Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La ONU condena otro grave atentado en Kabul (Afganistán)

La ONU condena el atentado mortal en Kabul, Afganistán

Imagen del centro de Kabul tras una explosión. Foto de archivo: UNAMA/Jawad Jalali

27 de enero, 2018 — El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, condenó enérgicamente el ataque que dejó a decenas de víctimas mortales este sábado en el centro de Kabul, la capital afgana.

El atentado, que según la prensa habría causado la muerte de al menos 95 personas y dejado a más de 158 otras más heridas, fue reivindicado por el talibán.

“Los ataques indiscriminados a civiles representan graves violaciones de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, y nunca se pueden justificar”, afirmó el titular de la ONU en un comunicado publicado por su portavoz.

Guterres expresó su solidaridad con el gobierno y el pueblo de Afganistán y agregó que los responsables del atentado deben ser llevados ante la justicia.

Asimismo, extendió sus más sentidas condolencias a las familias de las víctimas y deseó una pronta recuperación a los heridos.

Por su parte, Tadamichi Yamamoto, el representante especial del Secretario General en Afganistán y jefe de la Misión de la ONU en ese país (UNAMA), detalló en un comunicado que la explosión ocurrió cerca de un edifico del Alto Consejo para la Paz, en un área poblada por civiles.

“Si bien el talibán señaló que el objetivo del ataque era la policía, no era razonablemente pensar que el uso de un enorme coche-bomba en un área densamente poblado iba a dejar ilesos a los civiles”, afirmó.

Yamamoto expresó su “perturbación” ante reportes indicando que el vehículo usado para el ataque había sido pintado para parecer una ambulancia, una “clara violación del derecho internacional humanitario”.

Varios ataques estremecieron a Afganistán este mes. El 21 de enero, la ONU condenó el atentado ocurrido en el Hotel Continental de Kabul, que dejó a seis víctimas civiles. El 24 de enero, un ataque perpetrado contra las oficinas de la ONG “Save the Children” en la ciudad de Jalalabad provocó la muerte de dos personas e hirió a más de diez, un atentado que fue también condenado por el titular de la ONU.

Anuncios


Deja un comentario

Mexico: asesinato de una defensora indígena.

La ONU en México pide justicia por el asesinato de la defensora indígena Guadalupe Campanur

La defensora indígena Guadalupe Campanur se destacaba por sus labores de vigilancia y protección ambiental en la comunidad de Cherán. Foto: ONU-DH/Facebook

25 de enero, 2018 — ONU Mujeres y la oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenaron el asesinato de la defensora indígena Guadalupe Campanur en el Estado de Michoacán.

Campanur, de 32 años, fue encontrada sin vida el 16 de enero en el municipio de Chilchota. Según información recibida por ONU-DH y autoridades locales, la defensora fue abusada sexualmente y estrangulada entre 36 y 48 horas antes. Sin embargo, se encontraba desaparecida desde el 3 de enero.

La activista era integrante de la comunidad de Cherán, municipio michoacano que en 2011 se movilizó contra la tala ilegal de su bosque y contra la violencia y la impunidad del crimen organizado en la región, y creó un propio sistema de gobierno para protegerse.

“Cherán se ha convertido en un ejemplo singular del autogobierno indígena en México, reconocido por la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, Victoria Tauli-Corpuz, tras su visita oficial a México en noviembre de 2017”, lee el comunicado publicado este jueves por la ONU.

Guadalupe Campanur fue una de las fundadoras de la Ronda Comunitaria, concebida para proteger a la comunidad y su bosque, y participaba en diversas actividades, entre ellas, talleres de protección ambiental.

“Reitero el llamado a las autoridades a garantizar una investigación efectiva, bajo los estándares de debida diligencia y con perspectiva de género en la desaparición y el feminicidio de las mujeres en México; garantizando el agotamiento de todas las posibilidades, respecto de la autoría y motivos del crimen, y evitando en todo momento la estigmatización de la víctima”, declaró Belén Sanz, Representante de ONU Mujeres en México.

Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México lamentó profundamente el hecho asegurando que Guadalupe “luchó y fue un ejemplo para que precisamente se evitaran este tipo de crímenes en su comunidad”.

ONU Mujeres y ONU-DH llamaron a las autoridades mexicanas a poner en marcha una estrategia de prevención que garantice la seguridad de las personas defensoras de derechos humanos en 2018 con perspectiva de género, y expresaron sus condolencias y solidaridad con la familia de Guadalupe Campanur y la comunidad de Cherán.


Deja un comentario

El atentado a Save the children y la solidaridad de AMN.INT.

Afganistán: Amnistía se solidariza con Save the Children tras el ataque de Jalalabad

The Save the Children building after the attack © Anadolu Agency

Ante el ataque hoy contra las oficinas de Save the Children en Jalalabad, que ha causado la muerte de varias personas y heridas a otras, Biraj Patnaik, director de Amnistía Internacional para Asia Meridional, ha declarado:

“Nos solidarizamos con nuestros colegas de Save the Children tras esta terrible noticia, que se produce después de una oleada de violencia contra la población civil que incluye el asalto mortal contra el hotel Intercontinental.

“Es una organización que lleva más de cuatro decenios trabajando incansablemente en Afganistán, haciendo una labor sobresaliente durante algunos de los periodos más turbulentos del país.

“Usar explosivos y disparar contra personas que están trabajando por la única razón de ayudar a mejorar la vida de jóvenes afganos es un acto cobarde y despreciable. Atacar deliberadamente a civiles es un crimen de guerra”.


Deja un comentario

Atentado en Afganistán a Save the children. Protesta de la ONU

Afganistán: ONU condena asalto a la ONG “Save the Children”

Secretario General de la ONU, António Guterres. Foto: ONU/Rick Bajornas

24 de enero, 2018 — El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, se mostró “consternado y profundamente entristecido” por el ataque perpetrado hoy contra las oficinas de la ONG “Save the Children” en la ciudad afgana de Jalalabad.

Según las informaciones iniciales, el asalto provocó la muerte de dos personas e hirió a más de diez, entre ellos niños, y fue reivindicado por el grupo terrorista ISIS.

Guterres expresó sus condolencias a las familias de las víctimas y destacó el papel que desempeñan las organizaciones humanitarias al proteger las vidas de las personas más vulnerables de Afganistán.

“Los trabajadores humanitarios, así como sus instalaciones y bienes, nunca deben ser un objetivo”, dijo el titular de la ONU.

El Secretario General reiteró a todas las partes relacionadas con el conflicto en Afganistán que el derecho internacional les obliga a proteger a los trabajadores humanitarios y a los civiles.


Deja un comentario

Atentado en Kabul (Afganistán)

UNAMA condena ataque a hotel en Kabul

Vista de Kabul, la capital de Afganistán. Foto de archivo: UNAMA/Fardin Waezi

018 — El Secretario Genral de la ONU, António Guterres, y la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) condenaron hoy el ataque al Hotel Intercontinental de Kabul, en el que murieron al menos seis civiles, incluida una mujer, y otros tres resultaron heridos.

El asalto fue reivindicado en un comunicado por el talibán y puso de manifiesto que los 5 agresores buscaban atacar a funcionarios afganos y extranjeros.

El Hotel Intercontinental tenía previsto celebrar una conferencia sobre tecnología este domingo, organizada por el Ministerio de Comunicaciones y Tecnología de la Información de Afganistán.

El representante especial del Secretario General de la ONU para Afganistán, Tadamichi Yamamoto, manifestó que “no hay justificación para este ataque atroz, que está específicamente prohibido por el Derecho Internacional Humanitario y puede constituir un crimen de guerra”.

Yamamoto expresó sus condolencias a los familiares de los muertos en el ataque y deseó una recuperación plena y rápida a los heridos.


Deja un comentario

Arzobispado de Santiago en Chile sobre los atentados a edificios religiosos.

aica.org  |  Nacional  |  Viajes del Papa
El arzobispado de Santiago ante los ataques incendiarios a iglesias

Viernes 12 Ene 2018 | 13:13 pm

La fachada de Santa Isabel de Hungría quemada ver más

Santiago (Chile) (AICA):

Ante los ataques con bombas incendiarias, perpetrados esta madrugada en tres iglesias de la capital chilena, a tres días de la llegada del papa Francisco, el arzobispado de Santiago emitió un comunicado.

“El arzobispado de Santiago -comienza el texto- lamenta los ataques con bombas incendiarias ocurridos esta madrugada en la parroquia Santa Isabel de Hungría de Estación Central, las capillas Emmanuel de Recoleta y Cristo Vencedor de Peñalolén, y los ataques frustrados al Santuario Cristo Pobre de Matucana y la Parroquia Jesús Maestro de Estación Central”.

“Nos duelen profundamente estos hechos, que contradicen el espíritu de paz que anima la visita del Papa al país. Con humildad y serenidad pedimos a quienes han realizado estos actos –que consideramos no representan en absoluto el sentir de la inmensa mayoría de la población-, reflexionar sobre la necesidad de que exista respeto y tolerancia entre todos, para construir una patria de hermanos”.

“Chile necesita mayor diálogo, por esto reafirmamos el mensaje de Jesús que el Papa nos trae: “Mi paz les doy”. Invitamos a todos los católicos, a los creyentes de diversas religiones, a los hombres y mujeres de buena voluntad, a renovar su alegría y a participar en las celebraciones de la próxima semana junto al Santo Padre, quien trae un mensaje de fe, esperanza y amor para todos”.

En la madrugada del 12 de enero, tres iglesias católicas en la capital Santiago fueron atacadas, mientras una cuarta -el santuario Cristo Pobre- fue revisada por personal policial tras un aviso de la colocación de un artefacto explosivo.

Horas antes, la parroquia Santa Isabel de Hungría en la comuna de Estación Central sufrió el primer ataque incendiario perpetrado por desconocidos, que huyeron dejando mensajes en contra de la visita del Santo Padre al país.

“No nos someteremos jamás al dominio que quieren ejercer sobre nuestros cuerpos, nuestras ideas y actos, porque nacimos libres de decidir el camino que queramos tomar. Contra todo religioso y predicador. Cuerpos libres, impuros y salvajes. Atacamos con el fuego del combate haciendo explotar su asquerosa moral”, describe un texto.

“Papa Francisco las próximas bombas serán en tu sotana”, cita otro mensaje.

Los panfletos también hicieron alusión a la problemática mapuche. “Libertad a todos los presos políticos del mundo, Wallmapu libre, Autonomía y resistencia”, expresan.

La comunidad de sacerdotes que vive en el lugar acudió inmediatamente a apagar el incendio, que afectó la puerta de entrada y algunas ventanas, lo mismo hicieron los vecinos.

Asimismo, en la capilla Emmanuel, perteneciente a la parroquia de los Santos Apóstoles comuna de Recoleta, unos sujetos arrancaron la puerta y rompieron ventanas con un artefacto explosivo.

En este lugar se encontraron los mismos mensajes contra el papa Francisco y por la causa mapuche.

En la comuna de Peñalolén, la capilla Cristo Vencedor, de la parroquia Jesús Servidor, fue atacada con un extintor y envases plásticos causando daños materiales.

“Fue un acto cobarde. Estoy molesto, apenado, porque es una comunidad humilde, comunidad esforzada; gente que no sabe las consecuencias de lo que hace”, manifestó el vicario parroquial, padre Marcelo Cabezas.

En ninguno de los hechos hubo personas lesionadas.+


Deja un comentario

Masacre de los jesuitas de El Salvador: se sabrà por fin toda la verdad?

Masacre de los jesuitas; la UCA pide reabrir el caso

La Universidad Católica de El Salvador: “La Justicia todavía no aclaró quiénes fueron los autores intelectuales del crimen”

La procesión de los “farolitos” dentro de la UCA, que todos los años recuerda la masacre

59
0
Pubblicato il 24/12/2017
Ultima modifica il 24/12/2017 alle ore 10:56
ALVER METALLI

Veintiocho años después de los hechos, y a poco más de un año de que se declare inconstitucional, y por ende quede derogada, la ley que concede la amnistía a los crímenes cometidos antes de enero de 1992, fecha del acuerdo de paz con la guerrilla, la masacre de los jesuitas salvadoreños, ocurrida en noviembre de 1989, volvió del limbo al que había sido confinada. O por lo menos eso es lo que solicitan las autoridades de la Universidad donde se cometieron los asesinatos, “ante la pasividad de los distintos órganos del Estado” – afirma el último editorial de la revista del ateneo – e hicieron saber que habían presentado una solicitud ante el Juzgado Tercero de Paz de San Salvador “para que se reabra el Caso Jesuitas a fin de reanudar el proceso judicial contra los autores intelectuales del crimen”.

 

Los responsables de esta iniciativa son el jesuita Andreu Oliva, rector de la UCA, el director del Instituto de Derechos Humanos (Idhuca) de la misma Universidad, padre José María Tojeira, y el abogado del Idhuca Arnau Baulenas. Este último explicó que el juicio que se pide reabrir “es el que se truncó en el año 2000, cuando se sobreseyó el caso, a pesar de tratarse de un crimen de lesa humanidad”. Baulenas aclaró que en el escrito que acaba de presentar no se dan nombres. “Al reabrirse el caso, se procedería a presentar las pruebas documentales, testimoniales y periciales pertinentes, para corroborar y hacer efectiva la acción judicial contra quienes planificaron y ordenaron el asesinato de Elba y Celina Ramos y los seis jesuitas”.

 

Como es sabido, la masacre ocurrió en las primeras horas del día 16 de noviembre de 1989, cuando un comando de las Fuerzas Armadas salvadoreñas penetró en el campus de la Universidad y asesinó al rector, el español Ignacio Ellacuría, junto con otras siete personas. El “escuadrón de la muerte” irrumpió en el Centro pastoral del ateneo, rastrilló a todos los que se encontraban allí en aquel momento y los fusiló acostados boca abajo en el piso, sin dejar testigos. Los otros cinco sacerdotes asesinados eran los españoles Amando López, Juan Ramón Moreno, Segundo Montes e Ignacio Martín Baró, y el salvadoreño Joaquín López. Mataron también a la cocinera Elba Julia Ramos y su hija Celina de 16 años, ambas salvadoreñas.

 

El padre José María Tojeira, jesuita y ex rector de la UCA, explicó por su parte que en esta presentación se excluyeron los autores materiales, porque si bien fueron procesados en “una farsa de juicio”, considera que en ese caso “sí hubo verdad, y, de alguna manera, justicia”. En efecto, es sabido que la matanza la llevó a cabo un comando de militares del batallón antiguerrillero Atlacatl y que la razón por la cual se había tomado esa decisión era eliminar las presuntas mentes pensantes del movimiento insurreccional que se estaba preparando. Por los asesinatos de la UCA, un coronel, dos tenientes, un subteniente y cinco soldados fueron procesados en 1991, siete de ellos resultaron absueltos y los dos condenados quedaron en libertad cuando se aprobó la ley de amnistía, poco tiempo después.

 

No ocurrió lo mismo con los autores intelectuales, que en opinión de José María Tojeira “siguen siendo encubiertos”.

 

“Sencillamente todavía no conocemos toda la verdad”, insiste a Tierras de América el rector actual de la UCA, Andreu Oliva. “Todavía queda una nebulosa que cubre los hechos. Quién dio la orden, por qué lo hizo, cómo se planificó el asesinato. Resulta muy evidente que toda la operación estuvo muy bien planificada y organizada. Tenemos elementos suficientes para saber que varios grupos del Ejército dieron cobertura a la ejecución de la masacre formando círculos concéntricos alrededor de la Universidad, para que no pudiera entrar o salir alguien que no debía entrar o salir”.

 

En diversas oportunidades Andreu Oliva se refirió también al perdón para los autores en nombre de sus hermanos jesuitas y de toda la Universidad Centroamericana. “Justicia y misericordia no se contradicen. La justicia es que se conozca la verdad de los hechos y que civilmente se pueda aplicar a los responsables lo que establecen las leyes. El perdón se da explícitamente si uno sabe a quién está perdonando y por qué. No hay ningún rencor en nosotros, nosotros hemos perdonado, no tenemos ningún deseo de venganza. Queremos saber quiénes son los responsables de la muerte de nuestros hermanos y por qué los mataron de la manera como lo hicieron. En estos años hubo investigaciones formales e informales, y una abundante acumulación de elementos. Lo único que hace falta es un juez que vaya hasta el fondo. Y tal vez los mismos autores de la masacre tengan el coraje de contar cómo fue y de pedir perdón a la Iglesia, a la sociedad y al mundo”.

 

Del blog Terre d’America