Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Incremento progresivo del gasto militar en el mundo actual.Informe

Caritas: el mundo está en guerra, fueron 378 los “conflictos olvidados” el año pasado

Presentaron el VI Informe del organismo: veinte conflictos de «elevada intensidad». Un negocio de mil setecientos millones de dólares por la producción de armas: Estados Unidos a a cabeza, aumentan en China y Arabia Saudita. Paolo Beccegato: «Se combate con la convicción de vencer porque se tienen más armas que el adversario»

Caritas: el mundo está en guerra

CONDIVIDI
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 10/12/2018
FRANCESCO PELOSO
ROMA

Disminuyen las misiones de paz internacionales y aumenta el gasto militar, que ha llegado a alcanzar la exorbitante cifra de mil setecientos treinta y nueve millones de dólares en 2017, un récord desde el final de la Guerra Fría. Es uno de los datos más alarmantes y significativos, contenidos en el VI Informe de investigación sobre los conflictos olvidados que fue presentado por la Caritas en Roma. Este año se dedicó particular atención a los arsenales de armas. El Informe contó con la colaboración de la revista “Famiglia Cristiana”, del periódico “Avvenire” y del Ministerio para la Educación italiano.

«La tesis que queremos proponer —explicó a Vatican Insider Paolo Beccegato, vicedirector de la Caritas italiana— no es solo que con estas armas se combaten guerras, porque estas guerras serían combatidas de cualquier manera, sino que la producción de armas constituye uno de los factores capaces de explicar las causas mismas de los conflictos; es decir que se combate con la convicción de vencer una guerra porque se tienen más armas que el adversario, por lo que las armas se convierten en un factor causal».

«Otro de los datos importantes —continuó Beccegato— es que toda esta cantidad de armas, incluidas las armas ligeras, son una de las mayores causas de lesiones de los derechos humanos en el mundo. Lo recordamos hoy, en el 70 aniversario de la Declaración de los Derechos del hombre, la gente sufre cada vez más porque circulan cada vez más armas a nivel global». Lo que se espera, pues, es que «la conciencia de esto pueda llevar a políticas de apoyo a la reducción, regularización y disminución del comercio de armas, que ha alcanzado niveles nunca antes vistos».

El informe describe un marco general bastante alarmante: «El gasto militar global representa el 2,2% del Producto Interno Bruto mundial», indica el texto. Con respecto al año pasado creció 1,1% en términos reales, que equivale a 230 dólares por persona, «por un total estimado de mil setecientos treinta y nueve millones». En particular, explica el informe, China ha aumentado el propio gasto militar, que ahora corresponde a «150 mil millones de dólares»; Estados Unidos gastan, por su parte, 602 mil millones, es decir el 3,1% del Producto Interno Bruto, y se prevé que en 2018 toque los 700 mil millones de dólares.

Rusia, que ha disminuido su gasto en armas por primera vez desde que Vladimir Putin llegó al Poder, gastó en 2017 61 mil millones de dólares. La superó Arabia Saudita, con la sangrienta guerra contra Yemen, que ha alcanzado los 71 mil millones de dólares.

En general, es posible afirmar que existe un comercio legal y un comercio ilegal de armas, pero a menudo ambos se confunden y es casi imposible distinguirlos. Mediante las llamadas triangulaciones, por ejemplo, armas producidas ilegalmente llegan a mercados en los que sería legal venderlas, por lo que llegan a las zonas en las que se combaten las mayores guerras armadas. «Sustancialmente —explicó Beccegato— las armas producidas legalmente so vendidas a gobiernos o a partes que no están en guerra, respetando de esta manera los tratados internacionales, pero estas partes, a su vez, se convierten en intermediarios (de manera ilegal) mediante los cuales se llega a las partes beligerantes, los países en guerra. De esta manera, las armas llegan a donde no deberían llegar, incluso las que son producidas legalmente».

Según el Informe, hubo 22 conflictos de “elevada intensidad” en 2017 (el número global de ellos fue de 378: guerras, guerras limitadas, crisis violentas, crisis no violentas y disputas). Las veinte guerras se ubicaron en los siguientes países: Afganistán, Etiopía, Filipinas, Libia, México, Myanmar, Nigeria, Siria, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, República Centroafricana, República Democrática del Congo y Yemen. Los países son 14, por lo que en Nigeria y en Siria hay dos o tres frentes de conflicto, mientras que en el Congo hay dos.

El número de conflictos está aumentando, recordó al respecto el vicedirector de la Caritas italiana, pero hay muchos de ellos sobre los que «se habla poco y mal; el número es alto, porque hay que tener en consideración estas fuertes interrelaciones: en primer lugar, con la producción y el comercio de armas, después con el cambio climático que hace que escaseen los recursos naturales; por ejemplo, la pacífica convivencia entre agricultores y pastores en el Sahel se está desgajando y se está volviendo cada vez más violenta. Después están las especulaciones financieras y, en el fondo, la pobreza».

«La mayor parte de estas guerras se combaten en países pobres, en los que, efectivamente combaten entre pobres por recursos cada vez más escasos —insistió Beccegato. Entonces, una buena política, usando las palabras del Papa Francisco, que examine estas situaciones a escala global debería decir: “Si este es el análisis, se necesita, consecuentemente, una política que vaya a remover las causas de semejantes situaciones, cada vez más extendidas y violentas”».

Anuncios


Deja un comentario

Argentina: discusión sobre uso de armas de fuego por fuerzas de seguridad.

Argentina debe modificar resolución sobre uso de la fuerza

Reglamento concede excesiva discrecionalidad a agentes federales en el uso de armas de fuego

Imprimir


Deja un comentario

Armas incendiarias y su uso criminal. Informe HRW

Urge tomar acción contra las armas incendiarias

Es necesario poner en evidencia la insuficiencia de la legislación internacional

Imprimir


Deja un comentario

Francia y su venta de armas a países en conflicto armado.

Egipto: Francia viola el derecho internacional al seguir exportando armas que se utilizan en operaciones de represión con consecuencias letales

© Ed Giles/Getty Images
  • El análisis de Amnistía demuestra que las fuerzas de seguridad egipcias utilizaron equipo militar suministrado por Francia para reprimir violentamente protestas entre 2012 y 2015.
  • A pesar de la prohibición de la UE y de que el gobierno egipcio no ha tomado medidas para la rendición de cuentas, Francia sigue transfiriendo armas a Egipto.
  • Las imágenes analizadas por Amnistía muestran a las fuerzas de seguridad egipcias disparando contra los manifestantes desde vehículos blindados suministrados por Francia.

Una investigación de Amnistía Internacional publicada hoy revela que vehículos blindados para transporte de personal suministrados por Francia fueron utilizados por las fuerzas de seguridad egipcias con efectos letales para reprimir las protestas y aplastar la disidencia.

El informe, titulado Egipto: Cómo se utilizaron armas francesas para aplastar la disidencia se basa en el análisis de más de 20 horas de imágenes de vídeo de acceso público, cientos de fotos y 450 gigabytes de otro material audiovisual proporcionado por medios de comunicación y grupos de derechos humanos locales. Hay claros indicios del uso de vehículos Sherpa y MIDS suministrados por Francia durante algunos de los incidentes más sangrientos de la represión interna.

Es terrible que Francia haya seguido suministrando a Egipto equipo militar después de que éste se utilizara en uno de los ataques contra manifestantes más mortíferos del siglo XXI”, ha declarado Najia Bounaim, directora de Campañas de Amnistía Internacional para el Norte de África.

“El hecho de que estas transferencias se realizaran —y hayan seguido realizándose— a pesar de que las autoridades egipcias no han dado ningún paso hacia la rendición de cuentas y ni introducido ninguna medida que señale el fin de su constante de abusos, pone a Francia en peligro de ser cómplice en la crisis de derechos humanos que se desarrolla en Egipto.”

Entre 2012 y 2016, Francia suministró más armas a Egipto que en los 20 años anteriores. Sólo en 2017, envió equipo militar y de seguridad por valor de más de 1,4 mil millones de euros.

El 14 de agosto de 2013, las fuerzas de seguridad egipcias utilizaron en El Cairo vehículos blindados Sherpa suministrados por Francia para dispersar varias acampadas que tenían lugar en la ciudad. En lo que se conoce como las matanzas de Rabaa y Nahda, las fuerzas de seguridad egipcias mataron a un total de hasta 1.000 personas, la mayor cifra manifestantes muertos en un solo día de la historia moderna de Egipto. Según manifestantes entrevistados por Amnistía Internacional, las fuerzas de seguridad dispararon fuego real contra las personas que se manifestaban desde vehículos suministrados por Francia, lo cual otorga a estos vehículos un papel central en los homicidios.

La transferencia de vehículos blindados parece una flagrante violación de la Posición Común de la UE de 2008 que rige el control de las exportaciones de equipo y tecnología militar.

Las normas de la Unión Europea exigen legalmente a Francia y al resto de los Estados de la Unión que denieguen una licencia de exportación cuando exista un riesgo manifiesto de que la tecnología o el equipo militar que se vayan a exportar puedan utilizarse con fines de represión interna”. En el caso de las transferencias a Egipto, este riesgo era evidente”, ha afirmado Najia Bounaim.

“En numerosas ocasiones hemos planteado a las autoridades francesas la cuestión del aparente ‘uso indebido’ del equipo militar suministrado por Francia, y hemos tratado de aclarar el volumen y el carácter exacto de estas transferencias, incluidos sus usuarios finales previstos. Hasta ahora, las autoridades francesas no nos han dado una respuesta adecuada.”

Las autoridades francesas informaron a Amnistía Internacional de que sólo han emitido licencias para la transferencia de equipo de estas características al ejército egipcio como parte de la “lucha contra el terrorismo” en Sinaí, no para operaciones de aplicación de la ley.

Sin embargo, en los vídeos y fotos de las operaciones que analizó Amnistía Internacional, el distintivo de las Fuerzas de Operaciones Especiales y de las Fuerzas de Seguridad Central está pintado en la carrocería de los vehículos suministrados por Francia. Asimismo, en las placas de matrícula de los vehículos desplegados para realizar labores de aplicación de la ley en El Cairo se ve claramente la palabra “Policía”.

Un funcionario francés reconoció a Amnistía Internacional que, si bien el equipo de seguridad francés estaba previsto para ser utilizado por el ejército egipcio, las autoridades egipcias desviaron algunos vehículos blindados para que los utilizaran las fuerzas de seguridad internas.

Amnistía Internacional también ha documentado violaciones perpetradas por el ejército egipcio, como el uso de aviones F-16 de fabricación estadounidense para desplegar bombas de racimo en Sinaí del Norte este año. La organización también ha documentado cómo el ejército egipcio mantuvo retenidos al menos a dos hombres desarmados en vehículos blindados estadounidenses Humveeantes de matarlos a tiros el año pasado.

La Secretaría General de la Defensa y la Seguridad Nacional de Francia declinó responder a las preguntas planteadas por Amnistía Internacional Francia respecto al volumen exacto de las transferencias y al carácter de las exportaciones, amparándose en la legislación sobre secretos oficiales y afirmando que los vehículos blindados MIDS no están sometidos a controles de exportación, ni como equipo militar ni como productos de doble uso. Sin embargo, el fabricante de los vehículos Sherpa y MIDS ha declarado que la exportación de todos los vehículos está sometida a los controles de exportación del Ministerio de Defensa.

“Como Estado Parte en el Tratado sobre el Comercio de Armas, Francia no debe autorizar transferencias de armas cuando haya un riesgo sustancial de que sean utilizadas para cometer o facilitar graves violaciones del derecho internacional de los derechos humanos”, ha dicho Najia Bounaim.

“Francia, junto con otros Estados suministradores, debe suspender la transferencia de todas las armas que haya riesgo de que se utilicen en violaciones de derechos humanos hasta que las autoridades egipcias demuestren de forma fidedigna que han investigado su uso indebido en el pasado. Al hacerlo, no sólo evitarán ser cómplices de graves violaciones de derechos humanos, sino que enviarán a las autoridades egipcias el  mensaje claro e inequívoco de que la represión implacable de la disidencia y la impunidad no serán toleradas.”

Dado el contexto de violaciones de derechos humanos sistemáticas y graves en Egipto, Amnistía Internacional pide a Francia que detenga de inmediato las transferencias de armas cuando haya un riesgo sustancial de que se utilicen para cometer o facilitar graves violaciones de los derechos humanos en ese país. Esta suspensión debe seguir en vigor hasta que Egipto realice investigaciones independientes y efectivas sobre los graves crímenes perpetrados por las fuerzas de seguridad y exija que sus responsables rindan cuentas.

Información general

En las conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea de agosto de 2013, los Estados miembros de la Unión Europea acordaron por unanimidad suspender las licencias de exportación a Egipto de equipo empleado para la represión interna. Sin embargo, casi la mitad de los Estados miembros pueden haber incumplido una suspensión de las transferencias de armas a Egipto que afecta a toda la Unión Europea. Los Estados de la UE que han suministrado desde 2013 a Egipto, mediante exportaciones o intermediación, armas del tipo que podría ser utilizado para la represión interna  son: Alemania, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Italia, Polonia, Reino Unido, República Checa y Rumania.

El equipo que incluye armas pequeñas, porras, gas lacrimógeno y vehículos blindados se ha utilizado reiteradamente para reprimir la disidencia. Amnistía Internacional también ha documentado varios incidentes en los que han participado aviones F-16 de fabricación estadounidense y que arrojan dudas sobre la capacidad de la fuerza aérea egipcia de operar dentro de los límites del derecho internacional de los derechos humanos y, cuando procede, del derecho internacional humanitario. Entre estos incidentes figuran los ataques en Libia y el uso de bombas de racimo en 2018 en Sinaí.


Deja un comentario

Yemen. Armas españolas a Arabia Saudí y su uso contra Yemen.

Venta de armas a Arabia

HAY AMISTADES QUE MATAN. ESPAÑA NO PUEDE SER CÓMPLICE DE LAS ATROCIDADES DE ARABIA SAUDÍ EN YEMEN

Niños yemeníes junto a una construcción a medio terminar

El mundo sigue mirando hacia otro lado mientras la vida es aniquilada en Yemen, donde millones de personas están en peligro.

Actualización a 14 de septiembre

Tras días de anuncios esperanzadores  y desesperanzadores, lamentablemente el Ministerio de Exteriores ha anunciado que no ha encontrado “ninguna irregularidad que impidiese poner en práctica” la entrega de 400 bombas de precisión pactada con Arabia Saudí en 2015. Según el Ministro, Josep Borrell, este tipo de bombas pueden precisar muy bien su objetivo, sin provocar efectos colaterales.

Pero la realidad es muy distinta: con estas estas armas se han cometido atrocidades en Yemen. Con este tipo de bombas, Arabia Saudí ataca hospitales, colegios, mercados, bodas, funerales, vehículos civiles, etc. Es el ejemplo de Buthaina, de 5 años, superviviente del ataque saudí que en 2017 mató a sus padres y cinco hermanos y hermanas de entre dos y 10 años de edad. Un ataque en el que también se usaron bombas guiadas por láser.

Más de 6.000 civiles muertos. Más de 50.000 personas heridas. Tres millones de desplazados internos. Más de 22 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria. Más de 30 ataques aéreos que podrían constituir crímenes de guerra y que han causado la muerte centenares de personas en escuelas, mercados, hospitales o viviendas.

Detrás de estas cifras hay otras, igualmente terribles, que esconden amistades peligrosas: entre 2015, año en que se iniciaron los bombardeos sobre Yemen, y 2017, España exportó armas a Arabia Saudí por valor de 932 millones € en material de defensa (municiones, bombas, aviones, etc.).

En España no queremos ser partícipes de atrocidades, y el Gobierno español tiene una gran oportunidad de pasar al lado de aquellos que no quieren ser cómplices de crímenes de guerra. Ahora la pelota está en el tejado del órgano interministerial que regula el comercio de Armas Marca España y que el próximo día 19 de septiembre puede adoptar medidas de revisión y suspensión de las exportaciones que están pendientes, con carácter inmediato y no autorizar nuevas licencias.


Deja un comentario

España puede estar siendo cómplice de las atrocidades israelíes en Gaza

GAZA: LA HISTORIA SE REPITE

Medicos palestinos evacuando a un herido en camilla

España puede estar siendo cómplice de las atrocidades de Israel.

Desde el 30 de marzo, decenas de personas palestinas han muerto y miles han resultado heridas como consecuencia de los disparos del ejército de Israel. El número de muertes durante las manifestaciones organizadas alrededor de la “Gran Marcha del Retorno” supera ya las 100, incluidos menores de edad.

No es la primera vez… y lamentablemente, es posible que no sea la última en la que Israel lleva a cabo agresiones criminales contra manifestantes palestinos. Agresiones en las que francotiradores israelíes han disparado a la cabeza o el pecho, con el objetivo de matar, o a las rodillas y extremidades inferiores, con el objetivo de mutilar y causar intencionadamente lesiones que arruinan la vida de la persona herida.

Las imágenes que llegan de la zona nos horrorizan, pero en el caso de España, además nos avergüenzan: solo entre 2015 y 2017, el Gobierno español ha exportado más de 4 millones de euros en municiones, bombas, torpedos, cohetes y misiles, entre otros, a Israel.

España puede estar siendo cómplice de las atrocidades de Israel. Nos gustaría saber si las armas que España viene vendiendo a Israel durante años se han usado o se están utilizando contra manifestantes, incluidos niños y niñas, que no hacen más que pedir el fin de las políticas brutales de Israel hacia Gaza y una vida con dignidad.

Envíale al Gobierno español un mensaje muy claro: no queremos armas españolas para asesinar civiles, pongan fin a las exportaciones de armas españolas a Israel.

¡Firma!


Deja un comentario

España cómplice de las atrocidades de Arabia Saudí en Yemen. Nota de AMN.INT.

HAY AMISTADES QUE MATAN. ESPAÑA NO PUEDE SER CÓMPLICE DE LAS ATROCIDADES DE ARABIA SAUDÍ EN YEMEN

Niños yemeníes junto a una construcción a medio terminar

El mundo sigue mirando hacia otro lado mientras la vida es aniquilada en Yemen, donde millones de personas están en peligro.

Actualización a 14 de agosto

El 13 de agosto el Ministerio de Asuntos Exteriores español anunció que, tras los ataques aéreos en Sa’ada, Yemen, que se saldaron con numerosas víctimas, incluidas decenas de menores de edad, “el Gobierno, de acuerdo con el compromiso de su Presidente (…), revisará las condiciones en las que exporta material militar” a Arabia Saudí y otros países de la coalición que opera en Yemen, como Emiratos Árabes Unidos.

Se trata de un gran anuncio, pero ahora debe hacerse realidad, y España debe pasar de las palabras a los hechos y suspender o revocar las exportaciones autorizadas por el anterior gobierno y no autorizar nuevas licencias a Arabia Saudí y a Emiratos Árabes Unidos.

Más de 6.000 civiles muertos… Más de 50.000 personas heridas… Tres millones de desplazados internos… Más de 22 millones de personas que necesitan ayuda humanitaria… Más de 30 ataques aéreos documentados por Amnistía Internacional que podrían constituir crímenes de guerra y que han causado la muerte de más de 500 personas, muchas de ellas, menores, y heridas a más de 300, en escuelas, mercados, hospitales o viviendas.

Detrás de estas cifras hay otras igualmente terribles que esconden amistades peligrosas: entre 2015, año en que se iniciaron los bombardeos de la coalición internacional en Yemen, y 2017, España exportó armas a Arabia Saudí por valor de 932 millones € en material de defensa (municiones, bombas, aviones, corbetas, etc.).

Ésto no lo podemos consentir. Uno de los grandes retos que el nuevo Gobierno de España tiene por delante es poner fin al envío de este tipo de material, ante el riesgo de que acabe utilizándose en Yemen, y sumarse al creciente número de países que, como Alemania, Suecia, Canadá, Finlandia, Noruega o Bélgica, están dejando de vender armas a la coalición saudí.

En Yemen, los bombardeos y el bloqueo naval y aéreo al que la coalición internacional que encabeza Arabia Saudí tiene al país sumido en una grave crisis humanitaria y al borde de la hambruna.