Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Asentamientos israelíes: declaración del Patriarcado Latino.

TIERRA SANTA – Patriarcado Latino de Jerusalén: la ley sobre los asentamientos es una “anexión de facto” que socava las esperanzas de paz

jueves, 9 febrero 2017Áreas de crisis   oriente medio  

lpj.org

Jerusalén (Agencia Fides) – “Anexión de facto de los territorios privados palestinos” que “socava la solución de dos estados”, e incluso suprime más aún las “esperanzas de paz” y puede causar “serias consecuencias”. Con estas palabras específicas el Patriarcado Latino de Jerusalén expresó ayer su opinión fuertemente negativa y sus preocupaciones con respecto a la ley aprobada por el Parlamento de Israel el lunes 6 de febrero, que ha “regularizado” retroactivamente unas 4 mil casas de asentamientos israelíes construidos ilegalmente en territorios palestinos ocupados ilegalmente por el ejército israelí.
En un comunicado difundido a través de sus medios de comunicación oficial, el Patriarcado Latino define esta medida como “injusta y unilateral”, y expresa su gran preocupación por el futuro de paz y justicia en Tierra Santa, llamando a los líderes a “tomar medidas decisivas en favor la paz, la justicia y la dignidad para todos”.
Desde el pasado 20 de enero, Israel ha aprobado la construcción de 566 viviendas para colonos en tres áreas de los territorios de Jerusalén, y 5.502 nuevas viviendas en distintas zonas de Cisjordania. El ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, ha anunciado el inicio de una “nueva era donde la vida en Judea y Samaria está volviendo a su curso natural”. “De esta manera”, dijo hace unos días a la Agencia Fides el padre Raed Abusahliah, Director de Caritas Jerusalén, “se continua con la política de hechos consumados que desde el principio ha saboteado con eficacia los acuerdos de paz de Oslo. La consigna de los acuerdos de paz fue ‘land for peace’, tierra en cambio de paz. En 1993, la firma de los acuerdos preveía la retirada de Israel del territorio palestino en un margen de tres años de tiempo. 23 años después, siguen construyendo. Los asentamientos construidos en territorios palestinos son más de 400. Han rodeado Jerusalén y están construyendo alrededor de Belén, Hebrón, Ramallah, a pocos kilómetros de la casa de Abu Mazen. Viven 650 mil colonos, orientados ideológicamente, para los cuales Judea y Samaria son la tierra prometida por Dios a sus antepasados, el pueblo elegido. Todo esto simplemente significa que la propuesta de ‘dos estados para dos pueblos’ está muerta. Esta es la realidad a la que nos enfrentamos” (GV) (Agencia Fides 9/2/2017).


Deja un comentario

Donald Trump y los derechos humanos. Análisis de Amn. Int.

trumpbisEstados Unidos: Las siete primeras medidas de Trump para sabotear los derechos humanos

Por Amnistía Internacional, 8 de febrero de 2017

El presidente estadounidense Donald Trump no ha perdido el tiempo en poner en práctica la venenosa retórica de su campaña. En sus primeras dos semanas en la presidencia, ha impulsado una serie de represivas órdenes ejecutivas que amenazan los derechos humanos de millones de personas en Estados Unidos y en otros países. He aquí siete medidas potencialmente devastadoras que ya ha adoptado el presidente Trump:

1. Volver la espalda a las personas refugiadas

A la semana de llegar a la presidencia, Trump suspendió 120 días el programa estadounidense de admisión de personas refugiadas, implementó la exclusión indefinida de los refugiados sirios e impuso un límite de 50.000 refugiados al año. Este límite afectará probablemente a 60.000 personas solamente en 2017, pues el gobierno del presidente saliente Barack Obama se había comprometido a admitir a 110.000 refugiados en el ejercicio actual. En medio de una emergencia global en la que 21 millones de personas se han visto obligadas a huir de su hogar debido a la guerra y la persecución, la iniciativa de uno de los países más ricos y poderosos del mundo de bloquear la vía del reasentamiento es absolutamente atroz. Trump está impidiendo que hombres, mujeres, niños y niñas refugiados huyan del mismo terror contra el que supuestamente lucha.

2. Discriminación religiosa

El presidente Trump ha actuado también con rapidez para prohibir la entrada en Estados Unidos de todas las personas procedentes de Irán, Irak, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, siete países predominantemente musulmanes. Aunque la orden ejecutiva no mencionaba expresamente que se prohíbe la entrada de las personas musulmanas, era evidente la descarada discriminación religiosa, especialmente a la luz de la retórica preelectoral del presidente. La prohibición contempla excepciones, como las personas que sufren persecución religiosa… pero únicamente si forman parte de una “minoría religiosa”. Una lectura de esta salvedad es que la Casa Blanca aceptará a personas de religión cristiana que huyan de países predominantemente musulmanes, lo que refuerza el tema de la división religiosa. Tras haber sido suspendida temporalmente por una corte federal estadounidense, la “prohibición de entrada de musulmanes” es actualmente objeto de una lucha jurídica. Amnistía Internacional pide al Congreso de Estados Unidos que intervenga inmediatamente para bloquear la prohibición.

El presidente Trump ha firmado una serie de órdenes ejecutivas restrictivas desde que tomó posesión de su cargo. © NICHOLAS KAMM/AFP/Getty Images

3. Expulsión rápida de personas que huyen de la violencia en América Central

La promesa de Trump de construir un muro “grande, hermoso” a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México como medio de mantener fuera a los “delincuentes” fue una de las piedras angulares de su campaña electoral. Así pues, no sorprendió a nadie cuando firmó dos órdenes ejecutivas destinadas a cumplir esa promesa a los pocos días de tomar posesión. En una se comprometía a crear la barrera, mientras que en la otra —posiblemente más preocupante para las miles de personas migrantes que huyen de la violencia armada en México y América Central— se comprometía a contratar a 10.000 funcionarios de inmigración adicionales. Lo más probable es que un número más elevado de personas migrantes, muchas de las cuales necesitan protección internacional, sean recluidas en campos de detención temporales junto a la frontera antes de ser devueltas en última instancia a lugares donde sus vidas corren peligro.

4. Acoso a lugares seguros para personas refugiadas y migrantes

En el mismo decreto en el que se ordenaba la contratación de más funcionarios de fronteras, Trump trató de bloquear otras vías para quienes solicitan asilo con la cancelación de los fondos federales destinados a lo que se conoce como “ciudades santuario”. Estas ciudades limitan la cooperación con la aplicación de las leyes federales de inmigración y se niegan a expulsar a migrantes indocumentados, como los que tienen motivos legítimos para obtener asilo. Incluidas Nueva York, Dallas, Mineápolis, Denver y San Francisco, hay 39 ciudades santuario en el país que perderán miles de millones de dólares de fondos federales en virtud del plan de Trump.

5. Ataque generalizado contra los derechos de las mujeres

La imagen de un grupo de hombres vestidos con traje alrededor del presidente Trump mientras éste firmaba la supresión de los derechos sexuales y reproductivos de millones de mujeres y niñas de todo el mundo se ha convertido en todo un símbolo del peligro que representa el nuevo gobierno para los derechos de las mujeres. La orden ejecutiva que reintroduce la “regla de la mordaza global” bloquea la financiación federal estadounidense para organizaciones no gubernamentales de otros países que proporcionan asesoramiento o remisiones en relación con el aborto y propugnan la despenalización del aborto o la ampliación de los servicios de aborto, aun cuando Estados Unidos no financie directamente estos servicios. Solamente en Latinoamérica y el Caribe, donde el aborto está totalmente prohibido en siete países incluso cuando la salud o la vida de la mujer o niña dependan de él, no hay duda de que la postura de Trump costará muchas vidas. Incluso en algunos países donde el aborto es legal, el acceso a él depende en gran medida de la financiación estadounidense, lo que significa que la regla de la mordaza también pone en peligro la vida de personas allí.

Las políticas del nuevo gobierno son una amenaza para los derechos de las mujeres en todo el mundo. © 2017 Getty Images

6. Restricción del acceso a servicios de salud

La “regla de la mordaza global” tendrá consecuencias de gran alcance que van más allá de su objetivo declarado de reducir el acceso al aborto. Muchas de las organizaciones afectadas por importantes reducciones de la financiación también facilitan tratamiento para el VIH/sida, anticoncepción de emergencia y otros servicios de atención de la salud reproductiva, junto con servicios e información relacionados con el aborto, especialmente en África y América Latina. De hecho, la versión de Trump de la regla de la mordaza, aplicada por última vez por George W. Bush, es mucho más amplia que las anteriores y afecta a toda la financiación de Estados Unidos para la salud en el mundo, es decir, más allá de la salud reproductiva.

7. Ataque contra las tierras y medios de vida de los indígenas estadounidenses

La decisión de Trump de promover el sumamente polémico oleoducto Dakota Access, una ruta de 1.200 millas para el transporte de petróleo crudo que atraviesa cuatro estados de Estados Unidos, coloca los beneficios de las empresas petroleras antes que los derechos humanos de los pueblos indígenas. La tribu sioux de Standing Rock, que tiene un lugar sagrado cerca de la ruta que atraviesa las tierras indígenas siguiendo el curso del río Misuri, dice que el oleoducto contaminaría el agua que consumen y causaría daños a enterramientos sagrados. La decisión de construir el oleoducto no sólo se aprobó en violación del derecho del grupo indígena estadounidense a acceder a agua apta para el consumo, sino que se tomó sin consultarlo y sin obtener su consentimiento, requisito previsto en el derecho internacional de los derechos humanos y en la legislación estadounidense. La detención de decenas de manifestantes que se oponían al oleoducto la semana pasada se produjo después de que la policía ya hubiera sido acusada de uso de fuerza excesiva en su tratamiento de manifestaciones anteriores, y aumenta el temor de que ahora corra mayor peligro el derecho de los activistas medioambientales a la protesta pacífica.


Deja un comentario

Amnistía Internacional a Donald Trump

Republican presidential candidate Donald Trump speaks to supporters as he takes the stage for a campaign event in Dallas, Monday, Sept. 14, 2015. (AP Photo/LM Otero)

 Estados Unidos: Trump y su administración deben respetar los derechos humanos

Photo by Drew Angerer/Getty Images

20 de enero de 2017

Hoy que Donald Trump jura su cargo para convertirse en el 45º presidente de Estados Unidos, Amnistía Internacional insta encarecidamente a él y a su administración a proteger los derechos humanos tanto en Estados Unidos como en el extranjero.

“Como presidente, Donald Trump debe abandonar la retórica del odio que plagó su campaña y debe comprometerse a proteger los derechos humanos de todas las personas”, ha manifestado Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Estados Unidos.

En particular, Amnistía Internacional pide a Trump que proteja a las personas afectadas por conflictos armados y crisis, y que brinde protección a quienes defienden los derechos humanos.

“Estamos en medio de una crisis humanitaria mundial. Hay más gente huyendo de la violencia y los disturbios que en cualquier otro momento desde la Segunda Guerra Mundial”, ha manifestado Margaret Huang. “Estados Unidos lleva mucho tiempo abriendo sus puertas a quienes buscan refugio; de hecho, es un país fundado y construido básicamente por personas inmigrantes y refugiadas.”

Amnistía Internacional ya ha expresado anteriormente su preocupación por las propuestas de campaña de Trump –como, por ejemplo, la de crear un registro de personas musulmanas y prohibir la entrada a las personas refugiadas que profesen esa religión– y por sus ataques retóricos contra las mujeres, las personas de color, las personas con discapacidad, el colectivo LGBTI, los activistas, los periodistas y quienes le critican. La organización ha pedido asimismo al presidente electo que reniegue públicamente del uso de la tortura y cierre el centro de detención de Guantánamo.

Al presidente Trump le decimos: cada día en el cargo, cada decisión que tome, definirán su legado. Puede optar por dejar un mundo mejor, o por dejar un mundo en el que el odio, el miedo y la discriminación se hayan fortalecido. Le instamos a condenar el odio y proteger los derechos humanos”, ha manifestado Margaret Huang.

 


Deja un comentario

Represión continuada del gobierno sirio.

amnistia

TERMINEN DE UNA VEZ CON EL HORROR EN LAS CÁRCELES SIRIAS

Rusia y EEUU en calidad de co-presidentes del Grupo Internacional de Apoyo a Siria tienen la capacidad de presionar al gobierno sirio para que se investigue la situación brutal que se está produciendo en los centros de detención de Siria, y tiene que ser ya.

Más de 300.000 personas en todo el mundo se han sumado a nuestra petición para que hubiese una evacuación segura de Alepo y para que se desplieguen observadores internacionales en esta ciudad. Ese esfuerzo colectivo ha contribuido a lograr que, después de meses de parálisis, el Consejo de Seguridad de la ONU votase a favor del despliegue de observadores en Alepo.

Tenemos que aprovechar este impulso para conseguir que también se permita el acceso de observadores a los agujeros negros del régimen sirio: las cárceles y otros centros de detención.

Desde 2011, miles de personas han muerto bajo custodia en prisiones de Siria. Decenas de miles más han sufrido terribles torturas. Las personas han sido brutalmente golpeadas, violadas y han sido objeto de descargas eléctricas, a menudo para extraer “confesiones” forzadas.

Cualquier persona sospechosa de oponerse al gobierno sirio está en riesgo. Las condiciones en estos centros de detención brutales son infrahumanas. La gente se muere de hambre. Ya no hay ni siquiera la atención sanitaria más básica, y están muriendo a causa de heridas infectadas que no son atendidas. También se están dando graves problemas de salud mental debido al hacinamiento y la falta de luz solar.
Estas prácticas forman parte de un ataque generalizado y sistemático contra la población civil, violan claramente el derecho internacional, y en muchos casos constituyen crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Pide a Rusia y a EEUU que empleen su influencia para que se permita a los observadores independientes investigar las condiciones en las prisiones de Siria.

¡Firma!


Deja un comentario

Hoy, 10 de diciembre, día int. de los derechos humanos.

amnistia

Ai Weiwei y miles de activistas en todo el mundo actúan por personas en riesgo inminente de violación de sus derechos humanos

© AI

10 de diciembre de 2016

Madrid/Londres.- Con motivo del 10 de diciembre, día internacional de los derechos humanos, el artista disidente chino Ai Weiwei participa, junto a miles de activistas de Amnistía Internacional, en la campaña #PersonasXPersonas. Se trata de una iniciativa mundial que denuncia las amenazas, el encarcelamiento injusto, la discriminación o la intimidación que sufren personas con nombre y apellido que se encuentran en riesgo inminente. La campaña busca visibilizar sus situaciones y lograr avances concretos en sus casos.

Ai Weiwei ha creado para la ocasión una serie de ilustraciones para ponerle rostro a estas personas. Su trabajo se suma así a la acción individual de miles de personas que escriben una carta, envían un fax, firman una ciberacción o aportan una firma en su apoyo.

“Participo en esta iniciativa para apoyar a las personas que han sufrido por hacer o decir cosas que sus gobiernos no aprobaban. Como artista, la libertad de expresión es esencial para mi trabajo, y sé por experiencia propia lo que sucede cuando esa libertad entra en conflicto con el poder, y lo importante que es el apoyo global cuando el Estado intenta silenciarte. El permitir que la gente se exprese es lo que diferencia una sociedad moderna de una sociedad bárbara”, ha manifestado Ai Weiwei.

“Amnistía Internacional pide a la gente que se tome la injusticia como algo personal, y hay pocas maneras más directas de actuar que firmar una carta o una ciberacción para decirle a una persona valiente que la apoyas, o para recordar a las autoridades que estamos vigilando lo que hacen”, ha declarado Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España.

En España, Amnistía Internacional denuncia los casos de Annie Alfred, víctima de la superstición y la magia en Malawi por el mero hecho de ser albina, Máxima Acuña atacada por defender la tierra y el medio ambiente en Perú y Eren Kesin procesada más de 100 veces en Turquía por alzar la voz contra el gobierno .

Víctima de la superstición y de la magia

Annie Alfred es una niña como cualquier otra de Malawi. Sus amigos y su familia la quieren. Tiene 10 años y de mayor quiere ser enfermera. Pero tal vez no viva lo suficiente para cumplir sus sueños porque hay gente que cree que su cuerpo tiene poderes mágicos, y piensa que no es humana.

Annie nació con albinismo, trastorno hereditario que impide a su cuerpo producir el color, o la melanina, necesario para proteger su piel del sol. En Malawi, entre 7.000 y 10.000 personas comparten este trastorno. Todas ellas corren el peligro de ser perseguidas y asesinadas por gente que cree que se hará rica con las partes del cuerpo de una persona albina. Las agresiones contra personas con albinismo han aumentado drásticamente desde noviembre de 2014. Sólo en 2015, se denunciaron 45 casos de asesinato o intento de asesinato y secuestro.

Las personas como Annie no tienen ningún lugar donde estar a salvo. No sólo las pueden secuestrar los delincuentes, sino también miembros de su propia familia. Amnistía Internacional exige a las autoridades de Malawi que proteja de los asesinatos a las personas con albinismo.

Atacada por la policía por defender la tierra y el medio ambiente

Máxima Acuña no dará marcha atrás. Esta campesina del norte de Perú ha hecho frente a violentos ataques de la policía local por negarse a abandonar la tierra en la que vive con su familia. Máxima ha entablado una batalla legal en torno a la propiedad de la tierra contra la empresa Yanacocha, que controla una de las mayores minas de oro y cobre del mundo. Cree que el hostigamiento al que la somete la policía es una maniobra para alejarla de su hogar, pero no va a rendirse.

Gracias a su coraje, en 2016 ha sido galardonada con el Premio Goldman, considerado como el Nobel medioambiental. Amnistía Internacional quiere asegurar que ella y su familia puedan vivir en paz en sus tierras, hasta que los tribunales tomen una decisión definitiva. Para ello pide a las autoridades de Perú que les protejan de la violencia y la intimidación.

Procesada más de 100 veces por alzar la voz

Eren Keskin, abogada y antes directora de un periódico, lleva más de una década criticando abiertamente al Estado turco.Hace 11 años pronunció un discurso que enfureció a las autoridades porque las acusaba de haber “matado a un niño de 12 años”: Uğur Kaymaz. Para Eren, la muerte de este niño en 2004, a manos del ejército, es una de las muchas infamias de la historia de Turquía.

Por este y otros artículos publicados en el periódico kurdo que dirigía, ha sido acusada en repetidas ocasiones de insultar al Estado turco y al presidente. Eren ha sido llevada ante los tribunales más de 100 veces por hacer oír su opinión sobre la grave situación de la minoría kurda en Turquía. La enorme cantidad de causas abiertas en su contra constituye, claramente, un caso de hostigamiento. Y a Eren se le agota el tiempo: si se celebran nuevos juicios, podría ser encarcelada en cualquier momento, y por mucho tiempo. Amnistía Internacional pide a las autoridades de Turquía que no encarcele a Eren.

Vale la pena luchar

En la campaña #PersonasXPersonas que Amnistía Internacional lanzó en 2015, con motivo del día internacional de los derechos humanos, participaron cientos de miles de personas de más de 200 países y territorios. Se enviaron más de 3,7 millones de cartas, mensajes electrónicos, SMS, faxes, tuits y comunicaciones similares, y se convirtió en la campaña de derechos humanos más grande del mundo. Sus firmas contribuyeron a lograr grandes victorias en materia de derechos humanos en todo el mundo.

  • República Democrática del Congo: El 30 de agosto de 2016, los jóvenes activistas Fred Bauma e Yves Makwambala fueron puestos en libertad bajo fianza tras haber sido detenidos en una conferencia de prensa y haber sido acusados de formar una banda delictiva e intentar derrocar al gobierno. Hasta su liberación, Fred e Yves estaban a la espera de ser juzgados en un proceso en el que podrían haber sido condenados a muerte. Activistas de Amnistía Internacional escribieron más de 170.000 mensajes de apoyo pidiendo su liberación.

  • México: El 7 de junio de 2016, Yecenia Armenta fue absuelta y puesta en libertad, tras pasar cuatro años encarcelada. En 2012 había sido golpeada, semiasfixiada y violada durante 15 horas de tortura hasta que se vio obligada a “confesar” su implicación en el asesinato de su esposo. Activistas Amnistía Internacional enviaron 318.000 mensajes sobre su caso.

  • Estados Unidos: El 19 de febrero de 2016, el estado de Luisiana puso en libertad a Albert Woodfox, 44 años después de que hubiera sido recluido por primera vez en régimen de aislamiento, y después de tres sentencias judiciales que anularon su declaración de culpabilidad. Más de 240.000 personas emprendieron acciones en favor de Albert en 2015.

“Lo decía el recientemente fallecido Marcos Ana, uno de los primeros presos de conciencia por los que trabajó Amnistía Internacional en España y cuya intervención contribuyó a lograr su libertad: vale la pena luchar. Un mensaje de solidaridad de un desconocido puede dar fuerza a personas que han perdido la esperanza, y puede hacer reflexionar a autoridades que han perdido la compasión. Que corra la voz: escribir una carta o firmar una ciberacción puede cambiar una vida”, ha declarado Esteban Beltrán.


Deja un comentario

Ataques cada vez más frecuentes a los derechos humanos.

Naciones Unidas advierte que los derechos humanos están amenazados por los discursos de odio

Zeid Ra´ad AI Hussein, Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, se dirige a la Asamblea General. Foto: ONU / Rick Bajornas

09 de diciembre, 2016 — Una corriente peligrosa está cobrando fuerza en el mundo en la que la noción de respeto de los derechos humanos está bajo ataque, advirtió este viernes el Alto Comisionado de la ONU para esas garantías básicas.

Zeid Ra’ad Al Hussein se refirió a los movimientos populistas que invocan el nacionalismo y tradicionalismo para justificar el racismo, la xenofobia, el sexismo, la homofobia y otras formas flagrantes de discriminación, aprovechando un clima de crisis económica.

Esto es parte de un mensaje por el Día de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre, una fecha que conmemora la adopción de la Declaración Universal sobre esos principios adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas, en 1948.

Zeid denunció que los discursos de odio que apuntan a incitar a la violencia están aumentando drásticamente, al igual que la violencia contra las mujeres, los niños, los grupos étnicos, religiosos y las personas con discapacidades. Además de ataques a las minorías sexuales y los migrantes.

El Alto Comisionado de la ONU llamó a los gobiernos a reconocer que un mundo que repudia los valores fundamentales es uno más inseguro, más vulnerable a conflictos devastadores, e incapaz de proteger los derechos de un gran número de personas que no piensan como aquellos que están en el poder.

Subrayó que es necesario mantenerse firmes para proteger los logros desde 1948 y para seguir avanzando.

Por su parte, el Secretario General de la ONU dijo en un mensaje que defender los derechos humanos es interés de todos.
“El respeto de los derechos humanos promueve el bienestar de las personas, la estabilidad de las sociedades y la armonía de un mundo interconectado”, señaló Ban Ki-moon.


Deja un comentario

Abu Dabi y la sistemática violación de derechos humanos.

emiratos-mapa

Tras el glamour del Gran Premio de Abu Dhabi, los derechos humanos se consumen en los boxes

By Vikramjit Kakati – Own work, CC BY-SA 4.0

25 de noviembre de 2016

En vísperas del Gran Premio de Fórmula 1 que se celebrará en Abu Dabi este fin de semana, Samah Hadid, directora adjunta de Campañas sobre Oriente Medio para Amnistía Internacional, ha declarado:

Este fin de semana, mientras los aficionados al deporte de todo el mundo tengan la vista fija en Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, que acoge el Gran Premio de Fórmula 1, el atroz historial de derechos humanos del país seguirá eludiendo el escrutinio”.

“¿Saben los espectadores que, tras la glamourosa fachada, se está deteniendo y torturando a gente por criticar al gobierno? ¿O que las desapariciones forzadas siguen estando a la orden del día, mientras las familias suelen pasar meses sin saber nada del paradero de sus seres queridos? ¿O que hay más de 60 presos políticos encarcelados tras juicios injustos?”

“El espectáculo de bólidos y celebridades no es más que una distracción que aparta la mirada de la actual crisis de derechos humanos. Las autoridades de Emiratos Árabes Unidos deberían estar dedicando también su atención a poner en libertad a los presos de conciencia y a derogar las draconianas leyes que penalizan la libertad de expresión pacífica.”

“Con su represión del activismo pacífico, las autoridades emiratíes han demostrado su desprecio por el proceso debido y el Estado de derecho, y la comunidad internacional lleva ya demasiado tiempo mirando hacia otro lado. Ya basta: este fin de semana, los derechos humanos deben estar también en el centro del escenario.