Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Hacia el reconocimiento de la salud laboral como un derecho fundamental.

La Organización Internacional del Trabajo debe defender la salud laboral como un derecho fundamental

UNEP/K. Loeffelbein
Trabajadores de un centro de reciclaje informal de desechos electrónicos en Ghana.

13 Junio 2019

Un grupo de expertos en derechos humanos alertó sobre los intentos de algunos empleadores y organizaciones de bloquear el reconocimiento de las condiciones de trabajo saludables como un derecho fundamental y urgió a la Organización Internacional del Trabajo a adoptarla como uno de sus principios básicos.

“Millones de trabajadores en todo el mundo sufren enfermedades y discapacidades debidas a condiciones de trabajo inseguras y dañinas. Se estima que cada año mueren prematuramente alrededor de 2 millones de trabajadores a causa de un entorno laboral inseguro o dañino”, advirtió este jueves una decena de expertos de la ONU en derechos humanos.

En un comunicado conjunto, los relatores conminaron a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a reconocer y adoptar inmediatamente como uno de sus principios fundamentales las condiciones laborales seguras y saludables.

La exhortación fue emitida mientras la OIT celebra en Ginebra una conferencia conmemorativa del centenario de su fundación.

Cada año mueren prematuramente alrededor de 2 millones de trabajadores a causa de un entorno laboral inseguro o dañino

Disyuntiva mortal

Los expertos aseveraron que la OIT debió reconocer desde hace mucho tiempo las condiciones seguras y saludables como uno de sus principios y derechos en el trabajo. “El reconocimiento de la OIT es esencial para ayudar a poner fin a la explotación de los trabajadores que se ven forzados a elegir entre un pago y su salud. Sería un tributo justo a los millones que han perdido la vida como resultado de esta terrible disyuntiva”, enfatizaron.

La Convención sobre los Derechos Económicos Sociales y Culturales reconoce explícitamente desde 1966 las condiciones de trabajo seguras y saludables como un aspecto fundamental del derecho a una situación de empleo justa y favorable.

“Sin embargo, pese a la Convención 155 de la OIT, ese derecho no se cuenta entre los ‘Principios y derechos fundamentales en el trabajo’ reconocidos por la OIT”, apuntaron los relatores.

Agregaron que el borrador del documento final de la conferencia del centenario de la OIT que se discute en este momento propone que esa agencia de la ONU reconozca la seguridad y salud ocupacional como un principio fundamental y como un derecho en el trabajo.

Compromiso en duda

Los Estados y negocios han expresado en repetidas ocasiones su compromiso con los Principios Guías de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos, que incluyen la obligación y responsabilidad de proteger la salud y seguridad de los trabajadores.

En este contexto, los expertos consideraron deplorable que “algunos empleadores y las organizaciones que los representan intenten bloquear este reconocimiento, poniendo en tela de juicio la solidez del compromiso del sector privado con el respeto de los derechos humanos”.

Los relatores firmantes del comunicado son: Baskut Tuncak, sobre derechos humanos y materiales tóxicos; Dainius Pῡras, sobre el derecho a la salud; Hilal Elver, sobre el derecho a la alimentación; Philip Alston, sobre derechos humanos y pobreza extrema; Urmila Bhoola, sobre formas contemporáneas de esclavitud; y el Grupo de Trabajo sobre derechos humanos, corporaciones transnacionales y otras empresas, integrado por Surya Deva (presidente), Elżbieta Karska (vicepresidenta), Githu Muigai, Dante Pesce, y Anita Ramasastry.

Los Relatores Especiales forman parte de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos. Los Procedimientos Especiales, el mayor órgano de expertos independientes en el sistema de la ONU para los Derechos Humanos, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo establecidos por el Consejo para hacer frente a situaciones concretas en países o a cuestiones temáticas en todo el mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de manera voluntaria; no son personal de la ONU y no perciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y actúan a título individual.


Deja un comentario

Alto número de infecciones de transmisión sexual en el mundo. Qué hacer?

Más de un millón de infecciones de transmisión sexual se contagian diariamente

© UNICEF/Jan Mun
La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual curable.

6 Junio 2019

Hay una carga mundial increíblemente alta de enfermedades de transmisión sexual, que afectan a más de 370 millones de personas al año y causan la muerte de 200.000 bebés. La ONU pide una mayor acción de los países para detener su propagación.

Una de cada 25 personas tiene al menos una enfermedad de transmisión sexual curable, alerta un nuevo informe publicado este jueves por la Organización Mundial de la Salud.

La investigación resalta que los países no están haciendo lo suficiente para detener la propagación de estas infecciones que se transmiten a un millón de personas diariamente, y advierte que si no se tratan, pueden tener un impacto profundo en la salud de los adolescentes, adultos y niños que ni siquiera han nacido.

“Esta es una llamada de atención para lograr un esfuerzo concertado y asegurar que todos, en cualquier lugar, puedan acceder a los servicios que necesitan para prevenir y tratar estas enfermedades debilitantes”, expresó en un comunicado de prensa el doctor Peter Salama, director ejecutivo de la Cobertura Universal de Salud de la Organización.

Una de cada 25 personas en el mundo tiene al menos una de estas enfermedades curables, pero algunas tienen varias al mismo tiempo.

Los efectos negativos de las cuatro dolencias de transmisión sexual curables que se tratan en el informe (clamidia, gonorrea, sífilis y tricomoniasis) incluyen alteraciones neurológicas y cardiovasculares, infertilidad, complicaciones del embarazo, muerte fetal y un mayor riesgo de adquirir el VIH.

“Una de cada 25 personas en el mundo tiene al menos una de estas enfermedades curables, pero algunas tienen varias al mismo tiempo”, aseguró durante la presentación a la prensa del informe la doctora Melanie Taylor, epidemióloga médica del Departamento de Salud Reproductiva e Investigación de la OMS.

Desde que la Organización publicó las estimaciones sobre los niveles de propagación de estas infecciones en 2012 no ha habido una disminución sustancial.

Altos niveles de propagación

De las más de 376 millones de infecciones destacadas en el informe entre hombres y mujeres de 15 a 49 años (hasta 2016),la tricomoniasis fue la más común, con 156 millones de casos; seguida de la clamidia (127 millones de casos) y la gonorrea (87 millones).

La sífilis (6,3 millones) causó un estimado de 200.000 muertes fetales y neonatales en 2016, lo que la convierte en una de las principales causas de muerte de bebés a nivel mundial.

Si bien las enfermedades bacterianas pueden tratarse y curarse con medicamentos ampliamente disponibles, la escasez reciente en el suministro mundial de penicilina y benzatínica ha dificultado el tratamiento de la sífilis. 

La resistencia antimicrobiana a los tratamientos de gonorrea también se está convirtiendo en una amenaza creciente para la salud, y puede hacer que la enfermedad sea imposible de tratar, advierte el informe.

En total, se sabe que más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes se transmiten por contacto sexual sin protección. Algunos también pueden ser transmitidos por sangre o productos sanguíneos infectados, junto con agujas sucias compartidas por consumidores de drogas.

En 2010, se presentaron 10.850 casos de sífilis congénita mientras que en 2015 se llegó a 22.400.

El peligro de la transmisión maternal

Además de las cuatro cuatro dolencias  curables cubiertas en el informe de la OMS, otras cuatro son virus incurables: hepatitis B, virus del herpes simple (VHS o herpes), VIH y virus del papiloma humano (VPH).

Muchas de estas enfermedades como la clamidia, la gonorrea, la hepatitis B, el VIH y la sífilis también pueden transmitirse de madre a hijo durante el embarazo y el parto.

Si bien algunas de estas enfermedades pueden ser asintomáticas, es decir quienes las padecen no muestran signos evidentes de ello, los síntomas más comunes incluyen u un flujo vaginal uretral anormal,  la sensación de ardor al orinar en los hombres, las úlceras genitales y el dolor abdominal.

Los síntomas o enfermedades debidas a infecciones virales incurables pueden reducirse o modificarse mediante el tratamiento.

Entre sus recomendaciones, la OMS aboga por el uso correcto y consistente del condón y la educación sobre salud sexual.

Las pruebas y el tratamiento oportunos y asequibles también son cruciales para reducir la carga de estas enfermedades en todo el mundo, insiste la agencia de las Naciones Unidas, al tiempo que pide que las mujeres embarazadas sean examinadas sistemáticamente para detectar la sífilis y el VIH.

© ACNUR/Brian Sokol
Mujeres en un campamento de desplazados de la República Democrática del Congo discuten la prevención de enfermedades de transmisión sexual.

La responsabilidad es de todos

“Las enfermedades de transmisión sexual no están recibiendo atención suficiente. Continuamos estigmatizando a la gente que las sufre, les negamos el cuidado y fallamos en su prevención. Necesitamos hablar abiertamente de esto, ya que estas infecciones no deberían ser tratadas diferente a cualquier otra, tampoco podemos pretender que no existen”, aseguró la especialista Theodora Wii.

Los pacientes también deben ser abiertos respecto a su sexualidad para poder recibir el tratamiento adecuado.

Para la doctora Wii, la responsabilidad es de todoscomenzando por los legisladores que deben aumentar la inversión en el control, prevención y tratamiento de estas infecciones y apoyar a los investigadores para encontrar maneras efectivas de afrontarlas, a través de por ejemplo, un mayor acceso a los datos.

“Los pacientes también deben ser abiertos respecto a su sexualidad para poder recibir el tratamiento adecuado, y educarse sobre cómo protegerse y diagnosticarse, además de mantener una conversación saludable y sincera con sus parejas”, agregó Wii.

Según la experta de la OMS, los medios de comunicación también juegan un gran papel a través de la difusión de programas sobre educación sexual y de una mayor información y promoción sobre el uso del preservativo. Los padres y los maestros deben mantener una conversación constante y clara con los adolescentes al respecto. 


Deja un comentario

Día mundial sin tabaco

Más del 40% de las muertes que causa el tabaco son por enfermedades pulmonares

OMS
La Organización Mundial de la Salud señala que el consumo de tabaco se cobra alrededor de ocho millones de vidas al año.

29 Mayo 2019

En vísperas del Día Mundial sin Tabaco, la Organización Mundial de la Salud destaca los daños que causa el consumo de tabaco a la salud pulmonar. El lema elegido este año para la conmemoración es “No dejes que el tabaco te quite la respiración”. Europa es la región del mundo donde más se fuma.

Un número superior al 40% de los fallecimientos relacionados con el tabaco son debidos a enfermedades pulmonares como el cáncer, las enfermedades respiratorias crónicas y la tuberculosis, anunció este miércoles la Organización Mundial de la Salud con ocasión del próximo Día Mundial sin Tabaco que se celebra el 31 de mayo.

Por ese motivo, la Organización llamó tanto a los países como a sus socios, a incrementar las medidas para proteger a los ciudadanos de la exposición al tabaco.

El director general de la OMS, el doctor Tedros cuantificó en ocho millones el número de personas que mata el tabaco anualmente, y en varios millones el de los individuos que sufren cáncer de pulmón, asma, tuberculosis o enfermedades pulmonares crónicas relacionadas con el tabaco.

“Los pulmones saludables son esenciales para una vida sana. Hoy y siempre, puedes proteger tus pulmones y los de tus familiares y amigos diciendo no al tabaco”, dijo.

Durante el año 2017, el tabaco mató a 3,3 millones de personas y fumadores pasivos debido a afecciones pulmonares que se repartieron del siguiente modo:

  • Un millón y medio fallecieron de enfermedades respiratorias crónicas.
  • 1,2 millones murieron por diversos tipos de cáncer como el de pulmón, el de tráquea o el de bronquios.
  • 600.000 por infecciones respiratorias y tuberculosis

A esta cifra, hay que añadirle que más de 60.000 niños menores de cinco años mueren por infecciones de las vías respiratorias provocadas por humo ajeno. Los que logran sobrevivir tienen más probabilidades de sufrir una enfermedad pulmonar obstructiva crónica cuando son adultos.

 

¿Qué recomienda la OMS al respecto?

Frente a esta situación, la Organización insta a los países aplicar en su totalidad su Convenio Marco para el Control del Tabaco y el uso de medidas de control como la reducción del consumo del tabaco a través del incremento de impuestos, la creación de espacios libres de humo y ayudando a las personas que quieren dejar de fumar.

Igualmente, alienta a padres y líderes comunitarios a implantar medidas para defender la salud de las familias y comunidades informando sobre los daños que puede causar el tabaco.

Desglose de enfermedades

El consumo de tabaco es la principal causa del cáncer de pulmón y causa más de dos terceras partes de los fallecimientos globales debidos a esta enfermedad.

Fumar tabaco también es el principal motivo de contraer enfermedades respiratorias crónicas “en la que la acumulación de moco purulento en los pulmones provoca una tos dolorosa y dificultades respiratorias agonizantes”.

El riesgo de contraer este tipo de padecimiento es especialmente alto “entre las personas que empiezan a fumar o están expuestas al humo ajeno a edades tempranas, ya que el humo del tabaco retrasa significativamente el desarrollo pulmonar”.

El daño pulmonar y la disminución de la función de este órgano causado por la tuberculosis se agudiza con el tabaquismo. La OMS advierte que los fumadores tienen el doble de probabilidades de enfermar de tuberculosis.

Del mismo modo, los bebés expuestos a las toxinas del humo de tabaco en el útero materno, a través del tabaquismo materno o debido a fumadores pasivos, padecen a menudo una reducción en el crecimiento y la función pulmonar.

Los niños pequeños expuestos al tabaquismo pasivo corren el riesgo de padecer asma, neumonía, bronquitis, así como infecciones frecuentes de las vías respiratorias inferiores. Los fumadores no deben consumir nunca tabaco en presencia de un bebé o un niño pequeño.

De igual manera, el humo del tabaco contamina el aire en espacios cerrados ya que contiene más de 7000 sustancias químicas, 69 de las cuales se sabe que son cancerígenas. “Aunque el humo puede ser invisible e inodoro, puede permanecer en el aire hasta cinco horas”, alerta la OMS.

El caso de Europa

Un nuevo informe de la OMS en Europa confirma la gravedad que supone el consumo de tabaco en ese continente que tiene la media más alta de consumo de tabaco en el mundo: Casi uno de cada tres europeos fuma. Son 209 millones de personas  el 29% de los fumadores.

El informe señala que casi 9 de cada 10 muertes (incluidas las prematuras) por cáncer de tráquea, bronquios y pulmón en el continente europeo están relacionadas con el tabaco. En otras palabras, el 90% de los cánceres de pulmón podrían evitarseeliminando el consumo de tabaco.


Deja un comentario

Nuevas directrices para reducir el riesgo de demencia. OMS

La OMS publica nuevas directrices para reducir el riesgo de demencia

Banco Mundial/Miso Lisanin
Una mujer mayor pasea en bicicleta. Las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud destacan el valor del ejercicio regular para prevenir la demencia.

14 Mayo 2019

Ante su inminente crecimiento, la Organización Mundial de la Salud ha publicado unas pautas sobre la demencia que ayudan a reducir el riesgo de sufrir esta dolencia y que se basan principalmente en el seguimiento de una vida sana.

 

Unos 50 millones de personas en todo el mundo sufren demencia y se diagnostican casi 10 millones de nuevos casos cada año. Además, se espera que su incidencia se triplique en los próximos treinta años.

Un estilo de vida sano, que incluya el ejercicio, el no fumar y el beber alcohol con moderación, puede reducir el riesgo de demencia y el deterioro cognitivo, han asegurado este martes los responsables de la Organización Mundial de la Salud al publicar unas recomendaciones sobre cómo prevenir esta dolencia.

Controlar el peso, comer de manera saludable y mantener equilibrados los niveles de presión arterial, colesterol y azúcar en la sangre son otras recomendaciones para evitar la demencia.

“Tenemos que hacer todo lo posible para reducir el riesgo de demencia”, declaró el director general de la Organización, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien explicó que el conocimiento científico reunido para publicar estas recomendaciones confirma lo que se sospechaba desde hace tiempo: que lo que es bueno para nuestro corazón, también es bueno para nuestro cerebro.

Las recomendaciones de la OMS van dirigidas principalmente a los profesionales de la medicina y a los Gobiernos para que implementen las políticas que garanticen el contexto necesario para poder desarrollar ese estilo de vida sano.

Invertir en investigación no solo en curas

“Como próximos pasos, urgimos a los países que incluyan la reducción del riesgo de demencia en sus políticas y planes, que tengan programas para entrenar a los trabajadores de la salud para que puedan pasar estas recomendaciones a la gente que ven en sus clínicas, dijo por su parte la doctora Neerja Chowdhary, especialista de la OMS.

“También pedimos a los Gobiernos que inviertan más en investigación no solo en curas para la demencia, sino para la prevención y la reducción del riesgo y para que haya mejores tratamientos”, añadió.

Reducir el riesgo a través de opciones de vida saludables es una de las varias áreas que la Organización Mundial de la Salud ha incluido en su plan de salud pública para responder a la enfermedad.

Otras áreas incluyen el fortalecimiento del diagnóstico, del tratamiento y de la atención, con énfasis particular en el apoyo a través de internet a los cuidadores de personas con demencia.

“Los cuidadores son a menudo miembros de la familia que necesitan hacer ajustes considerables en su vida familiar y profesional para cuidar de sus seres queridos“, dijo la doctora Dévora Kestel, directora del Departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

Para ayudarles, la Organización ha creado iSupport, un programa de capacitación en línea que brinda asesoramiento sobre el manejo general de la atención, el tratamiento de los cambios de comportamiento y cómo cuidar su propia salud.

 

El bienestar mental es un componente fundamental de la definición de salud. La buena salud mental hace posible que las personas materialicen su potencial, superen el estrés normal de vida, trabajen de forma productiva y hagan aportaciones a su comunidad.

La salud mental es importante, pero queda un largo camino por recorrer hasta que se consiga. Quedan muchos aspectos por resolver, como el descuido de los servicios y la atención a la salud mental o las violaciones de los derechos humanos y la discriminación de las personas con trastornos mentales y discapacidades psicosociales.

La Organización Panamericana de la Salud, surcusal de la OMS, promueve, coordina e implementa actividades de cooperación técnica dirigidas a fortalecer las capacidades nacionales para desarrollar politicas, planes, programas y servicios, contribuyendo a promover la salud mental, reducir la carga que significan las enfermedades psíquicas, prevenir las discapacidades y desarrollar la rehabilitación.

Actualmente la mayoría o casi totalidad de los países de América Latina y el Caribe están recibiendo alguna modalidad de cooperación técnica en salud mental por parte de la OPS, ya sea en proyectos especificos y de manera sistemática o de una forma puntual ante requerimientos concretos de los gobiernos.


Deja un comentario

Es preciso reactivar la lucha contra la malaria. Día mundial del paludismo.

El mundo se estanca en la lucha contra la malaria

OMS/Mark Nieuwenhof
Una mujer cuida a su hijo que padece malaria en un hospital de Malawi.

25 Abril 2019

Cada 2 minutos, un niño muere a causa de esta enfermedad prevenible y tratable. El daño infligido va mucho más allá de la pérdida de vidas: la malaria cobra un alto precio en los sistemas de salud, socava la productividad y erosiona el crecimiento económico. En el Día Mundial del Paludismo, la ONU pide medidas urgentes.

El avance hacia la eliminación de la malaria a nivel mundial se ha estancado y se necesita tomar medidas urgentes para retomar el camino y consolidar los logros registrados en los últimos años.

Ese es el mensaje de la Organización Mundial de la Salud en el Día del Paludismo, que se conmemora cada 25 de abril para concienciar sobre la necesidad de invertir continuamente en la prevención y el control de esta afección.

“Cada año, el recuento global de nuevos casos de malaria supera los 200 millones. Y cada 2 minutos, un niño muere a causa de esta enfermedad prevenible y tratable. El daño infligido va mucho más allá de la pérdida de vidas: la malaria cobra un alto precio en los sistemas de salud, socava la productividad y erosiona el crecimiento económico”, aseguró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

OPS/OMS
Una trabajadora de salud prepara una prueba de sangre para detectar la malaria.

Pocos avances

Según el último informe sobre la Malaria no se lograron avances significativos en la reducción de los casos en el período de 2015 a 2017; y el número estimado de muertes por malaria en 2017, de 435.000, se mantuvo prácticamente sin cambios respecto al año anterior. El 93% de todos los fallecimientos ocurrieron en África.

Los niños menores de 5 años son el grupo más vulnerable afectado por la malaria. En 2017, representaron el 61%, unos 266.000 menores de todas las muertes por malaria en todo el mundo.

Entre el 2010 y el 2017, todas las regiones, excepto las Américas, registraron reducciones en la mortalidad. Las mayores disminuciones se produjeron en el Sudeste Asiático (54%), África (40%) y el Mediterráneo Oriental (10%).

Excepto por Asia Sudoriental, en 2017 todas las regiones registraron poco progreso o un aumento en la tasa de incidencia. La región de las Américas observó un incremento, en gran parte debido a los aumentos en la transmisión de la malaria en Brasil, Nicaragua y Venezuela.

Ese año en Venezuela hubo casi 320.000 casos y en Brasil 175.000. También aumentaron en Ecuador, México y Nicaragua.

Eliminar el paludismo está en nuestras manos

“En última instancia, invertir en la atención médica universal es la mejor manera de garantizar que todas las comunidades tengan acceso a los servicios que necesitan para combatir el paludismo. El empoderamiento individual y comunitario a través de campañas  como “La malaria cero comienza conmigo” también puede desempeñar un papel crítico en la conducción del progreso ” agregó el Dr. Tedros en su mensaje oficial.

Invertir en la atención médica universal es la mejor manera de garantizar que todas las comunidades tengan acceso a los servicios que necesitan para combatir el paludismo.

“La malaria cero comienza conmigo¨ es el tema de este año para el Día Mundial, resaltando que cambiar la trayectoria de las tendencias actuales del paludismo requerirá una acción intensificada y coordinada por parte de todos los interesados, pero especialmente de los países mayormente afectados.

La campaña de la OMS junto a RBM Partnership to End Malaria, la Comisión de la Unión Africana y otras organizaciones asociadas, tiene como objetivos:

  • Mantener la malaria en la agenda política.
  • Movilizar recursos adicionales.
  • Empoderar a las comunidades para hacerse cargo de la prevención y la atención del  paludismo.

La iniciativa involucra a todos los miembros de la sociedad: líderes políticos que controlan las decisiones de políticas gubernamentales y presupuestos; empresas del sector privado que se beneficiarán de una fuerza laboral libre de malaria; y las comunidades afectadas por la malaria, cuya participación y propiedad de las intervenciones de control de la malaria es clave para el éxito. 

PATH
Un bebé de cinco meses recibe una dosis de la vacuna contra la malaria en Mkaka, Malawi

Situación en América Latina

El paludismo es endémico en 19 países y territorios de las Américas, pero la mitad de los casos se registran en solo 25 municipios, por ese motivo la Organización Panamericana de la Salud ha lanzado la campaña “Municipios eliminando la malaria”.

“Actuar donde el problema está más concentrado es crucial para lograr la meta de eliminación de la malaria comprometida por los países”, dijo Marcos Espinal, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de esta sucursal de la OMS.

“Las organizaciones, los ciudadanos y las autoridades gubernamentales locales deben participar en el desarrollo de intervenciones clave para la eliminación de la enfermedad a nivel municipal si queremos asegurar que nadie se quede atrás”, agregó.

La iniciativa ayudará a los municipios a tomar medidas, entre ellas el fortalecimiento de la vigilancia de la enfermedad y las capacidades para el monitoreo a nivel local; mejorar el acceso al diagnóstico y los tratamientos; empoderar a las comunidades y crear conciencia sobre la importancia de buscar atención, entre otros aspectos.

Otros datos importantes

  • En 2017, la mitad de la población en riesgo de malaria en África dormía bajo una red tratada con insecticida, una cifra similar a la del año anterior y una mejora marginal desde 2015.
  • Un 22% de las mujeres embarazadas elegibles en África recibieron las tres o más dosis recomendadas de terapia preventiva en 2017, en comparación con el 17% en 2015.
  • Menos de la mitad  de los niños con fiebre en África fueron llevados a un proveedor médico capacitado (2015-2017).

Además, si bien el progreso en la respuesta mundial se ha estancado, un subconjunto de países con una baja incidencia de malaria se está moviendo rápidamente hacia la eliminación.

  • En 2017, 46 países notificaron menos de 10 000 casos de paludismo, frente a 37 países en 2010.
  • 26 países notificaron menos de 100 casos de malaria, frente a 15 países en 2010.
  • China y El Salvador reportaron cero casos en 2017 por primera vez.

Algunos países con una alta incidencia también están haciendo grandes avances para reducir la enfermedad.

  • India, que representa el 4% de la morbilidad  mundial de esta dolencia, registró una reducción del 24% en los casos en 2017 en comparación con 2016.
  • Otros países que observaron considerables disminuciones en los casos en 2017 incluyen Etiopía (-8,9%), Pakistán (-20,5%) y Ruanda (-6,6%).


Deja un comentario

Hoy 7 de abril día mundial de la salud. Necesidad de una cobertura sanitaria universal.

La cobertura de salud universal es esencial para el desarrollo sostenible

OMS
La Cobertura Universal de Salud se basa en una sólida atención primaria de salud y en servicios construidos en torno a las necesidades de las personas y las comunidades.

7 Abril 2019

Este año, el Día Mundial de la Salud se centra en la importancia de que toda la población tenga acceso a los servicios sanitarios primarios. “No basta con mejorar los servicios de salud; se necesitan política y medidas en muchos ámbitos, incluidos los factores sociales, económicos y ambientales”, dijo el Secretario General de la ONU.

La cobertura de salud universal es una condición fundamental para construir sociedades y economías sanas y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aseveró António Guterres en su mensaje para el Día Mundial de la Salud, celebrado cada 7 de abril.

La jornada se centra en esta ocasión en destacar el papel de la atención sanitaria primaria para lograr la cobertura universal.

El Secretario General recordó que, pese a que la salud es un derecho humano, la mitad de la población del mundo aún carece de los servicios sanitarios básicos e indicó que el propósito de la cobertura universal es garantizar que toda la gente tenga un acceso equitativo a esos cuidados sin por ello sufrir dificultades económicas.

Cien millones de personas son arrastradas cada año a la pobreza extrema por no poder hacer frente a los gastos médicos, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud sobre financiación que analiza datos de 2016.

Además, Uno de cada cuatro centros sanitarios del mundo carece de servicios de agua o saneamiento, una situación que afecta 2000 millones de personas en el primer caso y 1500 millones en el segundo, de acuerdo con los datos de un nuevo estudio conjunto de la Organización Mundial de la Salud y UNICEF.

Lo que hace falta

“No basta con mejorar los servicios de salud; se necesitan políticas y medidas en muchos ámbitos. Debemos ocuparnos de los grandes determinantes de la salud, incluidos los factores sociales, económicos y ambientales”, enfatizó Guterres.

Agregó que también se debe invertir en las personas. “Necesitamos trabajadores sanitarios altamente capacitados y calificados que puedan educar a sus pacientes y defenderlos. Necesitamos personas empoderadas que sepan cuidar de su salud y de la de sus familias. Necesitamos que las comunidades tengan acceso a la atención de la salud en el lugar y el momento precisos. Debemos destacar también la importancia de la salud mental, tantas veces estigmatizada y olvidada”, apuntó.

Necesitamos que las comunidades tengan acceso a la atención de la salud en el lugar y el momento precisos

El titular de la ONU consideró que la Declaración de Astaná allanó el camino para que se dé prioridad a las inversiones que hacen falta en materia de salud y llamó a cumplir los compromisos hechos en esa ocasión.

Finalmente, Guterres señaló que para materializar el derecho a la salud hacen falta determinación política y alianzas. “Demostremos al mundo que estamos dispuestos a subsanar las deficiencias en materia de cobertura sanitaria en todo el mundo y a asegurar la salud para todos”, concluyó.

La situación en América

La Organización Panamericana de la Salud se sumó al llamado del Secretario General y pugnó por un acceso igualitario a una atención de sanitaria integral y de calidad.

La OPS indicó que, aunque un tercio de las personas del continente carecen de servicios básicos de salud, los países de la región han conseguido avances notables, entre los que sobresale el aumento de 16 años en las expectativas de vida logrado en los últimos 45 años, además de una reducción importante de la mortalidad infantil.

Pero los desafíos persisten, sobre todo porque los progresos no han sido equitativos, aclaró la agencia de la ONU, que los próximos 9 y 10 de abril presentará en México un informe con recomendaciones para ampliar el acceso y la cobertura de salud en la región para 2030 sin dejar a nadie atrás.

La OPS abogó por que todas las personas tengan acceso a educación, alimentación, vivienda, protección financiera, agua potable, ambientes seguros y otros factores determinantes de una buena salud, y que en la mayoría de los casos están por fuera de lo que puede hacer el sector de la salud.

Para la conmemoración de este año, la OPS lleva a cabo una campaña basada en la solidaridad y la equidad como valores centrales de la salud universal, enfatizando la necesidad de que toda la sociedad aporte para promover la salud de todas las personas, y en particular para proteger a los más desfavorecidos.

En este contexto, señala la necesidad de que los tomadores de decisiones centren las políticas y programas en la prestación de servicios de calidad que aseguren el acceso a estas poblaciones, sin que nadie quede por fuera del sistema de salud.

Actualmente, en la mayoría de los países de la región, los niveles de gasto directo del bolsillo en salud de las personas están por encima del 25% del gasto total de los hogares, una cifra muy elevada.


Deja un comentario

Yemen: los casos de cólera agravan la emergencia sanitaria. Llamamiento de UNICEF y OMS y el Programa mundial de alimentos.

El aumento de casos de cólera en Yemen dispara la alarma

OCHA/Matteo Minasi
Paciente recibiendo tratamiento contra el cólera en el Hospital Al-Sadaqah de Adén. (Agosto de 2018)

27 Marzo 2019

UNICEF, la Organización Mundial de la Salud y el Programa Mundial de Alimentos pidieron este miércoles acceso humanitario sin restricciones en Yemen, ante el aumento de casos sospechosos de cólera y el incremento del número de yemeníes que sufren  por no tener acceso a los alimentos.

Tras los 109.000 casos de diarrea acuosa sospechosos de cólera y las 190 muertes asociadas a este suceso que se han producido en Yemen desde enero hasta el 17 de marzo, UNICEF y la Organización Mundial de la Salud temen que se vuelva a producir un brote de cólera como el padecido hace dos años cuando se registraron más de un millón de casos.

Aproximadamente un tercio de los casos reportados durante este año son de niños menores de 5 años, destacaron los directores regionales de UNICEF y la OMS.

“Tememos que el número de casos sospechosos de cólera siga creciendo con la llegada anticipada de la temporada de lluvias y a medida que los servicios básicos, como los sistemas y redes de abastecimiento de agua, se han colapsado”, indicaron.

Geert Cappelaere y el doctor Ahmed Al Mandhari, añadieron que la situación se ve exacerbada por otros factores como el mal estado de los sistemas de eliminación de aguas residuales, el uso de agua contaminada para la agricultura, o el desplazamiento de las familias que huyen de la escalada de la violencia, especialmente en las localidades de Hodeida y Taiz.

Tanto UNICEF como la OMS destacaron que trabajan, junto a una amplia red de socios locales, en la respuesta y detención de la transmisión de la enfermedad. Las actuaciones se concentran en 147 distritos donde se han desplegado equipos de respuesta rápida que proveen suministros adicionales de agua, higiene y saneamiento.

Además, se encuentran en funcionamiento 413 centros para el tratamiento de la diarrea acuosa y rehidratación vía oral.

Durante las últimas semanas, en 95 distritos se incrementaron las intervenciones de cloración para desinfectar el agua y se distribuyó combustible y piezas de repuesto para mantener en funcionamiento las redes de abastecimiento de agua y saneamiento.

Al mismo tiempo, se efectuó una ronda de vacunación vía oral para 400.000 personas y una campaña de sensibilización puerta a puerta que alcanzó a 600.000 yemeníes.

Pese al compromiso por parte de UNICEF y la Organización Mundial para la Salud de ampliar la respuesta a la enfermedad para evitar la propagación de la enfermedad, se encuentran con diversos desafíos como la intensificación de los combates, las restricciones de acceso y los obstáculos burocráticos para transportar suministros de socorro y personal a Yemen.

“UNICEF y la OMS hacen un llamamiento para que se levanten todas las restricciones a nuestras operaciones humanitarias a fin de responder a la propagación de la enfermedad y a otras zonas. Nuestros equipos humanitarios deben tener pleno acceso para llegar a todos los niños, todas las mujeres y todos los hombres que necesitan asistencia médica y de otro tipo”, recalcaron.

Niño recibiendo tratamiento para la desnutrición aguda en un hospital de Hajjah, en Yemen. Foto: PMA/Abeer Etefa.

 A un paso de la hambruna

Y si la situación sanitaria no invita al optimismo, la alimentaria tampoco parece mejorar ya que 20 millones de yemeníes, alrededor del 70% de la población, sufren inseguridad alimentaria, ya que no tienen un acceso garantizado a los alimentos, según manifestó este martes el portavoz del Programa Mundial de Alimentos, Herve Verhoosel.

Esa cifra representa un incremento del 13% respecto al año pasado, explicaba Verhoosel a la prensa en Ginebra tras añadir que “casi 10 millones de ellos están a un paso de la hambruna“.

A esta dramática situación, hay que añadirle que el PMA recibió informes de intensos enfrentamientos en varios puntos de Hodeida, entre ellos un ataque contra una ruta clave de abastecimiento entre la ciudad portuaria y Saná, la capital del país.

Ante esta última circunstancia, expresó su preocupación por las medidas de seguridad para garantizar el apoyo humanitario adecuado en Yemen, tanto por parte del PMA como de otros organismos de las Naciones Unidas.

Verhoosel manifestó su preocupación por la situación en la provincia de Hajjah, una zona situada al noroeste de Saná que padece una gran inseguridad alimentaria, e indicó que “el reciente aumento de la violencia podría empujar a miles de personas más a niveles catastróficos de hambre“.

El PMA considera que 28 de los 31 distritos de Hajjah se encuentran en situación de emergencia humanitaria y que 8 padecen “niveles catastróficos de inseguridad alimentaria”.

Ante este escenario, el PMA presta apoyo a más de 5.000 familias en Hajjah y cuenta con unos 200 puntos de distribución de alimentos que atienden a 1,5 millones de personas.

Durante los próximos días está prevista la distribución de víveres en el distrito de Kushar, el “epicentro de la reciente violencia en la provincia de Hajjah”, pero no se ha podido acceder a los distritos de Harad, Mustaba, Midi y Hayran, donde se calcula que unas 50.000 personas están al borde de la inanición.

Verhoosel recordó “una vez más” que “el PMA necesita un acceso libre y sin trabas a las poblaciones vulnerables de estos distritos si se quiere evitar un mayor deterioro de la situación de la seguridad alimentaria “.