los últimos escándalos financieros. El control funciona. Editorial.

EDITORIAL

Investigación en el Vaticano: leyes que funcionan y el flagelo mediático

Las investigaciones del poder judicial vaticano sobre algunos dirigentes de los órganos de la Santa Sede, atestiguan que los procesos iniciados por Benedicto XVI y llevados a cabo por su sucesor, funcionan. El sistema ha desarrollado los anticuerpos para reaccionar y el camino de las reformas de los organismos económico-financieros está bien dirigido. No obstante, las personas que están siendo investigadas tienen derecho a ser respetados por su dignidad.

Ciudad del Vaticano

La noticia de las investigaciones llevadas a cabo por el poder judicial vaticano sobre algunas personas al servicio de los órganos de la Santa Sede ha tenido, comprensiblemente, un eco considerable en los medios de comunicación. Entre las interpretaciones, comentarios y análisis que acompañaron la divulgación de las noticias por parte de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, no se ha subrayado suficientemente una evidencia: lo que sucedió atestigua concretamente que los procesos iniciados por Benedicto XVI y llevados a cabo por su sucesor, funcionan.

Es testimonio de que se están aplicando las nuevas leyes del Estado de la Ciudad del Vaticano y de que los órganos de control y revisión, así como los propios órganos controlados, pueden informar al poder judicial de cualquier anomalía pidiendo claridad. El doloroso procedimiento anunciado en estos días no es, por lo tanto, un síntoma del fracaso de un sistema. Al contrario, muestra que el sistema ha desarrollado los anticuerpos para reaccionar y que el camino de las reformas de los organismos económico-financieros está bien dirigido.

Pero hay que hacer una segunda consideración, igualmente importante, que hace referencia a lo que ocurrió al día siguiente de la divulgación de la nota de la Oficina de Prensa de la Santa Sede: las personas sometidas a las investigaciones han sido objeto de un verdadero escándalo mediático con la publicación de sus fotos, a pesar de que todavía no se han determinado las posibles responsabilidades. Las personas involucradas en la investigación tenían y tienen derecho a ser respetadas por su dignidad como hombres y mujeres, ya sean sacerdotes o padres y madres de familia.

El poder judicial vaticano ha iniciado investigaciones sobre los autores, desconocidos hasta la fecha, y sobre los métodos de esta deplorable revelación de información.


Deja un comentario

Escándalos financieros en el Vaticano. Se investiga

Transazioni milionarie sospette in Vaticano: sospesi cinque dirigenti

L’indagine riguarda alcune compravendite immobiliari all’estero, in particolare case di pregio a Londra. Papa Francesco al corrente dello scandalo: niente sconti a nessuno

CITTA’ DEL VATICANO. In Vaticano i cellulari squillano a vuoto o sono direttamente staccati. Le bocche sono cucite, anche quelle dei prelati solitamente più propensi a parlare con i media. Nessuno vuole commentare l’ennesimo scandalo finanziario che ha colpito la Santa Sede: la sospensione di cinque dirigenti, due in posizioni apicali, a seguito dell’inchiesta su operazioni finanziarie illecite.

Un provvedimento che giunge a ventiquattr’ore dal sequestro da parte di un gruppo di gendarmi di computer, documenti e altri apparati elettronici nella prima sezione della Segreteria di Stato vaticana, corrispondente ad una sorta di Ministero dell’Interno, e dell’Aif, l’Autorità di Informazione Finanziaria, authority istituita nel 2010 da Benedetto XVI per la lotta al riciclaggio e al finanziamento del terrorismo.

L’operazione in Segreteria di Stato è stata autorizzata dal Papa in persona dal momento si doveva superare un vincolo di giurisdizione in quanto il Palazzo Apostolico vaticano, dove l’ufficio ha sede, è affidato alla tutela delle Guardie svizzere. Quanto all’Aif è proprio il suo direttore, Tommaso Di Ruzza, ad essere stato sospeso «cautelativamente dal servizio».

Con lui anche monsignor Mauro Carlino, per anni segretario personale del cardinale Angelo Becciu, attuale prefetto della Congregazione dei Santi ed ex sostituto per gli Affari generali della Segreteria di Stato, tra i prelati più influenti nella Curia romana.  Carlino, il 26 luglio scorso, era stato nominato dal Papa alla guida della Sezione per gli Affari Generali della Segreteria di Stato, in sostituzione a monsignor Alberto Perlasca, nominato promotore di Giustizia al Tribunale della Segnatura Apostolica.I tre dipendenti sospesi sono invece: Vincenzo Mauriello, minutante dell’ufficio del protocollo della Segreteria di Stato; Fabrizio Tirabassi, minutante dell’ufficio amministrativo della Segreteria di Stato, che gestisce gli investimenti finanziari e si occupa, tra le altre cose, dell’Obolo di San Pietro; Caterina Sansone, addetta di amministrazione della Segreteria di Stato.

I loro nomi sono stati resi noti da L’Espresso che ha pubblicato una una nota firmata dal comandante della Gendarmeria, Domenico Giani, affissa in diversi punti delle mura leonine e inviata con stretto riserbo a tutto il personale. «I suddetti – si legge nel documento – potranno accedere nello Stato esclusivamente per recarsi presso la Direzione Sanità ed Igiene per i servizi connessi, ovvero se autorizzati dalla magistratura vaticana. Monsignor Mauro Carlino continuerà a risiedere presso la Domus Sanctae Marthae». Ovvero la struttura, finora utilizzata come un albergo interno al Vaticano, che Papa Francesco ha scelto come sua abitazione.

L’indagine della procura vaticana è solo all’inizio, ma, secondo quanto si apprende, al centro ci sarebbero alcune compravendite immobiliari milionarie all’estero, in particolare immobili di pregio a Londra, dove sarebbero coinvolte alcune “strane” società britanniche. Il periodo di riferimento è il 2011-2018, gli anni in cui rivestiva il ruolo di numero tre della Santa Sede monsignor Becciu. Il quale, riferiscono suoi stretti collaboratori, ha espresso tutto il suo sconcerto e la sua estraneità a questa vicenda della quale fa fatica a tracciare i contorni.

Gli investigatori starebbero inoltre analizzando proprio alcuni flussi finanziari sui conti su cui transita appunto l’Obolo di San Pietro, le offerte fatte dai fedeli e inviate al Papa per essere redistribuite a sostegno della missione della Chiesa e delle opere di carità, ma anche e soprattutto per il sostentamento dell’apparato vaticano. Nel 2015 i conti e gli investimenti da fondi provenienti dall’Obolo avevano raggiunto la somma record di quasi 400 milioni di euro. Ogni  spostamento di denaro adesso è sotto la lente dagli inquirenti per vedere se ci sia altro dietro ad alcune irregolarità ipotizzate.

La Santa Sede, ieri pomeriggio, in uno stringatissimo comunicato spiegava che tutta l’inchiesta «si ricollega alle denunce presentate agli inizi della scorsa estate dall’Istituto per le Opere di Religione e dall’ufficio del Revisore generale, riguardanti operazioni finanziarie compiute nel tempo».

Anche questo un dato curioso: i due vigilati – lo Ior, la banca vaticana da sempre al centro di scandali finanziari, che due giorni fa comunicava la sua adesione all’area unica dei pagamenti in euro, e il Revisore generale, ufficio cui è delegato l’audit interno su tutti i bilanci della Santa Sede e dei Dicasteri vaticani – accusano i due vigilanti.

Segno che qualcosa nei Sacri Palazzi sta cambiando e che si procede verso una maggiore trasparenza, come auspicato da Papa Francesco. Anche se non manca chi, più cinicamente, ipotizza che sotto questo fuoco incrociato si nasconda qualcosa di più grave. E che tutta questa vicenda, ancora fumosa, possa essere un preludio ad un terzo Vatileaks.


Deja un comentario

El Papa celebra la fiesta de S. Francisco de Asís en los jardines del Vaticano.

El Papa consagró el Sínodo para la Amazonía a San Francisco de Asís

Con una sugestiva celebración, en la Fiesta de San Francisco de Asís en los Jardines Vaticanos el Papa Francisco consagró el Sínodo sobre la Amazonía a la intercesión de San Francisco. También se llevó a cabo la plantación de un árbol como símbolo de la ecología integral.

Ciudad del Vaticano

En la fiesta de San Francisco de Asís se llevó a cabo en los Jardines Vaticanos una celebración en la que se consagró el Sínodo sobre la Amazonía a la intercesión del Santo de Asís, “ejemplo por excelencia del cuidado de lo que es débil y de una ecología integral”, tal como lo definiera el Papa Francisco en su Encíclica sobre el cuidado de la Creación, Laudato Si’.

La ceremonia estuvo marcada por cantos, danzas y gestos simbólicos de representantes de los pueblos originarios de la Amazonía, y por las reflexiones del cardenal Peter Turkson, Prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral, y del relator General del Sínodo, el Cardenal Claudio Hummes.

Con tierra tomada de lugares simbólicos – tierra del Tiempo de la creación del mundo, tierra de la Amazonía rica en cultura y tierra de la Amazonía bañada en la sangre de los mártires,  tierra proveniente de la India para recordar a las comunidades mundiales más vulnerables a la crisis climática y tierra que representa a los millones de refugiados y migrantes, con tierra representativa de los proyectos de desarrollo sostenible en el mundo y tierra “sedienta de justicia y paz”, con tierra proveniente de lugares donde hay tráfico de personas y de los lugares del “Fridays for Future” en representación de los jóvenes católicos de la generación de la Laudato Si’, y también con la tierra de lugares franciscanos –tras la entonación del “Cántico de las criaturas”, el Santo Padre Francisco acompañado por dos representantes de pueblos originarios, Ednamar de Oliveira Viana y José Cristo de Oliveira, y por el Card. Claudio Hummes y el Card. Lorenzo Baldisseri, procedieron a plantar un árbol de Asís en el corazón de la Iglesia Universal, como símbolo de la ecología integral.

En la conclusión de la elocuente celebración, el Romano Pontífice rezó un Padrenuestro y se despidió de los señores cardenales y de todos los presentes.


Deja un comentario

Crisis económica del Vaticano? Importante reunión el 20 sept.)

(Gentileza de Religión Digital)

El Papa pide a Marx medidas urgentes “para salvaguardar el futuro económico de la Santa Sede”

El Papa saluda al cardenal Marx

El Papa saluda al cardenal Marx

En una carta de mayo a la que ha tenido el Wall Street Journal, el Papa le solicita al purpurado alemán “todas las medidas que se consideren necesarias” y “que se apliquen lo antes posible”

“Informe a los jefes respectivos [de los departamentos del Vaticano] sobre la gravedad de la situación”, añadió Francisco, quien también convoca a una reunión urgente sobre las finanzas vaticanas el próximo 20 de septiembre

El Papa está preocupado por la deuda vaticana. Tanto, que le ha pedido a uno de sus ‘hombres fuertes’ que establezca medidas de austeridad para salvaguardar el futuro financiero de la Santa Sede.

El Wall Street Journalinformó el martes que Francisco escribió en mayo al cardenal Reinhard Marx, el coordinador del Consejo del Vaticano para la Economía, con una petición urgente para controlar el gasto.

“Le pido que estudie todas las medidas que se consideren necesarias para salvaguardar el futuro económico de la Santa Sede y que garantice que se apliquen lo antes posible”, pidió el Papa a Marx, quien también es miembro del consejo de cardenales asesores de Francisco -el conocido como C6- y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana.

“Informe a los jefes respectivos [de los departamentos del Vaticano] sobre la gravedad de la situación”, agregó Francisco.

Francisco, preocupado

Francisco, preocupado

Una deuda de 70 millones de euros

En total, el Vaticano tiene un presupuesto anual de unos 300 millones de euros.

Pero tenía una deuda en 2018 de unos 70 millones de euros, una cifra dos veces mayor que la de 2017.

Alrededor del 45% del presupuesto del Vaticano se destina a salarios para sus 3.000 empleados.

Aunque los observadores dicen que muchos trabajadores están en posiciones no esenciales, fuentes recalcan en que el Papa está decidido a superar esta crisis financiera sin despidos.

El Papa Francisco

El Papa Francisco

Vientos en contra

Aunque fue elegido Papa en 2013 con un mandato de reforma teológica, financiera y administrativa, Francisco se ha encontrado con muchos vientos en contra en su proyecto para la renovación de la Iglesia.

Primero, la corrupción profundamente arraigada que heredó en Roma, tal vez representada de forma más infame por el pesebre navideño de 550,000 euros montado un año en la Plaza de San Pedro.

Las finanzas del Vaticano también han sido diezmadas, dicen los críticos, por la poca voluntad de los funcionarios para equilibrar el presupuesto, el no mantenimiento de los bienes inmuebles vaticanos y la no recaudación de alquileres, así como un parquimovil caro.

Para llegar al fondo de la podredumbre, Francis estableció un número de organismos de supervisión para las finanzas vaticanas, incluida la Secretaría de Economía que estableció en 2014.

Pero el hombre que eligió para encabezar la Secretaría, el cardenal George Pell de Australia, abandonó Roma en 2017 para luchar contra los cargos de abuso sexual infantil por los cuales ahora cumple una condena de seis años de prisión.

El puesto de auditor general del Vaticano también ha estado vacante desde que el anterior ocupante de ese cargo, Libero Milone, renunció inesperadamente, también en 2017, por un supuesto “choque de estilos operativos” con Pell.

Los funcionarios del Vaticano temen que si el Papa no limpie las finanzas pronto, algunos de los lugares más emblemáticos de la Iglesia, así como las pensiones de los empleados del Vaticano, podrían estar en riesgo.

Sede del Banco Vaticano

Sede del Banco Vaticano

“Pasos radicales”

Joseph Zahra, un empresario maltés que también es Vice Coordinador del Consejo para la Economía, dijo al Wall Street Journal que “lo que (el Papa) dice es que esto no puede continuar como siempre. Uno puede ver cambios incrementales pero tiene que haber pasos radicales”.

Y eso es justo lo que el Papa pretende hacer, convocando una reunión urgente sobre las finanzas del Vaticano para el 20 de septiembre.

El Vaticano también planea informar públicamente este otoño sobre su presupuesto por primera vez desde 2015.

Nuevos estatutos para el Banco Vaticano

Nuevos estatutos para el Banco Vaticano


Deja un comentario

Creación de un archivo editorial multimedia en el Vaticano.

Papa Pío XI archivo Constituido el Archivo Editorial Multimedia del Dicasterio para la ComunicaciónConstituido el Archivo Editorial Multimedia del Dicasterio para la Comunicación. En la foto el Papa Pío XI. 

Vatican Media: constituido el Archivo Editorial Multimedia

El Archivo tendrá la tarea de gestionar y archivar los documentos editoriales de todos los medios de comunicación y organismos que forman parte del Dicasterio para la Comunicación de la Santa Sede

Alessandro Gisotti – Ciudad del Vaticano

Preservar la memoria, transmitir los contenidos, valorizar el propio patrimonio. Uno de los objetivos de los medios de comunicación de la Santa Sede ha sido siempre preservar documentos de especial importancia histórica, sobre todo los de los Papas, en diversos formatos. Una actividad dirigida no sólo a la importante finalidad archivística y  de conservación, sino también a dar vida a esa tradición que, como dijo recientemente el Papa Francisco, retomando a Gustav Mahler, “es la garantía del futuro y no la custodia de las cenizas”.

Esta “misión en la misión” de los medios de comunicación vaticanos se ha visto reforzada gracias a la creación, por parte del Prefecto Paolo Ruffini, del Archivo Editorial Multimedia del Dicasterio para la Comunicación, que forma parte del marco jurídico vaticano en este ámbito y está relacionado con la actividad de la Comisión Central de Archivos de la Santa Sede. Este nuevo Archivo se convierte ahora en el sujeto que gestionará y llevará a cabo el proceso de archivo de los documentos editoriales (textos, audio, fotos, vídeo) de todo el Departamento, garantizando su conservación y accesibilidad. Cabe destacar que, aspirando a la completa  digitalización del material, el Archivo incluirá también los archivos heredados de los medios de comunicación y de las instituciones que ahora forman parte del Departamento de Comunicación.

El Archivo, cuya coordinación ha sido confiada a Pietro Cocco – antiguo asistente del Director de Programas de Radio Vaticano – forma parte de la Dirección Editorial y trabaja en coordinación con el Prefecto del Dicasterio a partir de sus indicaciones, para subrayar la importancia que se da a esta nueva realidad. Igualmente importante es el esfuerzo sinérgico realizado para la creación y la actividad de los Archivos, que contará en particular con la colaboración de la División de Archivos Audiovisuales de la Dirección Tecnológica para la adquisición de material, la primera introducción de datos técnicos y la optimización de los flujos internos de los documentos producidos. La distribución y concesión a terceros de los derechos de uso de los productos editoriales seguirá siendo responsabilidad de la Dirección para los Asuntos Generales del Departamento.