Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Campaña de Caritas internacional en favor de las migraciones.

Caritasbis“Compartiendo el Viaje”, campaña de Caritas Internationalis por la migración apoyada por el Papa

 

(RV).-“Compartiendo el Viaje” es el nombre de la campaña dirigida por Caritas Internationalis que lanzará el Papa Francisco el miércoles 27 de septiembre durante su Audiencia General en la Plaza de San Pedro. Se trata de una iniciativa, apoyada por el Pontífice, que busca reforzar la sensibilización pública sobre el tema de la migración, promoviendo oportunidades y espacios de encuentro entre los migrantes y sus comunidades, para que puedan reunirse y compartir sus experiencias de vida, con el objetivo de fortalecer vínculos sociales y fraternales entre todos.

En este contexto, nuestro colega Alessandro Gisotti, entrevista a Michel Roy, secretario general de Caritas Internationalis, quien explica más detalles sobre cómo surgió esta campaña y qué objetivos concretos espera alcanzar.

El origen de la campaña

A lo largo de su pontificado, el Obispo de Roma ha hecho numerosas exhortaciones fomentando la Cultura del Encuentro, con el fin de combatir la “cultura de la indiferencia”, tan dominante en el mundo actual.

«Esta campaña ha sido decidida por el Consejo representativo de Caritas Internationalis después de realizar una encuenta a todos sus miembros sobre este tema de la migración, que ha sido visto como una prioridad sobre la cual trabajar», señala Michel Roy. «Al mismo tiempo el Papa Francisco nos ha alentado a seguir adelante en este campo enfocándonos en lo que decía San Pablo a los romanos: cultiven la hospitalidad».

Se trata por tanto de una campaña educativa que pretende mover a cada uno invitándolo a “salir de sí mismo” para entrar en contacto con los migrantes. “Son personas que han sufrido mucho y han dejado sus hogares a causa de la pobreza, el hambre, la guerra“, continúa explicando el secretario de Caritas Internationalis. “Lo que queremos es que nuestros equipos a nivel local ofrezcan esta posibilidad de encuentro con los migrantes para que las comunidades cambien la visión que tienen sobre la migración y abran sus corazones, haciendo que nuestro mundo sea un mundo más fraterno”.

“Compartiendo el Viaje” mediante gestos concretos

Durante la Audiencia General del 27 de septiembre, el Papa realizará un gesto simbólico de “acogida hacia nuestros hermanos migrantes”, invitando a todos a unirse a él, en señal de unidad y fraternidad ante esta grave crisis migratoria que afecta a tantos rincones de la tierra. Y así lo resalta también Michel Roy: “Es una oportunidad a abrise a ellos y escuchar sus historias. Esto ayuda a percibir la realidad de un nuevo mundo, que es el que queremos crear y que no es un mundo donde cada uno, se esconde detrás de una pared, sino un mundo donde construimos puentes hacia los demás, que sufren”.

“Una de las razones de la pobreza en el mundo es la secularización. El materialismo hace que la persona se centre en sí misma y no piensa en los demás. En Caritas sabemos que el futuro no se construye solo sino con los demás. Con este movimiento buscamos “ir hacia el otro” y conseguir que las comunidades sean más abiertas y solidarias con todos. Si logramos éste objetivo, podremos construir un mundo nuevo, como cristianos católicos que refleje el Reino de Dios”, concluye Roy, para quien el barómetro de nuestra humanidad, “reside en nuestra capacidad de relacionarnos con aquel que sufre, que en este caso puede ser un migrante”.

Anuncios


1 comentario

Solidaridad del Papa con los Rohinya de Myanmar.

Francisco: “Toda mi cercanía a los Rohinyá perseguidos”

El Pontífice durante el Ángelus recordó las «tristes noticias» sobre la minoría religiosa en Myanmar, que, según un informe de la ONU es de las más perseguidas en el mundo
ANSA

El Ángelus del Papa Francisco

30
0
Pubblicato il 27/08/2017
Ultima modifica il 27/08/2017 alle ore 12:58
GIACOMO GALEAZZI
CIUDAD DEL VATICANO

«Han llegado tristes noticias sobre la persecución de la minoría religiosa de nuestros hermanos Rohinyá —afirmó el Papa durante el Ángelus. Todos nosotros pidamos al Señor que los salve y que suscite hombres y mujeres capaces de salvarlos y que les den su ayuda». Desde 2012 800 mil Rohinyá, grupo étnico de religión musulmana, viven en Myanmar y según los informes de la ONU son una de las minorías más perseguidas del planeta. Francisco se prepara para visitar precisamente ese país, en donde se consuman las violencias contra la minoría étnica, en noviembre de este año y recibió hace poco a la lideresa San Sus Kyi, que vivió durante años en arresto domiciliario y ahora forma parte del gobierno.

 

«La Iglesia es comunidad de vida, hecha de muchísimas piedras, todas diferentes, que forman un único edificio en el signo de la fraternidad y de la comunión», advirtió Francisco. «En los últimos días, grandes aluviones han afectado Bangladesh, Nepal y la India septentrional —explicó el Papa. Expreso mi cercanía a las poblaciones y rezo por las víctimas y por cuantos sufren debido a esta calamidad».

 

El Evangelio de hoy, recordó el Pontífice, «nos recuerda que Jesús ha querido para su Iglesia un centro visible de comunión en Pedro y en aquellos que le iban a suceder en la misma responsabilidad primacial, que desde los orígenes han sido identificados en los Obispos de Roma, la ciudad donde Pedro y Pablo han dado testimonio de la sangre». La Iglesia «tiene fundamentos sólidos pero no faltan grietas y necesita constantemente ser reparada, como en los tiempos de san Francisco de Asís». Después exhortó a los fieles: «encomendémonos a María, Reina de los Apóstoles, Madre de la Iglesia. Ella estaba en el cenáculo, al lado de Pedro, cuando el Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles y los impulsó a salir y a anunciar a todos que Jesús es el Señor». Por ello, invocó el Papa, hoy, nuestra Madre nos sostenga y nos acompañe con su intercesión, para que realicemos plenamente aquella unidad y aquella comunión por la cual Cristo y los Apóstoles ha rezado y han dado la vida».

 

Reflexionando sobre las Escrituras con los fieles y peregrinos que asistieron a la Plaza San Pedro, Francisco insistió en que «el Evangelio de este domingo nos presenta un pasaje clave en el camino de Jesús con sus discípulos: el momento en el que Él quiere verificar en qué punto está su fe en Él». Primero, subrayó el Papa, «quiere saber qué piensa sobre Él la gente; y la gente piensa que Jesús es un profeta, cosa que es verdadera, pero no aprecia el centro de su Persona ni de su misión; después, plantea a los discípulos la pregunta que más le importa». Es decir, les pregunta directamente a todos ellos: «Pero, ustedes, ¿quién dicen que soy yo?». Con ese «pero», Jesús separa con decisión a los Apóstoles de la masa, como diciéndoles: «Pero ustedes, que están conmigo todos los días y me conocen de cerca, ¿qué es lo que más han apreciado?».

 

Según Jorge Mario Bergoglio, «el Maestro se espera de los suyos una respuesta alta y diferente con respecto a las de la opinión pública». Y, de hecho, el primero de los Apóstoles responde al Maestro con palabras que nacen de su corazón: «Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo». Simón Pedro pronuncia palabras más grandes que él, palabras que «no provienen de sus capacidades naturales, sino inspiradas por el Padre celeste, el cual revela al primero de los Doce la verdadera identidad de Jesús: Él es el Mesías, el Hijo enviado por Dios para salvar a la humanidad». De esta respuesta, añadió Francisco, «Jesús comprende que, gracias a la fe dada por el Padre, hay un fundamento sólido sobre el que se puede construir su comunidad, su Iglesia. Por ello dice a Simón: “Tú eres Pedro (es decir piedra, roca), y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia».

 

Entonces, prosiguió el Papa, «también con nosotros, hoy, Jesús quiere continuar construyendo su Iglesia, esta casa con fundamentos sólidos, pero en la que no faltan las grietas, y que necesita constantemente ser reparada, como en tiempos de san Francisco de Asís». Y nosotros, «claramente, no nos sentimos rocas, sino solo piedras pequeñas, pero ninguna piedrita es inútil; es más, en manos de Jesús se vuelve preciosa, porque Él la recoge, la ve con gran ternura, la trabaja con su Espíritu, y la coloca en el lugar preciso, que Él, desde siempre, había pensado y en donde puede ser más útil a la construcción entera». Y, precisó el Pontífice, «todos nosotros, por pequeños que seamos, somos hechos “piedras vivas” por su amor, y así tenemos un sitio y una misión en la Iglesia: es comunidad de vida, hecha de muchísimas piedras, todas diferentes, que forman un único edificio en el signo de la fraternidad y de la comunión»


Deja un comentario

Telegrama del Papa al arzobispo de Barcelona.

Papa: terrorismo cruel, Dios nos ayude a trabajar por la paz en el mundo. Telegrama de pésame al Arzobispo de Barcelona

2017-08-18 Radio Vaticana

 

(RV).- El Cardenal Secretario de Estado de Su Santidad, Pietro Parolin, envió un telegrama al Card. Juan José Omella y Omella, Arzobispo de Barcelona, reiterando el profundo pesar del Papa Francisco ante el «cruel atentado terrorista» en La Rambla, por las víctimas que murieron en una «acción tan inhumana».

«En estos momentos de tristeza y dolor», el Santo Padre asegura asimismo su cercanía espiritual a «toda la sociedad catalana y española».

Condenando «una vez más la violencia ciega, que es una ofensa gravísima al Creador», la oración del Papa se eleva «al Altísimo para que nos ayude a seguir trabajando con determinación por la paz y la concordia en el mundo».

(CdM – RV)

 

Texto completo del telegrama: 

«CARDENAL JUAN JOSÉ OMELLA Y OMELLA

ARZOBISPO DE BARCELONA

ANTE LA NOTICIA DEL CRUEL ATENTADO TERRORISTA QUE HA SEMBRADO DE MUERTE Y DOLOR LA RAMBLA DE BARCELONA, EL PAPA FRANCISCO DESEA EXPRESAR SU MÁS PROFUNDO PESAR POR LAS VÍCTIMAS QUE HAN PERDIDO LA VIDA EN UNA ACCIÓN TAN INHUMANA Y OFRECE SUFRAGIOS POR SU ETERNO DESCANSO. EN ESTOS MOMENTOS DE TRISTEZA Y DOLOR, QUIERE HACER LLEGAR TAMBIÉN SU APOYO Y CERCANÍA A LOS NUMEROSOS HERIDOS, A SUS FAMILIAS Y A TODA LA SOCIEDAD CATALANA Y ESPAÑOLA.

EL SANTO PADRE CONDENA UNA VEZ MÁS LA VIOLENCIA CIEGA, QUE ES UNA OFENSA GRAVÍSIMA AL CREADOR, Y ELEVA SU ORACIÓN AL ALTÍSIMO PARA QUE NOS AYUDE A SEGUIR TRABAJANDO CON DETERMINACIÓN POR LA PAZ Y LA CONCORDIA EN EL MUNDO.

CON ESTOS DESEOS, SU SANTIDAD INVOCA SOBRE TODAS LAS VÍCTIMAS, SUS FAMILIARES, Y EL QUERIDO PUEBLO ESPAÑOL LA BENDICIÓN APOSTÓLICA.

CARDENAL PIETRO PAROLIN

SECRETARIO DE ESTADO DE SU SANTIDAD»

 

(from Vatican Radio)


Deja un comentario

Haití: solidaridad de la iglesia brasileña con Haiti.

Solidaridad latinoamericana

Una diócesis de Brasil crea una “base misionera” en Haití, el país más pobre del continente

Pobres ayudando a pobres

18
0
Pubblicato il 29/07/2017
Ultima modifica il 29/07/2017 alle ore 15:58
RAFAEL MARCOCCIA
POR RAFAEL MARCOCCIA SAN PABLO, BRASIL

Es una de las periferias más pobres de Haití. Y allí se ha concentrado la atención la Iglesia brasileña. En un primer momento, creará una base de apoyo que con el tiempo concentrará las ayudas y la solidaridad de todo un país. La iniciativa, primera en su tipo, es de la diócesis de Juiz de Fora, situada en el estado brasileño de Minas Gerais, y su objetivo es ayudar con un copioso flujo de solidaridad al país caribeño más pobre del mundo. En estos días viajaron a Haití el arzobispo de Juiz de Fora, monseñor Gil Antônio Moreira, el obispo de Leopoldina, también ubicada en el estado de Minas Gerais, monseñor José Eudes Campos do Nascimento y cinco jóvenes integrantes de la Comunidad “Jovens Missionários Continentais” (Jóvenes Misioneros Continentales).

 

El primer paso fue “entrar en contacto con el obispo local y los dos auxiliares que le ayudan”, explicó monseñor Moreira, “quienes nos recibieron y nos señalaron lo que sería más útil, necesario y urgente en este momento”. Monseñor Campos do Nascimento resume las prioridades: “Al principio el grupo de Juiz de Fora colaborará con los trabajos que ya están realizando diversas obras católicas organizadas por los Frailes Franciscanos de la Divina Providencia, en el barrio de Croix-Des-Bouquetsentre, una de las zonas más carenciadas de Puerto Príncipe”. Entre las primeras tareas estará celebrar misas y preparar fiestas, lo que requiere un número mayor de misioneros brasileños. Estos misioneros también deben aprender la lengua de señas, ya que se ha constatado que hay un elevado número de personas sordomudas que asisten a misa. En segundo lugar, se colaborará con la diócesis local en la formación bíblico-catequística, ya que los sábados hay cerca de 300 jóvenes que se reúnen para orar y para compartir un momento de distracción y convivencia. En tercer lugar se ofrecerá apoyo para las actividades sociales y caritativas. Algunas de las necesidades más urgentes de la zona, que se caracteriza por una extrema pobreza, es la alfabetización de niños y adultos, la educación en higiene personal y la asistencia médica, curativa y preventiva.

 

La idea es que después de un período de adaptación la base misionera también pueda ampliarse y desarrollar una acción solidaria en otras regiones del país, y se convierta progresivamente en un punto de referencia para todas las obras brasileñas presentes en Haití y para todos los brasileños que quieran colaborar con el país de alguna manera. “Lo que queremos es formar una red de encuentro y de solidaridad orientada a las necesidades identificadas en el campo”, anticipa monseñor Gil Antônio Moreira. La intención de los promotores es que la base misionera se ponga a disposición de todos los voluntarios que quieran trabajar en Haití para orientarlos hacia las áreas y las obras que tienen mayor necesidad de ayuda. Que no son pocas en la isla caribeña.

 

La situación del país, agravada sobre todo por el terremoto que hace siete años devastó su territorio, sigue siendo gravemente precaria. Más de 300.000 edificios se derrumbaron, incluyendo casi todas las instituciones del gobierno y la sede de las Naciones Unidas. El terremoto de 7.2 de magnitud de la escala Ritcher, que dejó más de 200.000 muertos, fue el peor registrado en las Américas. Entre las víctimas estaban 102 funcionarios civiles y militares de la ONU, incluido el vice-representante especial del secretario general de la ONU, el brasileño Luiz Carlos da Costa. Otras víctimas de nacionalidad brasileña fueron la doctora Zilda Arns Neumann, experta en salud infantil y fundadora de “Pastoral da Criança”, y 11 militares que integraban la misión de paz de la ONU.


Deja un comentario

ONU: en favor del Continente africano.

Guterres llama a la comunidad internacional a unirse para fortalecer a África

El Secretario General, António Guterres, habla en el Consejo de Seguridad. Foto de archivo: ONU/Evan Scheneider

19 de julio, 2017 — La comunidad internacional debe cambiar la narrativa sobre África y establecer una mejor plataforma de cooperación que reconozca el enorme potencial del continente, aseguró António Guterres este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU.

El Secretario General participó de un debate abierto sobre el mejoramiento de las capacidades africanas en el ámbito de la paz y la seguridad, convocado por China, actual presidente del Consejo.

“El fortalecimiento de la capacidades africanas es esencial para nuestra respuesta colectiva a los desafíos internacionales de paz y seguridad, así como para la autosuficiencia del continente”, dijo el titular de la ONU.
Guterres resaltó la importancia del marco conjunto de la ONU y la Unión Africana para una asociación reforzada de ambas organizaciones en materia de paz y seguridad firmada el pasado 19 de abril.

Ese acuerdo incluye cuatro áreas de acción: prevenir y mediar los conflictos y mantener la paz; responder al conflicto; abordar sus causas fundamentales; y la continua revisión y mejora de la asociación.

“Me comprometo a seguir trabajando con el Consejo para fortalecer nuestra plataforma de cooperación para una paz, estabilidad y desarrollo sostenibles en todo el continente africano”, concluyó el Secretario General.


Deja un comentario

Plan de reconstrucción cristiana para Nínive (Iraq)

     Ayuda a la Iglesia Necesitada prepara un «plan Marshall» para la Llanura del Nínive

Miercoles 12 Jul 2017 | 08:33 am

Roma (Italia) (AICA):

La fundación de la Santa Sede “Ayuda a la Iglesia Necesitada” (AIN) puso en marcha una gran campaña de reconstrucción de la presencia cristiana en la Llanura de Nínive, en Irak, que contemplará la reconstrucción de unas 13.000 casas cristianas de 9 ciudades de la Llanura de Nínive, dañadas o totalmente destrozadas por los terroristas del Daesh durante los últimos tres años.

Este plan de reconstrucción tiene un costo global que superará los 250 millones de dólares. Para ello se creó la «Comisión para la Reconstrucción de Nínive», cuya tarea es planificar y hacer seguimiento de todas las fases de la reedificación.

La comisión fue creada el pasado mes de marzo gracias a un importante acuerdo entre las tres iglesias cristianas iraquíes (la sirio-católica, la sirio-ortodoxa y la caldea), firmado en la sede de la arquidiócesis de la Iglesia caldea en Erbil.

Según el director de la sección de Oriente Medio de AIN, padre Andrej Halemba, “este es un momento histórico para el futuro del cristianismo en Irak. Para ello, AIN seguirá de cerca la labor de la comisión en la fase inicial, y en las fases sucesivas se limitará a buscar fuentes de financiación entre sus benefactores a nivel internacional.

Los fondos que la comisión obtenga se distribuirán proporcionalmente entre los representantes de cada iglesia, en función del número de casas dañadas pertenecientes a sus respectivos feligreses. La reconstrucción de estas casas de las familias cristianas, así como las iglesias y los edificios religiosos comenzará en los pueblos de Qaraqosh, Bartella y Karamles.

Por su parte monseñor Timothaeus Mosa Alshamany, arzobispo de la Iglesia siro-ortodoxa de Antioquía, afirmó que «hoy somos una iglesia verdaderamente unida en aras de la reconstrucción de las casas de la Llanura de Nínive, para infundir esperanza en el corazón de las personas que viven en estas aldeas y para invitar al retorno a aquellas que han huido”.

Desde la Iglesia siro-católica, monseñor Yohanna Petros Mouche, arzobispo de Mosul, señaló que con este gran proyecto de reconstrucción “queremos invitar a los cristianos de la Llanura de Nínive a retornar a casa y a continuar viviendo en sus aldeas para dar testimonio del cristianismo”.

“Nosotros somos las raíces del cristianismo, y debemos permanecer en nuestro país. Debemos quedarnos como testigos de Jesucristo en este país, en Iraq, y especialmente, en la Llanura de Nínive”, manifestó monseñor Nicodemus Daoud Mattisharaf.

Según una encuesta realizada por AIN, el 41% de las familias cristianas quiere retornar a sus propios hogares en la Llanura de Nínive, de donde se vieron obligadas a huir a raíz de la invasión del Daesh en 2014.

Entretanto la fundación pontificia continúa distribuyendo una ayuda alimentaria básica entre las aproximadamente 12.000 familias que se vieron obligadas a huir de Mosul y de otras ciudades y a buscar refugio en Erbil (Kurdistán iraquí). Desde marzo de 2016, AIN es la única organización internacional que viene apoyando con regularidad a los desplazados internos de la región y desde 2014 la ayuda de AIN a los los cristianos desplazados alcanzó los 30 millones de euros.+


Deja un comentario

Solidaridad con Venezuela y en particular con los niños.

Muerte de niños en Venezuela: Cáritas se moviliza

España, Italia, Japón, México, Portugal y Noruega están en campaña para recaudar ayuda que ya está llegando al país. Aunque el canal humanitario nunca fue abierto por el gobierno de Nicolás Maduro, algunas condiciones se flexibilizaron tras la reunión entre el presidente del Episcopado y el vicepresidente Elías Jaua
REUTERS

Un funeral en Venezuela

101
2
Pubblicato il 06/07/2017
Ultima modifica il 06/07/2017 alle ore 13:16
CARLOS ZAPATA*
CARACAS

Cáritas se moviliza con rapidez sin precedentes para mitigar la situación de muerte infantil y desnutrición que afecta al país. Mientras, la nación sudamericana supera los 90 días de encendidas protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, que se acumula una cada vez más larga lista de muertos: casi todos cercanos a los veinte años y doce menores de edad.

 

En este marco, la Iglesia ha pedido con insistencia abrir un canal humanitario que ayude a frenar la muerte de pacientes que no consiguen medicamentos, o a quienes les resulta imposible comprarlos, debido al alto costo. La medida busca igualmente mitigar los índices de desnutrición infantil que apagan la vida de niños, quienes pasan a formar parte de estadísticas reportadas casi exclusivamente por Cáritas en su informe latinoamericano, que cuenta con respaldo internacional.

 

El canal humanitario, solicitado como prioridad por la Iglesia, a través incluso del Vaticano -no sólo por su Secretario de Estado y la diplomacia de la Santa Sede, sino por el mismo Papa- no ha sido abierto. En cambio, se consiguió una ligera flexibilización en las normas restrictivas de importación a finales de junio.

 

No hay declaraciones a la prensa, sino hermetismo. Pero Vatican Insider pudo constatar con fuentes de Cáritas y del episcopado, que tras la reunión en la sede de la Conferencia Episcopal entre el ministro Elías Jaua y el presidente de los obispos, Diego Padrón, algunas exigencias para la entrada de ayuda fueron matizadas. Aunque se reitera que “en la práctica, el canal humanitario no existe”.

 

Los pedidos de ayuda activaron la maquinaria de la Iglesia. El Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) hizo lo proprio, convocando una colecta regional a favor de los venezolanos. Cáritas Internacional, por su parte, presentó la realidad a través de un detallado informe, al que se sumó la exposición de José Luis Azuaje al Papa –no sólo como venezolano, sino como responsable de Cáritas América Latina- durante la reunión con los obispos el 8 de junio en el Vaticano.

 

Después de ese encuentro, se observa una evidente movilización a favor del país sudamericano. No con los montos esperados, “pero en tan delicada crisis, cualquier cantidad es bienvenida”, dice Janeth Márquez, presidenta de Cáritas Venezuela. La funcionaria da cuenta del balance de la difícil situación en diálogo exclusivo con el Vatican Insider.

 

Lo más difícil, confesó, es la visita a los hospitales. “Cuando llegamos con niños que sufren desnutrición compleja, severa… Y (vemos) que con mínimas cosas podemos ayudar, lo hacemos con cariño”, indicó.

 

“Porque nosotros (Cáritas) no es que somos una organización gigantesca, sino que recibimos pequeñas cosas, y con esas mínimas cosas llevamos un ‘micro alimento’ o conseguimos una bolsa de leche que te la ha dado una señora de barrio que también es pobre… Y después ves que a los diez días ese niño está empezando a ver otra vez la luz de la vida, pues eso nos alegra el alma y nos demuestra que con poco podemos hacer mucho”, añadió.

 

Afirmó que “con unas mínimas políticas se pudiera hacer bien”. También insistió en no hablar de política, pues salvar vidas va más allá de ideologías, color de piel o religión, pero dejó en claro que “una reconducción mínima de los políticas públicas bastaría para ayudar a Venezuela”.

 

Más adelante destacó otro elemento de peso: la mayor parte de la ayuda proviene de familias pobres. Pareciera que la solidaridad surgiera con más intensidad desde quienes más sufren, sostuvo. “Cuando vemos que la gente que con mucho esfuerzo compra su bolsa de CLAP, porque la situación de ingresos económicos es muy muy grave. Y se quita de su CLAP un kilo de harina o de arroz para dárselo a otro que está aún más pobre que ellos… eso es muy conmovedor y nos da esperanza”.

 

Confirmó igualmente que Cáritas está lista para recibir la ayuda que siguen recaudando diversos países, como se pudo verificar en conversación con obispos de varias de las treinta circunscripciones eclesiásticas, donde tiene presencia la institución con dos mil voluntarios.

 

España y México figuran entre las naciones con las campañas más intensas. Pero no son los únicos. La solidaridad se activó desde las periferias a las que alude el Papa Francisco, con apoyos que van desde Italia hasta Noruega. El caso colombiano es distinto, porque la ayuda vecina es permanente. Además, desde Cáritas visitan con frecuencia la frontera para buscar medicinas, aunque el precio resulta hasta 15 veces el local.

 

Al listado solidario se suman Portugal y Japón, ya a punto de enviar sus aportes. Las ayudas oscilan entre 20 mil y 40 mil euros, montos bajos para esas naciones, pero gigantes para Venezuela, donde una olla solidaria se adquiere con 50 dólares (al cambio real en la frontera, aunque la funcionaria evita mencionar esas cifras que fácilmente se constatan en la zona).

 

Son mil las ollas a través de las cuales da de comer gratis un aporte calórico y proteico importante cada sábado del mes. En total, por esta vía han alimentado más de un millón de personas en lo que va de 2017. Pero mantener el programa cuesta unos 225 mil dólares mensuales, únicamente para adquirir alimentos.