Loiola XXI

Lugar de encuentro abierto a seguidor@s de S. Ignacio de Loyola esperando construir un mundo mejor


Deja un comentario

La Navidad vista desde Venezuela. Por Luis Ugalde S.J.

Luis Ugalde
Y mandó a matar al niño
EL NACIONAL
14/12/2017
Los evangelios de los días navideños y de la infancia de Jesús
están llenos de simbolismos que los liberan de los estrechos barrotes
de tiempo y espacio y les dan especial significación para la condición
y sentido humano de todos los tiempos y pueblos. Tienen gran fuerza
inspiradora y luz para la humanidad que a tientas se busca a sí misma.

Herodes mandó matar al niño anónimo, nacido en los márgenes
del pueblo de Belén. ¿Qué le había hecho ese niño al rey que nunca lo
había visto? Herodes era el poder y el niño naciente el antipoder, sin
fuerza, ni prestigio; pura necesidad, como todo niño, con el único poder
de hacerse querer. Por el contrario, para el rey dominante el poder
lo es todo y el niño nada.
Todo reino de este mundo es poder que domina y se impone.
Pero ese niño de Belén un día dirá que no es cierto, porque en el
mundo también está actuando un reino que no es de este mundo,
que no tiene ejércitos, ni espadas, ni tanques, que es una semilla
mínima que germina y se hace árbol que acoge y no oprime. Toda
persona experimenta esta verdad íntima donde resuena la paz del
encuentro, el reconocimiento de los otros como nos-otros, la justicia
que no aplasta sino que va llenando la búsqueda humana y la capacidad
de domar el poder y ponerlo al servicio de la vida.
Ese niño dirá que la eterna búsqueda humana de realización
plena no es vana ilusión, sino verdad. El deseo de ser como Dios y de
alcanzar el cielo con la mano, el paraíso para cuya conquista se hicieron
revoluciones y corrieron torrentes de sangre y de sueños, tienen
un camino distinto: estamos llamados a ser como dioses, pero sin
ejércitos, ni armas, ni dominación que destruye al otro, sino dioses
como dios-amor, cuyo rostro humano es ese niño de Belén y de todos
los niños. Por eso Herodes los mandó a matar.
Hoy en Venezuela el poder está matando a los niños, a los débiles,
a los que claman por medicinas y comida, a los que quieren convertir
los tanques en arados para la siembra y los bombarderos en
escuelas para el bien. Ese niño se atreverá a decir que lo que buscamos
todos, lo encuentra el que da su vida al otro, para que la tengan
ambos. Dirá que Dios es amor y que nadie tiene más amor que el que
da la vida. Por eso él –Hijo del Hombre e Hijo de Dios– es vida, porque
da su vida…
Nos dice también que nunca nadie ha visto a Dios, pero donde
unos ayudan a otros ahí está Dios (1Juan 4, 12). Que en definitiva
gana la vida quien tiende la mano al hambriento, al sediento, al enfermo,
al preso, al perseguido y desterrado … y trabaja para arrancar
de raíz esas negaciones (Mateo 25). Así nos encontramos con Diosamor
y nos encontramos “nos-otros”.
Ese niño reconoce que los humanos nos matamos unos a otros
como lobos (como lo dirá Hobbes 1.630 años después), pero también
somos portadores de la semilla, el deseo y la capacidad de hacernos
hermanos. Sin esa hermandad, sin esa fraternidad, que reconoce y
ama al otro como a uno mismo, nada es posible, ni familia, ni empresa,
ni nación, ni la humanidad realmente humana.
El poder autoabsolutizado ayer y hoy manda a matar al niño y
desterrar el amor. Es lo que vivimos trágicamente en Venezuela, en
esta “revolución” que empezó con deseo de construir el paraíso de
fraternidad, pensando que el camino era destruir a la otra mitad del
país y repartir la infinita herencia petrolera. La verdad de nuestra Navidad
es que el omnipotente gobierno se derrumba porque con él
mueren los niños, se llenan las cárceles, se derrumban los hospitales
y se van errantes los jóvenes. El fracasado gobierno que en el saqueo
petrolero se ha robado (según confesión de ellos) no menos de
30.000 millones de dólares (al cambio libre actual Bs.
3.000.000.000.000.000), se roba la vida de millones de niños, de enfermos,
de hambrientos y la alegría de miles de escuelas y de empre-
sas productivas. Según confiesan los que fueron poderosos ministros
y vicepresidentes, esos 30.000 millones de dólares, con otros robos,
corrupciones e ineptitudes, superaron 130.000 millones de dólares.
Pero Herodes se aferra al poder, y para atornillarse en el infierno actual
manda matar al Niño que es verdad, camino y vida.
¡Feliz Navidad! Donde todo puede faltar menos esperanza y
amor.

 

 

 

 

Luis Ugalde Y mandó a matar al niño EL NACIONAL 14/12/2017 Los evangelios de los días navideños y de la infancia de Jesús están llenos de simbolismos que los liberan de los estrechos barrotes de tiempo y espacio y les dan especial significación para la condición y sentido humano de todos los tiempos y pueblos. Tienen gran fuerza inspiradora y luz para la humanidad que a tientas se busca a sí misma. Herodes mandó matar al niño anónimo, nacido en los márgenes del pueblo de Belén. ¿Qué le había hecho ese niño al rey que nunca lo había visto? Herodes era el poder y el niño naciente el antipoder, sin fuerza, ni prestigio; pura necesidad, como todo niño, con el único poder de hacerse querer. Por el contrario, para el rey dominante el poder lo es todo y el niño nada. Todo reino de este mundo es poder que domina y se impone. Pero ese niño de Belén un día dirá que no es cierto, porque en el mundo también está actuando un reino que no es de este mundo, que no tiene ejércitos, ni espadas, ni tanques, que es una semilla mínima que germina y se hace árbol que acoge y no oprime. Toda persona experimenta esta verdad íntima donde resuena la paz del encuentro, el reconocimiento de los otros como nos-otros, la justicia que no aplasta sino que va llenando la búsqueda humana y la capacidad de domar el poder y ponerlo al servicio de la vida. Ese niño dirá que la eterna búsqueda humana de realización plena no es vana ilusión, sino verdad. El deseo de ser como Dios y de alcanzar el cielo con la mano, el paraíso para cuya conquista se hicieron revoluciones y corrieron torrentes de sangre y de sueños, tienen un camino distinto: estamos llamados a ser como dioses, pero sin ejércitos, ni armas, ni dominación que destruye al otro, sino dioses como dios-amor, cuyo rostro humano es ese niño de Belén y de todos los niños. Por eso Herodes los mandó a matar. Hoy en Venezuela el poder está matando a los niños, a los débiles, a los que claman por medicinas y comida, a los que quieren convertir los tanques en arados para la siembra y los bombarderos en escuelas para el bien. Ese niño se atreverá a decir que lo que buscamos todos, lo encuentra el que da su vida al otro, para que la tengan ambos. Dirá que Dios es amor y que nadie tiene más amor que el que da la vida. Por eso él –Hijo del Hombre e Hijo de Dios– es vida, porque da su vida… Nos dice también que nunca nadie ha visto a Dios, pero donde unos ayudan a otros ahí está Dios (1Juan 4, 12). Que en definitiva gana la vida quien tiende la mano al hambriento, al sediento, al enfermo, al preso, al perseguido y desterrado … y trabaja para arrancar de raíz esas negaciones (Mateo 25). Así nos encontramos con Diosamor y nos encontramos “nos-otros”. Ese niño reconoce que los humanos nos matamos unos a otros como lobos (como lo dirá Hobbes 1.630 años después), pero también somos portadores de la semilla, el deseo y la capacidad de hacernos hermanos. Sin esa hermandad, sin esa fraternidad, que reconoce y ama al otro como a uno mismo, nada es posible, ni familia, ni empresa, ni nación, ni la humanidad realmente humana. El poder autoabsolutizado ayer y hoy manda a matar al niño y desterrar el amor. Es lo que vivimos trágicamente en Venezuela, en esta “revolución” que empezó con deseo de construir el paraíso de fraternidad, pensando que el camino era destruir a la otra mitad del país y repartir la infinita herencia petrolera. La verdad de nuestra Navidad es que el omnipotente gobierno se derrumba porque con él mueren los niños, se llenan las cárceles, se derrumban los hospitales y se van errantes los jóvenes. El fracasado gobierno que en el saqueo petrolero se ha robado (según confesión de ellos) no menos de 30.000 millones de dólares (al cambio libre actual Bs. 3.000.000.000.000.000), se roba la vida de millones de niños, de enfermos, de hambrientos y la alegría de miles de escuelas y de empre- sas productivas. Según confiesan los que fueron poderosos ministros y vicepresidentes, esos 30.000 millones de dólares, con otros robos, corrupciones e ineptitudes, superaron 130.000 millones de dólares. Pero Herodes se aferra al poder, y para atornillarse en el infierno actual manda matar al Niño que es verdad, camino y vida. ¡Feliz Navidad! Donde todo puede faltar menos esperanza y amor.

Anuncios


Deja un comentario

El Papa en la capital de Myanmar. Crónica.

Francisco se encuentra con Aung San Suu Kyi en la “ciudad fantasma”

El Papa en la capital-fortaleza de Myanmar: dos encuentros cara a cara con la cúpula política del país, antes del discurso a las autoridades políticas
AP

Francisco se encuentra con Aung San Suu Kyi

61
0
Pubblicato il 28/11/2017
Ultima modifica il 28/11/2017 alle ore 11:31
ANDREA TORNIELLI
ENVIADO A NAY PYI TAW

El Papa Francisco llegó a Nay Pyi Taw, la capital de Myanmar, la ciudad-fortaleza que parece una ciudad fantasma y en donde desde 2005 reside el centro del poder político y militar del país. Dos encuentros a puertas cerradas para el Pontífice: el del palacio presidencial con el presidente de la República, Htin Kyaw, que recibió al Pontífice bajo el sol en la gran explanada verde, y el encuentro con la Consejera de Estado y Ministra del Exterior, Aung San Suu Kyi, que se llevó a cabo en la sala del cuerpo diplomático del mismo palacio. Dos visitas de cortesía antes del discurso a las autoridades políticas del país.

 

 

El Pontífice en el Palacio presidencial con el presidente de la República, Htin Kyaw (foto: Andrea Tornielli)

 

La ciudad de Nay Pyi Taw, completamente diseñada y que surgió de la nada en pocas décadas, cuenta con varios complejos. Los palacios del poder se encuentran en una colina rodeada por un foso enorme, atravesado por grandes puentes de metal. Fue estudiada para garantizar la seguridad de quienes están en el poder y permitir vías de fuga, gracias a las enormes calles que tiene: la que rodea el palacio presidencial tiene 20 carriles; las demás solamente 8, pero todas ellas permiten el aterrizaje o el despegue de vehículos militares.

 

 

Uno de los puentes de la “ciudad prohibida” (foto: Andrea Tornielli)

 

Los barrios residenciales, en donde viven los habitantes de la capital “fantasma” (oficialmente más de un millón) están mimetizados en grandes zonas rodeadas por agua, sumergidas en el verde, con edificios de cuatro o cinco pisos y rejas en las ventanas. Grandes hoteles semidesiertos constelan la zona, además de museos y áreas para exposiciones. Por las calles hay muy pocos automóviles, lo contrario de Rangún, la vieja capital, en la que siempre hay tráfico. También los autobuses con los periodistas que viajan con el Papa, a pesar de la escolta de la policía, tuvieron dificultades para llegar al aeropuerto, pues se quedaron embotellados entre los coches.

 

Nada de todo esto sucede en la capital, ciudad prohibida a los periodistas occidentales por motivos de seguridad.


Deja un comentario

E Papa critica las colonizaciones culturales.

“Las colonizaciones culturales quitan libertades. Como las dictaduras”
El Papa en Santa Marta: anulan la memoria reduciéndola a “fábulas”, adoctrinan a los jóvenes; promueven en las escuelas “libros que cancelan todo lo que Dios ha creado”

El Papa argentino

46
0
Pubblicato il 23/11/2017
Ultima modifica il 23/11/2017 alle ore 15:43
DOMENICO AGASSO JR.
CIUDAD DEL VATICANO

Cancelan la memoria, adoctrinan a los jóvenes. Anulan las libertades. El Papa Francisco volvió a condenar de esta manera las colonizaciones culturales e ideológicas de todos los tiempos, durante la homilía de la Misa matutina de hoy, 23 de noviembre de 2017, en la capilla de la Casa Santa Marta. Según indicó la Radio Vaticana, el Papa las identificó también con las dictaduras europeas del siglo pasado.

 

Cada vez que en la tierra surge una nueva dictadura cultural o ideológica es una “colonización”, afirmó el Pontífice. “Piensen sin dar nombres – dijo Francisco – en lo que hicieron las dictaduras del siglo pasado en Europa” y en las “escuelas de adoctrinamiento” que nacieron “se quita la libertad, se deshace la historia, la memoria del pueblo y se impone un sistema educativo a los jóvenes. Todos, todos hacen así. Todas, todas hacen así. Incluso con guantes blancos, algunos, no sé, un país, una nación, pide un préstamo, “no, yo te doy, pero tú, en las escuelas, debes enseñar esto, esto, esto”, y te indican los libros; libros que borran todo lo que Dios ha creado y cómo lo ha creado. Borran las diferencias, borran la historia: a partir de hoy se comienza a pensar así. El que no piensa así, es dejado de lado, e incluso perseguido”.

 

El Obispo de Roma reafirmó que también en Europa sucedió lo mismo, donde “los que se oponía a las dictaduras genocidas, eran perseguidos”, eran amenazados y privados de la libertad, lo que corresponde después “a otra forma de tortura”. Y además de la libertad, las colonizaciones ideológicas y culturales quitan la memoria, reduciéndola a “fábulas”, a “mentiras”, a “cosas de viejos”.

 

Al recordar al respecto la figura de la madre de los Macabeos que exhorta a sus hijos a mantenerse firmes frente al martirio, el Pontífice subrayó el papel único de la mujer en la custodia de la memoria y de las raíces históricas.

 

“Custodiar la memoria: la memoria de la salvación, la memoria del pueblo de Dios, aquella memoria que hacía fuerte la fe de este pueblo perseguido por esta colonización ideológico-cultural. La memoria –subrayó Francisco– es la que nos ayuda a vencer cada sistema educativo perverso. Recordar. Recordar los valores, recordar la Historia, recordar las cosas que hemos aprendido. Y después a la mamá. La mamá que hablaba dos veces (dice el texto) “en la lengua de los padres”: hablaba en dialecto. Y no hay ninguna colonización cultural que pueda vencer el dialecto”.

 

La “ternura femenina” y la “valentía viril” de la madre de los Macabeos que se hace fuerte gracias a las raíces históricas de la lengua de los Padres en la defensa de sus hijos y del Pueblo de Dios, hace pensar – observó el Papa – que “sólo la fuerza de las mujeres es capaz de resistir a una colonización cultural”. Son ellas, las mamás y las mujeres, las que custodian la memoria, el dialecto, “capaces de defender la historia de un pueblo” – y añadió Francisco – capaces “de transmitir la fe” que “después los teólogos explicarán”.

 

El pueblo de Dios, explicó “ha ido adelante gracias a la fuerza de tantas mujeres buenas, que han sabido dar a sus hijos la fe. Y sólo ellas (las mamás) saben transmitir la fe en dialecto. Que el Señor nos dé siempre la gracia, en la Iglesia, te tener memoria, de no olvidar el dialecto de los padres y de tener mujeres valerosas”.


Deja un comentario

Pekín y Vaticano en un proyecto cultural bilateral.

Acercamiento entre Santa Sede y China mediante exposición simultánea en Vaticano y Pekín

Por Miguel Pérez Pichel

El Vaticano y la Ciudad Prohibida de Pekín. Foto: ACI Prensa y Flickr

El Vaticano y la Ciudad Prohibida de Pekín. Foto: ACI Prensa y Flickr

VATICANO, 21 Nov. 17 / 07:36 am (ACI).- Los Museos Vaticanos y el Museo de la Ciudad Prohibida de Pekín presentaron una exposición simultánea que tendrá lugar en primavera de 2018 mediante la cual se pretende construir un puente cultural que se convierta en una pieza central de las relaciones entre la Ciudad del Vaticano y la República Popular China.

En la presentación de la exposición, que tuvo lugar este martes 21 de noviembre en la sala de prensa de la Santa Sede, Zhu Jiancheng, Secretario General de la China Culture Investment Found, institución que, junto con el Vaticano, se encarga de la organización de la muestra, mostró su satisfacción por esta iniciativa.

“Estoy firmemente convencido de que esta exposición simultánea chino-vaticana abrirá un nuevo capítulo en el intercambio cultural entre el pueblo chino y el Vaticano, con el fin de que ayude al acercamiento y a la comprensión entre dos países con una profunda tradición cultural”, aseguró.

Afirmó que “este evento tiene un significado muy importante en la promoción de la mutua comprensión y en la confianza recíproca entre las dos partes”.

En este sentido, insistió en que “se trata de un evento que supera las fronteras y el tiempo, que une culturas y que fortalecerá la amistad entre China y el Vaticano, además de favorecer la normalización de las relaciones diplomáticas entre China y el Vaticano”.

En la exposición tendrá un peso especial la obra del reconocido pintor chino Yan Zhang, dos de cuyas obras se cedieron al Vaticano el 31 de mayo de 2017.

“En este momento histórico de fuerte empeño para desarrollar las relaciones civiles entre China y el Vaticano quisiera expresar nuestro sincero homenaje de verdadera amistad a Su Santidad el Papa Francisco y a todos aquellos que han contribuido a los intercambios culturales”, señaló.

Explicó que “las dos muestras representan los dos extremos de un puente de diálogo y civilización. Como mensajero de este intercambio cultural, es para mí un placer y un privilegio transmitir los saludos y la amistad del pueblo chino”.

El artista chino consideró un honor que sus obras Cradling Arm y Iron Staff, de la serie de obras que con el tema de “Naturaleza y Religión” desarrolló en los últimos 20 años, se hayan sumado a la colección permanente de los Museos Vaticanos tras la cesión realizada el 31 de mayo de 2017. “Son las obras que mejor representan todos mis trabajos y reflexiones”, aseguró.


Deja un comentario

Acercamiento cultural entre Santa Sede y China.

Acercamiento entre Santa Sede y China mediante exposición simultánea en Vaticano y Pekín

Por Miguel Pérez Pichel

El Vaticano y la Ciudad Prohibida de Pekín. Foto: ACI Prensa y Flickr

El Vaticano y la Ciudad Prohibida de Pekín. Foto: ACI Prensa y Flickr

VATICANO, 21 Nov. 17 / 07:36 am (ACI).- Los Museos Vaticanos y el Museo de la Ciudad Prohibida de Pekín presentaron una exposición simultánea que tendrá lugar en primavera de 2018 mediante la cual se pretende construir un puente cultural que se convierta en una pieza central de las relaciones entre la Ciudad del Vaticano y la República Popular China.

En la presentación de la exposición, que tuvo lugar este martes 21 de noviembre en la sala de prensa de la Santa Sede, Zhu Jiancheng, Secretario General de la China Culture Investment Found, institución que, junto con el Vaticano, se encarga de la organización de la muestra, mostró su satisfacción por esta iniciativa.

“Estoy firmemente convencido de que esta exposición simultánea chino-vaticana abrirá un nuevo capítulo en el intercambio cultural entre el pueblo chino y el Vaticano, con el fin de que ayude al acercamiento y a la comprensión entre dos países con una profunda tradición cultural”, aseguró.

Afirmó que “este evento tiene un significado muy importante en la promoción de la mutua comprensión y en la confianza recíproca entre las dos partes”.

En este sentido, insistió en que “se trata de un evento que supera las fronteras y el tiempo, que une culturas y que fortalecerá la amistad entre China y el Vaticano, además de favorecer la normalización de las relaciones diplomáticas entre China y el Vaticano”.

En la exposición tendrá un peso especial la obra del reconocido pintor chino Yan Zhang, dos de cuyas obras se cedieron al Vaticano el 31 de mayo de 2017.

“En este momento histórico de fuerte empeño para desarrollar las relaciones civiles entre China y el Vaticano quisiera expresar nuestro sincero homenaje de verdadera amistad a Su Santidad el Papa Francisco y a todos aquellos que han contribuido a los intercambios culturales”, señaló.

Explicó que “las dos muestras representan los dos extremos de un puente de diálogo y civilización. Como mensajero de este intercambio cultural, es para mí un placer y un privilegio transmitir los saludos y la amistad del pueblo chino”.

El artista chino consideró un honor que sus obras Cradling Arm y Iron Staff, de la serie de obras que con el tema de “Naturaleza y Religión” desarrolló en los últimos 20 años, se hayan sumado a la colección permanente de los Museos Vaticanos tras la cesión realizada el 31 de mayo de 2017. “Son las obras que mejor representan todos mis trabajos y reflexiones”, aseguró.


Deja un comentario

Vaticano: el Papa entrega los premios Ratzinger

El Papa entregó el Premio Ratzinger

 

En el marco de la VII edición del “Premio Ratzinger”, que tiene entre sus actividades la promoción de la investigación teológica y el compromiso cultural animado por la fe y por el impulso del espíritu hacia Dios, como recordó el Papa Francisco, fueron premiados los tres galardonados de este año: los alemanes Theodor Dieter, teólogo luterano comprometido en el dialogo ecuménico, y Karl-Heinz Menke, teólogo y sacerdote católico, gran conocedor del pensamiento de Joseph Ratzinger, así como Arvo Pärt, cristiano ortodoxo, compositor musical estonio dedicado principalmente a la música sacra.  A ellos junto a todos los miembros de la Fundación, Francisco quiso saludar, dirigiendo antes un “afectuoso e intenso pensamiento” al Papa emérito Benedicto XVI.

Su oración y su presencia discreta y alentadora nos acompañan en el camino común; su obra y su magisterio continúan siendo una herencia viva y preciosa para la Iglesia y para nuestro servicio.

El Pontífice invitó a la Fundación Ratzinger a “continuar con el compromiso, estudiando y profundizando esta herencia y al mismo tiempo mirando hacia adelante, para valorizar la fecundidad ya sea con la exégesis de los escritos de Joseph Ratzinger, así como para continuar – según su espíritu – el estudio y la búsqueda teológica y cultural, también entrando en los campos nuevos en los que la cultura actual solicita la fe al dialogo”. De este dialogo el espíritu humano tiene siempre necesidad urgente y vital: tiene necesidad la fe, que se abstrae si no se encarna en el tiempo; tiene necesidad la razón, que se deshumaniza si no se eleva al Trascendente, observó el Papa Bergoglio.

“Joseph Ratzinger continúa siendo un maestro y un interlocutor amigo para todos aquellos que ejercitan el don de la razón para responder a la vocación humana de la búsqueda de la verdad. Cuando el Beato Pablo VI lo llamó a asumir la responsabilidad de arzobispo de Munich y Frisingen, él elige como lema ‘Cooperatores veritatis’, ‘Colaboradores de la verdad’, extrayéndolo de la Tercera carta de Juan (v. 8). Estas palabras expresan bien el sentido completo de su obra y de su ministerio. Este lema campea sobre los diplomas de los Premios que he entregado, para dar a entender que también los Premiados han dedicado su vida a la altísima misión de servir a la verdad, a la diaconía de la verdad”.

El Obispo de Roma manifestó su alegría que los premiados provengan de tres confesiones cristianas, entre las cuales también aquella luterana, “con la que este año hemos vivido, constató, momentos particularmente importantes de encuentro y de camino común”.  “La verdad de Cristo no es para solistas, sino sinfónica, reflexionó el Papa: requiere colaboración dócil, compartir armonioso. Buscarla, estudiarla, contemplarla y traducirla en práctica juntos, en la caridad, nos atrae con fuerza hacia la plena unión entre nosotros: la verdad se convierte así en fuente viva de lazos de amor cada vez más estrechos”, constató, manifestando su alegría por la extensión del horizonte  del Premio que ahora incluye también a las artes, además de la teología y las ciencias a ellas naturalmente interconectadas. “Es una ampliación que corresponde bien a la visión de Benedicto XVI, que tantas veces nos ha hablado de manera tocante de la belleza como camino privilegiado para abrirnos a la trascendencia y encontrar a Dios”, finalizó Francisco.