Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Papa Francisco: un nuevo horizonte para la promoción de la vida

Un “nuevo horizonte” para promover la vida
En las palabras del Papa Francisco, la perspectiva de trabajo renovada por la Academia para la Vida, llamada a reflexionar sobre cómo acompañar la vida humana en todas y cada una de sus etapas
AP

El Papa ante la asamblea general de la Pontificia Academia para la Vida

35
1
Pubblicato il 05/10/2017
Ultima modifica il 05/10/2017 alle ore 14:55
ANDREA TORNIELLI
CIUDAD DEL VATICANO

Hay un «nuevo horizonte» en el que hay que situar a la «renovada Pontificia Academia para la Vida», y el Papa explicó cuál es al tomar la palabra frente a la Asamblea general que se está llevando a cabo en el Vaticano.

 

Francisco dijo que la renovación de la mirada y del enfoque, con respecto al pasado, es exigida antes que nada porque ha cambiado el contexto en el que vivimos: la «potencia» de las biotecnologías, que nunca antes en la historia de la humanidad le habían dado al hombre la posibilidad de intervenir y manipular la vida (sustituyendo de alguna manera a Dios); pero también los desafíos que presenta la intención de «neutralizar la diferencia sexual», como en el caso de la teoría de género. Por ello la Academia no puede limitarse a «específicas situaciones de conflicto ético, social o jurídico». Se necesita, por el contrario, un enfoque diferente y de conjunto «en relación con la vida, su sentido y su valor».

La cultura individualista y, a menudo, «ególatra» en la que estamos sumergidos no conlleva una mayor libertad, sino a una alianza entre la economía, las finanzas y la técnica «que trata a la vida como un recurso que explotar o descartar en función del poder y de las ganancias». No es, pues, una imagen dulzona de la realidad la que Francisco propone. No hay ningún “buenismo” en su diagnóstico. Lo que cambia, en la indicación del Papa, es el enfoque: «La fe cristiana nos impulsa a retomar la iniciativa, rechazando cualquier conexión con la nostalgia y la queja».

 

Frente a perspectivas monotemáticas y reduccionistas, el Papa Bergoglio recordó: «La pasión por el acompañamiento y el cuidado de la vida, a lo largo del arco completo de su historia individual y social, exige la rehabilitación de un “ethos” de la compasión o de la ternura por la generación y regeneración de lo humano en su diferencia». Defender la vida, promoverla, ayudarla, es algo que no se relaciona solamente con las iniciativas que se ocupan de las fases que se presentan antes del nacimiento o al final de la vida. «Se trata –explicó Francisco– de volver a encontrar sensibilidades para las diferentes edades de la vida, en particular para las de los niños y de los ancianos. Todo lo que en ellas hay de delicado y frágil, vulnerable y corruptible, no es algo que tenga que ver exclusivamente con la medicina y el bienestar.

 

En una sociedad en la que todo, incluso la vida, puede manipularse, comparse o venderse, «el testimonio de la fe en la misericordia de Dios, que afina y cumple toda justicia, es condición esencial para la circulación de la verdadera compasión entre diferentes generaciones. Sin ella –advirtió el Papa–, la cultura de la ciudad secular no tiene ninguna posibilidad para resistir a la anestesia y al envilecimiento del humanismo». Este es el «nuevo horizonte» en el que se sitúa «la misión de la renovada Pontificia Academia para la Vida».

Anuncios


Deja un comentario

América: sube a los 75 años la expectativa de vida.

 

Share
Imprimir
26 de septiembre, 2017 — La esperanza de vida en el continente americano creció hasta los 75 años, una cifra superior en 5 años a la media mundial, indicó un nuevo informe de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) presentado hoy en Washington en el marco de su 29ª Conferencia Sanitaria.

De acuerdo al estudio, en los últimos 45 años la población en la región ganó 16 años de vida como promedio.

A pesar de ello, las principales causas de mortalidad son las enfermedades no transmisibles, como las cardiovasculares, las respiratorias crónicas o el cáncer y la diabetes que provocan cuatro de cada cinco fallecimientos.

La OPS advirtió que en las próximas décadas se prevé un aumento de decesos debido al crecimiento de la población, el envejecimiento, la urbanización y la exposición a distintos factores de riesgo.

El informe también indica que la tasa de obesidad en la región duplica el promedio global y que el 15% de personas mayores de 18 años tiene diabetes, una enfermedad cuyo porcentaje se triplicó durante la última década.

Entre los éxitos que presenta el informe se destaca una disminución de la mortalidad materna y de la infantil que se redujo un 24% entre los años 2002 y 2013.

Además, se reportó la reducción de casos de malaria y lepra, y mejoras en la eliminación de la oncocercosis, y la supresión de la transmisión endémica de la rubéola y el sarampión.

Noticias relacionadas


Deja un comentario

USA: manifestación en favor de la vida.

Estados Unidos: Más de cien mil personas marcharon a favor de la vida

Sabado 28 Ene 2017 | 09:41 am

Foto: Chip Somodevilla/Getty Images.ver más

Washington (Estados Unidos) (AICA):

Tras cumplirse el, viernes 27 de enero, el 40º aniversario de “Roe vs. Wade”, el caso que, sobre la base de una falsedad, permitió la legalización del aborto en los Estados Unidos, más de cien mil personas se congregaron una vez más en la histórica Marcha por la Vida (March for Life).

Como cada año, los ciudadanos se convocaron –en lo que es considerado “el mayor encuentro a favor de la vida del mundo”- para manifestar su apoyo a la defensa del derecho a la vida y su rechazo al aborto, permitido por la Corte Suprema para todo el país desde 1973.

Los manifestantes marcharon por las calles del centro de la ciudad de Washington hasta las escalinatas del palacio de la Corte Suprema de Justicia. Estuvo a cargo de la oración inicial del encuentro el cardenal Timothy Dolan, arzobispo de Nueva York y presidente del Comité para Actividades Provida de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (siglas en inglés: Usccb), quien presidió una misa en la noche previa a la marcha.

Uno de los primeros discursos fue el de la consejera del presidente Donald Trump, Kellyanne Conway, quien recordó que la declaración de independencia norteamericana “declara el derecho a la vida y la ciencia y la razón lo confirman”. “Cada día es una lucha por la vida y hoy es una celebración de la vida”, afirmó.

Luego, el vicepresidente Mike Pence, quien participó como en otros años junto con su familia, sostuvo que “la vida está ganando en los Estados Unidos”. Pence alegó estar en un “momento histórico en la causa de la vida”, y animó a asumirlo “con respeto y compasión por todos los estadounidenses”.

“Que este movimiento sea conocido por la compasión no por la confrontación”, pidió y resaltó: “Continuaremos ganando los corazones y mentes de la nueva generación”.

“Para curar nuestra tierra y restaurar la cultura de la vida, debemos seguir siendo un movimiento que los abraza a todos, se preocupa por todos y muestra respeto por la dignidad y valor de toda persona”, alentó.

El funcionario aseguró que el gobierno estadounidense no descansará “hasta restaurar la cultura de la vida en los Estados Unidos para nosotros y la posteridad”.

Asimismo, la congresista Mia Love señaló que “cada vez que el aborto mata a un niño, todos sufrimos, perdemos nuestro futuro”, y agregó: “Las mujeres que han sobrevivido a Roe vs. Wade, son nuestro futuro y lo que está por venir”.

El congresista Chris Smith señaló que “el lugar más peligroso hoy en los Estados Unidos para una niña o un niño no nacido es una instalación de Planned Parenthood”, institución que destruye un niño no nacido cada dos minutos y ha matado más de 7 millones de bebés desde 1973”, una cifra más de 10 veces mayor que “toda la población de Washington D.C.”, indicó.

Por su parte, la senadora Joni Ernst anunció que en la semana próxima presentará un proyecto de ley “para redirigir el financiamiento federal de Planned Parenthood a verdaderos centros de cuidado de la salud de mujeres”.

Mensaje del papa Francisco a los manifestantes
El papa Francisco saludó a los manifestantes en una carta firmada por el Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, y dada a conocer por el nuncio apostólico en los Estados Unidos, monseñor Christoph Pierre.

El Papa envió “un cálido saludo” y aseguró “su cercanía en la oración a los miles de jóvenes de todo Estados Unidos reunidos en la arquidiócesis de Washington y en la diócesis de Arlington para la anual Marcha por la Vida”. Además, manifestó estar “profundamente agradecido por el impresionante testimonio de la sacralidad de toda vida humana”.

La carta recuerda también lo que señala el papa Francisco en la exhortación apostólica “Amoris laetitia” cuando afirma que es “tan grande el valor de una vida humana, y es tan inalienable el derecho a la vida del niño inocente que crece en el seno de su madre, que de ningún modo se puede plantear como un derecho sobre el propio cuerpo la posibilidad de tomar decisiones con respecto a esa vida”.

El Papa -indicó el texto- “confía en que este encuentro, en el que muchos ciudadanos estadounidenses se manifiestan en nombre de los más indefensos de nuestros hermanos y hermanas, contribuirá a una movilización de las conciencias en defensa del derecho a la vida y a medidas efectivas para asegurar su adecuada protección legal”.

“A todos los presentes el Santo Padre cordialmente imparte su bendición apostólica como un ruego de fortaleza y paz en el Señor”, concluyó la carta. +


Deja un comentario

La marcha por la vida en Lima (Perú)

Multitudinaria Marcha por la Vida en Perú

Martes 15 Mar 2016 | 11:16 am

Multitudinaria Marcha por la Vida en Perúver más

Lima (Perú) (AICA):

Por cuarto año consecutivo la Marcha por la Vida 2016 en Perú vuelve a ser noticia. Más de 750 mil personas solo en Lima, marcharon, el pasado sábado 12 de marzo, por las calles de la capital peruana, en defensa de la vida desde la concepción hasta su fin natural.

En la marcha participaron tanto católicos, congregados por el arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani, como cristianos de diversas denominaciones. El arzobispo señaló que “es la mayor cantidad de ciudadanos nunca antes reunidos en nuestra patria bajo una misma idea y un mismo sentir: defender nuestro primer derecho, la vida”.

Multitud de jóvenes, madres embarazadas, familias con niños y bebés, ancianos y personas con discapacidad se sumaron al acto, en medio de cantos y carteles en defensa de la vida y rechazo al aborto.

Al dirigirse a los cientos de miles de asistentes, el arzobispo de Lima recordó el saludo y bendición del Papa Francisco a la Marcha por la Vida y destacó que los participantes “somos hombres de paz, somos hombres tolerantes, queremos que todo el mundo tenga esa libertad de expresarse”.

“Esta generación de gente joven quiere un Perú diferente. Queremos un Perú en el que se tenga lugar para vivir todos los seres humanos sin exclusiones, sin abortos, buscando la mayor dignidad para cada uno de esos niños”, mencionó el cardenal Cipriani.

El purpurado expresó su pedido a Dios para que proteja a la familia, así como “a aquella mujer que por algún motivo tuvo la debilidad y cayó en esa desgracia del aborto, porque hay que perdonar”. “Pero no podemos fácilmente dejar que se diga que el aborto es un derecho, ¡no es un derecho, es un asesinato!”, subrayó.

“Me siento muy orgulloso, añadió, de estar con ustedes en esta marcha. El Perú está mostrando a América Latina y a Europa que podemos cambiar de mentalidad. Hay que apoyar la vida, la familia y hay que tener el coraje de salir a las calles. No nos van a callar. Saldremos siempre a la calle”, añadió el arzobispo de Lima y Primado del Perú.

Por su parte, Carol Maraví, vocera oficial de la marcha, reflexionó sobre el valor de la vida, porque “para reír, cantar, bailar, gozar de un concierto, protestar o hasta discrepar en las ideas lo primero es estar vivo. De esta forma, la marcha celebra la vida de todo ser humano desde la concepción. Es por ello, que el lema de este año es: Nuestro primer derecho: la Vida”.

Este año, la Marcha por la Vida fue calificada como “apoteósica” por los organizadores ya que contó con delegaciones de todos los distritos de Lima Metropolitana; así como delegaciones especiales del Callao, Carabayllo, Lurín y alrededores de la gran capital. Para quienes defienden la vida en todo el Perú, la Marcha por la Vida también estuvo presente en ciudades como Arequipa, Tumbes, Piura, Trujillo, Cusco, Ayacucho, Tacna, Cañete, Huánuco, Huaraz, Abancay, Huacho, Ayaviri, entre otras ciudades.

Además del arzobispo de Lima, participaron de la marcha el obispo del Callao, monseñor José Luis del Palacio; el obispo de Carabayllo, monseñor Lino Panizza; el obispo de Chosica, monseñor Norberto Strotman; así como pastores de iglesias evangélicas y personalidades de la vida pública peruana de diversas tendencias políticas.

La Marcha por la Vida se posicionó como un referente notable en las redes sociales, tanto en el Perú como en diversos países de mundo como México, Estados Unidos, Honduras, Panamá, Guyana, Ecuador, Chile, Argentina, España, Francia, entre otros.

La Macha por la Vida se realiza en el marco de la celebración en el Perú del “Día del Niño por Nacer”, por la Ley N° 27654 que está basada en el artículo 1º de la Constitución Política del Perú, que señala que: “La defensa de la persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y del Estado”. Para celebrar este día todos los años se organiza la Marcha por la Vida, que es una fiesta donde se reúnen instituciones y personas, sin importar ideología o creencia religiosa, que comparten la causa de la defensa de la vida del ser más indefenso y vulnerable de todos: el niño por nacer.

Para mayor información sobre la realización de la marcha, se puede visitar la web oficialwww.marchaporlavidalima.org y los canales en redes sociales oficiales en Facebook (Marcha por la Vida) y las cuentas en Twitter e Instagram (@marchavidalima). +


Deja un comentario

USA. De nuevo víctimas por uso de armas.

Ban lamenta asesinatos en Oregón, Estados Unidos

El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon. Foto ONU/Rick Bajornas

02 de octubre, 2015 — El Secretario General de la ONU expresó tristeza por los asesinatos cometidos en una escuela superior en Rosenburg, Oregón, el jueves 1 de octubre, durante un tiroteo masivo.

Un joven armado se presentó en el campus del centro educativo al que acuden más de 3.300 estudiantes y abrió fuego indiscriminadamente en distintas aulas, causando la muerte de diez personas y dejando heridas a siete más.

En un comunicado, Ban Ki-moon señaló que frente a la nueva tragedia de esta naturaleza, espera sinceramente que Estados Unidos tome las medidas necesarias para reducir el alto costo en términos de vidas que la sociedad estadounidense está pagando por la violencia de las armas pequeñas.

Ban destacó en ese sentido, el compromiso constante que ha mostrado el presidente del país, Barack Obama, para abordar el flagelo.

El titular de la ONU ofreció sus condolencias a las familias de los muertos y deseó la pronta recuperación de los lesionados.


Deja un comentario

Los niños en la catequesis del Papa Francisco.

Papa Francisco: “Un niño nunca puede ser considerado un error”

(RV).- En su catequesis de la audiencia general, celebrada el miércoles de la Octava de Pascua, en una soleada Plaza de San Pedro y ante varios miles de fieles y peregrinos procedentes de numerosos países, el Papa Francisco, en el ámbito de sus reflexiones sobre la familia, completó el tema de los niños que si bien representan el fruto más bello de la bendición que el Creador ha dato al hombre y a la mujer, muchos de ellos, suelen sufrir auténticas “historias de pasión”.

Francisco invitó a pensar en los hijos no deseados o abandonados, en los niños de la calle, sin educación ni atención sanitaria, en los chicos maltratados, a los que les roban su infancia y su juventud, lo que constituye – dijo – una vergüenza para la sociedad y un grito de dolor dirigido directamente al corazón del Padre.

El Obispo de Roma destacó asimismo que un niño nunca puede ser considerado un error, puesto que el error es del mundo de los adultos y del sistema que genera bolsas de pobreza y violencia, en las que los más débiles son los más perjudicados. Y tras afirmar que los niños son responsabilidad de todos, el Papa destacó que los padres no deberían sentirse solos en su tarea, teniendo en cuenta que tratándose de niños, ningún sacrificio es demasiado costoso.

Dios no se olvida de ninguno de sus hijos más pequeños, dijo también el Santo Padre recordando que Jesús los trató con especial predilección, imponiéndoles las manos, bendiciéndolos y afirmando que el Reino de los cielos es de quienes se hacen como ellos; mientras la Iglesia siempre se ha puesto al servicio de los niños y sus familias con solicitud maternal y defendiendo sus derechos.

(María Fernanda Bernasconi – RV).

Texto completo de la catequesis del Papa

La familia: los niños

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

En las catequesis sobre la familia completamos hoy la reflexión sobre los niños, que son el fruto más bello de la bendición que el Creador ha dado al hombre y a la mujer. Ya hemos hablado del gran don que son los niños, hoy lamentablemente debemos hablar de las “historias de pasión” que viven muchos de ellos.

Tantos niños desde el inicio son rechazados, abandonados, les roban su infancia y su futuro. Alguien osa decir, casi para justificarse, que ha sido un error hacerlos venir al mundo. ¡Esto es vergonzoso! ¡No descarguemos sobre los niños nuestras culpas, por favor! Los niños no son jamás “un error”. Su hambre no es un error, como no lo es su pobreza, su fragilidad, su abandono, tantos niños abandonados por las calles; y no lo es tampoco su ignorancia o su incapacidad, tantos niños que no saben qué es una escuela, y no lo es tampoco todo esto. A lo sumo, estos son motivos para amarlos más, con mayor generosidad. ¿A qué sirven solemnes declaraciones de los derechos del hombre y de los derechos del niño si luego punimos a los niños por los errores de los adultos?

Aquellos que tienen el deber de gobernar, de educar, pero, diría todos los adultos, somos responsables de los niños y de hacer cada uno lo que pueda para cambiar esta situación. Me refiero a la pasión de los niños. Cada niño emarginado, abandonado, que vive en la calle mendigando y con todo tipo de expediente, sin escuela, sin cuidados médicos es un grito que llega a Dios y que acusa el sistema que nosotros adultos hemos construido. Y lamentablemente, estos niños son presa de los delincuentes, que los explotan para indignos tráficos y comercios, o adiestrándolos para la guerra y la violencia.

Pero también en los países llamados ricos tantos niños viven dramas que los marcan duramente, a causa de la crisis de la familia, de los vacíos educativos y de condiciones de vida a veces deshumanas.  En todo caso son infancias violadas en el cuerpo y en el alma. ¡Pero a ninguno de estos niños el Padre que está en los cielos lo ha olvidado! ¡Ninguna de sus lágrimas está perdida! Como tampoco se debe perder nuestra responsabilidad, la responsabilidad social de las personas, de cada uno de nosotros y de los Países.

Una vez Jesús reprochó a sus discípulos porque alejaban a los niños que los padres le llevaban, para que los bendijera. Es conmovedora la narración evangélica: “Le trajeron entonces a unos niños para que les impusiera las manos y orara sobre ellos. Los discípulos los reprendieron, pero Jesús les dijo: ‘Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mí, porque el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos. Y después de haberles impuesto las manos, se fue de allí” (Mt 19,13-5). ¡Qué bella esta confianza de los padres y esta respuesta de Jesús! ¡Cómo quisiera que esta página se transformara en la historia normal de todos los niños! Es verdad que gracias a Dios los niños con graves dificultades encuentran  muy a menudo padres extraordinarios, dispuestos a todo sacrificio y a toda generosidad. ¡Pero estos padres no deberían ser dejados solos! Deberíamos acompañar su fatiga, pero también ofrecerles momentos de alegría compartida y de alegría despreocupada, para que no estén ocupados sólo por la routine terapéutica.

Cuando se trata de los niños, en todo caso, no se debería escuchar aquellas fórmulas de defensa legal de oficio, tipo: “después de todo, nosotros no somos un ente de beneficencia” o también “en el propio privado, cada uno es libre de hacer lo que quiere”; o también: “lo sentimos, no podemos hacer nada”. Estas palabras no sirven cuando se trata de los niños.

Demasiado a menudo sobre los niños recaen los efectos de vidas desgastadas por un trabajo precario y mal pagado, por horarios insostenibles, por transportes ineficientes….Pero los niños pagan también el precio de uniones inmaduras y de separaciones irresponsables, son las primeras víctimas; sufren los resultados de la cultura de los derechos subjetivos exasperados, y se transforman luego en los hijos más precoces. A menudo absorben violencia que no están en condiciones de “digerir” y bajo los ojos de los grandes están obligados a acostumbrarse a la degradación.

También en esta época nuestra, como en el pasado, la Iglesia pone su maternidad al servicio de los niños y de sus familias. A los padres y a los hijos de este nuestro mundo lleva la bendición de Dios, la ternura materna, el reproche firme y la condena decidida. Hermanos y hermanas, piénsenlo bien: ¡Con los niños no se juega!

Piensen en que cosa sería una sociedad que decidiera, de una vez por todas, establecer este principio: “es verdad que no somos perfectos y que cometemos muchos errores. Pero cuando se trata de los niños que vienen al mundo, ningún sacrificio de los adultos será juzgado demasiado costoso o demasiado grande, con tal de evitar que un niño piense que es un error, que no vale nada y que es abandonado a las heridas de la vida y a la prepotencia de los hombres”. ¡Qué bella sería una sociedad así! Yo digo que a esta sociedad se le perdonaría mucho, de sus innumerables errores. Mucho, de verdad.

El Señor juzga nuestra vida escuchando aquello que le refieren los ángeles de los niños que “ven siempre el rostro del Padre que está en los cielos” (cfr. Mt 18,10). Preguntémonos siempre: ¿Qué le contarían a Dios de nosotros estos “ángeles de los niños”?

(Traducción del italiano: MCM – RV)


Deja un comentario

Marcha por la vida en Lima (Perú)

Medio millón de peruanos en histórica Marcha por la Vida 2015

Por David Ramos

Multitud vista desde el estrado de la Marcha por la Vida 2015. Foto: Eduardo Berdejo / ACI Prensa
Multitud vista desde el estrado de la Marcha por la Vida 2015. Foto: Eduardo Berdejo / ACI Prensa
 LIMA, 21 Mar. 15 / 11:45 pm (ACI).- Más de medio millón de peruanos participaron en la histórica Marcha por la Vida 2015, celebrada hoy desde las 4:00 p.m. en Lima, expresando la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural, y el rotundo rechazo al aborto.

En Perú, el derecho a la vida desde la concepción es protegido por la Constitución Política del Perú, el Código Civil, el Código de los Niños y Adolescentes y la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

El 25 de marzo se celebra en el país el Día del Niño por Nacer, de acuerdo a ley.
En esta edición tuvieron un rol protagónico los jóvenes, tanto en el papel de voluntarios como de participantes, llevando alegría e intensidad a la Marcha por la Vida.
La masiva manifestación duplicó la cifra del año pasado, cuando 250 mil personas marcharon para decir “sí a la vida, no al aborto”.
Durante la primera etapa del recorrido, los participantes en la Marcha por la Vida recorrieron un kilómetro de la avenida Brasil, una de las arterias principales de la capital peruana.
La cuenta en Twitter ACI Prensa (@aciprensa) y el hashtag (etiqueta) #MarchaPorLaVida se convirtieron en tendencia en todo el Perú.
Al llegar al final de la avenida, los cientos de miles de participantes siguieron el recorrido hasta la Costa Verde, un espacio abierto a orillas del mar de la capital peruana.
Los más de 500 mil peruanos congregados en la playa limeña recordaban la multitud reunida en Río de Janeiro durante la Jornada Mundial de la Juventud de Río en 2013, con el Papa Francisco.
En el evento participaron los congresistas Juan José Diaz Dios, Juan Carlos Eguren y Julio Rosas. Este último asistió encabezando a un gran número de participantes de iglesias evangélicas que decidieron sumarse a la Marcha por la Vida.

Al presentarse sobre el estrado principal del evento, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, anunció que los participantes en la Marcha por la Vida habían superado el medio millón de personas.

El Cardenal Cipriani destacó que “esta es la generación fuerte y el futuro de la patria. Somos un Perú que defiende la vida, el matrimonio y la familia”.

La religiosa Sor Cristina, ganadora del concurso de canto The Voice en Italia, envió también su saludo y apoyo a la Marcha por la Vida, a través de un video.
El Papa Francisco también envió su mensaje de aliento a los participantes en el evento, y alentó a “dar testimonio con valor y anunciar siempre el carácter sagrado de todo ser humano”.