Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Rusia: medidas represivas contra la libertad de información

Rusia: Nuevas multas asfixiantes contra activistas, ONG y medios de comunicación independientes

The New Times site page © AI

La avalancha de multas injustas, abusivas y asfixiantes impuestas a medios de comunicación rusos independientes, ONG y personas defensoras de los derechos humanos representa un nuevo asalto contra las libertades fundamentales en Rusia; así lo ha manifestado hoy Amnistía Internacional.

“Una vez más, las autoridades rusas actúan selectivamente contra personas y organizaciones independientes; esta vez, su arma son las multas asfixiantes. Valiéndose de un sinfín de leyes draconianas, las autoridades están imponiendo multas abusivas sin parar en lo que parece un ataque coordinado para acabar de golpe con todas las organizaciones críticas”, ha afirmado Natalia Zviagina, directora de la Oficina de Amnistía Internacional en Rusia.

La víctima más reciente de estos ataques selectivos es la revista The New Times, uno de los medios de comunicación críticos de mayor difusión en Rusia. El 26 de octubre, la publicación fue condenada al pago de una multa de 22.250.000 rublos (348.000 dólares estadounidenses), que se impone a “directores, editores y organismos de radiodifusión por no facilitar la información requerida sobre los fondos recibidos”. Se trata de la mayor multa impuesta hasta ahora a un medio de comunicación en Rusia.

En 2017, tras perder a sus anunciantes por causa de su reputación de desleal al régimen, la revista se vio obligada a suspender su edición en papel. Ahora, ante esta nueva multa tan elevada, The New Times se encuentra al borde de la quiebra.

También el 26 de octubre, la Fundación Andrey Rylkov, destacado grupo ruso que aboga por la reforma de las políticas en materia de drogas, fue condenada a pagar una multa de 800.000 rublos (12.500 dólares estadounidenses) por distribuir “propaganda de sustancias estupefacientes”. El artículo en cuestión apareció en un boletín que publica la Fundación sobre el acceso a los servicios de salud para las personas que consumen drogas.

“La misma arma económica que las autoridades usan contra sus detractores en los medios de comunicación se está utilizando simultáneamente contra quienes expresan opiniones discrepantes sobre una diversidad de asuntos políticos”, ha dicho Natalia Zviagina.

Sólo unos días antes, Transparencia Internacional Rusia fue condenada a pagar una multa inusualmente elevada, de 1.000.000 rublos (15.600 dólares estadounidenses), tras perder una causa por difamación presentada por un estrecho colaborador de Vladimir Putin.

Al mismo tiempo, los tribunales rusos apenas han protegido a defensores y defensoras de los derechos humanos de los ataques a su reputación por parte de los medios de comunicación de gran difusión controlados por el Estado.

 

Este mismo mes, Sergei Zykov —defensor de los derechos humanos de Ekaterimburgo, en los Urales— y Aleksandr Kunilovsky —activista de la oposición de Tyumen, en el norte de Siberia— fueron condenados a pagar multas de 300.000 rublos (4.700 dólares) y 290.000 rublos (4.500 dólares), respectivamente, por infringir la normativa rusa que regula las reuniones públicas, indebidamente restrictiva.

“Pedimos a las autoridades rusas que paren de inmediato este asalto implacable contra las organizaciones de la sociedad civil , y que dejen de utilizar una legislación represiva para imponer penas abusivas”, ha manifestado Natalia Zviagina.

Información complementaria

The New Times, la Fundación Andrey Rylkov y Transparencia Internacional Rusia vienen soportando una presión creciente por parte de las autoridades rusas, principalmente debido al hecho de que las tres organizaciones reciben fondos extranjeros.

El artículo 13.15.1 del Código de Faltas Administrativas aplicado para sancionar a The New Times se aprobó en 2015 como parte de una campaña contra los medios de comunicación independientes, que se han visto obligados a depender de la financiación extranjera ante la falta de fondos nacionales accesibles.

La Fundación Andrey Rylkov fue clasificada como “agente extranjero” por el Ministerio de Justicia en 2016. Desde entonces ha sufrido una drástica reducción presupuestaria debido a la imposibilidad de generar fondos suficientes de fuentes nacionales.

Anuncios


Deja un comentario

El grave riesgo de la vida por criticar al regimen de Duterte

Filipinas; un sacerdote anti-Duterte en peligro de vida

Huyó de una emboscada para refugiarse en soledad el redentorista Amado Picardal, una voz crítica autorizada de la Iglesia filipina frente a los métodos del presidente

El sacerdote filipino Amado Picardal

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 03/09/2018
PAOLO AFFATATO
MANILA

 

«Habría podido ser el cuarto cura asesinado en la oleada de ejecuciones extrajudiciales que caracteriza el régimen del presidente Duterte. La tranquilidad de la rutina, hecha de silencio, oración y fraternidad con los hermanos Redentoristas podía poner en riesgo mi vida. Y ahora voy a un lugar más seguro». Permanecerá allí algunas semanas (o tal vez meses), lejos de los reflectores, en un lugar aislado donde nadie lo conoce, en una casa en la que llevará una vida rigurosamente privada, el redentorista Amado Picardal, sacerdote filipino que es una de las voces críticas con mayor autoridad (determinada, sincera y valiente) en la oposición al presidente Rodrigo Duterte.

 

El líder político (que llegó al poder en 2016) desde que comenzó su aventura política ha instaurado una relación conflictiva con la Iglesia católica, influyente institución en el país más católico de Asia. Muchos eclesiásticos, entre los que está Picardal, se habían pronunciado en contra de la posible reelección del presidente. Alguien llegó a definirlo «satanás» o «Pol Pot». Una vez elegido, Duterte no ha dudado en expresar su resentimiento a la Iglesia católica y, desde una posición muy aventajada y de poder, ha descreditado sin piedad y sin pelos en la lengua a algunos de sus exponentes, los ritos, las palabras o ideas del clero local.

 

Su «guerra contra la droga», una vasta campaña de represión que ha marcado su gobierno en estos dos años de presidencia, se ha traducido en una cadena de ejecuciones extrajudiciales sin precedentes, que han llegado al increíble número de 25 mil víctimas. Alrededor de 4 mil homicidios, según los datos oficiales, fueron perpetrados por los agentes de la policía (en incursiones o enfrentamientos armados con vendedores de droga o adictos); el resto de los asesinatos es obra de “escuadrones de vigilantes” y según ong como Amnistía Internacional y Human Rights Watch reciben dinero de los militares, que cómodamente los utilizan para hacer el trabajo sucio, sin respetar e estado de derecho y en la total impunidad.

 

Amado Picardal estaba por acabar atrapado en esta organizada red de “homicidios de estado”. Hace algunos días notó que ciertas personas rondaban en motocicletas como abejorros alrededor de su residencia en Cebu City. Estaban vigilando su casa, sus movimientos, sus costumbres. También habían comenzado a hacer preguntas sobre él a los vecinos. Deducción correcta: el incómodo y valiente sacerdote, que fastidia a Duterte desde que era alcalde en la ciduad de Davao, está en la lista negra y habría podido ser “eliminado”.

 

El mismo religioso redentorista confirmó en un mensaje enviado a Vatican Insider: «Desde 2017 recibo información sobre los escuadrones de la muerte que también toman como objetivos a sacerdotes y que yo estaba en lo alto de la lista. Después del asesinato de tres sacerdotes, en los últimos meses, creí que habría sido el próximo. Incluso he recibido un mensaje de correo electrónico que me acusaba de ser un adicto y me amenazaba», vulgar pretexto para justificar el homicidio. «Antes de dejar Manila, en marzo de este año, me enteré por una fuente confiable que efectivamente yo era un blanco», prosiguió. Así, Picardal decidió mudarse al monasterio de Cebú, lejos de la capital. Pero no fue suficiente.

 

«Un día el guardia del convento –cuenta– me refirió que había seis hombres en tres motocicletas, con el rostro cubierto, cerca de la entrada del monasterio y de la Iglesia entre las 17 y las 18 hrs. Normalmente ese era el momento en el que yo iba al supermercado y al bar». Lo estaban esperando. La ejecución ya había sido organizada. «Si hubiera salido de casa, no habría tenido escapatoria», afirmó. Por ello la urgencia de la fuga actual.

 

Pero, ¿por qué tratar de asesinarlo? ¿Por qué un sacerdote en su convento? «La única explicación radica en mi actividad: he predicado y escrito contra las ejecuciones extrajudiciales en los últimos 20 años, desde que vivía en Davao», insistió. Picardal sigue siendo el vocero de la Coalición contra las ejecuciones extrajudiciales, que monitorea el fenómeno. Ha ofrecido asistencia a la Comisión para los Derechos Humanos de la ong Human Rights Watch, que está investigando sobre los asesinatos. El redentorista publicó un Informe especial sobre los homicidios de los “escuadrones de la muerte” en Davao (entre 1998 y 2015). Su trabajo fue incluido en la denuncia presentada ante la Corte Penal Internacional, en donde hay un proceso contra Duterte. El sacerdote también ha refugiado a ex miembros de las bandas de vigilantes que, arrepentidos, han contado sus historias. Algunos de ellos serán testigos en el proceso ante la Corte.

 

Picardal a menudo concede entrevistas sobre la delicada cuestión, y también dicta conferencias tanto en su patria como en el extranjero. Los medios masivos de comunicación lo definen como «uno de los críticos más feroces del presidente», pero «yo pretendo solamente ser una consciencia para la sociedad», explicó él mismo. Ahora, el religioso afirma que, según una de sus fuentes, la orden de matarlo proviene directamente del Palacio presidencial de Malacanang: o Duterte mismo o su entorno más cercano.

 

Pero «no tengo todavía pruebas seguras», aseveró. Sin embargo, después de que tres sacerdotes activistas sociales han sido asesinados durante el último año y medio (homicidios todavía sin culpables) el peligro para el valiente sacerdote es serio: «Siempre he sabido que mi vida habría estado en peligro, y lo he aceptado, para cumplir con mi misión profética. No temo la muerte. Estoy listo para aceptar el martirio, pero no lo busco ni seré un objetivo fácil».

 

Por este motivo, el sacerdote dejó temporalmente el convento en la montaña de Cebú y se escondió en un lugar más seguro, en absoluta soledad. Allí se dedicará a la oración, al estudio, a la escritura. «Seguirá hablando en contra del mal en la sociedad a través de mis escritos. Ayunaré y rezaré para que el Señor nos libre del mal. Mientras tanto, pido que mis amigos recen por nuestro país y por mi seguridad», concluyó. Mientras tanto, continuando con su misión en Manila, al lado de tantos otros sacerdotes, se queda el redentorista Ciríaco Santiago, que ha puesto a disposición su talento como fotógrafo para documentar las historias y las circunstancias de las ejecuciones extrajudiciales. Todos ellos son alfiles que defienden la dignidad de la vida, los derechos humanos y la legalidad.


Deja un comentario

Nicaragua: la expulsión de la misión de la ONU

2018.09.03 Nicaragua expulsa misión  ACNUR2018.09.03 Nicaragua expulsa misión ACNUR 

Ortega: “La visita ha finalizado”. Expulsada la ONU de Nicaragua

Al evitar el escrutinio internacional, el gobierno deja en evidencia su responsabilidad sobre violaciones de derechos humanos. La decisión de suspender de forma abrupta la presencia de la Acnudh en Nicaragua, fue criticada por organismos humanitarios internacionales y locales, quienes lo calificaron como una “expulsión”

Patricia Ynestroza-Ciudad del Vaticano

La misión de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) abandonó el sábado Nicaragua, luego de que el Gobierno dio por concluido su trabajo en el país, tras publicar un duro informe.

El documento señala al Estado nicaragüense como el principal responsable de graves violaciones a los derechos humanos. Antes de partir, la misión, encabezada por el peruano Guillermo Fernández Maldonado, dejó un mensaje de agradecimiento por “las muestras de apoyo recibidas” en Nicaragua, en relación a su trabajo realizado entre junio y agosto. También reiteró que continuará “monitoreando la situación y acompañando a las víctimas en su búsqueda de justicia y verdad desde la oficina regional en Panamá”.

Informe de la ONU sobre crisis en Nicaragua

La misión de la Acnudh llegó a Nicaragua en junio pasado para conocer la crisis sociopolítica que estalló en abril. El miércoles pasado emitió un informe en el que denunció el “alto grado de represión” estatal en las protestas contra el Gobierno, en las que se han registrado “más de 300 muertos y 2.000 heridos”.

En su informe, el organismo acusa al Gobierno de Ortega por el “uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, que a veces se tradujo en ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, y obstrucción del acceso a la atención médica”, entre otras violaciones a los derechos humanos, anunció que hará un seguimiento en la distancia de Nicaragua. También se mencionan las “detenciones arbitrarias o ilegales con carácter generalizado, frecuentes malos tratos y casos de torturas y violencia sexual en los centros de detención, violaciones a las libertades de reunión pacífica y expresión”.

El presidente nicaragüense rechazó el informe “por considerarlo subjetivo, sesgado, prejuiciado y notoriamente parcializado, redactado bajo la influencia de sectores vinculados a la oposición, y ausente del debido cuidado en su redacción de manera objetiva”.

Con esta decisión Ortega deja en evidencia crímenes cometidos

La decisión del Gobierno, de suspender de forma abrupta la presencia de la Acnudh en Nicaragua, fue criticada por otros organismos humanitarios internacionales y locales, que lo calificaron como una “expulsión”.otros

Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, declaró al respecto:

“Con esta decisión el presidente Ortega deja en evidencia los crímenes cometidos y su desdén por las obligaciones internacionales de su gobierno. La misión de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en el país ha podido constatar crímenes de derecho internacional y graves violaciones a los derechos humanos, y ha ofrecido al gobierno, a través de su informe, una ruta de soluciones que deberían ser implementadas inmediatamente, además de las ya ofrecidas por diferentes organismos y organizaciones de derechos humanos.”

El gobierno de Nicaragua está apostándole a una estrategia de aislamiento con la intención de evitar el escrutinio internacional y continuar la represión contra aquellas personas que ejercen sus derechos a la libertad de expresión. Esta postura agrava todavía más la crisis, afirma Guevara Rosas, que ha dejado hasta el presente no menos de 322 personas muertes, miles de heridos, decenas de personas detenidas arbitrariamente y más de 23 mil que han abandonado su país en busca de protección.

“La expulsión de la misión de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos es la más reciente acción del gobierno del presidente Ortega para generar un contexto de temor en la población, con el fin de silenciar a las voces disidentes y la exigencia de justicia. Este tipo de acciones no van a impedir que las organizaciones de derechos humanos continuemos exponiendo y denunciando sus tácticas represivas hasta obtener justicia, verdad y reparación para las víctimas”.

La Unión Europea critica la decisión de Ortega

Por su parte, la Unión Europea dijo que esta decisión va en contra del objetivo de rendir cuentas por las violaciones de los derechos humanos y de servir de justicia a las víctimas de la violencia”. La UE confía en que “las autoridades consideren seriamente los resultados del informe emitido por el Acnudh y tomen medidas urgentes para implementar las recomendaciones”.  En particular, espera que tenga lugar “el desmantelamiento y desarme de grupos partidarios del gobierno, la finalización de todas las detenciones ilegales y la liberación de quienes han sido detenidos de manera arbitraria”. La Unión Europea decidió suspender la cooperación policial con Nicaragua por la represión del gobierno contra manifestantes. casi 3.5 millones de euros estaban listos para ejecutarse en el país, los cuales tienen que ser devueltos. El programa no será renovado.

Los países de la Unión Europea subrayaron que la presencia de organismos internacionales de derechos humanos en Nicaragua ha sido solicitada por “todas las partes en el diálogo nacional y es esencial para restablecer la confianza”. Añadieron que también se debe dar “plena cooperación y acceso a las misiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”. Según la UE, “solo un diálogo integral sobre justicia y democracia permitirá una solución pacífica a la crisis y responderá a las demandas legítimas de la población”. Por ello, pide “una reanudación urgente del diálogo nacional, bajo la mediación de la Conferencia Episcopal”.

Decisión inaudita del gobierno

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, tildó de “inaudita” la decisión del Gobierno de Ortega que, a su juicio, busca evitar que el caso de Nicaragua sea tocado el 5 de septiembre próximo en el Consejo de Seguridad de la ONU, y advirtió de “más represión contra los nicaragüenses”.

Medio centenar de ONG de América dijeron que en Nicaragua se han roto “los más esenciales valores democráticos”.  A juicio de las organizaciones defensoras de los derechos humanos, “la actitud de Nicaragua frente a la comunidad internacional es inaceptable y da cuenta de que el Gobierno no tiene ningún interés en darle salida a esta crisis” que afronta desde el pasado 18 de abril, cuando estallaron las protestas civiles.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos lamentó la decisión del Gobierno de Nicaragua de dar por concluido el trabajo de una misión de la ONU en medio de la crisis que atraviesa ese país, y se comprometió a seguir pendiente de la situación de derechos humanos en la nación centroamericana. La CIDH recordó que una de las recomendaciones al Estado de Nicaragua que incluyó en su informe sobre la crisis en el país se refiere a “mantener la apertura al escrutinio internacional” y “facilitar la visita de todos aquellos mecanismos de protección de derechos humanos del Sistema Interamericano y de Naciones Unidas, así como de otros actores relevantes de la comunidad internacional”. “La Comisión expresa su reconocimiento a la Oficina del Alto Comisionado por el trabajo relevante realizado durante su estadía en el país en apoyo a las víctimas y sus familiares, a la sociedad civil y plena disposición de cooperación al Estado”, señala la nota. La Comisión continuará trabajando de manera articulada con la Acnudh en el monitoreo y promoción de derechos humanos, y renueva su compromiso de continuar su labor de seguimiento de sus recomendaciones al Estado de Nicaragua y el monitoreo de la situación de derechos humanos en ese país de conformidad con su mandato.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Antonio Gutérrez, lamenta que el Gobierno de Nicaragua retire la invitación a la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos relacionado con el más reciente trabajo en apoyo a la Comisión de Verificación y Seguridad (CVS)”, se lee en un comunicado de la ONU. “El secretario general anima al Gobierno a mantener su cooperación constructiva con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos y a valerse de, entre otras cosas, la asistencia técnica ofrecida por la Oficina en relación con varias áreas de cooperación mutua más allá del Diálogo Nacional”.

“La decisión del gobierno de Nicaragua de expulsar a la delegación de la ONU desprestigia al país en la comunidad internacional y no hace bien a la sociedad nicaragüense”, dijo en sus redes sociales el obispo auxiliar de la diócesis de Managua, Mons. Silvio Báez.

El Gobierno español, pidió al Ejecutivo de Ortega que reconsidere su decisión de poner fin a la misión del Acnudh y a asumir las conclusiones del informe de ese organismo, en el que se denuncia además el “alto grado de represión” en las protestas. Por su parte, el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, condenó la expulsión de la misión de la ONU, y reiteró que bajo ninguna circunstancia entregará a Ortega la lista de los refugiados, como había pretendido el presidente de Nicaragua la semana pasada, con la excusa de reclamar a quienes considera que cometieron crímenes antes de emigrar.

“El gobierno se aísla, el panorama no es alentador, Daniel está cavando su propia tumba internacionalmente y entra con “pies hinchados” a la reunión del Consejo de Seguridad del 5 de septiembre”, son reacciones de ex embajadores: Bosco Matamoros, Mauricio Díaz y Francisco Aguirre.


2 comentarios

Nicaragua: el gobierno de Ortega y la oposición. HRW

Cómo frenar la cacería de opositores en Nicaragua

Imprimir


Deja un comentario

Nicaragua: desaparición de opositores por obra de las fuerzas de seguridad.

Cómo frenar la cacería de opositores en Nicaragua

Imprimir


Deja un comentario

Nicaragua: la ONU exige el cese inmediato de la violencia represiva del gobierno

El uso de la fuerza letal en Nicaragua “es inaceptable”

Articulo 66
Manifestantes en Managua participan en una marcha para pedir el fin de la violencia en Nicaragua

16 Julio 2018

António Guterres condena la violencia contra los civiles y pide al Gobierno que los proteja. Además, considera que esta violencia es un obstáculo para hallar una solución política. Por su parte, ONU Derechos Humanos, que tiene un equipo en el país, ha recibido informes sobre el “uso desproporcionado de la fuerza” por parte de agentes de policía y grupos armados pro gubernamentales.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, considera “inaceptable” el uso de la “fuerza letal” en el marco de la crisis en Nicaragua y reclama al Gobierno que garantice la protección de los ciudadanos y haga que los responsables rindan cuentas.

“El Secretario General deplora y condena la violencia contra civiles, incluida contra estudiantes”, dijo su portavoz, Farhan Haq, preguntado al respecto en una conferencia de prensa.

Guterres considera que “el uso de fuerza letal no es sólo inaceptable, sino que es en sí mismo un obstáculo para lograr una solución política a la actual crisis” en Nicaragua, donde han muerto más de 270 personas desde que comenzaron las protestas.

La Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, que tiene un equipo en el país, ha recibido muchos informes de grupos de derechos humanos sobre “el uso desproporcionado de la fuerza” por parte de agentes de policía y agentes armados progubernamentales en Diriá, Niquinohomo y Catarina.

“Esos reportes incluyen un número de personas fallecidas. Estamos tratando de validar las cifras con organizaciones de derechos humanos en la zona. No nos ha sido posible definir la cifra exacta porque el acceso es bastante difícil”, explica Carlos Rodríguez, portavoz de la Oficina.

Este fin de semana, también fueron detenidos en el aeropuerto de Managua dos líderes campesinos, Medardo Mairena y Pedro Mena, cuando iban a tomar un vuelo internacional.

Para la Oficina, estas detenciones son “preocupantes”, ya que suponen “una forma de criminalizar la labor de los defensores de derechos humanos”, y considera que, al contrario, “el Estado debe garantizar que estas personas sean protegidas y brindarles seguridad”.

Medardo Mairena forma parte de la Comisión de Verificación y Seguridad, compuesta por representantes del Diálogo Nacional, integrado por estudiantes, empresarios, sociedad civil y el Gobierno para intentar resolver la crisis. “El Estado debe garantizar que [los miembros de la Comisión] puedan ejercer su función sin ningún tipo de represalias”, afirma el portavoz.

Articulo 66

 

ONU Derechos Humanos siguió de cerca el asalto armado de 15 horas contra una iglesia cercana a la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), donde hay atrincherados estudiantes desde el mes de mayo. “Los estudiantes que intentaron salir, corrieron a la iglesia de la Divina Misericordia, que también fue golpeada y violentada”, relata Rodríguez.

Tras la mediación de la Conferencia Episcopal y la Comisión de Verificación y Seguridad, 150 estudiantes pudieron salir y se trasladó a los heridos a la Catedral Metropolitana. Dos jóvenes murieron.

“Vivimos un momento bastante difícil”, explica Rodríguez. “Muchos familiares no habían visto a sus hijos desde que se atrincheraron en mayo. Había muchos temores de la población de represalias por grupos armados pro gubernamentales”, añade.

Las organizaciones que les recibieron les ofrecieron asistencia médica y psicológica, pero la ONU señala que “el Estado tiene la obligación de asegurar la integridad y la vida de las personas que viven en el país y de los estudiantes”.

Observadores de la ONU

ONU Derechos Humanos tiene el mandato de “acompañar a la Comisión de Verificación y Seguridad del Diálogo Nacional y de monitorear los derechos humanos”.

La información que recaben será utilizada por mecanismos internacionales, relatores y expertos “que ya se están pronunciando y mostrando su interés en visitar el país”, asegura el portavoz.

En las calles, relatan, “hay temor, hay inseguridad, desconfianza, y las personas intentan tomar todas las medidas de precaución que pueden”.

A la Oficina también le preocupan las “violaciones al ejercicio de la libertad de prensa” y señala que ha habido páginas digitales de medios de comunicación jaqueadas y “periodistas golpeados, amenazados y que están siendo acosados por grupos armados pro gubernamentales”.

“Nos preocupa muchísimo porque los medios independientes son una de las voces que tiene la población para dar a conocer lo que está pasando”, señala Rodríguez.


Deja un comentario

Cómo se imponen las dictaduras. (Papa Francisco)

El Papa en la Misa en Santa MartaEl Papa en la Misa en Santa Marta  (© Servizio Fotografico L’Osservatore Romano)

El Papa: “La comunicación calumniosa es el inicio de las dictaduras”

En la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco recuerda la seducción del escándalo y del poder de la comunicación calumniosa. Basta pensar en la persecución de los judíos en el siglo pasado. Un horror que sucede también hoy.

Debora Donnini – Ciudad del Vaticano

Si se quieren destruir a las instituciones o personas, se comience a calumniar. Se usa la seducción que el escándalo tiene en la comunicación. Justamente de esta “comunicación calumniosa”, el Papa Francisco advierte en su homilía en la Misa matutina celebrada en la Capilla de la Casa Santa Marta.

Defender la herencia de los padres

La reflexión del Papa parte de la historia de Nabot narrada hoy en el Primer Libro de los Reyes y propuesta en la Primera Lectura. El rey Acab desea la viña de Nabot y le ofrece dinero. Aquel terreno pero forma parte de la herencia de sus padres y por lo tanto el hombre lo rechaza. Entonces Acab que era “caprichoso”, hace como los niños cuando no obtienen lo que quieren: llora. Luego, siguiendo el consejo de su mujer cruel, Jezabel, lo acusa de falsedad, lo mata y toma posesión de su viña. Nabot – señala el Pontífice – es pues un “mártir de la fidelidad a la herencia” que había recibido de sus padres: una herencia que iba más allá de la viña, una “herencia del corazón”.

Los mártires condenados con las calumnias

El Papa Francisco evidencia que, la historia de Nabot es paradigma para la historia de Jesús, de San Esteban y de todos los mártires que han sido condenados usando un escenario de calumnias. Pero es también un paradigma en el modo de proceder de mucha gente, de “tantos jefes de Estado y de Gobierno”. Se comienza con una mentira y, “después de haber destruido sea una persona, sea una situación con aquella calumnia”, se juzga y se condena.

Las dictaduras adulteran las comunicaciones

“También hoy, en muchos países, se usa este método: destruir la libre comunicación”.

“Por ejemplo pensemos: existe una ley de los medios, de comunicación, se cancela esa ley; se entrega todo el aparato comunicativo a una empresa, a una sociedad que calumnia, que dice falsedades, debilita la vida democrática. Luego vienen los jueces a juzgar a esta institución debilitada, estas personas destruidas, condenadas, y así va adelante una dictadura. Las dictaduras, todas, han comenzado así, con adulterar la comunicación, para poner a la comunicación en las manos de una persona sin escrúpulos, de un gobierno sin escrúpulos”.

La seducción de los escándalos

“También en la vida cotidiana es así”, subraya el Papa Francisco: si se quiere destruir a una persona, “inicio por la comunicación: difamar, calumniar, decir escándalos”:

“Y comunicar escándalos es un hecho que tiene una seducción enorme, una gran seducción. Se seduce con los escándalos. Las buenas noticias no son seductoras: si, pero que bien que ha hecho. Y pasa… Pero un escándalo: pero has visto. Has visto esto. Has visto aquel otro. ¿Qué cosa ha hecho? Esta situación… Pero no puede, no se puede ir adelante así. Y así la comunicación crece, y esa persona, esa institución, aquel país termina en la ruina. No se juzgan al final a las personas. Se juzgan las ruinas de las personas o de las instituciones, porque no pueden defenderse”.

La persecución de los judíos

“La seducción del escándalo en la comunicación lleva justamente a un rincón”, es decir, “destruye” como le sucedió a Nabot que quería sólo ser fiel a la herencia de sus antepasados, no venderla. Ejemplar en este sentido es también la historia de San Esteban que hace un largo discurso para defenderse, pero aquellos que lo acusaban, prefieren lapidarlo en vez de escuchar la verdad. “Este es el drama de la avidez humana”, dice el Papa. Muchas personas son, de hecho, destruidas por una comunicación malvada:

“Muchas personas, tantos países destruidos por dictaduras malvadas y calumniosas. Pensemos por ejemplo en las dictaduras del siglo pasado. Pensemos en la persecución a los judíos, por ejemplo. Una comunicación calumniosa, contra los judíos; y terminaban en Auschwitz porque no merecían vivir. Oh, es un horror, pero un horror que sucede hoy: en las pequeñas sociedades, en las personas y en tantos países. El primer paso es apropiarse de la comunicación, y después la destrucción, el juicio, y la muerte”.

Releer la historia de Nabot

El apóstol Santiago habla justamente de la “capacidad destructiva de la comunicación malvada”. En conclusión, el Papa Francisco exhorta a releer la historia de Nabot en el capítulo 21 del Primer Libro de los Reyes y pensar “en tantas personas destruidas, en tantos países destruidos, en tantas dictaduras con ‘con guantes blancos’, que han destruido los países.

Misa en Santa Marta
Misa Santa Marta