Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Declaración ONU sobre cuestiones de salud humana

Declaración de guerra al alcohol, el tabaco y el azúcar

OPS/OMS
Un trabajador de la salud mide los niveles de azúcar en sangre de un paciente

27 Septiembre 2018

En la Asamblea General de la ONU, los Estados han firmado una declaración política para tomar medidas contra las enfermedades no transmisibles como el cáncer, la diabetes y la hipertensión, muchas de ellas causadas por el tabaquismo, el alcoholismo y el abuso de los dulces, la falta de actividad física y la contaminación del aire.

Los jefes de Estado y de Gobierno que asisten a la Asamblea General de la ONU se han comprometido a adoptar 13 nuevas medidas para combatir las enfermedades no transmisibles, como la limitación de la publicidad de las bebidas alcohólicas, la prohibición de fumar en determinados espacios y los impuestos a las bebidas azucaradas.

Un 70 por ciento de las muertes en todo el mundo se producen por enfermedades como el cáncer, la diabetes y dolencias cardiacas y respiratorias.  El 85 por ciento de los fallecidos vivían en países en desarrollo.

Ante la magnitud de las cifras, la ONU ha organizado un evento de alto nivel coincidiendo con el debate de la Asamblea General en su sede de Nueva York

En la declaración política adoptada, los países también se comprometen a poner freno a la obesidad infantil, promover la actividad física regular, reducir la contaminación del aire y mejorar la salud y el bienestar mental.

“Estas enfermedades roban a la gente la capacidad de ganarse la vida y alimentan un ciclo de pobreza para las familias y comunidades”, dijo la vicesecretaria general, Amina Mohammed. “El coste es enorme, no solo para las personas afectadas, sino para los presupuestos nacionales, los sistemas de salud y la economía global”.

Las expectativas de futuro no son buenas si no se toman medidas urgentes. Son enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida actual y la degradación del medio ambiente.  El aire, cada vez más contaminado, mata a siete millones de personas al año. Y en un mundo en el que aún se lucha para acabar con el hambre, el sobrepeso y la obesidad están por los aires.

Estas enfermedades, dijo Mohammed, requieren promover la prevención y la sanidad universal.

OPS/Jane Dempster
Una mujer recibe la vacuna contra el papiloma humano en Bogotá, Colombia.

Precisamente, a los países que se niegan a crear un sistema de salud pública argumentando que tiene un costo muy alto, el director de la Organización Mundial de la Salud les recordó que, por cada dólar invertido en prevención, se recuperan siete.

El Dr. Tedros detalló algunas de las medidas que propone su Organización como campañas de educación pública sobre hábitos saludables, vacunas contra el virus del papiloma para evitar el cáncer de cérvix o tratamientos contra la hipertensión y la diabetes. La OMS estima que estas políticas podrían conducir a un crecimiento económico de 350 millones de dólares en países de ingresos medios y bajos de aquí a 2030.

Para hacer visible la magnitud del problema, Dr. Tedros pidió a los presentes que se pusieran de pie si habían sufrido una de estas enfermedades o perdido a un ser querido por ellas. Poco a poco los panelistas y asistentes se fueron poniendo en pie. “No veo a nadie sentado. Ahora multiplíquenlo por 82.000. Eso da 41 millones de personas que mueren prematuramente cada año”.

En la declaración política aprobada, también se hace un llamamiento a la industria alimentaria para que  reduzca los contenidos de sal, azúcares libres, grasas saturadas y ácidos grasos trans de producción industrial; mejore el etiquetado nutricional de los alimentos y limite la comercialización de alimentos y bebidas poco saludables para los niños.
“Nadie sobra en la tarea de reducir estas muertes un tercio de aquí a 2030, por eso han incluido a otros actores como la sociedad civil y el sector privado”, explicaba el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que ha sido  reconocido por la OMS por su lucha contra el tabaquismo. “No aceptamos el involucramiento de la industria tabacalera que es la única industria que mata a sus propios consumidores”.

Vázquez subrayó que para vencer a estas enfermedades es necesario contar con “el compromiso político al más alto nivel”.  “El costo de la inacción es demasiado alto para la gente; si ignoramos esa realidad o fracasamos en esa lucha, ¿cómo será la humanidad del mañana?”, se preguntó el mandatario uruguayo.

“La enfermedad es asunto de médicos, pero la salud pública es de todos”, aseveró y reiteró: “Ahora, es hora de actuar”.

Anuncios


Deja un comentario

Venezuela: vuelve el virus endémico del sarampión.

El sarampión se vuelve endémico en Venezuela

Foto: OMS/OPS
Una niña recibe la vacuna contra el sarampión. Foto: OMS/OPS

24 Agosto 2018

En la gran mayoría de países latinoamericanos no se presenta un caso endémico hace más de 18 años. Hasta el 20 de agosto se habían registrado en Venezuela más de 3500 casos confirmados y 62 muertes.

La Organización Panamericana de la Salud pidió aumentar rápidamente la cobertura de vacunación para frenar la propagación del sarampión en América Latina y el Caribe, ya que la transmisión endémica del virus se ha reestablecido en Venezuela.

“Es vital que continuemos vacunando para llegar a más del 95% de nuestros niños en todas partes”, afirmó Carissa Etienne, directora general de la OPS. “También debemos fortalecer la vigilancia epidemiológica nacional y establecer equipos de respuesta rápida para prevenir nuevos casos y detener los brotes”, subrayó.

Venezuela notificó los primeros casos de sarampión del brote actual en julio de 2017, un genotipo originalmente reportado en Asia y más tarde en Europa. Hasta el 20 de agosto, el país había reportado 3.545 casos confirmados, incluidas 62 defunciones. Otros diez países de la región reportaron un total de 1.459 casos confirmados y seis muertes.

Una enfermedad se considera endémica cuando afecta de manera permanente o por largos periodos de tiempo a la misma zona o región.

La OPS y sus socios están trabajando con el país para aumentar la cobertura de vacunación, fortalecer la vigilancia epidemiológica e interrumpir la transmisión.

También se han movilizado recursos financieros para apoyar la compra de vacunas y otros suministros, así como actividades de cooperación para detener la propagación.

La eliminación de la enfermedad

En 2016, la región de las Américas se convirtió en la primera del mundo en obtener la certificación de eliminación del sarampión tras años de esfuerzos de vacunación. La gran mayoría de los países de la región registraron sus últimos casos endémicos hace más de 18 años.

El hecho de que una enfermedad haya sido eliminada no significa que ya no exista, sino que esta no circula en un área específica. Un país ya no se considera libre de sarampión cuando el mismo tipo de virus ha estado circulando durante más de 12 meses continuos en su territorio.

“El regreso de la circulación del virus endémico del sarampión a un país de la región, así como los brotes actuales, son una muestra de que existen brechas en la cobertura de vacunación que se deben cerrar en forma urgente”, afirma la OPS en un comunicado.

La circulación del sarampión en otras regiones del mundo ha representado siempre una amenaza para sostener la eliminación del virus en las Américas, ante la posibilidad de que casos importados reintroduzcan el virus entre personas no vacunadas. En 2017, se reportaron 149.142 casos a nivel mundial, de los cuales el 0,6% (895) fueron de las Américas.

El sarampión es una enfermedad viral altamente contagiosa que puede causar graves problemas de salud e incluso la muerte.


Deja un comentario

Monsanto condenada por venta de un herbicida cancerígeno.

La sentencia de Monsanto, una “victoria para los derechos humanos”

FAO/Danfung Dennis
Trabajadores agrícolas aplican pesticida a un cultivo en Afganistán.

15 Agosto 2018

Expertos de la ONU aplauden la decisión contra la multinacional química por no haber advertido de los efectos cancerígenos de un herbicida.

Dos relatores especiales* de las Naciones Unidas celebraron este miércoles el fallo de un tribunal de California que obliga a la empresa Monsanto a indemnizar con 289 millones de dólares a un jardinero estadounidense que padece cáncer terminal.

El pasado 10 de agosto la Corte Suprema de California declaró a la multinacional Monsanto como responsable del cáncer que padece el jardinero Dewayne Johnson, ya que la empresa no colocó una etiqueta en sus herbicidas advirtiendo que su uso continuado podría causar cáncer.

La sentencia se basa en los resultados de un estudio del año 2015 de la Organización Mundial de la Salud que considera al glisofato, un componente esencial del herbicida Roundup que usó Johnson, como “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.

“El fallo reconoce las posibles correlaciones entre el cáncer y los herbicidas de Monsanto que contienen glisofato, entre ellos el RoundUp, y la negligencia de la empresa de no informar a los usuarios sobre los riesgos de cáncer”.

Los relatores especiales consideraron la resolución como “un importante logro para los derechos humanos de las víctimasy el reconocimiento de las responsabilidades de las empresas químicas”.

La resolución también indicó la existencia de documentos internos de Monsanto que demostraban que la empresa conocía los efectos cancerígenos del herbicida en las personas.

Los expertos lamentaron que la sentencia llega demasiado tarde para Johnson y destacaron que ninguna indemnización puede compensar por su vida.

Añadieron que la sentencia es importante pero no definitiva y que Monsanto presentará un recurso apelación.

*La relatora especial sobre el derecho a la alimentación, Hilal Elver, y el relator especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental, Dainius Pūras.


Deja un comentario

Congo; nuevos brotes de ébola. Y la actuación de MSF

Médicos Sin Fronteras responde ante el nuevo brote de Ébola

Durante la primera semana de intervención, la organización ha establecido unidades de aislamiento y tratamiento en el epicentro de la crisis, y está brindando apoyo al sistema de salud local para que permanezca funcional.

Ciudad del Vaticano

El décimo brote de Ébola en la República Democrática del Congo se declaró el 1 de agosto en la provincia de Kivu Norte, en la parte noreste del país. Hasta el momento, las autoridades de salud han reportado 74 casos y 34 muertes.

Formación para prevenir

Durante la primera semana de intervención, los equipos sanitarios de Médicos Sin Fronteras (MSF), coordinados con el Ministerio de Salud, establecieron una unidad de tratamiento en la ciudad de Mangina, el epicentro del brote, con 30 camas en las tiendas de aislamiento. Asimismo, se instaló una segunda unidad de aislamiento en Beni, una ciudad de 400.000 habitantes, que está a 45 minutos de viaje.

Por otra parte, el personal de la organización está ofreciendo capacitación en cuestión de prevención y control de infecciones a los centros de salud de los alrededores: uno de los elementos clave de la respuesta es asegurarse de que el resto del sistema de salud siga funcionando, a fin de preservar la continuidad de la atención para los demás pacientes.

Limitar la propagación

“Tenemos que enfrentarnos varios retos”, asegura Gwenola Seroux, responsable de emergencias de MSF, en declaraciones al departamento de comunicación de la organización.

“El primero es limitar la propagación de la epidemia, y para lograrlo es necesario proteger del virus a los trabajadores sanitarios y las instalaciones de salud. Las vacunaciones que el Ministerio de Salud está comenzando a realizar, son otra parte crítica de este esfuerzo”.

 

Los demás proyectos de MSF en la región han elevado sunivel de alerta y han puesto en marcha procedimientos para salvaguardar las actividades existentes del riesgo de contaminación; entre estas actividades se incluyen proyectos de MSF que brindan atención a pacientes pediátricos, pacientes con desnutrición y a supervivientes de violencia sexual en Lubero y Bambu-Kiribizi, y en el hospital en Rutshuru.

Alrededor de 800 contactos de pacientes con Ébola ya han sido identificados por las autoridades de salud y están siendo monitorizados para controlar cualquier síntoma temprano de la enfermedad.

Ébola: un virus en zona de conflicto

Hay más desafíos debido al contexto: la región donde se ha presentado el brote se ha caracterizado durante mucho tiempo por la violencia constante.

“Es la primera vez que realizamos una respuesta a un brote de Ébola en un área de conflicto”, afirma Gwenola Seroux. “Esto hará que la respuesta sea aún más difícil, especialmente a la hora de limitar la propagación de la enfermedad en áreas de difícil acceso. Nuestra capacidad para avanzar en el terreno será limitada”.


Deja un comentario

Congo: la OMS declara resuelto el último brote de ébola.

Llega a su fin el brote de ébola en la República Democrática del Congo

UNICEF / Naftalin
Trabajadores de la salud se preparan para tratar a pacientes de ebola en el hospital de Bikoro en la República Democrática del Congo

24 Julio 2018

La Organización Mundial de la Salud felicito al país por su rápida respuesta y pidió que tomara esta victoria como impulso para luchar contra otros males como la poliomielitis y el cólera que afectan a la población congolesa.

El noveno brote de ébola en la República Democrática del Congo llegó oficialmente a su fin este martes luego de un esfuerzo internacional concertado para contener la amenaza. El Ministerio de Salud del país declaró el fin de la epidemia después de que no se hayan detectado casos en 42 días.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) felicitó a la nación, así como a todos quienes trabajaron para terminar con la epidemia y les pidió que extendieran esta victoria en la lucha contra otras enfermedades.

“El Gobierno respondió rápidamente, pidió el apoyo cuando fue necesario e informó al público sobre los riesgos de la enfermedad. Este tipo de liderazgo salva vidas “, declaró Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la Organización.

Hablando desde el país, el Dr. Tedros elogió los “esfuerzos incansables” de los equipos locales en la lucha contra la enfermedad mortal, que cobró 29 vidas.

A diferencia de los brotes de ébola anteriores en el país, este involucró cuatro lugares separados, incluido un centro urbano con conexiones fluviales a la capital y a los países vecinos, así como aldeas remotas de la selva tropical. Hubo preocupaciones iniciales de que la enfermedad se propagara a otras partes de la República Democrática del Congo y a los países vecinos.

La amenaza se minimizó gracias a la liberación de dos millones de dólares del Fondo de Contingencia para Emergencias de la OMS pocas horas después de que se declarara el brote el 8 de mayo. La Organización desplegó un equipo para aumentar la capacidad en el terreno y activó un sistema de gestión de incidentes de emergencia.

Tedros instó al Gobierno y a la comunidad internacional a aprovechar el impulso positivo generado por la contención rápida del brote de ébola.

“Juntos debemos trabajar para hacer frente a otros brotes que enfrenta el país, como el cólera y la poliomielitis. Juntos, debemos trabajar para salvar las vidas de 300.000 niños que mueren cada año por causas prevenibles”, agregó.

Tedros aseguró que los congoleños merecen estar protegidos de todos los riesgos de salud, no solo de aquellos que “aparecen en los titulares internacionales”.

La Organización destacó también “la tremenda capacidad” de los países africanos, ya que más de tres cuartas partes de las 360 personas desplegadas para responder a la emergencia eran de la región. Decenas de expertos de Guinea pasaron semanas llevando a cabo los esfuerzos de vacunación contra el ébola, transfiriendo conocimientos que permitirán al país organizar una respuesta eficaz tanto dentro de sus fronteras como fuera de ellas.


Deja un comentario

El SIDA o AIDS hoy en el mundo. Preocupación. Informe ONU

La respuesta mundial contra el VIH, en un punto precario

World/Masaru Goto
Una mujer que sufre de VIH/SIDA en Camboya utiliza un bastón para regresar a su cama en el hospital.

18 Julio 2018

Las nuevas infecciones están aumentando en alrededor de 50 países, las muertes relacionadas con el SIDA no están disminuyendo lo suficiente y en torno a un 40% de los pacientes no tiene todavía acceso a un tratamiento. La ONU advierte que el progreso no es suficiente para alcanzar los objetivos fijados para el 2020.

El ritmo del progreso en la lucha contra el virus de la inmunodeficiencia humana o VIH no se corresponde con las aspiraciones acordadas y se necesita actuar inmediatamente para aumentar ese ritmo, advirtió ONUSIDA a los Estados este miércoles en París.

Un nuevo informe de la agencia especializada asegura que la respuesta mundial está en un punto precario si se espera cumplir con los objetivos fijados para 2020, entre los cuales se encuentran doblar el número de personas en tratamiento, acelerar el alcance de la prevención y detener las nuevas infecciones en niños.

“Estamos haciendo sonar la alarma”, dijo Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. “Regiones enteras se están quedando atrás, los enormes logros que hemos alcanzado para los niños no se mantienen, las mujeres siguen siendo las más afectadas, los recursos aún no corresponden con los compromisos políticos y las poblaciones clave continúan siendo ignoradas. Todos estos elementos están frenando el progreso y deben abordarse urgentemente”.

Regiones enteras se están quedando atrás, los enormes logros que hemos alcanzado para los niños no se mantienen.

Las preocupantes cifras

Las nuevas infecciones han disminuido en solo un 18% en los últimos siete años, de 2,2 millones en 2010 a 1,8 millones en 2017. Aunque es casi la mitad del número de infecciones nuevas en comparación con la cantidad máxima de 1996 (3,4 millones), la disminución no es lo suficientemente rápida para alcanzar el objetivo de menos de 500.000 para 2020.

Además, las infecciones están aumentando en unos 50 países. En Europa oriental y Asia central, el número anual se ha duplicado, mientras que en Medio Oriente y África del Norte ha aumentado en una cuarta parte.

Debido al impacto de la implementación de la terapia antirretroviral, el número de muertes relacionadas con el SIDA es el más bajo de este siglo (940.000). Sin embargo, el declive no es lo suficientemente rápido para alcanzar el objetivo de 2020 de llegar a menos de 500.000.

UNAIDS/Laurence Geai
Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, durante el lanzamiento del último informe sobre la situación del VIH a nivel mundial, en París, Francia.

Tratamiento insuficiente

Casi el 60% de los 36,9 millones de personas que viven con el VIH estaban en tratamiento en 2017, un logro importante, pero insuficiente, ya que se necesita un aumento anual de 2,8 millones de pacientes para lograr la meta, y hay indicios de que la tasa se está desacelerando.

África occidental y central es la zona más rezagada en esa área, ya que solo el 26% de los niños y el 41% de los adultos que viven con el virus tenían acceso a tratamiento en 2017.

Niños y poblaciones vulnerables

El informe de ONUSIDA asegura que los logros obtenidos para los niños no se mantienen. Las nuevas infecciones por el virus entre los pequeños han disminuido solo un 8% en los últimos dos años, solo la mitad de todos los niños que viven con el VIH reciben tratamiento y 110.000 murieron de enfermedades relacionadas con el SIDA en 2017.

Aunque el 80% de las embarazadas que viven con el VIH tenían acceso a medicamentos antirretrovirales para prevenir la transmisión a sus hijos en 2017, 180.000 niños contrajeron el VIH durante el parto o la lactancia, lejos del objetivo de menos de 40.000 para finales de 2018.

Además, las poblaciones más vulnerables representaron casi la mitad de las nuevas infecciones a nivel mundial.

“El derecho a la salud universal es innegociable “, dijo el Sidibé. “Las trabajadoras sexuales, los hombres homosexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los presos, los migrantes, los refugiados y las personas transgénero se ven más afectados por el VIH, pero aún se los excluye de los programas de prevención y tratamiento. Se necesitan más inversiones para llegar a estas poblaciones clave”, recalcó.

El derecho a la salud universal es innegociable.

Otras áreas de preocupación para ONUSIDA son el persistente estigma y discriminación, la violencia contra la mujer, las personas que viven tanto con VIH como con tuberculosis y la falta de fondos.

¿Cómo avanzar?

Desde ciudades en el sur de África hasta aldeas remotas en el Amazonas y megaciudades en Asia, las docenas de innovaciones contenidas en las páginas del informe muestran que la colaboración entre los sistemas de salud y las comunidades individuales puede reducir con éxito el estigma y la discriminación y brindar servicios a la mayoría de las personas que más los necesitan.

Estos enfoques innovadores continúan impulsando las soluciones necesarias para alcanzar los objetivos 2020.

“Cuando la prevención combinada del VIH -incluidos los condones y la circuncisión médica masculina voluntaria- se lleva a cabo a escala, se logran disminuciones a nivel poblacional en las nuevas infecciones por el VIH. La profilaxis oral previa a la exposición (PrEP) está teniendo un impacto, particularmente entre las poblaciones clave. Ofrecer pruebas de VIH y asesoramiento a familiares y parejas sexuales de personas diagnosticadas con VIH ha mejorado significativamente el acceso a las pruebas”, asegura ONUSIDA.

Cifras clave

En 2017, se estima que:

  • 36,9 millones de personas en todo el mundo vivían con el VIH.
  • 21,7 millones tenían acceso a tratamiento.
  • 1,8 millones se infectaron recientemente con VIH.
  • 940.000 de personas murieron a causa de enfermedades relacionadas con el SIDA.


Deja un comentario

Asamblea anual de la OMS. Perspectivas.

Fortalecer la OMS para defender la salud de siete mil millones de personas

Bloomberg Philanthropies/Kuni Takahashi
Un grupo de niños en Matlad, Bangladesh. La Organización Mundial de la Salud promueve el compromiso político para que siete mil millones de personas tengan acceso a servicios sanitarios.

21 Mayo 2018

Tras setenta años de vida de la Organización Mundial de la Salud, su director general ha asegurado que el trabajo de la agencia no ha hecho más que comenzar y resulta imprescindible reforzar su mandato.

La asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud ha comenzado este lunes y se desarrollará hasta el 26 de mayo en la ciudad de Ginebra. El dirigente de la agencia, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lo ha inaugurado enfatizando que “en este mundo, no existe ningún bien más preciado que la salud”.

La reunión busca aprobar un plan estratégico de cinco años que ayudará a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con la salud.

Tras siete décadas de trabajo, las previsiones de salud han mejorado de forma notable: la esperanza de vida ha aumentado 25 años, se han salvado millones de vidas y se han erradicado enfermedades como la viruela.

El titular ha recordado que el personal trabaja cada día para defender la salud de siete mil millones de personas. Ha hecho referencia, entre otros problemas, a la situación sanitaria de los desplazados que viven en Maiduguri, Nigeria, o a la desesperación de los yemenís ante los problemas de malnutrición infantil en su país.

Según los estudios, menos de la mitad de la población tiene acceso a servicios sanitarios, alrededor de 100 millones de personas caen en la pobreza porque deben pagar por recursos de salud y cerca de 15.000 niños mueren antes de cumplir los cinco. Todo ello resulta “inaceptable”, añadió.

Por ese motivo, el trabajo de la Organización “no ha hecho más que empezar”. Para fortalecer su labor es necesario contar un programa de actuación sólido a largo plazo, promover el compromiso político, y fomentar la colaboración con otras agencias y entidades de los sectores público y privado, ha indicado el representante.

Programa General de Trabajo

Listado de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

ONU

 

Uno de los objetivos es aprobar la agenda de actuación establecida para 2019-2023. El programa, cuyo borrador se publicó en abril, pretende que mil millones de personas más:

  • Se beneficien de cobertura sanitaria universal.
  • Estén mejor protegidos ante emergencias de salud.
  • Disfruten de un mayor nivel de bienestar.

“Estamos transformando nuestra forma de trabajar para alcanzar una visión del mundo en que la sanidad se convierta en un derecho para todos”, señaló Tedros.

Campaña de vacunación contra el ébola en el Congo

Tedros también ha hecho referencia al reciente brote de ébola en la República Democrática del Congo que, a pesar de no haber sido declarada una emergencia sanitaria internacional, continúa siendo una seria amenaza: se han detectado 46 casos, 21 confirmados en laboratorio, 21 sospechosos y 4 probables. De ellos, 26 personas han fallecido, aunque solo se ha confirmado que 2 de los muertos tenían el virus.

La seguridad y la cobertura sanitaria universal son dos caras de la misma moneda.

Este lunes comienza la campaña de vacunación en el país. Los primeros en recibir las dosis serán quienes trabajan en la respuesta al brote y, en los próximos días, se vacunará a 600 personas que hayan podido estar en contacto directo o indirecto con alguno de los contagiados. Por el momento, se han entregado más de 7500 dosis de la vacuna.

“El brote ilustra una vez más que la seguridad y la cobertura sanitaria universal son dos caras de la misma moneda. Lo mejor que podemos hacer para prevenir brotes en el futuro es fortalecer los sistemas sanitarios en todo el mundo”, decía el director de la Organización Mundial de la Salud durante la asamblea anual del organismo.

Oportunidades para la juventud

Refiriéndose a la necesidad de convertir a la Organización en una entidad sólida y efectiva, el titular ha resaltado la contribución de los jóvenes, cuya experiencia supone “una inversión importante a la hora de fomentar la capacidad nacional”.

Reconoce que los becarios deben recibir un mejor trato, dado que en algunos casos “se les utiliza como forma gratuita de trabajo en vez de como una inversión en juventud”.

Actualmente, se han mejorado sus condiciones laborales a través de la concesión de seguros médicos, cupones para comer y vacaciones. De cara al futuro, se prevé que aquellos que requieran ayuda financiera puedan recibir un salario y se están creando programas para permitir que jóvenes de países de ingresos medios y bajo puedan estudiar en el extranjero.

“Estoy decidido a convertir la OMS en un empleador atractivo para los jóvenes profesionales sanitarios de todo el mundo”, señaló Tedros.

Igualdad

El titular ha reconocido los logros de la organización en cuanto al género: por primera vez, hay un mayor número de mujeres que de hombres en los puestos directivos.

A pesar de ello, indica, todavía queda mucho por hacer para asegurar que exista equilibrio de género y garantizar la diversidad geográfica en toda la Organización.

Con respecto a los casos de abuso sexual que se han dado en varias organizaciones humanitarias y de desarrollo, Tedros subraya que la agencia tiene una política de tolerancia cero con el abuso y la explotación sexual y que la aplica de manera firme desde su sede hasta en las oficinas más pequeñas.

La Asamblea de la Organización Mundial de la Salud

La Asamblea es el órgano de toma de decisiones de la Organización. La reunión recibe a ministros de salud y delegaciones de 194 países, todos los Estados Miembros, y se centra en el programa sanitario preparado por el Consejo Ejecutivo.

Sus funciones principales son: determinar las políticas de la agencia, supervisar las políticas financieras y, revisar y aprobar los presupuestos.

Para seguir el evento.