Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Día mundial de la radio el 13 febrero

Día Mundial de la Radio,
13 de febrero

“En este Día Mundial de la Radio, reconozcamos el poder de la radio para promover el diálogo, la tolerancia y la paz”.
Secretario General, António Guterres

En el Día Mundial de la Radio: diálogo, tolerancia y paz

La radio sigue siendo el medio de comunicación más dinámico, reactivo y atractivo que existe, al tiempo que va adaptándose a los cambios del siglo XXI y ofreciendo nuevas formas de interacción y participación. Ante el peligro de que las redes sociales y la fragmentación del público nos agrupen en “burbujas” informativas formadas únicamente por personas afines, la radio figura en una posición única para unir a comunidades diversas y fomentar el diálogo positivo y el cambio.

La radio nos informa y nos transforma a través del entretenimiento, la información y la participación del público. Al tener una radio, nunca se está solo y siempre se cuenta con la compañía de un buen amigo.

El Día Mundial de la Radio es un buen momento para que las personas de todo el mundo celebren la radio y cómo este medio de comunicación da forma a nuestras vidas. La radio es el medio perfecto para contrarrestar los llamamientos a la violencia y la propagación de conflictos, especialmente en regiones potencialmente más expuestas a tales realidades.

Sobre esa base, el Día Mundial de la Radio en 2019 celebra el tema “Diálogo, tolerancia y paz”. Al proporcionar una plataforma para el diálogo y el debate democrático sobre temas de actualidad, como la migración o la violencia contra las mujeres, la radio puede ayudar a sensibilizar y difundir nuevas perspectivas positivas. Asimismo, la radio puede ayudar a difundir la tolerancia y superar las diferencias para reunir a las personas en torno a objetivos y causas comunes, como el derecho a la educación y a la salud para todos.

Por ese motivo, la UNESCO invita a todas las emisoras de radio y organizaciones de apoyo a unirse a esta celebración, una oportunidad para fortalecer la diversidad, la paz y el desarrollo a través de la radiodifusión.

Logo Día Mundial de la Radio
Anuncios


Deja un comentario

Cómo ver al Papa en directo en Facebook

2019.02.01 PROMO FACEBOOK LIVE2019.02.01 PROMO FACEBOOK LIVE 

Vatican News estrena LIVE Facebook. Ahora puedes seguir al Papa Francisco

Sigue a través de Facebook Live, el próximo Viaje Apostólico del Papa Francisco a los Emiratos Árabes: El lunes 4 de febrero el encuentro interreligioso y el martes 5 la celebración Eucarística

Ciudad del Vaticano

Desde el lunes 4 de febrero la página de Facebook de Vatican News arrancará con el primer Live, transmitiendo en directo los eventos del Santo Padre durante su Viaje Apostólico a Emiratos Árabes Unidos. A las 15.00 pm (hora local en Roma) podrás seguir el Encuentro Interreligioso y el martes 5 de febrero la Celebración Eucarística en el Estadio Zayed Sports City en Abu Dabi.

A partir de esta fecha, podrás seguir todas las transmisiones del Santo Padre a través de Facebook Live. No te pierdas ningún evento, síguelos aquí:

Photogallery

Vive en directo en Facebook Live, el viaje del Papa Francisco a los Emiratos Arabes
01 febrero 2019, 12:41


Deja un comentario

Detención de periodistas en Venezuela.

Autoridades arrestan entre otros, a tres periodistas de EFE, en VenezuelaAutoridades arrestan entre otros, a tres periodistas de EFE, en Venezuela  (ANSA)

Venezuela: periodistas detenidos arbitrariamente

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, insistió este lunes en establecer diálogos para buscar salidas a la crisis política, incluidas conversaciones con Estados Unidos, país con el que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, rompió relaciones la semana pasada

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

Las fuerzas de seguridad detuvieron a 4 periodistas, dos de ellos de nacionalidad chilena, en las cercanías del palacio presidencial de Miraflores, sede del Ejecutivo de Venezuela, según denunció la madrugada de este miércoles el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP). De acuerdo con el SNTP, los chilenos Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona, ambos de la televisión TVN, fueron apresados junto a los también periodistas venezolanos Maiker Yriarte y Ana Rodríguez, del canal en línea VPI, sin que se conozcan las razones.

Censurada la libertad de Prensa

Se cree que los periodistas cubrían la vigilia en defensa del gobernante Nicolás Maduro a la que convocó el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) la pasada semana, y que no ha tenido respuesta. La detención se efectuó cerca de las 22.00 horas del martes, y pasadas 3 horas de la detención no se conocían detalles. VPI calificó en un comunicado como “arbitraria” la detención y señaló que los cuatro periodistas “estaban en el ejercicio de sus funciones” cuando ocurrieron los hechos.

El pasado viernes el periodista brasileño Rodrigo Lopes fue detenido durante unas horas en las inmediaciones del Palacio de Miraflores, mientras que las venezolanas Osmary Hernández, corresponsal de CNN, y Beatriz Adrián, de Caracol Noticias de Colombia, fueron detenidas temporalmente cerca de la sede del órgano de inteligencia del país el pasado día 13. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció el lunes que estas detenciones son una “práctica abusiva” del Gobierno de Nicolás Maduro para “intimidar y restringir la circulación de información independiente”.

El fotógrafo colombiano de la Agencia EFE Leonardo Muñoz, desaparecido desde la mañana de este miércoles en Caracas, está detenido por autoridades de Venezuela que también arrestaron a sus dos compañeros, uno español y una colombiana, que forman parte de un equipo que viajó desde Bogotá para cubrir la crisis de ese país.

Según periodistas de EFE en Caracas, miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) se presentaron esta noche en la oficina de la Agencia donde arrestaron al español Gonzalo Domínguez Loeda y a la colombiana Maurén Barriga Vargas y dijeron que Muñoz fue detenido por la Dirección de Contrainteligencia Militar (DGCIM). Los agentes de la Sebin ordenaron a Domínguez y a Barriga que los acompañaran al hotel donde se alojan en la capital venezolana para, según dijeron, recoger sus pertenencias y se los llevaron detenidos para interrogarlos. La directora de EFE en Caracas, Nélida Fernández, siguió junto con un abogado a Domínguez y Barriga para tratar de aclarar la situación ante las autoridades venezolanas y obtener su liberación lo antes posible.

El equipo de EFE viajó el pasado 17 de enero a Caracas para ayudar en la cobertura de la crisis venezolana y al llegar al aeropuerto de Maiquetía se identificaron como periodistas, tras lo cual las autoridades de inteligencia, migración y aduanas les permitieron el ingreso sin restricciones tras someterlos a varios filtros de seguridad durante casi tres horas. Sin embargo, este miércoles en la mañana, cuando el fotógrafo Muñoz se dirigía a cubrir las manifestaciones contra el régimen de Nicolás Maduro en el barrio caraqueño de Petare, se perdió contacto con él y con el conductor que lo acompañaba, José Salas, de nacionalidad venezolana.

Por esa razón, el Gobierno de Colombia pidió este miércoles la “liberación inmediata” de Leonardo Muñoz, quien hasta hace poco se daba como desaparecido. El “Gobierno de Colombia rechaza la detención en Venezuela del nacional colombiano Leonardo Muñoz, fotógrafo de la Agencia Efe y exige su liberación inmediata. Exigimos respeto a la vida de nuestro connacional”, afirmó el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, en Twitter. Cuando viajaron a Caracas los tres periodistas de EFE llevaron un boleto de avión para regresar a Bogotá el próximo 7 de febrero.

Situación siempre más complicada

Juan Guaidó, quien se autoproclamó presidente encargado, dijo este miércoles que más 5.000 breves protestas se desarrollaron “en rechazo a la crisis” que atraviesa el país y para reclamar el “cese de la usurpación” que, dice, hace Nicolás Maduro de la Presidencia. “Más de 5.000 puntos a nivel nacional se han manifestado no solamente en rechazo a la crisis que estamos viviendo en toda Venezuela, no solamente porque estamos pasándola mal como ciudadanos, sino por el futuro”, dijo Guaidó a periodistas durante una de estas manifestaciones en Caracas.

La manifestación fue convocada el domingo pasado por el propio Guaidó, quien pidió entonces a los simpatizantes opositores actuar de forma pacífica y no bloquear las calzadas. La agencia EFE pudo constatar que en el este de Caracas, un territorio considerado bastión de la oposición, las protestas eran moderadas y la rutina seguía su curso. Pero en el centro de la capital, donde los barrios son más pobres, varias centenas de personas se concentraron en las cercanías del Hospital J.M. De los Ríos, que atiende a niños y adolescentes, mientras coreaban consignas contra Maduro y levantaban carteles que denunciaban la “crisis humanitaria” que padece el país. En las inmediaciones de ese hospital un grupo de colectivos chavistas se movilizó en motos para intimidar a los manifestantes. En las redes sociales también se dio cuenta de manifestaciones similares en varias ciudades del país.

Papa Francisco dice le “asusta” un posible “derramamiento de sangre”

Francisco afirmó en la Conferencia de prensa tradicional en el vuelo que lo conduce de regreso a Roma después de algún viaje, y lo hizo ahora a su regreso de Panamá, afirmó que le “asusta un posible derramamiento de sangre en Venezuela” y ofreció su ayuda si ambas partes lo quieren. Francisco pidió este domingo desde Panamá tras el rezo del Ángelus “una solución justa y pacífica para superar la crisis respetando los Derechos Humanos y deseando el bien de todos los habitantes del país”.

Al ser preguntado en la rueda de prensa de regresó de su viaje sobre si el Vaticano respaldaría como una gran parte de países la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente de Venezuela, Francisco respondió que “sería una imprudencia pastoral y haría daño ponerse de la parte de unos países o de otro”. “Yo apoyo a todo el pueblo venezolano, que está sufriendo. Si yo entrara a decir hagan caso a estos países, o a estos otros me metería en un rol que no conozco. Sería una imprudencia pastoral de mi parte y haría daño”, dijo.

En este contexto Francisco dijo que no le gustaba que se le definiese como “equilibrado”, sino que su comportamiento era el de un pastor”. Instó además a que “si necesitaban ayuda” para solucionar este problema “que se pongan de acuerdo y la pidan”. Sobre sus palabras sobre Venezuela en el Ángelus, Francisco reveló que pensó y repensó mucho lo que quería decir, y reiteró su deseo para Venezuela de “una solución justa y pacífica. Con ese mensaje -explicó – que quiso sobre todo expresar su cercanía al pueblo venezolano porque está “sufriendo mucho por todo esto”.

“Me asusta el derramamiento de sangre. Y en esto pido grandeza a los que pueden ayudar a resolver el problema. El problema de la violencia, a mi me aterra”, afirmó el papa. Y citó el ejemplo de Colombia que después de todo lo que se había hecho en el pasado en favor de la paz, hace unos días tuvo lugar el ataque a la escuela de cadetes, que causó una veintena de muertos y que definió de “terrorífico”.


Deja un comentario

Director de L’Osservatore romano sobre la visita del Papa a Panamá. Impresiones

Andrea MondaAndrea Monda 

Impresiones de Andrea Monda sobre la Conferencia de Prensa en el avión

“Viaje para confirmar la fe y descubrir nuevos sentimientos” son algunas de las impresiones de Andrea Monda, Director de Osservatore Romano, quien participó en la Conferencia de Prensa del Papa Francisco con los periodistas en el vuelo de regreso de Panamá.

De Andrea Monda – Ciudad del Vaticano

Hablando de la misión, el Papa Francisco abrió la rueda de prensa en el vuelo que lo lleva a casa después de los cinco días de la JMJ en Panamá, habla de la misión que fue el último tema (mejor: la belleza de tener una misión) por él abordado en el encuentro final con los jóvenes voluntarios en el Estadio Rommell Fernández: “Mi misión en una Jornada de la Juventud es la misión de Pedro, es decir, confirmar en la fe y esto no con mandatos “fríos” o preceptivos, sino dejándome tocar el corazón y respondiendo a lo que le sucede. Yo lo vivo de esa manera, me cuesta pensar que alguien pueda hacer una misión sólo con su cabeza. Para realizar una misión se necesita sentir, y cuando sientes te sacude. Te sacude la vida, te sacuden los problemas.

En el aeropuerto estaba despidiendo al Presidente y trajeron a un niño de color, amable y muy joven, y me han dicho: “Mire, este niño estaba cruzando la frontera de Colombia, su madre está muerta, se ha quedado solo. Tiene cinco años. Viene de África, pero todavía no sabemos de qué país porque no habla inglés, ni portugués, ni francés. Solamente habla el idioma de su tribu. Lo hemos adoptado un poco nosotros”. El drama de un niño abandonado por la vida, porque su madre ha muerto y un policía lo ha entregado a las autoridades para que se hagan cargo. Esto te afecta, y entonces la misión comienza a tomar color, te hace decir algo, te hace acariciar. La misión siempre te involucra. Al menos a  mí me involucra. No puedo hacer balance de la misión. Yo con todo esto voy ante el Señor para orar, a veces me duermo ante el Señor, pero trayendo todas estas cosas que he vivido en la misión y le pido que Él confirme la fe a través de mí. Así es como trato de vivir la misión del Papa y cómo la vivo”.

A aquellos que le preguntan si la JMJ ha cumplido con sus expectativas, el Papa responde rápidamente: “Sí, el termómetro es el cansancio y yo estoy destrozado”.

El Papa está cansado, se ve, pero no se detiene, enfrenta el último esfuerzo de la Conferencia de Prensa sonriendo, respondiendo con el corazón abierto a las preguntas más “astutas” y los periodistas aprecian la conversación con un aplauso final espontáneo y cálido.

Muchas preguntas, muchos temas tratados: desde la educación sexual hasta el celibato de los sacerdotes, desde el abandono de la Iglesia por parte de los jóvenes, desde el aborto hasta el tema de los abusos, desde la crisis de Venezuela hasta el tema de los migrantes. Grandes temas, desafiantes a los que el Papa no escapa incluso cuando, como en el caso del celibato sacerdotal, después de haber expuesto su convicción personal, responde que en un tema tan complejo todavía es necesario pensar y sobre todo orar (“sobre esto he rezado aún lo suficiente”), porque la suya no es la opinión de un experto que quizás tenga la solución para cada problema, pero es la palabra de un hombre de fe.

Hombre de fe, hombre de paz: así es como lo llama un gran cartel que lo ha acompañado a través de las calles de Panamá: “La comunidad islámica da la bienvenida al Papa Francisco, un hombre de fe”. Un saludo que parece ser un renacimiento y un adiós al próximo viaje, el próximo domingo, a los Emiratos Árabes Unidos, un evento con un significado histórico que ve por primera vez a un sucesor de Pedro en la península arábica. Es hermoso y reconfortante descubrir por los organizadores que la comunidad islámica no se detuvo en el saludo sino que, junto a la comunidad judía, ha predispuesto la acogida en sus hogares de cientos de jóvenes que llegaron a Panamá para la JMJ.

Cinco días que han dado gran alegría al Papa que al final de la conferencia vuelve a hablar de Panamá con palabras firmes y sinceras: “Me gustaría decir una cosa sobre Panamá: he sentido un sentimiento nuevo, me ha venido esta palabra: Panamá es una nación noble. He encontrado nobleza. Y luego me gustaría decir otra cosa que dije cuando regresé de Colombia: algo que nosotros en Europa no vemos y que he visto aquí en Panamá. Levantan a sus hijos y te dicen: esta es mi victoria, este es mi orgullo, este es mi futuro. En el invierno demográfico que estamos viviendo en Europa, especialmente en Italia, esto debe hacernos pensar. ¿Cuál es nuestro orgullo? ¿El turismo, las vacaciones, la villa, el perro o el hijo?.


Deja un comentario

Rueda de prensa del Papa durante el vuelo Panamá-Roma

Venezuela, el Papa teme que se derrame sangre

Durante el vuelo de regreso de Panamá, pidió que sean grandes quienes «pueden ayudar a resolver el problema» de Caracas. Habló sobre el «drama del aborto: para comprenderlo hay que estar en el confesionario». Nada de matrimonio sacerdotal, pero hay que considerar las excepciones

El Papa Francisco habla con los periodistas de la conferencia de prensa durante el vuelo papal

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 28/01/2019
Ultima modifica il 28/01/2019 alle ore 13:12
DOMENICO AGASSO JR
ENVIADO DESDE EL VUELO PANAMÁ-ROMA

Antes de las preguntas de los periodistas de la tradicional conferencia de prensa durante el vuelo papal, el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti (que viaja por primera vez con este encargo con el Papa) enseñó un texto escrito a mano: «No será un documento que entre en el magisterio del Papa, pero es un documento que a usted, Santidad, importa mucho. Esta es una canción que escribió una chica de Honduras, Marta Ávila». Es «contra el acoso escolar». Fue un poco el signo de «un encuentro del Papa con Scholas Ocurrentes. Esto para decir cuán presente estuvo» en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) «el elemento del dolor de estos jóvenes, así como el de la alegría que hemos visto en tantas ocasiones». Gisotti contó una «imagen que me sorprendió mucho, Santo padre: cuando usted pasaba con el papamóvil y saludaba, veía a muchos jóvenes que después de haberle saludado, tal vez solo por un instante le abrazaban. Esta es, acaso, una lección para nosotros los adultos. Los jóvenes, cuando están felices, comparten la alegría, no se la tienen para sí». Gisotti después explicó que Francisco, poco antes de despedirse de Panamá, tuvo un encuentro en la nunciatura con representantes de Unicef.

El Pontífice comenzó saludando a los periodistas: «Buenas tardes y que descansen, porque estoy seguro de que todos están cansados, después de este viaje tan fuerte. Gracias por su trabajo. He vivido cosas que no me habría imaginado, sorpresas, como esta chica de 16 años de Honduras: víctima del bulismo, cantó con una voz bellísima una canción que escribió ella».

Estas fueron las preguntas de los periodistas

Usted habló con los voluntarios de la JMJ sobre la misión que ellos han vivido, y saben que bate el corazón cuando se vive una misión. ¿Cuál fue su misión en la JMJ centroamericana?

«Mi misión en una JMJ es la misión de Pedro, que es confirmar en la fe. Y esto no se hace con mandamientos fríos ni órdenes, sino dejándose tocar el corazón y respondiendo lo que te nace. Me cuesta pensar que alguien pueda hacer una misión solo con la cabeza. Para cumplir una misión hay que sentirla, y cuanto la sientes te toca: la vida… los pensamientos… En el aeropuerto estaba saludando al presidente y me llevaron a un niño negrito simpático. Me dijeron que este chico estaba pasando la frontera de Colombia: la madre murió y él se quedó solo. Tendrá unos cinco años. Él es de África, pero no saben de cuál país, porque no habla inglés ni francés, sino solamente su lengua tribal. Y después fue adoptado. Es el drama de un chico abandonado por la vida porque la mamá murió y ahí y el policía lo entregó a las autoridades para que lo cuidaran. Esto es como una bofetada y hace que mi misión cobre color. La misión me involucra. Yo le digo a los jóvenes que lo que ellos deben hacer en la vida tienen que hacerlo usando los tres lenguajes: cabeza, corazón y mano. Hacer lo que se siente, sentir lo que se piensa, pensar lo que se hace. No hacer solamente un balance de la misión, con todo esto voy a la oración y permanezco allá delante del Señor, a veces me duermo, me encomiendo a la misión. Así es como concibo la misión del Papa y cómo la vivo. Ha habido casos en los que se han presentado dificultades de tipo dogmático, y a mí no me sale responder solo con la razón, sino en otra manera.»

¿Las expectativas que tenía para los días en Panamá han quedado satisfechas?

«El termómetro para entenderlo es el cansancio, y yo estoy destrozado.»

Muchas chicas en Centroamérica se quedan embarazadas precozmente, los detractores de la Iglesia dicen que es responsabilidad de la misma Iglesia porque se opone a la educación sexual: ¿cuál es su opinión sobre la educación sexual?

«En las escuelas hay que dar educación sexual, el sexo es un don de Dios, no es un monstruo, es un don de dios para amar. Que luego algunos lo usen para ganar dinero o explotar es otro asunto. Pero hay que dar una educación sexual objetiva, sin colonización ideológica. Si empiezas dando una educación sexual llena de colonización ideológica, destruyes a la persona. Pero el sexo como don de Dios debe ser educado. Educar en el sentido de hacer que surja lo mejor de la persona y acompañarla por el camino. El problema es el sistema: cuáles maestros elegir para esta tarea y cuáles libros de texto. He visto algún libro un poco sucio. Hay cosas que hacen madurar y cosas que hacen daño. No sé si en Panamá se esté trabajando en esto, no entro en la política. Pero es necesario que haya una educación sexual. Lo ideal es comenzar desde la casa, aunque no siempre es posible, porque en las familias hay situaciones muy variadas. Y, por lo tanto, la escuela suple esto, porque de lo contrario quedará un vacío que después será llenado con una ideología cualquiera.»

En estos días usted habló con muchos chicos, seguramente habló con muchos que se alejan de la Iglesia. ¿Cuáles son los motivos, según usted?

«¡Son muchos los motivos! Algunos son personales. Entre los generales, creo que el primero es la falta de testimonio de los cristianos, de los sacerdotes, de los obispos, no digo de los Papas porque es demasiado… (bromea y ríe, ndr.). ¡La falta de testimonio! Si un pastor hace el empresario o el organizador de un plan pastoral, o si un pastor no está cerca de la gente, este pastor no da testimonio de pastor. El pastor debe estar con la gente, para indicar el camino, en medio de la grey, para sentir el olor de la gente, y comprender qué siente la gente, qué necesita, y detrás de la grey, para custodiar. Pero, si un pastor no vive con pasión, la gente se siente abandonada… o se siente huérfana. He subrayado los pastores, pero también los cristianos, los católicos hipócritas, ¿no? Que van todos los domingos a misa y luego no pagan aguinaldo, pagan en negro, explotan a la gente, luego se van al Caribe de vacaciones, con la explotación de la gente… “Pero, yo soy católico, ¡voy todos los domingos a misa!”. Si tú haces esto, das un contra-testimonio. Esto es, en mi opinión, lo que más aleja a la gente de la Iglesia. También los laicos. Pero yo haría esto: no digas que eres un católico, si no das testimonio. Di “Yo tengo educación católica, pero soy tibio, soy mundano, pido perdón, no me vean a mí como modelo”. Esto hay que decirlo. Yo tengo miedo de los católicos así. ¡Que se creen perfectos! Pero la historia se repita, el mismo Jesús con los doctores de la ley, ¿no? “Te doy las gracias, Señor, porque no soy como este… pobre pecador…”. Esta es la falta de testimonio.»

Hemos visto durante cuatro días a jóvenes rezando con mucha intensidad. Entre ellos tal vez hay un número que pretende abrazar la vida religiosa. Pero tal vez alguno está dudando porque cree que es un camino difícil, porque no se pude casar. ¿Es posible pensar que en la Iglesia católica usted permita que hombres casados se vuelvan sacerdotes?

«En el rito Oriental de la Iglesia católica pueden hacerlo. Se toma la opción celibataria antes del diaconato. En el rito latino, me viene a la mente una frase de san Pablo VI: “Prefiero dar la vida antes que cambiar la ley sobre el celibato”. Es una frase valiente. En un momento más difícil que este, se estaba en el 68-70. En lo personal, creo que el celibato es un don para la Iglesia. En segundo lugar digo que no estoy de acuerdo con permitir el celibato opcional, no. Solamente quedaría alguna posibilidad en los sitios alejadísimos, como las islas del Pacífico… cuando hay necesidad pastoral el pastor debe pensar en los fieles. Hay un libro del padre Lobinger, interesante (esto es algo que están discutiendo los teólogos, todavía es una decisión mía). Mi decisión es: el celibato opcional antes del diaconato no. Es una cosa mía, personal, yo no lo haré. Y esto queda claro. Solamente es mi pensamiento personal. ¿Soy cerrado, acaso? No me quiero poner frente a Dios con esta decisión. El padre Lobinger dice que la Iglesia hace la eucaristía y que la eucaristía hace a la Iglesia. En muchos lugares, dice Lobinger, ¿quién hace la eucaristía? Las guías de esas comunidades son diáconos o monjas o directamente laicos. Y Lobinger dice: se puede ordenar a un anciano casado, es su tesis, pero solo que ejerce el “munus sanctificandi”, es decir que celebre la misa, que administre el sacramento de la reconciliación y dé la unción. La ordenación sacerdotal da los tres “munera”: “regendi”, “docendi” y el “sanctificandi”. El obispo le da solamente la licencia del “sanctificandi”. El libro es interesante. Y tal vez puede ayudar a pensar el problema. No digo que haya que hacerlo, porque no he reflexionado, no he rezado lo suficiente sobre esto. Pero los teólogos deben estudiar. El padre Loginger es un “fidei donum” de Sudáfrica. Ya es anciano. Hablé con un oficial de la Secretaría de Estado, un obispo, que tuvo que trabajar en un país comunista al comienzo de la revolución. Eran los años cincuenta. Los obispos ordenaron a escondidas a campesinos, buenos religiosos. Después, pasada la crisis, treinta años después, la cosa se resolvió. Y me contó la emoción que le daba cuando en una concelebración veía a estos campesinos que se ponían los indumentos para concelebrar. En la historia de la Iglesia esto se ha dado. Es algo que hay que estudiar, pensar y rezar.

Pero, ¿hay también sacerdotes protestantes casados que se vuelven católicos?

Es cierto. Benedicto XVI hizo el “Anglicanorum coetibus”: sacerdotes anglicanos que se vuelven católicos y que viven como si fueran orientales. Recuerdo que en una audiencia de los miércoles vi a muchos con mujeres y niños.

El en Vía Crucis de Panamá hubo muchas palabras fuertes sobre el aborto. ¿La posición radical respeta a las mujeres?

El mensaje de la misericordia es para todos. También para la persona humana que está en gestación. Después de haber fracasado así, también hay misericordia. Pero una misericordia difícil, porque el problema no es dar el perdón, sino acompañar a una mujer que ha cobrado conciencia de haber abortado. Son dramas terribles. Una vez escuché a un médico que hablaba de una teoría según la cual una célula del feto apenas concebido va a la médula de la mamá y allí recibe una memoria incluso física. Esta es una teoría, pero para decir, una mujer, cuando piensa en lo que ha hecho… te digo la verdad, hay que estar en el confesional y tú allí debes dar consuelo. Por ello yo he abierto a la potestad de absolver el aborto por misericordia, porque muchas veces deben encontrarse con el hijo. Yo aconsejo muchas veces, cuando tienen esta angustia: “Tu hijo está en el cielo, habla con él. Cántale una canción de cuna que no pudiste cantar”. Y ahí se encuentra un camino de reconciliación de la mamá con el hijo. Con Dios ya está el perdón, Dios perdona siempre. Pero la misericordia, que ella elabore esto. El drama del aborto, para comprenderlo bien, hay que estar en el confesionario.

En estos días usted dijo que se sentía muy cerca de los venezolanos, y el domingo pidió «una solución justa y pacífica, en el respeto de los derechos humanos». Los venezolanos quieren saber qué significa esto. ¿El reconocimiento de Juan Guaidó, nuevas elecciones libres? La gente siente que usted es un Papa latinoamericano y quiere sentir su apoyo.

Yo apoyo a todo el pueblo venezolano, que está sufriendo. Si me pusiera a decir “háganle caso a estos países o a esos otros”, me pondría en un papel que no conozco. Sería una imprudencia pastoral por parte mía y haría daño. Las palabras que he dicho las pensé y volví a pensar, expresé mi cercanía y lo que siento. Yo sufro por todo esto. Ponerse de acuerdo, ¿no se puede? Una solución justa y pacífica. Me da miedo un derramamiento de sangre. Y por ello pido que sean grandes quienes pueden ayudar a resolver el problema. El problema de la violencia me aterroriza. Después de todo el esfuerzo que ha hecho Colombia, lo que sucedió en la escuela de los cadetes de la policía es espantoso. Tengo que ser un pastor. Y si necesitan ayuda, que se pongan de acuerdo y la pidan.»

Durante su almuerzo con un grupo de jóvenes peregrinos, una joven chica estadounidense nos contó que usted le preguntó sobre el dolor y sobre el desdén de muchos católicos, en particular de los Estados Unidos, por la crisis de los abusos. Muchos católicos estadounidenses rezan por la Iglesia, pero muchos se sienten traicionados y abatidos tras las recientes noticias de abusos y de encubrimientos por parte de algunos obispos, y han perdido la confianza en ellos. ¿Cuáles son sus expectativas y esperanzas para el encuentro en febrero para que la Iglesia pueda volver a comenzar y a reconstruir la confianza entre los fieles y sus obispos?

«Este es listo (bromea, ndr.), empezó con la JMJ y llegó hasta allá. Felicidades. Gracias de la pregunta. La idea nació en el C9, porque ahí veíamos que algunos obispos no comprendían bien o no sabían qué hacer o hacían una cosa buena y otra no tanto, y sentimos la responsabilidad de dar una “catequesis” sobre este problema a las conferencias episcopales. Por ello llamamos a los presidentes. Una catequesis que, primero: se cobre conciencia del drama, qué es un niño abusado, una niña abusada. Yo recibo con regularidad a gente que ha sufrido abusos. Recuerdo a uno de 40 años que no podría rezar. Esto es terrible. El sufrimiento es terrible. Primero: que cobran conciencia de esto. Segundo: que sepan qué se debe hacer, el procedimiento, porque muchas veces el obispo no sabe qué tiene que hacer. Hay que hacer programas generales, pero que lleguen a todas las conferencias episcopales. Qué debe hacer el obispo, qué debe hacer el arzobispo, que es metropolita, qué debe hacer el presidente de la conferencia episcopal. Pero que quede claro de manera que haya, digamos en términos un poco jurídicos, protocolos claros. Luego se rezará, habrá algún testimonio para ayudar a cobrar conciencia y luego alguna liturgia penitencial para pedir perdón por toda la Iglesia. Están trabajando en la preparación de esto. Yo me permito decir que he percibido una expectativa inflada. Hay que desinflar las expectativas. Porque el problema de los abusos seguirá, es un problema humano, pero humano por todas partes. He leído una estadística el otro día: se denuncia el 50%, se escucha el 20%. Disminuye. Acababa así: el 5% es condenado. Terrible. Es un drama humano y debemos cobrar conciencia. También nosotros, resolviendo el problema en la Iglesia, pero cobrando conciencia, ayudaremos a resolverlo en la sociedad, en las familias en donde la vergüenza hace encubrir todo. Pero antes tenemos que cobrar conciencia, tener protocolos y seguir adelante.»

El Papa, al final de la conferencia de prensa quiso añadir, como en Colombia, en Panamá «he visto que levantaban a los niños, como diciendo “este es mi orgullo, mi fortuna”. En el invierno demográfico que estamos viviendo en Europa (en Italia está debajo de cero), ¿cuál es el orgullo? ¿El turismo, la casa, el perrito? ¿O levantar a un niño? Pensemos en ello».


Deja un comentario

Historia de una falsa información sobre el IOR (Banco) del Vaticano

La gran estafa de las “cuentas secretas” de ex presidentes en el “banco vaticano”

La historia desconocida de la más grande “fake news” de los últimos tiempos que involucra al Instituto para las Obras de Religión, al Papa Francisco y a varios ex presidentes de América Latina. Sin pruebas periodísticas que la sostengan

El IOR

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 12/01/2019
Ultima modifica il 12/01/2019 alle ore 11:51
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

Ni Cristina Fernández de Kirchner, ni Juan Manuel Santos, ni Luis Inacio “Lula” Da Silva. Tampoco Evo Morales, Rafael Correa, Raúl Castro, Daniel Ortega o Nicolás Maduro. Ninguno de estos presidentes o ex presidentes de América Latina tienen cuenta en el Instituto para las Obras de Religión (conocido coloquialmente como “banco del vaticano”). Lo aclaró el director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, tras un extraño reportaje publicado en Colombia y basado en documentos falsos. Aquí la historia desconocida detrás de la “fake news” más comentada de los últimos meses.

“Luego de verificar con las autoridades competentes, puedo afirmar que ninguna de las personas mencionadas en el artículo de El Expediente ha tenido jamás una cuenta bancaria en el IOR, ni la tiene actualmente, ni tiene firma de delegación en cuentas a terceros, ni tendría – bajo las bases de las nuevas normas adoptadas por el Instituto – algún título para acceder a alguna operación en él. Los documentos presentados como prueba son falsos. El IOR se reserva la facultad de emprender acciones legales”, precisó Gisotti en una declaración oficial este viernes 11 de enero.

Con esas palabras, salió a desmentir un reportaje que sacudió a la opinión pública colombiana. El Expediente, un sitio web colombiano cuyo lema es “Periodismo de Investigación”, publicó a mitad de la semana pasada una nota firmada por Gustavo Rugeles y titulada: “La multimillonaria cuenta secreta de Santos en el Banco del Vaticano”.

Una lectura de ese texto, preliminar y con ojo crítico, dejaba al descubierto evidentes lagunas. Eso, incluso, antes de la desmentida vaticana. De entrada confunde el IOR con el Banco Ambrosiano, dos instituciones totalmente distintas. El segundo era un banco italiano que quebró en los años 70 y donde, sí, el Vaticano tenía acciones. El primero es un instituto de depósito que siempre operó dentro de los límites de la Santa Sede.

Sin presentar una sola fuente verificable, el informe asegura que el ex presidente colombiano, Juan Manuel Santos, tiene una cuenta en el IOR con más de 390 millones de dólares. Todo se basa en una “prueba reina”: un supuesto documento de depósito del mismo “banco vaticano” que contiene algunos errores que son propios de un papel apócrifo.

Un ejemplo: en una de sus columnas el módulo pide el “numero banconote” (es decir, el “número de los billetes”, en idioma italiano). Pero el autor del documento confunde ese apartado con el espacio donde colocar el número de cuenta que tendría a su nombre Santos en el instituto vaticano (001-3-16764). Un muy básico error de traducción, que jamás sería cometido por un funcionario del IOR porque, simplemente, resulta imposible. Además, extrañamente, el supuesto depósito se repite hasta 12 veces, algo incomprensible.

Luego, más abajo, aparece la supuesta firma de Santos ubicada fuera de los recuadros correspondientes y a pocos centímetros de otro autógrafo, de un supuesto funcionario vaticano. A ojo desnudo, cualquiera puede observar que ambas firmas tienen un rango de definición completamente distinto, debiendo sembrar, en cualquier periodista, la duda. Luego, a través de Twitter, usuarios diversos publicaron supuestas cartas del mismo IOR escritas en español y que hacen referencia a una “tasa de interés del 9 % anual”.

Cualquier cliente de ese instituto sabe que sus comunicaciones son todas en italiano y que, por su naturaleza, ese ente no ofrece rendimientos ni tasas de interés. Es un instituto de depósito que no tiene servicio en cuentas de cheques, ni maneja carteras de inversión, ni da préstamos. Eso es fácil de comprobar, incluso para un periodista.

Por eso, el vocero vaticano no tuvo duda en calificar como falsos los documentos exhibidos y anticipó acciones legales. Aunque, esta declaración, podría paradójicamente alimentar el círculo de la sospecha ya que, para algunos internautas, la desmentida “demuestra que hay algo oculto”. En esos términos jamás existirá una posibilidad real de conocer la verdad porque, para los amantes de las teorías conspirativas, cualquier aclaración siempre está destinada a esconder algo.

Los dichos de Gisotti constituyen la primera reacción oficial del Vaticano a una enorme “fake news” que empezó a fraguarse hace unos meses atrás en Argentina y se convirtió en una verdadera bola de nieve, difícil de parar y casi imposible de contrarrestar, por esos extraños mecanismos de la información libre en internet.

En esta historia casi nada es verdadero. Lo más sorprendente es que, como ocurrió en Colombia, también en el país natal del Papa muchos incautos cayeron en la trampa de darle crédito a la fabulación. Incluso periodistas, que llegaron a dar espacio a la supuesta revelación “bomba” sobre el Vaticano, sin verificar los datos con una segunda, tercera o cuarta fuente.

A última hora de este viernes 11 de enero, la noticia de El Expediente ya había alcanzado casi 100 mil visitas, 58 mil 400 compartidas en redes sociales y 46 mil 900 “me gusta” en Facebook. Incluso después de la desmentida vaticana que ese portal no publicó, ni refirió en modo alguno.

Una de las claves del origen de esta historia es Jorge Sonnante, personaje argentino que se presenta como diácono de la Iglesia católica. En los últimos meses, él se convirtió en un insistente denunciador del Papa Francisco en las redes sociales, con un objetivo concreto: señalarlo como corrupto. Acusaciones graves, jamás sustentadas por elementos creíbles.

Verificaciones realizadas en Roma y en Buenos Aires por el Vatican Insider con, al menos, siete fuentes distintas (todas ellas del entorno eclesiástico), confirmaron numerosas incongruencias en sus relatos. Según acreditaron fuentes de primer nivel nunca fue ordenado diácono permanente, como sostiene en público y en privado. Es cierto, en tiempos del cardenal Antonio Quarracino como arzobispo de Buenos Aires estuvo por casi dos años en el seminario, pero luego fue invitado a abandonarlo en un contexto turbulento.

Él sostiene que dejó los estudios religiosos en 1995 para “trabajar en la Secretaría de Estado (del Vaticano) desde afuera”, pero jamás pudo acreditarlo. Ni explicar si y cuándo vivió en Roma o Buenos Aires. En alguna entrevista periodística llegó a afirmar que residió en la capital italiana entre 2013 y 2015, pero en esos mismos años aparece en su país como coordinador nacional del Movimiento Indignados Argentina del desconocido Frente Partidario Dignidad. En otro tiempo supo ser el “candidato de la gente” en el Partido Dignidad Republicana.

También afirmó que el nuncio apostólico en la capital argentina (en ese tiempo Ubaldo Calabresi) le habría comisionado una investigación secreta sobre el atentado terrorista de 1992 en la embajada de Israel, para luego reconocer que, en ese tiempo, él apenas superaba los 18 años.

En agosto de 2018 se hizo famoso por hablar en las redes sociales la supuesta “ruta del dinero K al Vaticano”. Lo hizo dibujando en un papel un gráfico de personas y relaciones sin mayor sustento informativo. Pero dio la impresión de haber sacado a la luz un “sistema secreto” de corrupción. Tomó informaciones fragmentarias de internet y las citó, para dar un barniz de credibilidad a sus afirmaciones.

En esos días varios periodistas quisieron profundizar y lo contactaron, pero en cuestión de horas desestimaron sus relatos por inconcluyentes. Desde este sitio web se le hicieron llegar preguntas que jamás respondió, excusándose siempre en la necesidad de mantener el secreto.

Entonces, como ahora, todo aquel que cuestionaba sus afirmaciones (incluso en las mismas redes sociales) era tachado de “cómplice”, “kirchnerista”, “infiltrado” o poco más. Un añejo truco de justificación desde el victimismo y las teorías del complot. Con toda seguridad, a este reportaje del Vatican Insider se le aplicará el mismo mecanismo, que será usado para distraer y evitar respuestas a preguntas incómodas.

Este es, de hecho, el núcleo de toda la discusión. Si existiesen pruebas sólidas, cualquier gran periódico estaría más que interesado en publicarlas. Los escándalos en torno a las finanzas del Vaticano han existido, y la Santa Sede no ha podido evitar que salgan a la luz. Numerosos cronistas los han documentado (también en este espacio) y con acceso a pruebas exclusivas.

Pero la historia de los presidentes latinoamericanos que mandan millones de dólares al banco del Vaticano no ha encontrado ninguna confirmación en la realidad. Incluso después de numerosas verificaciones.

Según Sonnante, el dinero de los políticos habría sido enviado a Roma a través de “baúles diplomáticos” que llevan el emblema de la Cruz Roja. Pero el comité de esa organización ya desmintió la veracidad de un video que circula por internety usurpa su logotipo para colocarlo sobre unas cajas de tipo militar. El mismo supuesto diácono reconoció, en uno de sus tuiteos, que ese video no era realmente lo que él había visto en el Vaticano pero que, en otra entrevista, dijo no haber visto él mismo sino un obispo del cual, claro, nunca quiso dar nombre.

En su cuenta de Twitter muy a menudo publica cartas, documentos y papeles de todo tipo pretendidamente relacionados con el Vaticano. Todos rigurosamente falsos. Como una supuesta carta que lo designa “asesor papal” de Francisco, u otros tantos que muestran sellos de la Secretaría de Estado, en italiano, cuyas inscripciones llevan errores ortográficos. De la misma manera, Sonnante anunció en las redes que había publicado un libro del título: “Francisco corrupto”. Pocos días después la editorial supuestamente responsable, Piedra Papel Libros, lo acusó de apropiación indebida de marca y desmintió todo.

Con todos estos antecedentes, una pregunta queda en el aire: ¿cuál es el objetivo final de toda esta fabulación? La respuesta parece estar contenida en la nota de El Expediente y tiene que ver con un intento por manchar el nombre del Papa: “No ha sido una simple casualidad la intromisión del santo padre en los asuntos políticos, su impulso al proceso entre Santos y las FARC, su silencio frente a los corruptos gobiernos de izquierda de la región y el genocidio de hambre provocado por Nicolás Maduro en Venezuela; un silencio que solo se romperá cuando nuevamente salga humo blanco”.


Deja un comentario

Vaticano: sigue la transformación de la comunicación hacia una situación definitiva.

Oficina de Prensa vaticana, un “international team” al lado del portavoz

Nombrados como senior advisor la francesa Romilda Ferrauto, “columna” de la Radio Vaticana, dos asistentes al director y un office manager. Alessandro Gisotti: “Un modo para reforzar nuestro trabajo”
CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 11/01/2019
Ultima modifica il 11/01/2019 alle ore 19:11
SALVATORE CERNUZIO
CIUDAD DEL VATICANO

Una francesa, un peruano, dos estadounidenses. «It’s not an italian team» –parece claro– el equipo nombrado por el prefecto del Dicasterio para la Comunicación, Paolo Ruffini, para ocuparse de la Oficina de Prensa vaticana en apoyo al joven y muy italiano director ad interim, Alessandro Gisotti, que ha exclamado: «It’s an international team!». Una nueva configuración, ya anunciada por Ruffini el 31 de diciembre en el comunicado con el que comentó las rocambolescas dimisiones del director de la Oficina de Prensa, Greg Burke, y de la subdirectora, Paloma García Ovejero, que multiplica las figuras y los papeles del organigrama de la comunicación vaticana, ya enriquecido el 18 de diciembre pasado con el nombramiento de Andrea Tonielli como director editorial de los medios de la Santa Sede.

En la Oficina de Prensa, tradicionalmente dirigida por un director y un subdirector (y junto a ellos distintos empleados para las oficinas de secretaría, acreditación, contabilidad, etc.), se añaden ahora cuatro nuevas figuras: un senior advisor en la figura de Romilda Ferrauto, francesa, durante 25 años responsable de la redacción en francés de la Radio Vaticana, asistente de la Oficina de Prensa durante los últimos cinco Sínodos, además de presidenta de la primera y única asociación de mujeres en el Vaticano; después están los asistentes del director, que son la monja estadounidense Bernadette M. Reis, FSP, redactora de Vatican News y consultora de la Comisión para la Comunicación de la UISG, y el peruano Raúl Cabrera Pérez, redactor de la Radio Vaticana y colaborador de la Comisión para la Información del último Sínodo de los jóvenes; finalmente, el office manager de la Oficina de Prensa, cargo confiado al norteamericano Thaddeus M. Jones, llamado por todos “TJ”, miembro de la coordinación del portal de Vatican News y oficial del Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales.

Como queda patente, todos son periodistas profesionales, todos con una larga trayectoria de trabajo a sus espaldas al interno del sector comunicativo de la Santa Sede, todos provienen de las filas de la Radio Vaticana. Casi como si se quisiera restaurar la asociación que durante años, bajo la dirección del padre Federico Lombardi, ha unido la Oficina de Prensa a la histórica emisora, interrumpido bruscamente con la reforma de los medios iniciada por el anterior prefecto, monseñor Dario Edoardo Viganó, que ha tenido repercusiones en la movilidad del personal y la calidad de los servicios. “En esta fase difícil la Oficina de Prensa y la Radio Vaticana, o mejor, su patrimonio, trabajarán juntos”, ha precisado Gisotti presentado a los periodistas al nuevo equipo, formado “lo más rápidamente posible” como “medida excepcional respecto a una situación excepcional” (es decir, las “inesperadas” dimisiones a finales de año de Burke y Ovejero), en un “intento de reformar la Oficina de Prensa que no se reduce solo al director sino a un comunidad de trabajo”.

Junto a Gisotti, Ferrauto, que trabaja en el Vaticano desde 1981, menuda de aspecto refinado (su peinado es inconfundible), descrita como una “máquina de guerra” desde un punto de vista profesional por sus colegas franceses que la veneran como una “diva” (un artículo de Le Temps la definió de esa manera), para quienes ella ha podido garantizar una información e interpretación precisa de los momentos clave del pontificado y de la vida en los Palacios Sagrados. Y es precisamente la relación con los periodistas –ampliada más allá del círculo francés– lo que Ferrauto quiere mantener como prioridad de su encargo.

“Estoy feliz de reencontraros, aunque sea con otro traje. Mi nuevo papel será también el de escuchar vuestras demandas. Creedme que lo haré con gusto, esperando contribuir, en el ámbito de mis funciones, a una buena comunicación vaticana”, ha dicho con emocionada determinación.

La figura de senior advisor, una suerte de “consejera”, no está unida al director ad interim: “Es un proyecto que mira más lejos, más allá del interim”, ha aclarado Alessandro Gisotti, añadiendo que “mi voluntad y la del prefecto es que mi interinidad dure lo menos posible. Somos conscientes que tenemos que volver a una normalidad…”. Anticipando las preguntas de los cronistas presentes en la sala, el neo portavoz “un hijo de Radio Vaticana”, como se ha definido, periodista de Radio Vaticana y después de Vatican News (suyas son las entrevistas más brillantes del portal, como también, durante la reforma, la responsabilidad de la difusión y de la renovación de los perfiles sociales del Papa) ha añadido: “Se lo que os pasa por la cabeza: ¿por qué no nombrarla subdirectora interina? No existe un nombramiento porque si el director es ya temporal no se pueden multiplicar los encargos temporales”.

Cierto, el riesgo –considerando también la novedad del encargo– es que se pueda crear un tipo de confusión en la definición de los papeles: un ejemplo es cuando el director de la Oficina de Prensa estará fuera durante los viajes papales (el próximo, once días con el viaje a Panamá) ¿quién dará las declaraciones? ¿Y a quién dirigirse en el caso de que sean necesarias aclaraciones o mayor información? Al menos estas son las primeras observaciones que emergen durante el briefing. Romilda será una referencia pero “cualquier declaración oficial la hace solo el director”, ha sido la respuesta. La periodista francesa se limitará por tanto a ser “un consejero especial para intentar responder lo mejo posible a las solicitudes de los periodistas, una ayuda a la preparación de las conferencias y de los eventos públicos”.

Igualmente las otras tres nuevas figuras de los asistentes y del office manager, elegidos a propósito por sus lenguas y culturas diferentes para abrazar diversas sensibilidades, puestos a trabajar para ayudar al director en las distintas responsabilidades (incluida la redacción de los dossier más delicados), en las relaciones con la Secretaría de Estado y para afrontar las no fáciles citas que tendrán lugar en este primer semestre de 2019. Comenzando por la cumbre de presidentes de las Conferencias episcopales de todo el mundo con el Papa sobre el tema de los abusos sobre el cual existe ya una “expectación mediática excesiva, como si se tratase de un evento a mitad camino entre un Concilio y un Cónclave”, como observó ayer Tornielli en su editorial del Osservatore Romano.

Con esta nueva configuración, sobre todo, parece que en la Oficina de Prensa vaticana se quiera recuperar la cohesión interna y una humanidad de las relaciones –y el haber sido todos compañeros ayudará en este sentido– que, entre jubilaciones, traslados, cambios de personal de una oficina a otra con el consiguiente cambio repentino de funciones (así querido por la “reforma”) parece haber faltado en los últimos dos años y medio. “Son todos amigos que han trabajo juntos, nombres elegidos con el prefecto en base al criterio de la experiencia, del espíritu de servicio, y de la relación personal. Nos ha parecido la mejor manera también para la coordinación con los medios vaticanos y la dirección editorial”, ha subrayado Gisotti.

La “compleja máquina” en la que se ha convertido la comunicación vaticana continua por tanto transformándose día a día y los pasos a dar son todavía unos cuantos. Falta por ver cuando se conseguirá llegar a una estructura estable que dure también en el futuro. En cualquier caso bienvenido sea lo nuevo: como afirmaba Papa Francisco en su Evangelii gaudium, citado por Gisotti en su discurso, en la Iglesia no puede valer el criterio del “siempre se ha hecho así”.