Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El mundo de la droga y la mafia. Palabras de Papa Francisco.

Francisco: la mafia mata a los que combaten la esclavitud de la droga

El Papa recibió a quienes participaron en un congreso de la Pontificia Academia de las Ciencias. El caso argentino. La carta al juez. «La prevención es frenada por la ineptitud de los gobiernos»
ANSA

Francisco: la mafia mata a los que combaten la esclavitud de la droga

109
0
Pubblicato il 24/11/2016
Ultima modifica il 24/11/2016 alle ore 18:28
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO
«Cuando se quiere buscar y ascender por las redes de distribución, uno se encuentra con esa palabra de cinco letras: mafia. Pero en serio. Porque, así como en la distribución se mata al que es esclavo de la droga, en la consumación así también se mata a quien quiera destruir esta esclavitud». Fue la denuncia que pronunció Papa Francisco durante la audiencia que concedió hoy a quienes participaron en el encuentro internacional «Narcóticos: problemas y soluciones de esta plaga mundial», promovido por la Pontificia Academia de las Ciencias.Participan en el congreso alrededor de unos 60 expertos (entre académicos, investigadores, médicos, magistrados, delegados de la ONU y de la sociedad civil). Las sesiones de trabajo comenzaron ayer en el Vaticano y terminarán mañana por la tarde.

La droga, dijo el Papa, es «una herida que atrapa a mucha gente en las redes. Ellas son víctimas que han perdido su libertad para caer en esta esclavitud; esclavitud de una dependencia que podríamos llamar “química”. Es cierto que se trata de una “nueva forma de esclavitud”, como otras muchas que flagelan al hombre de hoy y a la sociedad en general. Es evidente que no hay una única causa que lleva a la dependencia de la droga, sino que son muchos los factores que intervienen, entre otros: la ausencia de familia, la presión social, la propaganda de los traficantes, el deseo de vivir nuevas experiencias». Según Francisco, «cada persona dependiente trae consigo una historia personal distinta, que debe ser escuchada, comprendida, amada y, en cuanto posible, sanada y purificada. No podemos caer en la injusticia de clasificar al drogadicto como si fuera objeto o un trasto roto. Cada persona ha de ser valorada y apreciada en su dignidad para poder ser sanada».

Reflexionando sobre los aspectos sociales de este flagelo, el Pontífice argentino exhortó a «conocer cuál es el alcance del problema de la droga, -que es destructor, es esencialmente destructor- y, sobre todo, la vastedad de sus centros de producción y de su sistema de distribución. Las redes, que posibilitan la muerte de una persona. La muerte no física, la muerte psíquica, la muerte social. El descarte de una persona». «Redes inmensas —insistió—, poderosas, que van atrapando a personas responsables en la sociedad, en los gobiernos, en la familia». Y, a pesar de que el sistema represente «una parte importante del crimen organizado», el desafío verdadero consiste en «identificar el modo de controlar los circuitos de corrupción y las formas de blanqueo de dinero».

El Papa recordó el caso de un juez argentino, que luchaba en primera línea contra el narcotráfico y por lo mismo recibía amenazas. «Al poco tiempo —contó— recibió una foto de su familia, en el correo: “Tu hijo va a tal escuela, tu esposa hace esto…”, nada más. Un aviso mafioso. O sea, cuando se quiere buscar y ascender por las redes de distribución, uno se encuentra con esa palabra de cinco letras: mafia. Pero en serio. Porque, así como en la distribución se mata al que es esclavo de la droga, en la consumación así también se mata a quien quiera destruir esta esclavitud».

Claro, aclaró, «para frenar la demanda del consumo de drogas se necesita realizar grandes esfuerzos e implementar amplios programas sociales orientados a la salud, al apoyo familiar y, sobre todo, a la educación, que considero fundamental. La formación humana integral es la prioridad; ella da a las personas la posibilidad de tener instrumentos de discernimiento, con los cuales puedan desechar las diferentes ofertas y ayudar a otros. Esta formación principalmente está orientada a los vulnerables de la sociedad, como pueden ser los niños y los jóvenes, pero también es valioso extenderla a las familias y a los que sufren algún tipo de marginación. Sin embargo —subrayó Papa Francisco—, el problema de la prevención de la droga como programa siempre se ve frenado por mil y un factores de ineptitud de los gobiernos: por un sector del gobierno de acá, de allá o de allá. Y programas de prevención de droga casi no existen exitosos. Y una vez que avanzó, y ya se radicó en la sociedad, es muy difícil» arrancarla. «Pienso —dijo el Papa— en mi patria: hace 30 años era un país de tránsito; después, de consumo, y hasta algo de producción. En 30 años. Este es el progreso que se da gracias al compromiso mafioso de los responsables…».

Si «la prevención es el camino prioritario», explicó, « es fundamental también trabajar por la plena y segura rehabilitación de sus víctimas en la sociedad, para devolverles la alegría y para que recobren la dignidad que un día perdieron. Mientras esto no esté asegurado, también desde el Estado y su legislación, la recuperación será difícil y las víctimas podrán ser re-victimizadas».

La lucha no es nada fácil, reconoció el Pontífice argentino, y «siempre que uno da la cara y empieza a trabajar, en esto corre el riesgo de ese juez de mi patria de recibir una cartita con alguna insinuación. Pero estamos defendiendo a la familia humana, defendiendo a los jóvenes, a los niños. Como se dice en el campo: “Defendiendo la cría, defiendo el futuro”. No es una cosa de disciplina momentánea, es una cosa que se proyecta hacia delante».

El congreso en la Casina Pío IV, explicó el canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, monseñor Marcelo Sánchez Sorondo, se concentra sobre todo en el aspecto científico del problema, tratando tanto de identificar las consecuencias del abuso de estupefacientes como de identificar los posibles usos terapéuticos de algunas substancias. También hubo ponentes que hablaron sobre las medidas más eficaces para rescatar a las víctimas de la droga y para afrontar el sistema criminal que se alimenta justamente con el comercio de las mismas. Han intervenido, entre otros, la reina Silvia de Suecia, fundadora del World Childhood Foundation, y el argentino Gustavo Vera, titular de la Fundación Alameda.

Anuncios


1 comentario

Evo Morales con el Papa en el Vaticano.

Evo Morales defiende la coca ante el Papa Francisco

El presidente de Bolivia le regala tres libros sobre esa planta al pontífice, durante una audiencia privada que ambos sostuvieron este viernes en el Vaticano
ANSA

Papa Francisco recibe a Evo Morales

15/04/2016
ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO
“Yo la tomo y me hace mucho bien, se la recomiendo así aguanta toda la vida”. Mientras Evo Morales pronunció esas palabras ante el Papa, le regaló tres libros sobre las propiedades medicinales de la coca. La defensa a la polémica planta se verificó durante la audiencia privada entre ambos la mañana de este viernes en el Palacio Apostólico del Vaticano. Un encuentro en el cual Francisco subrayó la “contribución decisiva” de la Iglesia en Bolivia, justo mientras el mandatario mantiene un duro cruce abierto con los obispos de su país.“Coca, un biobanco”, “Coca, dieta citogénica”, “Coca, factor antiobesidad”, son los títulos de los libros que el presidente le regaló a Jorge Mario Bergoglio, en la biblioteca papal. Esto al término de un “cara a cara” entre los dos que duró 27 minutos, cinco más que la audiencia privada con el presidente argentino Mauricio Macri, el pasado 27 de febrero.

Morales también obsequió un busto de madera del líder indígena aymara Tupac Katari, descuartizado en 1781 por las autoridades españolas. Mientras le mostraban la escultura, el líder católico sólo escuchaba y no hacía comentarios.

Francisco, por su parte, regaló un medallón con la imagen de San Martín de Tours en el acto de quitarse una túnica y entregársela a un pobre, además de dos copias textos suyos: la exhortación apostólica “Amoris Laetitia” (“La alegría del amor”) y el libro entrevista “El nombre de Dios es misericordia”.

En ese momento, Morales lo interrumpió y le dijo: “Yo vengo de un pueblo cuyo patrón es San Francisco de Asís, fui a un sindicato dedicado a San Francisco y ahora veo al Papa Francisco”. El encuentro había iniciado con un saludo de ambos, a las 10:33 horas, en la Sala del Troneto, la antecámara de la biblioteca papal. Allí el mandatario exclamó: “Ahh, hermano Papa. ¡Qué alegría verlo! Estoy muy contento”, antes de abrazar al obispo de Roma.

Luego pasaron dentro de la biblioteca, donde se sentaron ante un gran escritorio de madera donde tuvieron su encuentro cara a cara. Al final Morales presentó su delegación, de la cual formó parte el canciller David Choquehuanca, la jefe de gabinete Patricia Hermosa y la encarga de negocios de la embajada boliviana en el Vaticano, Ericka Farfán.

A cada uno de ellos el pontífice le regaló un rosario. Tras la foto de grupo el Papa acompañó a su invitado a la puerta. Inmediatamente después Morales se reunió, también en privado, con el ministro de Exteriores de la Santa Sede, Paul Richard Gallagher.

“Durante las conversaciones, transcurridas en una atmósfera de cordialidad, se trataron algunos temas concernientes a la actual coyuntura socioeconómica del país, considerando especialmente las políticas sociales”, indicó una nota oficial sobre la reunión, publicada por la sala de prensa del Vaticano.

A diferencia de la mayoría de los comunicados vaticanos de audiencias similares, esta vez no se constataron “las buenas relaciones existentes”. La redacción fue ligeramente diversa y estableció que, durante el diálogo, se “hablo de las relaciones entre la Iglesia y el Estado recordando la larga tradición cristiana de Bolivia y la contribución decisiva de la Iglesia a la vida de la nación”.

Esta pareció ser una indirecta referencia a la más reciente crisis entre el presidente y los obispos de su país. Algunos días atrás, en una carta pastoral la conferencia del episcopado boliviano alertó del avance del narcotráfico y su penetración en las estructuras del Estado. Morales reaccionó inmediatamente y con dureza, exigiendo a los pastores que aporten los nombres de sus colaboradores involucrados en el tráfico de drogas. Otro de los puntos de la controversia es, justamente, el cultivo de la coca que en Bolivia es ampliamente extendido.

En la audiencia de este viernes, al momento del intercambio de regalos, Evo le entregó al líder católico una carta de la Central Obrera Boliviana (COB) y la Conalcam (Coordinadora Nacional por el Cambio) “con críticas a  las exposiciones que realizaron algunos grupos relacionados con la Iglesia católica en torno a Bolivia y a los movimientos sociales y con una fuerte defensa del cultivo de la coca”, confiaron fuentes diplomáticas bolivianas al Vatican Insider.

Morales le entregó el texto de la misiva, cuyo contenido no trascendió, directamente a Francisco. Estaba dentro de un carpeta de plástico, con algún material adicional. Pero el Papa solo se limitó a agradecer tímidamente la entrega. En el comunicado vaticano se refirió que ambos también abordaron “cuestiones de interés común como la educación, la sanidad y la ayuda a los pobres”, además de “algunas situaciones internacionales”.


Deja un comentario

Visita sorpresa del Papa a un centro de atención a drogadictos.

El Papa visita por sorpresa un centro de recuperación de adictos

Viernes 26 Feb 2016 | 15:26 pm

AICA):

El papa Francisco visitó esta tarde por sorpresa el Centro Italiano de Solidaridad (CEIS), un hogar de recuperación de adictos a las drogas en Castelli Romani, en el marco de la iniciativa jubilar “Viernes de la Misericordia”.

El centro destacó en un comunicado, que reproduce la agencia SIR, que “Bergoglio quería expresar su cercanía con las personas que luchan contra la adicción a las drogas”.

La comunidad terapéutica San Carlos, abierta en 1976 por Don Mario Picchi, asiste a unas 60 personas que intentan recuperarse de la adicción a los estupefacientes.

“Nos quedamos sin palabras -dijo Roberto Mineo, presidente del CEIS- cuando vimos el coche con el Papa ingresar a las instalaciones, donde nuestros muchachos están luchando todos los días su batalla para volver a la vida”.

Francisco estaba acompañado solamente por el presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, monseñor Rino Fisichella.

“El Papa se encontró con los trabajadores y voluntarios del centro de adictos y se reunió largamente con cada uno de ellos como un padre que cuida, escuchando sus historias y abrazándolos uno a uno. Algunos adolescentes mostraron fotos de sus familias, de sus hijos y el Papa ha tenido para todos una palabra de esperanza y una bendición”, detalló Mineo.

Según Mineo, Francisco destacó “nuestra filosofía, la filosofía que nos ha dejado Don Mario y pone al hombre en el centro, y que nuestra batalla diaria coincide exactamente con lo que el Papa ha dicho muchas veces: ‘A las drogas no se le gana con las drogas’, es decir que no es elegible la liberalización de las drogas blandas”.

“Hace unas semanas – dijo el presidente del CEIS – le había escrito una carta a Bergoglio no solo contándole nuestro trabajo con adictos a las drogas, sino también con los refugiados y las mujeres víctimas de la violencia. Nunca nos imaginamos que el Papa, después de leer nuestra carta, nos iba a honrar con su presencia”.

La visita a los adictos del Centro Italiano de Solidaridad está dentro de los actos de caridad del “Viernes de la Misericordia”, que Francisco lleva a cabo, una vez mes, durante el período del Año Santo. El primer gesto del Papa en este sentido fue, el 18 de diciembre del año pasado, al abrir una Puerta Santa en la sede de Cáritas Roma.

El CEIS subrayó en el comunicado que en sus más de 45 años “ha recibido varias veces al Beato Pablo VI y a San Juan Pablo II.+


Deja un comentario

La prohibición de la marihuana en Cuba.

cubaCUBA ES EL ADVERSARIO NÚMERO 1 DE LA MARIHUANA. El Gobierno está muy lejos de liberalizar el consumo. Y se opone al “mito de la droga liviana sin efectos relevantes de dependencia”

Aeropuerto internacional José Martí

Aeropuerto internacional José Martí

A esta altura ya resulta muy claro. La histórica aversión del gobierno cubano por la marihuana (y a las drogas en general) ha resultado incluso más fuerte que el encono contra su ex archienemigo del norte. Es evidente que en el tema de la marihuana no se perfila ninguna apertura, todo lo contrario. Según las autoridades de la isla, la marihuana sigue siendo una droga pesada con efectos devastadores y es un grave error liberalizar el consumo de la misma (o tener la intención de hacerlo).

El órgano de prensa oficial Granma publicó las declaraciones del presidente de la Comisión Nacional de Ética Médica, el doctor Ricardo González: “La marihuana es una droga dura que se incluye junto al alcohol y otras, entre las primeras sustancias psicoactivas capaces de transformar notablemente el comportamiento humano”.

González – médico con treinta años de experiencia en el tratamiento de adictos y que en Cuba es considerado una autoridad en la materia- arremetió contra todos aquellos que luchan por la legalización de la droga. “Quienes proponen la legalización, no pueden, por su perfil profesional, valorar la repercusión en el hogar, laboral y comunitaria de los efectos cerebrales de esta droga, al bloquear el cerebro racional y liberar las estructuras y funciones más primitivas”, explica. Y sigue diciendo: ““Hay hoy suficientes informaciones científicas actualizadas sobre el desencadenamiento de esquizofrenia, deterioro cognitivo, acción cancerígena y violencia sorpresiva a consecuencia la marihuana”. Por esa razón, afirma el Dr. González, “debe caer el mito de que es una droga blanda sin efectos determinantes de adicción y dependencia”.

Ni siquiera la decisión del ex presidente uruguayo Pepe Mujica –que goza de gran popularidad en la isla- de liberalizar en 2013 la marihuana pudo hacer cambiar de idea al gobierno cubano y sus expertos. Y probablemente tienen buenas razones, porque en Cuba el consumo de drogas, aunque no constituye un problema social como ocurre en gran parte de los países de América Latina, ha ido creciendo en los últimos años. Aunque el control de puertos y aeropuertos es extricto y la venta y cultivo están severamente prohibidos, grandes cantidades de droga ingresan al país, a menudo como un efecto colateral de la intensa actividad del narcotráfico en la ruta que une Estados Unidos y Sudamérica. Un problema que no habrá que perder de vista y uno de los tantos que será necesario monitorear en esta nueva fase de las relaciones entre los dos países.


Deja un comentario

Colombia: ONU denuncia incremento de coca y cocaína.

Aumenta el área de cultivo de coca y la producción de cocaína en Colombia, reporta UNODC

En 2014 aumentaron en Colombia el cultivo de coca y la producción de cocaína. Foto de archivo: UNODC/Ioulia Kondratovitch

02 de julio, 2015 — La Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC) informó hoy que durante 2014 el área de cultivo de coca y la producción de cocaína aumentó ostensiblemente en Colombia.

Un estudio elaborado conjuntamente entre la oficina en Colombia de la UNODC y el gobierno indica que el área de cultivo pasó de 48.000 a 60.000 hectáreas, un incremento del 44% con relación a 2013, mientras que la producción potencial de cocaína subió de 290 a 442 toneladas en el mismo periodo, un 52%.

El informe anual se fundamenta en imágenes de satélite e incluye datos relativos a los cultivos, esfuerzos de erradicación y variables clave para la comprensión del fenómeno en Colombia.

El representante de la UNODC en Colombia, Bo Mathiasen, explicó los motivos de ese incremento.

“Atribuimos eso a un momento en Colombia en que se busca replantear la política y, al mismo tiempo, el año 2014 se caracterizó por precios de la hoja de coca más altos para los campesinos, principalmente en la zona del Pacífico, y posiblemente influyó en los cultivos”, dijo.

Mathiasen añadió que también notaron entre los campesinos la impresión de que si siembran coca será más fácil su interlocución con el gobierno y el acceso a beneficios.


Deja un comentario

Mexico: cuál fue la verdad sobre la muerte del Card. Posadas Ocampo?

ESE HILO ROJO QUE UNE MÉXICO Y EL SALVADOR. Nada se sabe todavía sobre el homicidio del cardenal Posadas Ocampo. Asesinado en Guadalajara hace 22 años el mismo día de la fiesta de Romero

Estacionamiento del aeropuerto de Guadalajara, México, 24 de mayo de 1993

Estacionamiento del aeropuerto de Guadalajara, México, 24 de mayo de 1993
Hace 22 años, el 24 de mayo de 1993, el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, arzobispo de Guadalajara, se encontraba en su automóvil en el estacionamiento del Aeropuerto de la ciudad cuando fue acribillado con 14 proyectiles de ametralladora, empuñada por alquien que sigue siendo completamente desconocido. A pesar del tiempo transcurrido y varias investigaciones sobre el crimen, los autores y posibles mandantes, todavía no hay una certeza jurídica irrefutable. Es más, las polémicas y controversias nunca terminaron. Y ayer, 24 horas después de la beatificación de mons. Romero, obispo y mártir, aunque en forma callada mucha gente se unió en la oración para recordar a este sacerdote, seguramente asesinado por sus severas condenas contra el narcotráfico.
El cardenal Posadas Ocampo murió en su auto mientras esperaba que llegara el Nuncio apostólico Girolamo Prigione. Mons. Prigione fue nombrado en 1978 Delegado apostólico en México y en 1992, cuando se establecieron relaciones diplomáticas con la Santa Sede, asumió el cargo de Nuncio. Y precisamente mons. Prigione  tuvo un rol involuntario en los trágicos acontecimientos que ocurrieron años después, porque el 21 de junio de 1970 consagró obispo al salvadoreño Óscar Romero, hoy beato de la Iglesia Católica, mártir y custodio de la fe.
En el momento de su muerte, el cardenal Posadas Ocampo tenía 67 años y era también Vicepresidente del CELAM. Nacido en Salvatierra el 10 de noviembre de 1926, Pablo VI lo nombró obispo de Tijuana el 21 de marzo de 1970 y posteriormente Juan Pablo II lo transfirió a la diócesis de Cuernavaca el 28 de diciembre de 1982. Algunos años después el Papa polaco lo nombró arzobispo de Guadalajara (15 de mayo de 1987). Por último Juan Pablo II lo creó cardenal en el Concistorio del 28 de junio de 1991. El cardenal Posadas Ocampo gozaba de un enorme prestigio dentro y fuera de la Iglesia en la región latinoamericana, y muchos consideraban que era un probable candidato para ser arzobispo de la arquidiócesis de Ciudad de México, una de las más importantes del continente americano.
Inmediatamente después del homicidio se plantearon dos hipótesis sobre las causas del crimen, que a dos décadas de distancia siguen vigentes: una, avalada por mons. Prigione (la misma que sostuvo la Policía, el entonces Procurador general de la República Jorge Carpizo y el gobierno del presidente Salinas de Gortari) considera que se trató de un accidente porque el purpurado quedó ocasionalmente atrapado en medio de un mortífero enfrentamiento entre bandas de narcotraficantes. En pocas palabras, Posadas Ocampo estaba en el lugar equivocado en el momento equivocado, o fue víctima de una confusión de persona (debido a sus rasgos físicos, altura y corpulencia, semejantes a un conocido narcotraficante). La Procuraduría General de la República mejicana abonó la tesis del enfrentamiento entre narcos afirmando que los hechos habían ocurrido mientras una banda trataba de matar al jefe rival, llamado el “Chapo” Guzmán.
La otra hipótesis, sotenida por otros cardenales, numerosos obispos, amigos de la víctima, la mayor parte de la prensa local e internacional, y las autoridades del Estado de Jalisco, afirmaba abiertamente el crimen deliberado, con el propósito de eliminar un pastor que en numerosas oportunidades había condenado la industria de la droga y los carteles de la coca. Muchos consideraban que el cardenal Posadas Ocampo, cuyo nombre incorporó Juan Pablo II a la larga lista de mártires del siglo XX, fue víctima de dos mandantes del crimen organizado mexicano: Juan Francisco Murillo Díaz, llamado “El Güero Jaibo” y Edgar Nicolás Villegas, llamado “El Negro”, miembros del Cartel de Tijuana, que querían “ajustarle” cuentas a “un cura que no sabía cerrar la boca”. En los últimos años ocurrieron algunos hechos nuevos de considerable importancia. El cardenal Norberto Rivera, arzobispo de Ciudad de México, declaró en 2002: “Puedo confirmar que todo el episcopado ha votado por unanimidad una petición al gobierno para reabrir el caso, porque todavía quedan muchas dudas serias sobre la muerte del cardenal. Personalmente creo que hubo un complot, que se trató de un homicidio intencional y que hay muchos aspectos que nunca se aclararon”. Por otra parte, el 24 de mayo de 1999 la Procuraduría general y el nuevo Procurador, junto con el Estado de Jalisco y los obispos mexicanos, confirmaron lo que siempre habían dicho: el cardenal no fue víctima de ningún enfrentamiento o de una confusión de persona. Posadas Ocampo fue acribillado cuando estaba de pie junto a su automóvil, bien visible y reconocible.
Posadas Ocampo es el tercer obispo que murió violentamente en los últimos 90 años. El primero, en 1923, fue el español Juan Soldevilla y Romer (Fuentelapeña, 20 de octubre de 1843 – Zaragoza, 4 de junio de 1923), asesinado por el grupo anárquico “Los Solidarios de Francisco Ascaso y Buenaventura Durruti”. El segundo fue Emile Biayenda (Mpangala, 1927 – Brazzaville, 23 de marzo de 1977), cardenal de la República del Congo, arzobispo de Brazzaville. Lo mataron la noche entre el 22 y el 23 de marzo de 1977 a los 50 años, durante los desórdenes que se produjeron en el Congo tras el asesinato del presidente Ngouabi.


Deja un comentario

Indonesia: ONU en favor de diez presos condenados a muerte.

Indonesia

Indonesia: Ban Ki-moon pide no ejecutar a 10 presos acusados de narcotráfico

27 de abril, 2015 — El Secretario General de la ONU solicitó al gobierno de Indonesia no ejecutar a 10 prsioneros detenidos por narcotráfico en ese país, entre los que se encuentran tres mexicanos y un brasileño, quienes de acuerdo con las leyes locales, fueron condenados a la pena de muerte.

En un comunicado, Ban Ki-moon sostuvo que bajo la ley internacional, en el caso de que la pena máxima pueda ser aplicada, debe ser solamente en casos de crimenes más graves, esto es, aquello que suponen un asesinato y solamente con las salvaguardas apropiadas.

El titular de la ONU enfatizó que los delitos relacionados con drogas no son generalmente considerados como parte de esos “delitos más graves”.

Al tiempo que mantiene que Naciones Unidas se opone a la pena de muerte en cualquier circunstancia, Ban urgió al presidente Joko Widodo a considerar urgentemente declarar la moratoria de la pena capital en Indonesia, encaminada a su total abolición.