Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Chile: problemas ante la visita del Papa

La sombra de los abusos sexuales en la Iglesia de Chile

Diapositiva1

Tanto en el Vaticano como en Chile, se sabe del enorme daño causado por Fernando Karadima a los jóvenes abusados sexualmente en la Parroquia a su cargo por décadas. Y, cómo estos graves delitos que no cesan, han afectado la credibilidad y la misión de la Iglesia chilena especialmente en Osorno y en medio del disímil mundo juvenil.

Pero, como han dicho las víctimas de este crimen y los especialistas en tan delicado tema, estas deleznables actitudes lastimosamente han continuado. Prueba de ello son los nuevos casos de pederastia que hoy afectan a la Congregación de los Hermanos Maristas, cuyo carisma es educar a los jóvenes… ¿Vendrán más denuncias? Lo más posible es un doloroso sí! Como ya se ha visto en Santiago, Buenos Aires, Barcelona…

A la luz de los hechos denunciados recientemente por la Congregación, cuesta entender por qué se ocultó por años el caso del Hno. Abel Pérez quién confesó sus abusos sexuales hace más de diez años en contra de  alumnos del Instituto Alonso de Ercilla y del Colegio Marcelino Champagnat, sin embargo, no se le denunció ante los tribunales eclesiásticos ni el civil, al contrario, salió de Chile con un claro propósito de consumar la impunidad ante el crimen de haber abusado a lo menos de 14 jóvenes estudiantes.

La orden Marista desde hace más de 100 años tiene en Chile como trabajo misionero central a: “los jóvenes a los que queremos servir, especialmente los más desfavorecidos, la tarea de evangelizar a través de la educación y nuestro carácter propio como Marista…”. (Comisión Internacional Marista de Educación – 1998). Pero en forma temeraria e ignorando su propio carisma heredado de San Marcelino Champagnat, representantes de la Congregación han dicho que “No teníamos en ese momento esa sensibilidad, esa de denunciar. No se nos pasó por la mente”. Y, “que están agradecidos de todo el trabajo del Hno. Abel…”. ¿Esta curiosa explicación junto con la petición de perdón es seria y aceptable?

Ante el estupor y rechazo que causaron estas declaraciones de la plana mayor de la Orden Marista provincia de Chile, me viene a la memoria lo que comentó un religioso de esa misma Congregación a raíz de abusos sexuales cometidos en colegios Maristas Catalanes: “La experiencia de los abusos trastorna la percepción real de las cosas, hunde en la vergüenza y en el desconcierto, sume en un silencio de gritos enmudecidos. Ni la red escolar ni el hogar de la familia han sabido adivinar unas interioridades infantiles destrozadas. Sufrimiento, mucho sufrimiento…Las heridas en las víctimas siempre son graves. El tratamiento en el pasado era a menudo muy deficiente. Ahora estamos en el camino adecuado y hay que recorrerlo con determinación. Todas las instituciones deben remar en la misma dirección: Detectar, reconocer, denunciar, curar…Tareas indispensables para cicatrizar las heridas”. (Hno. Luis Serra; Teólogo Marista y psicólogo).

La perversidad del abuso sexual y sus complicidades

Por estos días, Fernando Karadima sufrió un infarto y está hospitalizado en el Hospital Clínico de la Universidad Católica. La noticia es comentada en variados ambientes cristianos y surge la pregunta legítima: ¿Hablará finalmente con la verdad, reconocerá sus crímenes y pedirá perdón por todas sus perversidades sexuales? No se sabe. Pero sí sabemos que dejó y dejará un reguero de desgracias, injusticias y calamidades a tantos, dentro y fuera de la Iglesia. Es el alto costo que está pagando la jerarquía de la Iglesia chilena por no haber enfrentado el drama de la pedofilia en medio de los clérigos con la verdad y con la justicia. Más bien esa jerarquía, encabezada por el Cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa, desde su pedestal de poder optó -por años- por la permisividad y el silenciamiento encubridor.

Hay otro ángulo heredado de estos escándalos de abusos y poder que tienen que ver con la enorme influencia que tuvo en las más altas instancias de la Iglesia el Presbítero Fernando Karadima desde 1980 hasta el 2006 desde su inmejorable posición en la Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, más conocida como de El Bosque. Me refiero a la serie de nombramientos de nuevos obispos en que él tuvo un papel preponderante junto al Nuncio de la época; monseñor Angelo Sodano. Son varios los nombres que salieron desde el deseo íntimo de Karadima, entre ellos el de Juan Barros Madrid, que hoy ejerce como titular en nuestra Diócesis de Osorno, nombrado contra el parecer de la Conferencia Episcopal y rechazado por un considerable número de feligreses y ciudadanos de esta bella porción eclesiástica ubicada al sur de Chile.

Ante esto no podemos callar, hay que decir en conciencia lo que tantos intra eclesia saben. Hoy, desde mi modesta posición laical lo repito con la debida prudencia; con o sin Karadima en esta tierra, ya existe un enorme daño a la institución eclesiástica que no solo se refleja en los altos índices de desaprobación y credibilidad sobre lo que dice o hace la jerarquía católica local. El asunto es más profundo y tiene que ver con un “modelo” de Iglesia que logró instalar Karadima y su selecto círculo de poder. Es decir, pasarán muchos años para que la Iglesia recupere su verdadero sentido de servicio genuino en bien de los que más sufren…Y con menos apego a la férrea doctrina, dogma y canon que a veces entorpece o retarda la misión sencilla y humilde a que está llamada.

Atender el Clamor por un nuevo Obispo para Osorno

En reiteradas oportunidades he expuesto el sentido de las demandas por un nuevo Obispo para la Diócesis de Osorno, del mismo modo, he denunciado que la Conferencia Episcopal no ha tomado las medidas adecuadas para no perpetuar el “modelo” de Iglesia que implantó Karadima en sus largos años de párroco y director espiritual de varias generaciones de seminaristas.  También y felizmente es bien conocida la clara posición al respecto de la Comunidad de Laicos y Laicas de Osorno que durante años vienen solicitando -con sólidos argumentos y variadas acciones no violentas- que no puede seguir la Diócesis al mando de un Obispo que fue impuesto, no querido por la mayoría de la grey y que no cuenta con el respaldo unánime del personal consagrado en esta provincia eclesiástica, al contrario, su presencia en el trabajo pastoral cotidiano produce desunión y confusión teñida de escándalo.

Pero ahora, ad portas del Te Deum y de la visita del Papa a Chile, nuestra petición de cambio se vuelve más urgente y tiene un sentido diferente. Urgente, porque algo tendrá que decir el Papa cuando venga a Temuco, nuestros vecinos lo esperan, también nosotros desde Osorno diremos lo que tenemos que decir: ¡Queremos un nuevo Obispo! Sentido diferente; cada día que pasa y ante los nuevos casos de abusos sexuales por parte del clero una mayoría ciudadana entiende mejor nuestra lucha y expresa de una u otra forma su solidaridad activa, pacífica y expectante. Es lo razonable cuando una causa es justa. No querer ni tolerar la pederastia y sus complicidades es lo justo y necesario, así lo siento desde mi perspectiva cristiana, considerando que estamos ante un problema ético-moral mayor.

En esta oportunidad deseo compartir un importante dato estadístico que me parece adecuado recordarlo y reconocerlo: En enero de 2014 la Santa Sede expuso oficialmente que durante los años 2011 y 2012, tiempo del pontificado de Benedicto XVI, la Santa Sede oficialmente expulsó a cerca de 400 sacerdotes por temas relacionados con el abuso sexual a menores en diversas partes del mundo. El propio vocero papal de la época, P. Federico Lombardi, reconoció que esta aseveración y cifra expuesta era correcta y, por cierto, tuvo la expresa aprobación del Papa Joseph Ratzinger.

Sin ánimo de polémica inconducente, pero en honor a la verdad: ¿A cuántos clérigos abusadores y pederastas reconocidos a expulsado de la Iglesia el actual pontífice? A todos -Iglesia y pueblo de Dios- nos haría bien saber que se continúa con esa justicia sustentada en la “tolerancia cero” ante la “lacra de la pedofilia” que se viene, sistemáticamente, practicando por décadas en la Iglesia, además, sería una forma efectiva de transparentar estos crímenes ayudando, poderosamente, a que vuelva la confianza en una institución que está llamada a ser creíble y profética tanto en su palabra como en su praxis de difundir y proclamar el Evangelio de Jesús en la tierra.

“Pienso en la abominable trata de seres humanos, en los delitos y abusos contra los menores, en la esclavitud que todavía difunde su horror en muchas partes del mundo…”

(Papa Francisco – Homilía en Cartagena / Colombia)

Danilo Andrade Barrientos

Laico Ignaciano  –  Osorno / Chile

Anuncios


Deja un comentario

Refugiados víctimas de tráfico sexual.

 

Se dispara cifra de niñas y mujeres migrantes sometidas a tráfico sexual en su travesía a Europa

21 de julio, 2017 — La cantidad de víctimas potenciales de tráfico sexual que llegan por mar a Italia aumentó un 600% en los pasados tres años, asegura un nuevo estudio de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

El Informe sobre la Trata de Personas en la Ruta del Mediterráneo, publicado hoy, indica que la mayoría de las víctimas son mujeres jóvenes y menores de entre 13 y 24 años originarias de Nigeria, quienes son sometidas a violencia y abuso sexual durante su viaje a Europa.

La OIM estima que un 80% de las niñas que emigran desde ese país africano hacia Italia, son víctimas de trata y explotación sexual. Entre 2014 y 2016 el número de estas migrantes menores de edad aumentó de 1.450 a 11.009.

“El problema es que no saben la explotación y el abuso que tendrán que enfrentar, algunas veces ni siquiera entienden lo que es la prostitución porque son muy jóvenes e inocentes y confían en estas personas que les ofrecen el viaje”, aseguró Flavio Di Giacomo, representante de la OIM.

El informe destacó que las actividades de la Organización en el terreno demostraron que la mayoría de las víctimas de tráfico sexual no están dispuestas a denunciar y acceder a los programas de ayuda de las autoridades locales, la mayoría de las veces por temor a represalias de los traficantes contra su familia en su país de origen.

Asimismo la OIM destacó que muchas veces las menores viajan con una adulta que les impide denunciar y las entrega a bandas criminales al llegar a su destino.

“La trata de personas es un crimen trasnacional que devasta las vidas de miles de personas y causa un sufrimiento indescriptible. Es un tema en el que hemos estado trabajando durante años, comprometiéndonos a proteger, prevenir y colaborar con las autoridades que se ocupan de luchar contra la delincuencia organizada”, declaró Federico Soda, director de la Oficina de Coordinación de la OIM para el Mediterráneo.


Deja un comentario

AMN. INT. aplaude las medidas adoptadas por la ONU contra los abusos sexuales de su personal.

ONU: El informe sobre los abusos sexuales es un paso en la dirección correcta

10 de marzo de 2017

En respuesta a la publicación, hoy, del informe anual del secretario general de la ONU, António Guterres, sobre medidas especiales de protección frente a la explotación y los abusos sexuales, Joanne Mariner, asesora general de Amnistía Internacional sobre respuesta a las crisis, ha manifestado:

El secretario general António Guterres reconoce con razón que los abusos sexuales de los integrantes de las operaciones de paz y otros miembros del personal de la ONU constituyen un mal cruel e inexcusable, que mancha la reputación de toda la organización. Amnistía Internacional acoge con beneplácito sus esfuerzos por instituir una amplia variedad de reformas para abordar mejor este azote.

“Tras la investigación de Amnistía Internacional estamos convencidos de que la impunidad es un problema básico que fomenta los abusos sexuales. Son muy pocos los integrantes de operaciones de paz y otros miembros del personal de la ONU sospechosos de responsabilidad penal por delitos de violencia sexual que han llegado a enfrentarse a una amenaza real de enjuiciamiento criminal por los delitos cometidos.

“Ante este hecho decepcionante, nos parece muy alentadora la propuesta del secretario general de dejar de pagar a los países que no investigan a tiempo las denuncias de abusos formuladas contra sus tropas y depositar ese dinero en un fondo fiduciario para ayudar a las personas supervivientes. Instamos al secretario general de la ONU a aprobar la propuesta para que los Estados miembros la pongan en práctica.

“Nos preocupa, no obstante, que no se ejerza aún presión suficiente sobre los Estados miembros para asegurar que se investigan y enjuician con garantías los casos de comisión de abusos sexuales.

“Amnistía Internacional considera igualmente positivas otras medidas anunciadas por el secretario general, como la nueva orientación adoptada para empoderar a las víctimas de abusos, la aplicación de medidas de verificación de antecedentes del personal de la ONU más estrictas, la creación de un nuevo puesto dedicado a la promoción de los derechos de las víctimas, la prórroga del puesto de coordinador especial sobre la mejora de la respuesta de la ONU a la explotación y los abusos sexuales, el establecimiento de un “círculo de liderazgo” formado por jefes de Estado y la creación de una junta asesora especial compuesta de expertos y líderes de la sociedad civil que se ocupe de formular recomendaciones para prevenir tales abusos.

“Esperamos colaborar con las Naciones Unidos y los Estados miembros para contribuir a garantizar que este amplio programa de reformas se lleva adelante con los recursos y la voluntad política necesarios.”

Más información:


Deja un comentario

ONU: nuevas normas contra los abusos sexuales de su personal.

ONU devela nueva estrategia para evitar el abuso y la explotación sexual

Presentación a la prensa de la nueva estrategia para evitar el abuso y la explotación sexual. Foto: ONU/Rick Bajornas

09 de marzo, 2017 — El Secretario General de la ONU presentó hoy una nueva estrategia para combatir el abuso y la explotación sexual en todas sus formas por parte del personal de la Organización.

António Guterres reconoció que, pese a los esfuerzos de años por evitar tan atroz delito, Naciones Unidas aún no logra erradicar ese tipo de atropellos.

En un mensaje de video, el líder de la ONU refrendó su intención de luchar contra ese lastre y de poner fin a la impunidad cuando llegue a ocurrir.

Explicó que para ello ha diseñado una estrategia de cuatro puntos centrada en la atención a las víctimas, la transparencia, la rendición de cuentas y la impartición de justicia.

“Primero, da prioridad a los derechos y la dignidad de las víctimas. Segundo, se enfoca en acabar con la impunidad para los culpables de crímenes y abusos. Tercero, recurre a la sabiduría y guía de quienes han sido afectados, de la sociedad civil, de las comunidades locales y de otros actores para robustecer y mejorar nuestros esfuerzos. Cuarto y último, busca concienciar y compartir las mejores prácticas para poner fin a este flagelo”, apuntó.

Guterres reiteró su compromiso con hacer realidad la tolerancia cero para el abuso y la explotación sexual en la Organización y recordó que desde que asumió la Secretaría General estableció una Fuerza de Tarea de Alto Nivel para elaborar la estrategia que permitiera conseguir esa meta.

Al presentar a la prensa la nueva estrategia, la jefa de Gabinete del Secretario General, Maria Luiza Ribeiro Viotti, dijo que si bien no se trata de un problema privativo de la ONU, la Organización ha sido vinculada a ese delito de una manera especialmente dura.

Afirmó además que, para remediarlo, Naciones Unidas precisa de la colaboración de los Estados, como lo plantea la nueva estrategia.

“Hay un énfasis en la asociación con los Estados miembros porque debemos reconocer que no se trata de una cuestión que la ONU puede enfrentar sola y necesitamos un enfoque de cooperación y alianza con ellos”, puntualizó Ribeiro Viotti.

Según el informe divulgado junto con el nuevo plan, en 2016 se recibieron denuncias de 145 casos de abuso y explotación sexual, 80 de ellos cometidos por personal uniformado y 65 por personal civil, lo que demuestra que se trata de una calamidad que alcanza a todo el sistema de la ONU.

El estudio detalla que de 311 víctimas de esos atropellos 309 fueron mujeres o niñas, por lo que la nueva estrategia también hace hincapié en promover el equilibrio de género en la plantilla del sistema de Naciones Unidas y en las fuerzas de paz.

António Guterres subrayó que ningún empleado de la Organización debe perpetrar delitos tan viles y enfatizó en contrapartida la labor del personal que trabaja en pro de los ideales de Naciones Unidas.

“La vasta mayoría de las tropas y el personal de la ONU sirve con orgullo, dignidad y respeto a la gente que asiste y protege, muy a menudo en condiciones peligrosas y difíciles y con un gran espíritu de sacrificio personal”, acotó.

Finalmente, el Secretario General confió en que, con el apoyo de los Estados miembros, no se tolerará ni condonará el abuso y la explotación sexual bajo la bandera de la ONU.

“Todas las víctimas merecen justicia y merecen nuestro apoyo firme. Juntos, hagamos realidad esa promesa”, concluyó Guterres.


Deja un comentario

El obispo de San Sebastián sobre los casos de pederastia en la diócesis.

iglesia3

COMPARECENCIA DE NUESTRO OBISPO SOBRE EL CASO DE ABUSOS A MENORES

Bookmark and Share

Esta misma tarde el obispo de San Sebastián ha comparecido ante los medios para dar cuenta del estado y las últimas novedades del caso de abusos a menores relacionado con el sacerdote de la Diócesis de San Sebastián, Juan Cruz Mendizabal. Acontinuación, el texto que ha leído D José Ignacio y el Video de la Rueda de Prensa.

 

COMPARECENCIA DEL OBISPO DE SAN SEBASTIÁN 

(12.01.2017)

 

 

Como es público, antes de ayer dimos a conocer un comunicado dando noticia del proceso canónico realizado en este obispado de San Sebastián al presbítero D. Juan Kruz Mendizabal, en el que fue declarado culpable de abusos contra dos menores (en grado de tocamientos deshonestos), cometidos en año 2001 y en el año 2005.

 

En ese comunicado, se daba cuenta de cómo en marzo del año pasado recibimos la denuncia de los dos afectados, quienes manifestaron su decisión de recurrir a la justicia de la Iglesia, declinando nuestra invitación a que presentaran su denuncia en el ámbito civil. La petición de estas dos personas adultas, que actualmente superan los 30 años de edad, fue acogida, respetando su derecho a que el caso fuese llevado en la intimidad.

 

Completado el proceso canónico, en el que D. Juan Kruz Mendizabal se declaró culpable, fue removido de sus cargos, y recibió una sentencia de limitación en el ejercicio tutelado de su ministerio, con la obligación de seguir una terapia psicológica y espiritual.

 

En el transcurso de estas Navidades, las dos víctimas afectadas tomaron la decisión de denunciar ante la opinión pública lo acontecido, habida cuenta de que corrían rumores de la existencia de un tercer caso, que, a día de hoy, no ha podido ser confirmado. (Al respecto de este tercer hipotético caso no confirmado, quiero decir que este obispado ha realizado las gestiones oportunas para intentar verificarlo, sin poder conseguir el testimonio directo del supuesto afectado. En cualquier caso, estamos en contacto directo con la fiscalía, en cuyas manos ponemos los datos recabados en nuestras indagaciones).

 

En el momento en que las dos víctimas decidieron hacer público su caso, con el deseo de ayudar a que aflorasen otros posibles casos ocultos, nosotros hicimos público inmediatamente nuestro comunicado, dando cuenta del proceso canónico contra el sacerdote D. Juan Kruz Mendizabal.

 

Pues bien, los hechos se han precipitado, y esta misma mañana se ha presentado ante este obispo una nueva denuncia contra el mismo presbítero, D. Juan Kruz Mendizabal, por hechos similares acontecidos en el año 1994. El denunciante ha manifestado los hechos acontecidos entonces, refiriéndolos con una serie de detalles que les otorga un alto grado de verosimilitud.

 

El denunciante ha manifestado su deseo de presentar su caso, tanto en sede civil como en sede eclesial, por lo que me he puesto en contacto esta misma mañana con el Fiscal General, el Sr. Galparsoro, consensuando la forma de llevarlo a cabo.

 

Por nuestra parte, y sin prejuzgar por ello la presunción de inocencia con respecto a este nuevo caso que todavía no ha sido juzgado, he dictado un decreto con una serie de medidas preventivas, dada la verosimilitud del caso, disponiendo lo siguiente:

 

Prohibición del ejercicio público del ministerio sacerdotal al Rev. Mendizábal Irízar.

Obligación de residir en un monasterio, teniendo que solicitar permiso al obispo para salir de él.

Obligación de proseguir su acompañamiento espiritual y su terapia psicológica en curso.

Prohibición de todo contacto con menores si no es en presencia de otro adulto.

 

En este momento, ante todo y sobre todo, quisiera manifestar mi petición más vehemente de que afloren cualquier tipo de abusos sexuales cometidos contra menores en el seno de nuestra Iglesia (así como en otros ámbitos). Creo que lo acontecido es una gran oportunidad para ello, y quiero manifestar mi convencimiento de que tal paso sería grandemente beneficioso para todos: para las víctimas, porque les ayuda a sanar; para los agresores, porque desenmascara la mentira de su vida y les llama a la conversión; para la Iglesia, porque requiere de nosotros una profunda revisión; y para el conjunto de la sociedad, porque estamos antes un problema del que no está exento nadie. La verdad es buena para todos. No tenemos miedo alguno a que algunos sectores vayan a aprovechar esta ocasión para denigrar la labor de la Iglesia en su conjunto. Como dijo Jesús de Nazaret: “La verdad nos hará libres”. Insisto, es el momento de mostrar nuestro compromiso inequívoco con la inocencia de la infancia y de la adolescencia, nuestra solidaridad con las víctimas y sus familias; además de una oportunidad magnífica para testimoniar el amor a la verdad. Nosotros no somos dueños de la Palabra de Dios, sino siervos de ella.

 

Ante los comentarios escuchados estos días, quiero aclarar dos extremos:

 

1.- La Iglesia tiene el derecho nativo y propio, llamado derecho canónico; y, por tanto, cuenta con los medios jurídicos necesarios, cumulativos a los del fuero penal-civil, para establecer penas que priven a los fieles de cualquier bien espiritual o temporal (can. 1312 §2 CIC), tratando responsablemente y con plena libertad aquellos delitos que lesionan la comunión eclesial. Esta capacidad está reconocida en los acuerdos Iglesia Estado, no solo en España sino en la práctica totalidad de las naciones democráticas.

 

2.-  Se da la circunstancia de que la legislación particular eclesial que trata los delitos contra menores, se encuentra entre las más severas en comparación con otras regulaciones penales, pues entre otros mecanismos, cuenta con largos plazos para la prescripción del delito y ésta pudiera incluso derogarse.

 

 

Hechas estas aclaraciones, termino subrayando que, en consonancia con la moral y la disciplina de la Iglesia, en nombre propio y del conjunto de los fieles de esta Comunidad diocesana, manifiesto mi más firme y enérgica condena de toda forma de abuso sexual de menores, mayormente si dicho abuso es cometido por un sacerdote. Pido perdón en nombre de la Iglesia a las víctimas y familiares, por el daño que han sufrido en nuestro seno. Lo acontecido es algo absolutamente contradictorio con el mandato evangélico, ya que la Iglesia está llamada a ser un espacio de libertad en el que, con absoluta seguridad, todos podemos desarrollar íntegramente nuestra vocación a la plenitud humana y espiritual. Por este motivo, en mi calidad de pastor de esta Iglesia particular, no cejaré en mi empeño por tratar con justicia y equidad todo caso de abusos contra menores. No vamos a cejar en nuestro empeño, hasta que este mal esté totalmente erradicado.

 

Quiero agradecer a la Santa Sede la ayuda que nos está prestando para gestionar el caso presente. Hemos conocido en nuestra propia experiencia, hasta qué punto las disposiciones del Papa a este respecto nos han ayudado a actuar con firmeza, al mismo tiempo que con proporción y gradualidad.

 

Permitidme que transmita una última palabra específica a todos los fieles de la Iglesia, aunque espero dirigirles una palabra de sentido y de esperanza en el contexto de la homilía del próximo domingo. Me conmueve veros rezando en estos días. No os quepa la menor duda de que vuestra oración será fecunda; y quiero que sepáis, que lo está siendo ya.

 


Deja un comentario

Tolerancia cero para abusos sexuales de personal de paz ONU

Debaten en Asamblea General política de cero tolerancia ante actos de explotación sexual cometidos por personal de la ONU

Mogens Lykketoft (derecha), Presidente del 70 Período de Sesiones de la Asamblea General. Foto ONU/Evan Schneider.

07 de septiembre, 2016 — La explotación y los abusos sexuales perpetrados por personal de las misiones de paz de Naciones Unidas fueron abordados este miércoles en un debate formal celebrado por la Asamblea General.

El encuentro fue convocado por el presidente del órgano, Mogens Lykketoft, para asistir al sistema de Naciones Unidas y a los Estados miembros en la búsqueda colectiva de vías para mejorar la respuesta ante esas graves violaciones.

Durante el actual período de sesiones, la Asamblea General ya había realizado dos reuniones informativas en las que se evaluaron acusaciones de esos actos perpetrados por personal de paz.

“Esos actos son inaceptables en cualquier circunstancia y es de vital importancia que sus responsables rindan cuenta de manera rápida y apropiada y que las necesidades de las víctimas sean satisfechas y priorizadas”, dijo.

Lykketoft añadió que la rendición de cuenta de los responsables de esos actos será recibida calurosamente por el personal civil y militar de las Naciones Unidas desplegado alrededor del mundo que está profundamente comprometido con los principios del organismo mundial.

El presidente de la Asamblea General añadió que la reputación e integridad de esas personas es puesta injustamente en entredicho por los actos de unos pocos individuos.

Lykketoft subrayó que garantizar la cero tolerancia y cero impunidad ante esos actos es responsabilidad de la Secretaría de Naciones Unidas, de los países contribuyentes de tropas y de policías y de otros Estados miembros.

Durante la jornada, numerosos oradores respaldaron la política de cero tolerancia declarada por el Secretario General que busca la erradicación de esos casos y reconocieron los esfuerzos que se llevan a cabo para mejorar los mecanismos de prevención y la reducción de los tiempos de las investigaciones.

El Secretario General nombró recientemente a Jane Holl Lute como coordinadora especial para mejorar la respuesta de Naciones Unidas a la explotación y el abuso sexual.


Deja un comentario

Chile: los salesianos piden perdon por abusos sexuales.

iglesia2Salesianos piden públicamente perdón por casos de abuso sexual

Martes 6 Sep 2016 | 08:41 am

Santiago de Chile (AICA):

Momentos de tensión y emotividad se produjeron durante la Misa de la Fidelidad, celebrada el día del nacimiento de San Juan Bosco, en el colegio El Patrocinio de San José, de la capital chilena. Fue el “gesto público de pedir perdón por el daño a los jóvenes por parte de algunos religiosos salesianos por los terribles y horrorosos casos de abuso sexual”. Este gesto fue realizado en otras obras salesianas de Chile, según informó la Agencia de Noticias Salesianas (ANS).

Reconociendo la gravedad y el escándalo de estos crímenes, la liturgia fue la ocasión para pedir perdón a las víctimas, a sus familias y a Dios, en nombre de la familia salesiana, en este Año de la Misericordia, y en respuesta al llamado del papa Francisco. Finalmente, los salesianos se comprometieron a seguir construyendo ambientes seguros para los niños y jóvenes, en una patria y en una Iglesia, más justa y más solidaria.

Uno de los principales signos lo realizó el padre inspector Alberto Lorenzelli SDB, orando de rodillas para pedir perdón delante de una cruz sostenida por algunos jóvenes ubicados frente al altar. Posteriormente, todos los salesianos consagrados acercándose al altar y de cara a los jóvenes y a la asamblea, invocaron juntos:

Dios Padre, Tú nos has llamado para ser signos y portadores de tu amor a los jóvenes…

Te pedimos humildemente perdón, por aquellos de los nuestros que han faltado en esta misión.

Manifestamos dolor y vergüenza por el daño causado a las víctimas y a sus familias, por lo que han vivido en silencio y por lo que han sufrido y sufren todavía hoy.

Conscientes de que esto no se debe volver a repetir; nos comprometemos a impulsar y a realizar las acciones que garanticen ambientes sanos y seguros en nuestras comunidades.

En la homilía, el padre inspector manifestó: “Es realmente motivo de dolor porque, como hijos de Don Bosco, no podemos dejar de experimentar profunda turbación y consternación, vergüenza y remordimiento, y en comunión con las víctimas, el espanto y el sentido de traición que ellos han experimentado con estos actos pecaminosos y criminales”.+