Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Congo: situación de relativa calma política tras elecciones

La República Democrática del Congo vive un traspaso de poderes pacífico

MONUSCO/Alain Likota
Votantes hacen fila durante las elecciones presidenciales y legislativas del pasado 30 de diciembre en la República Democrática del Congo.

18 Marzo 2019

La situación en la República Democrática del Congo ha adquirido recientemente un carácter “mucho más sereno que en los pasados meses de diciembre y enero”, debido al traspaso de poderes resultante de las elecciones presidenciales celebradas a finales de diciembre de 2018.

La representante especial del Secretario General de la ONU para la República Democrática del Congo, Leila Zerrougui, indicó este lunes ante el Consejo de Seguridad que, tras las elecciones celebradas el pasado mes de diciembre, la transferencia del poder en la nación africana “ha sido la primera en la historia reciente del país que se hizo de forma pacífica”.

Pese a este dato positivo, Zerrougui destacó que no podía obviar que la oposición ha impugnado los resultados del escrutinio, pero afirmó que la mayoría de la población acogió “con alivio” la presidencia en funciones del presidente elegido, Felix Tshisekedi,

El nuevo mandatario se comprometió a trabajar en favor de la consolidación de la paz, el estado de derecho y la democracia, y la promoción y protección de los derechos humanos.

Las palabras de Tshisekedi se concretaron con acciones específicas, “para relajar las tensiones”, como la puesta en libertad de presos políticos y de conciencia, las reuniones en todo el territorio con el líder la oposición, Martin Fayulu, y el anuncio de la creación de un “entorno favorable para el retorno de los exiliados políticos”.

Diálogo para un nuevo Gobierno

Zerrougui indicó que en estos momentos se están celebrando conversaciones para formar un nuevo gobierno, entre el Frente Común para el Congo, que obtuvo la mayoría de los escaños legislativos a nivel nacional y provincial, y la plataforma Cap pour la Changement, que apoyaba la candidatura del presidente.

Una de las primeras acciones fue acordada la semana pasada cuando se decidió el nombramiento del futuro primer ministro de la República y, además, se confía en la próxima formación del equipo de gobierno que trabajará de acuerdo al programa de Tshisekedi.

La conquista de la paz

Del mismo modo, Zerrougui destacó que, como resultado del cambio presidencial y tras la entrega voluntaria de cientos de combatientes armados, “se abre una oportunidad de consolidar la paz y la seguridad en varias provincias del país”.

A este desafío se le une otro como es el de identificar las opciones que permitirán la reintegración de los excombatientes en sus comunidades.

Problemas en el este del país

Sin embargo, estos avances se ven ensombrecidos por diversos sucesos violentos en el este del país, advirtió la representante especial del Secretario General.

“En la zona del Gran Norte, dentro de la región de Kivu del Norte y donde permanece activo el segundo mayor brote de ébola de la historia, elementos del grupo rebelde Fuerzas Democráticas Aliadas y de los Mai-Mai continúan sus hostilidades contra civiles, las Fuerzas Militares de la República Democrática del Congo (FARDC) y, en varios casos, contra trabajadores humanitarios y personal de la Misión De Estabilización de la ONU en el país”.

En este aspecto, destacó el apoyo que prestan los efectivos de la Misión en materia de seguridad para los civiles, las Fuerzas Militares de la República Democrática del Congo y la policía nacional, especialmente tras los ataques contra centros de respuesta al ébola en Butembo y Katwa.

Al mismo tiempo, alertó sobre los importantes desplazamientos de población causados por los enfrentamientos en Minembwe, en la región de Kivu del Sur,y apoyó el fortalecimiento de la presencia de las FARDC junto a las fuerzas de la Misión.

Tras las elecciones presidenciales, se abre un nuevo escenario en la República democrática del Congo, un país donde el anterior presidente, Joseph Kabila, ostentó el cargo durante dieciocho años.

 


Deja un comentario

Fuertes discrepancias en el Cons. de seguridad ONU sobre la actitud con Venezuela.

Venezuela: Dos propuestas de resolución fracasan en el Consejo de Seguridad

Rusia y China vetaron un proyecto de resolución promovido por Estados Unidos que llamaba a la celebración de elecciones en Venezuela y reconocía al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino del país. Una segunda propuesta, patrocinada por Rusia, abogaba por el diálogo entre el gobierno y la oposición venezolanos mediante el Mecanismo de Montevideo.

Sofía Lobos – Ciudad del Vaticano

Dos borradores de resolución sobre Venezuela quedaron en propuestas este jueves en el Consejo de Seguridad de la ONU, uno por ser vetado por dos miembros permanentes de ese órgano y otro por no obtener votos suficientes para su aprobación.

El primer proyecto, promovido por Estados Unidos, pedía que se facilitara la entrada de ayuda humanitaria al país, solicitaba elecciones con observadores internacionales y reconocía al presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó, como presidente interino del país en lugar del presidente Nicolás Maduro.

 

Tal como informa el centro de prensa de Naciones Unidas, ese documento recibió 9 votos a favor, 3 en contra -dos de ellos de Rusia y China, integrantes del Consejo con derecho de voto- y 3 abstenciones.

El segundo texto, presentado por Rusia, abogaba por la entrega de ayuda humanitaria en Venezuela apegada a los principios de la ONU de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia, además de llamar al diálogo mediante el Mecanismo de Montevideo.

Esa propuesta obtuvo 4 votos a favor, 7 en contra y 4 abstenciones.

Explicaciones del voto

Antes de iniciarse las votaciones, el embajador de Rusia ante la ONU, Vassily Nebenzia, calificó de “hipócrita” el texto estadounidense y advirtió que Estados Unidos lo había sometido sabiendo que sería vetado con el objetivo de socavar deliberadamente la unidad del Consejo y señalar a los “supuestos obstructores” del restablecimiento de la democracia en Venezuela.

“Si Estados Unidos quisiera de verdad ayudar al pueblo de Venezuela, operaría mediante canales oficiales como las agencias de la ONU que operan en el país, pero esa no es la finalidad, se trata de una cortina de humo”, aseguró el diplomático.

 

Por su parte, China estuvo de acuerdo con Rusia al oponerse a la intervención de fuerzas extranjeras para determinar el futuro de Venezuela.

Asimismo, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, afirmó que la situación en ese país requiere una acción inmediata:

“Cada miembro de la comunidad internacional que reconozca el gobierno de Guaidó apoya la lucha del pueblo de Venezuela por reinstaurar su democracia. Lamentablemente, al votar contra esta propuesta algunos miembros de este Consejo siguen protegiendo a Nicolás Maduro y a sus cómplices; prolongando así el sufrimiento de los venezolanos. Esta crisis fabricada por el hombre se ha extendido mucho más allá de las fronteras de Venezuela y amenaza con desestabilizar la región”, añadió Abrams reiterando que Estados Unidos se mantendrá firme en su apoyo al gobierno legítimo de Guaidó y de la Asamblea Nacional y seguirá esperando la celebración de elecciones libres y justas.


Deja un comentario

Card. Parolín: los acuerdos de la Santa Sede con los Estados. El caso de China

El Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su SantidadEl Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad 

Cardenal Parolin: dar efecto práctico al Acuerdo con China sobre los Obispos

El Secretario de Estado de Su Santidad abrió los trabajos del Congreso internacional sobre “Los acuerdos de la Santa Sede con los Estados (siglos XIX-XXI). Modelos y mutaciones: del Estado confesional a la libertad religiosa” que comenzó en la Pontificia Universidad Gregoriana y que concluye hoy en la Escuela Francesa de Roma

Alessandro Di Bussolo – Ciudad del Vaticano

“Ahora es importante implementar el Acuerdo provisorio sobre los nombramientos de los Obispos en China, y comenzar a hacerlo funcionar en la práctica”. Lo afirmó el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado vaticano, al explicar el estado de las negociaciones con la República Popular China, después del Acuerdo firmado el pasado 22 de septiembre en Pekín, tras un largo trabajo. “Al final – dijo el Purpurado – lo hemos logrado y esperamos que realmente pueda dar frutos para el bien de la Iglesia y del país”.

Dos partes que aún no tienen un reconocimiento recíproco

El 28 de febrero, el Cardenal Parolin dirigió su prolusión, en el aula magna de la Pontificia Universidad Gregoriana, para abrir los trabajos del Congreso internacional sobre “Los acuerdos de la Santa Sede con los Estados (siglos XIX-XXI). Modelos y mutaciones: del Estado confesional a la libertad religiosa”.

Y al referirse al Acuerdo con China destacó que “se trata de un caso sui generis, porque ha sido realizado entre dos partes que aún no tienen reconocimiento recíproco”.

Acuerdos para la libertad religiosa y el bien común

El Secretario de Estado vaticano recordó a los participantes en este Congreso, que se clausura este 1° de marzo en la Escuela Francesa de Roma, que en estos acuerdos bilaterales, la Iglesia católica “no pide al Estado que actúe como Defensor fidei, sino que sea capaz de cumplir su misión”, protegiendo la libertad religiosa de los creyentes de todas las confesiones y permitiendo que la Iglesia misma “contribuya eficazmente al desarrollo espiritual y material del país y que fortalezca la paz”, tal como lo pide la Constitución conciliar Gaudium et spes.

Los concordatos en los países de minoría católica 

Al recordar los recientes acuerdos con los países en los que los católicos son minoría, desde el de Túnez (de 1964), pasando por el de Marruecos (de 1983), o el de Israel (de 1993), hasta el último con la Autoridad Palestina (del año 2015), el Cardenal Parolin subrayó que también en el pasado la Santa Sede ha intentado estipular acuerdos con Estados “no cristianos”. Y en el caso de los acuerdos con Estados occidentales que se proclamaban católicos, siempre se ha buscado “asegurar la independencia de la Iglesia contra los intentos de los Estados de interferir en sus asuntos internos y en el nombramiento de los Obispos”.

Ningún acuerdo escrito con los países anglosajones

Un capítulo aparte es el de las relaciones de la Santa Sede con los Estados con los que no tiene ningún acuerdo o concordato, como muchos países “de tradición ortodoxa” y, sobre todo, los países anglosajones, Gran Bretaña y Estados Unidos, o de cultura anglófona, debido a dificultades de carácter cultural.

En ese caso, los asuntos más delicados se confían al principio del respeto de la palabra dada y al gentelmen agreement, el acuerdo de caballeros e informal entre las partes. El Cardenal Pietro Parolin citó el caso de Vietnam, con el que aún hoy “el acuerdo para los nombramientos de los Obispos es sólo oral”. De ahí que Vatican News le haya preguntado si realmente son necesarios estos acuerdos con los Estados.

La respuesta del Purpurado, Secretario de Estado de Su Santidad fue que son muchos los Estados con los que la Iglesia no ha llegado a un acuerdo y vive y actúa también en ellos. Pero son instrumentos útiles, muy, muy útiles para asegurar – fundamentalmente ese es su propósito – la libertad de la Iglesia en el marco más general, hoy, de la libertad religiosa, que es un derecho fundamental de la persona y de las comunidades, y para regular los ámbitos de colaboración común entre la Iglesia y el Estado, a fin de evitar conflictos. Y añadió que evidentemente, han demostrado hasta ahora, su utilidad y sin duda seguirán haciéndolo. Por esta razón, la Santa Sede se compromete continuamente a estipular acuerdos con los Estados que hasta ahora no lo han hecho uso de este instrumento.


Deja un comentario

Venezuela; consejo de seguridad ONU. Discrepancias.

Persisten las divisiones sobre Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU

ONU/Eskinder Debebe
El Consejo de Seguridad debate sobre la situación en Venezuela

26 Febrero 2019

El Consejo de Seguridad mantuvo sus divisiones con respecto a la situación en Venezuela. Estados Unidos y algunos países de América Latina y Europa refrendan su respaldo al autoproclamado presidente encargado, mientras que Rusia, China y otro grupo de naciones rechazan la injerencia extranjera y defienden la soberanía del Estado venezolano. Venezuela reitera su voluntad de diálogo y pide una resolución que rechace la intervención. La ONU afirma que seguirá actuando conforme a los principios humanitarios.

La división profunda de los integrantes del Consejo de Seguridad de la ONU con respecto a la situación en Venezuela se hizo patente una vez más este martes en una sesión promovida por Estados Unidos tras los acontecimientos de violencia del sábado pasado, cuando los opositores al gobierno venezolano intentaron entrar desde Colombia y Brasil al territorio de Venezuela con un cargamento de ayuda humanitaria sin la autorización del gobierno.

La asistencia humanitaria no debe responder a objetivos políticos y se debe entregar a quienes la necesiten, señaló la subsecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos y Construcción de la Paz, Rosemary DiCarlo, la primera de 39 oradores de la reunión promovida por Estados Unidos en la que participaron el canciller de Venezuela y el enviado especial de Estados Unidos para ese país.

DiCarlo recordó que un mes atrás presentó al Consejo de Seguridad un informe sobre la crisis en Venezuela y advirtió que de entonces a ahora se ha producido una alarmante escalada de tensiones.

Repasó los últimos acontecimientos en el país sudamericano, incluidos los incidentes de violencia del pasado fin de semana, que causaron la muerte de cuatro personas e hirieron a más de 60 en la frontera con Brasil y, según las autoridades colombianas, dejaron otros 285 lesionados en los cruces de su país con Venezuela.

La subsecretaria general aludió al llamamiento a la calma que hizo el Secretario General a todos los actores e indicó que el sistema de la ONU trabaja en cooperación con las instituciones estatales venezolanas para brindar ayuda humanitaria a la población, de conformidad con los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia.

“Seguiremos actuando de acuerdo con los principios humanitarios, trabajando con las instituciones venezolanas para asistir a la gente que lo necesita. El Secretario General ha subrayado repetidamente la importancia de estos principios guías y ha llamado a todas las partes y Estados miembros a respetarlos.”

“Los actores venezolanos de todo el espectro político tienen la responsabilidad de colocar el interés del pueblo venezolano en el centro de sus acciones en este momento crítico”, concluyó DiCarlo.

ONU / Eskinder Debebe
Rosemary DiCarlo, subsecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos y Construcción de la Paz, en la sesión del Consejo de Seguridad sobre Venezuela

Posiciones divididas

Al igual que hace un mes, el debate dejó ver la polarización internacional con respecto a la mejor vía para que Venezuela supere el actual impasse. Estados Unidos lidera a un grupo de países -Colombia, Brasil, el Reino Unido y Alemania, entre otros- que reconocen a Juan Guaidó como presidente interino y responsabilizan al gobierno venezolano de la violencia del sábado pasado y de atropellar los derechos de la población al no permitir la entrada de asistencia humanitaria.

El enviado especial estadounidense para Venezuela, Elliot Abrams, aseveró que la violencia fue obra de pandillas controladas por el presidente Nicolas Maduro y criticó a los países que llaman al diálogo en vez de llevar ayuda a los venezolanos que la precisan.

“Estados Unidos y la comunidad internacional deben respaldar la lucha del pueblo venezolano por restaurar su democracia. Debemos respetar su constitución y soberanía, es por ello que debemos apoyar la presidencia interina de Juan Guaidó”, dijo Abrams.

Sólo Maduro usa la violencia y ha llamado a las fuerzas de seguridad y a pandillas armadas

“Sólo el régimen de Maduro usa la violencia y ha llamado a las fuerzas de seguridad y a pandillas armadas. Sólo el régimen ha traicionado la independencia y soberanía venezolanas al someterse a la influencia de oficiales cubanos que permean las agencias de seguridad e inteligencia. Sólo el régimen tiene una historia que ha utilizado la ayuda humanitaria como instrumento político para el control social y como fuente de corrupción.”

ONU/Evan Schneider
Elliot Abrams, enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, en el Consejo de Seguridad de la ONU

Rusia, al igual que los países que comparten su postura, como China, reiteró su reconocimiento a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela y consideró que Estados Unidos ha montado un espectáculo político mientras se burla de la ley internacional.

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, subrayó que las sanciones impuestas por Estados Unidos a Venezuela desde 2013 Estados Unidos han afectado su economía en 345.000 millones de dólares, “un dato que se silencia” cuando se habla de la situación económica del país sudamericano.

Llamemos a las cosas por su nombre, esto no es ayuda humanitaria

Agregó que el sábado pasado desde Cúcuta, Colombia, “hubo un intento de hacer entrar ilegalmente [un cargamento] a un Estado vecino, usando a los civiles como escudos humanos”. “Los videos muestran claramente que la gente proveniente del territorio colombiano se movía agresivamente y provocó al personal militar y las tropas venezolanas que estaban en servicio.”

“Llamemos a las cosas por su nombre, esto no es ayuda humanitaria. Si Estados Unidos quisiera ayudar lo haría a través de las agencias humanitarias que operan en Venezuela como lo han hecho otros países. Por ejemplo, Rusia llevó la semana pasada 7,5 toneladas de asistencia médica a Caracas a través de la OMS y no encontró ningún obstáculo.”

ONU/Eskinder Debebe
Vassily Nebenzia, embajador de Rusia ante la ONU, en el Consejo de Seguridad

Una resolución para Venezuela

El secretario del Exterior venezolano, por su parte, se refirió una vez más la fallida entrada de ayuda humanitaria como un pretexto para la intervención y afirmó que el intento de golpe de estado fracasó.

Jorge Arreaza manifestó indignación por la información sesgada que priva en los medios de comunicación y denunció el uso del territorio de Colombia para agredir a Venezuela, agregando que en el camión incendiado que llevaba el cargamento humanitario se encontraron también herramientas para hacer barricadas y fabricar armas y así “incendiar Venezuela”.

Además, acusó al gobierno de Estados Unidos de utilizar a Venezuela con fines electorales de política interior.

El canciller insistió en la disposición del gobierno venezolano al diálogo con el Mecanismo de Montevideo o con cualquier otra iniciativa válida, incluido un llamado del Consejo de Seguridad. Estamos sentados esperando, señaló.

¿Qué pedimos? Que se rechace el uso de la fuerza contra Venezuela. Que se descarte esa opción por completo

“¿Hay elecciones? Puede ser. ¿Hay otras soluciones posibles? Puede ser, para eso tenemos una constitución muy rica”, puntualizó.

Explicó que en su país hay una crisis institucional en la que uno de los cinco poderes del Estado, la Asamblea Nacional, está en desacuerdo, por lo que hace falta dialogar.

Asimismo, Arreaza apeló al Consejo de Seguridad para rechazar cualquier posible agresión su país adoptando una resolución que lo estipule.

ONU/Manuel Elias
Jorge Arreaza, ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, habla en el Consejo de Seguridad.

“¿Qué pedimos? Que se rechace la amenaza del uso de la fuerza y el uso de la fuerza en sí mismo contra la República Bolivariana de Venezuela. Que se descarte esa opción por completo.”

“El Consejo de Seguridad no es para hacer la guerra. El Consejo de Seguridad no es para crear las condiciones para que otros hagan la guerra. No es para avalar violaciones flagrantes a la Carta de la ONU. Es para garantizar la paz y la seguridad internacionales. Es para preservar a las generaciones futuras de la guerra. Preservemos a Venezuela.”


Deja un comentario

Venezuela: el ministro de asuntos exteriores en la ONU

El Secretario General reitera al canciller de Venezuela el principio de imparcialidad de la ONU

22 Febrero 2019

António Guterres recibió en la sede de la ONU al ministro de Relaciones Exteriores venezolano en un encuentro que versó sobre la situación en el país sudamericano. El Secretario General reiteró al canciller la imparcialidad y disposición de trabajo de la Organización con las instituciones venezolanas.

El Secretario General de la ONU se reunió este viernes con el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, con quien habló sobre la situación en ese país y en la región un día antes del plazo marcado por la oposición al gobierno venezolano, respaldada por varios países, para la entrada de ayuda humanitaria por un puente entre Venezuela y Colombia.

Durante el encuentro, António Guterres reiteró al ministro de Relaciones Exteriores venezolano que la ONU seguirá actuando de acuerdo con los principios humanitarios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia, además de que continuará trabajando con las instituciones venezolanas para ayudar a las personas necesitadas.

En la conversación, Guterres también instó a las autoridades venezolanas a no utilizar fuerza letal contra los manifestantes, indicó un comunicado de la oficina del portavoz de las Naciones Unidas.

El canciller calificó como positivo ésta, su tercera reunión con el titular de la ONU en las últimas semanas.

Asimismo, Arreaza informó haberse encontrado con los representantes de unos 60 países integrantes de la nueva coalición formada para defender la Carta de las Naciones Unidas.


Deja un comentario

USA: los obispos contrarios a la construcción de un muro aprobada por el presidente Trump

Card. DiNardoCard. DiNardo  (AFP or licensors)

Obispos de EE.UU. ante orden de Trump de construir muro

Los Presidentes de la Conferencia Episcopal de EE.UU. y del Comité de Migración de la USCCB responden ante la orden del Presidente Trump de financiar el muro en la frontera

Ciudad del Vaticano 

El muro

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaró este viernes el estado de emergencia nacional. La razón: el congreso se negó a aumentar el presupuesto para continuar con la construcción de un muro en la frontera con México

Con este procedimiento administrativo, el presidente ha invocado autoridades extraordinarias para actuar  fuera del poder que tiene el congreso para administrar el presupuesto.

Esta acción busca ignorar el poder del congreso en materia presupuestal. Tanto demócratas como republicanos están molestos con esta acción. Sin embargo, el congreso no tiene poder para detener este procedimiento presidencial. Mediante este decreto, Donald Trump puede redirigir millones de dólares asignados para actividades específicas y gastarlos en la construcción del muro.

El presidente ha venido haciendo campaña por la construcción del muro desde que asumió el cargo. Ha recurrido a diversos argumentos para señalar la importancia de construirlo. En esta ocasión, el presidente nuevamente insiste en que el muro proporcionará a la nación protección y seguridad.

Trump busca construir al menos 320 kilómetros de barda, por un valor de 5700 millones de dólares. El congreso, por su parte, dio a Trump solo 1375  millones, que servirían para construir 89 kilómetros.

Declaración de los obispos de EE.UU.

La Iglesia Católica estadounidense, representada en los obispos, ha insistido en su negativa al muro. No sólo resulta innecesario, sino que se constituye en un obstáculo para las relaciones entre las personas y las naciones. A continuación la declaración de los obispos:

Hoy, el Presidente Trump anunció que emitirá una orden para manifestar su intención de utilizar los fondos previamente asignados para otros fines para financiar la construcción de un muro en la frontera entre Estados Unidos y México que el Congreso se ha negado a financiar. El cardenal Daniel DiNardo, de Galveston-Houston y Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), y el Obispo Joe S. Vásquez de Austin, Presidente del Comité de Migración de la USCCB, emitieron una declaración conjunta.

“Estamos profundamente preocupados por la acción del Presidente para financiar la construcción de un muro a lo largo de la frontera de EE.UU/México, que elude la clara intención del Congreso de limitar el financiamiento de un muro. Nos oponemos al uso de estos fondos para promover la construcción del muro. . El muro, ante todo, es un símbolo de división y animosidad entre dos países amigos. Nos mantenemos firmes y decididos en la visión articulada por el Papa Francisco de que en este momento debemos construir puentes y no muros”.


Deja un comentario

P- Arturo Sosa: en busca de una solución para el pueblo venezolano.

VenezuelaVenezuela  (AFP or licensors)

Padre Sosa: la Iglesia en Venezuela a favor de nuevas elecciones

El Superior General de la Compañía de Jesús, P. Arturo Sosa, espera que en el país latinoamericano se encuentre un camino para una solución pacífica.

Amedeo Lomonaco – Ciudad del Vaticano

La situación en Venezuela “es muy crítica y la tensión es muy fuerte”, así lo declaró hoy el Superior General de la Compañía de Jesús, el Padre venezolano Arturo Sosa, quien agregó que “la gente experimenta un sufrimiento enorme porque la pobreza ha crecido mucho”. “La falta de lo más esencial ha provocado una gran cantidad de migraciones”. El Padre Sosa también destacó que “la crisis política no sólo involucra a la sociedad venezolana, sino también a la comunidad internacional, dividida sobre cuál es el camino a seguir para llegar a la solución.

En Venezuela, se tome el camino de las elecciones

“La esperanza – dijo el Superior General de los Jesuitas – es que la sociedad venezolana pueda encontrar una solución pacífica que conduzca a elecciones parlamentarias”. La Iglesia venezolana, añadió, “ha estado muy cerca del sufrimiento del pueblo no sólo en los últimos meses”. “Desde hace algunos años – recordó el P. Sosa – escuelas, parroquias, centros sociales no sólo, han informado sobre lo que está ocurriendo en el país, sino que también han tratado de hacer algo”.

Iglesia cercana al pueblo venezolano

“La Conferencia Episcopal venezolana, que está en sintonía con el Santo Padre, ha dicho repetidamente que está del lado del pueblo, que no toma posición entre un lado político y el otro y que no quiere la polarización política”. “Quiere hacer oír la voz de la gente, la voz del sufrimiento humano”. La Conferencia Episcopal, señaló el P. Sosa, “dejó claro que se necesita otro gobierno y que también se necesitan elecciones”. El Papa Francisco, explicó finalmente el Prepósito General de la Compañía de Jesús, “conoce muy bien la situación en Venezuela”: la voz de los Obispos – concluyó – es su voz.