Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Mexico: la ONU y los 43 estudiantes desaparecidos

ONU ayudará a México en caso de 43 estudiantes desaparecidos

April 8, 2019
En esta imagen del 26 de agosto de 2016, imágenes de 43 estudiantes desaparecidos de una escuela normal en Ayotzinapa, cuelgan de las ramas de un árbol en la Ciudad de México. (AP Foto/Marcos Ugarte, Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO (AP) — México firmó el lunes un acuerdo con la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, para recibir asistencia técnica en el intento más reciente para determinar lo que ocurrió con 43 estudiantes desaparecidos.

Bachelet dijo que el caso de los estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa era “paradigmático”.

La expresidenta chilena manifestó que el gobierno de México está obligado a encontrar la verdad y que el proceso será una oportunidad de hacer grandes cambios a su sistema de justicia.

Policías locales aprehendieron a los estudiantes en Iguala, en el estado de Guerrero, en 2014 y supuestamente los entregaron a una organización de narcotraficantes.

El secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que el caso es prioridad para el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en enero creó una comisión de la verdad para volver a investigar el caso.


Deja un comentario

Qué sucede en Arabia Saudí. Seguimos sin noticias sobre el asesinato de Khashoggi

Arabia Saudí: Seis meses después del brutal asesinato de Jamal Khashoggi, no hay aún “ningún indicio claro de justicia”

© AFP/Getty Images

Seis meses después del estremecedor asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi, Samah Hadid, directora de Campañas para Oriente Medio de Amnistía Internacional, ha declarado:

“Seis meses después de la ejecución extrajudicial de Jamal Khashoggi, no hay aún indicios claros de justicia ni de rendición de cuentas internacional. Ha quedado evidente que las autoridades saudíes y los gobiernos extranjeros están barriendo el tema bajo la alfombra en aras de la cooperación en materia de seguridad, de lucrativos lazos empresariales y de las ventas de armas.

“El juicio en curso al que están sometiendo las autoridades saudíes a 11 sospechosos carece de credibilidad y de transparencia. También es indignante que algunos gobiernos cuyos diplomáticos han asistido al juicio de los presuntos sospechosos hayan guardado silencio sobre la preocupante ausencia de garantías de imparcialidad procesal, sobre todo si se tiene en cuenta que la fiscalía pide la pena de muerte para algunos procesados. Aparte de la asistencia de representantes de gobiernos extranjeros, no se ha permitido la presencia de órganos independientes de vigilancia ni de medios de comunicación en las actuaciones procesales que se celebran a puerta cerrada, lo que es sumamente inquietante. En estas inaceptables circunstancias, la presencia de diplomáticos podría ser considerada una legitimación de un juicio potencialmente deficiente.

“Dada la falta de transparencia por parte de las autoridades saudíes y ante la inexistencia de un poder judicial independiente, la única forma de evitar que se encubra este grave crimen es una investigación internacional, independiente e imparcial.

“Arabia Saudí tiene un historial terrible en materia de derechos humanos. Pedimos a las autoridades saudíes que pongan fin a las violaciones sistemáticas de los derechos humanos y que permitan que activistas, defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas y personas críticas expresen libremente sus opiniones sin temor a ser víctimas de ejecución extrajudicial, detención arbitraria u otras violaciones flagrantes de derechos humanos”.

Información complementaria

El 2 de octubre de 2018, el periodista saudí Jamal Khashoggi fue asesinado en el edificio del consulado saudí de Estambul (Turquía). Según informes, Khashoggi fue estrangulado momentos después de entrar en el edificio, aunque los detalles de lo que le ocurrió siguen rodeados de dudas en medio de numerosas afirmaciones y desmentidos de las autoridades saudíes, incluido el paradero de su cuerpo. En la actualidad, se cree que el Tribunal Penal Especializado de Riad está juzgando a 11 sospechosos del asesinato.

Amnistía Internacional ha lanzado una campaña para pedir al secretario general de la ONU, António Guterres, que abra una investigación independiente sobre la muerte de Jamal Khashoggi el 2 de octubre de 2018.


Deja un comentario

Kenia: atraco y asesinato de un sacerdote

Asesinan a un párroco durante un robo en Kenya

El padre John Njoroge Muhia estaba llevando al banco las limosnas de sus parroquianos en Kikuyu, cuando sufrió el ataque

El padre John Njoroge Muhia

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 11/12/2018
Ultima modifica il 11/12/2018 alle ore 16:34
REDACCIÓN
ROMA

Un sacerdote keniano ha resultado asesinado durante un atraco a mano armada. En la mañana del 10 de diciembre, el padre John Njoroge Muhia, párroco de la parroquia de Kinoo en Kiambu, a 25 km de Nairobi, se dirigió a una sucursal bancaria en la ciudad de Kikuyu para ingresar el dinero de las ofrendas de los fieles, cuando se le acercaron cuatro asaltantes motorizados. Los delincuentes, según refirió la agencia vaticana Fides, bloquearon el automóvil del sacerdote en una carretera llena de baches, lo obligaron a detenerse y le pidieron que entregara la bolsa con la recaudación.

Ante la negativa del sacerdote a bajarse del vehículo, uno de los ladrones sacó un arma y disparó a través de la ventana delantera. La bala alcanzó en el pecho al padre Njoroge. Los ladrones se llevaron el dinero y un teléfono y escaparon. Un testigo presencial asegura que escuchó los disparos y vio dos motocicletas huyendo a gran velocidad. No se pudo hacer nada en el hospital por la vida del sacerdote.

“Estamos tristes por el asesinato del padre Njorog, el asesinato de los siervos del Señor es inaceptable”, lamentó el padre Francis Kiarie, quien trabajó junto con el sacerdote asesinado.

John Njoroge Muhia, de 56 años, originario de Gatitu, fue ordenado sacerdote el 30 de diciembre de 1994 y sirvió en la parroquia de St. Peter the Rock en Kinoo.


Deja un comentario

Medjugorje: se ha infiltrado la mafia?

Hoser: “Medjugorje en la mira de las mafias”

El visitador permanente del Papa Francisco en el pueblito de las apariciones denunció la presencia de clanes napolitanos «en busca de ganancias»

Monseñor Hoser

28
Pubblicato il 10/07/2018
Ultima modifica il 10/07/2018 alle ore 09:58
ANDREA TORNIELLI
ROMA

 

En Medjugorje «están penetrando las mafias», signo de «acciones demoníacas que están tratando de hacer de todo para arruinar ese lugar». Es una denuncia seria la que hizo monseñor Henryk Hoser, arzobispo emérito de Warszawa-Praga en Polonia, nombrado por el Papa Francisco el pasado 31 de mayo «visitador apostólico de carácter especial para la parroquia de Medjugorje, a tiempo indeterminado» y a disposición de la Santa Sede. El religioso se refirió a infiltraciones mafiosas en el pueblito de Bosnia-Herzegovina que desde hace décadas se ha convertido en meta de millones de peregrinos debido a las todavía no concluidas apariciones a partir del verano de 1981 a un grupo de videntes. Lo hizo durante la homilía de la misa que celebró el pasado 4 de julio de 2018, en la capilla del aeropuerto Chopin de Varsovia. Dieron noticia de ello la revista semanal católica polaca “Niedziela” y la Radio EM

 

Refiriéndose a la lucha entre el bien y el mal, Hoser dijo: «Y vemos así que se están movilizando fuerzas malignas para disturbar todo. Tendré que afrontar esas fuerzas en Medjugorje. Allí, que es un lugar de masivas conversiones, en donde enormes multitudes que se confiesan, en donde los confesores nunca son suficientes. En ese lugar hay también acciones demoníacas que están tratando de hacer de todo para arruinar ese lugar».

 

«Allí ya están penetrando las mafias –añadió el visitador apostólico–, no solo por el flujo de peregrinos, sino también por sus víctimas, que deben pagar para poder permanecer allá; ya he escuchado, por ejemplo que está allá la mafia napolitana, y también otra. Entonces, como sucedió en Czestochowa, cuando estaba el comunismo, al lado de la entrada principal del Santuario de Jasna Gora había una clínica para abortos. Una sección ginecológica que principalmente se ocupaba de interrupciones de embarazos. Esta es la realidad y no debemos ser ingenuos ante esta realidad».

 

El arzobispo polaco se refirió, pues, a mafias: la napolitana, es decir la camorra, y «también otra» no indicada. ¿A qué se refería? Según lo que escribió el periódico “Il Mattino” de Nápoles, la referencia de Hoser se relacionaría con los resultados de las investigaciones de la Procuraduría de Santa Maria Capua Vetere sobre un sacerdote exorcista abusivo arrestado en febrero de este año y acusado de haber maltratado y abusado sexualmente de por lo menos tres mujeres, entre las que había una chica de 13 años. Al investigar sobre este caso y sobre su parentela habrían surgido las sospechas sobre un negocio de la camorra para la gestión de los peregrinajes.

 

Según “Il Mattino”, podría extenderse la sombra de la camorra incluso a la administración de tres hoteles (siempre los mismos) que recibirían a los peregrinos que llegan desde Nápoles y Caserta; también se ocuparía de grupos de guías abusivos y de los puestos que venden mercancías de todo tipo a los peregrinos. Todavía hay que demostrar todos estos elementos, pero seguramente monseñor Hoser quedó impresionado, por lo que, en el breve pasaje de su homilía no quería robarle el trabajo a los magistrados, sino más bien sugerir que el mal trata de actuar y de infiltrarse precisamente en el lugar en el que se verifican muchísimas conversiones.


Deja un comentario

Mexico: otro periodista asesinado. Condena de la ONU

La ONU condena el asesinato del periodista mexicano José Guadalupe Chan

ONU/Violaine Martin
La labor de los periodistas es vital para las sociedades democráticas.

30 Junio 2018

La Oficina de Derechos Humanos en México considera que este 2018 se está convirtiendo “en uno de los más trágicos para la historia del periodismo” en el país. La muerte del informador es la séptima en lo que va de año

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha condenado este sábado el asesinato del periodista José Guadalupe Chan Dzib acontecido en la población de Felipe Carrillo Puerto, en el estado de Quintana Roo.

Según informaciones de prensa, el crimen del reportero tuvo lugar la noche del viernes 29 de junio cuando un individuo disparó a Chan Dzib en el interior de un bar.

El comunicador trabajaba para el semanario “Playa News”, entre otros medios locales, y poseía una dilatada trayectoria como periodista.

De acuerdo con las informaciones recibidas por la Oficina, el reportero había sido víctima de amenazas durante las últimas semanas. Chan Dzib comunicó las intimidaciones a las autoridades pero no recibió ningún tipo de protección por parte de estas.

Asimismo, otros periodistas de la región, como el director general de “Playa News”, también han sido amenazados durante los últimos meses.

La Oficina pidió que se abra una investigación “exhaustiva y pronta” para hallar a los responsables materiales e intelectuales del crimen.

Igualmente, estimó que la pesquisa “debería considerar como una de sus líneas de investigación la actividad periodística,así como el contexto de amenazas contra integrantes de la prensa en la localidad”.

Del mismo modo, solicitó a las autoridades que ofrezcan “la atención necesaria” a la familia de Chan Dzib y medidas de protección a los compañeros del reportero que se encuentren en situación de riesgo.

Finalmente, expresó sus condolencias y solidaridad con la familia, amistades y colegas del periodista.


Deja un comentario

Filipinas: asesinado otro sacerdote

Asesinan a sacerdote cuando se alistaba para celebrar Misa

Redacción ACI Prensa

 

Foto referencial: Pixabay dominio público

Foto referencial: Pixabay dominio público

 

Desconocidos asesinaron a un sacerdote católico el domingo 10 de junio en Filipinas, mientras estaba junto al altar de su iglesia y se preparaba para celebrar Misa.

Según informa el diario del Vaticano L’Osservatore Romano, el P. Richmond Nilo, de 40 años, estaba junto al altar de la capilla de Nuestra Señora de la Nieve en la ciudad de Zaragoza, provincia de Nueva Ecija, ubicada a unos cien kilómetros al norte de Manila, capital de Filipinas

Los asesinos aún no han sido identificados. Dispararon cuatro veces al sacerdote a través de una ventana de la capilla y luego se dieron a la fuga.

El ataque ocurre menos de una semana después de que otro sacerdote fuera herido en la ciudad de Calambia, provincia de Laguna, ubicada al sur de Manila.

El P. Nilo es el tercer sacerdote católico asesinado en Filipinas desde diciembre de 2017, explicó el presidente de la Conferencia Episcopal del país asiática, Mons. Geolina Valles, quien dijo que el homicidio lo ha dejado “profundamente triste”.

El pasado 29 de abril el P. Mark Ventura, de 37 años, fue asesinado también con arma de fuego tras haber celebrado Misa en la provincia de Cagayan. El 4 de diciembre, el P. Marcelito Paez murió durante un ataque en la ciudad de Jaén en la provincia de Nueva Ecija, tras haber facilitado la liberación de un prisionero político.

L’Osservatore Romano señala que en “los últimos ocho años, desde 2010 hasta la primera mitad de 2018, en el mundo han sido asesinados 125 sacerdotes. Casi la totalidad de ellos ha pagado con su propia vida la opción de querer vivir en medio de los más pobres, débiles e indefensos”.


Deja un comentario

Argentina: los curas villeros de Buenos Aires denuncian las diversas formas de violencia institucional.

Curas villeros: “La violencia institucional genera más inseguridad en nuestros barrios”

Viernes 1 Jun 2018 | 12:00 pm

Buenos Aires (AICA):

Con el título “La violencia institucional genera más inseguridad en nuestros barrios”, los sacerdotes de las villas de emergencia de la capital y la provincia de Buenos Aires, encabezados por el obispo auxiliar y vicario para la pastoral en villas de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara y el obispo auxiliar de Lomas de Zamora, monseñor Jorge García Cuerva, advirtieron en un documento sobre los excesos de las fuerzas de seguridad en las villas y barrios carenciados.

Tras haber denunciado durante años la ausencia del Estado en muchas villas y barrios carenciados, los sacerdotes advierten en su documento que hoy ven que en muchos casos la presencia de las fuerzas de seguridad “es insuficiente” y en otros “ineficaz y desordenada”.

En primer lugar, recuerdan que el concepto de seguridad es amplio y no sólo abarca “los daños físicos o el atentado contra las pertenencias propias y la propiedad privada”.

“Es inseguridad no tener vacante en las escuelas, no poder acceder a una atención de salud adecuada, no tener oportunidades laborales”, señalan, y recuerdan que “detrás de cada chico o joven en la calle suele haber una madre o un padre desocupado”. En ese sentido, “corresponde al Estado garantizar la seguridad en todos los aspectos”, consideran, reconociendo “lo que le toca a la sociedad civil en general”.

Los “curas villeros” se refirieron puntualmente a “casos concretos de violencia institucional, algunos debidamente denunciados, y otros que tristemente no trascienden”. Ante esta situación, advierten, “no ayuda cierta opinión pública que mide con la misma vara lo que hace un chico o joven castigado por la exclusión y el procedimiento de un trabajador de las fuerzas de seguridad, que representa al Estado. Hay casos de mucha violencia y represión en nuestros barrios”.

“Como en otros ámbitos, debe mejorar considerablemente esta presencia del Estado. Vemos bueno que las fuerzas de seguridad estén en nuestros barrios”, reconocen, “pero creemos que se deben corregir los errores, no con parches pasajeros sino con profundidad. Debe haber un cambio en las actitudes y acciones agresivas, sean físicas o verbales”, indican.

“Pensamos que estos excesos responden a fallas en su formación pero también a cierto aire de ‘habilitación e impunidad’ que los lleva a obrar de esa manera”, sostienen, y afirman que “en muchos casos se criminaliza a los jóvenes y más cuando son pobres”.

“En el supuesto caso de que algún joven tenga conductas atrevidas, el Estado no puede ponerse al mismo nivel. Debe actuar respetando siempre la sagrada dignidad de toda persona”, insisten, y reclaman: “No puede ser que los que deben cuidar a nuestra gente sean los mismos que los agreden, a veces con mucha violencia y llegando incluso al gatillo fácil”.

Finalmente, apelan a las autoridades correspondientes y a la comunidad en general “para que cada uno ponga lo mejor de sí mismo para que se respete la dignidad de todos nuestros vecinos y para que se enmienden profundamente las deficiencias de la presencia del Estado y de la mirada de la sociedad con respecto a los barrios carenciados”.

“Intentando ampliar la mirada, afirmamos que la inequidad genera una violencia en la que no habría recursos policiales, militares o de inteligencia capaces de detener. El camino de salida es el amor fraterno que se rebela frente a la injusticia social y nos invita a todos –especialmente a los que más oportunidades hemos tenido en la vida- a trabajar para que los más pobres, especialmente tantos niños y adolescentes, vivan con dignidad”, concluyen.

La carta está firmada por el obispo auxiliar y vicario para la pastoral en villas de Buenos Aires, monseñor Gustavo Carrara; el obispo auxiliar de Lomas de Zamora, monseñor Jorge García Cuerva, y los sacerdotes José María Di Paola, de Villa La Carcova, 13 de Julio y Villa Curita, diócesis de San Martín; Lorenzo de Vedia, Carlos Olivero, Gastón Colombres, de las villas 21-24 y Zavaleta, arquidiócesis de Buenos Aires; Juan Isasmendi, Eduardo Casabal, Ignacio Bagattini, de la Villa 1-11-14, arquidiócesis de Buenos Aires; Guillermo Torre, José Luis Lozzia, Marco Espínola, de la Villa 31, arquidiócesis de Buenos Aires; Domingo Rehin: Villa Lanzone, Villa Costa Esperanza, diócesis de San Martín; Basilicio Britez, de Villa Palito, diócesis de San Justo; Nicolás Angellotti, de Puerta de Hierro, San Petesburgo y 17 de Marzo, diócesis de San Justo; Sebastián Sury y Damián Reynoso, de Villa 15, arquidiócesis de Buenos Aires; Rodrigo Valdez, de Villa Playón de Chacarita, arquidiócesis de Buenos Aires.

Completan la nómina de firmantes los sacerdotes Martín Carroza y Sebastián Risso, de Villa Cildañez, arquidiócesis de Buenos Aires; Pedro Baya Casal y Adrián Bennardis, de Villa 3 y barrio Ramón Carrillo; arquidiócesis de Buenos Aires; Joaquin Giangreco, de Villa Trujuy, diócesis Merlo-Moreno; Nibaldo Leal, de Villa Hidalgo, diócesis de San Martín; Antonio Mario Ghisaura, de Villa Tranquila; diócesis de Avellaneda- Lanús; Alejandro Seijo, de Villa Rodrigo Bueno, arquidiócesis de Buenos Aires; Andrés Tocalini, de Villa los Piletones, arquidiócesis de Buenos Aires; Dante Delia, de Barrio la Loma de Roca, diócesis de San Isidro; Franco Punturo, de Villa 20, arquidiócesis de Buenos Aires; Omar Mazza, de Villa Inta; arquidiócesis de Buenos Aires; Raul Gabrielli; peregrino itinerante de la Virgen de Lujan; Miguel Dedyn, vicario de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, Benavidez, diócesis de San Isidro; Juan Manuel Ortiz, de Barrio San Fernando y barrio 25 de Mayo, San Fernando, diócesis de San Isidro.

Además, Carlos Morena, Mario Romanín, Alejandro León y Juan Carlos Romanín, salesianos de Don Bosco; y las misioneras franciscanas Cecilia Lee y Bea Gmiltrowicz; de Villa Itatí, diócesis de Avellaneda-Lanús.+

» Texto completo de la carta