Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Actualidad del mensaje de Nelson Mandela (Secret.gen. ONU)

El mejor homenaje a Nelson Mandela son nuestras acciones

ONU/Sergio Gomez
Nelson Mandela, en la Asamblea General de la ONU en 1990. Foto de archivo: ONU/P. Sudhakaran

18 Julio 2019

El mensaje de Nelson Mandela para el mundo es claro. Cada uno de nosotros puede dar un paso adelante y actuar para lograr un cambio duradero. Todos tenemos el deber de hacerlo, dijo el Secretario General en la conmemoración del día internacional dedicado al líder sudafricano.

Nelson Mandela fue un extraordinario defensor mundial de la dignidad y la igualdad, “fue un ejemplo de valor, compasión y compromiso con la libertad, la paz y la justicia social. Vivió con arreglo a esos principios y estuvo dispuesto a sacrificar su libertad e incluso su vida por ellos”.

Con estas palabras recordó al líder sudafricano el Secretario General de la ONU este jueves en su mensaje con motivo del Día Internacional de Nelson Mandela.

António Guterres afirmó que los llamamientos del “emblemático e inspirador” Mandela en favor de la cohesión social y el fin del racismo “son particularmente pertinentes hoy en día, cuando el discurso de odio está cada vez más presente en todo el mundo”.

Cada uno de nosotros puede dar un paso adelante y actuar para lograr un cambio duradero.

Guterres consideró que la labor colectiva en pro de la paz, la estabilidad, el desarrollo sostenible y los derechos humanos para todos debería seguir la ruta marcada por Mandela.

“Nuestro mejor homenaje son nuestras acciones. El mensaje de Nelson Mandela para el mundo es claro. Cada uno de nosotros puede dar un paso adelante y actuar para lograr un cambio duradero. Todos tenemos el deber de hacerlo. En este día de reflexión sobre la vida y obra de Nelson Mandela, defendamos su legado y aspiremos a emular su ejemplo”, concluyó.

El Día Internacional de Nelson Mandela se celebra cada 18 de julio desde 2010. La jornada fue establecida por la Asamblea General de la ONU en noviembre de 2009 en reconocimiento a la contribución del ex presidente de Sudáfrica a la cultura de la paz y la libertad.

Recordando el mensaje de Mandela en la Asamblea General

La ONU en Nueva York fue sede de la Cumbre de la Paz Nelson Mandela durante la semana de la Asamblea General del año pasado, donde unos 100 jefes de Estado y de Gobierno, ministros y Estados miembros adoptaron una declaración política para redoblar esfuerzos dedicados a construir un mundo justo, pacífico, próspero e inclusivo.

La declaración, que proclamó al período de 1919 a 2028 como El Decenio de la Paz de Nelson Mandela, saluda a Mandela, o “Madiba” como lo conocen los sudafricanos por su humildad y compasión, al tiempo que reconoce su contribución a la lucha por la democracia y la promoción de una cultura de paz mundial.

En 2015, las Naciones Unidas adoptaron las reglas mínimas para el tratamiento de los reclusos, conocidas como “Reglas de Nelson Mandela” para promover condiciones humanitarias en las prisiones, aumentar la conciencia de que los presos son parte de la sociedad y valorar el trabajo del personal penitenciario, recordó la presidenta de la Asamblea General durante un acto especial este jueves en ese órgano.

“En consonancia con una vida dedicada a representar con acciones las palabras, el Día de Mandela no está marcado por grandes palabras o gestos, sino por la acción tomada por los individuos en sus comunidades”, dijo Maria Fernanda Espinosa, señalando que ella y algunos integrantes de su equipo estarían entre los Voluntarios de la ONU que ayudarán preparar y servir comidas en un centro comunitario en el barrio de bajos ingresos de Brownsville, Brooklyn. Un lugar que el propio Mandela visitó en 1990.

Espinosa reconoció que para mucha gente en Nueva York “la ONU puede sentirse como algo distante”, y agregó que estaba “encantada” de hacer algo tangible “para servir a las personas en Brooklyn, mientras nos esforzamos por servir a toda la humanidad”.

Trabajadores de la ONU ayudan a la comunidad de harlem como voluntarios en el Día Internacional de Nelson Mandela.

La líder de la presente sesión de la Asamblea General se reunió con el presidente Mandela durante la Cumbre del Clima de 2002 en Johannesburgo, donde dijo haberse sorprendido de “cómo su profundo respeto por la dignidad humana era evidente en cada interacción con quienes lo rodeaban”.

“Podemos canalizar su espíritu y honrarlo al llevar adelante su legado incluyendo esfuerzos para combatir el racismo y el discurso del odio y abordar los impactos duraderos del colonialismo y la esclavitud, que exigen que hagamos más para construir una cultura de paz”, aseguró Espinosa.

Además, subrayó la necesidad de demostrar una mayor confianza, cooperación y responsabilidades compartidas para abordar las múltiples crisis del mundo, incluido el cambio climático, el conflicto, y la pobreza. “No puede haber mejor tributo a Mandela que ser los guardianes y los administradores del planeta”, aseveró.

“A medida que nos enfrentamos a desafíos antiguos y nuevos, dejemos que el legado de Madiba nos inspire a actuar de una manera que coincida con la ambición de nuestras resoluciones”, concluyó la presidenta de la Asamblea General.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

La Asamblea General declara la Década Nelson Mandela por la Paz

En un mundo en el que el multilateralismo es cuestionado, poniendo en peligro el futuro de la humanidad y el planeta, los valores políticos y humanistas que encarnó el líder sudafricano han de servir de guía, según funcionarios de la ONU y líderes políticos que participaron en una Cumbre para honrar a Mandela.

A 100 años de su nacimiento, la ONU recuerda a Mandela y su lucha contra la pobreza

En un acto celebrado en la sede de la ONU en Nueva York, entre los que se encontraba invitado el actor estadounidense Forest Whitaker, el Secretario General y otros altos funcionarios de la ONU recordaron al legendario luchador por los derechos humanos y la liberación de su pueblo con la develación de un sello postal que conmemora el natalicio de Madiba.


Deja un comentario

Nuevo llamamiento en favor de los objetivos del desarrollo sostenible.

Debemos ajustar nuestros hábitos de producción y consumo para evitar mayores daños a los más vulnerables

Banco Mundial/Graham Crouch
Una madre y su bebé de 5 meses con la partera de la clínica del poblado de Tajikhan, en Afganistán.

16 Julio 2019

El crecimiento de la población es una muestra de los logros humanos, pero también ha contribuido a aumentar las prácticas que producen el cambio climático, señaló el Secretario General, quien llamó a seguir trabajando según las pautas del Programa de Acción de El Cairo, vigentes desde hace un cuarto de siglo.

Hace 25 años se llevó a cabo en la capital egipcia una conferencia mundial auspiciada por la ONU que culminó con un documento que pugnaba por frenar la desigualdad y la degradación ambiental, y promover la equidad de género y el acceso a la salud sexual y reproductiva.

Todos estos temas siguen siendo fundamentales en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, adoptada dos décadas después. “Ese es el legado imperecedero de El Cairo”, subrayó el Secretario General durante el evento de aniversario de la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo, celebrado este martes en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

António Guterres consideró que dicha conferencia consolidó un cambio en la forma de pensar con respecto a la población, que fue más allá de las metas demográficas para dar más énfasis a los derechos, la igualdad, la dignidad y el bienestar de los individuos.

Población y derechos humanos

“Uno de los logros más importantes fue vincular a la población con los derechos humanos, el crecimiento económico sostenido y el desarrollo sostenible y abordar todos estos aspecto de una manera holística y coherente”, apuntó.

Agregó que el crecimiento de la población es una muestra de los logros de la humanidad porque significa que la gente vive más tiempo y que goza de buena salud, aunque esto haya contribuido a incrementar la producción y el consumo globales.

“Esta es una razón más para ajustar nuestros hábitos de producción y consumo para evitar consecuencias más graves en la vida y los medios de vida de la gente, sobre todo de la más vulnerable. Debemos recordar que seguimos perdiendo la carrera contra el cambio climático”, enfatizó Guterres.

“En todas partes, los países encaran el desafío del envejecimiento de la población y necesitan promover una vejez más saludable y activa, además de brindarle protección social adecuada.”

La conferencia de El Cairo también reflexionó sobre la urbanización y hoy sabemos que el desarrollo sostenible y el cambio climático dependerán cada vez más de la administración exitosa del crecimiento urbano.

Igualdad de género y desarrollo sostenible

El titular de la ONU recordó que el Plan de Acción de El Cairo reconoció que la promoción de los derechos de las mujeres y las niñas es clave para garantizar el bienestar de los individuos, las familias y las naciones. Y listó la igualdad de género como requisito para el desarrollo sostenible e incluyente. También afirmó la salud sexual y reproductiva como un derecho humano.

Guterres señaló que si bien se han registrado avances importantes desde entonces en materia de equidad de género y promoción de los derechos de las mujeres, y se han reducido casi a la mitad la mortalidad materna e infantil, todavía hay muchas mujeres y niñas que afrontan dificultades enormes referentes a su salud, bienestar y derechos humanos.

“La violencia contra las mujeres y niñas afecta a una de cada tres mujeres en el mundo. En algunos lugares y en situaciones de conflicto o emergencias, esta cifra es aún más alta. Unos 650 millones de mujeres se casaron siendo niñas y todos los días mueren 500 mujeres y niñas durante el embarazo o el parto. Vemos un retroceso en los derechos de las mujeres, incluyendo en sus derechos reproductivos y en los servicios vitales de salud.”

El Secretario General aseveró que el ejercicio de estos derechos es esencial para responder a las tendencias demográficas que podrían socavar el avance hacia un desarrollo sostenible, equitativo e inclusivo para todos.

“La juventud también es crucial para la implementación del Plan de Acción de El Cairo. Los jóvenes no sólo son beneficiarios, sino agentes de cambio poderosos que pueden tomar sus propias decisiones y exigir las medidas necesarias para resolver los retos de hoy”, dijo.

Para terminar, Guterres instó a completar los asuntos pendientes de la conferencia de El Cairo para ser capaces de conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y garantizar una vida en paz, prosperidad y dignidad para todos.


Deja un comentario

Mozambique: admirable comportamiento de los habitantes tras los ciclones

La resiliencia de los mozambiqueños es admirable, dice Guterres en la zona devastada por los ciclones

ONU/Eskinder Debebe
El Secretario General António Guterres en el campamento Mandruzi para damnificados por los ciclones en Mozambique.

12 Julio 2019

En una visita a las comunidades siniestradas por el paso del ciclón Idai en Mozambique, el titular de la ONU destacó la determinación de los niños de seguir en las escuelas sin techo, de las mujeres que continúan trabajando en el campo sin herramientas ni tierra y de la población en general, que sigue adelante pese a la gran destrucción de sus medios de vida por los meteoros de marzo y abril pasados.

El segundo día de su visita a Mozambique, el Secretario General de la ONU estuvo este viernes en la zona arrasada por el ciclón Idai en marzo de este año. Ahí, António Guterres entró a una escuela y preguntó a los niños: “¿A quién de ustedes le destruyó su casa el ciclón?”

Levantaron la mano casi todos los estudiantes de la concurrida aula en la que toman clases bajo el sol abrasador después de que los vientos de 195 kilómetros por hora se llevaron el techo del inmueble.

La escuela fue una más de las edificaciones dañadas en Beira, la segunda ciudad de Mozambique, donde el 90% de la infraestructura sufrió perjuicios debido al paso de Idai. Actualmente, la escuela acoge a 5000 niños que, divididos en tres turnos, toman clases en grupos de hasta 90 alumnos.

Tras saludar a un gran número de niños en el resto del edificio, Guterres les prometió que tendrían una nueva escuela y los animó a seguir estudiando y aprendiendo para convertirse en los profesionales del futuro.

En otro salón de clases, les explicó que la ONU “es un lugar donde todos los países se juntan para tratar de resolver los problemas del mundo. Algunas veces pueden hacerlo y otras no”, acotó.

Sólo una estructura de la escuela, la más nueva, permaneció inmune al desastre. Inaugurada en febrero, fu construida con respaldo de ONU-Hábitat, la agencia de las Naciones Unidas para los asentamientos humanos, con las provisiones necesarias para resistir los eventos climáticos extremos. “Ese es un gran ejemplo de resiliencia, de cómo las cosas pueden resistir cuando están bien construidas”, recalcó Guterres.

ONU-Hábitat ha liderado una iniciativa que ha apoyado en todo Mozambique la construcción de 3000 aulas resilientes.

Vulnerabilidad

En uno de esos salones de clases, el titular de la ONU se reunió con un grupo de personas con discapacidad y una con albinismo, así como con algunos de los grupos vulnerables más afectados por el siniestro.

Orlando Machambissa, un discapacitado de 44 años, le aseguró que la gente con discapacidad sufre el doble que el resto de la población. Machambissa, que tiene albinismo y está perdiendo la vista, afirmó que el ciclón fue “una noche imposible de recordar” y que algunas personas tuvieron el valor de rescatar las cosas que se llevaba el viento, pero que los que no ven bien no pudieron hacerlo.

Por su parte, una mujer de 37 años que no oye, Antónia Piripiri, explicó que en un país en el que la mayor parte de la gente se entera de las noticias por la radio, las personas como ella no tuvieron información durante la emergencia. “Ocurrió repentinamente, sin previo aviso, y la gente salió y vio caer sus casas”, rememoró.

En esa reunión, Guterres hizo hincapié en que “las Naciones Unidas tienen la obligación de hacer todo lo posible por ayudar, sobre todo a la gente más vulnerable que ha sufrido más con esta tragedia”.

Una nueva vida

A treinta minutos de Beira, Guterres visitó el campamento Mandruzi, que aloja temporalmente a 480 familias damnificadas. El Gobierno les ha dado terrenos, pero aún viven en tiendas de campaña provistas por la Agencia de la ONU para los Refugiados, la Organización Internacional para las Migraciones y otros socios humanitarios.

El Secretario General estuvo en la escuela del campamento, apoyada por UNICEF, y conversó con varias familias de residentes sobre la vida en ese asentamiento. Varias veces les preguntó si les gustaba el nuevo lugar, le respondieron que sí porque se sienten más seguros.

Más tarde, en un evento con los medios de comunicación, Guterres habló de los desafíos para reubicar a la población damnificada en Mozambique, recordando que todavía hay 46.000 personas viviendo en campamentos que no volverán a sus antiguos barrios o pueblos.

“Estoy seguro de que se harán más inversiones y nosotros apoyaremos la inversión en educación, salud y otros servicios básicos para el bienestar de la población”, señaló.

Agregó sentirse muy impresionado por lo que había observado. “Lo que vi fue una gran valentía y determinación. Vi gente que ya está cultivando. Están listos para construir su futuro.”

Necesidades

Antes de partir, Guterres estuvo en un centro de seguridad para mujeres y niños, donde escuchó las preocupaciones sobre la lejanía de las escuelas de los niños mayores, la falta de materiales para construir sus viviendas y las dificultades de ser madres solteras. Pero, sobre todo, supo claramente que no quieren depender de la ayuda, sino ser autosuficientes.

“Sólo necesitamos las herramientas para poder ganarnos la vida”, le dijo una de las mujeres. Algunas necesitan utensilios de labranza, otras precisan aprender a leer y escribir, y algunas más quieren aprender a hacer canastas o cerámica para vender. “Queremos sentir que nos ganamos la vida con nuestro trabajo”, recalcaron.

Para concluir su visita al país, el Secretario General sostuvo un encuentro con los líderes del equipo humanitario de la ONU en Mozambique y recibió un informe sobre los avances frente a la emergencia.


Deja un comentario

Guterres en Mozambique tras la catástrofe de los ciclones.

OCHA/Saviano Abreu
Muchas comunidades fueron completamente destruidas en el distrito de Macomia, en la provincia de Cabo Delgado bajo los efectos del ciclón Kenneth en Mozambique.

10 Julio 2019

Los esfuerzos para comenzar a reconstruir el país se estiman en 3200 millones de dólares. El titular de la ONU visitará algunas de las zonas más afectadas por los devastadores huracanes, que marcaron un nuevo registro en los anales del cambio climático, ya que nunca dos ciclones habían azotado el país en una diferencia de unas semanas.

Cuando los vientos comenzaron a soplar en la noche del 14 de marzo, alcanzando una velocidad máxima de 195 kilómetros por hora, el techo de hojalata fue lo primero en volar en el hogar de la familia Mutizo.

Dentro de la pequeña casa, unida por piezas de plástico, cartón y ladrillos, Laurinda, de 62 años, sus dos hijos adultos, Teresa y Ernesto, junto con su nieta de un año y dos adolescentes que la familia adoptó, se abrazaron y permanecieron juntos.

En apenas unos segundos, la peluquería de Teresa, contigua a su casa, simplemente se fue volando.

Momentos más tarde, fue en la tienda de negocios de Ernesto, donde el ciclón destruyó la fotocopiadora y la computadora en la que había invertido con los ahorros que hizo trabajando como barbero.

La familia esperaba que su fuente de subsistencia restante, las dos pequeñas machambas donde Laurinda cultivaba arroz, sobreviviera, pero a la mañana siguiente descubrieron que también habían sido destruidas.

Cuando los Mutizos se enteraron de que sus fuentes de sustento habían desvanecido, muchas otras familias llegaban a la misma conclusión. Los ciclones solo dejaron escombros donde había negocios.

Según las Naciones Unidas, el ciclón Idai afectó a 1,85 millones de personas en las provincias de Inhambane, Manica, Tete, Zambézia y Sofala. En la ciudad de Beira, en particular, el 90% de toda la infraestructura fue dañada.

Apenas seis semanas después, mientras la gente luchaba por recuperarse, un segundo ciclón devastador, Kenneth, golpeó las provincias del norte de Cabo Delgado y Nampula, afectando a más de 400.000 personas.

Ambos ciclones fueron seguidos por semanas de lluvias torrenciales. En un momento dado, un trabajador humanitario de la ONU describió la zona inundada como “un océano interior” que era tan grande como Luxemburgo, aproximadamente una superficie de 125 kilómetros de largo por 25 kilómetros de ancho.

Visita de Guterres

El Secretario General de la ONU, António Guterres, llega a Mozambique este jueves 11 de julio, cuatro meses después del primer desastre natural. Se reunirá con el presidente Filipe Nyusi y recibirá información actualizada de las agencias en el terreno antes de visitar algunas de las áreas afectadas.

El mes pasado, el país organizó una conferencia de donantes, con la esperanza de recaudar 3200 millones de dólares para facilitar la reconstrucción de las áreas afectadas. Los donantes internacionales prometieron solo 1200 millones.

El Secretario General de la ONU dijo entonces que “este es el momento para traducir en gestos concretos nuestra solidaridad con un país afectado por una de las peores catástrofes relacionadas con el clima en la historia de África”. Para él, el desastre “también advierte sobre la urgencia de enfrentar el cambio climático“.

Resiliencia

UNICEF/De Wet
Uno de los miles de desplazados por el huracán Idai se encuentra junto a una tienda de campaña en la localidad mozambiqueña de Dondo.

En la segunda ciudad más grande de Mozambique, Beira, uno de los lugares que Guterres visitará es la Escuela 25 de junio. Este es el barrio donde viven los Mutizos, en condición de desplazados. Duermen en aulas abarrotadas y comen alimentos distribuidos por las agencias de la ONU hasta que puedan reparar su casas dañadas.

El director de esta escuela es Frederico Francisco. La escuela ahora alberga a unos 5000 niños. Organizados en tres turnos, a partir de las seis de la mañana, niños y niñas vestidos con uniformes de color azul oscuro y azul claro, llenan las aulas con capacidad para 90 estudiantes.

“Antes del ciclón, nuestra prioridad era construir algunos baños. Solo tenemos un baño para niños y otro para niñas “, dijo Francisco esta semana. “Pero ahora los techos son nuestra principal preocupación“.

La escuela tiene cinco pabellones diferentes. Uno fue terminado el año pasado, construido por la comunidad. Las ventanas permanecen rotas y los techos de hojalata han sido destruidos, con algunas piezas que medio arrancadas aún penden sobre los estudiantes mientras aprenden matemáticas y ciencias bajo el sol .

En el medio del campus, un pabellón sobrevivió intacto. Se inauguró en febrero, un mes antes del ciclón, y fue construido por ONU-Hábitat, que prestó especial atención a a las preocupaciones por la resistencia a los eventos climáticos extremos.

Ahí es donde Ivanilda Samuel, de 10 años, está estudiando portugués, su materia favorita. Ella desea que su escuela tenga un nuevo techo, pero está feliz de haber regresado a estudiar después de solo dos semanas. Ivanilda cuenta que “estaba muy asustada” durante el ciclón, y volver a clase, con todos sus amigos, le ayuda a no pensar en esa noche.

Volver a la vida

Así como Ivanilda trató de volver a la vida normal, también lo han hecho la mayoría de los mozambiqueños. Los Mutizos están preparando “bolinhos”, un pastel de mantequilla frita, que venden en la calle con otros dulces.

Beira fue limpiada, con la ayuda de más de 40 camiones puestos a disposición por empresas privadas. En las zonas más afectadas por Idai, la distribución de alimentos de emergencia está llegando a su fin, después de un período de tres meses y algunas extensiones. Lo mismo ocurrirá a fines de julio en los distritos afectados por Kenneth.

Peter Rodrigues, coordinador de emergencias tras el Idai del Programa Mundial de Alimentos, dijo que la agencia ha llegado a cerca de 1,6 millones de personas hasta el momento. En la segunda fase de la distribución de alimentos, que durará hasta la próxima temporada de cultivos, alrededor de marzo de 2020, ayudará a “unas 600.000 o 700.000 personas más”, a un costo de 110 millones de dólares.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Guterres, ONU: sobre el cambio climático.

Hay que lograr la armonía entre la humanidad y la naturaleza, dice Guterres en el G20

ONU Japón-Ichiro Mae
El Secretario General de la ONU junto a los cancilleres de Francia y China

29 Junio 2019

El Secretario General se reunió con los cancilleres de Francia y China en Japón, les dijo que había que salvar el planeta, y les agradeció por su enfoque multilateral para abordar la lucha contra el Cambio Climático.

El mundo necesita crear condiciones para la “armonía entre la humanidad y la naturaleza”, dijo el Secretario General de la ONU este sábado en Osaka, Japón, durante una reunión con los cancilleres de China y Francia, al margen de la cumbre del G20.

Tenemos que rescatar al planeta“, aseguró Antonio Guterres, quien expresó su gratitud a ambos países no solo por su acción en la lucha contra el cambio climático sino también por su enfoque multilateral para abordarlo, algo que había sido “absolutamente esencial” para el éxito de la conferencia de la ONU sobre el clima de 2018 (COP24) en Katowice, Polonia, el pasado diciembre.

Sin embargo, señaló que la reunión recientemente concluida en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en Bonn no fue un éxito, y dijo que las realidades sobre el terreno hoy en día son “aún más difíciles” debido a la falla política en algunas áreas del mundo.

Necesitamos un impulso en la voluntad política. Cuento mucho con la determinación tanto de China como de Francia, tanto con el Acuerdo de París, tanto con la lucha contra el cambio climático como con el multilateralismo, para permitir que nuestra capacidad supere las dificultades actuales”, dijo.

Mirando hacia el futuro

El Secretario General se refirió a la próxima Cumbre sobre la Acción Climática, que celebrará en Nueva York en septiembre. “Será para aumentar la ambición, para asegurarnos de que podamos comprometernos claramente a implementar la decisión que se tomó en París d invertir 100.000 millones por año, para impulsar la capacidad de mitigación y adaptación del mundo en desarrollo.

Al mismo tiempo, espera que los recursos se puedan utilizar para reformar y reponer el Fondo Verde para el Clima, un mecanismo que describió como esencial para la financiación de la acción contra el cambio climático.

Guterres informó a la reunión que la ONU está trabajando muy de cerca con la Convención Marco y el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, cuyo reciente informe emitió una “alerta roja” pero también se consideró como” un fuerte estímulo para la acción “. 

“Creemos que es necesario limitar el aumento de la temperatura a finales del siglo a 1,5 grados”, lo que “requiere la neutralidad de carbono a mediados del siglo y un mayor esfuerzo con las contribuciones determinadas a nivel nacional que se revisarán en 2020”, dijo el titular de la ONU.

Reconociendo las dificultades y los problemas que tiene cada país, también expresó su gratitud a Francia y China por su determinación para aumentar, ambicionar y asegurarse de que la voluntad política de la comunidad internacional, de manera multilateral, sea la misma.

“Cuento mucho con la determinación de sus dos países para asegurarse de que la Cumbre sea un éxito, que la revisión de las contribuciones determinadas a nivel nacional sea un éxito, y que otros que son más reacios, que son más problemáticos, al final se sienta que están involucrados ”, concluyó el Secretario General.


Deja un comentario

Odio e intolerancia en la era digital. ONU

Las semillas del odio no han de encontrar terreno fértil en la era digital

ONU/Manuel Elias
El Rabino Yisroel Goldstein de la sinagoga Chabad of Poway en California.

26 Junio 2019

El “monstruo de múltiples cabezas” de la intolerancia ha creado un reconocible y violento “tsunami de odio” que cobra velocidad en todo el mundo, dijo el miércoles el Secretario General de la ONU, António Guterres.

El titular de las Naciones Unidas habló en un acto organizado en la sede de la ONU en Nueva York por la presidenta de la Asamblea General, Maria Fernanda Espinosa, sobre los desafíos de la enseñanza de la tolerancia y el respeto en la era digital.

Guterres trajo a colación su reciente visita a una exposición en el Museo del Patrimonio Judío llamada “Auschwitz. No hace mucho tiempo. No muy lejos“, un título “apropiado”, dijo, al destacar que el Holocausto fue “de hecho, no hace mucho tiempo”, y ciertamente “no muy lejos- sucedió en el corazón de Europa, y sigue siendo el centro de nuestra conciencia en la lucha contra el antisemitismo y otras formas de intolerancia en la actualidad”.

El titular de la ONU recordó que un reciente estudio reveló que los incidentes antisemitas violentos en 2018 aumentaron un 13% en comparación con el año anterior, y observó que los ataques contra sinagogas, cementerios e individuos en los Estados Unidos, Europa y otros lugares, “continúan haciendo que muchos judíos se sientan inseguros”.

Del mismo modo destacó que tanto refugiados como migrantes se enfrentan a situaciones hostiles mientras que “los supremacistas blancos y los neonazis se envalentonan por los resultados electorales que muestran el atractivo de sus mensajes racistas”, prosiguió, al señalar que el actual escenario digital propicia “nuevos vectores de veneno, algoritmos que aceleran la propagación de la intolerancia y nuevas plataformas en las que los extremistas más recónditos se pueden encontrar entre sí y estimularse mutuamente”.

El valor de la educación

En su discurso de apertura, la presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, dijo que había sido un año de ataques “despreciables” basados en el odio, señalando que “lamentablemente, no son una sorpresa”.

ONU/Manuel Elias
La reunión en la Asamblea General para combatir el antisemitismo y otras formas de discriminación racial.

“Lo que es aterrador ahora es que ya no se limita a los grupos extremistas”, sino que se ha convertido en “parte de un aumento más amplio de la intolerancia, el racismo y la xenofobia”, lamentó.

Espinosa recordó que la Asamblea ya se ha reunido en varias ocasiones este año para “debatir la incitación al odio, el populismo nacionalista y las ideologías supremacistas, los ataques contra musulmanes y cristianos, así como contra judíos; contra personas de todas las religiones y contra ninguna”.

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos para asegurar que… las semillas del odio no encuentren un terreno fértil“, declaró, alentando a usar la educación como herramienta para hacer frente a la intolerancia y combatir la falsedad y la desinformación.

Pero al mismo tiempo subrayó que “no debemos ver la educación como una vacuna que te da inmunidad de por vida“, diciendo que forma parte de una fórmula que también incluye el cambio de mentalidad, la defensa de los valores y “la toma de posición contra la intolerancia”.

“Y también debemos extender nuestra vigilancia a Internet y a las redes sociales”, continuó Espinosa, calificándolos de “herramientas poderosas” que pueden utilizarse para “propagar el odio y distorsionar la realidad”.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Campaña ONU contra el odio en los discursos

La ONU lanza nuevo plan contra los discursos que incitan al odio

ONU/Rick Bajornas
Niños con camisetas que leen “Unidos en contra del Odio” durante una reunión interreligiosa en la Sinagoga Park East de Nueva York.

18 Junio 2019

En los últimos 75 años, la incitación al odio se ha visto como precursor de delitos atroces, incluido el genocidio, desde Ruanda hasta Bosnia y Camboya. Más recientemente, se ha relacionado fuertemente con la violencia que resulta en asesinatos en masa en varias partes del mundo. La iniciativa proporciona ideas sobre cómo abordar las causas fundamentales y los impulsores este flagelo y cómo reducir su impacto en las sociedades.

El Secretario General de la ONU lanzó este martes la Estrategia y el Plan de Acción contra el llamado discurso del odio.

António Guterres expresó a los Estados Miembros durante una reunión informal que la iniciativa busca profundizar el entendimiento de las Naciones Unidas sobre el impacto insidioso de las expresiones de odio y cómo pueden abordarlo de manera más efectiva en su trabajo.
“El discurso del odio es en sí mismo un ataque a la tolerancia, la inclusión, la diversidad y la esencia misma de nuestras normas y principios de derechos humanos. En general, socava la cohesión social, erosiona los valores compartidos y puede sentar las bases de la violencia, haciendo retroceder la causa de la paz, la estabilidad, el desarrollo sostenible y el cumplimiento de los derechos humanos para todos”, aseguró el titular de la ONU, pidiendo el apoyo de los países para implementar la Estrategia, así como un mayor compromiso de las empresas privadas, la sociedad civil y los medios de comunicación.

La iniciativa proporciona ideas sobre cómo abordar las causas fundamentales y los factores que conducen a las expresiones de odio y cómo reducir su impacto en las sociedades.

Tanto en las democracias liberales como en los regímenes autoritarios, algunos líderes políticos están incorporando las ideas y el lenguaje alimentado por el odio.

“Esta estrategia y plan de acción son completamente nuevos, pero están enraizados en nuestro compromiso más antiguo. El respeto por los derechos humanos, sin discriminación por motivos de raza, sexo, idioma o religión, es un hilo conductor de la Carta de las Naciones Unidas”, expresó el Secretario.

En los últimos 75 años, la incitación al odio se ha visto como precursor de delitos atroces, incluido el genocidio, desde Ruanda hasta Bosnia y Camboya. Más recientemente, se ha relacionado fuertemente con la violencia que resulta en asesinatos en masa en varias partes del mundo, entre ellas la República Centroafricana, Sri Lanka, Nueva Zelanda y los Estados Unidos. Tanto los gobiernos como las compañías de tecnología están luchando para prevenir y responder al odio en línea orquestado.

“Tanto en las democracias liberales como en los regímenes autoritarios, algunos líderes políticos están incorporando las ideas y el lenguaje alimentado por el odio de estos grupos a la corriente principal, normalizándolos, endureciendo el discurso público y debilitando el tejido social”, advirtió Guterres.

Los dos objetivos del Plan

Guterres explicó que su Plan tiene dos objetivos principales. El primero, abordar las causas fundamentales de la incitación al  odio como la violencia, la marginación, la discriminación, la pobreza, la exclusión, la desigualdad, la falta de educación básica y unas  instituciones estatales débiles.

“El segundo objetivo primordial es permitir que las Naciones Unidas respondan de manera efectiva al impacto del discurso del odio en las sociedades”, explicó el titular de la ONU, añadiendo que las recomendaciones incluyen convocar a individuos y grupos con puntos de vista opuestos; trabajar con plataformas de medios tradicionales y sociales; participar en actividades de promoción; y el desarrollo de orientación para las comunicaciones para contrarrestar las tendencias y campañas del odio.

Además, aseguró que el Plan va mas allá de Nueva York e incluye formas en las que los equipos de país y las Misiones de todo el mundo pueden actuar para defender la verdad y contrarrestar el discurso de odio.

“A medida que los nuevos canales de los que se sirven quienes incitan al odio están llegando a audiencias más amplias que nunca y a la velocidad de la luz, todos nosotros, las Naciones Unidas, los gobiernos, las empresas de tecnología, las instituciones educativas, necesitamos intensificar nuestras respuestas”, dijo Guterres.

El asesor especial de la ONU sobre Prevención del Genocidio, Adama Dieng. Foto: ONU/Jean-Marc Ferré

Aplicar las normas internacionales

Adama Dieng, el asesor especial para la Prevención del Genocidio, quien también estuvo en la reunión, aclaró que, en línea con el compromiso de larga data de las Naciones Unidas de proteger, promover y aplicar todas las normas internacionales de derechos humanos, la estrategia y el plan de acción nunca exigen restricciones a la libertad de expresión y opinión para abordar el lenguaje del odio.

“Por el contrario, adopta un enfoque holístico que apunta a abordar todo el ciclo de vida del discurso del odio, desde sus causas profundas hasta su impacto en las sociedades. También considera que la respuesta al odio debe tener más discursos alternativos, positivos y con una contranarrativa”, dijo.

El Secretario General anunció que tiene la intención de convocar una conferencia sobre el papel de la educación para abordar y aumentar la capacidad de resistencia contra la incitación al odio. También designó al asesor especial como el punto focal de la ONU para la aplicación de la Estrategia y el Plan de Acción. En esta capacidad, Adama Dieng supervisará y facilitará el desarrollo de una orientación más específica sobre la implementación.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

NOTICIAS RELACIONADAS CON EL TEMA

El odio es una amenaza para todos, advierte el Secretario General

Musulmanes asesinados a tiros en mezquitas, judíos baleados en sinagogas, cristianos asesinados en oración. António Guterres aseguró que se necesita frenar urgentemente la creciente violencia que está generando ataques de odio alrededor del mundo y propuso dos iniciativas pa