Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El Papa estuvo ayer en la Curia general de los jesuitas

El Papa visitó la Curia General de la Compañía de Jesús

El Director “ad Interim” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, respondiendo a las preguntas de algunos periodistas confirmó que, ayer el Santo Padre se dirigió de forma privada a la Curia General de los Jesuitas.

Ciudad del Vaticano

“Puedo confirmar que ayer el Santo Padre se dirigió de forma privada a la Curia General de los Jesuitas, donde almorzó con el Prepósito General, Padre Arturo Sosa, y con los hermanos de la Compañía de Jesús”, lo afirmó el Director “ad Interim” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, respondiendo a las preguntas de algunos periodistas, este lunes 8 de julio de 2019.

Asimismo, el Director interino recordó que, “como es conocido, ya en los años anteriores el Pontífice ha visitado en privado a los hermanos jesuitas en la Curia General al acercarse la fiesta de San Ignacio de Loyola”.


Deja un comentario

Carta del Papa a toda la iglesia en Alemania.

Papa a la Iglesia en Alemania: caminen juntos, movidos por el Espíritu

El Santo Padre ofrece su apoyo al camino sinodal de la Iglesia en Alemania con una Carta, publicada hoy, en la que expresa su aprecio por la Iglesia en esta nación, exhortándola a no caminar sola y subrayando la centralidad del Espíritu Santo en la renovación eclesial.

P. Bernd Hagenkord SI- Ciudad del Vaticano

“Todos somos conscientes de que estamos viviendo no sólo una época de cambios, sino también un cambio de época que plantea nuevas y viejas cuestiones, ante las cuales se justifica y es necesario un debate”. Así comienza de la Carta del Papa Francisco en la que deja claro que es consciente de la dramática situación de la Iglesia en Alemania y ofrece su apoyo a la reflexión sobre este tema.

La Carta es la contribución del Pontífice al camino sinodal decidido por los obispos en su Asamblea Plenaria de marzo de este año. Junto con la representación laica (ZdK) y expertos externos, la Iglesia quiere discutir los temas centrales de la crisis. El punto de partida de este viaje sinodal fue un estudio encargado por los mismos obispos sobre el tema del abuso sexual por parte de algunos miembros del clero y religiosos, pero también hay otros temas, como el envejecimiento de las comunidades, la falta de vocaciones, la no aceptación de la doctrina sexual católica y la cuestión del estilo de vida de los sacerdotes.

El Papa Francisco no responde a estas preguntas concretas. Su contribución pretende ser una base espiritual para el debate. No ofrece soluciones, no prohíbe las discusiones, pero al estilo de Evangelii gaudium, el Obispo de Roma recuerda la centralidad del Espíritu Santo. Su perspectiva sobre la cuestión es la de la unidad de la Iglesia: “Cada vez que una comunidad eclesial ha intentado salir de sus problemas por sí sola, apoyándose únicamente en sus propias fuerzas, métodos e inteligencia, ha acabado multiplicando y alimentando los males que quería superar”.

Grandes fortalezas de la Iglesia en Alemania

El Papa comienza la carta subrayando dos de las grandes fortalezas y características de la Iglesia en Alemania: “Las comunidades católicas en Alemania en su diversidad y pluralidad -afirma- son reconocidas en todo el mundo por su sentido de corresponsabilidad y generosidad”. Es una Iglesia de mano extendida. En segundo lugar, Francisco señala el “camino ecuménico emprendido”.

Además de estas características positivas, la razón del cambio de época se sitúa en tercer lugar: “Hoy, sin embargo, junto con vosotros, observo con dolor la creciente erosión y deterioro de la fe con todo lo que ello implica no sólo a nivel espiritual, sino también a nivel social y cultural”, una decadencia polifacética y “no es fácil ni rápida de resolver”, escribe el Sucesor de Pedro.

La doble perspectiva de la sinodalidad 

Por otra parte, Francisco reflexiona sobre el significado de la sinodalidad, subrayando su “doble perspectiva”, en el sentido de que se realiza en primer lugar “de abajo hacia arriba” y sólo después “de arriba hacia abajo”. Por lo tanto, la vida cotidiana y la vida concreta en los distintos lugares tienen prioridad.

En la Carta, la centralidad de la fe, la evangelización y, sobre todo, el Espíritu Santo se subrayan repetidamente desde diferentes perspectivas. Traducido a la vida cotidiana: “esto estimula el surgimiento y la continuación de procesos que nos construyen como pueblo de Dios, en lugar de buscar resultados inmediatos con consecuencias prematuras y medios de comunicación”. Asimismo, en el texto hay una resonancia de la advertencia contra una falsa reforma, como se afirma en la Evangelii gaudium.

Para seguir el camino sinodal – observa el Papa – se necesita sobre todo valor. Al mismo tiempo, sin embargo, también hay que tener cuidado de no caer en las trampas colocadas a lo largo del camino. Francisco las llama “tentaciones”.

Tener cuidado con las trampas del camino

“En la base de esta tentación está la creencia de que la mejor respuesta a los muchos problemas y deficiencias que existen es reorganizar las cosas, cambiarlas, volver a ponerlas en orden y hacer más fácil la vida eclesial adaptándola a la lógica actual o a la de un grupo particular”. Una realidad eclesial organizada no resuelve nada -explica Francisco- porque también necesita del “mordisco del Evangelio”, su frescura.

Evangelización: criterio orientador por excelencia

Debemos proceder sabiamente, la visión racional de los problemas tiene su significado, pero esto no es el cumplimiento de “nuestra fidelidad”. El Papa vuelve a su mensaje central: “conversión pastoral”. La evangelización debe ser el “criterio orientador por excelencia”. La centralidad del Espíritu también determina la manera en que se llevan a cabo los debates: “La visión sinodal no elimina contradicciones ni confusiones” ni subordina los conflictos a falsos compromisos.

“La evangelización así vivida – observa el Papa Francisco – no es una táctica de reposicionamiento de la Iglesia en el mundo de hoy”, no es un “retoque” que adapte a la Iglesia al espíritu de los tiempos, haciéndola perder su originalidad y su misión profética. Por otra parte, la evangelización no significa “un intento de recuperar hábitos y prácticas que tengan sentido en otros contextos culturales”: un doble rechazo de los que buscan la salvación mediante la adaptación o el tradicionalismo.

Para no quedarse solo en lo abstracto, el Papa indica los objetivos de una verdadera reforma: ponerse en marcha para encontrar a las hermanas y hermanos, especialmente a los marginados, a los más débiles, en el contexto de una cultura del descarte y de una cultura en la que a menudo hay “discursos xenófobos”.

No ignorar ni ocultar los desafíos que nos esperan 

Una vez más el Papa Francisco vuelve al tema de la sinodalidad, que necesita un vivo “Sensus Ecclesiae”, un sentimiento común para toda la Iglesia, porque el camino recorrido no debe terminar “aislado en sus peculiaridades”.

“Los desafíos que nos esperan, las diversas preguntas y cuestiones que surgen, no pueden ser ignorados ni ocultados, sino que deben ser afrontados con cuidado para no enredarse en ellos y no perderlos de vista, estrechando nuestros horizontes y nuestra realidad”. Así es como el Pontífice resume su comprensión del camino sinodal. Todos, especialmente los “simples y pequeños”, deben ser escuchados.

Y añade: “Caminemos juntos por el camino, como cuerpo apostólico, y escuchémonos unos a otros bajo la guía del Espíritu Santo, aunque no pensemos de la misma manera”. El Papa concluye: “El Señor nos muestra el camino de las bienaventuranzas”.


Deja un comentario

Temas fundamentales del sínodo sobre la Amazonia

2017-11-22 Amazonia2017-11-22 Amazonia 

Sínodo Panamazónico: dimensión, temporalidad y reforma en marcha

El 15 de octubre del 2017, el Papa Francisco convocó una Asamblea Sinodal Especial sobre la Panamazonía, indicando que el principal objetivo es “encontrar nuevos caminos para la evangelización de aquella porción del Pueblo de Dios, sobre todo de los indígenas, muchas veces olvidados y sin una perspectiva de un futuro sereno, también por la causa de la crisis de la foresta amazónica, pulmón de fundamental importancia para nuestro planeta”

Ciudad del Vaticano

“El Instrumentum laboris creo que es un documento donde están los sueños, los anhelos, las preocupaciones de la Iglesia amazónica y muchas cosas que van más allá, las preocupaciones de los pueblos amazónicos y de los pueblos indígenas”, declaró Mons. David Martínez de Aguirre Guinea, O.P., Obispo titular de Izirzada, Vicario Apostólico de Puerto Maldonado, Perú.

Simposio para estudio del Instrumentum laboris en Roma

Esta semana se desarrolló en Roma un simposio para estudiar el documento de trabajo para el Sínodo Especial sobre la Panamazonía. La etapa de estudio es parte de la agenda que el mismo Documento de trabajo contempla. Mauricio López, Secretario Ejecutivo de la Red Eclesial Panamazónica (REPAM) comparte sus impresiones de estas jornadas de estudio.

El actual momento, afirma Mauricio López,  exige no perder de vista la consideración del Sínodo como “Anuncio de buena noticia en medio de circunstancias tan complejas de fragilidad y ausencia por parte de la Iglesia, de muerte por las crecientes expresiones de dominación, exterminio y extractivismo en este territorio, y de la necesaria acogida y reconocimiento de la gracia y revelación de Dios en medio de la diversidad cultural de sus pueblos originarios (indígenas) y otras comunidades, y la manera en que ellos viven sus esperanzas y resistencia para permanecer como pueblos”.

Territorialidad y universalidad

Para el Secretario Ejecutivo de la REPAM, “El Documento de Trabajo presenta tres tensiones: la primera, dimensión: entre territorialidad y universalidad. La segunda, temporalidad: entre el Kairos de los “nuevos caminos para la Iglesia” y el cronos de la urgencia para responder a la crisis socio-ambiental desde “una ecología integral”; y tercera, la reforma en curso: entre la centralidad y la sinodalidad”.

Después desarrolló cada una de las tensiones. “La dimensiónEl presente Sínodo se focaliza en una dimensión Territorial específica, la Amazonía, con problemáticas y rasgos muy particulares que piden de la Iglesia un tipo de presencia y respuesta acorde con dicha realidad”.  Y prosigue: “En este punto se habla de la emergencia del territorio como nuevo lugar teológico, y de un nuevo sujeto eclesial en la dimensión de su territorialidad”.

Esta consideración ya está presente en la Biblia, afirma López, en la noción de tierra prometida. En la tradición del seguimiento de Cristo, una llamada a la búsqueda permanente para descubrir a un Dios encarnado en Jesús, es decir territorializado, en una cultura y contexto particulares, y que sigue encarnándose en los pasos cambiantes del tiempo”. Mauricio López subraya los aportes de las ciencias sociales y naturales para comprender mejor la noción de territorio y su complejidad en la realidad amazónica.

El otro polo lo constituye la dimensión universal de la Iglesia. Citando el Documento preparatorio, afirma: “Las reflexiones del Sínodo Especial superan el ámbito estrictamente eclesial amazónico, porque se enfocan a la Iglesia universal y también al futuro de todo el planeta”.

Temporalidad y conversión ecológica

La temporalidad constituye la segunda tensión. Uno de los polos es el tema o título del Sínodo que nos habla de la urgente llamada a una Conversión Pastoral en su componente: “Nuevos caminos para la Iglesia”. Este momento s un momento que definitivamente identificamos como “Kairos”, ya que vemos rasgos particulares de la presencia actuante de Dios”.

El otro polo lo constituye el” llamado a una Conversión Ecológica, cuyo itinerario está claramente establecido en la Encíclica “Laudato Si. Sobre el cuidado de nuestra casa común”. Esto nos da, igualmente que, en el punto anterior, una lectura nítida y profunda de los signos de los tiempos, pero en este caso a partir de una crisis planetaria de una escala nunca antes imaginada o anticipable, y en donde el propio futuro del ser humano y del planeta se encuentran en riesgo”.

Se trata, entonces de “Una invitación imperativa a un cambio en la relación con el sentido de misterio, reconociendo que debemos repensar nuestra espiritualidad para buscar una que sea más sobria, sustentada en lo esencial, y que nos permita tener una verdadera comunión con la hermana madre tierra, con las hermanas y hermanos de este mundo, en especial los más excluidos”.

Centralidad y sinodalidad

La tercera tensión la constituye la reforma en curso. Mauricio López afirma que “La tensión está sobre todo expresada entre un polo que procura la continuidad de lo que consideramos el modo desde la Centralidad… Y, por el otro lado de esta tensión, el intento de una Iglesia más Sinodal”. El modelo sinodal se define por ser “más participativo, colegial, de mayor comunión, y que establece criterios y estructuras nuevas para caminar más al ritmo de los gritos y esperanzas de la realidad”.

El Secretario Ejecutivo de la REPAM insiste en las implicaciones de la sinodalidad, apoyándose en la Constitución Apostólica Episcopalis Communio que afirma: “También el Sínodo de los Obispos debe convertirse cada vez más en un instrumento privilegiado para escuchar al Pueblo de Dios: «Pidamos ante todo al Espíritu Santo, para los padres sinodales, el don de la escucha: escucha de Dios, hasta escuchar con Él el clamor del pueblo; escucha del pueblo, hasta respirar en él la voluntad a la que Dios nos llama»(23).


Deja un comentario

Orientaciones pastorales del Vaticano para los obispos y sacerdotes de China

2018.09.21 Dialogo con la Cina – Cattolici pregano davanti alla Basilica di Nostra Signora de Sheshan in Shanghai2018.09.21 Dialogo con la Cina – Cattolici pregano davanti alla Basilica di Nostra Signora de Sheshan in Shanghai EDITORIAL

Sugerencias para el Clero chino en el respeto de la libertad de conciencia

Las Orientaciones pastorales de la Santa Sede para Obispos y sacerdotes ante la solicitud de las autoridades gubernamentales de inscribirse civilmente: la salvaguarda de la doctrina católica y de la conciencia

ANDREA TORNIELLI

Absoluto respeto a la libertad de conciencia de cada uno, cercanía y comprensión de la situación que aún viven las comunidades católicas, sugerencias para opciones operativas concretas que permitan al Clero chino inscribirse sin dejar de lado lo que la Iglesia católica ha siempre creído sobre la comunión con el Sucesor de Pedro. Es esto lo que contiene la Nota de la Santa Sede sobre las Orientaciones Pastorales para los Obispos y sacerdotes de la República Popular China.

En el origen del documento están las muchas preguntas llegadas al Vaticano por parte del Clero de China. ¿Qué comportamiento adoptar ante la urgente solicitud de inscribirse de acuerdo a lo establecido por la ley por las autoridades políticas? ¿Qué hacer con el dilema de la conciencia representado por algunos textos problemáticos que a menudo se les pide que firmen?

Ante estos interrogantes, la Santa Sede responde sobre todo reafirmando un principio general fundamental: debe ser respetada la libertad de conciencia y, por lo tanto nadie puede ser obligado a dar un paso que no tiene la intención de realizarlo.

La firma del Acuerdo Provisorio entre la Santa Sede y la República Popular China sobre el nombramiento de Obispos de septiembre de 2018 ha iniciado un camino nuevo en las relaciones chino-vaticano y ha llevado al primer resultado importante de la plena comunión de todos los obispos chinos con el Papa. Pero no todas las dificultades se han resuelto: el Acuerdo representa, de hecho, sólo el principio de un camino. Una de las dificultades actuales se refiere a la petición dirigida a los sacerdotes y obispos para que se inscriban oficialmente ante las autoridades, tal y como prescribe la legislación china. A pesar del compromiso de querer encontrar una solución aceptable y compartida, en diferentes regiones de la República Popular China se proponen a los sacerdotes textos para firmar que no están conformes con la doctrina católica, que crea comprensibles dificultades de conciencia, ahí donde se les pide aceptar el principio de independencia, autonomía y autogestión de la Iglesia en China.

La situación actual es muy diferente a la de los años Cincuenta, cuando se intentó crear una Iglesia nacional china separada de Roma. Hoy, gracias al Acuerdo Provisorio, las autoridades de Pekín reconocen el rol peculiar del Obispo de Roma en la elección de los candidatos al episcopado y, por tanto, su autoridad como pastor de la Iglesia Universal. La Santa Sede continúa trabajando, para que toda declaración, requerida en el momento de la inscripción, se ajusten no sólo a las leyes chinas, sino también a la doctrina católica y, por lo tanto, aceptables para los Obispos y sacerdotes.

Teniendo en cuenta la situación particular que viven las comunidades cristianas del País, en espera de superar definitivamente el problema, la Santa Sede sugiere, por tanto, una posible modalidad concreta para permitir a la persona que se encuentra en duda, pero deseosa de inscribirse, pueda resolver sus reservas.

Se trata de una sugerencia que se introduce en el surco inaugurado por la Carta a los católicos chinos publicada en mayo de 2007 por Benedicto XVI. En ese texto, el Papa Ratzinger reconocía que «en bastantes casos concretos, si no en casi todos, en el proceso de reconocimiento intervienen organismos que obligan a las personas implicadas a asumir actitudes, a realizar gestos y a adquirir compromisos que son contrarios a los dictámenes de su conciencia como católicos». Y agregaba: «Comprendo, pues, lo difícil que resulta determinar en estas diversas condiciones y circunstancias la opción correcta para actuar. Por este motivo la Santa Sede, después de reafirmar los principios, deja la decisión a cada Obispo que, después de escuchar a su presbiterio, está en condiciones de conocer mejor la situación local, sopesar las posibilidades concretas de opción y valorar las eventuales consecuencias dentro de la comunidad diocesana». Hace doce años atrás, por lo tanto, el Papa mostraba comprensión y, de hecho, autorizaba a cada uno de los Obispos a decidir pensando en primer lugar en el bien de sus respectivas comunidades.

Hoy la Santa Sede realiza una ulterior etapa de carácter pastoral en el camino emprendido y en un contexto objetivamente diferente del pasado. Con las Orientaciones Pastorales ahora publicadas, se sugiere la posibilidad de que los Obispos y sacerdotes pidan, en el momento de la inscripción, que se añada una frase escrita, donde se afirme que la independencia, autonomía y autogestión de la Iglesia se entienden sin dejar de lado la doctrina católica. Es decir, como independencia política, autonomía administrativa y autogestión pastoral, la misma que viven todas las Iglesias locales del mundo. Si no será permitido hacer el añadido por escrito, al Obispo o sacerdote que quiere inscribirse se sugiere la oportunidad de hacer esta puntualización al menos verbalmente, posiblemente en presencia de un testigo. Y también se le pide que informe inmediatamente a su propio Obispo de la inscripción y de las circunstancias en las que se ha realizada. En cambio, quien no esté seguro de inscribirse en estas condiciones, no debe sufrir presiones indebidas.

Es evidente el origen del documento: una mirada realista a la situación existente y a las dificultades aún presentes, la intención de ayudar a quien se encuentra en la duda respetando siempre la conciencia de cada uno en la conciencia de los sufrimientos sufridos, la voluntad de contribuir a la unidad de los católicos chinos y de favorecer el público ejercicio del ministerio episcopal y sacerdotal para el bien de los fieles: de hecho, la clandestinidad, como escribía Benedicto XVI en su Carta, «no está contemplada en la normalidad de la vida de la Iglesia». También entre las líneas de esta última Nota de la Santa Sede se vislumbra la ley suprema de la “salus animarum”, la salvación de las almas, y la intención de cooperar por la unidad de las comunidades católicas chinas, según una mirada evangélica que manifiesta cercanía y comprensión por lo que han vivido y están viviendo los fieles en China. En su Mensaje del 26 de septiembre de 2018 a los católicos chinos, el Papa Francisco había expresado «sentimientos de gratitud al Señor y de sincera admiración — que es la admiración de toda la Iglesia católica — por el don de vuestra fidelidad, de la constancia en la prueba, de la arraigada confianza en la Providencia divina, también cuando ciertos acontecimientos se demostraron particularmente adversos y difíciles».

Finalmente, hay que decir con claridad: no hay ingenuidad en las Orientaciones Pastorales. La Santa Sede es consciente de las limitaciones y de las “presiones intimidatorias” que sufren muchos católicos chinos, pero quiere demostrar que se puede mirar hacia adelante y caminar sin desviarse de los principios fundamentales de la comunión eclesial. Es la diligencia del Papa la que permite anclar estas Orientaciones sobre la esperanza cristiana, siguiendo al Espíritu que impulsa a la Iglesia a escribir una página nueva.


Deja un comentario

Programa del viaje del Papa a Mozambique, Madagascar y Mauricio en septiembre.

Programa del Viaje Apostólico del Papa a Mozambique, Madagascar y Mauricio

Programa del Viaje Apostólico del Papa Francisco a Mozambique, Madagascar y Mauricio, del 4 al 10 de septiembre de 2019.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

La Oficina de Prensa de la Santa Sede publicó este viernes, 28 de junio, el programa del Viaje Apostólico que realizará el Papa Francisco a Mozambique, Madagascar y Mauricio, del 4 al 10 de septiembre de 2019.

Primera etapa: Mozambique

El Santo Padre partirá de Roma, la mañana del miércoles 4 de septiembre rumbo a Mozambique; a su llegada al Aeropuerto Internacional de Maputo, alrededor de las 18.30 hora local, se llevará a cabo la Ceremonia de Bienvenida. Al día siguiente, el jueves 5 de septiembre, el Pontífice realizará la Visita de Cortesía al Presidente en el Palacio Ponta Vermelha de la capital de Mozambique; enseguida el Papa Francisco dirigirá un discurso en el Encuentro con las Autoridades, la Sociedad Civil y el Cuerpo Diplomático; al finalizar este Encuentro el Papa se dirigirá a la Nunciatura Apostólica en Mozambique donde almorzará. Por la tarde de ese mismo día, el Pontífice encontrará a los Obispos, sacerdotes, religiosos, consagrados, seminaristas y catequistas en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Maputo.

Segunda etapa: Madagascar

Mientras que, la mañana del viernes 6 de septiembre, el Santo Padre visitará el Hospital de Zimpeto; sucesivamente, el Pontífice celebrará la Santa Misa en el Estadio de Zimpeto; para luego dirigirse al Aeropuerto Internacional de Maputo, donde tendrá lugar la Ceremonia de despedida, su salida hacia Madagascar está prevista para las 12.40 del mediodía. Después de casi 4 horas de vuelo, el Papa Francisco llegará al Aeropuerto Internacional de Antananarivo, donde se llevara a cabo la Ceremonia de Bienvenida. Al día siguiente, sábado 7 de septiembre, el Obispo de Roma realizará la Visita de Cortesía al Presidente en el Palacio Presidencial “Iavoloha”; sucesivamente, el Pontífice encontrará a las Autoridades, la Sociedad Civil y el Cuerpo Diplomático en el Ceremony Building; alrededor del mediodía, el Papa Francisco rezará la Hora Media en el Monasterio de las Carmelitas Descalzas; para luego dirigirse a la Nunciatura Apostólica en Madagascar, donde almorzará. Por la tarde del sábado, el Santo Padre sostendrá un Encuentro con los Obispos de Madagascar en la Catedral de Anddohalo; posteriormente, el Papa visitará la Tumba de la Beata Victoire Rasoamanarivo; para finalmente concluir su jornada con la Vigilia con los Jóvenes en el Campo Diocesano de Soamandrakizay.

El domingo 8 de septiembre, el Papa Francisco pronunciará su homilía en la celebración de la Santa Misa en el Campo Diocesano de Soamandrakizay; alrededor del mediodía, el Pontífice almorzará con el séquito papal en la Nunciatura Apostólica. Por la tarde, el Santo Padre visitará la Ciudad de la Amistad de Akamasoa; mientras que en la cantera de Mahatzana, el Papa orará por los Trabajadores; su jornada la concluirá con el Encuentro con los Sacerdotes, religiosos, consagrados y seminaristas en el Collège de Saint Michel.

Tercera etapa: Mauricio

El lunes 9 septiembre, el Santo Padre partirá rumbo a Mauricio, su llegada al Aeropuerto de Port Louis está prevista para las 10.40 hora local, ahí se llevara a cabo la Ceremonia de Bienvenida. Posteriormente, el Papa Francisco celebrará la Santa Misa en el Monumento de María Reina de la Paz; al concluir la celebración, el Pontífice almorzará junto con los Obispos de la CEDOI en el Episcopio. Por la tarde, el Santo Padre realizará una visita privada al Santuario De Pere Laval; sucesivamente, el Papa se dirigirá al Palacio Presidencial para la Visita de Cortesía al Presidente; enseguida y en el mismo lugar, el Pontífice encontrará al Primer Ministro; siempre en el Palacio Presidencial, el Obispo de Roma dirigirá un discurso a las Autoridades, la Sociedad Civil y el Cuerpo Diplomático. Al concluir este encuentro, el Papa se dirigirá al Aeropuerto de Port Louis, donde se realizará la Ceremonia de Despedida antes de salir hacia Antananarivo, a donde su llegada está prevista para las 20.00 horas.

Finalmente, el día martes 10 de septiembre, el Papa Francisco se despedirá de Madagascar en el Aeropuerto Internacional de Antananarivo, donde tendrá lugar la Ceremonia de Despedida. Su llegada a Roma está prevista para las 19.00 horas.


Deja un comentario

El Papa celebrará el Corpus en Casal Bertone de Roma. Por qué.

Papa Francisco Corpus Christi parroquia Casal BertoneEl Papa celebrará el Corpus Christi la parroquia de Santa María Consoladora en Roma 

Expectativa en Casal Bertone por la celebración del Corpus Christi con el Papa

Mañana por la tarde, el Papa Francisco celebrará la solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo en el barrio romano de Casal Bertone. Entrevista con el párroco Don Luigi Lani

Fabio Colagrande – Ciudad del Vaticano

Mañana 23 de junio, a las 18 horas, el Papa Francisco se dirigirá al barrio romano de Casal Bertone para presidir la celebración eucarística en la solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo, en la explanada de la parroquia de Santa María Consoladora. Al final de la Misa tendrá lugar una procesión con el Santísimo Sacramento por las calles de la zona, guiada por el Cardenal Vicario Angelo De Donatis.

Francisco es el cuarto Papa que visita la parroquia de Casal Bertone, antes que él estuvieron allí Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI, que fue su cardenal titular. Para prepararse de la mejor manera posible a la llegada del Pontífice, el jueves pasado fue dedicado a la adoración eucarística.

La parroquia romana está vinculada a la historia del bombardeo de la capital durante la Segunda Guerra Mundial,  situada en un barrio donde hoy en día hay muchas personas mayores y un fuerte sentido de pertenencia. Así describe el párroco Don Luigi Lani la iglesia parroquial de Casal Bertone que el Papa Francisco escogió para la celebración de la solemnidad del Corpus Christi de mañana. Estas son las palabras de Don Luigi ante los micrófonos de Radio Vaticana Italia:

R. – Pues bien, hay tanta alegría, tanta emoción, tanta gratitud: esta parroquia es una parroquia afortunada porque es el cuarto Papa que acogemos en 75 años de historia. Esta visita del Papa abre las celebraciones del 75º aniversario de la vida de la parroquia. Hay tanta alegría, tanta gratitud, tanta expectativa.

¿Qué nos dice, entonces, de la historia de esta parroquia romana?

R. – Esta parroquia romana nació después del bombardeo de San Lorenzo: los desplazados de San Lorenzo se precipitaron aquí, porque estamos exactamente detrás de la zona de Verano: aquí sólo había una parroquia que era, precisamente, la parroquia de San Lorenzo en Verano, conservada por los frailes franciscanos. Luego, la parroquia comenzó a vivir después del bombardeo del 44: comenzó en una tienda cerca de la plaza, luego comenzó la construcción del templo… Tullio Rossi es el arquitecto que construyó esta iglesia. Esta parroquia tuvo la suerte de contar con cuatro párrocos históricos romanos hasta el año 2006; luego, en el 2006, otros párrocos le siguieron. Tuvo figuras históricas como Mons. Maccari, el Cardenal Canestri, Mons. Appignanesi y luego Mons. Pompili. Es una parroquia muy arraigada en la fe. Tuvo la visita de Pablo VI en 1964, de Juan Pablo II en 1995, de Benedicto XVI – fue su primera visita a una parroquia romana – en 2005 y hoy esperamos al Papa Francisco.

Estamos entre Tiburtino y Pigneto, como nos recordaba, también cerca de San Lorenzo fuera de los Muros ¿qué tipo de personas asiste a su parroquia?

R. – La característica, creo -soy romano- la característica es un poco única, porque hay una fuerte residencia: aquí hay generaciones que viven juntas. Abuelos, padres, nietos, hay personas que nunca se han mudado de Casal Bertone. Muchas familias jóvenes quieren quedarse aquí en Casal Bertone. La clase es de clase media, clérigos, muchos maestros, abogados, contadores y hay un grupo de ancianos, en su mayoría viudos o viudas, y hay un buen centro de ancianos en el barrio que hace una hermosa animación, incluyendo actividades culturales, recreativas y lúdicas con las que la parroquia ha estado trabajando durante muchos años. Entonces, yo diría que es un barrio, un “pueblito” donde se conocen, donde hay una fuerte radicalidad, una fuerte pertenencia, una fuerte residencia que permite lazos muy hermosos. Y luego, la plaza aquí es realmente la plaza del barrio, un punto de encuentro, encrucijada de amistades, encrucijada de relaciones, citas.

Uno de esos muchos pequeños “pueblitos” que hay dentro de Roma….

R. – Correcto.

¿Y cómo usted y sus colaboradores anunciaron esta buena noticia? ¿Cómo explicó la visita del Papa?

R. – Una vez que la noticia se hizo cierta -porque en estos meses hubo alguna fibrilación- lo anuncié el Domingo de Ramos, de la Pasión, cuando celebré en la plaza: al final hice este hermoso anuncio y hubo un estruendoso aplauso y una muy, muy hermosa bienvenida a la noticia.

El tráfico se detendrá mañana por la noche…

R. – Eh sí, sí…. Repito, Casal Bertone en esto es un poco único porque aquí se viene, a Casal Bertone, no es que se pasa para a ir a otros barrios, a otras zonas. Así que esto es realmente un unicum: está cerrado el barrio. Así que, una vez cerrada Vía Prenestina, Largo Preneste y Piazzale Prenestino aquí estamos un poco en una “isla feliz”.


Deja un comentario

Probable visita del Papa a Iraq el 2020

Papa Francisco Presidente Iraq Salih visitaEl Papa Francisco y el Presidente de Iraq Salih el 24 noviembre de 2018  (ANSA)

Iraq, Presidente Salih: visita del Papa es acontecimiento histórico

Barham Salih recibió al Patriarca Sako para empezar a hablar de la posible visita del Papa quien, hablando a la Rocao, expresó su deseo de ir a Iraq el próximo año. Entre los cristianos de la llanura de Nínive, que aún hoy viven una situación difícil, hay expectativa e inquietud

Ayer, el Presidente iraquí Barham Salih recibió al Patriarca Caldeo el cardenal Louis Raphael Sako en su oficina de Bagdad, en el contexto de una visita de tonos cálidos y cordiales. Al comentar la intención del Papa de visitar el país en 2020, el jefe de Estado iraquí habló de un “acontecimiento histórico”. También recordó las numerosas intervenciones pasadas del Papa en favor de “la paz y la estabilidad” en el país y de “la seguridad para todos los ciudadanos”. Salih subrayó el valor de los cristianos y su papel “en la construcción” de Iraq; ellos son un componente “original” del país y han “contribuido a su desarrollo y civilización”. En respuesta, el Card. Sako expresó su “aprecio” por las palabras del Presidente y subrayó su papel fundamental como garante de la “unidad nacional”. El cardenal y el jefe de Estado – informa la Agencia AsiaNews – discutieron a continuación los pasos a seguir en previsión de la posible visita del Papa.

Expectativa entre los cristianos de Nínive por la visita del Papa

Una visita del Papa Francisco a Iraq sería “importante” para los cristianos, especialmente para la comunidad de Mosul y la llanura de Nínive, que “vive todavía hoy una situación difícil” en una “tierra quemada que necesita ser reconstruida”. Lo relata a AsiaNews el Padre Paolo Thabit Mekko, sacerdote caldeo a cargo de la comunidad de Karamles, en el norte, comentando las palabras del Papa expresando su deseo de viajar a Iraq en 2020. “En cuanto se difundió la noticia – subraya Don Paolo – entre los cristianos de Nínive se difundió un sentimiento de expectación y de inquietud. Esperan que la fecha sea oficializada y que sea lo más cercana posible”. La presencia del Pontífice, añade el sacerdote caldeo, sería “un impulso esencial para los que todavía hoy viven una situación difícil”, como la de las comunidades de Mosul y de la llanura de Nínive. “Estamos viviendo un momento crítico -continúa- porque necesitamos reconstruir entre tantos desafíos y tantas incertidumbres; nuestro futuro sigue siendo oscuro, aunque haya un deseo de empezar de nuevo”.

Visita papal signo de gran atención por los cristianos iraquíes olvidados

Ante las dificultades y las incertidumbres, afirma Don Paolo, esta visita representaría “un signo de gran atención para la comunidad cristiana iraquí, que corre el riesgo de ser olvidada tanto en su propio país como por la comunidad internacional. Necesitamos ayuda, colaboración para afrontar y superar los numerosos retos: protección de la identidad, emigración, preservación de un patrimonio antiguo y arraigo a esta tierra”.