Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

Belgica: no a la eutanasia. Papa Francisco.

No a la eutanasia, reitera el Papa a Congregación católica belga

 

(RV).- El Papa Francisco ha ordenado que se detenga la práctica de la eutanasia en los 15 Centros psiquiátricos, que tienen a su cargo en Bélgica los Hermanos de la Caridad, nombre del Instituto religioso masculino de derecho pontificio, fundado por un sacerdote belga y aprobado en 1899.

La orden del Santo Padre llega a través del Dicasterio vaticano para la Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, recordando que la eutanasia se opone a los principios fundamentales de la Iglesia católica y el plazo señalado para que se detenga dicha práctica es el mes de agosto de 2017.

El Superior General, el Hermano René Stockman, ha señalado que los hermanos que forman parte de la Junta Directiva del Grupo de Hermanos de la Caridad, organización que dirige los centros, también deberán firmar una carta conjunta declarando que «apoyan plenamente la visión del magisterio de la Iglesia Católica, que siempre ha confirmado que la vida humana debe ser respetada y protegida en términos absolutos, desde el momento de la concepción hasta su fin natural».

El mismo Superior General, que había solicitado una intervención contra esta práctica inaceptable, recuerda que los hermanos que se nieguen a firmar se enfrentarán a las sanciones correspondientes.

Anuncios


Deja un comentario

Holanda: balance de 12 años de ley sobre eutanasia. El análisis del Dr. Boer

Dutch Ethicist: “Assisted Suicide: Don’t Go There”

Theo Boer

This is the original article that was written for the British media.

The Daily Mail published this instead and EPC published this.

By Professor Theo Boer
Authorized version, July 16, 2014

In 2001 The Netherlands was the first country in the world to legalize euthanasia and, along with it, assisted suicide. Various safeguards were put in place to show who should qualify and doctors acting in accordance with these safeguards would not be prosecuted. Because each case is unique, five regional review committees were installed to assess every case and to decide whether it complied with the law. For five years after the law became effective, such physician-induced deaths remained level – and even fell in some years. In 2007 I wrote that ‘there doesn’t need to be a slippery slope when it comes to euthanasia. A good euthanasia law, in combination with the euthanasia review procedure, provides the warrants for a stable and relatively low number of euthanasia.’ Most of my colleagues drew the same conclusion.

But we were wrong – terribly wrong, in fact. In hindsight, the stabilization in the numbers was just a temporary pause. Beginning in 2008, the numbers of these deaths show an increase of 15% annually, year after year. The annual report of the committees for 2012 recorded 4,188 cases in 2012 (compared with 1,882 in 2002). 2013 saw a continuation of this trend and I expect the 6,000 line to be crossed this year or the next. Euthanasia is on the way to become a ‘default’ mode of dying for cancer patients.

Alongside this escalation other developments have taken place. Under the name ‘End of Life Clinic,’ the Dutch Right to Die Society NVVE founded a network of travelling euthanizing doctors. Whereas the law presupposes (but does not require) an established doctor-patient relationship, in which death might be the end of a period of treatment and interaction, doctors of the End of Life Clinic have only two options: administer life-ending drugs or sending the patient away. On average, these physicians see a patient three times before administering drugs to end their life. Hundreds of cases were conducted by the End of Life Clinic. The NVVE shows no signs of being satisfied even with these developments. They will not rest until a lethal pill is made available to anyone over 70 years who wishes to die. Some slopes truly are slippery.

Other developments include a shift in the type of patients who receive these treatments. Whereas in the first years after 2002 hardly any patients with psychiatric illnesses or dementia appear in reports, these numbers are now sharply on the rise. Cases have been reported in which a large part of the suffering of those given euthanasia or assisted suicide consisted in being aged, lonely or bereaved. Some of these patients could have lived for years or decades.

Whereas the law sees assisted suicide and euthanasia as an exception, public opinion is shifting towards considering them rights, with corresponding duties on doctors to act. A law that is now in the making obliges doctors who refuse to administer euthanasia to refer their patients to a ‘willing’ colleague. Pressure on doctors to conform to patients’ (or in some cases relatives’) wishes can be intense. Pressure from relatives, in combination with a patient’s concern for the wellbeing of his beloved, is in some cases an important factor behind a euthanasia request. Not even the Review Committees, despite hard and conscientious work, have been able to halt these developments.

I used to be a supporter of legislation. But now, with twelve years of experience, I take a different view. At the very least, wait for an honest and intellectually satisfying analysis of the reasons behind the explosive increase in the numbers. Is it because the law should have had better safeguards? Or is it because the mere existence of such a law is an invitation to see assisted suicide and euthanasia as a normality instead of a last resort? Before those questions are answered, don’t go there. Once the genie is out of the bottle, it is not likely to ever go back in again.

Theo Boer is a professor of ethics at the Protestant Theological University at Groningen. For nine years he has been a Member of a euthanasia Regional Review Committee. The Dutch Government has five such committees that assess whether a euthanasia case was conducted in accordance with the law. The views expressed here represent his views as a professional ethicist, and not of any institution.


Deja un comentario

Holanda: qué está pasando con la eutanasia? La ley y sus consecuencias.

Eutanasia en Holanda: “Estábamos terriblemente equivocados”
Jueves 31 Jul 2014 | 11:41 am

Londres (Inglaterra) (AICA):

 “Estábamos equivocados, terriblemente equivocados”, expresó Theo Boer, experto holandés en Ética médica que impulsó la aplicación de la eutanasia en su país y que en vista de los resultados cambió su visión del tema. En un artículo originalmente escrito para la prensa británica y publicado íntegro por la “Euthanasia Prevention Coalition”, aconseja a los lores británicos que no aprueben la ley de “muerte asistida”, actualmente en trámite parlamentario.
Según Boer, -señala Aceprensa-, en los primeros cinco años de eutanasia legal en Holanda, hasta 2007, la cifra de muertes provocadas por médicos se estabilizó, e incluso bajó en algunos años. Esto le llevó a concluir, junto con otros colegas, que una “buena ley” en la materia, combinada con los procedimientos de revisión establecidos para cada solicitud, garantizaría un número estable y relativamente bajo de eutanasia.“Pero estábamos equivocados, terriblemente equivocados”. Desde 2008, las muertes comenzaron a incrementarse a un ritmo del 15% anual. De 1.882 casos registrados en 2002, se pasó diez años después a 4.188. Este año o el próximo, es probable que se pase de 6.000. “Para los pacientes de cáncer, la eutanasia va en camino de convertirse en la forma ‘normal’ de morir”.

Mientras esto ocurre, la Sociedad Holandesa del Derecho a Morir (NVVE) impulsó una red itinerante de doctores, denominada “Clínica Final de la Vida”, que practica la eutanasia de modo expedito, sin demasiada interacción con el “solicitante”. Acuden, le administran la droga letal, y “asunto resuelto”.

Asimismo, se están verificando otros excesos: “En los primeros años apenas aparecían en los informes pacientes con enfermedades psiquiátricas o demencia, pero el número de ellos experimenta hoy un marcado ascenso”. A personas deprimidas por estar solas, o por haber enviudado, se les ha aplicado la eutanasia. La ley considera la eutanasia una excepción, pero de hecho está comenzando a ser vista como un “derecho” que los médicos –bajo presiones de pacientes o de familiares– tendrían el “deber” de aplicar.

Doce años de experiencia han disuadido al profesor Boer de su anterior apoyo a la ley de eutanasia. Por eso aconseja a los lores: “Al menos esperen a tener un análisis honesto e intelectualmente satisfactorio de las razones que subyacen bajo el explosivo incremento de los números. ¿Es porque la ley debería contar con mejores salvaguardas? ¿O quizás porque la mera existencia de tal ley es una invitación a ver el suicidio asistido y la eutanasia como cosa normal, en vez de como un último recurso? Antes de que se conteste a esas preguntas, no sigan adelante. Una vez que el genio está fuera de la botella, no es probable que se pueda meterlo otra vez”.+


Deja un comentario

Alarma por incremento de casos de eutanasia en algunas naciones.

Ola de muertes por eutanasia en el mundo
Martes 27 Ago 2013 | 11:25 am

 
El diario de la Santa Sede, L’Osservatore Romano (LOR), pidió reflexionar sobre la práctica de la eutanasia y sus alternativas a raíz de un informe del Comité Nacional de Ética Francés (CCNE) sobre la ola de eutanasia que se registra en el mundo. 

En el artículo titulado “Un falso camino hacia la muerte acelerada”, LOR evalúa los casos registrados en los últimos años en países como Holanda, Bélgica, Suiza, Luxemburgo, o Estados Unidos. 

“Hace falta promover una amplia reflexión sobre el tema del final de la vida: con la esperanza de que estas experiencias, ayuden a otros a evitar los caminos equivocados que otros recorrieron”, señala LOR en referencia a esta práctica. 

El caso de Holanda 
Según el informe del CCNE “la Corte Suprema Holandesa dio prueba de gran indulgencia por los médicos que aceptan practicar la eutanasia bajo petición de una persona solamente cansada de vivir”. 

La muerte del político Edward Brongersma en 1998 fue el detonante para aprobar la eutanasia en Holanda, su suicidio fue utilizado por el lobby de la muerte como estandarte para legalizarla finalmente en el país. El político pasó los últimos años de su vida tratando de introducirla y, a pesar de no sufrir enfermedad seria alguna, consiguió a la edad de 83 años que su médico le administrara la eutanasia argumentando que “estaba cansado de vivir”. 

Brongersma alcanzó además gran fama durante su vida como defensor acérrimo de la pedofilia. 

En Holanda, se verifica un constante aumento de casi el 18 por ciento de muertes entre 2010 y 2012. Esta situación fue advertida en el año 2009, cuando el aumento era de 13 por ciento anual, y la Organización de las Naciones Unidas manifestó públicamente su preocupación frente al aumento del número de casos. 

En Holanda existe un Protocolo como el de Groningen que permite el asesinato de neonatos con graves malformaciones y además, la edad mínima para solicitar suicidio asistido “es de tan solo 12 años”. 

A pesar de que la ley prevé el deber de consultar al menos a un compañero para proceder a una eutanasia –en 2001 eran dos, de los cuales al menos uno debía ser psiquiatra-, sigue en aumento el número de casos en los que por “urgencia”, no hay consulta alguna. 

La tragedia de Bélgica 
El CCNE explicó que en Bélgica el número de eutanasias de personas enfermas de neuropsiquiatrías ha pasado del 8 por ciento, al 24 por ciento en dos años. En 2006 se practicaron 429 muertes por eutanasia y en 2011, la cifra subió a 1.133. 

En 2011 en este mismo país, un matrimonio obtuvo por primera vez la eutanasia conjuntamente: el esposo la tomó a causa de un tumor terminal, y la esposa alegó sufrimiento por la enfermedad de su marido y su avanzada edad. 

“¿Ante este panorama, qué papel tienen los cuidados paliativos?”, cuestiona LOR. 

En Bélgica en 2002, de los médicos consultores de eutanasia existentes, el 20 por ciento estaba especializado en Cuidados Paliativos, pero la porcentual se redujo a la mitad en 2009, lo que según LOR indicaría una devaluación de los Cuidados Paliativos. 

“Hay un riesgo –afirma el informe-, de que los pacientes que podrían haber reencontrado el gusto por vivir no recibieran los cuidados a los cuales habrían tenido derecho”. 

También es “interesante” el dato que indica a qué médicos se le pide con más frecuencia el suicidio asistido: el 50 por ciento de ellos no suelen ser especialistas, el 40 por ciento suelen estar especializados en una disciplina, y tan sólo, en el 10 por ciento de los médicos consultados están especializados en Cuidados Paliativos. 

La eutanasia en Suiza 
En Suiza, aunque la eutanasia no es legal, el suicidio asistido es posible en ausencia de una legislación cantonal o federal con la única limitación que “el acto no se practique en función de un motivo egoísta”, algo que “evidentemente –señala LOR-, es muy difícil de comprobar”. 

Cada vez se aceptan más candidatos al suicidio de personas que no tienen una enfermedad terminal o al final de su vida o afectados de patología alguna. Según datos de la asociación Exit Deutsche Schweiz, entre los años 2001 y el 2004, el 34 por ciento de las personas que se suicidaron con asistencia no sufría enfermedad mortal alguna; y muchas de ellas padecían trastornos psicológicos. 

Estados Unidos: El caso de Oregón y Washington 
Aunque en los Estados Unidos la eutanasia no es legal, en 2011 en el estado de Oregón se registraron 71 muertes, mientras que en Washington hubo 94. Casi un tercio de quienes pidieron la eutanasia decidieron finalmente no tomarla. 

La historia de Brenda Millson 
Esta semana desató alarma un caso de Newcastle, Ontario (Canadá), en el que Brenda Millson, una mujer anciana que cuida de su nieto autista de 13 años durante el verano, fue amenazada a través de una carta anónima que le exigía matar a su nieto con eutanasia, por producir en el vecindario un “ruido contaminante”.+