Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Colombia: gobierno y FARC contra la droga.

SANTA ALIANZA CONTRA LA DROGA. El gobierno de Colombia y las FARC sellan una alianza para la erradicación de los cultivos ilícitos

Frutos buenos de la paz. Foto archivo SEMANA

Frutos buenos de la paz. Foto archivo SEMANA

Del desarme a una alianza virtuosa para erradicar del territorio nacional la mayor cantidad posible de lo que en la jerga del gobierno se denomina “cultivos ilícitos”: amapola y coca. La nueva “Santa Alianza” entre el ejército colombiano y los guerrilleros en vías de desmovilización se concreta por ahora en el programa denominado “plan de sustitución de cultivos ilícitos”, cuyo primer objetivo es reemplazar 50.000 hectáreas de plantaciones en el primer año de ejecución.

Es uno de los efectos positivos del acuerdo de paz – el punto 4 para mayor precisión – que se firmó en La Habana y se ratificó con no pocas dificultades en diciembre del año pasado después de ser rechazado en un referendo. Es notable el cambio protagonizado por las Farc que, como es sabido, se financiaban vigilando y transportando a lo largo de corredores prácticamente inaccesibles el producto de los cultivos de coca, los químicos necesarios para transformarla en droga apta para el consumo e incluso la venta al por mayor del estupefaciente a los narcos colombianos. Por otra parte, también hay que considerar que la ofensiva contra los cultivos de la planta se produce en un momento en que la producción registra un considerable aumento. En efecto, según los datos del Sistema integral de monitoreo de las Naciones Unidas, en 2015 las plantaciones de coca habían alcanzado las 96.000 hectáreas de extensión y previsiblemente llegarían a 100.000 a fines de 2016, lo que quedará confirmado cuando se conozcan los nuevos datos. Naciones Unidas también calcula que unas 74.500 familias viven actualmente en Colombia de la siembra de hojas de coca.

El programa de eliminación y reconversión que pusieron conjuntamente en marcha el gobierno del presidente Santos y las FARC tiene una primera etapa que consiste en incentivar la sustitución del cultivo en las zonas controladas por la guerrilla para extenderlo después a otros 40 municipios. El incentivo consiste en un millón de pesos colombianos, equivalente a unos 350 dólares por mes para los campesinos que aceptan preparar la tierra y sembrar con cultivos alternativos o que solo decidan abandonar definitivamente el cultivo de la coca para dedicarse a “trabajos públicos de interés comunitario”. El programa ofrece también la posibilidad de recibir un financiamiento de 9 millones de pesos colombianos (3.100 dólares aproximadamente) para proyectos productivos a corto plazo como piscicultura y avicultura,  a los que se suman 3.800.000 pesos (unos 1.400 dólares) en asistencia técnica. Estas cifras, hacen notar las autoridades encargadas de implementar los acuerdos de paz, son de todos modos inferiores a los costos que debería afrontar el gobierno para la fumigación de los cultivos de coca.

El programa establece también que las Fuerzas Armadas Colombianas protejan a las comunidades que adhieran al plan de erradicación y sustitución de las represalias de las bandas de narcos.


Deja un comentario

Cómo tratar a los drogadictos. Palabras de Papa Francisco.

Aliento del Papa a los participantes en el encuentro «Narcóticos: problemas y soluciones para esta plaga mundial»

2016-11-24 Radio Vaticana

(RV).- Las víctimas de la droga también nos interpelan como personas e hijos de Dios – no son «objetos o trastos rotos» – advirtió el Papa Francisco, destacando la importancia de impulsar la lucha contra el crimen organizado y el blanqueo de dinero.

Así como también es fundamental la prevención, la formación humana integral y el apoyo familiar.

El Papa acudió a la Casina Pío IV para saludar y alentar a los participantes en el encuentro organizado por la Pontificia Academia de las Ciencias sobre el tema «Narcóticos: problemas y soluciones para esta plaga mundial».

Reiterando que «la droga es una herida en nuestra sociedad»,  «una nueva forma de esclavitud», «como otras muchas que flagelan al hombre de hoy», el Obispo de Roma hizo hincapié en que cada persona que cae en la dependencia de la droga sigue teniendo «una dignidad en cuanto persona e hijo de Dios», con una historia personal distinta, que debe ser escuchada, amada, sanada y purificada.

Tras poner en guardia contra la mundanidad que ofrece un abanico de posibilidades para una felicidad efímera, que al final se convierte en veneno, que corroe, corrompe y mata, el Papa destacó la importancia de conocer el alcance del problema de la droga, de su producción y de su distribución. Recordando asimismo la implicación del crimen organizado, de los circuitos de corrupción y del blanqueo de dinero.

En lo que respecta a la prevención para frenar el consumo de drogas, el Santo Padre señaló que considera fundamental la educación – «la formación humana integral es la prioridad» – sin olvidar la necesidad de implementar programas sociales y el apoyo familiar. Con una atención especial a los más vulnerables de la sociedad: los niños y los jóvenes.

«Es fundamental también trabajar por la plena y segura rehabilitación de las víctimas en la sociedad, para devolverles la alegría y para que recobren la dignidad que un día perdieron», destacó el Papa Francisco, señalando que «mientras esto no esté asegurado, también desde el Estado y su legislación, la recuperación será difícil y las víctimas podrán ser re-victimizadas».

«El más necesitado de nuestros hermanos, que aparentemente no tiene nada para dar, lleva un tesoro para nosotros, el rostro de Dios, que nos habla y nos interpela», recordó el Santo Padre animando «a que sigan adelante con su labor y concreten, dentro de sus propias posibilidades, las felices iniciativas que han emprendido al servicio de los que más sufren»

(CdM – RV)

Texto y audio completo del discurso del Papa:

Ilustres señores y señoras:

Saludo cordialmente a cada uno de los presentes y agradezco las palabras que me ha dirigido el Presidente de la Pontificia Academia de las Ciencias.

La droga es una herida en nuestra sociedad. Una herida que atrapa a mucha gente en las redes. Ellas son víctimas que han perdido su libertad para caer en esta esclavitud; esclavitud de una dependencia que podríamos llamar «química». Es cierto que se trata de una «nueva forma de esclavitud», como otras muchas que flagelan al hombre de hoy y a la sociedad en general.

Es evidente que no hay una única causa que lleva a la dependencia de la droga, sino que son muchos los factores que intervienen, entre otros: la ausencia de familia, la presión social, la propaganda de los traficantes, el deseo de vivir nuevas experiencias, etc. Cada persona dependiente trae consigo una historia personal distinta, que debe ser escuchada, comprendida, amada y, en cuanto posible, sanada y purificada. No podemos caer en la injusticia de clasificar al drogadicto como si fuera objeto o un trasto roto. Cada persona ha de ser valorada y apreciada en su dignidad para poder ser sanada. La dignidad de la persona es lo que hemos venido a encontrar. Siguen teniendo, y más que nunca, una dignidad en cuanto personas que son hijos de Dios.

Y no es de extrañar que haya tanta gente que caiga en la dependencia de la droga, pues la mundanidad nos ofrece un amplio abanico de posibilidades para alcanzar una felicidad efímera, que al final se convierte en veneno, que corroe, corrompe y mata. La persona se va destruyendo y, con ella, a todos los que están a su alrededor. El deseo inicial de huida, buscando una felicidad momentánea, se transforma en la devastación de la persona en su integridad, repercutiendo en todas las capas sociales.

En este sentido, es importante conocer cuál es el alcance del problema de la droga, -que es destructor, es esencialmente destructor- y, sobre todo, la vastedad de sus centros de producción y de su sistema de distribución. Las redes, que posibilitan la muerte de una persona. La muerte no física, la muerte psíquica, la muerte social. El descarte de una persona. Redes inmensas, poderosas, que van atrapando a personas responsables en la sociedad, en los gobiernos, en la familia. Sabemos que el sistema de distribución, más aún que la producción, representa una parte importante del crimen organizado, pero un desafío es identificar el modo de controlar los circuitos de corrupción y las formas de blanqueo de dinero. Están unidos, están unidos. Para ello, no queda otro camino que el de remontar la cadena que va desde el comercio de drogas en pequeña escala hasta las formas más sofisticadas de lavado, que anidan en el capital financiero y en los bancos que se dedican al blanqueo del dinero sucio.

Un juez de mi país empezó a trabajar en serio. Tenía varios miles de kilómetros de frontera en su jurisdicción. Trabajar en serio sobre el problema de la droga. Al poco tiempo recibió una foto de su familia, en el correo: “Tu hijo va a tal escuela, tu esposa hace esto…”, nada más. Un aviso mafioso. O sea, cuando se quiere buscar y ascender por las redes de distribución, uno se encuentra con esa palabra de cinco letras: mafia. Pero en serio. Porque, así como en la distribución se mata al que es esclavo de la droga, en la consumación así también se mata a quien quiera destruir esta esclavitud.

Es cierto que para frenar la demanda del consumo de drogas se necesita realizar grandes esfuerzos e implementar amplios programas sociales orientados a la salud, al apoyo familiar y, sobre todo, a la educación, que considero fundamental. La formación humana integral es la prioridad; ella da a las personas la posibilidad de tener instrumentos de discernimiento, con los cuales puedan desechar las diferentes ofertas y ayudar a otros. Esta formación principalmente está orientada a los vulnerables de la sociedad, como pueden ser los niños y los jóvenes, pero también es valioso extenderla a las familias y a los que sufren algún tipo de marginación. Sin embargo, el problema de la prevención de la droga como programa siempre se ve frenado por mil y un factor de ineptitud de los gobiernos: por un sector del gobierno de acá, de allá o de allá. Y programas de prevención de droga casi no existen exitosos. Y una vez que avanzó, y ya se radicó en la sociedad, es muy difícil. Pienso en mi patria: hace 30 años era un país de tránsito; después, de consumo, y hasta algo de producción. En 30 años. Este es el progreso que se da gracias al compromiso mafioso de los responsables…

Si bien la prevención es camino prioritario, es fundamental también trabajar por la plena y segura rehabilitación de sus víctimas en la sociedad, para devolverles la alegría y para que recobren la dignidad que un día perdieron. Mientras esto no esté asegurado, también desde el Estado y su legislación, la recuperación será difícil y las víctimas podrán ser re-victimizadas.

El más necesitado de nuestros hermanos, que aparentemente no tiene nada para dar, lleva un tesoro para nosotros: el rostro de Dios, que nos habla y nos interpela. Les animo a que sigan adelante con su labor y concreten, dentro de sus propias posibilidades, las felices iniciativas que han emprendido al servicio de los que más sufren en este campo de guerra. La lucha es difícil, y siempre que uno da la cara y empieza a trabajar, en esto corre el riesgo de ese juez de mi patria de recibir una cartita con alguna insinuación. Pero estamos defendiendo a la familia humana, defendiendo a los jóvenes, a los niños. Como se dice en el campo: “Defendiendo la cría, defiendo el futuro”. No es una cosa de disciplina momentánea, es una cosa que se proyecta hacia delante.

Muchas gracias por lo que hacen.


Deja un comentario

Felicitación del UNODC a Colombia por el tratado de paz.

UNODC celebra Acuerdo de Paz final entre el Gobierno de Colombia y las FARC-EP

El director ejecutivo de la oficina de la ONU contra la droga y el delito (UNODC), Yury Fedotov. Foto: UNIS Viena.

26 de agosto, 2016 — La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) felicitó al Gobierno de Colombia y a las FARC-EP por el acuerdo definitivo para poner fin al conflicto alcanzado el pasado miércoles en La Habana.

El director general de la UNODC acogió con beneplácito la voluntad del acuerdo en la lucha contra la producción de drogas ilícitas, en concreto, a través de la promoción del desarrollo sostenible e inclusivo de las zonas rurales marginadas.

Yuri Fedotov ofreció el apoyo de la UNODC al pueblo de Colombia en la implementación del acuerdo que apoya los esfuerzos actuales para reducir los cultivos ilícitos y la producción de estos mediante la promoción de medios de vida sostenibles para las comunidades vulnerables.

Fedotov señaló que en colaboración con el Gobierno colombiano, la UNODC apoyará un desarrollo amplio e integrado; promoverá la salud mediante la prevención del consumo de drogas basada en la evidencia y el tratamiento.

Asimismo también respaldará la consolidación de la reforma del sistema de justicia penal que sirva para confrontar el crimen organizado, el lavado de dinero y la corrupción, de acuerdo con la Agenda para el Desarrollo Sostenible.


1 comentario

ONU: la difícil lucha contra las drogas en el mundo.

Colombia: No hemos ganado la guerra contra las drogas, debemos replantear el enfoque, dice el presidente

Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, durante participación en la UNGASS. Foto: ONU/Eskinder Debebe

21 de abril, 2016 — El presidente de Colombia propuso hoy replantear el enfoque de represión en la lucha contra las drogas por uno que priorice los derechos humanos y la salud pública.

Juan Manuel Santos habló en la sesión especial de la Asamblea General de la ONU sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS).

“Después de tantas vidas segadas, después de tanta corrupción y violencia generadas, después de tantos jóvenes marchitándose en las cárceles… ¿podemos decir que ganamos esta guerra? ¿Podemos decir, al menos que la vamos ganando? La respuesta, infortunadamente es NO”, enfatizó.

En cuanto al documento final adoptado durante esta cumbre, el mandatario colombiano señaló que es un paso en la dirección correcta, aunque deja camino por recorrer.

Destacó que se haya reconocido un margen de flexibilidad para aplicar las convenciones de la ONU, lo que permite más autonomía a los Estados para adaptar su política a realidades particulares.

Subrayó, también que el documento garantiza el acceso a sustancias controladas para usos médicos y científicos.

Entre los puntos pendientes mencionó que falta definir el problema como una cuestión de salud pública que no amerita un tratamiento criminal.

Las medidas represivas han recaído con más peso sobre los eslabones más débiles como los cultivadores, las mulas y los consumidores, lamentó Juan Manuel Santos.

“No tiene sentido, tenemos que enfocar la lucha contra los eslabones más fuertes de la cadena: los grandes narcotraficantes, los proveedores de insumos químicos, las organizaciones que facilitan el lavado de activos. A las mafias hay que golpearlas donde más les duele”, puntualizó.

Eso es, detalló el gobernante colombiano, persiguiendo los dineros mal habidos y quitándoles las ganancias exorbitantes que generan violencia y corrupción, así como dando oportunidades a las comunidades campesinas presas del negocio del narcotráfico.


Deja un comentario

ONU: sesión especial sobre las drogas.

La Asamblea General celebra la Sesión Especial sobre Drogas

Heroina confiscada en Turkmenistán. Foto: UNODC

19 de abril, 2016 — A pesar de las polémicas que rodean a los programas antidrogas del mundo, es importante que todos los países se escuchen para aprender de la experiencia de cada uno en la forma de afrontar ese flagelo.

Así se expresó hoy el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, durante la inauguración de la Sesión Especial de la Asamblea General sobre el Problema Mundial de las Drogas (UNGASS en Inglés).

La reunión que se celebrará hasta el jueves, evaluará las fallas, los aciertos y los retos en la aplicación de las tres convenciones internacionales sobre esas sustancias, así como la eficiencia y defectos de los enfoques aplicados por los Estados ante la problemática.

El presidente de la Asamblea General, Mogens Lykketoft, fue elegido por aclamación para liderar la sesión especial. Sus primeras palabras tras asumir la responsabilidad estuvieron dirigidas a expresar la solidaridad de ese órgano de la ONU a los gobiernos y pueblos de Ecuador y Japón por los recientes terremotos que han sufrido.

“Durante estos tres días, en el plenario, mesas redondas y eventos colaterales discutiremos los grandes retos asociados con estos temas. No hay sociedad que pueda afirmar que está completamente libre de las terribles consecuencias que las drogas ilícitas provocan o que no tiene responsabilidad en sus múltiples causas”, dijo.

A la reunión asisten altos dignatarios internacionales, entre ellos los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales, y de México, Enrique Peña Nieto.

Asimismo, están presentes los directores generales de la Oficina de la ONU contra las Drogas y el Delito, Yuri Fedotov, y de la Organización Mundial de la Salud, Margaret Chan.

Durante la jornada inaugural, se aprobó por consenso el Documento Final titulado “Nuestro Compromiso Conjunto para Abordar y Contrarrestar Eficazmente el Problema Mundial de las Drogas” (A/S-30/L.1).


Deja un comentario

Indonesia. Condenados a muerte ejecutados.

ONU lamenta ejecuciones en Indonesia

Logo Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos

29 de abril, 2015 — La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos lamentó este miércoles la aplicación de la pena de muerte a ocho reos en Indonesia, siete de ellos extranjeros, condenados por crímenes relacionados con el narcotráfico.

Un comunicado del portavoz del Alto Comisionado afirmó que Indonesia pide clemencia cuando sus nacionales enfrentan la pena capital en otros países, por lo que consideró incomprensible su negativa a ofrecerla en casos de delitos menores en su propio territorio.

“Es muy lamentable y extremadamente triste que se haya privado a estas personas de sus vidas”, dijo el portavoz, quien recordó que la Ley Internacional establece que la pena capital sólo debe imponerse a personas que hayan cometido los delitos más graves, esencialmente aquellos en los que ha habido intención de matar.

Añadió que el Alto Comisionado, el Secretario General y otros altos dirigentes de Naciones Unidas urgieron varias veces a Indonesia a no proceder con las ejecuciones e instó una vez más a ese país a restablecer la moratoria de la pena capital.

De los reos ejecutados por fusilamiento en la isla de Nusakambangan en la noche del martes, uno era de Brasil, dos de Australia, tres de Nigeria, uno de Gana y uno de Indonesia.


Deja un comentario

Indonesia: ONU en favor de diez presos condenados a muerte.

Indonesia

Indonesia: Ban Ki-moon pide no ejecutar a 10 presos acusados de narcotráfico

27 de abril, 2015 — El Secretario General de la ONU solicitó al gobierno de Indonesia no ejecutar a 10 prsioneros detenidos por narcotráfico en ese país, entre los que se encuentran tres mexicanos y un brasileño, quienes de acuerdo con las leyes locales, fueron condenados a la pena de muerte.

En un comunicado, Ban Ki-moon sostuvo que bajo la ley internacional, en el caso de que la pena máxima pueda ser aplicada, debe ser solamente en casos de crimenes más graves, esto es, aquello que suponen un asesinato y solamente con las salvaguardas apropiadas.

El titular de la ONU enfatizó que los delitos relacionados con drogas no son generalmente considerados como parte de esos “delitos más graves”.

Al tiempo que mantiene que Naciones Unidas se opone a la pena de muerte en cualquier circunstancia, Ban urgió al presidente Joko Widodo a considerar urgentemente declarar la moratoria de la pena capital en Indonesia, encaminada a su total abolición.