Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Las sanciones USA a Venezuela y sus posibles consecuencias negativas en la población (ONU)

Bachelet: Las nuevas sanciones de EE.UU a Venezuela pueden tener un impacto severo en la población

ONU/Manuel Elias
Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

8 Agosto 2019

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos dijo que, aunque las causas de la crisis económica en Venezuela son anteriores a las sanciones, éstas exacerban sus efectos y afectan a los más vulnerables. Además, dijo que las nuevas penalidades son extremadamente amplias y no contienen medidas suficientes para mitigar el impacto en la población.

Michelle Bachelet dijo estar profundamente preocupada por el impacto potencialmente severo en los derechos humanos de las personas en Venezuela del nuevo conjunto de sanciones unilaterales impuestas por Estados Unidos esta semana.

Estas sanciones son extremadamente amplias y no contienen las medidas suficientes para mitigar el impacto en los sectores de la población más vulnerables. Temo que tengan implicaciones mayores en los derechos a la salud y a la alimentación, en particular en un país donde ya existe una seria situación de escasez de bienes esenciales”, apuntó la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

Bachelet recordó que la economía venezolana sufrió una contracción del 47,6% entre 2013 y 2018 según las cifras oficiales, y que con las nuevas sanciones que restringen aún más la actividad económica, las compañías y las instituciones financieras podrían ser cautelosas y detener completamente las transacciones relacionadas con el Gobierno de Venezuela para evitar ser penalizadas.

La Alta Comisionada reiteró que las causas de la crisis económica en Venezuela son anteriores a la imposición de sanciones económicas, pero agregó que éstas están exacerbando los efectos de la grave crisis –y por extensión de la situación humanitaria-, dado que la mayoría de las divisas externas provienen de las exportaciones de petróleo, muchas de las cuales están relacionadas con el mercado de Estados Unidos.

“Tomo nota de que las recientes sanciones técnicamente no se aplican a las “transacciones relacionadas con las provisiones de artículos, tales como alimentos, ropa y medicinas que buscan dar respuesta al sufrimiento humano”. Sin embargo, es posible que aún así lleguen a exacerbar la crisis en la que viven millones de personas venezolanas, debido especialmente a la existencia de un escrutinio excesivo (over-compliance) por parte de las instituciones financieras en el mundo que tienen relaciones comerciales con los gobiernos de Estados Unidos y de Venezuela”, expresó la funcionaria en un comunicado.

UNICEF / Velasquez
Un niño mendiga en las calles de Caracas, la capital de Venezuela

Añadió que existe evidencia suficiente de que las sanciones con efectos amplios pueden terminar afectando negativamente los derechos fundamentales de las personas, incluyendo sus derechos económicos, así como sus derechos a la alimentación y salud, y que pueden implicar obstáculos para el acceso a la asistencia humanitaria. Incluso las sanciones más dirigidas y concretas, deben de contener garantías estrictas de protección de los derechos humanos, dijo.

“Llamo a aquellos actores que pueden tener influencia–tanto en Venezuela, como en la comunidad internacional- para que trabajen de manera conjunta y constructiva en la solución política de esta prolongada crisis en el país, colocando en primer plano los derechos humanos de las personas que sufren en Venezuela”, concluyó Michelle Bachelet.

Secretario General

Con respecto a la decisión del Gobierno venezolano de no acudir a las conversaciones con la oposición auspiciadas por Noruega y programadas para esta semana en Barbados, el portavoz del Secretario General de la ONU dejó clara la posición del organismo mundial.

“El Secretario General reitera el apoyo de las Naciones Unidas al proceso facilitador noruego”, dijo Stephan Dujarric.

Agregó que António Guterres está convencido de que “la única solución posible a la situación en Venezuela es un acuerdo negociado”.


Deja un comentario

Bachelet: los actuales ataques a la población en Siria demuestran el fracaso del Consejo de seguridad ONU.

Bachelet: Los bombardeos a civiles en Siria representan el fracaso del Consejo de Seguridad

UNICEF/Watad
Niños que huyeron de la creciente violencia en Idlib en un refugio sobrepobldo en la localidad siria de Atmeh Village, junto a la frontera turca.

26 Julio 2019

La responsable de velar por los derechos humanos en el mundo lamenta que, ante los últimos ataques a hospitales y otras instalaciones civiles, la respuesta de la comunidad internacional sea encogerse de hombros y señala el fracaso del Consejo de Seguridad y sus cinco miembros permanentes de ponerse acuerdo para usar su poder e influencia en detener los combates y las matanzas.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha dado nuevamente la voz de alarma este viernes por la indiferencia internacional ante la serie de bombardeos que están matando un buen número de civiles en la región de Idlib y otras partes del noroeste de Siria.

“A pesar de los reiterados llamamientos de las Naciones Unidas para respetar el principio de precaución y distinción en la conducción de las hostilidades, esta última campaña implacable de ataques aéreos del Gobierno y sus aliados ha seguido afectando a instalaciones médicas, escuelas y otras infraestructuras civiles, como mercados y panaderías”, dijo Michelle Bachelet.

Para ella, “estos son objetivos civiles, y parece muy improbable, dado el patrón persistente de tales ataques, que todos estén siendo bombardeados por accidente”.

Los ataques aéreos matan y mutilan a un número significativo de civiles varias veces a la semana, y la respuesta parece ser encogerse de hombros.

Tan solo en los últimos diez días, los bombardeos de al menos diez lugares diferentes, ocho en Idlib y dos en la zona rural de Alepo, han causado la muerte de 103 civiles, incluidos 26 niños. Tres de los ataques tuvieron lugar el miércoles 25 de julio. Desde hace tres meses el número de víctimas mortales civiles asciende a 450.

Bachelet dijo que le preocupaba que la continua carnicería en Siria “ya no esté en el radar internacional“.

Los principios de distinción y precaución están recogidos en las Convenciones de Ginebra y sus Protocolos Adicionales por ellos se asegura que: “A fin de garantizar el respeto y la protección de la población civil y de los bienes de carácter civil, las partes en conflicto harán distinción en todo momento entre población civil y combatientes” y que esas partes tomarán “todas las precauciones factibles en la elección de los medios y métodos de ataque para evitar o, al menos, reducir todo lo posible el número de muertos y de heridos que pudieran causar incidentalmente entre la población civil, así como los daños a los bienes de carácter civil”.

La Alta Comisionada recordó que “los ataques intencionales contra civiles son crímenes de guerra, y aquellos que los han ordenado o ejecutado son responsables penalmente de sus acciones”.

Parálisis del Consejo de Seguridad

“Varios cientos de miles de niños, mujeres y hombres han sido asesinados en Siria desde 2011. Tantos que ya ni siquiera es posible dar una estimación creíble. Durante los primeros años de este conflicto mortífero, cuando las víctimas fueron decenas, luego cientos, luego miles, el mundo mostró una considerable preocupación por lo que estaba sucediendo. Ahora, los ataques aéreos matan y mutilan a un número significativo de civiles varias veces a la semana, y la respuesta parece ser encogerse de hombros, con un Consejo de Seguridad paralizado por el fracaso persistente de sus cinco miembros permanentes en aceptar usar su poder e influencia para detener la contienda y las matanzas de una vez por todas”, dijo Bachelet.

Y añadió: “Este es un fracaso del liderazgo por parte de las naciones más poderosas del mundo, lo que resulta en una tragedia en una escala tan vasta que parece que ya no podemos relacionarnos con eso”.

UNICEFWatad
Niños en una escuela montada en una tienda de campaña en el norte de Idlib.

El cese de las hostilidades es esencial

Ante esta situación, pidió a las partes influyentes y a las que acordaron reducir las hostilidades a detener la actual campaña militar y dialogar en una mesa de negociación.

“A pesar de ser el objeto de un acuerdo para la distensión en 2017 y de otro acuerdo para crear una zona desmilitarizada en 2018, Idlib y las áreas circundantes están presenciando una grave escalada militar con graves consecuencias humanitarias y para los derechos humanos de los millones de civiles que intentan sobrevivir allí”, dijo Bachelet.

“Es esencial que haya un cese de las hostilidades para dar un espacio en el que las negociaciones políticas puedan respirar. La alternativa es simplemente más muerte y destrucción sin sentido en una guerra sin fin”.

El personal de la Oficina de la Alta Comisionada continúa recopilando información sobre tres ataques recientes, en los que murieron al menos 11 víctimas civiles y que fueron perpetrados por grupos armados no estatales en áreas controladas por el Gobierno, en el barrio de Hama de la ciudad de Masyaf en 21 de julio, y en los de al-Hamadaniya y al-Jamiliya en la de Aleppo los días 22 y 24 de julio.


Deja un comentario

Bachelet (ONU) denuncia mal trato USA a los migrantes detenidos.

Bachelet horrorizada por las condiciones que sufren los migrantes y refugiados en Estados Unidos

ARCHIVO: UNICEF/Tanya Bindra
Una mujer llora antes de reunirse con su hijo que fue deportado.

8 Julio 2019

Para la responsable de velar por el cumplimiento de los derechos humanos en el mundo, las medidas para gestionar el movimiento de personas en la frontera deben cumplir con las obligaciones del Estado en materia de derechos humanos y no basarse en políticas de miras estrechas destinadas únicamente a detectar, detener y deportar rápidamente a los migrantes irregulares. También recordó que la detención de niños migrantes puede constituir un trato cruel, inhumano o degradante.

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se ha mostrado este lunes horrorizada “por las condiciones en que los migrantes y refugiados, niños y adultos, están detenidos en los Estados Unidos de América después de cruzar la frontera sur”.

Michelle Bachelet, que además es madre y pediatra, hace hincapié en que “los niños nunca deben ser recluidos en detención migratoria o separados de sus familias”.

Según informaciones de prensa no confirmadas oficialmente, desde octubre, nueve personas, de ellas tres niños, han muerto en los centros de detención a los que son conducidos los migrantes y refugiados tras cruzar la frontera sur de los Estados Unidos. Muchos también han caído enfermos debido a unas pobres condiciones higiénicas y sanitarias.

Cuando finalmente creen que han llegado a salvo, pueden encontrarse separados de sus seres queridos y encerrados en condiciones indignas. Esto nunca debería suceder en ninguna parte.

“Como pediatra, pero también como madre y ex jefa de Estado, estoy profundamente sorprendida de que los niños se vean obligados a dormir en el suelo en instalaciones superpobladas, sin acceso a atención médica ni alimentos adecuados, y con malas condiciones de saneamiento”, dijo Bachelet.

Trato cruel, inhumano o degradante

La Alta Comisionada declaró que varios organismos de derechos humanos de la ONU han encontrado que “la detención de niños migrantes puede constituir un trato cruel, inhumano o degradante que está prohibido por el derecho internacional”.

“Detener a un niño, incluso por períodos cortos y en buenas condiciones, puede tener un impacto grave en su salud y desarrollo. Consideren el daño que se está haciendo todos los días al permitir que esta situación alarmante continúe”, afirma Bachelet, para quien es claro que la detención de inmigrantes nunca está en el mejor interés de un niño.

Bachelet menciona el perturbador informe de la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacionalestadounidense que señala que se deben corregir las condiciones en los centros para migrantes a lo largo de la frontera sur, e insta a las autoridades a encontrar alternativas que no incluyan la detención de niños y adultos migrantes y refugiados.

El arresto, el último recurso

ACNUR/V. Tan
Foto: ACNUR/V. Tan

“Cualquier privación de libertad de los migrantes y refugiados adultos debe ser una medida de último recurso“, asevera la Alta Comisionada que indica que, si se lleva a cabo la detención, esta debe ser por el período más corto de tiempo, con garantías de debido proceso y en condiciones que cumplan con todas las normas internacionales de derechos humanos relevantes.

“Los Estados tienen la prerrogativa soberana de decidir sobre las condiciones de entrada y permanencia de los extranjeros. Pero claramente, las medidas de gestión de la frontera deben cumplir con las obligaciones del Estado en materia de derechos humanos y no deben basarse en políticas de miras estrechas destinadas únicamente a detectar, detener y deportar rápidamente a los migrantes irregulares”, agregó.

Cualquier privación de libertad de los migrantes y refugiados adultos debe ser una medida de último recurso.

Bachelet indica que, en la mayoría de estos casos, los migrantes y los refugiados han emprendido viajes peligrosos con sus hijos en busca de protección y dignidad y alejados de la violencia y el hambre: “Cuando finalmente creen que han llegado a salvo, pueden encontrarse separados de sus seres queridos y encerrados en condiciones indignas. Esto nunca debería suceder en ninguna parte”.

Situación compleja para los Estados

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU en México y América Central ha documentado numerosas violaciones de derechos humanos y abusos contra migrantes y refugiados en tránsito, incluido el uso excesivo de la fuerza, la privación arbitraria de la libertad, la separación familiar, la denegación del acceso a los servicios, el rechazo y expulsiones arbitrarias.

La Alta Comisionada reconoce la complejidad de la situación y los desafíos que enfrentan los Estados de origen, tránsito y destino.

Por ese motivo, les pide que trabajen juntos para abordar las causas fundamentales que obligan a los migrantes a abandonar sus hogares mediante la implementación de políticas transversales que tomen en cuenta los complejos factores de la migración. Estos factores incluyen la inseguridad, la violencia sexual y de género, la discriminación, la pobreza, los impactos adversos del cambio climático y la degradación ambiental.

La Alta Comisionada reconoce la complejidad de la situación y los desafíos que enfrentan los Estados de origen, tránsito y destino. Por eso. deben trabajar juntos.

Bachelet también rindió homenaje a individuos y organizaciones de la sociedad civil que han brindado a los migrantes los derechos más básicos, como el derechoa al agua, la alimentación, la salud, la vivienda adecuada y otra asistencia de este tipo.

“La provisión de asistencia para salvar vidas es un imperativo de derechos humanos que debe respetarse en todo momento y para todas las personas necesitadas; es inconcebible que aquellos que buscan brindar dicho apoyo corran el riesgo de enfrentar cargos penales”, afirmó.

Vídeo relacionado:

En junio de 2018, los líderes de las Naciones Unidas expresaron su profunda preocupación sobre el sufrimiento de los niños migrantes y refugiados, cuando se calculaba que que cerca de 2000 niños habían sido forzados a separarse de sus familias en la frontera entre Estados Unidos y México.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

QUIZÁ TAMBIÉN TE INTERESE…

Pacto Mundial sobre Migración: ¿a qué obliga y qué beneficios tiene?

La inmensa mayoría de los países miembros de la ONU adoptarán en Marrakech el primer acuerdo global para ayudar a aprovechar los beneficios de la migración y proteger a los inmigrantes indocumentados. Una docena de países se han desvinculado del texto, que ellos mismos acordaron, a pesar de que el documento no es vinculante y respeta la soberanía de los Estados. Aquí explicamos en qué consiste el pacto y qué está en juego.

Artículo 14: derecho al asilo

(De la serie 30 artículos sobre los 30 artículos)

En 1950, dos años después de que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptara la Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), se creó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Se estableció que dicha agencia de la ONU tendría tres años para ayudar a los millones de europeos que habían huido o perdido sus hogares durante la Segunda Guerra Mundial, y luego sería disuelta.


Deja un comentario

Bachelet ofrece su informe tras la visita a Venezuela.

5 Julio 2019

Michelle Bachelet presenta su informe sobre Venezuela y el Gobierno de Nicolás Maduro exige una rectificación,  otra embarcación de migrantes naufraga en el Mediterráneo con una mujer embarazada y varios niños, y las lluvias amenazan los campamentos de los rohinyás en Bangladesh.

Bachelet presenta su informe sobre Venezuela ante el Consejo de Derechos Humanos

Michelle Bachelet presentó este viernes ante el Consejo de Derechos Humanos el informe de su Oficina sobre la situación en Venezuela, en el que se asegura que en la última década, y sobre todo desde 2016, el Gobierno de Venezuela y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia para “neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno.

“Tal y como demuestra nuestro informe, el Estado de Derecho y varias instituciones esenciales del país han sido erosionadas, y el uso excesivo y letal de la fuerza se ha usado contra manifestantes y también en operaciones de seguridad, por las fuerzas especiales, la tortura es un grave problema como trágicamente demostró la muerte del capitán Rafael Acosta Arévalo hace una semana”, dijo la Alta Comisionada para los Derechos Humanos.

Bachelet además recalcó que las sanciones impuestas a Venezuela, están exacerbando la crisis económica que se vive. 

La Alta Comisionada dijo que la reciente excarcelación de varios detenidos políticos, así como la aceptación de que dos monitores de su Oficina permanezcan en el país, las entiende como muestras de un nuevo compromiso de las autoridades venezolanas con la resolución de los múltiples desafíos que enfrenta, y que espera que las autoridades reciban las recomendaciones de este informe de la misma manera constructiva en la que fueron redactadas.

Noticias ONU/Daniel Johnson
Michelle Bachelet, Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, durante la presentación del informe.

Por su parte, el vicecanciller de Venezuela, William Castillo, estuvo presente en el Consejo y aseguró que el Gobierno de Nicolás Maduro discrepa del informe.

“Venezuela está segura de que usted sabe que el informe no refleja la realidad que vive nuestro país, exigimos la corrección de su contenido e instamos a una actuación ponderada y respetuosa de su oficina.”.

En la presentación del informe también participó Feliciano Reyna Ganteaume en representación de 200 organizaciones de derechos humanos de Venezuela.

“En Venezuela no existen instituciones independientes que puedan actuar como un freno a los abusos de poder, a excepci6n de la Asamblea Nacional, electa en diciembre de 2015, cuyos poderes constitucionales han sido anulados por el Tribunal Supremo de Justicia, controlado politicamente, y por una asamblea constituyente fraudulenta. Jueces y fiscales son en su mayoria funcionarios sin estabilidad, sujetos a libre nombramiento y remoción, sin causa ni apelación.”, dijo.


Deja un comentario

Venezuela. La situación general puede empeorar aún más si no mejoran los derechos humanos.

Urgen medidas para detener las violaciones de derechos humanos en Venezuela

ONU /Jean Marc Ferré
La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se dirige a la 41ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra el 24 de junio de 2019.

4 Julio 2019

Según un informe de la Oficina de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, si la situación no mejora continuará el éxodo de migrantes y refugiados que salen de Venezuela, además de que la situación de quienes permanecen empeorará.

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos llamó este jueves al Gobierno venezolano a tomar medidas sin dilación para detener y remediar las transgresiones graves de derechos económicos, sociales, civiles, políticos y culturales que se han documentado en el país.

En un informe elaborado por orden del Consejo de Derechos Humanos, la Oficina dice que si la situación no mejora, continuará el éxodo sin precedentes de emigrantes y refugiados que abandonan el país, y empeorarán las condiciones de vida de quienes permanecen en él.

El documento afirma que en la última década, y sobre todo desde 2016, el Gobierno de Venezuela y sus instituciones han puesto en marcha una estrategia para “neutralizar, reprimir y criminalizar a la oposición política y a quienes critican al Gobierno”.

Agrega que un conjunto de leyes, políticas y prácticas ha reducido el ámbito democrático, ha desmontado el sistema de control institucional sobre el poder ejecutivo y ha permitido la reiteración de graves violaciones de derechos humanos.

Destaca también la repercusión de la profunda crisis económica, que ha privado a la población de los medios necesarios para satisfacer sus derechos fundamentales en materia de alimentación y cuidados médicos, entre otros.

Metodología del informe

Para escribir el informe se realizaron 558 entrevistas con víctimas y testigos de violaciones de derechos humanos y de la deteriorada situación económica, en Venezuela y otros ocho países. Toma en cuenta también otras fuentes y abarca el periodo comprendido entre enero de 2018 y mayo de 2019.

La Alta Comisionada Michelle Bachelet, visitó el país del 19 al 21 de junio y sostuvo entrevistas con una amplia gama de figuras políticas, desde el presidente Nicolás Maduro y otros altos funcionarios del gobierno, hasta el presidente de la Asamblea Nacional, así como con miembros de la sociedad civil, empresarios, profesores y otros interesados, y también con víctimas y sus familiares.

Tras esa visita, un equipo de dos oficiales de la Oficina permaneció en el país, en el marco de un acuerdo que les permite prestar asesoramiento y asistencia técnica, y monitorear la situación de derechos humanos.

Los grupos armados civiles progubernamentales conocidos como colectivos han contribuido al deterioro de la situación, al imponer el control social y ayudar a reprimir las manifestaciones. La Oficina ha documentado 66 muertes durante las protestas realizadas de enero a mayo de 2019, de las cuales 52 son atribuibles a las fuerzas de seguridad del gobierno o a los colectivos.

La proporción de presuntas ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas de seguridad, en particular por las Fuerzas Especiales (FAES), en el contexto de las operaciones policiales ha sido sorprendentemente elevada, según señala el informe. En 2018 el Gobierno registró 5.287 muertes, supuestamente por “resistencia a la autoridad”, en el curso de esas operaciones. Entre el 1 de enero y el 19 de mayo del presente año, otras 1.569 personas fueron asesinadas, según las estadísticas del propio Gobierno.  Otras fuentes apuntan a que las cifras podrían ser muy superiores.

El informe indicaque, hasta el 31 de mayo de 2019, había 793 personas privadas arbitrariamente de la libertad, entre ellas 58 mujeres, y en lo que va de año 22 diputados de la Asamblea Nacional, incluido su presidente, han sido despojados de su inmunidad parlamentaria.

Pocas denuncias

La Alta Comisionada acogió con beneplácito la reciente puesta en libertad de 62 presos políticos y pidió a las autoridades que liberasen a todas las demás personas detenidas o privadas de libertad por haber ejercido de manera pacífica sus derechos fundamentales.

El informe enfatiza que la mayoría de las víctimas de vulneraciones de sus garantías fundamentales no han tenido acceso real a la justicia ni a una reparación adecuada.

“Según los entrevistados, son pocas las personas que presentan denuncias, por miedo a las represalias o por falta de confianza en el sistema judicial”, expresa el informe. Quienes sí lo hacen, en su mayoría mujeres, se enfrentan a obstáculos omnipresentes y, en la mayoría de los casos, a investigaciones que se estancan.

En cuanto a la libertad de expresión, el informe señala que el espacio para los medios de comunicación libres e independientes se ha reducido, mediante la prohibición o la clausura de medios de comunicación, y la detención de periodistas independientes.

Crisis y sanciones

El informe afirma que las últimas sanciones económicas vinculadas a la exportación de petróleo están agravando aún más los efectos de la crisis, que ya existía antes de dicha imposición.

Además, considera Estado incumple su obligación de garantizar los derechos a la alimentación y la atención sanitaria.
La escasez creciente de alimentos y su precio cada vez más alto se han traducido en un número menor de comidas con menos valor nutricional, elevados índices de desnutrición y una repercusión especialmente adversa sobre las mujeres.

A pesar de que el Gobierno ha realizado esfuerzos para afrontar esta situación mediante programas sociales, amplios sectores de la población carecen de acceso a la distribución de comida y las personas entrevistadas acusaron a las autoridades de excluirles porque no eran partidarias del Gobierno.

La situación sanitaria del país es grave: los hospitales carecen de personal, suministros, medicamentos y electricidad para mantener en funcionamiento los equipos. De noviembre de 2018 a febrero de 2019 hubo en los hospitales 1.557 fallecimientos por falta de suministros.

El documento también aclara la repercusión desproporcionada de la situación humanitaria sobre la población indígena y cómo estos pueblos pierden el control de sus tierras por diversas razones, entre otras la presencia de fuerzas militares, de bandas de delincuentes y de grupos armados.

Recomendaciones

El informe hace una serie de recomendaciones al Gobierno para salvaguardar los derechos humanos de la población.

“Espero sinceramente que las autoridades examinen con detenimiento toda la información contenida en este documento y apliquen sus recomendaciones. Todos deberíamos estar de acuerdo en que todos los venezolanos merecen una vida mejor, sin miedo y con acceso a los alimentos, el agua, la atención médica y la vivienda adecuados, así como a otras necesidades básicas”, afirmó Bachelet.

La Alta Comisionada aseveró que el informe no aborda cuestiones de “política, geopolítica, relaciones internacionales o cualquier otra cosa que no sea los derechos humanos a los que todo venezolano tiene derecho”.

“Exhorto a todas las personas con poder e influencia –tanto en Venezuela como en el resto del mundo—a que colaboren y contraigan los compromisos necesarios para solucionar esta crisis que está arrasándolo todo. Mi Oficina está lista para seguir apoyando”, apuntó.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Derechos humanos hoy en el mundo. Investigación ONU

Las vulneraciones de los derechos humanos se nutren de la arbitrariedad

ONU /Jean Marc Ferré
La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, se dirige a la 41ª Sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra el 24 de junio de 2019.

24 Junio 2019

La Alta Comisionada de la ONU inauguró este lunes un nuevo periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos donde repasó la actualidad regional e internacional. Michele Bachelet destacó que, durante las próximas tres semanas, el Consejo examinará unos 100 informes de expertos y comités independientes de derechos humanos nombrados por la ONU. El 5 de julio proporcionará detalles adicionales de su reciente visita a Venezuela.

“Las violaciones de los derechos humanos se alimentan de la impunidad. Y la impunidad se basa en la falsedad: en la falta de reconocimiento de los hechos concretos -quien apretó el gatillo-, así como en la humanidad y los derechos fundamentales de las víctimas”, afirmaba este lunes la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos en su discurso de apertura del 41 periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.Michelle Bachelet compartía esta realidad en consideración con Panamá y México, dos países en los que en sus recientes visitas observó “importantes pasos” en la búsqueda de la verdad y el reconocimiento de la “cruda” realidad que suponen las violaciones a las garantías fundamentales.

Al mismo tiempo, aprovechó para elogiar la importancia que tuvieron durante las últimas décadas en América Latina los activistas, las víctimas, los miembros de las Comisiones de la Verdad y los líderes políticos para la promoción de la reconciliación y la justicia transicional.

Una corriente que, al parecer de Bachelet, se está revirtiendo en la actualidad.

“Pero hoy asistimos a una preocupante tendencia de negación de los hechos, que se extiende incluso a la aprobación de leyes destinadas a deshacer los progresos realizados en la búsqueda de justicia”, enfatizó al referirse a la reciente aprobación de una ley de amnistía en Nicaragua y las posibles réplicas que están pendientes de adopción en Guatemala y El Salvador.

Por ese motivo, exhortó a esas naciones, u otras que consideren emularlas, a no aprobar normas que impidan la persecución y el castigo de las “graves violaciones de los derechos humanos”.

UNIC / Mexico
Marcha en protesta por la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en la Ciudad de México

México, en la vía correcta

En relación a México, destacó la importancia que otorga el presidente “de pasar a la acción” en relación con las denuncias de torturas, ejecuciones extrajudiciales y otras violaciones de los derechos humanos, y recordó que la Oficina de la Alta Comisionada colaborará en materia de asistencia técnica con la nueva Comisión de Verdad y Acceso a la Justicia en los casos de Ayotzinapa “para buscar la verdad y asegurar la justicia por la desaparición de 43 estudiantes en 2014”.

Del mismo modo, señalo que también colaborará con organismos gubernamentales del país como la Comisión Nacional de Búsqueda y el Sistema Nacional de Búsqueda para lograr identificar a los 26.000 cadáveres que han sido descubiertos hasta la fecha.

UNICEF / Aaref Watad
Unas 400 familias se han asentado en un campamento improvisado en Idlib, Siria, tras huir de la violencia en septiembre de 2018

Siria, el caso Khashoggi y protestas en Hong Kong

La Alta Comisionada repasó temas de amplio eco internacional durante las últimas semanas y, entre ellas, mostró su preocupación por la reciente escalada militar en la ciudad de Idlib y en la provincia de Alepo que ha provocado centenares de víctimas, múltiples daños a la estructura civil y el desplazamiento de más de 200.000 personas.

“Si el conflicto se intensifica aún más, el impacto sobre los civiles podría ser devastador, especialmente en la ciudad de Idlib. También podría perjudicar las perspectivas del proceso político”, y añadió que es necesario adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la protección de los civiles.

A su vez, lamentó el rechazo de las autoridades de Arabia Saudita al informe realizado por la relatora especial sobre ejecuciones extrajudiciales sobre el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, en el que se indicaba la responsabilidad del país árabe sobre el mismo y llamaba al Consejo de Derechos Humanos, al Consejo de Seguridad y al Secretario Generalde la ONU a abrir una investigación.

En relación con Hong Kong, encomió “la acertada decisión” de las autoridades de retrasar la aprobación de un proyecto de ley relativo a la extradición, que permitía la entrega a China de personas sospechosas de haber cometido un crimen, en respuesta a la enorme muestra de activismo cívico de una gran parte de la población.

“Animo a las autoridades a una consulta exhaustiva antes de aprobar o enmendar esta o cualquier otra legislación”, afirmó.

UNICEF / Delil Soleiman
En cuanto las familias llegan al campo de Al Hol, en Siria, UNICEF les proporciona atención médica y comida.

Preocupan las familias de los miembros de ISIS

Una de las mayores preocupaciones que expresó la Alta Comisionada durante su discurso fue la suerte que correrán los más de 55.000 presuntos combatientes de ISIS y sus familias detenidos en Siria e Irak, tras la caída durante la primavera del autodenominado “Califato”.

“La mayoría de esas personas son sirias o iraquíes. Entre ellos figuran también presuntos combatientes extranjeros procedentes de casi 50 países y más de 11.000 presuntos familiares de estos guerrilleros extranjeros de Daesh están detenidos en condiciones muy deficientes en el campamento de Al Hol, en el nordeste de Siria. UNICEF calcula que hay 29.000 hijos de combatientes extranjeros en Siria, de los que20.000  proceden de Iraq, y en su la mayoría son menores de 12 años”.

Bachelet abogó por la repatriación de los familiares extranjeros “a no ser que sean juzgados por delitos de conformidad con las normas internacionales” y que la principal consideración para los niños, que han sufrido graves violaciones de sus derechos, es su rehabilitación y protección.

Pese a destacar la complejidad que entrañan estos temas, destacó que la apatridia “nunca es una opción válida”, ya que de producirse provoca la privación del acceso a la educación, a la atención sanitaria y de otros elementos básicos de los menores.

“Infligir la apatridia a niños que ya han sufrido tanto es un acto de crueldad irresponsable. Además, miles de niños han nacido en familias extranjeras durante los años de conflicto, y los Estados deberían proporcionar el mismo acceso a la nacionalidad que se aplica de otra manera a los menores nacidos de sus nacionales en las zonas de conflicto”, resaltó.

Próximos eventos del Consejo

Durante las próximas tres semanas, y al igual que en las sesiones anteriores, el Consejo de Derechos Humanos examinará unos 100 informes de expertos y comités independientes de derechos humanos nombrados por la ONU.

También habrá diálogos interactivos sobre la situación de los derechos humanos en la República Democrática del Congo, Myanmar y Sudán, entre otros países; junto con un análisis, el viernes 5 de julio, por parte de la propia Comisionada, sobre su reciente visita oficial a Venezuela.
Otros temas relacionados con los derechos humanos también a tratar serán: el ejercicio de los derechos de las mujeres en el contexto del trabajo, la tercera edad y el cambio climático; la vigilancia específica y la industria de la vigilancia privada; la salud mental; y otras áreas esenciales de los derechos políticos, civiles, económicos, sociales y culturales.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.


Deja un comentario

Venezuela. Concluyó la visita de Bachelet. Conclusiones.

Las negociaciones sólo darán frutos si incluyen a toda la sociedad, dice Bachelet al salir de Venezuela

ONU/Laura Jarriel
Michelle Bachelet, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.

22 Junio 2019

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos terminó una visita oficial en la que se reunió con el presidente Nicolás Maduro, con el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó y con víctimas de abusos de las garantías fundamentales. Antes de partir, instó a tomar medidas audaces que beneficien a todo el país y destacó que abrirá una representación de su Oficina en Venezuela.

“Hago un llamado a dar pasos audaces hacia un compromiso para dejar a un lado las ganancias cortoplacistas y enfocarse en logros a medio y largo plazo para todo el país. Las negociaciones pueden dar frutos solo si son inclusivas y si las partes involucradas dan una respuesta a la urgencia real de la situación”, dijo la noche de este viernes la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos al término de una visita oficial a Venezuela.

Antes de salir del país sudamericano, Michel Bachelet explicó a la prensa que el propósito de su visita fue abrir un espacio que permita mantener una relación más cercana y fluida con las autoridades e instituciones del Estado, la sociedad civil y las víctimas de derechos humanos.

“Mi deseo era venir y escuchar a todos los actores para poder trabajar con ellos hacia el respeto, la promoción y la protección de todos los derechos humanos de todos los venezolanos.”

Afirmó que su estancia fue corta pero sustancial porque su Oficina tendrá presencia por primera vez en Venezuela. “Hemos alcanzado un acuerdo con el Gobierno para que un pequeño equipo de dos oficiales de derechos humanos permanezca aquí, con el mandato de proveer asistencia y asesoría técnica y, muy importante, continuar monitoreando la situación de las garantías fundamentales.”

Bachelet señaló que el Gobierno venezolano se comprometió a dar un acceso amplio a su equipo en el país a los centros de detención para monitorear las condiciones y hablar confidencialmente con los reclusos.

Durante los tres días que estuvo en Venezuela, la Alta Comisionada sostuvo encuentros con el presidente del país, Nicolás Maduro, y con otros altos cargos del Gobierno, así como con el presidente de la Asamblea Nacional Juan Guaidó. Se reunió también con víctimas de abusos de derechos humanos, quienes reclaman justicia.

“Mi deseo era venir y escuchar a todos los actores para poder trabajar con ellos hacia el respeto, la promoción y la protección de todos los derechos humanos de todos los venezolanos”, acotó.

© UNHCR/Santiago Escobar-Jarami
Migrantes venezolanos.

Anteponer los intereses del país

Bachelet se refirió con gran preocupación al deterioro de la situación humanitaria y de los servicios de salud y expresó preocupación por la sanciones que impuso este año Estados Unidos sobre las exportaciones de petróleo y el comercio de oro venezolanos, aseverando que exacerban la crisis económica en el país.

En este contexto, exhortó a todos los actores políticos a sobreponer sus intereses particulares y a unir fuerzas a favor del pueblo venezolano en su conjunto.

“En este tiempo de grave crisis económica, social y política, he hecho un llamamiento a líderes de todo el espectro político para que intenten encontrar una manera de confrontar los desafíos y el sufrimiento del pueblo de Venezuela. Para ello, todas las voces deberían ser incluidas. Las crisis sólo pueden ser resueltas a través de la participación significativa, franca e inclusiva de diversos actores de la sociedad.”

Además, conminó a los líderes políticos a participar constructivamente en el diálogo facilitado por Noruega y en cualquier otro esfuerzo por hacer frente a la actual situación política.

“El destino de más de 30 millones de venezolanos reside en la voluntad y la habilidad de sus líderes de colocar los derechos humanos de la gente por encima de cualquier ambición personal, política o ideológica. Entiendo el escepticismo de algunos en Venezuela acerca de la posibilidad de que cualquiera de estas negociaciones prospere, pero la grave situación en el país debe instar a los líderes a intentarlo. Mantener posiciones arraigadas en cualquiera de los dos lados solo agravará la crisis, y los venezolanos no pueden permitirse que se deteriore aún más la situación en el país.”

Para concluir, Bachelet reiteró que su Oficina está lista para asistir y garantizar que se protejan los derechos humanos de todos los habitantes de Venezuela. “Nuestra presencia aquí posibilitará trabajar con las instituciones estatales, la sociedad civil y el sistema de Naciones Unidas.”