Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Venezuela: la compleja sucesión en el arzobispado de Caracas.

Venezuela bajo la lupa del Papa y la sucesión “a mitad” en Caracas

Los obispos venezolanos preparan un detallado informe para Francisco sobre la situación en su país, que le entregarán el próximo 10 de septiembre. Como telón de fondo, la sorpresiva sucesión episcopal en Caracas
Pubblicato il 13/07/2018
CARLOS ZAPATA – ANDRÉS BELTRAMO ÁLVAREZ
CIUDAD DEL VATICANO

El Papa nunca dejó de seguir la volátil situación social y política en Venezuela. En la primera quincena de septiembre, Francisco tendrá la oportunidad de pasar revista a los últimos acontecimientos cuando reciba a todos los obispos de ese país en visita “ad limina apostolorum”. Una cita con mucho telón de fondo. No sólo por la aguda crisis humanitaria que afrontan los venezolanos, sino -sobre todo- la salida de escena del cardenal arzobispo de Caracas, Jorge Urosa Savino, y el nombramiento en su lugar no de un sustituto definitivo, sino de un administrador apostólico. Alternativa que sorprendió, tanto dentro como fuera del territorio venezolano.

 

Apenas el 9 de julio pasado la sala de prensa del Vaticano anunció la doblemente peculiar sucesión episcopal. Por un lado, el pontífice aceptó la renuncia de Urosa por límite de edad a menos de un año de haberla presentado, cuando cumplió los 75 años. El próximo 28 de agosto el cardenal llegará a los 76, pero no manifiesta problemas de salud ni impedimentos que condicionasen su labor. Podría haber seguido, pero el Papa optó por designarle un sucesor.

 

Aquí la segunda sorpresa. El elegido fue el también cardenal Enrique Baltazar Porras, aún arzobispo de Mérida. Él asumirá las riendas de la Iglesia en la capital con todas las funciones, aunque será administrador apostólico y no arzobispo. Sobre este particular se han tejido diversas especulaciones, aún no del todo aclaradas (al menos no oficialmente).

 

La peculiar designación de un administrador permite al Papa cubrir la sede vacante sin depender del visto bueno del gobierno del presidente Nicolás Maduro. La costumbre de contar con una aprobación oficial la exige el concordato vigente entre la Santa Sede y Venezuela, con base en el Modus Vivendi firmado en 1964 entre ambas partes.

 

Algo similar ocurrió hace 15 años, cuando fue necesario suceder al cardenal Ignacio Antonio Velasco García como arzobispo de la capital venezolana, fallecido el 6 de julio de 2003. Más de dos años tardó la Santa Sede en designar un sustituto, luego que el gobierno del entonces presidente Hugo Chávez vetó todas las propuestas enviadas desde Roma. Mientras tanto, Nicolás Bermúdez fungió como administrador apostólico. La solución llegó ya en el pontificado de Benedicto XVI, cuando el Vaticano presentó el nombre de Urosa Savino y advirtió al gobierno, diplomáticamente, que sería la última propuesta.

 

Fue así como el, hasta entonces arzobispo de Valencia, se convirtió en pastor de Caracas, el 19 de septiembre de 2005. Chávez hizo de todo por presentar la designación como favorable a sus intereses, y tal era su entusiasmo que el 24 de marzo del año siguiente, cuando Urosa recibió el birrete cardenalicio, el presidente llamó por celular al nuevo purpurado justo en medio de las visitas de cortesía que tuvieron lugar en las galerías vaticanas. Más allá del gesto de cortesía, pronto quedó claro que el cardenal no era precisamente “chavista”.

 

Así como no es “madurista” Porras. Caraqueño de nacimiento, no sólo goza de la confianza del actual Papa, también Benedicto XVI le encomendó no pocos encargos de peso. Fue él quien organizó la visita de Juan Pablo II a Venezuela y quien atendió a la prensa en Aparecida, Brasil, durante la primera visita de Benedicto XVI a América Latina previo al lanzamiento de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano.

 

Guarda además un particular historial de desencuentros con la era Maduro y Chávez, de cuya vida sin embargo fue garante durante el llamado vacío de poder y el paro petrolero venezolano, que derivó posteriormente en una controvertida renuncia del entonces primer mandatario.

 

La complejidad de las relaciones Iglesia – Estado y el difícil panorama venezolano formarán parte de la cita de septiembre entre el Papa y los obispos, quienes ya anticiparon: “Le plantearemos la situación de la Iglesia en el país y escucharemos su mensaje y orientación”.

 

El vicepresidente del Episcopado del país, Mario Moronta, dijo al dar lectura a una carta pastoral que llevarán a Roma, que la audiencia con Francisco se tiene prevista para el día 10 de septiembre en horas de la mañana: “El Papa nos recibirá en conjunto a todos los obispos de la Conferencia Episcopal, con quienes tendrá un diálogo fraterno acerca de la vida de la Iglesia y la situación del propio país”.

 

Agregó que les “dará un mensaje para orientar e iluminar nuestra vida eclesial y el trabajo de la Iglesia en Venezuela para los próximos años”. No obstante, con su presencia en Roma desean ratificar su “comunión con el Papa Francisco, quien siempre ha mostrado una seria y decidida preocupación por Venezuela, que agradecemos de todo corazón”. “A él y a sus más inmediatos cooperadores les haremos sentir la voluntad de libertad, justicia y paz de todo nuestro pueblo, golpeado por la crisis que vive la nación”, siguió.

 

Tras recordar que los prelados no acuden a Roma “como turistas ni como simples funcionarios”, indicaron que la visita “quiere ser una respuesta a la gracia de Dios que nos invita a fortalecer nuestro ministerio como pastores”; así como “para recibir nuevas luces en beneficio de nuestra acción pastoral siempre a favor del pueblo de Venezuela”.

 

Al instalar la edición 110 de la asamblea general de los obispos, el presidente de la Conferencia Episcopal José Luis Azuaje recordó las más de 130 muertes derivadas de las protestas contra el “régimen totalitario” de Nicolás Maduro. “La mayoría eran estudiantes, eran seres humanos, hijos de madres, ¡no eran cosas! ¡La vida de ellos valía más que esta llamada revolución!”, dijo.

 

Denunció la “situación de empobrecimiento a la que ha sido sometida la nación” y precisó que la Iglesia “ha tenido que actuar de forma subsidiaria en alimentación, educación y salud” ante una ausencia absoluta del Estado. La demanda, insistió, sobrepasa la oferta porque “no tenemos los recursos para responder a la crisis humanitaria”. Anticipó que “nada ni nadie” detendrá la acción de la Iglesia, “porque es un signo de cercanía” y aseguró que “no estamos solos” en lo que calificó como una “lucha por llevar vida en dignidad a nuestro pueblo”.

 

“La Iglesia es pueblo que se hace presente en la realidad social, por lo que vive, sufre padece” todo cuanto ocurre en el país, sumergido en una “crisis globalizada”. No obstante, recordó también las palabras del papa Juan Pablo II, al señalar que “Cristo parecía impotente cuando estaba en la cruz, pero Dios siempre puede más. ¡Y el amor vence siempre!”.

 

Aunque las asambleas del episcopado suelen contar con la presencia de casi la totalidad de los prelados del país, en le reunión de esta semana se notaron grandes ausentes. Entre ellos el propio cardenal Urosa Savino, quien faltó el lunes en la víspera de la aceptación de su renuncia; el hasta ahora arzobispo de Maracaibo (la importante arquidiócesis del petrolero estado Zulia), Ubaldo Santana; y el obispo emérito de Cumaná, Diego Padrón, expresidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) y un importante asesor de ese órgano colegiado.

Anuncios


Deja un comentario

Venezuela: sustitución del arzobispo de Caracas

Venezuela, el Papa nombra al cardenal Porras administrador de Caracas

Después de alrededor de trece años, renuncia Urosa Savino, que en agosto cumple 76 años

El cardenal Porras

Pubblicato il 09/07/2018
Ultima modifica il 09/07/2018 alle ore 13:22
REDACCIÓN
ROMA

 

El cardenal Jorge Liberato Urosa Savino deja la guía de la arquidiócesis de Caracas en Venezuela, después de alrededor de 13 años. El Papa aceptó su renuncia hoy, 9 de julio de 2018, presentada por haber alcanzado el límite de edad (pues el purpurado cumplirá el próximo 28 de agosto 76 años). Y en su lugar, como administrador apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” llegará a la iglesia de la capital venezolana el cardenal Baltazar Enrique Porras Cardozo, arzobispo de Mérida.

 

Urosa Savino nació en 1942 y fue ordenado sacerdote en 1967 por el cardenal José Humberto Quintero Parra. Juan Pablo II lo nombró el 3 de julio de 1982 obispo auxiliar de Caracas y, posteriormente, el 16 de marzo de 1990, fue nombrado arzobispo de Valencia, arquidiócesis que guió hasta el 19 de septiembre de 2005. Después de haber sido administrador apostólico de Caracas por poco más de dos años, fue nombrado arzobispo el 19 de septiembre de 2005. El Papa Benedicto XVI lo creó cardenal en el Consistorio del 24 de marzo de 2006.

 

Urosa Savino también es gran prior para Venezuela y caballero de la Gran Cruz de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, ha sido miembro del Consejo de cardenales para el análisis de los problemas de organización y económicos de la Santa Sede y participó en el Cónclave que el 23 de marzo de 2013 eligió al Papa Francisco.

 

En estos meses, el cardenal no ha dejado de pronunciarse en relación con la crisis que vive su país, criticando particularmente la represión violenta que han perpetrado las fuerzas de seguridad del estado y grupos paramilitares en contra de los manifestantes que protestan en contra de las políticas del gobierno. «Se podría hablar de guerra de un gobierno contra el pueblo», llegó a afirmar.

 

El 8 de junio de 2017 dirigió a una delegación de la Conferencia Episcopal de Venezuela que se reunió con el Papa Francisco en el Vaticano durante un encuentro privado, en el que se expuso un informe sobre la difícil situación social, humanitaria y política que está viviendo el país sudamericano desde que comenzaron las protestas en contra del presidente Nicolás Maduro.

 

En esa ocasión también estaba presente el cardenal Porras Cardozo. Como Urosa Savino, él también nació en Caracas, el 10 de octubre de 1944. Fue ordenado sacerdote en 1967, en 1983 Juan Pablo II lo nombró obispo titular de Lamdia y auxiliar de la arquidiócesis de Mérida, en los Andes, y después arzobispo. De 2007 a 2011 fue el primer vicepresidente del CELAM y el Papa Francisco lo creó cardenal en noviembre de 2016


Deja un comentario

Venezuela: asamblea de la Conferencia episcopal.

Obispos de VenezuelaObispos de Venezuela 

110° Asamblea Plenaria de los Obispos venezolanos

En el centro de los temas abordados, el plan trienal de evangelización, la animación pastoral y la visita ad Limina de los obispos en el mes de setiembre

Ciudad del Vaticano

Comunicado de la Conferencia Episcopal Venezolana

El Episcopado Venezolano se reunirá del 07 al 11 de julio de 2018 en lo que será su CX Asamblea Ordinaria Plenaria a realizarse en la Casa Mons. Ibarra, sede de la Conferencia Episcopal Venezolana.

La Centésima Décima Asamblea de la CEV inicia formalmente el sábado 07 de julio a las 9:00 am con un acto Eucarístico en la capilla “Trono de la Sabiduría” de la Universidad Católica Andrés Bello, (UCAB).

Seguidamente las palabras de instalación de la Asamblea estarán a cargo del Presidente de la CEV, el Excelentísimo Monseñor José Luis Azuaje Ayala, Arzobispo electo de la Arquidiócesis de Maracaibo, a las 10:00 am en el auditorio de la biblioteca de la UCAB, al lado del Centro Cultural B.O.D, en Montalbán; quien realizará una presentación del panorama nacional y eclesial de Venezuela.

Durante el desarrollo de la Asamblea se presentará el Plan Trienal 2018-2021 para su aprobación definitiva. El Plan Trienal de la CEV es el producto del trabajo de los diversos órganos de la Conferencia Episcopal Venezolana, canalizado a través de la Secretaría General y los diversos Departamentos y servicios pastorales (SPEV) que la conforman. Responde a un mandato del Concilio Plenario de Venezuela, quien ve en él un “instrumento para la evangelización y animación pastoral” (ICM 239).

Entre otros puntos importantes de la agenda de esta Asamblea resalta la visita Ad Limina de los Obispos Venezolanos a Roma, a realizarse en el mes de septiembre de 2018. La visita “Ad Limina Apostolorum” tiene un significado preciso, a saber: el fortalecimiento de los Obispos en su responsabilidad como sucesores de los Apóstoles y de la comunión con el Sucesor de Pedro quien los recibe y trata con los Obispos cuestiones concernientes a su misión eclesial.

Actualmente la Conferencia Episcopal Venezolana está conformada por 41 Obispos titulares entre los que cuentan 2 Cardenales, 9 Arzobispos, 27 Obispos, 2 Exarcas, 1 Obispo del Ordinariato militar y 5 Obispos Auxiliares, quienes ejercen sus labores pastorales en 41 circunscripciones eclesiásticas. Además de 16 Obispos Eméritos.

La culminación de la CX Asamblea Plenaria Ordinaria de la CEV, está prevista para el miércoles 11 de julio, donde los Arzobispos y Obispos presentarán la acostumbrada Exhortación Pastoral con miras a los desafíos pastorales de la Iglesia en Venezuela.


Deja un comentario

Fiesta de S. Pedro en el Vaticano. Homilía del Papa

El Papa: “Confesar la fe es identificar los «secreteos» del maligno”

Homilía del Papa Francisco en la Santa Misa con la Bendición de los Palios para los nuevos Arzobispos Metropolitanos, en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, Apóstoles.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Sigue latiendo en millones de rostros la pregunta: ¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro? Confesemos con nuestros labios y con nuestro corazón: «Jesucristo es Señor». Este es nuestro cantus firmus que todos los días estamos invitados a entonar”, lo dijo el Papa Francisco en su homilía en la celebración Eucarística con la Bendición de los Palios para los nuevos Arzobispos Metropolitanos, en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo, Apóstoles, este viernes 29 de junio de 2018.

«¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?»

Las lecturas de esta fiesta litúrgica, señaló el Papa Francisco, nos permiten tomar contacto con la tradición apostólica más rica y nos ofrecen las llaves del Reino de los cielos. Tradición perenne y siempre nueva que reaviva y refresca la alegría del Evangelio, y nos permite así poder confesar con nuestros labios y con nuestro corazón: «Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre» (Flp 2,11). En este sentido, todo el Evangelio – afirmó el Santo Padre – busca responder a la pregunta que anidaba en el corazón del Pueblo de Israel y que tampoco hoy deja de estar en tantos rostros sedientos de vida: «¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?» (Mt 11,3).

Pedro: «Tú eres el Mesías», el Ungido de Dios

Pedro – explicó el Papa Francisco – tomando la palabra en Cesarea de Filipo, le otorga a Jesús el título más grande con el que podía llamarlo: «Tú eres el Mesías», es decir, el Ungido de Dios. “Me gusta saber que fue el Padre quien inspiró esta respuesta a Pedro – precisó el Pontífice – que veía cómo Jesús ungía a su Pueblo. Jesús, el Ungido, que de poblado en poblado, camina con el único deseo de salvar y levantar lo que se consideraba perdido”.

En esa unción, subrayó el Papa, cada pecador, perdedor, enfermo, pagano —allí donde se encontraba— pudo sentirse miembro amado de la familia de Dios. “Con sus gestos, Jesús les decía de modo personal: tú me perteneces. Como Pedro, también nosotros podemos confesar con nuestros labios y con nuestro corazón no solo lo que hemos oído, sino también la realidad tangible de nuestras vidas: hemos sido resucitados, curados, reformados, esperanzados por la unción del Santo”. Por ello, afirmó el Pontífice, todo yugo de esclavitud es destruido a causa de su unción y no nos es lícito perder la alegría y la memoria de sabernos rescatados, esa alegría que nos lleva a confesar «tú eres el Hijo de Dios vivo».

El Ungido de Dios lleva el amor y la misericordia del Padre

Y es interesante, indicó el Obispo de Roma, prestar atención a la secuencia del pasaje del Evangelio de Mateo (16,21), en que Pedro confiesa la fe en Jesús. “El Ungido de Dios lleva el amor y la misericordia del Padre hasta sus últimas consecuencias. Tal amor misericordioso supone ir a todos los rincones de la vida para alcanzar a todos, aunque eso le costase el buen nombre, las comodidades, la posición… el martirio”.

Ante este anuncio tan inesperado – explicó el Papa Francisco – Pedro reacciona: «¡Lejos de ti tal cosa, Señor! Eso no puede pasarte» (Mt 16,22), y se transforma inmediatamente en piedra de tropiezo en el camino del Mesías; y creyendo defender los derechos de Dios, sin darse cuenta se transforma en su enemigo. “Contemplar la vida de Pedro y su confesión, es también aprender a conocer las tentaciones que acompañarán la vida del discípulo. Como Pedro, como Iglesia – subrayó el Pontífice – estaremos siempre tentados por esos ‘secreteos’ del maligno que serán piedra de tropiezo para la misión. Y digo ‘secreteos’ porque el demonio seduce a escondidas, procurando que no se conozca su intención, «se comporta como vano enamorado en querer mantenerse en secreto y no ser descubierto»”.

Confesar la fe exige identificar los ‘secreteos’ del maligno

En cambio, participar de la unción de Cristo es participar de su gloria, que es su Cruz – afirmó el Papa Francisco – Gloria y cruz en Jesucristo van de la mano y no pueden separarse; porque cuando se abandona la cruz, aunque nos introduzcamos en el esplendor deslumbrante de la gloria, nos engañaremos, ya que eso no será la gloria de Dios, sino la mofa del “adversario”.

No son pocas las veces que sentimos la tentación de ser cristianos manteniendo una prudente distancia de las llagas del Señor – señaló el Papa Francisco – ya que, Jesús toca la miseria humana, invitándonos a estar con él y a tocar la carne sufriente de los demás. “Confesar la fe con nuestros labios y con nuestro corazón exige – como le exigió a Pedro, afirmó el Pontífice – identificar los ‘secreteos’ del maligno. Aprender a discernir y descubrir esos cobertizos personales o comunitarios que nos mantienen a distancia del nudo de la tormenta humana; que nos impiden entrar en contacto con la existencia concreta de los otros y nos privan, en definitiva, de conocer la fuerza revolucionaria de la ternura de Dios”.

Contemplar y seguir a Cristo exige abrir el corazón a los demás

Al no separar la gloria de la cruz – subrayó el Santo Padre – Jesús quiere rescatar a sus discípulos, a su Iglesia, de triunfalismos vacíos: vacíos de amor, vacíos de servicio, vacíos de compasión, vacíos de pueblo. “La quiere rescatar de una imaginación sin límites que no sabe poner raíces en la vida del Pueblo fiel o, lo que sería peor, cree que el servicio a su Señor le pide desembarazarse de los caminos polvorientos de la historia”.  Contemplar y seguir a Cristo exige dejar que el corazón se abra al Padre y a todos aquellos con los que él mismo se quiso identificar, y esto con la certeza de saber que no abandona a su pueblo.

Queridos hermanos, concluyó el Papa Francisco, sigue latiendo en millones de rostros la pregunta: «¿Eres tú el que ha de venir o tenemos que esperar a otro?». Confesemos con nuestros labios y con nuestro corazón: «Jesucristo es Señor». “Este es nuestro cantus firmusque todos los días estamos invitados a entonar. Con la sencillez, la certeza y la alegría de saber que «la Iglesia resplandece no con luz propia, sino con la de Cristo”.

Homilía del Papa Francisco


Deja un comentario

Chile: renuncias y nombramientos de obispos

Chile nombramientos Papa Francisco Talca RancaguaCatedral en Chile 

Renuncias y nombramientos en Chile

Renuncia de los Obispos de Rancagua y Talca. El Papa nombra dos Administradores Apostólicos “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis”

Ciudad del Vaticano

El Santo Padre Francisco ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Rangagua (Chile), presentada por Su Excelencia Mons. Alejandro Goić Karmelić y ha nombrado Administrador Apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” de la diócesis de Rancagua a Su Excelencia Mons. Luis Fernando Ramos Pérez, Obispo Auxiliar de Santiago de Chile.

Asimismo el Pontífice ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Talca (Chile), presentada por Su Excelencia Mons. Horacio del Carmen Valenzuela Abarca y ha nombrado Administrador Apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” de la diócesis de Talca a Su Excelencia Mons. Galo Fernández Villaseca, Obispo Auxiliar de Santiago de Chile.


Deja un comentario

Chile: renuncia de tres obispos, entre ellos Mons. Barros.

Encuentro Papa Francisco Obispos Chile acepta renunciaEncuentro del Papa con los Obispos de Chile 

El Papa Francisco acepta la renuncia de tres obispos en Chile

Se trata de Arzobispo de Puerto Montt, Mons. Cristián Caro Cordero y del Obispo de Valparaíso, Mons. Gonzalo Duarte García de Cortázar, que han presentado la renuncia por motivos de edad, y del Obispo de Osorno, Mons. Barros Madrid, que toma un año sabático

El Papa ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la arquidiócesis de Puerto Montt, en Chile, presentada por motivos de edad por Mons. Cristián Caro Cordero, nombrando administrador apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” de la arquidiócesis al padre Ricardo Basilio Morales Galindo, provincial de los Mercedarios en Chile.

Siempre en Chile, el Santo Padre ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Valparaíso, presentada también por motivos de edad por Mons. Gonzalo Duarte García De Cortázar y ha nombrado administrador apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” de la diócesis a Mons. Pedro Mario Ossandón Buljevic, Obispo auxiliar de Santiago de Chile.

Por último, siempre en Chile, el Papa ha aceptado la renuncia al gobierno pastoral de la diócesis de Osorno, presentada por Mons. Juan Barros Madrid y ha nombrado administrador apostólico “sede vacante et ad nutum Sanctae Sedis” de esta diócesis a Mons. Jorge Enrique Concha Cayuqueo, Obispo auxiliar de Santiago de Chile. Mons. Barros toma un año sabático.


Deja un comentario

España: los obispos españoles felicitan al nuevo presidente.

Cardenal Ricardo Blázquez y Pedro Sánchez.Cardenal Ricardo Blázquez y Pedro Sánchez. 

Obispos españoles felicitan al nuevo presidente, Pedro Sánchez

La Conferencia Episcopal Española expresa al presidente electo por el Congreso, “su predisposición para colaborar sinceramente con las autoridades legítimas del Estado en orden al mejor servicio del bien común”.

Ciudad del Vaticano

A través de un comunicado publicado el lunes 4 de junio, el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), el cardenal Ricardo Blázquez, ha enviado su felicitación en representación de todos los obispos, a D. Pedro Sánchez, tras su elección por parte del Congreso de los Diputados como Presidente del Gobierno de España.

“Le aseguramos -señala el cardenal Blázquez– nuestras oraciones para que, Dios le conceda su luz y su fuerza en el desempeño de las altas responsabilidades que le encomienda el pueblo español, al servicio del bien común, la unidad, prosperidad y cohesión social de nuestro país, la paz, la justicia, la libertad y el bien común de todos los ciudadanos”.

Asimismo, el purpurado manifesta al presidente recién electo, su disposición personal y la de toda Conferencia Episcopal “para colaborar sinceramente con las autoridades legítimas del Estado en orden al mejor servicio del bien común”.

Primer presidente de España elegido por moción de censura

La elección de Pedro Sánchez, candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), tuvo lugar el viernes 1 de junio tras ser aprobada la moción de censura promovida por el PSOE contra el anterior presidente, Mariano Rajoy, perteneciente al Partido Popular, (PP).

El socialista Pedro Sánchez, reunió 180 votos, superando los 176 mínimos que se necesitan para convertirse en el nuevo jefe del Gobierno, mientras que 169 diputados votaron en contra y hubo una abstención.

Tras su nombramiento, inicia una “inexplorada” situación en el panorama de la política española, ya que se trata de la primera vez, en la historia de este país, que un presidente de Gobierno es elegido mediante una moción de censura en el Congreso.

Comunicado de la CEE