Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Venezuela. Situación y perspectivas. Entrevista de Rel. Dig. al jesuita rector de la Universidad Andres Bello.

José Virtuoso sj: “Si Venezuela quiere dejar de ser un Estado fallido, toca salir de este régimen”

José Virtuoso sj: "Si Venezuela quiere dejar de ser un Estado fallido, toca salir de este régimen"

José Virtuoso sj: “Si Venezuela quiere dejar de ser un Estado fallido, toca salir de este régimen”

Para el rector de la Universidad Católica Andrés Bello, en la comunidad universitaria “el tema de la lucha por el cambio político en Venezuela, la inclusión, la atención a las víctimas, la defensa de la democracia… es fundamental”

“La gran ventaja que tenemos en Venezuela es que no padecemos todavía el mal de la indiferencia religiosa”

“Venezuela no me deja dormir. Veo esta sociedad en peligro, porque aquí la pobreza es multidimensional”

“Intentamos seguir el aliento profético de los obispos, que ha sido muy claro, y denunciar esta situación”

Rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), el jesuita José Virtuoso la ha llevado a estar entre las 100 mejores de América Latina, pese a la dificultad de este esfuerzo en el contexto de la actual Venezuela, en el que “se están desmoronando” muchas cosas. Le entrevistamos para conocer los éxitos de la universidad y su postura ante la crisis venezolana, a la que ve “una salida electoral” mediante la esperanza y “la presión pacífica”.

¿La suya es la mejor universidad de Venezuela?

Decir eso es demasiado en estos tiempos, en los que hacemos un esfuerzo por sobrevivir en medio de las circunstancias del país, pero yo creo que sí. La Andrés Bello ocupa un lugar importante en el ránking de las universidades de América Latina, está entre las 100 mejores. Antes, este era un dato que yo no tomaba demasiado en cuenta, pero ahora soy consciente de que reconocer a la universidad como recinto de calidad en la formación universitaria es fruto de un esfuerzo que hacemos en medio de múltiples carencias. Esforzándonos, además, en que sea una universidad inclusiva, no solo para un grupo, sino accesible para todos. ¿Por qué inclusión? Aproximadamente el 43% de los estudiantes tiene alguna forma de ayuda económica. Estas ayudas por nuestra parte son un gran esfuerzo en una universidad de 12.000 estudiantes, que agradecemos a mucha gente solidaria: particulares, instituciones… que ciertamente ayudan con este tipo de becas.

Una universidad con mucha incidencia en el entorno

Para nosotros hay dos líneas. Una es la de todo lo que tiene que ver con la universidad en sí misma, que responda a los retos educativos de la sociedad del siglo XXI. Retos que están muy asociados a la diversificación del curriculum, a la innovación educativa, al uso de la tecnología, a la comprensión de nuestros estudiantes como ciudadanos del mundo que, como tales, quieren ser capacitados, combinando su tradicional formación universitaria con otros muchos saberes, que les posibiliten diversas competencias.

Universidad Católica Andrés Bello

“Desde nuestro Centro Social Padre Manuel Aguirre, los estudiantes y profesionales universitarios ofrecen espacios de servicio -sanitario, jurídico, administrativo…- a los desprotegidos de la sociedad”

Además de esa línea de trabajo, la otra gran preocupación es que, como bien decía Ignacio Ellacuría, no se puede formar profesionales exitosos para sociedades fracasadas. Para nosotros, la idea es profesional exitoso en una sociedad exitosa. El tema de la lucha por el cambio político en el país, por la inclusión, por la atención a las víctimas, por la defensa de la democracia… es fundamental.

Las necesidades del país

Sí. En esa línea, nos servimos de varias áreas. Una es la que tiene que ver con todo el área de investigación. La universidad sigue desarrollando investigaciones muy importantes en el área social, humanística, del Derecho, de los Derechos Humanos… Tratamos de construir, desde la potencia de lo que somos, desde la academia, propuestas para el país. Actualmente la universidad es abanderada de todos los estudios sobre la realidad social del país especialmente en materia de pobreza y de empobrecimiento de las condiciones de vida. Trabajamos prospectivamente cuáles son los grandes retos en salud, en alimentación, etc.

Jardines de la UCAB

Otro área de acción en esa línea tiene que ver con la concepción de la universidad como un espacio de encuentro. Esta es una sociedad que necesita debatir, encontrarse, orientarse. Y nada mejor que la universidad como un gran aforo público para la discusión pública.

El último gran tema es nuestra defensa de las víctimas, de los desprotegidos de toda esta tragedia social. Esto incluye la defensa de todo derecho humano, pero también todo lo que podamos hacer desde la labor asistencial. Tenemos un Centro Social importante, el Padre Manuel Aguirre, que es una iniciativa que nació hace algo más de 20 años en la universidad, con la idea de construir un parque social. Donde los profesionales y los estudiantes pudieran ofrecer, desde sus conocimientos, espacios de servicio a toda la comunidad.

¿Servicios de salud, de educación…?

Acompañamiento en todas las cuestiones, también jurídicas, de asesoría psicológica… Es algo así como una proyección de lo que es el saber de la universidad puesto al servicio de la comunidad. Realmente no conozco en América Latina una experiencia como ésta.

José Virtuoso y el cardenal Porras

José Virtuoso y el cardenal Porras

¿Es la vocación de su universidad?

Exacto, es lo que somos, algo muy nuestro. Todo esto lo hacemos desde una identidad, muy claramente marcada, de seguir a Jesús. Para nosotros, la fe en Jesús tiene que mostrarse con coherencia, tratando de vivir conforme a sus valores y haciendo del mensaje cristiano un mensaje, una palabra, acompañado de las obras. La inspiración cristiana está ahí y, dentro de ella, la profunda inspiración de la Compañía de Jesús.

¿Logran transmitirle esos valores cristianos a la gente joven de ahora, que no se muestra muy receptiva?

La gran ventaja que tenemos en Venezuela es que no padecemos todavía el mal de la indiferencia religiosa. Frente al mal del ateísmo, en Venezuela la religión católica todavía es muy practicada. Es prioritaria para aproximadamente el 76% de la población, que se declara católico. Si hablamos de cristianismo, mucho más: estaríamos hablando casi de un 86%. Lo que hay menos, como en otros países, es el cultivo de esa fe. En la universidad, el mensaje cristiano, sus valores, sí que encuentran mucha acogida. No nos encontramos esa resistencia de la que hablas en el mundo joven. Lo que nos encontramos son las dificultades propias del tiempo moderno, para asimilar ese mensaje entre otros mensajes y distracciones.

Virtuoso sj

Virtuoso sj

¿Le duele Venezuela?

Muchísimo. No me deja dormir. Veo esta sociedad en peligro. Cada día se convierte en una sociedad de mayor dolor y tragedia. En Venezuela la pobreza es multidimensional y alcanza a más de la mitad de la población. Estamos hablando de familias que no solamente tienen problemas para conseguir el ingreso necesario para vivir, sino que poseen varios problemas que agudizan esa pobreza: no tienen vivienda, están enfermos, el tema educativo… Dentro de todo ello, por estar metido, me duele mucho la educación. Este es un país donde el sistema educativo se está desmoronando cada vez más.

Cuando el sistema que había era bueno y gratuito

Las universidad del país están viviendo un momento muy malo. Por eso para nosotros pensar en la Universidad Católica como un espacio de calidad abierto a todos, es fundamental.

¿La denuncia profética que hacen ustedes, como Iglesia Católica, les expone demasiado? ¿Tienen miedo?

Sí, porque nos pone en el foco. Intentamos seguir el aliento profético de los obispos, que ha sido muy claro. La Compañía de Jesús, como orden, también se caracteriza por esa claridad… Y, en lo personal, como rector universitario me toca asumir esa bandera y llevarla adelante. Lo hacemos con todos los temores y dificultades propias de asumir posturas críticas. Nos sentimos, efectivamente, bajo riesgo y amenaza constante. Pero no puedo decir que yo haya recibido una amenaza personal y directa, como por ejemplo pasa con nuestro rector en la universidad de Nicaragua, la Católica de Managua. No he llegado a esta situación, gracias a Dios. Pero evidentemente estamos lejos de celebrar nuestra situación.

Porras, Hünermann, Luciani y Virtuoso

Porras, Hünermann, Luciani y Virtuoso

¿Qué salida propone? Los obispos hablan de elecciones libres…

En Venezuela la democracia se bloqueó. Digamos que somos una sociedad sin instituciones, sin Estado de Derecho protegido por la Constitución. Una sociedad en donde un grupo, a su propio arbitrio, controla el Estado. Somos un buen ejemplo de lo que significa un Estado fallido, donde el gobierno no hace lo que tiene que hacer.

Eso, en Europa, suena muy fuerte.

Es así. Es un Estado que, más bien, promueve el delito y vive del delito abiertamente. Entonces, en definitiva, si Venezuela quiere avanzar, toca salir de este régimen. Nuestra propuesta es que sea bajo una solución democrática. Será muy difícil, pero el arte de la política consiste en negociar, persuadir al otro, y presionar protestando. Nuestra sociedad se ha manifestado en las calles y lo sigue haciendo a pesar de la frustración y el desencanto. Hay que construir las condiciones para que haya una salida electoral. Será por etapas… Un largo camino. Pero es la tarea que tenemos hoy día en la sociedad venezolana.

Virtuoso y Porras, en Comillas

¿Evitando, por encima de todo, la violencia?

Claro: el camino de la violencia no nos lleva a ninguna parte. Ese camino no lo podemos buscar… Otra cosa es que se presente, pero nosotros no podemos pretender salir de la violencia con más violencia. Tampoco son factores exógenos los que nos van a sacar de esta crisis: los venezolanos seremos protagonistas. Pero construyendo una salida política sin violencia, a través de la presión ciudadana y la presión externa (creo que el mundo, en este sentido, se ha portado bien con Venezuela). Creo que este sería un proceso que podría funcionar. Por supuesto, con el empeño de todos nosotros.

Entonces, al final, ve cierta esperanza.

Yo sí. Soy un convencido de que esta lucha nos traerá luz. Porque en este camino hay mucha buena voluntad comprometida, muchos venezolanos que quieren el cambio y muchos países de fuera acogiendo estas propuestas. Soy optimista y tengo esperanza, aunque también soy consciente de que es un proceso difícil, que llevará su tiempo.

¿Qué le dice al padre Sosa?

Que nos siga acompañando con la ilusión de su apoyo y de sus grandes orientaciones. Que siga siendo ese líder inspirador que fue en Venezuela.

¿Y al Papa Francisco?

Que nos dé su bendición, que nos anime a seguir luchando.


Deja un comentario

China ante el Papa Bergoglio. Actitud favorable?

O

Quando Benedetto XV scrisse: il nazionalismo è la “peste” della missione

Cento anni della Maximum illud, la lettera missionaria “made in China” del 1919 che voleva rompere l’intreccio perverso tra attività missionarie e politiche di aggressione imperialista delle potenze occidentali

CITTA’ DEL VATICANO. Dopo il Viaggio del Papa in Thailandia e in Giappone, il governo cinese, attraverso il portavoce del Ministero degli Esteri, ha fatto sapere di apprezzare «la cordialità e le buone intenzioni di Papa Francesco che desidera visitare la Cina», e ha confermato che «la Cina è aperta e accoglie con favore» gli scambi tra Pechino e il Vaticano. Papa Francesco, tornando dal viaggio, sul volo Tokyo-Roma aveva ribadito davanti ai giornalisti il suo amore per la Cina e il suo desiderio di recarsi in visita a Pechino.

Non è stato sempre così. Ai tempi di Mao, quando il nunzio vaticano Antonio Riberi fu espulso dalla Repubblica Popolare cinese, la propaganda comunista lo tacciava di essere il «cane segugio dell’imperialismo americano».

Per la Chiesa, la Cina è come un destino. La cosa certo non piace ai circoli impegnati senza requie a sabotare l’iniziale intesa maturata tra Pechino e Santa Sede, a partire dalla delicata questione delle nomine dei vescovi. Eppure già un secolo fa la Chiesa di Roma e il suo Vescovo avevano preso atto – con il loro “fiuto” infallibile – che il cammino presente e futuro del cristianesimo nel mondo passa anche per le vie imprevedibili dell’incontro con la Cina.

Lo attesta in maniera mirabile la Maximum illud, la lettera apostolica di Papa Benedetto XV che porta la data del 30 novembre 1919. Esattamente cento anni fa. La Lettera apostolica è il primo documento sulle missioni emanato da un Papa. Offre ancora orientamenti preziosi per l’opera missionaria nel presente: Papa Francesco ha indetto il “Mese missionario straordinario” celebrato dalla Chiesa universale lo scorso ottobre proprio prendendo le mosse dalla ricorrenza del centenario di pubblicazione di quel documento del suo predecessore Giacomo Della Chiesa. E anche gli studi recenti – come quelli della professoressa Elisa Giunipero, direttrice dell’Istituto Confucio dell’Università Cattolica – confermano con nuovi contributi che quella “Magna Charta” delle missioni cattoliche ha origini cinesi.

Già a quel tempo, le travagliate vicende della Cina aiutarono anche la Santa Sede a far maturare un nuovo sguardo sui criteri da seguire nell’opera missionaria, per renderla più conforme alla natura stessa dell’annuncio cristiano.

Nel periodo storico precedente alla pubblicazione della Maximum illud, aveva toccato il suo apice l’intreccio più perverso tra le attività missionarie e le politiche di aggressione imperialista delle potenze occidentali verso l’Impero cinese retto dalla dinastia Qing, nella sua fase terminale. Quando Inghilterra, Stati Uniti e Francia avevano imposto alla Cina gli ignobili «trattati ineguali» che inauguravano la penetrazione coloniale, in tutti e tre i casi a fare da interpreti per i nuovi conquistadores c’erano dei missionari.

Nel 1902, l’accademico di Francia Fernand Brunetière poteva scrivere che: «In Estremo Oriente i missionari sono i migliori informatori e gli agenti più sicuri dei nostri diplomatici». I trattati sempre più umilianti che gli occidentali imponevano ai cinesi a colpi di cannone includevano anche privilegi sempre più estesi per l’attività missionaria.

Già allora, i missionari e gli uomini di Chiesa più avveduti si accorsero di quanto fosse deleteria, per la stessa azione apostolica, la sua connessione servile con gli interessi strategici dei poteri occidentali. «I cinesi», scriverà più tardi Celso Costantini, chiamato a diventare nel 1922 primo delegato pontificio nella Cina post-imperiale, «subirono la formidabile serie di perdite e di umiliazioni per opera delle missioni cristiane, e videro le missioni strettamente connesse con la politica aggressiva delle nazioni estere».

Nei primi lustri del Novecento, la Santa Sede si era mossa nel tentativo di recidere l’intreccio tra attività missionaria e interessi coloniali. Mentre negli ambienti ecclesiali e missionari di allora, diventava incandescente il confronto su come favorire anche in Cina la nascita di una Chiesa locale, slegata da qualsiasi protettorato straniero.

In quegli anni, in prima linea nell’indicare l’urgenza di un cambio di passo c’erano in particolare due missionari lazzaristi, Antonio Cotta e Vincent Lebbe, che operava a Tianjin. Nel 1916 si era arrivati al cosiddetto «incidente di Laoxikai», esploso quando il consolato francese aveva provato a occupare con la forza i terreni intorno alla cattedrale cattolica di Tianjin per includerli nel proprio compound: proprio il missionario belga Lebbe aveva guidato la protesta dei cittadini cinesi contro l’imperialismo francese, con il risultato di essere espulso dal Vicariato apostolico di Tianjin.

Le intuizioni e gli allarmi di Cotta e Lebbe venivano comunque tenuti in considerazione a Roma. Nei loro memoriali, inviati e studiati presso la Congregazione di Propaganda Fide, emergeva chiaramente che i cinesi non avevano bisogno di un «superbattesimo» coincidente con lo stato di sottomissione sine die alle congregazioni religiose straniere. Bastava seguire anche in Cina la via indicata negli Atti degli Apostoli: l’opera missionaria, intesa come invio di persone da terre lontane, doveva essere solo la fase iniziale e provvisoria, come del resto era avvenuto in età apostolica. Poi, la competenza dell’attività missionaria sarebbe dovuta passare alle comunità locali. Ma questo processo era ostacolato proprio dalla percezione della Chiesa come realtà paracoloniale asservita ad interessi di potenze straniere.

Davanti all’emergenza cinese, alcuni Vicari apostolici operanti in Cina sollecitarono un pronunciamento da parte della Santa Sede. Nelle loro intenzioni, tale intervento doveva essere rivolto solo ai vescovi della Cina. Invece, il Papa e i suoi collaboratori scelsero di allargare l’orizzonte, prendendo spunto dal caso cinese per affrontare emergenze diffuse e fornire indicazioni ritenute utili per orientare in ogni luogo la missione universale della Chiesa.

La Maximum illud fu il risultato di questo processo, e in alcuni passaggi riprende parola per parola considerazioni contenute nei memoriali inviati a Roma dal lazzarista Cotta. Il Papa nella Lettera affermava che il nazionalismo può diventare pestis teterrima, «la più triste delle piaghe» per l’annuncio del  Vangelo.

Nel documento, il tema missionario appare determinato anzitutto dall’assecondare il dono dello Spirito Santo e non dall’urgenza di arruolare o di arringare militanti. Si ripete che il cristianesimo non è una civiltà terrena da propagare con strategie di conquista, ma una cittadinanza celeste. Riguardo all’asservimento dell’azione missionaria a interessi di egemonia politica, Benedetto XV, con il linguaggio del tempo, fa notare tra le altre cose che «gli uomini, per quanto barbari e selvaggi, capiscono piuttosto bene che cosa cerchi per sé e cosa chieda loro il missionario, e col fiuto riconoscono con grande sagacia (sagacissimeque odorando perspiciunt) se egli desideri qualcos’altro che non sia il loro bene spirituale».

Quando un missionario si adopera per gli interessi del proprio Paese di provenienza, e non ha come unico bene da perseguire la salvezza delle anime – faceva notare il Vescovo di Roma – sorgono inevitabili sospetti tra la popolazione, «indotta a credere che la religione cristiana sia qualcosa che appartiene a una qualche nazione straniera, abbracciando la quale religione uno sembra mettersi sotto la tutela e il potere di un altro Paese e sottrarsi alla legge del proprio». Invece la fede cristiana, «abbracciando tutti gli uomini che adorano Dio in spirito e verità, non è straniera ad alcuna nazione».

Il Papa giudicava come deplorevole la possibilità stessa di vedere all’opera «missionari così dimentichi della propria dignità da pensare più alla loro Patria terrena che a quella celeste», e «preoccupati più del dovuto di dilatarne la potenza e di estenderne anzitutto la gloria. Sarebbe questa – rimarcava Papa Della Chiesa cent’anni fa  la più triste piaga dell’apostolato». Benedetto XV rivelava anche il «grande dispiacere» provocato da «quelle riviste missionarie diffuse in questi ultimi anni, che manifestano non tanto il desiderio di dilatare il regno di Dio quanto di allargare l’influenza del proprio Paese».

Già allora, le reazioni più velenose alla Lettera si registrarono all’interno della Chiesa. Parte degli ecclesiastici e dei religiosi occidentali operanti nei territori di missione misero in atto un sabotaggio lamentoso delle linee ispiratrici della Maximum illud. Da Roma erano giunti suggerimenti profetici, che potevano aiutare tutti a riscoprire le autentiche sorgenti di grazia dell’opera apostolica, e venivano accolti con indifferenza calcolata da tanti “addetti ai lavori”, ripiegati nella difesa delle proprie posizioni.

Nel febbraio 2024, la Segreteria di Stato fu costretta ancora a diffondere una nota per ribadire che in Cina «non bisogna esigere indennità per l’uccisione di un missionario, dato che è estraneo allo spirito della Chiesa chiedere dei compensi pecuniari per il sangue dei martiri». Anche le reazioni degli apparati politici e clericali di allora appaiono affini, per ragioni reali e contenuti, alle operazioni di tanti circoli politico-clericali impegnati a tempo pieno a distorcere e occultare i criteri che guidano la Chiesa di Roma nei suoi rapporti con la Cina di oggi.

In un tempo in cui anche sugli scenari geopolitica, ad ogni latitudine, si moltiplicano i circoli, le lobby e gli apparati di potere ansiosi di usare anche le difficoltà e le sofferenze dei cristiani come strumento di propaganda delle rispettive strategie di predominio.


Deja un comentario

Visita privada del Papa al emperador del Japón.

Encuentro del Santo Padre con el Emperador de Japón Naruhito

Tras haberse reunido con las víctimas del “triple desastre”, el Papa fue al Palacio Imperial de Tokio para mantener una conversación privada con el Emperador de Japón Naruhito.

Ciudad del Vaticano

El lunes 25 de noviembre, tras haberse reunido con las víctimas del “triple desastre” en Japón; el Santo Padre Francisco mantuvo un encuentro privado con el emperador de Japón, Naruhito, en el Palacio Imperial de Tokyo, en el marco de su viaje apostólico.

El Pontífice llegó al Palacio Imperial a las 11:00, hora local, y fue recibido por el propio emperador a la entrada del Palacio. Después de tomarse las respectivas fotos oficiales de la reunión, ambos mantuvieron una conversación privada de aproximadamente media hora.

Tras este encuentro, el Papa entregó a modo de obsequio al emperador de Japón un cuadro en mosaico artístico obra del pintor romano Filippo Anivitti (1876-1955). El mosaico muestra el arco de Tito que se encuentra en los Foros Imperiales de la ciudad de Roma.

Hubo gran énfasis por parte de los medios de comunicación locales por el gesto de Naruhito: el Papa fue recibido por el Emperador en la entrada del Palacio y, después de atravesar juntos el atrio, llegaron a la Sala de Audiencias. Al final de la reunión privada, el emperador Naruhito acompañó al Papa Francisco al ingreso principal para su despedida.

Según la agencia Jiji Press, que recoge fuentes de la Casa Imperial, en el ingreso principal el emperador Naruhito saludó al Papa en español, expresandole su alegría por haberlo encontrarlo, agradeciéndole su visita a las ciudades de Hiroshima y Nagasaki y su encuentro con las víctimas del terremoto y del tsunami de marzo de 2011. Según la misma fuente, Francisco recordó el llanto de sus padres ante la noticia de los bombardeos atómicos, en agosto de 1945, cuando sólo tenía nueve años.

El emperador Naruhito

Su Majestad Imperial Naruhito, actual emperador de Japón, es el hijo mayor del ex emperador Akihito y de la ex emperatriz Michiko, nació en el Palacio Togu de Tokio en 1960.

El 1 de mayo de 2019 asciende al trono, tras la abdicación de su padre, el ex emperador Akihito, después de más de 30 años de reinado. Se trata, por tanto, de un momento histórico en la historia del país y de la casa real japonesa, la monarquía hereditaria más antigua del mundo. Según la constitución japonesa, el emperador es el “símbolo del Estado y de la unidad de su pueblo”.


Deja un comentario

Thailandia: encuentro del Papa con el primer ministro.

El Papa Francisco con el Primer Ministro de Tailandia. El Papa Francisco con el Primer Ministro de Tailandia.   (AFP or licensors)

El Pontífice inicia su actividad en Tailandia visitando al Primer Ministro

El segundo día del Papa en Tailandia inicia con la visita al Primer Ministro en la Casa del Gobierno. El Papa hoy visitará al Patriarca Supremo de los Budistas, a los enfermos del Hospital San Luis y celebrará Misa en el Estadio Nacional de Tailandia.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Arranca el programa de actividades del Papa Francisco en Tailandia con una ceremonia de bienvenida en la Casa del Gobierno (Governmental House) del Primer Ministro, el General Prayuth Chan-ocha, cuando son las 09:00 en Bangkok, las 03:00 en Europa.

Firma del Libro de Honor

Entre himnos y honores, el Papa ha sido recibido en la entrada del Palacio por el Primer Ministro y seguidamente se han hecho juntos la foto oficial. Después se han dirigido a la antecámara de la Inner Ivory Room para firmar el Libro de Honor. En esta sala ha tenido lugar un encuentro privado entre el Papa y el Primer Ministro en el que el Papa le ha regalado un tríptico con las medallas del Pontificado y el General Prayuth le ha presentado a su esposa.

Tras finalizar este primer encuentro, el Papa se ha desplazado a otra de las salas con las que cuenta la Casa del Gobierno, en concreto a la Sala Inner Santi Maitri, donde le esperan las autoridades políticas y religiosas del país, pero también la sociedad civil y el cuerpo diplomático para escuchar el que será el primer discurso del Papa en Tailandia.

Los discursos del Papa en este jueves 21 de noviembre

En este jueves 21 de noviembre el Papa Francisco pronunciará 4 discursos. El primero será a las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático, el segundo lo pronunciará ante el Patriarca Supremo de los Budistas, el tercero será dirigido al personal médico del hospital San Luis y el último, que más que discurso será una homilía, la pronunciará ante los fieles presentes durante la Santa Misa que presidirá en el Estadio Nacional de Tailandia.


Deja un comentario

El Papa, hoy 21 nov. en Bangkok

El Papa Francisco con el Primer Ministro de Tailandia. El Papa Francisco con el Primer Ministro de Tailandia.   (AFP or licensors)

El Pontífice inicia su actividad en Tailandia visitando al Primer Ministro

El segundo día del Papa en Tailandia inicia con la visita al Primer Ministro en la Casa del Gobierno. El Papa hoy visitará al Patriarca Supremo de los Budistas, a los enfermos del Hospital San Luis y celebrará Misa en el Estadio Nacional de Tailandia.

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Arranca el programa de actividades del Papa Francisco en Tailandia con una ceremonia de bienvenida en la Casa del Gobierno (Governmental House) del Primer Ministro, el General Prayuth Chan-ocha, cuando son las 09:00 en Bangkok, las 03:00 en Europa.

Firma del Libro de Honor

Entre himnos y honores, el Papa ha sido recibido en la entrada del Palacio por el Primer Ministro y seguidamente se han hecho juntos la foto oficial. Después se han dirigido a la antecámara de la Inner Ivory Room para firmar el Libro de Honor. En esta sala ha tenido lugar un encuentro privado entre el Papa y el Primer Ministro en el que el Papa le ha regalado un tríptico con las medallas del Pontificado y el General Prayuth le ha presentado a su esposa.

Tras finalizar este primer encuentro, el Papa se ha desplazado a otra de las salas con las que cuenta la Casa del Gobierno, en concreto a la Sala Inner Santi Maitri, donde le esperan las autoridades políticas y religiosas del país, pero también la sociedad civil y el cuerpo diplomático para escuchar el que será el primer discurso del Papa en Tailandia.

Los discursos del Papa en este jueves 21 de noviembre

En este jueves 21 de noviembre el Papa Francisco pronunciará 4 discursos. El primero será a las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático, el segundo lo pronunciará ante el Patriarca Supremo de los Budistas, el tercero será dirigido a el personal médico del hospital San Luis y el último, que más que discurso será una homilía, la pronunciará ante los fieles presentes durante la Santa Misa que presidirá en el Estadio Nacional de Tailandia.


Deja un comentario

La solución de la Santa Sede al problema israelo-palestino

Israele-Palestina, il Vaticano: soluzione dei due Stati unica via

La Santa Sede chiede di trovare un «compromesso giusto» per evitare ulteriori conflitti e raggiungere la pace

Israele-Palestina, il Vaticano: soluzione dei due Stati unica via per la pace

ROMA. Di fronte a «recenti decisioni che rischiano di minare ulteriormente il processo di pace israelo-palestinese» e la già fragile stabilità regionale, «la Santa Sede ribadisce la sua posizione in merito alla soluzione di due Stati per due popoli, come unica via per arrivare ad una soluzione definitiva dell’annoso conflitto». È quanto si legge in un comunicato diffuso dalla Sala Stampa vaticana, all’indomani delle dichiarazioni giunte dagli Stati Uniti sul cambio di politica verso gli insediamenti israeliani in Cisgiordania, che Washington non considererà più contrari al diritto internazionale.

«La Santa Sede sostiene il diritto dello Stato d’Israele a vivere in pace e sicurezza entro i confini riconosciutigli dalla comunità internazionale, ma lo stesso diritto appartiene al popolo palestinese e deve essere riconosciuto, rispettato e attuato», sottolinea la nota vaticana.

Nel comunicato si esprime l’auspicio «che le due Parti, negoziando direttamente tra di loro, con l’appoggio della Comunità internazionale e in osservanza delle Risoluzioni delle Nazioni Unite, possano trovare un compromesso giusto, che tenga conto delle legittime aspirazioni dei due popoli».


Deja un comentario

La Santa Sede ante los territorios palestinos ocupados por Israel.

Santa Sede sobre el proceso de paz Israel-Palestina: dos Estados para dos pueblos

Ante las recientes decisiones que amenazan con socavar aún más el proceso de paz israelí-palestino, la Santa Sede reitera a través de un comunicado, su posición sobre la solución de dos Estados para dos pueblos, “como única manera de llegar a una solución definitiva de este conflicto de larga data”.

Ciudad del Vaticano

Tal como se lee en un comunicado publicado el 20 de noviembre por la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ante las recientes decisiones que amenazan con socavar aún más el proceso de paz israelí-palestino y la ya frágil estabilidad regional, la Santa Sede reitera su posición sobre la solución de dos Estados para dos pueblos, como única manera de llegar a una solución definitiva de este conflicto de larga data.

Asimismo, la Santa Sede apoya el derecho del Estado de Israel a vivir en paz y seguridad dentro de las fronteras que le reconoce la comunidad internacional, pero el mismo derecho pertenece al pueblo palestino y debe ser reconocido, respetado y aplicado.

En este sentido, la Santa Sede espera que las dos Partes, negociando directamente entre sí, con el apoyo de la comunidad internacional y en cumplimiento de las resoluciones de las Naciones Unidas, lleguen a un compromiso justo que tenga en cuenta las legítimas aspiraciones de los dos pueblos.