Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Otro trágico episodio de violencia en USA. El pésame del Papa.

El dolor del Papa por la masacre en la escuela de Florida: “Que cesen tales actos de insensata violencia”

En un mensaje al arzobispo de Miami, Francisco expresó su pésame por las víctimas de la enésima balacera que provocó 17 muertos: «Ataque devastador»

El dolor de los familiares de las víctimas en Florida

10
0
Pubblicato il 15/02/2018
Ultima modifica il 15/02/2018 alle ore 13:21
REDACCIÓN
ROMA

El Papa Francisco se dijo «profundamente dolido» por la masacre que sucedió ayer en Florida, en la escuela Marjory Stoneman Douglas High Scholl de Parkland, al norte de Miami, en donde un ex estudiante de casi 20 años abrió fuego y mató a 17 personas.

 

En un mensaje firmado por el cardenal Secretario de Estado Pietro Parolin, enviado al arzobispo de Miami, monseñor Thomas Gerard Wenski, el Pontífice expresó sus condolencias por las víctimas de este «trágico» episodio de violencia y aseguró a «todas las personas afectadas por este ataque devastador su cercanía espiritual».

 

Francisco afirmó que reza para que «Dios Omnipotente pueda conceder el reposo eterno a los muertos, la curación y la consolación a los heridos y afligidos». «Con la esperanza de que tales actos de violencia puedan cesar», invocó para todos «las bendiciones divinas de paz y fuerza».

Anuncios


Deja un comentario

Mexico: asesinato de una periodista.

Piden justicia en México por el asesinato de la periodista Pamela Montenegro

Oficina del Alto Comisionado de los Derechos Humanos. Foto: ONU/Jean-Marc Ferre

09 de febrero, 2018 — La Oficina en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos condenó el asesinato de la periodista Leslie Ann Pamela Montenegro, ocurrida el pasado 5 de febrero

La comunicadora fue baleada mortalmente por varios sujetos que irrumpieron en su restaurante, en la zona turística de Acapulco, municipio del estado de Guerrero.

Montenegro pertenecía al club de periodistas de este estado y analizaba de forma satírica temas sociales y políticos por medio de su canal de Youtube.

Despachos de prensa aseguran que la profesional había sido amenazada a través de mensajes públicosatribuidos a grupos criminales en diciembre de 2016. Sin embargo, no contaba con protección de las autoridades.

Relatores especiales sobre la libertad de expresión, durante una misión a Guerrero en diciembre pasado, habían advertido que Guerrero “debería adoptar una serie de medidas para prevenir la repetición de agresiones contra periodistas, restaurar la confianza con el gremio y los medios y consultar a la sociedad civil”.

Con este homicidio son ya dos periodistas mexicanos asesinados durante el 2018, según el Alto Comisionado, mientras que un tercero, Agustín Silva, lleva 19 días desaparecido.

Jan Jarab, el representante de la Oficina del Alto Comisionado en México, llamó al esclarecimiento de las circunstancias de la muerte de Montenegro y aseguró que la investigación del crimen debe tener en cuenta su labor periodística y la posible implicación de funcionarios públicos.

Jarab resaltó que la agresión contra una periodista especializada en crítica política ocurre en medio del proceso electoral y llamó a las autoridades a adoptar todas las medidas necesitarías para garantizar la protección de la familia y los colegas de la asesinada.

La Fiscalía de Guerrero atribuyó el asesinato de Pamela Montenegro a un grupo de delincuencia organizada que estaría conectado a un funcionario público municipal que previamente la había amenazado.


Deja un comentario

La Corte Penal internacional abre investigación sobre Venezuela.

La Corte Penal Internacional abre un examen preliminar sobre crímenes presuntamente cometidos en la crisis de Venezuela

Protestas en Caracas, Venezuela. Foto: Helena Carpio / IRIN

08 de febrero, 2018 — La fiscalía hizo el anuncio de la apertura de un examen preliminar sobre Venezuela, tras una revisión cuidadosa independiente e imparcial de numerosas comunicaciones e informes que documentan crímenes que pudieran ser de competencia del tribunal.

La fiscal Fatou Bensouda expresó en una vídeo-declaración que analizará crímenes presuntamente cometidos en el marco de manifestaciones y la inestabilidad política en ese Estado miembro del Estatuto al menos desde abril de 2017.

“En particular, se ha alegado que fuerzas de seguridad del Estado con frecuencia utilizaron fuerza excesiva para dispersar y reprimir manifestaciones, y que han detenido y encarcelado a miles de miembros de la oposición, reales o aparentes, algunos de los cuales habrían sido presuntamente sometidos a graves abusos y maltrato durante su detención. También se ha informado que algunos grupos de manifestantes habrían recurrido a medios violentos, resultando en lesiones o muertes de algunos miembros de las fuerzas de seguridad”, declaró Bensuda.

Venezuela es un Estado parte del Estatuto de Roma, y en virtud de este principio, las jurisdicciones nacionales tienen la responsabilidad primordial de investigar y enjuiciar a aquellos responsables de crímenes internacionales.

El examen preliminar no es una investigación, sino un proceso por el cual se examina la información disponible “para determinar, con pleno conocimiento de causa, si existe fundamento razonable para proceder a una investigación”.

No hay plazos establecidos por el Estatuto de Roma para la duración de este examen.

La Corte anunció también que abrirá otro examen preliminar sobre  Filipinas en el marco de presuntos crímenes cometidos durante la campaña “La guerra contra las drogas” lanzada por el Gobierno. La fiscal aseguró que se ha alegado que desde el 1o de julio de 2016, se han asesinado a miles de personas por su presunta implicación en el uso o tráfico ilegal de estupefacientes.

“Reitero que la Fiscalía emprende esta labor con total independencia e imparcialidad, de acuerdo con su mandato y los instrumentos jurídicos aplicables de la Corte. Al hacerlo, esperamos contar con la plena cooperación de las autoridades nacionales competentes en Filipinas y en Venezuela.”, concluyó Bensuda.


Deja un comentario

UNICEF: los niños víctimas inocentes. UNICEF

Unicef denuncia la violencia contra menores en Oriente Medio y África del Norte.Unicef denuncia la violencia contra menores en Oriente Medio y África del Norte.  (AFP or licensors)

UNICEF denuncia la muerte de 83 niños por violencia en enero

Oriente Medio y África del Norte son las zonas más afectadas por conflictos violentos que cada día acaban con la vida de niños inocentes.

Ciudad del Vaticano – Comunicado de UNICEF

La violencia sigue siendo la responsable de cientos de muertes en Oriente Medio y África del Norte, donde los conflictos armados acaban cada día con la vida de civíles inocentes, especialmente niños indefensos y sin recursos.

En esta ocasión, Geert Cappelaere, Director Regional de UNICEF en estas dos áreas afectadas, ha ofrecido unas declaraciones donde denuncia las devastadoras consecuencias de estos enfrentamientos violentos, que se han cobrado la vida de al menos 83 niños en este oscuro mes de enero, asesinados durante conflictos en curso, ataques suicidas o muertes fatales mientras escapaban de zonas de guerra.

Niños: principales víctimas de la violencia

La violencia en cifras lamentables

“Es simplemente inaceptable que los niños sigan siendo heridos y asesinados todos los días. Solo en enero, la creciente violencia en Iraq, Libia, el Estado de Palestina, Siria y Yemen han costado la vida de 83 pequeños que han pagado con sus vidas el precio más alto por guerras de las cuales no tienen ninguna responsabilidad”, explica Cappelaere y añade:

“Sus vidas se han visto truncadas, sus familias estarán destruidas para siempre por el dolor de estas pérdidas. Mientras que el conflicto en Siria está a punto de entrar en su octavo año, con la intensificación de los combates en el país durante las últimas cuatro semanas, se ha registrado una lamentable cifra de 59 niños fallecidos a causa de los ataques violentos”.

Por su parte, en Yemen, la ONU ha confirmado la muerte de 16 niños debido a ataques en todo el país. En Bengasi, tres menores murieron durante un ataque suicida en el este de Libia. Otros tres perecieron mientras jugaban cerca de una munición activada que estalló: un cuarto pequeño aún se encuentra en estado crítico después de la explosión. En la ciudad vieja de Mosul, Iraq, otro niño fue asesinado en una casa llena de explosivos, y un joven fue abatido en una aldea cerca de Ramallah en el estado de Palestina.

Niños explotados sin derecho a jugar

Se trata de un panoráma dramático que UNICEF denuncia con cifras alarmantes que no deben pasar desapercibidas.

Ni cientos, ni miles, sino millones de niños en la región de Medio Oriente y el Norte de África a diario son privados de su infancia, mutilados de por vida, traumatizados, arrestados y detenidos, explotados, no pueden ir a la escuela ni podrán tener acceso a los servicios de salud más esenciales: a la mayoría se les niega también el derecho fundamental de jugar.

“Todos nosotros seguimos fracasando a la hora de parar la guerra contra los niños”, explica el director regional de UNICEF, asegurando que no hay ninguna justificación ni ninguna razón para aceptar toda esta situación con normalidad.

“Puede que estos niños sean silenciados por la fuerza, ¡pero sus voces seguirán escuchándose!, porque su mensaje es nuestro mensaje”, asegura Geert Cappelaere, destacando que la protección de los niños es una prioridad en todas las circunstancias, incluso de acuerdo con la ley de la guerra. “Romper esta ley es uno de los crímenes más atroces que pone en riesgo el futuro, y no solo para los niños “, concluye.


Deja un comentario

La violencia es incompatible con la religión. El Papa

Participantes en la Conferencia Tackling violence committed in the name of religionParticipantes en la Conferencia Tackling violence committed in the name of religion  (Vatican Media)

Violencia cometida en nombre de la religión es una blasfemia a Dios. Discurso del Papa

La violencia cometida en nombre de la religión sólo puede desacreditar a la religión misma, y por ello debe ser condenada por todos. Hoy más que nunca, todas las religiones están llamadas a excluir cualquier absolutización que justifique cualquier forma de violencia. El Papa en su discurso a políticos y religiosos en debate sobre la violencia cometida en nombre de la religión

Griselda Mutual – Ciudad del Vaticano

“Estamos obligados a denunciar las violaciones que atentan contra la dignidad humana y contra los derechos humanos, a poner al descubierto los intentos de justificar todas las formas de odio en nombre de las religiones y a condenarlos como una falsificación idolátrica de Dios”: con las palabras dirigidas en ocasión de la Conferencia Internacional para la Paz en el Al -Azhar Conference Center, con motivo de su viaje a Egipto en 2017, el Papa Francisco enfocó su discurso a un grupo de cincuenta personas, entre líderes políticos y religiosos que se encuentran en Roma debatiendo sobre la violencia cometida en nombre de la religión.

“Es muy significativo que los líderes políticos y los líderes religiosos se reúnan y debatan entre sí sobre cómo contrarrestar la violencia cometida en nombre de la religión”, inició el Santo Padre.

La violencia en nombre de la religión desacredita la religión misma

En Dios que es sólo bondad, amor y compasión, no puede haber lugar para el odio, el rencor y la vengaza: el Papa volvió a subrayar en esta ocasión, la blasfemia de llamar a Dios como garante de pecados y crímenes. La persona “auténticamente religiosa”, dijo, sabe que Dios es Santo y que nadie puede pretender apelar a su nombre para hacer el mal.

Demostrar el carácter sagrado de la vida humana y desenmascarar el intento de manipular a Dios

“Todo líder religioso está llamado a desenmascarar cualquier intento de manipular a Dios con propósitos que nada tienen que ver con Él y su gloria”. Con esta afirmación el Obispo de Roma llamó a demostrar que toda vida humana tiene en sí misma un carácter sagrado, merece respeto, consideración, compasión, solidaridad, independientemente de su origen étnico, de la religión, la cultura, orientación ideológica o política, y afirmó, asimismo, que “pertenecer a una determinada religión no otorga ninguna dignidad o derechos suplementarios a quienes adhieren a ella, así como la no pertenencia no quita ni disminuye”.

Importante advertir a cualquiera fuese tentado por formas perversas de religiosidad descarriada

En la última parte de su discurso el Romano Pontífice puso de manifiesto la necesidad de un compromiso conjunto de líderes políticos y  responsables religiosos, pero también de los agentes de educación, de formación e información, para advertir, dijo, a cualquiera que fuese tentado por formas perversas de religiosidad descarriada, que no tienen nada que ver con el testimonio de una religión digna de este nombre.

Agradeciendo finalmente por la voluntad de reflexión y de diálogo sobre un tema tan “dramáticamente importante”, Su Santidad impartió su Bendición Apostólica.

Escuche y descargue el servicio con voz del Papa

 


Deja un comentario

El Papa y los pueblos indígenas. El recurso a la violencia

El Papa defiende a los mapuches pero los invita a escoger la no violencia

En Temuco, la celebración con los pueblos y las tierras australes: no a los acuerdos que se quedan en el papel, no a la lógica de las culturas superiores e inferiores. Pero los problemas no se resuelven con la rebelión armada
AFP

El Papa celebra la misa en el aeródromo Maquehue de Temuco

219
0
Pubblicato il 17/01/2018
Ultima modifica il 17/01/2018 alle ore 15:31
ANDREA TORNIELLI
ENVIADO A TEMUCO

«Küme tünngün ta niemün». Papa Francesco usa la lengua de los indios mapuches para iniciar la homilía deseando que “la paz esté con vosotros”. Hoy, miércoles 17 de enero de 2018, Bergoglio vuela a la región Araucania y encuentra el “otro Chile”, el de las poblaciones autóctonas. Celebra para ellos una misa en el aeródromo Maquehue de Temuco, hasta hace tres años, aeropuerto de la ciudad, tristemente famoso porque durante la dictadura de Pinochet aquí venían encarcelados los indios. El Papa defiende las culturas indígenas y su contribución a la vida del país. Apoya sus batallas en favor de los derechos, les invita a ser “artesanos de la unidad”. Habla de la violencia representada por los pactos firmados y después no mantenidos. Pero invita a los mapuches a no ceder a la tentación de la revolución armada porque “la violencia acaba por hacer falsa la causa más justa”.

 

Aquí, donde vivieron los primeros años del siglo XX famosos Premios Nobel como Gabriela Mistral y Pablo Neruda, más del 26% de la población vive en la pobreza. Los mapuches –el único pueblo indígena de América Latina que crece mientras los otros se extinguen– revindicando la restitución de las tierras que el gobierno les confiscó y cedió a los latifundistas, tantos problemas han quedado sin resolver. Durante décadas la palabra “mapuche” ha sido usada en modo despectivo, sinónimo de analfabeto. Aquí vino también Juan Pablo II en 1987, manifestando su cercanía a los pueblos autóctonos. Tras el fin de la dictadura, en 1993 la nueva “ley indígena” del gobierno democrático estableció indemnizaciones y la restitución de las tierras, pero las promesas se han quedado en buena parte sobre el papel. Esto ha favorecido que una minoría se radicalizase. En 2013, durante las protestas, algunos de ellos quemaron la casa de un viejo empresario, Wemer Luchsinger, que murió en el incendio con su mujer Vivienne.

 

La explanada del aeropuerto es una apoteosis de colores brillantes, empezando por el de los celebrantes, que llevan vestimentas decoradas en rojo con motivos característicos de estos pueblos. La explanada no está completamente llena, según las autoridades hay 150 mil personas. Todavia la acogida es muy cálida y la gente grita “Francisco, amigo, Temuco está contigo”. Al inicio de la misa un grupo de indígenas con sus tradicionales vestidos han rendido un homenaje al Papa tocando cuernos y tambores mientras otros agitaban ramas y cantaban en su propio idioma. Bergoglio saludó no solo a los mapuches sino también a los representantes de otros pueblos indígenas, Rapanui (Isla de Pascua), Aymara, Quechua y Atacama.

 

En la homilía cita a Violeta Parra, cantante y poeta: “Arauco tiene una pena que no puedo callar, son injusticias de siglos que todos ven aplicar”. Recuerda que en este aeropuerto “se produjeron graves violaciones de derechos humanos. Dedicamos esta celebración a todos aquellos que han sufrido y han muerto por aquellos que, cada día, llevan sobre sus espaldas el peso de tantas injusticias”.

 

Francisco une el dolor de estos pueblos al “sacrificio de Jesús en la cruz” y a su oración para que “todos sean una sola cosa” porque “su corazón sabe que una de las peores amenazas que golpea y golpeará su pueblo y toda la humanidad será la división y el enfrentamiento, la opresión de unos sobre otros”. No se debe permitir “que gane el enfrentamiento o la división”.

 

Bergoglio advierte de las “posibles tentaciones”. Una de las principales es “la de confundir unidad con uniformidad. La unidad no es un simulacro ni de integración forzada ni de marginación de la armonía. La riqueza de una tierra nace precisamente del hecho que cada componente sabe compartir la propria sabiduría con los demás”.

 

“No es y no será una uniformidad asfixiante que nace normalmente del predominio y de las fuerzas del más fuerte, y tampoco una separación que no reconozca la voluntad de los otros. La unidad es una diversidad reconciliada porque no tolera que en su nombre se legitimen las injusticias personales o comunitarias”. Francisco explica que “necesitamos de la riqueza que cada pueblo puede ofrecer y debemos dejar a parte la lógica de creer que existen culturas superiores o inferiores. Un chamal (manto) –añade en referencia al arte artesanal de estos pueblos– requiere tejedores que conozcan el arte de armonizar los distintos materiales y colores; que sepan dar tiempo a cada cosa y a cada fase. Podrá ser imitado en modo industrial pero todos reconoceremos que es un indumento confeccionado de manera sintética”.

 

“El arte de la unidad exige auténticos artesanos que sepan armonizar las diferencias en los ’laboratorios’ de los pueblos, de las calles, de las plazas y de los paisajes. No es un arte de escritorio o hecho solo de documentos, es un arte de escucha y reconocimiento”. La unidad de quien se escucha y se respeta es “el único arma que tenemos contra la ’deforestación’ de la esperanza”.

 

El Papa cita después dos formas de violencia que hay que rechazar porque amenazan los procesos de unidad y reconciliación. “Debemos estar atentos a la elaboración de acuerdos ’bonitos’ que no llegan nunca a concretizarse. Bonitas palabras, proyectos concluidos sí, –es necesario– pero no se convierten en algo concreto, que terminan por “borrar con el codo lo que está escrito con la mano”. También ésta es violencia porque frustra la esperanza”.

 

La segunda tentación que hay que rechazar es la rebelión violenta al precio de vidas humanas. “No se puede pedir el reconocimiento aniquilando el otro porque esto produce solo mayor violencia y división. La violencia llama a la violencia, la destrucción aumenta la fractura y la separación. La violencia termina por hacer falsa la causa más justa. Por esto decimos no a la violencia que destruye, en ninguna de sus formas”.

 

Estas actitudes, explica el Pontífice, “son como lava en el volcán que todo destruye, todo quema, dejando tras de sí solo esterilidad y desolación. Intentemos el camino de la no violencia activa como estilo de una política de paz. Intentemos, y no nos cansemos de buscar, el diálogo en favor de la unidad. Por esto decimos con fuerza: Señor, haznos artesanos de tu unidad”.


Deja un comentario

Creyentes católicos asesinados en 2017.

Agentes pastorales asesinados; se repite el “primado” latinoamericano

El informe anual de la Agencia Fides confirma: 2017 es el octavo año consecutivo en el que el triste «récord» se encuentra en el territorio que va de México a Sudamérica

Agentes pastorales asesinados; se repite el “primado” latinoamericano

6
0
Pubblicato il 28/12/2017
Ultima modifica il 28/12/2017 alle ore 21:50
GIANNI VALENTE
CIUDAD DEL VATICANO

Durante 2017, por ocho años consecutivos, el mayor número de agentes pastorales católicos asesinados no se registró en los países de mayoría islámica o en las naciones asiáticas, sino en América, particularmente entre los pueblos de América Latina, principalmente católicos. Lo confirma el informe publicado este año por la Agencia Misionera Fides, órgano de información de las Pontificias Obras Misionales, que festeja precisamente en este 2017 sus 90 años.

 

Durante este año que está por concluir, refiere la Fides, «han sido asesinados en el mundo 23 misioneros: 13 sacerdotes, 1 religioso, 1 religiosa, 8 laicos». Según la repartición territorial, por octavo año consecutivo, el mayor número se registró en América Latina (México, Centroamérica y Sudamérica), en donde fueron asesinados 11 agentes pastorales (8 sacerdotes, 1 religioso y 2 laicos); después sigue África, en donde fueron asesinados 10 agentes pastorales (4 sacerdotes, 1 religiosa y 5 laicos); en Asia fueron asesinados 2 agentes pastorales (1 sacerdote y 1 laico), ambos en Filipinas, único país asiático de mayoría católica.

 

Si se tienen en cuenta cada uno de los países, la nación en la que se registró el mayor número de muertes violentas entre los agentes pastorales fue Nigeria (con 5 agentes pastorales asesinados), a la que siguen México (4), Colombia y Filipinas (2 respectivamente). En cuanto a la situación latinoamericana y mexicana, el informe de la Fides cita las consideraciones del padre Omar Sotelo, Director del Centro Católico Multimedia de México: «La violencia contra el clero ha aumentado en los últimos años, sin que se vean acciones concretas para detenerla. La población está permanentemente expuesta a la criminalidad, lo sabemos bien, pero ahora sobre todo el sacerdocio se ha convertido en un ministerio peligroso; durante los últimos nueve años, México es el país con el mayor número de sacerdotes asesinados».

 

El informe de la Fides, editado por Stefano Lodigiani, aclara que el elenco anual que propone la Agencia misionera «ya desde hace tiempo no solo tiene que ver con los misioneros “ad gentes” en sentido estricto, sino que trata de registrar a todos los agentes pastorales que murieron violentamente, no expresamente “in odium fidei”. Por ello se prefiere no utilizar el término “mártires”, cuando no en su significado etimológico de “testigos”, para no entrar en el mérito del juicio que la Iglesia podrá dar eventualmente sobre algunos de ellos, y que tratamos, como sea, de documentar en este mismo contexto anual». La lista de los agentes pastorales asesinados, añade la Fides, representa «solamente la punta del iceberg, puesto que es seguramente largo el elenco de los agentes pastorales, o de los simples católicos, agredidos, maltratados, asaltados, amenazados, como el de las estructuras católicas al servicio de la población entera atacadas, vandalizadas o saqueadas. A las listas provisionales redactadas anualmente por la Agencia Fides siempre se debe añadir la larga lista de los tantos, de quienes tal vez nunca se tendrá noticia o de quienes nunca se conocerá ni siquiera el nombre, que en cada rincón del planeta sufren y pagan con la vida su fe en Jesucristo».

 

El informe alude también a casos controvertidos, como el del obispo camerunés Jean-Marie Benoit Bala, cuyo cuerpo fue hallado sin vida en las aguas del río Sanaga el 2 de junio. Un caso que las autoridades judiciales del país presentaron como un suicidio, mientras la Conferencia Episcopal insiste en que Jean Marie Benoît no se suicidó, sino que «fue brutalmente asesinado».

 

Fides adereza la exposición de los datos y la documentación (incluidos preciosos perfiles biográficos de cada una de las víctimas) con consideraciones para nada descontadas sobre la connotación martirial que marca el camino de la Iglesia a lo largo de la historia. Ojeando las páginas y las historias reunidas en el informe, se reconoce espontáneamente la razón por la que la Iglesia nunca se ha «quejado» ni ha organizado campañas de protesta o movilizaciones «contra» el martirio, sino que siempre ha reconocido a los mártires como vencedores, como aquellos que comparten en beneficio de la propia generación la pasión redentora de Cristo.

 

«La Iglesia –repitió el Papa Francisco el 22 de abril pasado, cuando visitó en Roma la Iglesia de San Bartolomé, en la que se encuentran las reliquias de muchos mártires del siglo XX– es la Iglesia si es Iglesia de mártires. Y los mártires son los que… han tenido la gracia de confesar a Jesús hasta el final, hasta la muerte. Ellos sufren, ellos dan vida y nosotros recibimos la bendición de Dios por su testimonio». Al respecto, la Fides confirma que la memoria del sacrificio de los agentes pastorales se renueva en el tiempo, convirtiéndose en apoyo y aliento para que las comunidades sigan sus huellas. Entre otras historias, se recuerda el caso del padre Juan Heraldo Viroche, conocido por su lucha en contra del narcotráfico, que fue hallado sin vida en su vivienda en Tucumán, a unos 70 kilómetros de la capital de Argentina, el 5 de octubre de 2016. A un año de su muerte, la misa en recuerdo del padre Viroche, concelebrada por muchos sacerdotes que trabajan para salvar a jóvenes destrozados por la droga, tuvo una enorme participación juvenil.

 

El informe de la Fides recuerda también el caso del obispo lazarista holandés, monseñor Frans Schraven, y de los ocho misioneros europeos asesinados por los soldados japoneses cuando trataron de defender a las más de 200 chicas chinas que los militares del ejército invasor querían reducir a la esclavitud sexual. Este año los que recordaron su martirio fueron incluso estudiosos y profesores del Instituto de estudios cristianos de la Academia china de Ciencias Sociales, que organizó el 25 de octubre en Pekín el congreso “The Conference on the 80th anniversary of Zhengding Church massacre at the start of the anti-Japanese War”, en colaboración con el Instituto Cultural de Faith de la Iglesia católica.

 

Entre las causas de beatificación de agentes pastorales asesinados, la Fides recuerda la del comboniano Ezechiele Ramin, que vio concluir su fase diocesana el pasado 25 de marzo. Ezechiele, asesinado en Brasil el 24 de julio de 1985, había llegado un año antes desde Italia y debía ir a Cacoal, en Rondonia, «en donde se interesó profundamente por la problemática indígena de la repartición de las tierras. El 24 de julio de 1985 fue asesinado en una emboscada, mientras volvía de un encuentro con algunos campesinos que habían ocupado algunas tierras, a quienes pidió que se retiraran. Pocos días después, el Papa Juan Pablo II habló de él como de un “mártir de la caridad”».

 

El informe de la Fides también recuerda que el pasado 13 de abril, Jueves Santo, el arzobispo de Rouen, Dominique Lebrun, anunció la apertura de la fase diocesana de la causa de beatificación de Jacques Hamel, degollado en el altar el 26 de julio de 2016 por la mañana, mientras estaba celebrando la misa en la iglesia de Saint Etienne du Rouvray, en Normandía, por dos hombres militantes del llamado Estado Islámico. El Papa Francisco concedió la dispensa para abrir, pocos meses después de su asesinato, el proceso de Beatificación. También el caso del inerme y anciano sacerdote francés, asesinado frente al altar de la eucaristía, muestra en sus rasgos más elementales qué es verdaderamente el martirio cristiano. Y ayuda a vencer el olvido que tantas veces parece opacar ese rasgo incomparable del ser cristianos en el mundo. Una costra de equívocos alimentados no solo por la propaganda yihadista (que exalta como “mártires” a los kamikazes), sino también por ciertas fórmulas arrojadas constantemente por la red de aparatos y opinionistas que se movilizan sin tregua para “defender” a los cristianos perseguidos.