Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Un monje copto se confiesa autor del asesinato del Obispo abad Epifanio.

 

Un monje copto confiesa el homicidio del obispo Epifanio

En el monasterio de San Macario intentaron suicidarse el indiciado del asesino y otro religioso. Dolor y aprehensión en toda la Iglesia copta. Especulaciones y posibles operaciones de política eclesiástica alrededor de estos hechos sangrientos. El patriarca Tawadros les recuerda a todos que «no hay que ocultar nada» y que la «fe no necesita protectores»

El monasterio d San Macario

CONDIVIDI
41
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 11/08/2018
Ultima modifica il 12/08/2018 alle ore 11:37
GIANNI VALENTE
ROMA

 

El que asesinó al obispo copto Epifanio, abad del monasterio de San Macario, fue uno de sus monjes. Le destrozó la cabeza con un asta de hierro el domingo 29 de julio por la madrugada, mientras Anba Epifanio, al salir de su celda, se estaba dirigiendo a la iglesia para rezar las liturgias dominicales con la oración matutina.

 

El asesino se llama Wael Saad Tawadros y los medios de comunicación egipcios refieren que él mismo, bajo presión de los investigadores, confesó su crimen e indicó dónde se encontraba el arma que había utilizado, ocultada cuidadosamente en un almacén del monasterio.

 

La sórdida historia está provocando desconsuelo y consternación en toda la comunidad copta ortodoxa. Mientras tanto, el Patriarca copto Tawadros II repite que la Iglesia «no debe ocultar nada» e invita a todos a no dejarse turbar en la prueba, en la confianza de que «la fe no necesita protectores», porque quien la custodia es el Señor.

 

Un homicidio y dos suicidios fracasados

 

Alrededor del trágico fin del obispo-abad han sucedido otros hechos y siguen surgiendo detalles particularmente inquietantes: luchas internas, miserias humanas, complicidades, religiosos que profanan la santidad de la vida monástica y no dudan en tratar de suicidarse, al ver caer sobre ellos las sospechas y las presiones de los investigadores que trataban de esclarecer el homicidio en el monasterio.

 

Wael Saad Tawadros, de 34 años, se convirtió en uno de los monjes del monasterio de San Macario en 2010, con el nombre de Isaiah al Makary, pero el 5 de agosto de este año, en el clima espiritual todavía sacudido por el homicidio de Anba Epifanio, Wael fue expulsado del monasterio y despojado del hábito monástico, con un decreto aprobado por el Patriarca Tawadros, que justificaba esta disposición refiriéndose a actos «incompatibles con la conducta monástica».

 

Un día antes, el mismo Wael había tratado de suicidarse comiendo insecticida. Pero en esos días, el padre Boulos Halim, vocero de la Iglesia copta ortodoxa, declaró que la medida de expulsión contra el ex monje no se relacionaba con las investigaciones sobre la muerte de Anba Epifanio: se trataba, según refirió el padre Halim, del punto de llegada de un proceso canónico disciplinario que ya había comenzado a principios de 2018 y cuya primera disposición punitiva (la expulsión por tres años del monasterio y el traslado a otra estructura) no había sido puesta en marcha puesto que algunos de los demás monjes habían firmado una petición en defensa de Wael.

 

El lunes pasado, otro monje de San Macario, Faltaos al Makary, intentó también suicidarse, cortándose las venas y arrojándose desde uno de los edificios del monasterio, de cuatro pisos de altura. Ahora se encuentra hospitalizad en graves condiciones en uno de los hospitales de El Cairo. Según lo que indican los medios de comunicación egipcios, incluido “Wataninet”, las cámaras de seguridad internas habrían grabado dentro del monasterio escenas de tensión y discusiones entre algunos de los monjes y el abad-obispo Epifanio, pocas horas antes de su asesinato.

 

Muchos indicios sugieren que el trágico final de Anba Epifanio es el resultado de resentimientos personales que fueron creciendo durante los días marcados por los ritmos de la vida monástica, a la sombra del celo religioso. Pero el caso se está convirtiendo en una tormenta para la Iglesia copta, sobre todo por su gran tradición monástica. Con especulaciones que se refieren a divisiones y contraposiciones dentro de la entera compañía eclesial copta y en su jerarquía.

 

Alrededor del monasterio de San Macario se han ido encendiendo desde hace décadas pasiones contrastantes. Allí, al final de los años sesenta, llegó Matta el Meskin, figura de primer plano en el nuevo florecimiento monástico y de toda la espiritualidad copta de la segunda mitad del siglo pasado. Una personalidad fuerte y carismática, que vivió una polémica significativa con el Patriarca Shenouda III, el otro gran protagonista del despertar copto de las últimas décadas. Entre los motivos de la polémica estaban la incompatibilidad de caracteres y un enfoque diferente sobre las relaciones con la política. El monje criticaba la politización de la Iglesia y el excesivo activismo de las jerarquías al oponerse a los poderes constituidos.

 

En el enfrentamiento entre Shenouda y el presidente egipcio Anwar Sadat (que obligó al Papa copto a exiliarse durante años en un monasterio), Matta justificó las decisiones del segundo, sosteniendo que la Iglesia estaba traicionando su naturaleza al concebirse como un partido político, en el cual «el pensamiento ha sustituido la inspiración y la planificación ha sustituido la oración». El punto culminante de este choque fue cuando Shenouda llegó a prohibir la difusión de las obras de Matta el Meskin en las parroquias coptas.

 

Las cosas han cambiado con su sucesor, el actual Papa Tawadros, que puso fin a la “damnatio memoriae” contra Matta el Meskin y ofreció su apoyo para el renacimiento del monasterio de San Macario, en donde los monjes que se habían formado con él (incluido el pobre Anda Epifanio) custodiaban su memoria. Pero en la jerarquía copta, buena parte de los obispos todavía activos fueron ordenados por el Patriarca Shenouda y compartían un sentimiento de contrariedad o, por lo menos, de desconfianza ante las enseñanzas de Matta el Meskin. Ahora, los graves hechos de sangre que se han verificado en el monasterio de Matta son utilizados como pretexto para operaciones de política eclesiástica, que tal vez creará nuevos obstáculos y problemas para el ministerio del Papa Tawadros, pastoralmente abierto, pero también en contraste con una parte del “establishment” copto.

 

El homicidio de Anba Epifanio ha sido advertido como una grave y alarmante señal por la preocupación pastoral del Patriarca Tawadros y sus colaboradores. El viernes 3 de agosto, el comité para los monasterios del Santo Sínodo copto ortodoxo dispuso 12 reglas (ratificadas por el Patriarca) a las que tendrán que atenerse todos los que vivan la condición monástica en la Iglesia copta ortodoxa. Las medidas apuestan por preservar la vida monástica como condición apartada del mundo, y caracterizada por momentos de oración, trabajo y silencio

 

Entre otras cosas, se pide que los monjes y las monjas coptas se alejen de las redes sociales y que cierren sus cuentas personales o eventuales blogs, pues fueron señalados por el Patriarca como instrumentos utilizados para «perder tiempo», difundir ideas confusas y alimentar personalismos. Es evidente la intención de la actual cúpula copta ortodoxa de reaccionar a los procesos de mundanización dentro de sus filas. Pero este deseo no se encomienda medidas disciplinarias o fórmulas retóricas de “tolerancia cero”.

 

En los últimos (tradicionales) sermones de los miércoles, el Papa Tawadros ha utilizado otras palabras para tratar de consolar y confirmar en la fe al pueblo de creyentes coptos: llama a todos a no caer en la turbación, recuerda que el mal siempre ha existido y que Judas se suicidó cuando traicionó a su Maestro; repite que los monjes son hombres, con sus fragilidades, y que muchos de ellos han caído, durante su vida, porque desde siempre Satanás ataca con particular devoción la vida monástica; expresa también su certeza de que las comunidades monásticas seguirán habitando los desiertos egipcios «hasta el fin del mundo». Repite que la Iglesia no tiene nada que ocultar, porque los tesoros que tiene en don y que la mantienen con vida no pueden ser disipados por las debilidades, los errores, los pecados o los crímenes de las personas. Sobre todo, Tawadros invita a todos a reconocer que la fe cristiana es un don custodiado por el Señor y, por ello, «no necesita otros protectores».

Anuncios


Deja un comentario

Brasil: violencia inadmisible de las fuerzas de seguridad estatales.

Brasil: La policía sigue matando a jóvenes negros de 25 años después de la matanza de Candelária

La lucha para proteger a los jóvenes brasileños negros frente a la violencia policial y para que las víctimas del pasado reciban justicia sigue siendo tan necesaria y pertinente como siempre, ha dicho Amnistía Internacional en el 25 aniversario de la matanza de Candelária, en la que unos policías fuera de servicio mataron a ocho muchachos negros en Río de Janeiro.

El asesinato de los muchachos, que dormían en la calle, cerca de la iglesia de la Candelária, el 23 de julio de 1993, provocó indignación en todo el mundo. Y, sin embargo, actualmente en Brasil la policía brasileña y otros agentes estatales continúan formando grupos de “exterminio” que siguen siendo uno de los principales motores de la violencia en Río.

“La violencia policial en Río de Janeiro ha sido estimulada por las propias políticas estatales de la década de 1990, que recompensaba a los agentes en función del número de ‘delincuentes’ que mataban”, ha afirmado Jurema Werneck, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Brasil.

“Las repercusiones de este enfoque inhumano han llegado hasta la actualidad. En lugar de orientar a la policía hacia la protección y la defensa de la vida, el Estado ha reforzado la idea de que su función es matar.”

Tras los homicidios de Candelária, Amnistía Internacional denunció las violaciones cometidas por la policía y se unió al movimiento de las familias de las víctimas para conseguir justicia, verdad y reparación.

La organización hizo lo mismo cuando, sólo un mes después, un “grupo de exterminio” formado por agentes de policía mató a otras 21 personas, la mayoría jóvenes de raza negra, en la favela Vigário Geral de Río.

Los métodos violentos de la policía en la década de 1990 se exacerbaron debido a iniciativas del gobierno tales como la “recompensa al estilo de las películas del vaqueros” —una gratificación económica por la “valentía”, cuantificada en función del número de personas asesinadas— y también por las declaraciones del gobierno en apoyo de las ejecuciones.

Algunos de los miembros de esos grupos de “exterminio” de la policía ocupan actualmente puestos destacados en el aparato del Estado, lo cual refuerza aún más la impunidad.
El movimiento de las madres en favor de las víctimas de la violencia policial

En respuesta a la violencia sin control de la policía y otros agentes del Estado, surgió un movimiento formado por madres de víctimas.

Los grupos se organizaron durante el periodo de luto y lucha por la justicia que siguió a los terribles crímenes de la década de 1990, y desde entonces han aumentado sus redes de apoyo y solidaridad y han conseguido mayor protagonismo.

El detallado seguimiento de los casos por parte de las madres y su incesante demanda de justicia las han convertido en piezas clave en la campaña para que las fuerzas de seguridad respondan de las violaciones de los derechos humanos.

Los grupos de madres han denunciado el racismo endémico en las fuerzas de seguridad, que ha fomentado los homicidios de jóvenes, especialmente negros y residentes en favelas y otros suburbios pobres.

El objetivo de las madres es impedir que otras familias sufran la violencia policial que se cobró la vida de sus hijos.

“Las madres han dado visibilidad a cuestiones que anteriormente se trataban con indiferencia en la agenda pública nacional, y su lucha es fundamental a la hora de presionar a las autoridades de Brasil para que creen una nueva política de seguridad pública que valore la vida”, ha señalado Jurema Werneck.

“El resto de la sociedad brasileña debe ahora movilizarse junto con las familias de las víctimas de violencia policial para terminar con la lógica de guerra que rige la política de seguridad pública y conduce al asesinato de jóvenes negros brasileños”.

Información complementaria
En el informe de 2003 Candelária y Vigário Geral diez años después, Amnistía Internacional advirtió sobre el incremento del número de homicidios a manos de los agentes de policía, la mayoría de personas de raza negra y residentes en favelas.

En 1990, Brasil aprobó el Estatuto del Niño y del Adolescente, uno de los avances más importantes para proteger a las personas jóvenes que viven en las calles. Sin embargo, casi treinta años después, el Estado sigue sin aplicarlo adecuadamente.​


Deja un comentario

Irlanda: cristianos y protestantes unidos contra la violencia en Derry

Católicos y protestantes en las calles para decir “no a la violencia” en Derry

Los cristianos de la ciudad del norte de Irlanda se manifiestan junto con las instituciones en contra de los desórdenes provocados por los disidentes republicanos. El obispo Mc Keown: «Los enfrentamientos no nos detendrán. Debemos seguir construyendo puentes de paz, todos juntos»

Desórdenes en las calles de Derry

CONDIVIDI
82
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 21/07/2018
Ultima modifica il 21/07/2018 alle ore 12:58
FRANCESCA LOZITO
DERRY

 

«La ciudad de Derry no merece la violencia». El obispo Donal Mc Keown y la comunidad católica se manifestaron el 13 de julio por la tarde al final de una semana que estuvo llena de agresiones, sobre todo contra el barrio “The Fountain”, 350 personas principalmente protestantes, separado de la católica “Bishop Street” por uno de los tantos “peace walls” que desde la época de los Troubles, a finales de los años 60, fueron erigidos para contener los desórdenes entre los dos grupos sectarios. Todavía es difícil removerlos, alejando cada vez más los intentos del gobierno de cancelarlos definitivamente antes de 2023. A pesar de que ya no impidan, evidentemente, los ataques.

 

Una semana de violencia se vivió en toda Irlanda del Norte en el aniversario de la batalla del Boyne, que todavía es motivo para demostraciones, después de más de 400 años por parte de los orangistas. No fueron solamente los Bonfire, las cabañas de madera incendiadas entre el 11 y el 12 de julio, sino todo un plan de guerrilla urbana que en la ciudad de Derry, lugar símbolo de la paz y de la reconciliación para Irlanda del Norte, en el que disidentes republicanos atacaron a la parte protestante. La noticia importante fue que los que reaccionaron unidos en contra de la violencia fueron los miembros de la comunidad local, que caminaron hombro con hombro bajo un neto “no” en contra de estas demostraciones anacrónicas.

 

 

«La última semana fue dura para muchas personas de esta comunidad –dice Mc Keown–, fuertes emociones, palabras elevadas de tono y rabia fueron desplegadas en diferentes frentes. Por ello quienes se encuentran en posiciones seguras, como las que tenemos nosotros que en esta ciudad todavía tenemos cierta autoridad, no debemos olvidarnos de que muchos ciudadanos se sienten abandonados, con la impresión de que en los últimos veinte años no ha habido beneficios para ellos en el proceso de paz». Según el pastor de Derry, algunos miembros de las comunidades que han sufrido en el pasado siguen sufriendo ahora, jóvenes que ven cómo la vida se les va de entre las manos. Pero, si hay una lección que las personas de esta ciudad han aprendido con el paso del tiempo es que «la violencia y la destrucción no le ayudan a nadie y no dan ventajas a ninguna de las causas».

 

Es, pues, un mensaje positivo, a pesar de la locura de estos días, el que propone la Iglesia católica local: «En estos años hemos experimentado que el diálogo es el único camino que hace crecer a las personas, no la reivindicación de la defensa de la propia comunidad por una parte específica, que dice amar el propio país, pero provoca miedo y destrucción en las personas que le ayudan. Todos los que viven en Irlanda del Norte deben, por el contrario, tener en cuenta equitativamente a todas las personas», afirma el religioso.

 

La manifestación de la semana pasada en Fahan Street tenía como objetivo «construir puentes». La Iglesia católica pide que «en esta ciudad cada quien pueda tener un futuro. Hemos perdido demasiadas personas que creían que no podían tener un futuro, pero ahora tenemos los recursos humanos para crear una comunidad en la que todos se sientan incluidos y tengan los recursos para un mañana mejor. Por ello estamos determinados a decir “no” a una peligrosa vuelta al pasado, protestando en contra quienes promueven destrucción y división». Diálogo e inclusión son, pues, las palabras clave para que los que viven en Derry no tengan miedo. «En la ciudad de los tres puentes, ¿podemos imaginar recorrerlos todos juntos?», concluye el obispo de Derry.

 

Y, para explicar la situación excepcional de estos días y cómo el rechazo de la violencia haya sido unilateral llegan también las palabras del jefe del Orange Order, Mervyn Gibson, que, desde Newcastle, en el condado de Down, del que forma parte Belfast, recordó que «nacionalistas y republicanos no pueden continuar agitando el fantasma de la Brexit para atemorizar a los ciudadanos en relación con la posibilidad de una unificación de Irlanda, matando personas y arrojando bombas». En Belfast, efectivamente, los miembros de la UVF han atemorizado algunos barrios republicanos, amenazando incluso saquear el aeropuerto local Georg Best, provocando, por algunas horas, su clausura, entre el miércoles y el jueves pasados. También allí hubo otra manifestación en contra de la violencia.


Deja un comentario

Llamamiento de ONU a Israel y Hamas para que renuncien a la violencia mutua.

Guterres pide mesura a Hamas y a Israel para evitar otro conflicto devastador

ONU
El lado palestino de Kerem Shalom, en Gaza.

21 Julio 2018

El Secretario General expresó preocupación este sábado por el último estallido de violencia en Gaza, que ha dejado al menos cinco personas muertas, y aseguró que la escalada de los enfrentamientos pondrá en peligro la vida de palestinos e israelíes por igual.

“Estoy profundamente preocupado por la peligrosa escalada de violencia en Gaza y el sur de Israel”, dijo António Guterres en un comunicado.

“Lamento profundamente la pérdida de vidas. Es imperativo que todas las partes retrocedan urgentemente, al borde de otro conflicto devastador “, agregó.

El 30 de marzo de este año, los palestinos en Gaza, controlados por Hamas, una facción militante palestina, comenzaron una protesta masiva contra el bloqueo del enclave impuesto por Israel desde principios de la década de 1990. La confrontación se ha intensificado desde entonces.

El viernes, pistoleros palestinos mataron a un soldado israelí y el ejército israelí lanzó decenas de ataques que mataron a tres combatientes de Hamas. Según informes de prensa, un cuarto palestino fue asesinado por disparos israelíes durante una protesta cerca de la frontera.

En la declaración, Guterres hizo un llamado a Hamas y otros militantes palestinos en Gaza para que cesen el lanzamiento de cohetes y dispositivos incendiarios así como otro tipo de provocaciones a lo largo de la valla fronteriza con Israel. También dijo que Israel debe ejercer moderación para evitar enardecer aún más la situación.

“Cualquier nueva escalada pondrá en peligro la vida de palestinos e israelíes por igual, profundizará la catástrofe humanitaria en Gaza y socavará los esfuerzos actuales para mejorar los medios de subsistencia y apoyar el regreso de la Autoridad Palestina a Gaza”, dijo.

El Secretario General también alentó a las partes y a la comunidad internacional a que colaboren con la ONU, y particularmente con su enviado especial, Nickolay Mladenov, y trabajen para encontrar “una salida a esta peligrosa situación”.


Deja un comentario

Nuevos brotes de violencia en Derry (Irlanda)

Católicos y protestantes en las calles para decir “no a la violencia” en Derry

Los cristianos de la ciudad del norte de Irlanda se manifiestan junto con las instituciones en contra de los desórdenes provocados por los disidentes republicanos. El obispo Mc Keown: «Los enfrentamientos no nos detendrán. Debemos seguir construyendo puentes de paz, todos juntos»

Desórdenes en las calles de Derry

CONDIVIDI
13
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 21/07/2018
Ultima modifica il 21/07/2018 alle ore 12:58
FRANCESCA LOZITO
DERRY

 

«La ciudad de Derry no merece la violencia». El obispo Donal Mc Keown y la comunidad católica se manifestaron el 13 de julio por la tarde al final de una semana que estuvo llena de agresiones, sobre todo contra el barrio “The Fountain”, 350 personas principalmente protestantes, separado de la católica “Bishop Street” por uno de los tantos “peace walls” que desde la época de los Troubles, a finales de los años 60, fueron erigidos para contener los desórdenes entre los dos grupos sectarios. Todavía es difícil removerlos, alejando cada vez más los intentos del gobierno de cancelarlos definitivamente antes de 2023. A pesar de que ya no impidan, evidentemente, los ataques.

 

Una semana de violencia se vivió en toda Irlanda del Norte en el aniversario de la batalla del Boyne, que todavía es motivo para demostraciones, después de más de 400 años por parte de los orangistas. No fueron solamente los Bonfire, las cabañas de madera incendiadas entre el 11 y el 12 de julio, sino todo un plan de guerrilla urbana que en la ciudad de Derry, lugar símbolo de la paz y de la reconciliación para Irlanda del Norte, en el que disidentes republicanos atacaron a la parte protestante. La noticia importante fue que los que reaccionaron unidos en contra de la violencia fueron los miembros de la comunidad local, que caminaron hombro con hombro bajo un neto “no” en contra de estas demostraciones anacrónicas.

 

 

«La última semana fue dura para muchas personas de esta comunidad –dice Mc Keown–, fuertes emociones, palabras elevadas de tono y rabia fueron desplegadas en diferentes frentes. Por ello quienes se encuentran en posiciones seguras, como las que tenemos nosotros que en esta ciudad todavía tenemos cierta autoridad, no debemos olvidarnos de que muchos ciudadanos se sienten abandonados, con la impresión de que en los últimos veinte años no ha habido beneficios para ellos en el proceso de paz». Según el pastor de Derry, algunos miembros de las comunidades que han sufrido en el pasado siguen sufriendo ahora, jóvenes que ven cómo la vida se les va de entre las manos. Pero, si hay una lección que las personas de esta ciudad han aprendido con el paso del tiempo es que «la violencia y la destrucción no le ayudan a nadie y no dan ventajas a ninguna de las causas».

 

Es, pues, un mensaje positivo, a pesar de la locura de estos días, el que propone la Iglesia católica local: «En estos años hemos experimentado que el diálogo es el único camino que hace crecer a las personas, no la reivindicación de la defensa de la propia comunidad por una parte específica, que dice amar el propio país, pero provoca miedo y destrucción en las personas que le ayudan. Todos los que viven en Irlanda del Norte deben, por el contrario, tener en cuenta equitativamente a todas las personas», afirma el religioso.

 

La manifestación de la semana pasada en Fahan Street tenía como objetivo «construir puentes». La Iglesia católica pide que «en esta ciudad cada quien pueda tener un futuro. Hemos perdido demasiadas personas que creían que no podían tener un futuro, pero ahora tenemos los recursos humanos para crear una comunidad en la que todos se sientan incluidos y tengan los recursos para un mañana mejor. Por ello estamos determinados a decir “no” a una peligrosa vuelta al pasado, protestando en contra quienes promueven destrucción y división». Diálogo e inclusión son, pues, las palabras clave para que los que viven en Derry no tengan miedo. «En la ciudad de los tres puentes, ¿podemos imaginar recorrerlos todos juntos?», concluye el obispo de Derry.

 

Y, para explicar la situación excepcional de estos días y cómo el rechazo de la violencia haya sido unilateral llegan también las palabras del jefe del Orange Order, Mervyn Gibson, que, desde Newcastle, en el condado de Down, del que forma parte Belfast, recordó que «nacionalistas y republicanos no pueden continuar agitando el fantasma de la Brexit para atemorizar a los ciudadanos en relación con la posibilidad de una unificación de Irlanda, matando personas y arrojando bombas». En Belfast, efectivamente, los miembros de la UVF han atemorizado algunos barrios republicanos, amenazando incluso saquear el aeropuerto local Georg Best, provocando, por algunas horas, su clausura, entre el miércoles y el jueves pasados. También allí hubo otra manifestación en contra de la violencia.


Deja un comentario

India: aumenta la violencia contra los cristianos.

Aumenta la violencia contra los cristianos en la India

Martes 17 Jul 2018 | 07:58 am

La ONG “Alliance Defending Freedom” (ADF) señala, en un nuevo informe, que en la India la violencia contra los cristianos no para, por el contrario, ha aumentado. En los primeros cinco meses de 2018 fueron registrados 101 episodios de violencia perpetrados contra cristianos, amenazas e intimidaciones y, también, ataques y agresiones contra encuentros pacíficos de cristianos reunidos en oración. De la misma forma, crecen, cada vez más, los ataques contra mujeres y niños cristianos.

El documento de la ADF también observa que la violencia se está expandiendo. En otros cuatro estados indios se registraron actos de violencia contra los cristianos por primera vez en 2018.

Estos estados son Delhi, Goa, Pondicherry y Rajasthan, con lo que se aumentó a 75% el área territorial del país donde se considera estado de riesgo la práctica libre de la fe, sobre todo ser cristiano.

De acuerdo con Tehmina Arora, investigadora y abogada cristiana, la clasificación de los partidos laicos o religiosos no hace ninguna diferencia cuando se trata de ataques contra los cristianos.

La violencia ocurrió en ocho estados gobernados por las llamadas “fuerzas laicas”, al igual que en otros 14 estados gobernados por nacionalistas hindúes del partido Bharatiya Janata (BJP).

En los cuatro últimos años fueron relatados más de 750 episodios de violencia contra los cristianos, y esto apenas a través del servicio telefónico “Helpline”, (línea de apoyo), promovido por otra ONG cristiana.

En los últimos días, la Iglesia en la India pidió el apoyo total del Estado para enfrentar las cuestiones todavía pendientes que afectan a los cristianos de Orissa.

El pedido fue hecho por el Secretario General de la Conferencia Episcopal India (CBCI), monseñor Theodore Mascarenhas, al primer ministro del estado de Orissa, Naveen Patnaik, en el décimo aniversario de las feroces violencias anticristianas perpetradas de Kandhamal en agosto de 2008.+


Deja un comentario

Filipinas: violencia e impunidad. Denuncia de los redentoristas.

FILIPINAS – Los Redentoristas: “Es urgente despertar y luchar contra la cultura de la impunidad y la violencia”

viernes, 13 julio 2018derechos humanos   violencia   órdenes religiosas   droga  
WB

Cebu (Agencia Fides) –”Es urgente despertar y luchar contra la cultura de la impunidad y la violencia en el país”: este es el llamado lanzado por los Redentoristas de Filipinas, con motivo del 33º aniversario del secuestro del sacerdote Redentorista Rudy Romano. En un comunicado enviado a la Agencia Fides, la Congregación del Santísimo Redentor afirmó que “ha caído en Filipinas una atmósfera de miedo, violencia y ansiedad”.

El texto hace notar: “La creciente cultura de impunidad y apatía en nuestro país que ha motivado a personas desalmadas a matar hermanos y hermanas indefensos, incluyendo sacerdotes y pastores, son señales amenazantes de que el espíritu maligno y sus siervos están decididos a hacer daño a Jesús a través de su Santa Iglesia “, dice la declaración firmada por el p. Ariel Lubi, superior de la viceprovincia de los Redentoristas de Manila, y el padre. Copérnico Pérez Jr., superior de la congregación en la provincia de Cebú.
“No podemos permitir que esto continúe sucediendo. Invitamos a nuestros filipinos a estar atentos y ser la voz de los que no tienen voz y no permanecer indiferentes frente a la persecución de la Iglesia y el flagrante asalto a los derechos humanos de nuestro pueblo “, agrega el texto.
Romano, un sacerdote activista, fue secuestrado por hombres armados en Barangay Tisa, en la ciudad de Cebú, el 11 de julio de 1985. Nunca lo volvieron a ver.
Su desaparición fue recordada por amigos, seminaristas y miembros del clero con una misa e con de velas en la Iglesia Redentorista y un servicio de oración en una placa que lo recuerda en Tisa, que describe a los secuestradores como agentes del “depuesto régimen de Marcos”.
“Nuestro duelo y nuestras lamentaciones se vuelven más intensas y profundas a medida que seguimos presenciando en estos días la muerte brutal de nuestros rebaños, incluidos nuestros pastores”, se lee en el texto, haciendo referencia a la campaña de ejecuciones extrajudiciales que se están registrando en la “guerra contra las drogas” lanzada por el presidente Rodrigo Duterte y los recientes asesinatos de sacerdotes que han asolado el país. (PA) (Agencia Fides 13/7/2018)