Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

UNICEF: los niños los más expuestos a las consecuencias del cambio climático.

Los niños, los más vulnerables a los fenómenos climáticos

UNICEF/Fati Abubakar
Niños jugando en las calles inundadas de la localidad de Maiduguri, Nigeria.

31 Agosto 2018

Los eventos meteorológicos que están sucediendo en todo el mundo tales como las inundaciones en el sur de la india, los incendios forestales en el oeste de Estados Unidos y las olas de calor en gran parte del hemisferio norte ponen a los niños en peligro inmediato y arriesgan su futuro, advierte UNICEF.

“En cualquier crisis los niños son los más vulnerables, y los eventos climáticos extremos que estamos viendo alrededor del mundo no son la excepción”, ha dicho Ted Chaiban, director de programas del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

Chaiban aseguró en un comunicado que los fenómenos climáticos extremos que están en aumento son una “cruda visión” del mundo que se le está dejando a las generaciones futuras. “A medida que hay más eventos climáticos extremos aumentan la cantidad de emergencias y crisis humanitarias, y quienes pagarán el precio más alto son los niños”, expresa.

Durante junio y julio se registraron temperaturas récord en gran parte del hemisferio norte, y la Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que los primeros seis meses del año convirtieron a 2018 en el año más cálido en la historia con un fenómeno de La Niña registrado.

Desde América del Norte hasta Asia oriental y desde el Círculo Polar Ártico hasta Europa, grandes partes del mundo han experimentado olas de calor, sequías, incendios forestales, inundaciones y deslizamientos de tierra que han causado lesiones y pérdida de vidas, daños al medio ambiente y pérdida generalizada de medios de subsistencia como cosechas.

Además, los países de Centroamérica y el Caribe se están preparando para el pico de la temporada de huracanes mientras aún intentan recuperarse de los daños causados en 2017.

OMM
Una niña juega en unas fuentes para aliviar el calor del verano.

Las consecuencias para los niños

En el caso del calor los niños están especialmente en riesgo porque se ajustan más lentamente que los adultos a los cambios de temperatura, y los bebés son más propensos a morir de insolación porque no pueden regular su temperatura corporal o controlar el ambiente que los rodea. Además, debido a la evaporación, el calor extremo aumenta la necesidad del consumo de agua potable.

Las inundaciones amenazan también la supervivencia y el desarrollo de los niños, que pueden resultar heridos o ahogados durante estos fenómenos que además comprometen el suministro de agua potable y aumentan los riesgos de diarrea y otros brotes de enfermedades. Además, el daño a sus viviendas pone en peligro su bienestar.

Con las sequías los cultivos mueren, así como el ganado, causando una disminución de ingresos y un aumento en el precio de los alimentos que afecta a las familias más pobres. La escasez de agua también es un factor que motiva la migración, cuyas complicaciones afectan especialmente a los niños.

Un llamado a la acción

Aunque los fenómenos climáticos individuales no pueden atribuirse específicamente al cambio climático, la creciente frecuencia y severidad de los eventos meteorológicos extremos están en concordancia con las predicciones de cómo las actividades humanas están afectando el clima global.

Es vital que los gobiernos y la comunidad internacional tomen medidas concretas para salvaguardar el futuro de los niños y sus derechos.

Estos eventos causan muerte y devastación y pueden contribuir a la propagación de enfermedades y condiciones mortales para los niños, como la malnutrición, la malaria y la diarrea. Además, si su frecuencia y magnitud continúan en aumento se separará la capacidad mundial para mitigarlos y proporcionar ayuda humanitaria y los riesgos para los pequeños aumentarán.

Es vital que los gobiernos y la comunidad internacional tomen medidas concretas para salvaguardar el futuro de los niños y sus derechos. Los peores impactos del cambio climático no son inevitables pero el momento de actuar es ahora”, aseguró Chaiban.

Actualmente UNICEF trabaja, entre otras medidas, para fortalecer los sistemas de educación y salud y hacerlos más resilientes a los fenómenos naturales. También ayuda a los niños que han sido desplazados por este tipo de eventos y trabaja con los gobiernos para incluir la perspectiva de la niñez en las estrategias nacionales contra el cambio climático.

Anuncios


Deja un comentario

Más de 6.000 niños rohingyas no acompañados en Bangladesh

BangladésBangladés  (AFP or licensors)

Save the Children: más de seis mil niños rohingya no acompañados en Bangladés

Son los datos de la Organización Internacional, publicados a casi un año del inicio de la crisis

Ciudad del Vaticano

En el campo de Cox’Bazar en Bangladés, son más de seis mil los niños Rohingya no acompañados, que deben afrontar graves consecuencias por la falta de alimentos, y que están expuestos además, a los riesgos de la explotación y a los abusos. Así lo afirma Save the Children en un comunicado de este 23 de agosto, a un año de la crisis iniciada el 25 de agosto de 2017.

“Hace doce meses, nuestros trabajadores en el campo vieron a niños que venían solos a Bangladés, tan angustiados, hambrientos y exhaustos que ni siquiera podían hablar. Inmediatamente creamos espacios seguros para que estos niños recibieran apoyo las 24 horas del día, mientras tratábamos de localizar a sus familias. Un año después, lamentablemente, tenemos claro que para muchos de ellos esta reunificación nunca ocurrirá”, afirmó Mark Pierce, Director en Bangladés de Save the Children.

Según los datos de la organización internacional, el 50% de los niños entrevistados ha declarado que los propios padres, o sus puntos de referencia, fueron asesinados durante los ataques, dejándoles definitivamente huérfanos, tras haber asistido a escenas de violencia inaudita.

“Nuestros datos no pueden pretender ser representativos de todos los niños refugiados huérfanos y solos en Cox’Bazar, pero dibujan el espantoso cuadro de un sangriento conflicto en el que los civiles fueron puestos en la mira y asesinados en masa”, prosigue Pierce. “Debemos garantizar que los niños refugiados Rohingya, a pesar de su condición de desplazados puedan recibir una educación de calidad e inclusiva, y se les garantice soporte sicológico adecuado en los casos de mayor fragilidad”.

Por su parte, el Director de Save the Children Myanmar aseguró que “la comunidad internacional debe hacer más para encontrar una solución duradera a la crisis que permita la repatriación segura, digna y voluntaria de los refugiados rohingya, que respete los derechos fundamentales de los niños y sus familias y esté respaldada por el derecho internacional”.


Deja un comentario

Un nuevo catecismo universal para niños de corta edad

“YouCat for Kids”, el catecismo para niños formato familiar

Fue preparada en Austria la versión para los más pequeños del texto que compendia la fe católica; será presentada por el cardenal Schönborn durante el Encuentro Mundial de las Familias. El prefacio es del Papa Francisco

“YOUCAT” for kids

CONDIVIDI
152
0
SCOPRI TOP NEWS
Pubblicato il 18/08/2018
Ultima modifica il 18/08/2018 alle ore 11:43
MARIA TERESA PONTARA PEDERIVA
VIENA

Unos treinta editores están trabajando para su traducción y, a finales del año, el texto será publicado en alrededor de diez lenguas, pero llegarán a ser 72 las traducciones para que se pueda utilizar en las regiones más remotas del planeta. Una empresa universal, “católica” en el verdadero sentido de la palabra. El primero de agosto pasado finalmente se cerró una etapa fundamental con la publicación de la edición alemana de “YOUCAT for Kids”, el nuevo catecismo para niños que, en la versión inglesa, será presentado oficialmente en Dublín durante el Encuentro Mundial de las Familias.

 

Después de “YOUCAT” para jóvenes (que fue publicado hace 7 años con millones de copias en circulación por todo el mundo) ahora sale un texto parecido pero que se dirige a los hermanos más pequeños (de entre 6 y 12 años), pero, sobre todo, a sus padres, con la convicción de que la primera educación a la fe se da en las familias.

 

Y a los padres se dirige el Papa Francisco en el prefacio: «¡Queridos hijos, queridos papás!». Bergoglio comienza con una pregunta que un día le hizo un chico canadiense: «¿Qué hacía Dios antes de crear el mundo?». El Pontífice confiesa que reflexionó un poco antes de responder, para que su interlocutor pudiera entender bien lo que quería decir: «Antes de que Dios creara nada, Él amaba. Y esto es lo que siempre ha hecho: ha amado. Dios ama siempre. Y, cuando creó el mundo, no hizo nada más que manifestar su amor».

 

«Hojeando las páginas de “YOUCAT for Kids” –continúa el Papa– me topo con preguntas que los niños le hacen a sus padres y a los catequistas millones de veces. Es por esto que considero útil este catecismo, a la par del más grande, en el que se pueden encontrar respuestas a las preguntas fundamentales de la vida: ¿de dónde viene este mundo? ¿Por qué existo? ¿Cómo y por qué vivimos aquí? ¿Qué pasa después de la muerte?».

 

Pero Bergoglio añade también una expresión llena de significado: «“YOUCAT for kids” es un catecismo muy diferente del que tuve hace tiempo. “YOUCAT for kids” es adecuado para que los niños y los padres pasen tiempo juntos y, de esta manera, descubran cada vez más el amor de Dios». Una calurosa invitación a las familias para que compartan la fe entre las generaciones, tema importante para el Pontífice, un hilo rojo que une diferentes discursos que ha dirigido a adultos y ancianos.

 

Un texto que cuenta con el beneplácito del Papa no se crea de la noche a la mañana: tuvo una gestación de cuatro años y en ella han trabajado grupos de editores de todo respeto junto con la Conferencia Episcopal de Austria, guiada por el arzobispo de Viena, el cardenal y teólogo Christoph Schönborn, que fue el coordinador del “YOUCAT” anterior y cuya atención por la vida de las familias es bien conocida, como pudo apreciarse en ocasión de los dos Sínodos y cuando fue publicada la exhortación postsinodal “Amoris laetitia”.

 

Un equipo de teólogos y agentes pastorales de todas las diócesis austriacas estuvieron involucrados en una larga reflexión teológica y pedagógica: algunos textos fueron sometidos también a escuelas y familias católicas, y llegaron respuestas de la pastoral juvenil y catequística. En la primavera también llegó la autorización del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, que dio su visto bueno el 24 de mayo: «Niños y padres descubren juntos la fe católica, adecuado para todas las familias y también para la escuela, se pone particular atención en la catequesis de la Primera Comunión», se lee en los sitios de los editores. Las ventas en línea ya han recibido varias órdenes, gracias a la inminente vuelta a a la escuela.

 

La redacción final lleva las firmas de Martin Barta, Michaela von Heereman, Bernhard Meuser, Michael Scharf y Christoph Weiss. Algunos de ellos estarán presentes en Dublín al lado del cardenal Schönborn durante la presentación oficial, el próximo 22 de agosto, en la que también participará el obispo de Limerick, el irlandés Brendan Laeathy.

 

En el marco del Encuentro Mundial de las Familias, habrá otra cita con dos sacerdotes austriacos que colaboraron en la redacción de “YOUCAT”: Michael Scharf y Christoph Weiss (que fue responsable de la oficina pastoral de la diócesis de Viena), que se titulará “Si los pequeños filósofos hacen grandes preguntas”.

 

En relación con la idea de preparar este nuevo catecismo, Bernhard Meuser dijo hace algunos días: «Weiss vio a verme en 2012 y subrayó la necesidad de tener algo nuevo, concebido como una comprensión más moderna y adecuada para la preparación a la Primera Comunión. Reflexionamos al respecto e identificamos a otros compañeros para el camino. Así el proyecto fue saliendo adelante».

 

El resultado, en una primera y parcial lectura, parece muy bien logrado: el texto tiene un formato muy bello (¡y lleno de colores!), que se presta para la edad de los niños, y presenta de manera sistemática los pilares de la fe cristiana. «Estamos convencidos de que la transmisión de la fe debe darse decisivamente a nivel relacional y esto suceda, antes que nada, dentro de la familia en la intimidad de las conversaciones entre los padres y los hijos», explicó Meuser.

 

«No se queden en silencio cuando los niños hagan una pregunta, conviértanse, ustedes mismos, en trasmisores de la fe. Ayuden a que sus hijos descubran el amor de Jesús, y esto los hará fuertes y valientes en la vida», es la invitación del Papa Francisco a los padres. Y le dice a los pequeños: «Les encomiendo “YOUCAT for kids”, no se cansen nunca de hacer preguntas ni de explicar su fe».

 

El catecismo fue preparado con la convicción de que, a pesar de lo que a veces puedan creer algunos, no se necesitan particulares estudios teológicos para hablar sobre la fe, porque cuenta mucho más el testimonio de vida cristiana y, dentro de una familia, el amor entre los cónyuges y el amor entre padres e hijos. En 240 páginas, con preguntas y respuestas, se explican con un lenguaje a medida de niño los elementos fundamentales de la fe católica. No solo palabras, obviamente, sino principalmente ilustraciones, cómics, testimonios de atletas y de santos, información más extendida para los padres y también la presentación y lectura de doce obras de arte de artistas famosos. Habrá a disposición material en un sitio de internet para acompañar la lectura, preparado por la Fundación YOUCAT, esa que en los últimos siete años ha producido una serie de materiales para aderezar la versión de los jóvenes.

 

«Estamos convencidos de que el lugar crucial de la educación religiosa no es el salón de clases y tampoco la iglesia. Tal vez es un rincón de la habitación de los niños, una hamaca en el mar, la banca de un parque o al pie de la cama por la noche», explican los coautores en el prefacio de la edición alemana, en el que sugieren también a los padres una lectura antes y, si fuera posible, en pareja para comenzar a reflexionar antes de leerlo con sus hijos.

 

Hay cuatro capítulos, precedidos por una introducción sobre el mundo y todo lo que existe: El Credo (12 cuestiones sobre Dios), Los Sacramentos (7 encuentros con Dios), Los Mandamientos (10 reglas del juego con Dios), La Oración (Dios siempre tiene tiempo para nosotros). Las preguntas demuestran una profunda experiencia pedagógica y un conocimiento, real y nada teórico, de la vida de las familias: ¿cómo podemos conocer a Dios si no lo vemos? ¿Por qué algunos no creen en Él? Como en el caso de la versión para los jóvenes, se insiste mucho no en el castigo en caso de errores, sino en el abrazo de la infinita comprensión y de la misericordia de Dios.

 

«¿Qué me va a pasar cuando me muera?»: «Mi cuerpo se deshace, pero mi alma sale a encontrarse con Dios, que me está esperando para abrazarme junto a miles de ángeles y a muchas personas que no se pueden ni imaginar, y comenzará una nueva vida». No faltan preguntas “más adultas”, como: «Pero, ¿por qué las mujeres no pueden ser sacerdotes?». «Porque Jesús llamó a los apóstoles que eran hombres y ellos fueron los primeros sacerdotes de nuestra Iglesia. Pero Él, entre sus amigos, también tenía a muchas mujeres que lo seguían. Las mujeres jugaron un papel muy importante en su vida, empezando por su mamá, María, y María Magdalena. Sin las mujeres toda la Iglesia estaría como paralizada».

 

Digna de nota es la lectura actualizada e inmediatamente comprensible de los Mandamientos: «Dios sabe cómo moverse, dice cómo está hecho, y nadie es más importante que Él; no hay que pronunciar frases tontas sobre Dios y no hay que desear que nadie se vaya al diablo; respeta a tus padres; ¡no mates a nadie!; si te casas, ¡mantén tu promesa!; ¡nada de descargas ilegales!; ¡no hay que mentir ni ostentar!; no se puede tener todo, ¿entendido?».

 

Para concluir, el tiempo de la oración y cómo «permanecer en contacto», porque «Dios siempre tiene tiempo». «Dios habla a través de la Biblia, pero más a menudo también a través de palabras de consuelo de la mamá, a través de la naturaleza, de la música y también del silencio: “¡Prepara tu corazón para acoger su Palabra!”». También se proponen diferentes oraciones para el momento de las comidas y para la noche: «Quien reza solamente cuando le dan ganas, es como un amigo que solo se acuerda cuando le va bien o cuando quiere algo de ti».

 

Se está ya trabajando para llevar a cabo une reflexión en diferentes Iglesias locales: el nuevo Catecismo también involucra a la pastoral Familiar (muchos podrían encontrar confirmaciones y un nuevo impulso para seguir, otros podrían ver un cambio de dirección), pero, sobre todo involucra a la Catequesis, en donde desde años se reflexiona sobre la necesidad de dirigirse, principalmente a los padres porque la fe se transmite en familia y todavía hay demasiadas energías destinadas en las parroquias a los más pequeños, olvidando la formación de los adultos en constante carencia de animadores.


Deja un comentario

Riesgo y sufrimientos de los niños migrantes deportados a sus Países.

UNICEF/Tanya Bindra
Niña que viajaba sola y fue deportada a Guatemala por las autoridades mexicanas.

16 Agosto 2018

Tras perder la esperanza de un futuro mejor y sufrir abusos en su trayecto migratorio, los niños deportados desde Estados Unidos y México regresan a sus países con profundos traumas por haber sido detenidos y a veces separados de sus familias. A muchos les espera una situación de pobreza más profunda y el riesgo de ser asesinados por los mismos de quienes huían.

La violencia extrema, la pobreza y la falta de oportunidades no son solo las causas de la migración de miles de niños de El Salvador, Guatemala y Honduras, sino también las consecuencias de su deportación.

Esa es la conclusión de un nuevo informe del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), que analiza los desafíos y peligros que enfrentan los niños y las familias migrantes y refugiados en su ruta hacia Estados Unidos y México, que muchas veces resulta en detención y un retorno inesperado a sus países de origen.

“Migrar es un derecho humano. Sin embargo, el ejercicio de este derecho para miles de niños y niñas en Centroamérica norte y México es una pesadilla”, asegura Maria Cristina Perceval, la directora regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, quien conversó con Noticias ONU.

Perceval asegura que los niños que son enviados a sus países de origen muchas veces no tienen un hogar al que regresar, terminan endeudados o son blanco de pandillas. Regresar a estas “situaciones imposibles” hace que sea más probable que migren nuevamente.

“Por ejemplo, tal como nos contaba una niña en el Salvador, allí presumen que muchas de esas niñas, (y no se equivocan), han sido víctimas del tráfico y la trata de personas, que han sufrido violencia sexual, entonces tienen que encontrarse con una situación de discriminación, rechazo y estigma en las mismas comunidades de las que habían salido”, resalta.

El informe de UNICEF recalca que este ciclo de migración y posterior deportación se convierte en un “círculo de peligro y dolor” que viola el interés superior de los niños.

Entre enero y junio de 2018 unos 96.216 migrantes, entre ellos 24.198 mujeres y niños, fueron deportados desde Estados Unidos y México. Más del 90% de las deportaciones ocurrieron en este último.

Causas y consecuencias de la migración y la deportación

UNICEF/Tanya Bindra
Pilar de 15 años sentada junto a su familia en Guatemala después de que su familia escapara de Honduras de las pandillas, que querían obligarla a convertirse en prostituta.

La pobreza

El Salvador, Guatemala y Honduras se encuentran entre los países más pobres del hemisferio occidental, con un 44%, 68% y 74% de niños que viven en la pobreza, respectivamente.

“La migración surge como un sueño de un presente y un futuro mejor, con acceso a mejores servicios de educación y de salud a los que muchas veces no es sólo que no tengan acceso en sus países, sino que son inexistentes”, explica la directora regional.

Esto no solo genera una situación de mayor vulnerabilidad para los niños y las niñas, sino también el empobrecimiento de estos países.

Los niños y las familias pobres a menudo solicitan préstamos para financiar su migración irregular a los Estados Unidos, lo que los deja en una situación financiera aún más precaria cuando son detenidos y devueltos sin dinero y sin posibilidad para pagar sus préstamos.

“Se trata de organizaciones criminales y personas que les prometen un futuro “peor”, como lo considero yo, cobrándole a las familias desde 3500 dólares para que puedan huir por las rutas migratorias que dicen que están libres de controles. Si se trata de un niño o una niña no acompañada esta cifra puede subir hasta 15.000 dólares”, asegura Perceval.

Además la deportación significa el fin de las remesas que suponen miles de millones de dólares perdidos para estos países centroamericanos.

“Esto no solo genera una situación de mayor vulnerabilidad para los niños y las niñas, sino también el empobrecimiento de estos países”, dice.

La violencia

La violencia de las pandillas es generalizada en muchas comunidades en el norte de América Central, con niños que son objeto de reclutamiento, abuso, e incluso asesinato.

Entre 2008 y 2016, un niño murió víctima de homicidio diariamente en Honduras, mientras que en El Salvador 365 fueron asesinados solo en 2017 y en Guatemala 942 murieron violentamente en el mismo período de tiempo.

El informe recalca que los niños y las familias que migran debido a la amenaza de la violencia pueden correr un riesgo aún mayor si son regresados a la fuerza, sin ningún tipo de apoyo o protección a estas comunidades donde antes estaban en peligro.

Muchos deportados terminan convirtiéndose en desplazados internos porque no es seguro para ellos regresar a sus hogares.

Estigmatización

“El impacto sobre los niños y las niñas, sobre su proyecto de vida, sobre su físico, el impacto emocional, no es sólo durante el trayecto migratorio, no es solo por tener que huir de sus países de origen, es cuando vuelven a sus lugares, porque realmente los niños y niñas que han sido deportados a sus países sufren situaciones severas de discriminación y hasta xenofobia”, asegura la directora regional de UNICEF.

Además, el informe recalca que los niños y familias se enfrentan a la estigmatización dentro de la comunidad por sus intentos fallidos de llegar a México o a Estados Unidos, y que además esto dificulta la reincorporación de los niños a la escuela y la de los adultos al trabajo.

UNICEF/Tanya Bindra
Una mujer llora antes de reunirse con su hijo que fue deportado desde México.

El trauma de la separación y la detención

La detención y la separación familiar por parte de las autoridades migratorias son experiencias profundamente traumatizantes que pueden afectar negativamente el desarrollo a largo plazo de un niño. Mantener a las familias unidas y apoyar las alternativas a la detención son medidas clave para garantizar el mejor interés de los niños migrantes y refugiados.

“Los niños no pueden ser detenidos, la migración no es un delito y en el caso del interés superior del niño no puede existir la detención como medida”, recalca Perceval quien asegura que las cifras son estremecedoras.

Los niños no pueden ser detenidos, la migración no es un delito.

Desde octubre del año pasado a junio de 2018 más de 286.300 migrantes fueron aprehendidos en la frontera sur de Estados Unidos, entre ellos 37.450 niños no acompañados y 68.560 familias. En México, 60.000 niños migrantes fueron detenidos entre 2016 y 2017.

“En México, si es que detienen a la mama con sus hijos, los niños que están alrededor de los 12 años son puestos en áreas separadas,  lo cual es una flagrante desconsideración del interés superior del niño. Imagínense lo que es estar en un centro de detención sin poder verse, y por largos periodos de tiempo, días, y hasta meses”.

Los niños en estos centros de detención no tienen permitido salir para recibir ayuda o por fines recreativos, incluso en casos en los que el procesamiento de su solicitud de refugiado es largo, y puede tomar semanas o meses.

En abril de 2018, Estados Unidos comenzó a aplicar una política de “tolerancia cero” para enjuiciar penalmente a todos los adultos migrantes que ingresaron o intentaron ingresar al país ilegalmente. Las autoridades fronterizas también implementaron una política de detener a estos migrantes y separarlos de sus hijos.

Mientras la práctica se mantuvo vigente, 2551 niños migrantes de cinco años o mayores, y 102 menores de cinco años, fueron separados de sus padres en la frontera.

El 20 de junio la administración estadounidense emitió la orden ejecutiva 13841 para acabar con esta separación y se informó desde entonces que la mayoría de familias migrantes habían sido reunidas, pero muchas permanecen detenidas a pesar de que sus peticiones de asilo y estatus de refugiado están procesándose.

“UNICEF en Estados Unidos está trabajando a partir de la orden ejecutiva que termina la práctica de separar a los niños de sus familias. Junto a líderes sociales y religiosos estamos trabajando para que esta orden pueda respetarse plenamente y que los niños y niñas que permanecen aún separados de sus familias o en situación de detención puedan, más pronto que tarde, ser reconocidos en sus derechos y el interés superior del niño sea puesto como una prioridad”, aseguró la directora regional.

No todas son malas noticias

UNICEF/Tanya Bindra
Jóvenes deportados desde México llegan a un albergue de las autoridades de sus país.

Maria Cristina Perceval asegura que tanto los Gobiernos como UNICEF y sus socios están trabajando no sólo para abordar las causas de la migración, sino para garantizar la protección de los niños que se embarcan en el peligroso viaje, muchas veces solos, para reunirse con sus familiares.

En el Salvador, por ejemplo, se están creando espacios y escuelas seguros, donde los niños estén resguardados de la violencia, incluso tras ser deportados.

“También proveemos asistencia legal, de nutrición, y apoyo a las familias con transferencias económicas, y fomentamos la inserción social para que no se vean agobiados por la necesidad, y la violencia”, agrega.

En Guatemala se está trabajando en protocolos con los cuerpos consulares para que asesorar a los niños y sus familias sobre sus derechos y los mecanismos disponibles de protección internacional.

“Honduras ha desarrollado un modelo fuerte, innovador y eficaz para dar apoyo psicosocial a los niños y adolescentes utilizando la modalidad de apoyo entre pares con los niños que han sido deportados”, explica Perceval. “A partir de las experiencias que ellos han vivido,  pueden identificar sus sufrimientos y soluciones solidarias y creativas que les  ayuden a recuperar un proyecto de vida, acceder a educación y capacitación y a una vida laboral”.

Al mismo tiempo se está trabajando en sistemas digitales que hacen seguimiento por la ruta migratoria para poder alertar a tiempo sobre los riesgos y situaciones a los que se pueden enfrentar los niños en tránsito, y en alianza con organizaciones locales prevenir cualquier violación de derechos humanos.

“En el caso de Mexico, UNICEF trabaja en asesoramiento y apoyo psicosocial a los niños, y también busca medidas alternativas a los centros de detención, con centros de cuidado y protección para los niños y niñas migrantes”, dice la directora regional

La necesidad de apoyo

En su informe, UNICEF pide un mayor apoyo para fortalecer la coordinación regional en servicios de protección a los niños y para encontrar alternativas a la detención.

Además, se necesita una mayor cooperación para fortalecer los mecanismos de reunificación familiar, para regularizar el estatus legal de los niños y para garantizar el acceso a servicios de educación de los pequeños en los países de origen, de tránsito y de destino”.

Todo lo que hacemos es insuficiente, son miles de niños y niñas que esperan que el sistema de Naciones Unidas y UNICEF puedan profundizar y escalar sus acciones, sus programas, su influencia a los Gobiernos para que inviertan más y mejor en los sistemas de protección de los niños migrantes y que atiendan las causas profundas que hacen que las familias y los niños migren: violencia, pobreza extrema, el conflicto permanente, la indiferencia, la corrupción”, concluye Maria Fernanda Perceval.

Producción: Laura Quiñones


Deja un comentario

En Siria sigue la crueldad con los niños. Trágico balance de las últimas horas.

Asesinan a 28 niños en el noroeste de Siria en menos de 36 horas

ACNUR/Tanner
Una madre y su hija huyen hacia Turquía para escapar la violencia en Idlib.

13 Agosto 2018

Las hostilidades en curso en el noroeste de Siria se han cobrado un alto precio en a la población civil. La Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU confirmó que al menos 134 personas perdieron la vida durante el pasado fin de semana en las provincias de Idlib, Hama y Aleppo.

“La guerra contra los niños en Siria pone en riesgo al menos a un millón de niños solamente en la provincia de Idlib” ha dicho Geert Cappelaere, el director regional de UNICEF para Oriente Medio.

Según la agencia, 28 niños han muerto en esa provincia y en el oeste de Alepo en las últimas 36 horas, y entre las víctimas se encuentran siete miembros de una misma familia.

Además, tres centros de salud apoyados por UNICEF fueron atacados y dos de ellos, que daban ayuda específicamente a mujeres y niños, han quedado fuera de servicio.

Las autoridades educativas han suspendido todas las actividades escolares en Khan Shaykun, Maarrat An Numan y Kafr Nobol en Idlib durante tres días debido a las hostilidades.

La Oficina de Asuntos Humanitarios de la ONU confirmó que al menos 134 personas, entre ellos niños, fueron asesinados durante el pasado fin de semana en esa provincia, así como en Hama y Aleppo.

Tan solo el domingo, 59 civiles fueron asesinados, 17 de ellos niños, cuando un depósito de armas y municiones explotó en un edificio residencial cerca de la ciudad de Sarmada, en el norte de la provincia de Idlib.

“Recordamos a todas las partes en conflicto su obligación de proteger a todos los civiles e infraestructuras civiles, incluidas las escuelas y los centros de salud; y de permitir el acceso humanitario seguro, sostenido y sin impedimentos a todas las personas necesitadas de conformidad con el derecho internacional humanitario”, declaró este lunes el portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq.

En una entrevista con Noticias ONU, la jefa de comunicaciones de UNICEF, Juliette Touma, hizo eco a las palabras del vocero, asegurando que la agencia está haciendo todo lo posible en el terreno para ayudar a los pequeños, pero que la violencia debe cesar.

“UNICEF les pide a todos los adultos en los combates que acaben con la guerra contra los niños en la región y le pongan fin a los niños muertos, atacados y heridos. Ya basta”, dijo.


Deja un comentario

Inadmisible mortalidad infantil en Yemen.

UNICEF denuncia el aumento de muerte infantil en Yemen

La Organización informa sobre la alarmante situación que vive este país, en el que 144 niños pierden la vida todos los días por enfermedades para las que existe tratamiento.

Ciudad del Vaticano

El conflicto de Yemen cumple 2 años y continúa siendo una de las grandes crisis olvidadas de la actualidad. En ese contexto, Unicef recuerda a través de sus Redes Sociales el sufrimiento de millones de niños que resulta invisible al resto del mundo; mientras crece la violencia en este país afectando de manera catastrófica a las familias.

A través de un comunicado, la organización denuncia que actualmente en Yemen mueren más niños por enfermedades prevenibles que por las balas y las bombas. Se calcula que 1 niño muere cada 10 minutos por causas como la desnutrición, fiebres o infecciones respiratorias.

En otras palabras,  144 niños pierden la vida todos los días por enfermedades para las que existe tratamiento y 11 millones necesitan urgentemente recibir asistencia sanitaria básica.

Los efectos de la guerra en números

Además, Unicef señala las cifras que confirman la gravedad de la situación:

1.546 niños han sido asesinados desde que empezó el conflicto.

2 millones no van al colegio.

1.572 menores han sido reclutados para combatir como soldados y otros 2 millones sufren desnutrición aguda.

Unos datos que demuestran que la situación en Yemen es insostenible en todos los sentidos.

Esta guerra está provocando el colapso de los servicios más esenciales para los niños yemenitas. Solo en el sector de la salud, la mitad de los centros sanitarios no están operativos, lo que limita al mínimo el acceso a atención médica. Además, la terrible situación económica de las familias obliga a miles de padres, a elegir entre salvar a sus hijos enfermos o tratar de proteger a los que están sanos.

Muerte infantil en Yemen

 

03 agosto 2018, 14:16


Deja un comentario

Los niños víctimas de judíos y palestinos.

Los niños no deben ser un blanco de la violencia en los territorios palestinos ocupados

UNDP
Un joven ayuda a un niño a salir del agua en una playa de Gaza

1 Agosto 2018

 Altos cargos de la ONU condenan la violación de los derechos de los niños atrapados en medio de la ocupación israelí en Palestina. Además, deploran que ambos lados utilicen a los menores como objetivo o instrumento de la retórica política y la violencia.

El abuso a los derechos de los niños palestinos e israelíes debe parar, dijeron altos cargos de diferentes órganos de la ONU que trabajan en el Territorio Palestino Ocupado.

“Estamos profundamente preocupados de que los derechos de los niños sigan siendo violados y exigimos que se tomen medidas concretas e inmediatas para permitir que vivan libres de temor y para que se den cuenta de todos sus derechos”, declaran en un comunicado conjunto Jamie McGoldrick, coordinadora humanitaria en el Territorio Palestino Ocupado, James Heenan, jefe del  Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en la región, y Genevieve Boutin, representante especial de UNICEF en Palestina.

Los tres afirman deplorar “el cínico uso de los niños en la retórica política y la propaganda por las partes”.

Los niños no deben ser objetivo de la violencia y no deben ser puestos en riesgo o ser animados a participar en esta.

Uno de los asuntos de particular preocupación fue el llamado hecho la semana pasada por el comité organizador de “La Gran Marcha del Retorno” para que los palestinos se manifestaran bajo el lema “El viernes de nuestros niños mártires” y la consecuente exposición de los menores a la violencia.

“Los niños no deben ser objetivo de la violencia y no deben ser puestos en riesgo o ser animados a participar en esta”, aseguran los funcionarios.

Una violencia que no cesa

A pesar de los llamados, cada semana surgen informes de la Franja de Gaza y otras partes del territorio palestino ocupadocon detalles de niños muertos o gravemente heridos, algunos de tan solo 11 años. Al mismo tiempo, los niños en Israel están expuestos al miedo, el trauma y las heridas graves.

Apenas este mes, siete niños palestinos fueron asesinados con munición real y bombardeos de Israel. Según los informes, dos niñas israelíes de 14 y 15 años sufrieron heridas causadas por cohetes y proyectiles de mortero lanzados indiscriminadamente por grupos armados palestinos contra Israel.

Son apenas los casos más recientes dentro del último recrudecimiento de la violencia en la región. Desde el comienzo de las manifestaciones contra el deterioro de las condiciones de vida en Gaza el 30 de marzo, 26 niños palestinos han sido asesinados, 21 durante las manifestaciones y otros cinco en bombardeos israelíes o fuera del contexto de las protestas.

En el mismo período, cientos de niños más han resultado heridos por munición real. Muchos de estos menores llevarán consigo de por vida las secuelas de sus heridas como resultado de la amputación de extremidades. Además, la ayuda psicosocial que miles de personas necesitan es urgente.

Los funcionarios indicaron que, aunque la violencia contra los niños se presenta en todo el territorio ocupado palestino, es en particular la Franja de Gaza donde los niños son privados de todo derecho, especialmente en condiciones de vida tan precarias como las que se viven ahí.

Las familias hacen frente a cuatro horas de electricidad por día en el calor sofocante. El agua potable limpia es costosa y difícil de encontrar. El comienzo del año escolar en un mes será muy difícil para decenas de miles de familias que no pueden pagar los suministros escolares básicos.

“Hacemos un llamamiento a Israel, así como a la Autoridad Palestina y las autoridades de Hamas en Gaza, para que pongan los derechos de los niños por encima de cualquier otra consideración y que tomen medidas inmediatas para aliviar su sufrimiento”, finalizaron.