Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Salud: pobreza y asistencia médica. El Papa.

Mensaje del Santo Padre a los participantes en la XXXII Conferencia Internacional sobre el tema “Enfrentar las disparidades mundiales en materia de salud” (Aula Nueva del Sínodo, 16-18 noviembre 2017)

Sigue el mensaje que Santo Padre Francisco ha enviado a los participantes en la  XXXII Conferencia Internacional sobre el tema “Enfrentar las disparidades mundiales en materia de salud” organizada por el  Dicasterio para el Serviciodel Desarrollo Humano Integral en colaboración con el Comité  Internacional de Instituciones Sanitarias Católicas.
Mensaje del Santo Padre
Para el venerado hermano El cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson Prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral Quisiera extender mi saludo cordial a los participantes en la XXXII Conferencia Internacional sobre el tema “Enfrentar las disparidades mundial en materia de salud”. Doy las gracias de todo corazón a  quienes  han colaborado en este  evento, en particular al Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y al Comité  Internacional de Instituciones Sanitarias Católicas.
La conferencia del año pasado, no obstante algunos datos positivos sobre la esperanza de vida y la lucha contra las enfermedades a nivel mundial, mostró la gran brecha entre los países ricos y los países pobres en el acceso a las curas y tratamientos sanitarios . Por lo tanto, se decidió abordar la cuestión de las disparidades sociales, económicas, ambientales y culturales y los factores sociales que las alimentan. La Iglesia no puede por menos que interesarse de ello, sabiendo que su misión, orientada al servicio del ser humano creado a imagen de Dios, es también hacerse cargo  del cuidado de su dignidad y de sus derechos inalienables.
En la nueva Carta  de los agentes sanitarios está escrito, en este sentido,  que “el derecho fundamental a la protección de la salud  atañe al valor de la justicia, según el cual no hay distinciones de pueblos y naciones, teniendo en cuenta las condiciones objetivas de vida y el desarrollo de los mismos en la búsqueda del bien común, que es al mismo tiempo el bien de todos y de cada uno “(No.141). La Iglesia sugiere que la armonización del derecho a la protección de la salud y el derecho a la justicia esté garantizada  por una distribución equitativa de las estructuras sanitarias y de los recursos financieros de conformidad con los principios de solidaridad y subsidiariedad.  Como recuerda la Carta, “también  los responsables  de las actividades sanitarias  deben sentirse interpelados  en modo fuerte y singular, conscientes de que “mientras los pobres del mundo siguen llamando a la puerta de la opulencia, el mundo rico corre el riesgo de no escuchar ya estos golpes a su puerta, debido a una conciencia incapaz de reconocer lo humano “(91, Benedicto XVI, Caritas in veritate, 75).
Me alegra saber  que  la Conferencia haya redactado un proyecto para contribuir a abordar estos desafíos de forma  concreta: el establecimiento de una plataforma operativa de compartición  y colaboración entre  las instituciones sanitarias católicas   presentes en diferentes contextos geográficos y sociales.  Animo, de buen grado, a los actores de este proyecto para perseverar en el esfuerzo , con la ayuda de Dios.  A ello están  llamados  en primer lugar los profesionales de la salud y sus asociaciones profesionales, llamados  a hacerse promotores de una sensibilización cada vez mayor en las instituciones, los organismos  de asistencia y la industria sanitaria  para que todos puedan beneficiarse del derecho a la protección de la salud. Ciertamente,  esto  no depende solamente de la asistencia sanitaria, sino también de factores económicos, sociales, culturales y de toma de decisiones complejos. Por lo tanto, ” La necesidad de resolver las causas estructurales de la pobreza no puede esperar, no sólo por una exigencia pragmática de obtener resultados y de ordenar la sociedad, sino para sanarla de una enfermedad que la vuelve frágil e indigna y que sólo podrá llevarla a nuevas crisis. Los planes asistenciales, que atienden ciertas urgencias, sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras. Mientras no se resuelvan radicalmente los problemas de los pobres, renunciando a la autonomía absoluta de los mercados y de la especulación financiera y atacando las causas estructurales de la inequidad, no se resolverán los problemas del mundo y en definitiva ningún problema. La inequidad es raíz de los males sociales “( Evangelii gaudium, 202).
También me gustaría detenerme en un aspecto indispensable, especialmente para aquellos que sirven al Señor  dedicándose  a la salud de los hermanos. Si el aspecto organizativo  es crucial para proporcionar los debidos cuidados  y ofrecer la mejor atención al ser humano, también es necesario que no falte nunca en los agentes sanitarios,  la dimensión de la escucha, de la compañía y del apoyo a la persona. Jesús, en la parábola del Buen Samaritano, nos muestra las  actitudes a través de las cuales podemos hacer concreto el cuidado de nuestro prójimo marcado por el sufrimiento. El  samaritano,  primero “ve”, se da cuenta y “tiene compasión” por el hombre desnudo y herido. Esa compasión no es solamente un  sinónimo de pena  o tristeza, es algo más: indica la predisposición a entrar en el problema, a ponerse en la situación del otro. Aunque los seres humanos no pueden igualar la compasión de Dios que entra  corazón del hombre y habitándolo lo regenera, sin embargo, pueden  imitarla  “se acercó”, “vendó sus heridas”, “se hizo cargo”, “lo cuidó” (cf. Lc 10: 33-34). Una organización sanitaria  eficiente y capaz de abordar las disparidades no puede olvidar su fuente primaria:  la compasión, del  médico, del enfermero, del agente, del  voluntario,  de todos los que por este camino  pueden restar al dolor  la soledad y la angustia.
La compasión es un camino privilegiado para construir la justicia, ya que, ponerse en la situación del otro, no sólo nos permite  ver sus fatigas, dificultades y miedos , sino también  descubrir, dentro de la fragilidad que caracteriza a todo ser humano, su valor precioso y único, en una palabra: la dignidad. Porque la dignidad humana es el fundamento de la justicia, mientras el descubrimiento del valor inestimable de cada hombre es la fuerza que nos impulsa a superar con entusiasmo y abnegación  la disparidad.
Deseo, por último,  dirigirme a los representantes de algunas empresas farmacéuticas  convocados aquí en Roma para abordar el problema del acceso a terapias antirretrovirales en la edad pediátrica. Hay un pasaje en la nueva Carta  de los agentes sanitarios que quisiera confiaros : “Si es innegable  que el conocimiento científico y la investigación de las empresas farmacéuticas tienen  leyes propias a las que atenerse, como, por ejemplo, la protección de la propiedad intelectual y un equitativo beneficio como apoyo a la innovación, deben encontrar la  composición adecuada con el derecho de acceso a los tratamientos esenciales y \ o necesarios sobre todo en los países menos desarrollados, y esto especialmente en el caso de las denominadas “enfermedades raras” y “olvidadas”, a las que se acompaña el concepto de “medicamentos huérfanos”. Las estrategias sanitarias orientadas a la búsqueda de la justicia y el bien común han de  ser viables económica y éticamente. De hecho, mientras deben  salvaguardar la sostenibilidad, sea de la investigación sea  de los sistemas sanitarios,   tendrían al mismo tiempo que poner a disposición los  medicamentos esenciales en cantidades adecuadas, en formas farmacéuticas accesibles y de calidad garantizada, acompañados de una información precisa y a costes asequible para los individuos y las comunidades ” (No. 92).
Os agradezco el generoso compromiso con que ejercéis vuestra preciosa misión. Os doy la bendición apostólica y os  pido que me recordéis en  la oración.
Desde el Vaticano, 18 de noviembre de 2017

Anuncios


Deja un comentario

Vaticano: conferencia int. sobre la salud del 16 al 18 nov.

Comunicado del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral

Del  16 al 18 de noviembre de 2017 tendrá lugar en el Vaticano, en el Aula Nueva del Sínodo, la XXXII Conferencia Internacional, “Enfrentar las desigualdades mundiales en materia de salud”, organizada por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral, en colaboración con la Confederación Internacional de Instituciones Sanitarias  Católicas (CIISAC). La conferencia tiene como objetivo profundizar el problema de las desigualdades relacionadas con la salud en el mundo, en materia de servicios, enfrentado  varios desafíos del ámbito sanitario: la construcción de  un sistema económico al servicio de  la persona y de  una sociedad más justa e inclusiva; la capacidad de activar la asistencia personalizada no solo para el paciente, sino también para su familia; la repercusión de la innovación farmacéutica y el acceso a los medicamentos esenciales para todos; las problemáticas  de la bioética y la protección del derecho a la vida de todas las personas; la capacidad de gestión de los hospitales  para conciliar la eficiencia y la cercanía  con los más necesitados y los más pobres. Habrá sesiones especiales  dedicadas a la misión eclesial en los sectores de la asistencia y  a  la relación entre evangelización y  pastoral de la salud de la caridad de las instituciones sanitarias católicas. En el curso del congreso después de la apertura oficial por parte de S.E, el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado de Su Santidad,  intervendrán  el cardenal Peter K.A. Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral. el Dr. Christopher M. Dye, director de  Estrategia, Políticas e Información  de la Organización Mundial de la Salud, sobre el tema de las desigualdades sanitarias en la epidemiología mundial,  el Dr.  Anthony Tersigni, Presidente de CIISAC, y presidente y  CEO de  Ascensión , que hablará  de la actividad de los hospitales católicos para contrastar  las desigualdades  sanitarias, el cardenal  Jean Zerbo, arzobispo de Bamako, el cardenal Francesco Montenegro, arzobispo metropolitano de Agrigento; el cardenal Luis Antonio Tagle, arzobispo de Manila y presidente de Caritas Internationalis ; el cardenal William Jacobus Eijk, arzobispo metropolitano de Utrecht; el cardenal Mario Zenari, nuncio apostólico en Siria, el  Dr. Stefano Vella, presidente de AIFA. También estarán presentes  directores  de hospitales católicos de diversas partes del mundo, delegados de organismos caritativos y organizaciones humanitarias que siempre se han dedicado a la asistencia médica, representantes del sector  privado, empresarial  y banqueros. Está previsto el saludo de la ministra de  Sanidad de  la República Italiana,  Beatrice Lorenzin. El jueves, 16 de noviembre, a las 7.30 tendrá lugar una celebración eucarística en el altar de la cátedra de la  basílica de San Pedro, presidida por el Cardenal Turkson.


Deja un comentario

El Vaticano dejará de vender cigarrillos a sus empleados.

Declaración del director de la Oficina de Prensa, Greg Burke

Como respuesta a las preguntas de los periodistas sobre la decisión del Papa de interrumpir la venta de cigarrillos a los empleados de la Santa Sede, el director de la Oficina de Prensa, Greg Burke, ha emitido la siguiente declaración:
El Santo Padre ha decidido que el Vaticano dejará de vender cigarrillos a sus empleados a partir de 2018. El motivo es muy simple: la Santa Sede no puede colaborar a una práctica que perjudica claramente la salud de las personas. Según la Organización Mundial de la Salud,  cada año el tabaco es la causa de más de siete millones de muertes en todo el mundo.
A pesar de que los cigarrillos vendidos, a  precio descontado, a los empleados y pensionistas del Vaticano sean una fuente de ingresos para la Santa Sede, ningún beneficio puede ser legítimo si pone en peligro  la vida de las personas.


Deja un comentario

Exito en la lucha contra la poliomelitis. OMS

La erradicación de la poliomielitis está al alcance de la mano, según la OMS

Una enfermera vacuna contra la polio a niños y mujeres embarazadas en Uttar Pradesh, India. Foto: UNICEF/Prashanth Vishwanathan

24 de octubre, 2017 — En 2016 se registraron 37 casos de poliomielitis en el mundo, el número más bajo en la historia, informó este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el Día Mundial de la Polio.

En lo que va de año solo se han notificado 12 casos en Pakistán, Afganistán y Nigeria.

La enfermedad, muy contagiosa, es causada por un virus que invade el sistema nervioso y puede causar parálisis en cuestión de horas.

Desde el lanzamiento de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis en 1988, los casos han disminuido un 99%.

La celebración de este año es especial en América Latina, ya que el 2017 marca 26 años sin polio en la región.

Sin embargo, mientras haya un solo niño infectado, los niños de todos los países corren el riesgo de contraer la enfermedad, advierte la OMS. El desafío mayor es alcanzar a los niños en áreas remotas.

La poliomielitis afecta sobre todo a los menores de cinco años. Si bien no tiene cura, es prevenible. Cuando se administra varias veces, la vacuna antipoliomielítica puede conferir una protección de por vida.


Deja un comentario

El cólera en Yemen: datos estadísticos.

El cólera afecta a 370.000 personas y 5.000 más enferman diariamente en Yemen: OMS

Yemen afronta un brote de cólera que afecta a todo el país. Foto de archivo: OMS

21 de julio, 2017 — Yemen afronta un grave brote de cólera que afecta hasta el momento a cerca de 370.000 personas y ha causado la muerte de más de 1.800 de finales de abril a la fecha.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló hoy que el padecimiento afecta a los segmentos de población más vulnerables, como los menores de 15 años, que suman el 41% de los casos registrados, y los mayores de 60, que constituyen un tercio de las muertes.

La portavoz de la OMS en Ginebra, Fadela Chaib, destacó la gravedad de la situación en una rueda de prensa.

“Cada día hay 5.000 yemenitas más que se enferman con síntomas de diarrea aguda o cólera. La OMS y sus socios están destinando sus recursos y trabajo a tratar a los afectados por el brote y a reducir la diseminación del padecimiento”, explicó.

Detalló que esa labor incluye la ampliación del acceso de la población a agua limpia y saneamiento, además del establecimiento de centros de atención médica, capacitación de personal sanitario y trabajo informativo con las comunidades.

La OMS indicó que más de la mitad de las instalaciones de salud en Yemen han cerrado o funcionan parcialmente debido al conflicto en el país, lo que ha dejado a 14,8 millones de personas sin servicios médicos básicos.

Además 14,5 millones de personas carecen de acceso a agua potable y saneamiento porque la infraestructura ha sido destruida durante los enfrentamientos entre la coalición liderada por Arabia Saudita que respalda al gobierno reconocido de Yemen y los rebeldes houthies.


Deja un comentario

Bolivia: la minería y la salud de la población.

PERÚ – La salud de la población en situación de riesgo por la minería, denuncia el Arzobispo

viernes, 14 julio 2017ambiente   derechos humanos   indígenas  

La salud de la población en situación de riesgo por la minería, denuncia el Arzobispo

La Oroya (Agencia Fides) – Después de que el gobierno redujese los estándares de calidad ambiental (ECA) para facilitar la venta del complejo metalúrgico de La Oroya, el arzobispo de Huancayo, Mons. Pedro Barreto Jimeno, SJ, se ha pronunciado en contra de esta medida por ser perjudicial para la salud de la población
Mons. Barreto Jimeno ha señalado que desde 1928 el Estado se ha enriquecido a costa de la población de esta zona, de tradición minera, y no va a permitir que se retorne a esa situación. “El Estado desde 1928 ha recibido impuestos y se ha enriquecido a costa de la vida y la salud de la población y una vez más el Estado quiere volver a las andadas de corrupción, pero en esta ocasión va contra la vida de la población”, ha dicho severamente.
En la nota enviada a la Agencia Fides por una fuente local, se lee que el gobierno ha permitido que las mineras emitan hasta 250 microgramos de dióxido de azufre, cuando anteriormente el límite máximo era 20. Al respecto el decano del colegio de Ingenieros, Fredy Matos, ha expresado su disconformidad con esta flexibilidad porque la salud de la población será la principal consecuencia de ello.
La historia de la minería en la zona se ha prolongado durante un largo tiempo. La Iglesia había expresado una opinión positivamente sobre la reactivación del complejo metalúrgico de La Oroya, pero sólo después de que se garantizasen la vida, la salud y el trabajo decente para los trabajadores (véase Fides 1/03/2012). (CE) (Agencia Fides, 14/07/2017)


Deja un comentario

Sudán del sur: el cólera llega a los campos de refugiados.

Jartum (Agencia Fides) – Tras los casos de cólera detectados en el Nilo Blanco y en el Estado Septentrional (ver Fides 14/6/2017), ha llegado el turno de los campos de refugiados de la zona sudsudanesa y de Darfur del Este. Se han registrado contagios y fallecimientos en el campo de refugiados de Kario, a 35 km al sur de Ed Daein, además de en Khazan Jadeed, en la zona de Shearia. En una semana, a los primeros brotes de la epidemia de cólera en Darfur del Norte se sumaron nuevos contagios en Darfur del Sur (campo de Kalma) y en Darfur del Este. Desde el comienzo de la epidemia en los estados del sur y este de Sudán, la Organización Mundial de la Salud y el Ministerio de Sanidad Sudsudanés no se han referido a la pandemia como “de cólera”, sino que la consideran una forma menos agresiva de “diarrea acuosa aguda”.
En South Kordofan, el número total de contagios asciende a 207. Hay más de 21 muertos reportados por el centro sanitario local de Farshaya. Se ha informado de otros contagios en la parte occidental de El Obeid, capital del North Kordofan, donde la escuela El Sayed El Makki se ha transformado en un centro para enfermos en cuarentena. Los vecinos de la zona han expresado su temor a que puedan llegar a infectarse los niños cuando comience el curso escolar. Se ha considerado incluso alargar las vacaciones escolares para limitar posibles riesgos.
(AP) (6/7/2017 Agencia Fides)