Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El Papa Francisco y los homosexuales.

El Papa y los homosexuales: distinguir pecado y pecador es la tradición cristiana

La respuesta de Francisco, que contó cómo siempre ha estado cerca de las personas homosexuales desorienta a los «relativistas» y a los «rigoristas», pero arroja una luz interesante sobre la vida de la Iglesia
– –

Un “gay pride”

03/10/2016
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

Las duras palabras sobre el «adoctrinamiento» de la teoría de género que pronunció Papa Francisco el sábado pasado, primero de octubre, en Tiflis, dieron la vuelta al mundo. En esa ocasión estaba respondiendo al testimonio de una joven madre de familia, y no había en ellas particulares novedades, salvo la imagen de la «guerra mundial» en contra del matrimonio. En varias ocasiones el Pontífice argentino se ha expresado en contra de las «colonizaciones ideológicas» refiriéndose explícitamente a la teoría de género. Los que siguen de lejos ciertas afirmaciones papales se quedaron sorprendidos, en su momento, por aquel «¿quién soy yo para juzgar?», pero les ha costado asimilar las afirmaciones de Bergoglio, como si se estuvieran despertando de un sueño, según el cual el pecado ya no existiría.

Durante el vuelo de regreso de Bakú a Roma, al dialogar con los periodistas que lo acompañaron en su viaje a Azerbaiyán, el Papa respondió a una pregunta sobre la teoría de género y sobre la actitud del pastor frente a las personas que sufren por su identidad sexual. Francisco, sin cambiar ni una coma a sus críticas hacia la teoría de género, dijo que había acompañado y «acercado al Señor» a personas con tendencias homosexuales, a personas que practican la homosexualidad e incluso a transexuales. Dijo que lo había hecho cuando era cura, cuando era obispo e incluso como Papa. Y sus palabras sorprendieron la sensibilidad de muchos. Una actitud de acogida, de apertura, puesto que Jesús «seguramente no diría: “¡Vete, porque eres homosexual!”, no».

Algunos tal vez se podrán sorprender porque no estaban acostumbrados a escuchar a un Papa decir estas cosas, pero (una vez más), Francisco simplemente ha sido cura. La distinción entre el error y quien yerra, entre el pecado y el pecador, no es un invento bergogliano, sino pertenece a la tradición cristiana. Debería, más bien, llamar la atención que las palabras de apertura sean interpretadas o instumentalizadas tanto por los «relativistas» como por los «rigoristas», como el fin anunciado de cualquier regla en materia de moral sexual. Una buena noticia para los primeros; el apocalipsis para los segundos. En ambos casos, falta el ensimismamiento con la mirada de Jesús, que siente compasión y derrama misericordia, con la parábola del Buen Pastor que deja a las noventa y nueve ovejas para ir a buscar a la oveja extraviada. Para los primeros, cada frase del Pontífice debe ser reducida a consigna e interpretada como «¡todos libres!». Para los segundos, cualquier alusión pastoral de misericordia, cualquier llamado a la acogida y al discernimiento de las diferentes situaciones, suena como una peligrosa forma de «buenismo».

El ejemplo fulminante para describir la situación de la Iglesia contemporánea se lo ofreció a Francisco el transexual español Diego Neria Lejárrag. Es un ejemplo que vale la entrevista entera. Y así lo contó el Papa: «en el barrio en el que vivía estaban el viejo sacerdote, el viejo párroco, y uno nuevo. Cuando el nuevo párroco lo veía, le gritaba desde la acera: “¡Te vas a ir al infierno!”. Cuando se encontraba con el viejo, le decía: “¿Desde hace cuánto que no te confiesas? Ven, ven, así te confieso y puedes hacer la comunión”». Sorprenden estas actitudes tan diferentes. El cura más joven ya había condenado a Diego. El cura más viejo, que se formó en la Iglesia de los años cincuenta, trataba de acercarlo y de acompañarlo. Cuando era arzobispo en Buenos Aires, a los que le preguntaban qué habría escrito sobre su lapida, el actual Pontífice respondió: «Jorge Mario Bergoglio. Cura». Y no es difícil imaginar con cuál de los dos sacerdotes citados se identifica, proponiendo hacer lo mismo.

Cuando uno entra en contacto con las vidas, con los sufrimientos, las experiencias e veces dramáticas de las personas, en la condición en la que se encuentren, explicó el Papa durante la entrevista en el avión, hay que ensimismarse con la mirada de Jesús Ya lo indicaba San Ambrosio, en el «De Abraham»: «En donde se trata de extender la gracia, allí Cristo está presente; cuando se debe ejercer el rigor, están presentes solo los ministros, pero Cristo está ausente».

El ejemplo que le contó a Francisco el transexual español describe bien la diferencia entre los que se dedican a ser «repetidores» de doctrinas abstractas sin involucrarse verdaderamente con las vidas de los hombres y de las mujeres heridos, y los que, por el contrario, no se olvidan de que la Iglesia «no está en el mundo para condenar, sino para permitir el encuentro con ese amor visceral que es la misericordia de Dios».


Deja un comentario

Una plataforma de principios para el partido demócrata en USA

USA

Democratic platform is progressive wish list

The draft of the Democratic Party Platform, written by the party’s drafting committee, was released just before the Fourth of July weekend. It is a wish list of progressive proposals that builds on the achievements of the Obama administration but carries them forward way beyond anything the Republican Congress would consider.The platform is clearly influenced by Bernie Sanders’ supporters, who pushed the party beyond the positions adopted by Hillary Clinton or the president. The “greed and recklessness of Wall Street” takes more heat than establishment Democrats have been willing to apply in the past.

The draft can still be changed by the platform committee when it meets on July 8 or by the convention when the Democrats meet July 25-28.

There is much in the platform that is consistent with Catholic social teaching and even with the U.S. bishops’ document, Forming Consciences for Faithful Citizenship.

To raise incomes and restore economic security, it calls for:

Download NCR‘s newest resource:“Hell, hope and healing,” a four-part series on the effects of child abuse and the paths to recovery. Get it FREE!
healing.jpg

  • Increasing the minimum wage to $15 an hour
  • Support for labor unions
  • Equal pay for women
  • Paid family and medical leave
  • Increasing the supply of affordable housing
  • Protecting Social Security and retirement plans

All of this is consistent with Catholic social teaching and the positions taken by the U.S. bishops.

As Pope Francis wrote, “Every economic and political theory or action must set about providing each inhabitant of the planet with the minimum wherewithal to live in dignity and freedom, with the possibility of supporting a family, educating children, praising God and developing one’s own human potential.”

The platform also promises to create good-paying jobs through:

  • Investment in infrastructure
  • Support for manufacturing
  • Clean energy jobs
  • Investment in research, technology, and science
  • Support for small business
  • Jobs for youth

Again, all of this is consistent with Catholic social teaching. As Pope Francis says, “There is no worse dispossession than not being able to earn one’s own bread, than being denied the dignity of work.”

The platform then pledges to fight for economic fairness and against inequality, the platform promises to:

  • Fix our financial system
  • Stop corporate concentration
  • Increase taxes on wealthiest Americans and largest corporations, including taxes on Wall Street traders and foreign profits of U.S. corporations
  • Make sure future trade agreements do not allow our trading partners to undercut American workers by taking shortcuts on labor policy or the environment

Pope Francis’ concerns about the economic system are well known. Inequality, he writes, “results from ideologies which uphold the absolute autonomy of markets and financial speculation, and thus deny the right of control to States, which are themselves charged with providing for the common good.”

Pope Benedict went further than the Democratic platform in condemning grave imbalances between the rich and the poor, and he strongly supported the role of government in “pursuing justice through redistribution” of wealth.

But while Catholic social teaching would certainly support protecting labor and the environment in trade agreements, a univocal focus on what is good for America is not in the Catholic tradition. It is noteworthy that when the American bishops were working on their 1986 pastoral letter, “Economic Justice for All,” the Vatican intervened insisting that they listen to their brother bishops in Latin America who saw trade as a way of improving the lives of their people. As a result, their letter parted company with their labor union allies on this topic.

In addition, Catholic progressives in the developing world are critical of American exports of government-subsidized farm products and of long-lived patent protection, issues that the platform does not touch. Although American farm products have helped feed the world, they have also put millions of peasant farmers out of business and forced them into city slums looking for work.

The platform also promises to bring Americans together, remove barriers, and create ladders of opportunity. Specifically, it commits the Democratic Party to:

  • Fight to end institutional and systemic racism and close the racial wealth gap
  • Reform the criminal justice system, including abolishing the death penalty and allowing states to legalize marijuana
  • Fight for comprehensive immigration reform, defend the president’s Deferred Action for Childhood Arrivals and Deferred Action for Parents of Americans, and support due process for those fleeing violence in Central America, especially children
  • Fight to end discrimination on the basis of race, ethnicity, national origin, language, religion, gender, sexual orientation, gender identity, or disability
  • Support comprehensive federal non-discrimination protections for all LGBT Americans and push back against state efforts to discriminate against LGBT individuals
  • Find ways to support the good work of people of faith and religious organizations

Catholic social teaching supports the struggle against racism and discrimination. The U.S. bishops have been strong supporters of comprehensive immigration reform and have opposed the death penalty. The platform’s brief reference to the good work of people of faith and religious organizations is welcome, although it could have been stronger.

The U.S. bishops would be concerned that government support for LGBT rights not interfere with what they consider fundamental religious freedom. The pope and the bishops have also opposed legalizing drugs.

The platform believes “that we can pay for ambitious progressive investments that create good-paying jobs and offer security to working families without adding to the debt by making those at the top and the largest corporations pay their fair share.” This is also believed by many supporters of Catholic social teaching, although there are few economists who agree with them.

The platform also has a strong section on the environment with promises to combat climate change and to build a clean energy economy. All of this would be consistent with Laudato Si’, Pope Francis’ encyclical on the environment. No mention is made of a carbon tax, the policy that is most recommended by most economists who have studied the issue.

Education is also treated at length in the document. “Cost should not be a barrier to getting a degree or credential,” it says, “and debt should not hold you back after you graduate.” It has nothing to say about holding down costs, but it does make sensible recommendations for refinancing student debt and allowing such debts to be covered by bankruptcy law.

The platform takes a crack at for-profit schools, mentioning Trump University, but says nothing about Catholic schools. It says that states and schools will be held accountable for raising achievement levels of all students, but says nothing about holding teachers accountable. The teachers’ union is a strong force in the Democratic Party.

In its section on health care, the platform speaks of health care as a right, not a privilege, the same language used in Catholic social teaching. It supports the expansion of Medicaid in the 20 states that have not yet approved it. It also calls for insurance to cover mental health care.

It calls for expansion of public health services and of treatment for drug and alcohol addiction.

It promises to “keep costs down by making premiums more affordable, reducing out-of-pocket expenses, and capping prescription drug costs.”  There are few specifics on how to control health care costs except that to permit citizens to purchase drugs from Canadian pharmacies and allow Medicare to negotiate better deals with pharmaceutical companies.

In “Reproductive Health, Rights, and Justice,” the platform breaks with Catholic social teaching and opposes “federal and state laws and policies that impede a woman’s access to abortion, including by repealing the Hyde Amendment.” The Hyde Amendment forbids the use of Federal funds for abortions. In the foreign policy section, the platform calls for repeal of the Helms Amendment that bars U.S. funding of abortion abroad. Elsewhere it states a person’s position on abortion should be taken into consideration in the appointment of judges.

While it speaks of abortions being “legal and safe,” the draft does not say “rare,” as Clinton did during her 2008 run for president. The platform says that family planning services will help reduce the need for abortions. And in what almost looks like an aside at the end of this section, it says it supports a woman’s decision to have a child, including adoption and support services.

Sadly, there is no recognition that some Democrats have problems with abortion. On two other issues, the platform recognizes a diversity of views in the party, but not here. The Sanders and Clinton delegates could not agree on a financial transaction tax nor on the Trans Pacific Partnership (TPP), but those who wanted a tent big enough for pro-life Democrats were spurned.

The platform then turns to the role of the United States in the world, where it pretty much supports the foreign policy of the Obama Administration. It believes that the United States can be a force for peace and prosperity in the world. It attacks Trump’s foreign policy views as disastrous for the country and the world.

It looks to “the conclusion of long-term nation-building with large military footprints,” and promises “to get rid of outdated Cold War-era systems and ensure our security with a more agile and more flexible force.”

“We will strengthen our homeland security, deal wisely and firmly with those who seek to imperil America or our partners, deter aggression, promote peace, and use all the tools of American power, especially diplomacy and development, to confront global threats and ensure war is the last resort.”

It says we must defeat ISIS and Al Qaeda, and continue as part of a broad coalition to destroy ISIS’s stronghold in Iraq and Syria. But it promises to “press those in the region, especially the Gulf countries and local forces on the ground, to carry their weight in prosecuting this fight.” It continues Obama’s opposition to torture and his support for closing Guantanamo prison.

“We are horrified by ISIS’ genocide of Christians and Yezidis and crimes against humanity against Muslims and others in the Middle East,” say the drafters. “We will do everything we can to protect religious minorities and the fundamental right of freedom to worship and believe.”

In short, on the environment, the poor, and economic issues, the platform is pretty much in sync with Catholic social teaching. If anything, papal teaching would probably be more to the left than the platform. Likewise, in foreign policy, Catholic social teaching would emphasize negotiations, diplomatic solutions, and peace making and put less stress on military solutions than does the platform. The U.S. bishops will also object to its strong support for abortion and it silence on their concerns about religious freedom.

[Update July 8, 7 PM EDT: In the foreign policy section, the platform committee changed “freedom of worship and belief” to the more expansive phrase “freedom of religion,” protecting themselves from attacks from Republicans. Sanders delegates are still pushing for inclusion in the platform of indexing the minimum wage for inflation, and opposition to fracking and the Trans Pacific Partnership (TPP) agreement.]

[Jesuit Fr. Thomas Reese is a senior analyst for NCR and author of Inside the Vatican: The Politics and Organization of the Catholic Church. His email address is treesesj@ncronline.org.]


Deja un comentario

Los papeles de Panamá y el secreto bancario.

Los Papeles de Panamá reiteran necesidad de poner fin al secreto bancario

El experto independiente de la ONU sobre Deuda Externa y Derechos Humanos, Juan Pablo Bohoslavsky. Foto ONU/Jean-Marc Ferré

08 de abril, 2016 — Un experto independiente de la ONU instó hoy una vez más a la comunidad internacional a poner fin inmediatamente al secreto bancario, tomando en cuenta que la evasión de impuestos y el flujo de fondos de origen ilícito socavan la justicia y privan a los gobiernos de los recursos necesarios para la realización de los derechos económicos,sociales y culturales.

En declaraciones a propósito de la reciente filtración a la prensa de los llamados Papeles de Panamá, el experto sobre Deuda Externa y Derechos Humanos, Juan Pablo Bohoslavsky, afirmó que esos documentos demuestran cómo las corporaciones, los ricos y los políticos han ocultado sus activos sistemáticamente en más de 20 jurisdicciones de ultramar.

“Todos los Estados acordaron el año pasado que los flujos de fondos ilícitos deben ser reducidos, y sobre la base de este consenso general, la revelación de los Panama Papers ahora pone de relieve que este compromiso político debe concretarse con medidas específicas y operativas que aseguren el intercambio automático de información fiscal para reducir al mínimo el secreto bancario,” apuntó el especialista argentino.

Boholavsky añadió que los clientes pueden haber tenido diferentes motivos para depositar sus activos en más de 210.000 empresas fantasmas, no obstante, aclaró que una razón principal parece ser la evasión de impuestos para ocultar la corrupción y fondos criminales.

El experto sostuvo que según estimados del tanque pensante estadounidense Global Financial Integrity, en 2015 había 24 millones de millones de dólares en paraísos fiscales.

Asimismo, apuntó que entre 2008 y 2013 se observó un incremento de estos depósitos en un 28% mientras que, paradójicamente, se redujo la cantidad de titulares de cuentas, lo que señala la creciente concentración de la riqueza en pocas personas.

Boholavsky sostuvo que de continuar esta tendencia, los esfuerzos para implementar la nueva Agenda para el Desarrollo 2030 se verán afectados de manera negativa y rotunda, porque no se podrán obtener los recursos necesarios para financiar la realización de sus objetivos.


Deja un comentario

La profunda crisis del Sodalicio de vida cristiana.

Crisis en el Sodalicio: «El fundador es culpable»

En medio de una tormenta interna, el movimiento de origen peruano Sodalicio de Vida Cristiana reconoce que su fundador es culpable de, al menos, un abuso sexual contra menor y lastimosas extralimitaciones en el ejercicio de su autoridad

Alessandro Moroni, Superior General del Sodalicio de Vida Cristiana

107
0
05/04/2016
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

“Ha llegado el momento. Reconocemos a nuestro fundador culpable de abusos y pedimos perdón”. En medio de una profunda crisis interna, el Sodalicio de Vida Cristiana hace cuentas con un pasado lamentable. El movimiento de origen peruano, hasta hace pocos años conocido en la Iglesia por su pujanza y señalado como ejemplo de la nueva evangelización, acaba de declarar “persona non grata” a su iniciador, Luis Fernando Figari. Lo considera responsable de, al menos, un ataque sexual contra menor. Y muchos otros abusos de autoridad.

 

Sin esperar el resultado de una investigación del Vaticano, el actual superior de esa sociedad de vida apostólica, Alessandro Moroni, se dirigió a los “sodálites” y a la opinión publica a través de un video en la red social YouTube. Y lanzó tres mensajes: perdón, separación y reforma integral.

 

“Los últimos meses han sido muy duros para la familia Sodálite, porque nos han confrontado con un pasado lamentable. Un pasado que volvió como un terremoto al presente a raíz de una serie de denuncias y revelaciones periodísticas que todos hemos podido observar a través de los medios y las redes sociales”, indicó.

 

Aseguró que el Consejo Superior del Sodalicio decidió “salir al frente”, para dar a conocer su respuesta a los hechos “tan tristes y condenables” después de cinco meses de oración, reflexión y una “dura autocrítica interna”.

 

Su primer mensaje fue pedir perdón “a las víctimas de cualquier abuso y atropello” del que hayan sido objeto por parte de algún miembro, así como a los denunciantes que, “por años”, no recibieron “una respuesta contundente y satisfactoria” de parte de las autoridades de la sociedad.

 

Solicitó perdón a todos los miembros de esa obra religiosa: consagrados, laicos y fieles que vieron afectada su labor porque “sus autoridades no estuvieron a la altura de las circunstancias”. También se excusó con todos aquellos que forman parte de las obras del Sodalicio: alumnos, sus familias, beneficiarios, voluntarios, colaboradores, amigos y a la sociedad. “Perdón por habernos demorado tanto en salir a darles una explicación”, apuntó.

 

Sobre el fundador, Moroni habló de “separación”. Y precisó: “Respetamos las investigaciones que el Vaticano y la fiscalía vienen desarrollando sobre estos temas, colaboramos totalmente con ellos y a la espera de sus resultados. Pero más allá de la condena eclesiástica o judicial que merezca el fundador del Sodalicio, que respetaremos y acataremos como corresponde, no queremos dejar de dar a conocer nuestra condena moral frente a sus faltas y delitos”.

 

“Después de los testimonios recibidos, consideramos al ciudadano Luis Fernando Figari culpable de los abusos que se le imputan y lo declaramos persona ‘non grata’ para nuestra organización, que deplora totalmente sus comportamientos. Reiteramos a las autoridades del Vaticano el pedido que le hicimos personalmente al Papa Francisco, en audiencia privada en diciembre pasado, para que se decrete su inmediata separación de nuestra comunidad y finalice sus insostenible retiro espiritual en nuestras instalaciones”, añadió.

 

Además, el superior anunció el inicio de una “reforma integral”, asumiendo los errores del pasado con miras a construir un “nuevo Sodalicio”, basado en las “fortalezas del carisma recibido”, en su “gran familia” y las “buenas obras” realizadas, en el Perú y en el extranjero.

 

“Las autoridades reconocemos el pecado de no haber reaccionado de manera firme y oportuna, y estamos dispuestos a asumir la penitencia que sea necesaria para obtener el perdón de Dios, la Iglesia, nuestra familia y de toda la sociedad. Estamos seguros que con la gracia de Dios nuestra gran familia prevalecerá y saldrá adelante por encima de los errores de sus autoridades, que a partir de hoy están decididas a escribir una nueva historia”, señaló.

 

Fundada el 8 de diciembre de 1971 por Figari, entonces laico peruano, el Sodalitium Christianae Vítae fue aprobado definitivamente el 8 de julio de 1997 por el Papa Juan Pablo II como sociedad de vida apostólica. De esta institución forman parte laicos consagrados y sacerdotes.

 

Aunque las acusaciones de abuso contra el fundador y las denuncias sobre su exagerado estilo de disciplina interna datan de varios años atrás, la cúpula de esa obra las había negado sistemáticamente. Los señalamientos no tocaron sólo al fundador, también golpearon a su segundo, el histórico vicario Germán Doig.

 

Doig falleció muy joven, el 13 de febrero de 2001, habiendo desarrollado una impresionante labor social y pastoral que llevó al Sodalicio a tener presencia en los 5 continentes. Sus compañeros lo consideraban un modelo cristiano. Tanto que, tras su fallecimiento, comenzaron a investigar sobre su vida y obra con el objetivo de iniciar su proceso de beatificación.

 

En 2008 aparecieron los primeros testimonios que lo vinculaban con abusos. En 2011, los superiores anunciaron que desistían de buscar su canonización por causa de “graves indicios de inconducta moral”. Poco antes, en diciembre de 2010, Figari se apartó como guía del Sodalicio, en coincidencia con problemas de salud.

 

Las denuncias alcanzaron al propio Figari. Una judicial y otra eclesiástica. La primera reacción, del fundador y de su entorno fue de negar. Debieron pasar meses hasta que todo se desbarrancó. Y el clamor mediático explotó en octubre de 2015 tras la emisión, en la TV peruana, de un reportaje relacionado con el libro “Mitad monjes, mitad soldados”, del periodista Pedro Salinas.

 

El texto reunió los testimonios de 30 ex “sodálites” quienes revelaron abusos físicos, psicológicos e incluso sexuales a los cuales habrían sido sometidos dentro de sus comunidades. La primera reacción de los superiores al libro fue tan ambigua, que a pocos días de distancia de un primer comunicado, tuvieron que emitir un segundo. Esto después de numerosas quejas y presiones que recibieron de los propios miembros, en un contexto de profunda crisis.

 

Por esos días se conoció también que, desde abril de 2015, el Papa Francisco había determinado una investigación interna. Para conducirla la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica designó como “visitador apostólico” al obispo prelado de Chota, en Perú, Fortunato Pablo Urcey.

 

Durante varias semanas el clérigo visitó las comunidades y su labor concluyó en febrero pasado. Los resultados de sus pesquisas fueron entregados en un informe a la Santa Sede. Hasta ahora, la Congregación vaticana responsable no comunicó su decisión final. Ella debe determinar si considera culpable a Figari y establecer cuál será su futuro. Mientras no sea expulsado o mandado muy lejos, quizás a un monasterio a expiar sus culpas, él seguirá con su “retiro insostenible” en una casa de la obra por él fundada, en Roma.

 

La otra cuestión es saber qué ocurrirá con el Sodalicio todo. Si El Papa decide apoyar una renovación profunda y en qué manera, o si toma otras decisiones. En tanto eso no ocurra, la anunciada “reforma integral” estará pendiente. En espera de aprobación oficial.


Deja un comentario

Vaticano: el proceso “vatileaks”

Chaouqi en el proceso “vatileaks”: nunca pasé documentos a periodistas

«Nunca tuve sexo con Vallejo». El monseñor cambia de actitud después de la creación de la Secretaría económica de Pell. El astrólogo, “Report” sobre Mps, “Paolo” y la carta del IOR. El papel de los servicios secretos

Francesca Immacolata Chaouqui

0
0
06/04/2016
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

«Nunca he pasado documentos reservados a periodistas». En el proceso sobre la divulgación de documentos reservados de la Santa Sede (“vatileaks”) fue interrogada, durante la mañana y parte de la tarde de hoy, Francesca Immacolata Chaouqui, principal coimputada de mons. Lucio Ángel Vallejo Balda. La mujer, embarazada, admitió haber trabajado para agencias de seguridad, afirmando que nunca había desempeñado ninguna actividad de inteligencia en relación con su papel en la Santa Sede. También negó la reconstrucción de los hechos que había ofrecido el religioso español (nunca tuvo una relación sexual con él, la naturaleza “goliárdica” de los mensajes intercambiados por WhatsApp), y afirmó que Vallejo habría cambiado de actitud después de que acabara el mandato de la Comisión de investigación económica (la Cosea) y del nacimiento de la Secretaría para la Economía, guiada por el cardenal australiano George Pell. También indicó el nacimiento de una relación muy estrecha entre Vallejo Balda, un astrólogo, Mauro Iacoboni, y uno de sus colegas. Durante el interrogatorio surgió el caso de una falsa carta del IOR en la que se habla del banco italiano Monte dei Paschi de Siena, y Chaouqui afirmó que Vallejo intervino, con el rostro cubierto y de acuerdo con el periodista italiano Paolo Mondani, en una transmisión de un programa de investigación periodística, “Report”, en el que se hablaba del caso de los fraudes en banco Mps.

 

Chaouqui no pudo pronunciar, al principio de la audiencia, una «declaración» sobre mons. Vallejo, pero durante el interrogatorio su testimonio se concentró en la figura del religioso español, que fue interrogado en marzo.

 

La mujer comenzó ilustrando su llegada a la Comisión Cosea («Mi curriculum justificaba el encargo»), y subrayó que nunca había recibido ningún pago y que la cercanía de la comisión con el Papa creaba malos humores en el Vaticano («Balda, cuando era necesario, llamaba al teléfono al Papa; yo hacía lo mismo, era una situación anómala y no muy bien vista»). También denunció que diez días después de su nombramiento llegó a la Secretaría de Estado un informe en su contra.

 

Cuando acabó el encargo de la Comisión Cosea y cuando nació la Secretaría para la Economía, dijo Chaouqi, «cambia todo». Lo que habría «desencadenado» el cambio de actitud de mons. Vallejo habría sido que no lo nombraron en el nuevo dicasterio: «Vallejo, hasta aquel momento, era una persona lúcida, orientada, fiel al Papa, diferente del que está hoy aquí en el aula». «Cosas extrañas», según Chaouqui, «que después llevaron a la ruptura de nuestra relación». En particular, el religioso español habría comenzado a «frecuentar a un astrólogo, Mauro Iacobini», y enseñó a la corte algunas fotos de mons. Vallejo Balda con ropa de camuflaje o un poco borracho. Vallejo se «emancipa», para usar una expresión del presidente del tribunal vaticano, Giuseppe Dalla Torre, y «comienza a frecuentar personas sin que yo lo supiera».

 

Durante el interrogatorio también surgió el caso, hasta ahora desconocido, de una supuesta carta del IOR; Chaouqui le habría pedido a Vallejo que la escribiera después de haber recibido un mensaje de «Paolo» («No me acuerdo de quién es, tal vez un periodista»). Según la mujer, «esta era una tontería, quería poner a la prueba a Vallejo, que sostenía tener papel membretado la Santa Sede». Y acotó: «espero no encontrarme con este documento mañana en los periódicos». En otro momento del interrogatorio, Chaouqui confirmó, con base en un mensaje de WhatsApp, que tal vez había colaborado en el programa de investigación periodística italiano “Report” del 23 de noviembre de 2014 sobre el banco Monte dei Paschi de Siena. Según la mujer, todo esto no tenía ninguna relación con la supuesta carta del IOR, y añadió que «Balda decidió participar, con el rostro cubierto, en la transmisión. Fue a ver a Paolo Mondani (uno de los periodistas del programa, ndr.) e hizo el video»,  ella, al enterarse, decidió «advertir al cardenal Santos Abril», presidente de la Comisión del vigilancia del IOR. La mujer también recordó un documento que escribió con Vallejo Balda y su asistente Nicola Maio, y que en mayo de 2014 envió al Papa; el documento, indicó, hablaba sobre «un hecho de gravedad absoluta», pero no quiso ofrecer mayores detalles.

 

Chaouqui negó haber tenido en su poder el documento sobre el Vatican Asset Management, que fue delineado por el cardenal Pell, confirmó que conocía al periodista Gianluigi Nuzzi desde hacía muchos años, pero «desde que fui nombrada en la Cosea nunca me pidió que le diera documentos, a pesar de nuestra amistad». Confirmó que ella le había presentado Nuzzi a Vallejo Balda y que también había involucrado al religioso español en sus actividades profesionales después de su salida de Ernst&Young. Negó también que los mensajes de WhatsApp en los que amenazaba a Vallejo Balda tuvieran ningún significado, y explicó que se debían a que el religioso español hablaba mal de ella a sus espaldas. En cuanto a una conocida noche juntos en Florencia, durante la que, según un memorial de Vallejo Balda, habrían tenido una relación sexual, «he reunido algunas confesiones personales de Balda sobre su esfera sexual, nada que ver con una presunta relación entre nosotros, y supuestamente mientras la madre de Vallejo Balda dormía en la misma habitación». Chaouqui no reveló el contenido de las confesiones, «por respeto a su estatus de sacerdote», pero dijo que ese fue el motivo por el que el religioso dejó España para vivir en Roma.

 

Chaouqui negó haber entregado documentos a los periodistas («Puedo asegurar que de mis manos nunca pasaron documentos reservados a Nuzzi o a Fittipaldi»), y también negó haber visto que Vallejo Balda entregara a Nuzzi nada más que una contraseña para acceder a la bandeja de entrada del mismo monseñor, es decir el acceso a una especie de diario personal. La mujer dijo que Nicola Maio no tenía ninguna responsabilidad («Nunca ha robado documentos»). La próxima audiencia será el próximo lunes a partir de las 10.30.


Deja un comentario

ONU en favor del cierre de Guantánamo

ONU insta a trasferir a prisioneros de Guantánamo y a procesarlos con justicia

Celda de detención en Guantánamo. Foto: Emma Reverter

23 de febrero, 2016 — Durante los últimos 14 años, Guantánamo ha sido una mancha grave en la historia de los derechos humanos y la reputación de Estados Unidos. Es vital que el plan para cerrar esa prisión no deje a nadie detenido indefinidamente ni sin un juicio, dijo hoy el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Zeid Ra’ad Al Hussein acogió con beneplácito el plan del presidente Barack Obama para el cierre de Guantánamo y la transferencia de los detenidos a sitios estadounidenses seguros o a terceros países.

En un comunicado, Zeid recordó que ese penal ha servido a muchos gobiernos represivos como una justificación de sus acciones y confió en que no haya más obstáculos para su clausura.

“Todos los detenidos de Guantánamo deben ser transferidos a un centro regular de detención en Estados Unidos u otros países, donde se les garantice un debido proceso frente a un tribunal civil, acorde con los estándares internacionales”, apuntó.

El Alto Comisionado subrayó que cuando no haya evidencia suficiente para inculpar a un prisionero, se le debe liberar inmediatamente para que vuelva a su país o a una tercera nación cuando la suya implique algún riesgo.

Por su parte, el portavoz de la ONU en Nueva York, Stephan Dujarric, recordó que el organismo mundial siempre ha urgido a todas las instancias del gobierno estadounidense a cerrar el penal de Guantánamo con las provisiones adecuadas.

“La maquinaria de derechos humanos de Naciones Unidas y otros actores siempre han acogido con beneplácito cualquier plan que tenga el objetivo de cerrar Guantánamo”, puntualizó Dujarric.


Deja un comentario

Los obispos de Cataluña condenan los casos de pederastia de un colegio.

Total condena de obispos catalanes ante caso de abusos en colegio marista de Barcelona

Por Blanca Ruiz

Imagen referencial / Foto: Flickr Lluis Vicens (CC-BY-NC-SA-2.0)

Imagen referencial / Foto: Flickr Lluis Vicens (CC-BY-NC-SA-2.0)

MADRID, 21 Feb. 16 / 03:20 pm (ACI).- Los obispos catalanes han expresado su “total condena a cualquier abuso, de cualquier tipo cometido contra un niño o un menor de edad”, luego de que se conociera el caso de un profesor en un colegio marista que admitió haber violentado a cuatro menores en el lapso de 20 años.

Joaquim Benitez, profesor de gimnasia en el colegio Maristas de Barcelona (España) admitió su falta. Cuando el colegio tuvo conocimiento de los hechos en el año 2011, lo expulsó.

El caso ha salido ahora la luz por el deficiente manejo de la situación por parte del centro educativo, que no indagó sobre el número y la gravedad de los abusos ni informó a las autoridades educativas al respecto.

“El Papa Francisco, igual que sus inmediatos predecesores, ha repetido varias veces esta condena y ha manifestado su proximidad a las víctimas. En comunión plena con él, nos comprometemos a luchar contra esta plaga que destruye tantas infancias”, precisan los prelados en un comunicado emitido desde la Conferencia Episcopal Tarraconense.

De esta manera destacan que ante los abusos a menores “las normas de la Iglesia son claras. Nos piden actuar con rapidez y decisión ante las denuncias, garantizar la transparencia y actuar con tolerancia cero”.

Además precisan que, siguiendo las indicaciones de la Santa Sede, “se debe apartar cautelarmente de sus funciones a las personas acusadas y ofrecer toda la colaboración a la acción de la justicia y a las autoridades civiles”.

Los Prelados aseguran que la Iglesia ofrece todo su apoyo, atención, escucha y acompañamiento a las víctimas de los abusos, incluso en el caso de delitos que puedan estar prescritos penalmente y destaca el trabajo de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, un compromiso en la defensa y protección del menor que, según apuntan, “también es nuestro compromiso y el de toda la Iglesia presente en Cataluña”.

Los obispos afirman también que el caso del colegio marista no puede hacer que la institución que lo administra quede “cuestionadas por los casos que todos deploramos y condenamos”.

Asimismo afirman que  “la extensa red de instituciones educativas que la Iglesia pone al servicio de las familias del país, creemos que no puede ser sometida a una permanente sospecha”.