Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

El debate sobre la ley favorable al aborto moviliza a la Iglesia en Argentina.

En Argentina se moviliza el pueblo de las dos vidas

Y lanza un fuerte mensaje al Senado donde acaba de comenzar la discusión del proyecto de ley que aprobó Diputados por estrecho margen

Una vista desde lo alto de la convocatoria en la explanada de la Basílica de Luján

16
0
Pubblicato il 09/07/2018
Ultima modifica il 09/07/2018 alle ore 19:27
ALVER METALLI

En una inesperada mañana de sol tras largos días fríos y lluviosos, la Iglesia argentina convocó al país que no quiere la ley del aborto a la Basílica nacional de Luján. En primer lugar para rezar – porque la Iglesia cree firmemente en la eficacia de la oración – y para mostrar además a los senadores que la mayoría de la población – y de quienes los eligieron – está en contra del proyecto de ley que aprobó la Cámara de Diputados el mes pasado. En respuesta al llamado de los obispos, una larga columna de ómnibus de la extensa provincia de Buenos Aires desembarcó miles de personas en la explanada frente a la Basílica, a unos sesenta kilómetros de la Capital. El comentador de un canal de televisión observó maliciosamente que llenarían varias veces la Plaza de Mayo, el santuario de las congregaciones peronistas de otros tiempos que en los últimos años raras veces se ha visto colmado.

 

La convocatoria de Luján es la prueba de que la Iglesia del país del Papa ha decidido una mayor movilización con la apertura del segundo round en la Cámara Alta, después que el proyecto de ley fuera aprobado por los diputados tras un debate extenuante que terminó la noche del 14 de junio, con el golpe bajo de un puñado de legisladores que en pocas horas pasaron del “no” al proyecto, al “sí”.

 

El enérgico planteamiento del obispo Oscar Vicente Ojea en la homilía que pronunció en la plaza de la Basílica tuvo la misma orientación. Entre todos los argumentos usados en estos meses por el frente de los opositores al aborto, Ojea tomó los que a su juicio deben colocarse en primer plano en las próximas semanas. Comenzó con una dramática afirmación, lamentando que “sería la primera vez que se dictaría en la Argentina, y en tiempos de democracia, una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano”. Después citó al Papa para contextualizar el aborto dentro del horizonte más amplio de las amenazas contra la vida, en las que deben comprometerse los opositores al aborto con la misma energía: “La defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada porque allí está en juego la dignidad de la vida humana siempre sagrada y lo exige el amor a cada persona más allá de su desarrollo” afirmó citando la encíclica pontificia Evangelii gaudium. “Pero igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria, el abandono, la postergación, la trata de personas, la eutanasia encubierta en los enfermos y los ancianos privados de atención, las nuevas formas de esclavitud y en toda forma de descarte”. El presidente de los obispos argentinos puso el acento en la necesidad de ”encontrar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer busque recurrir a un desenlace que no es solución para nadie”. Una de estas soluciones creativas, expresamente mencionada en su discurso, son “los centros de recuperación de jóvenes con adicciones, centros barriales y hogares de Cristo” que Bergoglio alentaba en sus años como arzobispo de Buenos Aires y que hoy son casi cien en todo el país, con distintos grados de desarrollo pero todos comprometidos a fondo con la realidad de marginación en la que nace el consumo de droga.

 

Entre los que escuchaban las palabras de Mons. Ojea en la explanada de Luján se encontraba una buena parte del movimiento de curas villeros que planteó la movilización antiabortista en un sentido que probablemente ni siquiera esperaba el frente opositor, más orientado hacia los argumentos del tradicional movimiento en favor de la vida de cuño político y social conservador. En Luján, al igual que en las manifestaciones periféricas, los 22 sacerdotes que trabajan en las villas de Buenos Aires y sus alrededores, junto con otro centenar que se identifica con ellos a nivel nacional, movilizaron decididamente a los sectores más humildes de la población con la que comparten su suerte, y aportaron al debate contenidos que penetraron profundamente incluso en sectores donde los argumentos a favor de la vida tienen poca incidencia. Ellos mostraron, por ejemplo, la contradicción de aquellos peronistas que atacan a un gobierno que se endeuda por 50 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional y paralelamente aprueban la ley del aborto que propone el presidente Macri, o la contradicción de los que participan del gobierno y declaran estar en contra del aborto pero lo colocan en el orden del día de las prioridades nacionales quitándolo del limbo donde estuvo relegado durante muchos años.

 

En el último debate legislativo el peronismo se presentó dividido, tal como está dividida la coalición del gobierno. En el frente pro aborto hay quienes propician tiempos de discusión breves para superar de un salto, y con el impulso del resultado en Diputados, los peligros de un segundo debate en un ámbito, el Senado, menos dispuesto a una aprobación tout court. En el frente opuesto hay quienes invocan el veto presidencial y otros que reclaman un referéndum que probablemente daría vuelta la votación con la cual un sector del parlamento argentino aprobó por muy estrecho margen, y no sin la compraventa de consensos, la ley sobre el aborto que el Senado acaba de recibir para un segundo examen.

 

El principal diario argentino, Clarín, con un poderoso grupo mediático a sus espaldas, apoya la ley del aborto libre y gratuito y ya plantea reservas sobre la legitimidad de un referéndum que se propusiera someter dicha ley al juicio popular. Afirma que no siempre es bueno que, en democracia, “los derechos” – el de una mujer a abortar se considera tal – sean sometidos al plebiscito popular.

 

Pero quizás no haga falta llegar a vetos improbables de origen presidencial ni a referéndums populares. Actualmente en el Senado el frente de apoyo se encuentra muy lejos de la mayoría necesaria para aprobar lo que votó y aprobó la Cámara de Diputados con dudosa transparencia. Muy probablemente, consumados los anatemas – y los del frente abortista son más belicosos y ruidosos que los provenientes del frente contrario – la ley volverá al punto de partida con una buena cantidad de enmiendas a sus espaldas.

Anuncios


Deja un comentario

Voto favorable al aborto en Irlanda

26 de mayo de 2018 2:01 pm

Tragedia en Irlanda: Mayoría vota a favor de legalizar el aborto

Redacción ACI Prensa

 

Foto referencial Pixabay (dominio público)

Foto referencial Pixabay (dominio público)

 

El histórico referéndum realizado el viernes 25 de mayo en Irlanda concluyó con la mayoría a favor de la derogación de la Octava Enmienda de la Constitución con la que se protege el derecho a la vida de la madre y el niño por nacer.

Este sábado 26, la Comisión encargada del conteo dio a conocer que un 66,4% de votantes apoyó la derogación de la enmienda mientras que el 33,6% votó para que se mantuviera.

Según informa la agencia Efe, solo en un condado venció el “no” al aborto, con un 51,9%.

Con esta decisión, el gobierno de Irlanda podrá modificar las leyes para permitir el aborto hasta las 12 semanas de gestación, llegando hasta 24 en algunos casos.

La Octava Enmienda fue aprobada en 1983 con un 67% de los votos y señala: “El Estado reconoce el derecho a la vida del no nacido y, con el debido respeto al mismo derecho a la vida de la madre, garantiza en sus leyes el respeto y, hasta donde sea practicable con sus normas, defiende y reivindica ese derecho”.

En declaraciones a CNN, Ailbhe Smyth, activista promotora del aborto, dijo sobre el resultado del referéndum que “ha sido un largo y duro camino, pero nunca lo perdimos de vista porque es esencial para nuestra existencia, para el ser de las mujeres que tengamos el control de nuestros propios cuerpos”.

Por su parte, el grupo Save the 8th campaign, que lucha por la vida en Irlanda, consideró que el resultado de la votación es una “tragedia de proporciones históricas”, pero felicitó a quienes votaron por defender la enmienda hasta el final.

Indicó también que seguirán en su lucha por el derecho a la vida. “Cada vez que un no nacido sea asesinado en Irlanda nos opondremos a ello y haremos que nuestras voces se escuchen”, agregó.

“El aborto estaba mal ayer y sigue estando mal hoy. La Constitución puede haber cambiado, pero los hechos no”.

Por su parte, Marjorie Dannenfelser, presidenta del grupo provida Susan B. Anthony List, dijo este sábado que “el resultado del referéndum es una profunda tragedia para el pueblo irlandés y todo el mundo”.

“Mientras otros países occidentales incluyendo a Estados Unidos fueron accediendo al lobby del aborto, Irlanda siempre ha sido un brillante faro de esperanza por su firme defensa de los no nacidos y sus madres. Nos apena muchísimo este resultado”, resaltó.


Deja un comentario

Irlanda: en mayo el referendum del aborto.

Obispos de Irlanda explican por qué votarán por el “no” en referéndum del aborto

Redacción ACI Prensa

Imagen referencial / Crédito: Unsplash

Imagen referencial / Crédito: Unsplash

Tres obispos de Irlanda se unieron para explicar por qué votarán por el “no” en el referéndum del próximo 25 de mayo, que pretende derogar la Octava Enmienda de la Constitución, en la que se reconoce el derecho a la vida tanto de la madre como del niño por nacer.

La enmienda que defiende la vida fue aprobada en un referéndum en 1983 con casi el 67% de votos.

“Mi preocupación aquí no es insistir en el pasado sino salvaguardar el futuro. Nada es tan importante para el futuro de nuestra humanidad como el derecho a la vida”, dijo el Obispo de Kildare y Leighlin, Mons. Denis Nulty, en su mensaje pastoral titulado “Apoyando una cultura de la vida”.

Además, el Prelado aseguró que no existe “nada por ganar al negar la verdad de que nuestras vidas comienzan en la concepción”, porque lo que ya se ha “aprendido sobre nuestro desarrollo en el útero solo se agregará en los próximos años”.

“Creo que ninguno de nosotros, mujeres o hombres, tiene un derecho absoluto sobre la vida de otro. Le pido que se una a mí para votar y retener el derecho constitucional a la vida del niño por nacer”, instó el obispo.

Por su parte, el Obispo de Cork y Ross, Mons. John Buckley, recordó en su carta pastoral que una vez más, después de 30 años, enfrentan un referéndum sobre el aborto.

“A los irlandeses se les pide nuevamente que hablen por los bebés en el útero que no tienen voz para suplicar protección para sus vidas que apenas comienzan”, dijo.

Sobre la posible liberalización del aborto en su país, piensa que los legisladores podrán “proponer leyes para el aborto hasta el nacimiento, sin restricciones y sobre las cuales el pueblo de Irlanda no tendrá control”.

“El niño en el útero es inocente de las circunstancias de su concepción y su estado de salud. No hay otra situación en la vida donde el final de la vida de una persona inocente sea la respuesta a una dificultad”, afirmó.

En ese sentido, recordó que la Iglesia Católica nunca ha enseñado que la vida del niño en el útero “debe preferirse a la de la madre”, porque un médico “puede dar cualquier tratamiento que sea necesario para la madre o el niño sin intención deliberadamente de dañar al otro”.

“Nunca más volveremos a tener un voto más importante. No hay causa más noble que defender a aquellos que no pueden defenderse por sí mismos. Nunca antes en la historia habíamos tenido tanta evidencia científica de que el bebé por nacer es, de hecho, un ser humano vivo y que respira”, concluyó el obispo.

Finalmente, en su carta pastoral, el Obispo de Raphoe, Mons. Alan McGuckian, también recordó que “como católicos, todos nos aferramos a la sacralidad absoluta de toda la vida desde la concepción hasta la muerte natural”.

En su mensaje dijo que la vida es un derecho fundamental de todo ser humano, que no es otorgado por “la Constitución irlandesa ni ninguna ley”.

“En nuestros días vemos más claramente que nunca cómo todo comienza en la concepción. No hay una etapa posterior en el desarrollo de un bebé en la que podamos decir; ‘Hasta ahora el feto no es una persona y ahora se ha convertido en un bebé’. Todo lo que necesita es tiempo y nutrición”, argumentó el obispo.

En ese sentido, dijo que la evidencia científica nunca fue más clara de lo que es ahora.

“El conocimiento sobre el misterioso funcionamiento del ADN y la increíblemente vívida evidencia de imágenes de ultrasonido de personas pequeñas en las primeras semanas en el útero deberían hacernos más comprometidos que nunca con la protección de la vida no nacida. Algo está sucediendo en la psique nacional. ¿Es realmente lo que queremos?”, se preguntó Mons. McGuckian.

Por otra parte, mencionó que si un embarazo representa una grave crisis para la madre y su familia, sea cual sea la circunstancia, “una sociedad compasiva hará todo lo que esté a su alcance para apoyar y amar a la madre y al bebé, y alentar el apoyo responsable de los padres”.

“Esta visión de la vida tiene sentido para personas de todas las religiones y ninguna. Si bien se enriquece con nuestra fe católica, es nuestra humanidad común lo que nos convence del derecho a la vida de todo ser humano”, afirmó el Prelado.

Además invitó en las próximas semanas a orar “fervientemente para que el pueblo de Irlanda ‘escoja la vida’ y para que las vidas de todas las mujeres y sus niños por nacer siempre sean amadas, valoradas, bienvenidas y respetadas en este país”.

Etiquetas: AbortoNo al AbortoIrlandareferendoreferéndumSí a la Vidaobispos de IrlandaAborto en Irlanda


Deja un comentario

Argentina: multitudinarias manifestaciones en favor de la vida.

El Domingo de Ramos fue una proclama a favor de la vida

Martes 27 Mar 2018 | 12:30 pm

Buenos Aires (AICA): Las celebraciones del Domingo de Ramos, con la que los cristianos inician la Semana Santa, se convirtieron en una proclama a favor de la vida en toda su extensión, desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. Los obispos alzaron su voz frente al debate por la despenalización del aborto y junto con las comunidades diocesanas gritaron: “Vale toda vida”.

En sus homilías, los prelados destacaron el sentido profundo de la Semana Santa e hicieron una exhortación fuerte a cuidar la vida.

Mons. Adolfo Canecin (Goya): “Decimos sí a la vida y no al atentado contra la vida, no al aborto y a la eutanasia y todo atentado a la vida humana, queremos asumir que la gloria de Dios es el hombre viviente, es la gloria, por eso sí a la vida y por eso no al aborto y todo atentado contra la vida y los derechos humanos en todas las etapas… En este Domingo de Ramos volvemos a proclamar el sí a la vida”.

Mons. Fernando Croxatto (Neuquén): “Creo que el Estado tiene que poner la mirada ahí, porque no se puede tratar como objeto a alguien que es sujeto; el embrión es un sujeto. Si por los problemas que nos surgen a través de la vida tenemos que eliminar a alguien, eso habla de la gran pobreza que somos como país. No tratemos como objeto a quien es sujeto y los problemas hay que enfrentarlos con grandeza como nación, para repensar y reformular caminos para atender a tantas situaciones complejas que viven las mujeres en el embarazo”.

Mons. Juan Rubén Martínez (Posadas): “Desde el cigoto hay vida, no es la parte de un cuerpo que puede ser sacado. Allí en el cigoto hay una vida nueva que debe ser defendida y respetada siempre. Tenemos como cristianos que cuidar a la madre, sobre todo aquellas que sufren alguna situación de dolor y repensar que opción sería para una sociedad que no le importa la vida, nuestras acciones. Queremos unirnos a tantos hermanos, manifestando que queremos decirle que si a la Vida, y no a la muerte”.

Mons. Marcelo Martorell (Puerto Iguazú): “La vida naciente siempre fue un orgullo y una alegría para nuestras familias en cualquier circunstancia que hubiera ocurrido la concepción porque se reconoce a la vida como un don de Dios. Hoy el derecho del niño en el vientre no es respetado y se pretende que el niño es propiedad de la madre y que ella puede decidir lo que quiera sobre esta vida en sus entrañas”.

Mons. Hugo Santiago (San Nicolás de los Arroyos): “Quiero creer que seremos creativos en el amor para acompañar y contener mejor, desde el Estado y la sociedad a las mamás vulnerables. Quiero soñar con una ley de adopción desburocratizada, ágil y segura, que ante tantas parejas que ansían un hijo que no pueden tener, sea un puente con las mamás que por diversas circunstancias no podrán hacerse cargo del hijo que llevan en sus entrañas”. Texto completo de la homilía

Mons. Pedro María Laxague (Zárate-Campana): “Pongamos toda nuestra esperanza, toda nuestra fe, nuestras ganas de que haya vida y que nuestra Nación recobre la alegría de vivir y no busque llevarnos por caminos de muerte, como posibles soluciones a los dramas que existen, que no hay que negarlos, que hay que afrontarlos, hay que buscarle la vuelta. Pongámoslo en las manos de Jesús. Sin Jesús, no haremos nada”.+


Deja un comentario

Penalización del aborto en El Salvador y actitud ONU

La ONU aplaude la excarcelación de una salvadoreña condenada a 30 años de prisión tras sufrir un aborto espontáneo

UNICEF/Pirozzi
En El Salvador, al menos 25 mujeres cumplen sentencias de larga duración relacionadas con complicaciones del embarazo o con el aborto

16 Febrero 2018

Teodora Vásquez pasó más de 10 años en prisión.  El portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos urgió a las autoridades salvadoreñas a revisar al menos 25 casos de mujeres que cumplen sentencias de larga duración relacionadas con el aborto o complicaciones del embarazo..

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos aplaudió este viernes la puesta en libertad  de una mujer salvadoreña que cumplía una condena de 30 años por homicidio agravado después de que su bebé naciera muerto tras sufrir un aborto espontáneo.

Teodora Vásquez ha pasado más de 10 años en prisión, de la que salió ayer tras la conmutación de la sentencia por parte de la Corte Suprema de Justicia.

El portavoz del Alto Comisionado, Rupert Colville, consideró que esta situación podría facilitar la salida de la cárcel de otras mujeres que se encuentran en una situación similar.

Instamos a las autoridades de El Salvador a revisar al menos 25 casos de mujeres que cumplen sentencias de larga duración relacionadas con complicaciones del embarazo o con el aborto”, dijo.

El Alto Comisionado, Zeid Ra’ad Al-Hussein, propuso la revisión de esos casos por parte de un Comité Ejecutivo de Expertos compuesto por miembros nacionales e internacionales, durante su reciente misión a El Salvador el pasado mes de noviembre.

Colville reiteró el llamamiento previamente efectuado para que El Salvador elimine la prohibición del aborto de acuerdo con sus obligaciones humanitarias internacionales.


Deja un comentario

Sobre la absolución del pecado del aborto. Y cifras del año jubilar en Roma y en el mundo.

Aborto; monseñor Fisichella: cambiará el derecho canónico

¿Críticas al Papa? «No veo por qué debería haber miedos para dar la facultad de absolución a los sacerdotes, que son ministros de la reconciliación». Por el Jubileo, 21 millones de peregrinos fueron a Roma
ANSA

Monseñor Rino Fisichella durante la presentación de la carta apostólica “Misericordia et misera”

79
0
Pubblicato il 21/11/2016
Ultima modifica il 21/11/2016 alle ore 15:04
IACOPO SCARAMUZZI
CIUDAD DEL VATICANO

Con la decisión del Papa de extender definitivamente la facultad de todos los sacerdotes (excepcionalmente introducida durante el año jubilar) de absolver a las personas que hayan cometido el «pecado grave» del aborto, se actualizará también el derecho canónico. Lo explicó el responsable del Año santo de la Misericordia, monseñor Rino Fisichella, durante la presentación de la Carta apostólica «Misericordia et misera», con la que Francisco cerró el Jubileo (del 8 de diciembre de 2015 al veinte de noviembre de 20016).«Hasta la fecha, el derecho canónico prevé que el pecado de aborto sea facultad del obispo de la diócesis, en algunos momentos el obispo delega a algunos o incluso a todos los sacerdotes de su diócesis la absolución de este pecado», explicó el arzobispo presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización. «En cambio, durante el Jubileo, Papa Francisco dio facultad a todos los sacerdotes de poder absolver de este pecado como signo concreto de que la misericordia de Dios no conoce límites, no conoce obstáculos, y entonces también las personas que incurrieron en este pecado (sobre el que el Papa insiste que es extremadamente grave) y que se arrepintieron no pueden encontrar ningún obstáculo para obtener el perdón de Dios». El derecho canónico «es un conjunto de leyes y, desde el momento en el que hay una disposición del Papa que modifica el dictado de la ley, se debe necesariamente cambiar el artículo relacionado con esa específica disposición». En particular, con la absolución, explicó el arzobispo, ya no existe la «excomunión “latae sententiae”». La medida, continuó Fisichella respondiendo a los periodistas, es, además de la mujer, para los «médicos, enfermeros, quienes sostienen el aborto», que se arrepientan: «El pecado nos toca a todos, y entonces, también el perdón es omnicomprensivo, es para todos los actores».

¿El Papa no teme las críticas tras esta decisión?. «No veo por qué debería haber miedos para dar la facultad de absolución a todos los sacerdotes, quienes justamente por ser sacerdotes son ministros de la reconciliación y del perdón», respondió Fisichella. «Es una forma mediante la que se indica el recorrido de la Iglesia tal y como la imagina Papa Francisco, siguiendo la huella de sus predecesores, es decir salir al encuentro de todos: lo importante es que las personas se arrepientan. Recordemos que el Papa insiste con toda la fuerza que el aborto es pecado grave, y también, con la misma fuerza, que no hay pecado que Dios no pueda perdonar».
Justamente en la carta a monseñor Fisichella con la que, el primero de septiembre de 2015, concedía la indulgencia en vista del Jubileo que comenzó el ocho de diciembre de ese mismo año, el Papa explicaba de esta manera su decisión, ahora permanente: « Uno de los graves problemas de nuestro tiempo es, ciertamente, la modificación de la relación con la vida. Una mentalidad muy generalizada que ya ha provocado una pérdida de la debida sensibilidad personal y social hacia la acogida de una nueva vida. Algunos viven el drama del aborto con una consciencia superficial, casi sin darse cuenta del gravísimo mal que comporta un acto de ese tipo. Muchos otros, en cambio, incluso viviendo ese momento como una derrota, consideran no tener otro camino por donde ir. Pienso, de forma especial, en todas las mujeres que han recurrido al aborto. Conozco bien los condicionamientos que las condujeron a esa decisión. Sé que es un drama existencial y moral. He encontrado a muchas mujeres que llevaban en su corazón una cicatriz por esa elección sufrida y dolorosa. Lo sucedido es profundamente injusto; sin embargo, sólo el hecho de comprenderlo en su verdad puede consentir no perder la esperanza. El perdón de Dios no se puede negar a todo el que se haya arrepentido, sobre todo cuando con corazón sincero se acerca al Sacramento de la Confesión para obtener la reconciliación con el Padre».

Durante la conferencia de prensa de hoy, monseñor Fisichella ofreció también algunos datos sobre el Jubileo que acaba de concluir. «Hoy podemos afirmar con datos seguros que participaron en el Jubileo, aquí en Roma, 21.292.926 peregrinos», dijo el religioso refiriéndose a «todos los eventos jubilares» de la capital italiana. En el caso particular de San Pedro, los turistas «tenían otro acceso con respecto a los fieles», por lo que no fueron calculados, aunque no se puede excluir que entre los fieles contados haya habido «curiosos, personas de la fe germinal». Como se sabe, además, «por primera vez en la historia de los Jubileos, este Año Santo tenía un carácter universal. En todo el mundo se abrieron las Puertas de la Misericordia como testimonio de que el amor de Dios no puede conocer ninguna frontera», y «en los países en los que el catolicismo está más profundamente arraigado, el porcentaje de los fieles que atravesaron la puerta santa superó el 80% del número de católicos totales». A nivel global, «se pudo estimar una participación promedio de entre el 56% y el 62% de la población católica en conjunto», es decir «entre 700 y 850 millones de fieles que atravesaron» alguna de las puertas santas de todo el mundo. A este dato también habría que sumar, explicó, «los fieles que atravesaron las Puertas de la Misericordia, abiertas en los santuarios y en  los lugares de peregrinaje de todo el mundo». «La suma de estos datos —continuó—, por lo tanto, lleva a un resultado de más de 900, 950 millones de fieles en conjunto que atravesaron la Puerta Santa en todo el mundo».

Monseñor Fisichella recordó que el Jubileo de la Misericordia comenzó el 8 de diciembre de 2015, «bajo un ataque de violencia inaudita en Europa», el de París del 13 de noviembre de ese año, y «el miedo desanimó desde el principio a muchos» de ponerse en camino hacia Roma. Pero con el paso del tiempo y gracias a una adecuada intervención de las autoridades, los peregrinos pudieron «vivir con tranquilidad y entusiasmo su experiencia jubilar».


Deja un comentario

Papa Francisco. Protección de la vida humana

Papa Francisco: Que el diagnóstico prenatal no se use para selección de bebés

Imagen referencial / Foto: Flickr de Miss Mac (CC-BY-NC-SA-2.0)

Imagen referencial / Foto: Flickr de Miss Mac (CC-BY-NC-SA-2.0)

VATICANO, 25 May. 16 / 05:01 pm (ACI/EWTN Noticias).- Difundir una ciencia “que se haga servicio y no selección”, fue el pedido del Papa Francisco a los participantes del congreso “Defender la vida: el hospice perinatal como respuesta científica ética y humana al diagnóstico prenatal”, realizado este miércoles en el Policlínico Universitario Agostino Gemelli.

El Santo Padre envió su mensaje a través del Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin. En el texto, Francisco expresa su esperanza de que se alcancen “nuevas metas en el servicio de la persona y en el progreso de la ciencia médica, teniendo siempre como punto de referencia a los perennes valores humanos y cristianos, para dar respuesta a la pobreza máxima, como es la de los niños con graves patologías, con el máximo amor, difundiendo una concepción de la ciencia que se haga servicio y no selección”.

Organizaciones pro vida han denunciado que en ocasiones el diagnóstico prenatal es usado para practicar el aborto eugenésico, con el fin de eliminar a aquellos fetos con malformaciones o anomalías. Usualmente las víctimas de esta práctica son los no nacidos que presentan Síndrome de Down.

El Papa agradeció al personal del Policlínico Gemelli por su labor e invitó “al compromiso diario en la actuación del proyecto de Dios sobre la vida, protegiéndola con valor y amor, con cercanía y proximidad, distanciándose de la cultura del descarte que solo propone itinerarios de muerte que piensan eliminar el sufrimiento eliminando a los que sufren”.

El mensaje fue enviado a Mons. Claudio Giuliodori, asistente eclesiástico general de la Universidad Católica del Sagrado Corazón a la que pertenece el Policlínico.

El término “hospice” perinatal hace referencia a la medicina fetal y a las curas paliativas prenatales, así como al acompañamiento del feto como paciente, incluso en las condiciones patológicas más extremadas.